Programa de Promoción de la Salud y Prevención

INFORMACION SOBRE LAS DROGAS: LOS EFECTOS QUE PRODUCEN Y LOS DAÑOS QUE PUEDEN CAUSAR
¿Qué es la droga? Según la Organización Mundial de la salud, la droga es una sustancia, natural o sintética, que al ser introducida en el organismo, modifica sus funciones. Físicamente, las drogas tienen efectos estimulantes o depresoras del sistema nervioso central y/o alucinógenos: producen alteraciones en las emociones y las percepciones. Algunas producen efectos combinados. Por lo tanto, las drogas modifican el comportamiento de la persona y su manera de ubicarse en el mundo. Los problemas relacionados con el uso de drogas se extienden más allá de los daños causados al organismo; afectan a corto o a largo plazo, las relaciones interpersonales, los intereses y la capacidad de trabajar y estudiar. Además, la intensidad de los efectos y los daños que producen varían de acuerdo a la constitución y el contexto personal y social del individuo. Aquí se brinda información recopilada de fuentes científicas y de divulgación acerca de varias drogas. La información acerca del tabaco y del alcohol, las dos drogas más consumidas en nuestro medio, ha sido entregada por separado.

DROGAS CON EFECTO ESTIMULANTE: COCAÍNA La cocaína es una droga que se extrae de un arbusto que crece en Sudamérica llamado Eritroxilon coca. La cocaína que se ve en la calle realmente es 'Clorhidrato de cocaína' y tiene forma de polvo blanco que se inhala o inyecta. Se obtiene a través de procesos químicos que utilizan agua, alcohol, ácido sulfúrico, carbonato sódico y éter. Los términos comunes para describirla son "merca", “vitamina”, “blanca”, "nieve" y "coca". El crack es clorhidrato de cocaína adulterado mediante un proceso químico que agrega amoníaco y produce cristales que al calentarlos crepitan y permiten aspirar sus vapores. La pasta base es una masa de sulfato de cocaína, otros alcaloides, solventes e impurezas (kerosén, gasolina, alcohol metílico, ácido sulfúrico), es una droga poderosa de producción muy casera, de alta toxicidad y que causa daños muy severos. En la calle se conoce como ‘paco’ o ‘pasta’. Tanto la cocaína como el crack son drogas que generan adicción. La pasta base y el crack, además, producen comportamientos compulsivos para consumirlos ya que generan una gran necesidad en el organismo. ¿Qué se busca con el consumo de la cocaína? La cocaína es una droga estimulante de acción muy corta, causa un incremento súbito del ritmo cardiaco, respiratorio y de la presión sanguínea. Provoca excesiva auto confianza, euforia y energía. Sobre las mucosas tiene efectos anestésicos. Los efectos aparecen gradualmente, desde la toma hasta alcanzar su pico, uno 15-30 minutos después. En forma de crack o pasta base, sus efectos aparecen mucho más rápido (30 seg.) y desaparecen en pocos minutos. Actúa directamente sobre el sistema límbico-cerebral, donde se encuentran los centros químicos del placer instintivo. El estímulo de estos centros de placer está ligado a mecanismos de supervivencia de la especie frente al hambre, la sed, la reproducción, y la necesidad de ataque o de huida. Cuando la cocaína activa artificialmente estos centros, se produce un estado de energía y alerta que no sirve a ningún propósito vital. Cuando esta estimulación artificial se repite continuamente, el cerebro "engañado" termina por incorporar la cocaína como fuerza propia y típica del comportamiento. Las consecuencias del excesivo consumo son cambios graves en el funcionamiento cerebral: alteración a nivel de la neurotransmisión cerebral con posibilidades de provocar convulsiones, disfunciones 1

cardíacas y pulmonares, síntomas psicóticos (alucinaciones), excitación psicomotriz, ideas paranoides, distorsión de la realidad, acciones compulsivas, entre otros. También se presentan trastornos en el sueño y disfunciones sexuales graves (falta de deseo y dificultades en la erección). Riesgos y daños por el uso de cocaína – crack La cocaína llega rápidamente al cerebro y tras su consumo frecuente produce cambios graves en el funcionamiento cerebral. Tanto la cocaína como el ‘paco’ o crack (éstos mucho más) producen dependencia y alteran la personalidad del individuo. Cuando se inyecta aumentan los riesgos de infecciones, trombosis, abscesos y septicemias. Los efectos del uso de la cocaína en el corto plazo incluyen entonces: • • • • • • • • • Aumento de la temperatura corporal y de la frecuencia cardíaca. Euforia (sensación de confianza bienestar y alegría creada químicamente). Ansiedad. Disminución del apetito. Estados de pánico (miedo muy intenso). Alteraciones en la capacidad de concentración y de juicio (para mantener la atención y valorar situaciones). Sentimientos de mayor resistencia física y capacidad mental. Indiferencia al dolor y a la fatiga. Pupilas dilatadas y conducta impredecible que puede incluir un comportamiento violento.

Los efectos a largo plazo incluyen: • Inquietud; ansiedad. • Náuseas. • Insomnio. • Pérdida de peso. • Psicosis y alucinaciones de tipo paranoide ("locura" con sensaciones de ser perseguido y visiones). • Anhedonia (incapacidad para experimentar placer) y depresión. • Infartos cardiacos, accidentes vásculo-cerebrales y enfermedades infecciosas. • Hepatitis e infección por VIH cuando la droga se usa inyectada. • Los adictos a la cocaína y al crack llegan a tener convulsiones e impotencia sexual. Los riesgos psicológicos también se presentan como dependencia, conductas violentas, erráticas o paranoides, o zoopsias (sensación imaginaria de que gran cantidad de insectos se encuentran debajo de la piel), que son característicos del uso crónico de cocaína. Embarazo. Los resultados de diversas investigaciones indican que los efectos de la cocaína durante la gestación pueden ocasionar abortos, niños prematuros y muerte fetal. Debido a que la cocaína provoca una estrechez de los vasos sanguíneos, la cantidad de sangre y oxígeno que llega al feto está disminuida, y puede dar lugar a niños de menor tamaño y crecimiento lento después del nacimiento. Si la cocaína se sigue utilizando antes del nacimiento, el niño puede nacer con síntomas de intoxicación como hiperactividad (movimientos excesivos) y agitación; también pueden presentarse síntomas de abstinencia que incluyen insomnio y disminución de respuesta a los estímulos. Es una droga ilegal y su producción, comercio, tráfico y posesión está penado por las leyes.

ANFETAMINAS y METANFETAMINAS Las anfetaminas y las metanfetaminas estimulan el Sistema Nervioso Central y se utilizan indiscriminadamente para adelgazar, reducir el cansancio y aumentar el rendimiento físico. Cuando se usan estas drogas como estimulante químico para mejorar el rendimiento de forma artificial, la energía alcanzada es ficticia y puede generar sobreesfuerzo. Son drogas adictivas, capaces de generar dependencia. 2

La mayoría de estas sustancias se producen en laboratorios clandestinos y sus efectos pueden ser impredecibles; se venden de manera ilegal. Se presentan en forma de pastillas o cápsulas de diferente forma y color o cristales transparentes. Nombres populares: Anfetas, speed, éxtasis, hielo, cristal, vidrio, tacha, meta, tiza. Speed: Esta droga es un estimulante del Sistema Nervioso Central y se presenta en forma de polvo blanco, cristalino, sin olor y con sabor amargo que se disuelve fácilmente en agua o en combinados alcohólicos. Curiosamente, esta droga tiene por nombre el mismo que lleva una de las marcas de bebidas energizantes; y ambas tienen la misma función, la de ser estimulantes, sólo que una lo hace a través de la metanfetamina y la otra, la bebida energizante, por medio de la cafeína; no obstante, hay referencias acerca de la aparición del síndrome de abstinencia luego de suspender bruscamente la ingesta prolongada de grandes dosis de cafeína. Éxtasis: La metilendioximetanfetamina (MDMA), cuyos nombres en la calle son "Adam", "Éxtasis" o "XTC", es una droga sintética psicoactiva (que altera la mente) con propiedades anfetamínicas y alucinógenas. Su estructura química (3-4 metilendioximetanfetamina) es similar a la de la metilendioxianfetamina (MDA) y a la de la metanfetamina, dos drogas sintéticas, causantes de daños cerebrales, prohibidas por las leyes internacionales. ¿Qué le puede pasar a una persona que consume éxtasis? Al consumir éxtasis y bailar ininterrumpidamente, se puede sufrir deshidratación. Si se mezcla con alcohol, el riesgo de sufrir una mala reacción aumenta enormemente, al ser el alcohol una droga depresora del sistema nervioso central y el éxtasis un estimulante fuerte. Incluso a corto plazo el consumo de éxtasis podría dañar la memoria. Si se sufre de hipertensión, problemas cardíacos, epilepsia, asma o se está embarazada o tomando antidepresivos, NO se debe probar éxtasis. Hay personas que son especialmente sensibles al éxtasis y hasta una dosis muy pequeña puede producirles consecuencias muy graves. Los efectos son variables, dependen del ambiente en el que se utilice; por ejemplo, en las fiestas o bailes, los efectos estimulantes se incrementan de modo tal que la persona puede soportar mucho tiempo en la pista de baile o en constante movimiento. Produce abundante sudoración, alucinaciones, sensación de estar flotando y una conducta irracional y extraña. Dificultades psicológicas, incluyendo confusión, depresión, problemas con el sueño, deseo vehemente de administrarse drogas, ansiedad grave y paranoia mientras se consume y a veces varias semanas después de tomarla. Síntomas físicos como tensión muscular, apretamiento involuntario de los dientes, náuseas, visión borrosa, movimientos oculares rápidos, desmayo y escalofrío o sudor. Aumento de la frecuencia cardíaca y la tensión arterial, un riesgo particular para las personas con enfermedad circulatoria o cardíaca. Los efectos a largo plazo son: • • • • • • • Estados de desnutrición debidos a la pérdida del apetito. Irritabilidad, confusión (estado mental de desorientación) y temblores. Cambios en el estado de ánimo: depresión y euforia Ansiedad, paranoia ("locura" caracterizada por sensaciones de ser perseguido) y conductas violentas. Dependencia psicológica importante (fuerte necesidad de consumirla). Pueden presentarse accidentes vásculo-cerebrales: ruptura de los vasos sanguíneos. Hepatitis e infección por VIH, cuando se usan inyectadas.

Los efectos del uso de anfetaminas y metanfetaminas en el corto plazo incluyen: • • • • • • Aumento de la frecuencia cardíaca, de la respiración y de la presión arterial. Sudoración y dilatación pupilar (agrandamiento de la pupila). Sensación de energía y confianza. Inquietud, excitación y dificultad para conciliar el sueño. Disminución del apetito. Irritabilidad, ansiedad (desasosiego), hostilidad y agresión. Mareos, visión borrosa, dolores abdominales y disminución de la coordinación motora. 3

Riesgos y daños del uso de anfetaminas y metanfetaminas • • • • • • • • • • La pérdida del apetito frecuentemente conlleva a una situación de desnutrición y mayor vulnerabilidad a enfermedades e infecciones. El consumo excesivo puede generar psicosis: las personas se sienten fuera de sí mismas, creen que las persiguen o vigilan. El síndrome de abstinencia se presenta con un cuadro muy grave de depresión, letargo y cansancio, lo que puede llevar a consumir grandes dosis de anfetaminas para mitigar este estado. Libera altos niveles del neurotransmisor llamado dopamina, que estimula las células cerebrales y temporariamente mejora el estado de ánimo y los movimientos del cuerpo. También parece tener un efecto neurotóxico, ya que daña las células cerebrales que contienen dopamina y serotonina, que regulan directamente la agresión, el estado de ánimo, la actividad sexual, el sueño y la sensibilidad al dolor. Con el tiempo, la metanfetamina parece reducir los niveles de dopamina, lo que puede resultar en síntomas similares a los de la enfermedad de Parkinson, un trastorno grave del movimiento. Además, la metanfetamina aumenta la frecuencia cardíaca y la tensión arterial y puede causar lesión irreversible de los vasos sanguíneos cerebrales, por lo que produce derrames cerebrales. Otros de sus efectos incluyen problemas respiratorios, irregularidad de los latidos del corazón y anorexia extrema. Su uso puede ocasionar colapso cardiovascular y la muerte. Embarazo: Las anfetaminas y metanfetaminas pueden aumentar el riesgo de abortos, parto prematuro y complicaciones del producto al momento del nacimiento. Estas son drogas ilegales y su producción, comercio, tráfico y posesión está penado por las leyes. MARIHUANA La marihuana es el nombre dado a una amplia variedad de preparaciones derivadas de la planta Cannabis Sativa, planta de origen asiático ampliamente distribuida en todo el mundo. El principal componente psicoactivo es el 9-delta-tetrahidrocannabinol, o THC. Contiene más de 400 ingredientes químicos activos, de los cuales 70 son cannabinoides. Pertenece a la familia de drogas alucinógenas menores con acción depresora sobre el Sistema Nervioso. ¿Cómo actúa la marihuana? El cannabis fumado llega rápidamente a la circulación sanguínea y al cerebro. Allí los cannabinoides se unen a receptores específicos, que abundan en zonas cerebrales relacionadas con la memoria, con aspectos cognitivos y coordinación motora. Los efectos dependen de la dosis, experiencias pasadas, expectativas del consumidor, el ambiente, las diferentes sensibilidades y personalidad de quien la consume, la forma de preparación y la vía de administración (más rápida cuando se fuma). Los efectos del uso de la marihuana en el corto plazo incluyen: • • • • • • • • • Sensación de relajación (tranquilidad). Menor coordinación de los movimientos (torpeza motora); reducir la capacidad para hacer cosas que requieren coordinación y concentración, como los deportes, conducir o estudiar. Alteraciones en la memoria para hechos recientes. Disminución de las inhibiciones (sensación de mayor libertad y confianza). Aumento del apetito. Sequedad de la mucosa oral. Aumento de la frecuencia cardíaca. Aumento de la percepción de los colores, sonidos y otras sensaciones; puede alterar la visión y percepción del tiempo y espacio. En personas lábiles o predispuestas, alucinaciones y episodios de psicosis - "locura" - paranoide (escucha voces y ve personas y cosas que los demás no ven y siente que lo vigilan o persiguen).

Los efectos a largo plazo incluyen: • • Enfermedades respiratorias y pulmonares: bronquitis crónica y mayor riesgo de cáncer pulmonar. Efectos inmunodepresores: disminuyen la respuesta ante las infecciones bacterianas y vírosicas. 4

• • • • • • •

Aumento de la frecuencia cardiaca e hipotensión; en personas con alteración coronaria o cerebro vascular, mayor riesgo. En varones, disminución de los niveles de testosterona (hormona masculina) con menor número de espermatozoides y dificultad para la fecundación. En las mujeres, aumento de los niveles de testosterona, ciclos anovulatorios y mayor riesgo de infertilidad. Síndrome amotivacional (falta de ganas y desinterés para realizar sus actividades). Dependencia psicológica. Psicosis paranoide (cuadro de "locura" con sintomatología semejante a la esquizofrenia) en personas lábiles. Embarazo. Los efectos de la marihuana durante el embarazo pueden dar como resultado un recién nacido de menor tamaño y peso que otros niños. El uso de marihuana durante el embarazo puede provocar un trastorno semejante al síndrome feto-alcohólico, caracterizado por dificultades para el aprendizaje en edades más tardías.

La marihuana es una droga ilegal; su producción, comercio, tráfico y posesión están penados por las leyes. HASCHIS El 'haschis' es el nombre de la resina que se extrae de la misma planta que la marihuana, Cannabis Sativa. Es una sustancia prohibida por las leyes internacionales. Efectos del 'haschis': En general produce los mismos efectos que la marihuana, ya que los químicos activos son los mismos. Al ser más resinoso, pegajoso, tiende a generar bronquitis crónica, enfisema pulmonar y es un factor de riesgo adicional al tabaco para el cáncer de pulmón. OTROS ALUCINÓGENOS Estas sustancias pueden generar depresión o estimulación del sistema nervioso central. Pueden producir cambios significativos en el estado de conciencia. Estas drogas se ingieren por vía oral (la forma más común de uso), inyectada o fumada. Son sustancias muy potentes y pueden producir efectos intensos, aun en cantidades pequeñas. Algunos ejemplos: Acido lisérgico: LSD. Hongos alucinógenos. Dentro de esta categoría también se incluye al PCP o polvo de ángel (anestésico), ketamina (anestésico) y el éxtasis. Los efectos del uso de alucinógenos a corto plazo incluyen: • • • • • • • • • • Alteraciones en la percepción auditiva, del tacto, olfato, gusto y del tiempo. Alteraciones cardíacas y vasculares: taquicardia, arritmias (ritmo cardíaco irregular) y disminución de la presión arterial. Inestabilidad emocional: ansiedad, euforia, agresividad e ideas suicidas. Delirios y alucinaciones visuales o auditivas de tipo paranoide (visiones e ideas de ser perseguido). Gastritis (inflamación del estómago), náuseas, vómitos, mareos. Temperatura corporal elevada, pérdida del apetito, insomnio y temblores. Problemas en la coordinación motora, rigidez y calambres musculares. Eventualmente pueden presentarse convulsiones o estados de coma. Visión borrosa por dilatación pupilar, escalofríos. Estados de pánico agudo (mal "viaje").

Los efectos a largo plazo incluyen: • "Flashbacks" o recurrencias de experiencias sin haber ingerido la droga de nuevo, se presenta súbitamente, sin previo aviso y puede ocurrir desde unos días, hasta un año después del uso de LSD. • Tolerancia, peligroso aumento de dosis, dependencia psicológica. 5

Embarazo: El uso del LSD tiene relación con el aborto; también se presentan una mayor incidencia de defectos al nacimiento cuando las madres han utilizado esta sustancia durante el embarazo. La ketamina provoca una sensación de que la mente ha sido separada del cuerpo. Esto crea alucinaciones y experiencias "fuera del cuerpo" de 2 a 3 horas. El efecto anestésico que produce se caracteriza por un estado de analgesia profunda, pérdida de la conciencia y dificultades en la deglución. A este estado de anestesia se le ha llamado "Anestesia Disociativa''. Sus efectos están condicionados al ambiente y al estado de humor de la persona. Durante este tiempo disminuye o se pierde la coordinación motriz. Varias dosis pueden crear problemas respiratorios y fallo cardíaco. La ketamina es muy peligrosa si es mezclada con alcohol u otras drogas. Los efectos secundarios a larga plazo todavía no son conocidos en su totalidad. DROGAS DEPRESORAS: TRANQUILIZANTES La mayoría de los tranquilizantes pertenecen al grupo de drogas de uso médico llamadas "benzodiacepinas". Estos medicamentos se prescriben en nuestro país con relativa facilidad por médicos no especialistas, para combatir el estrés, la ansiedad y como auxiliares para conciliar el sueño. Muchos de ellos también se utilizan de manera secundaria para el tratamiento de la epilepsia, como relajantes musculares y para el manejo de la abstinencia al alcohol y de otras drogas adictivas. Nombres populares: Pastas, roche, pastillas, rufis. Los efectos del uso de tranquilizantes en el corto plazo incluyen: • • • • • • • • Reducción de las reacciones emocionales: relajamiento muscular, tranquilidad y disminución de la tensión y la ansiedad. Somnolencia, cansancio y letargo (sensación y estado de pereza). Aislamiento (ocasional). Lenguaje farfullante (balbuceo apresurado). Escasa coordinación motora, confusión, alteraciones del juicio (dificultad para valorar correctamente una situación). Visión doble y ocasionalmente pérdida de la memoria (olvidos). Cambios en el estado de ánimo caracterizados por agresividad. Dosis elevadas pueden ocasionar pérdida del estado de la conciencia o coma.

Los efectos a largo plazo incluyen: • • • • • • • • • • Somnolencia constante. Disminución de la motivación (no siente deseos de hacer alguna actividad). Alteraciones en la memoria. Cambios en las respuestas emocionales. Ansiedad, irritabilidad, agresión. Dificultad para conciliar el sueño o sueños displacenteros (terroríficos). Náuseas, erupciones en la piel, dolores de cabeza. Alteraciones en los períodos menstruales, problemas sexuales. Aumento del apetito y de peso. Dependencia física y psicológica. (necesidad urgente de consumir la droga).

Embarazo. Se recomienda no utilizar estos medicamentos durante el embarazo ya que tienen la capacidad de cruzar la barrera placentaria y afectar el desarrollo y crecimiento del feto. El recién nacido puede tener dificultad para respirar y debilidad para succionar el pecho materno; también pueden tener trastornos de aprendizaje durante su etapa escolar. Al igual que el alcohol estas sustancias son responsables de accidentes automovilísticos. HEROÍNA Es una de las múltiples drogas clasificadas como opiáceos, derivan del opio. El polvo seco extraído de la cápsula de la amapola, puede ser tratado a través de procesos químicos para obtener derivados 6

como la morfina, codeína, metadona y meperidina, entre otros. La heroína es un analgésico muy potente, tiene la apariencia de gránulos blancos, cafés o rosáceos y su sabor es amargo. Los efectos del uso de heroína a corto plazo incluyen: • • • • • • • • • Placer intenso y una poderosa sensación de bienestar durante corto tiempo. Disminución de las sensaciones dolorosas y de la apetencia sexual. Retardo en las funciones corporales como frecuencia respiratoria, presión arterial y pulso. Náuseas y vómitos. Imaginación exaltada. Somnolencia y torpeza motora. Disminución de la temperatura corporal. Estrechamiento de las pupilas (como cabeza de alfiler). Sensación de calor.

Los efectos a largo plazo incluyen: • • • • • • • • • • • • • Estreñimiento, alteraciones en los períodos menstruales y pérdida del impulso sexual. Riesgo de hepatitis o infección por VIH, debido al intercambio de jeringas Depresión respiratoria, cianosis labial (labios azules). Edema pulmonar (líquido en los pulmones), caracterizado por respiración irregular y superficial. Arritmias cardíacas (ritmo cardiaco irregular). Abscesos (acumulación de pus) e infecciones en la piel, vasos sanguíneos y músculos. Endocarditis (infección del corazón y válvulas cardíacas: puede conducir a la ruptura de las válvulas, infarto y muerte). Infecciones de las articulaciones y de los huesos. Neumonía. Falla renal por infecciones. Manifestaciones asmatiformes (semejantes al asma y posteriores a la inhalación de vapores de la droga). Muertes por sobredosis o por impureza de la droga. Dependencia psicológica.

Además de los efectos de la misma droga, la heroína que se vende en la calle puede tener aditivos que no se disuelven con facilidad y obstruyen los vasos sanguíneos que van a los pulmones, el hígado, los riñones o el cerebro. Esto puede causar infección o hasta muerte de pequeños grupos de células en estos órganos vitales. Embarazo. El uso de la heroína durante el embarazo puede ocasionar daños al feto, nacimientos prematuros o bien, niños de menor talla y peso. La heroína atraviesa la barrera placentaria por lo que el bebé puede nacer con dependencia a la droga o con un síndrome de abstinencia. Esta es una droga ilegal y su producción, comercio, tráfico y posesión está penado por las leyes. ANABÓLICOS El nombre completo es esteroides (la clase de drogas) anabólicos (que intervienen en un proceso constructivo) androgénicos (que promueven las características masculinas). Estos derivados sintéticos de la hormona masculina, testosterona, promueven el crecimiento del músculo esquelético y aumentan la masa magra corporal. La gente que usa los anabólicos en el deporte busca obtener un mejor rendimiento o • Incrementar la masa muscular • Incrementar su potencia/resistencia muscular • Entrenar con más dureza • Reducir el tiempo de recuperación tras el esfuerzo físico Riesgos-daños asociados al uso de anabólicos: • • Incremento del riesgo de ataques cardíacos. Aparición de acné. 7

Alteración del estado de ánimo y agresividad.

En hombres puede causar: • • • Infertilidad. Reducción de los testículos. Crecimiento de los pechos.

En mujeres puede ocasionar: • Voz más grave. • Crecimiento del vello corporal. • Crecimiento del clítoris. Algunos de estos efectos en las mujeres pueden ser irreversibles. ¿Son adictivos los anabólicos? Según se desprende de los últimos estudios este tipo de drogas sí puede causar adicción. Algunas personas necesitan asistencia médica cuando desean dejar de tomar anabólicos y experimentan síndrome de abstinencia. INHALANTES La intoxicación por inhalantes parece similar a la embriaguez producida por el alcohol, con síntomas tales como sensación de bienestar, habla confusa, visión borrosa, desorientación, torpeza mental, somnolencia, etc. También son sustancias depresoras del Sistema Nervioso Central que primero desinhiben al consumidor, para sumirle progresivamente en una depresión general que puede dar lugar a sueño, estupor o coma. Estas sustancias son más peligrosas y dañinas para el cerebro a corto plazo que el alcohol. Los efectos del uso de inhalantes en el corto plazo son: • • • • • • • Excitación y risas. Euforia (sensación de confianza bienestar y alegría). Mareos, náuseas, diarrea. Desorientación e incoordinación motora (incapacidad para moverse a voluntad y en forma armónica). Ojos vidriosos y rojizos, tos, flujo y sangrado nasal. Conductas riesgosas y accidentes. Palpitaciones, dolor de cabeza, dificultades para respirar.

Los efectos a largo plazo son: • • • • • • • • • • • • • Daño cerebral irreversible. Dolores de cabeza, debilidad muscular y dolores abdominales. Disminución paulatina del olfato. Sangrados nasales. Conductas violentas. Dificultad para el control de esfínteres (orina y defecación involuntaria). Hepatitis y daño pulmonar y renal. Trastornos gastrointestinales (náuseas, vómitos, anorexia). Arritmias. Alteraciones respiratorias (bronquitis crónica, edema pulmonar). Conjuntivitis crónica. Muerte súbita por fallo cardíaco, muerte por aspiración de vómito, muerte por arritmias ventriculares. Riesgos psicológicos muy importantes: la aparición de alucinaciones visuales, irritabilidad, disminución de la concentración, deterioro del rendimiento escolar, ausentismo escolar, etc. ¿QUÉ PASA CUANDO LOS JÓVENES USAN DROGAS? 8

Los adolescentes preguntan a menudo y seriamente, por qué no pueden usar drogas en forma ocasional. Ningún drogadependiente creyó, cuando comenzó a experimentar, que él iba a quedar "enganchado". Pero la adicción, el fin de un recorrido, no es el único problema. Los daños orgánicos y los cambios emocionales y psicológicos que producen las drogas, aún consumidas en forma ocasional, son una parte importante de lo que se debe saber. El uso de drogas es una de las causas directas e indirectas más importantes del incremento mundial de la tasa de mortalidad entre jóvenes de 15 a 24 años, por enfermedad, accidentes, suicidio u homicidio. Los efectos directos de las drogas hacen al adolescente más vulnerable a problemas en todas las áreas de su vida, incluyendo la salud física y emocional. LOS EFECTOS DE LAS DROGAS SOBRE EL CRECIMIENTO PSICOLÓGICO Al estar bajo el efecto de una droga: • Se incrementa la dificultad de estudiar o trabajar, comprometerse con metas y tolerar la frustración, disminuyendo la autoestima y los logros. • • Los procesos de pensamiento y aprendizaje, que influyen sobre la adquisición y dominio de nuevas ideas, son afectados. Se interrumpe el crecimiento intelectual. Puede desestabilizar el equilibrio emocional, produciendo reacciones emocionales extremas, creando conflictos y restándole aún más confianza en sí mismo. Afecta las motivaciones, al causar apatía o desconexión con el medio. Provoca pérdidas de oportunidades y posibilidades de desarrollo, generalmente por períodos prolongados. Una característica normal del proceso adolescente de búsqueda de autonomía es el cuestionamiento hacia los padres y otros adultos, que se caracteriza por tener sentimientos ambiguos. El uso de drogas generalmente produce incrementos en el enfrentamiento y el conflicto. El uso de drogas de un miembro daña a toda la familia y el entorno de la persona, en las pérdidas que produce de amigos, posibilidades de trabajo, estudio, proyectos, y amor. Los logros de relaciones satisfactorias con otros son importantes tareas madurativas de la adolescencia. El uso de drogas puede desorganizar estas tareas, interferir con el establecimiento de la identidad sexual y las relaciones maduras, manifestándose en relaciones fugaces y frustrantes, promiscuidad, experimentación bi u homosexual, o retraimiento de la sexualidad. Para los adolescentes inseguros o asustados frente a sus impulsos sexuales, las drogas pueden ser instrumentos de desinhibición y de conducta compulsiva, o de disminución de los impulsos sexuales. En todos los casos, se debilitan los compromisos emocionales con los demás, necesarios para la intimidad, al reemplazar las relaciones afectivas por una relación imaginaria con una sustancia y un velo químico entre él que consume y los demás.

• • • •

El impacto conjunto del efecto del uso de drogas sobre el proceso de crecimiento puede incluir todos estos aspectos. En un primer momento puede parecerle al consumidor un escape de las tensiones y miedos. En realidad, distrae al joven del esfuerzo de enfrentar situaciones y relaciones nuevas, ansiedades y miedos, ambigüedades y postergaciones que tiene que poder encarar para vivir y crecer. Con drogas, el individuo atraviesa la adolescencia sin haber aprovechado sus experiencias para crecer emocionalmente, sin esforzarse para resolver conflictos, superar obstáculos, conquistar temores, dominar habilidades sociales, definir sus propios valores y enriquecer sus relaciones. En el mejor de los casos - que no se produzca la dependencia - drogándose no aprende a valerse por sí mismo. Cuanto más temprano y/o extenso es el uso, más profundo es el efecto psicológico.

Sitios web para más información acerca del tema: http://www.kidshealth.org/teen/en_espanol/drogas/know_about_drugs_esp.html

9

http://mural.uv.es/nomara/efectos.htm http://www.drogas.cl/clasificacion.htm http://www.varelaenred.com.ar/drogas%20informacion.htm http://www.healthsystem.virginia.edu/UVAHealth/peds_adolescent_sp/sacd.cfm

10