Programa de Promoción de la Salud y Prevención

SEXUALIDAD RESPONSABLE . Información acerca de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y cómo cuidarse. ¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual (ETS)? Las enfermedades sexualmente transmisibles (ETS) son provocadas por diferentes agentes tales como bacterias, virus, parásitos. Como su nombre lo indica, tienen en común la posibilidad de ser adquiridas durante la actividad sexual. También es posible contagiarse a través de una transfusión de sangre no debidamente controlada o de madre a hijo durante el embarazo y/o parto. De mayor a menor importancia, todas pueden ser peligrosas para tu salud y bienestar. Sintomatología general: ¿Cómo se manifiestan? Muchas veces las ETS pasan inadvertidas, debido a que pueden no dar síntomas durante bastante tiempo. Otras veces pueden provocar diferente signos tales como: • Flujo genital (Secreción que difiere del flujo normal por su color, olor, picazón, dolor y ardor en la vulva) • Ulceras (por ej: Herpes, Sífilis) • Verrugas (por ej: HPV) • Sangrado y/o dolor en las relaciones sexuales (por ej: Clamydias, Tricomonas) • Dolor en el bajo vientre (por ej: Clamydias, Gonorrea) • Molestias urinarias (por ej: Herpes, Tricomonas, Clamydias, Gonorrea, etc) • Ganglios inguinales inflamados (por ej: Herpes) • Manifestaciones cutáneas (en la piel) en diferentes partes del cuerpo (por ej: Sífilis, SIDA) • Síntomas generales tales como fiebre, decaimiento, falta de apetito, facilidad para contraer otras infecciones (por ej: SIDA) ¿Cuál es la población que está más expuesta a adquirir una ETS? Las adolescentes son más vulnerables a adquirir una enfermedad de transmisión sexual debido a la inmadurez del sistema inmunológico propio de esta etapa. Están aún más expuestos aquellos que inicien tempranamente su sexualidad, que tengan relaciones sexuales no protegidas o usen el preservativo en forma inconstante y que realicen cambios frecuentes de parejas sexuales. Otras poblaciones de alto riesgo las constituyen los drogadictos endovenosos que comparten jeringas, los que no utilizan preservativo, las prostitutas y las personas que mantienen relaciones sexuales con más de una pareja simultáneamente. La PREVENCIÓN es la única "vacuna" con la que contamos en la actualidad. Debés hablar con tu pareja acerca de lo seguro para ambos, sin miedo de “quedar mal.” Uno queda peor si se enferma o enferma al otro. ¿Qué ocurre al contraer una ETS? Cuando una persona resulta infectada, no solamente padecerá las consecuencias en su propio cuerpo sino que se transformará en el instrumento natural del microorganismo para replicar su potencial genético y trasmitirse a otras personas. Así es como funcionan las infecciones de transmisión sexual. En la actualidad, las ETS están en franco aumento, en particular entre la gente joven de 15 a 25 años. El diagnóstico temprano es la forma más efectiva de evitar problemas mayores. ¿ Observás algún síntoma sospechoso? Si sospechás haber contraído una enfermedad de transmisión sexual, o has estado en contacto con alguien infectado, consultá al médico inmediatamente. ¿Qué se debe hacer con las parejas? • Informar a las parejas sexuales de los últimos seis meses desde que se haya diagnosticado una ETS e indicarles que vean a un médico.

No tener relaciones sexuales hasta que uno/a y la compañera/o hayan sido tratados, para no seguir diseminando la enfermedad.

¿Cómo prevenir las ETS? La única manera de prevenir ETS en población sexualmente activa es a través del CORRECTO USO DEL PRESERVATIVO durante las relaciones sexuales. ¿QUÉ SIGNIFICA EL CORRECTO USO DEL PRESERVATIVO? Significa utilizarlo en todas las relaciones sexuales, desde el momento de la erección masculina. (Ver la descripción detallada en la ficha sobre “ el uso correcto del preservativo”) LAS ETS MÁS FRECUENTES Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida ( SIDA ): Esta enfermedad causada por el virus (Virus de la Inmunodeficiencia Humana - VIH), está extendiéndose con rapidez y produce en todo el mundo graves repercusiones sociológicas y de salud. Actualmente no existe tratamiento eficaz para esta enfermedad. La enfermedad se contrae por: 1. Vía sexual. 2. Contacto directo con lesiones de la piel o de las mucosas. 3. Transfusiones de sangre contaminada. 4. En el embarazo, y/o durante el parto, y/o durante la lactancia,de la madre infectada al bebe. Período ventana: Es el tiempo que transcurre entre el momento de la infección y aquel en el que es posible detectar los anticuerpos generados por el organismo, de 4 a 6 semanas en promedio, pero puede prolongarse algunos meses. Durante este período una persona puede contagiar a otra sin saber que tiene el virus. La infección puede permanecer latente durante años o puede evolucionar a manifestaciones clínicas generales que, en fases avanzadas, producen la muerte. Actualmente la prevención es la única posibilidad para no contraer el SIDA Se aconseja: • Usar preservativo. • Tener un sólo compañero sexual. • Evitar relaciones sexuales ocasionales o con compañeros sospechosos. • Evitar drogarse (la droga deprime el sistema inmunitario). • Utilizar jeringas descartables; evitar siempre el intercambio o reutilización de las mismas. • En las transfusiones, utilizar sangre procedente de centros autorizados. Hepatitis B: Los síntomas aparecen entre 1 y 9 meses después de tener contacto con el virus causante de la hepatitis B, que se transmite de la mismas maneras que se transmite el virus del SIDA. Muchas personas no presentan síntomas o estos son leves, como sensación como gripe que no desaparece, cansancio, ictericia (color amarillento de piel). orina de color oscuro, excremento de color claro. Algunas personas se recuperan completamente. Algunas personas no se pueden curar. Los síntomas desaparecen pero todavía pueden contagiar a otras personas. Puede causar daños permanentes al hígado. Sífilis: Actualmente, con la ayuda de los antibióticos, esta infección bacteriana generalmente no es fatal. • ¿Cómo se trata la sífilis? La sífilis es fácil de tratar y curar con la dosis correcta de antibiótico. No se cura sola, debe tratarse lo antes posible. Si no se trata, puede atravesar tres fases de severidad progresiva: Fase primaria: El primer signo es una pequeña úlcera o ‘chancro’, a menudo no dolorosa, que puede aparecer en pene, vulva u otras partes. Después de varias semanas esta úlcera desaparece. Pero si bien el chancro cicatrizó, la sífilis avanza en forma inaparente. Fase secundaria: El signo más común es una erupción difusa que puede acompañarse de dolor de cabeza, fiebre y dolor muscular. En esta fase la curación total es aún posible Fase terciaria: Se produce cuando la infección no es tratada oportunamente. Afecta al cerebro, corazón , huesos o piel , no se cura y puede conducir a la muerte

Gonorrea: Es una infección bacteriana que puede afectar el aparto reproductor masculino, femenino y otras partes del organismo. Los síntomas más comunes son: • Sensación de escozor o ardor durante la micción (orinar). • Sensación de comezón en la zona infectada. • Expulsión de pus por la uretra. La mujer puede ignorar que padece la infección si su compañero no le informa que padece la enfermedad. Cuando se trata adecuadamente, puede curarse. Si no se trata puede causar complicaciones como epididimitis, prostatitis, tenosinovitis; artritis, endocarditis, entre otras; en mujeres puede dar lugar a esterilidad, y en varones a estenosis uretral; puede producir daños irreversibles en los aparatos reproductor y urinario. Clamydia: Es otra infección bacteriana con síntomas parecidos a la gonorrea, pero menos llamativos. Esta infección pélvica puede causar esterilidad. Actualmente se trata eficazmente con antibióticos. Enfermedad pélvica inflamatoria: Enfermedad infecciosa de los genitales internos femeninos, es potencialmente seria porque afecta a mujeres jóvenes y puede disminuir sus posibilidades de embarazo a futuro. Por lo general es el resultado de enfermedades transmitidas sexualmente no tratadas, (gonorrea, etc.). Uretritis: Inflamación de la uretra causada por una infección habitualmente bacteriana. Vaginitis: Inflamación de la vagina, usualmente bacteriana o micótica (hongos). Herpes simple genital: Es una infección viral caracterizada por "ampollitas", erosiones de la piel, llamadas ‘vesículas’, que arden, en los órganos genitales o en zonas próximas. A diferencia de los virus de la gripe, que se contraen a través del aire, los herpes se propagan por contacto directo con la piel o mucosa de una persona infectada por virus herpes, del sitio de la infección al lugar que ha tenido contacto con ellos. Hasta ahora no se dispone de fármacos que lo curen, pero existen medicinas que reducen el tiempo y la intensidad de las molestias y la frecuencia y la intensidad de los brotes posteriores. Candidiasis y tricomoniasis: Ambas se caracterizan por comezón e irritación con abundante secreción vaginal densa y blanquecina en la candidiasis; amarillenta en la tricomoniasis. Puede curarse con medicamentos. Verrugas genitales: (HPV – papilomavirus): Pequeñas excrecencias papilares o verrugas sobre o alrededor de los genitales, transmitidas sexualmente.
Fuentes consultadas: http://www.informacion-util.com.ar/trabajos.php?load=12/sexudad/sexudad.shtml http://www.avizora.com/glosarios/glosarios_s/textos_s/sexualidad_sexo_terminos_s_0003.htm