You are on page 1of 15

EL DIVORCIO

Es el proceso legal que tiene como fin declarar la disolución del matrimonio.

Es el reclamo de que el indisoluble lazo matrimonial al que válidamente


ingresaron un hombre y una mujer se ha roto .

También es el proceso legal que tiene como fin declarar la disolución del
matrimonio. Se puede definir como la disolución del vínculo conyugal que
devuelve a los contrayentes a la soltería.
En la mayoría de los países occidentales, el matrimonio es una unión entre dos o
,más personas con un reconocimiento social, cultural y jurídico
que tiene por fin proporcionar un marco de protección mutua o de protección de la
descendencia y que conlleva deberes y derechos.

El divorcio está muy reglamentado en muchos países occidentales considerados


modernos y las leyes tienden a dar protección a la mujer y los hijos nacidos en el
vínculo disuelto.
En ocasiones más bien frecuentes, los cónyuges (o uno de ellos) pueden desear
deshacer el vínculo matrimonial, lo cual se lleva a cabo, si en la legislación está
permitido, a través de la figura legal del divorcio.
En algunos ordenamientos jurícos o religiosos el divorcio no está permitido,
entendiendo que el matrimonio no puede disolverse por la mera voluntad de las
partes.
Hasta no hace muchas décadas, específicamente antes de la década del 1980, en
países con hegemonía católica los divorciados eran estigmatizados por la
sociedad. Esto terminó cuando la iglesia católica reconoció el estado de divorcio.

1.El Divorcio en la República Dominicana, Lic. Manuel U. Gómez hijo, Pág.26,


Ediciones capel Doom, 1968.
En el año 1937 fue promulgada la ley 1306-Bis, sobre Divorcio, la cual ponía
trabas al mismo, pues su Párrafo I, disponía que "Sin embargo, en armonía con
las propiedades esenciales del matrimonio católico queda entendido que, por el
propio hecho de celebrar matrimonio católico, los cónyuges renuncian a la facultad
civil de pedir el divorcio, que por esto mismo no podrá ser aplicado por los
Tribunales Civiles a los matrimonios canónicos."
Debido a esto, excepto en raras ocasiones, sólo se entendía lícito recurrir a la
separación de cuerpos y bienes, a la cual la misma ley le daba mayor facilidad,
pues en esos tiempos los divorcios fueron motivos de escándalos.
Las disposiciones contenidas en el Párrafo I se aplicaron a los matrimonios
católicos celebrados a partir del día 6 de agosto de 1954 fecha del canje de
ratificaciones del Concordato intervenido entre la República Dominicana y la Santa
Sede en fecha 16 de junio de 1954, todo de conformidad con el artículo 28,

1
párrafo 1, del mismo instrumento.

El Divorcio como figura jurídica está contenido en un instrumento de regulación


especial, a la cual se le han introducido varias modificaciones en los años 1921,
1929, y luego en 1935 con la Ley 843 y para concluir con la Ley 1306-Bis de fecha
21 de mayo del 1937 y sus modificaciones, que es la que actualmente nos rige en
materia de divorcio. Es conveniente señalar, sin embargo, que nuestro derecho es
supletorio y por vía de consecuencia, tanto el juez como las partes pueden recurrir
a disposiciones generales contenidas en el Código Civil y en el Código de
Procedimiento Civil, básicamente lo que tiene que ver con los informativos
testimoniales, los emplazamientos, lo relativo a los bienes y a otros aspectos que
pueden desprenderse de un proceso de divorcio y que la misma ley, en muchos
casos lo contempla.

Dentro de las modificaciones más importantes que se han realizado a la Ley de


Divorcio podemos citar la Ley 3937 que instituye la separación personal entre los
cónyuges y la Ley 142 del 4 de junio de 1971 sobre Divorcio Rápido, a vapor o
acelerado. Así como la Resolución No. 3874 del Congreso Nacional que aprueba
el Concordato y el Protocolo Final suscrito entre la República Dominicana y la
Santa Sede, publicada en la Gaceta Judicial No.7720.

Muchas iglesias cristianas interpretan el divorcio civil como el fin del matrimonio y
permiten un segundo matrimonio. La Iglesia Católica no acepta que el divorcio civil
nulifique el matrimonio. No puede disolver los vínculos matrimoniales ya que estos
proceden de Dios. "Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre"

La Iglesia puede conceder la nulidad matrimonial cuando el matrimonio, desde el


principio, careció de un elemento esencial para su validez. Si el matrimonio ha
sido anulado ambos pueden quedar libres para casarse. El Tribunal puede, sin
embargo, establecer condiciones o negar el matrimonio eclesiástico si considera
que existen impedimentos para ello.

La Iglesia no admite el divorcio, pues en las enseñanzas de Cristo el matrimonio


se mantiene hasta que la muerte los separa. Según esto, se prohíbe comulgar a
los divorciados que se han casado de nuevo, porque el matrimonio anterior sigue
siendo válido y por tanto el nuevo es un adulterio. Entonces, como no hay
arrepentimiento ni propósito de la enmienda, no es posible acudir a la confesión. Y
desde luego no se puede comulgar con pecado grave.

La Biblia habla sobre el divorcio - "Guardad, pues, vuestro espíritu y no traicionéis


a la mujer de vuestra juventud. Porque yo aborrezco el divorcio."

Pero ya nadie hace ningún caso a lo que dice la Biblia, todas las personas hacen

2
lo que mejor les parezca..

CAUSAS DEL DIVORCIO

Generalmente, los motivos más comunes de divorcio son: el adulterio, la violencia


intrafamiliar, infidelidades reiteradas, falta de afectividad sexual, orientación sexual
distinta a la manifestada al momento de casarse, alcoholismo de uno de los
cónyuges, inestabilidad emocional, apatía mutua o por motivos económicos, falta
de acuerdo en los roles dentro del matrimonio, pérdida del respeto mutuo.
Según la legislación de cada país, es causa de divorcio el mutuo disenso; la
bigamia, la enfermedad física o mental, que ponga en riesgo la vida del otro
cónyuge; la violación de los deberes inherentes al matrimonio; abandono
malicioso; etc.
Causas bastante más raras pero a veces no menos frecuentes , son el ronquido
insoportable de uno de los cónyuges, falta de higiene personal, adicciones a
distracciones, política, deportes o hobbies.

Las causas de divorcio están contenidas en el Capitulo II, Art. 2.,de la Ley 1306-
bis, sobre Divorcio (Mod. por la Ley No. 2669), el cual se plantea como motivo de
divorcio, de manera expresa, excluyente y limitativa las siguientes causales:
a)- El mutuo consentimiento de los esposos.
b)- La incompatibilidad de caracteres justificada por hechos cuya magnitud como
causa de infelicidad de los cónyuges y de perturbación social, suficientes para
motivar el divorcio, será apreciada por los jueces.
c)- La ausencia decretada por el tribunal de conformidad con las prescripciones
contenidas en el capítulo II del título IV del libro primero del Código Civil.

3
d)- El adulterio de cualquiera de los cónyuges.
e)- La condenación de uno de los esposos a una pena criminal.
No podrá pedirse el divorcio por esta causa si la condenación es la sanción de
crímenes políticos.
f)- Las sevicias o injurias graves cometidas por uno de los esposos respecto del
otro.
g)- El abandono voluntario que uno de los esposos haga del hogar, siempre que
no regrese a el en el término de dos años. Este plazo tendrá como punto de
partida la notificación auténtica hecha al cónyuge que ha abandonado el hogar por
el otro cónyuge.
h)- La embriaguez habitual de uno de los esposos, o el uso habitual o inmoderado
de drogas estupefacientes».
Los fundamentos de las causas:
• Las causas enumeradas anteriormente de la letra d.-) en adelante,
presupone una falta cometidas por uno de los cónyuges, en estos casos el
divorcio aparece como una sanción al esposo culpable que ha cometido
alguna violación a las obligaciones que le impone el matrimonio. Las dos
primeras no tiene ese fundamento.
• La causa debe surgir durante el matrimonio: Uno de los hechos cometidos
por los esposos sólo puede ser considerado como causas del divorcio, si
estos han surgido durante el matrimonio. Los sucesos ocurridos antes del
matrimonio no pueden ser retenidos como causas del divorcio.
• La causa debe ser provocada por el cónyuge demandado: La
Jurisprudencia exige que en toda demanda en divorcio por causa
determinada, es preciso que los hechos en que se basa emanen del
cónyuge al cual le son imputados. Ha sido juzgado que el esposo
demandante no puede invocar los hechos provocados por él y los cuales
son los generadores de las desavenencias, sin violar el principio de que
"nadie puede prevalecer en justicia de su propia falta".
• La reciprocidad de faltas en los esposos no sirven de excusas: Las faltas a
las obligaciones que impone el matrimonio que un esposo pueda cometer,
no excusan las que a su vez haya cometido el otro cónyuge, en razón de
que la Ley 1603-Bis, sobre Divorcio, no ha elegido la falta recíproca en un
medio de admisión con la demanda. Es decir que las injurias del marido no
excusan la de su mujer. Sin embargo a sido juzgado que cuando la mujer
ha injuriado a su marido por causa del adulterio cometido por este, ello
justifica su actuación y esos hechos no pueden ser invocados como causa
de divorcio por el marido. Y que cuando la causa de divorcio tiene su origen
en un acto ilícito, deshonroso e inmoral imputable a uno de los esposos, el
culpable no podrá "invocar la existencia de dicha causa de divorcio".
2.2. COMO SE OBTIENE EL DIVORCIO.-
El Divorcio se puede obtener de las siguientes maneras:

