155

Trasnacionalización del mercado
de lácteos y vía nacional del desarrollo.
Los casos de México y Japón

Juan José Santibáñez S.*
María Alejandra Sánchez A.**
En este trabajo se examina la experiencia de dos naciones, México y
Japón, cuya posición en el proceso de liberalización de la producción
láctea, su desempeño sectorial, el peso que tienen respecto al comercio
internacional de ese producto y las consecuencias sociales de su toma
de decisiones políticas e industriales, les ha facultado para plantearse
de modo radicalmente distinto la nueva exigencia creada tras el de-
rrumbe de las expectativas de estabilización del comercio mundial de
alimentos y de los productos lácteos. México es un actor clave dentro
del mercado de lácteos, tan sólo por el papel que ha desempeñado en
la celebración de un acuerdo comercial que le obligó a liberalizar su
sector; en el lado opuesto tenemos el caso de Japón.
Palabras clave: México, Japón, globalización, importación de leche
Introducción
E
n 2009 se cumplieron 15 años de la entrada en vigor del Tratado de
Libre Comercio de América del Norte (tlcan), suscrito entre Méxi-
co, Canadá y Estados Unidos de América. Este año marcó la conclusión
del periodo en el que algunos sectores, particularmente el alimentario,
* Antropólogo egresado del doctorado de Ciencias Sociales de El Colegio de México. Es-
pecialista en desarrollo rural y gestión municipal. Profesor del Departamento de Sociología
de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa. Correo electrónico: <barba-
ra2000@cablevision.net.mx>.
** Egresada de la licenciatura en Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana,
Unidad Iztapalapa. Asesora privada para temas de gestión del desarrollo regional. Correo elec-
trónico: <alejandra7012@yahoo.com.mx>. P
O
L
I
S

2
0
0
9
,

v
o
l
.

5
,

n
ú
m
.

2
,

p
p
.

1
5
5
-
2
0
0
156
recibieron un tratamiento especial para permitir que alcanzaran mejores
condiciones de competencia. El sector lechero se encuentra entre éstos.
Al lado de la producción de alimentos básicos, como el maíz, la
leche se suma a una notable cantidad de productos liberalizados en el
marco del acuerdo regional que estimuló sistemáticamente la doctri-
na de la liberalización del comercio mundial en busca de un benefcio
global para el desarrollo económico. La hipótesis que enmarcó a esta
política regional fue expuesta hace ya más de 25 años en un inteligen-
te y extenso estudio encabezado por Krueger, Schif y Valdés (1992),
que propuso la idea de que una liberalización de la agricultura tendría
efectos positivos en el comercio agropecuario, especialmente por la re-
ducción de la producción que elevaría los precios de esas mercancías y
las llevaría a precios reales que premiaran a los productores efcientes
y castigaran a aquellos que sólo permanecían en el sector debido a las
políticas proteccionistas de sus países.
La idea no alimentó un debate de corte exclusivamente académi-
co, pues se transformó en el fundamento que orientó las acciones de
la Organización Mundial del Comercio (omc), la cual se esforzó por
llevar adelante las negociaciones de la llamada Ronda de Uruguay. Esas
gestiones, denominadas actualmente Negociaciones de Doha –luego
de la cuarta Conferencia Ministerial celebrada en Qatar en 2001– se
encuentran en una etapa de estancamiento, ya prolongada, pese a lo
cual el tratamiento regional de acuerdos como el tlcan han obtenido
mejores frutos en la eliminación de límites al comercio.
El lento desarrollo de los acuerdos aplicables a todos los países miem-
bros de la omc no ha reducido la creencia de que la mejor asignación de
recursos proviene del libre funcionamiento del mercado. En el caso de la
producción de lácteos, el Departamento de Agricultura de Estados Uni-
dos de América (usda, por sus siglas en inglés) publicó un par de trabajos
en los que subraya las bondades de la liberalización en el sector lechero
(Langley, Somwaru y Normile, 2003). Ambos se propusieron evaluar,
desde dos perspectivas concurrentes (una teórica y la otra enfocada al caso
particular de Estados Unidos), la probable liberalización de la producción
y comercio de lácteos en el mundo. El estudio se concentró en el hecho
de que la notable protección de la producción láctea en naciones como
Canadá o del conjunto de naciones de la Unión Europea (ue) se sumaba
a la protección de Japón y Corea del Sur, lo que implicaba un serio freno
al crecimiento del comercio lácteo y una grave distorsión de la formación
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
157
del mercado mundial de este producto. Los cálculos hacia fnales de la
década de los noventa suponían que el valor del comercio mundial de
lácteos alcanzaría un incremento de unos 1 800 millones de dólares, lo
que benefciaría en particular los precios y la producción de Australia,
Nueva Zelanda y Argentina, mientras que Canadá vería poco disminuida
su producción y Estados Unidos se afectaría menos. La reducción de la
cantidad comercializada podría afectar un poco más a la ue.
La realidad ha diferido notablemente del panorama que se había
proyectado, considerando la dilación en el acuerdo internacional sobre
la completa liberalización agrícola y del propio sector lechero. Naciones
con un crecimiento industrial dinámico como China e India, en lugar
llevar a cabo una liberalización radical, optaron por un arrastre acelera-
dísimo de los precios de alimentos, acompañado por un alza notoria de
los precios de los energéticos, lo que encadenó una serie de complejas
tensiones sobre la capacidad de crecimiento mundial y registró un re-
pentino freno tras los espectaculares fracasos de las grandes compañías
fnancieras estadounidenses.
Los productos alimenticios experimentaron, entonces, una coyun-
tura, bastante pequeña por cierto, de bonanza inusitada mientras que al
siguiente año se registró la estrepitosa caída de esos precios y, natural-
mente, la emergencia de oleadas de protestas en todo el mundo debido
a la estrechez de las unidades de producción agroindustrial y rural.
En este trabajo examinamos la experiencia de dos naciones, México
y Japón, cuya posición en el proceso de liberalización de la producción
láctea, así como su desempeño sectorial, el peso que tienen con respecto
al comercio internacional de ese producto y las consecuencias sociales
de su toma de decisiones políticas e industriales les ha facultado para
plantearse de modo radicalmente distinto la nueva exigencia creada tras
el derrumbe de las expectativas de estabilización del comercio mundial
de alimentos y de los productos lácteos. México es, como se ha suge-
rido anteriormente, un factor clave dentro del mercado de lácteos tan
sólo por el papel que ha desempeñado en la celebración de un acuerdo
comercial que le obligó a liberalizar su sector. En el lado equidistante
tenemos el caso de Japón.
México es una economía que se ha conceptualizado como de capita-
lismo tardío, que se ha caracterizado por rehuir las presiones de la omc
para eliminar subsidios, barreras arancelarias y otras limitaciones al libre
comercio de lácteos, muy a pesar de la extrema relevancia que tiene su
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
158
política económica y comercial derivada de su peso en el comercio y la
amplitud de su mercado de lácteos.
Las diferencias entre esas dos naciones no se agotan en la sencilla ex-
plicación que imputa a la subordinación de la clase dirigente negociadora
de los tratados comerciales frente a Estados Unidos y la debilidad en el
tratamiento del sector básico de nutrición del pueblo. Nos ocupamos de
describir en cambio, la combinación del proceso histórico de defnición
estratégica de la función de la alimentación, la voluntad de constitución
de una clase gobernante con relativa autonomía de las clases nacionales y
la habilidad de un sector empresarial que ha conseguido hacer realidad la
esperanza, propiamente latinoamericana, de que el mercado interno sea
capaz de constituir una fuente de acumulación sufciente para expandir
en la escala internacional el desempeño de un tipo de empresarios.
Exponemos esa idea atendiendo a una coyuntura particular de ex-
pansión del mercado mundial para, enseguida, señalar los rasgos que en
nuestra refexión, nos permiten entender y quizá tomar lecciones, de
una forma de adopción de las tareas de la gestión política que optimiza
las oportunidades del desarrollo económico con la viabilidad de la nu-
trición nacional y la efciencia del desempeño sectorial.
Finalmente, exponemos el caso de México debido a que su extremo
contraste nos permite evaluar no sólo las diferencias de las vías hacia el
desarrollo sino, quizá más importante, la suerte real de la hipótesis: que
la radical liberalización comercial haría realidad tantos benefcios.
El mercado internacional de leche: naciones y empresas
En 2007 se inició una tendencia hacia la alza de los precios de los ali-
mentos, la cual fue interpretada por buena parte de los economistas del
mundo como la señal que se esperaba a partir de los cálculos realizados
luego de la bonanza económica vivida especialmente en dos de las más
grandes naciones asiáticas: China e India. Después de varios años de
crecimiento a tasas cercanas a 10% anual, la población de esos países
registró signifcativos incrementos en su poder de compra. A esto se
sumó su acelerada urbanización e industrialización y, para el tema que
nos interesa, la industrialización de sus hábitos alimentarios. El creci-
miento industrial en las tasas señaladas arrastró el alza de insumos para
la agricultura, como fertilizantes y semillas, y produjo un nuevo factor
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
159
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
condicionante para la expansión agrícola: la competencia por tierras
para cultivos que ahora se dedicaban, no al consumo humano o animal,
sino que se encadenaban al nuevo proceso de producción de sustitutos
energéticos frente al pronunciado aumento de los precios del petróleo
y al oscuro panorama de su inminente agotamiento (Lustig, 2008). El
alza de precios registrada en el comercio de lácteos estimuló fenómenos
de especulación, como el de compras de activos de empresas del sector
y, más signifcativamente, la adquisición de tierras que permitieran la
expansión de sistemas de pastoreo vinculados a los sistemas de ordeña.
La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la
Alimentación (fao, por sus siglas en inglés) informó en 2007 sobre
el repentino incremento de los precios de los lácteos e identifcó esa
tendencia con el aumento de la demanda de los consumidores de Asia,
particularmente China e India, a lo que se sumó la ampliación de la
demanda de naciones latinoamericanas y africanas. Se calculaba que esa
difusión de la expansión en la demanda derivaba de una misma tenden-
cia de distribución de los benefcios del crecimiento del capitalismo.
En los países asiáticos este crecimiento se vinculaba directamente al
incremento de ingresos y en las naciones periféricas bien se podía estar
registrando tal crecimiento en virtud de los envíos de remesas desde los
mercados laborales centrales, lo que convertía a éstas en vehículo de
difusión del consumo lácteo.
1
Esta demanda presionó las existencias
mundiales, que se agotaron. La velocidad de reposición del producto
no correspondió con la demanda debido a la particular política euro-
pea propiciada por el nivel de precios mundiales, así como a la sequía
en Oceanía, que redujo la participación de las naciones de ese conti-
nente en el mercado mundial. La disponibilidad de lácteos tanto de
la ue como de Oceanía condicionó notoriamente la oferta mundial.
Australia, en particular, sufrió serios problemas de producción debido
a una prolongada sequía que duró dos años y terminó en 2007. Las
1
La fao señala que los precios de los productos lácteos se han ido a las nubes en el mercado
internacional. El índice de la fao para los precios internacionales de los productos lácteos aumen-
tó 46% entre noviembre de 2006 y abril de 2007, cuando alcanzó un valor sin precedentes de 213
(base: 100 en 1998-2000). Los precios de las leches en polvo fueron los que más subieron: desde
noviembre de 2006, los de la leche desnatada en polvo y de la leche entera en polvo aumentaron
56% y 61%, respectivamente. Los precios del queso y la mantequilla registraron un aumento más
moderado, de 18% y 34%, respectivamente (fao, s.f.). El precio de la tonelada de leche entera en
polvo siguió subiendo durante 2008 hasta registrar un monto de 4 866 dólares estadounidenses.
160
variaciones climáticas se incorporan actualmente a los movimientos
del mercado internacional, entre otras razones debido a la fragilidad de
protagonistas como Australia y Nueva Zelanda, frente a los factores de
riesgo de la producción mundial de alimentos.
2

En la fgura 1 se expone la tendencia de los precios de la leche entre
enero de 2007 y abril de 2009. Las líneas indican las variaciones anuales
y muestran con precisión lo contradictorio de esa tendencia en menos
de tres años. El alza repentina de los precios internacionales de este ali-
mento se comenzó a sentir propiamente en el primer trimestre de 2007
y se calculaba que, aunque la velocidad del incremento no avanzara a
saltos, era poco probable que se revirtiera, aun en el mediano plazo. En
2007 el incremento de los precios de la leche había alcanzado alguno de
los precios récord del pasado. Pero la tendencia continuó todo el segun-
do semestre hasta superar los máximos anteriores. La fgura registra lo
apresurado de las conclusiones de aquel año. La caída se dio de modo
tan repentino como el alza. Los promedios internacionales refejan con
claridad la inestabilidad del mercado internacional y enmarcan la suerte
de empresas y peor aún, de productores directos, que han vivido una
situación extremadamente difícil. La poderosa trasnacional Fonterra
informó en julio del 2009 que los precios de sus productos habían des-
cendido hasta en 40% respecto del año anterior.
2
Ver El País, 20 de enero de 2007, donde se destaca el drama australiano: “Anotan mi-
nuciosamente en un calendario cada gota de agua que cae. Las últimas lluvias se remontan al
16 de noviembre: 2 milímetros. El 3 de noviembre: 3 milímetros. Octubre: nada. Septiembre:
11 milímetros en total. Agosto: 4 tristes milímetros. Clem y Cheryle Hodges explotan desde
hace 38 años la granja de Toongarah, a seis horas de Sidney. Nunca han conocido un desastre
semejante. Y ni sus padres ni sus abuelos han visto sus tierras tan resecas. Durante periodos de
aproximadamente una década, las sequías parecen definir el clima australiano, sin embargo la
última de ellas ya se prolongó por cinco años. Sólo hace cien años se observó algo semejante. Y
aunque los campesinos desean que esta sequía sólo se presente hasta dentro de otros 100 años,
los augurios asociados al cambio climático parecen advertir que esta situación puede estar más
cerca de ocurrir en el corto plazo”.
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
Los precios de la leche tuvieron un comportamiento particular si
se atiende a sus derivados y presentaciones; este producto ha registrado
aumentos diferenciados según el tipo de procesamiento industrial agre-
gado. No se observa el mismo comportamiento para la leche fresca que
para los quesos o la leche en polvo. Tomados individualmente, los pre-
cios de las leches en polvo son actualmente demasiado altos en relación
con los de los otros productos.
161
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
Por ejemplo, entre 2003 y 2006 la relación entre los precios de la leche
entera en polvo y los del queso estuvieron en torno a 0.85, pero hacia me-
diados de 2008 se encontraba en 1.25. Una corrección del mercado debía
nivelar estos precios, ya que las empresas de transformación destinan más
materia prima a la leche en polvo que a los productos lácteos más baratos,
lo que en defnitiva redundaría en un debilitamiento de los precios de la
leche en polvo. En suma, entre los precios que más subieron durante ese
breve periodo se encuentran los industrializados y, entre ellos, los mejor
tratados fueron los de la leche en polvo desnatada y entera.
El aprovechamiento de los precios altos llegó con menos fuerza a
los productores directos de leche líquida, quienes debieron presionar a
las estructuras industriales nacionales para que se les retribuyera en la
proporción en la que se habían registrado los aumentos en los precios
internacionales. Como es fácil comprender, la suerte de esos producto-
res nacionales fue bastante distinta en cada país.
La tensión social se ha incrementado tras la repentina caída de los
precios internacionales. Mientras los lecheros europeos, australianos y
neozelandeses reclamaban mayor participación en las ganancias de la
cadena, en el ámbito nacional varios países experimentaron preocupa-
ción, ya que mientras por una parte incrementaban sus exportaciones
debido al crecimiento del comercio internacional, por otro lado per-
dían divisas en virtud del encarecimiento de los alimentos importados.
Figura 1. Precio promedio de leche 2009
€ 8.96 menor que el año anterior
E
u
r
o
/
1
0
0

k
g
42
40
38
36
34
32
28
26
24
22
ene feb mar abr may jun jul ago sep oct nov dic
2007 2008 2009
32.70
26.47
23.74
162
Así que ni la bonanza del comercio ni la particularidad de los precios
petroleros en ascenso cubrían las necesidades de una nueva coyuntura
que exigía replantear el tema de la seguridad alimentaria de una manera
diferente. Las condiciones de importación o exportación de los países
por regiones, acuerdos comerciales o incluso por vocación exportadora
no han permitido una acción concertada desde las instancias interna-
cionales (omc o fao). Las previsiones sobre el crecimiento de las na-
ciones exportadoras de leche en su búsqueda de mantener o ampliar su
importancia en el mercado internacional, o de aquellas que se proponen
mejores estrategias para enfrentar las drásticas caídas de los precios son,
fnalmente, tareas sumamente difíciles. No es posible, por tanto, hacer
predicciones sobre el carácter estimulante que pudiera tener el acelera-
do cambio de las condiciones del mercado de lácteos.
Los países de América Latina tienen comportamientos diferenciados
en su dinámica productiva. Un cálculo optimista presume que Argenti-
na podría crecer a 3 o 4%, mientras México lo haría a 1%. Los que más
crecerían son –¡vaya sorpresa!– los asiáticos.
En los cuadros 1 y 2 se muestra la estructura de la importación y
exportación de leche en polvo para los principales países. La importa-
ción de leche se hace, naturalmente, por medio de compras de leche en
polvo, ya sea entera o desnatada, y en este rubro los compradores tienen
dos características diferenciadas. Por un lado, hay naciones que impor-
tan cantidades sustanciales de leche en polvo debido a su incapacidad
de autoabastecerse. Por lo general son países que tienen una costumbre
de consumo de lácteos más o menos reciente (particularmente los del
sudeste asiático), mientras que las naciones africanas y latinoamericanas
suelen ser importadoras netas de lácteos desde hace largo tiempo.
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
En otro grupo encontramos compradores que importan leche en pol-
vo para usarla en la producción de otros derivados lácteos o incluso para
reexportar a otras áreas del mundo; esto ocurre de modo particular con
los países europeos. En este caso se trata de un conjunto de naciones
enlazadas por procesos de industrialización de un producto sumamente
estratégico en sus hábitos de vida, los cuales van desde la ingestión directa
de leche líquida hasta el consumo habitual de quesos y mantequilla. En
ese continuo, en realidad la variedad de productos es amplísima, pues ya
sea en el caso de los yogures o en el de los quesos, las características de
esas mercancías combinan preferencias nacionales con orgullos locales de
quesos o leches predigeridas, quesos frescos o añejados, lácteos universales
163
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
C
u
a
d
r
o

1
.

I
m
p
o
r
t
a
c
i
o
n
e
s

d
e

l
e
c
h
e

e
n
t
e
r
a

e
n

p
o
l
v
o

y

l
e
c
h
e

d
e
s
n
a
t
a
d
a

e
n

p
o
l
v
o
,

2
0
0
4




























L
e
c
h
e

e
n
t
e
r
a

e
n

p
o
l
v
o



















L
e
c
h
e

d
e
s
n
a
t
a
d
a

e
n

p
o
l
v
o
P
a
i
s
e
s
C
a
n
t
i
d
a
d

(
t
m
)
V
a
l
o
r


(
m
i
l
e
s

d
e

d
ó
l
a
r
e
s
)
V
a
l
o
r

p
o
r

t
m


(
d
ó
l
a
r
e
s
)
P
a
í
s
e
s
C
a
n
t
i
d
a
d


(
t
m
)
V
a
l
o
r


(
m
i
l
e
s

d
e

d
ó
l
a
r
e
s
)
V
a
l
o
r

p
o
r

t
m


(
d
ó
l
a
r
e
s
)
A
r
g
e
l
i
a
1
5
9

8
4
8

4
1
3

3
9
3


2

5
8
6

P
a
í
s
e
s

B
a
j
o
s
1
5
9

1
9
5

3
7
0

9
8
0


2

3
3
0

A
r
a
b
i
a

S
a
u
d
i
t
a
1
1
2

6
3
0

2
9
7

7
0
9


2

6
4
3

A
r
g
e
l
i
a
9
0

4
2
1

3
2
8

9
1
5


3

6
3
8

B
é
l
g
i
c
a
6
1

5
3
4

1
9
3

5
6
9


3

1
4
6

I
t
a
l
i
a
1
2
2

8
2
3

3
2
1

8
8
6


2

6
2
1

N
i
g
e
r
i
a
7
0

4
4
2

1
9
1

5
1
6


2

7
1
9

M
é
x
i
c
o
1
4
0

8
9
7

2
7
9

5
2
4


1

9
8
4

N
o
r
u
e
g
a
5
9

7
0
5

1
8
4

1
9
9


3

0
8
5

F
i
l
i
p
i
n
a
s
1
1
6

6
8
0

2
2
4

0
6
2


1

9
2
0

C
h
i
n
a
8
9

5
1
4

1
6
5

5
1
0


1

8
4
9

T
a
i
l
a
n
d
i
a
1
0
1

4
8
6

2
0
3

8
4
8


2

0
0
9

M
a
l
a
s
i
a
7
2

2
0
1

1
5
6

3
2
6


2

1
6
5

I
n
d
o
n
e
s
i
a
9
1

2
9
9

1
8
4

4
0
0


2

0
2
0

O
m
á
n
6
4

4
6
0

1
4
3

7
6
2


2

2
3
0

F
r
a
n
c
i
a
7
4

4
8
5

1
7
3

1
2
9


2

3
2
4

I
n
d
o
n
e
s
i
a
5
9

2
2
9

1
3
7

1
3
7


2

3
1
5

A
l
e
m
a
n
i
a
6
5

9
8
9

1
4
2

2
0
2


2

1
5
5

E
m
i
r
a
t
o
s

Á
r
a
b
e
s

U
n
i
d
o
s
4
5

6
8
9

1
1
5

3
5
9


2

5
2
5

E
s
p
a
ñ
a
4
7

9
2
0

1
2
3

0
8
0


2

5
6
8

A
l
e
m
a
n
i
a
3
6

6
6
2

1
1
2

0
0
1


3

0
5
5

B
é
l
g
i
c
a
4
7

9
1
6

1
1
6

7
8
3


2

4
3
7

V
e
n
e
z
u
e
l
a
4
4

6
4
4

9
4

4
2
6


2

1
1
5

M
a
l
a
s
i
a
5
8

0
4
6

1
0
8

7
5
0


1

8
7
4

S
r
i

L
a
n
k
a
4
3

5
8
2

9
1

9
2
4


2

1
0
9

C
h
i
n
a
5
5

3
8
7

1
0
5

6
1
7


1

9
0
7

C
u
b
a
3
9

3
4
1

8
9

7
3
0


2

2
8
1

V
i
e
t

N
a
m
3
8

8
3
7

8
3

1
5
0


2

1
4
1

F
i
l
i
p
i
n
a
s
5
0

0
9
6

8
9

5
5
5


1

7
8
8

J
a
p
ó
n
3
6

8
3
7

6
8

0
5
3


1

8
4
7

I
t
a
l
i
a
1
9

6
9
3

6
8

7
6
1


3

4
9
2

A
r
a
b
i
a

S
a
u
d
i
t
a
2
8

8
8
8

6
5

3
6
3


2

2
6
3

M
é
x
i
c
o
3
4

0
8
8

6
6

7
8
1


1

9
5
9

R
e
i
n
o

U
n
i
d
o
5
1

9
2
2

6
1

7
0
3


1

1
8
8

V
i
e
t

N
a
m
2
5

7
1
2

5
4

6
1
5


2

1
2
4

B
a
n
g
l
a
d
e
s
h
3
0

4
2
4

4
5

1
6
9


1

4
8
5

Y
e
m
e
n
2
3

9
5
9

5
3

5
4
1


2

2
3
5

J
o
r
d
a
n
i
a
1
8

1
9
6

4
3

1
8
4


2

3
7
3

S
e
n
e
g
a
l
2
3

5
3
5

5
2

6
5
7


2

2
3
7

A
u
s
t
r
i
a
1
5

9
6
1

4
0

2
2
6


2

5
2
0

F
u
e
n
t
e
:

F
A
O
.

B
a
s
e

d
e

d
a
t
o
s

e
s
t
a
d
í
s
t
i
c
o
s
.

D
i
s
p
o
n
i
b
l
e

e
n
:

<
h
t
t
p
:
/
/
f
a
o
s
t
a
t
.
f
a
o
.
o
r
g
/
s
i
t
e
/
3
4
2
/
d
e
f
a
u
l
t
.
a
s
p
x
>
.
164
C
u
a
d
r
o

2
.

E
x
p
o
r
t
a
c
i
o
n
e
s

d
e

l
e
c
h
e

e
n
t
e
r
a

e
n

p
o
l
v
o

y

l
e
c
h
e

d
e
s
n
a
t
a
d
a

e
n

p
o
l
v
o
,

2
0
0
4
L
e
c
h
e

e
n
t
e
r
a

e
n

p
o
l
v
o
L
e
c
h
e

d
e
s
n
a
t
a
d
a

e
n

p
o
l
v
o
P
a
í
s
e
s
C
a
n
t
i
d
a
d


(
t
m
)

V
a
l
o
r


(
m
i
l
e
s

d
e

d
ó
l
a
r
e
s
)
V
a
l
o
r

p
o
r

t
m

(
d
ó
l
a
r
e
s
)
P
a
í
s
e
s
C
a
n
t
i
d
a
d


(
t
m
)
V
a
l
o
r


(
m
i
l
e
s

d
e

d
ó
l
a
r
e
s
)
V
a
l
o
r

p
o
r

t
m

(
d
ó
l
a
r
e
s
)
N
u
e
v
a

Z
e
l
a
n
d
a
6
2
9

1
3
0
1

2
4
8

7
2
8
1

9
8
5
A
l
e
m
a
n
i
a
2
4
4

8
8
7
5
8
1

2
2
4
2

3
7
3
P
a
í
s
e
s

B
a
j
o
s
1
7
7

2
7
7
5
1
2

6
3
5
2

8
9
2
N
u
e
v
a

Z
e
l
a
n
d
a
2
4
9

5
5
7
4
7
3

3
4
5
1

8
9
7
A
u
s
t
r
a
l
i
a
1
7
2

1
1
5
4
0
8

7
4
7
2

3
7
5
E
s
t
a
d
o
s

U
n
i
d
o
s
2
3
1

6
9
6
4
4
5

5
0
9
1

9
2
3
F
r
a
n
c
i
a
1
4
0

2
8
4
3
8
1

4
1
1
2

7
1
9
A
u
s
t
r
a
l
i
a
1
5
1

8
5
4
3
0
4

8
4
7
2

0
0
8
A
r
g
e
n
t
i
n
a
1
7
6

9
8
1
3
6
2

5
3
9
2

0
4
8
B
é
l
g
i
c
a
9
5

4
4
3
2
1
9

5
6
4
2

3
0
0
R
e
i
n
o

U
n
i
d
o
1
0
7

1
7
9
2
4
1

0
3
0
2

2
4
9
P
o
l
o
n
i
a
9
8

4
1
0
2
0
5

2
6
5
2

0
8
6
B
é
l
g
i
c
a
9
4

5
7
7
2
3
3

3
6
0
2

4
6
7
P
a
í
s
e
s

B
a
j
o
s
8
1

1
1
6
1
8
3

2
7
6
2

2
5
9
A
l
e
m
a
n
i
a
6
4

5
3
7
2
0
2

6
3
6
3

1
4
0
R
e
i
n
o

U
n
i
d
o
7
9

2
4
6
1
6
3

6
4
4
2

0
6
5
D
i
n
a
m
a
r
c
a
7
5

3
8
0
1
9
7

7
2
6
2

6
2
3
F
r
a
n
c
i
a
5
9

1
7
3
1
5
0

8
5
0
2

5
4
9
O
m
á
n
6
1

1
2
9
1
2
7

7
9
8
2

0
9
1
U
c
r
a
n
i
a
6
3

2
1
4
1
0
1

1
2
1
1

6
0
0
I
r
l
a
n
d
a
4
5

4
7
8
1
2
2

8
5
4
2

7
0
1
I
r
l
a
n
d
a
4
0

3
0
4
1
0
0

8
4
1
2

5
0
2
E
s
t
a
d
o
s

U
n
i
d
o
s
4
7

1
0
3
7
8

6
4
2
1

6
7
0
R
e
p
ú
b
l
i
c
a

C
h
e
c
a
3
3

6
6
8
6
9

9
1
7
2

0
7
7
F
i
l
i
p
i
n
a
s
3
1

8
2
1
7
2

1
5
2
2

2
6
7
B
e
l
a
r
ú
s
3
7

3
1
9
6
5

9
9
8
1

7
6
8
M
a
l
a
s
i
a
1
7

3
7
9
6
0

1
4
9
3

4
6
1
S
u
e
c
i
a
2
2

5
7
7
5
3

5
5
9
2

3
7
2
P
o
l
o
n
i
a
2
4

7
7
6
5
0

8
0
6
2

0
5
1
I
n
d
i
a
3
0

6
2
8
5
2

5
1
4
1

7
1
5
U
r
u
g
u
a
y
2
4

1
7
5
4
9

3
8
0
2

0
4
3
F
i
n
l
a
n
d
i
a
1
6

5
5
3
3
5

3
1
7
2

1
3
4
B
e
l
a
r
ú
s
2
4

7
4
4
4
5

0
5
0
1

8
2
1
A
r
g
e
n
t
i
n
a
1
7

2
6
6
3
2

9
2
7
1

9
0
7
B
r
a
s
i
l
2
1

9
2
3
4
4

5
1
3
2

0
3
0
D
i
n
a
m
a
r
c
a
1
2

3
3
7
3
1

3
0
5
2

5
3
7
R
e
p
ú
b
l
i
c
a

C
h
e
c
a
1
6

9
9
9
4
1

1
5
0
2

4
2
1
C
a
n
a
d
á
1
5

8
9
6
3
1

0
2
7
1

9
5
2
I
n
d
o
n
e
s
i
a
1
6

1
5
7
3
5

9
2
9
2

2
2
4

A
u
s
t
r
i
a
9

8
0
7
2
5

7
7
3
2

6
2
8
F
u
e
n
t
e
:

F
A
O
.

B
a
s
e

d
e

d
a
t
o
s

e
s
t
a
d
í
s
t
i
c
o
s
.

D
i
s
p
o
n
i
b
l
e

e
n
:

<
h
t
t
p
:
/
/
f
a
o
s
t
a
t
.
f
a
o
.
o
r
g
/
s
i
t
e
/
3
4
2
/
d
e
f
a
u
l
t
.
a
s
p
x
>
.
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
165
o con denominaciones de origen, entre otros. Así que la importación de
leche refeja situaciones diferenciadas aunque permite identifcar la inca-
pacidad estructural de naciones como México, Argelia, Brasil o Venezuela
para abastecer su consumo interno. Argelia, como se muestra en el cuadro
1, importa la mayor proporción de leche sumando los renglones de leche
entera y desnatada, mientras México tiene un lugar muy próximo a aque-
lla nación africana si se suman también ambos rubros.
Otra situación es la de naciones como China e India, que registran
un peso importante como importadores debido, en buena medida, al
vertiginoso crecimiento de su consumo interno. La fgura 2 muestra la
acelerada tasa de crecimiento del consumo de lácteos en India y China.
El incremento en la ingestión de leche en toda la región asiática está estre-
chamente vinculado con la occidentalización de los hábitos de consumo.
Además, la mayor participación de la mujer en las actividades urbano-
industriales está vinculada a la necesidad de cubrir la alimentación de los
infantes con leche industrializada. Por esa razón es tan notoria la deman-
da de lácteos por parte de China en el mercado internacional.
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
165
añejados, lácteos universales o con denominaciones de origen, entre
otros. Así que la importación de leche refleja situaciones diferenciadas
aunque permite identificar la incapacidad estructural de naciones como
México, Argelia, Brasil o Venezuela para abastecer su consumo interno.
Argelia, como se muestra en el cuadro 1, importa la mayor proporción
de leche sumando los renglones de leche entera y desnatada, mientras
México tiene un lugar muy próximo a aquella nación africana si se su-
man también ambos rubros.
Otra situación es la de naciones como China e India, que registran
un peso importante como importadores debido, en buena medida, al
vertiginoso crecimiento de su consumo interno. La gráfica 2 muestra la
acelerada tasa de crecimiento del consumo de lácteos en India y China.
El incremento en la ingestión de leche en toda la región asiática está estre-
chamente vinculado con la occidentalización de los hábitos de consumo.
Además, la mayor participación de la mujer en las actividades urbano-
industriales está vinculada a la necesidad de cubrir la alimentación de los
infantes con leche industrializada. Por esa razón es tan notoria la deman-
da de lácteos por parte de China en el mercado internacional.
Tiaxsxacioxaiizacióx oii xiicaoo oi iácrios y vía xacioxai oii oisaiioiio
Figura 2. Consumo per cápita de productos lácteos
350
300
250
200
150
100
50
0
15
10
5
0
Europa EUA Rusia Brasil Japón India Korea Taiwan China
Crecimiento en %
Kg
Fuente: Danish Dairy Broad, 2008

kg

Crecimiento en %
En cuanto al lado exportador del mercado internacional se observa
que los principales actores son Australia y Nueva Zelanda. El peso que
suman ambos rebasa con mucho la relevancia de cualquier otro par de
países. La importancia de los europeos como exportadores es evidente;
166
Francia, Países Bajos, Alemania y Bélgica tienen un notable peso en la
exportación de leche tanto entera como desnatada. En Europa el co-
mercio lácteo esta fuertemente orientado hacia África y a los intercam-
bios en la propia región para integrar cadenas de valor más rentables. Se
puede decir que en el caso europeo estamos frente a un mercado que se
sostiene fundamentalmente de su propio espacio continental.
Una nación que llama la atención es Argentina, ocupa el quinto
lugar en la exportación de leche entera y registra un buen nivel de com-
petencia en lo que se refere a los precios por tonelada. Sus ventajas
provienen de la amplia dotación de recursos naturales propicios para
la ganadería. La fuerte tradición ganadera de Argentina le ha dado una
distinguida posición en términos de sus ventajas competitivas respecto
a las condiciones de naciones como las europeas e, incluso, en relación
con Nueva Zelanda o Australia.
La información proveniente de los cuadros 1 y 2 se puede resumir de
la siguiente manera: hay un primer grupo de países, los europeos, que sin
duda forman parte de un mercado cuyos intercambios –exportaciones e
importaciones– obedecen a dos funciones de la agroindustria: producir y
exportar. La ue tiene la decisión de avanzar hacia un modelo que equili-
bre sus volúmenes de producción con las necesidades del consumo en la
escala europea, lo que le permitiría, en su perspectiva, resolver las tensio-
nes que derivan de la competencia mundial y que, como se ha constatado
en estos años, induce serias inestabilidades productivas,
Hay un segundo grupo, más pequeño, formado por dos países de
Oceanía, cuya capacidad de abasto del mercado internacional es sor-
prendente. Un tercer grupo, ligado a este mercado internacional, es
el de los países africanos, asiáticos y latinoamericanos, que tienen que
abastecerse sistemáticamente del mercado internacional. Argentina es,
en este grupo, un caso excepcional en América Latina, pues su vocación
exportadora la coloca como una de las naciones que incrementa su re-
levancia en el mercado mundial y agrega a su tradicional importancia
como exportador de carne y granos, la progresiva expansión de su capa-
cidad de exportación de derivados lácteos.
Japón, singular a su manera en Asia, en cambio, no es capaz de expor-
tar cantidades signifcativas de leche pues su producción local esta centra-
da en el autoabasto. Se especializa en exportar cantidades poco relevantes
de derivados lácteos, lo que basa especialmente en una ventaja competi-
tiva de orden biotecnológico, pero que se enlaza a la tendencia mundial
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
167
de concentración del dominio del mercado lácteo en la escala de las mul-
tinacionales. Esta nación asiática desempeña un papel extremadamente
importante en el comercio mundial, cuenta con un mercado alimentario
sumamente atractivo para los productores y, algo que le distingue de ma-
nera sobresaliente, la fuerza que han acumulado sus empresas nacionales
en la industria de los alimentos, incluidos los lácteos.
Una clave importante se halla en la dimensión particularizada de las
empresas que proveen este mercado internacional.
En el cuadro 3 se enlistan las principales empresas trasnacionales que
dominan el mercado de lácteos. La relación que se incluye en el cuadro
de exportadores guía la jerarquía de este cuadro. La trasnacional Nestlé
está en uno de los primeros lugares. También se encuentran compañías
francesas, alemana, británica, neozelandesa, estadounidense y, sorpren-
dentemente, japonesa. Es conocida la importancia de la compañía Nestlé;
en la mayoría de países latinoamericanos es tradicional su presencia como
gran intermediario de sistemas tradicionales de ordeña que le venden su
leche; esta trasnacional se especializa en deshidratar el fuido para reen-
viarlo tanto al mercado nacional como para exportarlo a otras naciones.
Es menos conocida la presencia de compañías con sede en otras latitudes,
como Japón y aún más desconocido el escenario de competencia que se
desarrolla a través de nuevos procesos de integración en lo que podemos
llamar la era de la globalización (Chauvet y González, 2001:1087).
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
La compañía neozelandesa Fonterra ha podido competir en el mer-
cado internacional basada en una ventaja particular de su territorio de
operación.
Un rasgo de estas empresas es su gran dependencia de la tierra dis-
ponible para la actividad lechera. La ampliación de su producción está
asociada a la capacidad de abasto de la demanda a precios competitivos
en el mercado internacional. Una de las condiciones de su competiti-
vidad es la disminución de los costos de la alimentación y el manejo
del ganado. Lo primero se resuelve contando con amplias praderas o
pastizales, mientras el segundo punto, que se expresa en los costos de
las instalaciones de las explotaciones ganaderas, supone precios de la
tierra competitivos en el mercado mundial. La natural dependencia de
su producción agroexportadora faculta de competencias diferenciadas a
las naciones donde se sitúan esas empresas.
El cuadro 4 muestra la notoria diferencia en la disposición de prados
y pastizales naturales entre varios países en 1995 y 2005. La magnitud
168
Cuadro 3. Las 20 empresas principales en la producción
mundial de lácteos, 2006
Compañía Ingresos
(millones de dólares)
1 Groupe Danone 8 929.4
2 Nestlé, SA 7 931.6
3 Land O’Lakes, Inc. 7 178.9
4 Kraft Foods International Inc. 6 515.6
5 Arla Foods amba 6 292.9
6 Dairy Farmers of America, Inc. 5 946.1
7 Unilever 5 424.3
8 Bongrain, SA 4 045.8
9 Campina 3 792.3
10 Sodiaal 3 220.5
11 Meiji Dairies Co. 3 007.1
12 Morinaga Milk Industry Company Co., Ltd. 2 984.6
13 Parmalat Finanziaria S.p.A. 2 954
14 Fonterra Co-operative Group Ltd 2 667.8
15 Snow Brand Milk Products Co., Ltd. 2 392.0
16 Fromageries Bel 1 978.6
17 Dairy Crest Group 1 613.2
18 Valio Group 1 392.1
19 Yakult Honsha Co., Ltd. 1 100.6
20 Wimm-Bill-Dann Foods OJSC 1 007.7
Fuente: <Forbes.com>.
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
de esas praderas y pastizales a favor del conjunto de Australia y Nueva
Zelanda es abrumadora. De entre los países con mayor abundancia de
este recurso territorial, para cuyas empresas se ha señalado la importan-
cia económica de la exportación, sólo Argentina registra una excelente
dotación de superfcies aptas para el pastoreo. De modo que Australia
(con Nueva Zelanda) y Argentina registran una natural vocación a sis-
temas ganaderos extensivos con bajos costos de producción alimentaria.
En contraste, Japón es un caso que, con una estrechísima disposición
de campos para su ganado, tiene, sin embargo, un grupo de empresas
con capacidad para competir con trasnacionales de países con mejores
recursos naturales. La base de su competitividad descansa en sistemas
169
ganaderos altamente especializados y una muy efciente integración de
la cadena agroindustrial.
Cuadro 4. Disposición de prados y praderas en países
seleccionados, 1995-2005
Uso de la tierra (miles de hectáreas)
País 1995 2005
Australia 423 048 395 407
Estados Unidos 236 000 237 600
Brasil 192 972 197 000
Kazakstán 182 326 185 098
Arabia Saudita 170 000 170 000
Argentina 99 918 99 850
Federación de Rusia 87 000 92 099
Sudáfrica 83 700 83 928
México 79 900 79 900
Colombia 40 083 38 944
Argelia 31 620 32 848
Paraguay 21 700 16 000
Venezuela 18 240 18 000
Canadá 15 682 15 430
Uruguay 13 520 13 400
Nueva Zelanda 13 350 11 594
Chile 12 930 14 000
Reino Unido 11 386 11 180
India 11 030 10 415
España 10 966 11 320
Francia 10 566 9 907
Ucrania 7 524 7 951
Alemania 5 282 4 929
Italia 4 405 4 402
Polonia 4 047 3 387
Irlanda 3 356 3 115
Georgia 1 970 1 940
Continúa
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
170
Continuación Cuadro 4. Disposición de prados y praderas en
países seleccionados, 1995-2005
Uso de la tierra (miles de hectáreas)
Pais 1995 2005
Países Bajos 1 048 980
Tailandia 800 800
Japón 405 631
Israel 145 125
República de Corea 63 57
Fuente: FAO. Base de datos estadísticos. Disponible en: <http://faostat.fao.org/site/342/
default.aspx>.
Los países europeos no obtienen ventajas notorias de la disposición
de estos recursos naturales y su situación competitiva requeriría un aná-
lisis más complejo. Nos restringiremos en adelante al caso de Japón, pre-
cisamente porque combina una situación de extrema restricción en sus
recursos naturales con una historia reciente en la adquisición del consu-
mo de lácteos, una notable efciencia en el mercado internacional y una
extraordinaria habilidad de asociación y penetración hacia los mercados
locales de zonas tan lejanas como América Latina. Finalmente, porque
Japón reúne bajo una sola experiencia la capacidad de gestión de su
mercado local –política de seguridad alimentaria–, la regulación de sus
productores nacionales –protección del ingreso del granjero–, la efcacia
en la administración de las empresas procesadoras de lácteos –estímulos
a la competencia– y la innovación y efciencia en la integración de una
cadena alimentaria que combina con resultados afortunados el bienes-
tar de su población y la salud de sus empresas.
Producción, consumo y trasnacionalización
Un rápido vistazo a las tendencias globales en la producción y consumo
de leche en las naciones desarrolladas y no desarrolladas es más que
ilustrativo. En el cuadro 5 se presenta una selección de países en los que
se pueden observar sus volúmenes de producción y consumo. Los datos
son más que relevantes. Existe una gran asimetría en la producción de
leche incluso si no consideramos el tamaño de cada país y sólo los com-
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
171
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
paramos en función de la cantidad de alimentos lácteos producidos,
medidos en gramos diarios por persona.
En el aspecto de la producción per cápita destaca la cantidad alcan-
zada en 2005 por Nueva Zelanda (9 861.11), en comparación con la de
Irlanda (3 539.69) y la de los Países Bajos (1 767.20). Es decir, la can-
tidad que se produce en esos países rebasa con mucho las necesidades
de consumo individual. Si se combina este hecho con el tamaño de la
demanda, lógicamente crece el volumen exportable, en mayor medida
ahí donde la producción per cápita es mayor. La superioridad de Nue-
va Zelanda es descomunal; es evidente la disponibilidad de excedentes
para la exportación que tiene este país.
En el polo opuesto se observa la menor capacidad de producción,
calculada bajo ese esquema de gramos diarios por persona, por nacio-
nes como México, India y Japón, (271.66, 230.93 y 177.48, respecti-
vamente). Es decir, se registra una superioridad enorme en el caso de
Nueva Zelanda (más de 35 veces la producción de México) o de Irlanda
(13 veces la de México y 15 veces la de India). Más signifcativa es la
capacidad mostrada por una gran economía como la japonesa. En este
caso, su producción es inferior a las de México y de la India.
El volumen de producción de México, como se ha descrito, no es
sufciente para cubrir la demanda interna y le lleva, en cambio, a ser
uno de los más importantes importadores de leche en polvo. Japón,
en contraste, con una producción per cápita inferior, es un país auto-
sufciente en el abasto de leche líquida. Sin atender al tamaño de sus
poblaciones, es importante señalar los diferentes hábitos alimentarios
de las naciones asiáticas y occidentales. Para México, como para toda la
región latinoamericana, la tradición del consumo de lácteos se remonta
a los tiempos de la conquista española y la Colonia, cuando se adoptó
en la Nueva España el hábito de producir y consumir quesos y otros
derivados lácteos. A esta costumbre se ha de sumar el acelerado proceso
de urbanización, rasgo que se comparte con el resto de Latinoamérica,
lo que concentró la demanda de lácteos en una población que también
sustituye de manera acelerada la práctica de la alimentación al seno ma-
terno. La amplia presencia de población rural en naciones como India,
seguramente explica su baja propensión al consumo lácteo a pesar de
la extraordinaria cantidad que se requiere para abastecer su mercado
interior. Lo mismo sucede en el caso de China.
172
Cuadro 5. Producción y consumo de leche fresca en algunos
países, 1990-2005
Leche entera fresca
Producción gramos/persona/día
País 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005
Nueva Zelanda 6 031.25 6 237.89 6 285.21 6 924.69 7 440.41 6 954.17 7 422.10 8 128.76 8 303.08 7 878.46 8 779.89 9 319.06 9 738.24 9 962.58 10 322.91 9 861.11
Irlanda 4 211.27 4 109.53 4 127.23 4 057.90 4 082.47 4 059.12 3 988.39 3 921.92 3 760.21 3 738.31 3 716.37 3 818.31 3 746.47 3 634.26 3 704.39 3 539.69
Países Bajos 2 057.06 2 010.8 2 151.71 1 966.81 1 939.49 2 001.58 1 939.50 1 912.00 1 913.47 1 933.46 1 919.23 1 876.77 1 816.55 1 874.42 1 837.04 1 767.20
Australia 1 048.26 1 056.42 1 095.15 1 175.47 1 278.58 1 282.56 1 345.96 1 379.48 1 425.11 1 519.58 1 600.86 1 537.97 1 443.38 1 390.99 1 381.40 1 361.35
Francia 1 294.49 1 303.68 1 260.42 1 233.79 1 226.91 1 228.27 1 210.94 1 199.46 1 192.35 1 191.39 1 191.35 1 182.18 1 189.77 1 156.34 1 138.01 1 173.91
Polonia 1 138.69 1 035.01 939.51 900.28 868.76 826.57 830.17 860.98 895.54 874.59 847.61 848.31 848.51 853.35 849.20 857.58
Estados Unidos de América 716.82 709.09 716.45 707.76 713.96 714.11 700.68 702.70 701.37 717.29 731.18 713.82 726.68 720.64 715.46 733.39
Canadá 788.76 760.85 736.76 715.91 731.99 740.52 730.63 743.23 745.69 735.71 722.23 716.58 696.92 697.23 685.90 687.68
Argentina 528.25 507.59 555.83 582.68 638.67 689.81 710.05 719.45 746.89 799.24 751.57 718.02 640.01 590.94 578.34 671.07
Reino Unido 733.40 707.77 706.21 706.47 711.87 702.58 698.50 697.65 685.44 700.90 673.99 681.79 686.91 691.06 667.90 666.79
Federación de Rusia 866.64 853.36 774.04 722.12 658.94 629.06 614.19 598.22 599.82 613.99 628.02 628.67 609.18 592.74
Pakistán 356.99 365.20 374.61 384.85 395.47 407.55 480.39 480.69 481.28 482.67 485.20 488.91 493.62 501.00 507.74 514.25
Brasil 276.24 282.83 291.29 283.36 282.50 290.33 321.11 318.86 314.57 316.12 322.91 330.00 343.18 347.82 361.76 373.47
México 210.57 226.08 230.73 240.73 233.54 231.75 232.80 236.32 238.80 250.81 259.39 261.17 264.05 265.52 265.87 271.66
India 170.97 168.54 172.17 175.95 179.82 187.67 192.48 195.85 201.03 208.49 208.60 214.77 214.64 215.94 223.35 230.93
Japón 181.62 182.53 188.93 189.43 183.69 183.02 188.51 187.76 185.71 182.84 183.25 178.69 180.21 180.28 178.56 177.48
China 16.69 17.81 18.69 18.67 19.69 21.23 22.66 22.23 22.94 24.32 26.55 30.91 36.66 45.95 50.67 61.00
Leche*
Consumo gramos/persona/día
País 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999.00 2000 2001 2002 2003 2004 2005
Irlanda 996.20 923.76 866.98 826.94 808.99 806.50 807.98 825.49 843.92 858.10 867.48 874.46 881.71 892.08 904.26 916.87
Francia 965.32 959.43 951.44 940.16 926.00 912.81 905.19 905.63 913.22 924.15 933.34 935.65 927.76 909.87 886.21 861.28
EstadosUnidos de América 638.35 657.94 684.73 703.45 710.81 708.96 702.90 698.25 697.98 701.62 706.43 709.94 710.79 709.15 706.06 702.63
Países Bajos 781.58 780.01 774.69 768.95 767.51 770.70 773.55 773.37 770.94 771.15 773.76 774.88 768.49 750.44 723.50 692.13
Nueva Zelanda 783.99 733.19 683.35 638.10 599.94 571.39 553.84 546.55 546.47 552.17 561.79 576.32 595.93 617.90 641.17 668.82
Australia 748.58 720.65 702.56 698.96 702.48 700.07 689.46 678.37 664.84 648.29 629.00 611.12 600.26 594.85 596.51 601.42
Canadá 583.44 573.58 564.66 556.80 549.66 542.68 536.52 532.32 531.08 532.60 535.74 539.31 543.11 547.37 552.19 557.33
Federación de Rusia 528.40 517.30 506.13 495.63 488.52 492.50 499.34 505.98 507.25 507.35 507.59 507.67 508.28 506.02
Polonia 791.77 737.68 684.99 636.17 595.24 567.35 557.38 562.42 571.76 570.04 553.40 531.63 514.26 501.80 483.90 459.47
Argentina 407.38 430.02 453.75 474.91 495.85 510.73 521.94 528.59 536.61 538.75 523.57 483.06 429.95 390.45 371.09 362.45
Brasil 258.36 262.44 267.07 271.60 282.27 296.92 308.66 313.93 313.96 312.22 311.37 312.06 313.61 314.67 315.01 314.91
México 243.28 257.24 268.38 272.00 266.81 257.13 251.34 253.58 262.00 273.14 283.80 292.53 298.93 303.54 307.13 310.04
Japón 211.05 212.66 213.90 214.38 213.94 212.93 211.68 210.33 208.97 207.78 206.96 206.50 206.38 206.43 206.59 206.79
Continúa
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
173
Cuadro 5. Producción y consumo de leche fresca en algunos
países, 1990-2005
Leche entera fresca
Producción gramos/persona/día
País 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005
Nueva Zelanda 6 031.25 6 237.89 6 285.21 6 924.69 7 440.41 6 954.17 7 422.10 8 128.76 8 303.08 7 878.46 8 779.89 9 319.06 9 738.24 9 962.58 10 322.91 9 861.11
Irlanda 4 211.27 4 109.53 4 127.23 4 057.90 4 082.47 4 059.12 3 988.39 3 921.92 3 760.21 3 738.31 3 716.37 3 818.31 3 746.47 3 634.26 3 704.39 3 539.69
Países Bajos 2 057.06 2 010.8 2 151.71 1 966.81 1 939.49 2 001.58 1 939.50 1 912.00 1 913.47 1 933.46 1 919.23 1 876.77 1 816.55 1 874.42 1 837.04 1 767.20
Australia 1 048.26 1 056.42 1 095.15 1 175.47 1 278.58 1 282.56 1 345.96 1 379.48 1 425.11 1 519.58 1 600.86 1 537.97 1 443.38 1 390.99 1 381.40 1 361.35
Francia 1 294.49 1 303.68 1 260.42 1 233.79 1 226.91 1 228.27 1 210.94 1 199.46 1 192.35 1 191.39 1 191.35 1 182.18 1 189.77 1 156.34 1 138.01 1 173.91
Polonia 1 138.69 1 035.01 939.51 900.28 868.76 826.57 830.17 860.98 895.54 874.59 847.61 848.31 848.51 853.35 849.20 857.58
Estados Unidos de América 716.82 709.09 716.45 707.76 713.96 714.11 700.68 702.70 701.37 717.29 731.18 713.82 726.68 720.64 715.46 733.39
Canadá 788.76 760.85 736.76 715.91 731.99 740.52 730.63 743.23 745.69 735.71 722.23 716.58 696.92 697.23 685.90 687.68
Argentina 528.25 507.59 555.83 582.68 638.67 689.81 710.05 719.45 746.89 799.24 751.57 718.02 640.01 590.94 578.34 671.07
Reino Unido 733.40 707.77 706.21 706.47 711.87 702.58 698.50 697.65 685.44 700.90 673.99 681.79 686.91 691.06 667.90 666.79
Federación de Rusia 866.64 853.36 774.04 722.12 658.94 629.06 614.19 598.22 599.82 613.99 628.02 628.67 609.18 592.74
Pakistán 356.99 365.20 374.61 384.85 395.47 407.55 480.39 480.69 481.28 482.67 485.20 488.91 493.62 501.00 507.74 514.25
Brasil 276.24 282.83 291.29 283.36 282.50 290.33 321.11 318.86 314.57 316.12 322.91 330.00 343.18 347.82 361.76 373.47
México 210.57 226.08 230.73 240.73 233.54 231.75 232.80 236.32 238.80 250.81 259.39 261.17 264.05 265.52 265.87 271.66
India 170.97 168.54 172.17 175.95 179.82 187.67 192.48 195.85 201.03 208.49 208.60 214.77 214.64 215.94 223.35 230.93
Japón 181.62 182.53 188.93 189.43 183.69 183.02 188.51 187.76 185.71 182.84 183.25 178.69 180.21 180.28 178.56 177.48
China 16.69 17.81 18.69 18.67 19.69 21.23 22.66 22.23 22.94 24.32 26.55 30.91 36.66 45.95 50.67 61.00
Leche*
Consumo gramos/persona/día
País 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999.00 2000 2001 2002 2003 2004 2005
Irlanda 996.20 923.76 866.98 826.94 808.99 806.50 807.98 825.49 843.92 858.10 867.48 874.46 881.71 892.08 904.26 916.87
Francia 965.32 959.43 951.44 940.16 926.00 912.81 905.19 905.63 913.22 924.15 933.34 935.65 927.76 909.87 886.21 861.28
EstadosUnidos de América 638.35 657.94 684.73 703.45 710.81 708.96 702.90 698.25 697.98 701.62 706.43 709.94 710.79 709.15 706.06 702.63
Países Bajos 781.58 780.01 774.69 768.95 767.51 770.70 773.55 773.37 770.94 771.15 773.76 774.88 768.49 750.44 723.50 692.13
Nueva Zelanda 783.99 733.19 683.35 638.10 599.94 571.39 553.84 546.55 546.47 552.17 561.79 576.32 595.93 617.90 641.17 668.82
Australia 748.58 720.65 702.56 698.96 702.48 700.07 689.46 678.37 664.84 648.29 629.00 611.12 600.26 594.85 596.51 601.42
Canadá 583.44 573.58 564.66 556.80 549.66 542.68 536.52 532.32 531.08 532.60 535.74 539.31 543.11 547.37 552.19 557.33
Federación de Rusia 528.40 517.30 506.13 495.63 488.52 492.50 499.34 505.98 507.25 507.35 507.59 507.67 508.28 506.02
Polonia 791.77 737.68 684.99 636.17 595.24 567.35 557.38 562.42 571.76 570.04 553.40 531.63 514.26 501.80 483.90 459.47
Argentina 407.38 430.02 453.75 474.91 495.85 510.73 521.94 528.59 536.61 538.75 523.57 483.06 429.95 390.45 371.09 362.45
Brasil 258.36 262.44 267.07 271.60 282.27 296.92 308.66 313.93 313.96 312.22 311.37 312.06 313.61 314.67 315.01 314.91
México 243.28 257.24 268.38 272.00 266.81 257.13 251.34 253.58 262.00 273.14 283.80 292.53 298.93 303.54 307.13 310.04
Japón 211.05 212.66 213.90 214.38 213.94 212.93 211.68 210.33 208.97 207.78 206.96 206.50 206.38 206.43 206.59 206.79
Continúa
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
174
Continuación Cuadro 5. Producción y consumo de leche fresca
en algunos países, 1990-2005
Consumo kilocalorias/gramos/persona/día
País 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005
Irlanda 597.72 554.26 520.19 496.16 485.40 483.90 484.79 495.29 506.35 514.86 520.49 524.68 529.03 535.25 542.56 550.13
Francia 584.98 580.45 575.62 568.80 560.23 553.17 548.55 548.81 553.41 560.04 565.60 567.94 563.15 552.29 537.93 522.80
Estados Unidos de América 383.01 394.77 410.84 422.07 426.49 425.37 421.74 418.95 418.79 420.97 423.86 425.96 426.47 425.49 423.64 421.58
Países Bajos 468.95 468.01 464.82 461.37 460.51 462.42 464.13 464.02 462.57 462.69 464.26 464.93 461.10 450.26 434.10 415.28
Nueva Zelanda 470.39 439.91 410.01 382.86 359.96 342.84 332.30 327.93 327.88 331.30 337.08 345.79 357.56 370.74 384.70 401.29
Australia 449.15 432.39 421.53 419.38 421.49 420.04 413.67 407.02 398.90 388.97 377.40 366.67 360.16 356.91 357.90 360.85
Pakistán 244.72 246.50 249.77 255.38 264.43 282.91 298.53 314.32 317.52 315.30 316.37 319.62 321.40 323.43 335.23 352.60
Canadá 350.07 344.15 338.80 334.08 329.80 325.61 321.91 319.39 318.65 319.56 321.44 323.59 325.87 328.42 331.31 334.40
Federación de Rusia 317.04 310.38 303.68 297.38 293.60 295.99 300.10 304.09 304.86 304.92 305.06 305.11 305.48 304.12
Polonia 475.07 442.61 410.99 381.70 357.15 340.41 334.43 337.45 343.06 342.02 332.04 318.98 308.56 301.08 290.34 275.68
Argentina 244.43 258.01 272.25 284.95 297.51 306.44 313.17 317.15 321.96 323.25 314.14 289.84 257.97 234.27 222.66 217.47
Brasil 155.27 157.73 160.51 163.23 169.64 178.45 185.51 188.67 188.69 187.64 187.13 187.55 188.48 189.12 189.32 189.26
México 146.46 154.86 161.57 163.74 160.62 154.79 151.06 152.40 157.46 164.16 170.57 175.81 179.66 182.43 184.58 186.33
India 126.85 121.87 119.47 120.10 122.86 127.11 131.16 134.01 137.69 139.98 141.93 143.30 144.45 145.76 146.32 146.70
Japón 126.63 127.60 128.34 128.63 128.37 127.76 127.01 126.20 125.38 124.67 124.17 123.90 123.83 123.86 123.95 124.07
Fuente: FAO. Base de datos estadísticos. Disponible en: <http://faostat.fao.org/site/342/default.aspx>.
* Se refere al consumo de lácteos convertidos a equivalentes de leche líquida.
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
Naturalmente, esta asimetría se refeja en el consumo por persona.
Mientras Irlanda, con 916.87 gramos diarios per cápita, o Francia, con
861.28, registran consumos notables, según datos de 2005, México y
Japón suman cantidades mucho menores: 310.04 y 206.79 gramos dia-
rios per cápita, respectivamente.
La distancia entre los países seleccionados es mayor en el caso de
la producción que en el consumo. En el primer caso la diferencia es
de múltiplos de 10; en el segundo, llega a ser el triple o cuádruple del
consumo entre el último y el primer. El cuadro 5 permite identifcar
dos naciones, México y Japón, con niveles semejantes de consumo, ya
sea en términos absolutos de gramos diarios por persona o en cuanto
al aporte energético. En este último caso, por cierto, la distancia entre
ambas naciones disminuye ligeramente. De inmediato se puede referir a
la capacidad absoluta de producción de ambas naciones. Redondeando
los datos ofrecidos por la Secretaría de Economía de México encon-
tramos que el país produce anualmente poco más de 10 millones de
175
Continuación Cuadro 5. Producción y consumo de leche fresca
en algunos países, 1990-2005
Consumo kilocalorias/gramos/persona/día
País 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005
Irlanda 597.72 554.26 520.19 496.16 485.40 483.90 484.79 495.29 506.35 514.86 520.49 524.68 529.03 535.25 542.56 550.13
Francia 584.98 580.45 575.62 568.80 560.23 553.17 548.55 548.81 553.41 560.04 565.60 567.94 563.15 552.29 537.93 522.80
Estados Unidos de América 383.01 394.77 410.84 422.07 426.49 425.37 421.74 418.95 418.79 420.97 423.86 425.96 426.47 425.49 423.64 421.58
Países Bajos 468.95 468.01 464.82 461.37 460.51 462.42 464.13 464.02 462.57 462.69 464.26 464.93 461.10 450.26 434.10 415.28
Nueva Zelanda 470.39 439.91 410.01 382.86 359.96 342.84 332.30 327.93 327.88 331.30 337.08 345.79 357.56 370.74 384.70 401.29
Australia 449.15 432.39 421.53 419.38 421.49 420.04 413.67 407.02 398.90 388.97 377.40 366.67 360.16 356.91 357.90 360.85
Pakistán 244.72 246.50 249.77 255.38 264.43 282.91 298.53 314.32 317.52 315.30 316.37 319.62 321.40 323.43 335.23 352.60
Canadá 350.07 344.15 338.80 334.08 329.80 325.61 321.91 319.39 318.65 319.56 321.44 323.59 325.87 328.42 331.31 334.40
Federación de Rusia 317.04 310.38 303.68 297.38 293.60 295.99 300.10 304.09 304.86 304.92 305.06 305.11 305.48 304.12
Polonia 475.07 442.61 410.99 381.70 357.15 340.41 334.43 337.45 343.06 342.02 332.04 318.98 308.56 301.08 290.34 275.68
Argentina 244.43 258.01 272.25 284.95 297.51 306.44 313.17 317.15 321.96 323.25 314.14 289.84 257.97 234.27 222.66 217.47
Brasil 155.27 157.73 160.51 163.23 169.64 178.45 185.51 188.67 188.69 187.64 187.13 187.55 188.48 189.12 189.32 189.26
México 146.46 154.86 161.57 163.74 160.62 154.79 151.06 152.40 157.46 164.16 170.57 175.81 179.66 182.43 184.58 186.33
India 126.85 121.87 119.47 120.10 122.86 127.11 131.16 134.01 137.69 139.98 141.93 143.30 144.45 145.76 146.32 146.70
Japón 126.63 127.60 128.34 128.63 128.37 127.76 127.01 126.20 125.38 124.67 124.17 123.90 123.83 123.86 123.95 124.07
Fuente: FAO. Base de datos estadísticos. Disponible en: <http://faostat.fao.org/site/342/default.aspx>.
* Se refere al consumo de lácteos convertidos a equivalentes de leche líquida.
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
litros mientras Japón suma alrededor de ocho millones. ¿Es la menor
capacidad de producción japonesa la causa de sus niveles de consumo
menores que México? No es tan clara esa suposición.
La estructura de la importación de leche en ambos casos es más que
sugerente.
En 2006, las importaciones de leche entera en polvo sumaron para
Japón 1.047 millones de dólares, mientras México importó cantidades
con un costo de 104.492 millones de dólares. Para el caso de la leche des-
natada en polvo, las cifras, también en millones de dólares, son 358.792
para México y 68.535 para Japón. Es decir que México gasta alrededor
de 10 veces más que Japón en la compra de leche entera en polvo y unas
cinco veces más que ese país en leche desnatada. Entonces, la asimetría
entre ambas naciones es hasta paradójica: México gasta una cantidad 10
veces mayor que Japón para apenas consumir alrededor de una vez y me-
dia más que su población. Con una población numéricamente compa-
rable, México está más habituado al consumo de lácteos, aunque este
176
consumo se concentra en los centros urbanos. La concentración de este
consumo urbano quizá explica el bajo impacto nutrimental de la leche en
la población menor de cinco años de edad, donde se registra un índice de
desnutrición de hasta 7%. Si a estos datos agregamos las cifras de impor-
tación de yogur, el panorama es más preocupante. El cuadro 1 muestra
datos de importación de leche de algunos países. México importa una
cantidad bastante signifcativa, al grado de ubicarse entre los primeros
20 importadores de leche entera en polvo y en el cuarto lugar entre los
importadores de leche desnatada en polvo. En tanto, Japón importa leche
en cantidades casi irrelevantes, por lo cual no aparece entre los primeros
lugares en ese rubro. La explicación se puede hallar en la disposición ja-
ponesa de empresas con alta tecnología en producción de alimentos, de
modo que son capaces de optimizar la importación de leche para fnes
industriales con enlazamiento a cadenas de valor que integran mercados
muy dinámicos y altamente exigentes en la calidad de sus alimentos.
Si sólo consideramos el aspecto nutricio de la leche como fuente de
bienestar social, podemos partir de un supuesto reconocido mundial-
mente: Japón no tiene problemas nutrimentales ni, en el límite extremo
superior, serios problemas de obesidad. México, en cambio, tiene un pro-
blema de ambos extremos, a pesar de producir y acopiar, desde el merca-
do internacional, un volumen más que superior de lácteos si se compara
la disposición y uso de este alimento por parte de Japón. Éste es el punto
básico de la disponibilidad láctea. La reciente costumbre asiática del con-
sumo de lácteos indispone a sus sistemas digestivos para procesar la larga
cadena grasa de un alimento que produce la vaca para un becerro, el cual
supera con creces la habilidad digestiva del ser humano. Es muy frecuente
encontrar intolerancia a la lactosa y ocurrencia de intoxicaciones en los ni-
ños cuando se les inicia en el consumo de leche de vaca (Tsuchiya, 2003).
Por esta razón, entre otras, naciones como Japón avanzaron rápidamente
en la dirección de procesar los lácteos para aumentar su digestibilidad
con productos como el Yakult y, en forma más generalizada, aumentando
la oferta de lácteos que permiten una más fácil digestión de la leche, por
medio del consumo de quesos o, mejor todavía, predigieren la leche, en
yogur, de modo que su asimilación sea más sencilla para el aparato diges-
tivo humano. Claro que para alcanzar este propósito se requiere de una
tecnología alimentaria sufciente.
Ahora tenemos dos casos contrastantes en el marco mundial. Por un
lado, una nación de reciente ingreso a los hábitos de consumo occiden-
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
177
tal, capaz de abastecer a su población de un alimento que puede cons-
tituir una parte estratégica de su nutrición. Por el otro, México, con
un mercado interno muy dinámico aunque concentrado en las grandes
ciudades y dependiente en extremo del abasto del mercado internacio-
nal. Una paradoja que se registra desde fecha reciente es el lanzamiento
de una empresa mexicana en el escenario internacional, pero no por el
acopio de capital a partir del mercado interno, sino por su proyección
como gran comprador de los activos de una poderosa cooperativa de
ganaderos estadounidenses. El contraste, entonces, es muy signifcati-
vo: procesos de desarrollo de mercados de consumo nacional adminis-
trados de manera diametralmente opuesta, con grupos empresariales y
gestiones gubernamentales también de extrema diferencia conducen a
modelos nacionales de resultados opuestos para su población. En este
terreno, las empresas trasnacionales envuelven con novedosos sistemas
de compras y adquisiciones los mercados asiático y latinoamericano.
En Sudamérica se ha robustecido la tendencia hacia la adquisición
de empresas nacionales por ese gigante llamado Fonterra. La empresa
neozelandesa ya está asociada con la empresa argentina Sancor y, en
el contexto de alza de precios, la pujanza de la exportación argentina
seguramente pronunciará nuestra dependencia de una de esas grandes
trasnacionales colocadas en un espacio nacional “amigo”.
3

