You are on page 1of 133

METODOLOGÍA

PARA ESTIMAR EL NIVEL DE


DESARROLLO SOSTENIBLE
DE TERRITORIOS

BIOGRAMA 2008

Sergio Sepúlveda S.
METODOLOGÍA
PARA ESTIMAR EL NIVEL DE
DESARROLLO SOSTENIBLE
DE TERRITORIOS

BIOGRAMA 2008

Sergio Sepúlveda. S.

San José, Costa Rica


Marzo, 2008
© Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). 2008

El Instituto promueve el uso justo de este documento. Se solicita que sea


citado apropiadamente cuando corresponda.

Esta publicación también está disponible en formato electrónico (PDF) en


el sitio Web institucional en www.iica.int

Coordinación editorial: Sergio Sepúlveda


Corrección de estilo: Marta Kandler
Diseño de portada: Karla Cruz
Diagramado: Karla Cruz
Impresión: IICA, Sede Central

Sepúlveda S., Sergio


Biograma: metodología para estimar el nivel de
desarrollo sostenible de territorios / Sergio Sepúlveda S. –
San José, C.R. : IICA, 2008.
132 p. ; 19 cm x 26.6 cm

ISBN13: 978-92-9039-872-1

1. Desarrollo rural 2. Desarrollo regional 3. Desarrollo


sostenible 4. Ordenación de recursos I. IICA II. Título

AGRIS DEWEY
P01 333.76

San José, Costa Rica


2008
TABLA DE CONTENIDO

Dedicatoria ix

Presentación xi
Capitulo I. 1
El Desarrollo Sostenible como Referencia
Sepúlveda S. y Zúñiga H.

1. Desarrollo Rural Sostenible: Enfoque Territorial 6


2. Elementos Conceptuales del Desarrollo Rural Sostenible 7
2.1. La cohesión social y la cohesión territorial 8
2.2. Dimensiones del Desarrollo Rural con
Enfoque Territorial 10
2.2.1. Dimensión Sociocultural 11
2.2.2 Dimensión Económica 12
2.2.3. Dimensión Ambiental 14
2.2.4. Dimensión Político-institucional 14
2.3. Políticas Públicas para el DRET 17

Capítulo II. 21
Metodología para Estimar el Nivel de
Desarrollo Sostenible de Territorios
Sepúlveda S.; Chavarría H.; Rojas P. y Brenes M.

Introducción 23
1. El Biograma 25
2. El Índice Integrado de Desarrollo Sostenible 28
3. Metodología 29
3.1. Unidad de análisis 30
3.2. Dimensiones de análisis 30
3.3. Observaciones temporales 30
3.4. Indicadores 30
3.5. Relación 32
3.5.1. Niveles máximos y mínimos 33
3.5.1.1. Valores extremos 34
3.5.1.2. Porcentaje de acumulación 35
3.5.1.3. Niveles óptimos 36

BIOGRAMA 2008 iii


TABLA DE CONTENIDO

3.5.2. Función de ajuste 38


3.5.2.1. Rendimientos marginales decrecientes 38
3.5.2.2. Rendimientos Marginales Crecientes 40
3.6. Índices 42
3.7. Media armónica como medida alternativa 43
3.8. Análisis de Correlación 43

Capítulo III. 47
Validación del Biograma
Sepúlveda S. y Avendaño P.

Introducción 49
1. La Aplicación del Biograma en Brasil 50
1.1. Marco institucional 50
1.2. Adaptación de la metodología a las características
de los territorios 50
1.2.1. Fundamentos y principios 50
1.3. Adaptación del Biograma y complementación con
otros métodos 50
1.4. Definición de las dimensiones y de las variables 51
1.5. Consideraciones técnicas de las fuentes de información 53
1.6. Demostración de la aplicación del Biograma:
Medio Alto Uruguay, en Río Grande del Sur y
en el Suroeste de Paraná 54
2. Aplicación del Biograma en Colombia 59
2.1. Marco institucional 59
2.2. Adaptación de la metodología a las características
de los territorios 59
2.2.1. Fundamentos y principios 59
2.3. Adaptación del Biograma y complementación 60
con otros métodos
2.4. Definición de las dimensiones y de las variables 60
2.5. Consideraciones técnicas de las fuentes de información 61
2.6. Demostración de la aplicación del Biograma:
Corredor Ipiales – Santander de Quilichao y
Subregión del Río Atrato. 62
3. Aplicación del Biograma en Perú 66
3.1. Marco institucional 66
3.2. Adaptación de la metodología a las características
de los territorios 66
3.3. Adaptación del Biograma y complementación
con otros métodos 66

iv Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


TABLA DE CONTENIDO

3.4. Definición de las dimensiones y variables 67


3.5. Demostración de la aplicación del Método
en las regiones de Tumbes y Ayacucho. 69
4. Consideraciones sobre la validación 75

Capítulo IV. 79
Guía Didáctica para la Aplicación del Biograma
Brenes M. y Sepúlveda S.

Síntesis de la Metodología 81
1. Sobre El Biograma 81
1.1. Biograma - S3: ¿qué permite? 81
1.2. Análisis de tendencias: ¿qué permite? 82
1.3. ¿Qué representa la imagen del Biograma? 82
1.4. ¿Qué es el Índice de Desarrollo Sostenible (S3)? 82
1.4.1. Objetivos del Biograma y del S3 82
1.4.2. Objetivo del análisis de tendencias 83
1.4.3. Objetivo de Análisis de Correlación y Regresión 83

2. Guía Para Aplicar La Metodología en EXCEL 2007 84


2.1. Plantillas programadas 84
2.2. Macros de EXCEL 86

3. Guía para Aplicar Manualmente la Metodología del


Biograma en EXCEL 2007 90
3.1. Incorporar los datos en una matriz 90
3.2. Seleccionar el Método para Máximos y Mínimos 91
3.2.1. Valores Observados 91
3.3. Límites de Fluctuación 100
3.4 Niveles Óptimos 105
3.5. Calcular el Índice Integrado de
Desarrollo Sostenible (S3) 109
3.5.1. Biograma 110
3.5.2. Gráfico de tendencias 112
3.5.3. Cálculo de la Media Armónica 113

Bibliografía 115
Páginas Web 118
Publicaciones en Desarrollo Rural Del IICA 119

BIOGRAMA 2008 v
ÍNDICE DE FIGURAS
Pág.

Figura 1. Desarrollo Sostenible del Sistema Territorial. 11


Figura 2. Biograma 1991. 26
Figura 3. Imagen del Desarrollo Sostenible de un Territorio. 26
Figura 4. El estado del Sistema Según los colores del Biograma. 28
Figura 5. Pirámide de Información. 31
Figura 6. Página de Inicio en BIOGRAMA PLANTILLAS.xlsx. 85
Figura 7. Grupo Código de Programador. 86
Figura 8. Módulo de Microsoft Visual Basic. 88
Figura 9. ¿Cómo introducir los datos? 91
Figura 10. Insertar Función. 91
Figura 11. Indicar Rango. 92
Figura 12. Rellenar las celdas con las fórmulas. 93
Figura 13. Introducir fórmulas “Si”. 94
Figura 14. Expandir fórmula “Si” y de máximos a mínimos. 94
Figura 15. Introducir la función de relativización (positiva) 95
Figura 16. Expandir la función de relativización. 96
Figura 17. Insertar Función de promedio. 96
Figura 18. Introducir datos para el promedio. 97
Figura 19. Expandir el promedio. 97
Figura 20. Nueva regla de formato. 98
Figura 21. Reglas de formato. 99
Figura 22. Formato condicional. 99
Figura 23. Señalización de las funciones a utilizar. 100
Figura 24. Fórmulas y rangos de entrada. 102
Figura 25. Fórmulas expandidas. 102
Figura 26. Función de relativización. 103
Figura 27. Fórmula Si para introducir los cálculos en valores entre 0 y 1. 104
Figura 28. Promedio expandido. 105
Figura 29. ¿Cómo introducir los datos con niveles óptimos? 106
Figura 30. Función de relativización para valores óptimos. 108
Figura 31. Cálculo del índice de DS de la dimensión. 108
Figura 32. Introducir datos para calcular el S3. 109
Figura 33. Cálculo del S3. 110
Figura 34. Opción para gráfico del Biograma (Radial relleno). 110
Figura 35. Seleccionar los datos para Biograma. 111
Figura 36. Ejemplo de Biograma. 111
Figura 37. Seleccionar los datos para Tendencias. 112
Figura 38. Ejemplo de Gráfico de Tendencias. 113
Figura 39. Regresión. 114

vi Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


ÍNDICE DE GRÁFICAS
Pág.

Gráfica 1. Porcentaje de Acumulación. 37


Gráfica 2. Rendimientos marginales decrecientes. 39
Gráfica 3. Rendimientos marginales crecientes. 41
Gráfica 4. Medio Alto Uruguay. 54
Gráfica 5. Suroeste de Paraná. 54
Gráfica 6. Corredor de Ipiales – Santander de Quilichao. 62
Gráfica 7. Subregión del Río Atrato. 62
Gráfica 8. Región de Tumbes. 69
Gráfica 9. Región de Ayacucho. 69

ÍNDICE DE TABLAS
Pág.

Tabla 1. IDS hipotéticos. 29


Tabla 2. IDS por dimensión del Medio Alto Uruguay y
del Suroeste de Paraná comparados con los IDS
de 20 Territorios de Río Grande del Sur y Paraná. 55
Tabla 3. Datos Genéricos del Corredor de Desarrollo
Económico Ipiales – Santander de Quilichao y la
Subregión del Río Atrato. 64
Tabla 4. Indicadores de las regiones de Tumbes y Ayacucho. 70

ÍNDICE DE CUADROS
Pág.

Cuadro 1. Indicadores de Desarrollo Sostenible (por dimensión). 27


Cuadro 2. Asignación de valores para el indicador. 41
Cuadro 3. Otras fuentes y bases de datos utilizadas para la aplicación
del Biograma. 53

ÍNDICE DE MAPAS
Pág.

Mapa 1. Territorios rurales apoyados por la SDT/MDA en Brasil. 54


Mapa 2. Los Corredores y Municipios ADAM en Colombia. 62
Mapa 3. La División de Territorios Rurales en Perú. 69

BIOGRAMA 2008 vii


DEDICATORIA

A mi familia que aprendió a entender mis ausencias, a compartir mis


alegrías y a comprender que el mito de Sísifus “empujando la roca a la
cima de la montaña” refleja una opción de vida más que un castigo.

A Lisa, por su infinita paciencia e irrestrictas muestras de amor, por su


contagiosa alegría de vivir y sus siempre atinadas opiniones.

A Lara, quien concluyó exitosamente su primera fase de formación


y transita hacia la adultez. La universidad le espera para continuar
su formación como persona socialmente responsable, mujer sensible y
profesional de excelencia.

A Marco, quien emigró a la lejana Australia a obtener un título en


Economía y al irrenunciable derecho de buscar su felicidad.

Ellos dieron sentido a mi vida, los amo.

Sergio.

BIOGRAMA 2008 ix
PRESENTACIÓN

L a transición del Biograma


como instrumento para es-
timar el nivel de desarrollo
sostenible de diversas unidades
acompaña la evolución conceptual
En efecto, ésta versión ha incor-
porado las sugerencias de innume-
rables usuarios a lo largo y ancho de
las Américas; su retroalimentación
ha probado ser crucial para per-
y metodológica en el tema, de ma- feccionar las versiones previas. En
nera que el énfasis de su aplicación efecto, agradecemos a los usuarios
es la gestión de los territorios ru- por su disposición para compartir
rales. No obstante, el método y el sus experiencias en el uso de éste
instrumento mantienen su flexi- instrumento, las cuales, sin duda
bilidad de uso y su universalidad han confirmado el potencial, la fle-
de aplicación. xibilidad y la utilidad del método y
del programa, así como, detectado
Desde su creación en 1998, el sus debilidades y la necesidad de ser
Biograma ha evolucionado como complementado y renovado.
resultado tanto de los aportes de
sus usuarios, quienes buscaban apo- La versión que compartimos
yarnos a perfeccionar su precisión, ha incorporado pruebas estadísti-
como por los adelantos de la tecno- cas adicionales, tal como la media
logía disponible. harmónica y regresiones. Es más,
destacamos la posibilidad de com-
En ese contexto, esta tercera plementar el Biograma con el uso
versión – 2008 – es el resultado lógi- del Cuadro de Mando (CDM), tal
co de procesos de mejora continua como fue aplicado en el caso perua-
aplicada por el Instituto – en una no. De igual manera, la utilización
lógica de gestión del conocimiento de este instrumento en Brasil de-
– tanto en el diseño de marcos con- muestra la posibilidad de ampliar-
ceptuales como en la formulación lo, incluyendo otras dimensiones
de instrumentos de trabajo. del desarrollo (como la cultural y

BIOGRAMA 2008 xi
la demográfica) que logren definir instrumento en tres países, a saber
de manera más concreta las con- Brasil, Colombia y Perú y el último
diciones de los territorios y medir capítulo, expone una guía didáctica
de manera más precisa el nivel de con las orientaciones de cómo pro-
desarrollo sostenible. En el caso de ceder para utilizar el programa de
Colombia la versión 2005 fue com- Excel 2007, de manera que resulte
plementada y adaptada a la infor- más amigable aún, para aquellos
mación estadística de Encuesta de usuarios que no tienen familiaridad
Hogares para generar un proceso de con el programa.
evaluación y monitoreo del Proyec-
to Áreas de Desarrollo Alternativo Adicionalmente, esta publica-
Municipal (ADAM). ción se complementa con una serie
de presentaciones en power point
Otro cambio significativo es la como guías de seguimiento para
migración desde el programa com- aplicar el Biograma, así como, ar-
putacional ad-hoc, que sirvió origi- chivos en formatos de Excel 2007
nalmente como plataforma de cál- con opciones fijas y con las ins-
culo y de diseño de los diagramas, trucciones para diseñar formatos
hacia Excel 2007 de Microsoft. Esa abiertos específicos para cada si-
innovación busca superar la inesta- tuación. Finalmente, se ha prepa-
bilidad del programa de cómputo rado una versión Ebook para fa-
inicial y expandir el acceso del uso cilitar el acceso de los usuarios, el
del instrumento. cual puede encontrarse en la Web:
http://www.iica.int/desrural.
La presentación de la nueva
versión de este instrumento se ha Esperamos continuar reci-
estructurado de la siguiente forma, biendo la retroalimentación de
el primer capítulo presenta una sín- los usuarios del Biograma, sus
tesis de los elementos conceptua- contribuciones serán importantes
les del desarrollo sostenible de los para seguir afinando y ampliando
territorios rurales y el enfoque te- este instrumento. (shsepulvedas01
rritorial, en el siguiente, se expone gmail.com).
detalladamente la metodología del
Biograma, el capítulo tres compar-
te una síntesis de la utilización del Sergio Sepúlveda S.
Desarrollo Rural Sostenible, IICA

xii Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Capítulo
I

El Desarrollo Sostenible
como Referencia

Sergio Sepúlveda S.
Hannia Zúñiga Céspedes

BIOGRAMA 2008 1
El DS como Referencia

E l concepto de desarrollo En ese sentido, el DRS es parte


sostenible (DS) tiene como del desarrollo sostenible, pero
punto de referencia el Infor- ambos deben verse como aproxi-
me de la Comisión Bruntland, don- maciones complementarias al tra-
de se le describe como un “proceso tamiento de problemas como el de-
capaz de satisfacer las necesidades de las terioro de los recursos hídricos, la
generaciones presentes sin comprometer pérdida de biodiversidad, la deserti-
la capacidad de las generaciones futuras ficación, la lucha contra la pobreza
de satisfacer las suyas” (ONU, 1987). y la integración de grupos sociales
Desde esa perspectiva, el desarrollo excluidos (mujeres, jóvenes, migran-
económico y el uso racional de los tes, indígenas y afrodescendientes,
recursos naturales están inexorable- entre otros).
mente unidos en el tiempo y el es-
pacio. El desarrollo rural sostenible Ambas visiones subrayan la di-
(DRS), por su parte, comparte esas námica de transformación del me-
premisas y destaca el uso racional dio rural, en relación con el medio
de los recursos naturales como ele- urbano, lo que obliga a considerar a
mento fundamental de cualquier ambos espacios desde una perspec-
estrategia de desarrollo, no solo por tiva funcional, que permita analizar
su importancia para las generacio- su forma de interactuar y comple-
nes presentes y futuras, sino por- mentarse. Eso plantea nuevas exi-
que esos recursos constituyen uno gencias, en términos del cuerpo teó-
de los activos más importantes del rico que se adopta para analizar los
medio rural. problemas y elaborar las políticas
respectivas (IICA, 2005a).
La visión integral – multidi-
mensional e intertemporal – adop- No está de más recordar que,
tada por el DS sirvió de marco al desde una perspectiva de corte éti-
desarrollo rural sostenible (DRS) co y ambiental, el DS plantea la
y orientó un cambio de enfoque, necesidad de: a) la vida humana
para abordar de manera más con- pueda continuar indefinidamente;
creta los problemas que afectan al b) las individualidades humanas
medio rural (Alburquerque, 2006). tengan la posibilidad de crecer y

BIOGRAMA 2008 3
CAPÍTULO I

multiplicarse; c) las particularida- entre generaciones, como entre los


des culturales puedan sobrevivir; distintos grupos sociales de una
d) las actividades humanas se proce- misma generación.
sen dentro de límites que no pongan
en peligro la diversidad, la compleji- El segundo es el “enfoque de
dad y el sistema ecológico que sirve acceso a posibilidades” (Sen, 1999),
de base a la vida (Constanza et al., de acuerdo con este economista, el
1991). De ahí que la sostenibilidad desarrollo es un estado de bienestar
haga referencia a factores de orden común, y el bienestar no se relacio-
sociocultural, económicos, ambien- na exclusivamente con indicadores
tales y político–institucionales. económicos positivos, por ejem-
plo, una alta tasa de crecimien-
Los avances logrados en la to del PIB, un mayor volumen de
comprensión del proceso de de- bienes comercializados, una ma-
sarrollo y su dinámica cambian- yor tasa de industrialización o un
te, han contribuido a aumentar el mayor avance tecnológico. El desa-
caudal de conocimientos en esta rrollo se entiende como un proce-
temática. A continuación citamos, so donde los objetivos económicos
dos de los principales enfoques en son solo un medio para alcanzar
torno al desarrollo rural sostenible; un fin mayor: la libertad humana.
uno en el campo de la economía Y el éxito de una sociedad debe
ambiental, el otro asociado al “en- juzgarse por las posibilidades rea-
foque de capabilities”1, de Amartya les que las personas tienen para
Kumar Sen. elegir el nivel de vida que desean
tener. Para el desarrollo, es tan
En la vertiente de la econo- importante vivir satisfactoriamen-
mía ambiental, la ineficiencia y la te, como tener el control sobre la
ineficacia del mercado, han sido propia vida.
señaladas como las principales res-
ponsables por la degradación de Entonces, el bienestar se mide
los recursos naturales. Así, se ha por el acceso real que tengan las
exhortado a gestionar apropiada- personas a las oportunidades. No
mente esos recursos y, al mismo bastaría, por ejemplo, crear progra-
tiempo, a darles la debida impor- mas de microcrédito, si no existe
tancia a los aspectos participativos la oportunidad real de acceder a
y distributivos del desarrollo, tanto dichos programas. Para que esto

4 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


El DS como Referencia

ocurra, todos los microempresa- El enfoque de Sen no niega la


rios deberían contar con informa- importancia del crecimiento eco-
ción suficiente para conocer acer- nómico como motor del desarrollo,
ca de esos programas y el acceso pero hace hincapié en que creci-
tendría que darse en igualdad de miento económico no es sinónimo
condiciones, sin importar factores de desarrollo. Por eso, el fomento
como el género, la edad, la etnia, de las actividades productivas debe
entre otros. ir acompañado de políticas que per-
mitan la distribución de los bene-
ficios entre todos los miembros de
Enfoque de accesos la sociedad.
a posibilidades
Los enfoques citados ponen de
■ Objetivo: La ampliación de manifiesto los muchos temas y dis-
la libertad humana se alcanza ciplinas que se intersecan con el de-
cuando las personas están sarrollo rural sostenible, así como
en condiciones de elegir el la manera vertiginosa en que este
nivel de vida que desean. Los evoluciona, en términos conceptua-
indicadores económicos son
les y metodológicos. Esto induce a
solo un medio para alcanzar el
plantear un aspecto fundamental
desarrollo, pero por sí solos no
son desarrollo. de dicha evolución: la integración
de esquemas y enfoques que se ha
■ El acceso: No se define en dado en los últimos años y que ha
términos materiales sino en desembocado en la propuesta de
función de la posibilidad que desarrollo rural sostenible con en-
tendrían las personas de elegir foque territorial.
entre oportunidades reales.

■ El bienestar: Se alcanza
cuando las personas tienen
oportunidades reales y tienen,
también, la posibilidad de
realizarlas. Los individuos
tienen la libertad de elegir su
nivel de vida. (Sen, 1999)

BIOGRAMA 2008 5
CAPÍTULO I

1. DESARROLLO RURAL acercamiento espacial entre lo rural


y urbano invalidando la diferencia-
SOSTENIBLE: ENFOQUE ción dicotómica entre ambas cate-
TERRITORIAL gorías. Asimismo, y sobre todo en
virtud del desarrollo de las comuni-
Tradicionalmente se utilizó el caciones, se ha dado una transfor-
término rural para caracterizar terri- mación en el estilo de vida y en los
torios cuya dinámica social y econó- valores comúnmente asociados a
mica dependía predominantemente lo rural.
de la agricultura. Sin embargo, este
esquema ha sido sustituido en la Sustentados en esas observa-
última década por una visión que ciones, se argumenta que esa nue-
refleja la realidad del mundo rural va condición de fluidez entre el
latinoamericano (IICA, 2000a). campo y la ciudad se refleja feha-
cientemente en un gradiente, en la
De hecho, el medio rural se ha cual ambas categorías se aproximan
poblado de múltiples actividades funcionalmente, e incorporando las
productivas no agrícolas, tal como nuevas dinámicas de los territorios
la producción de artesanías, el tu- rurales (Rodríguez y Saborío, 2008)
rismo rural, servicios ambientales y
y poblaciones con características in-
un sinnúmero de servicios de apo-
termedias, que seguramente consti-
yo a los anteriores y a la produc-
tuyen una porción sustantiva de los
ción agropecuaria. Ello demuestra
habitantes del continente.
como la población rural ha modi-
ficado sus estrategias de sobrevi-
De esta forma, se adopta una
vencia, diversificando fuentes de
noción de gradiente en la cual se
empleo e ingresos y, de paso, trans-
formando también el perfil de los encuentra una verdadera tipología
territorios rurales. de combinaciones de urbano y ru-
ral. En los límites de la gradiente
Esa diversificación, a la par del se encuentran los tipos “puros” de
proceso de crecimiento de los cen- urbano o rural, mientras que en los
tros poblados (urbanos) y de una valores intermedios de la función
mayor demanda por los servicios se establecen tipos mixtos con am-
que ofrece el espacio rural, tanto bas categorías. Sin embargo, lo más
para recreación como para residen- importante de la aplicación de la
cia, han variado la relación entre “el gradiente es la posibilidad de deter-
campo” y “la ciudad”. La tenden- minar con mayor precisión las rela-
cia a establecer centros poblados ciones funcionales entre el campo y
en el medio rural se traduce en un la ciudad.

6 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


El DS como Referencia

Es así como dentro de la línea es generar un cambio en las bases


de pensamiento del desarrollo rural económicas y en la organización
sostenible, en general, surge la ne- social, a nivel local, que sea el
cesidad de buscar perspectivas que resultado de la movilización de las
expliquen mejor las nuevas condi- fuerzas sociales organizadas, de
ciones del medio rural. En el caso manera que aproveche el potencial
del IICA, esta necesidad da origen de la población. Eso implica crear
a un proceso que comienza a inicios nuevos mecanismos de acceso a las
de la década de 1990 y que cobra oportunidades sociales, fortalecer
forma en la formulación de un en- la viabilidad económica local y la
foque sistémico e integral, que con- capacidad de inversión y de gasto
sidera tanto los factores endógenos de las instituciones públicas, y
como los factores exógenos relacio- asegurar la conservación de los
nados con el desarrollo de las zonas recursos naturales.
rurales. Esta visión se conoce como
desarrollo rural sostenible con enfo- El enfoque territorial enfatiza
que territorial (DRSET). la dimensión local, el territorio, como
unidad de planificación y gestión, nece-
sariamente articulando lo local y lo
nacional. En ese sentido, parte del
2. ELEMENTOS CONCEPTUALES supuesto que toda propuesta de de-
DEL DESARROLLO sarrollo debe sustentarse en una Po-
RURAL SOSTENIBLE lítica de Estado, en un Proyecto País,
cuyos objetivos sean la inclusión
El DRSET se concibe como un y la cohesión social y territorial, a
proceso que busca transformar la efectos de promover el bienestar de
dinámica de desarrollo del territorio la sociedad rural y de potenciar su
mediante una distribución ordenada contribución estratégica al desarro-
de las actividades productivas, de llo del país.
conformidad con el potencial de
sus recursos naturales y humanos. La perspectiva territorial del
Tal perspectiva exige la puesta en desarrollo rural sostenible busca
marcha, en el territorio, de políticas formular una propuesta centrada
económicas, sociales, ambientales y en las personas y afianzada en los
culturales sustentadas en procesos puntos de interacción entre los sis-
descentralizados y participativos. temas socioculturales y los sistemas
ambientales. Está asociada a inicia-
Para precisar más este concepto, tivas innovadoras que se sustentan
se puede añadir que lo que se busca en la articulación de las capaci-

BIOGRAMA 2008 7
CAPÍTULO I

dades locales, teniendo en cuenta Mientras que la cohesión terri-


que las comunidades tienden a es- torial es entendida como el proceso
pecializarse en actividades en las paulatino de integración espacial
que tienen ventajas comparativas de los territorios de un país, a través
(Haveri, 1996). de una gestión y distribución balan-
ceada de los recursos. Ese proceso
Las zonas urbanas y rurales, se canaliza por medio de las insti-
por su parte, se consideran espa- tuciones públicas y privadas y es ca-
cios integrados, que comparten e talizado por las organizaciones de
intercambian grupos poblacionales, los territorios.
complejos productivos, servicios,
recursos naturales e instituciones, La posibilidad de fundar la
entre otros. cohesión social sobre la base de
la cohesión territorial le confiere
Y en el ámbito nacional, plan-
al desarrollo rural una orientación
tea la necesidad de formular estra-
más pragmática y apegada a la rea-
tegias, políticas e inversiones ten-
lidad de los procesos económicos,
dientes a corregir desequilibrios
sociales, culturales, políticos y am-
espaciales, sociales y de ingreso, así
bientales que rigen el destino de
como tasas sesgadas de crecimiento
las naciones.
y patrones inadecuados de produc-
ción, flujos anacrónicos de trans-
En la práctica, los propósitos
porte y movimiento de bienes y ser-
de cohesión social y de cohesión
vicios, así como el uso insostenible
territorial cobran vida en la cons-
de los recursos naturales.
trucción de mecanismos solidarios
que fomenten una mayor articula-
2.1. La cohesión social y la ción entre los sectores modernos y
cohesión territorial los sectores que han ido quedando
a la zaga del desarrollo, como son
La cohesión social y la cohe- las familias campesinas, las muje-
sión territorial son los objetivos res, las comunidades indígenas, los
mayores del enfoque territorial jóvenes y las personas que se han
(Echeverri, 2002). La primera, en- visto obligadas a migrar por razo-
tendida como la construcción de nes políticas o económicas.
sociedades que se basan en la equi-
dad, el respeto a la diversidad, la Sin embargo, para construir
solidaridad, la justicia social y la esos mecanismos, es necesario
pertenencia. contar con la participación de so-

8 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


El DS como Referencia

cios estratégicos o actores socia- cha de las políticas de desarrollo


les que apoyen la puesta en mar- rural sostenible.

El enfoque territorial

■ Promueve los conceptos de coope- de encadenamiento productivo,


ración, de corresponsabilidad y de aspectos distintivos de los grupos
inclusión económica y social. poblacionales y del territorio (p.ej.,
aprovechar determinadas caracte-
■ Destaca la importancia de las
rísticas ambientales para produ-
políticas de ordenamiento terri-
cir bienes comercializables como
torial, autonomía y autogestión,
servicios ambientales y productos
como complemento de las políticas
con denominación de origen).
de descentralización.
■ Adopta una visión sistémica en la ■ Aprovecha los encadenamientos
que lo ambiental, lo económico, de valor agregado para articu-
lo social, lo cultural y lo político- lar, dentro del territorio, sectores
institucional están estrechamente productivos que permitan generar
relacionados. una economía territorial basada
en conceptos como productos con
■ Reconoce la necesidad de estudiar
denominación de origen, cadenas
las zonas urbanas y rurales de ma-
agroalimentarias y clusters.
nera articulada, y centra el análisis
en la funcionalidad e integración ■ Promueve una buena gestión del
entre ambas. conocimiento (aspectos como la
■ Subraya la importancia de for- adquisición y la diseminación de
talecer el capital humano (la ca- conocimiento son de particular
pacidad de las personas), el capi- relevancia), para que la sociedad
tal social (las relaciones y redes rural no quede marginada de los
que facilitan la gobernabilidad) nuevos avances en materia de
y el capital natural (la base de ciencia y tecnología, y se rescaten
recursos naturales). además los métodos autóctonos y
el saber tradicional.
■ Impulsa una visión de competiti-
vidad territorial basada en la inte- ■ Propicia esquemas de coope-
racción de aspectos económicos ración que se adapten a las de-
(innovación tecnológica), sociales, mandas de los pobladores y
culturales y ecológicos. agentes del desarrollo; es decir,
■ Promueve la economía territorial a la diversidad natural y política
incorporando, dentro de la noción del territorio.

BIOGRAMA 2008 9
CAPÍTULO I

Los postulados del enfoque na- que se encargan de darle cohesión al


turalmente inciden en la gestión de resto de elementos…” Sepúlveda et
las políticas públicas, pues las polí- al. (2003: 69).
ticas territoriales se convierten en el
instrumento para estimular los pro- El territorio es el escenario en
cesos de desarrollo en los territorios, el cual los diferentes grupos socia-
siempre y cuando también se forje les viven y realizan sus actividades,
un proceso de consolidación de la utilizando los recursos naturales
cooperación entre agentes públicos que disponen y generando modos
y privados. En esa dinámica, el pa- de producción, consumo e inter-
pel del Estado debe apuntar a la pro- cambio, que responden a ciertos va-
visión de bienes públicos, a la direc- lores culturales y que se enmarcan,
ción y regulación de la economía y asimismo, en una organización po-
a la construcción de la democracia y lítico-institucional determinada.
la institucionalidad.
Con esto en mente, la propuesta
de desarrollo rural sostenible
Para terminar esta sección
con enfoque territorial adopta un
cabe señalar que el enfoque territo-
tratamiento sistémico e integral
rial del desarrollo rural sostenible
(multidimensional e intertemporal)
concibe al territorio como la uni-
de la realidad en que se desenvuelven
dad básica de estudio y de trabajo.
los pueblos.
Esta unidad se distingue por su ca-
rácter social e histórico — por un
2.2. Dimensiones del Desarrollo
lado, es producto de las relaciones
Rural con Enfoque Territorial
entre los pobladores y el medio fí-
sico, y por otro, esa relación es de
La aproximación multidimen-
larga data —, y porque puede ser
sional a los problemas que condi-
delimitada espacialmente.
cionan el desarrollo es apenas un
reflejo de la compleja realidad de
Considerando lo anterior, el los sistemas nacionales y de los
territorio se concibe como “… componentes que se busca modifi-
un constructo social históricamente car para transformar el medio ru-
establecido – que le confiere un ral. En primer lugar, es necesario
tejido social único –, dotado de recordar que cada dimensión tiene
una determinada base de recursos sus características propias; sin em-
naturales, ciertos modos de producción, bargo también está condicionada
consumo e intercambio, y una red de por las otras dimensiones, a las que
instituciones y formas de organización a su vez condiciona.

10 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


El DS como Referencia

Figura 1.
Desarrollo Sostenible misma. Finalmente, es necesario
del sistema Territorial recordar que el enfoque aquí desa-
AMBIENTAL SOCIAL rrollado es solo una entre muchas
Sostenibilidad Equidad posibilidades para estudiar una
realidad tan compleja como el
desarrollo rural.

ECONÓMICA POLÍTICO- 2.2.1. Dimensión Sociocultural


Competitividad INSTITUCIONAL
Gobernabilidad
En el centro de la discusión
del DRSET se encuentra el ser
El desarrollo se concibe como humano, su organización social,
un proceso multidimensional e cultura, modos de producción y
inter-temporal, enmarcado en una patrones de consumo. Se trata,
cuadriga cuyos ejes son la equi- entre otros, de un proceso de
dad, la sostenibilidad, la com- fortalecimiento de sujetos, grupos
petitividad y la gobernabilidad. y organizaciones para que puedan
La figura 1 representa un siste- constituirse en actores sociales y
ma territorial compuesto por las consolidarse como tales. De ahí
cuatro dimensiones del desarrollo que la equidad destaque como
sostenible: social, económica, am- uno de los objetivos primordiales
biental y político-institucional; así del desarrollo.
como, por las interacciones al in-
terior de cada una de ellas y entre Asimismo, en esa dimensión
una dimensión y otra. El espacio se reconoce la diversidad cultural
de interacción entre las dimensio- como uno de los elementos distin-
nes está representado por la esfe- tivos de la ruralidad latinoamerica-
ra y se define como el “espacio de na. Esta diversidad se refiere a la
desarrollo sostenible”. identidad étnica, y a los aspectos
culturales que amalgaman y dife-
Seguidamente se destacan esas rencian a las sociedades. Estos as-
dimensiones de forma separada; pectos entrelazan el conjunto de re-
no obstante, esa distinción se hace laciones sociales y económicas que
únicamente con fines didácticos. se establecen en cualquier socie-
También debe tenerse en cuenta dad, y determinan, en buena medi-
que, en innumerables ocasiones, la da, el grado de acceso a las diversas
interacción entre dimensiones es formas del poder político regional
tan importante como la dimensión y local.

BIOGRAMA 2008 11
CAPÍTULO I

La diversidad cultural como ele- concepto tiene como una de sus


mento de análisis retoma el princi- premisas la capacidad de negocia-
pio básico del desarrollo endógeno. ción de las organizaciones huma-
Este plantea que la población local nas; la cual está relacionada con
debe comandar su propio proceso su capacidad para generar institu-
de desarrollo y acoge la diversidad cionalidad y de que esta incluya
cultural inherente a los grupos hu- los valores e intereses fundamen-
manos como el potencial para satis- tales de las organizaciones.
facer el bienestar común.
El territorio también resulta
Las diferencias de género, de clave para esta dimensión, porque
edad, de etnia, deben mirarse en- es el espacio en el cual la población
tonces, como recursos sociocultu- crece, se desenvuelve, transforma y
rales que exijen una estrategia de relaciona, por medio de actividades
desarrollo específica; no obstante productivas, económicas, sociales
deben articularse al tejido social a y culturales, pero también porque
fin de lograr el bien común. esas acciones modifican el paisaje y
se convierte en un reflejo del desa-
En esta dimensión, las alianzas rrollo cultural de la población.
sociales, la conformación de grupos
de interés y la práctica de resolución Esto remite al recurso humano,
de conflictos, se perciben como cuyo potencial para transformarse y
mecanismos naturales de acceso al transformar su medio lo posiciona
poder y del ejercicio de los derechos en el centro del escenario. Los as-
(“empoderamiento”, en la misma pectos económicos de esta dimen-
línea de pensamiento de Sen). Por sión se enlazan precisamente con
lo tanto, los lazos de interacción la capacidad del ser humano para
social resultan decisivos para utilizar y combinar los factores
promover y consolidar el proceso de producción.
de participación y democratización
regional y local. 2.2.2 Dimensión Económica

En el contexto anterior, es Esta dimensión se relaciona


importante destacar el concepto con la capacidad productiva y el po-
de capital social, que hace refe- tencial económico de los territorios
rencia a “la capacidad de actuar rurales para generar los bienes y
sinérgicamente, generando redes riquezas necesarios para el presen-
y concertaciones al interior de la te y el futuro, de sus habitantes. Se
sociedad” (Kliksberg, 1998). Este reconoce la importancia del trabajo

12 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


El DS como Referencia

conjunto de todos los sectores pro- cados para actividades sostenibles


ductivos (perspectiva multisectorial) (agricultura, turismo, tecnologías de
para vincular actividades primarias la información), el establecimiento
con actividades propias del proce- y la promoción de mercados e in-
samiento y el comercio de produc- dustrias locales, y la valoración de
tos finales todo en un marco de uso los recursos naturales en los ámbi-
sostenible de los recursos naturales. tos nacional y local.

Para esto, se promueve la forma- La capacidad de gestión de los


ción de cadenas agroalimentarias y productores es otro componente
de clusters, los cuales permiten en- fundamental, pues de ella depende
lazar las actividades primarias con que se logre avanzar de un estadio
las actividades intermedias y pasar, de producción tradicional a otro
así, de una economía sectorial a una moderno. La capacidad de mane-
economía territorial. jar de forma eficiente y competi-
tiva las unidades productivas, en
Al incluir las cadenas agroali- un contexto de cambios drásticos,
mentarias y los clusters como ele- tanto desde la oferta (producción)
mentos de análisis, esta dimensión como desde la demanda (merca-
incorpora, también, la tecnología dos) es sin duda, un factor deci-
(insumos, maquinarias). Esta se sivo para garantizar el éxito de la
emplea tanto en la producción transformación productiva. De ahí
agropecuaria y forestal, como en la la importancia de sopesar las carac-
transformación, el procesamiento y terísticas particulares de los actores
el transporte de productos. sociales presentes en el territorio,
tanto en lo que respecta a su parti-
Estos argumentos sientan la cipación real en la producción agrí-
base para discusión de la competi- cola, como en lo concerniente a su
tividad, requisito fundamental para inserción potencial.
el desarrollo de una economía terri-
torial, y junto a ella, la erradicación Las relaciones económicas y
de la pobreza, a través de una distri- productivas de las unidades terri-
bución equitativa de los beneficios toriales son tan importantes como
del desarrollo. las que se generan en los merca-
dos, pues ambos afectan y modi-
Forman parte escencial de esta fican las tendencias productivas
dimensión el acceso a los activos tradicionales, p.ej. globalización y
productivos, la creación de mer- calidad de productos.

BIOGRAMA 2008 13
CAPÍTULO I

2.2.3. Dimensión Ambiental ciudadanía alerta y activa es la


mejor garantía para generar un
Esta dimensión reconoce al cambio e impulsar patrones de uso
ambiente como base de la vida y, que aseguren un equilibrio entre
por lo tanto, como fundamento la producción y la conservación.
del desarrollo. También reconoce Por supuesto, es necesario analizar
al ser humano como parte integral cuáles actores sociales son los más
del ambiente y valora, con especial susceptibles de convertirse en agen-
atención, los efectos positivos y tes multiplicadores de cambio. Es
negativos, de su accionar en la necesario recordar que una estrate-
naturaleza, pero también, la forma gia de desarrollo de este tipo debe
en que la naturaleza afecta a los promover el manejo racional e inte-
seres humanos. gral de los recursos naturales, gene-
rando acciones que contribuyan a
La incorporación del ambien- mejorar las condiciones sociales de
te en las estrategias de desarrollo la población.
surge, de la necesidad, de proteger
los recursos naturales y recupe- Por último, en esta dimensión
rar aquellos que han sido degra- se destaca el papel de los sectores
dados por el ser humano. Agua, público y privado, sus mecanismos
suelo, bosques, biodiversidad y de interacción y los dispositivos le-
poblaciones humanas constituyen gales que puedan hacer viable el uso
un solo sistema y son interdepen- racional de los recursos naturales
dientes: un cambio en uno de los y del ambiente.
componentes genera un cambio en
los otros.
2.2.4. Dimensión
Por otra parte, los sistemas am- Político-institucional
bientales (las cuencas hidrográficas,
p.ej.) muchas veces traspasan las La dimensión Político-insti-
fronteras nacionales. Por eso, el ma- tucional tiene como prioridad la
nejo de los recursos naturales exige gobernabilidad democrática y la
una visión comprensiva y participa- participación ciudadana. La de-
tiva del tema, que incluye tanto a los mocracia hace posible la reorien-
actores locales como a los nacionales tación del sendero del desarrollo
e internacionales. y, por lo tanto, la reasignación de
recursos, permitiendo su redistribu-
En efecto, la participación ciu- ción entre diferentes actividades y
dadana resulta fundamental. Una grupos sociales.

14 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


El DS como Referencia

Los elementos en que se apoya nes gremiales y grupos de interés,


la dimensión son: a) El fortaleci- entre otros.
miento institucional, b) la partici-
pación ciudadana en procesos de El proceso de descentralización
toma de decisión, c) la autonomía del aparato público, el fortaleci-
administrativa de los gobiernos lo- miento de los gobiernos locales y
cales y las comunidades. Todo ello un interés renovado por la demo-
bajo la égida, la transparencia y el cratización, permiten vislumbrar
predominio de valores que apoyen un nuevo papel para los gremios de
los procesos democráticos. la sociedad civil y para las ONG’s.
Eso implica un reordenamiento
Para tal fin se debe considerar la del aparato público, en sentido
estructura y el funcionamiento del amplio, y de los canales, formas y
sistema político (nacional, regional mecanismos de participación de la
y local) ya que este es el nicho para sociedad civil en los procesos de
tomar decisiones sobre el modelo toma de decisiones.
de desarrollo que se desea seguir.
El sistema institucional público Los gobiernos regionales/lo-
responde a las características del cales y el sector público, sin em-
sendero de desarrollo escogido. bargo, continuarán desempeñándo-
En esta instancia se hace necesario se como articuladores del proceso
dialogar con los actores que repre- y, en casos en que la participa-
sentan a los diversos grupos de ción directa de la sociedad civil
interés y planificar los diversos tipos resulte imposible, también como
de equilibrios políticos por medio promotores de las acciones de DS.
del proceso de negociación.
Desde la perspectiva de
El resultado final de estas ne- DRSET, los espacios locales y
gociaciones se refleja en el tipo y el regionales se transforman en foros
volumen de recursos que se asignen de negociación e intercambio de
a distintos programas y proyectos demandas de los grupos sociales,
que, de una u otra forma, benefi- en los cuales, los técnicos del sector
ciarían al territorio y satisfacen las público – como instancia que
demandas y necesidades de los gru- representa al Estado – cumplen
pos. De esa forma, la dimensión solamente la función de agentes
política e institucional involucra al del desarrollo. Ambas partes
sistema institucional público y pri- (actores y agentes) pueden llegar a
vado, a las organizaciones no gu- conformar equipos que promuevan
bernamentales y a las organizacio- y ejecuten propuestas de desarrollo

BIOGRAMA 2008 15
CAPÍTULO I

coherentes con las demandas de funciones que tradicionalmente le


las mayorías. corresponde al Estado y para las
que los ciudadanos no han sido de-
La sinergia que se logre entre bidamente preparados.
las instancias de gobiernos locales,
nacionales y las organizaciones de
la sociedad civil, puede convertirse, En esta dimensión se sientan
en un escenario para la formulación las bases de una posible renova-
de políticas DRS, acorde a las ca- ción y ajuste del marco institu-
racterísticas de cada territorio. cional, como parte del proceso de
modernización del sector público.
Esta transformación pretende Adicionalmente, es necesario apro-
acrecentar de manera significativa vechar el nuevo papel que asume
los mecanismos de participación el sector privado y los mecanismos
política de la sociedad civil, cambio de interacción entre ambos. Este
que resulta esencial para consoli- principio es parte de una de las
dar el proceso de fortalecimiento hipótesis básicas de cualquier pro-
de los gobiernos locales y de las puesta de desarrollo con visión de
instituciones regionales, y para largo plazo: la necesidad de incen-
lograr un cambio en el “modo tivar la autonomía y la capacidad
de estar” del gobierno central en de gestión de los actores sociales-
cada unidad territorial. agentes económicos.

La comunidad organizada será


la que defina cuáles son los pro- Finalmente, es necesario re-
blemas que más la afectan, la que cordar que, tanto el diagnóstico,
proponga soluciones y la que, se- como la gestión de estrategias de
guramente, estará dispuesta a co- DRSET deberán tomar en cuen-
financiar algunos de los proyectos. ta el llamado “clima político”:
A las acciones impulsadas por la está claro, p.ej., que la receptivi-
comunidad organizada, el Estado dad de un tipo de estrategia no
debe responder de forma orgánica economicista, es decir, con un
y sistemática, apoyando incluso fuerte componente social y am-
iniciativas dirigidas a fomentar la biental será mayor en algunos
capacidad de gestión de las organi- gobiernos, y esto debe ser consi-
zaciones de la sociedad civil, para derado al momento de formular
que puedan asumir muchas de las estrategias de desarrollo.

16 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


El DS como Referencia

2.3. Políticas Públicas para el DRET ciendo paulatinamente las brechas


tanto entre territorios como entre
El enfoque territorial bus- actores sociales.
ca desplazar el eje articulador de
las estrategias de desarrollo rural Por lo tanto, toda estrategia na-
del ámbito del proceso producti- cional de desarrollo rural debe com-
vo al ámbito del territorio. Se bus- binar dos elementos importantes:
ca, entonces, pasar de la formula- políticas diferenciadas en función
ción de políticas que privilegian de una meta de cohesión territo-
una visión sectorial de la realidad rial nacional; y políticas diferen-
a políticas que se centran en el ciadas en función de una meta de
“lugar” y que privilegian las múl- cohesión social intra-territorial. Di-
tiples dimensiones que componen ferentes realidades territoriales y de
un espacio. desarrollo de los actores sociales de-
mandan planteamientos e interven-
Pasar de un enfoque sectorial a ciones públicas también diferecia-
uno territorial no significa, necesa- das. Cada caso requerirá una com-
riamente, adquirir un nuevo instru- binación de políticas básicas de
mental de políticas, pero sí plantea carácter asistencial, de acceso y re-
la necesidad de realizar un cambio distribución de activos y de forma-
significativo en las estrategias de ción de capacidades, con políticas
gestión y de aplicación de tales ins- universales de fomento productivo,
trumentos. Por ejemplo, se deben desarrollo tecnológico, acceso a mer-
dar cambios fundamentales en los cados y desarrollo de marcos legales
criterios de focalización y en los e institucionales.
procesos de planificación, gestión
y evaluación. Desde la perspecti- En todos los casos debe exis-
va territorial, las políticas públicas tir coherencia entre los objetivos
proporcionan orientaciones estraté- de los distintos niveles de políti-
gicas que potencian los instrumen- cas y los instrumentos propuestos
tos tradicionales de desarrollo rural para lograrlos.
y sectorial.
La cooperación local y la corres-
El establecimiento de políticas di- ponsabilidad en la planificación y la
ferenciadas según el contexto. La meta gestión del territorio. El enfoque te-
del desarrollo es acelerar la diná- rritorial supone una forma particu-
mica de los territorios y de los ac- lar de organización de los procesos
tores rezagados e inducirlos a un de desarrollo. En esencia, se trata
nivel superior de desarrollo, redu- de lograr una gestión más eficiente

BIOGRAMA 2008 17
CAPÍTULO I

de parte de cada uno de los agentes tica, el ejercicio activo de la ciuda-


involucrados en un espacio dado, danía, la apertura democrática, la
mediante la construcción de siner- voluntad colectiva, la capacidad
gias, enlaces, formas de comunica- para identificar el interés común
ción, alianzas y solidaridad. Este y la presencia de instituciones in-
proceso se expresa en esquemas de formales alrededor de las cuales se
cooperación, donde los miembros de desarrolla la vida cotidiana de las
la comunidad se asocian libremen- comunidades.
te, en formas de organización autó-
nomas, para gestionar un proyecto La redefinición del papel del Estado.
territorial local. Es necesario, por tanto, replantear
las funciones básicas del Estado,
Cooperar supone identificar las como la producción de bienes pú-
competencias, responsabilidades, blicos, la dirección y la regulación
posibilidades y funciones de los de la economía, y la construcción
distintos agentes públicos y priva- de la democracia y la institucionali-
dos involucrados en el proceso, así dad rural, componentes básicos de
como crear las condiciones apro- las políticas públicas para DRS.
piadas para que su interacción re-
dunde en beneficio de todos y de La provisión de bienes públicos. La
todas. En un modelo de coopera- provisión de bienes públicos resulta
ción, los procesos de desarrollo fundamental para el beneficio gene-
surgen a partir de la relación que ral de la sociedad. Los bienes públi-
se establece entre todos los actores; cos concentran la mayor parte de la
la iniciativa no proviene, necesa- inversión pública y de los esfuerzos
riamente, de un agente externo o institucionales, y generan los facto-
exclusivamente público. res que potencian la capacidad de
las comunidades y los individuos.
Con respecto a la construcción No obstante, el DRSET plantea
de capacidades para la cooperación, estrategias integrales de provisión
es necesario reconocer, además de de bienes públicos, como base para
las limitaciones que se derivan del un desarrollo económico y produc-
bajo desarrollo del capital humano tivo equitativo.
y la base institucional, la presencia
de factores menos tangibles, como La dirección de la economía. La
son los condicionamientos de gé- economía funciona sobre la base de
nero, la confianza, la cultura, las instituciones, reglas de juego y or-
redes sociales, la integración polí- ganizaciones que tienen sus propios

18 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


El DS como Referencia

incentivos e intereses. Sin embargo, cial, económico, cultural y ambien-


existe una serie de distorsiones que tal. Por esta razón, el Estado debe
impiden el libre juego de los actores adoptar estrategias que fomenten
y el acceso general a los beneficios el ejercicio de una ciudadanía ac-
del desarrollo económico. En esta tiva, lo que implica la promoción
situación, el Estado tiene que ac- de capacidades humanas que efec-
tuar y ejercer su poder para dirigir y tivamente permitan el disfrute de
regular los procesos económicos. tal ciudadanía.

Entre los instrumentos con La construcción de la instituciona-


que cuenta para ello están: a) los lidad. La puesta en marcha de polí-
procesos de reasignación de activos, ticas públicas desde una perspectiva
cuyo ejemplo clásico es la reforma territorial supone la participación
agraria; b) la ampliación del acceso de un nivel intermedio entre lo lo-
a la información y al conocimiento, cal y lo nacional, nivel en el que
cuyo ejemplo clásico son los generalmente no existen estructu-
sistemas de extensión rural; y c) la
ras institucionales bien definidas.
ampliación del acceso al capital,
La construcción de estos arreglos
cuyo ejemplo son los sistemas de
institucionales es un reto que debe
crédito preferencial.
afrontar el Estado al asumir una
perspectiva territorial.
Como resultado de los proce-
sos económicos de internaciona-
lización, las distorsiones se hacen La participación de las organi-
más notorias y determinantes. Por zaciones de la sociedad civil, la for-
ello, el Estado puede establecer pro- mación de alianzas público-privadas
cesos de regulación y negociación y la puesta en marcha de esque-
que reduzcan los riesgos generados mas productivos amigables con el
por las distorsiones y asimetrías de ambiente son los pilares en que se
ámbito mundial. sustenta esta propuesta.

La construcción de la democracia. Finalmente, es necesario en-


El enfoque territorial, particular- fatizar que el enfoque territorial
mente desde una óptica de coope- tiene como plataforma una Política
ración local y corresponsabilidad, de Estado, (Un Proyecto País), afian-
es un modelo de gestión que favo- zada en principios de inclusión so-
rece la construcción de espacios cial de manera que se incorporen
políticos y democráticos sobre los al medio rural explícitamente en
cuales se apoya el desarrollo so- los planes de desarrollo nacional.

BIOGRAMA 2008 19
CAPÍTULO I

La síntesis conceptual2 presen- territorios rurales. Se espera que el


tada tiene por objeto contextualizar lector entienda la esencia del desa-
el uso del Biograma como instru- rrollo sostenible de los territorios
mento de trabajo para estimar el rurales como prerrequisito del uso
nivel de desarrollo sostenible de los del Biograma.

Notas al pie.

1 En su versión original “capability approach” que en la traducción ha surgido como capacidades


o posibilidades, evidentemente lo que interesa es la esencia del término. En este caso preferimos la
traducción: acceso a posibilidades.

2 Para profundizar en el tema se sugiere a los lectores revisar el libro: Gestión del Desarrollo Sostenible
de los Territorios Rurales. Métodos para la Planificación. Sergio Sepúlveda. (2008). IICA.

20 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Capítulo
II

Metodología para Estimar el Nivel


de Desarrollo Sostenible
de Territorios

Sergio Sepúlveda S.
Hugo Chavarría Miranda
Patricia Rojas
María de la Cruz Brenes M

BIOGRAMA 2008 21
Metodología para estimar el nivel DS de territorios

INTRODUCCIÓN

E n la conferencia de las
Naciones Unidas sobre el
Medio Ambiente y el De-
sarrollo, se hizo explícito que “en
el desarrollo sostenible, cada per-
sostenible que sirvan de base sólida
para adoptar decisiones en todos
los niveles y que contribuyan a una
sostenibilidad autorregulada de los
sistemas integrados del medio am-
sona es a la vez usuario y porta- biente y el desarrollo” (Naciones
dor de información, considerada Unidas, 1992).
en un sentido amplio, que inclu-
ye datos, información y el con- El IICA adoptó ese compro-
junto adecuado de experiencias miso y se propuso a desarrollar
y conocimientos. instrumentos que facilitasen la
ejecución de proyectos y activida-
La necesidad de información se des fundamentadas en los princi-
plantea en todos los niveles, des- pios del desarrollo sostenible. En
de el de dirección superior, en los ese contexto, constatamos que los
planos nacional e internacional, al métodos tradicionales de evalua-
comunitario y el individual. Los in- ción del grado de sostenibilidad
dicadores comúnmente utilizados, de diversos procesos, situaciones
como el producto nacional bruto o acciones, se basan en el análisis
(PNB), no dan indicaciones preci- de las principales tendencias de un
sas de sostenibilidad. Los métodos grupo de indicadores. Mientras que
de evaluación de la interacción en- la mayor parte de los métodos e
tre diversos parámetros sectoriales instrumentos de medición se con-
del medio ambiente y el desarrollo centran en un único indicador por
son imperfectos o se aplican defi- dimensión y lo que es peor, general-
cientemente. Por lo tanto, es preciso mente el número de dimensiones se
elaborar indicadores del desarrollo limita a dos o tres alternativas.

BIOGRAMA 2008 23
CAPÍTULO II

Si bien se reconoce que el análi- precisión, sus componentes y sus


sis de tendencias es un instrumento momentos críticos.
técnicamente idóneo que permite
formarse una idea de la evolución La unidad de análisis (UA) es
de determinadas variables e indi- el territorio, en el cual se implemen-
cadores, por su propia naturaleza tarán estrategias, políticas e inver-
es parcial e insuficiente para ex- siones para superar las limitantes
plicar procesos complejos que re- responsables de los desequilibrios
quieren el análisis simultáneo de espaciales. Se alerta que la unidad
varias dimensiones. de análisis y acción está condicio-
nada por las necesidades de cada
Esta falencia metodológica nos usuario (o grupo de usuarios); así
indujo a desarrollar un instrumento dicha unidad puede ser un país,
didáctico de trabajo, de fácil mane- una región, una cuenca, un can-
jo que permite estimar, y a la vez, tón, una comunidad, un sector,
representar de manera rápida, en un municipio.
una imagen, el grado relativo de de-
sarrollo sostenible del proceso que Por otro lado, se definen las di-
se esté analizando. mensiones de análisis (DA) como
aquellos diversos componentes del
Ese instrumento de trabajo lo sistema que se analizarán, en co-
hemos denominado Biograma y está herencia con el concepto de DS
conformado por el una imagen en referido en el capítulo anterior.
telaraña y el índice integrado de de- Sin embargo, cabe señalar que
sarrollo sostenible (S3), instrumen- las dimensiones podrán variar
tos complementarios que permiten dependiendo la UA selecciona-
representar el grado de desempeño da y el fenómeno que el usuario
de una Unidad de Análisis, para un desee analizar.
período determinado, utilizando
para ello indicadores representati- El Biograma – imagen de tela-
vos de las diferentes dimensiones. raña y el S3 (Indicador Integrado
Adicionalmente, hemos considera- de DS) – representan el estado de
do importante incorporar el análi- desarrollo sostenible de la unidad
sis de tendencias, por lo que en ésta analizada, la primera de mane-
versión se incluye la opción de vi- ra gráfica y el segundo de forma
sualizar el comportamiento de las cuantitativa, simbolizando ambos
variables utilizadas para calcular el el estado de sostenibilidad del sis-
índice de desarrollo sostenible, con tema. Al elaborar una medida de
el objeto de detectar, con mayor desempeño, se busca generar una

24 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Metodología para estimar el nivel DS de territorios

primera aproximación del grado se puede analizar el grado de des-


de desarrollo de las diversas di- empeño de una región determinada
mensiones de la UA, a lo largo de en las dimensiones ambiental, so-
un período de tiempo. La expecta- cial, económica e institucional, para
tiva es que esa “estimación” pro- un periodo de 20 años, o bien, com-
vea una base para el diseño de po- parar su desarrollo en esas dimen-
líticas e inversiones orientadas a la siones con otras regiones, para un
aplicación de medidas correctivas. mismo período.

Empero, es necesario aclarar Las figuras 2 y 3 muestran las


que el método está concebido para imágenes del Biograma General de
generar un indicador proxy de de- una unidad hipotética para el año
sarrollo, es decir, es un instrumento 1991 y la imagen representativa
mediante el cual se puede determi- del DSTR. Éstas evidencian la ló-
nar, en primera aproximación, el ni- gica que las vincula y, al mismo
vel de desarrollo relativo y, por ende, tiempo, representa el nivel de de-
su estabilidad y sostenibilidad. sarrollo sostenible de acuerdo con
las características presentada en el
primer capítulo. Para la estimación
de dicho Biograma General, se uti-
1. EL BIOGRAMA lizaron indicadores reales de las
dimensiones económica, social y
Se ha denominado Biograma al ambiental. Se excluyó la dimensión
diagrama multidimensional y los político-institucional debido a la
Índices respectivos que representa dificultad para obtener indicadores
gráficamente el “estado de un siste- sólidos y confiables para realizar un
ma”. Dicha imagen revela el grado análisis similar al que se aplica a las
de desarrollo sostenible de la unidad otras dimensiones.
de análisis en cuestión, los aparen-
tes desequilibrios entre las diversas La imagen del Biograma se
dimensiones y, por ende, los posi- representa mediante un gráfico de
bles niveles de conflicto existentes. telaraña, en la cual cada radio (eje)
Además de generar un “estado de la representa un indicador de cálcu-
situación actual” de la unidad estu- lo. En este caso en particular, para
diada, el Biograma, por su propia na- la estimación del Biograma se uti-
turaleza, permite realizar un análisis lizaron 16 indicadores por lo que
comparativo del sistema analizado el gráfico de telaraña contará con
en diversos momentos de su historia; 16 radios. Por definición, cada uno
es decir, su evolución. Por ejemplo, de los radios del círculo tiene un va-

BIOGRAMA 2008 25
CAPÍTULO II

lor de 1, por lo que el valor de cada manera, cuanto más amplia y ho-
indicador individual variará entre mogénea sea el área sombreada,
0 y 1, siendo 0 el nivel mínimo de superior será el desempeño de la
desempeño y 1 el máximo. De esta unidad estudiada.

Imagen del Desarrollo


Figura 2. Biograma 1991 Figura 3. Sostenible de un Territorio

AMBIENTAL SOCIAL
Sostenibilidad Equidad

ECONÓMICA POLÍTICO-
Competitividad INSTITUCIONAL
Gobernabilidad

A continuación se detallan en to, esa telaraña representa la si-


la Tabla 1 los indicadores utilizados tuación relativa de cada una de
para estimar el Biograma, los cuales ellas y, por ende, permite realizar
fueron seleccionados con objetivos un análisis comparativo. Adicio-
didácticos, apenas como ejemplo y nalmente, la posibilidad de con-
sin pretender que sirvan para orien- tar con representaciones gráficas
tar la selección de un conjunto ideal para cada una de las dimensio-
como base de análisis. nes, permite establecer el grado
de desempeño de cada una. Eso
Mediante esta representación proporciona una primera aproxi-
gráfica se visualiza, de manera di- mación del grado de estabilidad
dáctica e instantánea, el estado de de cada DA en forma individual,
desarrollo general de la unidad de así como, permite formarse una
análisis en un momento determi- idea de la contribución de cada
nado. También permite analizar dimensión al desarrollo sosteni-
varias UA en el mismo momen- ble del sistema.

26 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Metodología para estimar el nivel DS de territorios

Cuadro 1.

Indicadores de Desarrollo Sostenible (por dimensión)

Ambiental Económica Social

A1. Consumo de combustibles E1. Ahorros domésticos S1. Desempleo


renovables (% del total de brutos (% del PIB) (% de la fuerza de trabajo)
energía)

A2. Consumo de energía E2. Balanza cuenta corriente S2. Expectativa de vida total
eléctrica (kwh per cápita) (% del PIB) (años)

A3. Consumo de fertilizantes E3. Formación de capital S3. Fuerza de trabajo femenina
(100 gramos por hectárea de bruto (US$ constantes de (% del total de la fuerza de
tierra arable) 1995) trabajo)

A4. Contaminantes orgánicos E4. Índice de precios al S4. Líneas telefónicas


del agua (kg por día) consumidor (1995=100) (por cada 10.000 personas)

A5. Emisiones de CO2 E5. PIB per cápita S5. Tasa de alfabetización
orgánicos del agua (ton (US$ constantes de 1995) (% de personas mayores de
métricas per cápita) 15 años)

E6. Servicio de la deuda


(% de los ingresos corrientes
del gobierno central)

La alternativa de visualizar en sistema con una alta probabilidad


una sola imagen los desequilibrios de colapso. Para niveles entre 0.2
del sistema, posibilita la identifi- y 0.4 se utiliza el color anaranjado,
cación de la dimensión para la cual indicando una situación crítica. De
se requiere aplicar políticas, inver- 0.4 a 0.6 el color es amarillo, corres-
siones u otros instrumentos especí- pondiendo a un sistema inestable.
ficos, para corregir la situación. De 0.6 a 0.8 la representación es en
azul, simbolizando un sistema esta-
En el Biograma se utilizan cinco ble. Finalmente de 0.8 a 1 el color
colores para caracterizar fácilmente es verde y se considera como la si-
el estado de desarrollo sostenible tuación óptima del sistema.
de la unidad de análisis. Cuando el
área sombreada equivale a un índice En la figura 4 se puede apreciar
por debajo de 0.2, éste se representa tal distribución de colores con su
en rojo, simbolizando un estado del respectivo significado.

BIOGRAMA 2008 27
CAPÍTULO II

El Estado del Sistema según


Figura 4. los Colores del Biograma

2. EL ÍNDICE INTEGRADO DE Es decir, transforma el valor


DESARROLLO SOSTENIBLE de los diversos indicadores a una
misma escala – que fluctúa entre 0
y 1 –. Para tal fin, el método uti-
Como ya se mencionó, el liza un tipo de función sigmoide,
gráfico de telaraña del Biograma función de relativización la cual
es complementado por el índice sirva de base para el análisis. Cabe
integrado de desarrollo sostenible enfatizar que esa estandarización
(S3) y ambos permiten cuantificar de la información es crucial para
el desempeño de una unidad de el uso apropiado del Biograma.
análisis en un determinado período
de tiempo. El S3 permite analizar la evo-
lución de una UA a través de un
No obstante, es necesario guar- periodo de tiempo determinado
dar en mente que los datos, en su y/o establecer un análisis compa-
forma original, tienen diversos va- rativo entre diferentes UA para un
lores cuantitativos y representan momento específico en el tiempo.
múltiples unidades de medición.
Para superar la heterogeneidad de Es decir, la metodología per-
la información, la metodología es- mite dos opciones; ya sea analizar
tandariza los datos viabilizando el la situación de una unidad de aná-
análisis comparativo. lisis para el período comprendido

28 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Metodología para estimar el nivel DS de territorios

entre dos momentos (i.e. 1997 y A continuación se presentan


2007), o comparar la situación de los índices de desarrollo sostenible
dos unidades de análisis para el correspondientes a la unidad de
mismo momento temporal (año, análisis hipotética utilizada en el
mes, etc.). Las opciones de aplica- Biograma anterior:
ción se muestran con detalle en el
Capítulo III. Tabla 1.

El índice integrado de desarro- IDS hipotéticos


llo sostenible representa la situa- Índice 1991
ción general de todo el sistema, y Índice Integrado de
su valor puede variar entre 0 y 1. 0.60
Desarrollo Sostenible (S3) [IDS]
Conforme el valor del índice se Índice de la Dimensión Económica 0.67
aproxima a 1, el sistema tiene un Índice de la Dimensión Social 0.67
mejor desempeño de desarrollo.
Índice de la Dimensión Ambiental 0.44
Situación contraria se verifica en la
medida que el índice se aproxima
a 0; es decir, el desempeño del sis- 3. METODOLOGÍA
tema va empeorando. El valor nu-
mérico específico del índice facilita La metodología utilizada para
el análisis comparativo. la generación del índice de desa-
rrollo sostenible (S3) y de la imagen
Debido a que el índice de de- del Biograma, se ha estructurado en
sarrollo sostenible se elabora a una serie de pasos que se inician
partir de la situación de las dife- con la selección de la unidad de
rentes dimensiones, es posible de- análisis, seguido por la definición
terminar la contribución de cada de las dimensiones y de los indica-
una de ellas al índice general me- dores correspondientes a cada una.
diante el cálculo de un índice por Posteriormente, deben establecerse
DA, lo que ayuda a la determina- los niveles máximos y mínimos que
ción de los posibles desequilibrios tendrá cada variable, los cuales pue-
entre las mismas. El cálculo de den provenir de los valores observa-
índices individuales (por dimen- dos, de los límites de fluctuación,
siones) facilita la identificación de los valores extremos resultantes
del desempeño. de los porcentajes de acumulación
escogidos de los niveles óptimos.

BIOGRAMA 2008 29
CAPÍTULO II

A continuación se explica, en males, o en el caso que ésta fuese


detalle, el proceso genérico de cada un proyecto se podría utilizar sus
uno de los pasos de la metodología. diversos componentes.

3.1. Unidad de análisis 3.3. Observaciones temporales

Como se mencionó anterior- Esta metodología es abierta y


mente, la UA es un territorio en la permite realizar el análisis de series
cual se realiza el análisis y evalua- de datos para diferentes unidades
ción del nivel de desarrollo sosteni- de tiempo, acorde con el tipo de es-
ble. No obstante, el Biograma fue tudio que se desee realizar; así pue-
concebido para ser aplicado en un den utilizarse años, meses, semanas
Territorio, su flexibilidad y amiga- o días.
bilidad permiten que se aplique en
diversos tipos de unidades de análi- 3.4. Indicadores
sis, como por ejemplo: región, país,
municipio, cuenca, comunidad1. Los indicadores son aquellas
variables que se analizan en cada di-
El usuario debe definir el núme- mensión y se transforman en la base
ro y el tipo de unidades que analiza- de estimación de la estructura del
rá. Puede aplicar la metodología Biograma. No es necesario que el
a sólo un territorio o integrar en el número de indicadores por dimen-
análisis varias unidades de análisis. sión sea el mismo, siempre y cuando
se mantenga cierto equilibrio en el
3.2. Dimensiones de análisis número de indicadores entre las di-
mensiones. De esta forma, es posible
El usuario puede, así mismo, imaginar una situación que incluya
elegir el número de dimensiones o ocho indicadores en la dimensión
componentes del sistema que refle- económica y seis en la político-insti-
jen de manera integral su estado. tucional. Parece razonable proponer
que se utilicen por lo menos cinco
Si por ejemplo, la UA es un indicadores por dimensión para po-
país o una región, sus dimensio- der realizar un análisis estadístico de
nes podrían ser: económica, social, cierta solidez.
ambiental y político-institucional.
Si es una cuenca, podrían consi- Según Hammond et.al. (1995,
derarse cultivos, bosques y ani- p. 1), los indicadores comunican

30 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Metodología para estimar el nivel DS de territorios

información acerca del progreso entendible que estadísticas comple-


hacia objetivos de diverso tipo, jas u otra clase de datos científicos
como puede ser los sociales, eco- o económicos.
nómicos, ambientales entre otros.
Un indicador provee una pista para
un asunto de mayor significancia Figura 5. Pirámide de información
o hace perceptible una tendencia
o fenómeno que no es fácilmente
detectable. Por lo tanto, el signifi-
cado de un indicador va más allá
que lo que realmente mide, y más
bien representa un fenómeno de ÍNDICE
mayor trascendencia. A pesar de
que los indicadores a menudo son INDICADORES
presentados en forma estadística o
gráfica, son distintos que los datos
estadísticos o primarios. DATOS ANALIZADOS

De hecho, los indicadores e DATOS PRIMARIOS


índices altamente agregados, se
encuentran en la punta de una pi-
rámide de información cuya base
la constituyen datos primarios de-
rivados de monitoreo y análisis de
datos2. En ese contexto, los indica- La elección de los indicadores es
dores representan una síntesis de una materia delicada que queda a to-
la realidad. tal criterio del usuario. No obstante,
es fundamental recordar que deben
Para los mencionados autores, estar apropiadamente sustentados por
los indicadores proveen informa- bases teóricas relacionadas con cada
ción en una forma más cuantitati- dimensión analizada, ya que cada
va que sólo palabras o diagramas; indicador debe reflejar coherente-
implican una medida contra la cual mente las variables explicativas para
algunos temas como el impacto de cada dimensión. El Biograma – S3 y
la política, pueden ser medidos. Los la telaraña – son extremadamente
indicadores también proveen infor- sensibles al tipo de indicadores se-
mación en una forma más simple y leccionados. El grado de sostenibili-

BIOGRAMA 2008 31
CAPÍTULO II

dad del desarrollo podrá ser sobre o Para el caso hipotético se selec-
subestimado debido a una selección cionaron indicadores macroeconó-
apresurada o incorrecta de indica- micos, con el fin de presentar una
dores. Por eso, es de suma impor- primera aproximación de los posi-
tancia tomarse el tiempo necesa- bles resultados al aplicar la meto-
rio y consultar las fuentes teóricas dología. Dicha selección se hizo a
que fundamenten la incorporación manera de ejemplo, ello no preten-
de indicadores representativos en de condicionar la amplia gama de
cada dimensión. indicadores que pueden elegir los
usuarios. No obstante la elección
Otro punto importante a consi- puede variar de acuerdo con el én-
derar es la disponibilidad de datos, fasis del estudio, los indicadores
lo cual condiciona directamente la siempre deben estar teóricamente
relevancia de todo el análisis. Para sustentados y, a la vez deben ser los
ciertos indicadores la recolección más representativos en cada una de
de la información ha venido efec- las dimensiones incorporadas.
tuándose desde hace poco tiempo,
por lo que ello puede ser un proble-
ma si se pretende realizar análisis 3.5. Relación
de largo plazo.
A la vez que se seleccionan
En otros casos, debido a di- los indicadores, debe definirse el
versas situaciones, no se ha podi- tipo de relación que cada uno de
do recolectar la información para ellos tiene con el entorno general.
ciertos períodos, por lo que en la El usuario debe recordar que las
serie de tiempo se tendrán vacios relaciones entre variables no es un
que limitan la posibilidad de aná- asunto casuístico o al azar.
lisis. De esta forma, aunque cierto
indicador se considere representa- Para cada indicador es necesa-
tivo de la dimensión, no debería rio establecer con perfecta claridad
ser incorporado si presenta vacíos si éste tiene una relación positiva o
de datos. No obstante, si la infor- negativa con el desarrollo. Es decir,
mación disponible es parcialmente el aumento del valor del indicador
incompleta, es posible aproximar refleja una situación mejor o peor
el valor que hace falta mediante para la dimensión. Un indicador
una función lineal entre los valo- puede entonces, relacionarse de
res anterior y posterior al período manera negativa, en el primer caso,
sin información. o positiva en el segundo caso, con

32 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Metodología para estimar el nivel DS de territorios

respecto a lo que se considera una En tales fórmulas:


situación superior. De esta forma,
si un aumento en el valor del in- x es el valor correspondiente
dicador resulta en una mejoría del de la variable o indicador
sistema, se considera que se tiene para una unidad de aná-
una relación positiva (+). Por el lisis determinada en un
contrario, si un aumento en el valor período determinado.
del indicador empeora la situación,
se tiene una relación inversa o m es el valor mínimo de la
negativa (–). variable en un período
determinado.
Con el fin de adaptar los indica-
dores a una escala común, se utili- M es el nivel máximo en un
za una función de relativización, la período determinado.
cual se basa en la metodología plan-
teada por el PNUD para calcular el Mediante la utilización de
Índice de Desarrollo Humano. Para estas fórmulas se obtienen índices
el caso en que los indicadores presen- individuales para cada indicador,
tan una relación positiva se adoptó los cuales fluctúan entre 0 y 1.
la siguiente fórmula: Para ambos casos (cuando los
indicadores presentan una relación
positiva o negativa), un valor de 1
x–m representa una mejor situación,
f(x) = (1)
M–m contrario a un valor de 0, en cuyo
caso representa la peor situación.
Las fórmulas anteriores permiten
relativizar todos los indicadores y,
Para el caso en que los indi-
por ende, generan un nuevo set apto
cadores presentan una relación
para realizar análisis comparativo.
inversa, se modificó la fórmula
anterior con el fin de mantener
3.5.1. Niveles máximos
sus propiedades:
y mínimos

Como se observa en las fórmu-


x–M (2) las (1) y (2), con el fin de hacer com-
f(x) =
m–M parables los indicadores, es necesa-
rio establecer un valor máximo y
un valor mínimo para cada catego-

BIOGRAMA 2008 33
CAPÍTULO II

ría de los datos que se analizarán. Ese procedimiento permite es-


Para tal propósito, la opción más tablecer los valores máximos y
directa es adoptar simplemente el mínimos a partir de las siguientes
mayor y el menor de los valores fuentes:
observados. Sin embargo, la me-
todología ofrece alternativas para ◆ Valores observados
tal propósito estableciendo pa- (Valores extremos)
rámetros de referencia para cada
unidad de análisis, basados en: los ◆ Límites de fluctuación
límites de fluctuación, los niveles (Porcentaje de acumulación)
óptimos o los valores extremos,
◆ Niveles óptimos
calculados a partir del porcentaje
de acumulación escogido por el
usuario, los cuales se pueden es- A continuación se detallan cada
tablecer para uno, varios o todos uno de los procedimientos alternos
los indicadores, dependiendo del para generar los valores máximos
objetivo del análisis. y mínimos.

En cada unidad de análisis 3.5.1.1. Valores extremos


seleccionada, los parámetros se
pueden establecer a partir de los La determinación de los valores
mismos datos del indicador de extremos se puede realizar mediante
esa unidad, para toda la serie de un análisis estadístico independien-
tiempo definida. De esa forma se te de las series de datos o adoptando
obtendrá un único parámetro para las consideraciones empíricas del
cada indicador de cada unidad usuario. De cualquier manera, se
para el período determinado (los establece así un valor límite a partir
valores se establecen independien- del cual se considera que surgen esos
temente en cada unidad de análi- valores extremos.
sis). Ese procedimiento permite
obtener un indicador que refleja El usuario puede escoger para
una posición relativa con respec- cuáles indicadores desea realizar
to al período de tiempo analizado. este análisis, de acuerdo con el
De tal manera, el indicador mos- proceso que se aplica en esta me-
trará un valor de 1 en el período en todología. Así mismo, puede es-
que obtuvo el nivel máximo obser- tablecer solamente un máximo,
vado y de 0 cuando se presenta su permitiendo que el valor mínimo
nivel mínimo. sea el observado, o bien, estable-

34 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Metodología para estimar el nivel DS de territorios

cer el nivel mínimo, sin alterar el mo y una observación adicional


mayor valor observado como el para comparar.
máximo. Al no considerar este tipo
de valores, los datos de la serie se
mantendrán dentro de un rango de 3.5.1.2. Porcentaje de acumulación
fluctuación normal.
Otra forma de establecer valores
Los límites de fluctuación extremos es mediante la escogencia
también son funcionales al traba- de un porcentaje de acumulación
jar con series de datos pequeñas. para los datos utilizados.
En el caso de no contar con series
de tiempo extensas que muestren Si existen valores demasiado
el comportamiento normal de una altos o demasiado bajos que se
unidad de estudio, el procedimien- consideren anómalos dentro del
to para establecer valores extremos grupo de datos y se tiene la seguridad
permite tener patrones de compa- de que el resto de los valores se
ración para los datos recopilados. agrupan alrededor de un promedio
Por ejemplo, en caso de contar y tienen una desviación estándar de
con menos de 5 valores para un poca magnitud, se puede utilizar
indicador o serie de indicadores, un porcentaje de acumulación para
“ajustar” valores máximos o mí- calcular los valores extremos.
nimos, permite tener un patrón de
comparación para el cálculo de los La técnica del porcentaje de
índices y la telaraña. En ese caso acumulación estima el promedio
la metodología adopta ese valor de las observaciones temporales
extremo como un valor óptimo. y de acuerdo a éste las ordena en
Al final, tanto los índices como la percentiles, para luego seleccionar
imagen representarán la diferen- las observaciones a tomar en
cia entre esos valores “óptimos” y cuenta de acuerdo al porcentaje de
las observaciones temporales para acumulación escogido.
cada año. Esta metodología sólo
arrojará resultados estadísticamen- El promedio de las observa-
te aceptables sí se utiliza un núme- ciones temporales se situará siem-
ro mínimo de cinco observaciones pre en el percentil cincuenta. La
temporales. No obstante, el cálcu- distancia del promedio al valor
lo matemático funcionará con tres más lejano determinará la regla
observaciones, ya que se necesita para la ordenación de los datos
un valor máximo, un valor míni- en percentiles.

BIOGRAMA 2008 35
CAPÍTULO II

En caso de que el valor que se Valor Extremo Superior


encuentra más lejano al promedio
sea menor a este, aquí se iniciali- (5)
VES = +F
zará la asignación de percentiles,
asignándole el percentil cero a este
valor menor. En caso contrario, Este procedimiento se basa en
cuando el valor más lejano sea ma- el supuesto que el valor promedio
yor al promedio, este será el percen- de las observaciones se sitúa en el
til número 100. percentil 50. El valor más lejano a
este promedio se situará en el per-
El parámetro que se utiliza para centil 100 o en el percentil 0, depen-
calcular los valores extremos es diendo si este valor es mayor o me-
el siguiente: nor al promedio, respectivamente.
Así, el doble de la distancia máxi-
ma entre el promedio y cualquier
F = ( 50d ) * ( %2 ) (3) valor determinará la magnitud de
la distancia entre el percentil 0 y el
percentil 100.

Donde: Al escoger un porcentaje de


d es la distancia desde el pro- acumulación para los datos, se
medio de las observaciones está eligiendo la distancia entre el
temporales hasta el valor promedio y el valor extremo de-
más lejano. seado. Es decir, para un porcen-
taje de acumulación de 80%, se
% es el porcentaje de acu- toman en cuenta solamente los da-
mulación escogido por el tos que se encuentran en un rango
usuario para cada uno de de cercanía de 40% al promedio.
los indicadores. Este rango de cercanía aplica tan-
to para la “izquierda” como para
De esta forma, los valores la “derecha”.
extremos para cada indicador son:
3.5.1.3. Niveles óptimos
Valor Extremo Inferior Además de la incorporación de
valores extremos y porcentajes de
VEI = –F (4) acumulación, se incluye también la
noción de optimalidad.

36 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Metodología para estimar el nivel DS de territorios

Gráfica 1. Porcentaje de acumulación.

f(x)

VEI VES X

Basada en el concepto econó- drían superar al máximo, o bien, si el


mico de rendimientos marginales, indicador presenta una relación ne-
esta metodología ofrece la posibi- gativa, el óptimo puede ser inferior
lidad de establecer ciertos paráme- al mínimo observado. En el primer
tros “aceptables” (óptimos) en los caso el óptimo pasaría a ser el nuevo
datos, para determinado indicador. máximo, mientras que en el segun-
Más allá de esos límites el benefi- do caso, el óptimo pasaría a ser el
cio que se obtiene al aumentar el nuevo mínimo.
valor de la variable, tiene un peso
relativo cada vez mayor o menor Es importante aclarar que la
(dependiendo de si son crecientes determinación de establecer o no
o decrecientes), es decir, a partir de niveles óptimos queda en manos
los valores óptimos seleccionados, del usuario, quien deberá basar su
los cambios adicionales a partir decisión en conceptos teóricos o
de esos óptimos se ponderarán de prácticos lógicamente justificados.
mayor (menor) forma al resultar és- Así mismo, es opción suya deter-
tos más (menos) significativos para minar a cuáles indicadores se le
el bienestar. aplicarán los óptimos.

Si se sabe que el indicador pre- Este concepto de optimalidad


senta una relación positiva, los pa- toma forma al introducirse en la
rámetros óptimos seleccionados po- metodología una función de ajuste

BIOGRAMA 2008 37
CAPÍTULO II

que pondera con mayor o menor Cuando la relación es positiva


peso relativo los valores superiores y se ha establecido un nivel óptimo,
a aquellos designados como óp- se aplica una fórmula a aquellos
timos (dependiendo de los rendi- valores superiores a ése parámetro,
mientos marginales del indicador). con el fin de que tengan un peso
Seguidamente se detalla la función relativo inferior (ver fórmula 6).
y la fórmula que la sustentan.

y si y y* (6)
3.5.2. Función de ajuste W(x) = yy* caso contrario
La función de ajuste se deriva de
una fórmula que permite afinar los y si y* y (7)
niveles de referencia para que ten- W(x) = yy*
gan un peso relativo de acuerdo a sus
supuestos rendimientos crecientes o
decrecientes. Mediante esta fórmu-
la los niveles superiores al óptimo Donde:
aceptable siguen teniendo un mayor y = valor observado
valor, más cercano a 1 en ambos ca-
sos, mientras que los valores infe- y* = nivel óptimo
riores al nivel óptimo se toman tal
cual son. Esta fórmula permite minimi-
zar el impacto de los valores supe-
3.5.2.1. Rendimientos riores al nivel considerado acep-
marginales decrecientes table. Los excesos sobre el nivel
óptimo tienen un peso cada vez
Para los indicadores en los menor a medida que estos crecen
cuales se presentan rendimientos sobre el mismo, siempre mante-
marginales decrecientes, es decir que niendo el hecho de que cualquier
aumentos o disminuciones a partir nivel mayor hará que el índice sea
de un punto óptimo tienen un peso superior, solamente que estos au-
relativo menos que proporcional (a mentos tienen ahora un impacto
partir del cambio en la concavidad relativo menos que proporcional.
de la curva), se han establecido dos Esta fórmula puede ser utilizada
fórmulas para indexar los valores, para ajustar los indicadores en los
dependiendo de si la relación es cuales se ha escogido un nivel óp-
positiva o negativa. timo y que presentan una relación
negativa (ver fórmula 7).

38 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Metodología para estimar el nivel DS de territorios

Realmente las fórmulas son las en el caso de relaciones positivas


mismas, solamente que en el caso como en relaciones negativas. A la
de la relación positiva los valores derecha del nivel óptimo (y*), se
mayores al óptimo van a tener destaca el ajuste que se hace a los
una menor ponderación (aunque datos cuando la relación entre el
siempre más cercanos a uno) y en la indicador y el bienestar es positi-
relación negativa esto se da cuando va, dándoles un peso relativo cada
los valores son menores al óptimo vez menor, por lo que la línea con-
escogido por el usuario. tinua ajustada tiene una pendiente
inferior a la línea punteada donde
La línea punteada, la cual pre- se ubican los valores observados.
senta una forma más inclinada, A la izquierda del nivel óptimo se
representa los valores observados. representa el caso contrario, cuan-
La línea continua, que tiene menor do la relación que se tiene es ne-
pendiente, se obtiene al ajustar los gativa. A partir de y* los valores
datos con la función de ajuste. siguen decreciendo pero en menor
medida que los datos observados.
La gráfica 2 representa el re-
sultado al aplicar la función a un La siguiente gráfica presenta
grupo de datos hipotéticos, tanto la función de ajuste.

Gráfica 2. Rendimientos marginales decrecientes

y, y* y

W(y)

y*
y, y*

BIOGRAMA 2008 39
CAPÍTULO II

3.5.2.2. Rendimientos M = nivel máximo en un


Marginales Crecientes periodo determinado
m = nivel mínimo en un
Para el caso de aquellos indica- periodo determinado
dores que presenten impactos más
que proporcionales a partir de un
punto dado, también se establecie- Asimismo, cuando la relación
ron funciones para indexar los va- es negativa, valores menores que el
lores. Cuando la relación entre el óptimo tienen un impacto más que
DS y el indicador es positiva, es de- proporcional en el DS, aumentando
cir, a partir de un nivel óptimo los la ponderación de cada uno de
aumentos en el indicador generan estos valores que sobrepasa el nivel
aumentos más que proporcionales óptimo (ver fórmula 9).
(ver fórmula 8).

En resumen, indiferente a la
y si y y* fuente de valores máximos y mí-
W(x) = (8)
My caso contrario nimos, éstos siempre se definirán,
como las mejores o peores situacio-
nes posibles de la imagen (telaraña)
y si y* y (9) y del índice de desarrollo sostenible
W(x) =
my –valores de 1 o 0 respectivamente–.

Donde:
y = valor observado La gráfica 3 presenta la función
y* = nivel óptimo de ajuste.

40 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Metodología para estimar el nivel DS de territorios

Gráfica 3. Rendimientos marginales crecientes

y, y* W(y)
y

y*
y, y*

Todos los datos se ubicarán esos límites se le asignen valores


por tanto, dentro del intervalo de extremos para el indicador, es decir,
máximos y mínimos. Ello hace 1 ó 0; situación que se presenta en
que las observaciones que superan la siguiente tabla.

Cuadro 2

Asignación de valores para el indicador

Valor que Índice del


Situación Relación Indicador
mantendrá
Positiva 0
Valor < Mínimo Mínimo
Negativa 1

Mínimo ≤ Valor ≤ Máximo Se mantiene – –

Positiva 1
Valor > Máximo Máximo
Negativa 0

De esta forma, cada indicador igual a 1, y un valor mínimo relativo


tendrá un valor máximo relativo igual a 0.

BIOGRAMA 2008 41
CAPÍTULO II

En síntesis, esta metodología de los indicadores de cada una


ajusta las observaciones generales de las dimensiones, previamente
de la siguiente manera: relativizados. Después de calcular
el promedio de cada dimensión,
◆ Si el nivel óptimo está fuera estas se ponderan de acuerdo al
del intervalo de máximo y mí- nivel de importancia estipulado
nimo observado, estos valo- por el usuario.
res extremos se sustituyen por
el óptimo La fórmula para calcular
el Índice de cada dimensión
◆ En caso de que se presenten da- (digamos p. ej. la dimensión D) es
tos que excedan los límites de la siguiente:
fluctuación, éstos se sustituyen
por los establecidos como ex- nD
1
tremos en ese límite. SD = Ii
D
(10)
nD
i=1
◆ Los datos se ajustan según la
fórmula de rendimientos, ya
En donde es el indicador de
sean crecientes o decrecientes.
la dimensión D y se entiende que
esa dimensión tiene nD indicadores.
Una vez realizadas las diver-
Por tanto SD es un promedio de
sas transformaciones, se obten-
los indicadores de la dimensión,
drán índices para cada indicador
los cuales han sido previamente
al aplicárseles las fórmulas de re-
estandarizados, para que tomen
lativización (1) y (2). De esa ma-
valores entre 0 y 1.
nera se generarán los indicadores
para cada dimensión, el indicador
Luego los índices de todas las
integrado – S3 – y sus respectivas
dimensiones se agregan para ob-
imágenes, aplicando las formulas
tener el índice integrado. La agre-
que se presentan en los siguientes
gación se hace ponderando cada
párrafos.
dimensión por un porcentaje de
importancia ( D) La fórmula para
3.6. Índices
calcula el índice integrado de desa-
rrollo sostenible es:
Para el cálculo del índice de
desarrollo sostenible, se utiliza una M
fórmula (Fórmula 10) que primero S3 = D SD (11)
100
calcula el promedio ponderado 1

42 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Metodología para estimar el nivel DS de territorios

3.7. Media armónica como El objetivo principal del aná-


medida alternativa3 lisis de correlación es determinar
la intensidad de la relación entre
La metodología puede utilizar dos variables. Normalmente, uno
medida armónica como medida al- de los primeros pasos es exponer
terna al cálculo del Índice de cada los datos en un diagrama de dis-
dimensión. Ésta suaviza los efectos persión. Éste es un grafico que
que provocan los valores extremos, representa la relación entre dos
la cual es igual al recíproco, o in- variables: la variable dependien-
verso, de la media aritmética de los te (Y) – que se calcula o predi-
recíprocos del rango de números. ce – y la variable independiente
Así, dados los indicadores de la di- que aporta la información para el
mensión D, la media armónica será cálculo (Xi).
igual a:
Mientras que el Coeficiente de
nD Correlación describe la intensidad
SD = de la relación lineal entre dos
nD (12)
1 conjuntos de variables. Éste puede
I Di ser positivo o negativo. Sus límites
i=1
entre 0 y 1 indican una relación nula
o máxima entre las dos variables.
Sin embargo, el usuario debe
recordar que esta medida es inapro- El análisis de Regresión es la
piada en el caso de la existencia de técnica para formular una ecua-
valores nulos en el conjunto. Por lo ción lineal que permite realizar
tanto no es aplicable en situacio- las estimaciones de Yi con base en
nes con variables cuyo valor es 0. la información de Xi. La ecuación
Una salida práctica y simple para en cuestión:
superar ese impase, que no modifi-
ca drásticamente los resultados, es
sustituir esos valores de 0 por 0,001 Y*=a + b1X1 + b2 X2 + ....+ bnXn
(o menores).
(13)
3.8. Análisis de Correlación

Éste se define como el conjunto Donde:


de técnicas estadísticas empleado Y = variable dependiente a
para medir la intensidad de la ser estimada con base a la
asociación entre dos variables. información de Xi;

BIOGRAMA 2008 43
CAPÍTULO II

Xi = variables independientes sea economía, biología, socio-


base para el cálculo; logía, antropología, u otras. La
especificación del modelo no es
a = intercepto de un asunto aleatorio y se sugie-
la ecuación. re siempre apelar a textos teó-
ricos idóneos para garantizar
su solidez.
Se recuerda a los usuarios que
deseen aplicar análisis más com- iii) Grados de libertad, otro requi-
plejos, sustentados en correlación y sito fundamental del análisis de
regresión, revisar cuidadosamente, regresión está referido al núme-
en textos especializados, sus prin- ro de variables en la ecuación
cipios y supuestos básicos antes de versus el número de observa-
utilizarlos. A modo de ejemplo les ciones de las variables que debe
recordamos dos supuestos críticos tenerse para realizar estimacio-
de dicho análisis: nes estadísticamente válidas.
Para tener suficientes grados
i) Uno de los pilares de este tipo de libertad se debe utilizar co-
de análisis es la variancia y la mo “norma práctica” (5x20)
covariancia de y entre las va- tener un mínimo de alrededor
riables. Sin embargo se debe de 20 observaciones para una
tener presente que el Biograma ecuación con 5 variables.
requiere estandarizar la infor-
mación entre 0 y 1 para realizar iv) El análisis de correlación con
análisis comparativos y por lo la información estandariza-
tanto se está interfiriendo direc- da generará estimaciones que
tamente en ambas. dan una idea de existencia o
Por lo tanto, para mantener so- no de relación entre variables,
lidez estadística, cualquier aná- pero en ningún caso los resul-
lisis de correlación y regresión, tados serán apropiados para
debe realizarse utilizando la realizar predicciones.
matriz de información original
– antes de estandarizar –. v) Adicionalmente, si el modelo
está bien especificado, mientras
ii) El modelo utilizado para de- mayor sea el número de varia-
finir la función de regresión bles en cada dimensión mayor
obedece a principios teóricos precisión tendrá el análisis esta-
específicos de cada materia, ya dístico de cualquier tipo.

44 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Metodología para estimar el nivel DS de territorios

Notas al pie.

1 De acuerdo a la visión del Instituto, el territorio es considerado como un constructo social e histórico–
sustentado en un tejido social único–, dotado de una determinada base de recursos naturales, ciertas
formas de producción, consumo e intercambio, y una red de instituciones y formas de organización
que se encargan de darle cohesión al resto de los elementos. (Sepúlveda, 2002, p. 69)

2 Ver figura 5. Pirámide de información.

3 La validación del Biograma en Brasil nos hizo ver la importancia de adoptar la media armónica
como una alternativa de medida más precisa.

BIOGRAMA 2008 45
Capítulo
III

Validación del Biograma

Sergio Sepúlveda S.
Pedro J. Avendaño Soto

BIOGRAMA 2008 47
Validación del Biograma

INTRODUCCIÓN

E ste capítulo se concen-


tra en la validación del
Biograma como una
demostración del proceso de perfec-
cionamiento del método a partir de
Se destaca que el criterio prin-
cipal para la selección de los te-
rritorios fue su diversidad y con-
traste, con el propósito de contar
con escenarios heterogéneos para
su aplicación en diversas instancias validar el método y probar su
institucionales en Brasil, Colombia
grado de flexibilidad y adaptabi-
y Perú.
lidad; al mismo tiempo, se com-
En ese contexto, esta sección paran experiencias de su utiliza-
presenta las experiencias de la apli- ción en contextos disímiles y con
cación para estimar el nivel del de- objetivos diversos.
sarrollo sostenible (DS) en dos terri-
torios seleccionados en cada uno de
los tres países mencionados: A continuación se presenta
la síntesis de cada caso, enfati-
◆ Brasil: Los territorios de
zando cinco aspectos; a) el con-
Medio Alto Uruguay, en Río
texto institucional en el que se
Grande del Sur y El Suroeste
del Paraná. utilizó; b) las principales adapta-
ciones; c) las dimensiones y va-
◆ Colombia: Corredor Ipiales–
riables utilizadas; d) las conside-
Santander de Quilichao y
Subregión de Atrato. raciones técnicas sobre fuentes
de información, y e) la aplicación
◆ Perú: Las regiones de Tumbes
y Ayacucho de la metodología.

BIOGRAMA 2008 49
CAPÍTULO III

1. LA APLICACIÓN DEL adaptar el método y el instrumento


a las condiciones del contexto y a
BIOGRAMA EN BRASIL las necesidades de la SDT.
La síntesis del caso brasileño se 1.2.1. Fundamentos y principios
sustentó tanto en los documentos
de trabajo conjunto de la Secreta- El enfoque territorial del de-
ría de Desarrollo Territorial (SDT) sarrollo rural sostenible (ETDRS)
del Ministerio de Desarrollo Agra- adopta como piedra angular la he-
rio (MDA), con la Fundación de terogeneidad de los territorios – las
Apoyo de la Universidad Federal potencialidades endógenas – como
de Río Grande del Sur (FAURGS)1, uno de los principales elementos
así como en la información del sitio que condicionan el bienestar del
Web de la SDT2. medio rural, para alcanzar la cohe-
sión social y territorial. Siendo así,
1.1. Marco institucional el equipo de la SDT esperaba que
el Biograma permitiese captar, inte-
La aplicación de la metodo- grar y analizar las particularidades
logía obedece a la necesidad de de los territorios.
la SDT para ejecutar su plan de
trabajo, a partir del uso de un ins- Adicionalmente, el abordaje te-
trumento simple que permitiese rritorial también enfatiza la multidi-
realizar el análisis comparativo de mensionalidad del desarrollo como
la evolución de los índices de de- característica central. Ésta abre un
sarrollo sostenibles (IDS) de los abanico de posibilidades para la de-
150 territorios en los que ejecu- finición de múltiples dimensiones y
ta la política de desarrollo rural. el análisis veraz del complejo proce-
En ese contexto institucional se so de desarrollo territorial3.
adoptó la metodología del Biogra-
ma como una de las herramientas 1.3. Adaptación del Biograma
para el trabajo de gestión en los y complementación
territorios rurales. con otros métodos

1.2. Adaptación de la metodología a Los argumentos anteriores –


las características de heterogeneidad y multidimensio-
los territorios nalidad –, hacen parte tanto de la
propuesta de desarrollo brasileña
A continuación se presentan los como de los principios que funda-
ajustes que fueron necesarios para mentan el Biograma; por lo tanto la

50 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

SDT reconoció en la metodología Luego se especificaron entre


un instrumento para realizar aná- cuatro y seis variables para cada
lisis comparativos a partir de la di- dimensión. El criterio formal de se-
versidad y las contradicciones en y lección fue su grado de representa-
entre territorios. tividad de la dinámica rural en cada
dimensión. Ambos, el número de
Esa constatación permitió variables y su representatividad ase-
adoptar la herramienta como uno guran un análisis estadístico sólido
de los componentes de un marco para todas y cada una de las dimen-
metodológico mayor; es decir, el siones. Las variables especificadas
método probó ser suficientemen- para cada dimensión se detallan
te versátil como para ser utilizado a continuación:
tanto en el diagnóstico como en la
evaluación del nivel de desarrollo ◆ Dimensión Social. Los índices
sostenible de un territorio. de desarrollo humano (en edu-
cación y expectativa de vida de
Por otro lado, el método se
la población). Tasas de mortali-
complementó con otros instrumen-
dad infantil y homicidios, núme-
tos. De hecho, la medición del ín-
ro de camas de hospital y aten-
dice de desarrollo sostenible (IDS)
ción de familias por medio del
fue validado y complementado por
seguro social.
medio de elaboración de entrevis-
tas, trabajo de campo y análisis de
datos cuantitativos y cualitativos;
estructurando un análisis trans- ◆ Dimensión Demográfica.
versal que permite una interpreta- Tasa de urbanización, densidad
ción precisa de las condiciones de demográfica por km2, la relación
los territorios. entre población femenina y
masculina, y el porcentaje de
1.4. Definición de las dimensiones población mayor de 60 años.
y de las variables

El Biograma se adaptó con ◆ Dimensión político-institu-


base en las definiciones y necesi- cional. La participación en
dades de la SDT4, y en su defini- elecciones (relación entre nú-
ción de territorios5, a partir de esos mero de electores por el núme-
fundamentos se establecieron seis ro de urnas electorales entre el
dimensiones: social, demográfica, total de electores registrados
político-institucional, económica, en el padrón), media ponde-
ambiental y cultural. rada del total de concejos mu-

BIOGRAMA 2008 51
CAPÍTULO III

nicipales, participación en los ción en el territorio con acceso


concejos municipales, acceso a en el municipio en que reside).
la justicia y transferencias del
Gobierno Federal. Una vez seleccionadas las
variables, éstas se estandarizaron
■ Dimensión económica. El ín- con base a la propuesta original del
dice de desarrollo humano de Biograma, estableciendo 0 como el
ingresos, índice de Gini en in- valor mínimo y 1 como el máximo
gresos y tierra, exportaciones de los indicadores. Esos valores
(US$ per cápita). Además ha- pueden ser positivos o negativos
cen énfasis, en la participación según sea su relación con el proceso
de la agricultura en el PIB, el de desarrollo6.
rendimiento medio de la pro-
ducción agropecuaria (R$/ha)
Para el análisis de los dos te-
y la relación entre agricultura
rritorios seleccionados se adopta-
familiar y comercial.
ron como referentes los mínimos
y máximos de 20 territorios de los
■ Dimensión ambiental. Abaste-
estados de Río Grande del Sur y Pa-
cimiento de agua por hogar, dis-
raná (ver Atlas de zonas rurales7),
ponibilidad de alcantarillado,
contra los cuales se compararon los
disponibilidad de recolección de
IDS respectivos.
basura, índices de drenaje, resis-
tencia a la erosión y fertilidad de
los suelos. Es importante destacar el pro-
ceso colaborativo de reflexión y
■ Dimensión cultural. Cantidad análisis ejemplar que realizó el
de bibliotecas, clubes, gimna- equipo responsable por éste traba-
sios, cines y centros de enseñan- jo. El grupo enfrentó exitosamente
za superior (existencia en cada la dura tarea al definir las dimen-
municipio, la media ponderada siones, las variables y sus contri-
en los municipios, la cual repre- buciones positivas o negativas al
senta la proporción de pobla- desarrollo sostenible.

52 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

1.5. Consideraciones técnicas de base de datos utilizando el Atlas de


las fuentes de información zonas rurales como fundamento, que
contiene la información pertinente a
La complejidad del tipo de partir del 2004. Esa información se
análisis que se deseaba realizar cruzó con datos recolectados en los
obligó al equipo técnico a recurrir Municipios de los dos territorios.
a múltiples fuentes de información; Adicionalmente se recurrió a otras
a partir de las cuales se elaboró una fuentes tales como:

Cuadro 3.

Otras fuentes y bases de datos utilizadas para la aplicación del Biograma8

Dimensión Fuente de datos complementaria al Atlas de Zonas Rurales

Social Disponibilidad de camas de hospital (IBGE)


Homicidios (DATASUS)
Político-institucional Datos del TSE
número de consejos municipales y el acceso a la justicia (IBGE)
Transferencias intergubernamentales de la Unión (A partir de los
datos de la Secretaría del Tesoro Nacional, el Ministerio
de Finanzas).
Económica Datos de la Oficina de Comercio Exterior, el Ministerio de
Desarrollo, Industria y Comercio

Ambiental Datos del Censo Demográfico, IBGE

Cultural Base de datos del IBGE que caracteriza el perfil de las


ciudades brasileñas.

BIOGRAMA 2008 53
CAPÍTULO III

1.6. Demostración de la aplicación del Biograma: Medio Alto Uruguay,


en Río Grande del Sur y en el Suroeste de Paraná

Mapa 1. Territorios rurales apoyados por la SDT/MDA en Brasil.9

Las gráficas 4 y 5 muestran las brios) de cada dimensión y entre di-


imágenes de telarañas para ambos mensiones; generando la imagen del
territorios. En ellas se puede iden- estado de DS de esos Territorios.
tificar los equilibrios (o desequili-

Gráfica 4. Medio Alto Uruguay Gráfica 5. Suroeste de Paraná 10

IDS: 0,53 IDS: 0,61

54 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

La síntesis del análisis de los 20 territorios, cubre las


comparativo, entre los dos seis dimensiones; a continuación
territorios seleccionados y los se presentan los valores para
parámetros de referencia calculados cada dimensión.

Tabla 2.

IDS por dimensión del Medio Alto de Uruguay y del Sudoeste Paraná comparados
con los IDS de 20 Territorios de Río Grande del Sur y Paraná

Máximo Mínimo Medio Alto Sudoeste


Dimensión
regional regional Uruguay Paraná
Social 0,8216 0,1926 0,7910 0,6589

Demográfica 0,7972 0,1949 0,5680 0,5342


Política
0,7572 0,2255 0,4210 0,5707
–institucional
Económica 0,6496 0,2295 0,6496 0,5484

Ambiental 0,7585 0,4003 0,4099 0,5972

Cultural 0,9456 0,1527 0,1527 0,6881

La dimensión social: En un lias por medio de beneficios sociales,


nivel regional, tomando como el Medio Alto Uruguay presenta un
referencia los valores mínimos y valor igual al mínimo de la región,
máximos de IDH en longevidad y mientras que en el sudoeste de Pa-
educación y la tasa de homicidios, raná su valor es similar al máximo.
los territorios de Medio y Alto No obstante, el análisis comparati-
Uruguay y el Sudoeste de Paraná se vo entre territorios permite afirmar
encuentran alrededor de la media que ambos muestran un alto grado
del IDS. Mientras que la tasa de de similitud de sus indicadores del
mortalidad de ambos es cercana al IDS social. Esas similitudes se re-
valor mínimo de la región, es decir flejan también en imágenes simila-
dichos valores aumentan su IDS en res de la telaraña del Biograma.12
la dimensión social.
La dimensión demográfica:
La mayor diferencia del IDS de Las tasas de urbanización de los
la dimensión social entre los dos te- dos territorios tienen valores cerca-
rritorios, es en la atención de fami- nos al mínimo de los valores de los

BIOGRAMA 2008 55
CAPÍTULO III

20 territorios. Mientras los valores En esta dimensión existe una


de la densidad poblacional por Km2 distribución equilibrada del valor
se aproximan a la media de los mis- de los indicadores, lo que pareciera
mos parámetros. Por otro lado, las revelar que la población de ambos
variables “relación entre hombres y territorios participa dinámicamente
mujeres” y el “porcentaje de población tanto en las elecciones, como en
de 60 años o más”, muestran valores la gestión de las instancias de
relativamente altos. Respecto a poder y de los consejos locales
esas variables, los dos territorios de- y territoriales.
tentan baja densidad poblacional y
de urbanización, con un porcentaje La dimensión económica: la
significativo de población mayor de comparación entre indicadores
60 años y con diferencias insignifi- propios de los territorios con los
cantes entre hombres y mujeres. valores mínimos y máximos de los
20 territorios, deja ver un índice de
La dimensión política – insti- GINI de concentración de tierra
tucional: la comparación de indi- cercano a los valores mínimos.
cadores con la media de los demás
territorios de la región, indican que En lo que concierne a la pro-
en las cinco variables los valores porción de la actividad económica
se encuentran por encima de los por sectores, tal como agricultura,
valores mínimos. industria, comercio y servicios, se
observan diferencias sustantivas.
Sin embargo, al comparar los En efecto, en Medio Alto Uruguay
valores entre los dos territorios, se parece existir cierto equilibrio de las
dilucidan varias diferencias. Tal actividades en los diversos sectores,
es el caso del acceso a la justicia, mientras que en el suroeste de Para-
en el suroeste de Paraná supera ná aparece una fuerte concentración
en un 0.91 al indicador de Alto de las actividades agrícolas. Ambos
Uruguay, con valores de 2.71 y 1.8, territorios muestran reducidas tasas
respectivamente. Lo mismo ocurre de producción para la exportación,
con el indicador de participación acompañadas con ingresos bajos en
en las entidades de la sociedad civil cada territorio.
y en el gobierno en los consejos
territoriales, pero con la diferencia Por otro lado, al comparar las
que el Medio Alto Uruguay tiene variables de los dos territorios, sus
valores más cercanos al máximo. valores muestran similitudes signi-

56 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

ficativas; de hecho, la relación entre los valores máximos, en relación a


agricultura y otras actividades eco- las bibliotecas, clubes, gimnasios,
nómicas, el Medio Alto Uruguay estadios deportivos.
aventaja sólo por 0.32 al Suroeste
de Paraná. Mientras que el ingreso Considerando el análisis ante-
medio de la producción de la agri- rior, se puede aseverar que, en térmi-
cultura es ligeramente superior en nos comparativos, los índices de de-
el sudoeste de Paraná ($972/ha) sarrollo de las dimensiones social,
respecto al Medio Alto Uruguay demográfica, político– institucional
($863 por ha)13. Finalmente, ambos y cultural, ambos territorios se en-
territorios presentan una baja con- cuentran en un nivel intermedio.
centración de ingresos y de la pro-
piedad de la tierra. Sin embargo, se observan dife-
rencias significativas en la dimen-
La dimensión ambiental: en lo sión ambiental y económica para
que respecta a la utilización de re-
el Medio Alto Uruguay; en efecto,
cursos en el hogar: abastecimiento
mientras el valor de la dimensión
de agua, eliminación de aguas resi-
económica está próximo al máxi-
duales y destino de desechos ambos
mo de la región, el valor de la di-
territorios se encuentran cerca de
mensión ambiental se aproxima al
los valores mínimos en compara-
ción a los 20 territorios, lo que lleva valor mínimo.
a postular que dichas deficiencias se
deben a problemas estructurales no En lo que respecta el territorio
resueltos en toda la región. del sudoeste de Paraná, los IDS
son mucho más homogéneos com-
Por otro lado, se puede observar parado con los valores máximos y
que los dos territorios en cuestión mínimos de los 20 territorios en la
tienen valores cercanos al máximo región. Los IDS para cada dimen-
en los indicadores de condición de sión de ambos territorios parecieran
los suelos, lo que estaría reflejando revelar que el Sudoeste de Paraná
una cultura de uso y preservación ha establecido un proceso de desa-
de la base de los recursos naturales. rrollo cuyo estado es más equilibra-
do y posiblemente más sostenible
La dimensión cultural: En que el Medio Alto Uruguay. Con
relación a la región, el Medio Alto un destaque especial para las di-
Uruguay y el Sudoeste de Paraná ferencias en la dimensión cultural
presentan indicadores cercanos a y ambiental.

BIOGRAMA 2008 57
CAPÍTULO III

En síntesis, el análisis compa- la dimensión cultural, ambiental,


rativo realizado permite identificar demográfica y político – institucio-
las principales condicionantes del nal; por lo tanto, para que la estra-
proceso de desarrollo en ambos te- tegia de desarrollo de ese territorio
rritorios. En el caso del Medio Alto sea exitosa tendría que incluir pro-
Uruguay se detectaron posibles di- puestas de componentes e inversio-
ficultades de acceso o problemas en nes en dichas dimensiones.

58 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

2. APLICACIÓN DEL BIOGRAMA sistemas de evaluación y medición


de desarrollo de los territorios de
EN COLOMBIA
incidencia del proyecto en 100
municipios colombianos.
La síntesis de la experiencia
de Colombia se fundamenta en
los siguientes documentos “Cons- 2.2. Adaptación de la metodología
trucción del componente de informa- a las características
ción secundaria para la evaluación de los territorios
de impacto del programa ADAM 14”,
“Estado del Arte Municipios La validación del método que se
ADAM: Corredor Ipiales – San- presenta a continuación, al igual que
tander de Quilichao” y Subregión en el caso de Brasil, busca entender
del Río Atrato”; al igual que se el proceso de adaptación y uso del
aprovecho otra información dis- método con el fin de retroalimentar
ponible en la página Web del Ob- su mejora continua.
servatorio de Territorios Rurales
del IICA – Colombia15.
2.2.1. Fundamentos y principios

2.1. Marco institucional La experiencia colombia-


na adopta la conceptualización
En este caso, la utilización de la y principios del enfoque de DS-
metodología responde a las necesi- RET del IICA para la aplicación
dades de la agenda de cooperación del Biograma.
técnica del Instituto con el Progra-
ma ADAM16, la cual requiere, entre El DRSET se concibe como
otras cosas, establecer un sistema de un proceso que busca transfor-
información que sirva de base para mar la dinámica del territorio me-
la evaluación del grado de desarro- diante una distribución ordenada
llo de los municipios que participan de las actividades productivas, de
en dicho programa. conformidad con el potencial de
recursos naturales y humanos ahí
Esa actividad fue coordinada presentes. Tal perspectiva exige la
por la Oficina de Evaluación y puesta en marcha, en el territorio,
Monitorio del Proyecto ADAM y de políticas económicas, sociales,
contó con el apoyo técnico del Ob- ambientales y culturales sustenta-
servatorio de Territorios del IICA. das en procesos descentralizados
Su objetivo principal es afinar los y participativos.

BIOGRAMA 2008 59
CAPÍTULO III

Para precisar más el enfoque, 2.4. Definición de las dimensiones


se puede añadir que busca gene- y de las variables
rar un cambio en las bases econó-
micas y en la organización social La utilización del Biograma en
a nivel local, que sea el resultado Colombia adaptó las dimensiones
de la movilización de las fuerzas a la estructura de la encuesta de
sociales organizadas, de manera hogares utilizados también para
que aproveche el potencial de la seleccionar los beneficiarios del
población. Eso implica crear nue- programa ADAM. Dicha encuesta
vos mecanismos de acceso a las se estructura en cinco dimensiones,
oportunidades sociales, fortalecer a saber:
la viabilidad económica local y la
capacidad de inversión y de gas- Dimensión capital social. Esta
to de las instituciones públicas y dimensión incluye la cobertura de
asegurar la conservación de los servicios públicos rurales, inversión
recursos naturales17. per cápita (inversión por habitante
de acuerdo a las ejecuciones presu-
puestaria de los municipios) índice
2.3. Adaptación del Biograma
de desempeño fiscal, tasa de homi-
y complementación
cidios (por casa 100.000 habitan-
con otros métodos
tes), tasa de participación electoral,
tasa de sociedades inscritas y tasa
La utilización del Biograma se
de juntas de acción comunal (todas
gestó como componente de un mar-
por cada 1000 habitantes).
co metodológico mayor, y fue selec-
cionado por su versatilidad para la
Dimensión calidad de vida.
realización de diagnóstico de los
Es representada por las siguientes
territorios y la evaluación de los
tres variables: el índice de condi-
objetivos y metas del DRSET. En
ciones de vida, tasa de deserción
especial se destaca la utilidad del
escolar promedio y tasa de alum-
método en el análisis comparativo
nos en zonas rurales por cada 1000
de los territorios a nivel regional
habitantes. Esta dimensión se re-
y nacional.
presenta con un indicador sintético
que se utiliza para medir la calidad
de vida de los municipios, en los
cuales se articulan los dos últimas
variables mencionadas.

60 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

Dimensión empleo e ingresos. 2.5. Consideraciones técnicas de


Tres variables se utilizan en ésta las fuentes de información
dimensión; ingresos monetarios en
miles de pesos, tasa de desempleo Las variaciones y adaptaciones
rural y cobertura del régimen de del método obedecen a los objeti-
salud contributivo (seguro Social). vos de cada trabajo en cuestión y
está obviamente condicionado tam-
Dimensión estructura econó- bién por la disponibilidad de in-
mica. Está representada por cinco formación. En éste caso, el mar-
variables que son, tasa de produc- co institucional y los objetivos de
ción agropecuaria, créditos y provi- ADAM orientaron la adaptación
siones reportados a los bancos, IVA del Biograma, es así como el aná-
per cápita, tasa de avalúos de pre- lisis se centro en las condiciones
dios y tasa de ingresos tributarios socioeconómicas y calidad de vida
por habitante. de la población en los territorios
en cuestión.
Dimensión de infraestructura.
La representación de ésta dimensión En segundo lugar, la fuente
incluye tres variables: densidad vial, de información y su estructura
cantidad de centros educativos por fue generada para propósitos
cada 1000 habitantes e índice relativo diversos, propios de la División
de dotación de infraestructura. de Estadísticas y para lo cual
utiliza las encuestas de hogares.
La dimensión ambiental y Por lo tanto, esa información no
la político-institucional no fue- fue generada para alimentar un
ron incluidas en el análisis, ya método con un enfoque sistémico
que la evaluación de ADAM no y multidimensional de un espacio
las requería. conceptualizado como territorio.
Sin embargo, pragmáticamente
se aprovecho la información
disponible para ajustarla a los
requerimientos del Biograma.
No obstante el procedimiento es
comprensible, cabe alertar que el
mismo podría afectar la calidad y
solides del análisis.

BIOGRAMA 2008 61
CAPÍTULO III

2.6. Demostración de la aplicación del Biograma:


Corredor Ipiales – Santander de Quilichao y Subregión del Río Atrato.

Mapa 2. Los Corredores y Municipios ADAM en Colombia.18

Gráfica 6. Corredor de Ipiales – Gráfica 7. Subregión del Río Atrato 19


Santander de Quilichao

IDS: 0,40 IDS: 0,36

62 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

La información presentada El índice de desarrollo sos-


en la Tabla 5, muestra que el tenible del territorio es de 0.33,
Corredor de Ipiales – Santander con una calificación baja, colo-
de Quilichao, está conformado cándolo en el 85avo puesto, esa
por 39 municipios, incluyendo dos posición se debe fundamental-
capitales departamentales: Pasto y mente a los bajísimos valores cal-
Popayán. Tiene una extensión de culados para las dimensiones de ca-
25.140 Km2, con una población de lidad de vida, actividad económica
1 714.983 habitantes (poco más de e infraestructura.
68 habitantes por Km2). Mientras
que la población rural asciende a Respecto a la dimensión capital
842.614 habitantes (más de 49%). social, la Subregión del Río Atrato y
en el corredor de Ipiales – Santander
El índice calculado de desa- de Quilichao, tiene valores similares
rrollo sostenible para el corredor en la variables de homicidios (con
es de apenas 0.38, ese valor lo co- un 87 y 86 respectivamente). En
loca en el 64avo puesto de las 116 lo que respecta a la participación
unidades territoriales analizadas. electoral, Ipiales presenta una
Ese pobre desempeño es el resul- ligera superioridad (0,05) respecto a
tado de que 36 de sus 39 muni- Río Atrato.
cipios presentan IDS con valores
bajos o muy bajos en su dimen- Cabe destacar que las variables
sión económica, lo cual afecta la en condiciones críticas son la co-
ponderación del índice integrado bertura de servicios públicos rura-
de desarrollo. les, (0,01 en Río Atrato y 0,23 en
Ipiales) mientras que en la variable
La subregión del Río Atrato de juntas de acción comunal, en la
está compuesta por dos municipios: subregión del Río Atrato tiene una
Chocó, Boyacá y la capital Quib- calificación de 0 y en el Corredor de
do. Tiene una extensión territorial Ipiales – Santander, apenas alcanza
de 9.163 Km2 (casi 3 veces menor el 0,23.
que el corredor Ipiales – Santan-
der de Quilichao). Su población es En la dimensión de calidad de
de 119. 627 habitantes (poco más vida, ambos territorios detentan
de 13 habitantes por Km2), con niveles similares. Destacan por su
una población rural del 104.969 buen nivel tanto de la variable de
(casi 88%). morbilidad infantil cercana al valor

BIOGRAMA 2008 63
CAPÍTULO III

Tabla 3.

Datos Genéricos del Corredor de Desarrollo Económico


Ipiales - Santander de Quilichao y la Subregión del Río Atrato20

Corredor Ipiales -
Datos Subregión del Río Atrato
Santander de Quilichao
generales
ADAM TESTIGO* ADAM TESTIGO**

Número de municipios 39 14 2 2
Área (Km2) 25.140 6.890 9.163 13.710
Población 1.714.893 463.909 119.627 187.785
Población Rural 842.614 90.786 14.658 43.250
Población Cabecera 872.279 373.123 104.969 144.535
Porcentaje de ruralidad 49% 20% 12% 23%
Altitud cabecera 2.264 1.836 23 102
municipal
Índice de Desarrollo 0,38 0,52 0,33 0,34
Sostenible
Calificación Baja Media Baja Baja
Puesto en Biograma 64 10 85 83
de 116
* Vigía Fuerte (Ant), Buenavista (Boy), Chiquiza (Boy), Moniquirá (Boy), Tunungua
(Boy), Manizales (Cal), Remolino (Mag), Ragonvalia (Nte), San Calixto (Nte), Chima
(San), Onzaga (San), Valparaíso (Caq), San Juanito (Met), Tamara (Cas).
** Riohacha (Gja), El Retorno (Gua).

máximo (es decir, con una tasa muy salud contributivo entre ambas re-
baja), al igual que la tasa de deserción giones. Cabe mencionar un hecho
promedio, con valores entre 0,70, aparentemente contradictorio, aun-
y 0,80. que el corredor presenta bajas tasas
de desempleo éste no se traduce ne-
En la dimensión de empleos e cesariamente en mejores condicio-
ingresos, los valores en las tres va- nes de vida para sus habitantes. Lo
riables analizadas son muy simila- que lleva a postular la hipótesis de
res, con una leve diferencia en la una mala calidad de los empleos.
variable de cobertura de régimen de

64 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

Sin duda, la dimensión estruc- cido valor del indicador km de vías


tura económica es la que presen- construidas por 1.000 habitantes,
ta las condiciones más críticas en el cual es apenas 0,06 en Ipiales y
el análisis de todos los municipios 0,02 en Río Atrato. La insuficiencia
del proyecto ADAM y, en particu- de recursos públicos limita la posi-
lar, también es el caso de los dos te- bilidad de proveer establecimientos
rritorios analizados. En efecto, los educativos en ambos territorios y
valores de todas sus variables son en el caso del Río Atrato el valor de
menores a 0,30, caracterizándolos 0,09 de dicho indicador es cercano
como muy bajos. No obstante esa al mínimo.
difícil situación, la variable con ma-
yor porcentaje en dicha dimensión Por otro lado, el indicador hec-
es la cartera per cápita en los muni- táreas aprovechadas de ambos te-
cipios con un 0,28 en Ipiales y 0,27 rritorios presenta situaciones muy
para el Río Atrato. Mientras que diferentes. Sin embargo, dicha dife-
los valores más críticos se dan en la rencia no parece impactar significa-
variables de avalúos de los predios a tivamente el IDS de la dimensión.
precios del 2005 (miles de $ por ha) En efecto, en Río Atrato el valor del
con valores de 0,14 en Río Atrato y indicador hectáreas aprovechadas
0,09 en Ipiales. es 0,12, mientras que para Ipiales
– Santander de Quilichao, es 0,56,
El valor de todas las variables valor que se aproxima a la media de
de ésta dimensión, así como el va-
los IDS de todos los territorios. No
lor del IDS reflejan las pobres con-
obstante, dicho valor parece no im-
diciones económicas de los munici-
pactar positivamente la producción
pios en ambos territorios, la cual a
agropecuaria, a pesar de contar con
su vez se manifiesta en el deplora-
actividades económicas inminente-
ble estado de su infraestructura. En
mente rurales y con una población
efecto, el valor bajo de la cartera per
principalmente rural.
cápita se traduce también en el redu-

BIOGRAMA 2008 65
CAPÍTULO III

3. APLICACIÓN DEL BIOGRAMA que se adoptó como referente la


experiencia con el método del Ob-
EN PERÚ
servatorio del IICA – Colombia y
el planteamiento conceptual sobre
La síntesis que se presenta a el enfoque territorial del desarrollo
continuación ha sido preparada con rural sostenible24.
base en los documentos: “El Biogra-
ma como herramienta para la gestión
del desarrollo de los territorios rurales en 3.3. Adaptación del Biograma
Perú” y “Marco conceptual para el aná- y complementación
lisis de territorios rurales en el observato- con otros métodos
rio peruano de cadenas agro productivas
y territorios Rurales”, elaborados por En éste caso, se utilizó el
el Observatorio Peruano de Cade- Biograma como un método que hace
nas Agro productivas y Territorios parte de un sistema de información
Rurales21, del Ministerio de Agri- cuyo objetivo es evaluar el
cultura22 y del IICA Perú. desarrollo local y nacional y que a
la vez alimenta procesos de difusión
del conocimiento.
3.1. Marco institucional
Para tal propósito el método
En Perú se establecieron obser- se complementa con un “Cuadro de
vatorios de la agricultura y la vida Mando” 25, el cual asocia el Biogra-
rural a partir de la experiencia del ma y sus resultados con un instru-
observatorio del IICA Colombia y mento estratégico propio de la ges-
de las directrices de la Dirección de tión de empresas26. La utilización
Desarrollo Rural del IICA23. de ambos, se articula por medio del
planteamiento de objetivos estraté-
gicos para desarrollar proyectos o
3.2. Adaptación de la metodología líneas de acción para concretar un
a las características de logro determinado en el territorio.
los territorios Es decir, se generó un instrumental
para potenciar la capacidad de ges-
La flexibilidad del método, tión de actores que trabajan en los
para adecuarse a las características territorios en la planificación de sus
de los territorios y al tipo de análi- agendas estratégicas.
sis requerido en Perú, fue la carac-
terística determinante para adop- En síntesis, la complementación
tar el Biograma. Al mismo tiempo del Biograma con el CDM, busca

66 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

analizar información que permita de equidad en posibilidades de


identificar los niveles espaciales de desarrollo humano.
intervención (micro, meso, macro),
de manera que las propuestas de ac- En el nivel de resultados, se
ción identificada por los actores sea utiliza el indicador participación
congruente con el planteamiento y desarrollo social y cultural,
sistémico propio del enfoque terri- para realizar el índice de equidad
torial del desarrollo sostenible. de género, etárea y cultural.
Y en el nivel de impactos, se
utiliza el indicador confianza y
solidaridad, activos sociales para la
3.4. Definición de las dimensiones generación del índice de desarrollo
y variables social sostenible.

En la experiencia peruana, la Dimensión político-institu-


adaptación y adecuación de las va- cional. En el nivel de capacidades
riables e indicadores de las diversas se utiliza el grado de participación
dimensiones utilizó una combina- en toma de decisiones y seguimien-
ción de ambos métodos: Biograma to de la gestión gubernamental,
y CDM. para conformar el índice de parti-
cipación ciudadana, voz y rendi-
A continuación se presenta ción de cuentas.
la adecuación de las variables e
En el nivel de procesos, se
indicadores utilizados para construir
utilizan los indicadores organiza-
los índices de cada dimensión
ciones de consumidores, vigilancia
a partir de la matriz de CDM:
de la calidad de los productos, y
capacidades, procesos, resultados
control del desarrollo de facilidades
e impactos.27
para el desarrollo de la actividad pri-
vada, el cual constituye el índice de
Dimensión social. En el nivel calidad reguladora.
de capacidades se utiliza el indicador
de situación social de los pobladores En el nivel de resultados, se
de la región para conforma el utiliza el indicador facilidades/di-
índice equidad y condiciones ficultades para el desarrollo de la
de vida básicas. En el nivel de actividad privada, para establecer
procesos, se utiliza el indicador de el índice de efectividad guberna-
oportunidades para el desarrollo mental. Y en el nivel de impac-
personal, el cual constituye el índice tos, se utilizan los indicadores de

BIOGRAMA 2008 67
CAPÍTULO III

seguridad comunitaria y percep- En el nivel de procesos, se


ción de la corrupción para la ge- utilizan los indicadores de actores
neración del índice de paz social y sociales vinculados a la protección
estabilidad política. de RN y aplicación de la normativa
de manejo adecuado de ecosistemas,
Dimensión Económica-pro- el cual constituye el índice de
ductiva. Para esta dimensión se capacidades de gestión social de
contemplan dos índices: Fortaleza los RN.
de la economía rural y agrícola y
fortaleza de la economía regional. En el nivel de resultados, se
De los cuales se desprenden indica-
utiliza el indicador de manejo ade-
dores para cada uno de los niveles
cuado y de los factores de presión
del CDM.
humana sobre los ecosistemas
para construir el índice de eficien-
Dimensión Ambiental. En
el nivel de capacidades se utilizan cia en la gestión de RN y la ges-
los indicadores de utilización tión de riesgos ambientales. Y en
adecuada de suelos, protección el nivel de impactos, se utiliza el
de los recursos ambientales, uso indicador de descontaminación y
del agua, extracción sostenible de gestión social de los riesgos am-
recursos naturales y calidad del bientales, para realizar el índice de
aire, el cual conforma el índice de uso sostenible de los ecosistemas y
situación y potencial de los recursos capital natural.
naturales (RN).

68 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

3.5. Demostración de la aplicación del Método en las regiones de Tumbes y Ayacucho.

Mapa 3. La División de Territorios Rurales en Perú. 28

Gráfica 8. Región de Tumbes Gráfica 9. Región de Ayacucho 29

IDS: 5,07 IDS: 1,98

BIOGRAMA 2008 69
CAPÍTULO III

Tabla 4.
Para la experiencia perua- Indicadores de las Regiones de Tumbes y Ayacucho31
na se escogieron las regiones
Índice

Cód.
de Tumbes y Ayacucho para Indicador
Tumbes Ayacucho
mostrar la aplicación del Bio-
grama30. A continuación se A1 Potencial de Uso Agropecuario
8,44 0,65
del Suelo
contextualizan las principa-
A2 Tierras Bajo Riego Respecto del
les características de ambas Total de Tierras Agrícolas
8,97 4,08
regiones.
A3 Áreas Naturales Protegidas 5,89 0,03
A4 Reforestación de Suelos con
Tumbes se localiza en el Aptitud Forestal
2,69 4,10
noroccidente del país, en la de-
A5 Conservación de Suelos 5,27 0,50
nominada franja costera y tro-
Media Aritmética 6,25 1,87
pical. Limita al sur con la Re-
gión de Piura, al norte y Este P1 Organizaciones de la Sociedad Civil 0,11 0,56
con Ecuador y al oeste con el P2 Recaudación Fiscal (SUNAT) 0,46 0,07
océano Pacífico. Esta es la re- P3 Titulación de Predios Rurales
gión más pequeña del país con (de propiedad individual y 7,14 3,04
comunal)
4.669 km2, de extensión terri-
torial ocupando un 0,36% del P4 Seguridad Ciudadana 5,49 4,54

territorio nacional. Contaba P5 Entidades de Seguridad Pública 5,5 2,69


en 2005 con 191.713 habitan- Media Aritmética 3,74 2,10
tes (45% vive en la capital de la S1 Pobreza 10 2,77
región) y una densidad pobla- S2 Necesidades Básicas Satisfechas 6,08 1,79
cional de 41,06 hab/km2. Ade- S3 Índice de Desarrollo Humano 5,73 1,45
más cuenta con una diversidad
S4 Mujeres Elegidas como
de ecosistemas y un potencial Autoridades Gubernamentales
3,28 3,90
agro ecológico importante. S5 Analfabetismo de Mujeres vs
10 1,90
Analfabetismo de Varones
Por su lado, la Región de Media Aritmética 7,02 2,36
Ayacucho se ubica en el inte- E1 PIB Agropecuario Respecto de
rior del Perú, limita al norte 1,5 3,39
Has Cultivadas
con la región de Junín, al no- E2 PIB Regional Agrícola como
6,91 2,68
reste con la región de Cuzco, porcentaje del PIB Regional Total
al este con Apurímac, al sur E3 Colocaciones 0,64 0,30
con la región de Arequipa, E4 Conectividad 7,3 1,13
al oeste con Ica y al Noroes- E5 Participación Regional en el
te con Huancavelica. Tiene 0,01 0,09
PIB Nacional
una extensión territorial de Media Aritmética 3,27 1,51
48.814 km2. Es decir, es diez Cálculo del IDS 5,07 1,96

70 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

veces más grande que la región de político-institucional enfrentan los


Tumbes y representa más del 3% mayores retos con IDS de 3,27 y
del territorio nacional. Cuenta con 3,74 respectivamente.
una población de 571.563 habitan-
tes y una densidad poblacional de Una vez realizado el análisis
casi 12 hab/km2. de los IDS por dimensión, se pre-
senta a continuación la compara-
Tanto las gráficas como la in- ción detallada de las variables de
formación que se presenta en la cada dimensión.
Tabla 4, permiten visualizar el
contraste entre los IDS por dimen- En el caso de Tumbes destacan
sión y las diferencias en niveles de algunas variables de la dimensión
las variables analizadas. Los resul- social, tal como los indicadores
tados para ambos muestran dife- de pobreza y de analfabetismo
rencias significativas entre las dos de mujeres versus analfabetismo
regiones32. que presentan valores de 10. Al
mismo tiempo, en la dimensión
En primer lugar, es notoria la ambiental, el indicador de tierras
diferencia entre los IDS integrados bajo riego respecto del total de
de cada región, Tumbes alcanza un tierras agrícolas y el indicador en el
IDS mayor a 5, mientras que Aya- potencial de uso agropecuario del
cucho no alcanza ni a 2. No obstan- suelo acumulan valores de casi 9 y
te, ambas regiones presentan una más de 8 respectivamente.
curiosa combinación de IDS socia-
les altos con bajos IDS económi- Mientras que en la dimensión
cos. En efecto, la combinación para económica – productiva destaca el
Tumbes es de 7 y casi 3,3, al mis- indicador de conectividad con un
mo tiempo que Ayacucho es 2,36 y valor mayor de 7 y el PIB regional
poco más de 1,5. agrícola como porcentaje del PIB
regional total se aproxima también
Sin embargo, la dimensión a 7. En cuanto en la dimensión
ambiental en Tumbes detenta la político – institucional destaca el
segunda posición de nivel de de- indicador titulación de Predios
sarrollo con 6,25; mientras que Rurales con un valor superior a 7 (de
para Ayacucho es el IDS de la di- propiedad individual y comunal).
mensión político – institucional
con 2,10. Según la información Entre tanto, en Ayacucho los
analizada, en Tumbes las dimen- IDS que ostentan valores mayores
siones económico - productiva y la son las mujeres elegidas como

BIOGRAMA 2008 71
CAPÍTULO III

autoridades gubernamentales con En Tumbes el manejo de sue-


casi 4 y en la dimensión ambiental la los, en función de su potencialidad
reforestación de suelos con aptitud agroecológico, es adecuado; sin
forestal con un valor superior a 4, al embargo, pareciera existir la posi-
tiempo que el indicador de tierras bilidad de mejorar varios indica-
bajo riego respecto al total de tierras dores tal como la conservación de
agrícolas sobrepasa ligeramente el suelos agrícolas cuyo indicador es
valor de 4. de apenas 5.27. Ese valor refleja la
situación de malas prácticas de ma-
En la dimensión económica nejo de suelos en las extensas plan-
productiva, la región de Ayacucho taciones de arroz, las cuales han
tiene el indicador más alto en el inducido a la salinidad de 55% de
PIB agropecuario respecto al a las los suelos y a la erosión del 12%.
hectáreas cultivadas con un 3,39. Y Adicionalmente, esa región no está
por último, en la dimensión político aprovechando sustantivamente su
– institucional, el indicador más potencial forestal, ya que del 21 %
alto es el de seguridad ciudadana de su territorio (100,000 hectáreas)
con un 4,54. con aptitud forestal, sólo se ha re-
forestado el 1%. Dicha situación se
Tumbes es fundamentalmente refleja en un precario indicador de
una región agrícola (IDS mayor de sólo 2.69.
8) como resultado de una combina-
ción de suelos con aptitud agrícola Por otro lado, la situación am-
(17%) y una disponibilidad signifi- biental en Ayacucho parece ser
cativa de agua que permite irrigar deplorable, ya que a pesar de estar
casi el 90% de su área agrícola. Esa aprovechando mejor su aptitud para
combinación de factores coloca a la reforestación, el índice de con-
la región por encima del promedio servación del suelo es paupérrimo
nacional y se contrapone drástica- (0,50). En este caso, en particular,
mente a la situación de Ayacucho cabe analizar con mayor profundi-
(IDS de apenas 0,65), valor que dad los motivos que están condi-
refleja su diversidad agroecológica cionando una mayor participación
y reducido número de fuentes de en los programas de revitalización
agua; en efecto, la región depende de áreas forestales que el Estado ha
fundamentalmente de un sistema puesto en práctica.
hidrográfico sustentado por la lagu-
na de Parinacochas –. En lo que respecta la dimensión
político – institucional, los indica-

72 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

dores conformando ésta dimensión En la región de Tumbes los


para el caso de Tumbes muestran indicadores sociales, en general son
una gran dispersión, aquellos que positivos, con la excepción del valor
representan las capacidades básicas del indicador de la participación
para consolidar la gobernabilidad de las mujeres en cargos públicos,
revelan valores precarios; como es el cual apenas sobrepasa 3.
el caso de la existencia de organiza- En contraste, los valores de la
ciones de sociedad civil sectoriales dimensión social en la región de
y multisectoriales, cuyo indicador Ayacucho son muy bajos, siendo
es apenas 0,11 lo que refleja insu- la variable de participación de las
ficiente capacidad política instalada mujeres en cargos públicos, la que
para garantizar la representación de presenta el valor más alto, con
diversos sectores de la población. apenas un 3,90.
De la misma manera que el indica-
dor de insuficiente tributación con Para Tumbes, los valores an-
un valor que ni siquiera alcanza un teriores parecieran surgir hipotéti-
valor de 0,5033. camente, por la dominancia de la
población rural y por ende, los pa-
Los indicadores de la misma di- trones machistas y de desigualdad
mensión para Ayacucho presentan de género se acentúen. Sin embar-
valores bajos, similares a Tumbes, go, los índices de analfabetismo de
los dos peores son recaudación Fis- hombres y mujeres no sustentan
cal (SNAT) con un 0,07 y el núme- dicha hipótesis, ya que los hombres
ro de organizaciones de la sociedad mayores de 15 años estudian 8,7
civil que participan en los procesos años en promedio, mientras que las
de gobernabilidad con 0,56. mujeres lo hacen por 8,4 años).

La falta de seguridad ciudada- Para Ayacucho, ese argumento


na aqueja de manera importante a parece ser también válido, con
Tumbes con indicadores que refle- la diferencia, de que el indicador
jan altos grados de delincuencia, de alfabetismo de mujeres versus
así como la percepción de un au- hombres alcanza solamente 1.90, es
mento de afectados y afectadores. decir cinco veces menor que el valor
Esa realidad es el resultado de defi- de Tumbes, el cual es de 10.
ciencia en la disponibilidad de ser-
vicios públicos de seguridad (5,5). En la dimensión económica se
Ayacucho presenta una situación puede mencionar que si bien el PIB
peor en ambos indicadores. por hectárea en Tumbes muestra

BIOGRAMA 2008 73
CAPÍTULO III

una tendencia creciente (5,7% para 2005, con un valor promedio de


el periodo 2000 al 2005), aún se sitúa 23 millones de US$, entre 2000-
por debajo del promedio nacional 2005, a precios constantes de
(US$ 287 versus US$ 477). 1994. En efecto, la agricultura es
el segundo sector económico en
Ese indicador estaría revelando importancia, mientras que el sector
el bajo valor agregado que la Servicios contribuye con 77%. Las
producción agrícola genera en la colocaciones en Tumbes también
región; la cual, sin embargo, no se son bajas (US$ 1.473, por cada
refleja en altos niveles de pobreza 10.000 habitantes, mientras que
porque la población rural no es a nivel nacional el promedio es
numerosa (9%, cuando el promedio US$ 55.206).
nacional es 29%), ello también
explica porqué su PIB agrario per Finalmente, Tumbes tiene un
cápita es mayor que el PIB agrícola grado de conectividad de regular
por Ha, (US$ 1.253, frente a a alto, tanto porque se trata de
US$ 584, del promedio nacional). una región costera, más articulada
a la capital, como porque el
El PIB agrario contribuyó poder adquisitivo de su población
con el 13% del PIB regional en el lo permite.

74 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

4. CONSIDERACIONES SOBRE d) Uso del promedio sin análisis


LA VALIDACIÓN de la distribución (dispersión)
de las variables. Al centrar el
análisis en promedios, sin hacer
La revisión de la utilización del referencia a la distribución de
Biograma, ya sea su IDS o la ima- la variable, es posible cometer
gen de la telaraña, en los tres casos errores de apreciación, debido
inducen a realizar una reflexión al impacto de observaciones ex-
final sobre las limitaciones del mé- tremas (máximos o mínimos).
todo y sus requerimientos para que En determinados casos es pre-
los resultados tengan sentido. ferible centrar el análisis en la
moda (frecuencia mayor) y no en
a) La selección de variables para la media.
cada dimensión debe hacerse
cuidadosamente y debe obede- e) El análisis estático es básico
cer a la lógica de una base teó- como punto de referencia pero
rica y no solamente a especula- no indica sí la “foto” es buena
ciones. con tendencia a empeorar o es
mala con tendencia a mejorar.
b) El tipo de estructura de las re- De ser posible, se sugiere que
laciones entre las variables y el se complemente el análisis está-
DST y el tipo de relación de una tico con una imagen retrospec-
o varias variables (y por ende tiva con el propósito de enten-
de los indicadores) incluidas en der el proceso evolutivo de la
cada dimensión debe sustentar- dimensión o la variable.
se en principios teóricos de sus
respectivas dimensiones: socio- f) Las interacciones entre las va-
logía, antropología, salud, am- riables (o indicadores). Es ne-
biente, economía, etc. cesario realizar análisis compa-
rativos y de contraste entre los
c) El establecimiento de criterios valores de los indicadores, tan-
para indicar la relación positiva to entre la misma dimensión,
o negativa entre cada variable y como el análisis comparado de
el nivel de DST. variables de otras dimensiones.

BIOGRAMA 2008 75
CAPÍTULO III

Notas al pie.

1 Filippi, E.; Scheider, S. y Sanguiné, E. – equipo coordinador – (2006 a) Avaliação de Desenvolvimento


Territorial em Quatro Territórios Rurais – Brasil. Produto 2 – Primeiro Relatório Parcial. Ministério
do Desenvolvimento Agrário, Secretaria de Desenvolvimento Territorial y Fundação de Apoio da
Universidade Federal do Rio Grande do Sul.

Filippi, E.; Scheider, S. y Sanguiné, E. – equipo coordinador – (2006 b) Avaliação de Desenvolvimento


Territorial em Quatro Territórios Rurais – Brasil. Produto 3 – Segundo Relatório Parcial. Análise
do Desenvolvimento Territorial – Estrada de Ferro (GO) e Alto Jequitinhonha. Ministério do
Desenvolvimento Agrário, Secretaria de Desenvolvimento Territorial y Fundação de Apoio da
Universidade Federal do Rio Grande do Sul.

2 Página Web: http://www.mda.gov.br/portal/

3 Dicho principio se adopta de la propuesta de Sergio Sepúlveda S. (2005), “Desenvolvimiento


Sustentável Microregional: Métodos para o planejamento local”.

4 Secretaria de Desenvolvimento Territorial. (2005) Referências para uma estratégia de


desenvolvimento rural no Brasil. In: Série Documentos Institucionais Nº01 - SDT. Ministério
do Desenvolvimento Agrário: Brasilia, Brasil.

5 Como un espacio físico geográficamente definido, generalmente continuo que comprende ciudades y
áreas rurales que se articulan multidimensionalmente. Las dimensiones de desarrollo, consideran la
diversidad de grupos sociales y sus interacciones entre los mismos, por medio de procesos específicos,
donde se pueden distinguir la identificación de identidades y la cohesión social y territorial. (Filippi,
E.; Scheider, S. y Sanguiné, E., 2006)

6 Revisar el apartado respectivo de la metodología presentada en el capítulo anterior.

7 En Web: http://www.mda.gov.br/sdt/index.php?sccid=485

8 Fuente: Filippi, E.; Scheider, S. y Sanguiné, E. – equipo coordinador – (2006 b) Avaliação de


Desenvolvimento Territorial em Quatro Territórios Rurais – Brasil. Produto 2 – Primeiro Relatório
Parcial. Ministério do Desenvolvimento Agrário, Secretaria de Desenvolvimento Territorial y
Fundação de Apoio da Universidade Federal do Rio Grande do Sul.

9 Fuente: http://www.mda.gov.br/sdt/index.php?sccid=478

10 Elaborado por: Pedro J. Avendaño Soto.


Fuente: Filippi, E.; Scheider, S. y Sanguiné, E. – equipo coordinador – (outubro, 2006 b) Avaliação
de Desenvolvimento Territorial em Quatro Territórios Rurais – Brasil. Produto 2 – Primeiro
Relatório Parcial. Ministério do Desenvolvimento Agrário, Secretaria de Desenvolvimento Territorial
y Fundação de Apoio da Universidade Federal do Rio Grande do Sul.

11 Para mayor detalle: en (Filippi, E.; Scheider, S. y Sanguiné, E., outubro, 2006). Se presentan los
valores de las variables que conforman cada dimensión. Se debe aclarar que dichos valores en cada
dimensión no se encuentran estandarizados en una relación positiva o negativa dentro de una escala
de 0 a 1 considerando 1 como la mejor situación y caso contrario del 0 como la peor.

76 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Validación del Biograma

12 Ver gráficas 4 y 5.

13 Se aclara que los datos utilizados en la variable de ingreso medio de la producción agrícola esta
calculado en dólares estadounidenses

14 Proyecto: Áreas de Desarrollo Alternativo Municipal (ADAM)

15 http://www.agrocadenas.gov.co/home.htm

16 http://www.adam.org.co/quienes.html

17 Existen otras propuestas como la del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo
y el FIDA.

18 Fuente: Samacá, H.; Tejada, P.; Rivera, J. y Vanegas, P. (marzo – 2007) Construcción del componente
de información secundaria para la evaluación de impacto del programa ADAM. Observatorios
de Territorios Rurales, Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura. Bogotá –
Colombia.

19 Elaborado por: Pedro J. Avendaño Soto


Fuente: IICA – Colombia (2007) Estados del Arte Municipios ADAM: Corredor Ipiales – Santander
de Quilichao. Observatorios de Territorios Rurales, Instituto Interamericano de Cooperación para la
Agricultura. Bogotá – Colombia.
IICA – Colombia (2007) Estados del Arte Municipios ADAM: Subregión del Río Atrato.
Observatorios de Territorios Rurales, Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura.
Bogotá – Colombia.

20 Fuente: Samacá, H.; Tejada, P.; Rivera, J. y Vanegas, P. (marzo – 2007) Construcción del componente
de información secundaria para la evaluación de impacto del programa ADAM. Documento de
trabajo. Observatorios de Territorios Rurales, IICA. Bogotá – Colombia.

21 En la Web: http://www.iica.int/peru/observatorio/index.html

22 (Pacheco Janette y Arias Joaquín, 2007)

23 Es así como el Observatorio Peruano de Cadenas Agroproductivas y Territorios Rurales, inició un


proyecto conjunto con el Ministerio de Agricultura (MINAG) y la Oficina IICA-Perú, aprobado
por el Estado Peruano por medio de la Resolución Suprema Nº 014-2006-AG, con el objetivo de
dar seguimiento y evaluar el impacto de las cadenas agroproductivas con enfoque territorial, la
medición de su competitividad y la toma de decisiones de los agentes económicos y de las instancias
gubernamentales involucradas. (Pacheco Janette y Arias Joaquín, 2007)

24 Véase en detalle la conceptualización del DRSET en la síntesis de la experiencias Colombiana en


páginas anteriores.

25 Balanced Store Card (BSC). Para fines del presente documento se hace referencia a CDM.

BIOGRAMA 2008 77
CAPÍTULO III

26 Entendida en su acepción más amplia como iniciativa organizada para desarrollar un emprendimiento.
(Pacheco Janette y Arias Joaquín, 2007)

27 En el apartado de demostración de la aplicación del método en las regiones de Tumbes y Ayacucho,


se presentaran las variables utilizadas en cada dimensión.

28 Fuente: en Web http://www.senasa.gob.pe/images/mapa_peru.gif

29 Elaborado por: Pedro J. Avendaño Soto


Fuente: Datos tomados de la Web: http://www.iica.int/peru/observatorio/territorios/indicadores/
biograma.asp

30 En la Web: http://www.iica.int/peru/observatorio/territorios/indicadores/biograma.asp

31 Fuente: Datos tomados de la Web: http://www.iica.int/peru/observatorio/territorios/indicadores/


biograma.asp

32 Cabe destacar que el proceso de estandarización de las variables en el caso peruano, se realizó en un
parámetro de 1 a 10 y no de 0 a 1 a como se realiza en el planteamiento del capítulo anterior.

33 Pues si comparamos su aporte a la recaudación nacional (0.1%), respecto a su aporte al PIB (0.43%)
y el tamaño de su territorio en relación con el del país (0.36%) se demuestra un déficit, que se puede
explicar tanto desde la menor voluntad de tributar, como también por la menor capacidad de recaudar,
en localidades más rurales.

78 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Capítulo
IV

Guía Didáctica para la


Aplicación del Biograma

María de la Cruz Brenes Madrigal


Sergio Sepúlveda S.

BIOGRAMA 2008 79
Guía Didáctica del Biograma

SÍNTESIS DE LA METODOLOGÍA

1. SOBRE EL BIOGRAMA 1.1. Biograma - S3: ¿qué permite?

El Biograma está conformado ◆ Generar una “imagen de


por el Índice Integrado de Desarro- diagnóstico” de la situación
llo Sostenible (S3) o (IDS), los índi- del sistema analizado, en un
ces de cada dimensión, el diagrama marco multidimensional del
de telaraña y el análisis de tenden- desarrollo sostenible.
cias. Este conjunto de herramientas
complementarias permite represen- ◆ Realizar un análisis compa-
tar, para un período determinado, el rativo de la unidad de análisis
grado de desarrollo sostenible de la en diversos momentos de su
unidad que se esté analizando, sea historia.
ésta un país, un sector, una región o
◆ Establecer un análisis compa-
un territorio.
rativo entre diferentes unida-
des de análisis para un mismo
El S3 y el diagrama de telara-
período.
ña comparten orígenes, como re-
presentación numérica o gráfica ◆ Visualizar en una imagen, las
de una misma situación; mientras falencias y los desequilibrios del
que el análisis de tendencias per- sistema y por ende, apuntar hacia
mite visualizar el comportamiento las dimensiones y variables que
a través del tiempo de las variables requieren implementar políticas
utilizadas para calcular el índice de e instrumentos correctivos.
desarrollo sostenible.

BIOGRAMA 2008 81
CAPÍTULO IV

1.2. Análisis de tendencias: un indicador, ajustado de tal forma


¿qué permite? que cuanto más amplia sea el área
sombreada, mejor es la situación
◆ Generar un diagnóstico de cada del sistema.
una de las variables analizadas
a partir de su comportamien- 1.4. ¿Qué es el Índice de
to a través del tiempo. En este Desarrollo Sostenible (S3)?
caso las variables son las mis-
mas que aquellas utilizadas en Es un valor específico de des-
el cálculo del índice integrado empeño del desarrollo sostenible,
de desarrollo sostenible y en la con el cual se puede comparar la
elaboración del Biograma, evolución de una unidad de análi-
sis, a través de varios períodos de
◆ Visualizar la evolución de los tiempo o bien con otras unidades
datos absolutos y procesados de análisis en el mismo período de
para el periodo de estudio tiempo. De igual forma, es posible
de cada una de las variables generar índices específicos para ca-
incluidas en el análisis. da dimensión, en cuyo caso éste
indicador por dimensión repre-
1.3. ¿Qué representa la imagen senta el Estado o “desempeño” de
del Biograma? cada una.

Es la expresión gráfica del “es- El S3 varía entre 0 y 1, siendo


tado de un sistema multidimensio- el valor de 1 la mejor situación
nal”. Dicha imagen refleja el grado alcanzable y 0 lo contrario.
de desarrollo sostenible de la uni-
dad de análisis en cuestión, el des- 1.4.1. Objetivos del
equilibrio que puede haber entre las Biograma y del S3
diferentes dimensiones y por ende,
los posibles conflictos existentes. ◆ Representar de manera didácti-
Se puede estimar (diseñar) tanto ca una situación determinada,
un Biograma global, integrando mediante un índice proxy de
las diversas dimensiones incluidas desarrollo. Este índice simboli-
en el análisis, como Biogramas za el estado de sostenibilidad y
específicos para cada dimensión. permite una primera aproxima-
Cada eje del Biograma representa ción al desempeño de una de-
terminada unidad de análisis.

82 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

◆ Visualizar el estado de desa- 1.4.3. Objetivo de Análisis de


rrollo general de la unidad de Correlación y Regresión
análisis y de cada una de sus
dimensiones en un momento Éste se define como el conjunto
determinado. de técnicas estadísticas empleado
para medir la intensidad de la aso-
◆ Esa imagen permitirá determi- ciación entre dos variables.
nar la existencia o carencia de
equilibrio entre dimensiones así El objetivo principal de este tipo
como la contribución de cada de análisis es determinar la intensi-
una a nivel general. Además, se dad de la relación entre dos o más
abre la posibilidad de evaluar variables. La regresión es la formu-
el desempeño de una unidad lación matemática que permite re-
con respecto a otras unidades presentar dicha relación para hacer
de análisis. estimaciones predictivas. Normal-
mente, uno de los primeros pasos
1.4.2. Objetivo del análisis es exponer los datos en un diagra-
de tendencias ma de dispersión.

◆ Representar de manera gráfica Sin embargo, enfatizamos que


el comportamiento de las varia- para utilizar análisis basados en co-
bles, las dimensiones y el Índice rrelación y regresión se deben revi-
de Desarrollo Sostenible. sar las bases teóricas de ambos en
referencias bibliográficas idóneas.
◆ Identificar los momentos críti- Este análisis requiere: i) relaciones
cos de cada una de esas varia- basadas en definiciones teóricas es-
bles, las dimensiones y el Índi- pecializadas y ii) cumplir con los
ce de Desarrollo Sostenible. supuestos estadísticos básicos. Se
llama la atención al uso indiscri-
minado y mecánico de este tipo de
análisis, ya que los resultados po-
drían resultar viciados y por lo tan-
to inútiles.

BIOGRAMA 2008 83
CAPÍTULO IV

2. GUÍA PARA APLICAR LA los gráficos de las tendencias y


la telaraña.
METODOLOGÍA EN
EXCEL 2007 Se presentan dos formas
para aplicar el cálculo del S3 de
La siguiente es una guía para manera programada:
utilizar las herramientas que el
programa Excel de Office 2007, ◆ El primero consiste en planti-
las cuales permiten realizar, de for- llas previamente programadas,
ma automática, todos los cálculos para las cuales únicamente se
de la metodología expuesta en el requiere introducir los datos
capítulo II. a analizar.
◆ El segundo utiliza macros en
El CD anexo muestra los cálcu- Excel, para las cuales se requie-
los programados para datos por re introducir los datos en las
dimensión de 15, 20 y 25 observa- matrices y ejecutar las macros
ciones con 4, 5 y 6 variables, de los que realizarán los cálculos.
cuales se presentan sus combinacio-
nes posibles, es decir, nueve tipos de 2.1. Plantillas programadas
matrices. La idea es facilitar el pro-
cesamiento de los datos de la uni- Este método para calcular el S3
dad objeto de análisis (UA). consiste en plantillas que contienen
los cálculos necesarios para obtener
En efecto, el programa adjunto el índice en el archivo adjunto Bio-
en Excel 2007 realiza las operacio- grama Plantillas.xlsx, solamente se
nes que se requieren para obtener el requiere elegir entre las tres meto-
Índice Integrado de Desarrollo Sos-
dologías de máximos y mínimos e
tenible y los Índices de Desarrollo
introducir los datos.
Sostenible de cada dimensión.
En la página de inicio (Ver
No obstante, se presentaron
Figura 6) se ofrece la opción de
dificultades a la hora de programar
elegir entre las tres opciones de la
la realización de gráficos, tales como
metodología, al seleccionar uno se
las tendencias y el Biograma en sí;
abrirá una hoja que contiene nueve
por lo que se ofrecerá una guía para
diferentes combinaciones entre pe-
realizarlos manualmente.
ríodos y variables, al escoger la di-
mensión de la matriz (por ejemplo
Adicionalmente, se entrega una
15x4) aparecerá la hoja de cálculo
guía para diseñar manualmente
de contiene la plantilla elegida.

84 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Figura 6. Página de Inicio en BIOGRAMA PLANTILLAS.xlsx

Si se desea aplicar el mismo mé- indicado en la Guía Manual. Cada


todo con la misma dimensión de la hoja que contiene una plantilla tie-
matriz, se deberá realizar una copia ne el acceso al menú de inicio y al
de la hoja de cálculo. Cada plantilla menú del método.
ofrece los espacios donde se deben
introducir los datos para analizar, Para calcular el índice, se pre-
cabe resaltar que se deben indicar sentan únicamente tres opciones
los “códigos” que reflejan la rela- en las cuales se requieren sólo tres
ción de la variable con el desarrollo dimensiones con igual tamaño de
y, en el caso del método 3, los rendi- matriz. En caso de no presentarse la
mientos junto con la relación. Para que el usuario requiere, la Guía Ma-
ingresar estos “códigos” se sigue el nual ofrece el procedimiento abier-
mismo formato para cada método to el cual permite su cálculo.

BIOGRAMA 2008 85
CAPÍTULO IV

Una vez seleccionado el forma- los siguientes pasos antes de abrir


to a aplicar, debe llenar las celdas el documento:
con la información necesaria: los
datos ya “relativizados” de cada di- i. Si la ficha Programador no está
mensión, el índice de la dimensión disponible, haga lo siguiente
acorde con los colores en los que se para mostrarla:
ubicó cada dimensión, y su impor-
tancia relativa para el desarrollo. 1. Haga clic en el Botón
Microsoft Office y, a
Para realizar el Biograma, continuación, haga clic en
gráficos de tendencias y regresio- Opciones de Excel.
nes, se deben realizar paso a paso 2. En la categoría Más frecuen-
(Ver Guía para aplicar la metodolo- tes, bajo Opciones principales
gía “manualmente” del Biograma en para trabajar con Excel, acti-
Excel 2007), esto para que el usua- ve la casilla de verificación
rio tenga plena libertar de elegir Mostrar ficha Programador
el formato (recuerde que el color en la cinta de opciones y, a
del Biograma indica el “Estado continuación, haga clic
del Sistema”). en Aceptar.

ii. Para establecer el nivel de segu-


2.2. Macros de EXCEL ridad de manera que estén habi-
litadas temporalmente todas las
Este método para calcular el S3 macros, haga lo siguiente:
consiste en ejecutar macros progra-
madas que realizan los cálculos ne- 1. En la ficha Programador, en
cesarios para obtener el índice (archi- el grupo Código, haga clic
vo adjunto con el Biograma Macros en Seguridad de macros.
x/sx). En el CD Guía Macros.pptx
requiere un formato de Libro de
Excel habilitado para macros. Si el Grupo Código
Figura 7. de Programador
usuario no tiene esa opción debido
a que el nivel de seguridad de ma-
cros de Microsoft Office Excel está
establecido en Deshabilitar todas las
macros sin notificación, debe seguir

86 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

2. En la categoría Configura- 6. Tiene dos opciones:


ción de macros, bajo Confi-
guración de macros, haga 6.1 Desde la ficha
clic en Habilitar todas las Programador:
macros (no recomendado;
6.1.1 En la ficha Programa-
puede ejecutarse código po-
dor, en el grupo Códi-
siblemente peligroso) y, a
go, haga clic en Ma-
continuación, haga clic
cros.
en Aceptar.
6.1.2 En el cuadro Nombre
NOTA de la macro, haga clic
en la macro que desea
Para evitar que se ejecute un ejecutar (debe consi-
código potencialmente peligroso, derar el Método y el
se recomienda que vuelva a tamaño de la matriz
cualquiera de las configuraciones introducida).
que deshabilitan todas las macros
6.1.3 Haga clic en Ejecutar.
cuando termine de trabajar con las
macros de este archivo.
6.2 Con el uso del Botón
6.2.1 En las hojas de cál-
3. Abra el libro Biograma culo que contienen
Macros.xlsx. un botón de selec-
ción, para ejecutar-
4. En la hoja de inicio selec- lo, en la ficha Progra-
cione el método de máxi- mador, en el grupo
mos y mínimos deseado. Controles, haga clic en
Modo diseño.
5. Se requiere introducir los
datos de igual manera 6.2.2 Haga clic derecho so-
como se expone en la Guía bre el botón y seleccio-
Manual, dependiendo de ne Ver Código.
las dimensiones de las 6.2.3 A continuación se
matrices. En el caso del despliega el módulo
Método 2, se recomienda de Microsoft Visual
establecer el porcentaje Basic, debe ir al inicio
de acumulación una vez de la página de coman-
ejecutada la macro, puesto dos donde se encuen-
que indicará la celda donde tra ‘Combo Box 1.
debe ubicarse.

BIOGRAMA 2008 87
CAPÍTULO IV

Figura 8. Módulo de Microsoft Visual Basic

6.2.4 En el menú Ejecutar, 6.2.6 En la hoja de cálculo


haga clic en Ejecutar donde se encuentra el
Sub/UserForm o botón, puede desple-
presione F5. gar las opciones del
mismo y elegir el mé-
6.2.5 Una vez ejecutada la todo deseado. Se repi-
macro para establecer te el proceso con todos
las opciones del bo- los botones.
tón, cierre el módulo
de Microsoft Visual 7. Una vez calculado el índice
Basic y desactive el por dimensión se procede a
Modo diseño. calcular el índice Integrado

88 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

de Desarrollo Sostenible, zar paso a paso (Ver Guía


para lo cual se presentan Didáctica para aplicar la me-
tres plantillas determinadas todología “manualmente” del
con el cálculo del mismo Biograma en Excel 2007),
(Ver Plantillas Programas al esto para que el usuario
inicio de la sección). tenga plena libertar de
elegir el formato deseado
8. Para realizar el Biograma, (recuerde que el color del
gráficos de tendencias y Biograma indica el “Esta-
regresiones, se deben reali- do del Sistema”).

BIOGRAMA 2008 89
CAPÍTULO IV

3. GUÍA PARA APLICAR para lo cual se utiliza una función de


relativización. Para tal fin, se adop-
MANUALMENTE LA tó la metodología formulada por el
METODOLOGÍA DEL PNUD para calcular el Índice de
BIOGRAMA EN EXCEL 2007 Desarrollo Humano:

Relación positiva:
En este apartado se presenta el
proceso de utilización de Excel 2007 x–m (1)
f(x) =
para aplicar el Biograma de forma M–m
sencilla y fácil de entender. Para tal
propósito se conduce al usuario a Relación negativa:
través de cada hoja de cálculo.
x–M (2)
Su objetivo primordial es mos- f(x) =
m–M
trar cada paso y su orden en el
proceso de cálculo para obtener el
Índice Integrado de Desarrollo Sos- Para introducir los datos, se
tenible y los Índices de Desarrollo debe determinar el número de va-
Sostenible de cada dimensión, así riables para cada dimensión y los
como los gráficos de tendencias y períodos de tiempo que cubrirá el
la imagen del Biograma. De igual cálculo. Uno de los requisitos es
manera, se adjunta una presenta- determinar la relación de cada va-
ción (Ver Guía Manual.pptx) como riable con el proceso de desarro-
ejemplo del procedimiento con el llo para establecer cuál función de
fin de proporcionar al usuario ma- relativización se utilizará en cada
yor claridad. caso (no todas las variables de una
dimensión tienen la misma relación
3.1. Incorporar los datos con el proceso de desarrollo). Para
en una matriz tal propósito, se debe indicar con un
“código”, ubicado bajo el nombre
Una vez seleccionados los indi- de cada variable, que refleja la rela-
cadores y definida su relación (po- ción positiva, representada con un
sitiva o negativa) con el proceso de 1 ó negativa representada con un 0.
desarrollo, se deben ajustar dichos (Ver Figura 9). A continuación se
indicadores a una escala común, utiliza el método explicado.

90 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Figura 9. ¿Cómo introducir los datos?

3.2. Seleccionar el Método para (Ver Figura 11). Para introducir


Máximos y Mínimos una fórmula en una celda de la hoja
de cálculo se hace clic en la celda,
Para la determinación de los se escribe un signo de igual (=), e
valores máximos y mínimos, la me- inmediatamente aparece en la barra
todología ofrece la opción de esta- de fórmulas de la parte superior. En
blecer ciertos parámetros basados con un clic aparece la ventana
en tres métodos: valores observa- de fórmulas, debe ingresar en la
dos, porcentaje de acumulación y que dice MAX o MIN, según
niveles óptimos. corresponda (Ver Figura 10).

3.2.1. Valores Observados


Figura 10. Insertar función
Este método adopta para los
cálculos los valores observados
máximos y mínimos de cada
variable; por lo tanto, todo lo que
debe hacer el usuario es utilizar la
fórmula de máximos y mínimos
correspondiente. Para tal fin, se
recomienda indicar la fila donde
se va a insertar cada función, es
decir, debajo del período se puede
escribir Máx en la fila donde se
insertará dicha función, bajo ésta
(en la siguiente fila) se coloca Mín

BIOGRAMA 2008 91
CAPÍTULO IV

A continuación se indica el y luego apretar Aceptar. Un proce-


rango de números a los cuales se les dimiento similar se utiliza para in-
aplicó la formular, por lo que debe corporar las información del cálcu-
indicar en Número 1 (arrastrando lo de los mínimos.
el mouse) las celdas seleccionadas,

Figura 11. Indicar el rango

Una vez insertadas ambas fór- das, y arrastrar el controlador de


mulas, se debe “extender o com- relleno sobre el rango que se desea
pletar” para todas las dimensiones. marcar automáticamente, con lo
Esto se logra al presionar con el que se completarán las fórmulas en
mouse las celdas que contienen las todas las dimensiones:
fórmulas para el inicio selecciona-

92 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Figura 12. Rellenar las celdas con las fórmulas

Una vez calculados los máxi- primera variable se debe introducir


mos y los mínimos, se procede a la siguiente fórmula: =SI(B$3=0;
calcular la función de relativiza- B4*(-1);B4) (Ver Figura 13), esto
ción. Al ser ésta dependiente de la quiere decir que si el valor de la celda
relación entre la variable y el desa- B$3 (cuyo signo $ significa fijar la fila
rrollo, se puede estandarizar la fun- 3) es igual a cero (relación negativa)
ción al multiplicar las variables con entonces debe tomar el valor pero
relación negativa por -1, con esto se negativo (con un menos adelante),
logra utilizar solamente la función en caso contrario (cuando es 1 y
de relaciones positivas. Para esto se la relación es positiva) debe tomar
utilizan los códigos indicados y una el valor inicial. Una vez insertada
fórmula llamada “Si”. la fórmula, se debe expandir (de
igual manera como se hizo con
Se recomienda copiar a la par los valores máximos y mínimos) a
las celdas que contienen el nombre toda la matriz. Igualmente, se debe
de la dimensión, el nombre de expandir las fórmulas de máximos
las variables y el código. En la y mínimos para que éstas tomen en
primera celda bajo la copia de la cuenta los nuevos cambios.

BIOGRAMA 2008 93
CAPÍTULO IV

Figura 13. Introducir fórmula “Si”

Figura 14. Expandir fórmula “Si” y de máximos y mínimos

94 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Luego de estandarizar los “nuevos” datos). Introduzca


datos, se debe aplicar la función =(x (debe ser señalado con el
de relativización, para lo cual se mouse) – m (primer valor de los
recomienda, nuevamente, copiar mínimos, se debe fijar la fila)) /
a la par las celdas que contienen (M (primer valor de los máximos,
el nombre de la dimensión, el se debe fijar la fila) – m (primer
nombre de las variables y el código. valor de los mínimos, se debe fijar
Y en la primera celda se introduce la fila)) como se presenta en la
la función de relativización con siguiente figura. Posteriormente,
relación positiva (todos los datos se extiende a toda la matriz (Ver
a introducir corresponden a los Figura 16).

Figura 15. Introducir la función de relativización (positiva)

BIOGRAMA 2008 95
CAPÍTULO IV

Figura 16. Expandir la función de relativización

Insertar función
Figura 17. de promedio
Al “relativizar” los datos de
las variables de la dimensión,
se procede a calcular el Índice
de Desarrollo Sostenible de la
dimensión. Para ello, se calcula
un promedio simple con los datos
por período (Ver Figura 17).
Por lo que se inserta la función
de promedio y los datos son los
resultados de la relativización
(Ver Figura 18). Al obtener el
promedio del primer período, se
extiende la función a lo largo de
la columna.

96 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Figura 18. Introducir datos para el promedio

Figura 19. Expandir el promedio

BIOGRAMA 2008 97
CAPÍTULO IV

Una vez calculado el índice, Administrar Reglas se introducen


resulta útil identificar los colores los valores entre los cuales el
del “Estado del Sistema”. Para sistema tiene alta posibilidad de
tal fin, a los resultados del índice colapso, tiene un nivel crítico, es
se le aplica un formato condicional inestables, es estable o representa el
que determine el rango de valores nivel óptimo.
que se caractericen por un color
particular. Lo primero que se En Administrar Regla, indicar la
debe hacer es señalar la columna opción Nueva regla donde aparece
con el Índice, en Inicio aparece Aplicar formato únicamente a las celdas
la opción Formato Condicional, en que contengan.

Figura 20. Nueva regla de formato

Indicar los valores a los cuales oportunas para tal caso. Una vez,
se debe aplicar un formato especí- aplicado en formato elegido, Acep-
fico, por ejemplo entre 0 y 0,2 el tar. Para completar las siguientes
color rojo indica que el sistema cuatro reglas se repite el procedi-
está en un estado de colapso, por miento y al final se muestran las
lo que en Formato… se escogen las elecciones aplicadas.
aplicaciones que el usuario crea

98 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Figura 21. Reglas de formato

Al Aceptar, automáticamente el formato indicado, tal como se


los valores de las celdas aplicarán muestra en la siguiente figura.

Figura 22. Formato condicional

BIOGRAMA 2008 99
CAPÍTULO IV

3. 3. Límites de Fluctuación perior (promedio más ) y el valor


extremo inferior (promedio menos
Este método estima el prome- ) respectivamente.
dio de las observaciones tempora-
les y de acuerdo a éste las ordena Al igual que el método an-
en percentiles, para luego seleccio- terior, se recomienda indicar la
nar las observaciones de acuerdo al fila donde se realizarán los cálcu-
porcentaje de acumulación. Se debe los, no sólo se debe incluir Máx.
establecer el valor del parámetro y Mín., sino también la Media,
(Ver Metodología), donde se inclu- Máx.–Media, Media– Mín. (para
ye la distancia desde el promedio al las distancias), la Variable d (dis-
valor más lejano y el porcentaje de tancia entre el promedio y el valor
acumulación. Finalmente, los datos más alejado), % de acumulación,
que se tomarán como las máximos , y, finalmente, Ext. Inferior y
y mínimos es el valor extremo su- Ext. Superior.

Figura 23. Señalización de las funciones a utilizar

100 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Para obtener la media se inserta que este es el porcentaje de


la función promedio con el rango de acumulación que se desea para el
datos por variable. El máximo y el cálculo. Para la variable se debe
mínimo se obtienen igual que en el introducir la fórmula marcando
apartado anterior, para las restas las celdas correspondientes
entre la media y los valores extremos (ejemplo: = ((B$18 (variable d)
se inserta la fórmula señalando las /50)*(B$19(%)/2)), con las filas
celdas correspondientes (ejemplo: están fijas). Finalmente, los valores
=B$14(Máx.)-B$13(Media), extremos se calculan introduciendo
donde las filas deben estar fijas las ecuaciones correspondientes
con $), para la variable d se aplica (ejemplo: =(B$13 (Media)-B$20
la función máx. a los resultados de ( )). Recuerde que estas
las restas anteriormente obtenidas, referencias son relativas, por lo
esto porque representa la máxima que se deben indicar las celdas que
distancia entre el promedio y los contienen los valores necesarios
valores extremos observados. para cada cálculo, los cuales no
La variable % es señalada por necesariamente corresponden con
la persona interesada, puesto los utilizados en este ejemplo.

BIOGRAMA 2008 101


CAPÍTULO IV

Figura 24. Fórmulas y rangos de entrada

Figura 25. Fórmulas expandidas

102 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Luego de estimar las fórmulas fórmula: =SI(B$3=0;B4*(-1);B4)


anteriores, se procede a rellenar el (ver figura 13) para discriminar
rango con el cálculo de las mismas (matemáticamente) los efectos ne-
(ver figura 25). gativos de las variables al desarro-
llo. Luego, se procede a realizar
A continuación, se recomien- el cálculo de la función de relati-
da copiar a la par las celdas que vización de igual manera que en
contienen el nombre de la dimen- el apartado anterior a diferencia
sión, el nombre de las variables que ahora el valor mínimo co-
y el código. En la primera celda rresponde al extremo inferior y el
bajo la copia de la primera varia- máximo al extremo superior (ver
ble se debe introducir la siguiente figura 26).

Figura 26. Función de relativización

BIOGRAMA 2008 103


CAPÍTULO IV

En este caso, existen resultados si el valor de la celda N4 (donde se


inferiores a 0 y superiores a 1, por calculó la función de relativización)
lo que se debe introducir una nueva es menor o igual a cero entonces
matriz donde se aplica otro función debe adquirir el valor de 0, en caso
condicional “Si”. En la primera contrario si ese valor es mayor o
celda bajo la copia de la primera igual que 1 debe ser un 1, en caso
variable se debe introducir la contrario a ambos debe tomar el
siguiente fórmula (como ejemplo): valor inicial. Una vez insertada la
=SI(N4<=0;0;SI(N4>=1;1;N4)) fórmula, se debe expandir a toda
(ver figura 27), esto quiere decir que la matriz.

Figura 27. Fórmula Si para introducir los cálculos en valores entre 0 y 1

Una vez realizado el paso los datos son los resultados de la


anterior, se procede a calcular el relativización con los valores entre
Índice de Desarrollo Sostenible 0 y 1. Al obtener el promedio del
de la dimensión. Para lo cual se primer período, se extiende la
inserta la función de promedio y función a lo largo de la columna.

104 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Figura 28. Promedio expandido

3.4 Niveles Óptimos


de acuerdo a si se supone o con-
sidera que estos rendimientos son
Este método se basa en el con- crecientes o decrecientes.
cepto económico de rendimientos
marginales, se ofrece la posibili- Los datos se introducen igual que
dad de establecer ciertos paráme- en los casos anteriores, sin embargo
tros “óptimos” en los datos, para se deben aplicar nuevos “códigos”
el indicador que se desee. Se plan- que reflejen el tipo de rendimientos
tea una función de ajuste que se y relación de la variable. Además,
deriva de una fórmula que permi- se deben señalar los valores
te ajustar los niveles de referencia considerados óptimos. En este caso,
para que tengan un peso relativo los datos se deben ingresar así:

BIOGRAMA 2008 105


CAPÍTULO IV

Figura 29. ¿Cómo introducir los datos con niveles óptimos?

La fila después del nombre lo que se debe replicar el formato de


de las variables, representa los la matriz cuatro veces, cabe resaltar
nuevos “códigos” donde el 1 que las ecuaciones mostradas a
indica rendimientos decrecientes y continuación corresponden al
relación positiva, el 2 decrecientes ejemplo planteado, por lo que no
pero la relación es negativa, el 3 hace referencia necesariamente a
refleja rendimientos crecientes con las celdas que el usuario requiere
relación positiva y el 4 crecientes aplicar. En la primera copia se debe
con negativa. Al igual que el primer introducir la primera función, por
método, se indican y se calculan los ejemplo: =SI(B$3=1; si(B5<=B
valores máximos y mínimos, los $13;B5;(B5*B$13)^(1/2));B5) la
cuales se deben extender a lo largo cual hace referencia a la función de
del rango de las matrices. ajuste cuando la variable presenta
rendimientos decrecientes y una
Se deben calcular cuatro relación positiva:
diferentes funciones condicionales
“Si” para introducir cada una y si y y* (6)
de las cuatro diferentes fórmulas W(x) = yy* caso contrario
planteadas en la metodología. Por

106 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Se completa la matriz Se completa la matriz


correspondiente. Igualmente, en correspondiente. Finalmente, en
la segunda copia se introduce, por la cuarta copia se introduce, por
ejemplo: = SI(G$3=2;SI(G5>= ejemplo: =SI (Q$3=4;SI(Q5>=Q
G$13;G5;(G5*G$13)^(1/2));G5) $13;Q5;(Q$16*Q5)^(1/2));Q5), la
que hace referencia a la función de cual hace referencia a la función de
ajuste cuando la variable presenta ajuste de rendimientos crecientes y
rendimientos decrecientes y una relación negativa:
relación negativa:

y si y* y (7) y si y* y (9)
W(x) = yy* W(x) =
my

En este caso, se toma como Se completa la matriz corres-


referencia la matriz modificada pondiente. El siguiente paso con-
previamente, puesto que cada siste en estandarizar las relaciones
función toma en cuenta los para aplicar la función de relativiza-
resultados de las funciones de ajuste ción para lo cual se vuelve a copiar
anteriormente calculados, esto con el formato de la matriz, tal como se
el fin de que en la matriz previa a hizo en la Figura No.5 pero con la
la relativización, todos los datos se referencia de las celdas de la última
encuentren “ajustados”. Se rellena matriz modificada donde se presen-
la matriz correspondiente. En la tan los resultados de la función (9)
tercera copia se introduce la función junto las anteriores.
que hace referencia a rendimientos
crecientes con relación positiva, por A continuación, se debe aplicar
ejemplo: =SI(L$3=3;SI(L5<=L$1 la función de relativización con
3;L5;(L$15*L5)^(1/2));L5), cuya relación positiva a toda la matriz,
función es: para ello se requiere que se expandan
los valores máximos y mínimos a
y si y y* todas las matrices.
W(x) = (8)
My caso contrario

BIOGRAMA 2008 107


CAPÍTULO IV

Figura 30. Función de relativización para valores óptimos

Una vez calculada la función, dimensión al igual que en los


se procede a calcular el Índice métodos anteriores, por medio de
de Desarrollo Sostenible de la la función promedio expandida.

Figura 31. Cálculo del Índice de DS de la dimensión

108 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Al realizar este cálculo, se para reflejar los colores del “Estado


puede aplicar el formato condicional del Sistema”.

3.5. Calcular el Índice Integrado de


Desarrollo Sostenible (S3) los Índices por dimensión (indican-
do los porcentajes de importancia
Para obtener el S3, se debe co- relativa por dimensión, y las celdas
piar en una hoja nueva el perío- donde se calculará el índice, como
do a analizar, los resultados de se observa en la siguiente figura).

Figura 32. Introducir datos para calcular el S3

En la fila donde se va a calcular dividirlos entre 100 en el cálculo.


el Índice Integrado se debe inserta Este promedio es ponderado,
una función que refleje la fórmula: por lo que recomienda insertar la
función manualmente, por ejemplo:
M
S3 = D SD (11) =B3*E3+C3*F3+D3*G3, cual
1 100 pondera el índice de cada dimensión
por su importancia relativa.
Para hacer más sencillo el
cálculo, los valores de representan Una vez expandida la función
los porcentajes, por lo que es mejor anterior, se puede aplicar el for-
mato condicional para los colores
denotarlos entre 0 y 1 para no
del sistema.

BIOGRAMA 2008 109


CAPÍTULO IV

Figura 33. Cálculo del S3

3.5.1. Biograma Opción para gráfico del


Figura 34. Biograma (Radial relleno)

Para obtener el diseño de


telaraña del Biograma se deben co-
piar, en una hoja nueva, los resulta-
dos de la función de relativización
de cada dimensión (la utilizada
para el Índice por dimensión) una
junto a la otra y al final el resultado
del S3. En la opción Insertar se selec-
ciona otros gráficos donde aparece el
radial relleno.

Una vez seleccionado el gráfi-


co, en Herramientas de gráficos y en
diseño se debe seleccionar los datos.

110 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Figura 35. Seleccionar los datos para Biograma

En el rango de datos se debe color del “Estado del Sistema” se


introducir los valores de todas las debe usar como referencia el pues-
dimensiones (menos el S3) de un to que no se puede condicionar el
período dado. En las etiquetas del eje formato en un gráfico. En la barra
horizontal se indican los nombres de herramientas, en Herramientas
de las variables por dimensiones. de gráficos se puede modificar el
Se pulsa Aceptar. Para indicar el formato y diseño.

Figura 36. Ejemplo de Biograma

BIOGRAMA 2008 111


CAPÍTULO IV

3.5.2. Gráfico de tendencias


grado. Para realizar el cálculo, en
El Biograma permite mostrar el primer caso, se debe insertar un
las tendencias y cambios de los ín- gráfico lineal en la hoja donde se
dices a través del periodo de análi- realizó el cálculo del índice de la
sis. A la vez, esos cambios pueden dimensión y a la hora de escribir el
representarse por medio de gráficos rango de datos, se debe señalar la fila
lineales, tanto para el índice por di- donde se encuentra dicho cálculo.
mensión como para el índice inte-

Figura 37. Seleccionar los datos para Tendencias

En el caso de la tendencia del dicho índice, o bien, en la hoja


índice integrado, se debe insertar el donde se insertó el Biograma.
gráfico en la hoja donde se calculo

112 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Guía Didáctica del Biograma

Figura 38. Ejemplo de Gráfico de Tendencias

3.5.3. Cálculo de la de Datos (en Datos), donde se


Media Armónica encuentra la opción Regresiones. Si
no aparece la opción debe seguir los
Si se desea utilizar la opción siguientes pasos:
de la media armónica en el cálculo 1. Haga clic en el Botón Micro-
del Índice por dimensión, primero
soft Office y, a continua-
se deben sustituir los valores de
0 por 0,01 y luego insertar la ción, haga clic en Opciones
función MEDIA.ARMO en lugar de Excel.
de PROMEDIO.
2. Haga clic en Complemen-
Una herramienta útil para tos y, en el cuadro Adminis-
analizar el Índice Integrado de trar, seleccione Complementos
Desarrollo Sostenible consiste en la de Excel.
elaboración de regresiones donde se
3. Haga clic en Ir.
puede analizar la incidencia de las
dimensiones o las variables sobre el 4. En el cuadro Complementos dis-
índice, así como el ajuste que éstos ponibles, active la casilla de veri-
presentan. Para tal objetivo, Excel ficación Herramientas para análi-
ofrece una serie de instrumentos sis y, a continuación, haga clic
estadísticos en la opción de Análisis en Aceptar.

BIOGRAMA 2008 113


CAPÍTULO IV

5. Sugerencia: Si Herramientas para 7. Una vez cargado Herramien-


análisis no aparece en la lista tas para análisis, el comando
del cuadro Complementos dis- Análisis de datos estará dispo-
ponibles, haga clic en Examinar nible en el grupo Análisis de la
para buscarlo. ficha Datos.

6. Si se le indica que Herramien- Una vez instalada la herramien-


tas para análisis no está insta- ta, en Análisis de Datos debe aplicar
lado actualmente en el equipo, Regresiones, donde aparecerá la
haga clic en Sí para instalarlo. siguiente ventana:

Figura 39. Regresión

El rango de entrada Y (variable y gráficos que está opción ofrecen.


dependiente) en este caso es el En el caso de los residuales y en el
S3 y en rango de entrada X son gráfico de probabilidad estándar
las variables que el usuario desea se establecen según el criterio del
incluir, por lo que son las variables
usuario. Se recomienda un número
independientes. Si en los rangos se
alto de observaciones (períodos) y
señala el rótulo de cada variable se
debe indicar, además se recomienda pocas variables dependientes puesto
establecer el nivel de confianza y que esto puede afectar el número de
establecer la opción de salida en grados de libertad y entre mayor sea,
una hoja nueva debido a los cuadros mejor ajuste presenta la regresión.

114 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


BIBLIOGRAFÍA

Alburquerque, F. (2006). Desarrollo te- Echeverri, R. y Moscardi, E. (2005)


rritorial rural. Una visión inte- Construyendo el Desarrollo
grada para el desarrollo sustenta- Rural Sustentable en los Terri-
ble. Trabajo presentado en el torios de México. Bogotá, Co-
III Congreso Internacional de lombia: IICA.
la Red SIAL Alimentación y
Territorios (ALTER), Conse- Echeverri, R. & Ribero, M. (2002).
jo Superior de Investigaciones Nueva ruralidad: visión del te-
Científicas, IEG Madrid, An- rritorio en América Latina y el
dalucía, España. Caribe. Ciudad del Saber, Pa-
namá: CIDER/IICA.
Alburquerque, F. y Cortés, P. (comp)
(2001). Desarrollo Económi- Filippi, E.; Scheider, S. y Sanguiné, E.
co Local y Descentralización – equipo coordinador – (2006)
en América Latina: análisis Avaliação de Desenvolvimen-
Comparativo. Santiago, Chile: to Territorial em Quatro Terri-
CEPAL – GTZ. tórios Rurais – Brasil. Produto
2 – Primeiro Relatório Parcial.
Chavarría, H.; Rojas, P.; Sepúlveda, S. Ministério do Desenvolvi-
(2002) Competitividad: cade- mento Agrário, Secretaria de
nas agroalimentarias y terri- Desenvolvimento Territorial y
torios rurales. Elementos con- Fundação de Apoio da Univer-
ceptuales. Serie Cuadernos sidade Federal do Rio Grande
Técnicos (IICA). no. 1. IICA, do Sul.
San José, Costa Rica. Pp .380.
______ (2006) Avaliação de Desenvol-
Contanza, R., Daly, E. & Bartholo- vimento Territorial em Qua-
mew, J. (1991). Goals, Agenda tro Territórios Rurais – Brasil.
and Policy Recommendations Produto 3 – Segundo Relatório
for Ecological Economics. Parcial. Análise do Desenvol-
New York: Columbia Univer- vimento Territorial – Estrada
sity Press. de Ferro (GO) e Alto Jequitin-

BIOGRAMA 2008 115


honha. Ministério do Desen- Kliksberg, B. (1998). Repensando el
volvimento Agrário, Secretaria Estado para el Desarrollo So-
de Desenvolvimento Territo- cial: Más allá de Normas y
rial y Fundação de Apoio da convencionalismos. Lección
Universidade Federal do Rio Inaugural Primer Ciclo Lectivo
Grande do Sul. de 1998. San José. Costa Rica:
Universidad de Costa Rica.
Haveri, A. (1996). Strategy of compa-
rative advantage in local com- Mason, Robert. D. (1970) Statistical
munities. En Oulasvirta, L. Techniques in Business and
(Ed.), Finnish Local Government Economics. The University
in Transition, 4 (22). of Toledo. Richard D. Irwin,
Inc. Georgetown. Ontario.
Instituto Interamericano de Coope- Canada.
ración para la Agricultu-
ra. (2005). Políticas para la Organización de Naciones Uni-
Prosperidad Rural. San José. das. (1987). Nuestro Futuro
Costa Rica: IICA. Común. Nueva York. EEUU.
ONU.
______ (2000a). Jóvenes y Nueva Ru-
ralidad: Protagonistas Actua- Pacheco Janette y Arias Joaquín
les y Potenciales del Cambio. (2007). Marco conceptual para
San José. Costa Rica: IICA. el análisis de territorios rurales
en el observatorio peruano de
Instituto Interamericano de Coopera- cadenas agroproductivas y te-
ción para la Agricultura – Co- rritorios Rurales. Documento
lombia (2007a) Estados del de trabajo. Observatorio Pe-
Arte Municipios ADAM: Co- ruano de Cadenas Agropro-
rredor Ipiales – Santander de ductivas y Territorios Rurales,
Quilichao. Observatorios de IICA. Lima, Perú.
Territorios Rurales, IICA. Bo-
gotá – Colombia. Pacheco Janette y Arias Joaquín
(2007). El Biograma como he-
______ (2007b) Estados del Arte Mu- rramienta para la gestión del
nicipios ADAM: Subregión desarrollo de los territorios
del Río Atrato. Observatorios rurales en Perú. Observatorio
de Territorios Rurales, Obser- Peruano de Cadenas Agropro-
vatorios de Territorios Rurales, ductivas y Territorios Rurales,
IICA. Bogotá – Colombia. IICA. Lima, Perú.

Pérez, C. (2002). Estadística aplicada a


través de Excel. Pearson Edu-
cación, S.A. Madrid.

116 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


Bibiografía

Rodríguez, A. Saborio, M. y Carmona, Sen, K. A. (1999). Development as


K. (2008) Algunas Considera- Freedom. New York: Alfred
ciones sobre la Definición y A. Knopf. Inc.
Medición de lo Rural con Re-
ferencia al caso de Costa Rica. Sepúlveda, S. (2003). El Enfoque Te-
Sinopsis. San José. Costa Rica: rritorial del Desarrollo Rural.
IICA. IICA. San José. Costa Rica.

Rodríguez A. y Sepúlveda S. (2005) ______ (2005a). “Desenvolvimiento


Políticas para la Prosperidad Sustentável Microregional:
Rural. Contribución de la Agri- Métodos para o planejamento
cultura y de los Territorios Ru- local”. IICA, Brasilia, Brasil.
rales a la Creación de Empleo
y la Reducción de la Pobreza. ______ (2005b). Biograma. Metodo-
IICA, San José Costa Rica. logía para Estimar el Nivel de
Desarrollo Sostenible de los
Samacá, H.; Tejada, P.; Rivera, J. y Ve- Territorios Rurales. IICA, San
negas, P. (marzo – 2007) Cons- José. Costa Rica.
trucción del componente de
información secundaria para ______ (2008) Gestión del Desarro-
la evaluación de impacto del llo Sostenible en Territorios
programa ADAM. Documen- Rurales. San José. Costa
to de trabajo. Observatorios Rica: IICA.
de Territorios Rurales, IICA.
Bogotá – Colombia. Stinson, Craig y Mark Dodge. (2004).
Microsoft Office. Excel 2003.
Schmuller, Joseph (2005) Statistical Inside Out. Microsoft Press.
Analysis with Excel for Redmond Washington. USA.
Dummies. Wiley Publishing,
Inc. Hoboken, New
Jersey. USA.

Secretaria de Desenvolvimento Terri-


torial. (2005) Referências para
uma estratégia de desenvol-
vimento rural no Brasil. In:
Série Documentos Institucio-
nais Nº01 - SDT. Ministério
do Desenvolvimento Agrário:
Brasilia, Brasil.

BIOGRAMA 2008 117


PÁGINAS WEB

Instituto Interamericano de Coope- Ministerio de Desarrollo Agrario de


ración para la Agricultura. Brasil. http://www.mda.gov.
Observatorio Peruano de Ca- br/portal/. Visita al sitio, 13
denas Agroproductivas y Te- de diciembre del 2007.
rritorios Rurales. http://www.
iica.int/peru/observatorio/in- Ministerio de Desarrollo Agrario de
dex.html. Visita al sitio, 13 de Brasil. http://www.mda.gov.
diciembre del 2007. br/sdt/index.php?sccid=478.
Visita al sitio, 13 de diciembre
Instituto Interamericano de Coope- del 2007.
ración para la Agricultura.
Observatorio Peruano de Ca- Proyecto: Áreas de Desarrollo Alterna-
denas Agroproductivas y Te- tivo Municipal. http://www.
rritorios Rurales. http://www. adam.org.co/quienes.html.
iica.int/peru/observatorio/ Visita al sitio, 13 de diciembre
territorios/indicadores/bio- del 2007.
grama.asp. Visita al sitio, 13 de
diciembre del 2007. Servicio Nacional de Sanidad Agraria
h t t p : / / w w w. s e n a s a . g o b.
pe/images/mapa_peru.gif.
Visita al sitio, 13 de diciembre
del 2007.

118 Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura


PUBLICACIONES EN
DESARROLLO RURAL DEL IICA

Sepúlveda, S. ( 2008) Gestión de Terri- Chavarría, H.; Rojas, P.; Sepúlveda,


torios Rurales: Métodos para S.(2002) Competitividad: ca-
su planificación. IICA, San denas agroalimentarias y te-
José, Costa Rica. rritorios rurales. Elementos
conceptuales. Serie Cuadernos
Duncan, M. y Sepúlveda, S. (2008) Técnicos (IICA). no. 1. IICA,
Gestión de territorios rurales San José, Costa Rica.
en Brasil. IICA. San José, Cos-
ta Rica. Sepúlveda, S. y Edwards R (1997).
Agricultura, Natural Resour-
Sepúlveda, S. (2007) Desarrollo Rural ces and Rural Development
Sostenible: Enfoque Territo- IICA. San José, Costa Rica.
rial. IICA. Presentado en Con- Pp. 474. vol. 5. (Serie de Publi-
ferencia de Desarrollo Rural caciones Misceláneas)
para la Maestría de Desarrollo
Rural Sostenible. CIMSE del ______ (1996) Sustainable develop-
CIDES / UMSA, 8 de noviem- ment social organization, ins-
bre del 2007. La Paz, Bolivia. titutional arrangements and
rural development: selected
Sepúlveda, S. Rodríguez, A. y Porti- readings. IICA. San José, Cos-
lla, M. (2003). El Enfoque Te- ta Rica. Pp. 416. vol. 6. (Serie
rritorial del Desarrollo Rural de Publicaciones Misceláneas)
Sostenible. IICA. San José,
Costa Rica.

BIOGRAMA 2008 119


B I O G R A M A 2 0 0 8

La versión 2008 de la “Metodología para Estimar el nivel de Desarrollo


Sostenible de Territorios” es el resultado de la evolución conceptual,
metodológica y técnica, en respuestas a sugerencias de los usuarios localizados
en diversos países de las Américas. A esas indicaciones se aunaron otras
surgidas del trabajo interinstitucional del IICA con diversas instancias en
territorios de Brasil, Colombia y Perú. Por lo tanto, esta versión incorpora
aplicaciones y resultados complementarios que la mejoran sustancialmente.
Este instrumento se sustenta en una visión multidimensional e
intertemporal del desarrollo sostenible de territorios rurales. En efecto, el
proceso de desarrollo se concibe como la resultante de las interacciones
entre esas dimensiones que coadyuvan a alcanzar los objetivos de cohesión
social y territorial propios del desarrollo rural.
La validación de la metodología conÄrmó su potencial, Åexibilidad y
adaptabilidad a diversos usos en diferentes procesos y niveles de trabajo.
Ésta está respaldada por un modelo de cálculo mejorado, la validación
práctica en territorios diversos y un programa de cálculo en EXCEL 2007.
Adicionalmente, esta versión es complementada por una guía didáctica que
facilita el uso del método y su respectivo programa.
El método, apodado Biograma, incluye dos componentes, el primero es
un indicador de desarrollo sostenible – IDS – para cada dimensión y para el
conjunto de dimensiones; el segundo, es una imagen de telaraña que reÅeja,
en una Ägura radial, el grado de estabilidad y por ende de sostenibilidad del
territorio analizado.
Por otro lado, la lectura del inverso de dicha imagen permite captar con
facilidad el estadio de desequilibrio entre dimensiones y, por ese medio, se
gana una impresión sobre la necesidad de aplicar, en diversas dimensiones,
instrumentos correctivos (políticas e inversiones). La imagen de telaraña y su
indicador integrado – IDS – facilitan el análisis comparativo de un territorio
en varios momentos, durante un período de tiempo, en su defecto, el análisis
entre diversos territorios en el mismo período.
Esperamos que la nueva versión del Biograma sea de utilidad didáctica
y práctica para comprender la complejidad del proceso de desarrollo, así
como para utilizarlo en trabajos similares a los descritos en el libro.
Solicitamos a los usuarios mantenernos informados del uso que hagan
del instrumento, de los problemas que enfrente y de sugerencias para
mejorarlo. Comuníquense con el autor a: shsepulvedas01@gmail.com

Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura

Sitio web: www.iica.int/desrural