You are on page 1of 3

Practica 04: Alumno Apellidos: Armas González Nombre: José Alejandro

DNI: 79064776E

Grupo: 02

En la siguiente práctica comentaremos las lesiones que pueden producirse en elementos de aluminio como puede ser la corrosión u otros.

Aspectos sobre el aluminio: Es el metal que más evolucionó su fabricación y aplicación en el campo de la edificación en estos últimos años. Sus posibilidades se han multiplicado y su comportamiento se ha estudiado en profundidad, como así también las formas de protegerlo y manipularlo. En atmósferas normales se forma en su superficie una capa protectora de óxido, blanquecina, fina y compacta. Puede sufrir corrosión electrolítica tanto en condiciones de sequedad como de humedad (se recomienda no exponer a atmósferas marinas). Se aconseja evitar el contacto con el cobre y sus aleaciones y con el acero; no ocurre lo mismo con el zinc y el acero inoxidable, donde un contacto no comporta problemas Este metal posee una combinación de propiedades que lo hacen muy útil en ingeniería mecánica, tales como su baja densidad (2.700 kg/m3 ) y su alta resistencia a la corrosión. Mediante aleaciones adecuadas se puede aumentar sensiblemente su resistencia mecánica (hasta los 690 MPa). Es buen conductor de la electricidad y del calor, se mecaniza con facilidad y es relativamente barato. Por todo ello es desde mediados del siglo XX el metal que más se utiliza después del acero.

Su nombre se debe al aspecto de los filamentos. en soluciones muy alcalinas como las nombradas anteriormente y ocurre una enérgica reacción. lo cual favorece el comportamiento de un metal como ánodo y del otro como cátodo. Alguno elementos de Aluminio empleados en la construcción están sometidos a un riesgo de corrosión. Sin embargo.Causas de alteración en elementos de aluminio Los principales factores que inciden en la formación de procesos de corrosión que desarrollan los elementos metálicos como el aluminio puede ser los álcalis como el hidróxido de sodio y de potasio liberados por el cemento Pórtland son muy perjudiciales para el zinc. A mayor diferencia de potencial. el metal más activo es el que se comportará como ánodo. como puede ser el acero en el caso de los anclajes y de las mechas. alternativas que no suelen causar problemas. En el aluminio se recubre espontáneamente de una delgada capa de óxido que evita su corrosión. cualquiera de ellos pierde resistencia mecánica si se los somete a las temperaturas que puede alcanzar un incendio y el aluminio. La cal aérea. También hay una corrosión filiforme que Es una corrosión que se produce creciendo desde el interior al exterior del perfil de aluminio. Unas de las corrosiones que ataca al aluminio puede ser la Corrosión por par galvánico que se produce cuando dos metales se ponen en contacto y ambos poseen potenciales eléctricos diferentes. en los muros cortina la posible aparición de par galvánico. el que no sólo puede presentar deterioro de la estética sino de su propia estructura. asimismo. esta capa desaparece en presencia de ácidos. tanto en los anclajes como en las mechas puesto que generalmente ambos son de acero galvanizado. El par galvánico puede evitarse colocando separadores de materiales inertes (plásticos) entre el Aluminio y los otros metales. Por ejemplo debe tenerse muy en cuenta. mientras que el resto de uniones o tornillos son de Acero Inoxidable. mientras no es carbonatada protege los metales ferrosos pero puede atacar al aluminio y ser ligeramente corrosiva. por su parte. deformaciones y rupturas de los . También pueden existir otras causas como pueden ser de origen mecánico de alteración y deterioro de los materiales incluyen movimientos. de Aluminio o de Zamack. el aluminio y el plomo. la aparición de éstos generalmente se debe a una mala preparación de la superficie en la fase de cromatizado previo al lacado. el plomo y el zinc pueden incluso llegar al punto de fusión. zincado o pintado. También puede aparecer la corrosión filiforme como consecuencia de la porosidad del recubrimiento o de falta de adherencia del mismo El fuego también hay que tenerlo en cuenta ya que Si bien ningún metal utilizado en construcción es combustible. particularmente del perclórico y clorhídrico.

Mantenimiento y conservación Se realizara una serie de procedimientos básicos de limpieza del aluminio En condiciones normales utilizar jabones y detergentes con un trapo húmedo y agua caliente. Enjuagar bien y escurrir. Para quitar manchas leves de agua de la superficie del aluminio. desplazamiento de la estructura. es comprensible que los procesos de protección preventivos y realizados en fábrica sean los preferidos. Todas las aleaciones de aluminio pueden ser anodizadas. En condiciones muy duras: Limpiar con un solvente no abrasivo. Se trata de una técnica apenas abrasiva que requiere experiencia en el manejo de corrosivos para evitar posibles daños. para concluir. pero aquellas con alto porcentaje de manganeso. se incrementa también su resistencia a la abrasión. al igual que muchos otros materiales. las acciones a tener en cuenta se restringen a controles periódicos y un mantenimiento programado. Existen tratamientos químicos exclusivos del aluminio como la anodización que es un procedimiento que se aplica especialmente al aluminio y sus aleaciones. Como la alúmina resulta más dura que el aluminio. El objetivo principal de este procedimiento es acelerar y uniformar la capa de óxido protectora de la corrosión e incluso aumentar su dureza. Pasar un trapo húmedo con detergente caliente y limpiador semiabrasivo en la dirección aparente de los granos del aluminio. Se puede agregar un poco de un limpiador moderadamente abrasivo. También para acabados de recubrimiento se puede aplicar un esmalte vítreo sobre cobre y aluminio. sobre todo en soleras y voladizos. cargas indirectas. sílice y cobre producen opacamientos. Y. Enjuagar bien y escurrir. se puede usar lana de acero inoxidable y aceite y una solución acuosa con 10 % de ácido sulfúrico y 3 % de ácido crómico a 82 °C. también pueden ser considerados como material de revestimiento de metales no ferrosos algunos materiales plásticos por su durabilidad. Tratamientos Los tratamientos de los distintos elementos metálicos. si es necesario. propiedades eléctricas y térmicas y color. En condiciones duras: emplear solventes comerciales y limpiadores con emulsión de detergente para quitar la grasa y el aceite. Quitar las partículas adheridas. por lo tanto.elementos tanto sea por cargar directa. Pasar un trapo caliente humedecido en detergente. Utilizar chorro de agua a presión para quitar suciedades muy adheridas. De esta manera se evitan situaciones límites y. con cepillos de cerdas de nylon. . se dividen en tratamientos preventivos y curativos. Enjuagar bien y escurrir. Debido a la impresionante expansión en el ámbito de la construcción del uso de los metales.