You are on page 1of 6

El tutor acad

acadé
apuntes para
1
la definición de un perfil
Germán Iván Martínez Gómez
Escuela Normal de Tenancingo,
Estado de México
german_img@yahoo.com.mx

A
ctualmente, las Institu- medirán en el futuro por la cantidad de y Desarrollo Profesional de los Maes-
ciones de Educación información que resguardan sino por tros de Educación Básica, puesta en
Superior (IES) enfren- la manera en la que han contribuido a marcha en 2004. La propia Secretaría
tan un enorme com- formar conciencias, hombres y muje- de Educación Pública (SEP) estableció
promiso, además de generar, trans- res capaces de afrontar los retos de en el Programa Nacional de Educación
mitir y difundir el saber: actualizarlo. su tiempo. 2001-2006, la necesidad de impulsar
Y esta tarea sólo podrán lograrla si Esta necesidad de cambio ha lleva- la creación de un nuevo enfoque edu-
ellas mismas se actualizan, es decir, si do a las Escuelas Normales del país cativo flexible, eficiente, basado en la
aprenden a transformar sus prácticas a emprender un proceso de transfor- formación que posibilite el desarrollo
como parte de un proceso de evolu- mación. En esta línea destacan tres integral de los individuos así como el
ción necesario, consciente y vital para grandes acciones: el Programa para fomento de valores y una sana disci-
la institución y sus integrantes. Esta la Transformación y el Fortalecimiento plina intelectual. Para lograr lo anterior,
evolución de las IES no es sólo nece- Académicos de las Escuelas Norma- ha sido necesario un cambio de pa-
saria sino que parece ser urgente. Hoy, les (PTF), implementado en 1996; el radigma educativo que implica, entre
por ejemplo, el aprendizaje ya no pue- Programa Nacional para la Actualiza-
de reducirse a una etapa de nuestras ción Permanente de los Maestros de 1
Ponencia presentada en el Foro Estatal Valoración
vidas sino que se habla ya de aprendi- Educación Básica en Servicio (Pro- de Avances en la Transformación de las Escuelas
Normales, PEFEN 1.0, realizado en la ciudad de
zaje permanente, continuo o para toda nap), que inició su aplicación en 1995;
Toluca, México, los días 21, 22 y 23 de agosto
la vida. En este sentido, las IES no se y la Política Nacional para la Formación de 2007.

2 O
émico,

otros aspectos, que éste se halle cen- Para llevar a cabo lo anterior, una de y con-
trado más en el alumno que en el do- las acciones puestas en marcha para solidación
cente. Esto obliga, también, a efectuar atender los reclamos de una educa- de un nuevo enfoque
una minuciosa revisión del currículum ción permanente y la generación de educativo que se basa en la fle-
que permita orientarlo no ya al simple hábitos personales de organización es xibilidad curricular, la implementación
dominio de un campo del conocimien- justamente el Programa Institución de de nuevos ambientes de aprendizaje,
to sino a la adquisición de habilidades Tutoría (PIT). Éste, como sabemos, sur- el fortalecimiento de valores y el im-
y el desarrollo de competencias. ge como consecuencia de la búsqueda pulso al autoaprendizaje, la incorpora-
MAGISTERIO 3
ción de las Nuevas Tecnologías de la el docente debe comprender a sus petencia y, finalmente se desempeña
Información y la Comunicación (TIC’s) alumnos. Pero para ello, “Para tener la como tutor cuando conjuga las dos
al aprendizaje y la enseñanza, la vincu- posibilidad de comprender a los estu- funciones anteriores pero, además,
lación del conocimiento con su campo diantes, en principio hay que intentar dirige a sus alumnos en un ambiente
de aplicación, el trabajo en equipo y, conocerlos. No es posible enseñar ni de respeto, tolerancia y trabajo corres-
esencialmente, en un nuevo rol que orientar adecuadamente a quienes no ponsable al fincar su trato en una acti-
debe asumir el docente para que sea se conoce”.6 tud cordial y afectiva.
visto no ya como depositario del saber, Así, la puesta en marcha de Progra- La palabra orientador alude a un
sino como mediador.2 mas de Tutoría en las IES responde, en conocedor que sugiere una dirección
Juan Delval ha dicho algo extraor- parte, a la necesidad de conocer a los por seguir (orienta el padre de familia,
dinariamente vigente: “Parece obvio estudiantes, a esos “actores desco- el sacerdote, el policia, etc.), mientras
que cualquier cambio en la educación nocidos”, como los definió Adrián de que asesor viene del latín assessor y
tiene que prestar atención especial a Garay.7 De ellos, es importante saber assidere que significa “estar sentado
los maestros y a su formación”.3 Di- su trayectoria escolar, características y al lado”; esto es, auxiliar a un aprendiz
cha afirmación supone dos aspectos origen social, y la influencia que tienen en el dominio de un campo específi-
fundamentales: 1) Los maestros son estos rubros en su desempeño.8 Por co del saber humano. Por su parte, la
protagonistas de los cambios en la otro lado, el Programa busca atender palabra tutor viene del latín tutari que
educación y 2) El carácter de su forma- diversos aspectos que se engloban en significa “proteger”, “velar por”, “tener
ción, así como su actualización y capa- la expresión formación integral. Esto bajo protección a alguien”. Como se
citación, resultan trascendentales para quiere decir que no basta que las IES
efectuar dichos cambios. Refiriéndo- generen, transmitan y difundan el sa- 2
En su libro Estrategias docentes para un aprendizaje
significativo. Una interpretación constructivista, Frida
se a la formación a partir del sistema ber, sino que es preciso que ayuden Díaz Barriga y Gerardo Hernández han precisado una
tutorial, Ruy Pérez Tamayo reconoce a sus estudiantes en su maduración serie de saberes psicopedagógicos que dan cuenta no
sólo del rol del docente y la naturaleza interpersonal
que éste no sólo es el más “conocido personal y en el desarrollo de habili- del aprendizaje, sino que constituyen un perfil del
desde hace muchísimo tiempo [sino] dades cognoscitivas y prácticas, así profesor constructivista que deberá ser considerado
por las instituciones formadoras de docentes.
el más eficiente para educar al ser hu- como el fortalecimiento de actitudes, 3
Delval, Juan. Los fines de la educación, 7ª ed.
Siglo XXI. México. p. 82.
mano en tareas creativas”.4 Para este valores y principios éticos. 4
Pérez Tamayo, Ruy. Cómo acercarse a la ciencia.
autor, es fundamental que el docente De manera particular, el Programa CNCA-Limusa. Fondo Editorial de Querétaro.
México, 1992. p. 79.
enseñe el ejemplo porque, dice, “es Institución de Tutoría implementado 5
ibídem. p. 80.
prácticamente imposible enseñarle en la Universidad Autónoma del Esta- 6
Díaz Flores, Martha et al. Lecturas de apoyo
para tutores, t. III. p. 51.
a un estudiante a hacer algo que su do de México ha advertido que “la ca- 7
cfr. Adrián de Garay S. Los actores desconocidos
maestro no hace”.5 lidad de la dedicación a la docencia, la (Investigación financiada por la SEP). ANUIES. 2001.
8
En el libro La política educativa y la educación
Como podemos deducir, desde esta formación y la actualización didáctica y superior en México. 1999-2006: un balance,
perspectiva es imprescindible que el disciplinaria del personal docente son Julio Rubio Oca da algunos datos interesantes en
relación con la condición de los estudiantes
docente considere a sus estudiantes factores que influyen en los índices de en México. Ahí aborda cuestiones referentes a su
estado civil, el número de horas invertidas en trabajar,
como el objetivo central de su activi- reprobación y deserción de los alum-
el tiempo dedicado a preparar sus clases, leer y
dad y los motive para aprender, pues nos”.9 Por ello considera fundamental realizar trabajos escolares, los aspectos que influyeron
en la selección de su carrera y las expectativas en
el aprendizaje no es sólo una experien- que el docente desempeñe tres fun- torno al ejercicio de su profesión. Destaco entre ellos
cia cognitiva sino sobretodo emocio- ciones básicas: orientador, asesor y uno que me parece central: un porcentaje importante
de ellos representa la primera generación de sus
nal. Es vital, igualmente, que el docen- tutor. Pese a que no se puntualiza al familias que tiene la oportunidad de realizar estudios
te sepa a quién, qué, cómo, dónde, respecto, cabe decir que el profesor de nivel superior. Con los datos que allí se presentan,
se puede apreciar una clara segmentación social del
cuándo, por qué y para qué enseñar; orienta cuando muestra a una perso- sistema de educación superior, al mismo tiempo,
que aprenda a ubicar el mejor mo- na el camino a seguir; asesora cuando las cifras hacen evidente que alcanzar la equidad
en el Sistema Educativo Mexicano es una necesidad y
mento para su intervención y aliente sugiere y aconseja profesionalmente un imperativo.
9
Díaz Flores, Martha et al. Lecturas de apoyo para
a sus alumnos a superarlo. Ante todo, de acuerdo con el ámbito de su com-
tutores, t. I. p. 7.

4 O
puede advertir, la tutoría no sólo invo-
lucra conocimientos propios de una o ROLES Y FUNCIONES CLAVE
varias disciplinas, sino una actitud de DEL TUTOR ACADÉMICO EN LAS ESCUELAS NORMALES
empatía que permite compartir, solida- DEL ESTADO DE MÉXICO
riamente, los logros y fracasos de los
S ervir de guía académico de los estudiantes bajo su cuidado.
tutelados. Respecto de ella, Howard
E stimular el aprendizaje y autoaprendizaje.
Gardner ha establecido un principio
R esolver dudas y problemas de índole académico-administrativo.
básico: “tutor y tutelado se eligen mu-
tuamente”.10
Ahora, si bien es cierto se han es- C onocer la trayectoria académica de sus tutelados e identificar sus
tablecido ya algunos criterios para de- cualidades reales y potenciales.
finir un perfil de tutor,11 entre los que O rganizar sesiones de trabajo individual y grupal para reforzar aptitudes,
destacan: capacidad de decisión, ex- actitudes y hábitos de estudio, o bien, promoverlas.
periencia, empatía, sensibilidad, acti- N umerar los retos y metas a alcanzar.
tud de aceptación, actitudes directas O rientar al tutelado en cuanto a la administración de su tiempo y sugerir
y positivas ante la escuela y la educa- asesores que puedan apoyarlo en los diferentes campos disciplinarios.
ción en general, interés en el servicio, C onsensuar, junto con el tutelado, una metodología de estudio y trabajo
honestidad, discreción, capacidad que permita fijar estrategias y acciones específicas a llevar a cabo para
para establecer alianzas de trabajo y atender su formación integral.
habilidades de comunicación, consi- E stablecer normas de trabajo corresponsable que deberán acatarse.
dero esencial que las Escuelas Norma- R evisar periódicamente el trabajo realizado para evaluarlo y, en su caso,
les contribuyan a la definición de ese reorientarlo.
perfil y no sólo trasplanten programas
y propuestas de otras instituciones de A compañar el desempeño académico del tutelado y registrar sus
manera irreflexiva o poco responsable. avances.
De hecho, el Programa Indicativo de C ontribuir en la formación integral de sus tutelados a fin de que
Tutoría y Asesoría Académica que rige desarrollen conocimientos, habilidades cognoscitivas y prácticas,
esta actividad en el seno de las Escue- actitudes, valores y principios éticos.
las Normales del Estado de México, T utelar de manera profesional y desinteresada.
aglutina los rasgos deseables del tu- U nir esfuerzos con docentes, directivos, padres de familia e instancias
tor en tres grandes rubros: cualidades especializadas, a efecto de desempeñar adecuadamente su labor.
humanas, científicas y técnicas; no A ctuar éticamente, promoviendo un clima de respeto, aceptación,
obstante, y en correspondencia con comunicación, tolerancia, responsabilidad y confianza, brindando
estos tres aspectos, creo fundamen- información académico-administrativa y sugiriendo actividades
tal que el tutor atienda a los tutelados escolares y extraescolares que favorezcan el desarrollo integral de
también en tres grandes ámbitos: su los tutelados.
ser, conocer y actuar. A partir de éstos R espetar en los tutelados su personalidad, estilos y ritmos de
últimos me atrevo a proponer lo que aprendizaje, intereses, gustos y expectativas, y aprovecharlos para que
considero pueden ser los roles y las asuman un papel más activo en relación con su propio aprendizaje.
funciones clave que debe cumplir un
tutor:
Son estos tres ámbitos: ser, conocer y actuar los que propongo para ser
10
atendidos por el tutor. Lo hago sin ignorar que aún existen problemas de
Gardner, Howard. Las cinco mentes del futuro.
p. 93. orden académico. Hace falta por ejemplo un esclarecimiento de concep-
11
cfr. Díaz Flores, Marha et al. Lectura de apoyo para
tutores, t. I, II y III. UAEM. México.
tos, es decir, el establecimiento de un marco teórico mínimo; también un

MAGISTERIO 5
ción; o falta de métodos y hábitos de
diagnóstico respecto a las caracterís- (su materia); el conocimiento
estudio”.14 Esto quiere decir, en algún
ticas personales de los docentes que estrechamente relacionado con
sentido, que la asesoría tiene un ca-
han de desempeñar esta actividad; su su materia (domino del campo
rácter predominantemente asistencial,
correcta selección, capacitación y ac- disciplinario); la naturaleza de
es decir, al asesorar, el profesor debe
tualización; estrategias que aseguren la enseñanza (didáctica); la psi-
“[…] aclarar dudas, proporcionar infor-
el trabajo en equipo; establecimiento cología humana (entenderse a
mación, recomendar ejercicios, tareas
de incentivos o estímulos para quienes sí mismo y entender a los de-
o lecturas, además de dar seguimien-
efectúen esta labor, etcétera. Otras di- más para animar aprendizajes);
to y buscar la retroalimentación para
ficultades son de tipo administrativo. la mejor forma de comunicar
verificar el efecto de la asesoría”.15
Aquí cabe decir que es necesario un sus conocimientos […] el orden
Thierry García sostiene que en este
marco legal que regule esta función; social en el cual se desen-
“triángulo cautivo” la tutoría es la más
determinar quiénes habrán de llevarla vuelve el proceso educativo (en-
difícil de desempeñar, pues implica
a cabo, si docentes de tiempo com- torno); y el uso adecuado de la
entablar con el o los estudiantes una
pleto o profesores horas clase. En tecnología y de los medios de
relación interpersonal muy estrecha.
este sentido, también es urgente ver comunicación.12
Así, afirma, “Para ser tutor (tarea que
la factibilidad de una descarga horaria
no admite gradación) es necesario
para los tutores y establecer el mejor Respecto de la asesoría, afirma:
desarrollar la habilidad mediante una
momento para implementar esta tarea
La asesoría es un proceso que sólida capacitación en la técnica de
en las escuelas. Por otra parte, y esta
persigue objetivos académicos entrevista y en el proceso de evalua-
es desde mi perspectiva, una cuestión
determinados, donde un profe- ción (diagnóstica y formativa). [Ade-
central, es prioritario definir si la tuto-
sor establece una relación con más,] al promover una formación pro-
ría forma parte de un proceso que, al
uno o varios alumnos, siempre fesional personalizada [ha de tener] el
acompañar al estudiante, la escuela
y cuando asuma su responsabi- análisis, la reflexión y la crítica como
proporciona a todos, sin excepción,
lidad docente y busque realizar herramientas”.16
bajo ciertos criterios y normas bien
sus tareas con calidad. [En este Desde esta óptica es importante
definidos y de carácter obligatorio;
sentido] de la necesidad de re- reconocer que el Programa Institución
o bien, si es un servicio y, por tanto,
cibir asesoría, surgen otras inte- de Tutoría, si bien está en sus inicios
está a merced de los interesados en
rrogantes con el fin de identifi- en las Escuelas Normales del Estado
recurrir a él. De ser así, la tutoría no
car si las causas del problema de México, también está siendo visto
podría ser obligatoria para todos sino
radican en la enseñanza o en el como una estrategia de cambio institu-
exclusiva de aquellos quienes buscan
aprendizaje, o bien responden a cional que favorece y contribuye a lo-
fortalecer su plataforma personal e
cuestiones afectivas […]13 grar la calidad académica en nuestras
intelectual. Y es que la tutoría forma
instituciones y a mejorar el aprendizaje
parte, según expresión de David René Como se puede apreciar, enseñanza, y desempeño escolar de nuestros es-
Thierry, de un “triángulo cautivo” que asesoría y tutoría son sólo algunas tudiantes. Es una propuesta puesta en
incluye también la enseñanza y la ase- de las funciones que se le exigen ac- marcha que, por lo mismo, más que
soría y que, originalmente, estaba des- tualmente al maestro. De esta forma, resistencia, improvisación o apatía,
tinada a la formación profesional en el parece obvio que todos los maestros exige el concurso de todos los que
posgrado. enseñan, aunque no todos brinden
El mismo Thierry dice: asesoría o tutoría. Respecto de la ase- 12
Thierry García, David René. “El triángulo cautivo:
El maestro debe estar prepara- soría, “Los alumnos [la demandan] por enseñanza, asesoría y tutoría”, en Paedagogium,
problemas académicos relacionados Revista Mexicana de Educación y Desarrollo, núm. 11,
do para enseñar. Por supuesto, mayo-junio de 2002. México. p. 21.
es mucho lo que tiene que sa- con la asignatura que imparte el pro- 13
ibídem. p. 22.
14
ídem.
ber un maestro: el campo de fesor: antecedentes académicos de- 15
ídem.
la realidad que le toca enseñar ficientes, dificultad para poner aten- 16
ibídem. p. 23.

6 O
conformamos esta comunidad edu-
cativa. Sólo trabajando corresponsa-
blemente, proponiendo, analizando y
discutiendo, habremos de fijar metas
y propósitos comunes y podremos lle-
var esta difícil función a buen término.

Departamento de Educación Normal.


Asesoría y tutoría académica. Programa indicativo.
Pozo Municio, Ignacio. Aprendices y maestros.
Toluca México, octubre de 2006.
La nueva cultura del aprendizaje. Alianza.
Díaz-Barriga Arceo, Frida y Gerardo Hernández Rojas. Madrid, 2005. 383 pp.
Estrategias docentes para un aprendizaje
Pimentel Álvarez, Julio. Breve diccionario
significativo. Una interpretación constructivista.
latín/español, español/latín. Porrúa.
Mc Graw Hill. México, 2005.
México, 1999. 670 pp.
Díaz Flores, Martha et al. Lecturas de apoyo
Rubio Oca, Julio. (Coord.) La política educativa y
para tutores. III Tomos. Universidad Autónoma
la educación superior en México. 1999-2006.
del Estado de México. México, 2003.
Un balance. SEP-FCE. México, 2006. 319 pp.
Gardner, Howard. Las cinco mentes del futuro.
Savater, Fernando. El valor de educar. Ariel.
Un ensayo educativo. Paidós.
México, 1997. 223 pp.
Barcelona, 2005. 113 pp.
Steiner, George. Lecciones de los maestros. Fondo de
Gutiérrez Vázquez, Juan Manuel. Aprendiendo a
BIBLIOGRAFÍA Cultura Económica-Ediciones Siruela.
enseñar y enseñando a aprender. Trillas.
México, 2004. 189 pp.
Arreola, Juan José. La palabra educación. Secretaría México, 2006. 105 pp.
de Educación Pública. Col. SEP-Setentas núm. 90. Tamayo, Luis. El discipulado en la formación del
Morin, Edgar et al. Educar en la era planetaria. Gedisa.
México, 1973. 175 pp. psicoanalista. Un aporte del psicoanálisis a
Barcelona, 2003. 140 pp.
la pedagogía. Centro de Investigación y Docencia
Delors, Jacques. La educación encierra un tesoro. ______. Los siete saberes necesarios para el siglo XXI. en Humanidades del Estado de Morelos.
Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional UNESCO. París, 1999. [Trad. Irasema Aguilar Vázquez. México, 2004. 109 pp.
sobre la Educación para el siglo XXI. UNESCO. Revisión David René Thierry García]
México, 1997. Thierry García, David René. “El triángulo cautivo:
Pérez Tamayo, Ruy. Cómo acercarse a la ciencia. enseñanza, asesoría y tutoría”, en Paedagogium.
Delval, Juan. Los fines de la educación. CNCA-Limusa. Fondo Editorial de Querétaro. Revista Mexicana de Educación y Desarrollo, Año 2,
Siglo XXI. México. México, 1992. núm. 11, mayo-junio de 2002. México. pp. 20-23.

MAGISTERIO 7