You are on page 1of 10

Universidad de Santiago de Chile Facultad de Filosofía Magister en Filosofía de las Ciencias

La sabiduría como transformación ética

Nombre: Patricio Paredes Seminario: Problemas ético-políticos en Ciencias y Técnica Profesor: Raíl Velozo

utilizaré la estructura del discurso de Ladrière para referirme al tema en cuestión: la sabiduría como transformación ética. Este trabajo intenta comentar lo que para Aristóteles era el fin más propio del hombre y de su vida misma: la práctica de la sabiduría. . Nietzsche no estaba equivocado cuando nos decía que los griegos éramos nosotros y no los mismos griegos. a saber: la práctica de la sabiduría transforma la vida misma del sabio. Además incluiré algunos artículos de revistas de filosofía que comentan el tema. Básicamente. Mi objetivo es complementar sus comentarios sobre este tema mediante los textos de Aristóteles. El intento de descifrar la visión del mundo que tenía tamaña civilización sigue siendo uno de los temas más tratados en la disciplina filosófica.Introducción El espíritu griego es uno de los temas más comentados en filosofía. lo que conlleva una metamorfosis ética. Esta es la perspectiva que utilizaré en este trabajo para convertirlo en un texto de contenido ético o práctico. En la medida que el trabajo avance nos daremos cuenta de lo que ya ha sido comentado hasta el aburrimiento: la praxis más propia del hombre es la contemplación o la visión de los principios constitutivos de lo real. Utilizaremos como guía los primeros capítulos del texto ³El reto de la Racionalidad´ de Jean Ladrière.

o de lo que no es que es. a propósito del pensamiento griego. Aristóteles es un realista.. las ceremonias. la eudaimonia es producto de la contemplación de Dios. XV. 1249b 16-21. Theorós. VII. veremos esto más adelante. pero él fundará el mundo que afirmamos como real en principios y causas que no observamos. Por otra parte. 15. Por ahora centrémonos en el saber especulativo. la hace ³real´. . Pero bueno. contemplador. y otros. nos lleva a la contemplación de la realidad tal cual es: en sus principios. al menos en algunos textos la ocupa ³tou theou teoría´ (Eth. y no observables de lo real. pues es lo que la hace ser lo que es. era el nombre del delegado oficial que cada ciudad helénica enviaba a los festivales religiosos que se celebraban en los grandes santuarios de Delos. Digamos que la ³hace ser tal cual es ella´. la verdad es entendida como correspondencia entre lo mencionado en el discurso y lo real "decir de que es que no es. La forma nos dará el ser determinado dentro del caos provocado por el principio material. La contemplación de ³lo real tal cual es´ nos remite necesariamente al principio formal de lo real. aunque el término real es propio de los principios y no de lo ³principiado´. eso es falso. El theoròs contemplaba los templos. las danzas. los juegos. ³La palabra tenía originariamente una connotación religiosa. Sin embargo. y que no son tangibles. es decir. sino en la contemplación (theorós).El saber especulativo Ladrière nos dice.). de Epidauro. En Aristóteles conocer significa precisamente esto: la aprensión de lo inteligible. (Joaquín Barceló ³Teoría y Praxis en la concepción del saber´ en Revista de Filosofía de la Universidad de Chile. decir de lo que es que es y de lo que no es que no es. Primero. es decir. eso es verdadero" (Metafísica 1011b 25-27). Este principio nos permite acceder a lo más propio de la entidad. ya fuera porque veía su estatua o porque lo divino de ese dios se le hacía manifiesto de algún modo precisamente en el despliegue de todo cuanto en torno a él se lleva a cabo´. según Ladrière. 1977). que su saber especulativo está ordenado según el criterio de la verdad. y aun contemplaba al dios mismo en cuyo honor se realizaban las fiestas. Vol. En la terminología filosófica de Aristóteles no pierde esta connotación religiosa. comprender algo en virtud del principio constitutivo que lo determina en su ser. Este saber. Eud. el saber más propio del hombre no se dará únicamente en el ámbito del decir. tomemos la frase ³la realidad tal cual es´. Forma y materia son los constitutivos no tangibles.

. el principio que la hace ser tal cual ella es. sin ella no hay tal. I. La visión de los principios de lo real. para todos aquellos que producen obras y desempeñan una actividad. es el medio de establecer una reconciliación entre el cosmos y la vida. V. La visión de la verdad no sólo es un acceso a lo ³real´. La visión es transformación. que tuvo un papel decisivo en el nacimiento y la evolución de la filosofía occidental. que corona y da valor y sentido a toda actividad. El conocimiento se busca básicamente para alcanzar este punto. es la mediación de un saber la que puede conseguir una verdadera reconciliación con la vida. ³La perspectiva de la sabiduría por el conocimiento. Las cosas tal cual son. Para Aristóteles la actividad del theoròs no aspira a otro fin distinto que a su propia actividad. la sabiduría.´ (Ladrière). que al mismo tiempo la hace inteligible. Principio es aquello que permite que algo sea. ³Y ciertamente lo común a todo tipo de principios es ser lo primero de lo cual algo es. y en general. es la condición de lo real. cambio desde una visión falsa a otra que nos muestra la ley de todo. Esta visión de los principios nos sumerge en el cosmos: la armonía y en la belleza. el fin último es alcanzar esta visión de totalidad: el fin es la visión misma. en cuanto contemplación de los principios. así como para el flautista y para el escultor y para todo artesano. meta de cuanto esfuerzo realiza. así parece también que debe acontecer con el .permítaseme el termino. La sabiduría como contemplación de los principios La sabiduría. o se conoce´ (Metafísica. sino también un cambio en nuestra relación con lo que nos rodea. es la forma (eidos). 1013a 16-18). o se produce. sino un sumergirse en el mundo mismo con una actitud receptiva capaz de cambiar o de iluminar la vida en su totalidad. metamorfosis. tiene en los griegos una clara vinculación con una visión organizada del mundo. Ella es el bien del hombre o fin último de toda acción. ³ Pues. en la obra que realizan se cree que residen el bien y la perfección. que determina una actitud ante la vida. La sabiduría no es una relación impersonal ante el mundo. y frente a la que el hombre sólo debe tener una actitud contemplativa. lo son en virtud de sus principios. Ahora bien.

Vano e inútil. La vida que alcanza la . Y ya hemos dicho antes que esta virtud es contemplativa´ (Aristóteles. Aristóteles en su análisis de las partes del alma intenta encontrar aquélla que en su ejercicio nos permita alcanzar la virtud más propia del hombre ³Ya sea ésta la inteligencia. sino a la del alma« Pero también debe creerse que en el alma hay una parte fuera de la razón y contraria y que se le opone« Y la parte irracional es doble: la vegetativa. será la felicidad perfecta. de aquello para lo cual se está naturalmente dispuesto. y ya sea eso mismo algo divino o lo que hay de mas divino en nosotros. Éticas: la liberalidad. Pues si no existiera esta obra querida por sí y no por otra. Ética Nicomaquea. llamamos a las unas dianoéticas (intelectuales).. y a las otras éticas (morales). la prudencia. en todo caso la actividad de esta parte ajustada a la virtud que le es propia. etc´ (Aristoteles. VI. según tal diferencia se distingue también la virtud: en efecto. Esta actividad humana que deriva en gozo y perfección de la vida acontece en el ejercicio. Dianoéticas: la sabiduría. en la praxis. la temperancia. 7). ¿cuál será este acto propio de él?. La virtud plena consiste precisamente en actualizar la potencia más propia de la entidad. y alguna otra facultad a la que por naturaleza se adjudica el mando y la guía y el cobrar noticias de las cosas bellas y divinas. pues toda cosa se haría por otra. en cuanto la escucha y obedece« Y si también a ésta debe llamársele racional. como si éste hubiese nacido cual cosa ociosa? Y. La praxis de la capacidad natural de todo ser animado es lo que determina la perfección de tal ser. Por lo tanto.hombre en caso de existir algún acto que le sea propio en cuanto hombre ¿o es que sólo habrá ciertas obras o acciones que sean propias del carpintero o del zapatero. y esta última por otra. que no participa de la razón de ninguna manera. y el otro como el hijo que escucha al padre. y esta última por otra. la inteligencia. y ninguna del hombre. sin que nada valiese por sí mismo´ (Ética Nicomaquea I) La actividad más propia del hombre: la contemplación de los principios. que participa de ella en algún modo. I 13). Ética Nicomaquea. En el caso del hombre ³llamamos virtud humana no a la del cuerpo. entonces será doble lo racional: el uno por excelencia y en sí mismo. todo anhelo humano sería vano e inútil. y la concupiscente y apetitiva en general.

La relación del hombre con el Acto Puro (DIOS) es un tema complicado en Aristóteles. Andrés Covarrubias. es decir. Piere Aubenque afirma una división extrema entre el hombre y lo Divino. se puede decir así simplemente que los hombres aman el bien? -Sí -dije. -¿Y no sólo -siguió ella. La felicidad perfecta es el acto contemplativo. Este hacerse semejante al acto puro. ³La semejanza. que dificulta la lectura unitaria de La Metafísica (Le problème de l¶être chez Aristote). además. o al menos. Para establecer una relación ética con Dios sin recurrir a una posición antropomórfica de la divinidad.poseerlo.. puesto que hay una diferencia extrema entre ontología y teología. Vol XXXV-XXXVI. ³Así que. nos permite entender al noûs humano parte de un todo cósmico que se dirige por medio del deseo hacia el Noûs eterno que es Dios. ¡por Zeus! -dije yo -¿Entonces -dijo ella-. -¿Y qué? ¿No hay que añadir -dijo. problemático. lo que los hombres aman no es otra cosa que el bien. utiliza el concepto de semejanza (homóioma). todas las cosas entran en mutua relación de participación (koinonia). El Banquete es una explicación hermosa sobre la carencia de las entidades. comunican teniendo como horizonte teleológico la aspiración incesante hacia Dios´ (Andrés Covarrubias. 1990). ³Mimesis. en verdad.sabiduría es una vida feliz. Así. sino también poseerlo siempre? . La organización jerárquica de cosmos en la filosofía de Aristóteles permite utilizar el término ³semejanza´ para establecer relaciones entre cada modo de ser de lo real. y su búsqueda de la perfección. Mientras más nos asemejemos a Dios o al Acto Puro nuestra jerarquía en el orden cósmico será más elevada« La jerarquía está determinada por el esfuerzo de todo el universo por alcanzar el máximo de perfección. Mencionar a Platón en este punto es justo.que aman también poseer el bien? -Hay que añadirlo. o al pensamiento puro es la sabiduría. ¿O a ti te parece que aman otra cosa? -A mí no. analogía y semejanza como vías de acceso a lo divino´ en Revista de Filosofía Universidad de Chile.

en resumen. sino la distancia reverente que impone belleza. Tal posibilidad está dada por nuestra semejanza con tal Ser en Acto Puro. 1980ª). considerado como suma de partes. el deseo de poseer siempre el bien´ ( Platón. el todo.´ (Metafisica. . El Banquete. pues su noûs se asemeja a lo divino ³ya sea eso mismo algo divino o lo que hay de más divino en nosotros´ (Ética Nicomaquea.es el deseo de las entidades en su búsqueda de perfección (acto). Su separación. Pero ³El amor humano. Esta capacidad en su ejercicio nos permite desarrollar un hábito encaminado a perfeccionar nuestra vida. el hombre está llamado a contemplar lo más Bello. el gozo de pensar que pensamos y que estamos vivos. La actitud del hombre encaminada a conocer lo real nos permite ejercitar la facultad que nos es más propia. Ibid). El acto puro es para todos objeto de amor. El hombre puede realizar esta tarea conscientemente. no es una mera abstracción. La actividad más propia de la sabiduría es la contemplación de los principios ³Todos concuerdan en que la sabiduría. nos permite contemplar al Primer Principio. concierne a las primeras causas y primeros principios. El hombre posee un lugar privilegiado en el cosmos.. VI. -Entonces -dijo-. 7).´ (Andrés Covarrubias.-También eso hay que añadirlo. Esta actitud ante lo real nos convierte en seres felices. el amor es. propiamente dicha. y Bueno. por tanto. aspira a la perfección que no posee. porque es lo que más nos acerca a Él. La perfección de la vida está dada por la praxis capaz de contemplar lo más Bello. pues es una actividad conforme a la virtud más alta: virtud de la parte mejor del hombre. Nuestro noûs es el medio de acceder a lo más perfecto. 206a) Esta descripción de Eros es transportada por Aristóteles a todo el Cosmos. de la única substancia que es pensamiento de pensamiento y vida. Las entidades del Cosmos son carentes. perfección y bondad. La potencia ± considerada como negatividad.

b 21-32. hasta donde se extiene la contemplación se extiende también la felicidad. pues ésta por sí misma es preciosa. Por consiguiente.) . la de los hombres lo es en la medida en que tiene cierta semejanza con la actividad divina.. Así. y los que tienen la facultad de contemplar más son también los más felices. 1178. sino en razón de la contemplación. que a todas aventaja en beatitud. 8. la vida de los dioses es toda feliz.³De modo que la actividad divina. no por accidente. X. y de los demás seres vivos ninguno tiene la felicidad porque no participan en modo alguno de la contemplación. Señal de ello es también el hecho de que los demás animales no participan de la felicidad por estar completamente privados de tal clase de actividad. De modo que la felicidad consistirá en una contemplación´ (Etica a Nicomaco. será contemplativa.

ociosa. una actividad que busca la contemplación de los principios. es el objeto observado el que provoca un cambio en el hombre. pero su disposición no interviene en el objeto contemplado. no está desligada del ámbito ético. se produce un cambio en los fundamentos de nuestro comportamiento: es un cambio ético. La sabiduría transforma drásticamente nuestra vida. El hombre mediante un preparación. . Si bien su actitud es realista en el acceso a ella. puesto que cree en un sí mismo de lo real independiente del sujeto que lo observa (dentro de los mismos griegos hay refutaciones a esta teoría: sofistas). por el contrario. cuando se tiene acceso a ella provoca un cambio en el sujeto que observa. sin embargo.Conclusión La actividad que nos permite acceder a las cosas ³tal cual son´. una disposición puede acceder a la contemplación de Dios. es decir. No hay una división radical entre lo ético y lo científico. una actitud que podríamos llamar científica (conservando el término griego de episteme). y carente de fatiga propia del ser feliz. La contemplación de Dios nos permite acceder a una vida autárquica. Una actitud impersonal ante la realidad no es propia de lo que los griegos llaman Sabiduría.

³El reto de la racionalidad´. ³Mimesis. Joaquín ³Teoría y Praxis en la concepción del saber´ en Revista de Filosofía de la Universidad de Chile. 1990).Bibliografía - Aristóteles. - Ladrière. Andrés. Barceló. . analogía y semejanza como vías de acceso a lo divino´ en Revista de Filosofía Universidad de Chile. 1977 Covarrubias. Vol XXXV-XXXVI. Jean.. Vol. Metafísica. Ética Eudemia Aristóteles. XV. Aristóteles. Editorial Sígueme. Salamanca. España . Ética a Nicomaco. 1978.