No. 1 Año 1 No.

2 Año 1
Revista crítica de discusión teórica y política

Crisis capitalista y movimiento social

Después de la tempestad ¿La calma?

¿Qué es el sistema de seguridad social y que implicaciones tienen las reformas a la ley del ISSSTE?

´

COOPERACIÓ N SIMBÓ LICA

PESOS

2.50

Editorial
“Las crisis modernas son los momentos en que la normalidad no puede seguir si no separa lo “progresivo” de lo “retrógrado” y depura lo primero de lo segundo (…)”. Bolívar Echeverría

En la actualidad nos enfrentamos a la crisis del sistema capitalista más prolongada y con estragos más profundos que se haya vivido. Lo que ha venido generando una serie de movilizaciones a lo largo de todo el planeta, en las que se puede escuchar una fuerte oposición hacia el neoliberalismo y la globalización, pero el enemigo no se tiene plenamente identificado. Lo más grave es que nos hemos acostumbrado a vivir con ella, por lo que nuestra capacidad de oposición se presenta como actos desesperados que no logran articularse. Este número esta dedicado a discutir como se expresa esta crisis, cuales son sus causas y sus consecuencias. Revista Fénix

TODOS LOS MIÉRCOLES ÉRCOLES

Para +info. consulta la página: http://circulomarxista.blogspot.com o el correo: revistafenix@gmail.com

No.2 Año 1 Ago/07

este puede ser desviado hacia direcciones que responden a los intereses de la clase dominante, y, efectivamente cuando una depresión prolongada amenaza al sistema, resulta esencial para las organizaciones del capital prevenir que las actividades de los trabajadores puedan retrasar la recuperación capitalista, así como resulta esencial para estas, distorsionar o desviar las demandas económicas del proletariado, que el capitalismo en crisis no puede satisfacer. Mientras la revolución en esta etapa de dilatada crisis y periodo descendente de la lucha de clases es incierta, todas las actividades de la clase obrera en defensa de sus propios intereses poseen un carácter potencialmente revolucionario, a pesar de las desviaciones del movimiento espontáneo de los obreros que les hace entrar en los canales del capitalismo, no se pueden prevenir levantamientos sociales en escala lo suficientemente grande como para anular los controles políticos de la burguesía; siempre e invariablemente la realidad se impone, y no siempre el imaginario artificial dispone de recursos para dominar la vida real. III. movimiento social en tiempos adversos Aunque la mayor parte de los levantamientos y movimientos sociales actuales no son propiamente lucha de clase, estos generalmente suelen desafiar a las instituciones que se utilizan para controlar la vida diaria de la población, y que organizan el poder de la clase dominante; realizan contribuciones importantes en la redefinición de los objetivos y los valores del conjunto social, sus reivindicaciones de libertades políticas y de resistencia a los embates que minan sus condiciones

económicas; contribuyen a elevar a la vida pública a grandes capas de la población que antes se encontraban inmóviles. Aunque no se contemple otro movimiento que el de la lucha de clases histórica, la desmesurada prolongación y la abismal profundización de la crisis ha dejado su huella en la conciencia y en la vida de la población, las acciones autónomas de los trabajadores son potencialmente explosivas, el descontento se generaliza; contra los cantos capitalistas que pregonan diez mil años de dominación, hay que anteponer la necesidad de un cambio radical y la seguridad de este…Una nueva revolución solo podrá surgir como consecuencia de una nueva crisis. Pero es tan segura como esta…

Jenofonte

Claudin, Fernando. Marx, Engels y la revolución de 1848, Siglo XXI, España, 1975, pp. 255. “Marx, Karl. De Mayo a Octubre de 1850” en Marx-Engels escritos económicos varios, Grijalbo, México, 1962, pp. 353.

Página 5

No.2 Año 1 Ago/07

Crisis capitalista y movimiento social

E

“Es natural que las convulsiones se produzcan antes en las extremidades del cuerpo burgués que en su corazón, ya que a este órgano le es más fácil que aquellos encontrar las posibilidades de una compensación.”Karl Marx

I. El encuentro de Marx con la revolución Con los movimientos revolucionarios ocurridos en Europa durante los años de 1848 y 1849 se cierra el primer gran círculo histórico del desarrollo capitalista, contra las percepciones optimistas de los participantes, las insurrecciones, revolucionarias no muestran el agotamiento histórico del capitalismo, sino la poderosa onda expansiva que experimentará posteriormente, sin embargo, esta nueva onda expansiva incluirá necesariamente un nuevo actor: las revoluciones de 1848 plantean ya abiertamente la lucha entre la burguesía y los trabajadores. En el ciclo que se cierra, el capitalismo ha alcanzado un grado elevado de desarrollo y junto con él, el movimiento de los trabajadores, hasta llegar al punto en que la parte conciente de estos pone la revolución social de los trabajadores a la orden del día.

Arf ed Rethel 1848 l

Si bien se considera el estallido revolucionario de 1848 como la única experiencia de acción directa que tuvo Marx en movimientos revolucionarios, y se destaca el papel fundamental de esta experiencia en su formación, es a la derrota de estos movimientos, que Marx al analizar las condiciones anteriores y la coyuntura .

Página 3

l ejercicio reflexivo y el rescate de las experiencias históricas de la lucha del proletariado, así como el de las revoluciones precedentes dentro del sistema capitalista, es una fuente incomparable de ayuda, en la posibilidad de determinar las tareas actuales de las clases explotadas, lo cual significa conocer exactamente las condiciones objetivas de su lucha, por ello el análisis de la actual crisis económica constituye el punto de partida de cualquier orientación sobre los objetivos y las tareas de la clase trabajadora.

Dirigidas en primer término contra las monarquías absolutas y contra los residuos del feudalismo europeo, las revoluciones de 1848, tienen un afilado carácter antiburgues; el fantasma preconizado en el manifiesto comunista, se corporiza; son los trabajadores pobres los que están en las primeras líneas de las insurrecciones de Berlín, Paris, Milán y Viena, son los que mueren en las barricadas de las ciudades, y son también los que en algunos casos, exigen algo más que libertades democráticas.

No.2 Año 1 Ago/07

política previa a los levantamientos, que estima la coincidencia cada vez más ineluctable entre la crisis económica y la revolución social, “semejante revolución (escribe Marx en 1850) solo puede darse en aquellos periodos en que las modernas fuerzas productivas y las formas burguesas de producción incurren en mutua contradicción”, la posibilidad de nuevos movimientos revolucionarios estará entonces en relación directa con el advenimiento de nuevas crisis económicas II. La larga crisis y sus efectos Los conflictos y contradicciones crecientes en las sociedades capitalistas avanzadas provocan que el capital sólo pueda desenvolverse a si mismo mediante interrupciones catastróficas y periódicas, las cuales se vuelven inherentes al sistema, el objetivo primario de la crisis, no es el de llevar al capitalismo a su destrucción, sino el de restablecer una y otra vez las condiciones de su funcionamiento; las malas cosechas, las guerras, la sobre especulación, la subida artificial de los precios, etc., no son causas que expliquen la crisis como fenómenos repetitivos, sino únicamente síntomas o fenómenos que retardan la crisis. En este sentido ¿cuál es la dinámica de las esperanzas revolucionarias vinculadas con la crisis tan prolongada que aqueja al sistema? En primer termino debemos considerar que los periodos de crisis son periodos particularmente favorables para el desarrollo de la conciencia revolucionaria, y en un segundo momento determinar que el adversario del capital tanto en sus periodos de auge como en los de decadencia está representado por la clase obrera; pero es solamente en los periodos de crisis prolongada que esta oposición asume un

carácter irreconciliable, ya que esta, cuestiona la propia existencia de las grandes masas de trabajadores, la crisis sólo puede resolverse a c o s t a d e e s t o s, p r ovo c a n d o, e l empobrecimiento general, absoluto y continuo del proletariado; cada crisis prolongada abre la posibilidad de la agudización de la lucha de clases que puede conducir a la destrucción del sistema, siempre y cuando las condiciones objetivas: proporcionadas por la propia crisis, traigan consigo una disposición subjetiva favorable para cambiar las relaciones sociales de producción. Del mismo modo que el propio desarrollo capitalista, el de la conciencia no es un proceso c o n t i n u o, v a acompañad o d e avances y retrocesos, de acuerdo c o n l a dinámica de l a acumulació n de capital. S i e l proceso de acumulació Alfred Kubin n cayese en un estado permanente de crisis, cabria esperar que la conciencia revolucionaria creciera con la continua agudización de las contradicciones de clase. . Sin embargo la prlongacióno o profundización de la crisis no significa que el desarrollo de la conciencia conduzca al proletariado a posiciones revolucionarias;

Página 4

No.2 Año 1 Ago/07

Después de la tempestad
¿La calma?

Tr
Página 6

As casi un cuarto de siglo de gobiernos de El capitalismo moderno representa hoy la corte neoliberal en México, el nivel de vida del barbarie. Tal situación ha causado una cierta grueso de la población ha sufrido un progresivo confusión al identificarse al neoliberalismo deterioro en un grado tal que comienza a volverse como un capitalismo salvaje, sin embargo, insoportable. El proyecto neoliberal ha hundido a esta confusión resulta peligrosa porque desde diversos sectores de la población, los campesinos, esa óptica el capitalismo propio del Estado de los indígenas, la clase trabajadora y una amplia bienestar aparece como un capitalismo “más fracción de la humano” clase media en un ( v a y a proceso de utopía). Si pauperización bien es e v o l u t i v o. L a cierto que el nueva política modelo económica golpea económico por igual a los capitalista trabajadores del anterior al campo y la ciudad, Consenso a los pobres y los d e no tan pobres, a Washington los pequeños y fue capaz de m e d i a n o s ofrecer a las empresarios que clases no dependen del propietarias, mercado interno, principalme Kate Kollwitz a los jóvenes a los nte en los que no ofrece posibilidades de desarrollo. El países más desarrollados, condiciones de vida desempleo, la proliferación de trabajos precarios, menos desfavorables que las que el la elevación de la tasa de explotación, la reducción neoliberalismo ofrece, no deja de ser del poder adquisitivo, la pérdida de prestaciones y capitalismo, por tanto, la explotación y la derechos sociales y la agudización de la apropiación del trabajo ajeno se mantuvieron desigualdad entre ricos y pobres son sólo parte de intactas. una larga lista de perjuicios causados por el neoliberalismo en México. En México, 2006 apareció como un año clave,

No.2 Año 1 Ago/07

por ser un año electoral, por esperarse la elección más competida de la historia, por que la “izquierda” tenía por primera vez posibilidades muy serias de ganar la Presidencia de la República, pero sobre todo porque la democracia, único canal legitimado por el sistema como factor de cambio, se presentaba en una sociedad altamente conservadora como la vía para cambiar sus condiciones de vida. El razonamiento era simple, sólo con el voto podría cambiarse el orden existente. Así aparecen en la palestra dos opciones: por un lado, la Coalición por el Bien de Todos y su popular candidato Andrés Manuel López Obrador, que combinó una crítica al neoliberalismo, con la esperanza de reconstruir un capitalismo nacional y una política distributiva del ingreso, y por el otro, el PAN y el PRI, las dos versiones de la política neoliberal, al servicio de los grandes capitales, principalmente financieros, sumiso ante el poder político estadounidense y cuyo plan de gobierno incluía

I. El agravio El triunfo de la “izquierda” el 2 de julio de 2006 habría supuesto la pretendida consolidación de la democracia en México. Su política redistributiva habría servido como paliativo para atemperar la pobreza de muchos mexicanos lo que habría apaciguado el descontento popular. Cambiar algo para que nada cambie, habría sido una jugada brillante que supondría la recomposición parcial de la dominación burguesa que daría continuidad al proceso de explotación, sin embargo, tanta lucidez no es de esperarse en la clase dominante mexicana. No existió acuerdo entre las distintas fracciones de la burguesía y se inició una batalla, que incluyó la utilización de todos los medios posibles, hasta los más inmorales, para ganar la elección. Los resultados no fueron los previstos por la “izquierda” y ésta sostuvo entonces que los comicios habían sido fraudulentos, aunque no pudo demostrarlo de for ma contundente, sus sospechas se encontraban bien fundadas dada la actitud de la derecha mexicana (la intervención del Estado, la campaña del miedo, las irregularidades el día de los comicios). AMLO no estaba dispuesto a resignarse y aceptar así como así el robo de la elección y encabezó un combativo movimiento de resistencia civil en el marco de una aguda polarización, de manera que la confrontación fue adquiriendo carácter antagónico.

Kate kollwitz

la privatización de la salud, la educación, el sector eléctrico y energético, además de que tanto los sindicatos, las prestaciones laborales y empleos bien pagados suponen para ellos un lastre que obstaculiza la competitividad.

Página 7

No.2 Año 1 Ago/07

AMLO movilizó a millones de personas indignadas por la “traición a la democracia”, es decir, la democracia que había sido proyectada como una de las más grandes conquistas del pueblo mexicano se derrumbaba de pronto, el agravio consistía en la imposición que la derecha en el poder hizo “desoyendo el mandato popular y quebrantando el derecho del pueblo de elegir a sus representantes”.La frecuencia y la afluencia de las movilizaciones eran inusitadas, además en la mayoría existía una gran disposición a moverse si su esfuerzo resultaba efectivo, el correr de los días y las adversidades Enfrentadas no parecían minar el entusiasmo de los simpatizantes de AMLO.

II. La CND, el FAP, y el Dialogo Nacional La CND surge, a decir de su dirigencia, como una iniciativa para organizar la resistencia civil pacífica de la sociedad y exigir el respeto a la voluntad popular, es un dialogo por la libertad, la justicia y la democracia entre las diversas expresiones sociales, políticas y culturales de la nación y que tiene como propósito decidir, con representantes de todos los pueblos del país la posición que se tomará dadas las circunstancias post-electorales. Sin embargo, la reunión masiva de más de un millón de personas que en una tarde votó levantando la mano y aclamando estridentemente las propuestas de su dirigente, es muy distinto a una convención de delegados verdaderamente representativos de las diversas expresiones de la sociedad, electos democráticament e tras un proceso de discusión del cual broten propuestas y posiciones para confor mar un programa que exprese con claridad los fines y los medios.

Página 8

La representación política del sistema capitalista estaba siendo fuertemente cuestionada en la calle. Además de la resistencia contra el fraude electoral, se presentaban otros movimientos, Atenco, Oaxaca, SICARTSA, que no eran otra cosa que la expresión de la crisis estructural de la política económica, las instituciones y el sistema político. Pero ¿cuánto podría, sin embargo, durar la efervescencia popular antes de que se presentara un proceso de reflujo y estabilización de la The Mases institucionalidad del sistema? ¿Podría la inconformidad resultado Combatir la pobreza y la desigualdad; del proceso electoral ir más allá de éste? ¿Existe defender el patrimonio nacional; combatir una alternativa viable que rompa con el la corrupción y los privilegios; y la purificación de las instituciones, son los neoliberalismo?

No.2 Año 1 Ago/07

El FAP es una alianza de partidos que se conformó ante el riesgo de dejar a i s l a d o políticamente El Dialogo a l Nacional es Kubin La Guerre movimiento convocado encabezado p o r e l Kubin La Guerre por AMLO y Sindicato tiene como propósito mantener lo ganado por Mexicano de Electricistas (SME), que se la Coalición por el bien de todos y aglutinar a ven amenazados pues el sector energético organizaciones sociales, campesinas, sindicales se encuentra en la mira de la privatización, e intelectuales para enfrentar a la derecha en el reúne a cientos de organizaciones obreras, poder, combinar el activismo en el Congreso y políticas, sociales, indígenas y campesinas la acción fuera de este y desarrollar una para la conformación de un amplio frente organización de masas unida y con cohesión social en defensa del patrimonio nacional.

Página 9

básico de la CND, los cuales crean más consenso entre la izquierda que los poco concretos 50 puntos que AMLO propuso en campaña. Sin embargo, es necesario dejar en claro que la pobreza y la desigualdad son sólo tér minos relativos, que no expresan contundentemente que el problema es la explotación y el despojo. La defensa del patrimonio nacional no implica pugnar por la socialización de los medios de producción y los frutos del trabajo. La corrupción no es sino expresión de la crisis de la sociedad capitalista y no la causa de ella. La purificación de las instituciones no será otra cosa que el reforzamiento a la mistificación de estas, sobre el cual se justifica la explotación y l a dominación.

ideológica en la que habrá de apoyarse el gobierno paralelo de AMLO. Combatir efectivamente a la derecha oligárquica supone la conformación de una coalición de todas las fuerzas de izquierda con base en un programa y una táctica común que exige claridad en las definiciones y en las propuestas y coherencia entre las palabras y los actos. Por ello debe entenderse que ya no se trata de ganar elecciones, por tanto, se deben dejar de cuidar las formas como si se estuviera en campaña y dejar de sumar a personajes obscuros como de los que se echó mano antes de la elección por la cantidad de votos que representaban. Además debe superarse el corporativism o , e l clientelismo y l a dependencia, en una palabra, superar la f o r m a partidista de hacer política.

No.2 Año 1 Ago/07

Página 10

Cierto es que a él se adhieren muchos de los sindicatos charros que actúan siempre traicionando los intereses de su base pero también se suman sindicatos independientes y muchas otras organizaciones que de manera honesta luchan por mejores condiciones de vida para los trabajadores y que creen en la construcción de un proyecto de país distinto. Además de la no privatización, su plataforma de lucha incluye la defensa de las condiciones de vida, trabajo y bienestar de los mexicanos, así como de las libertades democráticas y la soberanía política, y se declara antineoliberal. Su plan de lucha define con cierta claridad posiciones, objetivos y acciones a llevar a cabo. Así, aspira a pasar de ser la expresión del movimiento sindical al frente de lucha capaz de aglutinar a todos los oprimidos. III. La construcción de una fuerza política revolucionaria y anticapitalista Es necesario aclarar que la reforma del Estado, la consolidación de la democracia y la defensa del patrimonio nacional no son los intereses verdaderos del proletariado, sino la lucha por la mejora de sus condiciones de vida en el corto plazo y la destrucción del capitalismo en el largo plazo. Sin embargo, la individualización de la sociedad capitalista ha repercutido directamente en la capacidad y el ánimo organizativo del proletariado, la derecha mantiene su hegemonía en la correlación de fuerzas y la influencia de la izquierda socialista es muy reducida. Pero en torno a los movimientos sociales que han explotado en los últimos meses se ha generado un proceso muy interesante, que produce un halo de esperanza.

La conciencia ha aumentado, movilizar millones de personas no hubiera sido posible sin la audacia y la solidaridad de gente que se organizó de forma espontánea en asambleas populares y encontró que sus vecinos padecían lo mismo que ellos y que además estaban dispuestos como ellos a movilizarse, es decir, comenzaron a reconocerse como miembros de una misma clase. Así mismo, en Oaxaca poner en jaque al gobierno estatal no hubiese sido posible sin la solidaridad y unidad del pueblo oaxaqueño. En ambos casos la gente no sólo salió a la calle a expresar su descontento sino que fue capaz de organizarse de forma independiente y reapropiarse de la política. Esa efervescencia e impulso de las masas no puede dejar de ser rescatable, en ellos se ha revivido la lucha de clases. La tarea de la izquierda socialista es exacerbar esa lucha de clases, aclarar los puntos que generen confusión y denunciar las acciones que vayan en contra de los intereses de la clase obrera para que la movilización popular adquiera cada vez más un signo radical y anticapitalista. De ello depende que de la tempestad no siga la calma, si no es para tenerla por siempre… Dr. Rouge

No.2 Año 1 Ago/07

¿Qué es el sistema de seguridad social y qué implicaciones tiene la nueva Ley del ISSSTE?
I. Antecedentes de la seguridad social La seguridad social es un sistema de seguros dirigido por el gobierno que proporciona recursos financieros y servicios médicos a las personas impedidas por enfermedad o por accidente. Los recursos para mantener estos programas se obtienen de las contribuciones de los trabajadores y los capitalistas, vía impuestos. El primer país que instauró un sistema de seguridad social a escala nacional fue Alemania. El canciller alemán Bismarck obtuvo la promulgación de una ley de seguro obligatorio por enfermedad en 1883. Diferentes tipos de seguridad social se implantaron en el siglo XIX en otros países de Europa como AustriaHungría; Noruega, en 1909; Suecia, en 1910, y Gran Bretaña y Rusia, en 1911. En 1924, se crea el primer seguro social en América Latina en chile. II. El seguro social (sistema de reparto) Los sistemas de seguridad social se coordinan a menudo con otros mecanismos de seguro social como programas de pensiones, de subsidio al desempleo y de compensaciones laborales. El programa de pensiones en México practica el sistema de reparto, mismo que se basa en la contribución colectiva de los que laboran actualmente con una parte de su salario (3%), que sirve para mantener los últimos años de vida de los que laboraron cuando estaban en edad productiva, que por lo regular es de los 18 a los 60 años. Este sistema implica que el descuento hecho al salario se entrega a los pensionados, por eso se llama sistema de reparto, debido a que los recursos obtenidos gracias a las contribuciones, se reparten inmediatamente entre los jubilados. Se habla de que el sistema de reparto está en crisis, debido al cambio poblacional. Esto implica que son cada vez más los jubilados que los que trabajan, por lo que los fondos para repartir se reducen, esto genera presiones fuertes para el gobierno, ya que si no alcanza la cotización actual que se hace, el gobierno tiene que cubrirla con recursos públicos.

Página 11

No.2 Año 1 Ago/07

Algunos expertos en el tema aseguran que la relación mínima en cuanto a la cotización debe ser de seis a uno, es decir, la jubilación de cada pensionado debe ser cubierta como mínimo por la cotización de seis trabajadores. Hoy en día, esta relación es de 3.8 a uno, lo que es una señal de que este sistema efectivamente se encuentra en crisis. La solución fue cargarle este peso a los nuevos trabajadores, fomentando el individualismo, con la cantaleta de: ¡esto no les va afectar a ustedes, sólo aplica a las nuevas generaciones!, lo que ha generado división entre todos. Esta nueva ley nunca fue debatida abiertamente, simplemente se acordó entre las diferentes fracciones representantes del capital (diputados y

senadores) con ayuda de los líderes sindicales, que de manera poco combativa han desalentado nuestra organización y nuestra toma de conciencia. No se habló de la posibilidad de cambio del régimen fiscal actual, en donde no se les cobran impuestos a las grandes empresas y, sin embargo, cada vez se trata de inventar nuevos impuestos para que sean absorbidos por nosotros, los trabajadores. Existe la posibilidad de que se transfiera una cantidad de recursos provenientes del impuesto al consumo, para crear un nuevo sistema de seguridad social, que consistiría tentativamente en asegurar a toda la población incluyendo a la gente que no cotiza, no sólo asegurando la parte de jubilación y salud, sino que también permita tener un seguro de

Página 12

Kubin La Famine

No.2 Año 1 Ago/07

desempleo o incluso que apoye a las madres solteras. Éste se podría mantener debido a que las personas que tienen un ingreso más alto que son los que más consumen, de manera obligada asuman una mayor contribución. Por supuesto que esta alternativa se encontraría llena de baches, ya que los que tienen ingresos más altos no aceptarían fácilmente que con los recursos que ellos aportan, se mantenga un sistema de seguridad social integral. Lo que implica que hay intereses económicos y políticos que se verán afectados con una propuesta de este tipo. Y como los que mandan en este país son los que tienen más dinero, “es preferible” cargar todo este peso bajo las espaldas de los trabajadores. III. La nueva Ley del ISSSTE

sino que se pondrán a disposición del Pensionissste y los bancos. Ésa es la razón por la que se crearon las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores). El problema que nuestro fondo para el retiro esté en manos de los bancos implica que es susceptible a las crisis económicas, por ejemplo, si en estos momentos ocurriera un desplome de la economía como en 1994, nuestro ahorro simplemente se haría trizas, y el gobierno intervendría para rescatar a los banqueros, como ocurrió con el Fobaproa (actualmente IPAB), sacando recursos de nuestras contribuciones.

Esta “nueva” ley no tiene nada de nueva, ya que este sistema de capitalización es el que Se basa en el sistema de capitalización, el cual practicaban algunos países europeos y necesita de la aportación mensual de los Estados Unidos hasta antes de 1929, y entró trabajado en desuso, res, pero ya que la e n e l c r i s i s sentido de económic cuenta de a mundial ahorro de ese año individual iniciada izada, es con la decir, caída en la rompe Bolsa de con el Nueva carácter Y o r k colectivo destr uyó que tiene los fondos el sistema de los d e pensionad r e p a r t o. os. Un Nueva Sociedad Además, ejemplo estos fondos no serán manejados por el gobierno, más reciente es el que presentó

Página 13

No.2 Año 1 Ago/07

Argentina en 2002, en donde se desmoronó su sistema financiero, arrastrando los fondos de jubilación de los trabajadores argentinos, lo que derivó en movilizaciones masivas. Estos ejemplos sólo muestran la inoperancia de esta legislación. Aparte del problema financiero, también nos encontramos con la obligación de aportar una mayor cotización, es decir, habrá un descuento mayor de nuestro salario (6%), que sirve para formar el fondo de retiro que nos permita sobrevivir ya cumplida nuestra edad laboral, misma que se acrecentó 10 años, con la justificación de que el desarrollo de la medicina ha aumentado la longevidad. El monto que recibimos actualmente es igual a 100% de nuestro último salario percibido, bajo está nueva ley tendremos que calcular nuestro fondo de jubilación de la siguiente forma 1 : Supongamos que se percibe un salario de 10 mil pesos mensuales. Ahora tendremos que descontar 6% que nosotros aportamos y 5% que el gobierno aporta, estas dos aportaciones son por concepto de cesantía y vejez; 2% por concepto de retiro, 5% por concepto de Fovissste, 1% por concepto de cuota social estos rubros también los aporta el gobierno. Ello suma aproximadamente (por el redondeo) 20% de nuestro salario; además se tiene la posibilidad de aportar voluntariamente más de 6% obligatorio. El gobierno para incentivar el ahorro, ofrece 6.5%, si nuestra aportación rebasa 2% de nuestro salario.

Página 14

Sacando el porcentaje total se aproximaría a 28% de nuestro salario; lo que representa una cantidad de 2 mil 800 mensuales, multiplicados por 12 meses, nos da una cantidad de 36 mil 600 anuales, multiplicados por 40 años de trabajo, nos da una suma de un millón 344 mil pesos. Pensando en que sobreviviremos 20 años más, después de jubilarnos. La cantidad se tiene que dividir entre 20, lo que da una cantidad de $67,200 por año, pero como lo percibiremos mensualmente, hay que dividir nuevamente entre 12 meses, lo que nos da una cantidad de 5 mil 600 pesos. Por lo que nuestra tasa de reemplazo será de 56%, y ya no de 100% como en el sistema de reparto. Esto implica que cotizamos más y recibimos una menor cantidad de dinero para nuestro retiro. ¡Esta es la nueva ley! La forma de engañarnos a los que estamos en el sistema de reparto es ofrecernos un suculento bono, que por supuesto es parte de los descuentos hechos a nuestro salario. No nos dejemos llevar por espejismos, ese dinero no lo vamos a poder retirar. La suma de dinero que nos ofrezcan es con la que empezará nuestra nueva cuenta individual, pero si lo vemos más detenidamente, aparte de quitarnos el doble del monto salarial actual (pasará de 3 a 6%), que de entrada es raquítico, recibiremos un monto menor, sin contar los aumentos de precios, que es otro golpe a nuestro poder adquisitivo.

1. Este ejemplo fue tomado del Dr. Antonio Ruezga Barba, mismo que presentó en la conferencia: “Análisis de la nueva ley del ISSSTE” que se llevó a cabo el día 29 de marzo a las 12:00p.m. En la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

No.2 Año 1 Ago/07

La nueva estrategia para calmar la tensión política es desviar el descontento hacia el terreno jurídico, por lo que la lucha política en las calles está siendo sustituida por el trámite de los amparos, en donde la lógica es la siguiente: ¡sálvese quién pueda! No basta con ampararse, eso es lo que se quiere promover a toda costa, la idea no es, que cada uno se las tenga que arreglar, eso rompe con el carácter solidario de las movilizaciones. Incluso los líderes sindicales de algunos hospitales tramposamente están promoviendo el trámite de los amparos, fijando una cuota de $700. Por lo que quedan varias interrogantes:

que nos jubilemos con las manos vacías si hay alguna crisis financiera (como ocurrió en Argentina en 2002). c) ¿Entonces, a quién beneficia esta ley, a nosotros o al gran capital? Resumiendo, nuestro seguro social no es propiamente un derecho, sino que forma parte de nuestro salario; nosotros, con nuestra contribución directa, le damos vida y lo mantenemos, es una forma de solidaridad entre los trabajadores jóvenes y los viejos que ya no laboran.

a) Realmente el gobierno, tal como lo repite Felipe Calderón (por todos los canales de televisión), utilizará los recursos para crear escuelas hospitales, etcétera, o lo utilizará para crear nuevas vías de comunicación (aeropuertos, carreteras, etcétera) para incentivar la inversión privada (nacional y extranjera), de tal manera que sig an acrecentando sus ganancias a costa de nu e s t r o t r a b a j o política anticrisis-. b) Serán tan buenas personas los banqueros que no especularán con nuestros fondos para el Zens Gross retiro, con el riesgo de

IKV

Página 15

Esta ley es un ataque directo a nuestras condiciones de vida, va encaminada a reducir nuestro salario. ¡No a la Ley del ISSSTE!

Te o r i a p a r a l a Ac c i o n No . 2 Ag o / 20 0 7