Estimados Padres de nuestros alumnos de 4º año: Nos es grato comunicarnos con Uds.

para compartir algunas ideas relacionadas con las actividades realizadas en el marco del Programa de Promoción de la Salud y Prevención. Durante el primer cuatrimestre, los alumnos de 4º año participaron de dos talleres en los cuales han trabajado el tema: ‘Consumo de Sustancias’. (Como el alcohol y el tabaco son las dos drogas más consumidas en la sociedad, el trabajo sobre ellas se realiza en otros talleres dedicados específicamente a estas sustancias.) Durante la primera de estas actividades, los alumnos reflexionaron acerca de ciertas situaciones hipotéticas en las cuales se pueden encontrar algunos jóvenes que consumen drogas. Entre los objetivos de este ejercicio, se busca profundizar en la reflexión de los problemas que puedan acarrear el consumo de drogas al joven y su entorno. En el segundo encuentro, los alumnos formularon preguntas surgidas de las inquietudes del grupo, que luego fueron discutidas. Y se entregó una ficha que detalla los efectos físicos y emocionales que producen las drogas en el cuerpo con el cual se trabajó durante el taller y que cada alumno se llevó como información bibliográfica. Los adolescentes piden información acerca de los efectos de las diferentes drogas. Esta información debería servirles para reforzar sus convicciones de que las drogas son dañinas para sus cuerpos, y que afectan negativamente su forma de vivir. Al mismo tiempo, quisiéramos que perciban que la información proporcionada no da consejos ni intenta asustarlos, sino refleja los resultados de investigaciones científicas, que ellos pueden utilizar para tomar decisiones acertadas para proteger su salud. Y al proporcionarla, nosotros estamos tomando una posición de preocupación por su bienestar. Estas actividades intentaron transmitir a los jóvenes que el consumo progresivamente más regular de sustancias puede crear deseos de repetir los efectos de la droga y hacerla cada vez más presente en la vida de una persona, desplazando otros intereses. En general, cuánto más se acostumbra a una sustancia, se necesita cada vez más cantidad para producir el mismo efecto, lo cual puede llevar a más consumo, hasta llegar a depender de ella, lo cual se entendería como una adicción. Lo importante no es la sustancia, sino qué le pasa a la persona que decide consumirla, qué le motiva, y cómo esta decisión le puede afectar. Muchas veces la gente consume sustancias por necesidades que deben ser atendidas y respondidas, tales como angustias, ansiedades, deseos de sentirse más seguro o mejor. Pero estas deben ser resueltas de una manera que no dañe el organismo o la vida de esa persona, y que resulte en soluciones verdaderas de los problemas, no en crear un problema adicional que distrae la atención y trastorne la vida. Es muy importante para los hijos conocer los puntos de vista y las convicciones de los padres, que sirven de soporte para sus decisiones y su conducta cuando estén lejos de ellos. Este es un tema acerca del cual se debe conversar sin que los padres estén llenos de miedo, sino con una escucha suficientemente calma como para no asustar al joven si está dispuesto a conversar y compartir confidencias. Para facilitar la conversación familiar, estamos adjuntando en el blog del Dto. Médico el mismo documento entregado a nuestros alumnos, que contiene información acerca de los efectos que producen las sustancias que son más consumidas entre los jóvenes en la Argentina. Esto no significa que sean consumidas por nuestros alumnos, sino que muchos conocen la existencia de estas sustancias. Consideramos que los beneficia poder hablar acerca de lo que saben y escuchan con los adultos cercanos, a fin de consolidar sus convicciones y poder tomar decisiones las más acertadas posibles para resguardar su salud y su seguridad.

A continuación, los alumnos tuvieron dos actividades dedicadas al tema de la sexualidad. Nuestro enfoque intenta brindarles toda la información y orientación posibles, con contenidos que son especialmente pertinentes para la formación de las actitudes hacía la sexualidad y el vínculo, la salud y la seguridad. Los estudios que se realizan acerca de las conductas de los jóvenes revelan que aun los jóvenes informados cometen errores y descuidan su seguridad en la realización de su sexualidad. Pretendemos generar conciencia y propiciar preocupación por su salud y el futuro. Simultáneamente, aprovechando el espacio privilegiado creado, procuramos responder en lo posible a sus inquietudes. La iniciación sexual se puede dar cuando los adolescentes aún no hayan desarrollado plena conciencia acerca de cómo cuidarse. El modelo que se transmite aquí, de anticipación y preocupación por sí mismo y el otro, propone una manera respetuosa de ofrecer a los jóvenes material para su propia reflexión. Deseamos que la formación de actitudes y conductas los proteja de situaciones de riesgo y los lleve a tomar decisiones de las cuales ellos podrán sentirse satisfechos en el presente y el futuro. Las actividades se centraron en la reflexión acerca de mitos, prejuicios y cierta desinformación presente en el abordaje popular de la sexualidad, que pudiera confundir a los jóvenes, para poder rectificar nociones erróneas. La exploración de estos conceptos permitió a los alumnos conversar sobre sus ideas acerca de distintos aspectos de la sexualidad en general, sin jamás indagar en las conductas individuales. Se trabajó detalladamente en la atención y la seriedad que los jóvenes deberían dedicar a la decisión de mantener relaciones sexuales. En el tiempo que esto ocurriera, se buscó concientizar la responsabilidad por la seguridad y el cuidado, junto con el reconocimiento de la importancia que pudiera tener en la vida de una persona joven. Para facilitar la posibilidad de profundización sobre estos temas dentro de la familia, les estamos adjuntando aquí el material bibliográfico que les fue entregado a los alumnos en cada actividad. Sugerimos que los Sres. padres creen la oportunidad de escuchar las ideas de sus hijos acerca de este material y lo utilicen para poder abordar los temas que estimen apropiados en cada casa. Estamos contentos de poder acercarles esta información y quedamos a su disposición para las inquietudes que quisieran consultar. Dr. Alberto Cirulnik Director del Programa acirul@ort.edu.ar Lic. Carola Diamondstein. Asesora Científica del Programa