You are on page 1of 13

Mujeres, Derechos y Sociedad.

Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442

EMPODERAMIENTO Y LIDERAZGO FEMENINO. SUS EFECTOS EN LAS


POLÍTICAS PÚBLICAS
Ma. Luisa González Marín y Patricia Rodríguez.
Académicas del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM

© Federación Mexicana de Universitarias A.C.


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

Resumen.

Esta ponencia forma parte del proyecto“Límites y desigualdades del


empoderamiento femenino en el PRI, PAN y PRD”, del cual Ma. Luisa
González Marín es la responsable, y las investigadoras participantes son las
investigadoras Alicia Girón, Eugenia Correa, Alejandra Arroyo y Patricia
Rodríguez. Además participan un grupo de becarios y estudiantes.

Palabras clave: participación, desigualdad, empoderamiento, participación,


política.

Abstract.

This communication comprises the proyect"Femenine empowerment limits and


participant inequalities in the PRI, PAN and PRD", of which Ma. Luisa
González Marín is the responsable, and the investigators Alicia Girón, Eugenia
Correa, Alejandra Arroyo and Patricia Rodríguez. In addition to a scholarship
holders group and student participation.

Keywords: participation, inequality, empowerment, participation, policy.

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 2


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

Objetivos y metas

El objetivo de esta investigación es detectar y analizar las capacidades


que desarrollan las mujeres que han incursionado en la esfera política, en
particular de aquellas que tienen un interés político manifiesto en la decisión
de militar en un partido político o en una organización social. Lo cual implica
analizar los perfiles y capacidades de las mujeres que han vencido una serie de
obstáculos y alcanzado puestos de representación popular. Considerando
también, el efecto que esto tiene para las políticas públicas dirigidas a las
mujeres, es decir medir las repercusiones de que más mujeres estén en las
cámaras, en las direcciones o puestos estratégicos de los partidos y sus
organizaciones.

Otro de los objetivos que nos proponemos, es detectar los límites al


liderazgo político de las mujeres en cada uno de los partidos e identificar los
obstáculos que éstas enfrentan para llegar a los puestos de toma de decisiones
y representación popular.

Finalmente, consideramos que debe interesarse a las mujeres miembros


de los partidos políticos a desarrollar sus capacidades y ejercer realmente el
poder, condición indispensable para que la política sea ejercida por mujeres
preparadas en ese terreno y dispuestas a influir en las políticas públicas con
perspectiva de género.

La presentación de este proyecto intenta destacar aquellos avances más


importantes correspondientes a la primera fase, en la cual se realizó una
revisión bibliográfica y se elaboraron reseñas de aquellos textos que tratan la
temática de estudio. También se recogen los resultados de las entrevistas
realizadas a varias diputadas, senadoras y asambleístas. La información
estadística, si bien no está completamente terminada sí ilustra la participación
femenina en los puestos de elección popular y en los cuerpos directivos de los
partidos políticos.

1. Introducción

Cuando se aborda el tema de la participación política de las mujeres es


indispensable hacer referencia a sus derechos ciudadanos. A partir de que las
mujeres lograron el derecho de votar y ser votadas, se venció el argumento
defendido por los conservadores de todos los tiempos, de que las mujeres no
tenían un criterio propio en política, y que por lo tanto iban a engrosar las filas

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 3


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

de los ciudadanos que apoyaban a la iglesia, los maridos o padres y no los


intereses de la nación.

Las mujeres se consideraban menores de edad incapaces de decidir por sí


mismas, incompetentes de gobernar, eran en síntesis seres dependientes que
necesitaban ser excluidos de la toma de decisiones.

¿Qué hace cambiar de opinión a los políticos sobre esta exclusión


femenina? Nosotras pensamos que la creciente incorporación femenina al
trabajo remunerado, la extensión de la educación y la participación de las
mujeres en los movimientos sociales, son elementos básicos en el otorgamiento
del voto femenino.

La participación de las mujeres en la actividad política ha estado


presente a lo largo de la historia de México como lo señalan diversas autoras*1
que han tratado el tema. Sin embargo, esta participación en los grandes
movimientos sociales del siglo XIX y buena parte del XX no trajo como
resultado que las mujeres ocuparan puestos de elección popular. Son
excepciones los casos de Yucatán y San Luis Potosí, en los años veinte, donde se
promovió la participación política de las mujeres, fueron candidatas a
diputadas y aunque ganaron no se les reconoció el triunfo. De esta manera la
participación política de las mujeres para ser reconocida tuvo que pasar por el
reconocimiento a su derecho al voto, al ejercicio de su ciudadanía.

Una vez reconocido el derecho al voto, las mujeres han emprendido el


camino hacia el poder político con muchos obstáculos y limitaciones, que
abarcan diversos aspectos, desde la familia, la cultura patriarcal, los intereses
de grupos, etcétera.
¿Por qué se obstaculiza a las mujeres en su ascenso a compartir el poder
político con los hombres? Quizá la respuesta más general sea por el miedo o
perder el control sobre el cuerpo de la mujer y en ese sentido sobre la
reproducción. Los cambios sociales, económicos y políticos que llevaría el hecho
de que la mujer controle su reproducción y se comparta el trabajo reproductivo,
revolucionaría todos los aspectos de la vida social. Creemos que nada escaparía
a esas transformaciones.

De ahí la importancia de que las mujeres incursionen en la vida política,


de que a pesar de las diferencia entre ellas, sean capaces de plantear los

1*
Académicas del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 4


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

aspectos comunes a todas y trabajar en torno a su transformación. Sin olvidar


que el poder se ha utilizado para legitimar la desigual entre los géneros.

El papel que el empoderamiento juega en este ascenso al poder político


es básico. Varias autoras han señalado que este concepto abarca diversos
aspectos de la vida femenina, que la mujer debe buscar empoderarse en la casa,
la familia, la escuela, el trabajo, la organización vecinal, el sindicato, los
partidos políticos, etc. Sin embargo, es precisamente en el poder político donde
las mujeres caminan más lento.

No basta con que las mujeres lleguen al poder, se necesita además que
tengan liderazgo, que sean capaces de convencer con sus argumentos a los
demás y que aprovechen las oportunidades y habilidades para conseguir el
éxito. Las mujeres con liderazgo y poder político serían uno de los bastiones
más importantes de las luchas contra la discriminación y exclusión de las
mujeres.

En la bibliografía revisada se encontraron varios estudios que tratan


sobre las mujeres que han llegado a los puestos políticos más importantes, a
presidentas o primeras ministras. Casi todas ellas, no se ocuparon durante su
mandato de problemas que tienen que ver con el género, llegaron al poder y se
olvidaron de la problemática femenina. La ministra noruega Gro Harlem
Brundtland, es la única que adquirió compromisos con el movimiento feminista,
incorporó a mujeres al aparato administrativo y de justicia, y defendió
tenazmente la agenda feminista sobre la liberación del aborto y la mayor
participación de las mujeres en la vida política.

Un primer punto a destacar en el avance del proyecto que comentamos,


es que para lograr las transformaciones en la condición de ser mujer, no basta
que las mujeres que ascienden al poder tengan liderazgo político, se necesita
además que sean concientes de la problemática de las mujeres y que fomenten
políticas publicas con perspectiva de género.

2. Empoderamiento femenino en México.

El empoderamiento femenino es una categoría básica en nuestra


investigación, sin embargo, existen diferentes tipos de empoderamiento, que
pueden resumirse en dos aspectos, el empoderamiento individual que se define
como la capacidad individual de rechazar las imposiciones arbitrarias o
controles de su comportamiento o la negación de sus derechos, además implica
una lucha contra los opositores al cambio. El empoderamiento político que se

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 5


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

ajusta mejor a los objetivos de nuestro proyecto, se entiende como la autoridad


que se gana con base en el desarrollo de las capacidades, el liderazgo y que
sirve para realizar cambios en diversos aspectos sociales. Presupone una
organización estratégica y acciones orientadas a conseguir esos cambios.

Estadísticas de la participación femenina en los partidos políticos.

Las estadísticas sobre la participación política femenina en los partidos


políticos PAN, PRI y PRD son parciales e incompletas, pero las que se han
logrado recabar comprueban la profunda desigualdad que existe en México en
la participación política de las mujeres en los tres principales partidos políticos.

Haciendo un acumulado a través del tiempo, del número de integrantes


de los CEN (Comités Ejecutivos Nacionales) de los tres partidos, así como de los
diputados, senadores y presidentes municipales por sexo y grupo parlamentario
en el cuadro 1, y considerando un periodo de 1977 a 2006, la participación de
las mujeres alcanza un 7.0 por ciento, ya que de un total de 18, 548
participantes las mujeres sólo aportan 1301 a lo largo del periodo mencionado.

Participación femenina en los CEN, Congresos de la Unión y presidencias


municipales del PAN, PRI y PRD de 1977 a 2006.

Años Hombres Mujeres Acumulado Total Total


mujeres Acumulado
1977-1982/a 744 65 65 809 809
1983-1988/b 886 105 170 991 1800
1989-1994/c 1186 150 320 1336 3136
1995-2000/d 5770 390 710 6160 9296
2001-2006/e 8661 591 1301 9252 18548

Notas: Elaboración propia. *2


a/ Incluye diputados de las L y LI legislatura, senadores y miembros del CEN.

2
FUENTES
Elaboración propia con datos de la Cámara de Diputados.
Secretaría de Servicios Parlamentarios. Dirección General de Apoyo Parlamentario, 2002.
Página electrónica http://148.243.10.8/diputados/directorio.asp. 19 de enero de 2005.
Congreso de la Unión. Cámara de Senadores. Información al 1 de septiembre de 2000.
Coordinación General del Programa Nacional de la Mujer.
Dirección General de Enlace y Operaciones, 1999.
Partido Acción Nacional, Comité Ejecutivo Nacional.
Promoción política de la mujer, 1998.

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 6


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

b/ Incluye diputados de las LII y LIII legislaturas, senadores y miembros del CEN.
c/ Incluye diputados de las LIV y LV legislaturas, senadores y miembros del CEN.
d/ Incluye diputados de las LVI y LVII legislaturas, senadores, miembros del CEN (excepto del
PRI), presidentes municipales.
e/ Incluye diputados de la LVIII legislatura, senadores, miembros del CEN (excepto PRI) y
presidentes municipales.

Lo que refleja que los partidos políticos no respetan, ni en los puestos de


representación popular ni en sus Comités Ejecutivos, las cuotas propuestas por
la autoridad electoral.

Considerando la información disponible en cada partido, se observa en


las gráficas 1, 2 y 3, que actualmente el partido con mayor representación
femenina, tanto en su estructura partidaria como en sus escaños legislativos, es
el PRI, con una participación del 34 %, le sigue el PRD con un 26 % y por
último el PAN con un 19 %. La mayor representación de mujeres en el PRI
consideramos que se debe a su larga permanencia en el poder, no a que
promueva la participación política de las mujeres.

Gráficas 1, 2 y 3. Participación femenina en los CEN, Cámaras legislativas y


presidencias municipales del PAN, PRD, PRI
(porcentajes)

PAN
100 Hombres Mujeres

80 94 89 88
80 81
60

40
20 19
20 11 13
6
0
1977-1982a/ 1983-1988b/ 1989-1994b/ 1995-2000b/ 2001-2006/c

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 7


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

PRD
90
78
80 75
Hombres
70 63
Mujeres
60
50
37
40
30 25
22
20
10
0
1989-1994/a 1995-2000/a 2001-2006/b

PRI
100
90
93
80 88 85 84
70
60 Hombres 66
50
Mujeres 34
40
30
20 13 15 16
7
10
0
1977-1982a/ 1983-1988b/ 1989-1994/b 1995-2000/c 2001-2006/d

De acuerdo a los avances que hemos logrado en la investigación,


encontramos que el empoderamiento femenino en los diferentes puestos de
elección popular tiene las siguientes características:

1. La mujer necesita salir de casa y participar en las luchas de su


localidad, que pasa por demandas de agua potable, alumbrado público,
vivienda, etcétera. En el caso de las mujeres rurales se manifiesta como
la lucha en el municipio y por la pertenencia a organizaciones de
artesanas o productivas. Algunas de estas mujeres fueron propuestas por
los partidos a candidaturas de representación popular.

2. La participación en organizaciones políticas de izquierda que es donde se


gestó el movimiento feminista de la segunda mitad del siglo XX. Este
movimiento tenía como objetivo denunciar la discriminación patriarcal,
demandaba la liberación sexual y ligaba la lucha feminista con la lucha

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 8


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

social. De estos movimientos surgieron las líderes de organizaciones de


mujeres pertenecientes a los partidos y algunas diputadas de los
partidos de izquierda.

3. Mujeres que alcanzaron puestos políticos por pertenecer a familias de


gran participación política. Muchas de ellas consideran la figura paterna
como una guía en su vida política.

4. La forma de gobierno que más propicia el empoderamiento femenino es


la democracia representativa. Sin embargo, la participación de las
mujeres en los puestos de elección no debe confundirse con
empoderamiento, representa sólo la posibilidad de llegar a él.

5. La preparación educativa, la capacitación profesional y las


preocupaciones políticas son factores presentes en la mayoría de las
mujeres con puesto de elección.

6. Más de la mitad de las mujeres que están en la Cámara llegaron por la


vía plurinominal, lo que condena frecuentemente a las mujeres a la
dependencia o sumisión hacia los líderes políticos, que en su mayoría son
hombres. Algunas de las entrevistadas consideraron que esta situación
viene de la política de cuotas y del hecho de que para alcanzar la
candidatura tienes que pertenecer a alguno de los grupos o corrientes del
partido. Se hace a un lado el liderazgo social de las mujeres que
trabajaron dentro de los movimientos populares.
7. Ninguna o casi ninguna de las mujeres desafió el poder patriarcal en la
sociedad. La mayoría de las entrevistadas no tiene una visión de género
en la problemática femenina.

8. La mayoría de las mujeres ejercen el poder imitando a los hombres,


consideran que ellas no han sufrido la discriminación de género.

9. Las mujeres entrevistadas consideran que existe un dilema entre


actividad política y responsabilidades familiares. Los esposos
frecuentemente no colaboran en estas tareas. Sin embargo, la mayoría de
ellas consideró prioritario la atención a su familia.

10. En algunos partidos y en la sociedad es difícil que se acepte el liderazgo


femenino. La competencia entre las mujeres es muy fuerte.

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 9


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

11. A la mayoría de las representantes del PRI les resulta muy difícil hablar
de género y feminismo, casi siempre desvían la pregunta a otro tema.

12. En el ascenso a puestos de elección popular es muy importante el apoyo


que den otras mujeres y organizaciones de mujeres.

13. La mayoría de mujeres que alcanzan los puestos lo hacen por la vía de
cuotas.

De lo anterior, se desprende que el empoderamiento femenino en la


política es un tema difícil de definir y estudiar, ya que se entrelazan como en
ningún otro campo, las diferentes situaciones sociales, económicas y culturales
de las mujeres.

Un factor que de gran peso en el empoderamiento femenino son los lazos


familiares, la pertenencia a una familia de tradición política les abre el camino
a los puestos de elección popular. También el hecho de ser la esposa o hija de
un hombre político. Hemos encontrado diputadas y senadoras que son esposas
de dirigentes de partido, de diputados y de senadores. Fenómeno que no es
exclusivo de México, varias mujeres que han ocupado los cargos más
importantes en el mundo han llegado al poder por ser esposas o hijas de
hombres con gran participación política, tales son los casos de Indira Ghandi,
Isabel Perón, Violeta Chamorro, Benazir Bhutto y Corazón Aquino. Además
todas ellas llegaron en situaciones de crisis en sus respectivos países.

Es difícil para las mujeres políticas romper con los roles familiares,
según afirman ellas mismas, prefieren perder el cargo que la familia,. En
ocasiones las responsabilidades del cargo las lleva a la separación o al deterioro
de las relaciones matrimoniales.

Un punto que llama poderosamente la atención en México, es la escasa


participación femenina en los puestos de presidentes municipales, cuando en el
ámbito local es donde las mujeres tienen una gran actividad.

La igualdad y la equidad de géneros aunque es un discurso mencionado


por todas mas mujeres, pocas logran armar un discurso que señale los
principales problemas que atañen a la discriminación femenina. Mucho menos
que los planteamientos generales aterricen en planes y programas que
beneficien a las mujeres. Quizá esto se deba a que la mayoría considera que
ellas no han sufrido discriminación en su participación política. El

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 10


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

reconocimiento implicaría la conciencia de que la discriminación y sujeción son


un problema social además de individual.

3. Límites y obstáculos al empoderamiento femenino.

Los avances en este punto provienen de las entrevistas ya mencionadas y


de la revisión bibliográfica. Como estamos en una fase inicial de nuestro
proyecto sólo mencionaremos de manera sucinta los principales límites y
obstáculos que encontramos:

• El obstáculo principal para que las mujeres participen en política proviene


de la sociedad, de su cultura patriarcal que somete a la mujer al ámbito
privado, que no reconoce su trabajo doméstico, familiar y social, que le
impone el silencio, la mansedumbre, la violencia física o psicológica y que se
burla y reprime a las mujeres que incursionan en la política.

• Un obstáculo derivado del anterior, es la invisibilidad política de las


mujeres, son y han sido participantes en todos los movimientos sociales a lo
largo de la historia y apenas han logrado una pequeña mención. Nadie se
acuerda de ellas cuando se relatan los hechos históricos.

• La familia y roles sociales son también parte de los grandes obstáculos que
viven las mujeres en su participación política, es también el tema más
mencionado en los estudios de género. Sin embargo, existen mujeres con
altos cargos, para las cuales el rol familiar y el trabajo doméstico no
representa ningún obstáculo, pero que aparentan respetarlos con el objeto
de no ser criticadas por la sociedad y sus pares. Un ejemplo de esto, lo
representan Margaret Thacher, Golda Meir y Benazir Bhutto.

• El aparato estatal en si mismo es excluyente de las mujeres, se basa en un


patrón masculino. Lo mismo podemos decir de los partidos políticos, las
mujeres se quejan de que la lucha entre las corrientes políticas al interior de
los partidos es un obstáculo para la participación política. El ascenso al
poder pasa por la pertenencia a una corriente o grupo. Lo cual varia según
se trate del PAN, PRI o PRD.

• Los mayores límites a la participación femenina en los puestos de elección


popular están a nivel municipal. Las mujeres se encuentran de presidentas
en los municipios pequeños y con más alta marginación, con excepción de
Mérida y Tuxtla Gutiérrez. En realidad en los gobiernos locales y

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 11


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

municipales no hay estructuras para que las mujeres ocupen el cargo de


presidentas.

• Los programas de capacitación de los partidos no contribuyen a incrementar


la participación de las mujeres, ni a la formación de líderes, para lograrlo se
necesita crear organismo alternativos internos en los partidos.

• El machismo que se manifiesta en la esfera política en las burlas,


descalificaciones, críticas, calumnias y acoso sexual.

• Las mujeres participan en los movimientos sociales pero se las excluye de


las negociaciones y del diseño de políticas públicas.

• Finalmente, consideramos que el límite más importante de la participación


política femenina está en la falta de una cultura previa que incluya la
igualdad de género. Por eso cuando desempeñan su trabajo parlamentario
borran sus identidades de género y las políticas públicas con perspectiva de
género son defendidas por un pequeño grupo de mujeres.

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 12


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
Empoderamiento y Liderazgo Femenino. Sus efectos en las Políticas Públicas.
Marzo de 2006 :: Año 2 :: Núm. 3 :: ISSN 1870-1442
[http://www.mdemujer.org.mx/femu/revista/0202/0202art06/art06pdf.pdf]

BIBLIOGRAFÍA Y REFERENCIAS.

Elaboración propia con datos de la Cámara de Diputados.

Secretaría de Servicios Parlamentarios. Dirección General de Apoyo


Parlamentario, 2002.

Página electrónica http://148.243.10.8/diputados/directorio.asp. 19 de enero de


2005.

Congreso de la Unión. Cámara de Senadores. Información al 1 de septiembre


de 2000.

Coordinación General del Programa Nacional de la Mujer.

Dirección General de Enlace y Operaciones, 1999.

Partido Acción Nacional, Comité Ejecutivo Nacional.

Promoción política de la mujer, 1998.

© Federación Mexicana de Universitarias A.C. 13


Se autoriza la reproducción total o parcial de este artículo, siempre y cuando
se cite la fuente completa y su dirección electrónica.