Visión evolutiva de la muerte Tenemos que llegar a ser un grupo, para ayudar a los seres, en la hora de pasar a otros

planes de consciencia. Para que podamos ver a la muerte no como un fin, apenas como un final de un ciclo, que va a proseguir en otros planos, en otras dimensiones de vida. Tenemos muchos trabajos importantes para hacer en la hora del pasaje, de la muerte. Si hay una lucha contra la muerte, todo ese trabajo queda perjudicado, o ese trabajo, transcurre independientemente de la consciencia, de aquellos que están envueltos en esto, y se pierden muchas oportunidades, de vivir cosas bien conscientemente, que solo se pueden vivir en esos momentos. Si estamos luchando contra la muerte, todo esto queda perjudicado, como por ejemplo, una de nuestras últimas impresiones antes de pasar completamente para el otro lado, una de nuestras impresiones muy claras, es la consciencia de todo lo que hicimos en la vida. Es la primera vez que tenemos verdadera consciencia de lo que hicimos. Durante la vida, durante la encarnación, tenemos muchos conceptos, con respecto a lo que hacemos y a lo que sucede. Pero solo en el momento del pasaje veremos realmente lo que pasó. Y esto tanto puede ser una exposición mas prolongada, si aquello que se llama agonía, o momentos finales, es más prolongado, mas, sea más o menos prolongada, o sintética, el efecto es el mismo. Y dentro de un relámpago de consciencia cabe todo. Después de haber tomado consciencia de todo lo que hicimos realmente, porque no es solo lo que hicimos, sino las consecuencia de ello. En fin, es una síntesis de todos esos años, de forma que salimos de esta encarnación teniendo mucha consciencia de todo lo que paso. Esto es importante, porque durante esta concienciación, o luego de esta concienciación, vamos a tomar algunas decisiones, y en aquel exacto momento, muchas cosas de la encarnación siguiente, son determinadas, según las decisiones que tomamos. Entonces todo esto está pasando sin que se vea, y sin que se perciba porque no hay hechos físicos con relación a esto. Esto pasa con el individuo que está allí, haciendo su tradición. Entonces, es muy importante que el esos momentos, tengamos la claridad, entre mantener la vida y entre no impedir que ese desligamiento se de. En fin, acompañar aquel proceso, muy atentamente a lo que esta pasando, porque cada momento, las cosas se van revelando, principalmente si estamos ahí como observadores. Para dar aquel apoyo, aquella ayuda, aquella asistencia, según lo que va sucediendo, según lo que se va desarrollando. Es muy necesario rever nuestras ideas sobre la muerte, porque la tarea principal en todos nosotros, una tarea básica, es disolver el temor a la muerte, para no perdernos esto. Una forma de no perderlo, es concienciarnos con lo que sucede, saber lo que sucede, y otra forma de perder este temor, es tener alguna experiencia, cosa que no sucede con todos, durante el sueño, o en un sueño, o en un momento de lucidez, donde podemos anticipar la experiencia de la muerte, como si estuviera pasando por eso, pero no lo está. Mas, a veces pasa de experimentar esto antes. Y muchos llegan hasta quedar conscientes en el otro plano, y cuando esto sucede, en general, el individuo pierde el miedo a la muerte. Como esto no pasa con todos, el camino normal, es informarnos con lo que pasa. Tener información de lo que pasa allí. La llave para comenzar a perder el miedo, es considerarnos en nuestra encarnación presente, como una mera página de nuestra vida, y considerar la vida, la serie de encarnaciones que tuvimos, y que pueden ser centenas, si consideramos esta encarnación como una entre tantas, vamos aprendiendo a ver la vida mayor, más amplia. Entonces, la entrada o la salida de la encarnación, pasa a ser un hecho mucho más dimensionado si solo consideramos esta vida. La verdad, desde el momento que adquirimos la conciencia de la vida, esto es, en las primeras encarnaciones hasta hoy, hubo ahí un acompañamiento por las corrientes de la consciencias cósmica, que es lo que nos da la unidad, la continuidad a todo. Porque no tenemos aun de ver esta continuidad, entonces tenemos corrientes cósmicas que ligan todo esto. Las corrientes cósmicas no tienen nada de material, es una energía en cierto patrón, y es esta corriente continua, que mantienen todas estas encarnaciones ligadas. Si tenemos afinidad con estas cosas, y si mantenemos estas cosas presentes en la consciencia, ayuda a darnos seguridad, delante de estos temas, porque la seguridad que aun no tenemos, porque no tenemos recuerdos de las vidas pasadas, no tenemos visión del futuro, aun ¿no? no tenemos aún esas facultades. Entonces, somos muy conducidos, exclusivamente, por estas corrientes cósmicas. Si tenemos esto presentes, si nos sentimos en esta corriente, tenemos mas posibilidades de ajustarnos al objetivo de la vida en general, independientemente del objetivo de nuestra encarnación, que puede que no conozcamos muy bien, mas, podemos percibir el objetivo en

general de la evolución. No son nuestros objetivos, sino qué hacemos dentro de este objetivo general. Todo esto nos da una diferente postura ante la muerte. Para los menos evolucionados, los intervalos entre las encarnaciones son como un sueño. Porque los poco evolucionados están muy conscientes aquí, están muy identificados con lo que pasa aquí, están muy ligados, coligados con la mente, con la emoción, con la parte material mas densa, entonces, quedan muy atentos aquí, tan exclusivamente atentos aquí, que cuando está en el intervalo entre las encarnaciones, es como si estuviera soñando, no esta tan lucido del lado de allá, no está tan consciente del otro lado, por mas consciente que esté. Es como un sueño consciente, y la vida aquí en la Tierra, durante la encarnación, para los menos evolucionados, es considerada como la vida real. Ahora, para los mas evolucionados, o a medida que vamos evolucionando, lo que pasa en ese intervalo entre las encarnaciones, va siendo cada vez mas conscientes, y en el intervalo vamos a experimentando esta consciencia del otro lado. Vamos percibiendo todo lo que pasa del otro lado, viviendo lo que pasa, vamos teniendo consciencia gradualmente de todos los niveles de nuestra consciencia, entonces cuando esto se va desarrollando, en ese punto, la vida sobre la Tierra es como si fuera un sueño, es lo contrario. A medida que evolucionamos, es como si estuviéramos durmiendo aquí, tan marcada es la experiencia cuando estamos aquí. Porque cuando desencarnamos, según nuestro grado de desapego por la vida aquí, y según la profundidad de nuestra vida interior, nos vamos para otros planos, o para otras dimensiones, en niveles correspondientes a nuestro estado evolutivo, entonces, podemos desencarnar y quedar en un plano intermedio, de consciencia, en una plano no muy lúcido de consciencia, como podemos ir a un plano mas lúcido, y llegar a un plano de consciencia bien nítida, de consciencia superior. Mas, no todos hace este trayecto estando desencarnados, la persona llega hasta el punto que puede llegar, y vuelve para la encarnación. Entonces, hay personas que desencarnan y quedan del otro lado soñando, y después vuelven, o las que quedan aprendiendo, y vuelven con un poco mas de conocimiento. Y hay otras que desencarnan, y que del otro lado viven experiencias superiores, viven en la consciencia superior, en los niveles mas profundos de la consciencia del Planeta, o de la consciencia universal. Cuanto mas evolucionado, es el plano para donde vamos, en principio, más nos quedamos allá, y cuanto mas superficial, cuanto más próximo de la consciencia terrestre, es menor el intervalo entre las encarnaciones. Esto es algo general, que no es así para todos. Son las personas más inertes, más prejuiciosas, que temen a la muerte, porque quien está decidido a evolucionar, percibe que esto es una mudanza, es una mera transformación, aunque no sepa nada de este tema. Esto es interior e inconsciente. El sabe, que esto es apenas una mudanza. Y si tuviésemos esta claridad, y por tanto, si tuviésemos también claridad, de porque y que estamos haciendo aquí. Si tuviéramos esto bien claros, y estuviéramos concentrados en esta tarea, no necesitaríamos estar tanto tiempo en la vida física, nuestra encarnación no necesita ser larga. Nuestra encarnación está regulada no por nuestra necesidad de estar encarnado, es regulada por el tiempo necesario, para que esa tarea sea cumplida, o para el tiempo necesario, que lo que tenga que suceder, suceda. Aunque todo vaya bien, aunque se tenga consciencia de lo que se debe hacer, auque la tarea esté clara o cumplida, la muerte tiene que existir, a una cierta altura, porque durante el trabajo, durante el servicio, durante la vida la consciencia se va desarrollando, se va ampliando, obteniendo mas conocimiento, y si a cierta altura tiene que continuar la experiencia en la materia, la consciencia debe mudar de cuerpo, este cuerpo no sirve mas, no acompaña mas, al crecimiento la consciencia. El cuerpo físico o los cuerpos internos, entonces esos cuerpos, evolucionan, avanzan, con cierto ritmo. El cuerpo físico, emocional y mental. Pero no es el mismo ritmo que el de la consciencia. Si la consciencia toma un impulso muy fuerte, estos cuerpos quedan inadecuados, son lentos para aquello que la consciencia esta pidiendo. Entonces a mediada que esta consciencia se va desarrollando, no siempre los cuerpos pueden transformarse lo suficiente, porque ellos, son un conjunto de átomos que fueron reunidos en el inicio de la encarnación, que traen herencias, entonces a una cierta altura, la consciencia puede estar en un plano, en un nivel, en un ritmo que los cuerpos realmente no acompañan. Esto que llamamos muerte aquí, es apenas una retirada del cuerpo etérico físico, y la disolución de esa forma física. Cuando esta forma física se disuelve, esos átomos se dispersan y vuelven para el reservorio general de átomos, pero queda un átomo permanente, y este átomo que queda, es el mismo desde el inicio. Mudamos de cuerpo en cada encarnación, pero no es un cuerpo totalmente extraño, porque el átomo central, el átomo permanente, es siempre el mismo, desde el principio. Aquel átomo que atrae todos los otros átomos para formar el cuerpo, es el mismo. Entonces el cuerpo se disuelve, pero el átomo permanente queda, y guarda todas

las impresiones de lo que pasó con ese cuerpo. Entonces el no va a traer átomos al nuevo cuerpos, que correspondan a las impresiones que el tiene, que corresponden al estado de el. Entonces, no es verdad que nuestro cuerpo sea totalmente mortal, queda un átomo permanente de cada uno, porque tiene que haber continuidad en la vida, porque si en una vida, dentro de un cuerpo, hicimos un cierto desarrollo, los átomos de aquel cuerpo, quedaron todos impregnados con ese desarrollo. Y en la próxima vida, necesitamos tener un cuerpo que corresponda, la continuación de ese desarrollo necesita que ese átomo atraiga a los otros para ese cuerpo, de una cualidad semejante, si no tuviésemos un cuerpo, en una vida, ya trabajado y si no hubiese un átomo permanente, para atraer a sus semejantes, tendríamos, en la otra vida, un cuerpo totalmente fuera de sintonía con lo que necesitamos. Entonces, todos los cuerpos, tanto el etérico físico, el astral, emocional como el mental, se desintegran, pero queda el átomo permanente para atraer los otros. El cuerpo que no se desintegra, en el final de la encarnación, el cuerpo que es siempre el mismo, desde el principio de las encarnaciones, es el cuerpo del yo superior, es el cuerpo causal, que es un material muy sutil, mucho mas sutil que el cuerpo mental. Entonces este cuerpo, no se desintegra en el final de las encarnaciones. Este cuerpo del yo superior, del cuerpo causal, es perenne, hasta que sea absorbido por la mónada, en una etapa de evolución muy avanzada. Entonces el cuerpo del yo superior, este que encarna, cuando esta muy evolucionado, es absorbido por la monada, entonces, este cuerpo no se desintegra como los otros, se va perfeccionando, y es el, el que forma los cuerpos en cada encarnación. Hay otros reinos de la naturaleza paralelos, que no son físicos, colaboran. Por ejemplo, el cuerpo causal, comienza a atraer los átomos para el próximo cuerpo, que va siendo formado, pero no solo con esa atracción. Hay otros reinos de la naturaleza, paralelos al ser humano, que no tiene forma física, que no tienen vida física, mas, tienen vida en otros niveles de consciencia, y que colaboran, entran en la formación de estos cuerpos. Entonces, mucha belleza que puede aparecer en un cuerpo humano, esto puede ser dado, puede ser modelado por el reino dévico, por ejemplo, que trabajó, en la formación de ese cuerpo, que trabajó en la formación de aquel individuo. Ahora, ninguno de esos cuerpos es perpetuo, aun el cuerpo del alma, que no se desintegra en el final de la encarnación, el no va a durar siempre como cuerpo. Cuando es muy evolucionado, y el espíritu, la mónada, empieza a absorber a todo el ser, este cuerpo causal, es absorbido por la mónada y todos esos cuerpos causales, de todas las encarnaciones son reunidos en la monada. Traer a la consciencia de toda esta vida interna, de toda esta vida suprafísica, para adentro de la materia, para adentro de la naturaleza humana, para adentro de la vida material, esa es la tarea de todo esto. Porque existe una vida superior en esos niveles internos, mas, con toda ese relacionamiento en esos planos, con toda esta evolución, de encarnación en encarnación, todo este perfeccionamiento, toda esta vibración, todas estas cualidades, van siendo traídas cada vez que nos reencarnamos. Cada vez nuestra consciencia trae todo esto, no son los átomos los que forman esos cuerpos, mas, aquello que anima esos cuerpos, aquello es lo que mueve esos cuerpos. A cierta altura, no tenemos más la sensación de que vamos a morir, como no tenemos la sensación de que estamos muriendo en la hora del pasaje. Y si perdemos esta impresión, esta sensación de que vamos a morir, si perdemos esto, entramos en otra relación con este concepto de tiempo, muda completamente nuestro tiempo, en la vida física, el tiempo del reloj es el mismo, pero el desarrollo del tiempo para nosotros, es diferente, y la relación con el tiempo, también es diferente. Porque, las personas, no se interesan por lo que pasa en la muerte, no quieren ni oír hablar de esto. Esas personas, se programan, ¿se fijaron que las personas se programan para envejecer? ellas solo piensan en la vejez, pero no piensan en la vejez, de una forma evolutiva, ellas solo piensan que van a hacer, como van a vivir en la vejez, si van a tener comida, ropa, casa, o compañía. Esta es la preocupación de las personas, entonces, cuando esto no debería ser preocupación de nadie porque la vejez no existe, lo que va avanzando, madurando, gastando, son los cuerpos, pero lo que está dentro, la consciencia no tiene vejez, como tampoco tiene infancia. Entonces, este salir y entrar de la encarnación, este crecer, estas fases de la vida humana, pasa a ser un juego, en el cual estamos muy lúcido, y no identificados con esto. Estamos viviendo condiciones del cuerpo. A cierta altura el cuerpo, el mental está cansado, o el emocional está agotado, el físico enfermo, pero nos quedamos en eso tranquilamente, porque nuestro concepto de tiempo no es ese, nuestro concepto de vida no es ese, estamos dentro de eso en otra cosa. Estamos viviendo esto que tenemos que vivir, porque si estamos viviendo en un cuerpo que vemos que no sirve mas, o que nos está limitando, si estamos en eso, es porque tenemos que hacer un trabajo que hacer ahí con ese material.

Entonces nuestra idea de tiempo, de espacio, esto todo cambia completamente, y estamos viendo que esas cosas se deforman, decaen, pero no estamos identificados con eso, estamos viviendo otro tiempo. Entonces se dice, ¿cuantos años tiene? ¿Yo no se? si yo fui criado en eterno no se cuantos años, no tengo ninguna edad. Ahora, el cuerpo, si tiene. El átomo permanente también tiene. Tenemos que tener estas cosas presentes, porque todo esto es un conocimiento, una relación que hacemos, y se va profundizando, y vamos perdiendo el miedo, no solo a la muerte, sino a la vida también. Porque los seres humanos viven con miedo, o miedo de la muerte, o miedo a la vida, miedo de errar, miedo de acertar. ¡Miedo de todo! Entonces es un trabajo único, mas estos puntos son muy importantes. Bien, cuando desencarnamos, si tenemos presente la vida eterna, si estamos identificados con aquello que no muere, con aquello que permanece, con lo que es, la relación con nuestros cuerpos, es mucho mas simples. Porque si nuestro cuerpo está así, está así, y lo vamos a tratar, esta necesitando de un baño, de sueño, de descanso, de remedios, de cirugía, a medida que se van dando, vamos haciendo las cosas y la vida se torna muy simple. Por mas tumultuoso, por mas caótico que esté el mundo, por mas desordenada que sea la actual civilización, por mas caótico que esté todo, estamos en esto como un juego, estamos en esto siempre preguntándonos que estamos haciendo aquí, que tengo que hacer, e intentando hacer. El estado de un cuerpo no debe tocarnos. Si nos preguntamos que estoy haciendo aquí, que tengo que hacer aquí, en cuanto este cuerpo sirve, estoy en el. Si estamos con esta formación bien presente, cuando desencarnamos es mas simple, es más simple, y en términos etéricos y físicos, salimos por la cabeza, y es muy simple. Porque la cabeza está abierta, tiene chacras que se abren, entonces todo este material sutil etérico, sale por la cabeza, y es muy simple. En general, de ese modo, no se pierde la lucidez, porque al salir por la cabeza esta parte superior, está integra hasta el final. Las cosas se van retirando por los pies, por las piernas, por los cuadriceps, y va subiendo, entonces estamos lúcidos hasta el fin. Ahora, si estas cosas no las tuvimos muy claras, o no fueron comprendidas, o no las conocemos, podemos salir por otras partes del cuerpo, y ahí, la salida puede no ser tan armoniosa. Quien sale por ejemplo por el plexo solar, tienen la impresión de que las cosas están siendo forzadas, ¿no?, que las cosas se están derrumbando, porque aquí no es lugar para salir de la gente evolucionada. Entonces si vamos a salir por ahí, vamos a tener que hacer ciertos esfuerzos. Hay seres que salen hasta por el ano. Porque son atraídos, por los elementales, de las diferentes regiones de la consciencia. Son atraídos por la vibración de cada área del propio cuerpo, y estas salidas, que no son por la cabeza, son siempre salidas más trabajosas. Y para los que acompañan en la desencarnación, da mas trabajo porque el individuo está emocionado, otro esta asustado, y así en adelante. Y ahí, el tipo de asistencia, de trabajo es bastante diferente. Ahora, aquel que esta saliendo por la cabeza, que se va retirando a partir de los pies, es una cosa muy tranquila, muy tranquila, la lucidez se prolonga hasta donde las leyes de cada plano pueden permitir, y es muy tranquila, y generalmente, quien sale por la cabeza, y que está lucido hasta el fin, es un gran instructor para aquellos que lo están asistiendo, porque para ellos es un misterio muy grande, y están ahí, a veces sin saber lo que está pasando con aquel que esta desencarnando. Entonces estos individuos, pueden ser instructores hasta el fin, pueden hasta ayudar a los otros, asistirlos, por lo que ellos están pasando. Esto es muy importante, porque cumplimos la tarea hasta el fin, de enseñar y de ser enseñados, hasta ese momento, estamos trabajando. Y las experiencias por las cuales pasamos después de esta salida, que va a suceder después del desligamiento del cuerpo, y tornarnos lúcidos o después de encontrarnos lúcidos del otro lado, esto va a depender, de lo que vivimos cuando estábamos encarnados. Porque en los primeros estados, luego de la desencarnación, luego que esta consciencia sale del cuerpo físico, ella comienza a revivir, por algunas horas, en el plano etérico, y por algún tiempo, en el plano astral emocional, la tendencia es revivir, todo lo que pasó en la Tierra. Y esta imaginación crea, ya que en el plano astral no es como el físico. Aquí, para que surja esta casa, se necesita construir esta casa ladrillo por ladrillo, en el plano astral, basta desearla para que esté allí enfrente suyo, es otra materia. Entonces, en el plano astral, queriendo estar en una situación, estamos, armamos esta situación. La tendencia de los apegados, de los preocupados por la vida, es pasar allá, y continuar viviendo lo que vivieron aquí, porque entre la

preocupación, entre los deseos no realizados, y entre las cosa, que según el, dejaron de hacer aquí, continúan viviendo como si fuera aquí, en otro plano. Entonces se desliga del cuerpo, y continúa allá recreando el ambiente que el tenia, y recrea los parientes, los amigos, las situaciones, y recrea todo, porque allá, basta pensar y surge. Entonces continua viviendo, como si fuese aquí, vean que pérdida de tiempo. Todo eso es un juego de marionetas que estamos creando, por más real que pueda parecer. Es claro que en el plano astral no es solo eso. Hay también seres conscientes que están ahí, pero esto es otra cosa. Estamos hablando de los que están desencarnando. Entonces, hay personas que, por estar muy ligadas, muy preocupadas, apegadas con esta vida externa, continúan viviendo estas mismas cosas, estos mismos procesos por un tiempo, más o menos largo. En un libro esotérico, que no recuerdo cual es, decía que la reina Victoria, pasó ochenta años de los nuestros, en la corte del lado de allá. Porque ella era una reina tan consciente, que ella continuó imaginando que era la reina ¡por 80 años! Mas, hay seres que tardan mucho mas, repitiendo estas cosas. Los menos evolucionados repiten esto como si fuese un sueño, y vuelven a la reencarnación. Otros van de este medio sueño, y entran en el plano mental. Ahí comienzan a revivir toda la vida mental, todo lo que pensaron, todo toma forma allá y la persona vive esto, entonces si aquí en el mundo mental, tenemos una mente formada por pensamientos evolucionados superiores, por pensamientos ordenados, elevados, puros, entonces en esta hora de estar viviendo en el plano mental, estamos dentro de esos pensamientos. Se dan cuentan que hasta aquí no esta sucediendo nada mas que la repetición de la vida terrestres con los mismos patrones emocionales, mentales y físicos de esta vida. Si desarrollamos cierto tipo de pensamiento, allá estaremos dentro de estos pensamientos. Vamos a realizar nuestros ideales, vamos a realizar nuestras ideas, vamos a ver por primera vez nuestras ideas realizadas. ¡Por la primera vez! (risas) Entonces es muy importante que la consciencia se amplíe, que se agrande, que profundice en su estado de consciencia, que salgamos de la superficie, de reacciones, de esos estados de la superficie. Esto es muy importante, porque cuando desencarnamos, estamos libres, en esos estados superiores, que están por encima del mental, por encima de cualquier cosa que pensamos, por mejor que haya sido. Esta por encima de esto, esta mas allá, entonces es muy importante trabajar la consciencia, porque así nos liberamos del vehículo físico, astral, mental, después que sea posible, después de desencarnar, porque eso lleva un tiempo también para desintegrarse. Mas, después que sea posible, nos liberamos y estamos mas libres, y ahí vamos a experimentar, una evolución superior, fuera de los cuerpos, podemos tener contactos conscientes, con seres la evolución superior, entramos en estados vibratorios bien diferentes, de estos que experimentamos aquí normalmente, en la vida de encarnados. Nosotros decimos, que hay algunos que llegan al plano astral, y vuelven. Estos que vuelven, lo hacen con el mismo cuerpo mental, entonces ustedes ven que este mental, está bien duro por un cierto número de reencarnaciones. Que no se desintegra, que no se renueva. Otros llegan hasta el mental, y vuelven, no son todos los que salen del astral y del mental, y quedan allá dentro del cuerpo del yo superior, haciendo ese periodo entre una encarnación y otra. Vuelven del mental, y no experimentan la vida superior, cuando están fuera de la encarnación. Entonces, la evolución del individuo, parece que es aquí, ¿no? Aquí es un lado de la evolución. Esta es la experiencia que hacemos en los niveles internos. Esa experiencia, dentro del cuerpo físico encarnado, no es muy simple de hacer, porque ese cuerpo material es como una costra, una cáscara, y las cosas son más densas. Para tener una idea, seres de consciencia solar, ni consideran a nuestra vida física. Las jerarquías superiores, no tienen en cuenta nuestra vida física. El plano físico, el cuerpo físico, la vida física, la consciencia física, no es ni considerada para la evolución solar. Entonces nosotros aquí, estamos trabajando la consciencia, estamos esforzándonos, nos estamos ampliando, y parece que no pasa nada. Están pasando muchas cosas, porque lo importante es que la consciencia se amplíe, porque aquí las modificaciones son pocas. En el astral también son pocas, y en el mental son muy relativas, porque la mente tiene capacidad de llegar hasta cierto punto, de ahí en mas, no tiene posibilidades de pasar, no tiene posibilidades de ver, después de cierto punto. Entonces, si no tenemos esta experiencia entre una encarnación y otra, nos perdemos varias oportunidades de realmente evolucionar. No es que aquí no se evolucione nada, se evoluciona a través del dolor físico, del dolor mental, a través del dolor moral, damos ciertos pasos. Pero esto no es nada, ni cerca de lo que puede suceder, libre de esos cuerpos, de esos límites, desvinculados, de estas vibraciones más densas.

(Pregunta) En el caso de muerte violenta. Aquella visión final de la realidad la tiene lo mismo, aunque la muerte sea rápida. Lo que suele pasar es que el individuo no se da cuenta de que murió, le lleva un tiempo percibir que desencarnó, esta es la única diferencia. Lo que pasa con la gente que se suicida puede ser algo muy personal, de acuerdo con cada individuo. En general, el suicida no tiene este camino evolutivo del lado de allá de esta forma, hasta que llegue el momento que seria el momento de desencarnar, porque la vida está dentro de ciclos, de grupos, es muy organizado, está coligada a otras vidas, tanto allá como aquí. Y si alguien anticipa la ida para allá, queda en la situación de aguardar, hasta que llega su verdadero momento, y ahí comienza el trabajo cíclico del otro lado. Yo encontré personas que han tenido esa experiencia de acompañar suicidas, y ellas me dijeron que un suicida, queda repitiendo lo que sucede en la hora de la desencarnación, hasta la hora de la encarnación, hasta que llegue lo que seria su hora. Y aunque se tire bajo un tren para suicidarse, quedó del otro lado en el plano astral, sintiendo las ruedas pasando por encima de el, hasta que llegó su hora de desencarnar. Esto no es algo que yo haya percibido, esto me lo contaron, pero pienso que es así. Ahora, también un suicida, según los ánimos que lo movieron en sus últimos momentos, puede ir para un astral que corresponda a su nivel vibratorio, y el está en ese nivel hasta que llega el momento que tenia marcado. Porque todo tiene un orden. Podemos anticipar nuestra salida de aquí, pero no podemos comandar la evolución del otro lado. Porque aquellos son ciclos, son ritmos. ¿Si alguien encarna y cumple su tarea y puede recibir otra tares en la misma vida? Eso si. Porque cuando cumplimos una tarea, adiestramos los cuerpos, los cuerpos pasaron por una evolución mucho mas acelerada, los cuerpos evolucionaron con más ímpetus que si estuvieran en una evolución natural. Los cuerpos disfrutaron con la energía de la tarea, disfrutaron de la bendición de la tarea cumplida. Y esos cuerpos pueden llegar a un gado de competencia, o de experiencia, que el plano evolutivo puede determinar que continúen siendo usados, que no se pierdan esos cuerpos. En esos casos, la vida en los cuerpos puede ser prolongada. Entonces, si aquel cuerpo ya paso por un cierto trabajo, por un cierto proceso, que puede ser útil para otra tarea, mas elevada, entonces esa misma alma, puede ser investida de esta tarea, y seguir permaneciendo en el cuerpo, como también puede ceder ese cuerpo a otra alma, para que cumpla esta tares. Usando este cuerpo que ya tiene condiciones. En la ley de economía, si algo ya alcanzó un cierto grado de evolución, ello es usando en la evolución, en cuanto la ley lo permite. Entonces, en ese sentido la vida de cuerpo se puede prolongar. En estos casos, si los cuerpos ya están bastante alineados y competentes para funcionar por sí, no necesita que entre otra alma. Una entidad puede colocar un hilo ahí. O un ser, que no encarne todo totalmente, avanzado, puede coligarse con esos cuerpos y usarlos. Mas claro que se necesita ya un cuerpo con la personalidad definida. Personalidad en el sentido de síntesis en los cuerpos. (Pregunta). En general en el estado actual de la medicina, en el estado actual de ese conocimiento, los médicos aun no tienen conocimiento, de cuando un individuo ya esta saliendo o ya está salido del cuerpo. Los parámetros del medico son el funcionamiento del cuerpo, la biología, como se dice, mas la biología puede estar funcionando, y el individuo ya está fuera. Como puede no estar afuera totalmente. Para interrumpir el sufrimiento de un cuerpo, se necesita ver que el individuo interno está fuera, porque en cuanto el está en ese cuerpo hay algo que hacer ahí. Si está encarnado, hay un proceso de el con la materia y de la materia con el. No son síntomas físicos, lo que demuestran que el individuo esta fuera del cuerpo. Entonces, en esta imposibilidad de lo que realmente está pasando, si ponemos fin al sufrimiento de un cuerpo físico, necesitaríamos tener esta visión, cosa que no existe en la humanidad actual. Si vamos a seguir estrictamente la ley, no podemos abreviar nada. Se puede aliviar, se puede aliviar de todas las formas posibles, interrumpir es muy arriesgado, lo importante es que no rompamos el cordón de vida. El cordón debe romperse por si mismo. La medicina tendrá como saberlo según las profecías. Se necesita que las personas que están ligadas a esto se desarrollen, evolucionen, porque esto está comenzando. No comienza esto en toda la medicina, comienza en seres, en soledad, seres que van desarrollando y abriendo camino, espacio para que otros sigan desenvolviéndose. Hoy la medicina no tiene este conocimiento, mas, algún medico, algún ser, puede estar ya en sintonía con esta forma de tratar las cosas. Y aunque un médico o una persona no este preparada aún, pero puede haber una circunstancia por la que ella tenga una inspiración, porque puede haber una energía de otro plano, puede estar allí influenciando, sintonizada y alguien saber lo que tiene que hacer. Pregunta del público. Ayudamos estando muy calmos, muy tranquilos, muy centrados, estando en orden, estamos emanando esto. Entonces, estamos colocando orden en las ondas del

ambiente, estamos irradiando equilibrio, armonía, paz, y esto todo lo está absorbiendo, no solo el individuo que está ahí. Estamos irradiando algo que esta ayudando. Pregunta del público. Vea, quien desencarnó, tiene un camino en los otros planos para recorrer, tiene una experiencia que hacer allá, tiene cosas para aprender, tiene servicio para hacer, entonces no es ninguna ayuda solicitar al ser que desencarnó. Solicitar, no es llamarlo, es pensar en el, llorar por el, rezar, todo eso es una incitación, y llega como algo que lo atrae para un plano que acabó de dejar. Ahora, dentro de esta concepción, de esta tendencia que tenemos de no dejar los muertos en paz. Porque la ley es dejemos a los muertos acompañar a los muertos. Es una ley bien clara. Pero la tendencia no es esa. Entonces entre llorar o rezar es mejor rezar, (risas del público) pero si podemos ni llorar ni rezar, es mejor. No es que un individuo porque desencarnó desapareció. Claro, si el no desapareció, tampoco desapareció de nuestra consciencia. No podemos olvidarlo de un día para otro, no existe. Mas, el está presente en nuestra consciencia, y nosotros estamos en la mejor consciencia. Existe una forma de tener presente a un individuo, si el está presente, y no estar. Hay una forma. Entonces si está en nuestra consciencia, tratemos de que esté con lo mejor de nuestra consciencia posible. ¿La muerte por el fuego?. Todo lo que es con fuego, es una posibilidad de purificación muy intensa, entonces los lados negativos, en la muerte por el fuego puede ser una oportunidad de purificación intensa, y puede hasta actualizar a un individuo, en la ley de la purificación. Supongamos que el individuo haya tenido dificultades para purificarse, durante vidas. En las células, en los átomos, tiene impurezas que están muy confirmadas. Una muerte por el fuego, resuelve todo esto, porque el fuego purifica profundamente, el fuego purifica hasta lo que es muy antiguo, entonces puede tener este sentido, puede ser una gran liberación para el individuo. Una liberación que no fue posible, así nomás, y en esta circunstancia, se resuelve rápida y efectivamente. Pregunta del público. Si nos retiramos de repente. Aunque sea una muerta violenta, internamente, esto ya era conocido. No existe de repente. Si alguien va a desencarnar de repente, esto esta escrito desde antes de desencarnar, y todo lo lleva a eso. Aparentemente parece que sucedió de repente, pero el individuo en alguna parte, muchas veces ya tiene sabido que esto va a suceder. Como puede ser que todas las señales son que el salió, y hay algo que aún esté allí dentro. Por eso es que las apariencias engañan. Pregunta del público. Eutanasia. La muerte clínica no quiere decir que el individuo está afuera. Puede haber muerte clínica, pero el individuo no se desligó aun. Y por el hilo que está ligado, el puede retornar. Puede, hasta tener un inicio de experiencia en el otro lado, y después volver. Hay muchos casos así. Ah si, cuando el individuo tiene la experiencia, cuando toma consciencia de que el no acaba al morir, esto cambia la postura del individuo, cambia todo. Bien, diferencia hay, porque si el cuerpo desocupado, sepultado, se va a descomponer en un largo período, y allí, con todas las ligaciones de las entidades etéricas, astrales, que no son muy evolucionadas, que se aproximan a ese cuerpo no solo para alimentarse, como también atraen ciertas fuerzas a las que les gustaría estar encarnadas pero no están, entonces se alimentan de aquello, comienzan a surgir elementales de baja calidad, todo esto es parte. Pero ahí también hay un proceso sucediendo, que no es muy higiénico, de un cierto punto de vista porque produce gases, atrae, produce fantasmas, en el sentido de cosas etéricas, no es algo muy limpio. Mas ese es el proceso que se usa en occidente, porque las personas muy apegada a la materia, cuando pasan a otras dimensiones, a ellos les cuesta mucho separarse totalmente, telepáticamente, de su vehículo físico, entonces las personas están meses, años desencarnadas, y aun tienen una relación con el pasado, a través de ese cuerpo. Entonces es mejor que eso se vaya descomponiendo naturalmente, suavemente, porque si se rompe esto repentinamente, con una cremación, puede faltar ese equilibrio de desligamiento con este ser. Con esto, no quiero decir que la cremación sea negativa, todo lo contrario, pero se necesita que el ser lo decida, entonces ahí va a ser para el, una liberación, porque en la cremación, el etérico físico se desintegra de inmediato y el esta mucho mas liberado que si no fuese cremado. Pregunta del público. En el total del universo siempre es evolución. Todo es parte de la evolución, aun lo que esta involucionando, es evolución. En lo particular, existe si la involución. Pregunta del público. No, eso es una superstición. La mente de un ser puede estar influyendo a un animal pero no puede volver a ser un animal. Puede hasta entrar en un cuerpo animal, influir

pero no volver a ser animal. Cuando es liberada continua siendo mente y sigue su camino como mente humana. Pregunta del público. Si la mónada tiene que volver a un reino anterior, a un reino mineral por ejemplo y recomenzar a su trayecto, ella desintegra todo. Se desintegra el alma, los cuerpos, todo vuelve al reservorio general y la monada recomienza como mónada en el reino mineral. Y ahí es recibida como muy experimentada. Más experimentada que las otras. (risas) Que aquí para nosotros es un retroceso, pero allá, la miran como si fuera una diosa. (risas) Pregunta del público. No importa, si la vida ya está allí coligada ella esta ya viviendo dentro del útero. Dentro del útero materno ya es encarnación. En el momento en que el ser ya está allí, coligado, está la encarnación empezada. No comienza cuando se sale, en la hora del parto. Comienza cuando la vida entra allí, que el ser comienza la encarnación, porque nadie viene de repente allí, antes de que esto acontezca, el se organiza en el plano de las mónadas, de las almas, una persona no está ni aun concebida, y ya está todo organizado. Pregunta del público. ¿Recibir un órgano donado? Mire, Nosotros tenemos un karma, uno es nuestro, individual, nuestro cuerpo tiene un karma también, esos átomos que vienen a nosotros tienen un karma, entonces el cuerpo físico tiene un karma, entonces si sustituimos un órgano en nuestro cuerpo estamos introduciendo karma de otro cuerpo físico que no es igual al suyo. Se da una interferencia de karma, se absorbe el karma de otro en ese órgano. Estamos recibiendo elementos de un individuo, esto puede o no ser positivo. Pregunta del público. Eso es otro aspecto, de la donación de órganos. Ella está hablando de la donación antes de morir. Para sacar un órgano para transplante, hay un plazo. No está ni dentro del plazo legal, ni correcto, estamos realmente, haciendo algo que el individuo hasta puede estar sintiéndolo. Porque el etérico, esta fuera del físico, en la mayoría de los casos, después de entre 12 a 15 horas. Antes de eso, el etérico está allí dentro. A no ser en casos especiales... Interrupción del público. Estamos mezclándonos con un cuerpo que ya está habitado. Interrupción ¿Ver con los sentidos internos? Ah si, esto es posible. Todo lo que sucede con los sentidos internos, no es controlable, entonces no podemos nunca garantizar que vamos a ver algo con los sentidos internos, no esta dentro del control humano para nada. El sentido interno, se manifiesta por otras leyes, no es dirigido, podemos ser un ser intuitivo, pero no podemos garantizar que vamos a tener cierta intuición, no podemos dar órdenes a nuestra intuición. Estas cosas superiores están dentro de leyes mayores de equilibrio y, cualquier orden que podamos dar es muy limitada, esta siendo visto de un punto de vista pequeño, y aquello está dentro de una ley mayor, está inserto en un ciclo mental mayor, y estas cosas que están por encima, no reciben orden, ya están dentro de un orden, y van en ese orden. Tanto es así que hay seres que ya tienen sentidos internos maduros, y desarrollados pero que no tienen ninguna consciencia de esto, el sentido interno no le da ninguna señal. Pregunta del público. Mira, crianza adolescencia, adultez, esas son las cosas típicas de las leyes del nacimiento físico, fuera de esta ley no existe mas esto. Somos seres. Mas si existe una humanidad como nosotros, que no tienen cuerpo físico. En Venus, en Mercurio, no hay niños, adultos, hay seres humanos, venusinos, (interrupción). Nadie nace... Si nos desarrolláramos como ser humano, en un Planeta no físico, no vamos a tener cuerpo físico. Acá en este Planeta, necesitamos un cuerpo físico. La humanidad no es solo como la vivimos aquí, la humanidad es algo mucho mayor, la humanidad es una vida, una vida que se adapta, a las condiciones de cada mundo, de cada Planeta de cada época. Entonces existe una humanidad en la superficie como esta que estamos viendo, y existe una humanidad en los planos internos de l Tierra, que no es como esta, son cuerpos sutiles, no físicos. Y existe humanidad en Venus, Mercurio, en las estrellas, que no tienen mas cuerpos. Son esencias, son conciencias, o espíritus. Niñez, adolescencia, adultez, es cosa de aquí, porque el plano físico, el cuerpo físico, tiene su trayectoria, mas, cuando no tenemos mas un cuerpo físico, cuando somos humanidad no física, no tenemos mas estas cosas. Tiene su cuerpo astral, mental, causal, pero no es por edad, es por lo que emana, por lo que irradia.

Entonces ciertos colores, que emiten demuestran la edad, ciertos sueños, muestran evolución, no es el cuerpo físico con sus características. Por eso dentro de lo que llamamos niños, puede haber un alma adulta allí dentro. Pregunta del público. Las regresiones pueden ser autenticas como no. Y las que no son, tienen todas las características de la que son. Conclusión, mejor no mezclarse con la regresión, porque nunca sabemos. No necesitamos hacer regresión, porque si estamos conectados, podemos saber las cosas de otra forma. Esto no quiere decir que una regresión, aun siendo falsa, no pueda ayudar a un ser que no tiene otra forma de ser ayudado, o la energía de amor, o el amor universal, puede usar una regresión para ayudar a un ser. Pregunta del público. Ella va a sentir que va a desencarnar, que tiene la premonición sobre eso. Puede si. Hasta años antes. Yo conocí a una persona que decía, voy a morir en tal mes, y le erró por poco, y estaba bien de salud, estaba normal. Pregunta del público. La enfermedad kármica. Existe un karma básico y un karma arbitrario, en la misma vida. Lo que es básico solo puede ser cambiado por motivos superiores, y lo que es arbitrario, opcional, puede ser cambiado, haciendo un cambio de actitud, en la consciencia del individuo. Aquí, en este grupo, hay muchas personas que ya deberían haber muerto hace muchos años, y están aquí vivas, Era un karma arbitrario, pero dependiendo del rumbo que tomaron, fueron redirigidos. Y a veces no se necesita que la persona tome el rumbo, el karma ve que va a tomarlo, y ya lo cambia. Si durante una vida un individuo hurtó, el saco las cosas con las manos, entonces aquella mano tiene este karma, aquella mano, puede tener un karma de un día, el nacer con la mano defectuosa. Es el karma de la mano, porque fue ella la que participo de esto. Karma del individuo, en primer lugar, pero también de la mano. Pregunta del público. Mira, espiritualmente partimos del principio que todo lo que sucede está en lo cierto. Es la mente lo que necesita explicación para las cosas, porque en la realidad, nada tiene explicación, en la realidad es lo que es, y dentro de lo que es, debe ser visto como mejor. Ahora, mentalmente no es así, mentalmente, es necesario explicación para muchas cosas, como si existiese una explicación. Hay gente que acepta una explicación, y la acredita. Mas, ese es otro nivel. En fin, si estuviésemos en el presente, enteramente en el presente, no habría muchas de las cosas que hay. Más conferencias: www.conferenciastrigueirinho.blogspot.com