You are on page 1of 21

CURSO DE ANGELOLOGIA ,TEMA 5 EL DIABLO EN LAS ENSEÑANZAS DEL OBISPO Carlos Eugenio de Mazenod, Obispo de Marsella

EL DIABLO
Carlos Eugenio de Mazenod, obispo de Marsella , obispo de Marsella y fundador de los Oblatos de María Inmaculada. Congregación fundada a nivel diocesano, y pronto tuvo una gran influencia en el mundo misionero de la época (sobre todo en Canadá y los Estados Unidos de América). Este resultado parecía poco probable que sea un buen observador de la época. Charles nació en pocos años en Aix-en Provence antes de la Revolución Francesa y murió antes de que el Concilio Vaticano I, que viven en un momento de crisis para la Iglesia. Era un hombre de su tiempo y nos resulta difícil de entender todas las opciones: ¿Cuántos católicos de la época, de hecho, fue favorable al poder temporal del papado, pero su género ultramontanismo fue bastante moderado. De niño se vio obligado a exiliarse con su familia en Italia, durante los excesos de la Revolución. De niño se enteró de la detención del Papa Pío VII (causada por

Napoleón) en Savona y Fontainebleau. La superación de muchas dificultades, entró en el seminario en 1808 ... ... y fue ordenado sacerdote en 1811. Inspirado por los misioneros ideales fundada en 1816, la Sociedad de Misioneros de Provenza, que en 1826 llegó a ser conocido como la Congregación de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, que tiene por objeto mejorar el nivel del clero y, en consecuencia, de los laicos. Los Oblatos no eran un fin particular, está formada por sacerdotes diocesanos en el camino de los Oblatos de San Carlo (Borromeo), fundó años más tarde en Inglaterra por el cardenal Manning. El celo de Carlos se tomó nota y aprobó: fue nombrado asistente y sucesor (1837) de su tío, obispo de Marsella. La impresión de que el nombramiento de estilos externa y nepotista puede ser llamado un estilo de vida de los obispos de "antiguo régimen", pero su celo y eficiencia en la lucha contra los problemas de una gran ciudad portuaria (cuya población se duplicó rápidamente en número ) debe ser subrayado. Creó nuevas parroquias y las iglesias de nueva construcción para la expansión de la

población, y también consta de los inmigrantes. No sólo para reformar la administración de su diócesis, sino que también tomó parte en los debates de importancia nacional. Mientras tanto, su Oblatos conocía a un gran desarrollo desde 1826 y también comenzaron a orientar a las misiones extranjeras, llegando a ser activos en el sur de África, Ceilán (actual Sri Lanka) y América del Sur, por no hablar de países europeos como Inglaterra. En primer lugar, opera en las instituciones existentes, tales como seminarios, que se hizo cargo de la dirección y después, sin embargo, particularmente en América del Norte, también parroquias ocupados. Una idea de la importancia alcanzada por la congregación en Canadá y los Estados Unidos es evidente por el hecho de que casi todos los obispos canadienses, y que viene, sólo en los Estados Unidos, la provincia fue fundada a mediados del siglo XIX y tuvo que ser desarrollado se divide en cuatro provincias regionales, con un quinto de los inmigrantes de habla francesa. Charles murió 21 de mayo 1861 y fue beatificada en 1975.

El obispo en su carta pastoral al clero y fieles de Marsella, en preparación para la Cuaresma 1854, habla largo y tendido sobre los ángeles y los demonios en el buen ánimo y los estados celestes: "Se convirtió en abuso, el diablo se dejó a sí mismo, y por lo tanto , que fue la excelencia de su naturaleza que ya no se la gracia que se levantaron a Dios, este gran espíritu hizo una gran caída. E ', aplicando a los reyes de Babilonia, el ejemplo de esta caída del príncipe de los demonios, y arrastrado con la cabeza, y el autor de su rebelión, que el profeta Isaías sintió que lo sublime de recurso: ¡Cómo caíste del cielo, Lucero, usted y Levavi que mañana tan brillante? ... Decías en tu corazón: Subiré al cielo, estableceré mi trono por encima de las estrellas de Dios, me sentaré en el monte de la alianza, en el lado de la cometa, que elevará por encima de la parte superior de las nubes, y Voy a ser como el Altísimo, y sin embargo se le ha hundido

en el infierno hasta lo más profundo de las profundidades (Isaías 14, 12-15). De acuerdo con este texto y muchos otros libros de la sagrada, los Santos Padres han pensado que Satanás, Lucifer, llamado por el profeta, ocupado antes de su caída, si no, el primer lugar, al menos uno de los más altos en la jerarquía celestial. Su opinión es también que, en medio de los demonios, si usted puede encontrar todos los órdenes de la jerarquía. Y de que hay algunos que pertenecían a los rangos más altos, como St. Paul, hablando de lo que tenemos que luchar aquí, consiste en los nombres desde el momento tan espantoso para nosotros a los principados y potestades (Efesios 6, 12). Orgullo, elevándose a una altura por encima del alcance de nuestros intelectuales y adjuntando, según Santo Tomás, todos los pecados derivadas de las mismas, fue el crimen de estos espíritus sublimes, deslumbrado, dice San Jerónimo en el esplendor de su belleza, y este crimen, eternizzandosi en estos seres inmortales con perseverar siempre en el mal, miraba siempre en un merecido castigo por una perversidad, similar a su perfección natural, ya que

fue la razón original.

inversa

de

su

santidad

Se ignora el problema, sin embargo, San Juan Damasceno estimar que son una multitud innumerable, pero es menor en la opinión de San Agustín, la de los ángeles del cielo. Aunque condenado al infierno, incluida la tortura persiste, los demonios será encarcelado por no más que salen en la final de los tiempos. Hasta entonces, habrá un gran número de estos espíritus malignos, que, sin cesar, dice Santo Tomás, trayendo con ellos el tormento de los vengadores llamas a las que se entregaron, la propagación en el aire y en tierra. Dios lo permite, el santo doctor se añade a nuestra evidencia y nuestra educación. Esta presencia de los demonios en la tierra y en el aire, los Padres son unánimes: se trata de una creencia de que ellos enseñan como una verdad cierta. San Agustín no tiene miedo de decir que el diablo como león rugiente, da vuelta al reloj para encontrar a quien devorar (1 Pedro 5: 8): San Pablo a los Efesios les dice que hay que luchar no sólo contra la carne y la sangre sino contra principados y potestades, contra huestes espirituales de maldad

propagación en el aire ... (Efesios 6, 12). También llamó a Satanás el príncipe de la potestad del aire (Efesios 2, 2). Añade que la creencia en la presencia de demonios en la tierra y en el aire, todavía está justificado por la historia del Evangelio, sobre todo de lo que se muestra del espíritu inmundo vagando por el desierto, incapaz de encontrar descanso (Mateo 12, 43), y la legión que de los demonios, que, impulsada por Jesús Cristo, por la pena que lo hubieran hecho, que pidió no ser enviado de vuelta en el abismo (Lucas 8, 31). El día en que el diablo introdujo el pecado y la muerte en la tierra, tomó posesión, reinaba allí, era el príncipe de este mundo (Juan 12, 31) y su oscuridad (Efesios 6, 12). Así también está escrito que la tierra estaba maldita, y en que la misericordia divina a salvo de la maldición del hombre culpable, sino seducir. La tierra ha sido maldecido y el diablo le ha obligado, así como todo lo que lo rodea, con un poder que tiene la idea en la memoria de todas las personas, pero esta idea se manifiesta, y recibe su explicación las oraciones de la Iglesia. ¿Ve usted en particular en qué términos se expresa en exorcismos antes de la bendición del agua y la sal para el

bautismo, así como la consagración de los santos óleos para los demás sacramentos. Tener una visión para limpiar espiritualmente y santificar a un ser incapaz de pensar, la Iglesia, por tanto reconocido por el mismo hecho una porquería en este ser, pero al mismo tiempo, establece la noción misma de esta suciedad espiritual que sólo puede provenir de una «inteligencia. Esta idea se vuelve tan a menudo expresada por la fórmula prescrita por el ritual para santificar lo que fue profanado, también la palabra mal entendida que implica un frente profanación permanente y al mismo tiempo que la virtud no es por la alta. Es 's para que el espíritu de oración, dando el sentido de la tradición infalible, indica a la perfección el poder del diablo y su existencia peligrosa y abominable de la tierra. Pero sí, el diablo en la tierra? ¿El mal es el mal espíritu, su trabajo es malo, él lo quiere, lo ama, y produce de ninguna manera, porque él es el enemigo de Dios es el soberano bien. El diablo es también el mal contra los hombres también se conoce al enemigo, porque Dios los ama, quiere salvarlos y les llama para ir al cielo para llenar los asientos vacíos dall'apostasia izquierda ángeles caídos.

El odio del diablo es tanto más fervientemente contra la raza humana, que esta carrera se ha visto a la serpiente infernal, desde el principio, esta mujer bendita entre todas las mujeres, la nueva Eva, destinada a aplastar la cabeza y estar con el fruto de su vientre de la madre espiritual de una innumerable multitud de hijos de Dios que la raza de los hombres, Satanás también ve un frente que su orgullo no se ha doblado, pero que todavía están por todo el culto en el cielo y en la tierra, que ve el que ganó, que fue herido eterna sanar nuestras heridas, y que el incatenerà para siempre en el dolor del último día, después de haber completado nuestra liberación. Esta victoria del Hombre-Dios, el infierno se desespera, pero no bajar su odio. Y en la presencia de la gloria hecho a la humanidad por Jesucristo, y que brilla tan alto grado en su santa Madre, inflamado el odio de una furia implacable, pero si queremos que impotente, ya que se han recubierto por la gracia divina como una armadura invencible. Por lo tanto, el ángel rebelde, y los compañeros de su rebelión, todos ellos eran tan grandes que todavía son, por naturaleza, aunque por debajo de la santidad y la felicidad, que se reducirá, o el castigo de orgullo!, Para perseguir al hombre baja

en sus celos, y no para ganar que cualquier persona que quiere ser ganado, siendo tan débil que le hicieron sus esclavos inmediatamente después de su creación, y que el niño es una condición natural en el orden de la inteligencia que se reciba Ahora les espera hasta el final, como se ha arrancado de su control, y todo lo que pueda para que fortalece (Filipenses 4: 13). St. Paul llama a Satanás el tentador (1 Tesalonicenses 3, 5). No se puede impugnar esta designación que su existencia. La Sagrada Escritura, los escritos de los Padres, el lenguaje de la Iglesia y los teólogos católicos están de acuerdo que el diablo busca por todos los medios que nos arrastra hacia el mal de él, los seguidores de inspirar también la astucia y la violencia, y el uso de sí mismo en nuestra que abarque todos los tipos de la perfidia y la seducción. Pero, sobre todo si el diablo quiere que nuestra pérdida eterna si se hace con este fin todos sus esfuerzos, sin embargo, su odio nos lleva más tiempo con todo el mal que es posible. Él pone en acción las causas morales, excita las pasiones de los hombres, sembrar la discordia, inspirado por el espíritu de

sedición y rebelión, es de los disturbios, que utilizó los pueblos unos contra otros, impulsan guerras. Él fue un asesino desde el principio del mundo (Juan 8, 44). Se da la bienvenida a los delitos y en la sangre, la muerte de los hombres es dulce, sobre todo cuando se le da a su víctima. Es él quien en los tiempos antiguos, y aún hoy en día entre los infieles, que solicitó y recibió los sacrificios humanos? Se ha abusado de una idea que tenía sus raíces en las tradiciones primitivas de la redención de la humanidad a través del sacrificio de Jesucristo, y fue recibido en el momento mismo de usurpar el dominio soberano de Dios sobre las criaturas, y un enemigo a ser sacrificado. En un momento en que los poderes del infierno en la tierra aumenta a medida que disminuye el de la fe, vemos que renueva constantemente con el temor de algo parecido a los sacrificios humanos, tal vez el más temible, se ve triste perdido su maldad y aprender de una furia que el demonio les dice, llegando a sí mismos con el último tiro para ir a él y ellos, créanme, son los juegos crueles de su maldad, así como con la mano del verdugo, o la de una asesina, o con mil manos de una población de la sangre alterada, un buen hombre, y sobre todo un hombre de Dios

viene de ser golpeado, reconocer al enemigo por el golpe que llevó a la víctima y que la elección es: ¿Crees entonces, dice San Hilario, un crimen de esta naturaleza no tiene el primer autor que tiene para el ministerio, la aplicación es que el instinto humano, al que la idea es que él ha obedecido al demonio. Siempre que sea reina, el diablo inspira pensamientos crueles. En medio de las hordas salvajes como dentro de la más civilizada de las naciones paganas, donde el espíritu de la crueldad es el mismo. En el uno como en otro, el hombre ama a la tortura de regocijarse el hombre. El sufrimiento de un enemigo es especialmente valiosa. Sólo, donde la cultura literaria y artística es muy avanzada, y donde la suavidad de los trajes partido su elegancia, ya sabes el dolor y aumentar la gama, que constantemente inventan nuevas torturas añadir refinamientos de la barbarie cuya única idea de estremecimiento. Lo que por trescientos años de persecución, Roma sufrió los mártires, no es humanamente explicable. Tenemos que admitir que estoy al tanto de los lados del verdugo una furia infernal, como los flancos de las víctimas de una fuerza divina. Y, a pesar de esto, los romanos no

