You are on page 1of 2

¿ pero y...    porqué motivarse  ?

Actualmente vivimos en un país extremadamente desigual, en donde la distribución económica beneficia solo a unos pocos. Servicios básicos como agua, luz, gas, y salud están completamente privatizados, o sea, se dirigen según los intereses del lucro y la ganancia y no por los intereses de la gente. En el campo de la educación ocurre exactamente lo mismo. La mayor parte del sistema educativo está controlado por colegios, escuelas y universidades privadas. En estos establecimientos se brindan servicios en virtud de la cantidad de dinero que puedan pagar los estudiantes, o sea nosotrxs. De esta manera nos transformamos en simples consumidorxs de una mercancía. La educación pública es cada vez más escasa. Sin embargo ¿No era acaso que le educación era un derecho? ¿Por qué quienes tienen más dinero acceden a una mejor educación? ¿Por qué debemos endeudarnos para entrar a la universidad?

3

Si nos entregan una educación como el PICO, nos enxtrañen que dejemos la ZORRA

4

a las

contrainfoudec contrainformacionesfec@gmail.com
proponer 

INFORMATE DISCUTE PROPONE
reformas

X d

desde abajo!!!
desde  arriba, 

¿ Qué ganas con motivarte ?
A lo largo de la historia de nuestro país siempre ha habido hombres y mujeres que se han movilizado para hacer de esta sociedad un lugar más justo y libre. Trabajadorxs, pobladorxs, grupos de mujeres, indígenas, ambientalistas, han destinado parte de su día a día por construir un mundo mejor para todxs, donde los derechos colectivos imperen sobre las ansia$ y ganancia$ individuales de los grupos dominantes. Lxs estudiantes históricamente, no se han quedado al margen de esta lucha. Durante todo el siglo XX exigieron que la educación no fuera solo de los grupos de elite. Sino que de cualquier persona, independiente de su clase, género, raza, o lugar de origen, pudiese acceder a una educación de calidad e igualitaria. Gracias a esta lucha nosotrxs tenemos derecho a educarnos, sin embargo hoy en día la educación sigue siendo extremadamente desigual. Para cambiar esta situación, es necesario unir nuestra fuerza, energía y creatividad… agitar este mundo que está tan tranquilo con tanta injusticia, mostrarle los dientes a la educación de mercado.

En tal sentido el sistema educativo chileno atraviesa un momento crucial, inmerso en una serie de reformas y transformaciones las cuales en ningún punto mejoran la deficiente educación, sino más bien profundizan y consolidan su rol reproductor de un sistema un desigual, injusto, machista y al servicio de unos pocos. Ejemplo de esto, son los cambios acontecidos el año pasado en la educación básica y media que guardaban relación con : a) el aumento de las atribuciones de los Directores en desmedro del Consejo Docente, b) estratificación del salario de los docentes, y c) modificación de los planes curriculares. La ESUP no es la excepción, es así como se pretende desarrollar una reformulación que se oriente desde y para el mercado, y no para las necesidades de la sociedad en su conjunto. Se ataña de este modo a tres lineamientos principales: a) Generación de un sistema único de financiamientos, tanto para las Instituciones ESUP “públicas” como también las privadas; b) financiamiento a las instituciones en relación a su servicio al mercado; y c) aumento de la formación de profesionales precarios. Por consiguiente genera una serie de transformaciones para la institucionalidad, el financiamiento universitario y estudiantil y los planes curriculares de las Ues, que hipotecan una educación gratuita, democrática e inclusiva para todxs.
Teniendo claro el grave problema de la desigualdad en la educación, ahora debemos organizarnos. Organizarse implica discutir y debatir con nuestros pares aquello que nos parece injusto y desigual; informarnos e informar a nuestro alrededor lo que ocurre día a día con esta situación; y crear alternativas y propuestas para continuar con el legado histórico del movimiento estudiantil… vale decir, participar creativamente en las instancias donde nos sintamos convocadxs. A modo de ejemplo, existen variadas propuestas para cambiar la educación: recuperar la educación pública, establecer la gratuidad de la educación y socialización de ésta, instaurar un arancel diferenciado, des-municipalizar las escuelas; así como también fomentar la educación popular, aprendiendo y educándonos colectivamente en nuestros barrios, poblaciones, grupos de amigos, nuestras parejas, y junto a colectivos y organizaciones autónomas que se suman en esta lucha.