You are on page 1of 10

c 

   
 

Los primeros mamíferos se originaron a partir de un grupo de reptiles primitivos


hace aproximadamente 200 millones de años y coexistieron con los dinosaurios durante
130 millones de años. La extinción de los dinosaurios fue seguida por una rápida
radiación adaptativa de los mamíferos. La evolución de los primates comenzó cuando
un grupo de pequeños mamíferos, semejantes a las musarañas, trepó a los árboles. La
mayoría de las tendencias en la evolución de los primates parecen estar relacionadas con
adaptaciones a la vida arbórea.

Generalmente se divide a los primates en dos grupos principales: los prosimios,


que incluyen a los loris, galagos, tarseros y lémures, y los antropoides o primates
superiores (que incluyen a los monos, antropomorfos y humanos.

Los prosimios modernos son mayormente animales arborícolas de tamaño pequeño


a mediano y de hábitos nocturnos. En general, se alimentan de insectos o combinaciones
de hojas, frutos y flores. Entre los antropoides, los monos son generalmente más
grandes que los prosimios, tienen cráneos más redondeados y, en general, se los
considera más inteligentes, aunque ésta es una cualidad difícil de medir. Todos los
monos tienen visión estereoscópica completa y son capaces de discriminar los colores y
todas las especies tienen hábitos diurnos. Las hembras muestran cuidado parental y los
machos pueden desempeñar funciones de protección del grupo.

Los monos aparecieron, probablemente, como una ramificación del tronco


prosimio, durante la época Eocena. Comprenden a los monos del Nuevo Mundo -los
Platirrinos ³nariz ancha´ - y a los monos del Viejo Mundo -los Catarrinos ³nariz hacia
abajo´ -. Los Platirrinos evolucionaron en Sudamérica y los Catarrinos en África,
durante el período Oligoceno.

Los antropomorfos, junto con los humanos (Homo sapiens) conforman el grupo
de los hominoides y son parientes de los monos del Viejo Mundo. Los hominoides y los
monos del Viejo Mundo se encuentran dentro del grupo de los Catarrinos.

Los antropomorfos actuales comprenden cuatro géneros: Hylobates (gibones),


Pongo (orangutanes), Pan (chimpancés) y Gorilla (gorilas). Los antropomorfos, con
excepción de los gibones, son de mayor tamaño que los monos y, si se compara el
volumen del cerebro con el tamaño corporal, el cerebro es también más grande. Todos
los antropomorfos son capaces de suspender sus cuerpos de las ramas cuando están en
los árboles aunque, entre los antropomorfos actuales, solamente los gibones se mueven
principalmente por braquiación, es decir, balanceándose sostenidos de un brazo y luego
del otro, con el cuerpo en posición vertical. Se cree que la suspensión vertical ha
desempeñado un papel importante en la transición ocurrida desde estructuras corporales
asociadas con la posición horizontal característica de los monos del Viejo Mundo y de
algunos primates inferiores, hasta la estructura corporal que llevó finalmente a nuestra
posición erecta. Los antropomorfos tienen brazos relativamente largos y piernas cortas y
descansan el peso de la parte frontal de sus cuerpos en sus nudillos. Como resultado de
esto, aun cuando se encuentren en cuatro patas, sus cuerpos se mantienen parcialmente
erectos. Los gibones, orangutanes, gorilas y chimpancés parecen constituir nuestros
parientes vivos más cercanos. La gran cantidad de homologías existentes entre estos
simios y nuestra especie pone de manifiesto que hemos compartido con ellos un
antepasado común más reciente que con ningún otro grupo de primates actuales.

Un árbol filogenético tentativo de los primates

K    
 


La especie humana es una especie animal del tipo de los Cordados, subtipo
Vertebrados, clase Mamíferos, orden Primates, superfamilia Hominoideos, familia
Homínidos, género Homo, especie sapiens.

Las tendencias evolutivas que se observan en los homínidos se engloban dentro


del llamado proceso de hominización, que se caracteriza por:

D r   
 los Homínidos, primates bípedos, habrían surgido hace unos 6 ó
7 millones de años en África, cuando dicho continente se encontró afectado por
una progresiva desecación que redujo las áreas de bosques y selvas. Como
adaptación al bioma de sabana aparecieron primates capaces de caminar
fácilmente de modo bípedo y mantenerse erguidos. Más aún, en un medio cálido
y con fuerte radiación ultravioleta e infrarroja una de las mejores soluciones
adaptativas son la marcha bípeda y la progresiva reducción de la capa pilosa,
esto evita el excesivo recalentamiento del cuerpo. Para lograr la postura y
marcha erecta han tenido que aparecer importantes modificaciones:
· þ 
. Para permitir la bipedestación, el foramen magnum (u orificio
occipital por el cual la médula espinal pasa del cráneo a la raquis) se ha
desplazado; mientras en los simios el foramen magnum se ubica en la
parte posterior del cráneo, en el '    (y en sus ancestros
directos) el foramen mágnum se ha "desplazado" casi hacia la base del
mismo.
· þ
  . La columna vertebral bastante rectilínea en los
simios, en el '   y en sus ancestros bípedos ha adquirido
curvaturas que permiten soportar mejor el peso de la parte superior del
cuerpo, tales curvaturas tienen un efecto "resorte". Otro detalle; las
vértebras humanas son más circulares que las de los simios, esto les
permite soportar mejor el peso vertical.
· K . La pelvis se ha debido ensanchar, lo cual ha sido fundamental en
la evolución de nuestra especie. Los huesos ilíacos de la región pelviana
en los '   (e inmediatos antecesores) "giran" hacia el interior
de la pelvis, esto le permite soportar mejor el peso de los órganos al estar
en posición erecta. La citada modificación de la pelvis implica una
disminución importante en la velocidad posible de la carrera por parte de
los humanos. La bipedestación implica una posición de la pelvis, que
hace que las crías nazcan "prematuras": en efecto, el parto humano es
denominado ventral acodado ya que existe casi un ángulo recto entre la
cavidad abdominal y la vagina que en el pubis de la mujer es casi frontal,
si en todos los otros mamíferos el llamado canal de parto es muy breve,
en cambio en las hembras de '   es muy prolongado y
sinuoso, esto hace dificultosos los alumbramientos.
· K
. Los miembros inferiores se han robustecido, el fémur humano
se inclina hacia adentro, de modo que le posibilita la marcha sin
necesidad de girar casi todo el cuerpo; la articulación de la rodilla se ha
vuelto casi omnidireccional (esto es, puede moverse en diversas
direcciones), es así que el humano a diferencia de sus parientes más
próximos no marcha con las rodillas dobladas.
· K . En los humanos los pies se han alargado, particularmente en el
talón, reduciéndose algo los dedos del pie y dejando de ser oponible el
"pulgar" del pie (el dedo mayor), en líneas generales el pie ha perdido
casi totalmente la capacidad de aprehensión. Se sabe, en efecto, que el
pie humano ha dejado de estar capacitado para aferrarse (cual si fuera
una mano) a las ramas, pasando en cambio a tener una función
importante en el soporte de todo el cuerpo. El dedo mayor del pie tiene
una función vital para lograr el equilibrio de los homínidos durante la
marcha y la postura erecta; en efecto, el pulgar del pie de un chimpancé
es transversal, lo que permite al simio aferrarse más fácilmente de las
ramas, en cambio el "pulgar" del pie humano, al estar alineado, facilita el
equilibrio y el impulso hacia adelante al marchar o correr. Los huesos de
los miembros inferiores son relativamente rectilíneos en comparación
con los de otros primates.


· ã
    
       
Es evidente que la gran
cantidad de modificaciones anatómicas que condujeron del cuadrupedismo
al bipedismo requirió una fuerte presión selectiva. Se ha discutido mucho
sobre la eficacia e ineficacia de la marcha bípeda comparada con la
cuadrúpeda. . Los primeros homínidos de sabana probablemente se vieron
obligados a desplazarse distancias considerables en campo abierto para
alcanzar grupos de árboles situados a distancia. La marcha bípeda pudo ser
muy eficaz en estas condiciones ya que:
· Permite otear el horizonte por encima de la vegetación herbácea en busca
de árboles o depredadores.
· Permite transportar cosas (como comida, palos, piedras o crías) con las
manos, liberadas de la función locomotora.
· Es más lenta que la marcha cuadrúpeda, pero es menos costosa
energéticamente, lo que debería ser interesante para recorrer largas
distancias en la sabana, o en un hábitat más pobre en recursos que la
selva.
· Expone menos superficie al sol y permite aprovechar la brisa, lo que
ayuda a no recalentar el cuerpo y ahorrar agua, cosa útil en un hábitat con
escasez del líquido elemento.
· Pero la bipedestación trajo una desventaja en la reproducción, ya que el
hecho de pasar del cuadrupedismo al bipedismo conllevó un cambio
anatómico de las caderas, con gran reducción del canal del parto que
hacía más difícil y doloroso el alumbramiento.

D Una liberación del suelo de las extremidades anteriores, a consecuencia del


bipedismo, que se transformaron en superiores. Estas se pudieron utilizar para
agarrar y coger alimentos y utensilios, lo que favoreció la construcción de
herramientas y contribuyó al desarrollo de la inteligencia. Con el tiempo las
manos se fueron haciendo menos toscas y con dedos más finos si las
comparamos con las de otros antropomorfos. Además, el pulgar, perfectamente
oponible a los restantes 4 dedos, se hizo más largo en relación con el resto de
los dedos. Las uñas tendieron a reducirse y la piel de los dedos, en especial de
las yemas, acumuló mayor cantidad de corpúsculos sensitivos, haciéndose fina
y delicada, muy sensible.
D Un desarrollo progresivo de la capacidad craneana, de 400 c.c. en chimpancés
a 1.400 c.c. en la especie humana, con el consiguiente aumento de volumen del
encéfalo, en relación con el resto del cuerpo y el consiguiente aumento del
número de neuronas. El número de estas células se vio favorecido por otra
tendencia paralela de la superficie cerebral que ya aparece en otros mamíferos:
el aumento de la superficie cerebral de la corteza al invaginarse ésta y dar lugar
a las circunvoluciones cerebrales; con esta estrategia se consigue un gran
aumento de superficie con mucho menor aumento de volumen y la naturaleza
la ha utilizado en otras estructuras animales como por ejemplo en las
vellosidades intestinales, repliegues pulmonares, etc. Con este espectacular
aumento de neuronas en la corteza cerebral se consiguió una mayor
inteligencia. Se consiguió empaquetar mucha información en un mínimo
espacio. El desarrollo de la inteligencia acarreó de forma paralela el desarrollo
de un sistema de comunicación complejo: el lenguaje hablado.
D El hombre se hace omnívoro, con lo cual los dientes, ya de por si poco
especializados en los primates se especializan menos todavía en el hombre. Al
preparar y cocinar los alimentos se facilita su desmenuzamiento y los dientes se
hacen menos poderosos y se reducen en tamaño y en número (muelas del juicio
en regresión). Además, las manos sirven para llevarse los trozos de alimento a
la boca y los dientes y mandíbulas no tienen que arrancarlos de sus lugares de
origen; esto lo hacen las manos. De esta forma, de caras con ojos pequeños,
frentes estrechas y mandíbulas grandes y prognatas se pasa a caras con frentes
anchas y despejadas, ojos grandes y mandíbulas reducidas y bocas pequeñas.
Las caras pasan de ser anchas por abajo y más estrechas por arriba a lo
contrario: anchas y voluminosas por arriba, en la frente y estrechas por abajo,
en las mandíbulas y boca.

D ã 
: el humano hereda de los prosimios la visión estereoscópica y
pancromática (la capacidad de ver una amplia tonalidad de los colores del
espectro visible); los ojos en la parte delantera de la cabeza posibilitan la visión
estereoscópica (en tres dimensiones), pero si esa característica surge en los
prosimios como una adaptación para moverse mejor durante la noche o en
ambientes umbríos como los de las junglas, en Homo sapiens tal función cobra
otro valor; facilita la mirada a lontananza, el otear horizontes, en este aspecto la
visión es bastante más aguda en los humanos que en los otros primates y en los
prosimios. Esto facilitará el hecho por el cual Homo sapiens sea un ser altamente
visual (por ejemplo las comunicaciones mediante la mímica), facilitará
asimismo lo imaginarioO
D ð   
 pese al conjunto de modificaciones morfológicas antes
reseñadas, desde el punto de vista de la anatomía comparada, llama la atención
una cuestión: Homo sapiens es un animal relativamente poco especializado. En
efecto, gran parte de las especies animales ha logrado algún tipo de
especialización anatómica (por ejemplo los artiodáctilos poseen pezuñas que les
permiten correr en las llanuras despejadas), pero las especializaciones, si suelen
ser una óptima adaptación a un determinado bioma, conllevan el riesgo de la
desaparición de la especie especializada y asociada a tal bioma si éste se
modifica. La ausencia de tales especializaciones anatómicas ha facilitado a los
humanos una adaptabilidad inusitada entre las demás especies de vertebrados
para adecuarse a muy diversas condiciones ambientales.

ð 
   
  

    

 

Años en los que vivió: 4,2/ 3,9 millones de años.

Altura: 152cm.

Situación: África oriental.

Caracter sticas: Es el australopiteco más antiguo. Los restos recuperados más


destacables son una mand bula y un maxilar, que indican una alimentación a base de
frutas y vegetales duros, la tibia reafirma el bipedismo.

     


 

Años en los que vivió: 4/ 2,9 millones de años.

Capacidad cerebral: 400 500cc.

Altura: 105 135cm.

Situación: Etiop a y África oriental.

      
 

Años en los que vivió: 3/ 2,5 millones de años.

Capacidad cerebral: 460 500cc.

Altura: 130 135cm.

Situación: Sudáfrica.

K
     

Años en los que vivió: 2,5/ 2,2 millones de años.

Altura: 150cm.

Situación: África oriental.

K
   
Años en los que vivió: 2,3/ 1 millones de años.

Capacidad cerebral: 550cc.

Altura: 130 140cm.

Situación: Etiop a, Kenya, Tanzania, África oriental.

K
     

Años en los que vivió: 1,8/ 1 millones de años.

Capacidad cerebral: 700cc.

Altura: 140 145cm.

Situación: Etiop a, Kenya, Tanzania, África oriental.

      
 

Años en los que vivió: 3/ 2,5 millones de años.

Capacidad cerebral: 460 500cc.

Altura: 130 135cm.

Situación: Sudáfrica.

  
 

Años en los que vivió: 1,9/ 1,6 millones de años.

Capacidad cerebral: 750cc.

Altura: 150 155cm.

Situación: Kenya.

  

Años en los que vivió: 2,5/ 1,3 millones de años.

Capacidad cerebral: 750cc.

Altura: 140 145cm.

Situación: Etiop a, Kenya, Tanzania y África oriental.

Caracter sticas: Fue la primera especie del género humano. Su cuerpo era parecido al de
los australopitecos, aunque con un notable incremento de la capacidad cerebral y una
reducción del tamaño de la cara y de los caninos. Incorpora en su dieta la carne y las
grasas de animales. Fue constructor de herramientas.

   

Años en los que vivió: 1,8/ 1,4 millones.


Capacidad cerebral: 800 900cc.

Altura: 170 180cm.

Situación: Kenya, África oriental y Sudáfrica.

Caracter sticas: El homo ergaster salió del continente africano y se difundió por Asia y
Europa, donde evoluciono hasta dar lugar a una nueva especie, el homo erectus.

  

Años en los que vivió: 1,8/ 0,3 millones de años.

Capacidad cerebral: Más de 800 1000cc.

Altura: 160 170cm.

Situación: Israel, Java, China y Georgia.

Caracter sticas: Son los primeros hom nidos que se distribuyeron ampliamente por la
superficie del planeta, llegando hasta el sudeste y este de Asia. Descubrieron el uso del
fuego.

   
 

Años en los que vivió: 500.000/ 127.000 años.

Capacidad cerebral: 1000 1400cc.

Altura: 170 180cm.

Situación: Alemania, Inglaterra, Francia, Italia, España, Hungr a y Grecia.

Caracter sticas: este es considerado el antepasado de los neandertales. Trabajó el cuero


para realizar sus vestimentas, y fue un eficaz cazador y recolector.



  
 

Años en los que vivió: 127.000/ 25.000 años.

Capacidad cerebral: 1500cc.

Altura: 160 170cm.

Situación: Alemania, Bélgica, Italia, Francia, España, Gibraltar, Irak, Uzbekistán, Siria,
Israel y Croacia.

Caracter sticas: eran hábiles recolectores y cazadores. Fueron los creadores de una
amplia variedad de útiles de piedra. Empleaban el fuego.

 


Años en los que vivió: 150.000 años.

Capacidad cerebral: 1400cc.


Altura: 165 175cm.

Situación: Sudáfrica, Etiop a, Marruecos, Israel, República checa, Francia, Italia,


Alemania, Rusia, China,

Java, Australia, USA, Brasil y Argentina.

Caracter sticas: Perfeccionó la tecnolog a para hacer herramientas. Desarrolló el


lenguaje simbólico y adoptó el modo de vida sedentario y la agricultura.