Los polacos gastarán este año un 10

ECONOMIA Los polacos gastarán este año un 10% más en vino según un estudio

Los consumidores polacos gastarán este año un diez por ciento más en vino que en 2010, señala un estudio publicado hoy por "Rzeszpospolita", donde se prevé que las ventas de esta bebida alcancen en cinco años los 1.000 millones de euros. Lo cierto es que la crisis y el aumento del impuesto en las bebidas alcohólicas han afectado a la demanda del vino menos que a la del vodka o la cerveza, reinas indiscutibles en el país centroeuropeo, cuyas ventas han descendido sin embargo en los últimos meses. El gasto en vino ya experimentó un crecimiento del 3,8 por ciento en 2010, con ventas que ascendieron a 450 millones de euros, recuerda el diario "Rzeszpospolita". El estudio augura un futuro prometedor para el sector, que continuará su crecimiento en este país, donde el consumo de este producto sigue siendo minoritario, con 7,1 litros por habitante en 2010, muy por debajo de países como Italia (46 litros por habitante) o Alemania (26 litros). Actualmente los principales exportadores de vino a Polonia son Bulgaria, Alemania, Países Bajos y Francia, mientras que España ocupó en 2009 el sexto lugar, con algo más de 6,4 millones de litros, casi el doble que Chile, el productor latinoamericano más presente en el mercado polaco. Polonia ha aumentado en los últimos años el número de litros importados desde España, a pesar de que el vino español ha disminuido ligeramente su cuota pasando de la tercera posición en ese ranking de países en 2008 con una cuota del 9,7 por ciento, al sexto lugar en 2009 con una cuota del 9,1 por ciento. El precio sigue siendo la principal barrera para la expansión del mercado del vino, ya que al precio base de exportación hay que sumar otros costes como el transporte, aranceles, impuestos sobre el alcohol y el IVA, explicó a EFE Matías Gigaglia, representante de bodegueros argentinos en Polonia.

hacen que se decanten por los semisecos. y que por su historia están poco acostumbrados a esta bebida. EFE . más bien suaves. dice Gigaglia.Esto hace que las marcas baratas dominen el mercado y que la mayoría de polacos opten por botellas con un precio entre los cinco y siete euros. no en las comidas. ya que los secos les suelen resultar un poco fuertes". que asegura que el vino argentino es cada vez más demandado. el consumidor polaco se abre cada vez más a este producto. "Los hábitos de los polacos. optando por tintos ligeros y blancos semisecos. hasta hace poco considerado de lujo y con precios inaccesibles para la mayoría de ciudadanos. que suelen tomar el vino solo. A pesar de su coste. a pesar de que su promoción exterior ha comenzado con retraso. Fuente.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful