You are on page 1of 34

ACTUALIDAD

El 30 de Enero de 1933 el Nacional- o Pinochet, Hoover o Amin, Stalin o el represión, en las dictaduras clásicas la
Socialismo, un partido militarizado, general Ky, la OAS o Batista, el merce- dimensión de su aparato depende del
alcanzaba con Hitler el poder en Ale- nario europeo o el general Camps, Be- grado y de la calidad de la resistencia
mania, y con ello la oportunidad de guin o Arce Gomez, el anónimo kapo o que el régimen provoca; según Arendt,
desplegar en gran escala (nacional pri- el anónimo verdugo de Dalmiro Flores el Estado autoritario suprime la oposi-
mero, después internacional en los pertenecen a la misma familia degene- ción en nombre del derecho público, y
años de la guerra y de la ocupación de rada. También sus más limpios ama- así su aliado natural para el ejercicio de.
otros países) una modalidad de repre- nuenses: "Hay arquitectos que con su- la autoridad es una fuerza que está
sión ya incubada en experiencias piloto ma tranquilidad proyectan esos umbra- fuera de la sociedad cotidiana: el
paramilitares. Si bien existieron ciertos les destinados a ser traspuestos una so- ejército. En contraste, el Estado totali-
componentes originales en la figura de la vez", dice el texto de Cayrol que tario no puede sino apoyarse en un
Hitler y de otros dirigentes nazis, las acompaña esta nota. Arquitectos, eco- aparato represor gigantesco, porque el
formas de aquella represión desencade- nomistas, académicos, funcionarios, terror se aplica no sólo a suprimir opo-
nada de los primeros años, no di- periodistas, los oportunistas activos en sitores sino a dirigir masas, no sólo a
vergían sustancialmente de las habi- suma. Queda por discernir el rol y la controlar la política sino a controlarlo
tuales: persecución racial, política e in- responsabilidad en estos procesos de la todo, lavida social y la vida privada,
telectual, secuestros, atentados, provo- pasiva, "silenciosa" mayoría, en cuyo los actos y los pensamientos; dada su
caciones, calumnias; todo lo que las sopor autista flotan estos y otros exigencia de obediencia total, su princi-
clases dirigentes tradícionales sabían monstruos. pal medio hegemónico es una fuerza
desde siempre instrumentar y delegar Ahora bien, si es cierto que, tácito o que está -dentro del cuerpo social: la
en grupos de choque. La novedad manifiesto, el recurso de la represión policía, generalmente en connivencia
aportada por este "grupo de choque" por el terror amenaza desde el interior con grupos "para" de fanáticos o
devenido más fuerte que sus mandan- de cada-sistema, no sólo como respues- simples psicópatas. En sistemas como
tes, radica en el volumen alcanzado en ja'eiÍ Caso de agresión al estado, sino éste, los agentes de la represión son sus
la continuidad de la represión. Esto na- - '-'-eoÍño" tentación eventual, cuando no protagonistas históricos; cuando una
die lo ignora. Desde entonces, el hecho principio de sustentación, y que -mal dictadura gobierna para el interés de
de que los capitales alemanes jugaran que les pese a Jos que justifican moral- una minoría, en cambio, tales agentes
una carta imperialista tan extrema co- mente su aplicación según el tipo de co- son sólo secuaces. La supresión absolu-
mo la 20 Guerra Mundial y que per- yuntura y según la ideología a la que se ta del disenso es siempre un objetivo
dieran en la jugada, ha llevado a carac- adscribe-són cada vez menos los que grandioso y, ya sea por razones opera-
terizar aquella experiencia. de incalcu- se engañan al respecto (los verdugos tivas o por razones preventivas, la
lable horror como una especie de Edad son los mismos en todas partes), tam- magnitud física de su aparato nunca
Media un poco menos remota; se aso- bién es cierto que todavía no ha sido decae. Hay que escudriñar, fichar, in-
cia aquel tipo de devastación a la expe- suficientemente comprendida una dis- terrogar, someter a prueba,
riencia "terminada" del nazismo y, a tinción fundamental que Hannah informar ...
veces, a los regímenes comunistas o a Arendt, una socióloga política alema- "La dominación total no per-
algunas de las folklóricas dictaduras na, hiciera hace ya muchos años en mite la iniciativa libre en nin-
del subdesarrollo, vale decir a todos EE. UU., y que ayuda a no confundir la guna esfera de la vida si no es
aquellos gobiernos donde el terror de amoralidad autoritaria habitual con la para alguna actividad que sea
estado dispone de un espacio mayor y compulsión mesiánica fascista. totalmente predecible. La ini-
más. nítido. Pero con más o menos es- En' "Los Orígenes del Totalitaris- ciativa intelectual, espiritual y
pacio político, con mayor o menor im- mo", de 1951, Arendt, definiendo una artística es tan peligrosa para
punidad (en Occidente -lo sabemos interpretación ya esbozada por otros el totalitarismo como la ini-
bien- el grado de impunidad es direc- autores, distinguía entre la naturaleza ciativa delictiva del popu-
tamente proporcional al de dependen- de los gobiernos que, en los años trein- lacho, y ambas son más pe-
cia; en EE.UU., por ejemplo, la conti- ta, surgieron en la Alemania nazi yen ligrosas que la oposición
nuidad de las instituciones preserva to- la Rusia soviética, de una parte, y las simplemente política." (H.
da clase de derechos y provee recursos tiranías clásicas, de otra. Aquellas Arendt)
a sus ciudadanos, en tanto que en nuevas dictaduras se distinguían de las
países como el nuestro la indefensión clásicas en la amplitud de sus objetivos Aquí también queda pendiente de
es total); contradictoria o consecuente, políticos y en el grado de control re- esclarecimiento la cuestión de cómo,
la tentación represora es universal y, querido. Se trataba no de bloquear me- cuándo y porqué se combinaron los
llegado el caso, sus medios no varían ramente la oposición sino de supri- componentes autoritarios y fascistas en
mucho según se trate de las grandes po- mirla, y no tanto para controlar el apa- esta mascarada horrible que es la reali-
tencias de Occidente, de la Unión So- rato del estado como para inculcar una dad argentina de estos años, verdadero
. viética, o de los países dependientes.. moral social basada en la idea de una sumidero escato-ideológico del resto
Las dos grandes potencias son autóno- transformación total. Mientras las die- del mundo. Algunos dirán que no hay
mas en sus objetivos políticos, pero en taduras clásicas autoritarias se asientan que confundir los excesos autoritarios
todos los casos los niveles y las técnicas en el poder de clase, las dictaduras to- con las tendencias fascistas, que ha si-
de sojuzgamiento sólo varían según el talitarias propugnan el logro de una so- do el despliegue subversivo de los años
grado de oportunidad política. ciedad uniforme, una masa indiferen- '70 lo que explica la escalada represo-
Otórguenles una oportunidad a la reac- ciada sin clases y sin minorías. Bajo es- ra. Sin duda, megalómanos fascis-
ción en EE. UU. y tendrán Santo Do- ta diferencia de objetivos entre regíme- toides hay en todas partes, y a escala
mingo o Vietnam, McCarthy, los ghet- nes que gobiernan en nombre de los internacional su función es la misma
tos negros o la represión cultural y es- privilegios de una minoría y regímenes que la de los grupos de choque habi-
tudiantil de los años '60; en Francia, y que gobiernan para lo que entienden es tuales. Sin duda, ni Argentina ni Chile
tendrán Indochina o Argelia, la repre- "el interés de la mayoría", subyace son experiencias del fascismo posrevo-
sión del '68... Hungría, Checoslova- otro matiz importante: el que contra- lucionario; estos nazis y estos fascistas
quia, Irlanda; los países africanos y los pone el cinismo de unos y el idealismo de los suburbios son nada más que
nuestros, Afganistán, etc. tienen de otros. Sin duda Truman no era Sta- réplicas simiescas, se trate de ideólogos
mucho que decir acerca de las técnicas lin o Hitler, de la misma manera que el o de matones. Los verdaderos protago-
y de las "soluciones" de los vencedores régimen salvadoreño no es el iraní, nistas de la represión en la Argentina
de Hitler. Y hoy, a cincuenta años de aunque la tentación genocida sopla son otros y no tienen nada de
'aquel 1933, mientras se discute sobre la donde quiere, en el ghetto de Varsovia nacionalistas.
moralidad de otros verdugos más ac- . o en Hiroshima. En este sentido, desde Sólo que se hace difícil contemplar
tuales, es difícil no sentir que Heydrich el punto de vista del ejercicio de la estos matices cuando les vemos la cara.

.El Porteño, Abril 1983 - 33


ACTUALIDAD
Aquel primer judío. conspirador apale- mayor parte registrados por los mis- y Niebla" , para que los que puedan re-
ado. alguna vez en Berlín, aquellos mo.s nazis) devuelven a esos hoy apa- lacionen y reaccionen, para que es-
libros quemados por corruptores, lle- cibles parajes lo.Sclamores de terror y cuchemos los aullidos.
van inexorablemente la "solución fi- el olor a muerte que los habitaron.du- La Historia es simple, aunque en su
nal" nazi. De la misma manera que rante esos (¿lejanos?) años. Esqueléti- decurso. sedimente mil complicaciones
aquel primer garrotazo onganista (para Co.S,apestados, negados como huma- y haya que componer teorías y clasifi-
no ir más lejos) en la cabeza de un pro- nos, números o. "NN" , las miradas de- car el simple hecho. de no. saber vivir.
fesor disolvente, lleva a los miles de sesperadas o. vencidas de aquellos ni- Nuestra Historia es la historia del cha-
terroristas apátridas a los que, en pro- ños, hombres, mujeres, impresas para leco. de fuerza, y es una historia hori-
cedimientos parecidos, se los sacó de siempre en unos metros de película, de- zontal, chata, sin un real progreso en lo.
sus casas, de las universidades, de las vuelven o.incorporan a nuestras memo- que va de esta era bimilenaria, sin una
fábricas, para hacer con ellos la Justi- rias experiencias con las que difícil pe- cabal percepción de la idea de destino.
cia del Proceso. ro. necesariamente debemos vivir. Por el contrarío, las "complicaciones"
"Noche y Niebla" es un film que " ... nosotros, que. aparentamos cre- configuran amenazas cada vez más
Alain Resnais hizo. en 1955. Imágenes er que todo esto. pertenece a un único. desmesuradas, metástasis cada vez más
en colores recorren los campos de con- tiempo. y a una so.la nación, que no. difíciles de revertir. ¿Qué es sino. la or-
centración nazis abandonados, cubier- pensamos en mirar a nuestro. alrededor ganización económica del mundo, qué
tos por la maleza; en montaje paralelo, y que no. oírnos cómo. se aúlla sin ce- nuestros habitats? ¿cuánto.s misiles,
documentales en blanco. y negro. (en su sar", dice la VDZen el final de "Noche cuánto. napalm aguardan por no-

Struthof', Oranienburgo, Auschwitz, Neuengamme, Bel-


sen, Ravensbruck y Dachau fueron nombres como cualquier
otro en los mapas y las guías.
La sangre se ha coagulado, callaron las bocas. Lo.S pa-
bellones sólo. son visitados por una cámara de cine. La hier-
ba ha crecido. y ha cubierto. la tierra gastada por el paso. de
los deportados, La corriente eléctrica no. recorre ya las
alambradas. No. se oyen más pasos que los nuestros.
1933. La maquinaria se pone en marcha. Se necesita una
nación que no. desafine, sin querellas. Manos a la obra.
Un campo. de concentración se construye al igual que un
estadio. o. un gran hotel, con contratistas, presupuestos, lici-
taciones y, sin duda alguna, hasta con coimas. No se impone
ningún estilo. determinado. Se lo.deja librado. al capricho. de
la imaginación. Estilo. alpino, estilo garaje, estilo. japonés,
Un paisaje calmo.... una pradera sobrevolada por cuervos, sin estilo. Hay arquitectos que CDnsuma tranquilidad pro-
con cosechas y haces de hierba una carretera, transitada yectan esos umbrales destinados a ser traspuestos una sola
por coches, campesinos, parejas un pueblo. de veraneo., vez.
con su feria y campanario, pueden conducir muy simple- Mientras tanto. Burgher, comunista alemán, Stern, estu-
mente a un campo. de concentración. diante judío de Amsterdam, Schmulszki, comerciante de

34 - El Porteño, Abril 1983


ACTUALIDAD
sotros? Detrás de esta destructividad que, como dice Phil Slater, "cuando explican el espacio y el crédito de que
hay una idea del mundo, una filosofía tiene que elegir, tiende a dar preferen- djsponen los verdugos con las uñas lim-
más general que las que conocemos por cia a los derechos de propiedad sobre pias, explican el jardín de Eichmann, la
sus nombres de pila, un horror a la re- los derechos personales, a las necesida- sonrisa de Massera, la atildada com-
alidad, a la noción de cambio que, des- des tecnológicas sobre las humanas, a postura de los directores de Nestlé que,
de los griegos en adelante, pretende- la competencia sobre la cooperación, a en los años en que millones de niños
mos exorcizar a través de conceptos, de la violencia sobre la sexualidad, a la morían de hambre en Biafra y Pa-
series de oposiciones que sólo aceleran concentración sobre la descentraliza- kistán, tiraban al mar toneladas de
nuestra retirada. De los cubículos men- ción, al productor sobre el consumi- leche en polvo a fin de mantener los
tales del racionalismo a los cubículos dor, a los medios sobre los fines, al precios internacionales.
de cemento que son nuestras ciudades, secreto sobre la apertura, a las formas Se mata, se tortura, se encierra, se
las causas mentales y las consecuencias sociales sobre la expresión personal, al empobrece, se confiscan destinos, se
del fascísmo están a la vista. A lo largo esfuerzo sobre el goce" . Este super vic- censura. Hay muchos sistemas para
de nuestra historia occidental, toda es- torianismo, este triunfo de la idiotez reprimir y matar, hay justificaciones
ta filosofía, toda esta técnica inventa- más crasa, esta productividad cancero- diversas. También hay culpables entre
das no para comprender sino para do- sa, explican psicológicamente la impa- las víctimas y, para cada sistema, hay
minar la realidad, sólo han conducido videz maniaca de sus arquitectos y de verdugos buenos. Pero la noche y la
a la aridez mental y a la desposesión vi- sus ejecutores; este bloqueo de nuestras niebla que acompafian a los verdugos y
tal e histórica, a edificar un sistema ,sensaciones y de nuestras percepciones a las víctimas son siempre las mismas.

Cracovia, Annette, estudiante de Burdeos, viven su vida co- queda para imaginar una noche quebrada por llamados, !ns-
tidiana ignorando que ya, a mil kilómetros de distancia, pecciones, piojos; una noche que hace castañetear los dien-
tienen asignado un lugar. tes. Hay que dormir de prisa.
y llega el día en que sus pabellones están terminados, fal- Despertados a golpes con la primera luz de la mañana, se
tando solamente ellos. empujan, buscan las cosas que les fueron robadas. El inter-
, Capturados de Varsovia, deportados de Lodz, de Praga, minable recuento se efectúa en la AppeJplatz. Los muertos
Bruselas, Atenas, de Zagreb, Odessa o Roma, internados de por la noche tornan confusas las anotaciones. Una orquesta
Pithiviers, detenidos de Vel-d'Hiv, miembros de la Resisten- toca una marcha de opereta a la salida hacia la cantera, hacia
cia reunidos en Compiegne, la multitud de los sorprendidos la fábrica.
con las manos en la masa, de los cogidos por error, de los Trabajo en la nieve que pronto se convierte en lodo gl~-
apresados por casualidad, inicia la marcha hacia los campos. cial. Trabajo feroz en los calores estivales, con la sed y la di-
Trenes precintados, aherrojados. Hacinamiento de los de- sentería. Tres mil españoles murieron en la construcción de
portados a den por vagón. No hay día ni noche; hay esta escalinata en la roca que conduce a la cantera de
hambre, sed, asfixia y locura. Se desprende un mensaje y, a Mauthausen. Trabajo en las fábricas subterráneas. Mes tras
veces, es recogido. La muerte procede a su primera elección. mes se soterran, se hunden, se esconden, matan. Esas fábri-
Una segunda se efectúa a la llegada, en la noche y la niebla. cas tienen nombres de mujer: Dora, Laura.
Hoy, sobre los mismos rieles, es de día y brilla el sol. Los 'pero estos extraños obreros de treinta kilos no son de con-
recorremos lentamente, ¿en busca de qué? ¿Del rastro de los fiar. Y el S.S. los acecha, los vigila, los reúne, los inspec-
cadáveres que se desploman al abrirse las puertas? O bien de ciona y los registra antes de volver al campo. Burdos carteles
las pisadas de los primeros en llegar, empujados a culatazos distribuyen a cada uno en dirección a su tremendo hogar. Al
,hasta la entrada del recinto, entre el ladrido de los perros y el kapo sólo le cabe hacer el recuento de sus víctimas de la jor-
resplandor de los reflectores, con las llamas del crematorio a nada. El deportado se reencuentra con la obsesión que rige
lo lejos en una de esas puestas en escena 'nocturnas tan caras su vida, sus sueños: comer.
a los nazis ... La sopa. Cada cucharada no tiene precio. Una cucharada
Primera ojeada sobre el campo: es otro planeta. de menos es un día menos de vida. Se truecan dos o tres ci-
Bajo el pretexto de la higiene, la desnudez; sin tardanza se garrillos por un poco de sopa. Muchos, demasiado débiles,
entrega el campo a un hombre humillado, rapado, tatuado, no logran defender su ración de los ladrones. Aguardan a
numerado, atrapado en el juego de una jerarquía todavía in- que el lodo, la nieve, los posea. Y se dejan caer, al fin, en
comprensible, vistiendo luego el uniforme azul a rayas, seña- cualquier parte, donde fuere, con tal de apropiarse de una
lando a veces como Nacht und Nebet, noche y niebla. agonía que les pertenezca.
Marcado con el triángulo rojo de los "políticos", el de- Las letrinas y sus semejanzas. Esqueletos con vientres
portado se enfrenta ante todo con los triángulos verdes que abultados que iban allí siete, ocho veces por noche. La sopa
señalan a delincuentes comunes, amos entre esos hombres- era diurética. Desgraciado aquel que encontraba un kapo
despojos. Por encima, el kapo, casi siempre un delincuente borracho al claro de luna. Se observaban uno al otro con te-
común. Más arriba aún, el S.S., el intocable; hay que mor, a la búsqueda de síntomas familiares: perder sangre era
hablarle desde tres metros de distancia. En la cima, el co- seguro signo de muerte. El mercado negro: en esas letrinas se
mandante. Preside los ritos desde lejos. Finge ignorar el vendía, se compraba, se mataba suave y sigilosamente. Uno
campo. ¿Pero quién puede ignorarlo? se encontraba allí con sus amigos. Allí se trasmitían las nove-
En vano intentamos descubrir los restos, la realidad de los dades, las noticias falsas y las verídicas, se organizaban gru-
campos despreciada por quienes la fabrican, incomprensible pos de resistencia.
para los que la padecen. Ninguna imagen puede devolver su Una sociedad tomaba forma. Una forma esculpida en el
verdadera dimensión a esos pabellones de madera, a esos ca- terror, menos absurda, sin embargo, que el orden impuesto
mastros donde se dormía de a tres, a esas madrigueras donde por los S.S., que se expresaba a través de los siguientes pre-
el deportado se acurrucaba, donde comía a hurtadillas, don- ceptos: teinlichkeit ist gesundheit (el aseo es salud), srbeit
- de hasta el sueño era una amenaza: la del miedo ininterrum- macht frei (el trabajo nos vuelve libres), jedem das séine (a
pido. Haría falta el jergón que servía a la vez de despensa y cada uno lo suyo). O ¡cine laus dein tod! (¡un piojo es tu
de caja de caudales, la frazada por la cual se peleaba, las de- muerte!) ... ¡y qué decir de un S.S. entonces!
nuncias, las blasfemias, las órdenes retrasmitidas en todos Cada campo reserva sorpresas. Una orquesta sinfónica.
los idiomas, las bruscas entradas del S.S. poseído por un Un zoológico. Invernaderos e'!t los que Himmler cultiva
afán de control o de diversión. De este dormitorio de plantas exóticas. El roble de Goethe en Buchenwald. Se
ladrillos, de aquellos sueños amenazados, sólo podemos construye el campo alrededor, pero se respeta al roble. Un
'mostrar la corteza, el color. . , efímero orfanato, constantemente renovado. Un pabellón
Este era el decorado: galpones que. habrían podido ser es- de inválidos.
tablos, graneros, talleres. Un terreno empobrecido converti- Entonces el mundo verdadero, el de los paisajes tran-
do en solar, un cielo otoñal indiferente. Es todo lo que nos quilos, aquél del tiempo pasado, bien puede parecer a lo le-

El Porteño, Abril 1983 - 35


ACTUALIDAD
jos no tan lejano. Para el deportado era una imagen. El sólo días. Las bocas de ventilación no retienen los gritos.
pertenecía a ese universo cerrado, acabado, limitado por los . 1942. Himmler visita los campos. "Es preciso aniquilar,
miradores desde donde los soldados vigilaban el buen aspec- pero productivamente." Dejando la productividad a sus
to del recinto, desde donde apuntaban incesantemente a los técnicos, Himmler se ocupa del problema del aniquilamien-
deportados, y desde donde a veces los mataban de puro to. Se estudian planos, maquetas. Se ejecutan los proyectos,
aburrimiento. y los mismos deportados participan de los trabajos. Un cre-
Cualquier pretexto es aceptable para mortificar, para cas- matorio podía adoptar, según la ocasión, un agradable aire
tigar. Para humillar. Los controles duran horas. Una cama de tarjeta postal. Más tarde -hoy- los turistas se fo-
mal hecha: veinte garrotazos. No hay que llamar la atención, tografían allí.
no hay que atraer sobre sí la ira de los dioses. Poseen su ca- La deportación se extiende a toda Europa. Los convoyes
dalso, su propio terreno de muerte. Este patio del pabellón se confunden, se detienen, vuelven a partir, son bombarde-
once, oculto a las miradas, destinado a los fusilamientos, ados, finalmente llegan a destino. Para algunos la selección
con las paredes protegidas contra las señales de las balas. Es- ya está hecha. En cuanto al resto, se elige en seguida. Los de
te castillo de Hartheim, a donde autobuses de cristales opa- la izquierda irán a trabajar. Los de la derecha ...
cos conducen viajeros a los que nunca se volverá a ver. Tras- Estas imágenes fueron captadas poco antes de una
portes negros que parten de noche y de los cuales nada se exterminación.
sabrá jamás. Matar a mano lleva demasiado tiempo. Se encargan cajas
. Pero un hombre es increíblemente resistente: pese al cuer- de gas ziklon. '
po agotado por el cansancio, el espíritu continúa trabajan- Nada diferenciaba a la cámara de gas de un pabellón ordi-
do; las manos, vendadas, siguen trabajando: se fabrican nario. En el interior, una sala de falsas duchas acogía a los
cucharas, marionetas que luego'se ocultan, monstruos, ca- recién llegados. Se cerraban las puertas. Se observaba.
jas. Se logra escribir, tomar notas, ejercitar la memoria con El único testimonio -esto no puede ignorarse- es el
mundos imaginarios. Se puede pensar en Dios. Algunos, cielorraso desgarrado por las uñas. Incluso el cemento se
íncluso, consiguen organizarse políticamente y disputan a cuarteaba.
los delincuentes comunes el control interior de la vida del Cuando los crematorios resultan insuficientes, se prepa-
campo. Otros cuidan de los compañeros más afectados. Se ran hogueras.
instituye la asistencia mutua. Como último recurso se envía y sin embargo, aquellos nuevos hornos conseguían acabar
al hospital, angustiosamente, a los más amenazados. El con millares de cuerpos por día.
acercarse a esa puerta constituía la esperanza de una verda- . Nada es desperdiciado ... He aquí las reservas de los nazis
dera enfermedad, el consuelo de una cama. Significaba tam- en tiempo de guerra, sus graneros: de los cabellos de mu-
bién el riesgo de una muerte solapada por medio de la jerin- jer. .. a quince pfennings el kilo ... se hacen tejidos. Con los
ga hipodérmica. huesos ... abono. Al menos se lo intenta. Con los cuerpos .
Los medicamentos son irrisorios; las vendas, de papel. El cuesta decirlo... con los cuerpos se pretende fabricar .
mismo ungüento sirve para todas las enfermedades, para to- jabón. En cuanto a la piel, ..
das las llagas. A veces el enfermo, hambriento, devora su 1945. Los campos de concentración se expanden, están
vendaje. Hacia el desenlace, todos los deportados se pare- repletos: Son ciudades de cien mil habitantes. Desbordan, en
cen. Coinciden según un canon sin edad que muere con los todas partes. La gran industria se interesa en esta mano de
ojos abiertos. obra indefinidamente renovable. Hay fábricas que poseen su
Había un pabellón quirúrgico. Por poco se habría creído propio __campo, al que los S.S. tienen prohibido el acceso.
estar ante una verdadera clínica. Un médico S.S., una enfer- Steyer, Krupp, K.O. Farben, Heínckel, Siemens, Hermann
mera inquietante. Hay un decorado, pero detrás ... opera- Goering se aprovisionan en esos mercados.
ciones inútiles, amputaciones, mutilaciones experimentales. Los nazis pueden ganar la guerra. Esas nuevas ciudades
Los kapos, así como los cirujanos S.S., podían entrenarse, forman parte de su economía. Pero la pierden. Escasea el
adquirir oficio. carbón para los crematorios, falta el pan para los hombres.
Los grandes establecimientos químicos envían al campo Los cadáveres atestan las calles de los campos ... El tifus ,
muestras de sus productos tóxicos. O bien compran un lote Cuando los aliados abren las puertas ... Todas las puertas .
de deportados para sus experimentos. De esos cobayos hu- Los deportados miran sin comprender. ¿Han sido liberados?
manos sobrevivirán algunos, castrados, quemados con ¿Les reconocerá, los recuperará la vida cotidiana? "No soy
fósforo; están también aquellos cuya piel, a pesar del regre- responsable" (dice el kapo). "No soy responsable" (dice el
so, permanecerá marcada de por vida. oficial). "No soy responsable ... " Entonces, ¿quién es
De esos hombres, de esas mujeres, las oficinas administra- responsable?
tivas conservan los rostros, registrados a ia llegada. También En el momento en que hablo el agua fría de los pantanos y
se han consignado los nombres. Nombres provenientes de de las ruinas llena los pozos de estos mataderos. Un agua
veintidós naciones. Llenan centenares de registros, millares fría y opaca como nuestra mala memoria. La guerra se ha
de fichas. Una línea roja indica los muertos. Los mismos de- adormilado, pero mantiene siempre un ojo abierto.
portados llevan a cabo esa contabilidad alucinante, siempre La hierba ha crecido nuevamente sobre las Appelplstz, en
falsa, bajo el ojo vigilante de los S.S. y de los kapos privile- torno a los corredores, entre los pabellones: un pueblo aban-
giados. Estos son los "prominentes", la flor y nata del donado, pero rezumando amenazas todavía.
campo. Ya no se usa el crematorio. Las técnicas nazis han sido
El kapo tiene habitación propia donde almacena sus reser- 'superadas.
vas y donde recibe por la noche a sus jóvenes favoritas. Nueve millones de muertos perduran en este paisaje.
, Muy cerca del campo el comandante posee una villa, don- ¿Quién de nosotros vigila desde este extraño observatorio
de su esposa contribuye a mantener una vida familiar y, a ve- para advertirnos la llegada de nuevos verdugos? ¿Tienen re-
ces, mundana como en cualquier otra guarnición. Pero almente un rostro distinto al nuestro? .
quizás ella se aburre un poco: la guerra parece no querer . En algún sitio, entre nosotros, se hallan los afortunados
acabar. kapos, los jefes recuperados, los delatores desconocidos.
• Más afortunado, el kapo tiene acceso a UIl burdel. Con Están todos aquellos que no querían creerlo, o que sólo lo
prisioneras mejor alimentadas aunque destinadas, también, creían de vez en cuando.
como las otras, a la muerte. A veces, de esas ventanas ha Y estamos nosotros, que miramos con sinceridad estas
caído un pedazo de pan para un compañero del exterior. ruinas como si el viejo monstruo concentracionario estuviera
De este modo, los S.S. habían conseguido remedar en el muerto bajo los escombros; nosotros, que pretendemos re-
campo la vida de una verdadera ciudad, con hospital, barrio cuperar la esperanza con esta imagen que se aleja,' como si
residencial, barrio reservado e incluso -sí- una cárcel: nos curásemos así de la peste concentracionaria; nosotros,
Inútil describir lo que ocurría en sus calabozos. Celdas cal- que aparentamos. creer que todo esto pertenece a un único
culadas para no poder mantenerse de pie ni acostado; tiempo y a una sola nación, que no pensamos en mirar a
hombres y mujeres atormentados conscientemente durante nuestro alrededor y Que no oímos cómo se aúlla sin cesar .•

16 - El Porteño. Abril 1983


INFORMES

Desaparecidos: -,

Efectos psicopatológicos
del silenciamiento social
de su existencia
Por Diana R. Kordon y Lucíla l. Edelman
I

Dos psiquiatras han intentado analizar un fenómeno social: el del silencio o


renegación social de la existencia de los desaparecidos, y sus incidencias
psicopatológicas específicas. Intentan así introducir 'en el campo de los
trabajadores de la salud mental el debate sobre los efectos psicológicos de
estímulos sociales de características traumáticas Que han conmovido en los
últimos años a la sociedad argentina.

En el presente trabajo inten- Nuestro interés en este caso es


tamos plantear algunos proble- proporcionar un aporte que mo-
mas sobre los que hemos refle- tive la apertura de un campo de
xionado en los últimos años, a discusión. Se trata de abordar el
partir de la observación de di- debate de innumerables proble-
verses patologías cuyo desenca- mas que surgen en la investiga-
denamiento estuvo vinculado a ción psicológica a partir de
la desaparición de personas y a estímulos sociales de carac-
las condiciones en que éstas se terísticas traumáticas. Este in-
producían. terés hace que nos expongamos
En particular nos referimos a la discusión, siendo conscien-
en este caso a las derivaciones tes de nuestras limitaciones y de
del fenómeno del silenciamiento la posibilidad de que hayamos
social respecto de la existencia incurrido en algunos casos en
de los desaparecidos, fenómeno extrapolaciones inadecuadas.
cuya intensidad máxima se pro-
dujo en los años 1976/77/78.
En los años 1976/77/78, principal-
Por los efectos sociales y psi- . mente, son secuestradas miles de perso-
cológicos de la represión en. nas. Sin embargo los medios de comu-
nuestro mismo campo, ha sido nicación social no dan ninguna infor-
dificil el intercambio de ideas mación sobre ello. El silencio es total,
con otros profesionales, en par- se impone como norma represiva ofi-
cial, constituyendo un fenómeno que
ticular en lo referido a esta caracterizamos como de auténtica re-
. temática. negación social.

El Poneño, Abril 1983 - 37


INFORMES
Sin embargo circula la información litó el desarrollo ,de mecanismos de
subterráneamente, de boca en boca, identificación y empatía reciproca, que
entre aquellos a los que" se otorga con- contribuyeron a evitar el encierro nar-
fianza. I ¿Fantasía, verdad, exagera- cisista y a establecer vínculos de tipo
ción? se preguntan quienes reciben la fraternal. Hemos escuchado muchas
información. El denominador común veces a madres de desaparecidos que
es el pánico y el silencio refuerza el describían esta situación como el
pánico. Pasan cosas terroríficas equivalente de una "psicoterapia gru-
mientras todo aparentemente sigue pal". 2°) Posibilidad de mantener una
igual. Al recordar hoy esos hechos se conexión interna positiva con el desa-
hacen patentes las vivencias casi aluci- parecido, en la medida en que no nece-
natorias y la atmósfera cargada de pe- sitaron hacerse cargo de los mandatos
ligro de esos días. En algunos casos se de silencio y ocultamiento. 3°) Amplia-
supone que el silencio es una de las ción de las capacidades yoicas al de-
condiciones para la supervivencia per- sarrollarse mecanismos sublimatorios y
sonal. En otros casos se supone que es reparatorios. La modificación del tipo
la condición para la supervivencia ._del de actividad, de mujeres que hasta ese,
desaparecido. Esta última idea es(:ésti- momento cumplían el rol de amas de
mulada permanentemente en los des- casa, que pasan a ocupar un rol activo
pachos oficiales y paraoficiales. - en los planos jurídico, social, político,
La existencia de.Indicios, 'informa- . determinan la realización de procesos
de aprendizaje que refuerzan las capa-
ciones tangenciales, llamadas telefóni- cidades vinculadas a la simbolización.
cas y hasta comunicaciones oficiales
4°) Inclusión del interés por los objetos,
sobre la superviviencia del desapareci- más inmediatos en una perspectiva de
do, constituían el retorno de lo renega- preocupación por los objetos más me-
\ do. Esta presencia-ausencia o existen-
diatos. Es común escuchar de muchas
cia-no existencia simultánea operaba
de estas mujeres afirmaciones tales co-
como una zona de ambigüedad psicoti-
zante. ' mo "pasé de preocuparme solamente
por mi hijo a preocuparme por los hi-
La potencia del mandato de silencio jos de todas" o "quiero que lo que ha-
se evidenciaba también en situaciones
'grupales, particularmente en grupos go sirva también para que esto nunca
cuyos miembros hasta esa época ha- más vuelva ,a ocurrir" .
bían tenido inquietudes de tipo social. A partir de la identificación, perma-
Cualquier mención de alguna nente o transitoria, con la norma de si-
problemática que directa o indirecta- lencio, observamos en todos los casos
mente aludiera al tema de las desapari- algún tipo de efecto patológico. La di-'
ciones, estaba implícitamente prohibi- versidad de respuestas patológicas es
day el que rompía la prohibición que- muy grande. desde fenómenos de diso-
daba ubicado en un rol perturbador y ciación extrema, ruptura con la rea-
atrapado por sentimientos de extran- lidad hasta trastornos del aprendizaje
, jería y exclusión. ' en niños, crisis familiares severas, etc.
El clima maniaco triunfalista de los : Dejando de lado expresamente otros,
tiempos del Mundial de Fútbol de 1978 procesos vinculados a esta situación
profundizó la disociación y agudizó es- traumática, en este trabajo nos interesa
tos sentimientos de extranjería y exclu- señalar algunas modalidades patológi-
sión. - , cas relacionadas con la identificación
Ante una pérdida cuyo carácter no con la norma de silencio.
está dado solamente por el hecho de En las identificaciones más masivas
tratarse de un ser querido muy próxi- da. Sosteníamos que la elaboración del el familiar se hacía cargo absolutamen-
mo sino, y sobre todo, por la forma en duelo -desde el punto de vista de te del pacto de silencio. Evitaba dar a
que se producía: secuestro violento en nuestros pacientes y de nosostros mis- conocer su situación temiendo ser, al-
condiciones de inermidad, por lo gene- mos como terapeutas- no podía ha- canzado él mismo por la represión. La
oralen el hogar, que además era literal- cerse sobre la base de la complicidad vuelta sobre sí de estos mecanismos de
mente desvalijado, desconocimiento de con el genocidio. Como terapeutas lo censura patológica provocaba inevi-
su paradero, absoluta falta de informa- entendiamos como una forma de favo- tablemente sentimientos de hostilidad y ,
ción a partir de ese momento, casi cer- recer, so pretexto de la cura, la identifi- culpa con múltiples producciones sin-,
teza de un prolongado período de tor- cación con el agresor y la predominan- tomáticas.
turas, incertidumbre acerca de si vivía cia de los aspectos más hostiles del su- Un número importante de personas,
o había muerto, impunidad y "ano- jeto, que inevitablemente lo condu- no familiares de desaparecidos pero
nimato" de quienes ordenaban y ejecu- cirían a sentimientos de culpa irreducti- que estaban al corriente de su existen-
taban el procedimiento; hemos obser- bles. cia, se identificaban con la pauta del si-
vado que del acatamiento o del rechazo En aquellos afectados en los que pre- lencio, 'escotomizando (1) zonas de la
de la exigencia de silencio dependió en dominaba el rechazo de la renegatoria realidad, muchas veces voluntaria y ac-
gran medida la posibilidad de elaborar hemos podido verificar una mejor pre- tivamente: "no quiero que me cuen-
más, o .menos normalmente el duelo. servación yoica y una ampliación de los ten", buscando evitar el dolor psíquico
Desde ya en estos años a los profe- niveles de inserción activa en la rea- de ponerse en contacto con el campo de
sionales de salud mental se nos plantea- lídad, a pesar de la magnitud del duelo las fantasías terroríficas. Otras veces
ban seriamente problemas tales como a elaborar. intentando evitar una ruptura de su
definir cuáles eran los términos de un De tal manera acotaremos algunos equilibrio, al constituirse, aquellos que
duelo en esas condiciones. de estos observables: 1°) Posición acti- no acataban el silencio, en evidencia de
, Ño coincidimos con muchos tera- va frente al trauma, buscando en gene- su sometimiento.
peutas que, frente a esta situación' de ral relacionarse con otros que atravesa- En otros casos se ha conservado una
ambigüedad, afirmaban la necesidad ran la misma situación y desarrollando buena relación interna con el desapare- ,
de dar por muerto al desaparecido co- diferentes grados de participación so- cido. Sin embargo en el campo de las
mo condición para elaborar su pérdi- cial. La situación de compartir posibi- relaciones interpersonales existe some- ,

38 - El PortelJo, .Abril 1983 ,


INFORMES

timiento a la norma del silencio. Esto. del. estado. En ía familia hay varios tan a nuestra sociedad. De lo
lleva a un progresivo aislamiento, por- miembros que han ocupado u ocupan acertado o no de nuestras con-
que sólo se mantienen aquellas rela- cargos en la administración pública y
ciones que estaban consolidadas hasta en las fuerzas armadas. Al producirse
clusiones dependerá una adecua-
el momento de la desaparición sin que la desaparición de su hijo la señora de da postura terapéutica.
se puedan establecer nuevos vínculos. T. intenta realizar gestiones a través de
Esta situación suele crear dificultades algunos de estos familiares, que se Bn la sociedad, así como en
en los ámbitos de estudio y trabajo. niegan a hacerlo, fundamentando su los individuos, lo que no se re-
Por ejemplo abandono del trabajo por rechazo en que temen represalias. A
el conflicto dilemático de no poder partir de la desaparición de su hijo la cuerda se repite.
hablar y no poder ocultar. señora de T. padece un cuadro depresi- En la vida IUJCÍonal,muchos
En los adolescentes, por lo general vo muy grave. Es particularmente no- proponen hoy olvidar el pasado
hermanos menores de algún desapare- table la intensidad de los sentimientos como una forma de pacificar y
cido, esta situación refuerza mecanis- hostiles hacia todos, incluidos su pro-
mos de aislamiento y dificultades para pia hija y yerno al comparar la realidad
reconstruir la Nación. El olvido
.armar grupos de pertenencia. En la familiar de éstos con la suerte corrida . que se propone hoyes la conti-
mayoria de los casos los padres deposi- por su hijo. La señora de T. realiza una nuidad del silencio de ayer.
tan todas sus espectativas y temores en primera consulta psicoterapéutica en la Sin embargo no hay ninguna
este hijo que les queda, Así, en un cual le aconsejan dar por muerto a su posibilidad de resolución de un
periodo de su vida en que la comunica- hijo. Inmediatamente abandona este
ción con sus pares es uno de los requisi- tratamiento y manifiesta una intensa conflicto a través de la amnesia,
tos evolutivos normales, los jóvenes re- hostilidad hacia el terapeuta. En un se- en tanto la elaboración psi-
ciben órdenes de no hablar del desapa- gundo tratamiento, se hace evidente cológica de las experiencias
recido y de ningún tema que tenga rela- . que aceptar esta indicación equivale a implica necesariamente su re-
ción con él. Se induce así una combina-' la fantasía de ser ella misma la que ma-
toria de ansiedades paranoides con fo- ta a su hijo. En el proceso terapéutico
cuerdo. Cuando se recurre a la
bias de contacto. En muchos adoles- aparecen dificultades importantes vin- amnesia, ante un muumo
centes que explicaban que para poder culadas al acatamiento de la norma de estímulo asociado al hecho olvi-
tener amigos, necesitaban, de acuerdo silencio por parte del grupo familiar. dado, se reproduce la misma si-
con los requisitos de ese período evolu- Efectivamente, en la familia no se tuación, "se repite, sin saber,
tivo, compartir todas sus aflicciones, puede hablar de su hijo desaparecido,
hemos visto que utilizaban mecanismos los nietos ni siquiera conocen la exis-
naturalmente, que se repite".
de aislamiento esquizoide en relación tencia de su tio. La señora de T. se so- (Freud). Este es el origen de las
con sus compañeros de colegio como mete a esta situación mientras busca neurosis traumáticas.
, una modalidad de defensa que les per- otro ámbito en el cual poder hablar, En la elaboración se ttete de
mitía cumplimentar con la exigencia manteniéndose así una situación de di-
familiar de silencio. . descubrir los términos reales del
sociación que le va creando progresivas
Aunque escapa a los fines de esta sensaciones de incomodidad y exclu- conflicto, reanalizar las conduc-
presentación, nos interesa señalar, que sión o no pertenencia en el ámbito de la tas frente a éste, efectuar las aso-
los procesos de adquisición de identi- familia y que agravan su depresión. ciaciones necesarias con otros
dad de estos adolescentes estaban difi- Tiene la sensación de que en el único fenómenos y extraer conclu-
cultados por la depresión y la situación lugar en que se encuentra bien es en la
de ambigüedad que creaba la presencia Casa de las Madres. Se niega a visitar
siones .de las cuales el sujeto
de un desaparecido en la estructura la casa desu hija. Esconde los retratos pueda hacerse cargo.
familiar. de su hijo cada vez que recibe las visitas Es imprescindible el recuerdo
En los dos últimos años, en especial, de sus familiares. La racionalización. y la reSolución socisl.deí proble-
comenzaron a consultar hijos de desa- familiar que justifica la desinforma- ma de los desaparecidos. De
parecidos que presentaban trastornos ción a los niños es la de evitar su sufri-
de aprendizaje en la escuela primaria. miento. En este ejemplo, en el que se otra manera, los efectos sociales
Algunos de estos problemas de apren- profundiza la disociación, se expresan que esta situación traerá a largo
dizaje remiten a la psicopatología del tanto la potencia de la norma de rene- plazo son imprevisibles, aunque
secreto, secreto que en realidad nunca gatoria como el retomo de la realidad no es difícil vaticinar que los se-
es tal, ya que siempre hay múltiples in- en otro plano.
dicios de aquello que es ocultado. En cuestros y desapariciones se-
Deliberadamente omitimos toda
consecuencia se produce una exclusión, mención a aspectos fundamentales de guirán ocurriendo.
activa de un contenido que se muestra la estructura de personalidad de esta I La impunidad estimula le
pero no se puede nombrar. paciente por no corresponder a la ñna- . corrupción y crea uns situación
Se producen así fenómenos de inhi- lidad de este trabajo.
bición del proceso del pensamiento al -de eaomie. Desde el punto de
Quisimos traer este ejemplo por la vista social e individual la única
no poder poner en palabras aquello frecuencia con la cual hemos encontra-
. que se percibe, y de desplazamiento al do situaciones semejantes. reparación posible pasa por la
área del aprendizaje de las consignas de En particular el dilema de ocultar o justicia. En los juicios de
no conocer. exhibir las fotos, que resulta llamativa- NÜTemberg se expresó el cierre
A veces el silencio se mantiene en mente habitual, se nos presenta como
ciertos ámbitos y no en otros, instalán- de un ciclo histórico y se califica-
un símbolo de la conflictiva del silen-
dose una situación de disociación que cio. ron socialmente los métodos
refuerza la patología preexistente. Da- empleados durante éste. El no
remos un ejemplo de esta situación:
Se trata de la madre de un desapare-
Hemos abordado este tema olvidar fue uno de los propósitos
cido, señora de T. Es viuda, tiene 60 entendiendo que es sustancial, impottsmes de esos procesos._
años, un hijo y una nuera desapareci- para todos aquellos que ac-
dos, una hija soltera que vive en el ex- tuamos en el campo de la salud
terior, una hija casada, profesional, y mental, trabajar e investigar so- (1) Analogia a partir de la palabra esco-
dos nietos nacidos posteriormente a la
desaparición de su hijo. La hija ocupa bre los efectos psicológicos de: toma que significa "punto oscuro", "nega-
. un cargo importante en una empresa los grandes problemas que áfec- 'ción", "no visión" .

El POI'tdJo, Abrill9IJ - J9
LITERATURA

David Viñas: Los Geae


que nos agarra Mediante el uso arbitrario de la pun-
tuación, de los obstáculos de lectura,
de la prosa entrecortada, en Cuerpo a

del pescuezo"
cuerpo su narrativa parece tender al en-
cierro y la escritura a hacerse, en cierto
modo, hermética y poética. Si se piensa
que en su novelística predominó
siempre una clara voluntad de narrar,
¿por qué este movimiento?
-Me parece, quizá, que la densidad
Entrevista de Antonio Marimón del material propuesto por la historia
de la Argentina desde 1976 (por lo me-
nos) hacia acá es lo que condiciona la
entonación de Cuerpo a cuerpo. Le re-
pito: me parece ... Resultó una especie
En este reportaje, realizado en Méjico, David Viñas, de destino ese material tan dramático.
Era "el peso de mis cosas". Material
el narrador argentino, vierte polémicas opiniones impuesto, no ya propuesto. Y presentí
que no había forma de eludir esa espe-
sobre el poder, los militares, Perón, la literatura ar- cie de catarata de gritos, ecos, recuer-
gentina y, dentro de ella, personajes como Borges, dos, carreras jadeantes, Rodolfos, Ma-
rios y Luisas y Jaimes, tics, caras, in-
Arlt, Sábato y otros. sultos y cuerpos. Le diría, era dema-
siado para mí. Me desbordaba, como
le hubiera pasado a cualquiera. Como
le estaba pasando a muchos de mis
David Viñas pertenece a una ge- la literatura argentina posterior a amigos ... Ese paquete de cosas perfo-
neración que, en Buenos Aires, co- 1976. y en los próximos meses, en raba cualquier proyecto de relato line-
al; algo así como uno de esos cuadra-
menzó a escribir durante los años México, Siglo XXI dará al merca- dos de tiro al blanco agujereados ...
50. Junto con Noé Jittik, Adolfo do un nuevo libro suyo, Indios, -¿Cómo una supeñicie peñorada
Prieto, Juan José Sebteli y otros ejército y frontera, a la vez que Fo- por una perdigonada?
fundó la revista Contorno, cuyas lios reeditará la que quizás sea su -Tal cual. Aunque no se trataba de
páginas se caracterizaron por pole- mejor novela, Los dueños de la una superficie lisa, sino de un plano
mizar tanto con los liberales de Sur tierra. Radicado en nuestro país recto logrado por la superposición de
como con el proyecto petoniste y la desde hace un año, David Viñas varias napas. Algo compactado. Como
subcultura del PC. David Viñas, al también colabora con el director esos tablones a través de los cuales se
mismo tiempo que producía traba- Paul Leduc en algunos proyectos escuchaban ecos, crujidos y voces de
cinematográficos. diferentes épocas, de diferentes genera-
jos de crítica literaria, y ensayos, ciones, incluso. Qué sé yo: del irigoye-
publicó varias novelas: Cayó sobre En esta entrevista, este singular nismo, de los años treinta y del período
su rostro, Los dueños de la tierra, escritor, reitera su antagonismo del peronismo clásico y del momento
Dar la cara, Cosas concretas y con las figuras históricas de Borges de la ...
Hombres de a caballo fueron algu- y Perán, por ejemplo, así como la ---¿De la dictadura de Onganía?
nas de ellas. Su obra es anterior al vocación por encontrar en la litera- -Sí. Sí. De la dictadura de Onganía
fenómeno del boom y, sin duda, tura argentina, a partir de lecturas y de la de Lanusse y de la de Videla.
excéntrica al mismo, pues se carac- contenidistes y abordajes so- Una especie de aliento fétido salia por
teriza en el fondo por una expresa ciológicos, lineas de oposición que, los agujeros que criban esa masa de
intención de abordar los lenguajes en más de un caso, también inclu- material.,; Era el comienzo del exilio.
yen una condena. Siempre su pen- Yo vivía en Madrid, en la calle
reales y concretos de la Argentina Alcántara. Alcántara 76, barrio de Sa-
contemporánea. Como ensayista y samiento ha operado, más allá de lamanca. Y había que espantar muchas
narrador, propone un trabajo dis- su validez y de los objetos que son cosas. Como a tábanos: o ellos o yo.
cutible; lo que no se puede silen- los referentes, 'Como un elemento Eso sí que se había convertido en un
ciar, en cambio, es su poder de su- pasional. Leerlo llama al debate y a "cuerpo a cuerpo" ... Viejas músicas
gerir, estimular y buscar a toda . la discrepancia; mas también a la -tangos como Rodríguez Peña o Don
costa la crítica. Igualmente, tam- complicidad y la simpatía. Juan-; imágenes de Firpo tirando por
poco se puede obviar la constante entre las cuerdas del ring a Jack Demp-
franqueza moral y política de su sey; y el príncipe de Gales en Buenos
Aires; una vieja hurgándose entre los
autor. muslos en un balcón y chistándome o
Residiendo ya en el exilio, en rezando; y la calva reluciente del doc-
1979 publicó Cuerpo a cuerpo, uno tor Alvear; o las ametralladoras empla-
de los textos má-s significativos en zadas por el ejército alrededor del

40 - El Porteño, Abril 1983


LITERATURA

ales son' 'como una nube

Congreso (en la esquina de Entre Ríos quier proyecto narrativo lineaL Me martinfierrismo.
y Rivadavia) para evitar el avance de marcaban un estacato. "Prosa entre- -El aspecto formal' de Cuerpo a
los huelguistas de Vasena en 1919. O el cortada" , como usted dice. Frases muy cuerpo, ¿se articulaba, entonces, con
comandante Franco y el Plus Ultra breves, alteradas, inesperadamente, un proyecto de novela-rio?
sobrevolando el río de la Plata ... por ráfagas de otros relatos -De novela-catarata, le diría, que se
Flashes muchas veces. O algo apenas sobreimpresos ... Es que yo oía ráfagas hiciera cargo de numerosas vertientes
borroneado: una muchacha que se da en ramalazos. Contra Buenos Aires y del pasado de la Argentina. Y de rinco-
vuelta bruscamente, se arremanga las para recuperar esa ciudad. Y el texto de nes oscuros pero cómplices. Eso, en
polleras, recoge una piedra y la tira ha- la aventura -como usted lo habrá ve- primer lugar. Y en segundo lugar, que
cia el fondo de la calle por donde avan- rificado- se me convertía en aventura elaborara el material más inmediato de
zan los cosacos... y también mi del texto. la Argentina de 1976. En tercer lugar
abuelo, allá por 1873, cuando estaba al -;-¿Había otro' motivo además del -de acuerdo a mi proyecto-, desple-
frente de una fábrica de cigarrillos. O espesor.de ese material narrativo? gar una especie de tipología ... de colec-
mi otro abuelo, hacia 1899, después de -Creo que sí. Algo mucho más deli- ción de lenguajes encarnados en una
los progroms de Odessa, bajando en el berado: situar Cuerpo a cuerpo en la serie de figuras: desde un general ar-
puerto de Buenos Aires con su reloj de línea narrativa argentina heterodoxa, gentino engominado y filoso hasta una
tres .etapas, perplejo e invicto con su que si se inaugura con Libro extraño de señora cursi del barrio de Flores; desde
diccionario yddisch-español como si Sicardi, hacia 1900 -sensacional y un delator liasta una normalista an-
fuera un breviario de tapas cubiertas de ninguneada novela de esa coyuntura siosa;- desde un chongo (joto) que me-
hule, y .sus cuatro hijas, en busca de histórica, bisagra entre los dos rodea por Corrientes y Esmeralda has-
una casa con patios y largos corredores siglos-, culmina con el Adán Bueno- ta un cura que vive en el barrio de
para poder trabajar en pasamanería ... seyres de Leopoldo Marechal, hacia Ciudadela y...
Todo eSQtambién me perforaba cual- 1948, verdadero entierro y réquiem del De acuerdo _a eso que me dice, y

El Porteño, Aoril 1983 - 41


LITERATURA
dentro de su misma obra, ¿Cuerpo a . -También. Quizá ... Lo que me ha- ferente concreto que no aparecía en los
cuerpo se vincula a otros trabajos ce pensar que el protagonista de Cuer- libros argentinos del 55 y...
suyos? po a cuerpo no tendría que haber apa- -¿Yen Arlt?
-Creo que sí: a Hombres de a ca- recido en el texto. Tendría que haber -Desde ya que sí. Por eso había si-
ballo, por ejemplo. En esa novela pre- sido realmente inasible, desriadado y do ninguneado -entre otras razones-
domina una clara voluntad de narrar. gelatinoso, como símbolo de poder ac- por el sistema literario argentino desde
Algo con una nítida andadura de avan- tual. Como se dice: una presencia su muerte en 1942. O desde antes,
ce. Allí los militares aparecían con los ausente, incidiendo en la totalidad del incluso, relegado a la literatura de
primeros síntomas de su desconcierto y juego dramático, pero sin cuerpo. puesto de periódico. De ahí que una de
de su desintegración interna, confusos -Eso bubiera sonado a paradoja las tareas más saludables que hicimos
y hasta desgarrados. en Cuerpo a cuer- respecto del título •.. en Contorno fue rescatar al autor de El
po, en cambio, se condensan en un te- juguete rabioso dedicándole un núme-
niente general: seductor, taciturno y -Cierto. Tiene razón. Pero así hu- ro especial en 1953. Es que Arlt sí era
prepotente. Implacable y que lee a biera dado cuenta de esa lucha con el un pasado utilizable. Arlt y Sicardi y
Proust: impávido pero ferozmente so- ángel que pretendía ser el libro.
Cambaceres, dado que pretendíamos
fisticado. Y que pretende ser el estan- -En el erotismo de su obra, Viñas, que la literatura argentina de ese mo-
darte de esas gentes. se notan dos aspectos (entre otros): una mento recuperara el cuerpo que le
-¿De qué manera? cadena de mujeres activas, literalmente habían sancionado, y que las mujeres
-Relativamente simple: como mata dedicMlIlS a ordeñar el semen de sus hablaran de su sexo como lo hacían
en silencio, parece que no mata. hombres; y una práctica sexual sobre- -larga y azucaradamente- de sus al-
-Por lo que usted me va diciendo, determinada por el lenguaje, por el ac- mas bellas.
pareceria que entre Hombres de a ca- to de habla de los personajes; es decir,
bBllo y Cuerpo a cuerpo bay una espe- por un mundo cultural urbano, el psi- -Qué, ¿la literatura argentina de
cie de prolongación. ¿Un elemento de coanálisis, la politica, la información. (1950) practicaba una especie de dualis-
continuidad acaso? Esa sexualidad, ¿es inventada o es bis- mo?
-Puede ser ... Porque alguien que tori,zable? ¿Se trataria de una interpre- -Creo que sí. Se escindía todo: 10
tuvo la cordialidad de ocuparse de mi . tación de las formas que cobra el sexo "elegante" / 10 "abyecto" ... Y no-
faena -Noel Salomón, un maestro de e.tre un sector o capa social en Buenos sotros sospechábamos de esos dualis-
Burdeos- me señaló esa secuencia. Aires,. o se vincula a obsesiones mos amo / esclavo; profesor sabio /
Ese continuo. Noel decía "una obse- shnbólicas más subjetivas? . alumno negado; actor elocuente /
sión", una reiterada obsesión frente al -Si me permite: Quizá sea dema- público; países seiíores / regiones sir-
poder, ante los hombres que detentan siado vehemente hablar de "ordeiíado- vientes; cabeza, amor / entrepierna
el poder. Literariamente irritado y se- ras de semen de sus hombres" al refe- súbdito; palabras honorables / malas
ducido ... Una suerte de figura que se rirse a algunas figuras femeninas de palabras; macho señor / esposa sumi-
iría repitiendo a lo largo de lo que he mis novelas ... Cierto, hay algunas, co- sa; Buenos Aires materia / provincias
escrito: poder que se superpone con re- mo la Pelusa de Dar la cara que resul- espíritu; "civilización" inobjetable /
miniscencias de mi padre (algo previ- tan tan ávidas como disconformes. Pe- "barbarie" descalificada; París cielo /
sible), hasta llegar a una especie de ro se me ocurre que para tratar de po- Buenos Aires infierno ... Por eso, me
amplificación. Un Jehová. Pero un ner a foco a esos personajes, con su parece, mis novelas, las del comienzo,
.Jehová que si es autoritario e impla- agresividad y sus carencias, convendrá trataban de hacer estallar un espacio
cable, a la vez resulta fascinante, muy recordar cómo eran las figuras femeni- tan aterciopelado... No toleraba la
diestro, muy "puesto al día". nas que aparecían en la literatura ar- coherencia excesiva de esos textos, de
- ¿Algo así como un nuevo tipo de gentina hacia 1955 ó 1960, cuando em- ahí que me resolví a usar una palabra
tirano en la Argentina? pecé a escribir: en aquellas novelas (las tabú en el río de la Plata: cojer. Cojer
-Quizás. Y en América Latina, me de Mallea, Carmen, Gándara, incluso con jota, de manera deliberadamente
sospecho. Para no abundar ... No ya el las de Sábato y otros escritores del Sur provocativa y...
Tirano Banderas ni el Seiíor Presiden- y de la Nación) el sexo no existía. La li- -¿Para épatar a los burgueses?
te, sino una figura, un emblema si us- teratura argentina parecía escrupulosa- -No, para que la literatura tuviera
ted quiere, más sagaz. Más perverso, mente asexuada. Era un cielo inarru- carne, para "encarnar el verbo"' ...
incluso. No un bruto con un par de bo- gable habitado por coros de ángeles. Y -Porque esa palabra aparece a cada
tas, no un militerote (que sería la ver- me parece que su asexualidad era rato en sus ensayos sobre los orígenes
sión liberal del clásico dictador), sino correlativo al uso del tú. Se renegaba de la literatura argentina.
una presencia mucho más inquietante, del voseo (inflexión bárbara del len- -Así es, sí. Es que entiendo que ese
que no se agota en una sola persona. guaje coloquial argentino) de manera cojer (materializado en su soporte de
Una especie de nube, de hígado gigan- homóloga a como se escamoteaba el se- grupos contrapuestos, y en el interior.
tesco o de mirada que flota. Ahí arri- xo. De ahí, tal vez, mis figuras femeni- de la dialéctica del afuera y del
ba ... Un control que nos agarra del nas, eventualmente como reacción y adentro, (in/ out, arriba/abajo, domi-
pescuezo. Al que no se puede .odiar sin como polémica. Convendría recordar nadores/trepadores) marca un itinera-
más como no se odia a una línea de que, por esos mismos años, se empieza rio secreto y decisivo. Desde AmaJia
aviación que nos impone sus horarios o a cantar el primer himno popular ar- -como primera novela argentina-,
sus comidas. Y que muy bien podría gentino que asume el voseo ... Cuerpo y pasando por El matadero -como ini-
ser representado con eso que se llama sexo, voseo, sudor, saliva, calor en los cial cuento ríoplatense-, hasta llegar
una estructura: un general y otro gene- dedos y debajo de las tripas: todo eso al Facundo ... Y de 1850, pasando por
ral y otro general. No interesa cómo se se escamoteaba. Era una narrativa Lugones y la literatura anarquista del
. llama cada uno ni ... linfática la predominante en 1955 o el 1900, hasta encallar por 10 menos en
- ¿Sintetizaria el circuito que va del 60... De ahí, sí, coincido con un aspec- Rayuela de Cortázar ... Esto es, el eje
general Uriburu en 1930 a los generales to de 10 que usted plantea: se trataba de de esa constante sería cojer /no ser
que brotaron del 76 al 82? rescatar o de poner en escena una di- agarrado, violar/conjurar la penetra-
-Tal cual. No ya el jefe, sino el or- mensión sexual -historizable- que se ción.
ganismo represivo depositado en ese había mutilado piadosamente. Pelusa -¿Qué implicaria esa dualidad: una
personaje que aparece en Cuerpo a era la primera figura femenina de la serie de parejas contrápuestas y
cuerpo: mas inasible, más contradicto- narrativa argentina que tomaba la ini- complementarias? .
rio, incluso. Con unos gestos y adema- ciativa. Que decía ya, "yo quiero", . -(Alzando las cejas) Sí. Creo que sí.
nes y hasta con un lenguaje ubicuo. "ahora mismo", "no demos tantas Una suerte de Scila-Caribdis. Sobre to-
-¿También ese aspecto coñdicionó vueltas". Desplegaba un lenguaje de do, si vinculamos la vertiente naturalis-
el bermetismo de que le bablaba? exigencias legítimas ... Le repito: un re- ta de nuestra literatura a la violación; y

42 - El Porteño, Abril 1983


LITERATURA

Me sospecho que no
habrá cultura
renovada, ni política
,creadora, ni hombre
nuevo en la Argentina
mientras se prolongue
esa versión teológica
que se ha coagulado en
torno a Borges como
alrededor de Perón.
la corriente donde predomina el simbo- la literatura argentina, en este orden de García. Chinitas que, como peonas de
lismo, a la que elabora el conjuro ante cosas, aparecería como el comentario patio o como criadas para todo servi-
la eventual penetración. mediatizado de una guerra civil tan la- cio, aparecen íntima y equívocamente
tente como postergada. . vinculadas a la iniciación sexual de ni-
-¿Boedo violador y Florida -¿Otra hipótesis, Viñas? ños y de señoritos.
conjurado? -¿Usted ha tratado ese tema en par-
-Sí... O tratando de aclarar la cosa: -Ahora sí. Al fin de cuentas, plan-
tear hipótesis -me sospecho- es una ticular, Viñas?
en 1982, el ademán decisivo de las no-
velas de Asís es la violación; el de forma de cuestionar lo categórico del -Ya le digo: se insinúa -entre ca-
Piglia, el conjuro. Y advierta que dogmatismo. Los matices siempre re- jas- en Cayó sobre su rostro. Reapa-
quienes, como Cortázar, intentan tejer sultan heterodoxias del poder. ¿Cómo rece, algo así como zigzagueando, en
con las dos puntas, plantean a cada pa- aclararme? Un organigrama, entendi- Jauría: después del asesinato de Ur-
so la correlación dramática do como formalización de la "filosofía quiza; cuando el protagonista se es~on-
perseguidor-perseguido ... Si me permi- militar", jamás tolera eventualidades. de en uno de los quilombos (prostíbu-
te: le propongo, nuevamente, El ju- -En Cuerpo a·cuerpo, pero en reali- los) a orillas de Gayquiraró; o cuando,
. guete rabioso como transposición lite- dad en toda su obra, se nota la tenden- a solas y tumbado en un alfalfar, mor-
raria de lo violatorio; le sugiero Elsur cia al uso de diminutivos, de la reitera- disquea una hoja y se espanta los tába-
de Borges como obsesión conjuratoria. ción infantil Y. en especial, de metáfo- nos. Esos son los episodios en que apa-
-¿Se trata de una hipótesis, Viñas? ras orales y corporales que remiten a rece la chinita: aparentemente sumisa,
-De una metáfora, si usted pre- un campo semántico: el de las cosas del mimosa, diestra, pero tan sombría co-
fiere, de una metáfora fundamental... campo, a la estancia argentina. Esa es- mo veloz e insolente. Y desde ya que
De cualquier manera, me permito suge- pecie de imperialismo simbólico, o de usando diminutivos, quizá
rirle -en función de esa constante es- presencia simbólica del campo registra- demasiados.
bozada en la vertiente conjuratoria- da en el habla, ¿es una metáfora de la -¿Todo eso se vincula con ese viejo
que también veamos el nexo posible historia del país. condicionada por el trabajo suyo que se llamaba "Niños y
entre el Calíbar del Facundo (que mar- paradigma dominante de la gran criados favoritos"?
ca una épica de la mirada, del espacio y estancia? -Sí. Sí. Era otra linfa secreta de la
que, de hecho, es un precursor de las fi- -Los diminutivos se vinculan, me literatura argentina: desde el sargento
guras detectivescas de Bioy Casares) y parece, con la manera de mirar; gene- Cabral entendido como una especie de
Funes el memorioso: el todo saber co- ralmente desde los rincones. O desde Tío Tom (que "se inmola dando la
mo garantía y conjuro de la agresión las zonas más ilegítimas de la casa: des- sangre por su amo"), hasta figuras que
amagada por los distintos. El temor a de abajo de una mesa, por alguna ren- pueblan la narrativa de Bioy Casares,
la ruptura que porta la alteridad. O pa- dija tan incómoda como fascinante, Beatriz Guido, Sábato, Belgrano,
ra usar palabras más bruscas: Dios co- desde las antiguas habitaciones de los Rawson, Silvina Bulrich. Y que ahora
mo certeza frente a la revolución. criados. O por encima del hombro de se me ha reactualizado en un libro
y ya que estamos tratando de ver lin- alguien que redacta su diario íntimo ... -una especie de antología crítica-
fas latentes en la literatura argentina (y Y, en efecto, esas secuencias se vincu- que se titula Indios, ejército y fronte-
me animo a decir, previsiblemente, en lan con mi infancia en el campo. Desde ra... Sí: el punto de partida es la Con-
la de América Latina), me parece que ya que no con la estancia (o rancho). quista del Desierto de 1879. Roca y la
sería muy fecundo contratar la dela- No. Sino con la chacra (o quinta). La peste. Pincén enjaulado en Martín
ción en Borges y entre los personajes de de mi abuelo Antonio Jota, en la Guar- García, el origen de los magnos latifun-
Arlt. dia de San Miguel del Monte, uno de dios, los salesianos y las domas de
-¿Siempre referido a esa oposición los viejos fortines de la provincia de potros de a mil. Martín García cons-
a la que usted aludía: amago de Buenos Aires, fundado en el siglo truido como un campo de concentra-
violación-conjuro ante la penetración? XVIII, entre Lobos y Chascomús ... ción por la mano de obra esclava de
-Sí, referido a esa oposición funda- Eso aparece sobre todo en Cayó sobre pampas y tehuelches; las caballadas, y
mental, a ese balanceo clave que, si us- su rostro. Y está vinculado, quizá, a Ceferino Namuncurá santificado en
ted prefiere, puede ser traducido a otro esa otra metáfora que usted sugiere. Roma después que su tribu fue diezma-
idioma: el que tendría que analizar a la Pero para mí, fundamentalmente, al da, análogo al gaucho beatificado en
literatura argentina como un drama universo de las chinitas, esas memo- Segundo Sombra por el nieto de un li-
permanente del espacio. Quiero de- rables y disimuladas escJavitas quidador de monteros. Y Payró denun-
cirle: confrontar la literatura de la domésticas, originadas en las distribu- ciando "la raza que se extingue" en La
Conquista del Desierto de 1880 con Ca- ciones que hacía el ejército de Roca en Australia argentina, que, paradójica-
sa tomada. Para no abundar ... Quizá el barrio de Barracas o en la isla Martín mente se publicó, en folletín, en La Na-

El Porteño, Abril 1983 - 43


LITERATURA
ción del general Mitre. Desde ya: no en . -La trayectoria de su grupo y de su . si no puede despegarse de ese doble mi-
la de sus nietos ... Y un novelista olvi- generación, la de los escritores de Con- to inmovilizador.
dado -o tergiversado-, Ocantos, que torno, puede verse también como la de -¿Otra bipótesis, Viñas?
describe el mercado de esclavistas si- una relación critica y contradictoria -Ahá. Que me gustaría que abriese
tuado en Barracas... . con dos de los bombres que más mar- polémica, que fuese discutida, si cabe.
-Quisiera analizar con usted el te- caron a la Ar;entina posterior a 1930, -Desde 1930 en la Argentina se re-
ma Borges, Viñas. ¿No fue excesivo de Borges y Peron. ¿Cómo analiza usted . gistraron el populismo peronista, la
su parte vincular al Borges de la nostal- esa doble" contradicción, doble presencia de los militares en el poder, el
gia del beroísmo con el espacio i- incomodidad? auge del movimiento de masas, los
deológico del lugones fascistoide? Re- contl'1Jgolpes oligárquicos, el fracaso
-Me malicio que esa es una pregun- de la convivencia democrática, el terro-
cordemos que Borges, en estos años, ta clave. Y si nuestro proceso arranca
ba criticado con bumor y demoledora- rismo, la represión más bárbara y una
con el Contorno de 1953, va trazando absurda aventura militar y política, la
mente a los militares, y que ante el beli- una parábola que -creo- se cierra o
cismo con Cbile y la guerra del Atlánti- de las'islas Malvinas. ¿Esto significa, si
se perfecciona en el número de Temps se retoma la dicotomia de Sarmiento,
co Sur fue pacifista. Y además: ¿no su- Modernes de diciembre de 1981;
bestima usted la importancia de la un predominio de las fuerzas de la bar-
íntegramente dedicado a la Argenti-'
corriente Borges Macedonio-Fernán- barie por sobre las de la civilización?
na ... Se trataba de una doble polémica
dez? ¿No cree que la misma, al plante- que tiene corno emblemas a Borges y a ¿Hay un camino civil, y civilizado, pa-
ar el papel estructural de la lectura en ra la Argentina?
Perón. Una polémica en un doble fren-
la producción de los textos Iitenírios, te: por el lado borgiano, acumulando -A mí -y a muchos- esa fecha,
realiza una operación de corte progre- sobre sí todo lo que implica la tradición 1930, se nos aparece como la bisagra
sista? ¿No manifiesta usted cierta car- liberal en la Argentina y, a poco de an- histórica que articula, hacia atrás, la
ga negadora en las opiniones al respec- dar, en América Latina; por el costado Conquista del Desierto de 1879, el pa-
to por un debate previo contra el for- peronista, todo lo que se superpone y saje del país romántico hacia el Estado
malismo "aséptico"? aglomera en la figura de Perón en la liberal, el predominio de la gentil tredi-
-Puede que haya sido injusto; si así vertiente populista. Aclarando, desde tion de los señores de 1880 y de la
fue, lo lamento ... Pero en el trabajo al ya, que en un sentido simbólico, tanto "República de conciencias" instaurada
que usted alude, donde vinculé me- Contorno como mi generación o yo por el general Roca y...
diatamente a Borges (el Borges fascina- mismo somos. tan "borgianos" corno -:-Muy parecido al poñiriato, ¿no?
do que dona sus libros, religiosamente, "peronistas". Estamos impregnados -En efecto. Tan emparentados
al Lugones director del templo de la de ambas figuras, hasta el moño ... Se -roquismo y porfiriato- sobre todo
Biblioteca), a ese Lugones de La patria trataría de una polémica central de la por su cultura de poses, de puras
fuerte y de La grande Argentina y del Argentina. Quizá -con todos los re- fachadas en la palabra corno en la ar-
elogio del sable, también se hablaba de ajustes y matizados cronológicos y si- quitectura: Avenida de la Reforma y
la otra vertiente: de la que anexaba a tuacionales-, de algo así como la Avenida de Mayo, por ejemplo'. Sí...
Borges con Macedonio Fernández. puesta al día del dilema "civilización" Eso hacia el siglo XIX. Porque hacia
Emparentados ambos por su sistemáti- y "barbarie". Insistiría en el aspecto adelante, 1930 se articula con la llama-
ca elusión del cuerpo: tanto del propio histórico, coyuntural: no. se trata de da década infame, con la significativa y
corno el de sus textos ... Y que, me pa- una versión que se pretende dialéctica. olvidada secuencia Justo-Fresco-
rece, se vincula con esa hipótesis de que Pero, si usted quiere, dos emblemas, Perón, con el protoperonismo, con los .
hablábamos hace un rato: el gambeteo, corporizados en dos viejos de la Argen- años del peronismo clásico (1945-55) y
el "no me tendrán" frente a la posibili- tina, cuyas diferencias incluso se saben con la vertiginosa serie de generales a la
dad de ser cojido en su sentido más de memoria, pero que interesaría anali- represiva.,; Si se quiere, la primera
fuerte ... Pero me permito recordarle zarlos a la luz de sus parecidos. Quizás etapa -entre 1880y 1930- fue un mo-
que ese artículo apareció en El País, de a partir de sus lenguajes y de lo obvio mento prepotente y hasta imaginativo.
Madrid, en septiembre de 1976. Ca- generacional. Más aun a contar de la - ¿El liberalismo del burgués
sualmente cuando Borges acababa de plegaria de Borges y de las órdenes de conquistador?
ser condecorado por Pinochet, cuando Perón, entendidas ambas corno dos cir- -¿Hum? Sí... Desde ya: el margen
venía de almorzar con Videla, cuando cuitos verticales con sus destinatarios: de fecundidad 'del liberalismo en una
acababa de dedicarle un poema a Ni- dioses allá arriba, masas ahí abajo ... determinada circunstancia histórica.
xon, y muy pocos días después de ha- . Pero en los dos casos, discursos inmo- Que llega a sus límites, al mismo tiem-
berle declarado a un cronista de Triun- vilizadores: tanto de los parroquianos po, con la ley de fundación de la Facul-
fo, también de Madrid: "El general Vi- que adoran a Borges, corno de los in- tad de Filosofía y Letras de Buenos
dela no ha sido suficientemente sis- condicionales que santifican a Perón. Aires y con la Ley de Residencia ...
temático en la represión contra los sub- Esto es, habría que analizar a Perón y a 1898 y 1904. En las dos, con la partici-
versivos". Qué duda: Borges es un Borges como objetos de culto. Y a am- pación protagónica del inolvidable Mi-
gran seductor, un maestro, pero suele bos y a sus respectivas voces, hieratiza- guel Cané, el autor de esas tras paren tes
dormirse con más frecuencia que Ho- das por un análogo star culto.. Desmo- memorias de Juvenilia que sirven de
mero. Y, además, aunque mi apre- vilizadores tanto Borges como Perón, texto en las escuelas de la Argentina ...
ciación hubiera sido excesivamente se- . le insisto, entendidos como los mayo- Que las gentes se trasformaran en hu-
vera, la asumo. Tal cual. No me enter- res emblemas de la Argentina de 1982. manistas y hablaran griego frente a la
necen "los grandes viejos" de la Ar- Y para tratar de explicarme con pa- corrupción del castellano provocada
gentina. No quiero dejarme enternecer: labras menos suntuosas: me sospecho por los inmigrantes, una. Y dos: expul-
porque si en todas partes existe el chan- que no habrá cultura renovada, ni sar a los primeros anarquistas y so-
taje del bebé, en la Argentina resulta política creadora, ni hombre nuevo en cialistas de origen inmigratorio, que
una especie de monumento nacional el la Argentina mientras se prolongue esa llevaban "en la sangre" la degradación
chantaje de los magnos ancianos. Y versión teológica que se ha coagulado de la inobjetable comunidad argenti-
son dos connotaciones que me resultan en torno a Borges como alrededor de na ... Allí empieza la crisis de la dudad
sospechosas: la leche y las canas. ¿Pu- Perón. Dicho de otra manera: la si- elitista, hasta llegar al agotamiento de
reza láctea? ¿Capilaridad consagrada tuación repetitiva de la Argentina, esa la imaginación liberal. Eso es lo que
acaso? Ya es hora de pasar a otra co- suerte de rutina o de enfermedad marca 1930. De-ahí en adelante, sólo
sa... Además, hay una cantidad sufi- histórica en la que chapotea ese país, han sido intentos de sobrevivencía. No
ciente de filisteos profesionales que se podrá prolongarse hasta el año 2000, o ya de la imaginación liberal, sino del.
encargan de canonizarlo a Borges. Y hasta el segundo centenario de la Revo- antipensamiento de origen liberal, que
valga un pollo por tantas gallinas ... lución de Mayo, si no logra trascender, ha condicionado que el ejército, ca-
L.......:_
44 - El Porteño, Abril 1983
LITERATURA

La literatura
,
argentina
aparecía
escrupulosamente'
asexuada. Era un cielo
inarrugable habitado
por coros de ángeles. Y
me parece que su
asexualidad era
correlativa al uso del
tú.

sualmente, esa suerte de Dieu caché de para ser consumida eclesiásticamente soslayarla entonces? ¿Quién? ... Yaho-
la oligarquía argentina, hoy funcione por los mercados periféricos) ... a partir ra -permítame la debilidad-, una
no ya como una emanación de la gran de los nuevos filósofos franceses, frase de Sartre que me parece conside-
burguesía, sino como estrella primor- decía, han decretado "la muerte de rable: "No me interesa tanto. saber qué
dial en tanto el vacío de poder se ha Marx" y del marxismo. Marx ha muer- han hecho las cosas conmigo, sino qué
trocado en un vacío de clase. to, proclaman. Sí. Pero como decía el hago yo con lo que las cosas han hecho
-y frente a eso, ¿qué, Viñas? don Juan: "los muertos que vos matas- de mí".
-¿Qué? Usted se pone inquieto. Yo teis gozan de buena salud".
también ... Frente a eso, y para empe- -¿y de Martínez Estrada?
zar por algún lado, lo que se va insi- ....:..
¿Y en lo que bace al "socialismo -Allá, a fines del "peronismo clási-
nuando en España, en Brasil y hasta en real"? co", me parece que funcionaba corre-
Bolivia! la apertura de una coti- -Que nada tiene que ver con el mar- lativa y complementariamente respec-
.dianeidad democrática. Sin humilla- xismo. Piense usted en el malogrado to del impacto sartriano ... Sí: en tanto
ciones, ni comentarios secretos, ni' Brejnev -premio nacional de literatu- mi grupo y yo como le decía, in-
triunfalismos mágicos y lamentables. ra en la URSS-, ¿qué tiene que ver tentábamos criticar, al mismo tiempo,
Ni "bajo el ojo de Jehová" entendido con Lenin? Y su eventual reemplazan- tanto a la cultura propuesta por el po-
como democracia vigilada ... te, Andropov, antiguo jefe de la policía pulismo, simbolizada entonces por el
soviética (que, casualmente, se reúne ministro de Cultura, doctor Ivanise-
Un auténtico espacio de discusión. con el antiguo jefe de la CIA norteame- vich, como a las sugestiones que nos
Le repito: como punto de partida. Eso ricana, el vicepresidente Bush) ¿qué cuchicheaban desde el liberalismo, Sur
sería lo civil. Lo posible. Supongo ... tiene que ver con los Grundrisse o con y La Nación condensadas, eventual-
Para salir de la circularidad repetitiva las diarias dramáticas y empecinadas . mente, en un libro muy discutido en
de la charca. Al fin de cuentas, no hay lecturas en la biblioteca del Museo esos años: Historia de una pasión ar-
círculos virtuosos ... Británico? Esos dos sí que son un gentina de Eduardo Mallea. Este era
-¿Una expresión de deseos? emblema, Andropov y Busch, un un escritor que, hacia el 50 o el 55, ocu-
-Sí. Como réplica a la represión de emblema monumental que agloinera al paba el lugar que hoy ocupa Borges
deseos que ha definido a la Argentina máximo, vertiginosamente, le diría, los dentro de la constelación liberaL.. Eso
de los últimos años. rasgos que en 1982 detenta el poder. era, en aquellos años, el Martínez
-En su trabajo critico se observan -y al socialismo en la Argentina, Estrada de Radiografía de la pampa y
varias berencias, Viñas, pero me gus- ¿cómo lo ve? de Muerte y transfiguración de Martín
taria que se refiera a tres de ellas. Uno: -Presumo, deseo, que se convierta Fierro ... No equidistancia. No. Tam-
lo de Marx y el marxismo. ¿Qué opina en la alternativa posible de que poco eclecticismo de "a más be sobre
de la llamada crisis del marxismo y del hablábamos, y que yo intentaba defi- dos". No, polémica en un doble frente.
presente del llamado "socialismo real" nir... ¿Un socialismo cargado de Eso era. Empeño por diagramar otra
en sus distintos modelos? ¿Y qué senti- utopía? Quizás. Al fin de cuentas, sin alternativa ... Claro, había una doble
do y futuro le ve al socialismo en la Ar- una utopía no se puede vivir. Al menos vertiente en Martínez Estrada a partir,
gentina? Dos: bábleme de Sartre y de uno no puede. Y cuando digo uno es- me parece, de esa doble discusión: una
su actualidad posible, tanto por su toy hablando (le mí mismo. "metafísica", Ilamémosle así, y otra
obra como por su ética. Tres: bábleme -y de Sartre, ¿qué, Viñas? histórica. En la primera se inscribieron
de Martínez Estrada en el mismo -En ese número de Temps Moder- entonces Murena, Mafud, Massuh y al-
sentido. nes al que me refería, en 1981, anoté al- gunos otros; nosotros optamos por la
-Tratando de ser muy breve, dado gunas cosas que ahora me parecen vi- que acentuaba los componentes
que si respondiera minuciosamente gentes. Entre otras, no sólo su decisiva históricos más concretos ... En mi caso,'
desbordaría el tiempo destinado para influencia sobre lo que me resolvía a podría hablar de Literatura argentina y
esta entrevista, respecto de Marx y de llamar generación del Che (más allá, realidad política, allá, por 1963. Y,
la crisis del marxismo: que muchos, a aquí también, de triunfalismos, derro- ahora, nuevamente, con varias vueltas
partir sobre todo de los llamados tismos y de las miserias de los mise- de tuerca me sospecho, Indios, ejército
"nuevos filósofos" (análogos en su no- rabies) ... No sólo esa influencia conti- y frontera. Creo que se puede decir:
vedad a la nueva cinematografía fran- nental en la América Latina de los años son dos libros descendientes del viejo
cesa y a la nueva novela francesa: exce- 50... porque ¿quién entre los que don Ezequiel; sin baterias y con
lente mercadería para la exportación y querían pensar críticamente pudo muchos matices ..•

El Porteño, Abril 1983 - 45


DESPOJOS

Superdesarrollo versus
subdesarrollo
Sumándose a la serie de notas destinadas a analizar los roles del arte y la cultura
en las relaciones Norte-Sur, la presente - de la que también parte de sus conceptos
fueron vertidos en Uniter Project on the Future, para la Unesco - basa sus
conceptos fundamentales en el estudio de las nuevas y sofisticadas formas del
colonialismo.

Verticalidad y estructura feudal: dos Alemania, Francia, Bélgica, Portugal, parte, es bien conocido cómo el Impe-
principios sobre los que se ha basado Espafia e Italia) se repartían perfecta- rio Japonés fue altamente influenciado
el Imperialismo y los cuales además mente el continente Africano. Y todo por la tecnología europea, en los añ.os
están en vigencia desde hace ya esto sin contar las colonias existentes .precedentes a la Segunda Guerra
centurias. en America (Indicas occidentales) y sin Mundial.
Pero también estos dos principios se tener en cuenta tampoco otro punto En resumen: hasta entonces Europa
han ido modernizando, sofisticando, muy importante para el ejercicio del era el solo Norte que conocíamos. Tan-
enriqueciendo, en este siglo XX, con el colonialismo: la administración indi- to sea esto dicho en el sentido virtual,
innegable progreso de la tecnología, a recta. Vale decir, la penetración como concreto.
partir de la Segunda Guerra Mundial. económica, y, sobre todo, cultural. Si traemos ahora a la memoria
Cuando el Imperialismo Clásico co- Nueva Zelandia, Australia, y Latino- aquella conocida fotografia tomada
mienza a decaer, nuevas formas se ba- américa no se salvaron de esto. Ni el durante la conferencia de Yalta -la
.san en estos mismos privilegios: el Neo- Imperio Chino, tampoco. Por otra cumbre de los líderes entonces llama-
Imperialismo, el Neo-Colonialismo. dos "a1iados"- podríamos perfecta-
. Sólo que esta vez- y como ya lo he- mente dibujar lo que sería el mundo
mos visto en el ensayo anterior- a la político-económico del futuro:
clásica dicotomía vertical, hay que Winston Churchill, el representante
agregar la más moderna de centro- por excelencia del Imperialismo Clási-
periferia. co iba a ser sofocado -de derecha a iz-
Estas nuevas formas -que se de- quierda y/o viceversa- por las dos
sarrollan lentamente desde principios nuevas y jóvenes potencias: Rusiay los
de siglo- adquieren fuerza a partir de . Estados Unidos.
1945. Ya que es en la clásica conferen- Había nacido el Neo-Imperialismo.
cia de Yalta, cuando los tres grandes Este ávido hijo del Imperialismo
-que después terminaron siendo sola- Clásico, aprendió mucho de su padre,
mente dos- se dividen el mundo. pero, por sobre todo, aprendió lo que
Había nacido el conflicto político- es ya un axioma en la mitología y en la
económico Oriente-Occidente. historia: destituir el padre para quedar-
Hasta entonces, esta dicotomía que se con su poder. Sólo sobre la transgre-
se había instaurado a partir del poder sión -y esto es bien conocido- se
de la Iglesia Católica era sólo pueden fundar nuevos imperios.
filosófico-religiosa. Pero además: el recién derrocado na-
La decadencia del Imperio Clásico zismo hitleriano fue el maestro más efi-
comienza a partir del final de la Gran ciente para los nacientes poderes. Una
Guerra (1914-18). Hasta entonces escuela violenta y efectiva: el terror, la
Europa había sido el "continente po- persecución política, la represión, los
deroso" y ejercía el colonialismo sobre servicios de "inteligencia", el totalita-
una gran parte del mundo. Occidente rismo, la dictadura y, finalmente, el ge-
se limitaba prácticamente a Europa, ya -, nocidio y la masacre. .
que Europa no es un continente en sí Podemos decir ahora con certitud
mismo, geográficamente hablando, si- que el triste destino de Polonia fue de-
no sencillamente "esa península occi- cidido en Yalta: los Estados Unidos y
dental de otro gran continente que se Gran Bretañ.a -ique tan enfáticamen-
llama Asia". Pero la cuestión es que te y democráticamente la defienden
Indochina era francesa, las Indias ahora!- la colocaron en ese preciso
Orientales, holandesas, Nueva Guinea momento a merced de la Unión So-
era alemana y la India, como bien lo viética. Por otra parte, la tecnología
sabemos, británica. Por otra parte, armamentista desarrollada durante la
siete países europeos (Gran Bretañ.a, Segunda Guerra Mundial-y sobre es-

46 - El Porteño, Abril 1983


DESPOJOS
te punto volveremos más adelante- ra de la sofisticada industria armamen-
fue un excelente aliado para el capita- tista: el militarismo doméstico. De es-
lismo moderno y su naciente politica tas movilizaciones anti-nucleares, algu-
económica. nas representan movimientos auténti-
cos: los últimos ejemplos' son la
El presidente Roosevelt estaría tulli- Marcba por la Paz que llegó a París
do, pero no moribundo. Y así, el otro- proveniente de los Países Bajos en el
ra famoso "gran demócrata del Nor- verano europeo de 1981, y la enorme
te", que había traído la esperanza a concentración (alrededor de 750.000
millones de europeos durante los oscu- personas) que tuvo lugar en las calles
ros días de la guerra, dió un giro de 180 de la ciudad de Nueva York, en el mes
grados en esa precisa conferencia y de-
de junio de 1982.
cidió que: "el dictador Stalin sería me-
jor colaborador para construir el Del resto de las expresiones anti-
nuevo mundo democratico", que el nucleares -más pasivas que pacifis-
propio Churchill. (0) tas- habrá que eliminar una gran par-
El Imperio ha muerto, se dijeron. te de las continuas conferencias para el
¡Viva el Neo-Imperio! Europa se "detente", donde el objetivo anti-
muere: ¡Viva América! Occidente de- armamentista se pierde en largas expo-
cae: ¡Viva el Norte! i
siciones de frías estadísticas y en
pias fronteras. Cuanto mas lejos, reuniones de académicos y tecnócratas
Acaba de nacer el binomio' Norte- mejor.
Sur. "jet" que se realizan, por lo general,
Pero mientras tanto, no descuide- en países subdesarrollados. Todo lo
Y, en realidad, Roosvelt no se había mos esa otra guerra que utiliza la cual -muy a pesar de las altas subven-
equivocado. Ya que ese joven impe- máscara de la paz: la intervención. Sal- ciones de fundaciones privadas o esta-
rialismo solamente podía sustentarse vemos al mundo, como lo hicimos en. tales para estos estudios- no alcanza
sobre la base de un país monstruo, y aquella oportunidad al entrar como para mover un milímetro de su lugar,
nunca más en la ecuación de: a pe- aliados en _laSegunda Guerra Mundial.
queños países, grandes imperios. Por- la tendencia armamentista del Norte.
Pero el héroe había muerto. [Viva el En una de esas conferencias, justa-
que el mismo desarrollo de la naciente opresor! mente -en junio de 1978, realizada en
tecnología, asi lo exigía: la aviación, La conquista había muerto. [Viva el Poona, India- el investigador Johan
los rápidos medios de transportes y co- intervencionismo! Galtung (UNIT AR, Ginebra) tuvo una
municaciones, los nuevos armamentos Apenas después de la conferencia de respuesta inusitada y lúcida frente a
con que la Segunda Guerra Mundial Yalta, la inferioridad nuclear soviética una encuesta anti-armamentista que
regaló al mundo, hacía perfectamente con respecto a los Estados Unidos, y había durado ya varios días de discu-
prescindible la proximidad de las fron- sobre todo, el plan Baruch, que apoyó siones y diálogos: "Si tenemos con-
teras de la comunidad europea impe- a los Estados Unidos para el control in- fianza en los Estados Unidos -dijo
rial: el Viejo Imperio. De ahí en más, el ternacional de las armas nucleares, hi- Galtung- ¿para qué vamos a exigir el
camino hacia el superdesarrollo estaba zo que los dirigentes rusos pusieran el desarme ... ? Y si no la tenemos ... ¿de
abierto. Y para el super-desarrollo se énfasis en el plano moral. Apenas una que sirve que lo exijamos, de todas
necesitan super-países. década más tarde -en la intervención maneras?"
Una de la mejores lecciones que el rusa en Hungría- vemos que tal mo- En su Teoría Estructural del Impe-
neo-imperialismo aprendió de la crisis ral, en realidad, no existió nunca, ni de rialismo, publicada en el Journal of
bélica mundial, fue que la guerra era uno ni del otro lado de las llamadas Peace Research en 1971, Johan Gal-
un excelente negocio. Así, se ganaba superpotencias .: tung argumenta esos dos mecanismos
tiempo ante la decadencia de la crisis Al día de hoy, esta seudo-moral de básicos donde se basa el Imperialismo:
económica burguesa, instaurada a par- los países superdesarrollados se trans- 1) El principio de interacción
tir de la decadencia del imperialismo forma en una constante amenaza de vertical.
clásico. La cuestión era conseguir un una tercera guerra mundial. Pero, en 2) El principio de la estructura de la
estado de guerra permanente (una es- realidad, la segunda guerra mundial no interacción feudal.
pecie de contra-partida de la parece haber terminado nunca, salvo Todo lo que Galtung agrega a estos
revolución-permanente), y-el de- por el hecho de que se lucha en territo- conocidos principios es su teoría sobre
sarrollo de una industria de guerra es- rio ajeno: Korea, Indochina, Vietnam, la interacción, ya que él recalca que "el
table se les hizo entonces imprescin- Argelia, América Central, Medio punto básico acerca de la interacción
dible, para lograr el camino hacia el Oriente, Asia. es, por' supuesto, que ciertos pueblos y
super-desarrollo. Y los territorios - a partir de la ciertos países tienen diferentes valores
Pero: si para detener la crisis del ca- trágica Guernica en 1936- sirvieron que pueden complementarse, y, de esta
pitalismo y continuar el ejercicio del siempre como campo de experimenta- manera, hay un cierto compromiso pa-
poder, el remedio era segur haciendo la ción tecnológico armamentista, para la ra el intercambio". Esto trae apareja-
guerra, no era más necesario, sin em- guerra subsiguiente. Pasando por Hi- do según Galtung, lo que él llama
bargo, hacerla dentro de las propias roshima y Nagasaki, hasta llegar a "efectos de interacción" entre países
fronteras. Y esta idea de "la guerra, sí, nuestro inmediato y triste pasado de las desarrollados y países en vías de
pero fuera", fue, evidentemente, una Islas Malvinas. desarrollo.
innovación norteamericana. Claro que para este superdesarrollo Galtung agrega que esta interacción
Y esto sin duda fue dado a partir de armamentista del Norte, el factor so- entre el Centro y la Periferia se produ-
su intervención aliada en la Segunda viético resulta así un enemigo útil. Y, ce de esta manera:
Guerra Mundial. Pero, a partir de ahí "como si una excesiva imagen del esta- a) Existe una armonía de intereses
¿por qué se preguntaron- destruir do absoluto hegueliano exisitiera en la entre el centro del país del Norte y el
nuestras ciudades, nuestra industria, realidad de la vida diaria, los Estados centro del país del Sur. b) Hay más de-
nuestra gente? La guerra es buena, pe- Unidos inician el diálogo con la amena- sarmonía de intereses dentro del país
ro cara. za nuclear, y, constantemente, la periférico que dentro del país central.
Ahora jugaremos -se dijeron- a Unión Soviética responde" .(0) . e) Hay una desarmonía de intereses evi-
hacer la guerra de los otros. A la inter- Naturalmente, y, como actitud con- dente entre la periferia del país del
mitente amenaza de la bomba nucle- testataria a esta cultura nuclear surgen Norte y la periferia del país periférico,
ar- será un mundo a nuestra merced. en los países del Norte movilizaciones Aparentemente, según Galtung, el
Y si es necesario hacer la guerra, anti-nucleares. En el Sur, estamos enfrentamiento entre el Norte y el Sur,
bagámosla, pero lejos de nuestras pro- constantemente ocupados con otra ca- sólo podría producirse a partir de la

El Porteño, Abril 1983 - 47


DESPOJOS
cultura periférica de ambos países, ya dientes de esa misma tecnología. Idea
que todo adoctrinamiento se efectúa de ésta que hemos tenido la oportunidad
centro a centro. de comprobar durante la última déca-
Pero, tal vez se deba a que esta da: el militarismo del Sur provoca el
publicación tiene ya más de diez años, super-desarrollo del Norte, y desembo-
la cuestión es que, lo que verdadera-· ca en su propio y fatal ultra-subdesa-'
mente deja de ser coincidente con la re- rrollo.
alidad actual es la correlación de- Quizás, como una contrapartida de
sarrollado en vías de desarrollo. Ya este estado de cosas, deberíamos traer
que a través de estos últimos años, he- a colación el caso deja China Maoísta:
mos podido comprobar -particular- después de la ruptura con la Unión So-
mente en el caso Latinoamérica- que viética, y más particularmente, después
los países otrora en via de desarrollo de su revolución cultural, se ha de-
trastabillaron fuertemente por la crisis mostrado cómo un pais considerado
económica que el Norte exportara ha- hasta ese momento tercermundista, si-
cia los países del Sur, de más en más. Y gue su propia idea original de de-
el resultado de este Neo-Imperialismo sarrollo, bien lejos del modelo impues-
es un sub-desarrollo galopante. Tal es to por Occidente, con el resultado que
el caso remarcable de Brasil y Argenti- todos conocemos.
na, a la cual sigue México, entre-el Más teorías similares al respecto, y
resto. (- con las cuales daremos por terminado
Desgraciadamente, estas "exporta- el tema de este ensayo:
ciones" de crisis -a partir de la década Es a propósito del arbitrario signifi-
del treinta- no se hacen solas. Sino cado histórico del término "gap", tan
Sobre la base de contubernios entre la utilizado sociológicamente. Gap (del
política neo-imperialista del Norte y los inglés: interrupción, quebrada, laguna)
gobiernos autoritarios del Sur: los es ese abismo existente entre una y otra
"idiotas útiles" del NeoImperialismo .. generación, o entre desarrollado y sub-
Este tipo de política colaboracionista desarrollado. Abismo éste que pare-
(Del latín, contubernium: una asocia- ciera no poder llenarse jamás, no poder
ción ilícita entre aino y esclavo) y so- ser jamás cruzado.
metida, ha sido -como ya lo hemos Sabemos al respecto, que el de-
visto en el primer ensayo de esta serie- sarrollo de Gran Bretaña se construyó
fruto de la violenta conquista españo- sobre el subdesarrollo de la India.
la. Lo curioso es que un pueblo como Günder Frank, otro conocido teórico
el nuestro -que se ha alimentado pos- neo-marxista, señala que "el ultrasub-
teriormente de culturas universalis- a la teoría de Galtung, Barratt Brown y desarrollo del Noreste de Brasil, había
tas- siga enganchado a esta suerte de Foster Carter -dos teóricos neo- estado caracterizado antes por su con-
yugo que lo empobrece de más en más. marxistas- exponen a su vez lo dición de falso desarrollo de super-
Y cuya meta final es el subdesarrollo siguiente: satélite". No duró mucho.
más absoluto: el ultra-subdesarrollo. La estructura del Imperialismo -di- Por 10 cual -insiste Frank (0)_· el
Pero Europa misma -y lo estamos ce el primero- provoca sin duda el término mismo de "desarrollo" carga
viendo nítidamente en estos últimos subdesarrollo del Tercer Mundo, aun- un concepto erróneo, ya que "los
meses- se está también dividiendo que éste no es un proceso ni importante paises ahora desarrollados nunca han
-paso a paso- en países Norte-Sur. ni peligroso para el Norte. Ya que, aun estado antes subdesarrollados", y
Con Francia en el centro -como de si el Norte continúa alimentándose del agrega que "la teoría burguesa del de-
costumbre soportando enormes pre- Sur; es imposible jugar el "juego de sarrollo no es una teoría científica, sino
siones de izquierda a derecha y vicever- agregar ceros". Vale decir: La pérdida solamente un término cultural e ide-
sa, transaccionando tanto con los unos de B (leer Sur) no es necesariamente la ológico que esconde las características
como con los otros. Ya tendremos la ganancia de A (leer Norte). Así, esta te- del sistema occidental" (0)
oportunidad de ver que, ni el socialis- oría insiste en que no hay conflicto o Después de revisar estos conceptos,
mo "sui-generis" que ha instalado co- desarmonía de intereses entre el Norte los pueblos de los países latinoamerica-
mo poder, podrá aliviarla jamás de es- y el Sur, ni proveniente de su centro ni nos deberíamos interrogarnosdrástica-
ta sofocante tarea. Y, muy posiblemen- de su periferia. Y que, por lo tanto este mente al respecto: o cambiamos defini-
te, antes de que el presidente Miterrand tipo de "relaciones de despojo" Norte- tivamente el modelo cultural de de-
termine su mandato, va a tener que de- . Sur, podrían desviarse en nuevas técni- sarrollo occidental y norteño, y cre-
cidirse si pertenece al Norte, o al Sur. Y cas, esto es: modificarse para prolon- amos uno propio, o entramos definiti-
actuar en consecuencia. garse lo más posible, sin que por ello vamente en el camino de ida sin vuelta
Justamente, esta dicotomía entre deban forzosamente entrar en conflicto hacia el ultrasubdesarrollo. Aparente-
país desarrollado y país en vía de de- alguno de intereses. mente, sólo en esta decisión,
sarrollo, ha sido ya profundamente La prueba de ello la aporta otro podríamos aún encontrar el camino de
discutida por los teóricos neo-mar- teórico neo-marxista, el investigador nuestra fuerza escondida, y no seguir
xistas en años anteriores. Los cuales se- Foster Carter, quien ya en 1973, aduce: engordando la fuerza ajena, al altísimo
ñalan que las llamadas "burguesías na- "El hecho de que hoy en día (0)· el precio de nuestra vida .•
cionales" de la periferia, fueron cre- método necesario para absorber el des- Martha Gavensky
adas por los países occidentales del perdicio del moderno capital sea el pre-
centro, a su propia imagen y semejanza snpuesto armamentista, hace pensar en NOTA PDP: (0): John Terraine: "The Mighty
(modelo) y, en consecuencia, estan nuevas formas de explotación". Sobre Continent", BBC, London, 1974
históricamente imposibilitadas para todo si refleccionamos en la idea de
promover su propio desarrollo, ya que que estos métodos se incrementan de NOTA: (0): Richard Falk "Indefensible
Weapons", New York, 1982.
así han estado preparadas -a través de. más en más, dentro mismo del comer-
ese mísme modelo-para someterse. a los cio y la inversión capitalista del Norte y NOTA: (0) A. Foster Carter: "Punti di vista
intereses político-económicos del que además, están basados principal- neomarxisti sullo svelupo et sul sottosveluppo",
centro. Los mismos paises que han blo- mente en la capacidad de la innovación Piacenza, 1973.
queado su economia y desarrollo. tecnológica, más que en hi materia pri- NOTA: ("): GUnder Frank: "Economical
Volviendo al tema, y como respuesta. ma. LQ que hace a est~ países depen- Development And Cultural Change'" '

48 - El Porteño, Abril 1983


MARGINADOS

LOS MARGINADOS DEL AMOR


ALES
La humanidad combatió durante siglos la
homosexualidad y, 'desde las bárbaras castraciones
primitivas hasta los modernos sillones de los
psicoanalistas, los hombres y mujeres que se
sintieron atraídos por personas de su mismo sexo,
fueron el blanco de distintas agresiones y diversos
intentos de invalidación. La respuesta de los
homosexueles ante esta agresión sistematizada fue
siempre marginal: acusados de "pecadores",
"delincuentes" y "enfermos" por distintas
instituciones religiosas, legales y científicas,
sobrevivieron desarrollando conductas paranoicas
hasta que, a mediados de este siglo, la evolución
social de algunas comunidades, les permitió unirse en .
agrupaciones del tipo de "dignidad", que lucha por
reivindicar los derechos del homosexual en todos los
niveles y en distintos países.
En la Argentina, el homosexual vive sumamente
marginado y perseguido.
Multitud de prejuicios vinculados entre sí han
consolidado una opinión pública que aprueba
unánimemente esa marginación.
Este es el resultado de una investigación reelizede a
hurtadillas, en bares y calles de la ciudad. Ningún
encuestado quizo dar su apellido.
Tanto sacerdotes como otras autoridades se negaron
a opinar. Pero también descubrimos los motivos de
este tabú.

sión irracional de distintas comunida-


El Ghetto Homosexual des podía canalizarse con aparentes
motivaciones racionales. Los homose-
Además de la guerra, como en la xuales fueron una de estas minorías
canción de León Gieco, existe otro lúmpenes de la humanidad.
monstruo grande que pisa fuerte y que El término homosexual, etimológi-
se llama: la mayoría. En nombre de esa camente, no significa "tendencias se-
mayoría (entidad anónima que pocas xuales hacia el hombre" como una cre-
veces fue realmente representada) la in- encia popular parece certificarlo, sino
tolerancia humana cometió los críme- "deseo hacia el igual", es decir, a
nes más espantosos y las injusticias miembros del propio sexo.
más aberrantes de la historia. Los -"Nos vemos forzados a esconder
negros, los judíos, los delincuentes, los nuestras tendencias -nos dice Roberto
embrujados, los locos fueron minorías S., 25 años, estudiante- o bien fingir
condenadas a permanecer dentro de una masculinidad que no sentimos pa-
.ghettos culturales hacia donde la agre- .ra no ser víctimas de bromas, burlas,

El Porteño, Abril 1983 - 49


MARGINADOS
agresiones y aislamiento. Lo peor es con cierta carga agresiva".
que uno se acostumbra a sentirse un . Como puede verse, entre los propios
delincuente y vive todos los días esca- homosexuales existen diferenciaciones
pando del castigo ... ". y categorías selún la conducta asumida
La discriminación que suele sufrir el ante su propia "tendencia. Desde el tra-
homosexual se manifiesta de distintos vestí o el "mariquita" escandaloso
modos, en forma institucionalizada, a hasta el que se empeña en parecer hete-
través de organismos legales, científi- rosexual hay toda una gama de com-
cos y religiosos, en donde el sentimien- portamientos posibles. .
to colectivo encuentra el alimento de "Pero seas asumido o no lo seas
sus prejuicios. -explica Mario- tenés que bancarte
El periplo represivo que suele vivir la persecusión y el rechazo en la calle,
un homosexual se inicia en los albores en tu laburo. En todas partes sos 'el ra-
de la conformación definitiva de su ro' y te obligan a comportarte como un
personalidad, cuando siendo adoles- raro ... " .
cente descubre su homosexualidad y
debe asumirla en el núcleo de familias
fuertemente impregnadas de un man-
dato heterosexual.
La persecusión
"Yo no creo que haya padres que se
banquen un hijo 'maricón' -dice Ma-:
religiosa: el Pecado
rio M., 30 años, empleado- De un
modo u otro te reprimen, te expresan En los últimos tiempos, en el seno de
su vergüenza o rechazo. Mi padre lo la Iglesia Católica, frente a la postura
tiene tan negado que aún hoy día, yo tradicional que sostenía la necesidad de
voy a comer a casa de mis padres con orientar a los homosexuales hacia la
mi pareja y mi padre lo trata como si abstinencia de sus expresiones se-
fuéramos amigos, como si no pasara xuales, o en el mejor de los casos, hacia
nada. Toda la familia hace esfuerzos la heterosexualidad, han surgido dife-
para que la conversación nunca se esta- rentes posturas que tienden' a revisar
cione sobre temas sexuales o profundamente las normas generales
amorosos" . que han provocado cierto alejamiento
El calvario continúa en el colegio en de la comunidad homosexual de la
donde los adolescentes heterosexuales institución.
han incorporado todo un lenguaje "Para mí fue una gran contradicción
machista que los habilita para agredir a asumir mi homosexualidad -relata
través de expresiones tales como: "pu- Mario S.- especialmente porque yo
to", "comilón", "mariquita", "tro- tuve la' vocación sacerdotal y fui semi-
lo", "tortillera", "iavertido", narista. Cuando fui consciente de mis
"marcha atrás", etc. tendencias sexuales, viví dos años su-
"Que te digan maricón, si está dicho mido en un infierno. Trataba de negar
con buena onda, está bien -dice la realidad, ni siquiera era capaz de
Carlos, 19 años, estudiante- incluso confesarlo a un sacerdote. La culpa me
nosotros hablamos así. Pero otra cosa estaba volviendo loco. Después me di
es que lo digan con desprecio, 'maricón cuenta de que no era el único y co-
de mierda' ... fijate que no dicen 'tipo mencé a aceptarme ... " .
de mierda'... Pero para mí esta agre- El sacerdote jesuita John Mc Neill,
sión parte de la gente que no está segu- doctor en filosofía de la universidad de
ra de sí misma. El tipo que está seguro Lovaina, en su controvertido estudio
de su rol nunca te jode. Te jode el "La Iglesia ante la homosexualidad"
reprimido, el que tiene miedo de tener -cuya publicación fue retenida duran-
un culo ... ". te dos años por la jerarquía de la Igle-
Ya en la madurez, el homosexual sia- asegura que: "Contra el mensaje
tiene la opción de asumir su rol social'y bíblico de que por el amor se va a Dios,
hacerse "Gay". -El término "gay", el homosexual ha de pensar que su
en argot, significa homosexual pero en amor humano más profundo y sincero,
sentido alegre, simpático, tolerante, no lo separa de Dios y también de su ama-
con desprecio ni con intención de cen- do. ¿Cómo pueden los homosexuales
sura. Ser gay significa estar liberado de cristianos aceptarse a sí mismos y su.
la represión, de la vergüenza, de la cul- homosexualidad y seguir creyendo, en
pa, de la crítica de los demás. . su propia dignidad como Seres
"Yo creo que el tipo que anda por humanos?" .
los trenes o en los baños públicos no es La negación de la homosexualidad
gay -dice Aníbal T., 28 años, emple- como forma de amor y unión entre los
ado- Ser gay significa asumir la ho- . seres, estuvo siempre relacionada con
mosexualidad dentro de las condi- la consideración de que esta tendencia
.ciones que la sociedad te permite. Ser de la sexualidad era' atentatoria contra
gay es buscar pareja, es sentir amor. la estructura familiar, institución ésta
No es gay el que 'yira'. Tal vez ese tiene considerada como esencial para el cre-
mucha actividad sexual, pero nó 'se cimiento del ser humano.
asume, está solo ... ". "Yo antes salí con un tipo grande,
"Los maricas relajantes ~opina No- casado -cuenta Roberto S.- cuando
ra, 32 años, actriz- son producto de la joven había sido católico, muy creyen-
represión social. Sufren tanto el recha- te. También era homosexual. Pero se
zo de sus semejantes que se repulsan a sentía tan culpable; tan solo que deci-
sí mismos.y transmitensus sentimientos dió luchar contra su deseo, Se casó y
50 - El Porteño, Abríl19B3
MARGINADOS

tuvo hijos y a los 50 años no aguantó que condena la condición sexual de


más. Salió a la calle a buscar ciertas personas antes de comprobar al-
muchachos jóvenes. Ahora lo conside- guna conducta delictiva, parece arran-
ran un degenerado, peor que un homo- cada de alguna pesadilla kafkiana. A
sexual. Yo no creo que sea culpable él. partir de ese momento, ser homose-
La religión y los prejuicios lo llevaron a xual, en España, se convirtió en un
traicionarse a sí mismo y a elegir un ca- delito.
mino que no le correspondía" . Pero la culminación máxima de la
Esta forma de invalidación sexual persecusión institucional a la comuni-
emanada del sistema de creencias tradi- dad homosexual, tuvo lugar durante la
cional de la Iglesia parte de la idea de época del nazismo, En 1936, Heinrich
que la 'relación homosexual es perver- Himmler promulgó un decreto al que
sa, antinatural y, sobre todo, despoja- anunciaba así: "Al igual que hemos
da de todo sentimiento amoroso. vuelto a la antigua postura germana
El sacerdote español Antonio Roig, respecto de los matrimonios interra-
que se vió obligado a enclaustrarse ciales, en nuestro juicio de la homose-
luego de la publicación de su libro To- xualidad, (síntoma de degeneración
dos los parques no son un paraíso, afir- que podría destruir nuestra raza), he-
ma: "Aún hoy día, hay que'señalar, la mos de volver al principio de rector
Iglesia Católica constituye uno de los nórdico: el exterminio de los
. frenos más poderosos que coartan las degenerados".
aspiraciones de los homosexuales a la Las imágenes relatadas en la obra te-
búsqueda de sus derechos. Pasarán atral Proceso interior, que tuvimos
muchos años antes que la Iglesia admi- oportunidad de ver el año pasado, no
ta algo tan sencillo como la dignidad son producto de la fantasía del autor.
intrínseca de esta variante de la En 1937 el periódico de las SS calcu-
sexualidad" . laba que había dos millones de homo-
Sin embargo, y más allá de estas sexuales en Alemania y pedía su exter-
expresiones aisladas de algunos in- minio ... Nadie sabe exactamente
tegrantes de la comunidad católica, es cuántos homosexuales perecieron. La
indudable que la Iglesia mantiene ante iglesia Luterana austríaca sitúa el
la homosexualidad la misma tesitura número de muertos en el orden de los
conservadora y represiva que ante 220.000, la cifra más alta después de
otros graves problemas de la sexuali- los judíos.
dad tales como el aborto, la masturba- En nuestro pais no hay leyes específi-
ción, los sistemas anticonceptivos, las cas que prohíban el ejercicio de la ho-
relaciones prematrimoniales, etc. mosexualidad. Sin embargo, a través
La postura típica de la Iglesia puede de figuras legales como "prostitución"
sintetizarse en la opinión de Antonio o "escándalo en la vía pública", los
Molina, profesor de derecho canónico, homosexuales se ven implacablemente
quien dice: "Conocemos los intentos perseguidos.
que existen en diversos sitios del mun- "La homosexualidad en Argentina
do por admitir la legitimidad y legali- no está prohibida por la ley -afirma
dad a todos los efectos de la práctica Aníbal-. Pero te enganchan legalmen-
homosexual. No vamos a discutir la te por otra rosa: si conociste a alguien
bondad o maldad de estos hechos. Lo por la calle y te pescan, te llevan por
que se debe comprender es que la Igle- prostitución. O nos inventan corrup-
sia Católica tiene un conjunto de valo- ción de menores o atentado a la moral.
res éticos recibidos de Cristo y sus La policía nos tiene fobia. Cierran los
apóstoles que no pueden modificar". boliches que son gay, te reconocen en
la calle y te detienen ... ".
En el argot policial, prostitución es
La persecusión legal: denominado' por el código 2H. Eri la
tercera ocasión que un gay firma un 2H
el Delito . puede ser enviado a cumplir una con-
dena a la prisión de Devoto junto a
auténticos delincuentes culpables, sí,
Henry Lefevre sostenía la teoría de de haber antentado contra otras perso-
que cada sociedad escogía un deterrni- nas. Esta forma de "desaliente", oscu-
nado segmento de la posible experien- ro, injusto y nada legal, logra crear en
cia humana y la convalidaba, permi- los homosexuales que atraviesan por
tiendo y alentando a los individuos pa- esa penosa experiencia, una conciencia
ra que asumieran esas conductas aún más marginal de su condición.
mientras, paralelamente, prohibían y Todas las estadísticas dicen clara-
reprimían las conductas atípicas. mente que existen más delitos heterose-
Muchas instituciones han nacido de ese xuales que homosexuales. En la ma-
intento por desalentar conductas. Y, yoría de los casos, las violaciones, abu-
cuanto más autoritaria y anti- sos y atentados al pudor son ejecutados
democrática sea una sociedad, mayor por heterosexuales. Sin embargo, cual-
será la represión a las minorías que han quier crimen cometido. por un homose-
incorporado como forma de vida esas xual toma dominio público y es motivo
conductas prohibidas. de escándalo ... "Hay mucho comercio
'. En 1970, Franco introdujo una con nosotros -dice Carlos- diarios
cláusula dentro de la Ley de Peligrosi- como Crónica publican con letras bien
dad Social, para incluir a la homose- grandes: 'Otro homosexual asesinado' ,
xualidad dentro de la misma. Esa ley . 'Homosexual asesinado'... lo hacen

El Porteño, Abril 1983 - 51


MARGINADOS
para vender más, se nos utiliza. es aquel momento de la infancia en que
asquerosamente ... " . se produce un enamoramiento del chi-
Bajo la constante amenaza de ser co por el padre del sexo opuesto. Cuan-
acusado de prostitución, inmoralidad o do esto no ocurre, es decir, cuando se
corrupción, el homosexual se ve obli- invierte la identificación, y esto puede
gado a relacionarse en espacios cada suceder por diversos motivos, y se pro-
vez más marginales. "Yo no me atre- duce el enamoramiento del varón hacia
vo, por la calle, a acercarme a un tipo el padre o de la chica hacia la madre,
que me gusta -dice Roberto S- ¿Y si ahí nace entonces la condición para la
es cana? .. Te lo reconozco, soy un pa- homosexualidad" .
ranoico, un perseguido, no me atrevo "Ser homosexual no significa tener
ni a mirar a la gente por la calle, cada deseos de ser mujer -nos dice Rober-
día me siento más sólo ... ". to- Ahí sí habría enfermedad: Cuan-
do uno quiere usar pollera y tener
pechos.
La persecusión Pero yo soy hombre y me gustan los
hombres que es distinto. Si los homose-
científica: la xuales estamos enfermos es de la mis-
ma enfermedad que los heterosexuales
Enfermedad pero no hay algo propio de nuestra
condición ... " .
"En psicopatología no se habla de
Tal como comenta Manuel Puig en sanos puros, enfermos puros, perver-
su novela "El beso de la mujer araña" , sos puros -continúa explicando el Lic.
fueron tres las teorías principales de la Avelluto- todos los seres humanos te-
vieja psiquiatría para convertir la ho- nemos componentes neuróticos y per-
mosexualidad en una enfermedad de versos en distinto grado. Una sociedad
origen orgánico. La primera de ellas in- que niega la homosexualidad, que la
tentó establecer que la conducta homo- margina, está negando sus propios
sexual deviene de un desequilibrio de componentes perversos. En la Argenti-
proporción de hormonas masculinas y na, que desde hace un tiempo se ha
femeninas. Sin embargo, ningún test convertido en una sociedad reprimida,
realizado a homosexuales ha demostra- las personas no pueden asumir libre-
do tal desequilibrio. La segunda teoría mente su sexualidad y, por ello, los ho-
se refiere a la intersexualidad o her- mosexuales sufren dificultades que ge-
mafroditismo. Se aduce en ella que los neran nuevos trastornos neuróticos".
homosexuales varones, por ejemplo, "Yo creo que el psicoanálisis es pro-
serían genéticamente mujeres cuyos ducto de la moral judeo-cristiana
cuerpos han sufrido una completa in- -opina Nora, una de las pocas homo-
versión sexual en dirección a la sexuales activistas existentes en Buenos
masculineidad. Aires-. Para el psicoanálisis, como
Esta teoría se debilita fatalmente si para la iglesia, la única salida sana es la
se considera que el 99 OJo de los homo- heterosexualidad yeso es porque se in-
sexuales presentan características nor- tenta mantener un tipo de sociedad ba-
males aún en términos cromosómicos. sada en un hombre y una mujer
La tercera teoría es la que propone el reprimidos ... " .
factor hereditario. Pero la vaguedad de "Lo que hay que comprender -dice
las conclusiones obtenidas en estas in- el Lic. Avelluto- es que la homose-
vestigaciones ni siquiera permite consi- xualidad no inhabilita nada o inhabili-
derarla seriamente. ta como cualquier otra neurosis o per-
"Si vos me preguntás por qué soy versión. Un homosexual podría ser
homosexual, yo te preguntaría a vos psicólogo, por ejemplo, y su única li-
por qué sos heterosexual -dice Aníbal mitación sería que no podría trabajar
T.- No hay pautas fijas. No todos na- con pacientes homosexuales del mismo
cemos de una familia típica, madre modo que un psicólogo obsesivo no
castradora por ejemplo. La constitu- podría trabajar con pacientes
ción de las familias es distinta y tam- obsesivos ... " .
bién son distintos los niveles sociales. Lo cierto es que si bien se ha evolu-
Incluso hay familias con dos hijos so- cionado notablemente desde las primi-
metidos a la misma influencia y uno sa- tivas teorías psiquiátricas hasta las mo-
le homosexual y el otro no ... te digo, dernas concepciones que partieron de
yo no me considero en absoluto un Freud, aún no se ha eliminado el térmi-
enfermo". no "enfermedad" que, de alguna ma-
Sin embargo, para el Licenciado Os- nera, ha sido un reflotamiento cientifi-
valdo Avelluto, Presidente de la Fede- zado del término "pecado" .AI cortica-
ración Argentina de Psicólogos, la Ho- lizarse la sexualidad, es decir, al dejar
mosexualidad, en términos psico- de ser un fenómeno puramente biológi-
analíticos, es una enfermedad. co, se hace muy difícil establecer un
"Psicoanalíticamente, la homose- patrón de conducta erótica que pueda
xualidad es/una perversión -nos dice imponerse socialmente como modelo
Osvaldo Avelluto- Aun cuando es ne- de salud. Así como Freud consideraba
cesario distinguir el significado psi- positivo que la sexualidad se canalice
cológico de ese término del que social- heterosexualmente, investigadores co-
mente suele tener en distintas culturas. mo Herbert Marcusse, por ejemplo,
La sexualidad humana está estrecha- propician un regreso a la perversidad
mente ligada al complejo de Edipo que polimorfa característica de la infancia.

52 - El Porteño, Abril 1983


.MARGINADOS
y en donde la erotización se expresa . de una programación social. Junto a
más allá de la sexualidad puramente las diferencias fisiológicas y anatómi-
genital. cas no se me ocurre ninguna otra carac-
terística que sea propiedad privada y
El Activismo exclusiva de uno de los sexos".
El psiquismo de cualquier persona
homosexual está formado por una serie de compo-
nentes femeninos y masculinos que de-
terminan una identidad particular, di-
Desde las legendarias manifesta- ferente de otras y, sólo a través de los
ciones de Carl Withman, (uno de los roles creados por la cultura, es que ese
patriarcas del Poder Homosexual, psiquismo se ve forzado a reprimir par-
cuando en 1971 declaraba en San Fran- te de su caudal expresivo.
cisco: "La homosexualidad no es odio Reich afirmaba que si queremos
o rechazo al sexo opuesto. Tampoco es comprender la enfermedad de un
una enfermedad o una neurosis. La na- pueblo es necesario observar sus cos-
turaleza no define el objeto sexual, es tumbres sexuales.
la sociedad la que impone el objeto. En
el pasado los hombres han llenado de Si bien en muchos aspectos Argenti-
prohibiciones la homosexualidad por- na parece estar acompañando los mo-
que tenían necesidad de procreación. vimientos espirituales y científicos más
La supervivencia de la especie era evolucionados del planeta, desde otro
problema fundamental. A causa de la punto de vista tiene un comportamien-
superpoblación estas prohibiciones ya to típico de un pueblo de provincia con
no tienen razón de ser"), hasta prejuicios ya superados hace medio
nuestros días, los movimientos de libe- siglo y con actitudes sólo compren-
ración homosexual han proliferado por sibles a la luz de los análisis que pueden
el mundo. hacerse sobre los sucesivos quebranta-
"En este país es muy difícil, -dice mientos democráticos que venimos
Carlos- es imposible organizar un sufriendo desde el afio 30.
movimiento de ese tipo porque la igle- Estas rupturas, que lograron detener
sia es muy fuerte e influye sobre los go- nuestro crecimiento como pueblo y co-
biernos y la opinión pública •.. yo a ve- mo individuos, estuvieron siempre ca-
ces pienso como no haga nada para racterizadas por campañas moralizan-
luchar por el homosexual, por mí mis- tes en donde, a través de un doble len-
mo ... Pero, ¿Cómo se empieza?". guaje falso y estereotipado, se exalta-
"En el afio 1973 se podía -dice No- ban los valores éticos mientras se in-
ra- porque había una real apertura centivaba la fantasía y la perversión.
democrática, pero ya en el 76 era suici- La mujer fue convertida en un obje-
da. Este país es muy machista. Hasta to sexual y se prostituía su imagen.
los partidos revolucionarios de izquier- Se comerciaba con la frustración co-
da están contra nosotros ... ". lectiva de un pueblo que no conseguía
La mayoría de las mujeres homose- fluir y danzar por los caminos de su li-
xuales que viven en países desarrolla- bido. En nombre de la familia se nos
.dos o de democracias reales y cuyos go- ha prohibido experimentar nuestros
biernos permiten que los movimientos cuerpos en su totalidad. En nombre de
homosexuales se expresen libremente, la moral nunca se dio educación sexual
han comprendido la necesidad de acti- a los niños, En nombre de las buenas
var prioritariamente los movimientos costumbres se prohibieron libros y
de liberación femenina. films que mostraban las atrevidas in-
"Nuestra condición de ser reprimi- vestigaciones realizadas por otras
das es doble -dice Nora- Primero comunidades.
por ser mujeres, luego por gustarnos Este paternalismo machista, de per-
las mujeres. El nivel de represión de es- sonas e instituciones que se ha investi-
te país es muy fuerte y se hace difícil do del poder de supervisar la moral
organizar un movimiento de liberación pública, es quizá el más aberrante deli-
de la mujer. En todo caso, si existiera. to cometido contra el erotismo de
un movimiento de ese tipo violentaría nuestra comunidad.
la imagen de identidad sexual que tiene Educados en la dicotomía entre
el machista argentino: mujer es sinóni- amor y deseo, con miedo al placer, fre-
mo de emocional, débil, dependiente, cuentemente incapaces de tener un
insegura, sumisa, poco lógica, etc ... ". auténtico orgasmo, una auténtica co-
munión con otro ser humano, serán los
miembros de las nuevas generaciones
El ocaso del los encargados de crear los modelos de
una nueva moral sexual. Una moral
machismo: hacia una basada en la igualdad, la solidaridad y
la absoluta libertad para vincularse
nueva concepción de la eróticamente con los demás seres
humanos .•
sexualidad
La doctora Eleanor Paknes, expresa Laura Hslmovichl
que: "La identidad sexual es resultado Enrique Symns

El Porteño, Abril 1983 - 53


SECTAS

Silo ha vuelto y tuvo cría


Comenzó hace años, en Mendoza. El rock, el artesanato, el hippismo, las
prolitereciones de cierta onda orientalista alentaron el crecimiento de su pequeño
grupo. Cuando se fue, su nombre supo estar estampado en las paredes de Paris,
Roma, Amsterdam. Ahora ha vuelto: hablamos con uno de sus discípulos.
Descubrimos que preconizan la no violencia y utilizan la hipnosis; son vertice-,
listas y contradictorios, proponen cambios pero no les interesa ni la economía ni
la política inmediata.

Se llama Salva tare Puledda, es


italiano, nacido en Roma. Un chi-
leno lo inició en los caminos de la
paz interior. En Europa, conoció a
Silo y lo acompañó en su peregri-
naje por los países de Oriente. Es
investigador químico en un institu-
to de Roma, y se ha tomado un año
de permiso para hacer su actual
trabajo:

- Estoy montando centros de tra-


bajo, como lo llamamos nosotros, en
donde viene gente y hace algunas expe-
riencias internas. Hemos montado uno
en Europa, uno en Norteamérica, cerca
de Nueva York, uno en Chile, ahora
dos en Argentina y en Asia, en India,
en Filipinas. Nosotros somos una co-
munidad y trabajamos en los barrios,
en las ciudades, con la gente común y
en estos centros la gente que viene acá,
la gente nuestra que hace trabajos en la
ciudad, acá hace trabajo interno, es-
pecíficamente trabajo interno, consigo
mismo. Una parte del trabajo es el co-
nocimiento de sí mismo, lo llamamos
autoconocimiento: ¿cuáles son las
fuentes fundamentales de su sufrimien-
to, qué es lo que le produce sufrimien-
to? Entonces acá se busca en un lugar forma distinta. Entonces cada uno ve decir, no tenemos ninguna confianza
tranquilo, por una semana, para ver las cómo organiza su forma de responder en los medios tradicionales, que en ge-
razones y los registros internos, las sen- al medio. Pero toda la problemática neral son medios ideológicos y no-
saciones de su sufrimiento y de su está centrada sobre la eliminación del sotros sabemos que con medios ide-
violencia interna. Y tenemos distintas sufrimiento y la violencia interna, esa ológicos no se cambia nada, yo puedo
formas. es la idea. Cómo se genera la violencia pasar de un tipo de ideología a otra la
- Me podés contar la más simple. interna y cómo se puede eliminar. Por- cosa es perfectamente idéntica, porque
- La más simple, por ejemplo, es que nos parece que la problemática la violencia interna está grabada
escribir su biografía y ver en su fundamental no está resuelta, por to- adentro de las vísceras.
biografía las cosas, los hechos más im- dos los partidos, por las organizaciones - ¿No te gusta el cambio? Las dife-
portantes que han pasado. Otra la lla- ideológicas o religiosas, que es el rencias ideológicas operan cambios.
mada técnica de psicofísica, en la cual problema de la violencia. Estamos en el - Me gustaría discutir contigo ese
ven cómo ellos responden al medio. medio de un volcán de violencia y no- punto, tenemos muchas experiencias
Usted sabe que a un estímulo cual- sotros buscamos transformar esa históricas sobre eso: ¿qué quiere decir
quiera personas distintas responden de violencia interna en lo que podemos, es cambio ideológico?

54 - El Porteño, Abril 1983


SECTAS

- Cambio ideológico es un cambio lo reconozco y estudiaba, estudiaba,


en las fuentes del poder, de las razones me parece que nosotros pertenecemos a
elel pocIer;'y de los fines. una generación muy experimental que
- ¿Se ha podido con los cambios tiene que experimentar todo, hay que
ideológicos acabar con la violencia? hacerlas todas y yo las hacía todas,
- Por eso te digo, no te gusta' el había que experimentar en la cosa
cambio. Pero no es que no se haya prohibida que eran la política y el sexo
operado. y la droga y entonces todo había que
- En el sentido estricto, por supues- hacerlo. Y me quedé con ese vacío y al
to hay cambio, claro, porque un cierto final me quedó solamente la droga y es-
tipo de régimen que organiza los me- taba muy mal en realidad, muy muy
dios de producción de una determinada mal, y ese encuentro con esa persona
manera es distinto que otro tipo de me ha sacado, poco a poco, no te creas
régimen que lo organiza de otra mane- que fue una cosa fácil, empezó a ense-
ra, pero los roles que se dan entre las ñarme cosas, a enseñarme una actitud,
personas, la finalidad verdadera de la no solamente cosas en términos de da-
persona, el modo de comportarse de tos, sino una actitud, hasta que poco a
esa persona, su sentido de la vida, esto poco llegué, no te digo que sea gran co-
no cambia. sa pero como a cambiar un poco mi
- Pero tú sabes cómo ha terminado sentirme. Cambié la manera, mi mane-
- Bueno, históricamente lo que
Freud. ra de sentirme a mí mismo y entonces
pasó es que quienes se dispusieron a
- Todavía no sé cómo vas a termi- se fue disminuyendo la violencia y
modificar eso tuvieron que luchar
nar vos. cuando empecé a entender algo más
contra un enemigo y se convirtieron en
- Sí, también, pero eso lo sabemos. empecé a dedicarme también a otros y
algo muy parecido a él, igual y contra- Ha terminado con una visión del mun-
rio, pero no porque las intenciones no monté una comunidad-en Italia y des-
do extremadamente oscura, desespe- pués estos centros que se están montan-
eran válidas o no buscaban en un fin
último la supresión de la violencia. Por rante, en la cual el hombre es una espe- do en distintas partes del mundo. Para
cie de asesino potencial. mí ha sido un cambio muy profundo,
ahí lo que falló es la metodología, en- - Yo no soy freudiano, pero la vi-
tonces por ende lo que falló fue la son 10 años.
ideología. sión de Freud sobre que el bombre es - ¿El cbileno te relacionó con Silo o
un asesino potencial ba quedado harto eso fue una cosa posterior?
- Exacto, y estamos como al co- demostrada porque después de la Se- - Después con Silo, a través del chi-
mienzo, si la ideología no ha permitido gunda Guerra Mundial, que a él de al- leno, yo entré en la comunidad y des-
un cambio ... con toda la experiencia guna manera era lo que lo tenía muy pués viajé a Latinoamérica y ya conocí
histórica que tenemos en Europa, en mal, esa posibilidad, quiero decir la vi- a Silo y otras personas, he viajado
Latinoamérica, en Asia. sión del mundo de Freud, no fue muy mucho, he vivido en distintas partes del
- Lo que pasa es que no había en- equivocada. -- mundo y ahora estamos buscando
tonces UD cambio, no babía una base - ¿Cómo se operó el cambio en cómo dar una forma organizada a estas
ideológica profunda. Si vos te fijás en vos? ¿Cuándo? , experiencias que eran un poco aisladas,
Gbandi, que trató de utilizar medios no - Son 10 años; en ese tiempo yo es- me tocaban a mí y a otras pocas perso-
violentos, bueno, en el momento que taba en la droga, antes había estado nas, ahora estamos buscando cómo
Gandbi existió él logró muy concreta- darle una forma organizada como
mucho en la ciencia, en la política, en
mente lo que buscaba, pasó el tiempo y varias cosas, después de una estadía en puede ser este centro.
si te fijás en los diarios boy lo que pasó América, estuve estudiando en Améri- - Es el problema más grave este
en la India, el otro día mataron miles ca un año, empecé a drogarme- porque ¿no?
de personas. ¿Gandhi falló? me sentía vacío adentro, aunque yo - Esa ya es una cosa seria.
- Es difícil decir, Gandhi fue por siempre estaba en el medio de todo, ha- - Donde todo se puede institu-
supuesto un fenómeno bastante aislado ciendo un montón de cosas, con un cionalizar y morir ¿no? una idea.
en el panorama mundial, para nosotros montón de gente alrededor, siempre en - Sí y no. Porque nosotros estamos
es una referencia Gandhi. Aparte de el medio de donde estaba el despelote y bastante convencidos.
Gandhi, Martin Luther King, que ha entonces empecé a drogarme y cada vez - ¿Cuántos son ustedes'!
adoptado un método no violento, me peor, peor, peor, hasta que encontré a - Somos 12.000 en todo el mundo,
parece que hay un panorama desola- la persona que me ayudó, un chileno. en 45 países; somos unos locos despro-
dor, en el panorama político mundial. Mi problema era fundamentalmente porcionados en realidad, nos estamos
- Quisiera conocer alguna de las existencial sobre el significado de mi vi- proponiendo una meta que está verda-
maniobras, por llamarlo de alguna for- da, qué significado le podía dar a mi deramente muy lejos. Pero de todas
ma, o de las técnicas, que vos utilizás vida. - maneras a mí me parece que es algo
para darle fe en la vida a un tipo que no - ¿_Quéte dijo el chileno? que me da sentido, porque yo no puedo
la tiene. - El tenía un buen clima, tenía llegar a transformar un país en este
- Si esa persona no tiene fe en la vi- mucho humor, tenía mucha alegría in- momento o un grupo muy grande de
da puede darse que él tiene una parte terna y esto me maravillaba, porque personas.
de su pasado que es muy oscura, que le normalmente yo asociaba esta alegría, - La violencia seria una expresión
produce continuamente sufrimiento y este estar bien con estupidez, esta per- superlativa de la agresividad y la agre-
entonces a esa persona hay que hacerla sona está tan bien, tiene que ser básica- sividad, es uno de los sistemas con que
trabajar con su pasado y hay que ha- mente estúpido, porque acá si uno es la naturaleza cuenta para poder formar
cerla reconciliar con su pasado. inteligente y sabe todos los problemas un equilibrio, procurar el alimento,
- ¿Cuál es la diferencia entre esta del mundo, sabe que acá estamos sen- marcar el territorio: Lorens ¿cómo
técnica tuya y la técnica de una psicote- tados sobre un montón de bombas sabés vos, cómo medís, cómo decís acá
rapia tradicional? atómicas. Imagínate la situación euro- si y acá no, cuándo? ¿dónde ponés el
- A este nivel, en términos técnicos pea, es pesada ¿no es cierto? limite ético por llamarlo de alguna ma-
quizás no sean tan distintas pero el - Pero tu problema era mucbo más nera?, ¿cuál es la violencia que se ad-
punto en el cual nosotros nos diferen- grave que lo que yo pensaba, si vos mite? ¿cuál es la agresividad que se ad-
ciamos de la técnica tradicional de la velas un tipo feliz y decias que era un mite? ¿basta dónde vas a suprimir esa
psicoterapia es que nosotros centramos estúpido, estabas mal en serio. agresividad y convertir al hombre en
todo en el sentido de la vida. - Estaba realmente cretino, pero un ser mucbo más dependiente
- Yo supongo que Freud también. tampoco era el único .•era estúpido, eso todavía?

El Porteño, Abril 1983 - 55


SECTAS
- Se podría utilizar un principio éti- Campus (los parques de las Universida-
co que es el más antiguo de la humani- des de E.E.U.U.), cada uno tiene lo su-
dad, que la gente cree que conoce y en- yo, lo importante es reconocerlo y en-
tonces lo tiene muy despreciado y es: tonces le hacemos estudiar su modelo,
trata a los demás como quieres que te que empiecen a distinguir entre el mun-
traten. do de lo perceptual y el mundo psi-
- Este principio no funciona para cológico y después de esto les hacemos
los masoquistas por ejemplo, los sádi- otro trabajo, que es mucho más difícil,
cos DO tienen que usar esa principio éti- buscar una conexión con un guía de ti-
co; es muy ambiguo el principio ese, po trascendental, eso ya es lo último, es
... busquemos un poco más, algo más decir, un salto desde lo psicológico a
claro, que no dependa de la personali- algo ... un salto en el vacío, elegir un
dad del individuo. guía y buscar una respuesta que 'no
- Trata a los demás como quieres venga de la conciencia, sobre la pre-
que te traten, eso te obliga a ver, a estu- gunta fundamental de la vida, que no
diar a la otra persona, a ponerte en re- venga de la conciencia mecánica, la co-
lación con la otra persona y a pregun- sa que yo he aprendido, que he leído,
tarte qué haría yo, que desearía yo, si que he vivido, que no venga ni de la
estando en el lugar de la otra persona memoria ni de la imaginación, sino
me relacionaría con ese otro que l(Í.elle- religiosa (acá no es tanto problema, pe- otra cosa, otro plano, porque las res-
ga. Están dos personas, yo interactúo ro en otra parte como en Asia es uno de puestas existenciales sobre el significa-
con esa persona, entonces lo trato co- los puntos claves), no a la violencia do de la vida, de la muerte, de mi vida,
mo me gustaría ser tratado, entonces psicológica. y esto no funciona a nivel intelectual
busco de ponerme en el lugar del otro y estricto, y entonces buscamos una co-
voy reflexionando cuál sería la forma
para ayudarlo en ese momento, según
El programa nexión con algo que se podría decir
trascendente y ese trabajo funciona
su historia, según su momento de pro- según la preparación de las distintas
ceso, me puedo engañar, me puedo Te voy a decir el programa que hace- personas; y después, otro trabajo muy
descuidar pero esa es la actitud que yo mos acá, el primer día invitamos a las interesante: lo hacemos trabajar con
voy a tomar, si es un sádico o un maso- personas a trabajar el registro de lo hu- imágenes libres, una vieja técnica, de-
quista y yo 10 puedo reconocer ... mano dentro de sí, buscar de encontrar jamos que su conciencia vaya, y enton-
dentro de sí esa conexión con lo huma- ces le aparecen imágenes conflictivas y
Habría que tratar de' buscar una ley no, porque si yo no encuentro lo huma- les hacemos estudiar sus imágenes
que sea más concreta y más clara como no en mí no lo voy a encontrar en los conflictivas y la tensión corpórea que
para que no importa quién seas, otros, si yo me considero una máquina está ligada con estas imágenes conflic-
siempre puedas aplicarla y siempre le voy a ver máquinas en todos los luga- tivas, así que empiezan a ver su
estés haciendo el bien al otro, no matar res, termino proyectando mis sensa- problemática y su fuente de violencia.
por ejemplo es más concreto. ciones internas, mi visión del mundo Después hemos desarrollado técnicas
- Exacto, trata a los demás como afuera. Después estudiamos el.compor- de atención, porque la gente está muy
quieres que te traten. tamiento de la persona, lo hacemos a descuidada, no ve nada; está en un ob-
- y si hay tipos que se suicidan, en- distintos niveles, les enseñamos a ver jeto y está hipnotizada; entonces bus-
tonces es complicado eso, no matar es cuál es su forma de respuesta al medio. .camos que desarrollen la atención, que
más concreto. Son técnicas que llamamos psicofísi- se queden dentro de sí mismos, que no
- Está bien, podemos adoptar tam- cas, les damos distintos estímulos, por se hagan hipnotizar por objetos y les
bién no matar, no violencia está muy ejemplo estímulo motor, emotivo, inte- enseñamos técnicas de atención. Apar-
bien, perfecto. lectual y ellos estudian cómo respon- te de esto hemos desarrollado una
- Pero después viene que tenemos den, esa es la parte más externa. técnica muy original, que llamamos ex-
que tomar café o comer carne: ¿Uste- ¿Cómo responden a los estímulos que periencia guiada, en donde les deci-
des pueden comer carne? les llegan? Se estudian a sí mismos. Eso mos, siempre con cassettes con música
- Sí, podemos comer carne. es científico, con una serie de técnicas y texto, dónde está la problemática
- Para comerla hay que matar un que nosotros hemos desarrollado y que fundamental, por ejemplo el senti-
animal, ese es un acto violento, que hemos tomado de muchas partes de la miento de injusticia, de culpa, la
aunque uno no lo cometa está avalan- psicología occidental u oriental, hemos problemática sexual, afectiva, y varias
do que otro lo cometa. sacado de la psicofísica alemana, y otras, por el pasado, por el presente y
- Mirá, con la violencia con los ani- muchas del oriente que es mucho más por el futuro, y estas experiencias
males, no sé darte una respuesta, pero desarrollada y valiosa y después les en- guiadas con el cassette le van haciendo
la violencia relativa a los seres huma- señamos la distensión física, la disten- surgir· su problemática personal, por
nos esa nos interesa mucho más, la en- sión muscular, a distender- los ejemplo, cómo se manifiestan mis sen-
cuentro mucho más manejable, sobre músculos. timientos de culpa, de injusticia, todo
este punto yo no tengo una idea muy -¿A través de qué ejercicios? eso. Así que van delimitando el campo
clara, yo lo digo muy simplemente. - Tenemos un sitema de distensión de su sufrimiento, de su violencia.
- Bueno yendo a la violencia entre con un cassette, se escucha el cassette, Imagínate por ejemplo cómo hacerle a
los seres humanos. El trabajo coti- se siguen las orientaciones del cassette, una persona salir un sentimiento de in-
diano, ganar o perder dinero en una que van aflojando, distendiendo la justicia que puede traer desde su niñez,
transacción comercial es siempre chu- musculatura externa. Sabemos que la tú sabes que si nosotros empezamos a
parle energía al otro, a alguien,. a un gente está tensa y. esa tensión de alguna descubrir a nivel racional eso no fun-
ciudadano que está trabajando y se le manera tiene que descargarse afuera y ciona, tú puedes racionalizar tus senti-
saeaja plusvalía de la que habla Marx, entonces buscamos que aflojen sus ten- mientos de injusticia pero se te bloquea
o lo que sea, siempre son actos de ,siones. El segundo día los hacémostra- la otra parte quees la parte emotiva en-
violencia relativa a la cual uno está so- bajar con lo que llamamos 'guía inter- tonces hay que entrar en esa parte emo-
metido todos los días, inclusive los na, enreconocer sus modelos en la'vida tiva abriendo la compuerta que está
miembros de la comunidad para poder cotidiana, cuáles son los modelos que cerrada. Entonces hemos hecho estos
subsistir. siguen, esto es muy interesante porque cassettes que contienen un texto que in
- Nosotros decimos no a la violen- todos' tenernos un modelo, tu también. duce a este tema de injusticia y en un
cia económica, no a la violencia física -Humphrey Bogart. cierto momento de la experiencia la
como primera cosa, no a la violencia -Muy bien, años 50; yo. años 60. persona que lo escucha busca cómo

56 - El Porteño, Abril 1983


SECTAS
tendrían que salirle las imágenes de in- ra una reconciliación, para que se eli-
justicia, que pueden estar perdidas en minen las fuentes de conflicto, de
la memoria desde hace 'mucho. violencia dentro de la persona, tú
-¿Injusticia hacia él? puedes cargar esa técnica con otras co-
-Hacia él y que seguramente él va sas de violencia también.
transmitiendo, porque si a mí me han -Yo no estoy dudando. A lo largo
hecho una injusticia yo me quedo con de la conversación noté en dos o tres
ese sentimiento y lo vuelco en toda la puntos que la principal premisa de us-
sociedad. Y así, siguiendo con el senti- tedes es la no violencia, en tres puntos
miento de culpa, con los sentimientos por lo menos ustedes violan ese con-
básicos fundamentales, negativos, y cepto, el primer punto es con la alimen-
también se le dan direcciones para el tación, segundo punto con la relación
futuro, esa es la parte más valiosa. económica con el afuera y el adentro y
-¿Las experiencias guiadas están tercer punto es la metodología utiliza-
basadas en la sugestión? da en el cassett- , en ningún caso son
-Se podría decir así, si tú entiendes cosas graves y ',L r otro lañ:: me parece
por sugestión, por ejemplo, un film. que debieran t studiarlas ustedes,
-Los sistemas de sugestión,son infi- , pero pienso que flor el momento están
nitos, cuando digo sugestión seria una operando con pequeñas contradic-
especie de inducción emotiva, parecido mente transformar ese clima y se pro- ciones a la premisa principal que es la
a la hipnosis. duce la reconciliación, consigo mismo no violencia.
-No llega a ese punto. y con otra gente, ¿llamarías violencia -Bueno, pero extiende la discusión
-¿La hipnosis es un grado más tú a esto? y verás que no es tan simple como tú la
profundo? -Lo que para vos es una técnica que propones.
-Exacto, si tu la escuchas entiendes se utiliza con un fin que vos consideras - Yo no digo que sea simple, digo
a qué nivel te puede producir una cosa correcto es una cosa, es tu sentimiento que es contradictoria.
de esas. La palabra sugestión está mal que determina por qué operás con de- -Lo segundo de cómo nosotros ga-
cargada, sueño dirigido, podría ser terminada técnica;pero independiente- namos nuestro dinero, en eso tú puedes
eso, te inducen las imágenes a una de- mente de tus sentimientos, del motivo tener razón, nosotros no tenemos ma-
terminada dirección y entonces te sur- por el cual vos operás con esa técnica, nejo, no podemos oponernos al siste-
gen imágenes relativas a una determi- existe una técnica que en sí misma ma en este nivel de desarrollo que esta-
nada problemática que tienen que ver puede ser observada, cuando vos ob- mos, buscamos más bien de compen-
con fuentes de sufrimiento. servás esa técnica decís, hay una mente sarlo y cuando estamos en una si-
-Lo que vos decís ¿no se encuentra que se entrega porque tiene un conflic- tuación que vemos que viola totalmen-
en experiencias anteriores? to, porque tiene un problema. te nuestros principios buscamos de ir-
-No, como técnica es totalmente - Yo creo que no es así -interrum- nos, quiza tú tienes razón, pero ¿qué
original, está desarrollada en un nivel, pe nerviosamente la msjer->, Soy alternativas podemos tener?
un nivel que nosotros podemos permi- María Cristina Gunghe de Aquino, soy -¿Cómo sigue la técnica?
tirnos, pero en ese sentido, por lo que la presidente de la comunidad. El pun- -De la técnica tenemos estos casset-
yo conozco, en la historia de la psico- to es que para aclarar un poco el estado tes en donde buscamos que la persona
logía, sería una innovación. de esa mente, que yo creo que es el vea su conflicto, de alguna manera se
-Pero la innovación no tiene que punto básico, hay que entender que se busca de distender las tensiones inter-
ver con la tecnología del cassette sino trabaja en lo que nosotros llamamos el nas que lo motivan y después hacemos
con las palabras. sueño activo, o sea que es un nivel en técnica de autoconocimiento acá en el
-Claro, y el hecho de que se dan, donde realmente yo estoy como bajan- centro y les hacemos estudiar su si-
ciertas pautas, se induce un clima y do del nivel vigílico en el sentido de que tuación actual, la familia, cómo se
después se deja a cada uno la tarea de mi mecanismo de perversibilidad, críti- sienten con la pareja, en el trabajo, los
llenar. ca, etc., no están operando con la mis- distintos ámbitos en los cuales vive, les
-Pero a lo que voy, sin haber es- ma fuerza que operan cotidianamente, hacemos estudiar sus roles, cómo se
cuchado el cassette, pero en principio pero al mismo tiempo sé perfectamente comportan, como si tuvieran una
como vos me vas poniendo en tema de todo lo que está ocurriendo y depende cámara de televisión mirándolos y des-
que se lo induce a que llegue a visuali- exclusivamente de mí que dé entrada o pués les hacemos estudiar su sistema de
zar una injusticia cometida hacia él, es no a las imágenes propuestas. valores, de prestigios, la imagen de sí y
una técnica que se utiliza en cierto tipo -En la mayoría de estados, inclusi- otras varias cosas. Después como sínte-
de terapias psicológicas. ve de hipnosis, nada se puede poner o sis les hacemos estudiar todas las fuen-
-Lo único que conozco es la técnica cargar en un cerebro que ese cerebro no tes de sufrimientos que vienen del pasa-
de sueño dirigido, porque la técnica de quiera, así que eso que vos decís no es- do, las personas a las cuales han hecho
hipnosis es ya otra cosa. tablece una diferencia. Si vos le decís a violencia, a las cuales no han podido
-La influencia sobre un cerebro que una persona en un estado de hipnosis perdonar, todos los líos que se le han
está, dormitando, de alguna manera es profundo que vaya y mate al Papa no producido en la cadena del amor, todas
una técnica dirigista y la posibilidad de lo mata si no quiere y en la mayoría de sus frustraciones. Ese es un trabajo
dirigir ejerciendo un poder es una pre- los casos cuando se lograron asesinatos muy de adentro y se hace acá, después
sión, es decir una cierta violencia. o crimenes a través de la hipnosis fue ellos hacen su trabajo en su mundo, en
-Se lo puede llamar así pero pode- mintiéndole a la persona, vos lo vas a los barrios, básicamente promoviendo
mos verla también de otra forma, hacer con una pistola descargada, o co- la no violencia, buscando la comunica-
mucho más simple, se puede cambiar sas de ese tipo, o sea que vos nunca le ción entre las personas, formando co-
un clima negativo solamente a través ponés a un cerebro lo que no quiere munidades y acá vienen como a ver su
de una reconciliación entonces lo veo que le pongan. violencia perronal, y predican la no
con otra óptica, la puedes llamar -Sí, yo sé, la técnica puede ser usa- violencia y la f,az donde pueden, donde
violencia pero no sé hasta qué punto la da con mil fines, la dirección que le da- alcanzan. Afuera PI edicación de la no
palabra violencia cabe o no. La técnica mos' es una reconciliación, perfecto, tú violencia, y adentro estudio y transfor-
que desarrollamos nosotros es esta, puedes creer o no creer, si tú ves cómo mación de su violencia. Es un intento
muy simple, se induce a un clima, la está escrito el texto, cómo está organi- más que estamos haciendo, para no-
persona busca llenar ese clima con un zado el cassette tú puedes dar un juicio, sotros vale la pena.
hecho particular de su vida, y en el mis- pero nosotros lo hacemos con total
mo texto se le dice que puede efectiva- buena fe, la técnica está organizada pa- Reportaje: Gabriel Levinss
El Porteño, Abril 1983 - 57
CINE
-¿Cuál es la propuesta de la

JuanJ oséJ usid:


película?
-La propuesta es hacer una evoca-
ción a partir de la memoria, en donde
hay toda una serie de sucesos que están
contados desde la perspectiva de un ti-
po grande que recuerda esos años, y,
por lo tanto, pese a que es una historia
cotidiana, descartamos la posibilidad
naturalista. Acá la memoria separa to-
do lo que embelleció ese recuerdo y to-
do lo que lo ensombreció y la fo-
tografía y la parte plástica de la pelícu-
la están respondiendo a ese no natura-
El cine
de la memoria
lismo; entonces hay cosas muy sórdi-
das y cosas muy embellecidas, porque
el tratamiento es el que corresponde a
lo que le quedó a uno adentro. No me
interesaba documentar con un s.entido
fotográfico. Yo quise que la rrrémoria
fuera el testigo.
-Al ser una evocación, Espérame El mes próximo se ha de estrenar "Espéretne
mucho ha de ser, fundamentalmente,
una película de climas. mucho", quinto largometraje de Jusid, en el que
=-Si, Yo sabía que me estaba metien- este asume un control total y al que podemos
do con la película más difícil de mi
carrera, porque es una película funda- calificar como cine de autor, contando, en el guión,
mentalmente de dirección, donde los
climas son de enorme importancia. Es con el aporte del escritor Isidoro B1aisten.
decir, cuando uno tiene una película de
una historia muy fuerte la puede contar Reportaje: Gustavo Wagner
mejor o peor, pero la historia es tan
atractiva que el espectador no se puede Fotos: Daniel Jurjo
desprender. Ahora, cuando la película
cuenta pequeñas cosas una tras otra, -¿i!.:n este período hubo una refle- muestran una o dos costillas, la gente,
evidentemente con un crecimiento y xión tuya, sobre tu cine en particular y que yo creo que es muy agradecida, la
una estructura, pero con una aparente sobre el cine argentino? apoya y hace el éxito de esa película.
no-estructura, el peso que recae sobre -Sí. Porque además de 1.Qque re- Yo creo que tenemos que tratar de ar-
el director es muy grande, porque el cién dije, por otra parte, yo entré en un mar pequeños espejitos, que le sirvan a
manejo de los climas se vuelve funda- proceso de crisis personal y de necesi- la gente para mirarse; y ahí es donde ya
mental, así como el manejo de los tiem- dad de grandes cambios, y que eviden- nos diferenciamos de todas las otras
pos y del trabajo actoral. Y yo sentía temente tienen que ver con la película cinematografías.
que esto era el filo de la navaja, la que ahora estoy haciendo. También me Y Espérame mucho es la respuesta a
película podía ser una gran frustración critiqué mucho las películas anteriores todo lo que yo maduré en este tiempo,
si yo no manejaba bien todo esto. y sentía que ahora tenía que dar un pa- en estos seis años.
-Vos filmaste No toquen a la nena so hacia adelante. "Espérame mucho" -¿Cómo y cuándo empezó el pro-
hace casi siete años. ¿Porqué tu inacti- corta con todo un proyecto en el que yo . yecto de esta película?
vidad en el largo durante este período? trabajé antes, qu era a partir de textos -Esto empezó hace ya dos años.
-Responde a varias cosas. Yo no seguros aunque esquemáticos, de auto- Hace dos años que yo grabé una cinta,
quiero simplificar con la respuesta 'de res seguros pero esquemáticos, a traba- que dio origen al guión. Y durante to-
que "el país y las condiciones ... " jar a partir de uno y "sumiendo una do el 81, Isidoro y yo trabajamos en el
-que por supuesto tuvieron bastante autoría total de la película, pero sobre guión, hasta terminarlo en diciembre
que ver- sino que también tuve todo buscando que la película tenga un del 81. Y ahí empecé a ver cómo lo
muchas dificultades, por ejemplo, con perfil de identidad en una cinema- hacía, -y cuándo. Pero en aquel mo-
Los gauchos judíos con un orden tografía en la que todos tendríamos mento no parecía posible, porque una
político y con No toquen a la nena, al que pelear por empezar a encontrarle película que tratara todo un contexto
año siguiente, con otro orden político. una identidad. Yo no creo que lo auto- político y que llamara las cosas por su
Las películas, que eran absolutamente biográfico sea exclusivamente la mane- nombre, en años que parece que no hu-
inofensivas y bastante seriamente ra de llegar a lo auténtico, pero nuestro bieran pasado en este país, porque na-
hechas, generaron reacciones de distin- cine es tan artificioso, tan mentiroso y die habla, difícilmente sería permitida.
to tipo: bombas en la sala, problemas ha decaído tanto, que me parece que es Pero igualmente, pese a ese temor, de-
de cortes importantes por la censura y un buen camino para empezar a plante- cidimos hacer la película que realmente
rechazos de diversos tipos. Esto aparte arlo. Y en esto fue en donde más pusi- queríamos.
del éxito de público. Todo esto me mos el acento, Isidoro, el libro, y el tra-
llevó a sentir que no se valoraba todo bajo con los actores: que todo pase co- -¿Porqué decidiste trabajar con Isi-
lo que uno ponía como elaboración y mo verdadero. Cosa que yo lo puedo doro Blaisten?
como rigor. Luego vinieron años en los enganchar con el cine de los años 50: - Yo trabajé con autores bastante
que el techo bajó, y había que retroce- Torres Ríos, Lucas Demare o Mario importantes, pero en Isidoro, a quien
der temáticamente. El cine que Se hizo Soffici, y en algunas películas aisladas, no conocía sino que había leído, yo en-
en estos años es lamentablemente me- de Nilsson y de otra gente. Pero que es contraba la posibilidad de plasmar per-
diocre. Debe haber una o dos honrosas algo con lo que no tiene nada que ver el sonajes creíbles, ricos en contradic-
excepciones. Es un cine de puertas cine que se hizo en estos últimos años, ciones, no esquemáticos, que es algo
cerradas en el que la realidad no entra el que produjo un rechazo en el espec- que me preocupa mucho. Además, de
por ningún lado ni se ve nada. Y a mí tador, que no tiene ninguna posibilidad esas tres horas de cintas grabadas en las
me dejó de interesar hacer cine en esas de identificarse. Por eSO cuando han que yo había reunido mis recuerdos,
condiciones. aparecido una o dos películas que le necesitaba hacer una selección, necesi-

58 - El Porteño, Abri11983
CINE
Yo no filmaba hacía tiempo y además
estoy más grande, entonces sentía que
debía ser la película de madurez, y
tenía un gran interrogante con respecto
a esto, porque, como te decía antes, era
una película muy difícil, de dirección, y
en donde no iba a tener ningún respal-
do de nada. Sí iba a tener aliado mío a
los que creo los mejores profesionales,
pero de cualquier manera todo iba a es-
tar en función de una coherencia y una
coordinación que no se la podía pasar a
nadie. Entonces fue un desafío, que
creo que 'resultó bien.
-¿Cuáles son los elementos políti-
cos que vos pensás que· serán
polémicos?
-La película es un intento de refle-
jar una realidad de una época, tal cual
era, donde existían facciones, donde la
gente era violentamente peronista, pa-
sionalmente peronista, o pasionalmen-
te antiperonista, pero donde de pronto
ocurrían cosas como cuando la muerte
de Eva, que en la película los ricos del
barrio la están viendo por televisión y
que entonces hacen pasar a la casa a un
peronista que no tiene televisor y la
quiere ver, y en donde el afecto supera
todo el encono.
-¿Hay intención de plantear algo
con estos hechos?
-Obviamente sí, son como pe-
queñas claves -no tesis ni propuestas
taba un colaborador objetivo que pu- entre lo que se proponía y lo que logr 1, demasiado encumbradas- de que
diera señalarme, de todo eso que pa- o bien que se haya acertado o, en otn s quizás para los próximos negros años
recía muy rico, qué era lo que artística- casos; que las imágenes primitivas : e que se avecinan, hasta que lleguemos a
mente podía servir y qué era la "mas- vayan modificando -dlnamícamenn . la superficie, un posible acuerdo o una
turbación personal". Y él fue un gran ¿Hasta qué punto vos lograste lo que t e posibilidad de dialogar y discutir para
aporte. El logró estructurarla. habías propuesto? . entendernos sea la única alternativa pa-
-El hecho de ser una película basa- -No fue un proceso exactamente ra salir a flote. No creo que nadie, en
da en la memoria ya está condicionan- estático. Creo que yo en el 81 tenía al- este momento, esté en condiciones de
do su estructura, haciéndola muy parti- gunas imágenes, algunas intenciones resolver nada solo; por el contrario,
cular, ¿no? que la puesta en marcha del proyecto creo que lo que el país necesita es una
-Esta es una película estructurada- fue modificando. Pero en muchos ca- fuerza masiva, de nucleamiento, y un
mente desestructurada. E"nun comien- sos con intencionalidad, es decir, los empezar a asumir que ni el peronismo
zo había dudas de cómo se iba a ver- aportes de algunos colaboradores, co- ni los radicales ni nadie es ni era infa-
tebrar todo, pero finalmente, creo yo, mo por ejemplo del director de fo- lible, sino que hubo y hay muchos erro-
se entiende la narración. Además hay tografía, han sido definitivos. Su pro- res. Y posiblemente este tipo de desmi-
un relato en off, desde la perspectiva puesta de lograr un corte casi expre- tificación genere algún tipo de reac-
de un tipo que dice que tiene 41 años, sionista enriqueció mucho a una cosa ciones, de resistencias, en aquel inge-
que en esa época le pasaba esto, y que yo buscaba un poco a ciegas. O sea nuo que todavía quiere seguir mistifi-
aquello y empieza a ver. Y va enlazan- que yo mentiría si dijera que las imáge- cando. Y la película termina con esa
do y aclarando. Pero, más que nada nes que la película tiene -y no me re- reflexión del personaje en donde dice
hace un distanciamiento. Este relato en fiero a la fotografía sinoa lo que pasa que ya se terminaron todas las fan-
off ha generado un cincuenta por cien- dentro del cuadro=- son exactamente tasías, que yo creo que un poco coinci-
to de adhesiones y otro tanto de odios. lo que el día que yo estaba escribiendo de con lo que nos está pasando a todos
y el relato establece la razón de esta quería. Pero eso sí, en esta película yo los argentinos. Yesos pequeños mo-
evocación: el recuerdo de escuchar funcioné un poco como la caja negra mentos de solidaridad de la película
Tarzán cuando prendía la radio a las . de los aviones, como la memoria. Y to- plantean que la vida supera al es-
seis de la tarde, que siempre a esa hora do el mundo aceptó que yo tenía incor- quema; el afecto, la cosa vital lo supe-
lo recuerda. Y que ya Tarzán no existe porada una especie de coherencia inter- ran. Ese tipo de actitudes, que son in-
más. Y un poco Tarzán, o cualquiera na que quería transmitir a todo lo que genuas y que corresponden a una época
de aquellos héroes, simbolizaban la po- se hacía. Por ejemplo, muchas veces ingenua, son señales que la película
sibilidad de la justicia y la protección pasó que la tendencia de algunos de los tiene. Para eso creo que sirve mirar pa-
de todo desposeído. Hasta que, a los profesionales que trabajaban en la ra atrás, y nuestra mirada, eso sí, no es
trece años, el chico descubre por qué película era la de embellecerla, y ahí yo nostálgica ni ingenua, aunque sí haya
Tarzán no sirve y se produce su pérdida paraba la mano, porque había cosas .ingenuidad en la película. Todo país
de la inocencia. Entiende que a las co- que sabía que debían ser sórdidas. En- medianamente civilizado mira para
sas hay que arreglarlas de otra manera, tonces el resultado final es muy cohe- atrás. Acá se han colocado grandes te-
y la película termina cuando el chico se rente con esa "vdz interior" que me lones para no mirar para ninguna par-
pone los pantalones largos. decía qué iba y qué no iba. te. Y este tipo de testimonio sirve para
=-Cuando un director hace su con- -¿Esto tiene que ver con una etapa sacar alguna conclusión, porque las
cepción, in mente, de una película, de madurez? películas no tienen tesis, simplemente
suele ocurrir que, a nivel de las imáge- - Yo estoy muy contento con mi le plantean a la gente cosas para que
nes, haya una diferencia muy grande rendimiento profesional en la película. puedan reflexionar .••••

El Porteño, Abríl 1983 - 59


CINE

Isidoro Blaisten: El delicado equilibrio


-¿Esta es tu primera experiencia co- primero, y entonces me conmoverán
mo guionista?' tus infortunios".
-Sí, aunque no sé qué puede surgir Pienso que en la memoria de cada
de acá, porque todavía Jusid no me uno ya estaba ese llanto por la cosa
dejó ver nada, pero sí sé que él respetó perdida. Yo ya venía con una historia
mucho algunas cosas, como por personal: en el año 45 lo matan a mi
ejemplo el diálog. hermano en una manifestación y de ese
-¿Qué es lo que vos le planteás al modo' hay muchos personajes de la
espectador en este trabajo? película que corresponden a personajes
-Mirá, con Jusid fuimos llegando, que nosotros conocimos, como "El
por distintos caminos, a algo que esta- opa Basilio", y muchos otros.
ba medio latente. Yo te quiero aclarar Ahora yo quiero aclarar una cosa:
una cosa: acá la nostalgia no es un tex- acá no se crearon arquetipos, como al-
to, es un pretexto, y desde el punto de guien dijo. Lo que yo dije -que fue lo
vista ideológico mi posición, que no que nosotros hicimos- es que se trató
tiene por qué ser la del director -te de respetar aquella cosa que era mor-
hablo de antes de hacer la película-> fológicamente inamovible. Por
era y es ver dónde está la unión y la de- ejemplo, el japonés era tintorero y no
sunión de los argentinos en el año 50 a otra cosa. Y el turco vendía zapatillas,
partir de la cosa afectiva. Y la película y el vasco era lechero. Yo no pretendí
es una especie de búsqueda del tiempo sandro de la Torre y se me suicidó, pe- jamás caer en el grotesco ni el sainete.
perdido, de determinada época, que ro realmente ocurrió que en una misma -A propósito de esto, Jusid decía
tenía cosas muy lindas, como por familia el padre era viejo radical y el hi- que trataron de alejarse, mediante las
ejemplo el vigilante que iba a tomar jo le resultaba peronista. Eso yo lo contradicciones en los personajes, de
mate a tu casa, y que en la película se había visto en mi familia, un hermano un esquematismo Que, para él, es un
ve al vigilante jugando al dominó; o el radical y otro que era peronista. Y era mal típico de nuestro cine.
chico judío que le cambiaba su sand- por motivos muy concretos, y nada - Yo pienso que no SOlO oe nuestrc
wich de pastrón al chico cristiano, que etéreos o intelectuales, ni políticos, ni cine, sino tambiér de nuestra literatu-
tenía el de jamón. Es decir, todo un ideológicos, sino cosas concretas, que ra. Pareciera que la literatura oscilara
contexto que se fue perdiendo. Pero lo es como a veces se une el pueblo y que entre un polo metafórico y un polo me-
que yo creo que no se ha perdido es al- me parece perfecto. Porque Perón les tonímico, o sea, desde el intelectualis-
go que quizás sí sea político: en esa daba un campito, o les había dado mo más cerrado, la cosa áulica , a un
época la gran familia argentina estaba aumento de sueldo. vale todo donde no se respeta nada, a
dividida en peronistas y antiperonistas, -¿Qué diferencias ves vos, en cuan- una forma procaz y soez, y en forma
¿no?, y ahora estamos igual. Ha pasa- to a las pautas de creación, entre un pertinaz (se sonríe), y no quiero dar
do el tiempo pero básicamente estamos texto para la literatura y uno para el nombres.
en lo mismo. cine? ~- Romeo y Juliete es una historia de
La intención fue rescatar lo afectivo, -Es una diferencia muy grande. amor y no aparece el sexo, ni gente des-
la ternura. De ahí ese poema Espéra- Vos no podés usar el monólogo inte- nuda en el escenario ..En Edipo tireno,"
me, que es un poema cursi: Espérame y rior, ni el fluir de la conciencia, ya que de Sófocles, no se ve cuando Yocasta
yo volveré, pero espérame mucho/ todo esto lo tenés que dar en imágenes. se cuelga, sino que lo relata un mensa-
espérame cuando las tristes lluvias lle- y en última instancia, ¿quién mejor jero. Fijate vos la delicadeza y el cuida-
guen/ y cuando el calor llegue no dejes que el director para darlo en imágenes? do de los griegos. Yo no quiero ser pa-
de esperar / espérame cuando ya nadie ¿Qué le vas a proponer? Con una leve cato, pero pienso que por un lado hay
espere y' el ayer se haya olvidado ya. acotación es suficiente. Y así lo que un exceso de eso: de mostrar -no de
Ese poema me persiguió desde mi ado- queda es siempre el diálogo. Y después demostrar-, y por otro lado está aquel
lescencia, continuamente, y por eso lo hay un tempo, un ritmo que ya es cine- que te cuenta su vida. Pero tu vida te
elegí para ser el hilo conductor en las matográfico, innegablemente. interesa a vos y a tu analista. Y de ahí
pequeñas historias que van teniendo Ahora, hay otra cosa: la literatura sale una cosa intimista y pesada. Yo.
principio, desarrollo y fin, y que, en su del siglo veinte ya le debe algo al cine, pienso que la literatura oscila entre
suma, son la vida de Juancho Jusid. no es lo mismo que la del diecinueve. esos dos polos. Y en el cine pasa lo mis-
-¿Cómo fue ese acercamiento tuyo Ya el racconto es casi cinematográfico, mo. Y seguramente en el teatro tam-
a la vida de Jusid? y así hay un montón de técnicas por las bién. Lo que se trata es de ser popular
-Me costó mucho porque es meter- que ya ha pasado el cine. Yeso ya em- sin ser populista.
se en la piel de otro, a partir de la cinta pieza un poquito con Proust, porque Ahora bien, esa fue mi propuesta
grabada por él. No es adaptar un cuen- cuando él da vuelta la máquina al para mi parte en el trabajo. Ya despué
to mío, sino que acá había pautas pre- revés, en sus "búsquedas", ya empieza es el director el que maneja, y cuando
cisas. Entonces fui agregando cosas a hacer una especie de racconto. Y vea la película te voy a decir. Pero en
que yo había vivido, por lo que hay también con Joyce, donde en una parte mí hubo ese distanciamiento: esta es la
aportes autobiográficos de- los dos. Eso hay tres planos diferentes, un discurso historia personal de J uancho y esto es
sí, se trató de hacer una cosa nada en primera persona, en segunda y en parte de la mía, pero puede ser una me-
intelectual. tercera. Y yo pienso que si eso no es ci- ra historia personal que no le interese a
-¿Cómo se manejó el aspecto ne, muy cerca le anda. nadie. Pero si uno le busca el denomi-
político de la historia? -¿Cuáles serian las particularidades nador común, puede que entonces le
-Hubo momentos en los que pensa- de tu trabajo en esta película funda- interese a alguien.
mos que no nos la iban a dejar dar, que mentalmente basada en la memoria? -Lo que es un trabajo muy delica-
los peronistas iban a decir que la - Yo siempre recuerdo una frase de do, porque es ser a la vez juez y parte.
película era gorila y los gorilas iban a Odiseo Elytis: "La memoria, en donde -La literatura es una delicadeza, es
decir que era peronista. Yo te aclaro la tocan, duele". Y también Horacio un delicado equilibrio. Y es esa delica-
que a'mí la política no me gusta, y que dijo en su Arte poética: "Si quieres que deza la que hay que tener para con el
el único político que me gustaba era Li- salten las lágrimas de mis ojos, llora tú espectador.a

6(} - El Porteño, Abril 1983


TEXTOS·

Para escuchar
con audífonos
Por Julio Cortázar
La editorial Nueva Imagen (ver El Gato Montés) nos cedió este texto inédito de
Julio Cortázar, en donde resucita el viejo estilo juguetón de La vuelta al día en
ochenta mundos. i.

Un técnico me lo explicó, pero no comprendí inframínimamente canta Do bist, se corta, hay to-
mucho. Cuando se escucha un disco con audífo- .davía una fracción de silencio, y la voz de la can-
nos (no todos los discos, pero sí justamente los tante Surge con toda su fuerza, Du bist die Ruh de
que no deberían hacer eso), ocurre que en la frac- veras.
ción de segundo que precede al primer sonido se (El ejemplo es pésimo, porque antes de que la
alcanza apercibir, debilísimamente, ese primer soprano empiece a cantar hay un preludio del
sonido que va a resonar un instante después con piano, y son las dos o tres notas iniciales del piano
toda su fuerza. A veces uno no se da cuenta, pero las que no llegan por esa vía subliminal de que
cuando se está esperando un cuarteto de cuerdas o hablo; pero como ya se habrá entendido -por
un madrigal o un lied, el casi imperceptible pre- compartido, suporigo- lo que digo, no vale la pe-
eco no tiene nada de agradable. Un eco que se re- , na cambiar el ejemplo por otro más atinado; pien-
pite debe venir después, no antes, qué clase de eco so que esta enfermedad fonográfica es ya bien co-
es ése. Estoy escuchando las Variaciones Reales de nocida y padecida por todos).
Orlando Gibbons, y entre una y otra, justamente Mi amigo el técnico me explicó que este pre-eco,
allí en esa breve noche de los oídos que se prepa- que hasta ese momento me había parecido incon-
ran a la nueva irrupción del sonido, un lejanísimo cebible, era resultado de esas cosas que pasan
acorde o las primeras notas de la melodía se inscri- cuando hay toda clase de circuitos, feedbacks, ali-
ben en una audición como microbiana, algo que mentación electrónica y otros voluntarios ad-hoc.
nada tiene que ver con lo que va a empezar medio Lo que yo entendía por pre-eco, y que en buena y
segundo después y que sin embargo es su parodia, sana lógica temporal me parecía imposible,. re-
su burla infinitesimal. Elizabeth Schumann va a sultó ser algo perfectamente comprensible para mi
cantar Du bist die Ruh, hay ese aire habitado de amigo, aunque yo seguí sin entenderlo y poco me
todo fondo dé disco por perfecto que sea y que importó. Una vez más un misterio era explicado,
nos pone en un estado de tensa espera, de dedica- el de que antes de que usted .empiece a cantar el
ción total a eso que va a empezar, y entonces des- disco contiene ya el comienzo de su canto, pero re-
de el ultrafondo del silencio alcanzamos horrible- sulta que no es así, usted empezó a partir del silen-
mente a oir una voz de bacteria o de robot que cio y el pre-eco no es más que un retardo mecánico
El Porteño, Abril 1983 - 61
TEXTOS

que se pre-graba con relación a, etc. Lo que no tefactos en la cabeza. Quien iba a decirnos que se-
impide que cuando en el negro y cóncavo universo senta años más tarde los audífonos volverían a im-
de los audífonos estamos esperando el arranque ponerse en el mundo del disco, y que de paso
de un cuarteto de Mozart, los cuatro grillitos que -horresco referens- servirían para escuchar ra-
se mandan la instantánea parodia un décimo de dio en su forma más estúpida y alienante como-
segundo antes nos caen más bien atravesados, y nos es dado presenciar en las calles y las plazas
nadie entiende cómo las compañías de discos no donde gentes nos pasan al lado como zombies des-
han resuelto un problema que no parece insoluble de una dimensión diferente y hostil, burbujas de
ni mucho menos a la luz de todo lo que sus técni- desprecio o rencor o simplemente idiotez o moda
cos llevan resuelto desde el día en que Thomas Al- y por ahí, andá a saber, uno que otro justificada-
va Edison se acercó a la corneta y dijo, para mente separado del montón, no juzgable, no
siempre, Mary had a little lamb. culpable.
Si me acuerdo de esto (porque me fastidia cada Nomenclaturas acaso significativas: Los altavo-
vez que escucho uno de esos discos en que los pre- ces también se llaman altoparlantes en español, y
ecos son tan exasperantes como los ronroneos de los idiomas que conozco se sirven de la misma
Glen Gould mientras toca. el piano) es sobre todo imagen: loudspeaker, haut-parleur. En cambio los
porque en estos últimos 'años les he tomado un audífonos, que entre nosotros empezaron por lla-
gran cariño a los audífonos. Me llegaron muy tar- marse "teléfonos" y después "auriculares", lle-
de, y durante mucho tiempo los creí un mero re- gan al inglés. bajo la forma de earphones y al
curso ocasional, enclave momentáneo para librar francés como casques d'écoute. Hay algo más su-
a parientes o vecinos de mis preferencias en mate- til y refinado en estas vacilaciones y variantes;
-ria de Varese, Nono, Lutoslavski o Cat Anderson, basta advertir que en el caso de los altavoces, se
músicos más bien resonantes después de las diez tiende a centrar su función en la palabra más que
de la noche. Y hay que decir que al principio el en la música (parlante/speaker/parleur), mientras
mero hecho de calzármelos en las orejas me mo- que los audífonos tienen un espectro semántico
lestaba, me ofendía; el aro ciñendo la cabeza, el más amplio, son el término más sofisticado de la
cable enredándose en los hombros y los brazos, no reproducción sonora.
poder ir a buscar un trago, sentirse bruscamente Me fascina que la mujer que está a mi lado es-
tan aislado del exterior, envuelto en un silencio cuche discos con audífonos, que su rostro refleje
fosforescente que no es el silencio de las casas y las sin que ella lo sepa todo lo que está sucediendo en
cosas. esa pequeña noche interior, en esa intimidad total
Nunca se sabe cuándo se dan los grandes saltos; de la música y sus oídos. Si también yo estoy es-
de golpe me gustó escuchar jazz y música de cuchando, las reacciones que veo en su boca o sus
cámara con los audífonos. Hasta ese momento ojos son explicables, pero cuando sólo ella lo hace
había tenido una alta idea de mis altoparlantes hay algo de fascinante en esos pasajes, esas trans-
Rogers, adquiridos en Londres después de una sa- formaciones instantáneas de la expresión, esos le-
bihonda disertación de un empleado de.Imhof que ves gestos de las manos que convierten ritmos y
me había vendido un Beomaster pero no le gusta- sonidos en movimientos gestual es, música en te-
ban los altoparlarites de esa marca (tenía razón), atro, melodía en escultura animada. Por momen-
pero ahora empecé a darme cuenta de que el soni- tos me olvido de la realidad, y los audífonos en su '
do abierto era menos perfecto, menos sutil que su cabeza me parecen los electrodos de un nuevo
paso directo del audífono al oído. Incluso lo ma- Frankenstein llevando la chispa vital a una imagen
lo, es decir el pre-eco en algunos discos, probaba de cera, animándola poco a P9CO, haciéndola salir
una acuidad más extrema de la reproducción so- de la inmovilidad con que creemos escuchar la
nora; ya no me molestaba el leve peso en la cabe- música y que no es tal para un observador exte-
za, la prisión psicológica y los eventuales enredos rior. Ese rostro de mujer se vuelve una luna refle-
del cable. jando la luz ajena, luz cambiante que hace pasar
Me acordé de los lejanísimos tiempos en que por sus valles y sus colinas un incesante juego de
asistí al nacimiento de la radio en la Argentina, de matices, de velos, de ligeras sonrisas o de breves
los primeros receptores con piedra de galena y lo lluvias de tristeza. Luna de la música, última con-
que llamábamos "teléfonos", no demasiado dife- secuencia erótica de un remoto, complejo proceso
rentes de los audífonos actuales salvo el peso. casi inconcebible.
También en materia de radio los primeros alto- ¿Casi inconcebible? Escucho desde los audífo-
parlantes eran menos fieles que los "teléfonos", nos la grabación de un cuarteto de Bartok, y sien-
aunque no tardaron en eliminarlos totalmente to desde lo más hondo un puro contacto con esa
porque no se podía pretender que toda la familia música que se cumple en su tiempo propio y si-
escuchara el partido de fútbol con otros tantos ar- . multáneamente en el mío. Pero después, pensan-
62 - El Porteño, Abril 1983
TEXTOS

do en el disco que duerme ya en su estante junto ajustan cede a un silencio diferente, un silencio in-
con tantos otros, empiezo a imaginar decursos, terior, el planetario flotante de la sangre, la caver-
puentes, etapas, y es el vértigo frente a ese proceso na del cráneo, los oídos abriéndose a otra es-
cuyo término he sido una vez más hace unos mi- cucha; y apenas puesto el disco ese silencio, un
nutos. Imposible' describirlo ...,....0 meramente se- tacto de silencio, algo que tiene de flotación inter-
guirlo- en todos sus pasos, pero acaso se pueden galáctica, de música de esferas, un silencio que es
ver las eminencias, los picos del complejísimo un jadeo silencio, un silencioso frote de grillos es-
gráfico. Principia por un músico húngaro que in- telares; una concentración de espera(apenas dos,
'venta, transmuta y comunica una estructura sono- cuatro segundos, ya la aguja corre por el silencio
ra bajo la forma de un cuarteto de, cuerdas. A previo y lo concentra en un felpa negra a veces
través de mecanismos sensoriales y estéticos, y 'de roja o verde), un silencio fosfeno hasta que estalla
la· técnica de su transcripción inteligible,' esa la primera nota o un acorde también adentro, de
estructura se 'cifra en' el papel pentagrarnado que mi lado, la música en el centro del cráneo de cris-
un día será leído y escogido por cuatro instrumen- tal que vi en el British Museum, que contenía el
tistas; operando a la inversa el proceso de cre- cosmos centelleante en lo más hondo de la trans-
ación, estos músicos transmutarán los signos de la parencia, así la música no viene del audífono, es
partitura en materia sonora. A partir de ese retor- como si surgiera de mí mismo, soy mi oyente, es-
no a la fuente original, ei camino se proyectará pacio puro en el que late el ritmo y urde la melodía
hacia adelante; múltiples fenómenos físicos naci- su progresiva telaraña en pleno centro de la gruta
dos de violines y violoncellos convertirán los sig- negra.
nos musicales en elementos acústicos que serán Cómo no pensar, después, que de alguna mane-
captados por un micrófono y transformados en ra la poesía es una palabra que se escucha con
impulsos eléctricos; estos serán a su vez converti- audífonos invisibles apenas el poema comienza a
dos en vibraciones mecánicas que impresionarán ejercer su encantamiento. Podemos abstraernos
una placa fonográfica de la que saldrá el disco que con un cuento o una novela, vivirlos en un plano
ahora duerme en su estante. que es más suyo que nuestro en el tiempo de lectu-
Por su parte el disco ha sido objeto de una lec- ra, pero el sistema de comunicación se mantiene
tura mecánica, provocando las vibraciones de un ligado al de la vida circundante, la información si-
diamante en el surco (ese momento es el momento gue siendo información por más estética, elíptica,
más prodigioso en el plano material, el más incon- simbólica que se vuelva. En cambio el poema co-
cebible en términos no científicos), y entra ahora munica el poema, y no quiere ni puede comunicar
en juego un sistema electrónico de traducción de otra cosa. Su razón de nacer y de ser lo vuelve in-
los impulsos a señales acústicas, su devolución al teriorización de una interioridad, exactamente co-
campo del sonido a través de altavoces o de mo los audífonos que eliminan el puente de fuera
audífonos más allá de los cuales los oídos están es- hacia adentro y viceversa para crear un estado
perando en su condición de micrófonos para a su exclusivamente interno, presencia y vivencia de la
vez comunicar los signos sonoros a un laboratorio música que parece venir desde lo hondo de la ca-
central del que en el fondo no tenemos la menor verna negra.
idea útil, pero que hace media hora me ha dado el Nadie lo vio mejor que Rainer María Rilke en el
cuarteto de Bela Bartok en el otro vertiginoso primero de los sonetos a Orfeo:
extremo de ese recorrido que a pocos se les ocurre O Orpheus singt! o Hoher Baum im Ohr!
imaginar mientras escuchan discos como si fuera Orfeo canta. ¡Oh, alto árbol en el oído!
la cosa más sencilla de 'este mundo. Arbol interior: la primera maraña instantánea
Cuando entro en mi audífono, cuando las ma- de un cuarteto de Brahms o de Lutoslavski,
nos lo calzan en la cabeza con cuidado porque ten- dándose en todo su follaje. y. Rilke cerrará su so-
go una cabeza delicada y además y sobre todo los neto con una imagen que acendra esa certidumbre
audífonos son delicados, es curioso que la impre- de creación interior, cuando intuye por qué las
sión sea la contraria, soy yo el que entra en mi fieras acuden al canto del dios, y dice a Orfeo:
aüdífono, el que asoma la cabeza a una noche di- da schufst du ihnen Tempel im Gebot
ferente, a una oscuridad otra. y les alzaste un templo en el oído.
-". Afuera nada: parece haber cambiado, el salón Orfeo es la música, no el poema, pero los .audífo-
'Con sus lámparas, 'Carol que lee un libro de Virgi- nos catalizán esas "similitudes amigas" de que
nia Woolf enel sillón de enfrente, los cigarrillos, , hablaba Valéry. Si audífonos materiales hacen lle-
Flanelle que juega con una pelota de papel, lo mis- 'garla música desde adentro, el poema es en sí mis-
mo, ló de ahí, lo nuestro, una noche más, yya na- mo un audífono del verbo; sus impulsos pasan de
da es lo mismo porque el silencio del afuera amor- lapalabraimpresa a los ojos y.desde ahí alzan el
tiguado por los aros de caucho que las manos altísimo
, árbol en el oído interior .•

E1Porteño, Abril 1983 - 63


1------- EL PORTEÑd-
CINE Ro~~e-Grill~t, "Vivir" al
reves de Alam Jessua, Li-
I TEATRO que hace desfilar al pasado ante los
ojos del hombre de Cincuentaaños.
bertad Condicional" de Ulu .
Funciones Grosbard y "El cielo puede es- I Travesties, de Tom Stoppard. Hay cenizas en el viento.
perar" de Warren Beatty. " Con dirección general de Julio
especiales Piquer se estrena el 4 de este
De Carlos Dámaso Martínez.
Centro Editor de América Lati-'
La Cinema teca Argentina 1, Ciclo de cine i
mes, esta obra que cuenta en su
na, Buenos Aires, 1982. Nove-
en el Teatro SHA, Sarmiento elenco con Andrés Torres,
'1

2255, exhibirá durante el mes de


documental . María del Carmen Méndez y la, 172 pp.
Abril films de: Federico- Felli-
ni ("Los Payasos", "La ciudad
antropológico y l· otL:~ funciones serán los lunes
"Publicó diversos estudios críticos
de las mujeres", "[ulieta de los etnobíográflco y martes de abril a las 22 horas.
sobre autores argentinos, así como
Espíritus" y "El Sheik Blan- El lugar: Auditorium Bauen.
cuentos y comentarios bibliográficos
co"), Ingmar Bergman ("El Sábado, 9 de abril, 19.30 hs. en revistas culturales y en la sección
toque", "El rito prohibido", Manos Pintadas, de Jorge
El contrabajo rosado literaria de La Opinión y Clarín",
"Luz de Invierno" J "Música-en Prelorán; color 12' Se representa en el Teatro reza la contratapa de esta primer no-
la noche"), Martín Scorsese Medardo Pantoja, de Jorge Larrañaga, Bartolomé Mitre vela de DámasoMartínez refiriéndo-
("El último rock" y "Quién gol- Prelorán; color, 18' 2020 de esta Capital, la pieza se a su autor.
pea a mi puerta"), W arren Be- Grupo Grabas, Gráficos de en un solo acto "El contraba- Condescripcionesdemoradas de la
atty ("Reds"), Nikita Mijal- Buenos Aires; color, 13' jo rosado", de Julio César ciudad de La Cañada y la plaza
kov ("La esclava del amor"), Pettoruti, de Luis Alberto Castro (el creador del ce- Colón, en un ambiente de colores
Herbert Ross ("Nijinsky"), Weksler; color, 20' lebrado personaje Don apagados,en tinieblas; y en un clima
Fred Zinemann ("Julia"), Aña-Aña, de Andrés F.Sil- Verídico). de sospecha e incertidumbre donde
Frank Perry ("Mamita queri- 'vart; B. y N., 20' Sus únicos personajes campeanlos enfrentamientos, las ba-
da"), Billy Wilder ("Com- Chucalezna, de Jorge Pre- están interpretados por Chi- las y tiroteos, los heridos, la sangre,
padres"), Mauro Bolognini lorán; color, 22' qui Reynoso y Antonio Cal- los hospitales, la muerte, la morgue;
("Libera, amore mío"), Andr- var, cuyo histrionismo y efi- los túneles que remiten a laberinto y
zej Wajda ("Las señoritas de Sábado, 16 de abril, 19,30 hs. ciencia escénica el público oscuridad;las calles quietas, sin gen-
Wilko"), George Cukor ("Ri- Un tejedor de Tilcara, de [or- ya conoce a través de sus in- te, por imposicióndel toque de queda
cas y famosas") y una serie de ge Prelor~n; color .18' _ I numerables presentaciones y. el miedo flotando, . Dámaso
films brasileños de Arnaldo Artesanías ,~antlaguen~s, de , dentro del grupo "Los Tri- Martínez recorre un tramo de la his-
Jabor ('~Tudo Bem"), Nelson Jorge Pre_1oran, col.or, 17 . l' singer" disuelto hace ya un toria argentina no hace mucho vivi-
Pereira Dos Santos ("Tienda Dos artistas y DiOS, de [sime año ' do, que proyecta una sombra
de los milagros" y "Vidas Se- Lozano; color 11' . luctuosa.
cas") y Roberto. Farías
(" Asalto al tren pagador").'
Guitarra de Osear Berletts:
color, 18' 1-
¡!.--LmROS Graciela Ssrti de Barrientos
Por su parte en la Sala Leopol- Martín Choque: Un telar en 1
·do Lugones del Teatro Munici- San Isidro, de T. Bauer y S. I Poesía
pal General San Martín Chanvilliard; color, 21' I Nada que perder
-Corrientes 1530, Piso 1°- se Huesped de sí mismo, por
Sábado, 23 de abril, 1.9.:\1) hs. I De Andrés Rivera. Jorge Dorio G. (Editores Cuatro,
verá los días lunes cine argenti-
no: "La invitación" de Manuel Hem:ógenes C~yo, de Jorge
Preloran; color 68
I Centro Editor de América Lati-
.
Colección Ambigua Selva,
Buenos Aires 1982) Jorge Dorio
I
Antin, "Mis días con Veróni-
ca" de Néstor Lescovich,
Víctor Rebuffo, de Simón I na, Buenos Aires, 1982. Nove- G. nació en la ciudad de Buenos
"Sola" de Raul de la Torre, y Feldman; B. y N. 10' la, 143 pp. Aires en 1958. Este es su primer i
Máximo Rojas. Monturero libro de poemas. La suya es una I
"Tute cabrero" de Juan José
Jusid. El resto de la programa- cri~llo, de Jorge Prelorán; color, I El hecho de tener que tramitar la poesía de alta síntesis, que elude
tanto los lugares comunes como
I
ción incluye: "Alíen" de Ridley 14 pensión de su madre viuda reciente-
Scott, "El año que viene a la Sábado, 30 de abril, 19,30 hs. mente, mueve a un hombre de cin- cierto sentimentalismo vecino
misma hora" de Robert Mullí- Nacimiento de un libro, de cuenta años, hijo de inmigrantes del tango, es costumbre lugare-
ña. Elude, también la languidez
gan, "La Rosa" de Mark Ry- M ano. Séb B N 17'
a ato; . y .,
judíos, periodista, a revivir su histo-
. A R' le i . juvenil y, aunque hay en ella un
! dell, "El delator" de John Horacio Quiroga, de Luis An- na. esto rvera e imprime un mo-
Ford, "Butch Cassidy" de Ge- gel Bellaba; color 24' vimiento pendular: presente ... pasa- evidente placer por el encuentro
orge Roy Hill, "Madame Ro- ¡Cuidado hombres trabajan- do... presente... pasado... entre las palabras, encuentros'
sa" de Moshe Mizrahi, "La do!, de Juan Carlos Bissi; color En el pasado está la figura del nuevos que alumbran nuevas re-
Novicia Rebelde" de Robert 18' I padre, un ~brero con actuación sindi- alidades, (como diría Pavese), no
hay frivolidad, ni tilinguería cul-
Wise, "Espartaco" de Stanley . Fuelle querido, de Mauricio I cal, C?yaVIdael autor ?~scnbe como ta, en el tejido de sus poemas.
Kubrick, "Mash" de Robert Berú; B. y N., 25' una línea rectamente rígida atravesa-
Altman, "California Suite" de Quilino de Jorge Ptelorén: co-. ¡ da a tramos por perpendiculares que Estrictos y universales, toman
Herbert Ross, "Viajes con mi lor 16' ' , 1 representan otros personajes, tam- un momento -un, momento de
tía" de George Cukor, "New , : bién inmigrantes judíos y participan- lo cotidiano, un momento de un
York, New York" de Martín Este Ciclo de cine antropológico tes en la lucha por la dignidad y justi- cuadro, un momento de la histo-
Scorsese, "La heredera" de se llevará a cabo en Yuchan (De- cia para el trabajador. Todo inserto ria de un personaje- y lo reve-
William Wyler, "El Tercer fensa 788) con películas de reali- en un fragmento histórico argentino lan con una medida justa, en un
Hombre" de Carol Reed, "Es- zadores argentinos facilitadas en el que este grupo rememoraba sus límite que amplía los límites de
calera al poder" de Jerry por el fondo nacional de las ar- orígenes y recibía los ecos bélicos las palabras.
Schatzberg, "Il Sorpasso" de tes; con diálogo en torno a las europeos (Guerra CivilEspañola, Se-
Dino Risi, "Gallipoli" de Pe- películas y sus respectivos te- gunda Guerra Mundial)sin permane- Un Nuevo Verso
ter Weir, "Una playa con mos- mas; y con una duración de cer ajenos ni indiferentes. Argentino
taza" de Ken Russell, "Tran- aproximadamente dos (2) horas En el presente está la rutina, pero
seuropa Express" de Alain I por sesión. también la fuerte presencia del padre Edición especial de XUL dedi-

64-EI Porteño, Abril 1983


RECOMIENDA J;I---
cada a 111nueva poesía argenti- Comentarios, ilustración y una inconfundible voz, afinada y I del texto antes mencionado: "la
na, en la que participan Arturo actuación de los payadores personal. Y la calidad también belleza no será derrotada".
Carrera, Susana Cerdá, Emete- ROBERTO A YRALA se siente en los arreglos e instru-
rio Cerro, Martín Chanetón,
(argentino) mentación a partir de ritmos co- Simplemente
Susana Chevasco, Roberto
JOSE CURBELO (oriental) mo sones, baladas, boleros, sal- (Epic)
Coordinación y exposiciones a sao En síntesis, la máxima
Ferro, Jorge Lépore, Jorge Pe- cargo de expresión de la Nueva Trova Eduardo Falú es uno de
rednik, Néstor Perlongher, BEATRIZ SEIBEL Cubana. nuestros más eximios y prolijos ¡
I

Gustavo Roessler, Nahuel San- ejecutantes de la guitarra, i


1. Viernes 8 de abril: 20,15 Grupo universo ! además de poseer una agradable
tana, Román Sluszkiewicz, y hs.
Washington Carrasco' voz grave que modula adrni- i
Luis Thonis. ' El canto payadoresco. Oríge- rabie mente al compás de las '
nes y actualidad. Las grandes fi-
guras: Ezeiza, Betinotti, etc. El Cristina Fernández " canciones. En este su último tra-
bajo (hacía más de cinco años
canto social. Canto Popular
CICLOS Uruguayo
que no grababa) se valió de los
i
últimos textos que musicalizara
2. Viernes 15 de abril: junto al desaparecido poeta
Clásica y Moderna reinicia en 20,15 hs. (RCA) ; Jaime Dávalos. Está también
abril su ciclo de actividades que Los payadores en el siglo pa- su ya clásica zamba -con letra
estará a cargo, entre otros, de sado. Narradores anónimos de la De a poco se va editando en de otro grande ya fallecido, Ma-
I

María Inés Andrés, Mirta Arlt, gesta de la Independencia, Bar- nuestro país parte de lo que se ! nuel J. Castilla- "Tejedora
Pedro Luis Barcia, Abelardo tolomé Hidalgo. Santos Vega. El está haciendo del otro lado del I Belenista". Simplemente,
Castillo, Carlos Domínguez, Martín Fierro. Influencia paya-¡ Río de la Plata. El Canto Popu- escúchenlo.
Luis Gregorich, Santiago Ko- doresca en la novela y el teatro. lar Uruguayo o la Nueva Can-
I
ción Uruguaya, han ido forman- !
vadloff, Juan Carlos Kreimer, Fernando Brenner I
Jorge Lafforgue, Jorge Panessi, 3. Viernes 22 de abril: I do una corriente musical de
20,15 hs. I identidad no sólo rioplatense si-
Enrique Pezzoni, Ricardo Piglia
y Any Ventura. El cato de los payadores en el
interior del país. La improvisa-
I no también latinoamericana. El
arrastre pOfular se va haciendo MUSICA ¡
Charlas, entrevistas y confe- ción en las culturas aborígenes. masivo. E duo formado por
rencias completan el proyecto Payadores en América latina. : Carrasco en guitarras, instru-
general. mentos de viento y voz y El "Negro" Rubén Rada
Informes e inscripción, a par- 4. Viernes 29 de abril: I Fernández en percusión y voz, acaba de editar su último larga-
tir del 14 de marzo, en Callao
892. TE. 44-8707. 20,15 hs.
El payador en este siglo. Cir-
I es uno de los más representati-
vos. Entre sus composiciones
duración: "En Familia". El co-
nocido vocalista y percusionista
co, teatro, radio, etc. Influencia aparece el homenaje "A Tabaré uruguayo lo va a presentar el
en el tango. Folletos payadores- Echeverry", uno de los más próximo viernes 8 en el Esta-
. I dio Obras. El "Negro" va a es-
PLASTICA coso Anécdotas famosas. Paya-
dores actuales. El futuro de los
gran des crea dores onenta es. tar con su actual formación: Rí-
La frescura y el ritmo lo traen el cardo Lew en guitarra eléctri-
payadores. Grupo Universo con candom-
.Fundación San Telmo pre- bes y carnavalitos. Una nueva ca: Héctor ~ineda en bajo,
senta la muestra de Remo I Cada encuentro finalizará con oportunidad para escuchar a [ Ricardo Nole en teclados y co-
Bianchedi, con la que inician sus improvisación y contrapun- nuestros vecinos. No la rosyelex-Opa,9svaldo.l!'at-
actividades de este año, exten-¡ to sobre temas pedidos por el desaprovechen. ,toruso en batena, percusión y
I voz. Se espera también a algu-
diéndose hasta los primeros días público
de este mes. . Chico Buarque nos. invitados especiales, que
Defensa 1344. TE. 361-5485 I Los encuentros se realizarán segun adelanta la gente de La
en YUCHAN, Defensa 788, Tel. En español Corporación. van a estar pre-
Praxis ¡ 34-9310. San Telmo. (Phili ) sentes junto a Rada en esta
1 lpS , "fiesta alucinante".
1 Bienal de Arte Serigráfico
Obras Seleccionadas para la DISCOS "Que Chico Buarque grabe
Conciertos de
promoción internacional de la
Silvio Rodríguez- sus canciones en castellano, que música latinoameri-
pintura argentina hagamos juntos la tarea en Bra-
Sala IV Mujeres sil, me parecen dos nuevas seña- cana
Hasta el Sábado 9 de abril a les de la creciente comunicación
las 13 hs. Pablo Milanes- que viven entre sí los pueblos de El Patio, de República de la
Soldi, Presas, Del Prete, Aniversario América Latina y el Caribe ... " India 2.867 (frente al zoológico),
Torres Agüero, Torrellardona, Así comienza el texto que escri- presenta su ciclo de conciertos
Ducmelic, Badii, Alonso, Perez
(Polydor) bió el uruguayo Daniel de música latinoamericana, para
Herederos del son cubano, de
Celis, son algunas de las firmas Viglietti en la contra tapa del el mes de abril. Este cuenta con
la música popular que tuvo po-
qu~ componen este evento. disco de Chico. Y resume un los siguientes intérpretes:
'1

etas como José Martí, primero sentimiento y una búsqueda de Sambadois: Todo el ritmo de
y Nicolás Guillén, después, a identidad latinoamericana por I Brasil en sus mejores intérpre-
I PAYADORES dos de los máximos exponentes
de la cultura isleña. Estas edi-
demás necesaria. Aquí aparecen
temas clásicos del repertorio de
tes. Viernes 1 y jueves 28.
Luis Alberto Azurey: Autenti-
ciones +las segundas de cada
uno de ellos- presentan temas
Chico: "Qué Será" (con Mil-
ton Nascimento), "A pesar
I
cidad y calidad en un cantautor.
Jueves 7 y 21 y viernes 15 y 29.
Ciclo de cuatro que ya hoy se han difundido en de usted", "Querido Amigo", Aguas mansas: canto contem-
la Argentina gracias al aporte de "Construcción", "Te amo", poráneo, los viernes 8 y 22.
encuentros sobre y otros músicos. Tanto Rodrí- "Cotidiano" y "Mambembe". Y Luis Gingins: con su reperto-
I con payadores guez como Milanes poseen tomando las últimas palabras . rio de calidad, el jueves 14.
;------------------------------------_-.: ----------~
El Porteño, Abril 1983 - 65
Así los definió una vez aquel
¿La vuelta de lúcido talento de Omar del
Cario. Potente raza de los
la cultura? Aristófanes. Porque sin duda
debe tratarse de una raza. Se la
Con este asunto del.dólar, pa- particulariza principalmente
rece que nuestro país' se toma porque parece venir dotada de
más accesible para los intentos un instrumental propio apto pa-
editoriales. Claro: para los que ra detectar ridículos. Y no sólo
tienen dólares; o sea, para los de detectarlos, sino que, dotados de
afuera. Esa razón económica, y Folios, es otra editorial mexi- gel Rama), Ideología y legítí- otro instrumental parecido al del
el anuncio (la esperanza, la espe- cana que ha decidido incursionar mación, de Osvaldo Guariglia, perro de caza, se aplican a de-
ranza) de una futura democracia en la Argentina. Folios Edi- Estética de la recepción, de nunciarlo a los ladridos, a exhi-
-con la cual, tal vez, nuestro ciones -es el nombre comple- Iauss, Vodicka y otros, Texto y birlo a la luz para que los cazado-
país recupere elliderazg? cultu- to- viene editando en México contexto, de 1. Lotman. En el res disparen sobre el blanco. No
ral que alguna vez ejerció en es- desde 1980. A partir de Abril campo de las ciencias sociales, basta; una vez detectado un
tas partes del mundo- hacen pondrá en circulación sus prime- la editorial tiene previstos los si- ridículo y denunciado a los ladri-
que algunas editoriales funda- ros libros producidos en la Ar- guientes títulos: La política dos, lo plantan sobre un escena-
das en el extranjero, se animen a gentina. El plan editorial ha defi- argentina y el poder sindi- rio y componen farsas y sátiras
poner el pie (de imprenta) en es- nido 'tres colecciones: "Los cal, de Marcelo Cavarozzi y Te- para mejor mostrarlo. Y para
tas tierras, mundos posibles" (ficción), diri- oría de la burocracia esta- que mejor.afinen la puntería los
U na de esas es la Editorial gida por Ricardo Piglia; "Inter- tal (comp. Osear Oszlak). Una que sobre él Quieran disparar.
Nueva Imagen, cuya central secciones" (psicoanálisis y' colección, "La cultura argenti- Pedro Asquini: "Cuando
está en México, pero en cuya pa- crítca de las instituciones), diri- na" está, además, en curso de sobre un escenario se presenta
ternidad está un argentino, gida por Hugo Vezzetti y "Ar-- preparación a cargo de Beatriz un trozo de realidad para criti-
Willie Schavenson, que alguna gumentos" .(teoría y análisis de Sarlo y Carlos Altamirano, y cu- carlo destacando lo anómalo o
vez fundara, aquí la Editorial los discursos de la cultura), diri- yo eje será el estudio, a través ridículo de esa situación de mo-
Galerna' y su socio mexicano gida por Carlos Altamirano y de volúmenes colectivos, de as- do que la escena culmine con
Saltiel Alatviste. Como adelan- Beatriz Sarlo. Los primeros títu- pectos, problemas y movimien- una carcajada de los espectado-
tado de la aventura editorial que los de la colección de ficción tos de la historia intelectual res cumplimos con una misión
iniciarán aquí, está un joven son: Ley de juego' (cuentos), de argentina. satírica que desemboca de lleno
-pero antiguo en las lides- pe- Miguel Briante, El entenado en el teatro popular. Hablamos
riodista: Carlos Ulanovsky. Du- (novela), de Juan José Saer y La farsa de de lograr la risa criticando la re-
rante el transcurso de la Feria Fuego a discreción (novela), alidad que es la manera de jerar-
del libro -que se llevará a cabo de Antonio Dal Masetto, a los la realidad quizar lo risueño. Nace así la far-
entre el 8 y el 25 de abril próxi- que seguirán El frutero de los Con aquella (ya mitológica) sa satírica para diferenciar la ri-
mos, presentarán sus colec- ojos radiantes (novela), de Ni- obra que se llamó Los indios sa crítica de la risa por la risa
ciones en el stand 42 del Pa- colás Casullo, Sombras de estaban cabreros, Agustín misma y para la cual todos los
bellón Municipal de Exposi- Broadway, (novela), de Sergio Cuzzani se instaló hace años en recursos son válidos (caídas, tor-
ciones. Al decir colecciones, Sinay y Desde la derrota el podio de los autores teatrales tas de crema. etc.).
hablamos de todos los títulos (cuentos), de Andrés Rivera. La argentinos. Desde el 25 de mar- Pero el hecho de que deba cre-
que abarca su amplio catálogo, colección "Intersecciones" se zo, (los viernes y sábados a las arse la farsa satírica sobre' una
con especialidades como Humor iniciará con La locura en la 21.30, los domingos a las 20.00 situación realista, no significa
e Historieta-Los libros de Ma- Argentina, una investigación horas, en la Sala Uno del Teatro que esa situación ha de ser ri-
falda, Quino, Los mitos de Cthu- sobre la formación de los discur- 1.F.T., de Boulogne Sur Mer sueña en sí misma. También lo
lu, de Lovecraft, por Breccia, sos y la práctica psiquiátricos en 549) Cuzzani está de regreso, triste y lo lastimoso ofrecen al
-Ciencias Políticas, Ciencias de la Argentina moderna, libro al con una "Farsátira" titulada autor su posibilidad satírica. To-
la educación, Narrativa -casi que seguirán Psicoanálisis, Disparen sobre el zorro da situación vital ofrece un.flan-
toda la obra de Mario Benedetti, entre Freud y Lacan (comp. gris. La dirección es de otro co para el ridículo que culmine
la Antología personal de Juan Jorge Belinsky) y otros títulos mítico batallador de la -cultura, el: risa. Ni que hablar de otras
Rulfo- y otras especialidades y en preparación sobre el tema de Pedro Asquini, quien se hace mil circunstancias (políticas,
títulos. La novedad-novedad, sin la "neutralidad" analítica cargo de un numeroso elenco. morales, costumbristas) todas ri-
embargo, es el lanzamiento de (comp. Alicia Azubel), la "trans- Para celebrar este afortunado cas en aristas problemáticas que
los dos pímeros títulos impresos ferencia" (comp. Juan Torrisi) y encuentro, y apurado por el las hacen óptimas para la sátira.
en la Argentina. Se trata de un volumen de documentos para cierre -que este mes debió anti- y cuando la risa explota sobre la
Deshoras, el nuevo libro de la historia del psicoanálisis en la ciparse-, y antes de ninguna realidad, y a veces cura. Por eso
cuentos de Julio Cortazar, y de Argentina. Campo del poder consideración crítica, El Gato es género temido, objeto de cen-
una reedición de Bestiario, y campo intelectual, de decidió entrevistar al autor y al suras y prohibiciones por los que
quizá de los libros más perfectos Pierre Bourdieu, inaugurará la director. Esto dijeron: desde el poder ofrecen coti-
de este autor. Ese otro gato que colección "Argumentos", en la dianamente blanco propicio para
ven, es el logotipo 'de Nueva que se incluirán posteriormente Agustin Cuzzani: ¡"La po- la burla. De ahí el carácter popu-
Imagen. Mercado y boom (comp. An- tente raza de los Aristófanes! lar de la farsa' satírica.