La asociación de Fonterra con empresas latinoamericanas no es un
caso individual que se haya experimentado en Argentina de modo ca-
sual. En mayo del 2008 se dio a conocer que esta compañía había sido
fnalmente autorizada para comprar una mayor proporción de acciones,
que la convirtieron prácticamente en la dueña absoluta de la empresa
chilena Soprole (fabricante de productos lácteos, yogures, leches líqui-
das, postres, mantequillas).
4
Esta adquisición permite la futura conso-
lidación de la alianza Nestlé-Fonterra a partir de un acuerdo previo de
estas dos gigantescas empresas, en lo que se llama la Alianza Lechera de
América (dpa, por sus siglas en inglés).
3
De acuerdo con la página web de Fonterra, ellos participan con un tercio del comercio
mundial de lácteos.
4
El diario chileno El Mercurio informó en su edición del 2 de mayo del 2008: “Fonterra
pagó 202 millones de dólares por el 43% de Soprole, de esa forma logró 99.44% del control
accionario de la compañía láctea chilena. Paralelamente Fonterra tendrá 86.19% de la filial de
Soprole, Prolesur, propietaria de las plantas procesadoras de leche ubicadas en Temuco, Los
Lagos y Osorno”.
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
178
Junto con Argentina, Australia, Brasil, Chile y Uruguay, Nueva Ze-
landa forma parte de la Alianza Láctea Global, que se fundó en 2002 y
agrupa a un millón y medio de productores, que generan un total de 60
mil millones de litros anuales. En 2002, los seis países integrantes de la
alianza contaron con alrededor de 55% del comercio internacional de
lácteos. La empresa líder del sector lácteo, el grupo cooperativo Fonte-
rra, cuenta con unos 12 mil socios y una facturación anual de 14 mil
millones de dólares. Para fnanciar la expansión cada vez más intensa de
sus operaciones más allá de las fronteras de ese país, Fonterra busca, por
un lado, inversores para algunas de sus actividades ya establecidas, al
tiempo que prepara su cotización en la Bolsa de Valores, posiblemente
en 2010, con el objetivo de tener acceso a los fondos necesarios para su
conversión en una empresa global. El proceso de crecimiento y expan-
sión estuvo potenciado por el alza generalizada del precio de la leche y
sus derivados, que favoreció a trasnacionales como Fonterra y Nestlé, al
tiempo que perjudicó a los consumidores, sobre todo a los más pobres,
y a muchos productores.
La alianza Fonterra-Nestlé data de marzo de 2002, cuando los dos
socios acordaron establecer las primeras cinco plantas conjuntas en Bra-
sil, Venezuela y Argentina, además de un centro regional de gestión.
Como parte del acuerdo, Fonterra vendió a Nestlé su producción de
leche en polvo de Venezuela, República Dominicana, Perú y varios paí-
ses de América Central.
5

La expansión de la empresa neozelandesa hacia América Latina se
une a un fenómeno quizá más preocupante. La necesidad de tierras
para la producción de alimentos estimula aún más la proximidad de
Asia-Pacífco y América Latina. Por un lado la búsqueda de tierras es ya
un hecho notorio para los australianos y neozelandeses.
6
Ahí reaparece
Japón.
La revista Biodiversidad, en editorial de su edición de agosto de
2008, informó que Japón ha adquirido en el sudeste asiático y América
5
Boletín de la Unión Internacional de los Trabajadores de la Alimentación, Agrícolas,
Hoteles, Restaurantes, Tabaco y Afines (uita), sección Uruguay, abril de 2008.
6
El sitio informativo neozelandés Stuff confirmó este hecho el 29 de julio de 2008. A su
vez, el importante diario uruguayo El País informó en su edición del 16 de agosto del 2008 que
en los últimos ocho años un tercio de la propiedad rural había cambiado de dueño y, aunque no
se tenía un cálculo exacto, se sabía que una buena parte de esas operaciones es responsabilidad
de inversionistas extranjeros.
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
179
Latina alrededor de 12 millones de hectáreas para producir alimentos
que se exportan a esa nación. Esto signifca que ahora Japón posee el
triple de las tierras que siembra dentro de su territorio. La tendencia
no es única de la expansión japonesa, pues se han registrado compras
espectaculares de naciones petroleras (en Ucrania, por ejemplo) y de
China, que calcula necesario ampliar su base territorial más allá de los
límites de sus fronteras. El cálculo es estratégico. Tan sólo para el caso
de la leche, Fonterra ha calculado que en la próxima década la demanda
de lácteos proveniente de China alcanzará los 50 millones de toneladas.
Esta suma representa un tercio de la demanda mundial prevista para esa
década. Es decir, se registrarán unas 150 millones de toneladas de leche
como demanda adicional en el mundo.
La carrera en el mercado mundial se concentra claramente en los
grandes jugadores. Japón se incorpora a esta tendencia, sin embargo,
no sólo como un cauteloso inversionista que trata de controlar la base
territorial de su futura demanda alimenticia. Las empresas del sector
alimentario de Japón se han movido hacia el territorio asiático y tienen
una fuerte presencia en Oceanía. La compañía Kirin es propietaria de
la cooperativa National Food y, al lado de Fonterra, ha estado tratando
de adquirir a la cooperativa Dairy Farm de Australia, que tiene un total
de dos mil socios, en una operación que se calcula costaría entre 800 y
1 200 millones de dólares. Las negociaciones estuvieron estrechamente
vinculadas a la supervisión de la comisión de competencia de Australia y
cuentan con un tercero interesado en la adquisición de esa cooperativa,
que es Parmalat. Durante todo el primer semestre de 2008 las negocia-
ciones parecían dar más oportunidades al grupo japonés que, por este
medio, se haría de una base de lanzamiento más poderosa en las inten-
ciones de expandir la importancia global de los productores de alimen-
tos de Japón. El poderío de estas empresas, ya sea en sus estrategias de
joint ventures, como compradoras directas de tierras para la expansión
lechera o reproduciendo experiencias previas, es el mejor resultado para
ilustrar la extrema debilidad de los mercados latinoamericanos, muy a
contrapelo de la potencia que desde esas mismas naciones han tenido
empresas agroindustriales que adoptan la forma ahora conceptualizada
como translativas.
En síntesis, podemos decir que, como se previó hace unos 15 años,
a medio camino de la operación de la estrategia de liberalización del
mercado mundial de alimentos, si, por un lado, el valor del comercio
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
180
de lácteos se ha incrementado por el aumento de la demanda alimenta-
ria, por otro, en realidad los productores que logran permanecer siguen
padeciendo la extrema dispersión o fragmentación que les limita toda
posibilidad de engancharse en la cadena de producción con posibilida-
des de lograr mejores condiciones de distribución de las ganancias de tal
crecimiento. No hay, para ellos, los benefcios prometidos por la teoría
(Anderson, 2009; Quiroz y Opazo, 2000: 192).
Nación, mercado local y bienestar
Japón es un país que tiene serias restricciones territoriales para su pro-
ducción rural. Posee una superfcie de 377.8 mil kilómetros cuadrados
pero dispone de muy poca tierra arable: 4.692 millones de hectáreas; es
decir, poco más de 10%.
La producción de leche, que exige amplios territorios, se ha desarro-
llado especialmente en el norte del país, la isla de Hokkaido, aunque
en el centro se extienden algunas explotaciones. Esa producción se ini-
ció con la ordeña de vacas llamadas nambu en la ciudad de Hakodate
(la última ciudad de la isla principal de Japón antes de cruzar hacia
Hokkaido) en 1857. Su expansión no fue tan acelerada ni se difundió
en las zonas del sur de Japón debido a las ventajas medioambientales
que se hallaban en el norte de la isla principal. La distribución espacial
de Japón polariza las temperaturas que se registran a lo largo del año.
Mientras en el norte, la isla de Hokkaido, se alcanzan temperaturas
sumamente frías y a eso se suma la reciente colonización de sus tierras,
la vocación natural de esas tierras parece estar destinada a la producción
ganadera, como la que se expandió en las naciones del norte europeo. La
temperatura anual promedio de Sapporo es de 8.5 grados centígrados,
a diferencia del promedio de Tokio, que alcanza los 16.5 grados centí-
grados. En el centro de Japón, en la región de Tokio, las temperaturas
varían a lo largo del año pero hay un periodo, desde mayo hasta fnales
de septiembre, en que las temperaturas rondan los 30 grados centígra-
dos, lo que limita de modo notable tanto los volúmenes de producción
de sus hatos lecheros cuanto la calidad de ese producto. A medida que
se avanza hacia el sur de la isla principal, las temperaturas aumentan,
lo que hace casi imposible el desarrollo de la ganadería competitiva.
Ésta es una de las razones que ayuda a entender la manera como la ga-
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
181
nadería colonizó a Japón. La organización social de esa nación se había
mantenido fuera de la expansión económica y cultural de Occidente
hasta mediados del siglo xix y ese aislamiento incluyó la ausencia de
producción ganadera de bovinos, tanto para la leche como para la car-
ne. Así que cuando se consiguió la apertura a Occidente, el espacio más
sensible al asentamiento de la ganadería fue un sitio alejado del centro
económico, cultural y poblacional de esa nación.
En 1873, Edwin Dan, un colonizador del norte de Japón, abrió una
fundación para iniciar la producción lechera con la introducción de va-
cas darham. Estos animales fueron usados también para producir carne,
como se hacia en ese tiempo en Estados Unidos. En 1878 la Escuela
de Agricultura de Sapporo importó vacas de ordeña tipo ayrshire. En
1889 se importaron las primeras vacas tipo holstein bajo la responsabi-
lidad de granjeros particulares y de la propia escuela mencionada. En
1923 Hokkaido invitó a granjeros de Dinamarca para que enseñaran
su manera de organización y manejo de ranchos especializados en la
producción de lácteos. En 1999, el número de granjeros lecheros era de
10 300, había 878 mil cabezas de ganado lechero y la producción de
leche por cabeza fue de 8.2 kilogramos, con lo que se alcanzó el nivel
de países de la Unión Europea. La producción de leche total en 1998
fue de 3.64 millones de toneladas, lo que representó 42.4% de la pro-
ducción nacional.
El auge de la producción regional ha hecho que forezca en todo
Hokkaido la producción de leche; desde ahí se realizan embarques por
mar y tierra hacia los principales centros urbanos de consumo de lácteos
(maff, 1980-2005).
Las estrechas condiciones de la producción lechera asumidas por
rancheros japoneses les ha presentado la única opción de elevar su pro-
ductividad mediante técnicas de alimentación y reproducción del hato
ganadero, lo que los coloca en niveles de competitividad con naciones
de mejores recursos naturales o de más larga tradición lechera. El siste-
ma de manejo del hato lechero es, debido a las restricciones de tierra y
pastizales, altamente especializado.
El hato ganadero de Japón esta compuesto por vacas holstein, y el
rendimiento de leche (sobre 8.8 kilogramos por cabeza en 2003) es el sép-
timo más alto del mundo. Como se ha sugerido anteriormente, alrededor
de 29 mil granjas lecheras tienen un total de 1.69 millones de cabezas
de ganado lechero (no incluye animales holstein usados para carne), o
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
182
aproximadamente 59 cabezas por granja. Más de 40% de producción de
leche está en la isla de Hokkaido, donde nueve mil granjas tienen 864 mil
vacas lecheras (96 cabezas por granja). Aunque el promedio de Hokkaido
duplica el registrado en el resto de Japón, la distribución individual de los
hatos ganaderos es bastante reducida, lo que permite calcular que el des-
tino del promedio de los ranchos lecheros representa muy de cerca lo que
sucede con cada familia. Esta situación es muy parecida a la distribución
del ingreso en todo el país en la que el promedio del ingreso expresa muy
de cerca las condiciones económicas de cada familia.
La producción lechera, altamente especializada, en la que no es po-
sible abatir costos de alimentación con pastos naturales o inducidos,
como el caso australiano o el argentino, ha llevado a Japón a ser un
productor muy dependiente de forrajes del mercado internacional
7
y,
en particular, del abasto que les asegura Estados Unidos de América.
En el resto de Japón, el tamaño del hato ganadero es menor: 42
cabezas por granjero. Japón mantiene una red compleja de políticas que
proporcionan gran protección a su producción doméstica de leche. La
mayoría del apoyo se destina a la fabricación de leche y se logra a través
de barreras arancelarias que transferen aproximadamente 14 mil millo-
nes de yenes a los productores japoneses de leche líquida, permitiéndo-
seles vender por encima de los precios internacionales de ese producto.
Adicionalmente, el Ministerio de Agricultura destina más de 400 mi-
llones de yenes para los productores. En el caso de los rancheros de le-
che, éstos están organizados en cooperativas que entregan a las ofcinas
municipales, las cuales a su vez tienen una organización responsable de
la compra del total estimado para cada grupo de productores. Se con-
forma, así, un mercado en extremo oligopólico en relación con la com-
pra de toda la producción líquida o cruda. Este mecanismo de compra,
responsabilidad de los gobiernos locales, entrega la materia prima a las
empresas industrializadoras que se ocupan del procesamiento adicional
de la cadena de valor. Por lo que se refere a las relaciones individuales
de los productores, entre ellos se procura mantener la competitividad
para innovar, disminuir costos de producción, así como alcanzar mejo-
rías permanentes de la calidad del producto y asegurar la preservación
del medio ambiente libre de contaminación.
7
Japón es el principal importador de alfalfa para forraje. Según datos de la fao, para 2004, la
importación fue de 178 650 toneladas, con un valor de 38.534 millones de dólares ( fao s. f.).
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
183
Estas ventajas de la política económica local han colocado a los ran-
cheros lecheros muy por encima de la capacidad económica de los pro-
ductores de granos, como el arroz. Como se ha indicado, el promedio
por productor ronda las 40 cabezas, lo que le hace obtener un promedio
de producción equivalente a lo que un productor de arroz podría obte-
ner con 19.5 hectáreas. Los productores de arroz en Japón que cuentan
con tal superfcie se pueden contar con los dedos de una mano. En la
práctica estos productores rurales de leche gozan, desde esta perspecti-
va, de una situación privilegiada.
La clave de este éxito se basa en dos procesos: en primer lugar la
integración de cadenas agroindustriales sumamente efcaces en la inno-
vación tecnológica, supervisión de los hatos lecheros, profesionalización
de los cuerpos directivos y acelerada innovación de la oferta de alimen-
tos lácteos de buen valor nutricio. El segundo proceso es la articula-
ción del desarrollo corporativo agroindustrial con la política pública
de los gobiernos nacional y locales. Este lazo se integró prácticamente
al iniciarse el boom de crecimiento industrial de Japón. Para fnales de
la década de los cincuenta se tomó la decisión de hacer obligatorio el
sistema de alimentación escolar en el que el abasto de leche fue la pieza
fundamental. La Ley de 1962 consolidó esa vocación estatal de fomen-
tar la protección al consumo nacional para perseguir explícitamente la
autosufciencia alimentaria como alta prioridad política y productiva.
La cobertura de esta necesidad básica de manera estable favoreció el
desarrollo tanto de un mercado interno muy dinámico, como del clima
propicio para la ampliación de derivados lácteos ofrecidos y consumi-
dos en el mercado libre. Si el inicio de la producción ganadera se ha de
localizar en esos esfuerzos pioneros de rancheros parecidos a los aven-
tureros estadounidenses que colonizaron el lejano Oeste, en cambio, el
acelerado crecimiento del mercado se ha de identifcar con un hecho
militar sumamente traumático para los japoneses tras su derrota en la
segunda Guerra Mundial.
Esta expansión del mercado interno estuvo asociada a la decisión po-
lítica del cuartel general de las fuerzas de ocupación de Estados Unidos
que siguieron la tendencia occidental de sustituir la práctica de amaman-
tamiento materno de los infantes como un medio de contener la alta
incidencia de tuberculosis entre los niños. Las consecuencias de la guerra
para Japón fueron dramáticas; trajeron consigo una ocupación militar en
condiciones de una extensa destrucción de su planta productiva y una si-
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
184
tuación sanitaria y de pobreza nunca vividas por esa nación. La ocupación
militar le obligó a transformaciones en el terreno político, a cambios de la
estructura de la propiedad industrial y la adopción de modelos guberna-
mentales impuestos por las preferencias del comando de ocupación. Una
de esas medidas fue la implementación de vastos programas alimentarios
cuyo contenido era al mismo tiempo que de salud pública, un modelo
complejo de adopción de costumbres alimentarias de Occidente y apertu-
ra de mercados a los excedentes agropecuarios estadounidenses (Gordon,
2003: 95; McDonald, 1997: 125). Resulta ejemplar la manera como se
adoptaron esas medidas y se construyó un modelo nacional, si no se pier-
de de vista el hecho fundador: la imposición militar de origen (Toledo
Beltrán, 1998). La Constitución de 1947 fue directamente diseñada por
el comando general estadounidense, que se esforzaba por limitar cual-
quier posibilidad de rearme oriental. El sistema de educación partió del
modelo estadounidense para ofrecer un sistema de primaria y secundaria
obligatorios bajo el mando de mesas de educación locales. Este sistema
rompía con el tradicional sistema de élites heredado de la Restauración
Meiji y canalizaba al sistema educativo como un medio de ampliación
de los derechos ciudadanos y, se pensó entonces, de implementación del
modelo de democracia del país. Este diseño institucional se acompañó de
serias medidas de persecución de grupos políticos para contener la sentida
amenaza de la expansión comunista. En 1951 se emprendieron serias per-
secuciones a los líderes de los partidos de izquierda y se reprimieron todos
los intentos de realización de huelgas o de formación de organizaciones
de trabajadores. Sin embargo, las propias presiones de los grupos políticos
del sistema japonés iniciaron en forma casi simultánea a estos diseños
institucionales el cambio a favor de la recentralización de los mandos en
educación, control de la policía, formación de cuerpos de autodefensa y
una mucho más prolongada negociación para redefnir la frma de pro-
tección de Japón por las fuerzas armadas estadounidenses, establecida en
un acuerdo impuesto desde 1951. Ése era el marco de la defnición de
políticas públicas como el de atención a la salud y a la nutrición.
Los programas de alimentación con sucedáneos de leche materna para
sustituir la alimentación al seno no pueden entenderse solamente como
el mismo proceso que se experimentó en las naciones desarrolladas o de
capitalismo tardío en las que la urbanización fue un elemento central de
la inserción de las madres en la estructura productiva, lo que reducía su
tiempo disponible para el cuidado de los bebés. Japón había vivido ya un
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
185
acelerado proceso de industrialización desde fnales del siglo xix y, en lo
que se denomina el periodo de acumulación originaria, había sustentado
una buena parte de su capacidad agroexportadora en la inserción de la
mujer en el sistema de producción de la seda y de la industria textil. In-
mediatamente después de sufrir la derrota bélica, Japón puso en marcha
una radical reforma agraria que se propuso reenviar una muy signifcativa
masa de población urbana hacia el campo. De modo que cuando se inicia
la política de alimentar a la población con lácteos, lo que se esta viviendo
es el despoblamiento urbano y el desalojo masivo de las mujeres de la es-
tructura productiva. Sin embargo, dicha medida, que se estableció en los
años cincuenta, tuvo serias implicaciones sociales, nutrimentales y econó-
micas.
8
El alcance de una política “desde arriba”, sin embargo, fue de gran
aliento a la producción local y, más importante, a la nutrición de todo un
pueblo. El sistema educativo robustecido por las medidas de ampliación
y obligatoriedad del enrolamiento infantil, la acelerada reconstrucción de
la estructura industrial y la ampliación de la población rural permitió que
algunas de las contradicciones del desarrollo capitalista no obstaculizaran
la adopción del lácteo como base nutrimental y como plataforma de des-
pegue de un desarrollo propio en este sector. En 1920 el porcentaje de
madres que daban a sus hijos sucedáneos de leche apenas llegaba a 10%
de la población. Para 1970 este porcentaje llegó a 70% (Ui, 1996: 324).
No es un modelo perfecto; las tensiones aparecen constantemente en la
relación del sector manufacturero con los productores directos. La políti-
ca sectorial tiene dos dimensiones particulares que incluyen competencias
diferenciadas: de un lado la estrecha relación de productores locales que
8
Entre junio y agosto de 1955, en las zonas occidentales de Japón, incluyendo Kinki,
Chugoku, Shikoku y Kyushu, 12 131 recién nacidos fueron envenenados y 130 fallecieron.
La leche había sido producida por Morinaga Milk en su planta de Tokushima. En marzo de
1981, después de 26 años, finalmente se reconoció que 13 389 personas habían ingerido leche
MF y que derivado de ello habían muerto 600 personas y 6 093 más estaban sufriendo de
continuos problemas de salud, 624 habían sido afectadas por retraso mental grave, dificultades
de desarrollo y daños cerebrales relacionados con parálisis. La responsabilidad no corrió sólo
a cuenta del acelerado crecimiento de la demanda, pues estaba relacionada con la política de
salud pública del gobierno bajo la ocupación estadounidense. Lo que importa resaltar en este
caso es la respuesta que en los años anteriores se construyó para evitar la repetición de un inci-
dente como éste. Un rasgo más: Estados Unidos experimentaba una fuerte recesión entre 1957
y 1960, de modo que exportar la leche en polvo hacia Japón le permitía una gran oportunidad
de reactivación económica. Japón, a cambio de avanzar hacia la sustitución de la alimentación
al seno materno, pronto despegó un acelerado crecimiento propio que le permitió abastecer por
sí mismo su demanda nacional (Ui, 1996: 320).
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
186
se articulan con las autoridades de esa escala en determinación de subsi-
dios, precios y atención a los ranchos lecheros; de otra parte, las empresas
procesadoras de lácteos se entienden con las autoridades nacionales para
el tema de subsidios, organización del mercado, regulación de importa-
ciones, etcétera. Esa competencia de funciones separa, al mismo tiempo,
la naturaleza de la intervención sobre productos de leche líquida (local) y
derivados lácteos (quesos, leches evaporadas o fórmulas lácteas, yogures,
entre otros, sometidos a competencia internacional). Esta segmentación
de competencias ha sido sufciente para estimular el rápido crecimiento
del sector en donde destaca la innovación de derivados lácteos en el con-
texto de un masivo consumo de leche tanto por los infantes como por los
ancianos. La tecnología alimentaria como parte de un proceso social más
amplio, ha sido la palanca clave de ese extraordinario crecimiento.
Uno de los casos más ejemplares para el mundo lo constituyó, desde
entonces, la introducción del Yakult. Se trata de un producto que fue
diseñado para recubrir la fora intestinal, lo que le hace un excelente me-
dio para la prevención de enfermedades diarreicas. Creado en la década
de los treinta, fue extraordinariamente útil en la posguerra cuando las
condiciones sanitarias de la población habían quedado en condiciones de
extrema vulnerabilidad.
9
El saber local contó con un producto propio de
gran valor nutritivo y con una función de maximización de los residuos
del procesamiento industrial de los lácteos. La base de este cultivo de
lactobacilos puede ser el suero que suda el procesamiento de los quesos
cuando se realiza lo que tradicionalmente se conoce como cuajado. Casi
90% de lo exudado en este proceso se acumula como un suero muy del-
gado que en las familias tradicionales se usaba para alimentar a los cerdos
de traspatio. En el caso de los lactobacilos, éste es un excelente medio
de reproducción masiva de microorganismos que permiten una rápida y
efciente cobertura de las paredes digestivas, lo que efcienta su capacidad
de procesamiento de alimentos. En este caso también se reprodujo la ex-
periencia de la producción agroindustrial japonesa.
La expansión mundial de este producto, reciente en América y más
aún en naciones europeas, revela exactamente la naturaleza de la voca-
9
El Yakult fue inventado en 1930 en Japón por el pediatra de la Universidad de Kioto,
Minoru Shirota, quien en 1955 fundó Yakult Honsha Co., Ltd. En la actualidad el producto se
vende en 29 países y en cada mercado se ofrece en envases diferentes. Para Europa y Australia
ofrece presentaciones con capacidad de 65 mililitros, mientras en México y Estados Unidos
distribuye frascos de 80 mililitros, y en Taiwán y China, de 100 mililitros.
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
187
ción empresarial japonesa: primero es necesario cubrir el mercado inter-
no para posteriormente atender la demanda internacional. Las primeras
remesas de Yakult hacia el exterior se enviaron a Taiwán en 1964; en
2008 se frmó un acuerdo con el grupo francés Danone para comerciali-
zarlo en la India. La introducción del Yakult en Canadá se hizo después
del 2005. Actualmente se calcula que unos 25 millones de personas en
el mundo ingieren diariamente este producto. La base de la expansión
es la clave del éxito: la innovación biotecnológica.
En la actualidad se calcula que los continuos incrementos en la pro-
ductividad agraria en Japón provienen precisamente de la velocidad de
su innovación tecnológica en el campo (Kuroda, 1995).
10

La estrecha relación de los gobiernos locales con los productores de
leche líquida se ocupó de asegurar una dinámica expansión tanto del mer-
cado, en su sentido liberal, como en los procesos de formación de ese
mercado mediante programas tan serios como el aseguramiento de los
desayunos escolares tanto en preescolar y primaria como en la secundaria
y en atención a los adultos mayores. Para tal escala de mercado, la fjación
de los precios sigue la lógica del libre mercado nacional; se considera un
promedio de los precios de la leche en los tres últimos años, si ese prome-
dio es inferior al registrado el año en curso, entonces se paga un subsidio
por parte de los gobiernos locales que se responsabiliza de 80% del défcit
registrado, mientras las federaciones locales de productores se hacen cargo
del resto. Esta liberalización del mercado local contrasta con la protección
nacional a los manufactureros, quienes están cobijados por las políticas
arancelarias. También se entrega un subsidio a los rancheros consideran-
do la leche que entregan para el procesamiento de quesos.
A esta lógica de formación de los precios lácteos se agregó, a partir
del escandaloso incidente de intoxicación masiva, responsabilidad de
la empresa Morinaga, la etiquetación. Esta medida, de origen natural-
10
El rally de crecimiento económico de Japón, inmediato al final de la segunda Guerra
Mundial, le permitió entrar en el mercado internacional colonizando áreas nuevas o competir
con amplias ventajas en producciones industriales tradicionales pero basadas en nuevas prác-
ticas tecnológicas o con eficientes sistemas organizativos. Toyota pasó de ser un fabricante de
máquinas de coser dentro de la industria textil, a convertirse en uno de los dos más poderosos
gigantes de la industria automotriz. Quizá sea más conocida la historia de Sony: un ingeniero,
encargado del mantenimiento de estaciones de radio, consiguió fabricar una olla que cociera
arroz mediante electricidad, lo que ahorraba energía humana, natural, y abría el enorme poten-
cial del mercado de electrodomésticos; poco más tarde el radio de transistores revolucionaría las
comunicaciones del mundo.
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
188
mente sanitario, estuvo vinculada a un error, desde luego de irresponsa-
bilidad productiva, pero en buena medida favorecido por ese acelerado
proceso de crecimiento de la demanda descrito antes.
La acelerada demanda de leche, favorecida, como se ha dicho, por la
necesidad de proteger a la población infantil, indujo a que se adoptaran
patrones de producción y distribución de la leche en una forma industria-
lizada, es decir, en formulas lácteas en polvo. Para producir tales fórmulas,
la instalación de plantas de escala industrial masiva requería el uso de con-
servadores. Las autoridades sanitarias habían recomendado una sustancia
que garantizara la calidad de la leche, pero las empresas, destacadamente
Morinaga, utilizaron el fosfato de sodio que, en contacto con grandes
cantidades de arsénico, contaminó la leche en polvo, lo que dio origen a
una intoxicación masiva. Las autoridades centrales intervinieron de ma-
nera muy estricta estableciendo las normas que clasifcan rigurosamente
el contenido de los envases lácteos de acuerdo con la calidad de ésta. Se
clasifcaron hasta seis tipos de leche; se exigió claramente que la leche
fresca fuera 100% fresca. Luego, de acuerdo con la pureza de la leche, su
contenido graso y reconstituido, se eslabonaron diferentes mezclas. Esto
hizo caer el consumo de leches reconstituidas y aumentar el consumo de
las leches frescas. Evidentemente, la medida se relaciona con el origen de
las leches. Una reglamentación como la señalada condiciona directamen-
te el comportamiento de dos tipos de mercado o consumidores: aquéllos
enlazados al consumo de leche fresca, que naturalmente tiene que ser
producida localmente, y quienes preferen o están dispuestos a consumir
lácteos procesados o industrializados a partir de materias primas ya indus-
trializadas (quesos, mantequillas, leches rehidratadas, yogures, etcétera).
Las casi 200 empresas lácteas que existen en Japón supieron sacarle pro-
vecho a esta condición. Morinaga, Meiji Milk, Kirin Co. y otras empresas
japonesas recorrieron un largo proceso de crecimiento que les habilitó
para ocurrir sólo coyunturalmente y de modo minoritario al mercado in-
ternacional para cubrir la demanda local. Los resultados se han mostrado
ya en párrafos anteriores.χ
La regulación de los precios nacionales está depositada en una orga-
nización nacional, la Corporación Agrícola y de Producción Industrial
y Ganadera (alic, por sus siglas del inglés), que está encargada de la
importación de la leche en sus distintas formas. La regulación del mer-
cado por este organismo tiene como función precisa la de proteger el
autoabasto a través de estabilizar los precios.
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
189
Una fuente adicional de ingreso para los campesinos japoneses pro-
viene de la aplicación de subsidios agroambientales y se relaciona con
el manejo ecológico de las áreas forrajeras mediante la aplicación de
estiércol no contaminante. Debido a que esa práctica eleva los costos de
producción del ranchero, se ha aplicado un programa que ha costado
alrededor de 96 mil millones de yenes. Los subsidios a los desayunos
escolares y provisión para los ancianos, considerando el gasto en arroz y
otros insumos alimenticios, ascendió a 4.5 mil millones de yenes.
Así pues, desde el punto de vista del desarrollo nacional y sólo con-
siderando una parte de su acción estatal, Japón mantuvo la prioridad
en la integración de un mercado interno que pusiera en circulación los
factores nacionales de la producción. Para mediados de la década de los
sesenta puso en práctica un vigoroso programa de urbanización de las
comunicaciones en sus principales ciudades. Al mismo tiempo inau-
guró el sistema de trenes rápidos que hicieron de la distancia el menor
obstáculo para la circulación de hombres y mercancías. El empeque-
ñecimiento de su territorio –después de la derrota militar retuvieron
un quinto del territorio dominado– se aprovechó para intensifcar el
acercamiento mediante el transporte. La extraordinaria velocidad de su
sistema de transporte en un territorio tan pequeño ha hecho posible
la universal circulación de mercancías y remarca la ventaja que tienen
productos como el que hemos ejemplifcado. Frente al mercado mun-
dial, la mayor educación del consumidor, la política de etiquetación
de la leche fresca, la oferta disponible en todos los rincones del país, la
consecuente descentralización del mercado y de la gestión pública son
una clave fundamental de la efciencia de un mercado de calidad que
protege a su población, funda sus empresas multinacionales y se resiste
a la globalización que se apodera de los mercados locales. Meiji Milk,
Morinaga o el grupo Kirin han hecho de esta actividad agroindustrial
la base de un crecimiento espectacular. Destacan las alianzas que se han
establecido desde fnales de los sesenta para conseguir tecnologías que
una nación de reciente ingreso a la producción láctea no podría te-
ner a su alcance. Los acuerdos con Bulgaria y Francia permitieron que
las empresas japonesas pudieran producir sus propias cepas de yogur o
adoptaran formas de producir quesos de tipo europeo o, en caso de no
ser posible, importar de fliales japonesas desde Francia.
Por otro lado, las empresas lácteas japonesas integraron rápidamente
una división de investigación y producción de fármacos dirigidos a la
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
190
México profundizó su demanda de la importación a partir de la
década de los ochenta. En ese caso México es un claro ejemplo de la
integración al mercado internacional de leche. Japón, en cambio, ha
disminuido su importación y mantiene una notable capacidad de so-
beranía alimentaria con una notable probabilidad de autoabasto, en
especial de leche fresca. No es, ahora lo veremos, el caso de México. Y
la clave seguirá siendo el modo como se adoptan las políticas de inter-
vención en el mercado y la postura de los grupos empresariales frente al
mercado local (Burmeister, 2000).
Trasnacionalización y desarrollo local
En México coexisten, como en muchas otras naciones, los propósitos de
abasto del mercado nacional de leche con criterios de política social y
atención de enfermedades de alta incidencia en esa nación. Es el caso de
la producción de un fármaco para combatir el cáncer de estómago o la
producción de un parche para aliviar la incontinencia urinaria; el merca-
do es sumamente promisorio, pues los cálculos señalan que en la próxima
década habrá cerca de 20 millones de personas con problemas de inconti-
nencia urinaria, en especial debido al envejecimiento de la población. Lo
mismo sucede en el caso de los fármacos contra el cáncer.
En cuanto a la producción lechera propiamente, las empresas ja-
ponesas se han ido extendiendo tanto en su mercado regional natu-
ral, Taiwán y las naciones asiáticas, como hacia Australia, en donde se
iniciaron con la producción industrial de sus derivados lácteos hasta
realizar, como se indicó antes, la compra de la cooperativa lechera más
importante de Australia. El éxito empresarial y el manejo de su merca-
do local han redundado en la formación de un mercado sumamente
atractivo para las compañías mundiales productoras de lácteos pero que
tienen una baja capacidad de penetración y competencia frente a la
estructura descrita de la producción japonesa.
Una síntesis se puede observar en la fgura 3, en la que se compara la
tendencia de largo plazo que parte de fnales de los años sesenta hasta la
coyuntura a la que nos hemos referido en este ensayo. La fgura compa-
ra la tendencia de la importación de la leche en polvo entera y desnata-
da, para el caso de Japón y México. Los resultados de la liberalización,
al menos en su escala regional, son más que evidentes.
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
191
0
50000
100000
150000
200000
250000
años
c
a
n
t
i
d
a
d
.
T
o
n
s
.

años
Gráfico 3.Importaciones de leche.México y Japón.1967-2007
México.Leche des.polv.
México.Leche ent.polv.
Japón.Leche des.polv.
Japón.Leche ent.polv.
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
articulados con la oferta gubernamental de educación (leche para los es-
colares). El organismo público que atiende esa necesidad es el conocido
como Liconsa (Leche Industrializada Conasupo), que se responsabiliza
de un complejo sistema de acopio que consiste en comprar en el merca-
do interno e importar leche en polvo para ofrecerla a precios accesibles
a los consumidores de escasos recursos.
La distribución se dirige tanto a los estratos de bajos ingresos como
a la población infantil. Su doble función –distribuir leche a sectores vul-
nerables y responsabilizarse de las importaciones– ha colocado a Liconsa
en una franca competencia en sus niveles de efciencia como organismo
que interviene en el mercado de la leche fuida y en polvo.
11
A raíz de ese
11
Una nota periodística publicada por Miguel Badillo en la revista electrónica Contralínea
en mayo de 2003 resume de modo preciso el problema: “Liconsa realizará este año compras por
más de 500 millones de pesos, en un extraño esquema de compras en el que afirma no requiere
licitación, porque según su director Juan Francisco Mora, la leche se trata sólo de una materia
prima./ Sin esquemas de licitación y sólo por invitación directa, la paraestatal Liconsa adquiere
anualmente en el mercado nacional y vía importaciones, leche para su distribución entre las
clases marginadas por un monto superior a los 500 millones de pesos./ Hasta el primer trimes-
tre, el gran beneficiario de estas compras ha sido el empresario Eduardo Tricio Haro, presidente
del Grupo Industrial Lala, que abastece 40% de las compras totales de Liconsa (42 millones de
C
a
n
t
i
d
a
d
.

T
o
n
e
l
a
d
a
s
Años
1
9
6
7
1
9
6
8
1
9
6
9
1
9
7
0
1
9
7
1
1
9
7
2
1
9
7
3
1
9
7
4
1
9
7
5
1
9
7
6
1
9
7
7
1
9
7
8
1
9
7
9
1
9
8
0
1
9
8
1
1
9
8
2
1
9
8
3
1
9
8
4
1
9
8
5
1
9
8
6
1
9
8
7
1
9
8
8
1
9
8
9
1
9
9
0
1
9
9
1
1
9
9
2
1
9
9
3
1
9
9
4
1
9
9
5
1
9
9
6
1
9
9
7
1
9
9
8
1
9
9
9
2
0
0
0
2
0
0
1
2
0
0
2
2
0
0
3
2
0
0
4
2
0
0
5
2
0
0
6
2
0
0
7
——— México. Leche desnatada en polvo ——— Japon. Leche des. polv.
——— México. Leche entera en polvo ——— Japón. Leche ent. polv.
250 000
200 000
150 000
100 000
50 000
0
Figura 3. Importaciones de leche. México y Japón, 1967-2007
192
doble propósito, Liconsa se ha convertido en el principal cliente de la
empresa trasnacional Fonterra, que le provee de leche proveniente de sus
almacenes australianos o bien del mercado estadounidense, por medio de
las alianzas de esta empresa con la Dairy Farmers de Estados Unidos.
Con el argumento de que el fomento industrial permitirá disminuir
las importaciones, Liconsa sobrepone, en especial a partir del sexenio de
Vicente Fox (2000-2006), la función de fomento de las actividades de
empresas privadas, como Lala, a la función de atención, abasto y vigilan-
cia del consumo de calidad, sobre todo entre los grupos empobrecidos,
aunque se trata de cuidar todo el mercado del lácteo como productor y
distribuidor de un alimento de calidad. La función social de esta empresa
pública disminuyó gradualmente a partir de la toma de posesión de Fox:
pasó de atender un padrón de alrededor de ocho millones de benefciarios
a fnales de 2000 a uno de de cinco millones a inicios de 2003.
La función de Liconsa como proveedor de las escuelas ha sido trans-
ferida administrativamente a la Secretaría de Desarrollo Social, la cual se
coordina con las secretarías de Educación Pública y de Salud para inte-
grar el programa social Oportunidades, que pretende ofrecer alimento,
educación y salud a los sectores vulnerables. De esta manera, el principal
distribuidor de un alimento de primordial importancia para la población
infantil está fuera de la defnición de la política social. Probablemente
por esta razón se coloque con frecuencia bajo el asedio de los intereses
particulares. Más allá de la bondad o perversidad de la relación comercial
con la trasnacional Fonterra, lo cierto es que su función importadora y de
provisión, al costo que se paga por esas importaciones, no aporta estímu-
los visibles a la expansión de los productores regionales, ni provee leche de
la calidad requerida ni protege a la industria nacional de la competencia
externa. Los grandes jugadores locales podrán recibir benefcios impor-
tantes en el corto plazo pero estos benefcios sólo aletargan su reacción al
crecimiento de los precios internacionales. La disponibilidad de leche en
litros), las cuales al cierre del segundo semestre podrían llegar a 70 millones de litros./ La pro-
porción resulta interesante si se toma en cuenta que las compras anuales de Liconsa se ubican
en 180 millones de litros”. Más adelante precisa: “En el terreno de las importaciones, Liconsa
compra más de 100 mil toneladas de leche, de las cuales la compañía de Fonterra de Nueva
Zelanda, con operaciones en México, abastece 40%, pues se trata de la empresa que logró la
fortificación del lácteo, producto con el cual Liconsa busca atacar los cinco elementos que,
según la encuesta nacional de nutrición, le hacen falta a los mexicanos”
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
193
polvo para su procesamiento industrial ha inducido un fenómeno muy
distinto del propósito de modernización de la cadena láctea.
En la fgura 4 se muestra el principal efecto de esta distorsión. La
evolución de los montos de producción de leches pasteurizadas se ha esta-
bilizado prácticamente a partir de 1994, con ligeras tasas de crecimiento
anual. La evolución de la cantidad de leche rehidratada es más notoria, ha
crecido de manera pronunciada, lo mismo que la ultrapasteurizada. En
particular en el caso de la leche rehidratada se trata de productos que pro-
vienen del mercado internacional y que pueden ser directamente leches
en polvo, desnatadas o, peor aún, leches que se reconstituyen a partir del
suero seco o en polvo que se importa de las procesadoras de quesos, que
dejan este residuo como el último producto después de la producción de
los quesos. En sentido estricto se puede decir que es el desecho industrial
de la producción de derivados lácteos. A tal materia prima se le reconsti-
tuye con grasas vegetales, saborizantes y agua.
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
El caso de la leche ultrapasteurizada es un poco distinto. Se trata de
un procedimiento de industrialización que eleva rápidamente la tem-
peratura del proceso de pasteurización y la hace descender de modo
también acelerado para destruir toda posible bacteria contaminante o
que promueva la descomposición. Así se consigue que la leche envasada
tenga una más larga vida de anaquel. Sin embargo, esto produce la duda
fundada de que una parte de la riqueza nutrimental de la leche se pierde
precisamente por este alargamiento del periodo de comercialización. En
la base de la racionalización industrial de tal actividad se ha colocado
el complejo sistema de distribución mexicano que prolonga demasia-
do todo este proceso y la colocación del producto en todos aquellos
rincones nacionales donde se demanda la leche hace pagar el costo de
producir una leche de larga resistencia, aunque crezcan las sospechas
sobre su valor nutricio.
El sistema de producción al que se enlazan las grandes compa-
ñías mexicanas Lala o Alpura se caracteriza por ser semiespecializado,
con pocos agroproductores especializados con vacas de raza holstein,
agrupados como proveedores de las empresas lácteas, con un gran nú-
mero de productores con sistemas de pastoreo libre. Este sistema tiene
bajísima productividad, pues apenas alcanza un promedio de cuatro a
seis litros diarios, ya que los animales son raza cebú, que si bien es muy
resistente al medio ambiente, tiene escasas posibilidades de incremen-
tar su producción (Castañón, Solleiro y Del Valle, 2003; Odermatt y
194
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
Figura 4. Estructura de la industrialización de leche en
México, 1997-2007
194
J Josi Saxrinaxiz S. • Maiía Aiiiaxoia Sáxcuiz A.
pocos agroproductores especializados con vacas de raza Holstein, agru-
pados como proveedores de las empresas lácteas, con un gran número de
productores con sistemas de pastoreo libre. Este sistema tiene bajísima
productividad, pues apenas alcanza un promedio de cuatro a seis litros
diarios, ya que los animales son raza cebú, que si bien es muy resistente
al medio ambiente, tiene escasas posibilidades de incrementar su pro-
ducción (Castañón, Solleiro y Del Valle, 2003; Odermatt y Santiago,
1996). Los precios que se pagan a estos productores son muy bajos,
lo que refleja las precarias condiciones de vida de esa población rural.
Esto determina que su destino sea bastante incierto. Un líder ganadero
expresó con gran precisión el negro futuro de sus compañeros:
En los últimos seis meses alrededor de 8 000 productores han cerrado sus
puertas ante la imposibilidad de tener precios mas altos en las compras
que hacen Liconsa y grandes comercializadores, afirmó José Antonio Rico,
presidente de la Comisión de Lácteos de la Confederación Nacional Cam-
pesina. El también productor del estado de Hidalgo afirmó que la crisis
por la cual a traviesa el sector es debido a que los costos de producción
han aumentado 40% en los últimos seis meses, mientras el precio al cual
pueden vender la leche no crece al mismo ritmo. ‘Liconsa y las grandes
Giáiica a. Esriucruia oi ia ixousriiaiizacióx oi iicui ix
Mixico 1oo¬-:oo¬
cantidad
200000
180000
160000
140000
120000
100000
80000
60000
40000
20000
0
1
9
9
4
1
9
9
5
1
9
9
6
1
9
9
7
1
9
9
8
1
9
9
9
2
0
0
0
2
0
0
1
2
0
0
2
2
0
0
3
2
0
0
4
2
0
0
5
2
0
0
6
2
0
0
7

p
/
Pasteurizada y hogeneizada
Rehidratada
ultra pasteurizada
periodo en años
Santiago, 1996). Los precios que se pagan a estos productores son muy
bajos, lo que refeja las precarias condiciones de vida de esa población
rural. Esto determina que su destino sea bastante incierto. Un líder ga-
nadero expresó con gran precisión el negro futuro de sus compañeros:
En los últimos seis meses alrededor de 8 000 productores han cerrado sus
puertas ante la imposibilidad de tener precios más altos en las compras
que hacen Liconsa y grandes comercializadores, afrmó José Antonio Rico,
presidente de la Comisión de Lácteos de la Confederación Nacional Cam-
pesina. El también productor del estado de Hidalgo afrmó que la crisis
por la cual atraviesa el sector es debido a que los costos de producción
han aumentado 40% en los últimos seis meses, mientras el precio al cual
pueden vender la leche no crece al mismo ritmo. ‘Liconsa y las grandes
compañías de leche nos pagan máximo 4.19 el litro mientras a nivel in-
ternacional está en 6.47 pesos más gastos de importación, lo cual eleva
la tarifa a 7.00 pesos’. […] [Liconsa] solicitó que se le ampliara en 1 500
millones de pesos su presupuesto, el cual, en su mayoría estará destinado a
adquirir leche en el extranjero (El Universal, 11 de julio, 2007).
Las tendencias sociales eran claras y se preveía la desaparición de
alrededor de 20 mil productores lecheros al fnal de ese año de no co-
195
rregirse la desventaja de los productores locales frente a la competencia
de los mejor dotados productores internacionales.
La distorsión que encontramos en la estructura de la producción
industrial de leche en México ha sido dinamizada, sin duda, por la par-
ticularidad del modelo de inserción de la economía mexicana en el pro-
ceso global que, en sentido estricto, se ha conformado más en función
de bloques comerciales. Los arreglos multilaterales se pueden considerar
defnitivamente fracasados. México no muestra señal alguna de correc-
ción de los procesos locales de agroindustrialización, de manera que es
previsible que crezca y se arraigue la presencia de empresas trasnacio-
nales que amplíen la relevancia de la leche de origen internacional y, f-
nalmente, profundicen la tendencia mundial que ya se ha observado en
nuestro continente. En este terreno, México también ha abandonado la
unidad continental latinoamericana (Smith, 2001).
Consideraciones fnales
Hasta aquí hemos expuesto dos casos contrastantes entre sí de desa-
rrollo nacional dentro del sector de la producción de lácteos. El caso
de Japón permite mostrar los alcances de una política nacional def-
nida “desde arriba” pero enfocada a propósitos nutrimentales masivos
y con una efciente articulación de los niveles locales de producción,
una intervención gubernamental en la intermediación de los merca-
dos de alimentos frescos, el estímulo a la competitividad agropecua-
ria, el encadenamiento del proceso agroindustrial capaz de enfrentar
las fuertes presiones de la competencia industrial internacional por
medio de acelerados procesos de innovación y la política nacional de
construcción de infraestructura para consolidar un mercado interno
fuerte. Todo esto ha producido una clase empresarial arraigada pro-
ductivamente en el destino de ese mercado local y la ha habilitado
para competir con grandes trasnacionales, con mercados más amplios
y con sociedades de mucha mayor tradición en la producción, procesa-
miento y consumo de lácteos. Una clave fundamental ha sido, además
de las variables económicas señaladas, la oferta masiva de programas
de educación articulados con la formación del mercado nacional y el
desempeño efciente del control de calidad por parte de autoridades,
productores y consumidores.
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
196
El caso de México es el otro lado de la moneda. Y lo es a pesar de las
notorias ventajas territoriales que tiene frente al caso japonés. México
cuenta con un equipamiento territorial superior al japonés; tiene mayor
tradición histórica en el consumo de lácteos y, en virtud de esa tradi-
ción, cuenta con una cultura regional de producción de lácteos procesa-
dos que le permite disponer de un muy amplio potencial de producción
y consumo que se refeja en una gran diversidad de productores –en
número y variedad productiva– que los capacita para ofrecer productos
de bajo costo en lácteos primarios y elaborados. El país cuenta, por
otro lado, con poderosas empresas que traspasan las fronteras naciona-
les tanto en el campo alimentario en general como en el propio sector
industrial de leche. La acción estatal, por su parte, ha abierto también
un razonable programa de atención a la nutrición infantil que enlaza la
oferta de las empresas industriales con el abasto de leche para los niños,
en particular aquéllos en condiciones de pobreza.
En cuanto a la política industrial o comercial –y ésta es la principal
diferencia que hemos resaltado en este ensayo–, el gobierno mexicano ha
adoptado decididamente la política de liberalizar el comercio de la leche,
lo que ha colocado a los productores, tal y como lo prevé la hipótesis de
desregulación de la producción agropecuaria, en franca incompetencia
frente a las exigencias de un rápido crecimiento en coyunturas de eleva-
ción de precios, así como en repentinas caídas de éstos. Sin embargo, en el
sentido inverso de esa hipótesis, la desregulación, a través de encarecer el
valor del comercio lácteo en coyunturas de alza de precios, o de disminuir
la oferta del producto en la fase de contracción de precios, no registra nin-
guna bondad de las calculadas por la teoría económica: no hay benefcio
ni de precios ni de calidad del producto para el consumidor fnal, quien
paga precios internacionales de un producto que se encarece o sufre la
pérdida de calidad, pues en virtud de la caída de los precios internaciona-
les, la leche se reconstituye a partir de materia prima de desecho de otros
procesos industriales, como la elaboración de quesos y, por lo tanto, cas-
tiga la producción de lácteos para el consumo nacional en su contenido
proteínico o, dicho de manera más simple, en su valor nutrimental.
El proceso de liberalización produce un reducido grupo de gana-
dores para un país como México: los comercializadores y proveedores
internacionales como Fonterra y la integración de cadenas agroindus-
triales deslocalizadas o transfronterizas basadas en las ventajas compe-
titivas de cooperativas estadounidenses y sus bajos costos industriales.
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
197
Pero, sobre todo, genera desregulación de la calidad del producto que se
ofrece en los mercados latinoamericanos. Las perspectivas no son nada
alentadoras, quizá por esa pérdida de soberanía alimenticia y calidad de
la leche. El futuro, tanto para el consumidor como para el productor, es
sombrío, incluso catastrófco.
Opciones, hay. Pero se requiere de una intervención gubernamental
efciente; una clase empresarial orientada al mercado nacional, menos
especulativa y más innovadora; una institución educativa volcada a la
estructura productiva nacional y absorbida por esa industria; una clase
rural rejuvenecida y organizada y, fnalmente, un gobierno regido por el
principio de la efciencia antes que por el seductor sonido de la ganancia
fácil y la displicencia ante la falta de honradez. ¿Es imposible esta orien-
tación frente a las limitaciones que nos ha heredado el compromiso
librecambista del tlcan? Habría que recordar lo que hizo una nación
aplastada militarmente por la superpotencia norteamericana. Por eso
vale la pena mantener la mirada en un país como Japón, que en estos
días ha iniciado un radical viraje frente a Estados Unidos de América, a
pesar de su vieja clase política. ¿Qué nos hace falta a nosotros?
Bibliografía
Burmeister Larry L.
2000 “Dismantling statist East Asian agricultures? Global pres-
sures and national responses, en World Development, vol. 28,
núm. 3, marzo, pp. 443-455.
Castañón, Rosario, José Luis Solleiro y María del Carmen del Valle
2003 “Estructura y perspectivas de la industria de alimentos en
México”, en Comercio Exterior, vol. 53, núm. 2, febrero,
pp. 114-127.
Chauvet Michelle y Rosa Luz González
2001 “Globalización y estrategias de grupos empresariales agroali-
mentarios de México”, en Comercio Exterior, vol. 51, núm. 12,
diciembre, pp. 1079-1088.
Del Valle, María del Carmen, Adolfo Álvarez y Luis Arturo García
1996 “El sistema de leche y lácteos en México: viabilidad y
perspectivas de desarrollo”, en Comercio Exterior, vol. 46.
núm. 8, pp. 652-656.
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
198
Del Valle, María del Carmen y José Luis Solleiro, coords.
2003 Estrategias competitivas de la industria alimentaria, México,
unam/dgapa/Ccadet-Conacyt-Cambio Tec-Plaza y Valdés.
fao (Organización de las Naciones Unidas Para la Agricultura y la Ali-
mentación)
s.f. Faostat, disponible en: <http://faostat.fao.org/default.
aspx?lang=es>.
Giddens, Anthony
2007 Europa en la era global, Barcelona, Paidós.
Gordon, Andrew
2003 A modern history of Japan: from Tokugawa times to the present,
Nueva York, Oxford University Press.
Krueger, Anne O., Maurice W. Schiff y Alberto Valdés
1988 “Agricultural incentives in developing countries: measuring
the effects of sectoral and economywide policies”, en World
Bank Economic Review, vol. 2, núm. 3, pp. 255-271.
Krueger, Anne O., Maurice W. Schiff y Alberto Valdés, eds.
1992 The political economy of agricultural pricing policy, 6 vols.,
Washington D.C., World Bank-John Hopkins University
Press.
Kuroda, Yoshimi
1995 “Labor productivity measurement in Japanese agriculture,
1956-1990”, en Agricultural Economics, vol. 12, núm. 1, abril,
pp. 55-68.
Langley, Suchada, Agapi Somwaru y Mary Anne Normile
2003 Trade liberalization in international dairy markets. Estimated
impacts, USDA/ERS, Economic Research Report núm. 16,
edición electrónica, disponible en: <http://www.ers.usda.gov/
publications/ERR16/ERR16.pdf>.
Lustig, Nora
2008 “¡Las papas queman! Causas y consecuencias de la carestía de
los alimentos”, en Nexos, núm. 367, julio, p. 12.
maff (Ministry of Agriculture, Forestry and Fisheries of Japan).
Estadísticas 1980-2005, disponible en: <http://www.maff.
go.jp/e/index.html>.
Matsuno, Ryuichi
1995 “The Japanese overview: quality control and its supporting
technology”, en Food Control, vol. 6, núm. 2, pp. 115-120.
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez
199
McDonald, Mary G.
1997 “Agricultural landholding in Japan: fifty years after land
reform”, en Geoforum, vol. 28, núm. 1, febrero, pp. 55-78.
Odermatt P. y Santiago M.
1996 La industria Láctea de México en el contexto del tratado de Libre
Comercio de América del Comercio.
Quiroz, Jorge y Luis Opazo
2000 “The Krueger-Schiff-Valdés study 10 years later: a Latin
American perspective”, en Economic Development and Cultural
Change, vol. 49. núm. 1, octubre, pp. 181-196.
Smith, Peter H.
2001 “Strategic options for Latin America”, en Joseph S. Tulchin y
Ralph Espach, eds., Latin America in the new international system,
Boulder, Colorado, Lynne Rienner Publishers, pp. 35-72.
Spahni, Pierre
1992 “Producers’ entitlement guarantees: a serious option for
liberalizing Japan’s rice and dairy sectors”, en Food Policy,
volume 17, núm. 4, pp. 296-307.
Tsuru, Shigeto
1993 Japan´s capitalism: creative defeat and beyond, Cambridge,
Cambridge University Press.
Toledo Beltrán, Daniel
1998 “Ética, ideología y misión nacional en el sistema japonés de
relaciones industriales,” en José Luis Estrada López, Ángel
Escobar Hernández y Óscar Perea García, coords., Ética y
economía. Desafíos del mundo contemporáneo, México, Centro
de Estudios Antonio Gramsci-UAM-Iztapalapa-Plaza y Valdés,
pp. 257-280.
Tsuchiya, Yasuo, Satoshi Nakai, Kazutoshi Nakamura, Kunihiko
Hayashi, Junko Nakanishi y Masaharu Yamamoto
2003 “Effects of dietary habits and CYP1A1 polymorphisms on
blood dioxin concentrations in Japanese men”, en Chemosphere,
vol. 52, núm. 1, julio, pp. 213-219.
Ui, Jun, ed.
1996 Industrial pollution in Japan, Tokio, United Nations University
Press.
Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo
200
Ufkes, Frances M.
1993 Trade liberalization, agro-food politics and the globalization
of agriculture, en Political Geography, vol. 12, núm. 3, mayo,
pp. 215-231.
Yamauchi, Hiroshi
1987 “Structural variations of agriculture in the Pacific”, en
Agricultural Economics, vol. 1, núm. 2, junio, pp. 113-125.
Yamamura, Kozo
1997 “Economic change in the nineteenth century”, en Kazo
Yamamura, ed., The economic emergence of modern Japan,
Nueva York, Cambridge University Press, pp. 1-49.
Sitios en la Internet
Diario El País, disponible en: <http://www.elpais.com/global/>.
Diario El Universal, disponible en: <http://www.eluniversal.com.mx/
pre-home.html>.
Milenio Diario, disponible en: <http://www.milenio.com/>.
Stuff, disponible en:<http://www.stuff.co.nz/>.
Japan Times, disponible en: <http://www.japantimes.co.jp/>.
Contralínea, disponible en: <http://www.contralinea.com.mx/>.
Agencia EFE, disponible: <http://www.efe.com/>.
Agencia Reuters, disponible en: <http://www.reuters.com/>.
Artículo recibido el 3 de diciembre de 2008 y
aceptado el 25 de septiembre de 2009
Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez

Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez

156

recibieron un tratamiento especial para permitir que alcanzaran mejores condiciones de competencia. El sector lechero se encuentra entre éstos. Al lado de la producción de alimentos básicos, como el maíz, la leche se suma a una notable cantidad de productos liberalizados en el marco del acuerdo regional que estimuló sistemáticamente la doctrina de la liberalización del comercio mundial en busca de un beneficio global para el desarrollo económico. La hipótesis que enmarcó a esta política regional fue expuesta hace ya más de 25 años en un inteligente y extenso estudio encabezado por Krueger, Schiff y Valdés (1992), que propuso la idea de que una liberalización de la agricultura tendría efectos positivos en el comercio agropecuario, especialmente por la reducción de la producción que elevaría los precios de esas mercancías y las llevaría a precios reales que premiaran a los productores eficientes y castigaran a aquellos que sólo permanecían en el sector debido a las políticas proteccionistas de sus países. La idea no alimentó un debate de corte exclusivamente académico, pues se transformó en el fundamento que orientó las acciones de la Organización Mundial del Comercio (omc), la cual se esforzó por llevar adelante las negociaciones de la llamada Ronda de Uruguay. Esas gestiones, denominadas actualmente Negociaciones de Doha –luego de la cuarta Conferencia Ministerial celebrada en Qatar en 2001– se encuentran en una etapa de estancamiento, ya prolongada, pese a lo cual el tratamiento regional de acuerdos como el tlcan han obtenido mejores frutos en la eliminación de límites al comercio. El lento desarrollo de los acuerdos aplicables a todos los países miembros de la omc no ha reducido la creencia de que la mejor asignación de recursos proviene del libre funcionamiento del mercado. En el caso de la producción de lácteos, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos de América (usda, por sus siglas en inglés) publicó un par de trabajos en los que subraya las bondades de la liberalización en el sector lechero (Langley, Somwaru y Normile, 2003). Ambos se propusieron evaluar, desde dos perspectivas concurrentes (una teórica y la otra enfocada al caso particular de Estados Unidos), la probable liberalización de la producción y comercio de lácteos en el mundo. El estudio se concentró en el hecho de que la notable protección de la producción láctea en naciones como Canadá o del conjunto de naciones de la Unión Europea (ue) se sumaba a la protección de Japón y Corea del Sur, lo que implicaba un serio freno al crecimiento del comercio lácteo y una grave distorsión de la formación

Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo

del mercado mundial de este producto. Los cálculos hacia finales de la década de los noventa suponían que el valor del comercio mundial de lácteos alcanzaría un incremento de unos 1 800 millones de dólares, lo que beneficiaría en particular los precios y la producción de Australia, Nueva Zelanda y Argentina, mientras que Canadá vería poco disminuida su producción y Estados Unidos se afectaría menos. La reducción de la cantidad comercializada podría afectar un poco más a la ue. La realidad ha diferido notablemente del panorama que se había proyectado, considerando la dilación en el acuerdo internacional sobre la completa liberalización agrícola y del propio sector lechero. Naciones con un crecimiento industrial dinámico como China e India, en lugar llevar a cabo una liberalización radical, optaron por un arrastre aceleradísimo de los precios de alimentos, acompañado por un alza notoria de los precios de los energéticos, lo que encadenó una serie de complejas tensiones sobre la capacidad de crecimiento mundial y registró un repentino freno tras los espectaculares fracasos de las grandes compañías financieras estadounidenses. Los productos alimenticios experimentaron, entonces, una coyuntura, bastante pequeña por cierto, de bonanza inusitada mientras que al siguiente año se registró la estrepitosa caída de esos precios y, naturalmente, la emergencia de oleadas de protestas en todo el mundo debido a la estrechez de las unidades de producción agroindustrial y rural. En este trabajo examinamos la experiencia de dos naciones, México y Japón, cuya posición en el proceso de liberalización de la producción láctea, así como su desempeño sectorial, el peso que tienen con respecto al comercio internacional de ese producto y las consecuencias sociales de su toma de decisiones políticas e industriales les ha facultado para plantearse de modo radicalmente distinto la nueva exigencia creada tras el derrumbe de las expectativas de estabilización del comercio mundial de alimentos y de los productos lácteos. México es, como se ha sugerido anteriormente, un factor clave dentro del mercado de lácteos tan sólo por el papel que ha desempeñado en la celebración de un acuerdo comercial que le obligó a liberalizar su sector. En el lado equidistante tenemos el caso de Japón. México es una economía que se ha conceptualizado como de capitalismo tardío, que se ha caracterizado por rehuir las presiones de la omc para eliminar subsidios, barreras arancelarias y otras limitaciones al libre comercio de lácteos, muy a pesar de la extrema relevancia que tiene su

157

Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez

política económica y comercial derivada de su peso en el comercio y la amplitud de su mercado de lácteos. Las diferencias entre esas dos naciones no se agotan en la sencilla explicación que imputa a la subordinación de la clase dirigente negociadora de los tratados comerciales frente a Estados Unidos y la debilidad en el tratamiento del sector básico de nutrición del pueblo. Nos ocupamos de describir en cambio, la combinación del proceso histórico de definición estratégica de la función de la alimentación, la voluntad de constitución de una clase gobernante con relativa autonomía de las clases nacionales y la habilidad de un sector empresarial que ha conseguido hacer realidad la esperanza, propiamente latinoamericana, de que el mercado interno sea capaz de constituir una fuente de acumulación suficiente para expandir en la escala internacional el desempeño de un tipo de empresarios. Exponemos esa idea atendiendo a una coyuntura particular de expansión del mercado mundial para, enseguida, señalar los rasgos que en nuestra reflexión, nos permiten entender y quizá tomar lecciones, de una forma de adopción de las tareas de la gestión política que optimiza las oportunidades del desarrollo económico con la viabilidad de la nutrición nacional y la eficiencia del desempeño sectorial. Finalmente, exponemos el caso de México debido a que su extremo contraste nos permite evaluar no sólo las diferencias de las vías hacia el desarrollo sino, quizá más importante, la suerte real de la hipótesis: que la radical liberalización comercial haría realidad tantos beneficios.

El mercado internacional de leche: naciones y empresas
En 2007 se inició una tendencia hacia la alza de los precios de los alimentos, la cual fue interpretada por buena parte de los economistas del mundo como la señal que se esperaba a partir de los cálculos realizados luego de la bonanza económica vivida especialmente en dos de las más grandes naciones asiáticas: China e India. Después de varios años de crecimiento a tasas cercanas a 10% anual, la población de esos países registró significativos incrementos en su poder de compra. A esto se sumó su acelerada urbanización e industrialización y, para el tema que nos interesa, la industrialización de sus hábitos alimentarios. El crecimiento industrial en las tasas señaladas arrastró el alza de insumos para la agricultura, como fertilizantes y semillas, y produjo un nuevo factor

158

La velocidad de reposición del producto no correspondió con la demanda debido a la particular política europea propiciada por el nivel de precios mundiales. en particular.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo condicionante para la expansión agrícola: la competencia por tierras para cultivos que ahora se dedicaban. de 18% y 34%. así como a la sequía en Oceanía. los de la leche desnatada en polvo y de la leche entera en polvo aumentaron 56% y 61%. no al consumo humano o animal. sufrió serios problemas de producción debido a una prolongada sequía que duró dos años y terminó en 2007. En los países asiáticos este crecimiento se vinculaba directamente al incremento de ingresos y en las naciones periféricas bien se podía estar registrando tal crecimiento en virtud de los envíos de remesas desde los mercados laborales centrales. respectivamente. como el de compras de activos de empresas del sector y. 1 159 .f. lo que convertía a éstas en vehículo de difusión del consumo lácteo. El índice de la fao para los precios internacionales de los productos lácteos aumentó 46% entre noviembre de 2006 y abril de 2007. Las La fao señala que los precios de los productos lácteos se han ido a las nubes en el mercado internacional. sino que se encadenaban al nuevo proceso de producción de sustitutos energéticos frente al pronunciado aumento de los precios del petróleo y al oscuro panorama de su inminente agotamiento (Lustig. El precio de la tonelada de leche entera en polvo siguió subiendo durante 2008 hasta registrar un monto de 4 866 dólares estadounidenses. s. particularmente China e India. Se calculaba que esa difusión de la expansión en la demanda derivaba de una misma tendencia de distribución de los beneficios del crecimiento del capitalismo. respectivamente (fao. El alza de precios registrada en el comercio de lácteos estimuló fenómenos de especulación. Los precios de las leches en polvo fueron los que más subieron: desde noviembre de 2006. por sus siglas en inglés) informó en 2007 sobre el repentino incremento de los precios de los lácteos e identificó esa tendencia con el aumento de la demanda de los consumidores de Asia. Los precios del queso y la mantequilla registraron un aumento más moderado. que redujo la participación de las naciones de ese continente en el mercado mundial. a lo que se sumó la ampliación de la demanda de naciones latinoamericanas y africanas. más significativamente.1 Esta demanda presionó las existencias mundiales. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (fao. 2008). cuando alcanzó un valor sin precedentes de 213 (base: 100 en 1998-2000). La disponibilidad de lácteos tanto de la ue como de Oceanía condicionó notoriamente la oferta mundial. que se agotaron.). la adquisición de tierras que permitieran la expansión de sistemas de pastoreo vinculados a los sistemas de ordeña. Australia.

Los precios de la leche tuvieron un comportamiento particular si se atiende a sus derivados y presentaciones. Los promedios internacionales reflejan con claridad la inestabilidad del mercado internacional y enmarcan la suerte de empresas y peor aún. El alza repentina de los precios internacionales de este alimento se comenzó a sentir propiamente en el primer trimestre de 2007 y se calculaba que. de productores directos. que han vivido una situación extremadamente difícil. aunque la velocidad del incremento no avanzara a saltos. este producto ha registrado aumentos diferenciados según el tipo de procesamiento industrial agregado. La figura registra lo apresurado de las conclusiones de aquel año. sin embargo la última de ellas ya se prolongó por cinco años. Sólo hace cien años se observó algo semejante. Agosto: 4 tristes milímetros. los precios de las leches en polvo son actualmente demasiado altos en relación con los de los otros productos. Tomados individualmente. En 2007 el incremento de los precios de la leche había alcanzado alguno de los precios récord del pasado. Octubre: nada. entre otras razones debido a la fragilidad de protagonistas como Australia y Nueva Zelanda. Pero la tendencia continuó todo el segundo semestre hasta superar los máximos anteriores. Y aunque los campesinos desean que esta sequía sólo se presente hasta dentro de otros 100 años.2 En la figura 1 se expone la tendencia de los precios de la leche entre enero de 2007 y abril de 2009. 160 . Y ni sus padres ni sus abuelos han visto sus tierras tan resecas. Durante periodos de aproximadamente una década. Septiembre: 11 milímetros en total. La poderosa trasnacional Fonterra informó en julio del 2009 que los precios de sus productos habían descendido hasta en 40% respecto del año anterior. El 3 de noviembre: 3 milímetros. a seis horas de Sidney. los augurios asociados al cambio climático parecen advertir que esta situación puede estar más cerca de ocurrir en el corto plazo”.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez variaciones climáticas se incorporan actualmente a los movimientos del mercado internacional. era poco probable que se revirtiera. Las últimas lluvias se remontan al 16 de noviembre: 2 milímetros. 2 Ver El País. las sequías parecen definir el clima australiano. No se observa el mismo comportamiento para la leche fresca que para los quesos o la leche en polvo. 20 de enero de 2007. Clem y Cheryle Hodges explotan desde hace 38 años la granja de Toongarah. aun en el mediano plazo. La caída se dio de modo tan repentino como el alza. Nunca han conocido un desastre semejante. frente a los factores de riesgo de la producción mundial de alimentos. Las líneas indican las variaciones anuales y muestran con precisión lo contradictorio de esa tendencia en menos de tres años. donde se destaca el drama australiano: “Anotan minuciosamente en un calendario cada gota de agua que cae.

La tensión social se ha incrementado tras la repentina caída de los precios internacionales. 161 . lo que en definitiva redundaría en un debilitamiento de los precios de la leche en polvo. ya que las empresas de transformación destinan más materia prima a la leche en polvo que a los productos lácteos más baratos. ya que mientras por una parte incrementaban sus exportaciones debido al crecimiento del comercio internacional. pero hacia mediados de 2008 se encontraba en 1. entre 2003 y 2006 la relación entre los precios de la leche entera en polvo y los del queso estuvieron en torno a 0.74 may jun jul 2008 ago sep oct 2009 nov dic 26. los mejor tratados fueron los de la leche en polvo desnatada y entera.96 menor que el año anterior 42 40 38 Euro/100 kg 36 34 32 28 26 24 22 ene feb mar abr 2007 23. Una corrección del mercado debía nivelar estos precios. El aprovechamiento de los precios altos llegó con menos fuerza a los productores directos de leche líquida. australianos y neozelandeses reclamaban mayor participación en las ganancias de la cadena.47 32. la suerte de esos productores nacionales fue bastante distinta en cada país. En suma. por otro lado perdían divisas en virtud del encarecimiento de los alimentos importados. entre los precios que más subieron durante ese breve periodo se encuentran los industrializados y. Mientras los lecheros europeos.70 Por ejemplo. en el ámbito nacional varios países experimentaron preocupación. entre ellos.85.25. quienes debieron presionar a las estructuras industriales nacionales para que se les retribuyera en la proporción en la que se habían registrado los aumentos en los precios internacionales. Como es fácil comprender. Precio promedio de leche 2009 € 8.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo Figura 1.

Las condiciones de importación o exportación de los países por regiones. En otro grupo encontramos compradores que importan leche en polvo para usarla en la producción de otros derivados lácteos o incluso para reexportar a otras áreas del mundo. hay naciones que importan cantidades sustanciales de leche en polvo debido a su incapacidad de autoabastecerse. En los cuadros 1 y 2 se muestra la estructura de la importación y exportación de leche en polvo para los principales países. o de aquellas que se proponen mejores estrategias para enfrentar las drásticas caídas de los precios son. La importación de leche se hace. las características de esas mercancías combinan preferencias nacionales con orgullos locales de quesos o leches predigeridas. acuerdos comerciales o incluso por vocación exportadora no han permitido una acción concertada desde las instancias internacionales (omc o fao). quesos frescos o añejados. Los países de América Latina tienen comportamientos diferenciados en su dinámica productiva. ya sea entera o desnatada. por tanto. mientras que las naciones africanas y latinoamericanas suelen ser importadoras netas de lácteos desde hace largo tiempo. y en este rubro los compradores tienen dos características diferenciadas. Las previsiones sobre el crecimiento de las naciones exportadoras de leche en su búsqueda de mantener o ampliar su importancia en el mercado internacional. Un cálculo optimista presume que Argentina podría crecer a 3 o 4%. Por un lado. Por lo general son países que tienen una costumbre de consumo de lácteos más o menos reciente (particularmente los del sudeste asiático). por medio de compras de leche en polvo. esto ocurre de modo particular con los países europeos. pues ya sea en el caso de los yogures o en el de los quesos. En ese continuo. en realidad la variedad de productos es amplísima. hacer predicciones sobre el carácter estimulante que pudiera tener el acelerado cambio de las condiciones del mercado de lácteos. finalmente. tareas sumamente difíciles. los cuales van desde la ingestión directa de leche líquida hasta el consumo habitual de quesos y mantequilla. Los que más crecerían son –¡vaya sorpresa!– los asiáticos. mientras México lo haría a 1%. No es posible. En este caso se trata de un conjunto de naciones enlazadas por procesos de industrialización de un producto sumamente estratégico en sus hábitos de vida. lácteos universales . naturalmente.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez 162 Así que ni la bonanza del comercio ni la particularidad de los precios petroleros en ascenso cubrían las necesidades de una nueva coyuntura que exigía replantear el tema de la seguridad alimentaria de una manera diferente.

Cuadro 1.aspx>.fao. Disponible en: <http://faostat.org/site/342/default. 2004 Leche desnatada en polvo Valor por tm (dólares) 2 586 2 643 3 146 2 719 3 085 1 849 2 165 2 230 2 315 2 525 3 055 2 115 2 109 2 281 1 788 3 492 1 959 2 124 2 235 2 237 Arabia Saudita Reino Unido Bangladesh Jordania Austria Japón Viet Nam China Malasia 58 046 55 387 38 837 36 837 28 888 51 922 30 424 18 196 15 961 Bélgica 47 916 España 47 920 Alemania 65 989 Francia 74 485 Indonesia 91 299 184 400 173 129 142 202 123 080 116 783 108 750 105 617 83 150 68 053 65 363 61 703 45 169 43 184 40 226 Tailandia 101 486 203 848 Filipinas 116 680 224 062 México 140 897 279 524 Italia 122 823 321 886 2 621 1 984 1 920 2 009 2 020 2 324 2 155 2 568 2 437 1 874 1 907 2 141 1 847 2 263 1 188 1 485 2 373 2 520 Argelia 90 421 328 915 3 638 Países Bajos 159 195 370 980 2 330 Países Cantidad (tm) Valor (miles de dólares) Valor por tm (dólares) Leche entera en polvo Paises Cantidad (tm) Valor (miles de dólares) Argelia 159 848 413 393 Arabia Saudita 112 630 297 709 Bélgica 61 534 193 569 Nigeria 70 442 191 516 Noruega 59 705 184 199 China 89 514 165 510 Malasia 72 201 156 326 Omán 64 460 143 762 Indonesia 59 229 137 137 Emiratos Árabes Unidos 45 689 115 359 Alemania 36 662 112 001 Venezuela 44 644 94 426 Sri Lanka 43 582 91 924 Cuba 39 341 89 730 Filipinas 50 096 89 555 Italia 19 693 68 761 México 34 088 66 781 Viet Nam 25 712 54 615 Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo Yemen 23 959 53 541 Senegal 23 535 52 657 Fuente: FAO. Importaciones de leche entera en polvo y leche desnatada en polvo. Base de datos estadísticos. 163 .

2004 Leche entera en polvo Países Nueva Zelanda Países Bajos Australia Francia 140 284 176 981 107 179 94 577 64 537 75 380 61 129 45 478 47 103 31 821 17 379 24 776 24 175 24 744 21 923 16 999 Indonesia 16 157 241 030 233 360 202 636 197 726 127 798 122 854 78 642 72 152 60 149 50 806 49 380 45 050 44 513 41 150 35 929 362 539 381 411 Argentina Reino Unido Bélgica Alemania Dinamarca Omán Irlanda Estados Unidos Filipinas Malasia Polonia Uruguay Belarús Brasil República Checa 172 115 408 747 177 277 512 635 2 892 2 375 2 719 2 048 2 249 2 467 3 140 2 623 2 091 2 701 1 670 2 267 3 461 2 051 2 043 1 821 2 030 2 421 2 224 629 130 1 248 728 1 985 Cantidad (tm) Valor Valor por tm (miles de dólares) (dólares) Alemania Nueva Zelanda Estados Unidos Australia Bélgica Polonia Países Bajos Reino Unido Francia Ucrania Irlanda República Checa Belarús Suecia India Finlandia Argentina Dinamarca Canadá Austria Fuente: FAO. Base de datos estadísticos.Cuadro 2.fao.aspx>.org/site/342/default. Países Leche desnatada en polvo Cantidad (tm) Valor Valor por tm (miles de dólares) (dólares) 244 887 581 224 2 373 249 557 473 345 1 897 231 696 445 509 1 923 151 854 304 847 2 008 Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez 95 443 219 564 2 300 98 410 205 265 2 086 81 116 183 276 2 259 79 246 163 644 2 065 59 173 150 850 2 549 63 214 101 121 1 600 40 304 100 841 2 502 33 668 69 917 2 077 37 319 65 998 1 768 22 577 53 559 2 372 30 628 52 514 1 715 16 553 35 317 2 134 17 266 32 927 1 907 12 337 31 305 2 537 15 896 31 027 1 952 9 807 25 773 2 628 164 . Exportaciones de leche entera en polvo y leche desnatada en polvo. Disponible en: <http://faostat.

La importancia de los europeos como exportadores es evidente. Así que la importación de leche refleja situaciones diferenciadas 1. Consumo per cápita de productos lácteos Kg 350 300 250 200 150 100 50 0 Europa EUA Rusia kg Fuente: Danish Dairy Broad. da de lácteos por parte de China en el mercado internacional. lácteos universales o con denominaciones de origen. La gráfica 2 muestra la Además. Otra situación es la de naciones como China e India. Figura 2. Argelia. entre otros. La figura 2 muestra la man también ambos rubros. al chamente vinculado con la occidentalización de los hábitos de consumo. acelerada tasa de crecimiento del consumo de lácteos en India y China.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo T          o con denominaciones de origen. importa la mayor proporción Otra situación es la de naciones como China e India. como se muestra en el cuadro 1. vertiginoso crecimiento de su consumo interno. industriales está vinculada a la necesidad de cubrir la alimentación de los El incremento en la ingestión de leche en toda la región asiática está estreinfantes con leche industrializada. Por esa razón es tan notoria la demansuman ambos rebasa con mucho la relevancia de cualquier otro par de da de lácteos por parte de China en el mercado internacional. que registran El incremento en la ingestión de leche en toda la región asiática está estreun peso importante como importadores debido. mientras un peso importante como importadores debido. en buena medida. entre para abastecer su consumo interno. en buena medida. Por esa razón es tan notoria la demanchamente vinculado con la occidentalización de los hábitos de consumo. al México tiene un lugar muy próximo a aquella nación africana si se suvertiginoso crecimiento de su consumo interno. que registran de leche sumando los renglones de leche entera y desnatada. como se muestra en el cuadro otros. lla nación africana si se suman también ambos rubros. Argelia. El peso que infantes con leche industrializada. importa la mayor proporción de leche sumando los renglones de leche aunque permite identificar la incapacidad estructural de naciones como entera y desnatada. 2008 Brasil Japón India Korea Taiwan China 0 5 10 Crecimiento en % 15 Crecimiento en % 165 165 . Brasil o Venezuela para abastecer su consumo interno. la mayor participación de la mujer en las actividades urbanoacelerada tasa de crecimiento del consumo de lácteos en India y China. Así que la importación de leche refleja situaciones diferenciadas aunque permite identificar la incapacidad estructural de naciones como México. países. la mayor participación de la mujer en las actividades urbanoEn cuanto al lado exportador del mercado internacional se observa industriales está vinculada a la necesidad de cubrir la alimentación de los que los principales actores son Australia y Nueva Zelanda. Argelia. mientras México tiene un lugar muy próximo a aqueMéxico. Brasil o Venezuela añejados. Además. Argelia.

formado por dos países de Oceanía. Un tercer grupo. incluso. Se puede decir que en el caso europeo estamos frente a un mercado que se sostiene fundamentalmente de su propio espacio continental. en relación con Nueva Zelanda o Australia. Países Bajos. pero que se enlaza a la tendencia mundial . Se especializa en exportar cantidades poco relevantes de derivados lácteos. en este grupo. La fuerte tradición ganadera de Argentina le ha dado una distinguida posición en términos de sus ventajas competitivas respecto a las condiciones de naciones como las europeas e. La ue tiene la decisión de avanzar hacia un modelo que equilibre sus volúmenes de producción con las necesidades del consumo en la escala europea. en cambio. resolver las tensiones que derivan de la competencia mundial y que. Alemania y Bélgica tienen un notable peso en la exportación de leche tanto entera como desnatada. ocupa el quinto lugar en la exportación de leche entera y registra un buen nivel de competencia en lo que se refiere a los precios por tonelada. Argentina es. pues su vocación exportadora la coloca como una de las naciones que incrementa su relevancia en el mercado mundial y agrega a su tradicional importancia como exportador de carne y granos. Japón. es el de los países africanos. Sus ventajas provienen de la amplia dotación de recursos naturales propicios para la ganadería. un caso excepcional en América Latina. como se ha constatado en estos años. induce serias inestabilidades productivas. ligado a este mercado internacional. no es capaz de exportar cantidades significativas de leche pues su producción local esta centrada en el autoabasto. Una nación que llama la atención es Argentina. en su perspectiva. cuya capacidad de abasto del mercado internacional es sorprendente. que tienen que abastecerse sistemáticamente del mercado internacional. más pequeño. asiáticos y latinoamericanos. singular a su manera en Asia. La información proveniente de los cuadros 1 y 2 se puede resumir de la siguiente manera: hay un primer grupo de países. los europeos.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez 166 Francia. lo que le permitiría. Hay un segundo grupo. lo que basa especialmente en una ventaja competitiva de orden biotecnológico. que sin duda forman parte de un mercado cuyos intercambios –exportaciones e importaciones– obedecen a dos funciones de la agroindustria: producir y exportar. En Europa el comercio lácteo esta fuertemente orientado hacia África y a los intercambios en la propia región para integrar cadenas de valor más rentables. la progresiva expansión de su capacidad de exportación de derivados lácteos.

supone precios de la tierra competitivos en el mercado mundial. Esta nación asiática desempeña un papel extremadamente importante en el comercio mundial. británica. la fuerza que han acumulado sus empresas nacionales en la industria de los alimentos. incluidos los lácteos. La natural dependencia de su producción agroexportadora faculta de competencias diferenciadas a las naciones donde se sitúan esas empresas. El cuadro 4 muestra la notoria diferencia en la disposición de prados y pastizales naturales entre varios países en 1995 y 2005. Lo primero se resuelve contando con amplias praderas o pastizales. Una de las condiciones de su competitividad es la disminución de los costos de la alimentación y el manejo del ganado. La ampliación de su producción está asociada a la capacidad de abasto de la demanda a precios competitivos en el mercado internacional. cuenta con un mercado alimentario sumamente atractivo para los productores y. En el cuadro 3 se enlistan las principales empresas trasnacionales que dominan el mercado de lácteos. japonesa. Un rasgo de estas empresas es su gran dependencia de la tierra disponible para la actividad lechera. en la mayoría de países latinoamericanos es tradicional su presencia como gran intermediario de sistemas tradicionales de ordeña que le venden su leche. Es menos conocida la presencia de compañías con sede en otras latitudes. La trasnacional Nestlé está en uno de los primeros lugares. La compañía neozelandesa Fonterra ha podido competir en el mercado internacional basada en una ventaja particular de su territorio de operación. algo que le distingue de manera sobresaliente. neozelandesa. mientras el segundo punto. La magnitud 167 . esta trasnacional se especializa en deshidratar el fluido para reenviarlo tanto al mercado nacional como para exportarlo a otras naciones. alemana. estadounidense y. También se encuentran compañías francesas. Es conocida la importancia de la compañía Nestlé. Una clave importante se halla en la dimensión particularizada de las empresas que proveen este mercado internacional. como Japón y aún más desconocido el escenario de competencia que se desarrolla a través de nuevos procesos de integración en lo que podemos llamar la era de la globalización (Chauvet y González.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo de concentración del dominio del mercado lácteo en la escala de las multinacionales. sorprendentemente. 2001:1087). que se expresa en los costos de las instalaciones de las explotaciones ganaderas. La relación que se incluye en el cuadro de exportadores guía la jerarquía de este cuadro.

.1 5 424. Las 20 empresas principales en la producción mundial de lácteos.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez Cuadro 3.4 7 931.7 168 de esas praderas y pastizales a favor del conjunto de Australia y Nueva Zelanda es abrumadora.6 1 007. De entre los países con mayor abundancia de este recurso territorial. 2006 Compañía 1 Groupe Danone 2 Nestlé. Ltd. para cuyas empresas se ha señalado la importancia económica de la exportación.3 3 220.A.9 6 515. 14 Fonterra Co-operative Group Ltd 15 Snow Brand Milk Products Co. tiene.2 1 392. 12 Morinaga Milk Industry Company Co. 20 Wimm-Bill-Dann Foods OJSC Fuente: <Forbes. SA 3 Land O’Lakes. SA 9 Campina 10 Sodiaal 11 Meiji Dairies Co. Japón es un caso que.0 1 978.1 1 100. En contraste. sin embargo.8 2 392. 13 Parmalat Finanziaria S.6 7 178.6 1 613..6 2 954 2 667. Inc.p. La base de su competitividad descansa en sistemas . un grupo de empresas con capacidad para competir con trasnacionales de países con mejores recursos naturales. 5 Arla Foods amba 6 Dairy Farmers of America. De modo que Australia (con Nueva Zelanda) y Argentina registran una natural vocación a sistemas ganaderos extensivos con bajos costos de producción alimentaria.com>. Ltd.6 6 292.3 4 045.8 3 792.5 3 007. Ingresos (millones de dólares) 8 929. 16 Fromageries Bel 17 Dairy Crest Group 18 Valio Group 19 Yakult Honsha Co. sólo Argentina registra una excelente dotación de superficies aptas para el pastoreo.. con una estrechísima disposición de campos para su ganado. Ltd.1 2 984. 4 Kraft Foods International Inc. 7 Unilever 8 Bongrain.9 5 946. Inc.

Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo ganaderos altamente especializados y una muy eficiente integración de la cadena agroindustrial. 1995-2005 Uso de la tierra (miles de hectáreas) País Australia Estados Unidos Brasil Kazakstán Arabia Saudita Argentina Federación de Rusia Sudáfrica México Colombia Argelia Paraguay Venezuela Canadá Uruguay Nueva Zelanda Chile Reino Unido India España Francia Ucrania Alemania Italia Polonia Irlanda Georgia 1995 423 048 236 000 192 972 182 326 170 000 99 918 87 000 83 700 79 900 40 083 31 620 21 700 18 240 15 682 13 520 13 350 12 930 11 386 11 030 10 966 10 566 7 524 5 282 4 405 4 047 3 356 1 970 2005 395 407 237 600 197 000 185 098 170 000 99 850 92 099 83 928 79 900 38 944 32 848 16 000 18 000 15 430 13 400 11 594 14 000 11 180 10 415 11 320 9 907 7 951 4 929 4 402 3 387 3 115 1 940 Continúa 169 . Disposición de prados y praderas en países seleccionados. Cuadro 4.

1995-2005 Uso de la tierra (miles de hectáreas) Pais Países Bajos Tailandia Japón Israel República de Corea 1995 1 048 800 405 145 63 2005 980 800 631 125 57 Fuente: FAO.fao.org/site/342/ default. precisamente porque combina una situación de extrema restricción en sus recursos naturales con una historia reciente en la adquisición del consumo de lácteos. Los datos son más que relevantes. la eficacia en la administración de las empresas procesadoras de lácteos –estímulos a la competencia– y la innovación y eficiencia en la integración de una cadena alimentaria que combina con resultados afortunados el bienestar de su población y la salud de sus empresas. Los países europeos no obtienen ventajas notorias de la disposición de estos recursos naturales y su situación competitiva requeriría un análisis más complejo. una notable eficiencia en el mercado internacional y una extraordinaria habilidad de asociación y penetración hacia los mercados locales de zonas tan lejanas como América Latina. En el cuadro 5 se presenta una selección de países en los que se pueden observar sus volúmenes de producción y consumo. la regulación de sus productores nacionales –protección del ingreso del granjero–.aspx>. Existe una gran asimetría en la producción de leche incluso si no consideramos el tamaño de cada país y sólo los com- 170 . Disponible en: <http://faostat. Producción. Disposición de prados y praderas en países seleccionados. consumo y trasnacionalización Un rápido vistazo a las tendencias globales en la producción y consumo de leche en las naciones desarrolladas y no desarrolladas es más que ilustrativo. Nos restringiremos en adelante al caso de Japón. Finalmente. porque Japón reúne bajo una sola experiencia la capacidad de gestión de su mercado local –política de seguridad alimentaria–.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez Continuación Cuadro 4. Base de datos estadísticos.

A esta costumbre se ha de sumar el acelerado proceso de urbanización. en cambio.69) y la de los Países Bajos (1 767. la tradición del consumo de lácteos se remonta a los tiempos de la conquista española y la Colonia. como para toda la región latinoamericana. Es decir. El volumen de producción de México. en mayor medida ahí donde la producción per cápita es mayor. la cantidad que se produce en esos países rebasa con mucho las necesidades de consumo individual. 230. cuando se adoptó en la Nueva España el hábito de producir y consumir quesos y otros derivados lácteos. La amplia presencia de población rural en naciones como India. Lo mismo sucede en el caso de China. En el polo opuesto se observa la menor capacidad de producción. a ser uno de los más importantes importadores de leche en polvo. India y Japón. respectivamente). su producción es inferior a las de México y de la India.93 y 177. medidos en gramos diarios por persona. con una producción per cápita inferior. calculada bajo ese esquema de gramos diarios por persona. Si se combina este hecho con el tamaño de la demanda. por naciones como México.11). se registra una superioridad enorme en el caso de Nueva Zelanda (más de 35 veces la producción de México) o de Irlanda (13 veces la de México y 15 veces la de India).20). no es suficiente para cubrir la demanda interna y le lleva. como se ha descrito.66. lo que concentró la demanda de lácteos en una población que también sustituye de manera acelerada la práctica de la alimentación al seno materno. Sin atender al tamaño de sus poblaciones. seguramente explica su baja propensión al consumo lácteo a pesar de la extraordinaria cantidad que se requiere para abastecer su mercado interior. (271. en contraste.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo paramos en función de la cantidad de alimentos lácteos producidos. Para México. lógicamente crece el volumen exportable. 171 . es un país autosuficiente en el abasto de leche líquida. es evidente la disponibilidad de excedentes para la exportación que tiene este país. rasgo que se comparte con el resto de Latinoamérica. Japón. es importante señalar los diferentes hábitos alimentarios de las naciones asiáticas y occidentales. La superioridad de Nueva Zelanda es descomunal. En este caso.48. Más significativa es la capacidad mostrada por una gran economía como la japonesa. en comparación con la de Irlanda (3 539. En el aspecto de la producción per cápita destaca la cantidad alcanzada en 2005 por Nueva Zelanda (9 861. Es decir.

38 521.01 709.50 1 345.15 1 260.58 737. Producción y consumo de leche fresca en algunos países.95 638.76 Argentina 528.54 179.12 2 001.57 714.69 4 057.51 22.85 507.69 Estados Unidos de América 716.40 684.94 940.94 780.83 226.47 1 233.94 702.66 528.51 599.28 707.52 488.66 Leche* Consumo gramos/persona/día País Irlanda Francia EstadosUnidos de América Países Bajos Nueva Zelanda Australia Canadá Federación de Rusia Polonia Argentina Brasil México Japón 1990 996.25 Reino Unido 733.12 407.28 211.58 722.23 1996 7 422.27 266.96 556.68 1 035.73 296.42 939.96 1 210.99 638.95 189.49 1 278.70 571.71 1 095.51 716.44 257.24 495.48 188.81 767.69 1993 6 924.79 900.8 1 056.69 1991 6 237.45 768.36 384.57 India 170.43 18.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez Cuadro 5.68 706.99 Brasil 276.84 689.81 1 175.39 700.67 183.36 243.13 212.33 231.94 480.58 583.05 1991 923.92 257.39 321. 1990-2005 Leche entera fresca Producción gramos/persona/día País 1990 Nueva Zelanda 6 031.58 1 282.01 733.94 1995 806.55 553.49 Polonia 1 138.04 395.38 213.59 707.80 192.17 700.55 290.21 4 127.47 853.68 495.66 1992 866.27 826.40 Federación de Rusia Pakistán 356.53 2 010.62 China 16.20 282.87 774.97 Japón 181.47 282.76 713.60 272.30 636.06 Australia 1 048.46 536.83 706.50 912.19 720.91 868.54 182.50 658.69 19.07 542.73 175.90 1993 826.58 1 226.02 262.81 702.63 567.81 708.41 4 082.08 168.98 951.69 683.61 291.76 959.90 773.73 774.11 740.35 781.85 283.24 México 210.24 212.17 474.96 770.25 Irlanda 4 211.05 698.53 17.00 710.52 689.38 258.73 172.48 549.77 407.91 271.82 183.56 1 228.68 172 .69 1995 6 954.85 282.99 453.45 736.19 702.07 268.38 1994 808.11 232.94 830.32 638.23 2 151.80 517.94 308.64 374.35 702.39 1 939.66 251.35 510.90 1 966.93 18.76 555.43 657.76 715.98 905.75 267.68 730.96 731.29 230.63 710.26 Francia 1 294.56 564.17 4 059.82 Canadá 788.47 1 939.75 187.10 698.93 1996 807.67 1994 7 440.68 430.66 506.44 791.00 214.20 965.09 760.17 188.42 1 303.16 703.81 1992 6 285.99 926.50 233.99 748.44 684.89 4 109.02 21.77 365.13 595.34 211.10 3 988.27 Países Bajos 2 057.58 783.52 557.36 240.67 711.81 213.91 582.21 866.65 573.

04 206.80 206.96 2001 874.04 1 381.28 702.37 546.25 773.87 223.67 316.99 599.18 264.62 343.79 768.38 2003 892.95 2004 10 322.59 2005 916.07 666.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo 1997 8 128.35 178.94 546.48 933.58 1 191.26 543.46 685.92 913.32 195.43 2004 904.63 483.23 719.26 429.25 553.39 208.77 848.21 36.53 206.79 613.31 713.76 536.50 2002 881.66 2003 9 962.28 483.17 648.90 371.76 561.51 552.13 668.45 314.37 532.33 1998 843.47 271.28 314.20 322.06 723.94 774.23 590.15 750.06 3 818.80 201.91 259.39 874.31 1 876.99 488.22 273.48 61.37 1 919.25 373.74 514.75 312.34 667.24 700.82 601.37 745.86 1 191.90 594.08 909.88 576.21 1 913.76 3 921.87 861.34 706.11 3 539.79 592.40 523.42 528.91 330.05 214.90 609.74 361.42 557.49 905.55 678.11 507.71 799.82 265.55 1 443.45 314.99 1 156.31 1 933.57 238.26 1 874.93 600.63 698.76 22.19 508.69 30.50 562.14 207.65 709.71 22.18 722.43 773.18 507.28 45.23 1998 8 303.59 717.02 459.38 1 189.44 614.47 1 816.82 716.49 595.12 539.97 1 182.49 182.69 1 767.00 208.22 482.08 499.69 746.84 531.00 535.19 481.48 1 199.67 303.46 860.93 206.02 493.61 731.23 751.98 702.17 214.60 505.58 718.32 2000 8 779.29 735.89 685.45 697.59 514.90 578.52 215.87 709.79 Continúa 173 .34 571.67 2005 9 861.31 507.01 686.39 687.54 206.89 3 716.35 847.96 262.09 315.39 1 837.84 24.42 1 390.20 1 361.32 611.91 2002 9 738.06 292.47 1 425.35 895.13 206.06 312.00 1 379.61 298.04 538.12 250.46 1 519.82 485.18 848.15 552.77 1 537.11 1 192.92 1 912.17 596.24 3 746.62 771.58 3 634.03 185.40 1 138.76 710.67 501.98 570.91 3 704.95 313.15 701.97 1999.50 641.29 532.61 313.92 640.58 733.64 697.55 2001 9 319.81 208.77 178.47 362.67 501.63 692.21 706.93 253.25 26.91 628.91 310.23 1 600.76 265.93 177.94 1999 7 878.02 681.94 691.94 180.54 701.69 318.98 770.57 311.10 924.64 180.35 720.68 671.26 886.86 236.32 492.59 313.46 3 738.85 547.56 50.08 3 760.78 2000 867.00 1997 825.74 507.20 715.68 696.44 617.34 853.00 261.35 531.35 1 173.60 183.00 858.33 506.91 857.57 673.85 187.46 935.70 743.65 629.51 726.37 507.71 927.37 283.06 480.06 628.47 664.58 210.90 598.00 347.22 697.66 230.79 629.80 390.01 849.01 307.

con niveles semejantes de consumo.80 560.38 303. con 861.79 548.70 357.51 151.07 426.38 Polonia 475.74 160.62 154.67 298. Redondeando los datos ofrecidos por la Secretaría de Economía de México encontramos que el país produce anualmente poco más de 10 millones de .73 160.07 344.74 464.org/site/342/default.60 128.95 297. Disponible en: <http://faostat.06 131.63 128.76 Fuente: FAO.43 258. México y Japón suman cantidades mucho menores: 310.43 313.41 Argentina 244. esta asimetría se refleja en el consumo por persona.17 185.aspx>. En el primer caso la diferencia es de múltiplos de 10.91 293.80 334.40 483.64 178.30 413. 1990-2005 Consumo kilocalorias/gramos/persona/día País 1990 1991 1992 1993 1994 1995 Irlanda 597.86 127. Producción y consumo de leche fresca en algunos países.39 439. la distancia entre ambas naciones disminuye ligeramente.39 421.87 gramos diarios per cápita.15 432.98 580.38 264.10 122.63 127.68 297.37 460.38 421.08 329.90 Francia 584.27 157.49 420.01 382.87 119. 1996 484.15 340.42 Nueva Zelanda 470.01 464.84 Australia 449. * Se refiere al consumo de lácteos convertidos a equivalentes de leche líquida. De inmediato se puede referir a la capacidad absoluta de producción de ambas naciones.77 255.61 410. según datos de 2005.72 554.51 163.99 381.26 520. En este último caso.86 161. por cierto.13 332.37 Países Bajos 468.43 282.44 Brasil 155.04 Pakistán 244.46 154.17 Estados Unidos de América 383.77 410.85 121.49 425.60 334.72 246.07 442.25 284. registran consumos notables. Base de datos estadísticos.45 México 146.37 127. respectivamente.11 Japón 126.91 410.04 y 206.01 174 Naturalmente. El cuadro 5 permite identificar dos naciones.79 India 126.79 gramos diarios per cápita. con 916.62 568.28.80 325. México y Japón.53 321.51 306.84 422.50 249. La distancia entre los países seleccionados es mayor en el caso de la producción que en el consumo.45 575.51 462.01 272.19 496.15 338.53 419.16 127.fao.23 169.23 553.86 359.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez Continuación Cuadro 5.95 468.82 461.55 421. en el segundo. Mientras Irlanda. llega a ser el triple o cuádruple del consumo entre el último y el primer.91 Canadá 350.61 Federación de Rusia 317.96 342. ya sea en términos absolutos de gramos diarios por persona o en cuanto al aporte energético.01 394. o Francia.57 163.47 120.16 485.34 128.04 310.

91 323.02 327.13 170.48 179.29 360.86 560.52 318.83 2003 535.64 164.98 289.26 370.28 401.40 304.68 217.10 384.90 317.86 464.44 304.94 425.06 308.81 143.55 175.57 327.37 321.04 314. Es decir que México gasta alrededor de 10 veces más que Japón en la compra de leche entera en polvo y unas cinco veces más que ese país en leche desnatada.95 2005 550. aunque este 175 .96 188.02 314.11 301.58 146.47 189.84 187.79 366.74 356.92 318.13 522.69 157.10 343.14 187.45 317.12 275.86 332.31 305. también en millones de dólares. Para el caso de la leche desnatada en polvo.29 425.99 337.16 321.26 186.64 434.27 189.67 319.68 567.23 331. ¿Es la menor capacidad de producción japonesa la causa de sus niveles de consumo menores que México? No es tan clara esa suposición.17 2001 524.047 millones de dólares.47 461.76 123.98 124.48 290.97 315.26 337.67 152.09 342.97 188.12 182.59 304.30 388.58 415.43 145. México está más habituado al consumo de lácteos.45 123.87 305.81 418.40 316.04 420. Entonces.38 1999 514.56 360. las cifras.25 187.07 litros mientras Japón suma alrededor de ocho millones.32 123.62 323.40 134. Con una población numéricamente comparable.60 423.95 464.41 418.49 565.90 2002 529.93 124.02 323.79 462.30 319.80 421.35 553.15 426.56 304. En 2006.535 para Japón.66 189.29 548.32 184.15 188.90 335.42 305. son 358. la asimetría entre ambas naciones es hasta paradójica: México gasta una cantidad 10 veces mayor que Japón para apenas consumir alrededor de una vez y media más que su población.49 450.93 407.08 234.10 357.33 146.08 377.30 123.66 144.16 139.88 398.70 124.43 328.97 462.40 325.67 2000 520.46 137.57 141.34 222.86 2004 542.01 126.69 331.492 millones de dólares.65 300.70 357. mientras México importó cantidades con un costo de 104.69 125.39 295.06 321.93 423. La estructura de la importación de leche en ambos casos es más que sugerente.60 334.85 352.20 1998 506.56 537.25 552.792 para México y 68.56 257.96 464. las importaciones de leche entera en polvo sumaron para Japón 1.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo 1997 495.03 563.32 319.93 345.

Es muy frecuente encontrar intolerancia a la lactosa y ocurrencia de intoxicaciones en los niños cuando se les inicia en el consumo de leche de vaca (Tsuchiya. México. La explicación se puede hallar en la disposición japonesa de empresas con alta tecnología en producción de alimentos. podemos partir de un supuesto reconocido mundialmente: Japón no tiene problemas nutrimentales ni. Claro que para alcanzar este propósito se requiere de una tecnología alimentaria suficiente. en el límite extremo superior. tiene un problema de ambos extremos. México importa una cantidad bastante significativa. en yogur. un volumen más que superior de lácteos si se compara la disposición y uso de este alimento por parte de Japón. por lo cual no aparece entre los primeros lugares en ese rubro. al grado de ubicarse entre los primeros 20 importadores de leche entera en polvo y en el cuarto lugar entre los importadores de leche desnatada en polvo. aumentando la oferta de lácteos que permiten una más fácil digestión de la leche. serios problemas de obesidad. Si a estos datos agregamos las cifras de importación de yogur. en forma más generalizada. desde el mercado internacional. de modo que su asimilación sea más sencilla para el aparato digestivo humano. Éste es el punto básico de la disponibilidad láctea. La concentración de este consumo urbano quizá explica el bajo impacto nutrimental de la leche en la población menor de cinco años de edad. Si sólo consideramos el aspecto nutricio de la leche como fuente de bienestar social. La reciente costumbre asiática del consumo de lácteos indispone a sus sistemas digestivos para procesar la larga cadena grasa de un alimento que produce la vaca para un becerro. entre otras. una nación de reciente ingreso a los hábitos de consumo occiden- . donde se registra un índice de desnutrición de hasta 7%. Por un lado. mejor todavía. El cuadro 1 muestra datos de importación de leche de algunos países. en cambio. predigieren la leche. Por esta razón. de modo que son capaces de optimizar la importación de leche para fines industriales con enlazamiento a cadenas de valor que integran mercados muy dinámicos y altamente exigentes en la calidad de sus alimentos.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez 176 consumo se concentra en los centros urbanos. 2003). Ahora tenemos dos casos contrastantes en el marco mundial. Japón importa leche en cantidades casi irrelevantes. En tanto. naciones como Japón avanzaron rápidamente en la dirección de procesar los lácteos para aumentar su digestibilidad con productos como el Yakult y. el panorama es más preocupante. a pesar de producir y acopiar. por medio del consumo de quesos o. el cual supera con creces la habilidad digestiva del ser humano.

Por el otro. El contraste. Los Lagos y Osorno”. sino por su proyección como gran comprador de los activos de una poderosa cooperativa de ganaderos estadounidenses. en el contexto de alza de precios. que la convirtieron prácticamente en la dueña absoluta de la empresa chilena Soprole (fabricante de productos lácteos. Prolesur. De acuerdo con la página web de Fonterra. con un mercado interno muy dinámico aunque concentrado en las grandes ciudades y dependiente en extremo del abasto del mercado internacional. ellos participan con un tercio del comercio mundial de lácteos. En mayo del 2008 se dio a conocer que esta compañía había sido finalmente autorizada para comprar una mayor proporción de acciones.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo tal. La empresa neozelandesa ya está asociada con la empresa argentina Sancor y. es muy significativo: procesos de desarrollo de mercados de consumo nacional administrados de manera diametralmente opuesta. capaz de abastecer a su población de un alimento que puede constituir una parte estratégica de su nutrición. En este terreno. las empresas trasnacionales envuelven con novedosos sistemas de compras y adquisiciones los mercados asiático y latinoamericano.4 Esta adquisición permite la futura consolidación de la alianza Nestlé-Fonterra a partir de un acuerdo previo de estas dos gigantescas empresas. leches líquidas. En Sudamérica se ha robustecido la tendencia hacia la adquisición de empresas nacionales por ese gigante llamado Fonterra. la pujanza de la exportación argentina seguramente pronunciará nuestra dependencia de una de esas grandes trasnacionales colocadas en un espacio nacional “amigo”. por sus siglas en inglés). yogures. 4 El diario chileno El Mercurio informó en su edición del 2 de mayo del 2008: “Fonterra pagó 202 millones de dólares por el 43% de Soprole. 3 177 . Una paradoja que se registra desde fecha reciente es el lanzamiento de una empresa mexicana en el escenario internacional. con grupos empresariales y gestiones gubernamentales también de extrema diferencia conducen a modelos nacionales de resultados opuestos para su población. de esa forma logró 99. entonces. propietaria de las plantas procesadoras de leche ubicadas en Temuco. mantequillas). en lo que se llama la Alianza Lechera de América (dpa.3 La asociación de Fonterra con empresas latinoamericanas no es un caso individual que se haya experimentado en Argentina de modo casual. pero no por el acopio de capital a partir del mercado interno. postres.19% de la filial de Soprole. Paralelamente Fonterra tendrá 86. México.44% del control accionario de la compañía láctea chilena.

sobre todo a los más pobres. cuenta con unos 12 mil socios y una facturación anual de 14 mil millones de dólares. Tabaco y Afines (uita). Hoteles. República Dominicana. Por un lado la búsqueda de tierras es ya un hecho notorio para los australianos y neozelandeses. El proceso de crecimiento y expansión estuvo potenciado por el alza generalizada del precio de la leche y sus derivados. el grupo cooperativo Fonterra. Restaurantes. informó que Japón ha adquirido en el sudeste asiático y América Boletín de la Unión Internacional de los Trabajadores de la Alimentación. Perú y varios países de América Central. La alianza Fonterra-Nestlé data de marzo de 2002. En 2002. Fonterra busca. por un lado. que generan un total de 60 mil millones de litros anuales. que se fundó en 2002 y agrupa a un millón y medio de productores.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez Junto con Argentina. Como parte del acuerdo. además de un centro regional de gestión. inversores para algunas de sus actividades ya establecidas. posiblemente en 2010. Chile y Uruguay. Agrícolas. que favoreció a trasnacionales como Fonterra y Nestlé. Nueva Zelanda forma parte de la Alianza Láctea Global. y a muchos productores. Venezuela y Argentina. al tiempo que perjudicó a los consumidores. 5 178 . aunque no se tenía un cálculo exacto. Fonterra vendió a Nestlé su producción de leche en polvo de Venezuela. los seis países integrantes de la alianza contaron con alrededor de 55% del comercio internacional de lácteos. 6 El sitio informativo neozelandés Stuff confirmó este hecho el 29 de julio de 2008. Brasil. cuando los dos socios acordaron establecer las primeras cinco plantas conjuntas en Brasil. La revista Biodiversidad. abril de 2008. Australia.6 Ahí reaparece Japón. al tiempo que prepara su cotización en la Bolsa de Valores. A su vez. se sabía que una buena parte de esas operaciones es responsabilidad de inversionistas extranjeros.5 La expansión de la empresa neozelandesa hacia América Latina se une a un fenómeno quizá más preocupante. el importante diario uruguayo El País informó en su edición del 16 de agosto del 2008 que en los últimos ocho años un tercio de la propiedad rural había cambiado de dueño y. La necesidad de tierras para la producción de alimentos estimula aún más la proximidad de Asia-Pacífico y América Latina. La empresa líder del sector lácteo. sección Uruguay. Para financiar la expansión cada vez más intensa de sus operaciones más allá de las fronteras de ese país. en editorial de su edición de agosto de 2008. con el objetivo de tener acceso a los fondos necesarios para su conversión en una empresa global.

por un lado. el valor del comercio 179 . El poderío de estas empresas. que tiene un total de dos mil socios. podemos decir que. Esto significa que ahora Japón posee el triple de las tierras que siembra dentro de su territorio. es el mejor resultado para ilustrar la extrema debilidad de los mercados latinoamericanos. se registrarán unas 150 millones de toneladas de leche como demanda adicional en el mundo. La compañía Kirin es propietaria de la cooperativa National Food y. Durante todo el primer semestre de 2008 las negociaciones parecían dar más oportunidades al grupo japonés que. ha estado tratando de adquirir a la cooperativa Dairy Farm de Australia. Japón se incorpora a esta tendencia. como se previó hace unos 15 años. La tendencia no es única de la expansión japonesa. Fonterra ha calculado que en la próxima década la demanda de lácteos proveniente de China alcanzará los 50 millones de toneladas. al lado de Fonterra. como compradoras directas de tierras para la expansión lechera o reproduciendo experiencias previas. sin embargo. El cálculo es estratégico. que es Parmalat.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo Latina alrededor de 12 millones de hectáreas para producir alimentos que se exportan a esa nación. muy a contrapelo de la potencia que desde esas mismas naciones han tenido empresas agroindustriales que adoptan la forma ahora conceptualizada como translativas. no sólo como un cauteloso inversionista que trata de controlar la base territorial de su futura demanda alimenticia. Tan sólo para el caso de la leche. por ejemplo) y de China. pues se han registrado compras espectaculares de naciones petroleras (en Ucrania. En síntesis. si. en una operación que se calcula costaría entre 800 y 1 200 millones de dólares. por este medio. que calcula necesario ampliar su base territorial más allá de los límites de sus fronteras. a medio camino de la operación de la estrategia de liberalización del mercado mundial de alimentos. ya sea en sus estrategias de joint ventures. Es decir. Las negociaciones estuvieron estrechamente vinculadas a la supervisión de la comisión de competencia de Australia y cuentan con un tercero interesado en la adquisición de esa cooperativa. Las empresas del sector alimentario de Japón se han movido hacia el territorio asiático y tienen una fuerte presencia en Oceanía. se haría de una base de lanzamiento más poderosa en las intenciones de expandir la importancia global de los productores de alimentos de Japón. Esta suma representa un tercio de la demanda mundial prevista para esa década. La carrera en el mercado mundial se concentra claramente en los grandes jugadores.

por otro. Nación. que exige amplios territorios. A medida que se avanza hacia el sur de la isla principal. para ellos. mercado local y bienestar Japón es un país que tiene serias restricciones territoriales para su producción rural. La temperatura anual promedio de Sapporo es de 8. No hay. lo que hace casi imposible el desarrollo de la ganadería competitiva. que alcanza los 16. la isla de Hokkaido. La distribución espacial de Japón polariza las temperaturas que se registran a lo largo del año.692 millones de hectáreas. Ésta es una de las razones que ayuda a entender la manera como la ga- 180 . en realidad los productores que logran permanecer siguen padeciendo la extrema dispersión o fragmentación que les limita toda posibilidad de engancharse en la cadena de producción con posibilidades de lograr mejores condiciones de distribución de las ganancias de tal crecimiento. poco más de 10%. las temperaturas varían a lo largo del año pero hay un periodo. es decir. lo que limita de modo notable tanto los volúmenes de producción de sus hatos lecheros cuanto la calidad de ese producto.8 mil kilómetros cuadrados pero dispone de muy poca tierra arable: 4. desde mayo hasta finales de septiembre. Quiroz y Opazo. en que las temperaturas rondan los 30 grados centígrados. en la región de Tokio. 2000: 192). La producción de leche.5 grados centígrados. 2009.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez de lácteos se ha incrementado por el aumento de la demanda alimentaria. aunque en el centro se extienden algunas explotaciones. En el centro de Japón.5 grados centígrados. Mientras en el norte. Esa producción se inició con la ordeña de vacas llamadas nambu en la ciudad de Hakodate (la última ciudad de la isla principal de Japón antes de cruzar hacia Hokkaido) en 1857. se alcanzan temperaturas sumamente frías y a eso se suma la reciente colonización de sus tierras. las temperaturas aumentan. como la que se expandió en las naciones del norte europeo. los beneficios prometidos por la teoría (Anderson. Su expansión no fue tan acelerada ni se difundió en las zonas del sur de Japón debido a las ventajas medioambientales que se hallaban en el norte de la isla principal. la isla de Hokkaido. Posee una superficie de 377. la vocación natural de esas tierras parece estar destinada a la producción ganadera. se ha desarrollado especialmente en el norte del país. a diferencia del promedio de Tokio.

4% de la producción nacional. como se hacia en ese tiempo en Estados Unidos. desde ahí se realizan embarques por mar y tierra hacia los principales centros urbanos de consumo de lácteos (maff. lo que los coloca en niveles de competitividad con naciones de mejores recursos naturales o de más larga tradición lechera. Como se ha sugerido anteriormente. con lo que se alcanzó el nivel de países de la Unión Europea. o 181 . debido a las restricciones de tierra y pastizales. La organización social de esa nación se había mantenido fuera de la expansión económica y cultural de Occidente hasta mediados del siglo xix y ese aislamiento incluyó la ausencia de producción ganadera de bovinos. Edwin Dan.2 kilogramos. En 1878 la Escuela de Agricultura de Sapporo importó vacas de ordeña tipo ayrshire. El sistema de manejo del hato lechero es. Así que cuando se consiguió la apertura a Occidente. El auge de la producción regional ha hecho que florezca en todo Hokkaido la producción de leche. un colonizador del norte de Japón. altamente especializado. En 1923 Hokkaido invitó a granjeros de Dinamarca para que enseñaran su manera de organización y manejo de ranchos especializados en la producción de lácteos. alrededor de 29 mil granjas lecheras tienen un total de 1. abrió una fundación para iniciar la producción lechera con la introducción de vacas darham.69 millones de cabezas de ganado lechero (no incluye animales holstein usados para carne). lo que representó 42. cultural y poblacional de esa nación. La producción de leche total en 1998 fue de 3. Estos animales fueron usados también para producir carne. el número de granjeros lecheros era de 10 300. En 1999. 1980-2005). y el rendimiento de leche (sobre 8. había 878 mil cabezas de ganado lechero y la producción de leche por cabeza fue de 8. En 1873. el espacio más sensible al asentamiento de la ganadería fue un sitio alejado del centro económico. tanto para la leche como para la carne. Las estrechas condiciones de la producción lechera asumidas por rancheros japoneses les ha presentado la única opción de elevar su productividad mediante técnicas de alimentación y reproducción del hato ganadero.64 millones de toneladas. El hato ganadero de Japón esta compuesto por vacas holstein.8 kilogramos por cabeza en 2003) es el séptimo más alto del mundo. En 1889 se importaron las primeras vacas tipo holstein bajo la responsabilidad de granjeros particulares y de la propia escuela mencionada.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo nadería colonizó a Japón.

las cuales a su vez tienen una organización responsable de la compra del total estimado para cada grupo de productores. f. Por lo que se refiere a las relaciones individuales de los productores. Adicionalmente.534 millones de dólares ( fao s. entrega la materia prima a las empresas industrializadoras que se ocupan del procesamiento adicional de la cadena de valor. del abasto que les asegura Estados Unidos de América. disminuir costos de producción. Según datos de la fao. 182 7 Japón es el principal importador de alfalfa para forraje. el tamaño del hato ganadero es menor: 42 cabezas por granjero. Este mecanismo de compra. En el resto de Japón. como el caso australiano o el argentino. responsabilidad de los gobiernos locales. Japón mantiene una red compleja de políticas que proporcionan gran protección a su producción doméstica de leche. un mercado en extremo oligopólico en relación con la compra de toda la producción líquida o cruda. Aunque el promedio de Hokkaido duplica el registrado en el resto de Japón. en particular. Esta situación es muy parecida a la distribución del ingreso en todo el país en la que el promedio del ingreso expresa muy de cerca las condiciones económicas de cada familia. En el caso de los rancheros de leche. entre ellos se procura mantener la competitividad para innovar. La producción lechera. en la que no es posible abatir costos de alimentación con pastos naturales o inducidos. así como alcanzar mejorías permanentes de la calidad del producto y asegurar la preservación del medio ambiente libre de contaminación. la distribución individual de los hatos ganaderos es bastante reducida. el Ministerio de Agricultura destina más de 400 millones de yenes para los productores. La mayoría del apoyo se destina a la fabricación de leche y se logra a través de barreras arancelarias que transfieren aproximadamente 14 mil millones de yenes a los productores japoneses de leche líquida. la importación fue de 178 650 toneladas. permitiéndoseles vender por encima de los precios internacionales de ese producto. Se conforma. lo que permite calcular que el destino del promedio de los ranchos lecheros representa muy de cerca lo que sucede con cada familia. así. ha llevado a Japón a ser un productor muy dependiente de forrajes del mercado internacional7 y.). para 2004.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez aproximadamente 59 cabezas por granja. altamente especializada. donde nueve mil granjas tienen 864 mil vacas lecheras (96 cabezas por granja). éstos están organizados en cooperativas que entregan a las oficinas municipales. Más de 40% de producción de leche está en la isla de Hokkaido. con un valor de 38. .

supervisión de los hatos lecheros. como el arroz. de una situación privilegiada. La cobertura de esta necesidad básica de manera estable favoreció el desarrollo tanto de un mercado interno muy dinámico. Este lazo se integró prácticamente al iniciarse el boom de crecimiento industrial de Japón. Si el inicio de la producción ganadera se ha de localizar en esos esfuerzos pioneros de rancheros parecidos a los aventureros estadounidenses que colonizaron el lejano Oeste. Como se ha indicado. desde esta perspectiva. Las consecuencias de la guerra para Japón fueron dramáticas. el acelerado crecimiento del mercado se ha de identificar con un hecho militar sumamente traumático para los japoneses tras su derrota en la segunda Guerra Mundial. La Ley de 1962 consolidó esa vocación estatal de fomentar la protección al consumo nacional para perseguir explícitamente la autosuficiencia alimentaria como alta prioridad política y productiva. Para finales de la década de los cincuenta se tomó la decisión de hacer obligatorio el sistema de alimentación escolar en el que el abasto de leche fue la pieza fundamental. La clave de este éxito se basa en dos procesos: en primer lugar la integración de cadenas agroindustriales sumamente eficaces en la innovación tecnológica. En la práctica estos productores rurales de leche gozan. El segundo proceso es la articulación del desarrollo corporativo agroindustrial con la política pública de los gobiernos nacional y locales. como del clima propicio para la ampliación de derivados lácteos ofrecidos y consumidos en el mercado libre.5 hectáreas. Los productores de arroz en Japón que cuentan con tal superficie se pueden contar con los dedos de una mano. en cambio. Esta expansión del mercado interno estuvo asociada a la decisión política del cuartel general de las fuerzas de ocupación de Estados Unidos que siguieron la tendencia occidental de sustituir la práctica de amamantamiento materno de los infantes como un medio de contener la alta incidencia de tuberculosis entre los niños. lo que le hace obtener un promedio de producción equivalente a lo que un productor de arroz podría obtener con 19. trajeron consigo una ocupación militar en condiciones de una extensa destrucción de su planta productiva y una si- 183 . el promedio por productor ronda las 40 cabezas.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo Estas ventajas de la política económica local han colocado a los rancheros lecheros muy por encima de la capacidad económica de los productores de granos. profesionalización de los cuerpos directivos y acelerada innovación de la oferta de alimentos lácteos de buen valor nutricio.

Ése era el marco de la definición de políticas públicas como el de atención a la salud y a la nutrición. que se esforzaba por limitar cualquier posibilidad de rearme oriental. un modelo complejo de adopción de costumbres alimentarias de Occidente y apertura de mercados a los excedentes agropecuarios estadounidenses (Gordon. El sistema de educación partió del modelo estadounidense para ofrecer un sistema de primaria y secundaria obligatorios bajo el mando de mesas de educación locales. Este sistema rompía con el tradicional sistema de élites heredado de la Restauración Meiji y canalizaba al sistema educativo como un medio de ampliación de los derechos ciudadanos y. Una de esas medidas fue la implementación de vastos programas alimentarios cuyo contenido era al mismo tiempo que de salud pública. a cambios de la estructura de la propiedad industrial y la adopción de modelos gubernamentales impuestos por las preferencias del comando de ocupación. establecida en un acuerdo impuesto desde 1951. se pensó entonces. control de la policía. La Constitución de 1947 fue directamente diseñada por el comando general estadounidense. Este diseño institucional se acompañó de serias medidas de persecución de grupos políticos para contener la sentida amenaza de la expansión comunista. si no se pierde de vista el hecho fundador: la imposición militar de origen (Toledo Beltrán. formación de cuerpos de autodefensa y una mucho más prolongada negociación para redefinir la firma de protección de Japón por las fuerzas armadas estadounidenses. lo que reducía su tiempo disponible para el cuidado de los bebés. Los programas de alimentación con sucedáneos de leche materna para sustituir la alimentación al seno no pueden entenderse solamente como el mismo proceso que se experimentó en las naciones desarrolladas o de capitalismo tardío en las que la urbanización fue un elemento central de la inserción de las madres en la estructura productiva. 1998).Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez 184 tuación sanitaria y de pobreza nunca vividas por esa nación. 1997: 125). 2003: 95. En 1951 se emprendieron serias persecuciones a los líderes de los partidos de izquierda y se reprimieron todos los intentos de realización de huelgas o de formación de organizaciones de trabajadores. Japón había vivido ya un . Resulta ejemplar la manera como se adoptaron esas medidas y se construyó un modelo nacional. Sin embargo. de implementación del modelo de democracia del país. McDonald. La ocupación militar le obligó a transformaciones en el terreno político. las propias presiones de los grupos políticos del sistema japonés iniciaron en forma casi simultánea a estos diseños institucionales el cambio a favor de la recentralización de los mandos en educación.

en las zonas occidentales de Japón. De modo que cuando se inicia la política de alimentar a la población con lácteos. No es un modelo perfecto. después de 26 años. las tensiones aparecen constantemente en la relación del sector manufacturero con los productores directos. lo que se esta viviendo es el despoblamiento urbano y el desalojo masivo de las mujeres de la estructura productiva. La responsabilidad no corrió sólo a cuenta del acelerado crecimiento de la demanda. Shikoku y Kyushu. nutrimentales y económicas. Inmediatamente después de sufrir la derrota bélica. 12 131 recién nacidos fueron envenenados y 130 fallecieron. había sustentado una buena parte de su capacidad agroexportadora en la inserción de la mujer en el sistema de producción de la seda y de la industria textil. Chugoku. En marzo de 1981. Japón. Un rasgo más: Estados Unidos experimentaba una fuerte recesión entre 1957 y 1960. 8 185 . 624 habían sido afectadas por retraso mental grave. fue de gran aliento a la producción local y. Lo que importa resaltar en este caso es la respuesta que en los años anteriores se construyó para evitar la repetición de un incidente como éste.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo acelerado proceso de industrialización desde finales del siglo xix y. En 1920 el porcentaje de madres que daban a sus hijos sucedáneos de leche apenas llegaba a 10% de la población. a cambio de avanzar hacia la sustitución de la alimentación al seno materno. dificultades de desarrollo y daños cerebrales relacionados con parálisis.8 El alcance de una política “desde arriba”. la acelerada reconstrucción de la estructura industrial y la ampliación de la población rural permitió que algunas de las contradicciones del desarrollo capitalista no obstaculizaran la adopción del lácteo como base nutrimental y como plataforma de despegue de un desarrollo propio en este sector. de modo que exportar la leche en polvo hacia Japón le permitía una gran oportunidad de reactivación económica. 1996: 324). incluyendo Kinki. La política sectorial tiene dos dimensiones particulares que incluyen competencias diferenciadas: de un lado la estrecha relación de productores locales que Entre junio y agosto de 1955. en lo que se denomina el periodo de acumulación originaria. Para 1970 este porcentaje llegó a 70% (Ui. sin embargo. pronto despegó un acelerado crecimiento propio que le permitió abastecer por sí mismo su demanda nacional (Ui. tuvo serias implicaciones sociales. a la nutrición de todo un pueblo. Japón puso en marcha una radical reforma agraria que se propuso reenviar una muy significativa masa de población urbana hacia el campo. El sistema educativo robustecido por las medidas de ampliación y obligatoriedad del enrolamiento infantil. más importante. pues estaba relacionada con la política de salud pública del gobierno bajo la ocupación estadounidense. La leche había sido producida por Morinaga Milk en su planta de Tokushima. 1996: 320). finalmente se reconoció que 13 389 personas habían ingerido leche MF y que derivado de ello habían muerto 600 personas y 6 093 más estaban sufriendo de continuos problemas de salud. dicha medida. Sin embargo. que se estableció en los años cincuenta.

de otra parte. desde entonces. En el caso de los lactobacilos. lo que eficienta su capacidad de procesamiento de alimentos. la naturaleza de la intervención sobre productos de leche líquida (local) y derivados lácteos (quesos. 186 . organización del mercado. Minoru Shirota. Creado en la década de los treinta. etcétera. y en Taiwán y China.. Esta segmentación de competencias ha sido suficiente para estimular el rápido crecimiento del sector en donde destaca la innovación de derivados lácteos en el contexto de un masivo consumo de leche tanto por los infantes como por los ancianos. En la actualidad el producto se vende en 29 países y en cada mercado se ofrece en envases diferentes. yogures. Ltd. lo que le hace un excelente medio para la prevención de enfermedades diarreicas. La expansión mundial de este producto. Para Europa y Australia ofrece presentaciones con capacidad de 65 mililitros. revela exactamente la naturaleza de la voca9 El Yakult fue inventado en 1930 en Japón por el pediatra de la Universidad de Kioto. la introducción del Yakult. regulación de importaciones. mientras en México y Estados Unidos distribuye frascos de 80 mililitros. precios y atención a los ranchos lecheros.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez se articulan con las autoridades de esa escala en determinación de subsidios. Casi 90% de lo exudado en este proceso se acumula como un suero muy delgado que en las familias tradicionales se usaba para alimentar a los cerdos de traspatio. quien en 1955 fundó Yakult Honsha Co. La base de este cultivo de lactobacilos puede ser el suero que suda el procesamiento de los quesos cuando se realiza lo que tradicionalmente se conoce como cuajado. sometidos a competencia internacional). Uno de los casos más ejemplares para el mundo lo constituyó. leches evaporadas o fórmulas lácteas. al mismo tiempo. éste es un excelente medio de reproducción masiva de microorganismos que permiten una rápida y eficiente cobertura de las paredes digestivas. reciente en América y más aún en naciones europeas. fue extraordinariamente útil en la posguerra cuando las condiciones sanitarias de la población habían quedado en condiciones de extrema vulnerabilidad. En este caso también se reprodujo la experiencia de la producción agroindustrial japonesa. entre otros. La tecnología alimentaria como parte de un proceso social más amplio. las empresas procesadoras de lácteos se entienden con las autoridades nacionales para el tema de subsidios.9 El saber local contó con un producto propio de gran valor nutritivo y con una función de maximización de los residuos del procesamiento industrial de los lácteos. Se trata de un producto que fue diseñado para recubrir la flora intestinal. ha sido la palanca clave de ese extraordinario crecimiento. Esa competencia de funciones separa. de 100 mililitros.

Actualmente se calcula que unos 25 millones de personas en el mundo ingieren diariamente este producto. en 2008 se firmó un acuerdo con el grupo francés Danone para comercializarlo en la India. Esta liberalización del mercado local contrasta con la protección nacional a los manufactureros. responsabilidad de la empresa Morinaga. en su sentido liberal. Esta medida. la etiquetación. 187 . quienes están cobijados por las políticas arancelarias. La introducción del Yakult en Canadá se hizo después del 2005. inmediato al final de la segunda Guerra Mundial. entonces se paga un subsidio por parte de los gobiernos locales que se responsabiliza de 80% del déficit registrado. Toyota pasó de ser un fabricante de máquinas de coser dentro de la industria textil. se considera un promedio de los precios de la leche en los tres últimos años. lo que ahorraba energía humana. mientras las federaciones locales de productores se hacen cargo del resto. En la actualidad se calcula que los continuos incrementos en la productividad agraria en Japón provienen precisamente de la velocidad de su innovación tecnológica en el campo (Kuroda. Para tal escala de mercado. También se entrega un subsidio a los rancheros considerando la leche que entregan para el procesamiento de quesos.10 La estrecha relación de los gobiernos locales con los productores de leche líquida se ocupó de asegurar una dinámica expansión tanto del mercado. como en los procesos de formación de ese mercado mediante programas tan serios como el aseguramiento de los desayunos escolares tanto en preescolar y primaria como en la secundaria y en atención a los adultos mayores. la fijación de los precios sigue la lógica del libre mercado nacional. a convertirse en uno de los dos más poderosos gigantes de la industria automotriz. y abría el enorme potencial del mercado de electrodomésticos. Quizá sea más conocida la historia de Sony: un ingeniero. poco más tarde el radio de transistores revolucionaría las comunicaciones del mundo. consiguió fabricar una olla que cociera arroz mediante electricidad. 1995). natural. a partir del escandaloso incidente de intoxicación masiva. La base de la expansión es la clave del éxito: la innovación biotecnológica. encargado del mantenimiento de estaciones de radio. le permitió entrar en el mercado internacional colonizando áreas nuevas o competir con amplias ventajas en producciones industriales tradicionales pero basadas en nuevas prácticas tecnológicas o con eficientes sistemas organizativos. Las primeras remesas de Yakult hacia el exterior se enviaron a Taiwán en 1964. A esta lógica de formación de los precios lácteos se agregó. de origen natural10 El rally de crecimiento económico de Japón. si ese promedio es inferior al registrado el año en curso.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo ción empresarial japonesa: primero es necesario cubrir el mercado interno para posteriormente atender la demanda internacional.

indujo a que se adoptaran patrones de producción y distribución de la leche en una forma industrializada. Meiji Milk. por sus siglas del inglés). desde luego de irresponsabilidad productiva. Los resultados se han mostrado ya en párrafos anteriores. Morinaga. destacadamente Morinaga. lo que dio origen a una intoxicación masiva. favorecida. Esto hizo caer el consumo de leches reconstituidas y aumentar el consumo de las leches frescas. la medida se relaciona con el origen de las leches. y quienes prefieren o están dispuestos a consumir lácteos procesados o industrializados a partir de materias primas ya industrializadas (quesos. en contacto con grandes cantidades de arsénico. contaminó la leche en polvo. Las autoridades centrales intervinieron de manera muy estricta estableciendo las normas que clasifican rigurosamente el contenido de los envases lácteos de acuerdo con la calidad de ésta. pero las empresas. como se ha dicho. Se clasificaron hasta seis tipos de leche. es decir. Kirin Co. su contenido graso y reconstituido. en formulas lácteas en polvo. la instalación de plantas de escala industrial masiva requería el uso de conservadores. Una reglamentación como la señalada condiciona directamente el comportamiento de dos tipos de mercado o consumidores: aquéllos enlazados al consumo de leche fresca. Las casi 200 empresas lácteas que existen en Japón supieron sacarle provecho a esta condición. que está encargada de la importación de la leche en sus distintas formas.χ La regulación de los precios nacionales está depositada en una organización nacional. yogures. se eslabonaron diferentes mezclas. estuvo vinculada a un error. se exigió claramente que la leche fresca fuera 100% fresca. Las autoridades sanitarias habían recomendado una sustancia que garantizara la calidad de la leche. por la necesidad de proteger a la población infantil. que naturalmente tiene que ser producida localmente. . mantequillas. La acelerada demanda de leche. utilizaron el fosfato de sodio que.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez 188 mente sanitario. leches rehidratadas. La regulación del mercado por este organismo tiene como función precisa la de proteger el autoabasto a través de estabilizar los precios. etcétera). Evidentemente. y otras empresas japonesas recorrieron un largo proceso de crecimiento que les habilitó para ocurrir sólo coyunturalmente y de modo minoritario al mercado internacional para cubrir la demanda local. la Corporación Agrícola y de Producción Industrial y Ganadera (alic. de acuerdo con la pureza de la leche. pero en buena medida favorecido por ese acelerado proceso de crecimiento de la demanda descrito antes. Luego. Para producir tales fórmulas.

Por otro lado. Al mismo tiempo inauguró el sistema de trenes rápidos que hicieron de la distancia el menor obstáculo para la circulación de hombres y mercancías. ascendió a 4. las empresas lácteas japonesas integraron rápidamente una división de investigación y producción de fármacos dirigidos a la 189 . Los acuerdos con Bulgaria y Francia permitieron que las empresas japonesas pudieran producir sus propias cepas de yogur o adoptaran formas de producir quesos de tipo europeo o. Meiji Milk. en caso de no ser posible. la mayor educación del consumidor. Destacan las alianzas que se han establecido desde finales de los sesenta para conseguir tecnologías que una nación de reciente ingreso a la producción láctea no podría tener a su alcance.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo Una fuente adicional de ingreso para los campesinos japoneses proviene de la aplicación de subsidios agroambientales y se relaciona con el manejo ecológico de las áreas forrajeras mediante la aplicación de estiércol no contaminante. Morinaga o el grupo Kirin han hecho de esta actividad agroindustrial la base de un crecimiento espectacular. se ha aplicado un programa que ha costado alrededor de 96 mil millones de yenes. Japón mantuvo la prioridad en la integración de un mercado interno que pusiera en circulación los factores nacionales de la producción. Debido a que esa práctica eleva los costos de producción del ranchero. El empequeñecimiento de su territorio –después de la derrota militar retuvieron un quinto del territorio dominado– se aprovechó para intensificar el acercamiento mediante el transporte. desde el punto de vista del desarrollo nacional y sólo considerando una parte de su acción estatal. la política de etiquetación de la leche fresca. considerando el gasto en arroz y otros insumos alimenticios. Así pues. Frente al mercado mundial. importar de filiales japonesas desde Francia. La extraordinaria velocidad de su sistema de transporte en un territorio tan pequeño ha hecho posible la universal circulación de mercancías y remarca la ventaja que tienen productos como el que hemos ejemplificado.5 mil millones de yenes. la oferta disponible en todos los rincones del país. la consecuente descentralización del mercado y de la gestión pública son una clave fundamental de la eficiencia de un mercado de calidad que protege a su población. Los subsidios a los desayunos escolares y provisión para los ancianos. Para mediados de la década de los sesenta puso en práctica un vigoroso programa de urbanización de las comunicaciones en sus principales ciudades. funda sus empresas multinacionales y se resiste a la globalización que se apodera de los mercados locales.

en donde se iniciaron con la producción industrial de sus derivados lácteos hasta realizar. ha disminuido su importación y mantiene una notable capacidad de soberanía alimentaria con una notable probabilidad de autoabasto. como se indicó antes. Los resultados de la liberalización. La figura compara la tendencia de la importación de la leche en polvo entera y desnatada. ahora lo veremos.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez atención de enfermedades de alta incidencia en esa nación. como en muchas otras naciones. Es el caso de la producción de un fármaco para combatir el cáncer de estómago o la producción de un parche para aliviar la incontinencia urinaria. la compra de la cooperativa lechera más importante de Australia. como hacia Australia. 2000). No es. los propósitos de abasto del mercado nacional de leche con criterios de política social y . el caso de México. para el caso de Japón y México. las empresas japonesas se han ido extendiendo tanto en su mercado regional natural. en la que se compara la tendencia de largo plazo que parte de finales de los años sesenta hasta la coyuntura a la que nos hemos referido en este ensayo. Y la clave seguirá siendo el modo como se adoptan las políticas de intervención en el mercado y la postura de los grupos empresariales frente al mercado local (Burmeister. pues los cálculos señalan que en la próxima década habrá cerca de 20 millones de personas con problemas de incontinencia urinaria. Una síntesis se puede observar en la figura 3. son más que evidentes. al menos en su escala regional. En cuanto a la producción lechera propiamente. Taiwán y las naciones asiáticas. Lo mismo sucede en el caso de los fármacos contra el cáncer. el mercado es sumamente promisorio. México profundizó su demanda de la importación a partir de la década de los ochenta. en cambio. en especial debido al envejecimiento de la población. Japón. en especial de leche fresca. El éxito empresarial y el manejo de su mercado local han redundado en la formación de un mercado sumamente atractivo para las compañías mundiales productoras de lácteos pero que tienen una baja capacidad de penetración y competencia frente a la estructura descrita de la producción japonesa. En ese caso México es un claro ejemplo de la integración al mercado internacional de leche. Trasnacionalización y desarrollo local 190 En México coexisten.

la leche se trata sólo de una materia prima.Leche des. la paraestatal Liconsa adquiere anualmente en el mercado nacional y vía importaciones.Importaciones de leche.México y Japón. La distribución se dirige tanto a los estratos de bajos ingresos como a la población infantil. presidente del Grupo Industrial Lala. 50000 50 000 0 años ——— México. Leche entera en polvo articulados con la oferta gubernamental de educación (leche para los escolares).Leche ent.Leche des.polv. Japón. el gran beneficiario de estas compras ha sido el empresario Eduardo Tricio Haro. ——— Japón. Toneladas cantidad.polv./ Hasta el primer trimestre. México.polv.1967-2007 250000 250 000 200000 200 000 Cantidad.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo Figura 3.polv. Leche ent. polv. 150000 150 000 México.11 A raíz de ese 11 Una nota periodística publicada por Miguel Badillo en la revista electrónica Contralínea en mayo de 2003 resume de modo preciso el problema: “Liconsa realizará este año compras por más de 500 millones de pesos. polv. porque según su director Juan Francisco Mora. Leche desnatada en polvo ——— México. México y Japón. en un extraño esquema de compras en el que afirma no requiere licitación. 100000 100 000 Japón. Leche des. Importaciones de leche.Tons. 1967-2007 Gráfico 3. leche para su distribución entre las clases marginadas por un monto superior a los 500 millones de pesos.Leche ent. El organismo público que atiende esa necesidad es el conocido como Liconsa (Leche Industrializada Conasupo). que abastece 40% de las compras totales de Liconsa (42 millones de 1967 1968 1969 1970 1971 1972 1973 1974 1975 1976 1977 1978 1979 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 años 0 Años ——— Japon. Su doble función –distribuir leche a sectores vulnerables y responsabilizarse de las importaciones– ha colocado a Liconsa en una franca competencia en sus niveles de eficiencia como organismo que interviene en el mercado de la leche fluida y en polvo./ Sin esquemas de licitación y sólo por invitación directa. 191 . que se responsabiliza de un complejo sistema de acopio que consiste en comprar en el mercado interno e importar leche en polvo para ofrecerla a precios accesibles a los consumidores de escasos recursos.

sobre todo entre los grupos empobrecidos.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez doble propósito. educación y salud a los sectores vulnerables. que pretende ofrecer alimento. le hacen falta a los mexicanos” . en especial a partir del sexenio de Vicente Fox (2000-2006). aunque se trata de cuidar todo el mercado del lácteo como productor y distribuidor de un alimento de calidad. Más allá de la bondad o perversidad de la relación comercial con la trasnacional Fonterra. lo cierto es que su función importadora y de provisión. pues se trata de la empresa que logró la fortificación del lácteo. La función social de esta empresa pública disminuyó gradualmente a partir de la toma de posesión de Fox: pasó de atender un padrón de alrededor de ocho millones de beneficiarios a finales de 2000 a uno de de cinco millones a inicios de 2003. al costo que se paga por esas importaciones. por medio de las alianzas de esta empresa con la Dairy Farmers de Estados Unidos. La función de Liconsa como proveedor de las escuelas ha sido transferida administrativamente a la Secretaría de Desarrollo Social. como Lala. las cuales al cierre del segundo semestre podrían llegar a 70 millones de litros. De esta manera. Los grandes jugadores locales podrán recibir beneficios importantes en el corto plazo pero estos beneficios sólo aletargan su reacción al crecimiento de los precios internacionales. Probablemente por esta razón se coloque con frecuencia bajo el asedio de los intereses particulares. la función de fomento de las actividades de empresas privadas. Más adelante precisa: “En el terreno de las importaciones. a la función de atención. ni provee leche de la calidad requerida ni protege a la industria nacional de la competencia externa. Liconsa sobrepone. no aporta estímulos visibles a la expansión de los productores regionales. la cual se coordina con las secretarías de Educación Pública y de Salud para integrar el programa social Oportunidades. según la encuesta nacional de nutrición. con operaciones en México. que le provee de leche proveniente de sus almacenes australianos o bien del mercado estadounidense. La disponibilidad de leche en 192 litros). Con el argumento de que el fomento industrial permitirá disminuir las importaciones. Liconsa compra más de 100 mil toneladas de leche. producto con el cual Liconsa busca atacar los cinco elementos que. abasto y vigilancia del consumo de calidad. Liconsa se ha convertido en el principal cliente de la empresa trasnacional Fonterra. de las cuales la compañía de Fonterra de Nueva Zelanda. el principal distribuidor de un alimento de primordial importancia para la población infantil está fuera de la definición de la política social./ La proporción resulta interesante si se toma en cuenta que las compras anuales de Liconsa se ubican en 180 millones de litros”. abastece 40%.

Solleiro y Del Valle. aunque crezcan las sospechas sobre su valor nutricio. con pocos agroproductores especializados con vacas de raza holstein. pues apenas alcanza un promedio de cuatro a seis litros diarios. con ligeras tasas de crecimiento anual.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo polvo para su procesamiento industrial ha inducido un fenómeno muy distinto del propósito de modernización de la cadena láctea. ha crecido de manera pronunciada. saborizantes y agua. con un gran número de productores con sistemas de pastoreo libre. Se trata de un procedimiento de industrialización que eleva rápidamente la temperatura del proceso de pasteurización y la hace descender de modo también acelerado para destruir toda posible bacteria contaminante o que promueva la descomposición. Odermatt y 193 . esto produce la duda fundada de que una parte de la riqueza nutrimental de la leche se pierde precisamente por este alargamiento del periodo de comercialización. En sentido estricto se puede decir que es el desecho industrial de la producción de derivados lácteos. En la figura 4 se muestra el principal efecto de esta distorsión. A tal materia prima se le reconstituye con grasas vegetales. La evolución de los montos de producción de leches pasteurizadas se ha estabilizado prácticamente a partir de 1994. El sistema de producción al que se enlazan las grandes compañías mexicanas Lala o Alpura se caracteriza por ser semiespecializado. Sin embargo. Así se consigue que la leche envasada tenga una más larga vida de anaquel. Este sistema tiene bajísima productividad. La evolución de la cantidad de leche rehidratada es más notoria. ya que los animales son raza cebú. En particular en el caso de la leche rehidratada se trata de productos que provienen del mercado internacional y que pueden ser directamente leches en polvo. que si bien es muy resistente al medio ambiente. 2003. desnatadas o. peor aún. lo mismo que la ultrapasteurizada. agrupados como proveedores de las empresas lácteas. leches que se reconstituyen a partir del suero seco o en polvo que se importa de las procesadoras de quesos. En la base de la racionalización industrial de tal actividad se ha colocado el complejo sistema de distribución mexicano que prolonga demasiado todo este proceso y la colocación del producto en todos aquellos rincones nacionales donde se demanda la leche hace pagar el costo de producir una leche de larga resistencia. que dejan este residuo como el último producto después de la producción de los quesos. tiene escasas posibilidades de incrementar su producción (Castañón. El caso de la leche ultrapasteurizada es un poco distinto.

que si bien es muy resisten En ambiente. 2007). […] [Liconsa] solicitó que se le ampliara en Nacional Cam millones también presupuesto. lo cual Antonio Ric la tarifa 7. afirmó José eleva hacen Liconsa grandes más gastos de importación. Esto determina que de pastoreo libre. mientras el precio al cual En pueden venderseisleche no alrededor de 8 000 ‘Liconsa y las grandes los últimos la meses crece al mismo ritmo. en su de Hidalgo afirmó a pesina. agr bajos. El de pesos su productor del estado mayoría estará destinadoque la cri la cual a traviesa el sector es debido de julio. 11 a que los costos de producció han aumentado 40% en los últimos seis meses.compr queternacional está eny6.J J S S. Los precios que se pagan a estos productores son muy pocos agroproductores especializados con vacas de raza Holstein. de esa población rural. productores son muy bajo lo que presidentelas la Comisión de Lácteos de la Confederación Nacional Camrefleja de precarias condiciones de vida de esa población rura pesina. Un líder gaproductores con sistemassu destino sea bastante Este sistema tiene bajísim nadero expresó con apenas alcanza un promedio compañeros: productividad. Solleiro y Del Valle. incierto.que hacen Liconsaque se pagan a estos afirmó José Antonio Rico. • M A S A. 2003. poradquirir leche en el extranjero (El Universal. productores han cerrado s compañías la imposibilidad de tener el litro mas altos en las puertas ante de leche nos pagan máximo 4. E       Figura 4.47 pesos comercializadores. 1997-2007 cantidad 200000 180000 160000 140000 120000 100000 80000 60000 40000 20000 0 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 p/ Pasteurizada y hogeneizada Rehidratada ultra pasteurizada periodo en años Santiago. el cual. lo que refleja las precarias condiciones de vida con un gran número d pados como proveedores de las empresas lácteas. Los precios y grandes comercializadores. 1996). ‘Liconsa y las grand alrededor de 20 mil productores lecheros al final de ese año de no co- . EstructuraM de la industrialización de leche en México. que lalíder ganade por la gran precisión el negro futuro de sus de producción expresó concual atraviesa el sector es debido a que los costos compañeros: 194 194 han aumentado 40% en los últimos seis meses. puesgran precisión el negro futuro de sus de cuatro a seis litr diarios. mientras el precio al cu Las vender la leche eran claras se preveía la desaparición de puedentendencias sociales no crece aly mismo ritmo. Odermatt y Santiag 1996). Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez G .00 Comisión de Lácteos de la Confederación 1 500 presidenteade la pesos’. ya que los animales son raza cebú.19preciosmientras a nivel in. meses escasas posibilidades de incrementar al medio los últimos seis tiene alrededor de 8 000 productores han cerrado sus su pr puertas ante la imposibilidad de tener precios más altos en las compras ducción (Castañón. El también productor del estado de Hidalgo afirmó Un crisis Esto determina que su destino sea bastante incierto.

El caso de Japón permite mostrar los alcances de una política nacional definida “desde arriba” pero enfocada a propósitos nutrimentales masivos y con una eficiente articulación de los niveles locales de producción. en sentido estricto. sin duda. En este terreno. el estímulo a la competitividad agropecuaria. se ha conformado más en función de bloques comerciales. Los arreglos multilaterales se pueden considerar definitivamente fracasados.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo rregirse la desventaja de los productores locales frente a la competencia de los mejor dotados productores internacionales. México no muestra señal alguna de corrección de los procesos locales de agroindustrialización. el encadenamiento del proceso agroindustrial capaz de enfrentar las fuertes presiones de la competencia industrial internacional por medio de acelerados procesos de innovación y la política nacional de construcción de infraestructura para consolidar un mercado interno fuerte. productores y consumidores. México también ha abandonado la unidad continental latinoamericana (Smith. con mercados más amplios y con sociedades de mucha mayor tradición en la producción. Una clave fundamental ha sido. finalmente. Consideraciones finales Hasta aquí hemos expuesto dos casos contrastantes entre sí de desarrollo nacional dentro del sector de la producción de lácteos. La distorsión que encontramos en la estructura de la producción industrial de leche en México ha sido dinamizada. 2001). procesamiento y consumo de lácteos. además de las variables económicas señaladas. la oferta masiva de programas de educación articulados con la formación del mercado nacional y el desempeño eficiente del control de calidad por parte de autoridades. 195 . Todo esto ha producido una clase empresarial arraigada productivamente en el destino de ese mercado local y la ha habilitado para competir con grandes trasnacionales. de manera que es previsible que crezca y se arraigue la presencia de empresas trasnacionales que amplíen la relevancia de la leche de origen internacional y. una intervención gubernamental en la intermediación de los mercados de alimentos frescos. profundicen la tendencia mundial que ya se ha observado en nuestro continente. por la particularidad del modelo de inserción de la economía mexicana en el proceso global que.

El país cuenta. quien paga precios internacionales de un producto que se encarece o sufre la pérdida de calidad. cuenta con una cultura regional de producción de lácteos procesados que le permite disponer de un muy amplio potencial de producción y consumo que se refleja en una gran diversidad de productores –en número y variedad productiva– que los capacita para ofrecer productos de bajo costo en lácteos primarios y elaborados. como la elaboración de quesos y. Y lo es a pesar de las notorias ventajas territoriales que tiene frente al caso japonés. en franca incompetencia frente a las exigencias de un rápido crecimiento en coyunturas de elevación de precios. en virtud de esa tradición. a través de encarecer el valor del comercio lácteo en coyunturas de alza de precios. en particular aquéllos en condiciones de pobreza. la leche se reconstituye a partir de materia prima de desecho de otros procesos industriales. en el sentido inverso de esa hipótesis. ha abierto también un razonable programa de atención a la nutrición infantil que enlaza la oferta de las empresas industriales con el abasto de leche para los niños. con poderosas empresas que traspasan las fronteras nacionales tanto en el campo alimentario en general como en el propio sector industrial de leche. la desregulación. En cuanto a la política industrial o comercial –y ésta es la principal diferencia que hemos resaltado en este ensayo–. tal y como lo prevé la hipótesis de desregulación de la producción agropecuaria. así como en repentinas caídas de éstos. no registra ninguna bondad de las calculadas por la teoría económica: no hay beneficio ni de precios ni de calidad del producto para el consumidor final. por otro lado. . tiene mayor tradición histórica en el consumo de lácteos y. Sin embargo. castiga la producción de lácteos para el consumo nacional en su contenido proteínico o. por su parte. El proceso de liberalización produce un reducido grupo de ganadores para un país como México: los comercializadores y proveedores internacionales como Fonterra y la integración de cadenas agroindustriales deslocalizadas o transfronterizas basadas en las ventajas competitivas de cooperativas estadounidenses y sus bajos costos industriales.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez 196 El caso de México es el otro lado de la moneda. La acción estatal. o de disminuir la oferta del producto en la fase de contracción de precios. en su valor nutrimental. el gobierno mexicano ha adoptado decididamente la política de liberalizar el comercio de la leche. pues en virtud de la caída de los precios internacionales. por lo tanto. México cuenta con un equipamiento territorial superior al japonés. lo que ha colocado a los productores. dicho de manera más simple.

a pesar de su vieja clase política. genera desregulación de la calidad del producto que se ofrece en los mercados latinoamericanos. pp. 46. 114-127. Rosario. una clase empresarial orientada al mercado nacional. pp. menos especulativa y más innovadora. 3. Chauvet Michelle y Rosa Luz González 2001 “Globalización y estrategias de grupos empresariales agroalimentarios de México”. vol. Castañón. febrero. 652-656. en Comercio Exterior. sobre todo. 197 . 1079-1088. núm. núm. 53. pp. vol. Por eso vale la pena mantener la mirada en un país como Japón. 28. María del Carmen. 2000 “Dismantling statist East Asian agricultures? Global pressures and national responses. El futuro. una clase rural rejuvenecida y organizada y.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo Pero. finalmente. 8. 443-455. José Luis Solleiro y María del Carmen del Valle 2003 “Estructura y perspectivas de la industria de alimentos en México”. marzo. Las perspectivas no son nada alentadoras. ¿Qué nos hace falta a nosotros? Bibliografía Burmeister Larry L. vol. quizá por esa pérdida de soberanía alimenticia y calidad de la leche. Opciones. tanto para el consumidor como para el productor. incluso catastrófico. Adolfo Álvarez y Luis Arturo García 1996 “El sistema de leche y lácteos en México: viabilidad y perspectivas de desarrollo”. 12. diciembre. en Comercio Exterior. en Comercio Exterior. 51. Del Valle. 2. es sombrío. vol. en World Development. hay. núm. núm. que en estos días ha iniciado un radical viraje frente a Estados Unidos de América. una institución educativa volcada a la estructura productiva nacional y absorbida por esa industria. un gobierno regido por el principio de la eficiencia antes que por el seductor sonido de la ganancia fácil y la displicencia ante la falta de honradez. ¿Es imposible esta orientación frente a las limitaciones que nos ha heredado el compromiso librecambista del tlcan? Habría que recordar lo que hizo una nación aplastada militarmente por la superpotencia norteamericana. Pero se requiere de una intervención gubernamental eficiente. pp.

Estimated impacts. Nora 2008 “¡Las papas queman! Causas y consecuencias de la carestía de los alimentos”. 115-120. Barcelona.jp/e/index. Krueger. Lustig. Estadísticas 1980-2005. maff (Ministry of Agriculture. vol. vol. 3. Andrew 2003 A modern history of Japan: from Tokugawa times to the present. 55-68. Anthony 2007 Europa en la era global. 367. núm.. World Bank-John Hopkins University Press. Matsuno. Schiff y Alberto Valdés 1988 “Agricultural incentives in developing countries: measuring the effects of sectoral and economywide policies”. Giddens.gov/ publications/ERR16/ERR16.. María del Carmen y José Luis Solleiro. Maurice W. 6 vols. edición electrónica. Paidós. p. coords. unam/dgapa/Ccadet-Conacyt-Cambio Tec-Plaza y Valdés. Faostat. 12. go. Oxford University Press. en World Bank Economic Review. 255-271. núm. Krueger. disponible en: <http://faostat. fao (Organización de las Naciones Unidas Para la Agricultura y la Alimentación) s. 6. Agapi Somwaru y Mary Anne Normile 2003 Trade liberalization in international dairy markets. pp. 12. núm. 16.html>. México. USDA/ERS. 2003 Estrategias competitivas de la industria alimentaria.pdf>.maff.usda. Anne O. aspx?lang=es>. Forestry and Fisheries of Japan).Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez 198 Del Valle. Ryuichi 1995 “The Japanese overview: quality control and its supporting technology”. Economic Research Report núm. abril. eds. 2. Suchada. en Agricultural Economics.. 1. . Schiff y Alberto Valdés.C. Kuroda.. 1956-1990”. 1992 The political economy of agricultural pricing policy. en Food Control.f. núm. Yoshimi 1995 “Labor productivity measurement in Japanese agriculture. Maurice W.ers. Langley. en Nexos. disponible en: <http://www. Gordon. julio. Washington D. disponible en: <http://www. Anne O. pp. 2. Nueva York. vol.fao.org/default. pp.

vol. Latin America in the new international system. pp. pp. ed. Tulchin y Ralph Espach. en Joseph S. Pierre 1992 “Producers’ entitlement guarantees: a serious option for liberalizing Japan’s rice and dairy sectors”. 1. Spahni. Desafíos del mundo contemporáneo. Satoshi Nakai. 4. en Chemosphere. pp. 52. Tsuru.. Mary G. núm. 28. Peter H. volume 17. Kunihiko Hayashi. vol. coords. Kazutoshi Nakamura. Toledo Beltrán. Cambridge. pp. Jun. vol. 1997 “Agricultural landholding in Japan: fifty years after land reform”.. 1996 Industrial pollution in Japan. pp. y Santiago M. Yasuo. 257-280.Trasnacionalización del mercado de lácteos y vía nacional del desarrollo McDonald.” en José Luis Estrada López. Lynne Rienner Publishers. febrero. United Nations University Press. Boulder. 2001 “Strategic options for Latin America”. núm. Cambridge University Press. Quiroz. pp. 49. Jorge y Luis Opazo 2000 “The Krueger-Schiff-Valdés study 10 years later: a Latin American perspective”. Tokio. Ángel Escobar Hernández y Óscar Perea García. Tsuchiya. 181-196. eds. Daniel 1998 “Ética. 55-78. en Economic Development and Cultural Change. Junko Nakanishi y Masaharu Yamamoto 2003 “Effects of dietary habits and CYP1A1 polymorphisms on blood dioxin concentrations in Japanese men”. 1996 La industria Láctea de México en el contexto del tratado de Libre Comercio de América del Comercio. octubre. Shigeto 1993 Japan´s capitalism: creative defeat and beyond. Ui. 213-219. 296-307. julio. 35-72. núm. Colorado. 1. México. en Geoforum. Centro de Estudios Antonio Gramsci-UAM-Iztapalapa-Plaza y Valdés. Ética y economía. Odermatt P. 1. ideología y misión nacional en el sistema japonés de relaciones industriales. Smith. 199 . en Food Policy. núm.

vol. 3.com/>. 2. Diario El Universal. Sitios en la Internet Diario El País. ed.elpais. vol. pp.com. disponible en: <http://www. núm. 113-125. Japan Times.co. 1. Agencia EFE. Yamamura.eluniversal. Kozo 1997 “Economic change in the nineteenth century”.contralinea.mx/ pre-home. en Agricultural Economics. disponible: <http://www.co.milenio. disponible en: <http://www.Juan José Santibáñez • María Alejandra Sánchez Ufkes. Stuff.com/>. 215-231.mx/>. en Political Geography. Agencia Reuters. disponible en: <http://www. pp. 12.efe. Yamauchi. en Kazo Yamamura. The economic emergence of modern Japan. Hiroshi 1987 “Structural variations of agriculture in the Pacific”.japantimes.html>. Milenio Diario. núm.. junio. agro-food politics and the globalization of agriculture.com/>. Contralínea. disponible en: <http://www. 1993 Trade liberalization. 1-49. Cambridge University Press. disponible en: <http://www. Artículo recibido el 3 de diciembre de 2008 y aceptado el 25 de septiembre de 2009 200 . pp.jp/>. disponible en: <http://www. Nueva York.com/global/>.nz/>. mayo.stuff.com. Frances M.reuters. disponible en:<http://www.