Biografía Breve de Enrique de Castilla

:
Vida del Autor del Amadís de Gaula
Por Santiago Sevilla

¡Primero rompamos lanzas en aras de la verdad! El autor del “Amadís” es el Infante Don Enrique de Castilla, hijo del Rey Fernando III el Santo, y hermano de Alfonso X el Sabio. Los indicios de su autoría son irrebatibles, como se verá. Don Enrique nació en 1230 en Burgos. Su padre estaba empeñado en la reconquista de España, de manos del Islam. Su madre Isabel Beatriz de Suabia, nobilísima princesa nieta del Emperador Federico Barbarossa del Sacro Imperio Romano Germano, y del Emperador de Constantinopla Isaac II Ángelo, era una mujer admirada por su cultura y belleza, que le enseñó a Don Enrique el idioma alemán y los romances caballerescos de Hartman von Aue, Walter von der Vogelweide, y Wolfram von Eschenbach. Ella murió cuando el Infante Enrique tenía apenas cinco años de edad, pero dejó en él admiración y devoción por la cultura germana de su progenitora. No obstante, Don Enrique fue ante todo un príncipe castellano y leonés formado en la cultura caballeresca de la que su padre fue preclaro ejemplo. Su lenguaje es el mismo que el de Alfonso el Sabio en Las Siete Partidas y que el de Don Juan Manuel en El Conde Lucanor. Sin duda el castellano del “Amadís” se parece también mucho al idioma de la Crónica del Rey Fernando III el Santo, siendo posterior en el tiempo por una generación. La siguiente influencia profunda en la cultura del Infante Don Enrique, fue su madrastra Jeanne de Dammartin, Condesa de Ponthieu y Aumale, Reina consorte de Castilla y León, con quien el rey Fernando III se casó en 1237. Ella cuidó del Infante Enrique desde que tenía 7 años, en adelante, y le 1

le imitará Amadís cambiándose de nombre a Beltenebros. 2 . en el hijo de Amadís y Oriana. entre la Bretaña y la Normandía. en particular con Yvain el Caballero del León. las tradiciones romances de Chrètien de Troyes. se dijo que se amaron y que se veían secretamente en la Torre Mocha de Sevilla. Desnudo y demente deambula Yvain por la floresta. su hermano mayor y gran amigo compañero. enfrentando los dos leones.enseñó el francés y con ello. después de la muerte del Rey Fernando III en 1252. hazaña que reaparece en el Amadís. También la locura de Beltenebros es fiel reflejo de la desesperación de Yvain por la pérdida de su amor. fueron muy entrañables. inspirándose en el maravilloso Castel de Santa María del Monte. muy famoso en su condado natal de Ponthieu. y el suyo. hasta el punto que. Esplandián y su leona. así como en la propia aventura de Don Enrique en la corte de Túnez. que fue construida por el Infante Don Fadrique. Yvain con su León (Colección Privada) La reina Jeanne era diez años mayor que Don Enrique y su cariño por ella. reminiscencia que habría de resurgir en Amadís de Gaula. y siglos después le seguirá el ejemplo Don Quijote. de ella por él. que había aprendido arquitectura en Nápoles.

sino también en la corte de Westminster y Windsor. Mann. para conquistar la ciudad. Don Alfonso era nueve años mayor que Don Enrique y se casó con una mujer cruel. La relación de Don Enrique con su hermano mayor Alfonso X el Sabio resultó fatalmente crucial en su vida. como a su hermano Don Enrique. arrebató feudos y derechos tanto a la reina viuda Doña Jeanne de Dammartin. mandando ahogar al común hermano. cuñado del Rey. el rey de Sevilla. a quien también donó el reino de Niebla. En la obra de Monsignor Horace K. Fue gran jinete y supo batirse en torneos y justas como era usual entre los nobles europeos del Siglo XIII. 3 . cuyo carácter tuvo una maligna influencia sobre Alfonso X. a pedido del Papa Alejandro IV. futuro rey de Inglaterra. recientemente desposada con Lord Edward. al Infante Don Fadrique. más tarde. Conde de Leicester. Don Enrique se formó como caballero aprendiendo de su padre el arte de la guerra. an eruption of the Welsh had prevented him from carrying out his intention” (Jun 28. en la que cuenta este hecho histórico: “Moreover. “The lives of the Popes in the early middle ages” se menciona una carta del rey Henry III al Papa. Medina Sidonia. con pequeño séquito. Su guardia exterior fue derrotada y el real parecía condenado al saqueo y exterminio. y otros feudos como merced y gratitud. conquistado primero por el propio Don Enrique. y después por último. pero la superioridad de Castilla con el refuerzo de más ejércitos. Su padre Don Fernando III le reconoció su mérito de caballero valiente y le entrego Morón. quien a raíz de su coronación en 1252. Don Enrique de Castilla derrotó a las huestes castellanas de su hermano Alfonso X en Morón. Ahí permaneció Don Enrique desde 1255 hasta 1259 gracias a la generosidad y munificencia del rey Henry III. y compañero de andanzas y guerras de Don Enrique. como se llamó al heredero de la corona inglesa. La Historia de España cuenta cómo Alfonso X le impidió casarse con la bella infanta Constanza de Aragón. y del traidor Barsinán. pues hay constancia que el Rey Henry III le nombró capitán general de la expedición que debía emprender la conquista de Sicilia de manos del rey Manfredo de Hohenstaufen. le obligó a huir con la reina viuda a su condado de Ponthieu en Normandía. quien habría de impresionar profundamente a Don Enrique. a la Gran Bretaña. su hermano Alfonso X se los arrebató para dárselos más tarde a su hija bastarda Beatriz. cuando visitó a su hermanastra Doña Leonor de Castilla. y en su momento cometió un fratricidio. en 1254. Écija.La lengua francesa habría de servirle mucho a Don Enrique. just when he had arranged to send Henry de Castella. Es más. Es que en esa corte de Henry III se hablaba muchísimo el francés porque la reina Eleanor de Provenza y el propio rey de Inglaterra eran de origen francés y en su corte residían muchos importantes parientes de Saboya y Lusiñán respectivamente. pero Don Enrique con dos capitanes y pocos peones de brega se defendió con tanto denuedo y valor que puso en fuga a los moros y dio muerte a muchos de ellos. no sólo en Bretaña y Normandía. a más del noble francés Don Simón de Montfort . la Infanta Doña Violante de Aragón. le arrebató el reino de Niebla. hasta el punto de inspirarle el personaje de Amadís. esposa del Príncipe Eduardo Plantagenet. Axataf asaltó el real del ejército castellano que había quedado a cargo del Infante Don Enrique. que le concedió ingresos pecuniarios de los que hay constancia contable en Inglaterra. as his general (Capitaneus) with a large sum of money to Apulia. a donde su hermanastra Leonor. Don Enrique ocupó un lugar descollante en la corte. Seis años después. Su primer gran desempeño militar se realizó en la conquista de Sevilla en 1248 cuando apenas tenía dieciocho años: Mientras el rey Don Fernando y el Almirante Don Ramón de Bonifaz y Camargo tajaban el puente de barcos entre Triana y Sevilla. the brother of the king of Castile.

que no son otros que el Conde de Pembroke Guillaume de Valence y su hermano Guy de Lusignan. Traducción: Sin embargo. como en esta gran novela. hijo del rey Santo. en Gales del Norte. También a esos impresionantes sucesos de 1257 y 1258. Don Enrique admiró mucho al carismático Simón de Montfort. La muerte del rey Abiés en el “Amadís” es equivalente a la herida mortal que recibiera en combate singular el Rey de Irlanda Godfrey O’Donnell contra el también mal herido comandante inglés Maurice Fitzgerald. En el Amadís de Gaula el motivo de la rebelión contra el rey Lisuarte es justamente el diferendo por la Isla de Mongaza. la una contra Gales. pues era valeroso. el buen entendedor los reconoce en el “Amadís”.1257) . aparecen en el “Amadís” como el motivo del enfrentamiento de Amadís con el rey Lisuarte. que gestaron el parlamento inglés. y el equivalente de un Virrey para Irlanda. Él fue para Don Enrique el ejemplo de perfecta caballerosidad. los conflictos en la corte de Henry III. El año de 1257 fue de mal clima y pésimas cosechas. entre ellos Brian de Monjaste. una rebelión de los Galeses le había impedido poner en práctica su intención. aunque no en los campos de batalla. Los ejércitos ingleses en ambos reinos de Gales e Irlanda fueron uno tras otro derrotados. se nota que estuvo muy enterado. que la simpatía de Don Enrique por Simón de Montfort debe haberle causado daño en su relación con Henry III y su cuñado Eduardo Plantagenet. a causa de las intrigas de sus favoritos Brocadan y Gandandel. quien era Conde de Chester. los “Lusignan”. que no es otra que Sicilia. justamente cuando había resuelto enviar a Enrique de Castilla. pero cuando por pedido del papa Alejandro IV el rey quiso cargar con impuestos a la empobrecida Inglaterra de 1258. como su General (Capitaneus) con una gran suma de dinero hacia Apulia. enfrentando al rey de Irlanda Godfrey O’Donnell y al Príncipe de Gales. Estos años en Inglaterra fueron fundamentales para el invento del “Amadís de Gaula”. impusieron la creación del primer parlamento inglés y acabaron con la monarquía absoluta. obvio alter ego de Don Enrique de Castilla. Esta es la rebelión de Amadís y sus caballeros amigos contra el rey Lisuarte. Por eso es que tuvo que dejar la corte de 4 . Es patente. hermano del rey de Castilla. franco. Pero. La corte de Westminster le sirvió a Don Enrique de inspiración para los principales personajes de su novela. muy cerca. Él habla claramente de la batalla de Cadfan llamándola de Galfán y describiéndola con sorprendente apego a la Historia. Don Enrique admiró mucho a los triunfantes reyes de Irlanda Godfrey O’Donnell y su sucesor Brian O’Neil y en el “Amadís” los convirtió en el rey Abiés y el rey Cildadán. Maurice Fitzgerald en Irlanda y Stephen Bauzan en Gales habían caído malheridos en las batallas de Connaught y Cadfan. Esta guerra por Sicilia o Mongaza es medular tanto en la vida de Don Enrique y de su hermano Don Fadrique. Llywelyn ap Gruffydd. la otra contra Irlanda. a juzgar por los detalles con que rememora esas guerras en el “Amadís”. Ambos territorios habían sido dados como feudos a Lord Edward. a causa de los privilegios de sus hermanos de madre. Encima sobrevinieron dos guerras. Más aún. y generoso. Simón de Montfort encabezó la rebelión de los siete barones y logró la aceptación de las “Provisiones de Oxford” que defendiendo los derechos establecidos en la Magna Carta. Los capitanes generales de las huestes inglesas. Él acompañó a Lord Edward a Gales y estuvo con él en Chester y Bristol. para financiar la guerra por Sicilia contra el rey Manfredo von Hohenstaufen. hijo del rey de España Ladasán. Había servido muy bien al rey en sus territorios franceses.

No obstante. Ambos fueron elegidos emperador respectivamente. en referencia a los hechos que los inspiraron. Don Juan Manuel. que fue aceptada por este gran caballero. 5 . con un alijo de cerezas. Pudo así salir incólume del enfrentamiento con todos sus caballeros y fue a Cádiz. y entonces siguió viaje. Los consejeros del Emir recomendaron dar muerte a Don Enrique con una estratagema: Se le invitó a presentarse ante Al Mustansir en su palacio. Los leones prefirieron entonces perseguir a sus seguidores por paredes y tejados para hartarse con sus despojos. enterado de esto el rey de Castilla Don Alfonso X. sin mantener un orden cronológico. su noble y famoso sobrino. conviene imaginar que Don Enrique escribió la obra por capítulos y folios que reordenó a su gusto. Ya en el campo de batalla. constituirse. Don Enrique salvóse así y en el “Amadís” lo narra como cosa que le pasara a su héroe. que Doña Constanza fue más tarde envenenada por su hermana Violante. La estadía de Don Enrique como soldado de fortuna en Túnez duró entre 1259 y 1265. quien tenía ojeriza contra su andante hermano menor.Westminster en 1259 y marcharse. muchos años después. y Don Enrique hirió a Don Nuño en el rostro por el visor del yelmo y quedó vencedor. pero ninguno llegó a imperar desde el trono. Se batieron a ultranza. En alianza con los navegantes de Genova y en estas guerras de Túnez Don Enrique hizo fortuna y con su ejército de más de trescientos caballeros españoles. que sus hijas sólo se casarían con reyes. quien fue su buen amigo y le acogió en el exilio de nuevo. que le correspondió apasionadamente. pues armó una hueste de caballeros aragoneses y catalanes y con ellos galopó a la conquista del reino de Niebla en el Algarbe y lo tomó y sojuzgó por asalto. la mano de la adorada Infanta. razón por la que se marchó a Valencia. donde ya en la corte del rey Jaime el Conquistador. Cuenta su hijo. y Don Enrique les enfrentó con la espada desenvainada y mirándoles a los ojos. a Valencia y a la corte de Aragón. Ella tuvo que casarse con Don Manuel de Castilla. pareció. por su contenido. sobrino de Don Enrique. a ver al Rey Don Jaime que le negó asilo. reclamando así. Cuando llegó a los patios del palacio. El rey Don Jaime le amonestó. sin palestra. Otra causa de desasosiego para Don Enrique fue la contienda por la corona del Sacro Imperio Romano Germánico entre su hermano Alfonso X y el Conde de Cornwall Richard. se enamoró de la Infanta Constanza. porque. Don Enrique fue a la guerra por la conquista de la rica ciudad de Miliana en el Magreb con el hermano del emir de Túnez. desde donde se embarcó hacia Valencia. navegando a Túnez. como oportunamente veremos. diciendo que tal matrimonio imposible sería. por Francia. pues él había prometido a su falleciente esposa. Los leones se acercaron alevosos. en su mayoría catalanes. Pero este matrimonio de amor no pudo ser. Abu Hafs. como es obvio suponer. La posición de Don Enrique en Inglaterra se hizo incómoda. A esto Don Enrique respondió con obras. De esta aventura también da razón Don Juan Manuel. antes de su vuelta definitiva a Castilla. impidiendo así sus pretensiones de casamiento como rey de Niebla. En estos años ya escribió Don Enrique muchos capítulos de los dos primeros libros del “Amadís”. cuando el Emir le obligó a dejar Túnez. hermano menor de Don Enrique. renunciando así a sus sueños matrimoniales con la Infanta Constanza. mandó a Niebla su ejército bajo el mando del invencible Don Nuño González de Lara para que apresara o diera muerte a Don Enrique. cerraron de improviso las puertas y soltaron dos hambrientos leones para que le devorasen. donde se empleó como caballero de fortuna en el comando general del ejército del Emir Al Mustansir. en una amenaza para el reino. Don Enrique desafió a Don Nuño a batalla singular. ya con señorío. hermano de Henry III. Reina de Castilla.

mientras 6 . que se describe en el “Amadís” como la batalla contra el Rey Arábigo. por sus huestes sarracenas y su soberanía sobre Túnez. para financiar la guerra contra Manfredo. se escribió después de esta lúgubre fecha. y haber sido el gobernante de facto de Inglaterra por un año. en las personas del regente Don Manfredo y del heredero Príncipe Conradino. el Papa Urbano IV había logrado que el Príncipe Charles d’Anjou aceptara la corona de Nápoles y Sicilia como feudo papal. Este caballero sin tacha. Don Enrique se juntó con este primo suyo.El 4 de Agosto de 1265 murió cuarteado y degollado Simón de Montfort tras la Batalla de Evesham. asimismo. contra los legítimos derechos de la Casa de Hohenstaufen. le prestó cuarenta mil onzas de oro. donde Barsinán sufre. de facto rey de Nápoles y Sicilia con su ejército sarraceno de 3 mil jinetes y arqueros árabes estacionados en el castillo de Lucera. Así sabemos que aquel capítulo del Segundo Libro. después de haber apresado al rey Henry III y al príncipe Eduardo. se tornó en la novela de pronto en el traidor Barsinán. como se tildaba entonces al Rey Manfredo. y a su requerimiento. pues era hijo de su tía abuela Blanca de Castilla. Don Enrique participó en esta contienda en el bando francés. En este año. Manfredo Rey de Sicilia y Nápoles El 26 de Febrero de 1266 se libró la batalla de Benevento. que había inspirado el personaje de Amadís. crueles mutilaciones mortales. Charles d’Anjou desembarcó en Ostia y entró con sus caballeros en Roma el 23 de Mayo de 1265.

pues ni Charles d’Anjou le pagó su magna deuda cuando había logrado el triunfo de Benevento. y así se enfrentaron los dos: Ya en los primeros días de su desempeño senatorial. ni el Papa había cumplido su palabra de darle el reino de Cerdeña. Se reinstauraron y fueron puestos en vigor y vigencia los servicios caídos en desuso. hombre de grandes méritos como caballero y trovador.su hermano Don Fadrique. en cambio. y respaldado por trescientos caballeros españoles que con él vinieron de Túnez. donde encontró honrosa muerte: “Manfredus cui persuadebatur ut fuge consuleret. que fueron puestos en prisión por Charles d’Anjou para el resto de sus vidas.” Y. “Potius – inquit. con la ayuda del “Capitano del Popolo” Angelo Capocci. Don Fadrique salvó la vida en esta contienda y se fue a Sicilia a proseguir la guerra contra Charles d’Anjou. (Manfredo. muy para sorpresa y desagrado del Santo Padre Clemente IV. temerario. su obligación de aceptar y reconocer la jurisdicción romana y de darle obediencia política. Rex ipse iliis confossus pugione equo delabitur pedibusque equorum proteritur. era muy culto y. 1245. El Papa asustado invocó la ayuda del capitán General del ejército de Charles d’Anjou. Murió en la lucha el rey Manfredo. hoy quiero morir rey. toda vez que se sintió afrentado y traicionado por ellos. Ya vencedor Carlos de Anjou. que tocaba la cítara a perfección. Pomerium Ravennatis Ecclesiae. In ipsa pugna equus cui insidebat Manfredus transfixo pugione oculo dolore insurgens super circumstantes equos defertur. pero ella le rechazó. Don Enrique. Victor Carulus hostes cedit et fugat. en su valentía. 1297. Obligó Don Enrique a que se impusieran tributos para financiar su caballería. la batalla declinó.hodie volo mori rex quam vivere exul et miser”. Et procedens cum suis fortissimis pugnando aliquamdiu hostibus obstitit. Don Enrique resolvió enfrentarse con el papa y con Charles d’Anjou. El propio rey chocó malherido de puñalada y cayó del caballo y fue atropellado por sus cascos. sufrió una puñalada en el ojo. la bellísima Doña Helena. aunque eran niños. y ciego de dolor se precipitó con su caballo sobre los circundantes. pues entró a batirse en lo más intricado de la batalla. Don Enrique entonces maquinó su elección como Senador de Roma. Pretendió casarse con la viuda del infausto rey Manfredo. a los castillos y a los señores de la nobleza del “Patrimonium Sancti Petri” en los territorios de Tuscia y Sabina. En adelante. durante un tiempo. procedió con los suyos pugnando muy fuertemente contra los enemigos que le obstaculizaban. jinete en su caballo. Déspota del Épiro. Don Enrique fue notando que el Papa y Chales d’Anjou le habían usado malamente. al Conde 7 . El airado Infante nombró como su vicario a un connotado Gibelino. Reina de Corfú. leal amigo del rey Manfredo. Don Enrique comunicó a la comunidad. y desesperada de nunca más ver sus hijos. gustó del triunfo y creyó que el Papa Clemente IV y Charles d’Anjou le darían la corona del reino de Cerdeña. En esta lucha. exclamó: “Mas bien. Dehinc pugna declinat.) Fuente: Riccobaldo da Ferrara. se constituyó en el gobernante máximo de la Ciudad Eterna.1318. sumida en el dolor de haber perdido su esposo. peleó de su lado con los caballeros teutones y los mercenarios sarracenos. hija de Miguel. el ejército de Manfredo cedió y se dio a la huída. El Papa residía en Viterbo y Don Enrique pretendió restablecer los antiguos fueros y derechos de los romanos frente al poder terrenal del Pontífice. antes que vivir en exilio y miseria. a quien se persuadía de considerar la fuga.

con gran pompa y protocolo. Rinaldo Orsini logró refugiarse en su castillo de Marino. Henry de Courances. pero fue derrotado por Don Enrique y sus huestes. no obstantes múltiples deserciones y desengaños. Annibaldi. que inician vencedores la contienda. bajó a Italia a través de los Alpes. para que entablara conversaciones con el legítimo heredero de la corona de Nápoles y Sicilia. Siena y otras ciudades toscanas. con una flota de navíos de Pisa y Túnez. el Príncipe Conradino de Suabia. El 23 de Abril un ejército de dos mil caballeros franceses de Charles d’Anjou pretendió tomarse Roma en un ataque nocturno. 8 . capitaneando trescientos españoles bien encabalgados. Siena y Viterbo. absorto. y convirtió la Ciudad Eterna en campo de Marte a favor del Sacro Imperio Romano Germano. primo suyo. Stefaneschi a quienes había invitado al Capitolio con un pretexto.000 liras pisanas para su ejército de doscientos caballeros y 2. el Papa Clemente IV montó en santa cólera contra Don Enrique por sus atropellos en Roma y por tomar partido a favor de sus ya ancestrales contrarios. De Abril de 1268. Mandó izar el estandarte de Conradino con el águila imperial de los Hohenstaufen. hasta Roma. destituyéndolo de su cargo de Senador de Roma y reemplazándolo con Charles d’Anjou. por Don Enrique. Don Enrique hizo entrar a Roma en la liga de ciudades gibelinas. y valientemente. El 5º. La Liga declaró a Charles d’Anjou su enemigo y a Conradino de Suabia como legítimo pretendiente a la corona de Nápoles y Sicilia. en la persona de su sucesor Conradino y le excomulgó a él. Al igual aparece en el “Amadís” la siguiente gran batalla de Tagliacozzo. llegó por Pisa. y le hospedó en el Palacio del Laterano. Paladinamente. Esta última batalla se la bautiza en el “Amadís” como la Batalla de los Siete Reyes. por otra. donde el Papa. El 18 de octubre de 1267 Don Enrique el Senador. Aquí fue recibido y alojado en el Capitolio. a instancias del Conde Guido da Montefeltro. librando escaramuzas. recibió solemnemente al embajador de Conradino. en Augsburgo. Don Enrique mandó apresar a los jefes de las familias ilustres de Roma. que habría de pesar sobre él por muchos años. Don Galvano Lancia. y Charles d’Anjou y su mariscal de campo.000 soldados. quien ya había sido proclamado Capitán General de la Tuscia para un período de cinco años con un estipendio de 10. lo vio desfilar ante sus ojos. Orsini. entre Conradino y Don Enrique de Castilla por una parte.Guido da Montefeltro. compuesta por Pisa. Es aquí donde el Infante Brian de Monjaste. los emperadores germanos de la casa de Hohenstaufen. de Galvano Lancia y de Don Enrique de Castilla armó un ejército en Suabia y. un Jueves Santo. quien fue declarado Vicario Imperial de la Toscana. aparece al igual que él mismo en Tagliacozzo. El 13 de noviembre de 1267. Don Enrique y los romanos ignoraron el interdicto papal. Ya en Septiembre Don Fadrique y Corrado Capece habían atacado la Isla de Pantelaria y el castillo de Sciacca en Sicilia y los habían tomado de los franceses por asalto. Malabranca. Savelli. Sus casas y fortalezas en Roma fueron destruidas y ellos exilados fuera de Roma. Mandó el Infante saquear las iglesias de sus tesoros propios y encomendados sacros. Conradino. Esta batalla está descrita en sus sorprendentes pormenores en el “Amadís de Gaula” como la Batalla del Castillo del Lago Ferviente. el alter ego de Don Enrique.

que por fuerça llevaron aquellas dos hazes fasta dar en la tercera. and the final division. que era su vasallo. led by the Infant Henry. the second division was largely Italian but included a body of German knights. and broke up to pursue Charles’s first two divisions. Markgraf von Baden. aunque el bien del rey no desseassen. de qu’él avía de ser caudillo y le había de seguir.El 23 de Agosto de 1268 los ejércitos de Charles d’Anjou y Conradino se enfrentaron en Campi Palentini cerca del pueblo de Tagliacozzo. Each army deployed in three divisions. under an unknown commander. was composed of French veteran knights— this final division was hidden by Charles at Saint-Valery’s advise. que llegó luego con los sus españoles. y a Don Brian de Monjaste. and was led by Conradin himself. Y de la primera ovo don Brian de Monjaste con mil caballeros d’España que le aguardaban. que los de las sierpes fueron socorridos. y tenían debaxo de sus cavallos más de diez caballeros que habían derribado. como los contrarios viesen que no eran más de tres. y las bozes y el estruendo de los caballeros. tanto. pusieron las spuelas a los cavallos y llegaron con la seña de Brian de Monjaste… Y luego pusieron mano a las spadas. Mas a esta sazón eran ya llegados a la vega el rey Perión y sus fijos Amadís y Florestán en sus hermosos cavallos y con las armas de las sierpes. Sicilia) desbaratados fueron. que su padre embiara al rey Lisuarte. the final division contained most of German knights. Pero a la fin. que de la una ni otra parte no había hombre que a ellos se llegasse. y pasaron por aquella haz primera derribando cuantos ante si fallavan. The first Hohenstaufen division was composed of Spanish and Italian knights. Y allí fue muy gran priessa y gran peligro de todos.”… ”Aquellos caballeros que vos digo fizieron de la gente cinco hazes. como vieron que la haz de Brian de Monjaste iva por se juntar con los enemigos. así que fue bien menester el ayuda de don Brian de Monjaste. Conradin’s invading army confronted that of Charles of Anjou outside the town of Tagliacozzo. Conradin’s forces won the initial phase of the battle. acordaron de ser en su ayuda en aquella batalla donde gran peligro de armas se esperaba.”… ”Así como oís. y las feridas fueron tantas. veyendo de su parte a Don Galaor. que era fuerte gente y bien encabalgada. which were in flight. y dieron en la otra segunda. which Charles led along with the veteran crusader. en esta ordenança. que mucho con el sol resplandeçían.…Y ellos. cargavan ya sobre ellos de todas partes con grandes golpes. and to pillage the Angevin 9 . movieron por el campo muy passo los unos contra los otros. y dellos también muriendo y cayendo por el suelo. Y entraron tan recio por ellos derribando y matando. que la tierra temblaba y los valles reteñían.” En Wikipedia la Batalla de Tagliacozzo se describe así: “After considerable manoeuvre. and was led by Galvano Lancia. Charles’s first division was composed of Italians. with some Provencal knights. y don Galvanes. y los contrarios tan afrontados. accompanied by his close friend. y murieron muchos cavalleros de ambas partes…Assí que las batallas todas fueron mezcladas. the youthful Frederick I. the second division contained French knights under Henry of Courances. Y cuando así se vieron en medio de entrambas. allí pudiérades ver las sus grandes maravillas que con las spadas fazían. Count Saint-Valery (Allardo di Valleri). En el “Amadís” Don Enrique lo describe así: “Pero aquellos caballeros que en la ínsola de Mongaça (Sciacca. que por mandato del rey Ladasán de España venían con dosmil cavalleros que en su ayuda envió. in order to constitute a tactical surprise against the Hohenstaufen forces.

Die Rachsucht des wütenden Kastilianers kannte gegenüber seinem Vetter. En este punto. Es passt ganz zu seinem jähzornigen und ungezügelten Charakter. Zur gleichen Zeit setzten auch die übrigen Anhänger Konradins bei der Holzbrücke über den Bach und stürzten sich auf den Feind. La primera división de los Hohenstaufen (Gibelinos) se componía de caballeros españoles e italianos. wenn wir annehmen. während der Kampf noch um ihn herum tobte. dass er für die Grausamkeiten. con miras a convertirse en sorpresa táctica contra las fuerzas de los Hohenstaufen. bajo el mando de Charles d’Anjou. para masacrar las fuerzas de Conradino esparcidas y dispersas. Conradin was forced to flee back to Rome. Charles d’Anjou hizo saltar la trampa. Karl zu töten. his hidden reserve forces entering the fight and massacring Conradin’s scattered forces. in einem Brief an König Jakob I von Aragon gegen ihn geltend machte. Noch vor dem Kampfe hatte sich Heinrich mit den spanischen Rittern und angeblich auch mit den Deutschen verschworen. bajo el mando del Infante Don Enrique. el ejército invasor de Conradino se enfrentó con las huestes de Charles d’Anjou en las afueras del pueblo de Tagliacozzo. por recomendación de Saint-Valery.. den er für seinen Vetter hielt. but was later captured and imprisoned.” (Traducción: Después de muchas maniobras. den er für den König hielt. obedecía a Galvano Lancia. als Heinrich in seinem Kerker gefangen sass. keine Grenzen. lo describe así: “Im vollen Galopp sprengten nun die Spanier heran. junto con el veterano cruzado Conde de Saint Valery (Conocido en Italia como Allardo di Valleri). tötete der Senator auf grausamste Weise Henri de Courances. nachdem der Marschal vom Pferde gefallen war. junto con algunos caballeros provenzales bajo un mando desconocido ahora. Esta derrota puso fin al imperio de los Hohenstaufen. la última división de caballeros germanos estaba acaudillada por el propio Conradino. da er ja. a quien secundaba su íntimo amigo. lanzando sus frescas tropas de reserva al combate.) El connotado historiador alemán Peter Herde en su estudio de la misma Batalla de Tagliacozzo. ab und verstümelten ihn völlig. Las huestes de Conradino ganaron la primera parte de la batalla. In kurzer Zeit befanden sich die ersten beiden Treffen Karls in voller Flucht. y la postrera división. y rompieron formación para perseguir las primeras dos divisiones de Charles d’Anjou que se dieron a la fuga. weitgehend mitverantwortlich war. Heinrich von Kastilien stürzte sich mit den Spaniern zuerst auf den Marschal Henri de Courances. This defeat ended the rule of the Hohenstaufens.. Federico I. pero más tarde fue capturado y encarcelado. Esta última división mantuvo oculta Charles d’Anjou. und jetzt. Denn noch im Lager hatten die Staufer entgegen jeder ritterlichen Sitte den in der Toskana gefangenen Marschall Karls Jean de Braiselve hingerichtet. die sich vor und während der Schlacht auf staufischer Seite ereigneten. y para saquear el real de los angevinos. la segunda división integrada en su mayoría por italianos y que incluía un cuerpo de caballeros alemanes. der seine hochfahrenden Pläne vereitelt hatte. was dieser später. die Feldzeichen des königlichen Hauses trug. Cada ejército se partió en tres divisiones. el joven Marqués de Baden. La primera división de Charles d’Anjou estaba integrada por italianos. wie wir sahen.camp.. fielen dem Gegner in die Flanke und in den Rücken und schnitten ihm den Rückzug zum verborgenen dritten Treffen unter Karl im Hügelgelende ab.“ 10 . At this point Charles sprung his trap. se integraba con veteranos caballeros cruzados franceses. Die Spanier stiegen. la segunda división se componía de caballeros franceses bajo el Mariscal Henri de Courances. Conradino se vio forzado a escapar a Roma.

cortándoles la retirada hacia el tercio de reserva de Charles d’Anjou en escondite detrás de las colinas. Los jinetes españoles echaron pie a tierra cuando el Mariscal fue arrojado del caballo.(Traducción: A pleno galope los españoles se lanzaron al ataque sobre el flanco enemigo y por su retaguardia. hermano del rey de España. quod Theotonici et Yspani iurati nos interficere nobilem virum marescallum regis Francie ipsius aliqua signa portatem. en los Anales Clericales de aquel tiempo se narran estos hechos. El ánimo de vindicta del sañudo castellano no conocía mesura en su odio contra su primo que sus ambiciosos planes le había echado a perder. a quien creyó ser su primo Charles d’Anjou. ac ex eo etiam. como sabemos. se había ajusticiado al Mariscal Jean de Braiselve. sino nuestra muerte muy en especial. Antes mismo del combate. Don Enrique y sus españoles. que. tal como se hace evidente de los registros del mencionado Conradino y de otros testigos. mientras bullía la batalla a su alrededor. En poco tiempo las dos huestes de Charles d’Anjou se dieron a total y franca fuga… Don Enrique de Castilla y sus españoles cargaron enseguida sobre quien él creía fuese el rey. y contra toda costumbre caballeresca.) Según Busson. señalando el liderazgo de Don Enrique de Castilla: “…idem Henricus tamquam audax miles et probus in prima scala partis adverse cum pluribus bonis se ponens…” “Henricus. y en daño a la Santa Iglesia. salió con sus españoles del castillo como primero…”) El propio Charles d’Anjou. portaba el estandarte y blasones de Charles d’Anjou. e hicieron tasajo con él. tomando en sus manos la bandera de la primera falange. se pone. el mariscal Henri de Courances. prime phalangis vexilum accipiens cum Hyspanis suis de castris primus egreditur… » (Traducción: « Así mismo Don Enrique. Ahora. no sólo procuró la destrucción de nuestro reino. la suposición que él tuvo culpa y parte en las crueldades. frater regis Hyspanie. que de parte imperial gibelina se cometieron antes y durante la batalla. en primer lugar enfrentando a los contrarios…” “Don Enrique. sicut ex regestris dicti Corradini et aliis testibus evidenter apparet. en contra de Don Enrique cuando yacía en prisión. narra la as acciones de Don Enrique en la Batalla de Tagliacozzo: “Idem namque contra mores antiques clarissimorum progenitorum suorum se opposuit nequiter sancte Romane ecclesie atque nobis conatus… non solum regni nostri proditionem set mortem nostram specialiter procurare. dio el senador de Roma cruenta y cruel muerte al Mariscal Henri de Courances. Al mismo tiempo los demás seguidores de Conradino cruzaron el puente de madera sobre el torrente y agredieron a sus contendores. Don Jaime. y también en la misma fuente se revela que los alemanes y españoles 11 . con muchos buenos. junto con los alemanes se habían conjurado en matar a Charles d’Anjou. y en atentado contra Nos. caballero audaz y excelente. apresado anteriormente en la Toscana. Pues ya en el real del ejército de Conradino. ipsi descendentes ex equis durante prelio crudeliter trucidarunt nos esse mortuos per hoc credentes firmiter et altis vocibus acclamantes…” (Traducción: “También se opuso por igual contra la costumbre antigua de su ilustrísimo progenitor. en una carta dirigida al rey de Aragón. Corresponde muy bien a su desbocado y feroz carácter. posquam de equo prolapsus extitit. Esta conjura fue invocada por Charles d’Anjou en una carta dirigida a Don Jaime Rey de Aragón.

y Eduardo I Plantagenet le visitaron a su vuelta de la Cruzada. Don Enrique cayó preso en la Abadía de Montecassino. el amor y sus engaños. mi porfía. donde permaneció encarcelado hasta 1291. Famosos trovadores de su tiempo le ensalzaron en sus cantares: Paoletto di Marsiglia. mi esperanza. A poco tiempo después. Su hermanastra. Bartolomeo Zorzi y Folchetto di Lunel. a grandes voces lo proclamaron…”) Después del triunfo de Don Enrique y sus caballeros al comienzo de esta Batalla de Tagliacozzo. Su compañero de infortunio fue el Conde Corrado de Caserta. Él se lanzó de nuevo al combate. y ahí estuvo preso en el castillo desde 1268 hasta 1277. Lo pasearon en una jaula de hierro desde Nápoles hasta Canosa de Puglia. cuando se le trasladó a Castel del Monte. Y con esta muerte mía morirán todos mis daños. ellos mismos desmontando de sus caballos le dieron muerte cruel y creyendo firmemente por eso que yo había muerto. El mismo lo confiesa en su poema de la Peña Pobre del “Amadís”: Pues se me niega victoria do justo m’era devida. durante la batalla. Cuando Don Enrique regresó de la persecución con sus caballeros españoles. la reina de Inglaterra Leonor de Castilla. pero su pena fue conmutada a prisión perpetua en razón de su cercano parentesco entre los dos. pues estuvo en franca inferioridad ante la fresca fuerza de caballeros franceses mucho más numerosos que los suyos. fue condenado a muerte por Charles d’Anjou. Sin duda la redacción del “Amadís” fue para Don Enrique una válida fuga mental de su encierro. mas quedará en mi memoria lástima nunca perdida. haciéndole escarnio a su paso. En estos años Don Enrique escribió gran parte del “Amadís de Gaula”. En Italia se le venera a Don Enrique como poeta. que por me matar la gloria me mataron gloria y vida. se encontró con que las huestes de Conradino habían sido arrasadas. y hay muchos “sirventese” que le rememoran como gran caballero andante. y Don Enrique siempre mantuvo con ella correspondencia. pero le mataron el caballo y tuvo que huir en otra cabalgadura. allí do muere la gloria es gloria morir la vida. pero estos años de prisión le robaron media vida. Charles d’Anjou sacó a relucir su reserva estratégica de mil caballeros cruzados y sorprendió a los caballeros alemanes e italianos que habían desmontado para saquear de armas y joyas a los derrotados en el campo de batalla. Paoletto acusó a los caballeros alemanes de haberle fallado en el campo de batalla: 12 . después que cayera arrojado del caballo. y a la vez una manera velada de revivir su pasado.se conjuraron para matar a Nos y al noble Mariscal del Rey de Francia que portaba los emblemas ajenos.

El rey aceptó su embajada y Don Enrique pasó a Castilla a la corte del rey Don Sancho el Bravo. Con Conradino en leal vasallaje. Malvaya mendic. Porque a Don Enrique en batalla fallasteis. Aunid’avetz Alamanha. de frevol malha. ni asista. junto a la Reina Doña María de Molina. A quien con valor y noble coraje. que le acogió con todos los honores de un Infante envejecido. Cuando Don Sancho dejó este mundo en 1295. Quar a N Enric fallitz a la batalla. Deu demander los: son frair En Enric.Alaman flac. Don Enrique había tenido parte en empresas de navegación genovesas con base en Túnez y por eso regresó a esos lares donde permaneció hasta 1294. Don Enrique asumió la regencia de Castilla en amparo del rey niño Don Fernando IV. cobardes germanos. volpilh. De Enrique debe demandar liberación. Habéis deshonrado a Alemania. Que a cor ric. E’l reys N Alfons. (Traducción: Frágiles. Ya lo vers dieus no us aiut ni vos valia. Pues dejasteis solo en el campo al valeroso Don Enrique. pues en contra de su encargo se arremolinaron quienes tenían justificadas pretensiones al trono de Castilla: 13 . Quar sol layssetz el camp lo pros N Enric. Este fue un cargo enojoso. en vanas lorigas de malla. ses falla. Dios verdadero ni os valga. Míseros mendigos.) Don Enrique salió libre en 1291 y se marchó navegante hacia Túnez donde le recibió honrosamente su viejo amigo el Emir Abu Hafs. cuando regresó a Aragón como embajador. para pedir al rey que parase los ataques de corsarios sicilianos contra Túnez. Don Enrique salvaba su honrado linaje. Por su noble corazón. Que per valor et per noble coratge Mantenía N Enricx l’onrat linhatge De Colradi ab honrat vassalatge. ab son noble barnatge. El Rey Alfonso con nobles feudales.

