You are on page 1of 2

Estilos de Liderazgo

Estos son cuatro estilos de Liderazgo adaptables propuesto por Hersey


Blanchard y Jonson

E1: (Liderazgo altamente Directivo)

• Se trata de alguien que ordena


• Pone mucho énfasis en los programas, actividades y resultados
• Poco cuidado en las relaciones cercanas
• Toma la mayoría de las decisiones
• Da instrucciones precisas
• Alta supervisión de los resultados
• Establece metas para toda la organización
• Define los roles de los demás

E2: (Liderazgo altamente directivo a la vez que altamente relacional)

• Se percibe como alguien que inspira y persuade


• Mucho énfasis en los programas, actividades y resultados
• Mucho cuidado en las relaciones cercanas
• Persuade a los demás a seguir sus decisiones
• Da instrucciones abiertas dando la posibilidad a los seguidores a sumas su
criterio
• Inspira a los demás a seguir sus propias metas
• Explica los roles de los demás señalando su importancia

E3: (Liderazgo altamente relacional)

• Se percibe como alguien que comparte


• Le presta máxima atención a las relaciones y pone los programas y actividades
en segundo plano
• Bajo desempeño en los programas, actividades y resultados
• Mucho cuidado en las relaciones cercanas
• Se esfuerza por conseguir consenso en las decisiones
• Toma decisiones en conjunto
• Llega a un acuerdo en cuanto a las instrucciones
• Pregunta a los demás cuáles son sus metas
• Los dirigidos establecen sus propios roles

E4: (Liderazgo mínimamente directivo y relacional)

• Se percibe como alguien que delega y deja ser y hacer


• Bajo participación en los programas, actividades y resultados
• Poco cuidado en las relaciones cercanas
• Deja que los demás tomen sus propias decisiones
• Se limita a indicar el resultado final esperado o los propósitos
• Los dirigidos establecen sus propios roles.

Conclusión:

E1: Es un estilo muy efectivo para definir el programa y las actividades en torno a los
propósitos. Los líderes que utilizan este estilo ponen mucho énfasis en el programa. Con
respecto a los adolescentes y jóvenes este estilo suele funcionar mejor con los
Preadolescentes ya que para ellos los programas son fundamentales. Para las relaciones
cercanas todavía no están del todo listos, a su vez todavía están bastantes protegidos por
papá y mamá y no les hace falta líderes tan cercanos. Ellos necesitan dirección,
parámetros y límites. También E1 funciona muy bien cuando hay que poner el programa
en su lugar. Por ejemplo, en la fundación de una organización o el comienzo de un
nuevo ministerio o actividad, E1 es el liderazgo que consigue resultados más fáciles.
(Algunos señalan que E1 es la descripción apostólica de empezar donde no hay nada)

E2: Es el gran motivador. Es ideal para un adolescente con la disposición de participar


pero sin la habilidad y la madurez para desempeñarse de manera autónoma en el nivel
ideal. E2 es excelente para llevar a los miembros del ministerio juvenil a un nivel
superior de madurez porque sabe hacerlo siendo altamente programático y altamente
relacional

E3: Es el democrático. Consenso y equilibrio son dos palabras importante. No se deja


fascinas por las actividades grandes, coloridas y atractivas sino que su énfasis está en el
discipulado y la pastoral. Si bien no son los más populares en las iglesias en general, es
fácil ver al líder E3 diciendo que para él o ella los números no son lo importante y estar
convencidos de que el suyo es el verdadero liderazgo para ejecutar pero que necesitan
un fuerte respaldo emocional para hacerlo. Los Adolescentes intermedios necesitan
sentirse respetados para poder ejecutar al nivel de su habilidad y este estilo de liderazgo
les da la compañía necesaria.

E4: Es el estilo que suelo funcionar mejor con los Adolescente Mayores o jóvenes. Los
Jóvenes de esta edad tuvieron suficiente oportunidad de práctica, se siente seguros de
poder alcanzar los resultados y tienen la madurez necesaria para funcionar de manera
autónoma. No hace falta que el líder les diga todo lo que tienen que hacer, ni que loes
venda o persuada en torno a los propósitos. Tampoco necesitan consensurar todo con él
o ella acerca de los procedimientos. Los jóvenes de esta edad son los nuevos líderes
dentro de la organización y son ellos mismos los que trabajan las relaciones y los
programas en torno a los propósitos. Cuando E4 funciona bien, delega sin abandonar y
da mayor libertad para que los jóvenes le den forma a las estrategias.