DOCUMENTACIÓN INFORMATIVA

La Documentación Informativa hace referencia a aquella parte de la Documentación que sirve de forma específica a los comunicadores o a aquellas personas que se dedican a la investigación en el campo de la comunicación. En el origen de la actividad documental de ámbito periodístico confluyen tres hechos fundamentales:

La utilización de otros periódicos para producir nuevas informaciones: La costumbre de entresacar noticias de otros diarios fue algo habitual desde el origen del periodismo hasta la actualidad. La importancia que cobró esta actividad obligó a las empresas editoras a realizar intercambios de periódicos. La recopilación y archivo de los ejemplares del propio medio: La conservación de ejemplares del propio medio constituye otro antecedente importante. Las colecciones antiguas fueron de gran importancia la referencia informativa. El interés por las informaciones necrológicas: El interés por las informaciones necrológicas creció debido al prestigio que otorgaba la publicación de este tipo de información y lo costoso de los gráficos que la acompañaban que obligó a los primeros departamento de documentación a conservar esos valiosos documentos.

La introducción de la Documentación en el periodismo anglosajón a partir de 1850 coincidió con diversos factores: Con el impulso económico dado a la empresa periodística en Estados Unidos y en Inglaterra. • Con el afán de ofrecer información de mayor calidad. • Y, finalmente con el dinamismo de la información provocado por la difusión del uso del telégrafo.

“La actividad y el interés documental surgió de la voluntar de los comunicadores de autorizar la información, verificarla y, a la vez, dar prestigio y credibilidad al medio”. Para logra estos objetivos, era prioritario seleccionar correctamente las fuentes informativas y dotarse de todos los elementos necesarios para tenerlas al alcance.

Entre los pioneros en la documentación informativa destacaron Nathan Hale en el Daily Advertiser de Boston y Thomas Barnes en The Times, donde se crearon las primeras bibliotecas de referencia. La segunda etapa en el desarrollo de los servicios de referencia fue: La elaboración de índices temáticos y por autor. La mejora en las técnicas de análisis de contenidos transformó los índices en obras de referencia independientes del propio diario, ya que permitió obtener información sin recurrir a la obra original. El primer antecedente de un índice de referencia es el de la publicación londinense Palmer´s index to the Times, iniciada en 1790. Aunque el más significativo es el The New York Times que data de 1862. Primero se editó anualmente y a partir de 1948 su aparición fue quinquenal.