You are on page 1of 6

CAPITULO 8

VIEJO PAÍS.
PRESENTE.

El sueño era uno antiguo. Con Siglos de antigüedad. Y sin embargo, las imágenes eran
tan frescas y claras como esa noche en que todo había cambiado hace muchos eones
atrás.

En lo profundo de su sueño, Xcor vio ante sí la aparición de una mujer llena de rabia, la
niebla arremolinándose sobre su túnica blanca y formando espuma hacia arriba en el
aire frío. Por su apariencia, él sabía de inmediato por qué ella había salido de la espesura
del bosque, pero su objetivo estaba hasta el momento inconsciente de su presencia o su
propósito.

Su padre estaba demasiado ocupado montando su sobre su caballo a una mujer humana.

Salvo que a continuación el Bloodletter vio al fantasma.

A partir de entonces, la secuencia de eventos estaban establecidos como las líneas en las
cejas de Xcor: Gritó alarmado y espoleó a su caballo, mientras que su padre dejó caer la
hembra humana que había cogido y salió disparado hacia el espíritu. Xcor nunca llegó
a tiempo. Siempre, veía con horror como la mujer se levantó de la tierra y llevó a su
padre hacia abajo.

Y entonces el fuego... el fuego que la hembra causaba sobre el cuerpo del Bloodletter
era brillante y negro e instantáneo y que consumió al padre de Xcor, dentro de unos
instantes ya había hedor a carne quemada

Xcor se encontraba en posición vertical en su montura, con la mano agarrando la daga
sobre el pecho, los pulmones bombeando y, sin embargo sin lograr tomar aire.

Plantando las palmas de sus manos en su lecho de sábanas, el hombre se irguió y se
estaba alegre de estar solo en sus aposentos. Nadie necesitaba verlo así.

A medida que él buscó volver á la realidad, su respiración se hizo eco y se recuperó, el
sonido rebotando en las paredes áridas y multiplicándose hasta que parecían gritos. En
una punta, a su voluntad la vela que estaba a su lado en el suelo se encendió. Eso le era
de ayuda. Y luego se levantó para estirar su cuerpo, el proceso de tirar de sus huesos y
músculos y reubicarlos en la alineación adecuada ayudaba a su cerebro.

Él necesitaba comida. Y sangre. Y una pelea.

Entonces sería completamente Él Mismo.

Después de vestirse de un cuero bien trabajado, y poniendo una daga en su cinturón,
salió de su habitación y fue por el pasillo como una corriente de aire. A lo lejos, las
voces profundas y el tintineo de platos de peltre le dijeron que la Primera Comida había
sido servida abajo en la gran sala.

y eso funcionaba bien para mantener a la gente fuera. de alguna manera. tenían problemas.El y su banda de bastardos estaban viviendo en el Castillo donde habían llegado esa noche que su Padre había muerto. Afortunadamente. Lo Cuál era fácil de hacer cuando eras un asesino y que podías desmaterializados a tu voluntad. Después de todo. Los paredes de piedra gruesa. él y sus hombres habían viajado cientos de kilómetros en todas direcciones cada noche en sus cacerías de villanos humanos. él y sus hermanos tenían que permanecer en secreto. sus "crímenes"[2] se toleraban mucho mejor. aunque. por supuesto. Que. su banda de bastardos tenían sus prácticas de tiro. pedófilos y asesinos”. No había ni una sola característica loable[1] en los seres humanos y que era la razón por la cual desataba su ira cuando se trataba de aquellos entre ellos que cometían atrocidades. y la fosa con el puente. . De hecho. estaban todavía muy en su lugar. con su verdadera identidad protegida. no había ninguno. Había sido así desde hace dos décadas. Y con eso. ¿pero los violadores? Ojo por ojo. siempre con la esperanza de que su verdadero enemigo. Ninguno había llegado. enviaría enemigos más apropiado para ellos. Introduciendo la urgencia de venganza en los humanos. sin embargo. dada el predominio del Homo sapiens. Habían esparcido sobre ellos un montón de ficción y verdades completamente sangrientas que proyectaban una sombra susurrante sobre sus tierras y su casa y sus hombres. Por desgracia. y la conclusión de la formación a la cual el pertenecía era que no habían más lessers a la izquierda en Europa y ninguno de ellos estaba por llegar. él y sus soldados habían cumplido con su deber de propagar los mitos sobre la mierda "inquietante" sobre los vampiros por los caminos en la zona de vez en cuando. El destino sabía que si iban para los tipos con moral. dice la Biblia. habían tenido que encontrar maneras de mantener sus habilidades de asesinato afiladas. Los vampiros cazaban solo a “violadores. por lo que tendrían que haber ejecutado asesinos a través de sus recorridos en alguna parte. durante los últimos cien años. Boo! nunca había sido tan jodidamente eficaz. era nada más que un helecho en un bosque de robles. por que sus vecinos de una Aldea Medieval se habían convertido en un Aldea Preindustrial y habían crecido en los tiempos modernos como un pequeña ciudad de cerca de cincuenta mil seres humanos. La fortaleza les convenía perfectamente-y por las razones que los habían atraído por primera vez al lugar. los seres humanos eran como las abejas que salían de una colmena para proteger su territorio. Habiendo por sí solos diezmado la población lesser en el Viejo Mundo. los seres humanos habían llenado el vacío. Y sin embargo. la Sociedad Lesser.

y al segundo que se sentó los demás dejaron de comer. la Sociedad Lesser los había seguido como perros. sus botas aplastando un corredor antiguo. — Bastante bien. Throe si. Los seres humanos que habían construido esta fortaleza habían alineado sus paredes gruesas con tapicería. Pero había un punto en la modernización. se desvanecían en fibras que colgaban desde sus lugares desanimadas. bajando las manos. gastado que debería haber sido reemplazado hace generaciones. sin embargo. El asiento a la cabecera de la mesa estaba abierto para él. se encontraba dispersa en su propia piel. pero Throe tenía otros pensamientos. dejando detrás la mierda para que Xcor y sus bastardos tuvieran que limpiarla. pero las escenas de guerreros a caballos de valor habían envejecido no mejor que cualquiera de las alfombras que tenían: Las tiras. su banda de bastardos se sentaron en sillas talladas. y los seres humanos no sólo eran propagadores interminable de sangre y depravación.La inexistencia era lógica. y comieron en los platos de peltre con cuchillos de caza y tenedores punzantes. sino que estaban fascinados por ella. La guerra había cambiado de continentes desde hace mucho tiempo: Antes. que esta era la forma en que encontraban su presa por toda Europa. El hombre había insistido en que haya un espacio para sus computadoras y que requería un cableado molesto cuyas descripciones no le eran ni muy interesante y tampoco le decían mucho. Bebían cerveza que se fermentada y se impregnado en los sótanos de raíz bajo la tierra. comiendo ciervo y perdices y palomas que habían sido objeto de caza en los terrenos de la finca y habían sido limpiadas en el campo y cocidas en el hogar. en la posición de honor. Por lo menos los lessers podría ser un reto divertido. . el amplio espacio que se desplegada era una cueva de piedra. Allá abajo. cuando la Hermandad de la Daga Negra había viajado para el Nuevo Mundo. no que los otros fueran a saberlo jamás. En verdad. los asesinos seguían a disposición y las batallas avanzaban a buen ritmo y habían buenas luchas. Durante mucho tiempo había sido suficiente desafío. Throe estaba en su derecha. ese sueño olvidado de Dios. Había un poco de electricidad en la mansión-y esto en la mente de Xcor no era necesario. la parte inferior de las costuras crecían ma hasta que seguramente revestirían también los suelos muy pronto. Pero ese tiempo había pasado y los seres humanos no eran rivales verdaderos. Aunque Xcor no sabia leer. y los ojos pálidos del vampiro estaban encendidos. así. con nada más que una mesa de roble enorme establecida anteriormente junto a una chimenea que era tan grande como una montaña. Xcor llevo hacia adelante a su tenedor y lo clavó en un muslo. En frente de la llama de fuego. Un sentimiento de densa insatisfacción le lleno mientras bajaba la escalera afilada con piedra. — ¿Cómo te va? Ese sueño.

. Patético. — Ah. me atrevería a decir que tienes un propósito. mirando fijamente los rostros de las inútiles mujeres humanas. — Un Pequeño Maniaco Degenerado — Eran once. Así él es más bien Un Caliente Pequeño Maniaco Degenerado Throe tomó los papeles y paso su mirada a través de ellos. — Sí. la verdad. — las follaba. El macho humano estaba representado con bastante pelo oscuro con una fractura en la nariz y la frente baja y pesada como un mono. — ¿Cuántas? — Once — No es una docena entonces. El seño fruncido de Throe olía a la desaprobación. Throe? — Sí. — ¿Quiere decir se las follada. tu ya lo has mencionado. En la parte superior... sin embargo. — Aye.— Por su expresión. comprendió con claridad la maldad en ese rostro. — Lo quiero.[3] Throe le ofrecía una impresión que había salido de lo que parecía ser una recopilación de artículos periodísticos. con la esperanza de tener la oportunidad de realizar un servicio público para una raza que no tendría una ceremonia de inducción para dejar de ser sus enemigos. Que era una delicia. No hay duda de que estaba rezando a la Virgen Escriba en este mismo momento. — Él mató las mujeres en Londres. y cuando no hubo respuesta. ¿es lo que quieres decir? Xcor arrancó la carne del hueso con sus colmillos. . trahyner? — A pesar de que ya lo sabía. El guión en la foto y las columnas de la impresión no eran más que un patrón a los ojos de Xcor. Mujeres. Xcor sonrió levemente. — ¿Por qué este hombre en particular. había una fotografía en color negro y blanco y el señaló a la misma. el levantó una ceja. — Él las cortaba mientras estaban vivas y espero hasta que estaban muertas para tenerlas.

esas imágenes de los seres humanos que iban hacia la guerra en caballos que aprobaba y armas que podía apreciar saco la mierda fuera de él. ahora. Los otros simplemente comían. Que había matado a su padre. el impulso se había desvanecido siempre. contenidos esperando a que esta batalla se resolviera de un modo u otro. — Nada. Dentro de los pliegues desvanecidos. Throe exigió. . que era la razón por la cual el lo miraba esperando una respuesta: Por desgracia. Veinte años sin lessers y erradicando a los seres humanos sólo para mantener sus habilidades no tenían ningún tipo de existencia para su equipo o para él mismo. ángulos y arcos. Ellos no iban a ninguna parte sin su consentimiento y aprobación. y Xcor estaba encantado de dejarlo sentarse allí y jugar a ser el chico baterista. existían algunos vampiros que se habían quedado en el Antiguo País. ¿no? Los dedos de Throe empezaron a pulsar en contra de la vieja madera manchada de la mesa. Aunque cuando se trataba de Throe. Su padre había sido tomado por algo de carne y hueso. ¿Donde lo había llevado toda esta demora. Xcor apuñaló a otro trozo de carne y se recostó en su silla de roble macizo. A diferencia de Throe. Esa mujer. él no creía en fantasmas o encantamientos o hechizos y maldiciones. — ¿Qué dice usted?. Lo Cuál no estaba bien. Un héroe. lo que lo hacia a él tan nervioso como su segundo al mando. sin embargo? La decisión jugaba mucho con cristalizarse en su mente una vez más. al igual que le quemaba por dentro el saber que él nunca había encontrado ese fantasma de la mujer. así. beber. con los ojos atraídos por los tapices decrépitos. Así como él. y follar.Y no. O me gustaría haber dicho algo. y él se había quedado en este continente con la esperanza de encontrar entre ellos lo que él sólo había visto en sus sueños. creando formas y estructuras. La sensación de que estaba en el lugar equivocado hormigueaba a lo largo de sus hombros. siempre y cuando ellos pudieran comer. el este no era un viaje solo de el. y el cazador en él quería encontrarlo y matarlo. que se contentaban con pelear cuando y donde fuera elegido por ellos. ese macho había sido atado a él mucho antes que eso. la pesadilla le dio el tipo de estadía-poder que se volvió sola una idea en acción. Y sin embargo. Aunque estaba más que dispuesto a creer en los mitos de la mente humana. el juramento que estos cinco hombres habían tomado la noche de la incineración del Bloodletter la tenia atados a Xcor con cables de hierro. al resto no le importaba que los objetivos fueron elegidos. los tentáculos del sueño de Xcor resurgían en su mente. Y mientras que anteriormente. ¿no? En el silencio.

[1] Loable es ser digno de confianza.. Los planes de viaje estaban de hecho en marcha. Los dedos de Throe de inmediato se calmaron. O quizá no. acá el contexto seria que no se puede confiar en los seres humanos [2] Se refiere a que las desapariciones o lo que ellos hicieran con esos humanos la gente no protestaba. . pensando en que tal vez Throe podría tener la oportunidad de apagar al hombre humano.— Vamos a ir hasta Londres.. — Gracias... [3] Significa “si” . Sin embargo. — el pronunció. Xcor inclinó la cabeza y sonrió para sus adentros. mi señor.