You are on page 1of 3

Mariposas: vida y tipos de mariposas

Las mariposas son unas grandes artistas de la supervivencia y el engaño. Tras sus
espectaculares colores, formas, y tipos de mariposas esconden talentos insospechados:
resistencia al frío y la altitud, recursos para despistar o ahuyentar al enemigo, velocidad
de vuelo... Mil armas de supervivencia para unos insectos frágiles sólo en apariencia.
Nada más dejar atrás la primera curva de la gran escalera de piedra, el griterío se
transforma en un rumor de fondo: 5.000 estudiantes abandonan a última hora de la tarde
los terrenos de la universidad St. Gabriel, en Bangkok. Un par de escalones más arriba,
en un ala de esta institución católica, nos rodea un silencio museístico. A continuación
se accede a un seminario con paredes recubiertas de madera y una peste a veneno contra
polillas absolutamente repugnante.
Las Arctiidae son casi todas nocturnas, como sucede con la mayoría de las mariposas:
sólo entre un diez y un veinte por ciento de estos lepidópteros se dedican durante el día
a la búsqueda de alimento o al apareamiento.
Estos lepidópteros llegan a establecer relaciones con diferentes plantas alimenticias,
incluso venenosas, para estar mejor preparados contra enemigos. Tienen la habilidad,
por ejemplo, de emitir chasquidos que molestan a cazadores nocturnos como los
murciélagos: resultan irritantes para su sistema de ultrasonidos o, quizás, les recuerden
el mal sabor de estas mariposas.
las mariposas nocturnas son atraídas por telas blancas iluminadas
Que las mariposas, con su aspecto frágil, emprendan migraciones es un hecho que
siempre causa asombro. Algunas especies atraviesan incluso miles de kilómetros.
Famosa es, por ejemplo, la travesía de las mariposas monarcas, que todos los años se
trasladan desde Norteamérica a sus zonas de invernada en México, recorriendo en los
casos más extremos hasta 4.000 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta.
La mariposa cardera, presente en muchas partes de Europa, es una de las más viajeras:
ostenta el récord de distancia recorrida. Empujada por vientos favorables, consigue
salvar la distancia entre el norte de África y Europa central, logrando pasar por encima
de los Alpes. Incluso ha llegado hasta Islandia tras realizar vuelos de varios miles de
kilómetros. En las regiones tropicales también han sido observadas bandadas de
mariposas volando con una dirección constante sobre los pasos de montaña o a través de
los valles. Tal es el caso de la Utetheisa pulchella. Pero aún hay muchas especies de las
que se sabe poco.
La mariposa más grande del mundo
¿La más grande del mundo? ¿Podemos estar seguros? ¿Es la Chalcosiinae tropical tan
venenosa como sus parientes europeas en el Rín o en el fiordo Sogne de Noruega? ¿O,
tal vez, más venenosa, si cabe?
Tipos de mariposas: adultas, robustas...
Pero al austríaco le importa sobre todo una mariposa: se trata de encontrar entre el
revoltijo de insectos una hembra de Arctiidae –una polilla a la que llaman “oso
peludo”–, fecundada y cargada de huevos, capturarla y exportarla viva. Sólo las orugas
jóvenes y las mariposas adultas son lo bastante robustas como para soportar el vuelo;
los huevos ya puestos, por el contrario, no suelen sobrevivir al aire seco de la cabina.
Karel cerny no es el único investigador en esta húmeda noche tropical. Le acompaña el
“especialista en enanos” Peter Huemer. Este biólogo de Innsbruck captura pequeñas
mariposas que, con frecuencia, son tan parecidas unas a otras que para clasificarlas hay
que hacer un estudio genital. Sólo los órganos sexuales, formados según el principio de
llave y cerradura, son tan singulares que permiten una clasificación segura. Para el
investigador es un trabajo de microscopía de volverse loco.