y muerto y derribado muchos dellos. Y siendo muertos y captivos muchos Christianos los demás se salvaron en Arjona con Don Alfonso Pérez de Guzmá. aviendo hecho una azaña tan famosa. y le mataron todos sus vasallos. si dó Alfonso Pérez de Guzmán no lo socorriera. Fue fundamental para la historia del Amadís de Gaula que Don Enrique entregara con motivo de su encuentro personal entre los dos. como narra Don Gonzalo Argote de Molina en su obra “Nobleza de Andaluzía” en 1548. y socorriéndolo con otro caballo lo sacó en salvo. porque se lo tradujo cien años después a la lengua de “Os Lusiadas”. su rey heredero. pero estos sus últimos hechos son admirables y le pintan de cuerpo entero como quién fue toda la vida. (Batalla que Don Ruiz Pérez Ponce de León Maestre de Calatrava tuvo con los Moros y Muerte Suya. dexó la batalla. y enamorado. y có el Infante dó Enrique. y allándolo derribado en tierra. apuesto. donde se dieron batalla. que pasó también a manos de Don Alfonso. Y allí cargó toda la batalla de los Moros contra Don Alfonso. bajo el Rey 14 . Al final prevaleció el Rey Fernando IV cuando por fin el Papa ratificó la validez del matrimonio del Rey Sancho el Bravo con su prima Doña María de Molina. gran maquinador político. El cual aviendo peleado bravamente con los Moros por su parte. basado en la Crónica de Fernando IV: “Y el Infante Enrique partió contra los Moros. vengativo. Barón de San Román de la Hornija. y su larguísima prisión sin duda le quitó algo de su destreza como caballero guerrero. nieto de Alfonso X. y él solo escapó entre tanta muchedumbre. y todas coinciden en pintarle como un gran señor. y hubieran muerto al Infante. cruel. conspiraba siempre el Reino de Granada por frenar por las armas la reconquista final de España. quedando Don Alfonso peleando hasta que el Infante estuviese fuera de peligro. En cuanto a las amenazas del Reino de Granada. se casó con una muy noble y bellísima mujer apellidada la “Palomilla”: Doña Juana Núñez de Lara. y cuál fue el ánimo que le inspiró para escribir el Amadís de Gaula. estas llevaron a Don Enrique a librar su última batalla. Esto dio lugar al errado origen portugués del “Amadís”. Cuando muy joven había tenido amores con Doña Mayor Rodríguez Pecha. Infante de la Cerda. XXX) En 1296 Don Enrique contaba ya sesenta y seis años de edad. Alcaide de Zamora. (hija de Don Esteban Pecha. y con quien retornó a Castilla. y en 1344 participó en la reconquista de Algeciras. De él desciende toda su progenie y él mismo heredó los feudos sevillanos del Infante su padre. Él fue. sabiendo el peligro en que el Infante estaba. Hay muchas descripciones de su personalidad. poético. y los Moros mataron muchos de ellos. iracundo. Libro Segundo Don Alfonso Pérez de Guzmán Cap. un ejemplar del manuscrito del “Amadís” al Rey Diniz de Portugal. con el apoyo del Rey de Aragón y de su madre la reina viuda Doña Violante. jugó en esto un ajedrez que le brindó medra propia de feudos y fortuna. fuéle a socorrer. y al principio los Christianos se desbarataron. con el respaldo del Rey Diniz de Portugal. y a su caballo cortadas las riendas en poder de los Moros. y hallaron cuatro leguas más delante de Arjona. Don Enrique Enríquez de Sevilla comandó las tropas del Obispado de Jaén contra los Moros en 1336. Viejo ya. Su nieto. fuerte. y los demás dieron a huyr. y de Mayor Rodríguez de Balboa) de quien tuvo un hijo. Don Enrique. Don Enrique Enríquez Pecha que le acompañó en Italia y Túnez. el Infante Don Juan.Don Alfonso. A Todo esto. ingenioso. y también Don Juan Manuel en causa propia.

por sus obras. donde. nombrado Adelantado de la Frontera de Andalucía. bajo el Rey Don Pedro I. torneos y en el campo de batalla. y la supremacía de la mujer. avrebbe avuto tra i suoi precettori il futuro cardenale Egidio Torres. donde acaso cien caballeros se enfrentaban contra otra centuria. pero no era bastante. tiempos en que se ha sumergido este estudio. cuando el joven noble había dado pruebas de gran valor y lealtad. Los Heraldos actuaban como jueces y bajo estrictas normas consuetudinarias daban su fallo sobre los méritos o fallas de los combatientes. o después de ella. Las órdenes caballerescas obligaban a un mayor grado de heroicidad. principalmente en justas. como extremo ejercicio para la guerra. En conformidad con su rango. También se ganaba la prez de la Caballería dando prueba de valor en un torneo. su connotada biógrafa. Fue sincero y directo en las relaciones personales. o al asaltar un castillo. versado en los idiomas. versatto nelle lingue. o cuando se retiraban de la batalla si se veían perdidos y no querían sufrir la muerte. Se graduaba la valentía de acuerdo al riesgo de muerte incurrido. valeroso y enérgico. Así había caballeros sin tacha muy famosos. recibió una educación caballeresca. 15 . Justicia Mayor de la Casa del Rey. secondo una notizia posteriore. y ciertas féminas se vuelven hombrunas. En el Siglo XIII. dove. a la que invitaba un rey o un príncipe. valoroso ed energico. fu aperto e diretto nei rapporti personali. o contra los sarracenos en Tierra Santa. para ser armado caballero. bien dispuesto para la guerra por su físico robusto. Doña Margarita Torres de Sevilla.Alfonso XI. Si demostrò molto dotato: di intelligenza acuta. esta descripción: “Enrico trascorse la sua infanzia a Burgos. según información posterior. entre ellos la Profesora de la Universidad de León. donde con mucho aplauso ciertos hombres se afeminan. reinaban ciertos valores basados en dos puntales. ya durante su juventud todos estos talentos contribuyeron a formar una personalidad fuera de lo común que suscitó la atención de poetas y trovadores. somos sus descendientes. sino se hacían. sea en combate singular. o en cualquier combate de las Cruzadas. Conformemente al suo rango ricevette un’educazione cavalleresca. o las altas murallas de una ciudad sitiada. già durante la giovinezza tutte queste dotti contribuirono a formare una personalità fuori dal comune che suscitò l’attenzione di poeti e trovatori. y otros que perdían el honor por cobardía ante el enemigo. Uno de sus estudiosos escribe en la enciclopedia Treccani de Italia.) Vale en este punto rememorar la Cultura Caballeresca tan venida a desuso en nuestro tiempo. Quienes ostentamos el apellido de Sevilla. adatto alla guerra per il fisico robusto.” (Traducción: Don Enrique transcurre su infancia en Burgos. La nobleza de origen era un requisito sine qua non. o Henríquez de Sevilla. y en 1358. Los caballeros no nacían. El premio para el caballero famoso era la invitación a una cena en la mesa redonda con que se honraba a los mejores. la hombría de bien. habría tenido entre sus preceptores al futuro cardenal Egidio Torres. Dio muestras de ser muy dotado: de inteligencia aguda. Podría armarse caballero a un escudero o infanzón en víspera de una gran batalla.

o Violante de Aragón. Las damas tenían como méritos su belleza. muchas veces desdeñadas por sus esposos. Asimismo las damas de la cultura caballeresca son admirables por su maternidad. También su valor ante la adversidad. su destreza en el ajedrez. Había un libertinaje insospechado. que hundían suerte y honor de los caballeros. su amor por las artes y las letras. a veces distantes y. que tenía amores con Don Lanzarote. los ancianos y los niños.Las damas eran veneradas por sus amadores. Pero Urganda era una encantadora con miras al bien. no correspondidos. De esta constelación nos hablan los romances del rey Arturo y su esposa la reina Ginebra. en su pasión. 16 . hadas o brujas. pues no pocas reinas tuvieron pléyade de hijos e hijas. ni al asaltante ni a su víctima. como Beatriz de Suabia. Las reinas. o de Oriana que se entregó en brazos de Amadís cuando aún era doncella. El último caballero andante fue Don Quijote de la Mancha que puso en alto y en ridículo sus encumbrados valores: la defensa de las mujeres. y condesas. duquesas. su ilustración. cuando la hombría de bien se vio menguada por la aparición de las armas de fuego que mermaron la valía del coraje individual y dieron paso al combate a mansalva. Había también entre ellas algunas malas y perversas. la cultura caballeresca perdió su razón de ser. mantenían un amor más o menos secreto con algún caballero de la corte. sino dos siglos después. su conversación exquisita. la ayuda a los desvalidos y el castigo a los malvados. desde lejos y sin identificar. La iglesia con sus severas normas no logró desmoronar la cultura caballeresca con su amor libre. Cuando los reyes ya no fueron al campo de batalla a la cabeza de sus ejércitos. otras en los romances corteses eran encantadoras. Urganda la Desconocida es un mágico ejemplo en el “Amadís”.

pasaron en prisión desde la niñez toda su vida. hay esta aseveración que lo dice todo desde la perspectiva eclesiástica: 17 .La Religión siempre anduvo conspirando contra la cultura caballeresca. queriendo imponer su maniqueísmo fatal. 428). hasta sufrir ceguera y muerte. la Iglesia sólo supo odiar su casta y prole. que he encontrado traducida del latín al inglés. que cargados de cadenas a instancias del Papado. que llamó de sierpes y de víboras. novela escrita por un vástago de esa casa imperial de los Hohenstaufen. sin culpa alguna. Belén y Nazaret. como fue Don Enrique por el linaje de su madre. Al fin la Santa Madre Iglesia logró su desaparición. Después que el emperador Federico Barbarossa y su hijo Federico Duque de Suabia encabezaron la tercera cruzada. La persecución y saña con que el Papado exterminó la noble casa imperial de los Hohenstaufen es prueba de ello. sino solamente caballeresca veneración por Dios. En la “Gesta Sancti Ludovici” (RHF. Esta conducta impía pudo verse contra los hijos del rey Don Manfredo de Hohenstaufen. a fuerza de excomuniones y amenazas. que al cabo del triunfo de Iconium les trajo la muerte. no tenga un ápice de religiosidad católica. y después que el Emperador Federico II logró la reconquista de Jerusalén. XX. No es de extrañar que el Amadís de Gaula.

pues perdió el habla. como se lo conoce en esta Ínsula Firme. “Don Enrique/ Don Arrigo: un infante di Castiglia tra storia e letteratura”. por parte de mi madre. La heredad siguió en Aragón por vía de la Reina Constanza. cerca de Burgos. 7. Valeria Bertolucci Pizzorusso Università di Pisa. y platería. G. Bibliografía Básica sobre Don Enrique de Castilla 1. El Libro de la Caza Biografías de s. Don Enrique vivió hasta 1303. como dos fuentes italianas inmensamente valiosas. Crónica del rey Don Alfonso X Crónica del Rey Don Sancho IV Crónica del rey Don Fernando IV J. Codice Diplomatico del regno di Carlo I e II d’Angiò . el insigne plagiario del “Amadís”. según cuenta Don Juan Manuel. “Don Arrigo Infante di Castiglia” y Prof. del Giudice. pero por demás perverso y en nada un seguidor diligente en la práctica de la Religión Católica”) Al hundimiento de la casa imperial de los Hohenstaufen sucedió pronto el linaje de los Habsburgos. Crónica del Rey Don Fernando III el Santo. Don Enrique de Castilla. su sobrino. Menciono aquí a G. a lo que parece fue un ataque cerebral. Manuel. por ser su descendiente por la estirpe de mi padre. tan venerado por los historiadores españoles. después de setecientos años de haber sido escrita por él esta famosa novela. que sirvió para que lo lean los reyes de Castilla y personajes como Don Pero López de Ayala. por sus diferencias con Alfonso X el Sabio. esposa de Pedro III el Grande. Él le acompañó en sus últimas horas. para evitar el acostumbrado saqueo que solía seguir a la muerte de gente principal mal guardada. joyas. Carlota Larrea de Borja y Aragón. entre muchas otras.“Henry of Castile was remembered as powerful in war and exceedingly crafty. porque ha sido fruto de mi buena suerte. 4. Es en Italia donde Don Arrigo. Del Giudice. hija del Rey Manfredo von Hohenstaufen. cronista de Pedro el Cruel. Sin duda de aquí salió el manuscrito del Amadís que fue a darlas en la biblioteca real de Medina del Campo. Don Garcí Rodríguez de Montalvo. but most wicked and not a diligent follower of the practice of the Catholic Faith. 2. Mi descubrimiento de la autoría del Amadís de Gaula por Don Enrique. cazando aves con sus halcones de alto vuelo. 6. 3. Ella es Madásima en el “Amadís de Gaula”. Fernando y de Alfonso el Sabio por Gil de Zamora (1278) 18 . Don Juan Manuel recogió sus documentos. de los muchos años que he vivido en Alemania e Inglaterra. Napoli (1863). después de una vida azarosa de caballero andante. no debe sorprender a nadie. y un siglo más tarde. 5. donde él ha encontrado admiración y veneración. tuvo la gran suerte de dejar el mundo como Grande de España y Rico Hombre. y provenir del Rey Alfonso X el Sabio. y en Alemania no se conoce a ningún “Staufer” en la actualidad. de la facilidad que me ha dado Internet para acceder a muchos documentos esenciales y el hecho que conocí de Don Enrique de Castilla. cuando sucumbió en Roa.” (Traducción: A Don Enrique de Castilla se lo recordaba como poderoso en la guerra y extremadamente astuto. aunque tuvo muchos enemigos. con quien muchas veces salió en cetrería. Regidor de Medina del Campo.

Crónica de Alfonso XI G. 2004-2005. A. Valeria Bertolucci Pizzorusso. 13. Manuel. in Melanges de la Casa de Velásquez.-P. Die Schlacht bei Tagliacozzo in Zeitschrift für bayrische Landesgeschichte. Sevilla (1588). Leicht. Libro de las Armas G. 12. 21.S. Desclot. 22. Santiago Sevilla. Sevilla en el Siglo XIII. R.8. Ballesteros y Beretta. J. Argote de Molina. 9. en Pastor Lusitano. La Famiglia di re Manfredi. Herde. 16. 1905). 11. 17. La Berberie orientale sous les Hafsides des origines a la fin du XVe siècle Paris. 20. Juan Manuel. Autor de este Estudio. IV. A. (1953). en Windsor Great Park. Giménez Soler. P. El Libro de los Enxiemplos del conde Lucanor et de Patronio. Don Enrique de Castille en Angleterre 1256-1259. 10. 19 . Puerto de Santa María. Arrigo di Castiglia senatore di Roma. G. Trabut-Cussac. (1940). Don Arrigo Infante di Castiglia. Del Giudice. Del Giudice. 15. Madrid (1913). Napoli. (1896). (1961). Caballeros Españoles en África y Africanos en España Revue Hispanique (XII. B. Don Enrique/ Don Arrigo: un infante di Castiglia tra storia e letteratura en Alcanate Revista de Estudios Alfonsíes Vol. Brunschwig. 18. Università di Pisa. Les quatre grans cróniques. Nobleza de Andaluzia. J. Crónica. 19. 14. en Studi Romani. Napoli (1875). P. Ramon Muntaner. (1966).

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful