You are on page 1of 22

c    


 u  Ê
„    „ Ê
a    
  

  
    
  

 
   a   
  
  
   
      
 
       
 a    


  
   
 
            

  
  !

   ’ ’’ 
’
 ’ ’ ’
’  ’ ’’   ’  ’       ’   ’     
 
’   ’’ ’’ 


"  
  #$#%     
 
  &#'&     
 
 ( 
    )$*  +  
     
   
)#*       

        ’ ’  ’ 
’   
’     
 ’ 
 ’ ’’
’
 
’  
’  
’  ’ 

’ 
’’’ ’  ’  
’    ’  
’ 
’’’ ’ ’’   ’ ’ 
!

,    


 
    
  
 

   -   
  *. 
  
      
 /
01  ,      
 
    
   Î    

 
     
   
    

 


   

    

      

 
 
 

  
  
ü      
      
                        
  
          Î

,      


  
  
           

 

            ’        
 
’  ’  ’ ’ "       
 ’    ’ ’  ’ ’    
’   ’ 
’ ’  
’  ’ ’ 


2
 
 
  +          
  
    
   ,  
 
   
  
    



Ê
Ê
Ê
Ê
na mujer que tiene un trastorno convulsivo (también llamado
epilepsia) puede necesitar tomar medicamentos para prevenir las
convulsiones. Las mujeres con convulsiones que quieren tener un
bebé deben interactuar con su doctor para ajustar su medicamento
antes y durante el embarazo. Hoy, la mayoría de las mujeres con
crisis convulsivas que proponen embarazarse tiene bebés
saludables.

Este folleto le dirá sobre:

 Como cuidarse antes de que esté embarazada


 Los riesgos de la madre y el bebé
 El tratamiento durante el embarazo
 Las opciones de anticoncepción

è ÊÊÊ 
La mayoría de las
mujeres con un
Las células nerviosas del cerebro producen impulsos eléctricos que desorden de
envían mensajes a lo largo del cuerpo. Estos mensajes controlan los convulsiones que se
movimientos y las funciones corporales. En una persona con un pone embarazada
trastorno convulsivo, hay actividad eléctrica anormal en el cerebro. tendrá un embarazo
Esto provoca las crisis. saludable y un bebé
saludable.
Las ^   pueden tener un efecto en las crisis convulsivas. Para
las mujeres, esto incluye a las hormonas sexuales que controlan el sistema reproductor: el
  y la
  . Los cambios en los niveles de estas hormonas pueden hacer a
las convulsiones más o menos probables. Algunas mujeres tendrán cambios en los patrones de
convulsiones cuando los niveles de hormonas aumentan, como es durante el embarazo.

›

Las medicinas para tratar a estos padecimientos se les conoce como drogas antiepilépticas
(DAEs), o "anticonvulsivantes". En la mayoría de los casos, las DAEs prevendrán todas las
convulsiones en la mayoría del tiempo. Usted puede probar más de una DAE antes de que
encuentre la adecuada.

El embarazo puede cambiar el patrón de convulsiones y cómo su cuerpo reacciona a las DAEs.
Por esta razón, las mujeres con crisis convulsivas deben consultar a su ginecólogo y al
neurólogo si están embarazadas o planeando el embarazo. Ellas necesitarán recibir cuidado
especial antes y durante el embarazo.

Los medicamentos tomados durante el embarazo pueden afectar a un feto en crecimiento. Las
convulsiones también pueden dañar el feto así como a la madre. Si está embarazada, puede
ser bueno seguir tomando las DAEs que arriesgarse a tener una convulsión durante la
gestación.

Si una mujer no ha tenido una convulsión en 2 años o más, puede detener la toma de manera
gradual de su DAE antes de que intente quedar embarazada. Trabajando estrechamente con
su doctor, la cantidad de DAE puede reducirse durante varios meses. Alrededor de la mitad de
las mujeres regresarán a su DAE después del parto. Necesitará discutir esto con su neurólogo.

Las DAEs modifican la manera de como el cuerpo usa el ácido fólico. El no tener suficiente
ácido fólico provoca problemas durante el embarazo y ciertos defectos al nacimiento. Por esta
razón, todas las mujeres en edad reproductiva deben tomar 0.4 mg de ácido fólico cada día -
aún cuando no están planeando un embarazo. El ácido fólico tomado antes y durante las
primeras semanas de embarazo disminuye el riesgo de estos problemas (vea el cuadro).


Ê  ÊÊÊ

Las mujeres deben tomar 0.4 miligramos


por día de ácido fólico antes y durante los
primeros 3 meses de embarazo para
reducir el riesgo de tener un bebé con un
defecto del tubo neural. Esto es más
importante aún para las mujeres con crisis
convulsivas debido a un riesgo aumentado.
El ácido fólico puede encontrarse en ÊÊÊÊ
muchas fuentes de comida:
Hay una posibilidad de que las convulsiones
ocurrirán más a menudo durante el embarazo.
 Los verduras verdes oscuros, y de
Esto en alrededor de un tercio de las mujeres,
hoja (como la espinaca y verduras
aunque ellas estén en control con una DAE.
del nabo, lechuga romana, brócoli y
espárrago)
 Los panes de grano entero y La cantidad de medicamento que toma puede
cereales. cambiar durante el embarazo. Esto es debido a
 Las frutas cítricas y jugos (como las los cambios hormonales y a los cambios en cómo
fresas, naranjas). el cuerpo procesa las DAEs durante el embarazo.
Deben analizarse los niveles de DAEs para
 Vísceras (como el hígado).
cuidarlos constantemente. Si los niveles son
 Chícharos y frijoles (como el pinto,
demasiado altos, puede llevar a modificar los
negro, bayo)
efectos. Si los niveles son demasiado bajos,
puede llevar a convulsiones. Usted debe
realizarse pruebas de sangre durante el
embarazo para verificar los niveles del medicamento.

Las mujeres con crisis convulsivas es más probable que tengan otros problemas de embarazo.
Esto incluye la presión sanguínea alta como resultado del embarazo. También, las
convulsiones pueden causar caídas y provocar una lesión.

ÊÊÊÊ

La mayoría de los bebés nacen sanos. En todas las mujeres, el riesgo de tener un bebé con un
defecto al nacimiento es 2±3%. Para las mujeres con algún trastorno convulsivo, el riesgo es
ligeramente más alto 6±8%. El riesgo puede relacionarse a la medicina utilizada, a la propia
enfermedad o a ambos. La causa directa no siempre puede conocerse.

La medicina es necesaria
para controlar las
convulsiones y puede
provocar defectos al
nacimiento. Los defectos
pueden ser cambios en la
cara, dedos y uñas. Otros
defectos al nacimiento
ligados a las crisis
convulsivas incluyen:

 Labio o paladar
hendido (el labio o
el techo de la boca
no se cierran
completamente)
 Problemas
cardíacos
      
 (como la
espina bífida)

El hijo de madre con crisis


convulsivas puede estar en
un riesgo más alto de problemas de salud:

 Bajo peso al nacimiento


 Cabeza pequeña
 Retrasos en el crecimiento y desarrollo
 Problemas de sangrado (coagulación)

Los hijos de madres con crisis convulsivas están en un mayor riesgo de tener un trastorno
convulsivo ellos mismos. La razón para esto es incierta.

 ÊÊ ÊÊÊ

Después del nacimiento, puede tener la necesidad de ajustar su medicamento una vez más.
También querrá escoger un anticonceptivo. Muchas DAEs cambian los niveles hormonales en
su cuerpo. Esto puede afectar que tan bien funciona el anticonceptivo. El uso de alguna DAEs
puede hacer que las pastillas anticonceptivas no funcionen tan bien. Podría requerir de cambiar
su método anticonceptivo.

Quizás prefiera
combinar un método de
barrera (diafragma,
espermicida o
condones) con un
método hormonal.
Hable con su doctor
sobre su DAE y su
efecto sobre la
anticoncepción.



La mayoría de las
mujeres con un
desorden convulsivo
pueden amamantar a
sus bebés. Se
encuentran pequeñas
cantidades de DAEs en
la leche materna, pero en la mayoría de los casos esto no es suficiente como para afectar al
bebé.

Algunos medicamentos pueden provocar bebés soñolientos o inquietos. Si esto pasa, hable
con su doctor y el doctor de su bebé. Pudiera utilizar fórmula o sacarse la leche y guardarla.

El amamantar puede romper su rutina de sueño. Esto puede afectar la actividad de las
convulsiones. Sería deseable tener ayuda (su pareja, una amiga o un familiar) para dar el
biberón al bebé por la noche con la leche materna. Antes de que detenga la lactancia, discútalo
con su doctor.



La mayoría de las mujeres con crisis convulsivas que se embaraza tendrá una gestación y un
bebé saludable. El buen cuidado antes y durante el embarazo es importante. Trabajando con
sus doctores podrá mantener cuidadosamente las convulsiones será vital.



        un defecto al nacimiento que es el resultado del desarrollo
impropio del cerebro, médula espinal y sus recubrimientos.
à   hormona femenina producida en los ovarios que estimula el crecimiento del
recubrimiento interno del útero.

  un bebé que crece en el útero de la mujer.

   Substancias producidas por el cuerpo para controlar las funciones de varios
órganos.

   una hormona femenina que se produce en los ovarios y que provoca el
crecimiento del recubrimiento interno del útero. Cuando el nivel de progesterona disminuye,
ocurre la menstruación

Maternidad y epilepsia

La experiencia del Centro Integral de Epilepsias de Fleni en el seguimiento y control del embarazo de
mujeres con esta enfermedad, que se caracteriza por una tendencia a sufrir convulsiones, revela que la
tasa de malformaciones severas asociadas a la medicación antiepiléptica se puede reducir al 6%, aun
cuando algunos reportes internacionales siguen hablando del 20 por ciento.

Es más, en Fleni, la tasa de malformaciones severas pudo ser reducida a cero en un grupo de
embarazadas tratadas con un antiepiléptico llamado oxcarbacepina. "De los 114 embarazos que
seguimos médicamente, hay 35 mujeres que sólo tomaron esta droga para controlar su enfermedad, y
todos su hijos nacieron sanos", dijo a LA NACION el doctor Carlos D´Giano, jefe del citado centro. Hasta
ahora, la experiencia clínica más extensa de tratamiento de la epilepsia durante el embarazo con
oxcarbacepina era de nueve casos, con resultados menos alentadores.

El éxito obtenido en la reducción de la tasa de malformaciones severas -como espina bífida, anencefalia,
labio leporino o problemas cardíacos congénitos- no sólo responde al uso de determinado antiepiléptico,
sino a un control integral del embarazo que consiste en un seguimiento médico especializado más
estrecho, a la reevaluación y adecuación del tratamiento antiepiléptico, y a la adopción de ciertas medidas
higiénico-dietéticas.

En la Argentina, cada año nacen entre 2500 y 3000 bebes de mujeres con epilepsia.

"Lo primero que hacemos cuando viene a la consulta una mujer con epilepsia que quiere ser mamá es
indagar si realmente es epiléptica -comenta el doctor Ricardo Meinschenguiser, ex presidente de la Liga
Argentina Contra la Epilepsia, actualmente a cargo de la Sección Epilepsia y Embarazo de Fleni-. Una de
cada cinco mujeres en tratamiento contra la epilepsia no padece esa enfermedad que le han dicho que
tiene."

Antiepilépticos

La teratogenicidad de las drogas antiepilépticas -esto es, la capacidad para producir malformaciones
congénitas en el bebe en gestación- es algo conocido desde hace tiempo. Es lo que ha llevado a los
especialistas en epilepsia a intentar reducir el número y la cantidad de drogas que recibe la embarazada.
El problema es que muchas mujeres con epilepsia desconocen que es necesario ajustar su tratamiento al
embarazo. Y peor aún: en la actualidad los antiepilépticos se utilizan para el tratamiento de otros
trastornos (como la depresión o el síndrome obsesivo-compulsivo), y muchas veces son indicados a
mujeres sin una aclaración sobre sus efectos adversos.

El siguiente paso, continúa el especialista, consiste en evaluar si la medicación antiepiléptica que recibe
es la adecuada -"una medicación inadecuada empeora la enfermedad", asegura- y qué tipo de crisis
epilépticas suele experimentar.

"En una mujer que padece sólo una crisis al año o que hace varios años que no sufre una crisis, uno
puede probar suspender la medicación durante los primeros meses del embarazo", explica
Meinschenguiser. En los casos en los que no es posible, lo que se busca es pasar de una terapia con
varias drogas a una monoterapia, y con la dosis útil más pequeña posible.

"El riesgo de malformaciones graves con una terapia que combina dos antiepilépticos es de alrededor del
15%, pero este valor puede ser reducido a entre el 4 y el 8% si se suspende una de las drogas", apunta
Meinschenguiser. "Cuantos menos antiepilépticos tome la paciente, menor es el riesgo de
malformaciones", completa el doctor D´Giano.

Y muchas veces una sola droga puede ser útil para evitar las convulsiones; convulsiones que ponen entre
paréntesis el suministro de oxígeno que le llega al bebe en gestación a través de la placenta, lo que
puede ocasionar daños cerebrales. "Por eso -completa Meinschenguiser-, tratamos de reducir la
medicación al mínimo que sea útil para evitar las convulsiones."

Pero los cuidados médicos del embarazo en una mujer con epilepsia no se reducen a un problema de
medicamentos. Existen varias medidas higiénico-dietéticas que también colaboran con el control de la
enfermedad y que, por lo tanto, ayudan a que ésta no interfiera con el crecimiento del bebe en gestación.

Un aspecto fundamental es garantizar un cuota adecuada de sueño. "Se sabe desde hace tiempo que la
mujer (y el hombre) con epilepsia que no descansa lo suficiente tiende a sufrir convulsiones con más
frecuencia", cuenta Meinschenguiser. Una buena dosis diaria de descanso reparador ayuda a prevenir las
convulsiones, permitiendo reducir la medicación que se indica para ese fin.

Tanto es así que los especialistas suelen recomendar que cuando el bebe haya nacido sea el padre el
que le dé de comer por las noches, permitiéndole a la madre un descanso no sólo merecido, sino también
terapéutico.

El cuidado de la nutrición es el otro pilar del tratamiento de la epilepsia durante el embarazo. "Si a una
mujer le faltan proteínas, no hay nada que transporte el medicamento hacia su sitio de acción, entonces
queda libre y le llega en mayor proporción al bebe en gestación", explica el doctor Meinschenguiser.

Por cuidado de la nutrición se entiende garantizar una alimentación saludable y equilibrada, que
suministre las proteínas que requiere la dupla madre-hijo, junto con una suplementación vitamínica
especial.

"Tres meses antes de quedar embarazada la mujer debe incorporar no sólo ácido fólico (como todas las
mujeres que buscan un embarazo), sino también un multivitamínico que aporte selenio, calcio y
magnesio, y que permita que la mujer comience su embarazo en las mejores condiciones nutricionales
posibles."

Al promediar su embarazo habrá que sumar a la lista de suplementos la vitamina K, que colabora en la
prevención de las hemorragias durante el parto, a las que son más propensas quienes padecen de
’ il’ i .

E
  t l t, l’ l ’ l ’’  ’  iii i j’tl’  ’t
j’’, i
’ l ’ ’’   
t
l’.


it  
’ ’
t’ ’l ’ i
i’ t
l 
 i  ’ l ’li

t ’ l   ’
 
’ il’ i’  ti’ ’
’ l 
j’ ’’  ’  t  
ij ,  l’ l 
’ i’ t   t ’ l l’’.


A

’ l  í ’ l  ’ tl   ’ l  í’ , l 
j’  ’ il’ i
’ ’  ’’  ’
 t  
ij ,  
’ l
 ’
’  i ’ l   ti’ il ti    t ’ l l’’

fi ’l t  ’i ’ 
i’. E t  ,
’ ’ lt’ 
 t’t 
  ’, ’


’j ’  ’  t.

tt ://www.l
.i ’ti. /t’ i  ’ i .t










ili

ili


 ti  ’ ’ í : 7
  
’ ’ i i i : 9/  / 9



 ’ j’ 

ë Ê  Ê Ê   Ê


 
 ili ’l J
’  , 9 : 



i:
 l, ’l t’ ’ t’ i  ’ ’’ l   ’ i il’, ’l i t’ t  f, ’
’ i t’ t,
esperar y llegar a nada, me hicieron rendirme, ¡pero mira que información! que una madre epileptica
pueda alimentar a su hijo sin el temor de darle sus antilepticos es sorprendente, hay mucho que aprender
y por lo visto no perder la fe, gracias, muchas gracias.










Coqui

Coqui

Cantidad de envíos: 431



Fecha de inscripción: 21/05/200
Edad: 54
Localización: Argentina


 Mensaje n3

ë ÊèÊÊ Ê

por Coqui el ue Nov 12, 200 3:04 pm

Hola Pili: es cierto que esto de los intentos y de nuevo marcha atrás es muy frustrante, pero no te rindas
nunca del todo. Es mejor tomarse el tiempo para estar segura y controlada, hacer otra consulta, pero no
rendirse, porque seguramente en algún momento podrás resolver lo tuyo.
Este artículo me pareció interesante porque en lo del amamantamiento casualmente fue lo que me ocurrió
a mi.
Cuando nació Martin, en Barcelona, yo estaba medicada por supuesto, pero al darle de mamar el gordo
se me durmió casi 24 horas. Me sacaron la leche y a el no pude darle el pecho.
Ya de vuelta en Argentina nacieron Daniela y Tomas, pero me habían cambiado la medicación y a los dos
les pude dar de mamar sin ningún problema.
En aquella época era mas seguro ir a una cesárea en le caso de mamás epilépticas, y es muy bueno ver
como ahora pueden tener sus bebés con partos naturales. Desde luego que depende del tipo de
epilepsia, pero antes era impensado.
Mucha suerte Pili y a no rendirse!!!!










!
uan Pablo

!
uan Pablo

"
Cantidad de envíos: 16
" #
Fecha de inscripción: 0 /01/200
Edad: 40
Localización: Uruguay


 Mensaje n4

ë ÊèÊÊ Ê
$ %
por uan Pablo el Vie Nov 13, 200 11:58 am

Arriba Pili que queremos agrandar la familia forera.


saludos









*L ’ *

*L ’ *

& (
 ti  ’ ’ í : ' 7
)’ ’ i i i : ''//
*
E  : 


+
 ’ j’ 

ë Ê  Ê Ê   Ê


-
 *L ’ * ’l J
’ ,’ ,  :9 

.

 i t’’ t’ ’l ti
l , 

’  
i’ i’ 
’ ’ 
’  ki’ i’ 
’ ’ l l lt i ..










A’li

A’li

/
 ti  ’ ’ í : 79
0’ ’ i i i : 7//9
12
E  :
3
L lii :  k


4
 ’ j’ 
ë Ê  Ê Ê   Ê

 A’li ’l J
’ 5’ ,  7: 

6
*L ’ * ’ii:
 i t’’ t’ ’l ti
l , 

’  
i’ i’ 
’ ’ 
’  ki’ i’ 
’ ’ l
l lt i ..

7’   ’t
’ ’
 ’ 
’ ’ 
’ i l  ’
 l   ’ ’ ’ 
’ , i

t  f’’ ’f’   ’ l lt i 
’ ’i ’ ’’i ’l  t ’ i ’i 
’ ’l
8
’’ t ’i’ ’ ii ’ l  ’  t’ ’    l ’t   ’ ’j  l’
i’ ’. A ’ ’i 
’  l ’ ’ t
ti   t  t’ ’ 
’ ’ ’t   
’l ’  
’ t
’ ’ ’ 
’  i ’ ’ ’l  ’ 
i’ t ’..
9: ;
A i’l ’ l,  l’ i ’ 
ij . ’   i  
’ l  t   l   ’t
’f’t’ t’.

_________________
www.t  ’’ il’ i. 

9
   i . S 
 i’ t’  
’  t i
 w’   i f i  ’ l
’ il’ i. Si ti’ ’
  
lt’  
’
l  .










*L ’ *

*L ’ *

<
 ti  ’ ’ í : 7
=’ ’ i i i : //
>
E  : 


?
 ’ j’ 7
ë ÊèÊÊ Ê
@
por *Lorena* el Vie Feb 1 , 2010 4:20 pm

Si Amelia, yo tengo tambien dos primos que no han tomado pecho por decision de su madre y estan los
dos muy bien. Claro que a mi me gustaría, pero eso tiene que ser decision de pediatra y neuro, aAi no
puede ser mi decision.










Amelia

Amelia

BC
Cantidad de envíos: 1 5
B C
Fecha de inscripción: 0 /01/200
Edad: 36
Localización: Danmar D


 Mensaje n8

ë ÊèÊÊ Ê
E
por Amelia el Vie Feb 1 , 2010 4:24 pm

hombre, lo cierto es que la ultima palabra la tienes tu que eres la madre. Los medicos te daran su opinion
pero la decision es tuya,. yo no le daria el pecho a un hijo aunque el pediatra me diga lo contrario: para
pasarle medicacion prefiero no pasarle nada.

FFFFFFFFFFFFFFFFF
GGG.todosobreepilepsia.com

G
No soy médico. Soy una paciente más que antaño abrio una eb para sacar informacion sobre la
epilepsia. Si tiene dudas consulte a su neurólogo.









*L ’ *

*L ’ *

H
 ti  ’ ’ í : 7
I’ ’ i i i : //
J
E  : 


K
 ’ j’ 9

ë Ê  Ê Ê   Ê


MN
 *L ’ * ’l Vi’ L’ 9,  : 9 

S
 
’  
’ l  
 i’ l  ’ ’fii  
’
’ ’ t’ ’  l 
’
’ ’ ’ l  t’ ’
t  l ’ii . 
’ ’ ’ ’ i  
’ i’ 
’  l ’  l   i’  í ’ t’ í 
’
 

’ ’ ’ ii  
’ l  ’ ’fii   
 lt ..










A’li
Amelia

OP
Cantidad de envíos: 1 5
O P
Fecha de inscripción: 0 /01/200
Edad: 36
Localización: Danmar Q


 Mensaje n10

ë ÊèÊÊ Ê
R R
por Amelia el Vie Feb 1 , 2010 4:4 pm

ya, si es lo de siempre pero lo cierto es que yo no le daria el pecho por muy beneficioso que sea. A mi
hermana por ej. no le bajo la leche hasta los 3 dias y esos dias estuvo la cria a base de biberones y hoy
S
dia esta la moza q no parece tenga años. Vamos me da lo mismo que el pediatra me aconseje q le diera
de mamar, yo no se lo daria. Para que? para verle sedado del rivotril? Pero vamos es una decision muy
personal.

TTTTTTTTTTTTTTTTT
UUU.todosobreepilepsia.com

U
No soy médico. Soy una paciente más que antaño abrio una eb para sacar informacion sobre la
epilepsia. Si tiene dudas consulte a su neurólogo.










grey
’

V
 ti  ’ ’ í : 
W’ ’ i i i : //


X
 ’ j’ 

ë Ê  Ê Ê   Ê


Y Z
 ’ ’l   ,  : 

[\
 l   
 ’ l 
j’’ 
’ ti’ ’ EPILEP I A  tti’ t l  ’ i’ t  
]
’ i   i   i    ’t  ’ ’
ij ’  ’   ’   ’t  ’ 
 

’ t i l. 
 l’  ’ t’ l ’ i  ’l ’  l ’ ij 
’ i
i’ t  l
i till  j i  ’ 
’ t t till ’ ll l tii  , ’ l  ’ i 
i ’ l   ’ ij 
’ l till 
’ ’t  t   ’l ’’   ’t ’ i’ ;   ’t 
’ 
  
i’ ’l’   i ’’,  l ’ ’
t 
’ till
’ t  i  i
’’!...

Ê
  
  
  

à
’
 ’’’ " 


a

  
 $)3 + 

"  4
  
   
  


 

     
  
Ê

’ ’’ " Ê



" 
   +
 
 


 

  
      
+    5Ê

 a 




  
 


+
 


 $3

  
*3

 
 )$3


 
   Ê
 a 

  
+   
6$3  

     
  

 
7



,   +     
 
 

5Ê

 ë  
 
 

 



 
 
 Ê
 m   

+ 


 



 

 (
 


(  

 ’’’ " 

8
      " 
   

   


    +
 
 
  
 

 
 

9 
  
 
 


   

  
 
 
  
   
  
+


 !  

 




  
Ê

5::;;; :
Ê

a’
     

5 Ê

 ë
7 
 

 
 


 


        

Ê
 m

 

   
 "


 - 
    

 
  
 
 ë
       

 2
   

 

 

  
4

 


 



(

Ê
à’  Ê

" 

 

   4  

   
  +2
   


   

  

  


4

  
  Ê

›  ’  Ê

!   
    
 



 
      
   



(


 - 
4
 
  



(     
 

 

     

<   

    7   
  
 
   Ê

De Enfermedades cerebrales




§  
   
 

 
 


Ê

<  = a m ,  ( >  < > ë  a m ( m   a ? < " @    a  2  # )5 $ #  Ê

" !m  " ! 2 5  "  =  ë  @>  /  " < m a " < 2 m    " < m a " < 2 m   

|#$à ›#%!!!& à›#$à ›    #' ( 

A 
+ 
  
 #' 
  
  
- 
  
 
 #   
 B 
 
  
 

 
 C


  
 
5A

#  ( "  = ë m a ( " ' $ $ 6  $ $ 5 ' 6  

a

a
+ 


         
  

  
 
    

 

  
    

  
 
 
  
  

       
- 

 
     
  D

Hoy, para una mujer con epilepsia, tener un hijo sano ya no es una meta inalcanzable.

La experiencia del Centro Integral de Epilepsias de Fleni en el seguimiento y control del


embarazo de mujeres con esta enfermedad, que se caracteriza por una tendencia a sufrir
convulsiones, revela que la tasa de malformaciones severas asociadas a la medicación
antiepiléptica se puede reducir al 6%, aun cuando algunos reportes internacionales siguen
hablando del 20 por ciento.

Es más, en Fleni, la tasa de malformaciones severas pudo ser reducida a cero en un grupo
de embarazadas tratadas con un antiepiléptico llamado d 
"De los 114
embarazos que seguimos médicamente, hay 35 mujeres que sólo tomaron esta droga para
controlar su enfermedad, y todos su hijos nacieron sanos", dijo a LA NACION el doctor
Carlos D´Giano, jefe del citado centro. Hasta ahora, la experiencia clínica más extensa de
tratamiento de la epilepsia durante el embarazo con oxcarbacepina era de nueve casos,
con resultados menos alentadores.

El éxito obtenido en la reducción de la tasa de malformaciones severas -como espina


bífida, anencefalia, labio leporino o problemas cardíacos congénitos- no sólo responde al
uso de determinado antiepiléptico, sino a un control integral del embarazo que consiste en
un seguimiento médico especializado más estrecho, a la reevaluación y adecuación del
tratamiento antiepiléptico, y a la adopción de ciertas medidas higiénico-dietéticas.

En la Argentina, cada año nacen entre 2500 y 3000 bebes de mujeres con epilepsia.

Ê
Ê ÊÊ

"Lo primero que hacemos cuando viene a la consulta una mujer con epilepsia que quiere
ser mamá es indagar si realmente es epiléptica -comenta el doctor Ricardo
Meinschenguiser, ex presidente de la Liga Argentina Contra la Epilepsia, actualmente a
cargo de la Sección Epilepsia y Embarazo de Fleni-. Una de cada cinco mujeres en
tratamiento contra la epilepsia no padece esa enfermedad que le han dicho que tiene."

El siguiente paso, continúa el especialista, consiste en evaluar si la medicación


antiepiléptica que recibe es la adecuada -"una medicación inadecuada empeora la
enfermedad", asegura- y qué tipo de crisis epilépticas suele experimentar.

"En una mujer que padece sólo una crisis al año o que hace varios años que no sufre una
crisis, uno puede probar suspender la medicación durante los primeros meses del
embarazo", explica Meinschenguiser. En los casos en los que no es posible, lo que se
busca es pasar de una terapia con varias drogas a una monoterapia, y con la dosis útil
más pequeña posible.

"El riesgo de malformaciones graves con una terapia que combina dos antiepilépticos es
de alrededor del 15%, pero este valor puede ser reducido a entre el 4 y el 8% si se
suspende una de las drogas", apunta Meinschenguiser. "Cuantos menos antiepilépticos
tome la paciente, menor es el riesgo de malformaciones", completa el doctor D´Giano.

Y muchas veces una sola droga puede ser útil para evitar las convulsiones; convulsiones
que ponen entre paréntesis el suministro de oxígeno que le llega al bebe en gestación a
través de la placenta, lo que puede ocasionar daños cerebrales. "Por eso -completa
Meinschenguiser-, tratamos de reducir la medicación al mínimo que sea útil para evitar las
convulsiones."

Pero los cuidados médicos del embarazo en una mujer con epilepsia no se reducen a un
problema de medicamentos. Existen varias medidas higiénico-dietéticas que también
colaboran con el control de la enfermedad y que, por lo tanto, ayudan a que ésta no
interfiera con el crecimiento del bebe en gestación.

Un aspecto fundamental es garantizar un cuota adecuada de sueño. "Se sabe desde hace
tiempo que la mujer (y el hombre) con epilepsia que no descansa lo suficiente tiende a
sufrir convulsiones con más frecuencia", cuenta Meinschenguiser. Una buena dosis diaria
de descanso reparador ayuda a prevenir las convulsiones, permitiendo reducir la
medicación que se indica para ese fin.

Tanto es así que los especialistas suelen recomendar que cuando el bebe haya nacido sea
el padre el que le dé de comer por las noches, permitiéndole a la madre un descanso no
sólo merecido, sino también terapéutico.

º  ÊÊÊ

El cuidado de la nutrición es el otro pilar del tratamiento de la epilepsia durante el


embarazo. "Si a una mujer le faltan proteínas, no hay nada que transporte el medicamento
hacia su sitio de acción, entonces queda libre y le llega en mayor proporción al bebe en
gestación", explica el doctor Meinschenguiser.

Por cuidado de la nutrición se entiende garantizar una alimentación saludable y


equilibrada, que suministre las proteínas que requiere la dupla madre-hijo, junto con una
suplementación vitamínica especial.

"Tres meses antes de quedar embarazada la mujer debe incorporar no sólo ácido fólico
(como todas las mujeres que buscan un embarazo), sino también un multivitamínico que
aporte selenio, calcio y magnesio, y que permita que la mujer comience su embarazo en
las mejores condiciones nutricionales posibles."

Al promediar su embarazo habrá que sumar a la lista de suplementos la vitamina K, que


colabora en la prevención de las hemorragias durante el parto, a las que son más
propensas quienes padecen de epilepsia.

En cuanto al parto, vale aclarar que la cesárea no es una indicación inobjetable para estas
mujeres, sino que sólo se reserva para casos puntuales.

Otro de los grandes mitos que se nutren del desconocimiento popular (y médico) sobre la
relación epilepsia-embarazo sostiene que la mujer no debe dar de amamantar a su hijo,
para no pasarle los medicamentos a través de la leche.

"Aunque la mayoría de los neonatólogos se lo prohíben, la mujer con epilepsia puede y


debe dar de amamantar a su hijo, ya que sólo una pequeña proporción de los
antiepilépticos pasa a través de la leche -afirma el doctor Meinschenguiser-. En todo caso,
puede alternar una teta y una mamadera, pero nunca dejar de dar de amamantar."

Ê
ʏ Êë ÊÊ
ÊÊë ÊʏʺºÊ

Ê
 La teratogenicidad de las drogas antiepilépticas -esto es, la capacidad para
producir malformaciones congénitas en el bebe en gestación- es algo conocido
desde hace tiempo. Es lo que ha llevado a los especialistas en epilepsia a
intentar reducir el número y la cantidad de drogas que recibe la embarazada. El
problema es que muchas mujeres con epilepsia desconocen que es necesario
ajustar su tratamiento al embarazo. Y peor aún: en la actualidad los
antiepilépticos se utilizan para el tratamiento de otros trastornos (como la
depresión o el síndrome obsesivo-compulsivo), y muchas veces son indicados
a mujeres sin una aclaración sobre sus efectos adversos.