You are on page 1of 10

MANUAL DE MANEJO, LAVADO Y PROTECCIÓN DEL LADRILLO

INTRODUCCIÓN La apariencia de las fachadas en mampostería de ladrillo dependen primordialmente de la atención que se le de a éste durante su construcción y el proceso de limpieza. Las recomendaciones para el manejo del ladrillo propuestas por Ladrillera San Cristóbal S.A. van enfocadas inicialmente en la recepción del material en obra y el mantenimiento de la limpieza durante la pega de la mampostería, ya que con el control de estas dos Condiciones podemos garantizar la efectividad del lavado y así obtener una fachada durable y con buena estética cumpliendo los requisitos de durabilidad y resistencia.

RECEPCIÓN Y APILAMIENTO DEL LADRILLO EN OBRA
La belleza del ladrillo es subjetiva, depende de la percepción particular. El ladrillo puede variar en tonalidades lo que normalmente es bien visto por los profesionales encargados del diseño de las fachadas; por lo tanto no se debe rechazar un lote por diferencias en el color que no afecten un porcentaje importante del material El criterio de recepción de un ladrillo en cuanto a la tolerancia dimensional de acuerdo con la norma NTC 4205 reglamenta una variación en un 2% por encima o por debajo de las medidas nominales especificadas para todos los productos En cuanto al apilamiento y cuidado de los ladrillos antes de su pega, se hacen las siguientes recomendaciones 1. El descargue de los ladrillos debe realizarse sobre un sitio seco, aislado del terreno y lejos del agua de escorrentía; ya que si está en contacto directo con el suelo puede absorber humedad, sales solubles y provocar en la posterior puesta en la obra la aparición de manchas y eflorescencias dificultando así el lavado. Un buen método es almacenar el material sobre estibas o teleras que lo aíslen del piso para evitar las patologías anteriormente mencionadas (Ver fotografías 1, 2, 3 y 4) 2. Siempre que sea posible, el material debe trasladarse por medios mecánicos y así evitar roces que generan desbordes o pérdidas de piezas. En caso tal que se realice de forma manual, se recomienda el uso de carretillas planas y no cóncavas como comúnmente se usan en obra. (Ver fotografías 5, 6 y 7) 3. El material almacenado debe protegerse de la intemperie por medio de plástico que eviten su saturación por causa de las aguas lluvias y así posteriormente la migración de sales solubles a su cara más expuesta

Fotografía 1: Apilamiento sobre el terreno y en contacto con la escorrentía superficial.Ampliamiento sobre estiba y encarramiento adecuado con el fin de proteger el material Fotografía 3: Protección de la pila de ladrillos con plástico Fotografia 4: Encarramiento en una zona que no es horizontal produciendo derrumbes. además el mal encarramiento produce desbordes e imperfectos en los ladrillos Fotografia 2. desperdicio y desbordes de material .

Fotografía 5: Trasporte de ladrillos en carretillas cóncavas Fotografía 7: Trasporte de material por medios mecánicos Fotografía 6: Desbordes por mala manipulación del material .

bajantes. cubiertas. terrazas y jardineras. (Ver fotografía 9) • Anticipar todo lo posible las actividades de impermeabilización de techos. aproximadamente a un metro de altura. remates de topes superiores de muros y otros elementos normalmente considerados dentro del diseño para el buen funcionamiento futuro de los muros. La contaminación de cemento. enfrentar fachadas con fuertes contaminaciones y patologías • Proteger los topes de muros con plásticos o con un mortero impermeable. (Ver fotografía 8) • Atender rápidamente todo daño hidráulico que se presente o genere circulación abundante de agua en la obra La actitud de limpieza y aseo redunda en buenos resultados y visceversa. los muros funcionan de manera distinta a como está previsto que funcionen en la obra terminada y el lavado de fachada debe. durante toda la etapa de construcción. Así. de manera que ni la lluvia ni los vaciados de losas escurran por las celdas de los ladrillos • Tapar con plástico o cartón la zona de zócalo. buitrones y la instalación de elementos de protección de remates de muros. luego se le pasa el ranurador par conformar la junta y finalmente se limpia con una espuma. Las programaciones de obra generalmente no van de la mano con las necesidades de las fachadas: cuando la obra está en construcción. la cual se bota hacia los lados cuando asientan el ladrillo y compactan la mezcla. faltan impermeabilizaciones. como las debidas al salpique de los “canes” de los andamios o limpiezas defectuosas después de pegar los ladrillos. en consecuencia. Posteriormente. Es importante que dicha limpieza se haga en dos etapas: una en húmedo inmediatamente después de ranurar y otra en seco 5 ó 10 minutos después para retirar los residuos de cemento que hayan quedado en la fachada • Cuando se van a pegar los ladrillos y se conforma la junta horizontal. primero se ensucia cada ladrillo con mezcla de mortero. se puede colocar una capa gruesa de mortero. el pegador conforma la ranura sin necesidad de ensuciar de cemento toda la cara del ladrillo. para impedir que el desagüe sea por cualquiera de los muros de fachada.LIMPIEZA DURANTE LA PEGA DE LOS LADRILLOS • Cuando se vaya a conformar la junta vertical en los ladrillos. con el fin de protegerla del salpique de obra y la humedad • Drenar las losas por huecos o escalas cuando no tienen techo o cubierta. bajantes. sumada a humedades de obra llegan a producir complicaciones importantes en el lavado de las fachadas .

Fotografia 8: Muro de fachada con exceso de humedad debido A la carencia de remate Fotografia 9: Humedad en muro de fachada debido a que está desaguando toda el agua empozada en la losa de la terraza Fotografia 10: Muro de fachada limpio después de pegados los ladrillos .

quiere decir que todas las humedades de obra deben haber sido suprimidas y haberse secado completamente • Si después de la actividad de lavado se generan humedades internas como por ejemplo las debidas a revoques interiores. ausencia de elementos de protección en sillares y remates de muros. vaciado y pulida de pisos. falta de impermeabilización en jardineras.LAVADO DE FACHADAS DE LADRILLO NUEVAS Se deben acoger todas las recomendaciones de lavado y protección que se encuentran en el libro Manual de Fachadas de LUNSA Los productos recomendados a continuación son provenientes de: HIDROPROTECCIÓN DE COLOMBIA Dirección: Autopista Norte Nº 169-25 Local 112 Bogotá Teléfono: 678 4011 / 55 Fax: 670 8605 Recomendaciones para antes del lavado: • Lavar únicamente los muros que estén completamente secos. (ver fotografías 11 al 14) . En esta solución el ácido nítrico retira los residuos de cemento. si algunas de estas condiciones existe. El Hidrosolve es un encapsulante de sales blancas el cual le retira a la fachada el aspecto blanquecino y las eflorescencias de sodio y potasio. áticos o terrazas. los muros afectados deberían dejarse sin lavar hasta que terminen de secarse o aceptar que sean relavados cuando hayan alcanzado su secamiento completo Solución básica para lavar ladrillo rojo y moreno: 1 parte de ácido nítrico + 1 parte de Hidrosolve + 3 a 4 partes de agua. instalación de forros en baños y cocinas.

Fotografia 11 y 12: Fachada en ladrillo rojo con aspecto blancuzco Fotografia 13: Fachada con eflorescencia de sales de sodio fotografia 14 Fachada en ladrillo moreno con eflorescencia blanca .

. retirando el producto con una espuma o retal de tapete NOTA: No se debe dejar secar el producto de lavado sobre la superficie. deberá evitarse la saturación • Aplique la solución de lavado con escobillón y estriegue con cepillo de cerda plástica suave hasta disolver las manchas • Enjuagar con agua limpia la zona tratada. Si se prehumedece. El Prevet retira las posibles eflorecencias de vanadio (manchas de color verde claro o amarillo) que puedan salir en la fachada.Solución básica para lavar ladrillo pálido: 1 parte de ácido nítrico + 2 parte de Prevent + 4 partes de agua. (Ver fotografías 15 y 16) Fotografía 15: Ladrillo color pálido con eflorescencia de vanadio Verde oscuro Procedimiento de lavado Fotografía 16: Eflorescencia de vanadio incipiente (color amarillo claro) presente en un ladrillo pálido • Retire el exceso de polvo y de cemento de la superficie que vaya a lavar • No se necesita prehumedecer la superficie antes del lavado. En esta solución el ácido nítrico retira los residuos de cemento.

Retoques en fachadas que ya han sido lavadas: Para retocar fachadas que han sido lavadas y han quedado blancuzcas (rucias) o cenizas. Es importante tomar precauciones para proteger el personal de lavado y los demás elementos de la obra (ventanas. se utiliza una solución de Ladribright en dilución 1:1 ó 1:2 en agua En el caso que aparezcan manchas de vanadio (manchas de color verde o negras) se recomienda lavar con Vanadox (puede usarse puro o diluido 1:1 ó 1:2 en agua. según previo ensayo) ADVERTENCIAS 1. pisos). Nunca se debe lavar con ácidos como el muriático o el oxálico ya que dañan el esmalte del ladrillo y la pasta de concreto. (ver fotografía 17) Fotografía 17: Pérdida de esmalte y daño en la pasta de cemento de la junta de pega por lavados con ácido muriático . perfiles. Se recomienda hacer ensayos previos de las diluciones recomendadas con el fin de verificar su eficacia y tener un dato más exacto sobre los rendimientos 3. Consulte la ficha técnica de los productos que va a emplear 4. No usar ácidos como el muriático o el oxálico ya que deterioran el ladrillo y la pasta de cemento del mortero de pega 2.

Alguno de estos hidrófugos son el Hidrosil Ladrillo o Sika 10. Documento realizado por: Ladrillera San Cristobal S.A . y en los últimos dos pisos ya que recibe con mayor intensidad los efectos del viento y la lluvia NOTA: Es importante antes de utilizar los productos leer las fichas técnicas y de seguridad de éstos ADVERTENCIA Los hidrófugos de fachada y piso no deben disolverse ni con agua ni con ningún otro solvente Para cualquier inquietud estamos a su completa disposición . Para la hidrofugación de la fachada se recomienda utilizar un hidrófugo de alta penetración en el sustrato arcilloso para así garantizar mejor duración y protección.PROTECCIÓN DE FACHADA EN LADRILLO Recomendaciones antes de la hidrofugación: Antes de hidrofugar la fachada se debe revisar todas las juntas de pega. con el fin de verificar que no haya fisuras o huecos por donde la superficie sea completamente permeable al agua La superficie debe estar completamente seca y limpia. El hidrófugo debe aplicarse con brocha en toda la fachada a dos manos y una mano adicional en la zona de zócalo debido al salpique. REDCLAY S.A. socio de CI.