You are on page 1of 9

QUEMADURAS

INTRODUCCION

Las quemaduras en la población infantil constituyen un serio problema.


Aparte del riesgo de morir que tiene el niño quemado, que es mayor que
el del adulto, estas lesiones pueden dejar severas secuelas invalidantes,
funcionales y estéticas que causarán desajustes psíquicos, sociales y
laborales serios durante toda la vida.

Desde el punto de vista de salud pública, el tratamiento de estas


lesiones consume una gran cantidad de recursos durante tiempos que
suelen ser prolongados, como se observa con la prevención y manejo de
las infecciones luego de la quemadura, así como también en la
preparación de la zona injuriada para el injerto, y finalmente, en la
cirugía reparadora de las secuelas retráctiles.

Pero tal vez lo más importante, es que se trata de un problema en el


cual la prevención juega un rol fundamental.

I. DEFINICIÓN

Son lesiones provocadas en las membranas por la acción del calor. Tal
vez sería más correcto hablar de "alteraciones térmicas en los tejidos",
ya que el frío, cáusticos químicos, las radiaciones, la electricidad, etc.

Las quemaduras entonces, son lesiones producidas en un tejido vivo, por


la acción de diversos agentes, físicos, químicos o eventualmente
biológicos, que provocan alteraciones que varían desde el simple cambio
de coloración, hasta la destrucción de las estructuras afectadas.
II. ETIOLOGÍA

Los agentes productores de quemaduras son muy variados. En el Cuadro


se observa un resumen de los agentes etiológicos:

AGENTES PRODUCTORES DE QUEMADURAS


Sólidos
Líquidos
Térmicos Gases
Vapores
Llama o fuego directo
Electricidad industrial
Agentes Físicos
Eléctricos Electricidad médica
Electricidad atmosférica
Sol
Radium
Radiantes
Rayos X
Energía Atómica
Ácidos
Agentes Químicos Cáusticos
Álcalis
Insectos
Seres Medusas
Agentes Biológicos
Vivos Peces eléctricos
Batracios

III. PATOGENIA
La lesión térmica ocasiona un grado variable de destrucción celular. La
extensión de la lesión depende de la intensidad del calor, la duración de
la exposición, el grosor de la piel y la conductancia del tejido.

En una quemadura se pueden describir tres zonas concéntricas: un área


central de espesor completo de necrosis que es irreversible. Aquí es
donde la lesión es mayor.

Rodeando a ésta área usualmente hay una zona de isquemia. El tejido


en esta zona puede sobrevivir o necrosarse dependiendo de la
preservación del flujo sanguíneo. La infección, exposición o
deshidratación pueden aumentar la isquemia y el resultado es la
progresión de isquemia a necrosis.

Rodeando al área de isquemia usualmente hay un área de hiperemia. El


flujo aumentado en esta zona es promovido por numerosos mediadores
que son liberados desde los tejidos dañados (histamina, serotonina,
complementos, leucotrienos, prostaglandinas).

IV. EPIDEMIOLOGIA O ESTADÍSTICAS

La primera causa de muerte en la niñez lo constituye el trauma.

En EEUU las quemaduras constituyen la segunda causa más común de


muerte accidental en niños bajo los 5 años. El problema más grave, es
que, por cada 2.500 niños que mueren por quemaduras, 10.000 sufren
incapacidad permanente. En Chile las quemaduras constituyen la
primera causa de muerte entre los niños de 1 a 4 años (casi el 30% del
total de las muertes por lesiones y violencias en este grupo etario)

La escaldadura es el mecanismo más frecuente de injuria. Elementos


relacionados con la preparación y consumo de alimentos causan
aproximadamente la mitad de las escaldaduras.
Las quemaduras eléctricas de la boca también son frecuentes y ocurren
cuando los niños comienzan a caminar. Los preescolares se queman con
fuego, producto de fósforos y encendedores.

La enorme mayoría de estas quemaduras ocurren en el hogar y son


resultado de accidentes previsibles.

V. TIPOS DE QUEMADURAS

Las quemaduras suelen clasificarse en quemaduras de primero, segundo


o tercer grado, de acuerdo con la profundidad del daño provocado en la
piel. Cada uno de los accidentes antes mencionados puede provocar
cualquiera de estos tres tipos de quemaduras. Pero tanto el tipo de
quemadura como su causa determinarán el tratamiento que debe
seguirse. Todas las quemaduras deben tratarse en forma inmediata para
reducir la temperatura de la zona quemada, así como el daño a la piel y
el tejido subyacente (si la quemadura es grave).

A. QUEMADURAS DE PRIMER GRADO: son las más leves de las


tres y sólo afectan la capa superior de la piel: solo afecta la
epidermis.

• Signos y síntomas: Estas quemaduras provocan enrojecimiento,


sequedad, dolor e hinchazón leve, pero no forman ampollas.

• Tiempo de curación: El tiempo de curación es de alrededor de 3


a 6 días; la capa superficial de la piel de la zona afectada se
pela en 1 o 2 días.

B. QUEMADURAS DE SEGUNDO GRADO: son más graves y afectan


las capas de piel que se encuentran debajo de la capa superior.
afectan la epidermis y una porción variable de la dermis.
• Signos y síntomas: Estas quemaduras provocan ampollas,
mucho dolor, enrojecimiento, hinchamiento de la piel,
sensibilidad al aire. Las ampollas pueden reventarse y la zona
afectada se ve húmeda y de color rosa brillante a rojo intenso.

• Tiempo de curación: El tiempo de curación varía de acuerdo con


la gravedad de la quemadura.

C. QUEMADURAS DE TERCER GRADO: son las más graves y


afectan todas las capas de la piel y el tejido subyacente. abarcan
epidermis, y dermis y llega hasta el tejido celular subcutáneo.

• Signos y síntomas: La superficie afectada parece seca y


puede tener un aspecto amarillento, curtido o calcinado. Es
posible que en un primer momento no haya dolor o que éste
sea leve, o que la zona esté como dormida debido al daño en
los nervios.

• Tiempo de curación: El tiempo de curación depende de la


gravedad de la quemadura. En muchos casos, las quemaduras
de segundo y tercer grado profundas deben ser tratadas con
injertos de piel. En este caso, se toma piel sana de otra parte
del cuerpo y se la coloca quirúrgicamente sobre la herida de la
quemadura para ayudar a que la zona cicatrice.

HAY OTRAS CLASIFICACIONES DE REPENTE LAS ENCUNTRAS CONSULTA


LIBROS

VI. EVALUACION INICIAL

Profundidad
La profundidad de la quemadura determina la evolución clínica que
seguirá el proceso. Su determinación no es fácil, sobre todo en las
primeras horas. Existen numerosas clasificaciones de profundidad en la
literatura médica. Algunas de ellas están expresadas en grados 1º, 2º,
etc.

Por la información clínica que entrega y su sencillez de aplicación, la


clasificación de Fortunato Benaim es una de las clasificaciones más
usadas en la actualidad en el paciente pediátrico.

F. Benaim distingue tres tipos de quemaduras según la profundidad:

 Tipo A o Superficial
 Tipo B o Profunda
 Tipo AB o Intermedio

Cada una de estas tiene elementos de observación clínica que permiten


una aplicación rápida.

TIPOS DE QUEMADURAS
Destrucción de TIPO A TIPO A-B TIPO B
la piel (superficial) (Intermedia) (Total)
• Flictenas. • Sin flictenas.
• Color Rojo. • Color Blanco
 Aspecto
grisáceo.
Clínico
• Turgor
Normal. • Sin turgor

 Dolor • Intenso • Indoloro

 Evolución • Regeneración • Escara

• Epidermizació
• Cicatrización o
 Curación por n
injerto
(espontánea)
 Resultado
• Excelente • Deficiente
estético

LAS QUEMADURAS DE TIPO A: Se caracterizan por el enrojecimiento


de la piel, con posterior formación de flictenas, que al romperse,
permiten observar un punteado hemorrágico fino. El dolor es intenso y la
piel conserva su turgor normal.

LAS QUEMADURAS B: En las que hay destrucción total, no existe dolor.


La piel está dura, acartonada y su color es blanquecino o gris. Se puede
observar en ocasiones, los vasos de la red capilar superficial,
coagulados.

QUEMQDURAS TIPO AB O INTERMEDIO: Cuyas características


clínicas pertenecen a uno u otro tipo y que el tiempo y manejo se
encargarán de ir definiendo.

Con criterio práctico, esta clasificación de Benaim dará una pauta segura
de la evolución que tendrá la lesión.

Así las quemaduras tipo A epidermizarán en un plazo variable de 15 a 20


días sin dejar cicatriz. Las quemaduras tipo B formarán una escara que
deberá ser eliminada o se eliminará sola, y necesitarán injertarse o
cicatrizarán dejando secuelas retráctiles importantes en ambos casos.

VII. PRONÓSTICO

El resultado de una quemadura es muy variable. Una lesión sin


importancia vital puede ser muy grave como daño estético o funcional.

Existen entonces diversas gravedades:


1. Gravedad Funcional. Depende de la localización y la
profundidad. Ejemplo quemadura B en un párpado.
2. Gravedad Estética. También dependiente de la localización y
profundidad. Ej. Cicatrices hipertróficas en la cara.
3. Gravedad Psíquica. Es difícil evaluar el daño psíquico que sufre
el niño quemado. Las reacciones durante el tratamiento o las
secuelas como consecuencia de este, son absolutamente
personales. Todo esto en el contexto de una personalidad en
formación y muy a menudo con el agravante del sentimiento de
culpa de los padres, con la tendencia a la sobreprotección del niño
luego del accidente.

ACCIONES DE ENEFERMERIA…. MEJORALO

En el caso de quemaduras de primer grado:

• Aleje al niño de la fuente de calor.

• Quite la ropa de la zona quemada de inmediato.

• Coloque la zona afectada bajo el agua fría, no helada (si no


dispone de agua, puede utilizar cualquier bebida fría), o bien
coloque compresas limpias y frías sobre la quemadura de 3 a
5 minutos (no utilice hielo, porque tal vez la
quemadura tarde más en curarse).

• No coloque manteca, grasa, polvo ni ningún otro remedio


sobre la quemadura, porque éstos aumentan el riesgo de
una infección.

• Si la zona afectada es pequeña, cúbrala con una gasa o una


venda estéril, sin ajustarla.
• Dele a su hijo acetaminofeno o ibuprofeno para el dolor.

• Si la zona afectada es pequeña (del tamaño de una moneda


de 25 centavos o más pequeña), mantenga la zona limpia y
continúe usando compresas frescas y una venda floja
durante las siguientes 24 horas. También puede aplicar una
crema antibiótica dos o tres veces al día, aunque esto no es
absolutamente necesario.

En el caso de quemaduras de segundo y tercer grado:

• Solicite atención médica de emergencia; después, siga estos


pasos hasta que llegue el personal médico:

• Mantenga a su hijo recostado, con la zona quemada elevada.

• Siga las instrucciones que se indican para las quemaduras


de primer grado.

• Quite las alhajas y la ropa de la zona que rodea a la


quemadura (por si hay hinchazón después de la herida),
salvo la ropa que esté pegada a la piel. Si tiene dificultad
para retirar la ropa, córtela o espere a que llegue la ayuda
médica.

• No reviente ninguna ampolla.

• Aplique agua fría sobre la zona como mínimo de 3 a 5


minutos; luego, cubra la zona con una hoja o un paño
blancos y limpios hasta que llegue la asistencia médica

VIII. BIBLIOGRAFIA.