TEMA 14: PROCESOS COMPORTAMENTALES MEDIADOS POR LOS SISTEMAS CORTICO-PREFRONTALES 1. Introducción 2.

Organización anatómica del lóbulo frontal de asociación (prefrontal) 3. Significación funcional en animales: a. Estudios clásicos b. Memoria operativa (funcional o de trabajo) c. Región Orbito-frontal 4. Estudios funcionales en seres humanos: a. Alteraciones comportamentales observadas a través de casos únicos b. Alteraciones comportamentales procesos intelectuales 5. Explicaciones teóricas observadas con los

28/05/2008 Área prefrontal, situada por la parte de delante de la cisura central y de las zonas motoras, es la zona más anterior. Permite que seamos organismos activos. El lóbulo prefrontal, ejerce capacidad de control, ejecución o de mando y capacidad de inhibición o bloqueo de los comportamientos espontáneos, ofrece un control de arriba-abajo, esto se produce entre los 20-25 años

Históricamente, el lóbulo prefrontal se le ha atribuido las capacidades más brillantes. Se han planteado problemas desde que anatómicamente es muy uniforme, hoy eso no se sostiene (la idea de tal uniformidad), ha sido subdividido en partes, implicadas en unas funciones y otras

A mitad del siglo pasado, algunas personas con trastornos gravísimos (asesinos) les sometieron a psicocirugía, les desconectaron del lóbulo prefrontal del resto del cerebro. Esto lo hizo Edgar Moriz (PN 1949) junto a ésta práctica deplorable, descubrió la técnicas angiográficas, las personas se “normalizaban”, “pacificaban”, pero tenía consecuencias gravísima.

El lóbulo prefrontal ha sido dividido en 3 regiones: a. Región dorso lateral prefrontal (Área 46) b. Región orbito-medial (A 11, 13, 14) c. Área del cíngulo anterior (A 24, 32)

Otras regiones: d. Área ocular frontal (A 8) e. Área de Broca (A 44,45) Desde el punto de vista de las conexiones, la mayor parte de las aferencias que llegan a la zona prefrontal viene del núcleo dorsomedial del tálamo, además de éste, las regiones prefrontales tienen dos aferencias importantes, la zona orbito medial recibe aferencias de la amígala mientras que la dorso-lateral y también los del área parietal tienen aferencias del hipocampo, eso ya nos da una idea de en qué procesos están relacionada con los aspectos afectivos de los organismos, mientras que el hipocampo está relacionado con la memoria Por su parte las salidas (eferencias) se canalizan en los ganglios de la base, por eso las lesiones de los ganglios provocan efectos parecidos a la prefrontal. De los ganglios de la base se dirigen a la zona dorso lateral del tálamo y vuelven a la zona prefrontal. Los primeros estudios sobre el lóbulo prefrontal, que fueron hechos por Jacobson, realizaron tareas de tipo demorado, consiste en situar al animal en una mesa y delante de la mesa hay una pantalla transparente, por debajo de la cual se puede introducir las manos, además existe una pantalla opaca que puede subirse o bajarse. En esta situación se le presentan 2 recipientes, uno con comida y el otro vacio, se baja la pantalla opaca y los cuencos se tapan, transcurridos 15 segundos se levanta la pantalla. En el caso de los animales normales no fallan, sin embargo los animales lesionados tienen un comportamiento aleatorio (pérdida de memoria inmediata). Durante el período de demora (en un experimento) se ofrecen dos posibilidades, laboratorio oscurecido y silencio, y en el otro había una serie de interferencias, cuando se comprobó el resultado, se demostró que los animales en silencio realizaban la tarea mejor, lo que indican un factor de tipo atencional (Zona prefrontal, mecanismo inhibidor de interferencia, facilita la concentración y/o el control). Los animales que realizan las tareas con interferencias (utilizan erróneamente la información en la memoria, fallan en la utilización). La memoria

operativa es la habilidad para mantener una información en activo y poderla usar cuando los estímulos ya no están presentes y utilizarla para guiar la conducta. Por eso dicen que no solo sirve para la memoria a corto plazo (MCP), sino para resolver los problemas cuando la información no está presente. Patricia Goldman Rakic, intentó comprobar si el lóbulo prefrontal en su parte dorso lateral era importante en la memoria operativa e hizo registros unicelulares con monos y vio que había por lo menos tres poblaciones de células (en dichas zonas): a. Una de ellas se activaba cuando el estímulo era presentado b. Otra cuando el animal tenía que decidir c. EL tercer grupo de neuronas se ponían a trabajar cuando se bajaba la pantalla opaca Lo que hacían estas neuronas eran recordar, son neuronas típicas del mantenimiento de la información que se había recibido Otras investigaciones observaban neuronas del Lóbulo temporal, si el animal era distraído dejaban de activarse. Si hacían la tarea bien no era por las neuronas del LT, sino porque las prefrontales le hacían recordar, usar los datos y los conocimientos representativos, para tomar decisiones adecuadas o correctas. En animales también se han estudiado las zonas orbito mediales, está relacionada con los procesos motivacionales, afectivos. En estas investigaciones participó J.M. Rodríguez Delgado. El había demostrado que cuando fueron estimuladas eléctricamente se comprobó que se producían reacciones en la respiración, la presión arterial, mientras que si se lesionaba esa zona se calmaban. En un estudio, se eliminó al animal alfa (el líder de la manada). Sin que se observasen cambios aparentes, comprobaron que poco a poco iba perdiendo jerarquía hasta que quedaron en las últimas posiciones, esta zona está relacionada con la capacidad de liderazgo. La potencia mental de seres humanos no ha sido superada por ninguna otra especie. En humanos el lóbulo prefrontal es un tercio de la corteza y ha sido una estructura muy estudiada, sobre todo a través de casos únicos, que son personas que han sufrido un daño muy concreto en el lóbulo prefrontal, a diferencia de otros trastornos específicos como hemorragias, que son muy conocidos en neurobiología y en neurología, son el caso de Phinias Gafe y el Caso Elliot. El caso de Phinias Gafe, era un capataz que estaba construyendo una vía de tren, en un momento determinado estaba presionando sobre la pólvora con una barra metálica y la pólvora estalló, entonces, la barra la atravesó el lóbulo

prefrontal pero el hombre sobrevivió y al recuperarse se había transformado convirtiéndose en una persona totalmente deshinibida, obstinada y caprichosa, que no podía valerse por sí misma, hoy, a partir de su cráneo se ha reproducido la trayectoria de la barra, la zona que le dañó particularmente fue la orbito medial, que es extremadamente importante de cara a la personalidad de los humanos. Las personas con daño prefrontal son presuntuosas, con respuestas poco apropiadas, no son sensibles a castigos o refuerzos, ni sienten ni padecen, están incapacitados para la vida, para explicar este hecho se ha propuesto una teoría, propuesta por Antonio Damasio. El caso Elliot, era un joven estudiante de empresariales que sufrió un tumor cerebral, en la zona orbito medial y perdió esa capacidad intelectual tan grande. La teoría de Damasio es la TEORÍA DEL MARCADOR: nuestras decisiones dependen de dos factores, el razonamiento y el componente emocional. El razonamiento es frecuentemente guiado por cuestiones emocionales, de manera que a cada una de las opciones posibles se les atribuye una sensación y en función de ello toma las decisiones adecuadas. Cuando estas etiquetas no se unen a las decisiones, nuestro comportamiento es aleatorio y sólo dejan llevar, las consecuencias no están anticipadas y son erróneas. Cuando a estos pacientes se les presenta un test de inteligencia, pueden tener valores normales, bajos… etc., la inteligencia no se ve alterada. Una vez eliminada la lesión se comprueba una leve mejora. Su vida es poco inteligente o coherente, pero su inteligencia es normal, esto es un poco contradictorio. Se les administra el test divergente (en este test las preguntas no sólo tienen una única respuesta correcta). Los test divergentes reproducen los problemas de la vida diaria “los prefrontales” tienen un rendimiento muy pobre, como consecuencia de ello se deja llevar, son personas inflexibles, la vida requiere flexibilidad. Los prefrontales tienen un gran deterioro en la memoria temporal, igualmente, han demostrado ser inferiores en flexibilidad, en adaptación a las circunstancias, por lo tanto, éstas personas no están capacitadas para valerse por sí mismas. Existe un acuerdo en el sentido de que la función del lóbulo prefrontal es la planificación y programación del comportamiento así como la inspección regulación y verificación de los objetivos propuestos. (Alex Luria) Fuster dicen que la función del lóbulo prefrontal es la organización temporal de la conducta y de la acción general. Goldman dice que es el uso de datos y conocimientos representativos para la vida. Razonamiento: Capacidad para combinar, manipular, elaborar los datos para resolver un problema o solucionarlo. Coincide con la

memoria operativa. Es posible que el razonamiento no sea más que un conjunto de memorias operativas. Test de matrices operativas de Raven, se observó el cerebro de los participantes mientras realizaban la tarea mediante técnicas de neuroimagen, y observaron que durante el razonamiento se activaban casi las mismas zonas que en la memoria operativa. En Cambridge se realizó un estudio similar, comprobaron si las personas normales al realizar la inteligencia general para ver si todo el cerebro se activa, y el resultado fue lo contrario, sólo se activaban zonas específicas y sobre todo la región orbito medial prefrontal. Cuando la exigencia era mayor esa activación se extendía hacia las áreas 9 y 10, quizás el trastorno de la inteligencia más grave es la esquizofrenia, que tiene muchas características: a. Desorganización del pensamiento y el lenguaje b. No pueden iniciar ni completar objetivos c. Sufren alucinaciones y delirios Se ha propuesto que algunas de esas anomalías se pueden deber a que el lóbulo prefrontal funciona mal, de hecho, su rendimiento es pobre en tareas complejas, su flujo cerebral frontal está disminuido y se dejan llevar por la inmediatez, por eso igual que los sujetos prefrontales, los esquizofrénicos: 1. No pueden establecer un plan mental su pensamiento es desorganizado 2. Como no pueden mantener un plan de actuación no pueden iniciar y mantener objetivos 3. Como no pueden diferenciar estímulos internos y externos se produce una alteración en los procesos sensoriales que se manifiestan en alucinaciones o delirios 4. Como no pueden adaptarse a un mundo cambiante quedan anclados a los estímulos del momento presente, y por ello, a conductas perseverantes, inadecuadas al momento.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful