Curso de fotografía http://www.caballano.

com
La fotografía es una arte, y como tal, existe unos principios para que cualquier oportunidad culmine en una buena foto. ¿Por qué no utilizar estas técnicas a la hora de disparar nuestra cámara? En nuestro curso vamos a facilitar los conceptos básicos de la fotografía en general, y de la digital en particular, con el fin de mejorar la calidad de vuestras fotografías, disfrutando de una actividad enriquecedora, con la que conservaréis bellos instantes de vuestra vida. Definiremos los distintos tipos de tamaño, el enfoque y encuadre, la fotografía de paisajes, el retrato, o las tomadas en el interior. De igual modo estudiaremos las posibilidades del retoque y la manipulación para lo que damos algunas de las herramientas básicas de Photoshop. Es cierto que una cámara con mayor prestaciones permite sacar mejores fotografías. Pero la mejor cámara en unas manos insensibles solo captaría buenas imágenes en consonancia con la casualidad. Las fotografías que se utilizan en esta web se han tomado con una cámara digital compacta. No olvides que el principal objetivo del fotógrafo es su ojo. Las fotos han de ser construidas en vuestra imaginación antes de encender la máquina.

Conceptos
Las imágenes que vemos son el reflejo de la luz en la materia de los elementos. La fotografía capta la luz, para ser plasmada y traducida en una imagen. Pero, tanto la película química, como los sensores digitales, trabajan en con unos abanicos de flujo de luz estrecho, por lo que debemos de acomodar la luz que incide sobre ellos a su rango de trabajo. En esta introducción queremos transmitir los conceptos básicos de la fotografía. Un fotógrafo no es más que un ladrón de la luz, cuya máxima es hacer eterno y material la fugacidad de la imagen. Fotografiamos reflejos de luz. LA LUZ La fotografía es la captura de la luz. Cuando realizamos una fotografía, permitimos que a través del objetivo penetre la luz necesaria y suficiente, para que el sensor CCD capte la imagen y la traduzca a un código digital. Para que esa luz sea la cantidad optima para captar la imagen, la cámara (ya sea manual o en automático) juega con la combinación de la apertura del diafragma y el tiempo de disparo. Con mucha luz el diafragma se cierra (valores de f altos), y el disparo es rápido (1/2000 seg). En el caso de poca luz el diafragma se abre (valores de f bajos) y el disparo es lento ( 4 seg). PROFUNDIDAD DE CAMPO La profundidad de campo es la distancia en la que la imagen es nítida. Cuando enfocamos al motivo principal de nuestra fotografía la cámara es capaz de reproducir nítidamente una

1

distancia por delante y por detrás del motivo. Con una gran profundidad de campo mostrará nítidamente la totalidad de los elementos de la imagen, ya se encuentre estos cerca de la cámara como los más lejanos. La profundidad de campo depende de: • • • Apertura del diafragma. Diafragma cerrado mayor profundidad de campo. Distancia focal. El angular aporta mayor profundidad de campo. Distancia de la cámara al motivo enfocado. Aumenta al enfocar más lejos.

Claro ejemplo de la profundidad de una gran profundidad de campo. Se puede apreciar la nitidez en los primeros roblones y en el palacio del fondo. Budapest. Autor www.caballano.com Profundidad de campo pequeña, destacando la flor en un fondo difuso. Autor www.caballano.com Una gran profundidad de campo. Gargolas en Notre Dame París. Autor www.caballano.com Pequeña profundidad de campo. Gargolas en Notre Dame París. Autor www.caballano.com APERTURA DIAFRAGMA Como se ha comentado el diafragma es el encargado (junto la velocidad de disparo) de regular el flujo de luz que penetra en la cámara. Pero el diafragma, además, incide directamente en la profundidad de campo. Cuanto más cerrado este el diafragma (mucha luz, f mayor) la profundidad de campo aumenta. Profundidad de campo corta. Abertura F3.5. Enfoque en el primer capitel de Medina Al-Zahara (Córdoba). Autor www.caballano.com Profundidad de campo corta. Abertura F3.5. Enfoque en el segundo capitel de Medina AlZahara (Córdoba). Autor www.caballano.com VELOCIDAD Para regular la cantidad de luz que incide sobre el sensor, este se expone a la luz que penetra por la óptica del objetivo mediante un sistema de apertura, que normalmente varía entre 1/2000 seg. y 4 seg. otras hasta 15 seg. Esta velocidad influye en que influya en la nitidez de la imagen el movimiento de los elementos fotografiados, el movimiento del fotógrafo al tomar la imagen. Para trabajos con escasa luz, se deberá de asegurar la estabilidad de la máquina (mediante trípode y disparador), y limitar los movimientos de los motivos a fotografiar. Imagen tomada a alta velocidad. La imagen se ha "congelado". Tranvia en Lisboa. Autor www.caballano.com Imagen tomada a velocidad baja. Imagen del tren donde se transmite el movimiento. Cercanias de Estoril a Lisboa. Autor www.caballano.com DISTANCIA FOCAL Es la distancia que existe entre el centro de la lente y el sensor CCD. Estas medias suelen variar en las cámaras digitales con zoom óptico varía entre 6 mm y 24 mm. Esto equivale en al fotografía química de 35 mm, al angular (W) de 30 mm y el teleobjetivo (T) de 115 mm.

2

La distancia focal, en un inmediato estudio, nos acerca o aleja los motivos. Con el angular (W) "ensancha el campo", las cosas parecen más lejanas, "entran" más elementos en la fotografía. Con el teleobjetivo (T), acerca la imagen. Pero una segunda consecuencia de la distancia focal la encontramos en que el teleobjetivo aplana la imagen, acercando o amontonando los elementos que en la realidad se encuentran en segundo plano con los de primer plano. La distancia focal del angular aleja las imágenes en distintos planos. Autor www.caballano.com En este caso, el tele amontona las imágenes en distintos planos. Autor www.caballano.com EXPOSICIÓN En el sentido más amplio, la exposición es la cantidad de luz que incide en el captador digital o material sensible a la luz. Es el resultado de la combinación de la apertura del diafragma y el tiempo del obturador. Las cámaras actuales disponen de fotómetro, con el fin de medir la luz a la que se expone el objetivo, y poder determinar, según el modo de exposición, la combinación más adecuada. Pero hay situaciones en las que nos interesa que la máquina tome una exposición distinta a la medida por el fotómetro, es lo que se llama la compensación de la exposición, lo que se realiza normalmente en valores de [-2,2], en pasos de 1/3 EV. Con ello podemos sobreexponer o subexponer la fotografía. Algunas máquinas disponen de una herramienta que se denomina bracketing, donde la cámara toma de la misma imagen tres o cinco tomas con distintos valores de exposición EV. MODOS DE EXPOSICIÓN Las pequeñas cámaras automáticas no disponen de esta opción, lo que no significan que no puedan hacer buenas tomas. Pero una cámara que permita un completo juego de exposición dan mucho juego, ya que aprovecharemos la rapidez de los modos automáticos, y la creatividad y efectos de los modos semiautomáticos, o el manual. A continuación se definen los más usuales. SÍMBOLO AUTO P MODO Automático. Programa (automático). DEFINICIÓN La cámara ajusta automáticamente todos los parámetros necesarios para realizar la fotografía. La cámara, según su programa, seleccionará la apertura del diafragma y la velocidad del obturador automáticamente. Permite modificar el resto de parámetros. Muy útil para jugar con la profundidad de campo. El usuario define la apertura del diafragma, y la cámara adoptará el tiempo optimo para la exposición. Se utiliza para imágenes en movimiento, o que deseemos plasmar el mismo. El usuario define la velocidad del obturador, y la cámara adoptara la apertura del diafragma optima para la exposición. En éste caso el usuario define la velocidad del obturador y la apertura el diafragma. Es el modo más creativo, y para el que es necesario una gran

Av

Prioridad apertura diafragma.

Tv

Prioridad tiempo obturador.

M

Manual

3

experiencia. Para los más principiantes, recomendamos el uso del modo Av, disponiendo aperturas pequeñas (F/alto) para los paisajes, obteniendo unas buenas profundidades de campo, y aperturas grandes (F/bajos), para los retratos, ya que obtenemos fondos desenfocados. Si queremos hacer juegos con el movimiento (zonas de imagen movidas a conciencia) utilizaremos el modo Tv. Pero para los más atrevidos, debemos de aconsejar el uso del modo M, ya que de ésta manera podemos hacer las fotografía que personalmente queremos obtener, sin tener que obedecer el programa de la cámara. Para ello seleccionamos la apertura según el criterio para Av, y después regulamos la velocidad para obtener la luz que nos interesa. Imagen del Cristo de los Faroles de Córdoba, con la profundidad de campo y la luz que ha interesado. Autor www.caballano.com Imagen del Cristo de los Faroles de Córdoba, con la profundidad de campo y la luz que ha interesado. Autor www.caballano.com BALANCE DE BLANCOS La luz tiene una temperatura, a la que nuestros ojos se acomoda, por lo que pasa en muchas ocasiones desapercibida, pero en nuestras máquinas digitales se hace muy patente. Para ello posen un sistema de ajuste o balance de blancos automático, AWB, mediante el cual ajusta los colores al de los motivos que fotografiamos, independientemente de la temperatura del color de la luz. Este balance de blancos no es muy fiable en muchos casos, por lo que debemos de seleccionar el que más nos conviene de una serie predefinidos (soleado, nublado, tungsteno, fluorescente, halógeno, flash, etc), o definir de forma manual la temperatura de color de referencia, ya sea con una cartulina blanca o un gris al 18%. Procedemos a las temperaturas más comunes: FUENTE DE ILUMINACIÓN Vela Salida del Sol Lámpara tungsteno Focos estudio Luz diurna medía, flash. Luz sol al medio día Sol brillante día despejado Cielo ligeramente cubierto Cielo con neblina Sombra abierta en un día despejado Cielo muy nublado TEMPERATURA 1.000 ºK 2.000 ºK 2.500 ºK 4.000 ºK 5.500 ºK 6.000 ºK 7.000 ºK 8.000 ºK 9.000 ºK 10.000 ºK 11.000 ºK

Pero no debemos de obsesionarnos con acertar con el balance de blancos a los modos predefinidos, sino seleccionar aquel que nos crea la fotografía que deseamos tomar. Por ejemplo, podemos seleccionar nublado en un día soleado, o en una puesta de sol, si queremos obtener un resultado muy calado, o viceversa si deseamos obtener una fotografía muy fría. Imagen tomada con balance de blancos en opción soleado. Imagen fría. Fachada Iglesia de San Pablo en Córdoba. Autor www.caballano.com

4

Imagen tomada con balance de blancos en opción nublado. Imagen calida. Fachada Iglesia de San Pablo en Córdoba. Autor www.caballano.com VELOCIDAD ISO Es un concepto heredado de la película química (en este caso el grano). Se trata de la sensibilidad a la luz. A mayor número ISO más sensible a la luz, es decir, para un ISO 200 la exposición necesaria es la mitad que para una ISO 100. Con ISO elevadas podemos realizar fotos con muy poca luz a una velocidad relativamente rápida. Pero tiene un inconveniente, ya que a mayor ISO se produce "ruido" en la fotografía. Este efecto es indeseado, y debemos de tener cuidado en las cámaras con con un ISO elevado con selección automática. Es preferible ajustar a un ISO bajo, como 50, 80, ó 100, y utilizar un trípode para poder realizar la fotografías con tiempos de obturación grandes. Imagen tomada con ISO 80, donde no se aprecia ruido. Velocidad 1/50, apertura F3.5. Detalle de la portada de la Feria de Córdoba. Autor www.caballano.com Imagen tomada con ISO 800, donde se aprecia ruido. Velocidad 1/400, apertura F3.5. Detalle de la portada de la Feria de Córdoba. Autor www.caballano.com EL FLASH El flash es un elemento que incluye luz artificial para realizar fotografías en ausencia de la cantidad suficiente de luz en la escena de trabajo. Pero hay que tener en cuenta varios efectos del flash. • • • • • Solo es útil para distancias cercanas a la cámara, menores a los 3 metros. Si algún objeto esta muy cerca a la cámara, la fotografía quedara sobreexpuesta (quemada). En interiores disfraza los colores, y crea sombras duras. En interiores debes colocar todos los motivos a la mismas distancia, en caso contrario los de segundo plano quedará subexpuestos (sin luz). Es un gran aliado en exteriores para iluminar motivos fotografiados en contra luz.

Por ello recomendamos su uso para fotografiar a contraluz en exteriores, y en interiores intentar tomar las imágenes sin flash, apoyándonos en un trípode y un disparador (o con el disparo temporizado). Fotografía de interior sin flash. Mesa de trabajo del Emperador Austriaco Francisco José. Autor www.caballano.com Fotografía interior sin flash. Autor www.caballano.com

FILTROS Para tomar fotografías con película (química) eran esenciales el uso de filtros para crear efectos especiales. Actualmente, con los programas de retoque de fotografía digital, estos han

5

caído en desuso. Existen multitud de tipos de filtros. Los que aún se utilizan son el polarizador circular, el de densidad neutra, degradado ND, y el protector. El protector se usa exclusivamente para proteger la lente de golpes y rayones. El degradado ND (densidad neutra) esta degradado en una de su mitades, por lo que podemos subexponer una parte de la fotografía, por ejemplo el cielo. El de densidad neutra reduce, en toda su superficie, el paso de luz, por lo que podemos hacer retratos, con objetivo muy abierto a plena luz del día. Y por último el polarizador, es el más importante para el amante de los paisajes. Con el podemos eliminar los rayos de luz de una dirección determinada. Con ello mejoramos el azul del cielo, eliminamos reflejos no metálicos, y aumentamos el contraste. Su uso se acentúa a la salida y puesta del sol.

Tamaño
Cuando nos enfrentamos a la fotografía digital nos invaden con datos técnicos sobre la resolución, el tamaño, los píxeles, la memoria de los archivos o tarjetas, etc. Para comprender todos estos conceptos debemos de comenzar distinguiendo tres tipos de tamaños: • • • Tamaño en píxeles Tamaño en informático Tamaño de impresión

TAMAÑO EN PÍXELES La imagen digital esta compuesta de una tabla de puntos (píxeles) dispuestos en filas y columnas. Por ejemplo podemos decir que una foto tiene 1.600 x 1.200 píxel, o lo que es lo mismo 1.920.000 píxeles, que si redondeamos son 2 megapíxeles. Cuantos más puntos dispongamos, la imagen podrá ser definida con una mayor precisión, decimos que tiene una mayor resolución. TAMAÑO INFORMÁTICO Al realizar una fotografía con una cámara digital, la luz penetra por la lente, al igual que las tradicionales cámaras químicas, y es captada por el sensor CCD, que traduce la imagen en información digital. Esta información se cuantifica, al igual que cualquier otro archivo informático, en bytes, kilobytes, o megabytes. El tamaño del archivo depende del número de píxel, y de la información que guardemos de cada uno de ellos. Este consumo de memoria además dependerá del sistema de compresión de archivos que utilicemos. Por ejemplo jpeg comprime (perdiendo información) en distintos niveles, y siempre ocupará mucho menos que un tiff, que reproduce la imagen con una mayor riqueza.

TAMAÑO DE IMPRESIÓN Este es el tamaño con el que imprimimos nuestras imágenes. Nosotros podemos (y debemos) definir el tamaño de salida para nuestras fotografías. Normalmente se utiliza como unidad el

6

centímetro. Los tamaños más habituales son: 15x11,25cm; 20x15cm; 25x18,75cm. Hay que tener cuidado cuando llevamos nuestros archivos para imprimir, ya que pueden recortarnos nuestras fotos a medidas comerciales de fotografías química como 15x10cm. Debemos de buscar aquel comercio donde nos impriman nuestras fotos en el tamaño que nosotros deseemos, con alta calidad de papel, color y nitidez. Actualmente prolifera minilaboratorios instantáneos de muy baja calidad. RESOLUCIÓN E IMPRESIÓN DE IMÁGENES La resolución es el factor que nos relaciona el número de píxeles disponibles por unidad de superficie. Para ello utilizamos el píxeles por pulgada cuadrada (ppp). Como hemos indicado, a mayor concentración de píxeles, una mayor nitidez en la formación de la imagen. Para el monitor del ordenador superando los 96 ppp es suficiente (y recomendable no sobrepasarlo si queremos publicarlas en internet). Para la impresión de fotografía debemos de manejarnos alrededor de los 300 ppp, ya que por encima de los 220 ppp el ojo humano es incapaz de diferencial los píxeles. Por ejemplo, una misma imagen con una tamaño de píxeles de 2.592x1.944 píxeles (5,04 megapíxeles), ocupa en memoria con un bajo nivel de compresión en jpeg 1,79 Mbytes, y con una mayor compresión (perdida de información) 795,8 Kbytes. Si esta imagen la imprimimos en 15x11,25 cm la resolución es de 438,9 ppp. Si la imprimimos en 25x18,75 cm bajamos al límite de impresión con calidad con 263,3 ppp. Por ello con una cámara de 5 megapíxeles estamos limitados a este tamaño máximo de papel. Con una cámara de 8 megapíxeles podemos imprimir nuestra imágenes con esta calidad a un tamaño de 34,5x25,9 cm. Con la capacidad de las memorias y equipos informáticos actuales, recomendamos tomar las imágenes con el mayor número de píxeles que pueda ofrecernos nuestra cámara, y comprimiremos los archivos al mínimo. Esto nos permitirá imprimir nuestras fotos a en un tamaño hermoso, o podremos reencuadrarlas mediante el recorte permitiendo la impresión de la zona seleccionada con una nitidez aceptable.

Disparar
En nuestro apartado de dispara queremos incluir los conceptos que tenemos que tener en cuenta antes de dispara la fotografía, ya sea un retrato, una paisaje, un motivo deportivo o comercial. Tomar una fotografía debe de ser algo más que apuntar y disparar. Previo a ello debe de haber una dialogo entre el entorno y el fotógrafo. A veces, sin esperarlo, ve de pronto una imagen, y sientes que esta es una buena fotografía, pero no siempre tienes una cámara en la mano, ni el conocimiento suficiente para poder captar ese fugaz instante. Mirando al mar. Bella foto que contrasta el color de la arena, el rojo, y el azul del cielo. Sorprendente al incluir modelo a la izquierda de la imagen, rompiendo la simetría. La mirada del observador coincide con la de la modelo. Autor www.caballano.com

7

Bella toma con mucha fuerza. El contra luz ha hecho anónimos a los niños que juegan en la playa. Autor www.caballano.com EL TEMA ¿Que queremos trasmitir a la persona que posteriormente observe una fotografía? Pensemos en un parque con distintos motivos florales, el cielo tiene unas nubes muy marcadas, y unos niños juegan con una canicas. Debemos de decidir que es lo que queremos trasmitir en la fotografía, ya que esta no será lo mismo si queremos mostrar el conjunto del parque, la fuerza de la nubes, el juego de los niños, o incluso un retrato de uno de ellos tomando como fondo un determinado motivo floral. Juan de Mena recibe la inspiración de Dios. Autor www.caballano.com Dios infunde la inspiración a Juan de Mena. Autor www.caballano.com Debemos de analizar la coherencia del motivo principal con el entorno. En este caso, el tema son las personalidades representadas, pero a la vez el entrono completa la información sobre las mismas, en este caso, el lugar en el que se desarrollaron. Averroes en Córdoba. Autor www.caballano.com Maimonides en Córdoba. Autor www.caballano.com EL ENCUADRE Encuadrar es decidir que es lo que debe de incluirse en la fotografía. Para ello deberá de tomar la posición, distancia, altura, y ángulo, con respecto al motivo que pretendemos fotografiar. Debemos de encuadrar lo estrictamente necesario. Si algo no favorece la fotografía debe cambiarse en encuadre. Para ello tendremos en cuenta los fondos, los colores, la luz, la posición del sol, la diferencia de altura entre motivo y cámara. Arcos de la Mezquita-Catedral de Córdoba. Fotografía monótona. Plano inclinado. Autor www.caballano.com Encuadre mejorado. Aumenta la sensación de tridimensionalidad y perspectiva. Autor www.caballano.com CONCENTRAR EL TEMA Los planos generales dificultan la compresión de la escena. Resulta imposible saber qué quiere trasmitir el fotógrafo. La buenas imágenes están compuestas de pocos elementos. A más elementos mayor confusión del espectador. Puente Neuf en París. Autor www.caballano.com Detalle del Puente Neuf en París. Autor www.caballano.com

ACERCARSE AL MOTIVO Como norma general, y con el fin de concentrar el tema, hay que tomar la fotografía a la menor distancia posible. Estas fotos ganan calidez y proximidad. Son las fotos más espectaculares.

8

Debemos de acercarnos con la cámara, ya que el zoom disminuye la perspectiva (amontona los objetos), la profundidad de campo, y la nitidez. Una vez que creas que te has acercado lo suficiente, acércate incluso más. Fuente y entorno en Casa Andalusí (Córdoba). Autor www.caballano.com Al acercarse, destaca los colores de los paramento cerámicos y de las flores. Casa Andalusí en Córdoba. Autor www.caballano.com Imagen poco atractiva, sin contenido. Autor www.caballano.com Al acercarse al motivo, la imagen toma fuerza e interes. Autor www.caballano.com Medina al-Zahara (Córdoba). Autor www.caballano.com Detalle de bases de columnas en Medina al-Zahara (Córdoba). Autor www.caballano.com DESTACAR EL MOTIVO Para ello podemos utilizar los elementos del entorno, como son una columna o tronco de árbol, un arco, un rayo de luz, o un claro entre la vegetación. Por otro lado intenta utilizar fondos simples, de esta manera no distraemos la atención del espectador. Al encuadrar el Parlamento de Budapest este centra la atención del espectador. Autor www.caballano.com El fondo monótono hace que se el espectador no se distraiga del motivo principal. Autor www.caballano.com Fachada del Museo del Louvre en París encuadrado en el proyector de iluminación nocturna. Autor www.caballano.com Cielo simple para una imagen donde queremos destacar el catalejo orientado hacia la Torre Eiffel en París. Autor www.caballano.com HORIZONTAL O VERTICAL Es la primera decisión al acercarnos al visor de nuestra cámara. Tenemos que ver como resulta más interesante la imagen que queremos captar. Muchas veces nos vemos forzados a utilizar uno u otro posicionamiento por la geometría del motivo. No olvidemos que las fotografías verticales ganan en expresividad. Si tomamos las fotografías con suficiente resolución podemos recortarlas posteriormente, incluso imprimir en formato cuadrado. La imagen vertical de este Cristo en el Puente de Carlos de Praga, hace que gane carácter. Autor www.caballano.com Por lo general, las fotografías son tomadas en posición horizontal, razón que debemos cuestionarnos antes de efectuar el disparo. Autor www.caballano.com

SITUAR EL MOTIVO Situar el motivo es parte fundamental de la composición de la fotografía. Existe la tendencia a situar el motivo principal en el centro del encuadre. En estos casos el resultado suele ser poco

9

interesante y monótono. La imagen centrada tiende a la simetría. Si el motivo principal es desplazado esto provoca sorpresa en el espectador, aumentado en interés por la fotografía. Pero debemos prestar atención al enfoque, ya que la mayoría de las cámaras realizan el enfoque en el centro del encuadre, por ello debemos de enfocar primero al motivo principal (normalmente presionando el botón de disparo hasta la mitad de recorrido), encuadrando en la posición definitiva antes de presionar el botón de disparo totalmente. Recordar que en esta acción del enfoque la cámara mide tanto la distancia del motivo principal como la luz. Imagen centrada. Suelen ser aburridas. En este caso las líneas diagonales encaminan la mirada del espectador hacia la ventana. Autor www.caballano.com Las imágenes "descentradas" sorprenden al espectador y captan su interes. Es de destacar el contraste entre el azul y el blanco de la Isla de Santorini. Autor www.caballano.com REGLA DE LOS TERCIOS Para ayudarnos a crear la composición tenemos la regla de las tres tercios. Esta consiste en dividir el visor de nuestra cámara en tres partes, tanto en sentido vertical como en sentido horizontal. Si queremos retratar a una persona con la cámara en posición horizontal, la situaremos a una lado, sobre una de las líneas verticales que divide el visor. Si queremos realizar la fotografía de una paisaje en la playa debemos de situar el horizonte sobre una de las dos líneas horizontales que divide el visor. Para potenciar un cielo interesante se situará el horizonte en la línea inferior. Si queremos potenciar elementos sobre la arena, situaremos el horizonte en la línea superior. Imagen centrada horizontalmente. Es aburrida. Autor www.caballano.com Imagen en el tercio inferior. Se da protagonismo al cielo, que en este caso es monótono y aburrido. Autor www.caballano.com Imagen encuadrada en el tercio superior, destacando las casas de OIA (Santorini) que son de extrema belleza. Autor www.caballano.com EL "MOVIMIENTO" DEL MOTIVO Ya hemos hablado de la importancia de huir de situar el motivo en el centro de la imagen. ¿Pero a que lado de la imagen debemos de situarlo? Debemos dejar el espacio libre en el lado que el motivo fuera a tomar el movimiento natural. Por ejemplo, si se trata de un vehículo, dejaremos libre la parte delantera del mismo. Si se trata de una persona, o una estatua, que se encuentra girada hacia una lado, debemos dejar libre el lado hacia el cual tendería su movimiento, hacia donde esta mirando. La imagen de este molino de Mykonos esta orientada hacia la derecha. Se ha dejado el espacio libre a su espalda. Esta encuadre esta desafortunado. Autor www.caballano.com En éste caso el espacio libre se encuentra "delante" del motivo principal. Esta fotografía es correcta. Autor www.caballano.com SIMETRÍA

10

La simetría se produce cuando existe un elemento central que divide la imagen en dos partes, y los elementos se repiten a un lado y el otro. Las imágenes simétricas suelen producir sensaciones agradables en los espectadores. Pero estas imágenes suelen caer en la repetición, monotonía, y poco sorprendentes. Las fotografías asimétricas tienen una mayor fuerza expresiva. Las imágenes asimétricas son más ágiles y dinámicas. Imagen centrada. Más aburrida por que no sorprende al espectador, pero consigue guiar la mirada al motivo principal. Torre Eiffel en París. Autor www.caballano.com Motivos asimétricos, el espectador es sorprendido. Torre Eiffel e Invalidos en París. Autor www.caballano.com PUNTO DE VISTA En el punto de vista nos referimos a la diferencia de altura de la cámara con respecto al motivo. tendemos ha realizar la fotografías desde la altura del fotógrafo. Pero esta medida es desaconsejable en un gran número de ocasiones. Por ejemplo, para realizar un retrato debemos de situarnos a la altura de la persona que fotografiamos. Es más, ante la decisión ente picado (de arriba hacia abajo) o contrapicado (de abajo hacia arriba), optaremos por este segundo que da mayor expresividad a la mirada. Para fotografiar un niño nos colocaremos a su altura, ya que en caso contrario le restaremos personalidad, y aparecerán con la cabeza de mayor tamaño. Las imágenes de los niños han de tomarse a su altura, en caso contrario su cabeza aparecera desproporcionada al cuerpo. Autor www.caballano.com Imagen tomada a la altura del niño. Cabeza y cuerpo están en consonancia. El fondo no es acertado. Autor www.caballano.com TEXTURA Los objetos no solo se representan por su color, sino también por su textura. La textura de los objetos da fuerza y expresividad a la fotografía. Para ello jugaremos con las sobras que arroja el relieve de la superficie. La mejor luz es 45º hacia la superficie. El conjunto escultórico es blanco. Son las sombras las que nos informan a través de la textura. Autor www.caballano.com Las sombras sobre las superficies da fuerza y carácter. Debemos cuidar el momento donde la luz incida sobre las superficies en el ángulo adecuado para arrojar las sombras que nos interesen. Autor www.caballano.com

HORA Y CLIMA La hora del día en la que nos disponemos a realizar las fotografías influye significativamente en las mismas: • Amanecer: El sol aún no ha salido. La luz es cálida.

11

• • • •

Salida del sol: Los rayos son oblicuos (texturas). Las sombras largas. El paisaje gana volumen. Medio día: Las sombras son muy duras. Fuertes contrastes. Puesta del sol: Los rayos son oblicuos (texturas). Las sombras largas. El paisaje gana volumen. Anochecer: El sol ya se ha puesto. La luz es muy cálida.

Muchas veces asociamos las buenas fotos con los días de sol radiante. Pero esto no es así, ya que los días nublados, con la luz filtrada y difuminada, suaviza las sombras y armoniza los colores. Los cielos son menos monótonos y aburridos. Los días de niebla y lluvia aportan un ambiente misterioso y romántico a nuestras imágenes. Primer hora de la mañana. Autor www.caballano.com Mediodía. Autor www.caballano.com Media tarde. Autor www.caballano.com Atardecer. Autor www.caballano.com EL MOVIMIENTO Se dice que la fotografía trata de captar, "congelar", o inmortalizar el instante. Pero muchas veces en ese instante se esta desarrollando una acción en la que se implica un movimiento. Para los primeros fotógrafos, poder tomar una fotografía "no movida" era todo un reto. Pero actualmente, con las modernas máquinas, ésta tarea no tiene mucho merito, sino al contrario, toma gran importancia tomar fotografías donde el movimiento quede plasmado en la imagen, por ser este más importante que el propio modelo. El protagonista es la acción, no el sujeto. Movimiento congelado, aburrido. Rivera del Guadalquivir (Córdoba). Autor www.caballano.com Protagonista el movimiento. Rivera del Guadalquivir (Córdoba). Autor www.caballano.com Para ello debemos de disminuir la velocidad de disparo, ajustando la apertura de la máquina. En estos casos debemos de tener dos precauciones. Asegurar la cámara con un trípode (o elemento que haga sus veces), y estar atentos al enfoque, ya que al aumentar la apertura, disminuye la profundidad de campo. El movimiento dependerá de la distancia al objetivo, la velocidad, y la dirección del movimiento, ya que no es lo mismo que se mueva paralelo al plano de enfoque (izquierda-derecha, o viceversa) a que el movimiento se realice perpendicularmente al plano de enfoque (hacia o desde la cámara). Con estas fotografías podemos destacar elementos en movimiento, como un tiovivo, en contraposición con los elementos fijos que forma los espectadores, o estructuras fijas. Una técnica que ofrece unos muy buenos resultados, es el barrido. Se trata de seguir el objeto en movimiento con la cámara a medida que se acerca a nuestra perpendicular (donde la velocidad relativa, mejor dicho, angular, es mayor), acompañando al mismo durante y después del disparo. Con ello conseguimos el efecto contrario al mencionado. El objeto en movimiento

12

se capta con una relativa nitidez, quedando en movimiento, difuso, el fondo. Con ello captamos la atención de espectador. Cámara fija a baja velocidad, protagonistas movidos. Rivera del Guadalquivir (Córdoba). Autor www.caballano.com Técnica del barrido a baja velocidad. Rivera del Guadalquivir (Córdoba). Autor www.caballano.com Hay que tener en cuenta que en las cámaras de fotos digitales existe un retraso entre el momento de disparo y el momento en el que se capta la imagen. Es por ello que debemos "aprender" a anticiparnos, para captar la imagen que deseamos. COLOR vs BN Existen muchas situaciones en las que el color no es la característica más importante de nuestra escena, siendo algo muy secundario. En estos casos podemos optar por una fotografía en blanco y negro. Estación de Atocha (Madrid). Los colores no son relevantes. Autor www.caballano.com Al tomar la fotografía en blanco y negro damos importancia a las formas. Autor www.caballano.com La iluminación artificial no reproduce los colores con una fiabilidad aceptable. Autor www.caballano.com Optamos por la fotografía en blanco y negro, que realza las sombras sobre las superficies iluminadas. Autor www.caballano.com DISPARO A DISCRECIÓN No dudes en sacar varias fotos, realizando las modificaciones que estimes oportunas, aun sean estas inapreciables. De esta manera podrás seleccionar la fotografía con la que mas satisfecho estés. Es la mejor técnica para aprender, sacando tus propias conclusiones. Muchas veces esta reserva de fotos evita sorpresas como ligeros movimientos o los inoportunos ojos cerrados. Soportales en Plaza de la Corredera (Córdoba). Autor www.caballano.com El haber disparado un gran número de fotografías nos permite seleccionar aquella que más nos interesa. Autor www.caballano.com SELECCIÓN DE FOTOGRAFÍAS Tan importante como realizar unas buenas fotografías, esta el trabajo, posterior, intimo, y sosegado de seleccionar las mejores fotografías, aquellas que vamos a mostrar a nuestros amigos. Cuantas veces nos han mostrado una pase de 500 fotografías, que por muy buenas que fueran, nos han dejado un mal sabor de boca, debido al "empacho" de imágenes. Es preferible hacer una buena selección. En principio no es difícil realizar este trabajo, basta con ser capaces de encontrar aquellas que cumplen las técnicas en este curso descritas. Pero, el verdadero artista va más allá. Encuentra aquellas fotos que "funcionan", aquellas que

13

sorprenden al espectador. Entre una fotografía nítida pero aburrida, con otra movida pero de gran fuerza y profundidad, debemos de tomar esta última. Catedral-Mezquita de Córdoba, desde parque Miraflores. Autor www.caballano.com Puerta la mar en Ashila (Marruecos). Autor www.caballano.com

Paisaje
El paisaje es el genero más antiguo y socorrido. Para los principiantes es el único genero utilizado, ya que prácticamente todas las fotos abarcan una gran espacio. Tiene gran importancia ya que es el protagonista en nuestras salidas, excursiones, y viajes. Dentro del paisaje podemos diferenciar entre paisajes naturales y paisajes urbanos. Escuela de París. Autor www.caballano.com LA ILUMINACIÓN En el paisaje natural cobra especial importancia la luz a lo largo de las distintas estaciones del año. Elegiremos la hora del día que más favorezca la fotografía. Las luces más apreciadas en el paisaje son las que se produce entre el alba y el amanecer, con los primeros minutos de sol directo, y las horas del atardecer al crepúsculo. Al alba y al crepúsculo la luz es difusa y tiene un cierto grado de misterio. A primera y última hora, con luz directa con incidencia oblicua, hace que el paisaje gane volumen y las texturas sean más evidentes. La temperatura del color también varia con la hora. Al amanecer la luz es más calida que al medio día (luz neutra), siendo la temperatura más cálida al atardecer. Bello paisaje de Fira (Santorini). Autor www.caballano.com Fotografía con fuerza del Puente de las Cadenas de Budapest. Autor www.caballano.com En el paisaje urbano debemos de cuidar el aspecto de la dirección de la luz. Por ejemplo, la luz matutina (en general de gran calidad), al incidir de forma oblicua mantendrá en sombra cierta calles. Observar que la luz cenital en una fachada es rasante. En el paisaje urbano es más recomendada la luz cenital. Edificio Atlantis en Córdoba del arquitecto Rafael de la Hoz. Autor www.caballano.com Chalet en Córdoba. Autor www.caballano.com Otro aspecto es la fotografía nocturna. Debemos de tener en cuenta que la cámara utilizará diafragma abierto y velocidades extremadamente lentas. Por ello debemos de asegurarnos la estabilidad de la cámara mediante trípode, utilizar un disparador o disparo retardado, y no debemos utilizar ni el flash, ni el zoom. Es importante destacar la importancia de asegurarse que los nivel de iluminación sean lo más uniforme posible, para evitar zonas sobreexpuestas frente a otras subexpuestas. Una técnica es aprovechar la iluminación del crepúsculo, disminuyendo el valor de EV para que aumente la sensación de nocturnidad. Fotografía nocturna, sin flash, del torre del puente de Carlos (Praga). Autor www.caballano.com Fotografía nocturna de la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga. Autor www.caballano.com Además en el encuadre debemos de tener una iluminación lo más uniforme posible. Hay que tener en cuenta que las cámaras introduce "ruido" apreciable en este tipo de fotografías.

14

Fotografía de puesta del sol en OIA (Santorini). Autor www.caballano.com Fotografía nocturna de la Plaza de la Cibeles (Madrid). Autor www.caballano.com Imagen en la que se aprecia uniformidad en la iluminación. Fachada Opera Garnier en París. Autor www.caballano.com Pirámide y fachada del Museo del Louvre en París. En la imagen se aprecia ruido. Autor www.caballano.com Aunque, a veces, es imposible poder lograr una gran uniformidad de luz en la imagen, pero su belleza bien valen el intento. Torre Eiffel en París con iluminación nocturna. Autor www.caballano.com El disparo a contra luz puede ser muy interesante. En el se consigue fuertes contrastes. No debemos de tener miedo en perder detalles del objeto principal. Su silueta y los efectos de luz puede crear una nueva representación del paisaje. Contra luz a la puesta del sol de la Catedral-Mezquita de Córdoba. Autor www.caballano.com Contra luz de la Catedral-Mezquita aprovechando las nuves. Autor www.caballano.com OBJETIVO En el paisaje es muy importante la perspectiva. Para ello utilizaremos el gran angular (W), ya que mantiene la distancia entre los distintos planos, así como proporciona una gran profundidad de campo. Otro recurso es colocar algún motivo en primer plano a un lado del encuadre. De esta manera se hace más evidente la perspectiva y el efecto tridimensional. Si utilizamos el teleobjetivo se reduce la sensación de tridemensionalidad, ya que el teleobjetivo comprime la perspectiva y reduce la ilusión óptica de espacio entre los distintos planos de la escena. Pero hay ocasiones en las que nos puede interesar utilizarlo, como para mostrar una masa humana más compacta. Imagen tomada con angular. Los distintos planos (pilares de los arcos) se encuentran distanciados. Autor www.caballano.com Imagen tomada con teles. Los distintos planos (pilares de los arcos) se "amontonan". Autor www.caballano.com Gran angular en bosque de los Jardines de Versalles (Francia). Autor www.caballano.com Teles para fuente en Jardines de Versalles. Autor www.caballano.com ENFOQUE Mientras en el retrato esta claro que el enfoque se realiza sobre el motivo o modelo, en el paisaje no esta tan claro. Cuando tengamos un motivo principal será este el que tomemos como enfoque (una vez enfocado reposicionamos el encuadre seleccionado). Si no tenemos ningún motivo claro, debemos de enfocar en el primer tercio de la imagen, con el fin de asegurar la nitidez a los motivos de primer plano. Desenfocar un poco los elementos lejanos ayuda a conformar la prespectiva. El enfoque se ha tomado en el tercio de la profundidad de campo. La disposición de la cámara respecto a las columnas refuerza la perspectiva. Autor www.caballano.com

15

En esta imagen las perspectiva se refuerza gracias a los elementos en el primer plano. Autor www.caballano.com PUNTO DE VISTA En el paisaje debemos de tener presente la regla de los tercios. Esta consiste en dividir el visor de nuestra cámara en tres partes, tanto en sentido vertical como en sentido horizontal. Si queremos retratar a una persona con la cámara en posición horizontal, la situaremos a una lado, sobre una de las líneas verticales que divide el visor. El barco en el centro de la imagen es aburrida. Autor www.caballano.com Encuadrando el barco en un tercio de la fotografía esta gana interés. Debemos de dejar "libre" el espacio hacía el que se produce el desplazamiento. Autor www.caballano.com Si queremos realizar la fotografía de una paisaje en la playa debemos de situar el horizonte sobre una de las dos líneas horizontales que divide el visor. Para potenciar un cielo interesante se situará el horizonte en la línea inferior. Si queremos potenciar elementos sobre la arena, situaremos el horizonte en la línea superior. El disponer de motivos en los distintos planos, refuerza la perspectiva y el interés. Autor www.caballano.com Imagen asimétrica. Se tiene conciencia de la profundidad y perspectiva gracias al árbol de la derecha. Autor www.caballano.com Por otro lado tenemos que cuidar el punto de vista. En general un ligero picado (de arriba hacia abajo) suele mejorar el paisaje. De todos modos no debemos dejar atrás puntos de vista sorprendentes como colocar la cámara en el suelo, o fotografiar edificios desde su base (contra picado extremo). Buscar líneas de fuga diagonales, o segmentos que "parcelan" la imagen, guían a mirada del observador, juegan con la voluntad del mismo, lo que hace que sea participe del movimiento dentro de la estática de una imagen. Vista de la Catedral-Mezquita de Córdoba. Autor www.caballano.com Vista de la Catedral-Mezquita de Córdoba. Autor www.caballano.com FOTOGRAFIAR EDIFICIOS La fotografía de edificios, o arquitectónica, es una de las más complejas, se trate de tomas exteriores como interiores. La arquitectura es un arte, que al igual que la fotografía se sustenta en la luz. Un edificio es algo más que tres dimensiones, es un espacio que interactúa y dialoga con el que los ocupa o contempla. Por ello es necesario tratar de captar estas sensaciones. Se nos plantean varias dificultades, desde la convergencia de líneas, en la realidad paralelas, a la falta de espacio en calles estrechas, o la amplitud de campo de visión humano frente al reducido de un objetivo fotográfico. Todo ello puede suplirse con la luz, la expresión de las texturas, los montajes fotográficos, o simplemente centrarse en detalles o puntos de vista determinados, que resulte sorprendentes al observador, frente a las vistas globales. La Defensa y su Arco en París. Autor www.caballano.com

16

La Defensa y su Arco en París. Autor www.caballano.com Arco de la Defensa en París. Autor www.caballano.com Arco de la Defensa en París. Autor www.caballano.com EL BLANCO Y NEGRO, Y LOS VIRADOS En ocasiones, y principalmente por la luz, los colores no nos permiten mostrar el entrono en un contexto determinado. En estos casos podemos acudir a la fotografía en blanco y negro, o a los virados. Nos evitamos que los dominantes de la luz (muchas veces por el balance de blancos), como los colores captados arruinen nuestra foto. Calle de los Judíos en Córdoba. Autor www.caballano.com Calleja de las Flores en Córdoba. Autor www.caballano.com Calleja de la Hoguera en Córdoba. Autor www.caballano.com Calleja del Pañuelo. Autor www.caballano.com

Retrato
El retrato es uno de los temas más desarrollados en la fotografía. La fotografía de las personas tiene una magia especial, ya que tienen una mayor contenido que el simple objeto. Los sentimientos, y la empatía entran en juego. No solo mostramos las características físicas de una persona, sino además, su personalidad y su estado del animo. Retrato tratado mediante efecto Drager. Autor www.caballano.com LA ILUMINACIÓN La iluminación adecuada es fundamental en cualquier fotografía, pero en el retrato es mucho más importante, afectando al aspecto estético y expresivo del modelo. • La iluminación cenital (la que se produce al mediodía en un día soleado) es la menos adecuada ya que provoca sombras en los ojos, labios y cuello. Puede intentar corregirse con el flash. • • La iluminación lateral es muy útil para tomas en las que se quiera encontrar texturas, contrastes y dar volumen. Muy adecuada para fotos con mucha personalidad. La luz frontal es la más agradecida para el fotógrafo pero muy molesto para la persona que posa, ya que le molesta en los ojos dando una expresiones constreñidas. La luz frontal aplana el rostro y contribuye a disimular pequeños defectos en la piel. • La luz posterior es la más cómoda para el modelo, pero se produce la sobrexposición del entorno y la subexposición del modelo. Puede corregirse con el flash, o modificando el valor de EV, mejorando la exposición del modelo, con agravio de sobreexponer aún más el entorno. La luz cenital da lugar a sombras en los ojos, nariz y labios. Debemos de evitar este tipo de luz para un retrato. Autor www.caballano.com La luz suave y lateral, nos muestra la personalidad y los volúmenes. Autor www.caballano.com

17

Los días nublados son una excelente opción para la toma de retratos. También se puede encontrar luz difusa en una sombra. OBJETIVO Al hacer el retrato debemos tener mucho cuidado con la distancia focal. Recordemos que el angular distorsiona, el intermedio capta la normalidad, y el teleobjetivo aplana. Pero concretemos: • • • El angular distorsiona (narices muy grandes) si el objeto esta muy cerca. No aplana la imagen y tenemos una gran profundidad de campo. El teles intermedio no te salva de que pueda distorsionar. Pero asegura un buen retrato. El teleobjetivo total aplana la imagen, acerca el fondo, y perdemos la profundidad de campo. Para detalles como flores utilizaremos la función macro con el teleobjetivo máximo, lo que captara los detalles de la misma, difuminando el fondo para dar mayor protagonismo a causa de una limitada profundidad de campo. La imagen en primer plano con el angular muestra una gran deformación en la cara, especialmente en la naríz. Autor www.caballano.com Una solución es un teles medio alejándonos del modelo. La imagen es más real que la anterior. Autor www.caballano.com ESTÉTICA DEL RETRATO La espontaneidad es algo muy valioso. Se puede conseguir tirando varias fotografías, de forma que el modelo relaje su actitud ante al cámara. De igual modo es importante captar la expresión del modelo que refleje la información que queremos plasmar. La sonrisa para la foto no expresa nada. Si el modelo esta en posición vertical refleja tensión. Un recurso muy valioso es recortar al modelo la parte superior de la cabeza. La mirada y la expresión ganan fuerza y protagonismo. La posición del modelo es muy importante. Si se encuentra recostado nos trasmite tranquilidad, pero a la vez distancia y lejanía. Por el contrario si el modelo se encuentra inclinado hacia la cámara podemos obtener proximidad y calidez. Imagen en picado. Autor www.caballano.com Imagen contrapicado. Se ha recortado la parte superior de la cabeza para aumentar la personalidad. Autor www.caballano.com En un primer plano, la fotografía con el cuerpo frontal resulta monótona y pesada. Es una fotografía muy plana. En estos casos debemos pedir al modelo que adelante un hombro hacia la cámara. No olvidemos dos aspectos. Fondos simples que no distraiga al observador, y pidamos a nuestros modelos que estén maquillados para evitar reflejos. Contrapicado de gran fuerza. Se ha recortado la cabeza. Autor www.caballano.com Picado recortando la parte superior de la cabeza. Se ha desenfocado para suavizar al modelo. Autor www.caballano.com

18

EL MACRO Con la opción macro podemos realizar espectaculares fotografías a elementos de pequeños. No se trata de un retrato propiamente, pero debemos de aplicar a los mismos los conceptos básicos. Es recomendable conseguir unas profundidades de campo cortas para destacar aún más los motivos. Semilla de Cardos con macro. Autor www.caballano.com Macro en el campo. Autor www.caballano.com Flores con macro. Autor www.caballano.com Rocío fotografiado con macro. Autor www.caballano.com

Interior
En la fotografía interior son validos todos los conceptos que hemos desarrollado en los apartado anteriores. Virgen de las Angustias en San Pablo (Córdoba). Autor www.caballano.com La escasez de luz es el mayor problema en este tipo de fotografías. Por ello debemos de prestar una especial atención a la trepidación, los fuertes contrastes, incluso la temperatura de la posible luz artificial que encontremos. Fotografía tirada sin flash. Opera Garnier en París. Autor www.caballano.com tirada sin flash. Opera Garnier en París. Autor www.caballano.com Tenemos que observar en gran medida la luz existente, la dirección de la misma, y los focos de luz puntuales, ya que por lo general utilizaremos bajas velocidades, lo que puede sobreexponer unas zonas, y subexponer otras, especialmente en modos programados en la cámara. Interior del restaurante del casino de Estoril. El primer plano se ha iluminado con la luz incandescente de la lampara. La luz ambiente se ha conseguido de los numerosos puntos de luz que han dado un resultado muy homogéneo. No se ha utilizado el flash. Autor www.caballano.com Cristo en el interior del Monasterio de los Jeronimos en Lisboa (Portugal). Se ha tirado la foto sin flash, por ello se ha utilizado un baja velocidad, utilizando un trípode. De igual modo, para ganar luz, hemos aumentando la apertura del diafragma, penalizando la profundidad de campo, por ello hemos enfocado el Crucificado. Autor www.caballano.com La mayor dificultad radica en la deficiencia de luz. Para ello exponemos las siguientes reflexiones: Siempre que puedas evitar el flash (asegurando la inmovilidad de los motivos y la estabilidad de la cámara) dispara sin flash. Con ello evitaras sombras producidas por flash, y obtendrás unos colores reales. Fotografía con flash. Los primeros planos quedan sobreexpuestos, y los últimos subexpuestos. Autor www.caballano.com Una solución es disparar la imagen sin flash. Los colores son más "naturales". Autor www.caballano.com Fotografía

19

Si no utilizas el flash, puede que la fotografía tome unas determinadas tonalidades (verdes, rojos, etc) utiliza el balance de blancos para adecuarlo al color de la luz artificial que tengas presente en la sala. Si utilizas el flash los motivos principales deberán estar a una distancia intermedia. Alejados el flash no será capaz de iluminarlos, si están muy cerca el flash sobreexpondrá la imagen. Si fotografías a varias personas intenta que todas estén en el mismo plano. En caso contrario unas quedarán sobreexpuestas y otras subexpuestas. Fotografía con flash. Los primeros planos quedan sobreexpuestos, y los últimos subexpuestos. Autor www.caballano.com Fotografía realizada con flash. En este caso los motivos se han dispuesto en el mismo plano. Autor www.caballano.com Puedes probar con el flash en sincronización lenta. En este caso combinamos el flash con el disparo lento, mejorando el color del entorno (que normalmente es inmóvil). Igualmente debes de asegurar la estabilidad de la cámara. Nosotros recomendamos que tires principalmente la foto sin flash, y además tires otras con flash normal y flash lento. Después puedes tomar la que más te guste, o realizar un montaje con las zonas de mejor exposición. Fotografía realizada con flash. Perdemos color, así como la iluminación del motivo. Autor www.caballano.com El mismo motivo fotografiado sin flash. Mejora el color y aprovachamos la iluminación que baña al modelo. En estas circunstancias hay que asegurar la estabilidad de la cámara. Autor www.caballano.com

20