You are on page 1of 1

Este documento es parte de una recopilación -hecha por SOCHITRAN- de noticias, reportajes, artículos, cartas y editoriales aparecidas(os) en algunos

medios,
recogidas(os) desde un poco antes de la implementación del TRANSANTIAGO hasta fines de Diciembre de 2007 que están relacionadas(os) con el Plan. La
utilización de este documento para cualquier otro fin sólo puede ser autorizada por su fuente.

Cartas
El Mercurio, Miércoles 19 de Diciembre de 2007

Informe sobre el Transantiago


Señor Director:
El documentado informe sobre Transantiago elaborado por cuatro magísteres en Transporte egresados de
nuestro departamento ha generado controversia. Al respecto queremos decir que, en lo sustancial, los
profesores de la División Transporte del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile
compartimos el fondo del informe, como se puede observar en la carta abierta que le enviásemos al
ministro Cortázar el 2 de abril del presente año. Son hechos bien documentados en el informe que al inicio
del Transantiago las inversiones fiscales alcanzaban los mil 400 millones de dólares para autopistas
urbanas, una cifra similar para extensiones de Metro, y sólo 185 millones de dólares en el sistema de
buses, al mismo tiempo que la tarifa del Transantiago debía generar cerca de mil millones de dólares
adicionales para nueva infraestructura de Metro y 226 millones de dólares en infraestructura para el
Transantiago. Esto, a pesar de que, de acuerdo con la encuesta Origen Destino de 2001, el 42% de los
viajes motorizados en Santiago se realizaba en bus (personas de menores recursos), contra el 38% que se
realizaba en auto y el 7% que se realizaba en Metro.
Como dijésemos textualmente en nuestra carta de abril al ministro, estas cifras revelan "otro importante
hecho: los niveles de hacinamiento que se observan hoy en el sistema no son una sorpresa, sino un
objetivo de diseño necesario para cumplir con las severas restricciones impuestas"; los escasos recursos
que se asignaron resultaron en un sistema con pocos buses y mucho transbordo.
El porqué los recursos fueron asignados de esta manera es algo que le corresponde explicar al Gobierno,
que propone los presupuestos de la nación, y al Parlamento, que los aprueba. Esperamos que el informe de
nuestros egresados sirva para poner en primera prioridad del debate el importante tema de la asignación de
recursos en el contexto del transporte urbano. No es sostenible tener un ministerio pobre para los buses (el
MTT) y un ministerio rico para los autos (el MOP), implementando políticas en direcciones contrarias.
En lo que respecta al informe de los cuatro ingenieros de transporte, creemos que ha cumplido un papel
muy importante para la sociedad, cual es el de expresar una opinión informada generada por profesionales
especialistas en el tema con evidente independencia, aspectos que valoramos enormemente como
académicos de una universidad pública y que nos esforzamos por inculcar en nuestros estudiantes.
Leonardo Basso Sotz, Ph.D.
Cristián Cortés Carrillo, Ph.D.
Sergio Jara Díaz, Ph.D.
Francisco Martínez, Ph.D.
Marcela Munizaga, Ph.D.
Departamento de Ingeniería Civil-Transporte Universidad de Chile