La vida en pareja de las mariposas Karel Cerny abriga exactamente esa sospecha. Parece que la evolución de las mariposas. parece que quiere llegar al cerebro hasta que el científico consigue ahogarla con algunas gotas de agua. una mariposa búho de pocos milímetros de tamaño se introduce en el oído izquierdo de Cerny. En el futuro. ridiculizados que dedicaron toda su vida a alguna misteriosa criatura. . Los investigadores. A las seis se inicia el breve amanecer tropical y los cálaos (aves grandes y trepadoras) se deslizan hacia la costa como grandes aviones de papel. Entre ellas están los osos de Cernys. en previsión tanto de las temperaturas suaves como de las extremas? ¡Y los investigadores del bicho canasta! ¡Cuánto ingenio invirtieron estos entusiastas hasta descubrir que en esa familia la hembra. ¿qué ventajas puede tener que en muchas especies de mariposas. en realidad. La reparación lleva tiempo. los enigmas. A Peter Huemer le encantan. se pasa toda la vida en un saco tejido por la oruga y camuflado con tallos de plantas o granos de arena! Sólo los machos vuelan. Peter Huemer. Hasta los biólogos se burlaban de los investigadores de la Eriogaster Lanestris. podrían preguntar. O algunas mariposas –de alas atrofiadas– que hace tiempo renunciaron a su capacidad de volar porque en zonas tormentosas o en el duro clima de alta montaña su vuelo tenía consecuencias fatales. en el colmo del desvelo incubador. pues. Unos chalados y unos soñadores. más especies de las que suponemos hasta ahora se hayan despedido del look unisex.Las polillas enanas. su vuelo resulta muy extraño. Aunque las cuestiones sin resolver. una diminuta polilla peluda. estaban oscureciendo la luz de la lámpara y no se dejaban ahuyentar. ¿quién iba a imaginar que. las hipótesis osadas resulten especialmente excitantes. los machos y las hembras vuelen con una indumentaria diferente? Aunque es posible que. Hacia las tres. Cree que en las obras de consulta y en las colecciones hay muchas especies que están mal etiquetadas: parejas que. ¡cuántas cosas asombrosas descubrieron en esta mariposa! ¿Quién hubiera creído que un insecto poco menos que “descerebrado” iba a proteger su puesta del frío de las altas regiones alpinas con la “lana” de la parte posterior de su cuerpo? Y. con apenas tres milímetros de envergadura son para Huemer las verdaderas estrellas. También ha faltado el “oso lanudo”. que tienen una envergadura promedio de entre dos y tres centímetros. A las cinco le pican tres abejas negras que. carente de alas y reducida casi a ser máquina de puesta de huevos. Y aún más las historias de pioneros solitarios y. se referirá con devoción a esta noche del 18 al 19 de noviembre como “mi noche de las noches”: ¡más de 500 especies capturadas! Y eso a pesar de que ha faltado la ayuda de una lluvia ligera. pero aquí se ejercita en el trabajo solidario. además. habrá que esperar a los próximos días. una especie de gran éxito. A la luz de la linterna frontal los ojos facetados brillan como bolas de espejo en una discoteca. O las larvas de la familia de Licénidos que se dejan alimentar por las obreras en los hormigueros e incluso devoran las larvas de hormiga. el experto en mariposas alpinas sin experiencia tropical. a las grandes mariposas las llama “elefantes”. Aunque muchas de ellas compensaron la pérdida con unas fuertes patas saltadoras: mariposas a punto de pasarse al nicho ecológico del saltamontes. Algunos metros valle abajo un enjambre de abejas ha formado un racimo pegado a una de las lámparas especiales para capturar mariposas nocturnas. Normalmente se interesa por ellas con moderación. junto con otras muchas hermanas. Hacia las dos de la madrugada comienza a fallar el transformador del generador y una de las luces explota. Sin embargo. aislaría distintas puestas de forma diferente. a menudo. en el curso de la evolución. no se atiene a las leyes formales de la lógica humana.

pertenecen a especies diferentes. Los “osos lanudos” que busca Cerny pertenecen a la especie Miltochrista punicea y habrán de ser los primeros candidatos para comprobar la hipótesis. lo que podría establecerse en cuanto se conociese la vestimenta específica de cada sexo. tiempo después. en el clima tropical artificial de su laboratorio de Innsbruck (Austria) sea capaz de poner huevos. . Cerny desea capturar una hembra que.