eran extraños a los pensamientos de la naturaleza. También elevó a los altares de la piedad, y el mayor de sus poetas tenían una conmovedora expresión de hacer la idea de que aprender a ayudar a los desafortunados. Pero la compasión en medio de ellos no era frecuente que una palabra vacía como una virtud. Para que la obra de misericordia nació, era necesario para el hombre el cristianismo liberarse del imperio de una potencia enemiga, siempre hambriento de sangre, por lo que tenía que llegar a su caída. El diablo pone en acción, no sólo las causas morales, sino también las causas físicas, con el efecto que tiene poder sobre la materia. Las tormentas, enfermedades, accidentes, lamentable, de las calamidades públicas y privadas, no siempre, pero a veces su trabajo. El autor no vistos del mal se apodera de las causas y los efectos secundarios de las salidas de servicio de sus pensamientos de odio de la destrucción y la desgracia. Cómo muchos desastres han traído! ¿Cómo se han acumulado muchas ruinas! ¿Cómo se ha producido mucho sufrimiento! Q ¿Cuántas lágrimas se vierten en la mitad de los hijos de los hombres! La historia de Job nos da un ejemplo notable de este poder del mal. El

colapso de casas, las familias que se han perdido, la suerte de desaparecer, y las enfermedades que acompañan a la pobreza, mientras que en el mundo que los insultos lamentable y maldita, mientras que el sufrimiento en la extracción del cuerpo que enlazan el cruel arrebatar el alma, aquí están las fotos con la que Satanás se observa en la historia conmovedora de la virtud que lucha con la adversidad. Todavía tenemos que decirles, queridos hermanos, que las enfermedades y otras desgracias, incluso en las circunstancias que lo atribuyen a cualquier parte del infierno, no nos llama nada más que rezar a Dios, por una parte, y de ayudas o de otros recursos naturales. Usted iba a caer completamente en las supersticiones del paganismo penal, en caso de querer desarmar a tu enemigo, buscar las prácticas ilegales y peligrosas para evitar su odio y para ganar su favor, si usted busca la luz en la oscuridad o bueno o malo. A continuación, en última instancia, usted no encontrará que la oscuridad y el mal. Usted debe nunca tener nada en común con un ser tan malo y tan malo como el diablo, que nunca hay que jugar con él, si no a luchar con armas espirituales de la fe.

Interesante, por otra parte, ustedes saben, queridos hermanos, que a pesar del gran poder inherente a la naturaleza de los ángeles y los demonios están lejos de ser capaz de ejercer contra nosotros toda su malicia. Su poder original no fue destruido, es cierto, pero a medida que se encadena con la voluntad soberana de Dios, a la que está necesariamente sujeto. Así que el infierno no puede hacer nada con nosotros hasta que Dios le permite la libertad, como vemos la historia de Job, que no puede ser juzgado por la tribulación con el permiso divino. Si no fuera así ", dice San Agustín, nadie estaría a la derecha en el suelo. El orden físico habría menos perturbado el orden moral, porque donde reina Satanás, no hay orden, pero no habita un horror perpetuo (Job 10, 22) como el infierno. Pero si el límite inquebrantable en el que fue encarcelado el poder de los demonios en el momento de su caída, su alcance ha sido muy restringido para la conservación del mundo, incluso de los límites más estrictos se impusieron a su imperio encarnación del Hijo de Dios, San Gregorio el Grande hace esta nota sobre los espíritus inmundos, que fueron expulsados del cuerpo por el divino

Maestro de propiedad, no pueden encontrar refugio, incluso en los más viles de los animales, con autorización expresa. La Iglesia, reconociendo la realidad de la posesión por el demonio y obsesiones a cabo en los individuos de este mismo tema del acoso más atroz, no nos enseña nada de lo que el Evangelio nos ha mostrado. Los Santos Padres nos han entretenido con un gran número de hechos de esta naturaleza que se han trazado en su tiempo. Ellos fueron, sin embargo, más a menudo en antiguos paganos que él creía, que creía que la presencia de una potencia extranjera en estos desgraciados cuyos sentidos estaban muy preocupados, dijo que los problemas de un genio fatal y vio en ellos algo sobrenatural y lo divino. No estaba allí, de hecho, lo divino del paganismo, que, según el salmista, adorado como Dios los propios demonios. Estaban allí como el trípode de Delfos, como en el foso de Cuma, a pesar de las diferencias accidentales. Por otra parte, no queremos decir que entonces, no más que en la actualidad, a causa de alguna enfermedad mental, había un agente del infierno. No discutimos los efectos de un trastorno físico en un cuerpo, sin

producir el pensamiento se corresponde con ella. Este trastorno, estoy de acuerdo, por lo general tiene un material de origen, pero nosotros decimos que esta fuente también puede ser espiritual, y espiritual, ya que era más común y más evidente antes de Jesucristo. ¿Y si las historias de la autoridad eclesiástica, así como los escritos de los apóstoles se nos enseña que aún es frecuente en los primeros días del cristianismo, es que en aquel entonces, en medio de la flota de la sangre derramada por los mártires, el infierno no es destronado todavía en la tierra estaba haciendo esfuerzos desesperados contra la Iglesia, en esa lucha grande y terrible en la que la posesión del mundo era el premio de la victoria. Pero después de que el infierno, que fue ganado por la fe, tuvo que ceder el paso a Jesús Cristo, el poder de Satanás no mostró más de más lejos, sin embargo, excepto en los países infieles donde los predicadores del Evangelio a menudo han conocido a algunos muy descontentos con que ejerció el diablo, como en la antigüedad, su tiranía con un verdadero tesoro. Esta acción del enemigo de odio de Dios y los hombres a jugar más de lo que pensamos, en tiempos en que salir

de la verdadera fe, así como en los países donde muchas personas viven y sobre todas las cosas el santo bautismo válidamente recibido no se protegen más. El bautismo es en el refugio, de acuerdo con San Cipriano, por la malicia del diablo, este conservador mal, agrega, toda su fuerza hasta que recibe el agua saludable, pero no puede hacer nada después de este sacramento. Estas palabras del gran obispo de Cartago, que vio el cheque en su tiempo, puede ser entendido no sólo de las posesiones diabólicas y las obsesiones, pero también el fraude y las trampas del diablo tan diversos. Este espíritu de la mentira y la oscuridad viene con un terrible pasado a hacerse pasar por un espíritu de verdad y luz para ser adorado como los paganos, los que la regeneración no se libera. Añade que estos también son más vulnerables a los ataques y sucumben a las sorpresas del infierno, de los sacramentos, independientemente del bautismo, que normalmente no están en comunicación con el cielo, que la virtud de la Cruz no siempre es tan eficaz que rodea y sobre todo no a Jesucristo verdaderamente presente con ellos, sacrificándose en el altar y residía en la víctima doble de la

salvación y el Papa siempre vivo para interceder en favor de los hombres. Pero con éxito resistir al diablo, que son fuertes en la fe, como dice el Apóstol (1 Pedro 5, 9), vivir en unión con el espíritu de la Iglesia, es decir, con Jesucristo a través de una vida cristiana. Fedeli, dice Bossuet, no el miedo al diablo. Este enemigo formidable, que temía que los cristianos. Tiembla ante la sola mención de Jesús, a pesar de su orgullo y su arrogancia, se ve obligado por una secreta virtud de respetar a aquellos que llevan su nota. Eso s lo que estamos a punto de ver un gran paso en el gran Tertuliano, de la que extraer importante declaración. En este apologista maravillas que ha hecho de la religión, se hace una propuesta muy audaz para los jueces del Imperio Romano que estaban llevando a cabo contra los cristianos con tanta inhumanidad. Después de que todos los advirtió de que sus dioses eran demonios, les da los medios de iluminación con experiencia muy convincente. "Lo que se lleva", dice, "antes de su corte, yo quiero que sea algo oculto en el frente de sus tribunales y ante todos, que lleva a un hombre conocido por ser poseído por el diablo,

después de lo cual se llega frente a algunas fieles (con la misión de la Iglesia), que comanda el espíritu de hablar, si no decir abiertamente lo que es, si no se confesó públicamente que él y sus compañeros son los falsos dioses que adorar, si Digo, no atreverse a confesar las cosas se encuentran a un cristiano, lo mismo sin demora, sin ningún procedimiento nuevo, se está matando a un insolente cristiano, que no han sido capaces de mantener el efecto de una promesa tan extraordinaria. " Ah, hermanos míos, ¡qué alegría para los cristianos para escuchar una propuesta tan alto y con tanta energía de un hombre tan puesto y tan graves y la probabilidad que los de toda la Iglesia, de la que afirmó la inocencia ... Me pregunto si El diablo está representado en las Escrituras es fuerte que débil. Es un "león rugiente", dice san Pedro (1 Pedro 5, 8), no hay nada más terrible? Pero Santiago dice: "Resistencia y él huirá" (Santiago 4, 7), puede ser una mayor debilidad? " Don Marcello Stanzione

Marco Antonio Guzmàn N. cpda.

conferencista católico

inscripciones al curso de angelolgía en facebook regnun angelorum