4
• A requerimiento de ambos esposos cuando los mismos manifiestan, de
manera inequívoca y en conjunto, su deseo de separarse.
• Puede también ser obtenido a solicitud de una de las partes, cuando la vida
en pareja se hace insostenible e irreconciliable, debido a las diferencias de
tal magnitud que la única salida viable es la de recurrir a la separación
definitiva.
TRIBUNAL COMPETENTE.-
2.3.
El Artículo 3 de la Ley de Divorcio señala "Toda acción de divorcio por causa
determinada se incoará por ante el Tribunal o Juzgado de Primera Instancia del
Distrito Judicial en donde resida el demandado, si éste tiene residencia conocida
en la República; o por ante el de la residencia del demandante en caso contrario".

Es oportuno aclarar, que la Ley 50-00, de fecha 26 de julio del años 2002,
establece un nuevo sistema de apoderamiento de los Tribunales de Primera
Instancia, según la cual no debe tomarse en cuenta lo relativo a la residencia del
demandado pues los apoderamientos deben hacerse a través del Juez Presidente
de las Cámaras Civiles y Comerciales, designado por la Suprema Corte de
Justicia, el cual se encarga de asignar y distribuir los expedientes entre los
diferentes jueces utilizando un método computarizado y aleatorio. Este método de
asignación de expedientes sólo es aplicable en el Distrito Nacional y en el Distrito
Judicial de Santiago, en los demás Distritos y Jurisdicciones sigue vigente la regla
de apoderamiento anterior a la promulgación de la ley 50-00.

2.4. TIPOS DE PROCEDIMIENTOS DE DIVORCIOS EN LA


REPÚBLICA DOMINICANA.-
a) El procedimiento ordinario de divorcio: Este procedimiento debe tener una
causa específicamente establecida por la Ley de Divorcio como:
• El mutuo consentimiento;
• Incompatibilidad de caracteres;
• Ausencia de cualquiera de los cónyuges, decretada por el tribunal;
• Adulterio;
• Condenación de uno de los cónyuges a una pena criminal;
• Sevicias o injurias graves cometidas por uno de los cónyuges respecto del
otro;
• Abandono voluntario del hogar por uno de los cónyuges; y,
• Alcoholismo y/o drogadicción.
b) El procedimiento de divorcio especial o Divorcio "Al vapor": El divorcio especial

5
o 'divorcio al vapor' es un procedimiento instituido especialmente para extranjeros
o dominicanos no residentes en el país en caso de divorcio por mutuo
consentimiento.
Al igual que en el procedimiento ordinario de divorcio, y debido a que los
cónyuges se divorcian por mutuo consentimiento, la ley exige que se suscriba un
acuerdo formal de separación donde se hagan constar cuestiones como la división
o partición de los bienes de la comunidad.
2.5. EL PROCEDIMIENTO DE DIVORCIO POR CAUSA
DETERMINADA.-
Toda acción de divorcio por causa determinada se incoará por ante el Tribunal de
Primera Instancia del Distrito Judicial en donde resida el demandado. Si dicho
demandado no tuviere residencia conocida en el país se ejecutará por ante el de
la residencia del demandante. Sin embargo es oportuno aclarar, que la Ley 50-00,
de fecha 26 de julio del años 2002, establece un nuevo sistema de apoderamiento
de los Tribunales, el cual no debe tomar en cuenta lo relativo a la residencia del
demandado.
El demandante emplazará al demandado para que comparezca a la audiencia que
el tribunal celebrará en la fecha y hora que indique el acto de emplazamiento o
citación donde las partes presentarán documentos y testigos para probar sus
alegatos. La audiencia tendrá lugar, comparezca o no el demandado y terminada
la misma, el tribunal ordenará la comunicación del expediente al Ministerio Público
para su dictamen a partir del cual el juez admitirá o no el divorcio, pronunciando
públicamente la sentencia.
Toda sentencia de divorcio por causa determinada ordenará a cargo de cuál de
los cónyuges quedarán los hijos comunes, pero el juez deberá atenerse a lo
estipulado en el acuerdo suscrito por las partes, si lo hubiese. A falta de dicho
acuerdo deberá limitarse a las reglas siguientes:
• Salvo contadas excepciones todos los hijos hasta la edad de cuatro años
permanecerán bajo el cuidado y amparo de la madre;
• Los hijos mayores de 4 años quedarán a cargo del esposo que haya
obtenido el divorcio, a menos que el tribunal apoderado, a instancia de
parte interesada o del Ministerio Público, ordene que todos o algunos de
ellos sean confiados al otro cónyuge o a una tercera persona.
• Cuando el divorcio se solicite en razón de que uno de los cónyuges haya
sido condenado a una pena criminal, basta con presentar al tribunal una
copia de la sentencia que condene al cónyuge, debidamente certificada y
visada donde se certifique que dicha sentencia no es susceptible de ser
reformada por ninguna de las vías legales ordinarias.
En toda sentencia de divorcio por causa determinada queda abierto el recurso de
apelación, cuyo plazo será de 2 meses a partir de la fecha de la notificación de
dicha sentencia.
Luego de vencido el plazo para interponer el recurso de apelación, el esposo que

6
haya obtenido el divorcio, registrada ya la sentencia correspondiente en la Oficina
del Registro Civil y Conservaduría de Hipotecas y habiendo intimado al otro a tal
efecto, deberá comparecer por ante el Oficial del Estado Civil correspondiente a
fin de efectuar el pronunciamiento del divorcio. Además, deberá publicar el
dispositivo de la sentencia en un periódico de circulación nacional, dentro de los 8
días de su pronunciamiento. (establecido en el Art.548 del Código de
Procedimiento Civil).

. DESARROLLO Y PROCEDIMIENTO DE LA DEMANDA


DE DIVORCIO POR LA CAUSA DETERMINADA DE
INCOMPATIBILIDAD DE CARACTERES.-
Las condiciones exigidas para que exista , tal como lo dispone la ley y es
mantenido por la jurisprudencia "la incompatibilidad de caracteres" como causa de
disolución del matrimonio, debe estar justificada por hechos que determinen la
infelicidad de los cónyuges y una perturbación social". Basta que la "vida común
sea insoportable", que ese estado sea causa de perturbación social, es decir que
haya transcendido al dominio público, y que además, de acuerdo con la
jurisprudencia, sea imputable al cónyuge demandado para que esta causa quede
determinada.
Estas causas consisten en sevicias e injurias graves. La jurisprudencia considera
como injurias graves: a)diversas faltas a la relaciones sexuales, tales como
negativa de un cónyuge a tener descendencia, la homosexualidad; b) algunas
violaciones a las obligaciones matrimoniales, como son: el abandono del domicilio
conyugal, el adulterio, trasmisión de una enfermedad venérea; c) la forma en que
se comporta uno de los cónyuges, cuando existe la embriaguez habitual, si se
cometen actos delictivos o dilatación por el marido de los bienes de su mujer,
venta del mobiliario común por la mujer cuando el marido estaba ausente.
Contenido y formalidades del emplazamiento.-
Esta demanda en Divorcio debe realizarse por medio de un acto de
emplazamiento ordinario en el cual se cumplan todas las formalidades de forma y
de fondo exigidas por la ley, debiendo solo agregarle algunas menciones
especiales.
Primeramente es necesario antes del abogado empezar el procedimiento, tenga a
mano todos y cada uno de los documentos que hará valer como soporte de sus
pretensiones, tales como:
a) El acta de matrimonio debidamente legalizada;
b) Las actas de nacimiento de los hijos, si lo hubiere;
c) El poder de representación,
d) Las publicaciones del Aviso del Periódico cuando la mujer es la demandada y
su residencia es desconocida. (ver con más detalles, más adelante en las
Formalidades de publicidad en la citación a domicilio desconocido)

7
e) La lista de los testigos que se quiere sean escuchados en la audiencia, y
f) Cualquier otro documento que acorde con las características propias de cada
proceso sirva de soporte a la demanda.
El Art.4 de la Ley de Divorcio No.1306-Bis exige que los documentos sean
notificados al demandado conjuntamente con el acto de emplazamiento. El cual lo
citamos "El demandante hará emplazar, en la forma ordinaria de los
emplazamientos, al demandado, para que este comparezca en persona, o por
apoderado con el poder auténtico, a la audiencia a puertas cerradas por el
Tribunal o Juzgado celebrará el día y a la hora indicados en el emplazamiento y
dará copia, en certeza de éste, al demandado, de los documentos que hará valer
en apoyo de su demanda, si los hubiere."
El emplazamiento del divorcio debe indicar la citación expresa para que el
demandado comparezca personalmente o mediante un apoderado con "poder
auténtico" al tribunal, en el día previsto y a la hora señalada, razón por la que no
se emplaza para que se constituya abocado sino para que se presente al Tribunal,
porque la citación es a fecha fija.
El emplazamiento debe contener además la indicación de que la audiencia será
celebrada a puertas cerradas, que se están notificando los documentos en cabeza
del acto y debe contener las conclusiones correctamente detalladas, en cuanto a
la regularidad y admisibilidad de la misma y sobre todo, a pena de nulidad, lo
relativo al pedimento de la guarda de los menores, siempre y cuando fuere
procedente.

Pronunciamiento del Divorcio:


Una vez obtenida la sentencia en última instancia o que haya adquirido la
autoridad de la cosa juzgada, el beneficiario de la sentencia está obligado a
presentarse ante el Oficial del Estado Civil en un plazo de dos meses, para
pronunciar el Divorcio y transcribir el dispositivo de la Sentencia en el Registro del
Estado Civil, debiendo previamente emplazar, a pena de nulidad, a la contraparte
para que esté presente el día del pronunciamiento y para que el mismo se haga
en su presencia.
Si se deja transcurrir el plazo de los dos meses sin realizar el pronunciamiento
correspondiente, se considera la no-existencia del divorcio y deberá entonces
iniciarse un nuevo procedimiento tendente a obtener el divorcio y por una causa
distinta a la originalmente alegada.
En este sentido la Ley de Divorcio No.1306-Bis, hace referencia de lo antes
expuesto
en sus Art.15., 16,17,18, y 19.
3.2EL DIVORCIO POR MUTUO CONSENTIMIENTO Y
PROCEDIMIENTO QUE DEBE SEGUIRSE.
El Divorcio por mutuo consentimiento es aquel mediante el cual las partes se

8
ponen de acuerdo para divorciarse porque no pueden seguir conviviendo, pero no
quieren someterse a litigios ni contradicciones, sino que acuden por ante un
Notario Público a los fines de levantar un Acta denominada de Convenciones y
Estipulaciones conteniendo todos los aspectos que han de regular esa separación
aparentemente "amistosa"
El Artículo 26 del código Civil dice: "El consentimiento mutuo y perseverante de
los esposos, expresado de la manera prescrita en la presente ley, justificará
suficientemente que la vida en común les es insoportable".
Para realizar el Divorcio por mutuo consentimiento deben cumplirse las siguientes
condiciones:
Aquellos esposos que tengan mas de dos años y menos de treinta de vida en
común, y cuando el esposo tenga menos de 60 años de edad, y la esposa menos
de 50 años; en caso contrario no es admisible este tipo de procedimiento y en
consecuencia debe descartarse, inmediatamente, la posibilidad de realizarlo por
esta vía. (Art. 27, Ley 1306-bis).
Tribunal Competente:
Para la realización del Divorcio por Mutuo Consentimiento el tribunal competente
es el de Primera Instancia del domicilio de las partes o domicilio conyugal. En
relación con la competencia, a partir de la entrada en vigor de la Ley No. 50-00 de
fecha 26 del mes de Julio del año 2000, se establece un nuevo Sistema de
Apoderamiento de los Tribunales de Primera Instancia en los Distritos Judiciales
de Santo Domingo y Santiago. No debe tomarse en cuenta lo relativo a la
residencia del demandado toda vez que los apoderamientos deben hacerse a
través de un Juez Presidente de las Cámaras Civiles y Comerciales designado por
la Suprema Corte de Justicia, el cual se encarga de asignar y distribuir los
expedientes entre los diferentes jueces utilizando un método computarizado y
aleatorio. Este sistema de asignación de expedientes solo es aplicable a las
mencionadas ciudades, para los demás Distritos y Jurisdicciones sigue vigente la
regla de apoderamiento anterior.
Rol de los Tribunales en materia de Divorcio por Mutuo Consentimiento:
El Tribunal solo se limita a aceptar, aprobar y homologar el acuerdo suscrito entre
las partes, tras asegurarse de que dichas estipulaciones son adecuadas, correctas
y acordes con el orden público y las buenas costumbres. Si el Tribunal por una u
otra razón no acepta el acta de estipulaciones, el trámite de divorcio se suspende,
hasta tanto sea regularizada la falta que dio origen a la suspensión.
En el Procedimiento de Divorcio por Mutuo Consentimiento, las partes no tienen
que decir ante el Tribunal las razones íntimas que tiene cada uno para divorciarse,
diferente a lo que ocurre en el procedimiento de divorcio por la causa determinada
de incompatibilidad de caracteres.
Tanto para el Divorcio por Mutuo Consentimiento como por Incompatibilidad de
Caracteres, son requisitos indispensables los siguientes documentos:
a)- El Acta de matrimonio debidamente legalizada.

9
b)- Las actas de nacimiento de los hijos, si los hay.
c)-Los documentos justificativos de propiedad, si los hubiere.
d)- Las documentaciones propias de cada caso en particular y sobre todo levantar
la mencionada Acta de Convenciones y Estipulaciones ante un Notario Público.

Obtención, Registro y Pronunciamiento de la Sentencia:


El Juez se limita, por regla general, a homologar el Acta de Convenciones y
Estipulaciones, emitiendo una sentencia que admite el divorcio entre los cónyuges
y ordena el procedimiento de la misma ante el Oficial del Estado Civil
correspondiente.
Después de gestionar y obtener la sentencia de divorcio, se procede a registrarla
para que tenga fecha cierta, y la parte más diligente acude por ante el Oficial del
Estado Civil correspondiente a los fines de cumplir con la formalidad del
pronunciamiento.
Publicación del Divorcio:
El siguiente paso consiste en publicar en un periódico de circulación nacional un
extracto contentivo del dispositivo de la sentencia de divorcio. Tras realizarse la
publicación del divorcio, se obtiene una copia certificada por la Dirección del
periódico, dando constancia de la certeza de la referida publicación e indicando el
número y la edición correspondiente.
Recursos que Pueden Interponerse:
En los divorcios por Mutuo Consentimiento, no es admisible ningún tipo de recurso
que tienda a atacar la decisión emanada del Tribunal, toda vez que la misma se
dio como consecuencia de la manifestación voluntaria, taxativa, invariable,
inequívoca, y conjunta de ambos esposos; quienes al momento de levantar el
Acta de Convenciones y Estipulaciones, renuncian implícitamente a revocar tal
decisión o a acudir por ante un tribunal superior para fines de reformación o
revocación de la sentencia que se origine como consecuencia de dicho acuerdo.
El Art. 32 de la Ley 1306- bis sobre Divorcio, plantea que "La Sentencia que
ordene el Divorcio por Mutuo Consentimiento será Inapelable"
Como podemos observar el legislador niega la posibilidad de incoar el Recurso
de Apelación, sin embargo aunque solo se mencione ese recurso, la prohibición
es extensiva a los demás recursos ordinarios como extraordinarios, existentes en
nuestra legislación.
Lo anterior, no impide que en casos de dolo, fraude, alteraciones, falsificaciones,
fallos, las partes no puedan elevar el recurso de revisión Civil previsto por el
Artículo 480 y siguientes del Código de Procedimiento Civil. En cuyos casos la
parte lesionada podría ejercerlo, a los fines de obtener su retractación.
Consideraciones Finales sobre este Procedimiento de Divorcio:
En el caso de cónyuges dominicanos residentes en el extranjero, las
convenciones y estipulaciones podrán ser redactadas a través de apoderados

10
especiales y firmadas por éstos por ante un Notario Público de la jurisdicción que
ellos indiquen, en el acto contentivo del poder. En dichas convenciones y
estipulaciones, las partes otorgarán, de manera expresa, competencias a un Juez
de Primera Instancia de la misma jurisdicción señalada por ellos en el poder, para
conocer y fallar sobre el Divorcio. (Art.27 Ley 1306-bis)
Los extranjeros que se encuentran en el país aún no siendo residentes, podrán
divorciarse por Mutuo Consentimiento, siempre que, hallándose por lo menos uno
de ellos presente en la audiencia, y el otro representado por apoderado especial,
convengan de manera expresa en atribuir competencia a un Juez de Primera
Instancia, en el acta de convenciones y estipulaciones levantada por un notario
Público de la misma jurisdicción del Tribunal por ellos señalado. Para el caso
previsto en este párrafo, no serán aplicables las disposiciones del artículo 27 de la
Ley."
3.3 El Divorcio Rápido, Acelerado o A Vapor
Este método de Divorcio se estableció en República Dominicana mediante la Ley
No. 142 de fecha 4 de Junio del año 1971, publicada en Gaceta Oficial
No.9229.43 siendo en su esencia y en los aspectos procedimentales similar al
divorcio por mutuo consentimiento.
El Divorcio al Vapor se instituyó en nuestro País para brindar soluciones
satisfactorias ágiles, sobre todo a aquellas personas que contrajeron matrimonio
en otra Nación. Para que pudieran obtener una sentencia de divorcio en un tiempo
sumamente corto.
Quiénes Pueden Realizar el Divorcio al Vapor:
El Divorcio al Vapor puede ser realizado tanto por dominicanos residentes en el
exterior como por extranjeros, siendo
éstos los que mayormente utilicen este procedimiento para llevar acabo su
separación.
Condiciones Necesarias:
A las personas que optan por realizar este tipo de divorcio no se les exige el
cumplimiento de las formalidades previstas para los dominicanos que eligen el
mutuo consentimiento , sobre todo en lo que tiene que ver con el tiempo de
matrimonio ni con la edad de los cónyuges. Se les requiere:
-Que sean residentes en el extranjero.
-Que hayan contraído nupcias en otras Naciones.
- O que sean nacionales de otros Países.
-Que elijan libre y voluntariamente otorgar competencia a un tribunal dominicano
para la terminación de su matrimonio.
Este procedimiento especial y al parecer otorgante de privilegios a favor de los
extranjeros, se realiza sobre la base de un instrumento legal sólido, el cual exige
el cumplimiento estricto de determinadas formalidades.

11
Procedimiento Establecido:
Es imprescindible tener los siguientes documentos: -Acta de matrimonio
debidamente legalizada; Actas de nacimiento de los hijos, si los hubiera; Haberse
provisto del poder especial de representación otorgado al abogado actuante; que
los esposos hayan realizado el acuerdo de separación, o el acta de convenciones
y estipulaciones que ha de regir el divorcio; Procurar que todos y cada uno de los
documentos propios del caso y que se harán valer, estén debidamente registrados
por el Cónsul General de la República Dominicana en el País del domicilio de los
esposos que pretenden divorciarse y que la firma de dicho funcionario consular
haya sido legalizada por la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores;
Asegurarse de que los documentos que estén en otro idioma sean traducidos al
idioma español, por un traductor oficial y que se hagan las legalizaciones
correspondientes.
Solicitud de Fijación de Audiencia:
Después de tener todos los documentos en orden, debemos solicitar la fijación de
audiencia, indicando al tribunal los días en que uno de los cónyuges vendrá al
País para acudir al Tribunal, tomando esto como condición particular.
Comparecencia de la Parte y su Abogado por Ante un Notario Público:
Luego de autorizada la demanda, el juez apoderado fijará la audiencia dentro del
término de 3 días para que los cónyuges comparezcan en el tribunal. Terminada
la audiencia el Tribunal ordenará la comunicación al Ministerio Público, para que
dé su dictamen en el plazo de 3 días francos ' y el Juez dictará sentencia dentro
de los 3 días siguientes. En general, para que sea evacuada la sentencia de
divorcio y subsiguientemente transcrita en la Oficina del Registro Civil y
Conservaduría de Hipotecas correspondiente serán necesarios de 8 a 10 días,
dependiendo del volumen de trabajo del tribunal apoderado.
Una vez transcrita la sentencia se pronunciará el divorcio por cualquier Oficial del
Estado Civil de la Jurisdicción del Tribunal que conoció el caso. Para ello será
necesaria la presentación de una copia certificada de la sentencia, previamente
transcrita en el Registro Civil, y el dispositivo de la misma se publicará en un
periódico de circulación nacional.
Para que dicha sentencia de divorcio tenga validez en el extranjero deberá ser
legalizada en la Procuraduría General de la República así como en la Secretaría
de Estado de Relaciones Exteriores, y finalmente en la embajada o consulado
correspondiente al país en donde se quiere hacer valer dicho divorcio.
3.4 El Divorcio por la causa de Adulterio. -Procedimiento
que debe seguirse:
El Divorcio por esta causa es muy poco utilizado en el País, debido a lo
complicado que resulta el procedimiento de la prueba. Esta causa es la real en
muchos de los casos, pero legalmente se utiliza cualquiera de las otras más
comunes que faciliten el procedimiento a seguir.

12
El Art. 109 del Código Civil, en su numeral 1ro. dice que son causas de divorcio: "
El adulterio de uno de los cónyuges " causal de adulterio para poder ejercer la
acción de divorcio, es antiquísima, lo recoge la legislación de casi todos los países
y la nuestra la concede al cónyuge inocente, la posibilidad de divorciarse por esta
casual.
Prueba de adulterio:
Como es obvio suponer, en la generalidad de los casos, el adulterio suele
efectuarse con todas las precauciones posibles, de tal manera que muy
difícilmente habrá prueba testimonial procedente. Al respecto existen fallos
contradictorios dictados por las diversas Salas de la Corte Suprema de Justicia
sobre este punto.
Requisitos para que el adulterio sirva de causa de
divorcio:
Se requieren fundamentalmente dos elementos, aún cuando como veremos
algunos autores exigen otros adicionales.
PRIMERO.- Es de orden material, consisten en las relaciones sexuales con una
persona que no sea su cónyuge, ya sea del mismo o diferente sexo.
SEGUNDO.- Es de orden intencional, esto es la libre voluntad de realizar ese
acto.
Si falta uno de estos elementos, no sirve de causal para solicitar el divorcio. que
exista adulterio es fundamental probar que hubo la intención de cometerlo, pues
de lo contrario no se podría aducir esta causal.
Fundamentos de esta causa:
El fundamento de esta causa, es el mutuo deber de fidelidad, esto es los
cónyuges están obligados a guardarse fidelidad, sin que la infidelidad de uno
autorice al otro a proceder del mismo modo. No olvidemos que la fidelidad es una
de las más importantes consecuencias del matrimonio monogámico, existiendo
igualdad entre el hombre y la mujer. agrega otro requisito y este es el que se
refiere a que debe existir matrimonio válidamente celebrado, esto es sino es válido
el matrimonio no existe adulterio.
Prescripción de la causa de adulterio:
La acción de divorcio por adulterio, prescribe en el plazo de un año contado desde
que el cónyuge perjudicado tuvo conocimiento del hecho. Se pregunta si después
de vencido el año; el cónyuge inocente podría o no presentar demanda de divorcio
por esta causal, la respuesta es NO, acorde a lo dispuesto en el Art. 124 del
Código Civil.

13
LOS AFECTADOS EN EL DIVORCIO

A todos los integrantes de la familia, pero muy especialmente a los hijos. Frente al
primer conflicto matrimonial, la primera opción es el divorcio, como una nueva
oportunidad de alcanzar la “felicidad.”
niño no aceptará las razones que usted le de. A él le preocupan los hechos que
se están dando en su familia, los cuales lo están lastimando, se siente confundido
y no puede visualizar su futuro en estas condiciones, él no quiere tener que decidir
entre uno de sus padres como suele ocurrir.
la mayoría de los casos, cuando este niño es adulto y tiene la oportunidad de
formar un hogar, inevitablemente repetirá los mismos patrones que vivió. Los
padres delegamos a nuestros hijos una herencia de bendición o maldición para
nuestros hijos.Los hijos enfrentan sus propios conflictos además de la crisis de
sus padres. En el divorcio los padres hacemos uso de nuestros hijos como
elementos de venganza , son manipulados, ignorados como personas y reducidos
a la calidad de objetos. El niño que está atravesando el divorcio de sus padres,
necesita de alguien de fuera “confiable” en quien depositar sus ansiedades y
temores.
Mas del 50% de los matrimonios termina en divorcio, y en muchos de ellos, hay
niños por medio- y ellos son los que a veces enfrentan las consecuencias de este
súbito cambio en la vida familiar. Estas son algunas de las reglas de oro en casos
de divorcio cuando hay hijos:
-no hable mal sobre su ex-conyugue al Nino. -no use al hijo para comunicarse con
su ex-pareja, y tampoco para averiguar lo que está ocurriendo con esta. asegúrele
al niño que el divorcio no es su culpa y que ambos lo siguen queriendo como
siempre. -no le mienta al Nino pero tampoco entre en lujo de detalles sobre sus
problemas matrimoniales. -y no deje que la separación de su pareja lo aleje
también de su hijo. Usualmente los niños más pequeños no se ven tan afectados
por el divorcio como los mayores, y a veces los varones se ven más afectados
que las hembras, especialmente si se queda a vivir con la madre, y el padre se
aleja de él.

Los derechos y obligaciones existentes entre padres e hijos no se ven alterados


por el divorcio, dado que las obligaciones existen por ser padres,
independientemente del estado civil de estos. Es decir, un padre tiene
obligaciones y derechos con sus hijos sin importar si es soltero, casado, separado,
divorciado, anulado o viudo. Si es que los cónyuges tienen hijos menores de edad,
al momento de tramitar su divorcio, la ley exige que se vele por los derechos de
los menores. Es así como la ley obliga a los cónyuges que desean tramitar un

14
divorcio de mutuo acuerdo a presentar un acuerdo de tuición, visitas y alimentos
respecto de sus hijos menores de edad. Si el divorcio es unilateral, puede
demandarse la regulación de estos temas en el mismo juicio, de modo que el
divorcio posibilita que se resguarden los derechos de los menores dentro de un
mismo juicio.

15