You are on page 1of 7

CAPITULO II

NUMEROS NATURALES

1. EL CONCEPTO INTUITIVO DE NÚMERO.

En la naturaleza distinguimos objetos y conjuntos de objetos similares entre sí; por ejemplo
un árbol y varios árboles. Ello nos lleva al concepto de unidad y de multiplicidad,
acercándonos de este modo a una noción simple de cantidad. El diccionario de la RAE
presenta varias acepciones para la palabra cantidad; una de ellas corresponde a “cierto
número de unidades”. En el mismo diccionario vemos que número es definido como
“expresión de una cantidad en relación a su unidad”. Así, tenemos un ciclo donde se define
cantidad recurriendo al término número y viceversa. El concepto de número presentado es
el primero que aprendemos cuando niños, referido a la cantidad de veces que se repite la
unidad. Asociado a este concepto está la idea de enumerar; es decir, la idea de sucesión y
de contar.

Si tenemos un conjunto de objetos que podemos individualizar o separar, podemos hacer
referencia a la cantidad de objetos de ese conjunto, es decir, al cardinal del conjunto. Lo
cual nos lleva a la idea de número cardinal y de número natural. Si asociamos la unidad a
un objeto que trozamos, podemos asociar a las partes de la unidad nuevos conceptos.

Esta acción de trozar da origen a la idea de fracción, a fracciones que se puedan comparar
entre sí y permiten la reconstitución de las unidades, poniendo atención al tamaño de los
fraccionamientos. Ello da origen a las fracciones con distinto denominador, a fracciones
equivalentes entre sí, y a la idea de número racional.

Algunos objetos de una misma especie, por ejemplo los árboles, son más grandes que otros.
Ello hizo al hombre fijar la atención no sólo de las cantidades discretas, sino en las
magnitudes, es decir, en las cantidades continuas. Los objetos tienen distintos atributos:
volumen, color, temperatura, peso, etc. Aquellos atributos que pueden ser medidos reciben
el nombre de magnitudes físicas. Es decir, las magnitudes físicas como la longitud y la
masa son propiedades de los objetos que los hacen comparables entre sí. A veces no somos
muy precisos en el vocabulario, y hablamos del tamaño de un objeto para referirnos
indistintamente a su área o a su volumen, según el contexto. Por ejemplo, al hacer
referencia al tamaño de una ventana o al tamaño de una piedra. La magnitud de un objeto se
determina comparándolo con otro objeto que se toma como referencia o unidad de medida;
esto es, midiéndolo. Estos procesos de comparación dieron origen a cantidades
inconmensurables, como por ejemplo la diagonal de un cuadrado en relación a la base del
mismo; situación que dio origen a la idea de número real.

2. EL CONCEPTO TEORICO DE NÚMERO

Objetivando relaciones
La palabra hermano no hace referencia a personas específicas, sino a la relación entre
personas. La palabra rojo, similarmente no hace referencia a un objeto particular, sino a una
propiedad que percibimos de los objetos. La idea de número hace referencia a la cantidad,
esto es, a una relación entre objetos; cuántas veces se repite un mismo tipo de objetos, o
bien cuántas veces más grande es uno que el otro. Es decir, el concepto de número no hace
referencia directa a los objetos, sino a una relación entre ellos; por ende, los números son
ideas abstractas, y su comprensión se alcanza en la objetivación de tales relaciones.

Entes que no hacen referencia a objetos

Los científicos, dos siglos atrás, se dieron cuenta que algunas teorías como la teoría
corpuscular y la teoría ondulatoria de la luz eran más bien una interpretación de los
fenómenos que la realidad misma. Lo mismo sucedió con el concepto de espacio. Así fue
como se les ocurrió la idea de crear teorías deductivas con objetos elementales, sin
relacionar esos objetos con la realidad. Ello dio origen a las teorías matemáticas modernas,
como las geometrías no euclideanas, la teoría de funciones y los sistemas numéricos.

Estas teorías matemáticas “modernas” son como los juegos, funcionan de manera
independiente de la realidad. Veamos un ejemplo. Se llamará “cadena” a cualquier
combinación de las letras “i” y “u” que se construya variando las letras de la cadena inicial
“i”, usando una o más de las siguientes reglas de manera secuencial y finita:
a) Al agregar “u” al final de una cadena, se obtiene otra cadena.
b) Si aparece “uu” como parte de una cadena, se puede eliminar “uu” para construir
otra cadena. Por ejemplo, si “iiuui” es una cadena, también lo es “iii”
c) En una cadena se puede sustituir “iii” por “u” para obtener otra cadena.
d) Al agregar a una cadena su réplica, se obtiene otra cadena. Por ejemplo, si “iuu” es
una cadena, también lo es “iuuiuu”.
Un juego consiste en demostrar que “uiu es una cadena. Es decir, podemos jugar a usar las
reglas de arriba para llegar de “i” hasta “iuu”.

Los matemáticos se enfrentan a desafíos muy similares, por ejemplo al demostrar que “la
suma de dos números pares es un número par”. Para demostrar esta propiedad usan reglas
como la propiedad distributiva, sin usar para nada la idea de dos como cantidad. Más aún,
los matemáticos a partir de cuatro o cinco reglas iniciales demuestran la veracidad de la
propiedad distributiva de la suma y muchas otras propiedades de los números.

En la teoría de los números naturales, el cero, o bien el 1, es un elemento inicial, los demás
números se construyen como en el juego de arriba, utilizando la siguiente propiedad “todo
número tiene un siguiente”. Para la construcción de las teorías de números, lo único que
importa son las relaciones entre los números, así, los significados de los números están
dados por las relaciones que se establecen entre ellos, y no por la relación que tiene con las
cantidades u otra situación de la realidad física del mundo.

3. RELACION ENTRE LA NOCIÓN INTUITIVA Y LA TEORICA DE NÚMERO
La realidad es compleja y por ello hacemos modelos que representen aspectos o partes de
ella. Así por ejemplo, hablamos del clima o de los átomos. Los modelos se construyen
estableciendo una imagen de algunos elementos de la realidad y del comportamiento de
tales elementos. Esas imágenes constituyen el modelo. Por ejemplo, el plano de una ciudad,
o los flujos de las masas de aire que llevan a cambios climáticos. Una vez que se establecen
las leyes iniciales del modelo, se estudia la posibilidad de deducir nuevas leyes o
propiedades.

Las teorías usualmente nacen de los modelos. En una teoría no se cuestiona si las leyes,
propiedades o reglas iniciales son verdaderas o no lo son. El teórico, a partir de las leyes
dadas, sin importar cuan realistas sean, estudia la posibilidad de demostrar nuevas leyes y
de deducir las consecuencias de ellas en la teoría. En la medida en que la teoría tiene más
deducciones, más útil es ello para el modelo y por ende para explicar y predecir la realidad.
Las teorías trascienden en la medida en que son útiles para la sociedad. La educación en
todo el mundo dedica esfuerzo al estudio de la matemática porque en ella se trabajan teorías
y modelos útiles para el hombre y para la sociedad.

Para los ciudadanos, los números y los sistemas numéricos son modelos de la realidad; para
los matemáticos, son básicamente teorías. Por ende, los números son tanto entes teóricos
trabajados por los matemáticos, como abstracciones o modelos de la realidad que
representan usualmente a las cantidades, tanto discretas como continuas.

Una teoría pasa a ser culturalmente importante cuando es aplicable a problemas de la
realidad, y funciona como modelo de la realidad. Ese es el caso de las teorías referidas a los
sistemas numéricos. En estas teorías los números son los elementos sobre los cuales se
construye, como las piezas de un juego de damas o ajedrez.

Los conjuntos y los sistemas numéricos

Un conjunto en matemáticas (modernas) está constituido por objetos elementales, que lo
único que se sabe de ellos es que son distintos entre sí. A estos objetos se les llama
elementos, porque se asumen “elementales” sin que posean propiedades. Los elementos son
abstractos, sin peso, forma, color u otro atributo.

Un sistema consta de elementos y de relaciones entre ellos. Por ejemplo, el sistema
digestivo, el sistema solar o el sistema educativo de un país. En matemáticas se estudian
distintos sistemas numéricos; en ellos se estudian esencialmente las relaciones entre los
números que los constituyen.

Los matemáticos han identificado distintos tipos de números, clasificándolos en distintos
conjuntos, aunque no disjuntos. Por ejemplo, el conjunto de los números naturales o el de
los números reales. Así, se estudian las propiedades que tienen los distintos tipos de
números, por ejemplo las propiedades de los números naturales, de manera independiente a
las cantidades de objetos a los que estos números hacen referencia.

El sistema de los números naturales es el resultado de la producción teórica sobre el
conjunto de los números naturales. El conjunto de los números naturales está constituido
por los números naturales, los cuales pueden ser estudiados sin recurrir a sus imágenes,
como por ejemplo el conjunto de los cardinales finitos.

4. EL SISTEMA AXIOMATICO DE LOS NUMEROS NATURALES

La idea de contar, 1, 2, 3,… nos lleva a la idea “natural” de sucesión ordinal y de cardinal,
nociones que tienen posiblemente unos 20.000 años. La invención del cero hace más de
1000 años, no sólo como dígito sino como número, da sentido a que digamos que los
números naturales parten del cero; lo cual es útil especialmente cuando se trabaja con
mediciones.

Los números naturales como sistema axiomático, en el sentido de teoría matemática, fueron
desarrollados por el matemático alemán Dedekind en 1888. El matemático italiano Peano
en 1898 dio una nueva versión partiendo del cero.

Estos matemáticos presentaron los números naturales como un sistema de números en el
que se cumplen las siguientes propiedades:

4.1. El 1 es un “número natural” o simplemente “número” (el cero según Peano).
4.2. Todo número natural tiene un sucesor (como en una dinastía, un siguiente
de él).
4.3. Si dos números son distintos, entonces sus sucesores también lo son.
4.4. El cero no es sucesor de ningún número natural.
4.5. Si un subconjunto de N contiene al 1 y en él se cumple la propiedad (de
herencia) “si x pertenece al subconjunto, su sucesor también”, entonces el
subconjunto es N.

Las propiedades anteriores se denominan axiomas. La quinta es el axioma de inducción.
Con estas propiedades es posible deducir otras propiedades denominadas teoremas.

4.6. Ningún número es igual a su sucesor. Todo número distinto al cero es
sucesor de algún otro, denominado su antecesor. El antecesor es único para cada
número.
4.7. A cada par de naturales X e Y es posible encontrar un tercer natural, que
recibe el nombre de “suma de X e Y”, de modo que: a) “La suma de X con el
siguiente de Y es igual al siguiente de la suma de X e Y”, y b) X sumado con cero
es X.
4.8. La suma es asociativa y conmutativa. El cero es neutro en ella. Y en ella es
válida la propiedad de cancelación.
4.9. Si X e Y son naturales, ocurre uno de estos tres casos: X=Y, o existe un
natural distinto de cero que sumado con X es igual a Y, o viceversa. En el segundo
caso, se dice que X es menor que Y, o que Y es mayor que X. Se anota X<Y o
Y>X
4.10. Para cada par de naturales, es posible encontrar un tercer natural, llamado
producto, de modo que: a) “El producto de X por el siguiente de Y es igual a la
suma de X con el producto de X por Y”, y b) el producto de X por cero es cero.
4.11. La multiplicación es conmutativa, distribuye con la suma y es asociativa.
4.12. Si X=Y o X<Y se dice “X es menor o igual que Y” y se anota X≤Y. Vale la
Ley de tricotomía, es decir, para todo par X e Y, se tiene X=Y o X<Y o bien X>Y.
4.13. La relación “≤” es de orden; es decir es refleja, antisimétrica y transitiva.
4.14. Monotonía de la suma con respecto a la relación “mayor o igual que”. Vale
la ley de cancelación en la multiplicación de números distintos de cero.

Los términos en cursiva son objetos definidos, es decir requieren ser caracterizados.

5. LOS NUMEROS NATURALES EN LOS PROGRAMAS DE ESTUDIO

Sin hacer referencia a la teoría de los números naturales, los profesores en la educación
básica deben estructurar actividades para que los alumnos abstraigan de sus experiencias
conceptos a modo de modelos de la realidad. Por ejemplo, actividades que les lleven a
desarrollar la noción de cantidad y de número natural. Específicamente, los días, las horas o
las sillas de la sala se pueden tratar como si fueran números sin que ello se explicite. Los
alumnos aprenden a modelar la realidad y a trabajar con abstracciones, a partir de un
referente empírico que van dejando de lado para concentrarse en las relaciones entre los
objetos y no en los objetos.

Números en la medición del tiempo y en la programación de actividades.

Podemos recurrir a agrupaciones de números para atender a “ciclos” o a períodos de
tiempo. ¿Cuántos días hay de un lunes al miércoles de la semana entrante? El programa de
estudio de 5º básico sugiere confeccionar para los alumnos actividades usando una hoja de
calendario.

Estas actividades están ligadas a una de las propiedades más elementales de los naturales, a
la de sucesor. Como sabemos, en los naturales todo número tiene sucesor y se trata de
números nuevos, no hay repetición ni vuelta atrás. Hay muchas situaciones cotidianas
ligadas a ciclos, donde el sucesor de un elemento es el primer elemento ya definido en el
conjunto; por ejemplo, el sucesor del domingo es el lunes, el de Diciembre es Enero.
Después de las 12 el reloj indica la 1, después de las 23 horas se llega a las cero horas.

Algunas actividades para los alumnos relacionadas con estos conceptos se basarían en
preguntas sobre unidades de tiempo: por ejemplo: a) Determinar cuántos minutos hay en 3
h 25 min; b) Determinar cuántas horas hay en 2 ½ días? y medio, c) Calcular cuántos días
hay en 6 semanas, Determinar a qué hora llegó a casa Andrés si partió del estadio a las
9.35 PM y tarda 4 horas y 20 minutos en llegar, d) Determinar la fecha en que salio de
viaje Felipe, si lleva 86 días fuera del país, y e) Determinar la edad del bisabuelo si nació el
3 de Marzo de 1915. f) ¿Cuántos domingos puede haber a lo más en un año? G) Si tejes 45
minutos al día y en tener un suéter demoras 15 horas, comienzas en un martes y no tejes ni
los jueves ni los domingos. ¿Qué día terminas? H) Si trabajaras 44 horas semanales,
¿Cómo te gustaría distribuir tu jornada diaria de trabajo?

Otras unidades de los programas referidas a los números naturales
Los números naturales hacen referencias a una ubicación o lugar en el contexto de un
ordenamiento de objetos de manera secuencial. Es decir, los números naturales hacen
referencia a los ordinales, y no sólo a los cardinales. Aunque también se extiende su uso a
los identificadores o etiquetas y a las magnitudes o medidas. Analicemos algunas
situaciones y determinemos si se trata de ordinales o cardinales: a) El número de una casa
en un pasaje o los números de las perchas de una sala de clases, b) el número total de hojas
de un cuaderno. La cantidad de alumnos que faltaron hoy a clases.

Para un niño, es suficiente entender que los números naturales son o equivalen a los
cardinales y a los ordinales. La medida, con valores enteros, se puede entender como un
caso particular de los cardinales. El matemático Leopold Kroneker (1823-1891),
refiriéndose a los sistemas numéricos dijo “Dios creó los naturales; el resto es obra de los
hombres”.

En los programas de estudio del segundo ciclo básico hay varias unidades eferidas a los
números naturales. Una unidad está dedicada a los “grandes números”. Esta unidad tiene
por objetivo que los alumnos den sentido a grandes cantidades y sean capaces de
representarlas con distintas unidades, utilicen redondeos y aproximaciones. Otras unidades
están referidas a “la multiplicación y los múltiplos”, a “las divisiones y los divisores” y a
los “Números en la vida cotidiana”. Esta última trata, entre otros temas, los criterios de
divisibilidad y las relaciones que se pueden establecer entre las operaciones aritméticas.

Situaciones que dan cabida al estudio de propiedades de los números naturales

Son muchas las actividades humanas que se asocian a los números naturales. Un listado
referido a fenómenos asociados a contextos en que se tratan los números naturales es el
siguiente:

• Agregar, repartir, quitar, calcular diferencia, en operaciones aritméticas.
• Cálculos astronómicos, agrícolas y comerciales, y uso de monedas.
• Máquinas para calcular: ábaco, sumadoras, calculadoras.
• Actividades humanas ligadas a los procedimientos de iterar y separar.
• Fenómenos naturales ligados a ciclos y a secuencias infinitas.
• Operaciones formales o simbólicas y operadores.
• Coeficientes para representar la pendiente o el intercepto de una recta, o los
coeficientes en una ecuación, como ejemplos de modelación.
• Coordenadas: ubicación en una recta, un plano o en el espacio.
• Juegos: azar, cuadrado mágico, torres de Hanoi.
• Operación cifrada, problemas de ingenio, acertijos y adivinanzas
• Actividades de indagación, desafíos o formulación de conjeturas

Veamos por ejemplo, situaciones ligadas al uso de monedas:

• Escribir en palabras el monto de $ 10 453 907, escribir la cantidad en miles de pesos
(M$), y descomponer la cantidad en una suma de U, C, M, DM…
• Componer la cantidad y escribirla en palabras: 5 DMi + 4 CM + 3 UM + 8 D.
• ¿Cuánto dinero hay en total con tres cheques de a cien millones, un cheque de a un
millón, cuatro billetes de a diez mil y seis monedas de a diez?.
• Si un dólar corresponde a $586, a cuántos pesos equivalen 685 dólares?