INCENDIOS FORESTALES

4

“CAPITALIZACIÓN DE LA EXPERIENCIA” PARA LA LUCHA CONTRA LOS INCENDIOS FORESTALES
Dra. Sabine Delaître y Dr. Francisco Rodriguez y Silva ENSMP, Pôle Cindyniques, Sophia-Antipolis, Francia Sabine.Delaitre@cindy.cma.fr Universidad de Córdoba Departamento de Ingeniería Forestal Unidad Docente de Defensa contra Incendios Forestales, España Fotos: Cedidas por el Autor. 1. INTRODUCCIÓN El presente artículo trata acerca del proyecto relativo a la capitalización de la experiencia derivada de los programas de defensa contra los incendios forestales. Este proyecto tiene por objetivo memorizar toda la experiencia posible sobre la organización de la lucha contra los incendios forestales con el fin de proponer una ayuda para la gestión de la extinción de los mismos. Para ello se requiere el empleo de un sistema de siete fichas AEX (Aprendizaje por la EXperiencia), que ha sido elaborado para responder a las necesidades de la capitalización de la experiencia. La experiencia es considerada, en el primer tiempo, como la historia de la lucha desde el inicio hasta el final del desarrollo del incendio, atendiendo a todos y cada uno de ellos planes de ataque elaborados para controlar y extinguir el incendio forestal. Esta experiencia debe ser objetiva para constituir la memoria colectiva: la memoria de las experiencias sobre la defensa contra los incendios forestales lo más fielmente posible a la realidad. Las dos primeras fichas AEX son necesarias. En un segundo tiempo, la experiencia es considerada como una mirada retrospectiva sobre la organización de la lucha contra estos incendios. Las otras cinco fichas AEX se emplean para capitalizar esta experiencia. El objetivo es obtener un punto de vista sobre la organización de la lucha realizada para mejorar los sistemas de combate proponiendo un acceso a las experiencias pasadas. Y entre ellas, se puede distinguir tanto las eficientes experiencias como las actuaciones equivocadas.

Capitalización de la gestión de medios aéreos. Incendio de Almonaster'97 (Huelva) Tradicionalmente los sistemas y organizaciones empleados por las administraciones responsables en la defensa contra los incendios forestales han venido desarrollando las actividades de extinción, sin destinar en general, un capítulo a la investigación de los acontecimientos derivados de los diferentes incendios acaecidos. El análisis de situaciones, la reconstrucción de los hechos, la movilización de medios a tenor de la evolución experimentada por la propagación dinámica del fuego, son líneas de investigación entre otras, para entender la importancia de la realización del estudio de la “experiencia”, entendida ésta, como capitalización de hechos, circunstancias y resultados. El disponer de una base documental que contenga información sobre la realidad de las vivencias obtenidas a partir de los incendios forestales acaecidos, proporciona la inestimable ayuda de cara a la aplicación de la “experiencia” en incendios de características similares, ésta facilita pues, la eficiencia en los planes de ataque a elaborar. La lucha contra los incendios forestales necesita numerosos datos de conocimiento del campo, información masiva sobre el estado del fuego y experiencia. En la actualidad se vienen empleando diversos sistemas informáticos con el fin de ayudar a la toma de decisión. Ciertos sistemas utilizan el conocimiento del campo o los datos físicos como los simuladores de propagación de fuego. Otros emplean las imágenes satélites que hacen posible la visualización del perímetro del fuego durante el desarrollo. Ninguno de ellos utilizan las

experiencias obtenidas de todas las personas con distinto de niveles de responsabilidad que intervienen en la lucha contra los incendios forestales. En este sentido la comunicación del conocimiento adquirido, representa la capitalización de las experiencias, es la primera fase de la gestión y de la reutilización de la misma. De esta forma se fundamenta el método de capitalización, y se define la experiencia a capitalizar para facilitar su reutilización en situaciones similares.

2. CONSTITUIR UNA MEMORIA COLECTIVA PARA COMPARTIR LA EXPERIENCIA OBTENIDA. El objetivo de la capitalización de la experiencia es obtener una memoria colectiva sobre la lucha y procedimientos operacionales elaborados en cada caso para la extinción, permitiéndose a partir de ella, la posibilidad de compartir la experiencia entre todas las personas de la organización responsables del mando (centros operativos de despacho de medios puestos de mando avanzado, etc.). Esta fase consiste en la presentación de nuestras motivaciones para realizar una memoria colectiva y también determinación de la importancia de esta memoria para dar el acceso a los datos obtenidos tras la capitalización y su correspondiente la difusión.

2.1 MOTIVACIONES El capitalizar permite intercambios entre los responsables del mando y la validación de su experiencia. La capitalización va a convertir la experiencia individual en colectiva, puntual en compartida y olvidada en reutilizada; de esta forma, vuelve la experiencia a ser accesible (Figura 1).

Figura 1: El interés de la capitalización

La experiencia capitalizada y estructurada constituye la memoria colectiva cuyo interés fundamental es compartir los datos extraídos de la experiencia y obtenida a través de los acontecimientos. El acto de compartir los conocimientos percibidos a partir de las situaciones reales vividas se alcanza intercambios de experiencia de lucha entre diversos responsables, que hayan actuado o no. Este compartir de la experiencia puede intervenir a dos niveles; al nivel de la capitalización de la experiencia, y al nivel de la reutilización de la experiencia durante la ayuda dada por el sistema previsto. a) Al nivel de la capitalización de la experiencia

Para realizar la función de capitalización, los responsables que intervinieron para organizar y dirigir los trabajos de control y extinción, actúan desarrollando un papel fundamental ya que ellos son los actores principales de esta función. En este sentido, estos responsables ocupan las mejores posiciones para relatar las actuaciones de la lucha y reseñar su experiencia tanto acertada como desacertada en el proceso operacional del combate. La combinación del sistema de capitalización y de los responsables constituye un espacio de trabajo favorable para los intercambios y para un aprendizaje colectivo. Los responsables son ante todo, autores durante la función de capitalización, pero también pueden ser aprendices durante los intercambios. Los autores son lectores mientras adquieren la experiencia de los otros responsables, y luego se vuelven aprendices: el aprendizaje colectivo está definido. Así pues, una primera forma de acceso a la experiencia queda realizada mediante el proceso anterior. Además, otro tipo de aprendizaje se realiza durante la capitalización después del desarrollo de la lucha, siendo ésta denominada como capitalización en fase post-operativa. Se trata de un aprendizaje individual o "autoaprendizaje". En efecto, el autor obtiene una representación de su propia experiencia lo que proporciona a él la oportunidad para validarla, y así se vuelve aprendiz en su función de validación. 2.2 EL COMPARTIR DE LA EXPERIENCIA b) Al nivel de la reutilización de la experiencia En nuestro caso, para asistir a los trabajos de extinción, la ayuda propuesta se dirige al personal responsable del mando en la dirección técnica ejercida en las diferentes escalas de mando. Estas personas tratan de obtener, por análisis directo y diversos medios de transmisión (vídeo, radio) todas las informaciones posibles sobre la situación actual para analizarla. Después, tienen la responsabilidad de elaborar y aplicar el primer plan de ataque o revisar el plan actual. Esta función de revisión de plan (tarea fundamental de la actividad de la gestión de la lucha) se basa de manera considerable sobre la experiencia y resultados obtenidos. Es por eso, que el proceso de capitalización colabora en esta función de revisión del plan proporcionando a estas personas un acceso a la memoria colectiva, es decir un acceso a las experiencias pasadas que reflejan otras gestiones de lucha y métodos de combate aplicados en ocasiones anteriores. Además de experiencias accesibles, proponemos una ayuda a los responsables del mando para seleccionar las experiencias pasadas en incendios de características similares. Así pues, una segunda forma de acceso a la experiencia se realiza durante la función de revisión y elaboración de plan de organización del ataque, a fin de crear las condiciones de ayuda y consulta que faculten la orientación final de las decisiones. La constitución de una memoria colectiva que da el acceso a las experiencias pasadas y que facilita el compartir al nivel de la capitalización o al nivel de la reutilización, hace posible la obtención de una "red de transmisión de la experiencia" entre los diferentes responsables de la organización, que hayan sido actores o no de las experiencias memorizadas. 3. INVESTIGACIÓNES PARA ELABORAR UN MÉTODO DE CAPITALIZACIÓN. En nuestro estudio, la experiencia a capitalizar está condicionada al escenario de la actividad de gestión de la lucha contra los incendios forestales. Esta capitalización del conocimiento exige una modelación de ello y una elección de representaciones adecuadas a las prácticas de los actores de la gestión de la lucha. Si la modelación del campo ha sido hecha de modo clásico, la definición de la experiencia de capitalizar necesita un análisis preciso de lo que constituye la experiencia concreta de la zona de actuación. La definición de la experiencia pasa antes de todo, por la comprensión y el análisis de la actividad: es decir la organización y gestión de la lucha. Una descomposición de esta actividad en diferentes tareas ha sido realizada y es presentada en la figura 2. Entre ellas, la tarea de revisión de plan ha sido considerada como principal de la actividad. Así la

modelación y la definición de la experiencia están dirigidas por esta tarea.

Capitalización de planes de ataque en incendios con múltiples focos secundarios. Incendio de Almonaster'97 (Huelva)

Figura 2: La descomposición de la actividad de la gestión de la lucha

3.1. Entender la actividad: los métodos de análisis usos Para representar la actividad de la gestión de la lucha, es necesario entender la actividad. En nuestro caso, eso significa saber lo que es un fuego, en que consiste la lucha, y la organización de la lucha (estructura, procedimiento, reglas que rigen la actividad), cual es el papel de cada actor (las diferentes especialidades o funciones y responsabilidades), y cuales son las relaciones entre ellos. Esta idea directriz orienta todos los métodos de análisis utilizados: lecturas y análisis de los documentos teóricos o de formación, entrevistas llevadas a cabo y observaciones realizadas, para identificar las tareas y definir la experiencia de la actividad. Leer y analizar documentos dan una visión formal de la actividad cuando se trata de los documentos sobre la organización operacional como es el caso del Plan Infoca de la Junta de Andalucía, o una vista "ideal" cuando se trata del empleo de manuales de formación en técnicas de la lucha contra los incendios forestales, ambos permiten, sin lugar a dudas, obtener un primer conocimiento de la actividad. Los documentos o informes que se pueden encontrar a los diferentes niveles de la organización, regional (COR), provincial (COP) y subprovincial (CEDEFO), permiten saber cuales informaciones se encuentran a cual nivel. Los objetivos de las entrevistas efectuadas a cada nivel de la organización siguen la idea directriz, pero orientándose sobre la función, sobre las responsabilidades de la persona entrevistada, y sobre las relaciones con la organización y su experiencia en la lucha. La entrevista es el medio con lo que se puede confrontar la teoría y la práctica del personal responsable del mando, y así obtener informaciones sobre su experiencia.

Por fin, las observaciones de ellos durante la lucha proporcionan un punto de vista sobre la práctica, ver un incendio en evolución real, percibir la actividad en tiempo real y gestionar los recursos condicionado al tiempo, gestionar los planes con las limitaciones inherentes de la lucha, sentir el nivel de estrés, y captar los las responsabilidades, proporcionan el conjunto de circunstancias que conforman el proceso de la capitalización de la experiencia. 3.2. Las tareas de la actividad de la gestión de la lucha El objetivo de la gestión de la lucha contra los incendios forestales es aplicar los planes de ataque para extinguir el fuego y para defender el medio ambiente. Un plan, en el caso de la lucha, es un conjunto organizado de operaciones que requieren medios de combate con el fin de alcanzar el objetivo fijo. La actividad realizada por el responsable del mando se divide en dos grandes tareas, una primera de diagnostico de la situación y una segunda de planificación si se trata del primer ataque o de revisión de plan si se trata de los ataques siguientes.

Control de frente de avance en divisoria por combinación simultánea de recursos trerrestres y aéreos. Incendios Estepona'99 (Málaga).

La revisión de plan se traduce por la reevaluación de la adecuación del plan actual, la elaboración de las modificaciones para mantener o mejorar la adecuación, y la aplicación de estas modificaciones. Además, el fuego es un fenómeno dinámico que evoluciona en un mundo real. Así, la actividad depende de un medio ambiente dinámico, que se caracteriza por la presencia de acontecimientos no deseados. Estos acontecimientos actúan de manera interactiva con la actividad de modo más o menos importante e incitan al responsable a reaccionar. Esta reacción se traduce por un diagnostico de la situación y está frecuentemente seguido por una revisión del plan si el diagnóstico realizado revela que el acontecimiento perturba el plan actual. Durante la lucha el compartir la experiencia puede ser lo más provechoso para la tarea de revisión. Como queremos definir la experiencia a capitalizar, nuestra atención se dirige sobre la experiencia utilizada en esta tarea. La tarea de revisión de plan necesita conocer entre otros: - el estado físico del fuego (evolución, tipo, parámetros que caracterizan los diferentes frentes), - el contexto ambiente o los parámetros que influyen de modo físico el fuego, como la topografía, la vegetación o la meteorología, - la zona y sus infraestructuras, como las viviendas o las zonas de camping,el plan actual - el acontecimiento revocando el plan, - los medios disponibles y su función para elaborar las modificaciones del plan. Todos estos últimos puntos están presentes en la experiencia a capitalizar, ya que representan el contexto de revisión: así pues el contexto de la experiencia utilizada de la revisión. Esta experiencia está descrita por: - las acciones y decisiones tomadas para aplicar las modificaciones de plan, - las justificaciones o explicaciones de esta toma de decisión, - y los efectos de éstas.

Esta experiencia se sitúa en un episodio de revisión después de la lucha, durante la capitalización de la experiencia en fase post-operativa. Un punto importante está en poner de relieve, la extensión espacial y temporal de este episodio en relación con el desarrollo de la gestión contra el fuego. La siguiente parte cumple este punto. 3.3. La estructura de la experiencia Esta parte propone la estructura elegida para representar la actividad y su división espacial y temporal. El desarrollo del fuego, desde su inicio hasta su final, está compuesto según el eje de tiempo, por un conjunto situaciones sucesivas. Cada situación corresponde a la descripción de la lucha para extinguir el fuego y para proteger las áreas forestales, a un momento del desarrollo del fuego. La lucha efectuada está descrita por un conjunto de planes, y cada de unos se aplica a un sector que divide la situación de modo espacial. Entonces, la descomposición de la gestión de la lucha está determinada por una división temporal, que es la gestión de la lucha realizada durante una situación, y por una división espacial, que es la gestión de la lucha llevada en un sector. La división espacial define la extensión del episodio de revisión de plan. Los conceptos principales estructurando el conocimiento relativo a la gestión de la lucha contra los incendios forestales son: - la situación descrita por el estado del avance del fuego en un instante (t) y la lucha llevada por la descripción del plan de ataque. Una nueva situación está considerada en cuanto el plan debe ser modificado después que un acontecimiento haya revocado el plan - el sector es el concepto que divide la situación. El ejemplo en el anexo presenta una situación dividida en dos sectores (véase el croquis de la ficha AEX2). Mientras un fuego se propaga el (los) frente(s) va(van) direccionalmente hacia diferentes zonas geográficas. Las zonas están diferenciadas según la topografía, la vegetación, las infraestructuras, etc. Así pues, diferentes procedimientos operacionales de lucha deben ser considerados y realizados para guardar la idoneidad precisa a las características zonales. Es por eso, que la situación está compuesta de sectores, cada de uno de ellos caracterizado por un frente activo (versus extinguido), el plan de ataque contra este frente, y una zona de futuro alcance (el avance geográfico del fuego), - el plan de ataque describe la organización de las operaciones efectuadas y de los medios de combate requeridos para alcanzar un objetivo concreto de lucha. - el acontecimiento es el concepto que va a provocar la revisión de plan si esto implica un cambio obligado del plan, cuando las circunstancias impuestas por el acontecimiento generado, implican una nueva situación. En este caso, el acontecimiento recibe la denominación de acontecimiento revocador. Puede ser de diferentes formas: una reactivación de frente, un cambio significativo de un parámetro meteorológico como la velocidad o dirección del viento, y puede tener diferentes consecuencias. En el ejemplo, el acontecimiento puede venir representado por una entrada de un nuevo medio de combate,(véase la ficha AEX2 en anexo). Por el análisis efectuado a través de las lecturas y análisis de documentos, las entrevistas y las observaciones, la definición de la experiencia alcanzada se captura a modo de registros de las decisiones y acuerdos tomados en la dirección técnica de la extinción mediante el empleo de las denominadas herramientas de capitalización, definidas por la serie de fichas AEX. Siete fichas han sido elaboradas, distribuidas y utilizadas durante la campaña 98 en cada una de las provincias de la organización operacional de la lucha contra los incendios forestales de Andalucía. Esta elaboración ha sido hecha de modo interactivo con los técnicos y los agentes forestales que pueden intervenir como responsables del mando. Y también han procedido a la validación de estas fichas. Con el fin de mostrar el procedimiento de capitalización seguido se expone a continuación el método y herramientas empleadas para poder objetivizar las experiencias reales.

4. CAPITALIZAR: EL MÉTODO Y LAS FICHAS AEX Este apartado tiene como objetivo la presentación del método de la capitalización y de las herramientas que constituyen la serie de las fichas AEX (Aprendizaje por la EXperiencia).

4.1 El método La capitalización de la experiencia se dirige a la constitución de la memoria colectiva de la actividad. Ella debe, en consecuencia, representar la actividad realizada de la mejor forma posible, favorecer la obtención de la experiencia, y adquirir un nivel de información suficiente para la reutilización de la experiencia. Las personas encargadas que realizan esta actividad, directamente implicados en la ejecución de la actividad están llamados para intervenir como autores para efectuar el proceso de capitalización, ya que toda persona autora de decisiones ejecutivas en el plan de ataque, es la única que puede expresar los hechos y decisiones tomadas especialmente en lo referente a su experiencia. Su intervención ha sido dividida en dos, una primera parte para la colecta de los hechos, y una segunda para la exposición de su punto de vista critico sobre los hechos. Así, dos vías de capitalización han sido identificadas y necesitan la experiencia del actor. A) La experiencia presente en la actividad La experiencia de la actividad puede disociarse en dos: la experiencia operativa (útil para la lucha) y la experiencia post-operativa (útil para comprender la gestión de la lucha). La experiencia operativa sirve para aprender las consecuencias del acontecimiento acaecido, con el fin de analizar la adecuación del plan de ataque actual, para elaborar la revisión de plan y para aplicar las modificaciones. La experiencia post-operativa, hace posible una mirada critica sobre la fase operativa registrada a través justificaciones de la elección de ataque, explicaciones, comentarios, mejoras posibles y también opciones de ataque que habrían sido posibles. Poseer estos dos tipos de experiencia permiten representar con mejor calidad la actividad. Esto implica dos adquisiciones de experiencias, por ello se proponen dos vías de capitalización de experiencia. B) Las dos vías de capitalización de la experiencia Dos vías han sido distinguidas para efectuar la capitalización de la experiencia: la colecta de experiencia en fase operativa y el código en fase post-operativa. 1- La colecta de la experiencia en fase operativa permite la capitalización de la experiencia sobre la gestión de la lucha durante el desarrollo del fuego. La experiencia memorizada refleja una situación de urgencia por la descripción de las decisiones y acciones tomadas y resultados de estas mismas. Esta experiencia caracteriza la experiencia episódica de la memoria colectiva sobre la actividad. 2- El código en fase post-operativa permite obtener informaciones suplementarias o complementarias, un análisis critico de la lucha llevada a cabo. Así, este código proporciona una mejora comprensión de la gestión de la lucha. Esta capitalización integra un proceso humano de análisis, es por eso que utilizamos dos palabras diferentes la colecta y el código para hacer la diferencia entre las dos vías de capitalización. A través del código, los responsables pueden volver sobre sus decisiones, acciones, justificarlas, y formular opciones diferenciadas o modificadas de las realmente acordadas. En fase post-operativa, las personas pueden tomar decisiones debidamente sopesadas sobre la gestión de la lucha realizada ya que no están en situación de tensión. Este código requiere la experiencia de estas personas que gestionan la lucha. C) Justificación del momento operativo de la colecta La capitalización de la experiencia, además de la constitución de la memoria colectiva, debe facilitar la reutilización de la experiencia. Para reutilizar la experiencia, un primer punto a satisfacer, es la recuperación en memoria común de la experiencia vivida y acontecida. La recuperación de la experiencia prevista se basa sobre el principio de la analogía. Se trata de comparar dos situaciones: una situación pasada y una segunda actual y de estimar si ellas están similares. Una comparación entre dos elementos puede hacerse si los elementos tienen la misma naturaleza. Como nuestro objetivo es ayudar a los responsables del mando en la fase operativa de la gestión de la lucha, la situación actual es una situación de urgencia. Así parece necesario poder distinguir en la situación acontecida la situación de

urgencia asociada. Por ello es indispensable realizar la capitalización en el momento del desarrollo de los acontecimientos operativos. 4.2 Las fichas AEX: la herramienta de capitalización de la experiencia Es objeto de este apartado la presentación de las fichas AEX y la definición metodológica del uso de las mismas. En este sentido se puede indicar que el proceso de comprensión acerca de la gestión de las mismas requiere de la atención a las siguientes fases: - relativa al procedimiento general, - relativa a la guía para cumplimentar cada una de las fichas, Para facilitar la comprensión acerca del uso de las fichas, se ilustra en el anexo un ejemplo de aplicación. Las fichas elaboradas son las siguientes : AEX1 AEX2 AEX3 AEX4 AEX5 AEX6 AEX7 : : : : : : : Parte de la detección Parte de la situación Informe sobre el primer ataque Informe de operación Realizada Informe sobre la distribución de los medios utilizados Informe sobre un incidente acaecido Informe sobre un medio que ha encontrado un problema durante el incendio

A) ¿Cuándo completar estas fichas? Las dos primeras fichas AEX1 y AEX2 deben ser rellenadas durante el desarrollo de los trabajos de extinción, es decir durante la fase operativa, y las otras tras la conclusión de la extinción, en la que se denomina fase post-operativa. B) ¿A quien están destinadas estas fichas? En el cuadro siguiente (Figura 3), se presentan identificados los destinos en los cuales se puede encontrar la información necesaria para que las fichas puedan ser cumplimentadas. Nombre de la ficha Lugar para completar la ficha AEX1 COP, CEDEFO AEX2 COP-UMMT* AEX3 COP-UMMT*,CEDEFO AEX4 COP-UMMT* AEX5 COP-UMMT* AEX6 COR,COP-UMMT*,CEDEFO AEX7 CEDEFO Figura 3: Identificación de los destinos en los cuales se puede encontrar la información necesaria. * COP-UMMT: V.G técnicos de extinción y de la UMMT

C) Procedimiento • La serie completa de las fichas se ha de realizar para cada uno de los incendios que requiera la presencia de la UMMT, en el caso de un incendio menor bastará con completar las fichas AEX1 y AEX3. • Las fichas deben ser completadas con la máxima precisión, y lo más fielmente posible a la realidad. • Para cada ficha existe el momento idóneo para complimentarla, este hecho es muy importante y debe ser respetado. Así AEX1 ha de ser rellenada inmediatamente tras detectar el o los focos de inicio del incendio; AEX2 durante el desarrollo de los trabajos de extinción del incendi y AEX3, AEX4, AEX5, AEX6, AEX7 deben ser completadas una vez finalizado el incendio.

• Si por algún motivo las fichas AEX1 y AEX2 no pudieron ser completadas en su momento, se podrán rellenar posteriormente siempre justificando el retraso. El motivo puede ser sencillamente la carencia de tiempo, olvido, o no disponibilidad de algún dato. Esto debe quedar reflejado en el recuadro de observaciones. • Si se necesita describir de forma más detalla algún suceso, observación concreta, punto, etc. de la lucha, y ninguna ficha corresponde a la necesidad surgida, es posible ampliar una ficha incluyendo un anexo o crear una nueva ficha para ello. • Para crear una nueva ficha, basta identificar el incendio (siguiendo el modelo de la ficha AEX2), indicar su función y su posición dentro del mismo, además del objetivo de la nueva ficha para describir suceso, observación, punto, etc. • Para completar los datos de las fichas con la máxima precisión hay que tener en cuenta: 1. si una información no puede ser medida por algún motivo, su valor puede ser estimado, siendo identificado gráficamente a continuación por el símbolo“{es}” (estimación). 2. si es necesario se podrán realizar dibujos para describir mejor una información. Ejemplo: la forma del humo.

Vehículos PAIF, herramientas necesarias para la documentación de las fichas..

D) Guia para cada una de las fichas. Todas las fichas sirven para elaborar la memoria colectiva: la experiencia. • AEX1 Título: PARTE DE DETECCIÓN El punto más importante es el recuadro denominado “Ambiente Operativo”. En él se especifican las circunstancias en las que el incendio se declara y el entorno en el que se llevará a cabo la lucha. Además es necesario conocer el dispositivo de prevención y los medios presentes antes del inicio del incendio, y aquellos que pueden ser utilizados en la lucha. • AEX2 Título: PARTE DE SITUACIÓN Esta ficha se compone de dos paginas. Es necesario realizar tantas fichas AEX2 como situaciones diferentes se presenten en la evolución del incendio desde el primer ataque hasta el final del mismo. Nunca debe realizarse una única ficha AEX2 para cada incendio, es necesario presentar varias fichas para definir la evolución dinámica del fuego. En la descripción de una situación, hay dos puntos importantes: • Primer punto: es necesario identificar las relaciones entre el objetivo de la operación y los medios requeridos para esta misión. • Segundo punto: el croquis. Esta ficha está destinada al director técnico de extinción, y si es necesario será completada por el técnico de operaciones de la UMMT, describiendo una nueva situación y dibujando el croquis correspondiente.

• AEX3 Título: INFORME SOBRE EL PRIMER ATAQUE (PA) Esta ficha siempre debe ser completada con la máxima precisión para todo incendio de la campaña. Debe rellenarse al final del incendio. • AEX4 Título : INFORME DE OPERACIÓN REALIZADA Existirán tantas fichas AEX4 como operaciones (planes operacionales) se realicen en la extinción del incendio. Se completará una vez finalizado el incendio, analizando si las operaciones realizadas han sido más adecuadas o en caso contrario se deberán indicar las alternativas posibles para el incendio en cuestión. • AEX5 Título: INFORME SOBRE LA DISTRIBUCIÓN DE LOS MEDIOS UTILIZADOS Para obtener su punto de vista sobre la organización de la lucha realizada, esta ficha es la necesaria y también solicita su experiencia. Esta ficha debe ser completada cada vez que la distribución de los medios durante un plan de ataque no aparece como óptima para la mejora lucha posible. • AEX6 Título: INFORME SOBRE UN INCIDENTE SOBREVENIDO Esta ficha no es necesario que sea completada si durante el desarrollo del incendio no se produce ningún incidente. Esta ficha puede ser completada por varias personas que han participado a la lucha, por ejemplo una persona de un reten, el piloto del helicóptero o del avión anfibio, etc. Es importante identificar el incidente, la causa del incidente y la influencia del incidente sobre la lucha (denominado por el término “consecuencias” en la ficha). • AEX7 Título: INFORME SOBRE UN MEDIO QUE HA ENCONTRADO UN PROBLEMA DURANTE EL INCENDIO Esta ficha no es necesario que sea completada si durante el desarrollo del incendio no se produce ningún problema. Esta ficha puede ser completada por varias personas que han participado a la lucha. Por ejemplo, si el helicóptero ha encontrado un problema, por ejemplo: dificultad de vuelo, dificultad en operaciones de carga de agua, etc. entonces es necesaria que el piloto complete esta ficha. Es importante identificar el problema, la causa del problema y la influencia del problema sobre la lucha.

5. BIBLIOGRAFÍA - S. Delaître, J.L. Wybo Using experience to manage fire fighting. A new way of support. DELFI, International Symposium "Forest Fire : Needs and Innovations" 18-19 November 1999, Athens, GreeceVolume of Proceedings, pp 83-87 - J.L. Wybo, S. Delaître, M.C. T-Eyquem Analyzing and managing Forest Fire using Experience Sixth Annual Conference of the International Emergency Management Society June 7-11, 1999, Delft, The Netherlands TIEMS'99, Proceedings, pp 386-392

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful