You are on page 1of 37

Breve

Introducción
a la Biblia
PRIMERA PARTE

N
PA
E
D
A
AS
C

Preparada por
Adoniram Gaxiola
Ediciones CASA DE PAN

Breve Introducción a la Biblia - Página 1 de 37


La Biblia,
Palabra de Dios
TEXTO DE ORO: “ASÍ SERÁ MI PALABRA QUE SALE DE MI
BOCA; NO VOLVERÁ A MÍ VACÍA, SINO QUE HARÁ LO QUE YO QUIERO,
Y SERÁ PROSPERADA EN AQUELLO PARA QUE LA ENVIÉ.” ISAÍAS
55.11

La Biblia es la Palabra de Dios. Aunque fue escrita por una gran


diversidad de autores, creemos que todos ellos escribieron sólo lo que

N
el Espíritu Santo les inspiró. Por lo tanto, en la Biblia encontramos la
verdad divina revelada a los hombres; sin que tal revelación deje de

PA
lado totalmente las características históricas, sociales y personales, de
cada uno de los escritores sagrados.

La palabra “inspiración”, en griego theopneustos, aunque no es


una palabra bíblica, significa literalmente “respirado hacia afuera por
E
Dios”. La definición que el Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado nos hace
de la frase “Inspiración de las Escrituras”, nos permite entender mejor
D
qué entendemos por esta:

“Se trata de una operación divina en la que la Escritura,


A

en todas sus partes ha sido dada a los hombres por medio


de los redactores sagrados, como expresión única e
AS

infalible de la verdad y voluntad de Dios.

Algunas personas han llegado a considerar que dicha inspiración


consiste en un mero dictado de la Escritura, hecho por Dios a ciertos
C

hombres. A esta manera de interpretar la cuestión de la inspiración


divina se le ha llamado inspiración literal de la Escritura. Quienes así
piensan aseguran que Dios indicó a los escritores sagrados cada letra,
cada signo y cada punto de los escritos. Sin embargo, tal forma de
pensar no tiene sustento en la misma Biblia. Más bien, podemos
considerar que el Espíritu Santo reveló a los escritores sagrados la
palabra de Dios y ellos la escribieron de acuerdo con sus propias
circunstancias. En este sentido podemos considerar a la inspiración
divina de las Escrituras, como una inspiración verbal (una inspiración
dada por medio de la palabra hablada o revelada por Dios a sus
siervos).

Breve Introducción a la Biblia - Página 2 de 37


Debemos ser muy cuidadosos y no caer en el extremo de pensar
que Dios únicamente animó ciertas ideas y pensamientos en la mente
de los escritores sagrados. No se trata de que estos simplemente nos
hayan transmitido ciertas formas de pensar o creer respecto de Dios y
de su voluntad y sabiduría. La misma Biblia insiste en que los escritores
sagrados recibieron palabra de Dios, por lo que debemos creer que las
palabras que ellos escribieron eran, efectivamente, las palabras que
Dios les reveló.

En el Antiguo Testamento, Jeremías recibe una indicación de parte


de Dios, que nos permite comprender el cómo de la revelación divina:

Entonces el Señor extendió la mano, me tocó los labios


y me dijo: Yo pongo mis palabras en tus labios... (Jeremías
1.9 y 10)

N
Con ello, simplemente se confirma lo que ya Dios había dicho a

PA
Moisés, en Deuteronomio 18.18: “Yo haré que salga de entre ellos un
profeta como tú, uno que sea compatriota de ellos y que les diga lo que
yo le ordene decir, y les repita lo que yo le mande.

El apóstol Pablo, por su parte, dice a Timoteo:


E
Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para
D
enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de
rectitud, para que el hombre de Dios esté capacitado y
completamente preparado para hacer toda clase de bien.
A

(2 Timoteo 3.16 y 17)


AS

Al ser Palabra de Dios, la Biblia mantiene algunos de los atributos


de Dios mismo y se convierte en un medio por el cual el Señor sigue
obrando entre los hombres. Así que la inspiración divina está presente
tanto en el que escribió el texto sagrado, como en el que lo lee. Pues
C

este es inspirado divinamente por la Palabra misma y esta cumple su


propósito en él.

El autor de la carta a los Hebreos nos explica cómo es que la


Palabra de Dios toma vida y actúa en los que la leen con corazón
sincero:

Porque la palabra de Dios tiene vida y poder. Es más cortante que


cualquier espada de dos filos, y penetra hasta lo más profundo del alma
y del espíritu, hasta lo más íntimo de la persona; y somete a juicio los
pensamientos y las intenciones del corazón. (Hebreos 4.12)

Como podemos ver, la Biblia es la Palabra de Dios. Ha sido


inspirada por él a seres humanos semejantes a nosotros, pero quienes

Breve Introducción a la Biblia - Página 3 de 37


guiados por el Espíritu Santo recibieron por revelación la misma palabra
de Dios. Dios ha querido darnos a conocer sus mandamientos,
promesas y sus palabras de consolación, con el propósito de edificarnos
y prepararnos para que estemos en condiciones de cumplir con su
voluntad.

Por todo lo anterior, creemos que no hay otra fuente de revelación


divina a la disposición del cristiano, sino sólo la Palabra de Dios. Ello
significa que nuestra fe, nuestras creencias y nuestra práctica deben
darse en función de lo que la Biblia dice. Cualquier otra clase de
revelación, aún aquellas que creemos vienen del Espíritu Santo, deben
ser juzgadas de acuerdo con lo que la Biblia dice.

Conocer bien la Biblia es una condición básica para servir a Dios. El


Señor Jesucristo dijo que es en las Escrituras donde encontramos vida

N
eterna y que son las mismas las que dan testimonio de él. (Juan 5.39)
Por lo tanto, si queremos saber más sobre Dios mismo todo lo que

PA
necesitamos hacer es conocer mejor su Palabra y mantenernos en
comunión constante con él por medio de la oración.

PARA NUESTRA REFLEXIÓN


E
D
1. ¿Cuál es la diferencia básica entre la Biblia y los escritos
sagrados de otras religiones?
A
AS
C

2. De acuerdo con lo que Pablo le dice a Timoteo, los cristianos


debemos creer que las únicas porciones de la Biblia que son inspiradas
por Dios y útiles para nosotros, son:

Breve Introducción a la Biblia - Página 4 de 37


UN PROPÓSITO DIFERENTE

Usted puede leer la Biblia completa en un año. Le


invitamos a que se proponga hacerlo. Recuerde que la Biblia es
la Palabra de Dios; Dios nos habla por medio de su Palabra. Le
proponemos que siga uno de los dos métodos siguientes para
leer toda la Biblia durante el presente año:
• Método Uno. Lea todos los días cinco capítulos. Puede
empezar con el Génesis y terminar con la lectura del
Apocalipsis. También puede empezar leyendo Mateo y al
terminar Apocalipsis iniciar la lectura del Antiguo
Testamento.

N
• Método Dos. Siga la Guía de Lectura Bíblica editada por
las Sociedades Bíblicas Unidas. Puede solicitarla al

PA
teléfono 5533-5570, de la Ciudad de México.
• Método Tres. Usted puede usar el libro La Biblia en
un Año, la Biblia Reina Valera Revisión 1960 en
365 Lecturas Diarias, de Editorial Unilit. Esta ayuda
E
propone para cada día la lectura de uno o dos capítulos
del Antiguo y Nuevo Testamentos, un salmo o porción
D
del mismo y algunos proverbios de manera consecutiva.
A
AS
C

Breve Introducción a la Biblia - Página 5 de 37


El Canon del Antiguo
Testamento
TEXTO DE ORO: “PERO LO QUE SÍ CONFIESO ES QUE SIRVO AL
DIOS DE MIS PADRES DE ACUERDO CON EL NUEVO CAMINO QUE
ELLOS LLAMAN UNA SECTA, PORQUE CREO TODO LO QUE ESTÁ
ESCRITO EN LOS LIBROS DE LA LEY Y DE LOS PROFETAS.” HECHOS
24.14

La palabra Biblia significa, literalmente: “los libros”. Este es el

N
término griego usado para papiro, que como sabemos, es el material
con que los egipcios y otros pueblos fabricaban el equivalente a nuestro

PA
papel. Los escritores antiguos utilizaban rollos de papiro, los que
medían en promedio unos quince metros de longitud por
aproximadamente unos cuarenta centímetros de alto. Los primeros
escritores cristianos hicieron hojas de papiro y las encuadernaron. En
estos cuadernos fue que se conservaron un gran número de libros
E
sagrados.
D
Desde el Siglo II de nuestra era, se usó la palabra Canon para
referirse formalmente a la lista de libros sagrados reconocidos por los
cristianos. La palabra canon también viene del griego y significa,
A

literalmente, “una regla recta”. De ahí que los cristianos le dieran el


significado de “lista” o “índice”, de los libros que reconocidos como
AS

inspirados por Dios.

Se cree que fue Prisciliano quien alrededor del Siglo III empezó a
usar la palabra canon como sinónimo de Biblia, refiriéndose a la lista de
C

libros sagrados que conforman lo que nosotros conocemos ahora como


el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento.

Si la Biblia es, entonces, una colección de libros, es necesario que


aprendamos cómo es que se llegó a determinar cuáles debían ser los
libros considerados como Sagradas Escrituras. Para una mayor
comprensión del tema en esta sesión estudiaremos lo relacionado con
el canon del Antiguo Testamento. Cánon del Antiguo Testamento

Los cristianos no hemos podido ponernos de acuerdo en el canon


del Antiguo Testamento. Distintas iglesias cristianas de la actualidad
reconocen distintas listas de los libros sagrados del Antiguo Testamento
como válidas. En términos generales, dichas diferencias tienen que ver,

Breve Introducción a la Biblia - Página 6 de 37


por un lado, con las biblias judía y griega y por el otro, con las
ediciones católicas y protestantes.

Lo anterior se presta a confusión y a que algunas personas


consideren que existen distintos tipos de biblias; especialmente “biblias
católicas” y “biblias protestantes”. La verdad es que aunque sí existen
distintas listas de libros sagrados no se trata de un problema entre
católicos y protestantes, ni, en estricto sentido, de la existencia de “dos
biblias”. Realmente, las principales diferencias en la composición del
canon del Antiguo Testamento, tienen que ver con los judíos mismos.
Este pueblo fue el que, por razones que veremos más adelante, elaboró
dos listas principales del canon de sus sagradas escrituras. Para
comprender mejor cómo se ha llegado hasta los cánones que ahora
utilizamos católicos y protestantes, conviene que estudiemos algo de la
historia de las principales traducciones de la Biblia.

N
LA SEPTUAGINTA (BIBLIA GRIEGA)

PA
Esta es la traducción más conocida del Antiguo Testamento. Según
una leyenda Ptolomeo Filadelfo, habría encargado traducir los libros
sagrados de los judíos del hebreo al griego, con el fin de beneficiar a
quienes ya no hablaban ni entendían su lengua materna. Estos eran los
E
descendientes de los israelitas que habían sido llevados a Alejandría
después de la caída de Jerusalén hacia el año de 587 a.C. De acuerdo
D
con tal versión, el Sumo Sacerdote Eleazar, habría enviado a setenta y
dos sabios judíos, quienes en setenta días traducirían la Biblia judía al
griego. De ahí el nombre con el que se conoce a tal traducción: “La
A

Septuaginta”. Sin embargo, algunos estudiosos consideran que esta


traducción, si bien se empezó a hacer en dicha época, quedó
AS

totalmente hecha hacia el año de 150 a.C., y fue utilizada


principalmente entre los judíos de habla griega.

“La característica principal de esta traducción es la inclusión de


C

algunos libros llamados por los protestantes apócrifos y por los católicos
deuterocanónicos”. De acuerdo con un estudioso de apellido Rahlfs, la
Septuaginta añadía diecisiete libros a los de la biblia hebrea. De estos
diecisiete, los católicos reconocen como inspirados un total de 12 libros
o porciones, a los que se refiere como “de igual valor, inspiración y
autoridad” que los otros libros de la biblia hebrea. Para los
protestantes, en general, catorce de tales libros y el segundo de Esdras,
son considerados como apócrifos, es decir, falsos o no inspirados
divinamente.

No tenemos tiempo para estudiar con mayor detenimiento el canon


de la Septuaginta. Pero sí debemos decir que muy probablemente esta

Breve Introducción a la Biblia - Página 7 de 37


era la Biblia utilizada por los cristianos del primer siglo, incluyendo a
nuestro Señor Jesucristo.

LA BIBLIA HEBREA

La comunidad judía de Palestina, preocupada porque sus hermanos


en el exilio habían incluido diversos escritos a su propia lista, y ante la
crisis provocada por la caída de Jerusalén en el año 70 de nuestra era,
celebraron un Concilio en la Ciudad de Jamnia. El propósito principal de
dicho Concilio era fijar el canon de los libros hebreos sagrados. A partir
de entonces, la biblia hebrea contiene los mismos treinta y nueve libros
que aparecen en las actuales versiones protestantes, aunque se han
agrupado en veinticuatro libros.

Además, clasifica a los profetas como profetas anteriores y

N
profetas posteriores. Como los primeros enlistan a Josué, Jueces,
Samuel y Reyes; y entre los posteriores, clasifica a Isaías, Jeremías,

PA
Ezequiel y “Los Doce” (Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas,
Nahum, Sofonías, Hageo, Zacarías y Malaquías). El libro del profeta
Daniel lo incluye dentro de “Los Escritos”.

Debemos decir que los libros de Cantar de los Cantares, Ruth,


E
Lamentaciones, Eclesiastés y Ester, también se conocieron como “los
Cinco Rollos” o megilloth y eran leídos durante las principales fiestas
D
judías.

LA BIBLIA LATINA O VULGATA


A

Según algunos estudiosos, el papa Dámaso I, preocupado por la


AS

proliferación de algunas versiones latinas, se propuso promover una


revisión de los evangelios, principalmente. Hacia el año 384 de nuestra
era, Jerónimo se hizo cargo de tal revisión. Naturalmente fue necesario
que se ocupara de la revisión de las versiones latinas del Antiguo
C

Testamento. En su traducción final, realizada hacia el año 406,


Jerónimo tradujo del hebreo y del arameo todo el Antiguo Testamento,
aunque en su versión no incluyó los libros de Baruch, 1 y 2 de
Macabeos, Eclesiástico, ni el de la Sabiduría.

El canon final de la Vulgata fue definido durante el Concilio de


Trento, hacia el año de 1563. Desde entonces este canon ha sido
considerado como oficial por la iglesia católica y ha servido de base
para la mayoría de las traducciones de la Biblia al español.

LA REINA VALERA

Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera, fueron monjes católicos

Breve Introducción a la Biblia - Página 8 de 37


que, seguidores de la Reforma Luterana, se dieron a la tarea de
traducir y revisar, respectivamente, la Biblia al español. La traducción
de Casiodoro de Reina fue publicada en 1569, con un tiraje de 2,600
ejemplares; y Cipriano de Valera publicó su revisión a la traducción
hecha por Reina, en el año de 1602.

Casiodoro de Reina incluyó en su traducción los libros apócrifos o


deuterocanónicos aprobados en el Concilio de Trento; sin distinguirlos
de los canónicos. Por su parte, Cipriano de Valera, al hacer la revisión
del trabajo de Casiodoro de Reina, mantuvo dichos libros pero ya no
incorporados al canon del Antiguo Testamento, sino como un apéndice
entre este y el Nuevo Testamento.

Las primeras ediciones de la versión conocida como Reina Valera


incluyeron el principio establecido por Cipriano de Valera en 1602 y no

N
fue sino hasta finales del Siglo XIX, que se hizo la revisión Reina Valera
sin los deuterocanónicos, tal y como se mantiene hasta la fecha.

PA
TABLA COMPARATIVA DE VERSIONES DEL ANTIGUO
TESTAMENTO
REINA
BIBLIA GRIEGA BIBLIA HEBREA BIBLIA VULGATA
E
VALERA
Génesis Génesis Génesis Génesis
D
Éxodo Éxodo Éxodo Éxodo
Levítico Levítico Levítico Levítico
A

Números Números Números Números


Deuteronomio Deuteronomio Deuteronomio Deuteronomio
AS

Josué Josué Josué Josué


Jueces Jueces Jueces Jueces
Ruth Samuel Ruth Ruth
C

Reyes 1-4 Reyes Reyes 1-4 1º Samuel


Paralipónemos Isaías Paralipómenos 1-2 2º Samuel
Esdras 1 y 2 Jeremías Esdras 1-2 1º Reyes
Ester Ezequiel Tobías 2º Reyes
Judit Los Doce Judit 1º Crónicas
Tobías Salmos Ester 2º Crónicas
Macabeos 1 y 2 Proverbios Job Esdras
Salmos Job Salmos Nehemías
Odas C de los Cantares Proverbios Ester
Proverbios Ruth Eclesiastés Job

Breve Introducción a la Biblia - Página 9 de 37


Eclesiastés Lamentaciones C de los Cantares Salmos
Sabiduría de
C de los Cantares Eclesiastés Proverbios
Salomón
Job Ester Eclesiástico Eclesiastés
Sabiduría de Cantar de los
Daniel Isaías
Salomón Cantares
Eclesiástico Esdras-Nehemías Jeremías Isaías
Salmos de Salomón Crónicas Lamentaciones Jeremías
Oseas Baruc Lamentaciones
Amós Ezequiel Ezequiel
Miqueas Daniel Daniel
Joel Oseas Oseas

N
Abdías Joel Joel
Jonás Amós Amós

PA
Nahum Abdías Abdías
Habacuc Jonás Jonás
Sofonías Miqueas Miqueas
Hageo Nahum Nahum
E
Zacarías Habacuc Habacuc
Malaquías Sofonías Sofonías
D
Isaías Hageo Hageo
Jeremías Zacarías Zacarías
A

Baruc Malaquías Malaquías


Lamentaciones Macabeos 1-2
AS

Carta de Jeremías
Ezequiel
Daniel
C

Breve Introducción a la Biblia - Página 10 de 37


El Canon del Nuevo
Testamento
TEXTO DE ORO: “CUANDO VENGAS, TRÁEME LA CAPA QUE
DEJÉ EN TRÓADE, EN CASA DE CARPO; TAMBIÉN LOS LIBROS, Y
ESPECIALMENTE LOS PERGAMINOS.” 2 TIMOTEO 4.13

A diferencia de las dificultades presentes en la definición del canon


del Antiguo Testamento, los cristianos aceptan como divinamente
inspirados los 27 libros del Nuevo Testamento, tal como lo conocemos

N
hoy. En tal reconocimiento coinciden las que podemos catalogar como
las tres grandes ramas del cristianismo: Las Iglesias Protestantes, la

PA
Iglesia Ortodoxa y la Iglesia Católica Apostólica y Romana.

La etapa de formación del canon del Nuevo Testamento duró, sin


embargo, aproximadamente 150 años. Los Concilios de Roma (382
d.C.); Hipo, (397 d.C.); y Cartago (397 d.C. y 419 d.C.), reconocieron
E
en principio la canonicidad de la mayoría de los libros ahora aceptados.
Pero no fue sino hasta el Siglo VI, cuando se logró el consenso general
D
de los cristianos.

Los manuscritos más antiguos del Nuevo Testamento que


A

conocemos, fueron escritos en papiro. Son aproximadamente 80 de


ellos que se han podido catalogar hasta ahora. Destacando los
AS

conocidos como Alejandrino, Cesáreo y Antioqueño. El fragmento más


antiguo que se conoce, es un pedazo de códice que contiene una parte
del capítulo 18 del evangelio de Juan. Se estima que el mismo fue
copiado alrededor del año 130 d.C.
C

No debemos olvidar que al igual que con los escritos del Antiguo
Testamento, en una primera etapa las enseñanzas de Jesús se
transmitieron oralmente. Sin embargo, muy pronto, convencidos del
poder de las palabras del Señor y llevados por la necesidad de dejar
constancia de las mismas y compartirlas con otros, los primeros
cristianos empezaron a escribirlas. En los primeros años de la Iglesia
Primitiva, se formaron pequeños relatos sobre la obra de Jesús; se
hicieron colecciones de sus parábolas, milagros y de sus enseñanzas.

Hacia el año 70 d.C., Marcos escribió su evangelio. A este siguieron


el de Mateo y Lucas, escritos antes del año 80 d.C. Finalmente Juan
escribió su propio evangelio hacia el año 95 de nuestra era. El escrito

Breve Introducción a la Biblia - Página 11 de 37


más antiguo del Nuevo Testamento es la primera carta a los
Tesalonicenses, escrita por el apóstol Pablo hacia el año 50 d.C. El
Apocalipsis parece ser el escrito más tardío, se cree que lo escribió Juan
alrededor del año 90 d.C. en la Isla de Patmos.

En seguida podemos ver los libros del Nuevo Testamento


agrupados en dos listas distintas: (1) Tal como aparecen en nuestra
Biblia; y (2) De acuerdo con las fechas estimadas de su publicación.
ORDEN ACTUAL AÑO DE SU PUBLICACIÓN LUGAR
MATEO 50 - 1 TESALONICENSES CORINTO
MARCOS ? - 2 TESALONICENSES CORINTO
LUCAS 53 - 1 CORINTIOS EFESO
JUAN 54 - 2 CORINTIOS FILIPOS

N
HECHOS 57 - GÁLATAS ¿?
ROMANOS 57 - 58 ROMANOS CORINTO

PA
1 CORINTIOS 59 - FILIPENSES ROMA
2 CORINTIOS 60 - COLOSENSES ROMA
GÁLATAS 62 - FILEMÓN ROMA
E
EFESIOS 62 - EFESIOS ROMA
FILIPENSES 62 - 64 = 1 TIMOTEO GRECIA
D
COLOSENSES 62 - 64 = 2 TIMOTEO ROMA
1 TESALONICENSES 62 - 64 TITO ROMA
A

2 TESALONICENSES 64 MARCOS ¿?
1 TIMOTEO 64+ 1 PEDRO ¿ROMA?
AS

2 TIMOTEO 64+ 2 PEDRO ¿ROMA?


TITO 70 JUDAS ¿?
FILEMON -72 SANTIAGO ¿?
C

HEBREOS 70 - 68 HEBREOS ¿ITALIA?


SANTIAGO 70 - 80 LUCAS ¿?
1 PEDRO 70 - 85 HECHOS ¿?
2 PEDRO 70 - 80 MATEO ¿?
1 JUAN 90+ 1 JUAN ¿?
2 JUAN 90+ 2 JUAN ¿?
3 JUAN 90+ 3 JUAN ¿?
JUDAS 90 - 95 EVANG. JUAN ¿?
APOCALIPSIS 90 - 95 APOCALIPSIS PATMOS

Breve Introducción a la Biblia - Página 12 de 37


No debemos olvidar que las fechas son aproximadas y que en
algunos casos no existen los elementos suficientes para asegurar ni el
lugar donde se presume fue escrito cada libro ni, en otros, la verdadera
autoría del personaje a quien se le atribuyen. De cualquier forma, los
autores, las fechas y los lugares pasan a un segundo término ante la
importancia de la Palabra de Dios revelada en cada libro.

N
PA
E
D
A
AS
C

Breve Introducción a la Biblia - Página 13 de 37


La Estructura
de la Biblia
TEXTO DE ORO: “LUEGO LES DIJO: -LO QUE ME HA PASADO ES
AQUELLO QUE LES ANUNCIÉ CUANDO TODAVÍA ESTABA CON
USTEDES: QUE HABÍA DE CUMPLIRSE TODO LO QUE ESTÁ ESCRITO DE
MÍ EN LA LEY DE MOISÉS, EN LOS LIBROS DE LOS PROFETAS Y EN
LOS SALMOS.” LUCAS 24.44

Muchas personas se sienten temerosas al empezar a leer la Biblia.

N
Les resulta muy difícil hacerlo y casi imposible entenderla. Quizá ello se
debe a que olvidan que, aunque la Biblia es un libro, se trata de un

PA
libro diferente. Es diferente, entre otras cosas, porque:

• Habla de cosas espirituales


• Fue escrito por muchos autores, en varios idiomas, en
E
distintas épocas y en diferentes lugares.
• Contiene diversos géneros literarios: poesía, historia,
D
profecía, etc.
• Tiene un “hilo conductor”, que está presente y da razón
A

de ser a todo lo en ella escrito.


• Tiene que ser interpretado tomando en cuenta las
AS

características particulares del pasaje elegido: época en


que fue escrito, tipo de literatura a que pertenece,
circunstancias del autor y de los destinatarios, etc.; así
como las características generales de la Biblia entera.
C

Aunque ya nos hemos referido a algunas de las características de


la estructura de la Biblia, ahora nos dedicaremos a estudiarlas con
mayor detalle y atención.

ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTOS

Lo primero que debemos saber es que la Biblia se divide en dos


grandes secciones, a estas se les llama desde el siglo segundo: el
Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. La palabra “testamento”
encuentra su origen en la palabra hebrea berit, que puede traducirse
como “alianza”.

Breve Introducción a la Biblia - Página 14 de 37


En efecto, la parte de la Biblia a la que llamamos Antiguo
Testamento, contiene el relato y el desarrollo de la alianza que Dios
estableció con su pueblo Israel. Por su parte, el Nuevo Testamento da
razón de la culminación de dicha alianza y de su perfeccionamiento en
la nueva alianza que Dios hace con todos los hombres y con todas las
mujeres que aceptan a Jesucristo como su Señor y Salvador.

El Antiguo Testamento, tal y como lo conocemos ahora, consta de


39 libros. Sin embargo, no debemos olvidar que la estructura de la
biblia hebrea contempla el mismo número de libros, pero los ordena de
diferente manera. Más aún, para los judíos nuestro Antiguo
Testamento, era su Biblia, es decir la totalidad de sus “Sagradas
Escrituras”. Estas se dividían, a su vez, en tres grandes secciones:

• La Ley (Torá): Génesis, Éxodo, Levítico, Números y

N
Deuteronomio.

PA
• Los Profetas: Anteriores: Josué, Jueces, Samuel y
Reyes. Posteriores: Isaías, Jeremías, Ezequiel y “Los
Doce” (Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas,
Nahum, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías y
Malaquías).
E
• Los Escritos: Salmos, Proverbios, Job, Cantar de los
Cantares, Ruth, Lamentaciones, Eclesiastés, Ester,
D
Daniel, Esdras-Nehemías y Crónicas.
Los cristianos, por nuestro lado, organizamos los libros del Antiguo
A

Testamento de la siguiente manera:


AS

• Pentateuco o Libros de la Ley: Génesis, Éxodo,


Levítico, Números y Deuteronomio.
• Libros de historia: Josué, Jueces, Rut, 1 Samuel, 2
Samuel, 1 Reyes, 2 Reyes, 1 Crónicas, 2 Crónicas,
C

Esdras, Nehemías y Ester.


• Libros de poesía: Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés
y Cantar de los Cantares.
• Libros de profecía: Profetas Mayores: Isaías, Jeremías,
Lamentaciones, Ezequiel y Daniel. Profetas Menores:
Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum,
Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías y Malaquías.
El Nuevo Testamento consta de 27 libros. En este caso el orden de
los mismos no ha sufrido ninguna alteración importante. Aunque sí se
ha seguido un principio para su acomodo dentro de las secciones en
que se divide: los libros aparecen no en el orden en que fueron

Breve Introducción a la Biblia - Página 15 de 37


escritos, ni en el orden alfabético de sus títulos o nombres, sino que se
ordenan poniendo primero al más grande en su extensión literaria y el
menor al final. Esto podemos apreciarlo si contamos el número de
capítulos de cada libro.

La estructura del Nuevo Testamento nos permite ordenar sus libros


de la siguiente manera:

• Históricos: De la vida de Jesús, los Evangelios: Mateo,


Marcos, Lucas y Juan. De la Iglesia: Hechos de los
Apóstoles.
• Cartas o epístolas: De Pablo: a las iglesias: Romanos,
1a Corintios, 2a Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses,
Colosenses, 1a Tesalonicenses, 2a Tesalonicenses. A

N
individuos: 1a Timoteo, 2a Timoteo, Tito y Filemón. De
otros autores: Hebreos, Santiago, 1a Pedro, 2a Pedro, 1a

PA
Juan, 2a Juan, 3a Juan y Judas.
• Profético: Apocalipsis.
Debemos decir que existen otras categorías para organizar el
Nuevo Testamento. Por ahora solo mencionaremos la siguiente:
E
EVANGELIOS SINÓPTICOS
D

Mateo, Marcos y Lucas, son llamados “evangelios sinópticos”,


porque hacen un tratamiento de la vida de Jesús de manera similar y
A

comparten algunos documentos más antiguos en sus respectivos


relatos. Por su lado, el evangelista Juan pone un mayor énfasis en la
AS

cuestión de la divinidad de Jesús. Este Evangelio se identifica por el uso


frecuente de la expresión “Yo soy...”, misma que remite al lector al
nombre mismo de Dios.
C

CAPÍTULOS Y VERSÍCULOS

Aunque hay quienes creen que los mismos escritores bíblicos


dividieron sus escritos en capítulos y versículos, esto no es verdad. Tal
división se ha hecho con el fin de facilitar la lectura y el estudio de la
Biblia, formando unidades más pequeñas que los Testamentos y aún
que los libros que los conforman. A estas les llamamos capítulos y a sus
divisiones internas: versículos.

El Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado dice al respecto:

LAS DIVISIONES POR CAPÍTULOS Y VERSÍCULOS ES


RELATIVAMENTE MODERNA: SE INICIÓ EN EL SIGLO XI, SEGÚN SE

Breve Introducción a la Biblia - Página 16 de 37


CREE, POR EL ERUDITO LANFRANCO, Y FUE COMPLETADA EN SU
FORMA ACTUAL POR R. ESTIENNE, EN 1551.

N
PA
E
D
A
AS
C

Breve Introducción a la Biblia - Página 17 de 37


PARA RECORDAR LO QUE HEMOS APRENDIDO

1. Vaya a la página 9 de este Manual, y en la tabla comparativa


de las diferentes versiones de la Biblia, ilumine la columna
correspondiente a la traducción Reina Valera, de la siguiente
forma:
Color azul claro: El Pentateuco.
Color anaranjado: Los libros de historia.
Color amarillo: Los libros de poesía.
Color verde: Los libros de los Profetas Mayores.
Color rojo: Los libros de los Profetas Menores.

N
2. Ahora vaya a la página 12, y haga lo mismo con los libros del

PA
Nuevo Testamento, siguiendo la siguiente clasificación:
Color anaranjado: Los evangelios sinópticos
Color rojo: El Evangelio de Juan.
Color amarillo: El libro de Los Hechos.
E
Color verde: Las cartas de San Pablo.
D
Color azul claro: Las cartas universales.
Color rosa: El Apocalipsis.
A

3. Aprenda de memoria el nombre de los libros del Antiguo y


del Nuevo Testamentos, en el orden en que aparecen en la
AS

Biblia. Si se anima, puede aprenderlos también en orden


descendente.
4. Procure consultar las siguientes traducciones de la Biblia:
C

• La Biblia de Jerusalem
• La Biblia Latinoamericana
• La Biblia de Estudio Dios Habla Hoy con
deuterocanónicos
¡Qué tal! el orden de los libros del Antiguo Testamento difiere
de una a otra traducción.

Breve Introducción a la Biblia - Página 18 de 37


El Pentateuco
TEXTO DE ORO: “OYE, ISRAEL: EL SEÑOR NUESTRO DIOS ES
EL ÚNICOSEÑOR. AMA AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZÓN,
CON TODA TU ALMA Y CON TODAS TUS FUERZAS.” DEUTERONOMIO
6.4 Y 5

Los cinco primeros libros de la Biblia llevan el nombre de


Pentateuco. En griego esta palabra significa “cinco estuches” y se
refiere a la costumbre de guardar los rollos de piel o papiro en vasijas.
Los judíos, por su lado, llaman a estos libros Torá, que significa “ley”.

N
Este término tiene un sentido más amplio que la mera relación de
decretos o mandatos y se refiere, más bien, a la enseñanza e

PA
instrucción que el pueblo de Dios ha recibido.

No obstante que los judíos consideran a la Torá como una sola


unidad, se ha mantenido la distinción que los libros que la componen
haciendo énfasis en alguna de sus características. La Biblia de Estudio
E
Dios Habla Hoy, dice al respecto:

“La tradición judía designa los cinco libros del


D
Pentateuco (y, en general, los de toda la Biblia) por sus
palabras iniciales. Así, el primero de los libros se llama En
el comienzo, el segundo Estos son los nombres, el tercero
A

Y (el Señor) llamó, el cuarto En el desierto, y el quinto


Estas son las palabras.”
AS

Por su parte, las versiones latinas de la Biblia, les han dado los
nombres con que hoy los conocemos tomando en cuenta el contenido
de los mismos:
C

• Génesis: “el origen”. Tanto porque en sus primeros


capítulos se hace referencia a la creación del universo,
de la tierra, del hombre, etc.; como porque contiene los
relatos de los Patriarcas del pueblo judío.
• Éxodo: “salida”. Porque comienza relatando la salida del
pueblo de Israel de Egipto.
• Levítico: “de los levitas”. La mayor parte del libro se
refiere a las cuestiones del culto y de los sacerdotes
levitas.

Breve Introducción a la Biblia - Página 19 de 37


• Números: En sus primeros capítulos se refiere al censo
del pueblo de Israel.
• Deuteronomio: “segunda ley”. Contiene una segunda
ley o la repetición de la primera, dada por Moisés poco
antes de su muerte.
Cuando uno lee el Pentateuco tiene la sensación de que está
leyendo un largo relato de una sucesión de acontecimientos. Pronto se
da uno cuenta que la mayor parte de tal relato está relacionado con la
historia de Moisés, de su liderazgo y de las leyes y exhortaciones que al
través suyo Dios dio al pueblo de Israel. Más o menos hasta el año
1500 d.C., era común aceptar una serie de presupuestos, el más
importante: Moisés fue el escritor del Pentateuco. Pudo escribirlo por su
condición de testigo y participante de los hechos y, por la revelación

N
especial que recibió de Dios para escribir cuestiones tales como la
historia de la creación.

PA
Sin embargo, alrededor del año 1500 d.C., se empezaron a hacer
una serie de preguntas y consideraciones. El estudio más cuidadoso del
texto bíblico arrojó diferencias de estilo, algunas contradicciones en los
relatos, así como duplicidad de los mismos y hasta algunos
E
anacronismos. Por ejemplo, en Génesis 2.4 termina el relato de la
creación “con una especie de conclusión”. Sin embargo, en el siguiente
D
versículo parece empezar a narrarse nuevamente otra historia de la
creación. En el caso de la historia de Noé, según Génesis 6.19, Noé
introdujo un par de animales de cada especie. Pero según Génesis 7.2,
A

introdujo siete parejas de los animales “puros” y una sola pareja de los
considerados “impuros”.
AS

Las preguntas que se hacían al texto bíblico desde los siglos XVI y
XVII, llevaron finalmente a mediados del siglo pasado, a la conclusión
de que el Pentateuco era un compendio de diversos documentos
C

independientes entre sí. De acuerdo con los eruditos, se puede


distinguir la presencia de cuatro documentos principales:

• El Sacerdotal. Se caracteriza porque llama a Dios


elhoim, lo que ha llevado a que se le conozca también
con el hombre de “documento elhoista”; y se ocupa,
principalmente, de las cuestiones relacionadas con las
leyes y la liturgia israelitas. Se identifica con la inicial P,
del alemán priest que significa sacerdote. Los eruditos
consideran que fue el último de los documentos y
calculan que se escribió alrededor de los años 500 y 450
a.C.

Breve Introducción a la Biblia - Página 20 de 37


• El Yahvista. Se distingue porque desde el principio
llama a Dios Yahveh (palabra que se ha traducido como
Jehová). Al mismo pertenecen el relato de la creación de
Génesis 2.4-3.24; así como los relatos de los Patriarcas
de Israel. Se identifica con la inicial J y se estima que fue
escrito alrededor del siglo IX, a.C.
• El Elhoísta. Identifica a Dios con el nombre de elhoim.
También se ocupa del relato de los Patriarcas, y parece
empezar apenas con la historia de Abraham. Se
identifica con la inicial E y se piensa que terminó de
escribirse cien años después del Yahvista, hacia el año
750 a.C.
• El Deuteronomista. Este escrito prácticamente está

N
contenido en nuestro libro del Deuteronomio. Se
caracteriza por la continua exhortación al cumplimiento

PA
de los mandamientos dados por Dios al través de Moisés
y destaca los últimos discursos de este siervo. Se
identifica con la inicial D. Se piensa que el libro del
Deuteronomio fue escrito poco antes de que se
descubriera “el libro de la ley”, en tiempos del Rey Josías
E
alrededor del año 621 a.C. Sin embargo, no fue añadido
al documento resultante de la mezcla de J y E, sino
D
hasta el año 550 a.C.
La información de que disponemos actualmente nos lleva a
A

considerar que la formación del Pentateuco, tal como lo conocemos


actualmente, se terminó alrededor del año 400 a.C. Ante las críticas y
AS

dudas que surjan ante el hecho de que Moisés sea desplazado como el
autor de este conjunto de libros, conviene tomar en cuenta lo que dice
Luc. H. Grollenberg (1977):

“Los argumentos presentados por los críticos no son


C

decisivos para impugnar la secular tradición que considera


a Moisés como escritor del Pentateuco. Es posible que
Moisés hubiera utilizado tradiciones orales y escritas, y
que el trabajo propiamente de consignar por escrito se lo
hubiera confiado a secretarios. También es posible que
pequeñas divergencias, adiciones y glosas inspiradas se
hayan deslizado en el texto durante la transmisión del
texto a través de los siglos. Pero la sustancia de la obra se
deriva de Moisés.”

Breve Introducción a la Biblia - Página 21 de 37


Al leer el Pentateuco debemos tomar en cuenta la intención divina
de formar, instruir y dirigir a su pueblo. Las verdades más importantes
que encontramos en este texto son:

• Dios es el creador de todas las cosas


• Dios creó al hombre “a su imagen y semejanza”, con el
propósito de vivir en comunión con él.
• Cuando el hombre peca y se enemista con Dios, el Señor
promete un Salvador para la humanidad.
• De inmediato Dios “se pone a trabajar” para cumplir con
su promesa de liberación. Llama a Abraham y de la
simiente del mismo forma un pueblo al través del cual
dará a conocer su salvación.

N
• Dios es santo. Su pueblo debe andar en santidad y
cumplir con las ordenanzas recibidas en el Monte Sinaí.

PA
E
D
A
AS
C

Breve Introducción a la Biblia - Página 22 de 37


PARA RECORDAR LO QUE HEMOS APRENDIDO

La síntesis de la instrucción dada por Dios a su pueblo la


encontramos en “los diez mandamientos”. Originalmente este pasaje
era conocido como “las diez palabras” y de ahí le viene el nombre de
“Decálogo”. A continuación escriba usted los “diez mandamientos”.

PRIMER MANDAMIENTO:

N
SEGUNDO MANDAMIENTO:

PA
TERCER MANDAMIENTO:

CUARTO MANDAMIENTO:
E
QUINTO MANDAMIENTO:
D

SEXTO MANDAMIENTO:
A
AS

SÉPTIMO MANDAMIENTO:

OCTAVO MANDAMIENTO:
C

NOVENO MANDAMIENTO:

DÉCIMO MANDAMIENTO:

Breve Introducción a la Biblia - Página 23 de 37


Los Profetas
Anteriores
TEXTO DE ORO: “EN CAMBIO, A MÍ, EL ESPÍRITU DEL SEÑOR
ME LLENA DE FUERZA, JUSTICIA Y VALOR, PARA ECHARLE EN CARA A
ISRAEL SU REBELDÍA Y SU PECADO.” MIQUEAS 3.8

Como ya hemos visto, a diferencia de nuestras Biblias en las que al


Pentateuco siguen “los libros históricos”, para los judíos la segunda
parte de las Sagradas Escrituras era la de “los profetas”. También

N
hemos visto que algunos de nuestros “históricos”, están incluidos entre
tales “profetas”. Esto tiene que ver con el concepto de historia bíblica,

PA
más que con algún capricho canónico.

En efecto, para los judíos la “historia” no es meramente “el


recuerdo y la descripción del pasado”. Así que los acontecimientos
narrados en los libros sagrados tienen un propósito que va más allá del
E
registro cronológico de tales hechos; se trata más bien de descubrir en
los relatos sagrados el “sentido profundo, “profético” de ese pasado”.
D
(Monloubou, 1985).

Así al leer nuestros “libros de historia” no se trata tanto de obtener


A

información sobre el cuándo y el cómo de ciertos acontecimientos.


Tampoco se trata de tener elementos para “demostrar la razón bíblica”
AS

en cuestiones históricas, antropológicas o cronológicas. No, se trata de


descubrir la voluntad de Dios para su pueblo y el quehacer divino en el
cumplimiento de su propósito de redención.
C

Es en tal sentido que debemos entender los relatos comprendidos


en los libros “históricos” de Josué, Jueces, 1 y 2 Samuel y 1 y 2 Reyes.
Los mismos contienen el testimonio de lo que hizo el pueblo de Israel,
pero, más importante que ello, destacan el testimonio de lo que Dios
mismo hizo en favor de su pueblo.

Ahora bien, según algunos estudiosos, otra razón para conocer


estos libros como profecía, tiene que ver con los presuntos autores de
los mismos: Samuel, a quien se atribuye la autoría de Samuel y Jueces;
y Jeremías, a quien se atribuye la de 1 y 2 Reyes. Sin embargo, no hay
suficientes evidencias para sustentar esta teoría.

Breve Introducción a la Biblia - Página 24 de 37


De cualquier forma, estos libros hablan de lo que Dios hizo por
medio de sus siervos, sus profetas.

Profeta es aquel que habla por encargo de alguien más. Contra lo


que popularmente se cree, el profeta no es necesariamente el que
prevé o adivina el futuro. La palabra profetés significa “el que habla en
lugar de”. Esto es lo que destacan los libros que ahora consideramos:
en la conquista de la tierra prometida, en el quehacer de los jueces y
los reyes de Israel, en todo ello, podemos ver el cumplimiento de la
palabra de Dios. Es Dios hablando al través de su quehacer y al través
de los labios de sus profetas quien realiza la historia de la salvación.

Siendo así, los personajes que aparecen en los libros de Josué a


Reyes: Josué, Débora, Gedeón, Saúl, David, Betsabé y todos los reyes
de Israel y de Judá, realizaron cosas importantes en favor del pueblo de

N
Dios. Pero tanto en la vida de ellos, como en las etapas que les
correspondió vivir, fue Dios mismo quien intervino de manera

PA
determinante para asegurar el cumplimiento de su propósito salvífico.

Los profetas anteriores destacan, entre otras cosas, los distintos


tipos de gobierno que vivió el pueblo de Israel. Presentan a Josué como
el sucesor de Moisés e, inmediatamente, a los jueces. Estos hombres y
E
mujeres gobernaron al pueblo de Dios en distintos ciclos. Dios Habla
Hoy indica que existe un “esquema de cuatro tiempos”, en función del
D
quehacer de los jueces, a saber:

1. Mientras vive el juez o caudillo, el pueblo se mantiene fiel al


A

Señor y goza de paz y prosperidad.


AS

2. Cuando el juez muere, los israelitas abandonan al Señor y


rinden culto a los dioses de los pueblos vecinos.
3. Entonces la ira del Señor se enciende contra Israel y lo
somete al poder de sus enemigos.
C

4. Los israelitas, en medio de la opresión, se arrepienten de su


infidelidad y claman al Señor; él les envía un “salvador” que
derrota a sus enemigos. Israel recupera su paz y su libertad
durante cuarenta años. Una vez concluido ese periodo el ciclo
vuelve a repetirse.
Otro elemento que encontramos en los relatos de los profetas
anteriores, es la división de Israel en dos reinos: el de Judá y el de
Israel. Como sabemos, Samuel ungió a Saúl como rey de Israel. Como
este pecó, Dios lo maldijo y dio por terminado su pacto con la casa de
Saúl. Entonces Samuel ungió a David como rey de Israel, a este siguió
su hijo Salomón, pero aproximadamente en el año 926 a.C., muerto

Breve Introducción a la Biblia - Página 25 de 37


Salomón, el Reino se dividió en dos: Israel al norte y Judá al sur. Israel
retuvo a diez de las tribus y Judá sólo a dos, aunque retuvo a
Jerusalem como su capital.

Una vez más, el relato de la vida y hechos de los reyes israelitas no


tiene como interés principal el “hacer historia”. Más bien se trata de
explicar por qué Dios bendijo a unos y a otros no; así como destacar el
papel de la raíz de David en la historia de la salvación. Este interés se
manifiesta en la repetición de juicios tan severos como sus hechos
fueron malos a los ojos del Señor y [cometieron] los mismos pecados
con que Jeroboam hizo pecar a los israelitas.

N
PA
E
D
A
AS
C

Breve Introducción a la Biblia - Página 26 de 37


PARA RECORDAR LO QUE HEMOS APRENDIDO

1. En clase, haga un estudio comparativo entre los inicios del


ministerio de Moisés y los de Josué. En las columnas que
corresponda escriba la información que se le pide:
CITA
MOISÉS JOSUÉ
BÍBLICA
Génesis 3 Llamamiento

N
PA
2. En casa, describa los principales hechos realizados por los siguientes
personajes. Después del nombre de cada uno, por favor escriba la cita
bíblica que corresponde a su aparición en el texto bíblico:
E
PERSONAJE CITA BÍBLICA HECHOS
D

DÉBORA
A
AS

GEDEÓN

AMNÓN
C

JEROBOAM

ELÍAS

ELISEO

JOSÍAS

EZEQUÍAS

Breve Introducción a la Biblia - Página 27 de 37


3. Por favor indique cuál es el personaje que más le ha atraído y diga
por qué razones:

N
PA
E
D
A
AS
C

Breve Introducción a la Biblia - Página 28 de 37


Los Profetas
Posteriores
TEXTO DE ORO: “EL SEÑOR SE DIRIGIÓ A MÍ Y ME DIJO:
ANTES DE DARTE LA VIDA, YA TE HABÍA YO ESCOGIDO; ANTES DE
QUE NACIERAS, YA TE HABÍA YO APARTADO; TE HABÍA DESTINADO A
SER PROFETA DE LAS NACIONES.” JEREMÍAS 1.4 Y 5

Ya hemos visto que la palabra profeta (prophetés), significa “el que


habla en lugar de Dios”. Ahora debemos añadir que otra palabra

N
utilizada en la Biblia para referirse a los profetas es nabi, cuya raíz
significa llamar. Así que el profeta es uno que es llamado para hablar

PA
en nombre (o en lugar) de Dios.

En nuestras Biblias son considerados profetas posteriores: Isaías,


Jeremías, Ezequiel y los Doce (Estos últimos son conocidos como
“profetas menores” porque la extensión de sus escritos resulta mucho
E
menor que la de los primeros tres; pero son considerados de tanta valía
como los llamados “profetas mayores”). Aquí debemos recordar que
D
nuestros libros “proféticos” de Lamentaciones y Daniel eran incluidos
por los hebreos en la sección de los Escritos, como veremos más
adelante.
A

Respecto de la importancia que tuvieron estos profetas en la vida


AS

de Israel, conviene hacer la siguiente cita de Grollenberg:

La fe de Israel confesaba que Yahveh había adquirido


derechos absolutos sobre su pueblo al salvarlo de Egipto y
C

convertirlo en su propiedad. Israel debe corresponder a


ello y dar así testimonio de la realidad de Dios. Cuando se
debilitó esta noción de ser reclamado así por Dios,
surgieron los profetas, a quienes esta exigencia de Dios
iba dirigida de manera personalísima, en forma
concentrada... Los profetas se sintieron llamados, casi
forzados, a hacer que se oyera la interpelación y exigencia
del Dios vivo a su pueblo y prometían salvación a quienes
respondieran a la palabra de Yahveh. (Grollenberg, 1977)

El mensaje recibido de parte de Dios tenía que ser compartido con


el pueblo al que iba dirigido independientemente del costo que ello
significara. En algunos casos esto afectó la vida familiar de los profetas,

Breve Introducción a la Biblia - Página 29 de 37


en otros les ganó persecuciones, cárcel y maltrato físico. En la mayoría
de los casos significó la renuncia a su “propio proyecto de vida”, pues
Dios parece interrumpir el desarrollo normal de su actividad y forzarlos
a una tarea que, en principio, sólo parece ofrecerles soledad y
sufrimiento.

Veamos ahora algunas características de los libros escritos por


estos hombres de Dios:

DIVERSOS GÉNEROS LITERARIOS

Una de las razones por las que resulta tan difícil comprender el
mensaje de los profetas posteriores es que no se toma en cuenta que
usaron distintos estilos literarios para comunicar sus mensajes. Entre
estos encontramos:

N
• Relatos de visiones. Jeremías 1.11-13

PA
• Himnos. Isaías 25.1-5
• Reflexiones sapienciales. Amós 3.3-8
• Relatos de acciones simbólicas. Jeremías 13.1-14
E
• Mensajes de salvación. Ezequiel 37.1-14
D
• Mensajes de juicio y castigo. Amós 2.6-16

EDICIÓN DE LOS ESCRITOS


A

Una lectura cuidadosa de los libros proféticos nos permite descubrir


que estos son resultado de varias plumas, es decir que no solo
AS

contienen el mensaje original de los profetas a quienes se les adjudica


el libro, sino que incluyen pasajes escritos por otros autores. Esto
puede descubrirse cuando se aprecian diferencias de estilo, diferencias
respecto del contenido del mensaje, Vg., cuestiones doctrinales,
C

diferentes contextos históricos, etc.

Debemos decir que la práctica de poner distintos escritos bajo la


responsabilidad de un solo autor, era una práctica común y legítima en
los tiempos bíblicos. Sobre todo porque se confiaba en que la persona a
quien se le otorgaba el crédito literario había inspirado a los otros
autores. Siendo así, se reconocía que las ideas y el fondo del nuevo
libro pertenecía originalmente al maestro y no a sus seguidores.

Un ejemplo de lo anterior podemos encontrarlo en el libro del


profeta Isaías. En el caso de este autor, los eruditos coinciden en su
mayoría que sólo es directamente responsable de los primeros 39
capítulos del libro que lleva su nombre. Los capítulos 40 al 55 son

Breve Introducción a la Biblia - Página 30 de 37


responsabilidad, según se nos dice, de un deutero-Isaías (un segundo
Isaías), y los capítulos 56 al 66 se adjudican al Trito-Isaías, es decir a
un tercer Isaías.

De acuerdo con Monloubou (1985), hay otra razón más para este
fenómeno de la edición profética:

"Toda la historia de la literatura rabínica demuestra que


la Palabra de Dios ha sido considerada siempre en Israel
como un objeto de... tradición; de una tradición que se
empeñaba continuamente en actualizar las palabras
episódicas de los hombres portadores de la permanente
palabra de Dios. El mensaje de esperanza transmitido por
Jeremías a los habitantes del reino del norte... tenía que
aparecer más tarde, aunque fuera a costa de algunas

N
correcciones, como dirigido a los propios habitantes de
Judá..."

PA
JUDÁ, ISRAEL Y LAS OTRAS NACIONES

Brevemente debemos recordar que los profetas fueron enviados


por Dios en circunstancias especiales para dirigirse a grupos
E
particulares. En algunos casos profetizaron a Judá, en otros a Israel y
en otros más a las naciones que tenían o habían tenido algún tipo de
D
relación con el pueblo de Dios. No obstante ello, el mensaje de los
profetas afectó grandemente la religiosidad judía como un todo y ha
ejercido una influencia determinante en el pensamiento cristiano.
A

La tabla que aparece en la siguiente página, y que la debemos a


AS

las Sociedades Bíblicas Unidas, nos permite apreciar mejor el fenómeno


del profetismo en Israel. Un buen ejercicio consiste en localizar el Reino
(Norte o Sur), o la región en el que los profetas actuaron, hágalo en
clase junto con sus compañeros. Además, le invitamos para que
C

considere las siguientes lecturas:

• El libro de Emmanuel. Isaías 6.1 - 9.6


• Confesiones de Jeremías. Jer. 15.20-21; 17.14-18;
18.18-23; 20.7-8
• La parábola de Jonás. Jonás 1.1 - 4.11

Breve Introducción a la Biblia - Página 31 de 37


PROFETAS DE LA BIBLIA
PROFETA FECHA REFERENCIAS BÍBLICAS REINO O LUGAR
Abraham 1850 a.C. Gn. 20.7
Moisés 1350 – 1220 a.C. Núm. 12, Dt. 18.15-32
María 1350 – 1220 a.C. Ex. 15.20
Débora 1130 a.C. Jue. 4-5
Samuel 1040 a.C. 1 Sam. 3.20; 9.9
Gad 1010 – 970 a.C. 1 Sam. 22.5; 2 Sam. 24.11
Natán 1010 – 970 a.C. 2 Sam. 7.2-16
Ahías 940 a.C. 1 Rey. 11.29-39
Semaías 827 a.C. 2 Cr. 12.5-8

N
Iddo 2 Cr. 12.15
Azarías 896 a.C. 2 Cr. 15.1-8

PA
Jehú 886 a.C. 1 Rey. 16.7
Elías 865 a.C. 1 Rey. 17.1-2
Eliseo 850 a.C. 1 Rey. 19.19 – 2 Rey. 13.25
Jonás 785 a.C. 2 Rey. 14.25
E
Amós 750 a.C.
Oseas 750 a.C.
D
Isaías 740 a.C.
Miqueas 740 a.C.
A

Obed 737 – 732 a.C. 2 Cr. 28.9-11


Sofonías 630 a.C.
AS

Jeremías 627 a.C.


Huldá 2 Rey. 22.14-20
Urías 622 a.C. Jer. 26.20
C

Nahúm 612 a.C.


Habacuc 605 a.C.
Ezequiel 593 a.C.
Hageo 520 a.C.
Zacarías 520 a.C.
Jonás
Malaquías 450 a.C.
Abdías 450 a.C.
Joel 450 a.C.
Juan el Bautista 30 – 31 d.C. Mt. 11.29; Lc. 7.26

Breve Introducción a la Biblia - Página 32 de 37


Los Escritos
TEXTO DE ORO: SEÑOR, ENSÉÑAME EL CAMINO DE TUS LEYES,
PUES QUIERO SEGUIRLO HASTA EL FIN.DAME ENTENDIMIENTO
PARA GUARDAR TU NSEÑANZA; ¡QUIERO OBEDECERLA DE TODO
CORAZÓN! SALMO 119.33 Y 34

La última sección del Antiguo Testamento, o Biblia Hebrea, está


compuesta por “los Escritos”. Estos representan una variedad de
géneros literarios pues contienen desde libros narrativos e históricos
hasta literatura profética. Rut, 1 y 2 de Crónicas, Esdras, Nehemías,

N
Ester, Daniel, Salmos, Cantar de los Cantares, Lamentaciones, Job,
Proverbios y Eclesiastés son los nombres de los libros considerados

PA
como “los Escritos”.

De hecho, una clasificación más estricta nos llevaría a considerar


estos libros como “sapienciales y poéticos”, puesto que en ellos se
destaca una serie de preceptos que, llevados a la práctica, aseguran
E
una forma sabia de vida; así como el uso de las formas poéticas para
expresar la fe en Dios, la propia necesidad y la súplica que el hombre
D
presenta ante su Señor y Creador.

Estos libros confrontan al ser humano con sus necesidades y


conflictos más profundos. Por ejemplo, el libro de Job contiene el
A

eterno dilema sobre la justicia (o falta de ella), en el sufrimiento del


hombre bueno. Nuestra cultura conserva el presupuesto de que “quien
AS

bien se porta, bien le va”. Pareciera que este es el punto de mayor


conflicto para Job, pues el dolor físico, la pobreza y aún la muerte de
sus amados hijos pasan a un segundo lugar, ante el cuestionamiento de
C

su sufrimiento siendo él un hombre justo. De acuerdo con algunos


estudiosos, este libro pasó un largo proceso de formación. Hay quienes
consideran que fue escrito por Moisés, aunque la versión final del
mismo se completó hacia el siglo V a.C.

Por otro lado, el libro que distingue la sección de “los Escritos” es,
indudablemente, el libro de los Salmos. El título del mismo deriva de la
palabra griega psalmos, la que originalmente se usaba para referirse a
los poemas escritos para ser cantados. Los judíos, por su parte,
llamaban a este libro Tehilim, que significa “cantos de alabanza”.

Siguiendo a Dios Habla Hoy, diremos que el libro de Salmos es el


resultado de una serie de colecciones de cantos que se escribieron a lo
largo de muchos siglos. Gracias al estudio cuidadoso de los eruditos se

Breve Introducción a la Biblia - Página 33 de 37


ha logrado establecer la siguiente lista de colecciones presentes en los
Salmos:

• De los hijos de Coré. 42-49; 84-85; 87-88


• De Asaf. 50; 73-83
• Salmos “aleluyáticos”. 104-106; 111-117; 135; 146-
150
• Salmos “graduales”. 120-134
• Primera colección de “salmos davídicos”. 3-41
• Segunda colección de “salmos davídicos”. 51-70
Estas colecciones fueron agrupadas en cinco grandes secciones o
libros, cada uno de los cuales termina con una doxología o alabanza:

N
• Primer libro: 1-41

PA
• Segundo libro: 42-72
• Tercer libro: 73-89
• Cuarto libro: 90-106
E
• Quinto libro: 107-150
D
Además es conveniente distinguir tres tipos de poesía hebrea. Para esta
clasificación los expertos distinguen entre tres tipos de paralelismo
poético:
A

• Paralelismo sinónimo. Es aquel en el que la misma


AS

idea se repite dos veces con diferentes palabras.


• Paralelismo antitético. En este se establece una
oposición o contraste de dos ideas o imágenes poéticas.
C

• Paralelismo sintético. Se da cuando la segunda parte


del verso “completa” o prolonga la idea originalmente
establecida.

Finalmente diremos que la numeración de los Salmos difiere según se


trate del texto hebreo o de la Septuaginta. Esta última “separa” el
salmo nueve en dos capítulos, el primero del versículo uno al veintiuno
y el segundo del verso veintidós al treinta y nueve. La Biblia Hebrea,
por su lado, “separa” el salmo ciento dieciséis del versículo 1 al nueve y
del diez al diecinueve.

Otro de los libros distintivos de esta sección es el llamado


Proverbios. Un proverbio es, de acuerdo con el Diccionario

Breve Introducción a la Biblia - Página 34 de 37


Enciclopédico Grijalbo: Refrán, dicho o sentencia popular. En el caso
de los Proverbios bíblicos se agrega el sentido de que los dichos
contenidos tienen la facultad de ser eficaces al aplicarse a la vida diaria.

Finalmente, conviene tomar en cuenta que no todos los proverbios


son de Salomón. El recopilador del libro incluyó dos colecciones de
sabiduría popular, una de Agur y la otra de Lemuel. Adjudicando
algunos de los dichos de estos sabios no judíos a Salomón

N
PA
E
D
A
AS
C

Breve Introducción a la Biblia - Página 35 de 37


PARA RECORDAR LO QUE HEMOS APRENDIDO

1. Escriba los nombres de los libros comprendidos en “los Escritos”.

1. 7.

2. 8.

3. 9.

4 10.

5. 11.

N
6. 12.

PA
2. Hágase el propósito de leer cada día de la semana que hoy empieza
el capítulo del libro de Proverbios que corresponda con la fecha. A
continuación escriba el proverbio o versículo que más le haya inspirado
E
cada día:
D
DÍA PROVERBIO
A

DOMINGO
AS

LUNES
C

MARTES

MIÉRCOLES

JUEVES

VIERNES

SÁBADO

Breve Introducción a la Biblia - Página 36 de 37


3. Propóngase leer el libro de Job completo en los próximos quince
días. Identifique a los principales personajes y trate de reconocer el tipo
de respuesta que dan a la cuestión sobre el sufrimiento del justo. Luego
escriba usted su propia opinión al respecto:

N
PA
4. Estudie con especial atención los siguientes pasajes:
E
• Gálatas 1.6-11
D
• Hechos 17:11

• 1 Juan 4.1
A

• Éxodo 33.7 y Números 2.2


AS

• Éxodo 20.1-17
C

Breve Introducción a la Biblia - Página 37 de 37