IES Rafal Rafal / Alicante Francisco Leiva Ivorra (Grupo Aranea

)

LÓP0131
El proyecto del Instituto de Rafal empieza a construirse en 2007 y supone un abierto rechazo a los procesos especulativos de desarrollo inmobiliario que estaban depredando las fértiles huertas de la Vega Baja, transformándolas en paisajes clónicos de seriaciones unifamiliares absolutamente ajenas a este lugar. Inmerso de lleno en este contexto el Instituto pretendía actuar como una gran infraestructura capaz de generar un lugar protegido del hostil entorno urbanizado. Los alumnos de Rafal necesitaban otros referentes, un lugar propio, desde donde empezar a reinventar el mundo. Entendíamos que no estábamos en condiciones de plantar cara sin más a esta oleada urbanística, con una arquitectura amable y confiada, sino que el proyecto debería operar con mucha más paciencia, intentando proyectar en el futuro. Necesitamos de la complicidad de estos adolescentes que, despreocupados, se deslizan por la rampa rosa cada día para bajar el recreo. ¿Serán capaces de desear algo más que el siniestro futuro de adosados que sus padres les han programado?. ¿Es esta situación realmente reversible? A día de hoy muchas de las urbanizaciones que rodeaban el centro no han llegado a ejecutarse, algunos de los mecanismos de protección no han sido todavía necesarios. Con el paso del tiempo los agricultores de Rafal están empezando a recuperar el uso original agrícola del suelo y pequeños e improvisados cultivos aparecen en este suelo urbanizado interrumpido, junto a los carteles oxidados de las promociones aplazadas. Al pasear por este pueblo fantasma, el IES Rafal aparece como un gran barco varado en un desierto urbanizado, a la espera de una nueva crecida... La idea de plantear una edificación introvertida, de carácter perimetral, capaz de albergar un complejo espacio interior tiene mucho que ver con nuestra actitud protectora, pero viene también reforzada por un condicionante específico de la parcela: su escasa dimensión (los 7000m2 de ésta son casi la mitad del estándar en la Comunidad Valenciana para un centro de este perfil). Esta característica vino a confirmar nuestras pretensiones, permitiéndonos encajar la zona deportiva en el corazón del patio estrellado y obligándonos a agotar parcialmente la altura permitida (baja+2) a la vez que conseguíamos una serie de espacios libres concatenados a distintas alturas que nos permitirían contrarrestar las limitaciones de la parcela. El resultado es que al atravesar la coraza perimetral los alumnos se encuentran con un sorprendente espacio central donde un conjunto de siglas a diferentes alturas ayudan a entender el interior del instituto de Rafal como un único patio multiforme que se extiende por las diferentes plantas, configurando una gran colección de espacios de relación a distintas alturas.Un Organigrama tridimensional construido en hormigón armado, donde cada aula o taller ocupa un volumen diferenciado, con unas siglas que se perciben desde todo el patio.

Planta baja

Planta primera

Planta segunda

Sección desplegada

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful