You are on page 1of 5

Tema 4.

PATOLOGÍA CRÓNICA DE LAS VÍAS AÉREAS:


enfermedad pulmonar obstructiva crónica
(EPOC)

Muchas de las enfermedades crónicas que afectan a las vías aéreas pueden llegar
a producir, en etapas avanzadas, obstrucción crónica al flujo aéreo de manera
permanente. Vamos a analizar primeramente el concepto de EPOC y, en el siguiente
tema, las principales enfermedades causales.

El término EPOC proviene de las siglas de Enfermedad Pulmonar Obstructiva


Crónica. Otros términos se pueden utilizar como sinónimos, teniendo el mismo significado.
Los más frecuentes son:
BNCO: Bronconeumopatía Obstructiva Crónica
COPD: Chronic Obstructive Pulmonary Disease
MPOC: Malaltia Pulmonar Obstructiva Crònica
OCFA: Obstrucción Crónica al Flujo Aéreo

En la actualidad, este último término de OCFA se está utilizando de manera cada


vez más frecuente, pero el término EPOC todavía permanece muy arraigado, tanto en la
medicina hospitalaria como en la extrahospitalaria.

Definición

La EPOC es una entidad patológica de etiología y origen diverso con la


característica común de una obstrucción crónica e irreversible del flujo aéreo. Es decir, se
trata de un síndrome al cual pueden conducirnos diferentes enfermedades, el cual
siempre existe una obstrucción permanente al flujo aéreo, que no desaparece ni
espontáneamente ni con tratamiento broncodilatador.

Tipos

Clásicamente se han diferenciado dos tipos de EPOC: el tipo A o tipo ENFISEMA,


que se suele dar en pacientes delgados, de hábito asténico y de aspecto sonrosado (Pink
Puffer o PP, en la terminología anglosajona), y el tipo B o tipo BRONQUITIS CRÓNICA,
que se da en pacientes obesos, de hábito pícnico, y aspecto congestivo y azulado (Blue
Bloater o BB de los anglosajones. En la tabla 2 se recogen las principales diferencias
entre ambos tipos.

Etiología

Como se ha referido anteriormente, la EPOC es un síndrome al que pueden


conducir diversas enfermedades del aparato respiratorio (figura 1). Las enfermedades
causales más importantes son: El Enfisema pulmonar, causa común de EPOC de tipo A, y
la Bronquitis crónica, Asma bronquial cronificado, Bronquiectasias, Bronquiolitis,
Enfermedad de las pequeñas vías aéreas y otras, como causa común de EPOC de tipo B.
Figura 1

Clínica

La clínica de la EPOC es muy variable en dependencia de la enfermedad causal.


Los datos clínicos más comunes son los siguientes:

Tos crónica, ronca, poco llamativa y habitualmente productiva


Expectoración fácil y abundante, con aspecto fluido y muchas veces purulento
Disnea casi siempre de carácter progresivo (A grandes esfuerzos, medianos, pequeños
y de reposo)
Cianosis frecuente de tipo central, a veces poco manifiesta y otras muy intensa. Puede
darse de manera persistente o solo evidenciarse con el esfuerzo.
Pérdida de peso, que es muy característica sólo en los casos de enfisema pulmonar
Esputo abundante, maloliente y pútrido, característico de las bronquiectasias
Pueden darse, además, signos y síntomas dependientes de hipoxemia y de hipercapnia
en fases avanzadas con insuficiencia respiratoria.

Exploración complementaria

a) Gases arteriales

La gasometría arterial puede ser normal en las etapas iniciales. En las etapas ya
muy avanzadas los gases son típicos de IRC, que en muchas ocasiones pueden
agudizarse. Habitualmente, en la EPOC tipo A encontraremos hipoxemia con
normocapnia o hipocapnia, y en la EPOC tipo B se suelen dar hipoxemia con hipercapnia.

La evaluación del pH y del HC03 en la gasometría arterial no servirá para tipificar si


la insuficiencia respiratoria es aguda, crónica o crónica agudizada.

b) Electrocardiograma

El electrocardiograma (ECG) puede detectar las alteraciones eléctricas que la


repercusión de las enfermedades pulmonares produce en las cámaras cardiacas
derechas. En la EPOC, habitualmente aparecen precozmente en el tipo B y muy
tardíamente en el tipo A. Estas alteraciones electrocardiográficas constituyen el
denominado Patrón de Cor Pulmonale Crónico, cuyas características principales son las
siguientes:

Onda P pulmonale, especialmente valorable en D2


Bloqueo rama derecha: complejo rSR'
Ondas R/S en V1 y V2, sugestivas de crecimiento ventricular derecho
Pueden encontrase patrones típicos como el de McGuin-White (patrón S1Q3T3) o el
patrón punta atrás (patrón S1S2S3).

c) Radiografía de tórax

Siempre es patológica en mayor o menor grado, y en dependencia de la


enfermedad causal. Lo más habitual es encontrar una radiografía muy expresiva en la
EPOC tipo A (signos de hiperclaridad difusa, aumento de los espacios intercostales, tórax
alargado con silueta verticalizada y aplanamiento de los hemidifragamas), y menos
expresiva en la EPOC tipo B (tórax de aspecto sucio, y aumento de la trama bronquial o
broncovascular). En fases avanzadas pueden verse signos radiológicos de cor
pulmonale: crecimiento del arco de la areria pulmonar común, crecimiento de la aurícula
derecha y ventrículo decrechos.

d) Pruebas funcionales respiratorias

Son de gran importancia para el diagnóstico de la EPOC, ya que nos permiten


comprobar la limitación al flujo aéreo y su no reversibilidad completa. Además, nos
permitirán tipificar el tipo y el grado de severidad de la obstrucción. Por tal motivo, su
realización también tienen una gran importancia para adecuar el tratamiento
broncodilatador. Los parámetros funcionales más utilizados son: FEV1 (flujo espiratorio
forzado en el primer segundo) muy deficiente en la EPOC tipo B y menos en el tipo A, la
FVC (capacidad vital forzada) que suele ser normal o poco disminuida, la TLC (capacidad
pulmonar total) aumentada en el enfisema, y la Dlco (capacidad de difusión) muy
disminuida en el enfisema. Ver tabla 2 y figura 2.

Tabla 2. Cuadro de diagnóstico diferencial de la EPOC, según Barrows & Filley.


Tipo A Tipo B
Apariencia Pink puffer Blue bloater
Anamnesis Disnea Tos + expectoración
Auscultación Hipofonesis Sibilantes
Biotipo Atlético Pícnico
Pérdida peso Si No
Cor pulmonale Infrecuente Frecuente
Radiografía de tórax Hiperclaridad Trama aumentada
FEV1 Bajo Muy bajo
TLC Elevada N
DLco Muy baja N
Raw Alto Alto
Compliance Alto N
Hipercapnia Infrecuente Frecuente
Hipoxemia Ligera Marcada
FEV1= flujo es`piratorio forzado en 1 segundo; TLC= capacidad pulmonar total; Dlco= capacidad difusión del
CO; Raw= resistencia de la vía aérea.

Figura 2. A la izquierda: EPOC tipo B. A la derecha: EPOC tipo A.

Tratamiento

El tratamiento común de la EPOC comprende una serie de medidas que podemos


resumir como sigue:

1- Eliminar los contaminantes


No fumar
Evitar los humos de fábricas e industrias y los ambientes con gran polución
Evitar la inhalación de polvos, en muchas ocasiones, relacionada con ciertos
ambientes
Profesionales (mineros, carpinteros, albañiles, pintores, trabajadores en canteras,
etc..

2- Tratar la enfermedad causal


3- Fisioterapia respiratoria: ejercicios físicos programados para potenciar la musculatura
respiratoria y aumentar los flujos inspiratorios y espiratorios.
4- Tratamiento farmacológico:
Broncodilatadores inhalados y/o sistémicos.
Corticoides inhalados y/o sistémicos dosis bajas
Antibióticos, cuando haya o se sospeche infección

5- Oxigenoterapia: solo en las etapas avanzadas de manera intermitente y continuo en


agudizaciones.

Bibliografía de consulta

AGUSTÍ-VIDAL A. Neumología Clínica. Ediciones Doyma. Barcelona, 1982


AGUSTÍ-VIDAL A. Neumología Básica. Idepsa. Madrid, 1986
FARRERAS-ROZMAN. Medicina Interna. Ediciones Doyma. Barcelona, 1995
FISHMAN AP. Tratado de Neumología. 2ª edición. Volumen II. Ediciones Doyma.
Barcelona, 1991.