You are on page 1of 2

LA CONCIENCIA HUMANA

La conciencia humana es una de las temáticas mas difíciles de tratar porque en ella
encerramos toda la esencia humana; allí se esconde el pasado de los orígenes y el
misterio del ser pensante y dominante, la faceta oculta de la psiquis del hombre.-

Esta palabra connota el alma, la mente y el espíritu y reúne las características de
un ser humano; de ese individuo que domina el planeta hasta tal punto que su
identidad se pierde, se irrespeta, se ataca, con el único propósito de evitar todo lo
que lo perjudique hablando de justicia, de bien común, de paz, de tolerancia, el
sentido se tergiversa tratando de verlo siempre con individualidad, es allí donde la
conciencia entra en crisis, porque quiere entenderse como único motor del
pensamiento, mas se debería comprender que la conciencia es más que eso, es la
fuerza de la masa, es la que escribe la historia de la humanidad, la que define el
futuro, la que identifica la cu--ltura reinante, la que generaliza o individualiza los
conocimientos y al que dicta las acciones humanas.

Pero, ya hemos hablado de la conciencia; el hombre siempre ha sido consciente de
sus capacidades mentales tratando de superar las demás criaturas (flora y fauna),
pero entre estas virtudes también están las dominantes, esclavizantes, las crueles,
las que la sed de venganza se mezcla hasta tal punto que irrita, que enloquece, que
fastidia, que quiere destruir todo a su alrededor y se dan las tendencias asesinas,
no solo con los seres humanos o animales, sino con las emociones y sentimientos
de quienes nos rodean; sin saber que la conciencia nos marca, nos hace entender,
nos previene, pero no siempre le hacemos caso.

Estando en este punto sería interesante que nos intentáramos responder a un
interrogante: ¿de dónde sacamos los principios en que se basa la conciencia para
guiarnos a través de nuestras acciones?

Para comenzar, intentare responder, ya que es un tema oscuro, que al
entrometernos con nuestras ideas lo oscurecemos cada vez más, porque la verdad
aun no es revelada, mas tenemos a favor su esencia y la convicción de su
existencia.

Si la conciencia nos guía, debe tener unas bases ya predispuestas que la afirmen y
que sea como material de consulta ante cualquier acto o acción.

Platón, se acerco bastante al intento de responder esta cuestión con la exposición
del “Mito de la Caverna”, donde quiere hacer entender que para alguien que ha
vivido en la oscuridad al ver la luz, queda deslumbrado por su belleza, le asusta y
quiere volver a su cueva donde se siente protegido por la oscuridad.

Aquí podemos ver que el hombre necesita de principios que guíen la conciencia y
esto ocurre al tener nociones, conocimientos de lo que es moralmente bueno o
malo, claro está que esto es circunstancial y varía de acuerdo a nuestras
costumbres patrias, nuestra mentalidad y forma de ver y enfrentar la vida;
componentes importantes en la constitución y la construcción de una conciencia
clara y definida, el eterno ideal humano.