Mini Centrales Hidroeléctricas

Flotantes de Aprovechamiento
Cinético


Universidad Politécnica de Madrid
Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales
Departamento de Tecnología Energética y Fluidomecánica.
Unidad Docente de Termotecnia



Tutor : D. José Antonio Fernández Benítez
Alumno : Norberto Cuenca Candel
cuencan2@cti.ecp.fr


2

Abstract
The goal of this project is to study of the possibilities of capturing
a part of the kinetic energy contained in the moving water masses to
produce electricity in industrial scale.
The first part of the project explains the design of the proposed
floating hydro plant. This plant is has two horizontal axis rotors placed
inside of a diffuser tube and completely submersed inside the current.
Those tubes are hanging from the lower part of a supporting structure
which floats thanks to the buoyancy provided by two side buoy skids. An
electric generator, a multiplier gear box and the origin of the electric line
are placed on the out water part of this structure.
This floating design allows to place the hydro plant on the
maximum velocity point of the water current and simplifies
transportation. Those plants will not need any kind of dam or any other
obtrusive civil works that would modify the natural course of the water.
Only an anchoring point is required.
The second part of the project studies the applicability of those
hydro plants by exploring it’s economical aspects and the existence of
suitable sites to be installed.



3

Agradecimientos

Me gustaría agradecer su ayuda y colaboración a D. Alfonso Palma y D.
Pedro Fernández del CEDEX, D. José Carlos Tejedor de la Confederación
Hidrográfica del Duero, al servicio de hidrología de la Confederación
Hidrográfica del Ebro, a D. Manuel Floriano de la Confederación Hidrográfica
del Guadalquivir, a D. Antonio Crespo, Catedrático de Mecánica de Fluidos, y
muy especialmente a mi tutor D. José Antonio Fernández Benítez .
También me gustaría agradecer su apoyo a mi familia y amigos.




4

1 Índice
1 ÍNDICE 4
2 INTRODUCCIÓN 9
2.1 ORÍGENES DEL PROYECTO 11
2.2 CARACTERÍSTICAS DE LAS MCHFAC 13
2.2.1 POR QUÉ FLOTANTE? 13
2.2.2 VENTAJAS DE LA SUPRESIÓN DEL AZUD. 14
2.2.3 MODULAR Y COMPACTA 14
3 ANTECEDENTES Y PRODUCTOS EN EL MERCADO 15
3.1 AQUAIR 15
3.2 AMAZON AQUACHARGER 15
3.3 PROTOTIPO DE LA NORTHERN TERRITORY UNIVERSITY 16
3.4 TIDAL ENERGY 17
3.5 CENTRAL MAREOMOTRIZ DE LA RANCE 19
3.6 ESTADO DEL ARTE 21
4 PRINCIPIOS TEÓRICOS Y CÁLCULOS 23
4.1 TEORÍA DE BETZ 24
4.2 OTROS PLANTEAMIENTOS POSIBLES. SISTEMA CON DIFUSOR 28
4.2.1 PÉRDIDAS DE CARGA 34
4.2.2 EFECTO DE REMANSO 37
4.2.3 RENDIMIENTO DEL ROTOR 38
4.2.4 TAMAÑO DEL DIFUSOR 40
4.3 DISEÑO DEL ROTOR 41
4.3.1 DISPOSITIVOS BASADOS EN EL ARRASTRE 41
4.3.2 DISPOSITIVOS DE SUSTENTACIÓN 43


5
4.3.3 MODELO DE CORONA DE ROTOR. 43
4.3.4 CURVAS CARACTERÍSTICAS DEL ROTOR. 45
4.3.4.1 NÚMERO DE ASPAS 47
4.3.4.2 FORMA DE LAS ASPAS 48
4.3.4.3 TORSIONADO DE LAS PALAS 51
4.3.4.4 PROPIEDADES DEL PERFIL AERODINÁMICO EMPLEADO 51
5 MODELO PROPUESTO 56
5.1 VISIÓN GENERAL 56
5.2 ROTOR 58
5.2.1 NÚMERO DE ASPAS. 58
5.2.2 GEOMETRÍA DE LAS ASPAS. 58
5.2.3 PERFIL. 60
5.2.4 ENSAMBLAJE. 60
5.2.5 TAMAÑO. 61
5.3 CARCASA DEL ROTOR. DIFUSOR 62
5.3.1 TUBO-DIFUSOR 63
5.3.2 FORMA HIDRODINÁMICA. 64
5.3.3 BORDE DE ATAQUE Y BORDE DE SALIDA. 65
5.3.4 ESTATOR 66
5.3.5 TOBERA-VENTURI 67
5.4 FLOTACIÓN 69
5.5 TRANSMISIÓN Y MULTIPLICADOR 70
5.5.1 TRANSMISIÓN DESDE EL EJE. 71
5.5.2 TRANSMISIÓN DESDE LA PERIFERIA. 73
5.5.2.1 MEDIANTE CADENA O CORREA. 75
5.5.2.2 MEDIANTE ENGRANAJE. 76
5.5.3 MULTIPLICADOR 76
5.6 ALTERNADOR 78
5.6.1 ALTERNADORES ASÍNCRONOS EN CONEXIÓN DIRECTA. 79
5.6.2 ALTERNADORES SÍNCRONOS Y CONEXIÓN MEDIANTE INVERSORES DE FRECUENCIA.
80
5.6.3 CRITERIOS DE ELECCIÓN 81


6
5.7 PROTECCIÓN 83
5.7.1 REJILLAS 84
5.7.2 REFUGIO 85
5.7.3 BALIZAS Y SEÑALIZACIÓN 86
5.8 ANCLAJE Y CONEXIÓN A TIERRA 87
5.8.1 ANCLAJE AL FONDO CON CABLE PARALELO A LA CORRIENTE 89
5.8.2 CABLE TRANSVERSAL AÉREO 89
5.8.3 CABLE TRANSVERSAL SUMERGIDO. 91
5.9 MODULARIDAD 92
5.9.1 ASOCIACIÓN EN PARALELO 93
5.9.2 ASOCIACIÓN EN SERIE 93
5.10 MANTENIMIENTO 94
5.10.1 CORROSIÓN 95
5.10.2 CRECIMIENTO DE ALGAS 95
5.10.3 ENGANCHE DE MATERIALES 95
5.10.4 ACCESIBILIDAD 96
6 PLANOS 97
7 ASPECTOS ECONÓMICOS, VIABILIDAD 98
7.1 COSTES 98
7.1.1 COMPARACIÓN CON MINI HIDRÁULICAS Y EÓLICAS 99
7.1.2 ESTRUCTURA DE COSTES DE LA MCHFAC 103
7.1.2.1 PATINES 104
7.1.2.2 TUBO-DIFUSOR 104
7.1.2.3 CHASIS-ESTRUCTURA 105
7.1.2.4 CABLES 105
7.1.2.5 ROTOR-BUJE-ESTATOR 105
7.1.2.6 TRANSMISIÓN 106
7.1.2.7 ALTERNADOR Y SISTEMA ELÉCTRICO 106
7.1.2.8 ENSAMBLAJE 106
7.1.2.9 VARIOS 107
7.1.3 PARQUE DE MCHFAC 107
7.1.3.1 OBRA CIVIL-ANCLAJES 108


7
7.1.3.2 EQUIPOS ELÉCTRICOS 108
7.1.3.3 INGENIERÍA 109
7.2 ESTIMACIÓN DE LA PRODUCCIÓN ELÉCTRICA 109
7.2.1 CONTENIDO ENERGÉTICO DE LA CORRIENTE 109
7.2.2 ESPECTRO DE VELOCIDADES DE UN RÍO. 110
7.2.2.1 ESTACIONES DE AFORO 111
7.2.2.2 OBTENCIÓN DE VELOCIDADES 112
7.2.2.3 DATOS EXISTENTES 112
7.2.2.4 CURVA DE CAUDALES CLASIFICADOS. 113
7.2.3 CURVA DE POTENCIA DE LA MCHFAC 114
7.2.3.1 COEFICIENTE DE POTENCIA CP 115
7.2.4 PRODUCCIÓN ANUAL 116
7.2.5 FACTOR DE CAPACIDAD 116
7.3 PROYECTO DE INVERSIÓN 117
7.3.1 HORIZONTE TEMPORAL 117
7.3.2 COSTE DE OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO 117
7.3.3 TARIFAS ELÉCTRICAS 118
7.3.4 FONDOS GENERADOS 118
7.3.5 TASA DE ACTUALIZACIÓN 119
7.3.6 FLUJOS DE CAJA 120
8 EMPLAZAMIENTOS 122
8.1 EUROPA 122
8.2 RESTO DEL MUNDO 123
8.3 EMPLAZAMIENTOS MARINOS 127
9 MODIFICACIONES Y MEJORAS 129
9.1 EJE VERTICAL 129
9.2 MODIFICACIONES EN EL CAUCE 130
9.3 RENDIMIENTO CONTRA COSTE 130
10 CONCLUSIONES 131


8
10.1 RESULTADOS 131
10.2 LIMITACIONES 131
10.3 TRABAJOS FUTUROS 132
11 APÉNDICE A 133
12 APÉNDICE B 134
13 BIBLIOGRAFÍA 135
14 SITIOS WEB 136




2 Introducción
En la actualidad, el aprovechamiento energético que se hace de los ríos
se basa exclusivamente la “acumulación” de energía potencial. Una parte de la
energía solar que llega a la superficie de la tierra se emplea en evaporar
grandes cantidades del agua que se encuentra en estado líquido en la
superficie. El vapor producido, asciende, forma nubes y gana energía potencial.
Con las lluvias una fracción de esta agua cae en zonas elevadas de los
continentes. En este primer descenso se pierde una parte de la energía
acumulada por la fricción de las gotas con el aire en su caída hacia la tierra.
Otra parte queda “almacenada” en la corriente de agua y se emplea en recorrer
el camino que separa el punto de precipitación sobre el continente hasta el
mar.
El contenido energético de un kilogramo de agua precipitado dependerá
de su elevación con respecto al nivel del mar (considerado éste como la cota
de potencial nulo). A lo largo del viaje que ese kilogramo de agua realiza en el
cauce de un río pierde su energía al descender de cota. Utilizando las
tecnología hidroeléctrica actual, sólo se aprovechará el equivalente a la suma
de las alturas de todas las presas que encuentre en su camino del total de la
energía potencial inicial.
Por supuesto el caudal del río aumenta a medida que se aleja de sus
fuentes. En un punto determinado del curso hay aportaciones provenientes de
cotas diferentes. Independientemente de este hecho, sólo una mínima parte del
salto total (Cota
nacimiento
– Cota
desembocadura
) está aprovechada en forma de
embalse.
Si tenemos en cuenta el aumento del caudal en el curso del río en
función de la cota, podríamos expresar de forma aproximada la potencia total
generable por un río como:

=
nacimiento Z
ura desembocad Z
total
dz z g z m Ep · · )· ( &
(1.1)


10
Y la potencia instalada en forma de centrales y minicentrales hidráulicas
sería:


∆ = =
presas Altura
esas
i i instalada
z g z m dz gz z m Ep
Pr
) ( ) ( & &
(1.2)
Para la mayoría de los grandes ríos se cumple que:
total instalada
P P <<<
Este hecho podría representarse gráficamente de la siguiente forma:
El resto de la energía máxima disponible se va transformando en
energía cinética a medida que la corriente avanza. La velocidad de la corriente,
sin embargo, no crece indefinidamente. La experiencia nos indica que los ríos
no se embalan, sino más bien lo contrario. ¿Dónde va a parar la energía
entonces?: Se pierde en forma de rozamientos con los fondos, en el arrastre
de sedimentos, al producir la erosión, en turbulencias etc.
El objeto de este proyecto es la concepción y estudio de la aplicabilidad
de un sistema capaz de “capturar” una parte la energía cinética contenida en la
corriente de los ríos. Se pretende obtener algún provecho energético de los
amplios intervalos de los cursos fluviales en los que por diversas razones no se
deba o no se pueda embalsar el agua para su aprovechamiento energético-
potencial.
Distancia al nacimiento
Cota aprovechada
Cota aprovechada Cota
Cota aprovechada
Perfil del río
Figura 2.1
Cota
aprovechable


11
Algunas de estas razones son, por ejemplo:
- Cauces demasiado planos en los que sería difícil obtener un salto
importante y que anegarían extensas zonas de sus riberas de ser embalsados.
- Ausencia de un emplazamiento adecuado para ubicar el azud a causa
de: terrenos con una sismología, geología o morfología, adversas, dificultades
para construir la cimentación . . .
-Inviabilidad económica.
-Rechazo social.
-Impacto en la navegación.
-Impacto ecológico. Etc.
2.1 Orígenes del proyecto
La observación de varios hechos conduce a la idea de partida de las
Mini Centrales Hidroeléctricas Flotantes de Aprovechamiento Cinético
(MCHFAC de ahora en adelante) :
1- El auge del aprovechamiento de la energía eólica: Se ha logrado
construir aerogeneradores capaces de producir cantidades importantes de
electricidad, a precios competitivos y capaces de conectarse a la red general
de distribución sin distorsionarla. Estas máquinas también “extraen” la energía
cinética de una masa de fluido en movimiento. El aire es unas mil veces menos
denso que el agua. Si se da la igualdad en el resto de variables, una corriente
de agua será mil veces más energética que una de aire.


12
1
2
3
4
5
0
100
200
300
400
500
600
700
800
900
1000
1100
P
o
t
e
n
c
i
a

(
K
w
)
Diamet ro ( m)
V el ocidad ( m/ s)
Potencia cinetica del agua que atraviesa una seccion circular en funcion de su
diametro y la velocidad de la corriente
1
1,5
2
2,5
3
3,5
4
4,5
5
5,5

Hace falta matizar esto pues no es imaginable utilizar superficies de
captación en los ríos tan monstruosas como las que se utilizan hoy en día para
el viento. Por otra parte las velocidades de los cauces que se quieren
aprovechar es bastante menor y este factor que interviene elevado al cubo en
la expresión de la potencia. También es cierto que la velocidad de un río
permanece mucho más constante en el tiempo, es mejor conocida de forma
histórica y puede ser predicha a partir de los datos de las precipitaciones.
Por todo ello parece razonable pensar en “hidrogeneradores” con
potencias del mismo orden de magnitud que los aerogeneradores si se
aprovecha el efecto positivo del factor densidad y se seleccionan
emplazamientos de fuertes corrientes.
2- La existencia de centrales mini hidráulicas que son rentables: a pesar
de sus pequeñas potencias, de su ubicación a veces difícil o de las grandes
distancias a un punto de conexión a la red. Estas centrales son capaces de
aprovechar pequeñas potencias muy dispersas hasta sumar una componente
importante del total hidráulico instalado.
Figura 2.2



13
3- La posibilidad de producir electricidad allá donde haya una corriente
que cumpla una combinación de requisitos de caudal y velocidad. Incluso en el
caso de que este tipo de centrales no fuesen económicamente interesantes
todavía sería interesante estudiarlo como fuente de energía autónoma limpia e
inagotable para de regiones ribereñas aisladas.
2.2 Características de las MCHFAC
Las principales características de las MCHFAC son: compacidad,
modularidad, flotabilidad y el no necesitar azud.
2.2.1 Por qué flotante?
Si observamos el perfil del velocidades típico de un río, se aprecia que

las velocidades máximas del curso se encuentran en el centro de su cauce y
justo bajo la superficie. Si montamos las turbinas de la MCHFAC bajo una
estructura flotante convenientemente anclada, podremos conseguir
posicionarlas justo en el punto de máxima corriente independientemente del
nivel del río.
Una estructura flotante puede ser fácilmente transportada por río (si éste
es navegable). Fácilmente reubicada si las condiciones del cauce cambian y
fácilmente llevada a la orilla si una crecida muy importante pone en peligro su
integridad.
Figura 2.3

Distribución de velocidades
en el cauce de un río


14
Al no estar en contacto con el fondo se evitan los posibles impactos
producidos por rocas o similares arrastradas por la corriente.
2.2.2 Ventajas de la supresión del azud.
La obra civil necesaria se reduce mucho. La obra de anclaje será mínima
en comparación con la construcción de un azud o el empotramiento de mástiles
en el lecho del río.
No supone un obstáculo mayor ni para la navegación, ni el movimiento
natural de los sedimentos ni las migraciones de las especies acuáticas.
No modifica el cauce del río, no altera el paisaje, no conlleva la
inundación de parte alguna de la ribera.
Impacto medioambiental mínimo.
2.2.3 Modular y compacta
Al igual de lo que sucede con los aerogeneradores, sería razonable
imaginar una gama de turbinas de diferentes radios y potencias. Estos modelos
podrían ser producidos en serie de forma que los costes variables se reducirían
considerablemente. Se podría estudiar una metodología común de transporte,
montaje, instalación de las unidades. El mantenimiento y las reparaciones
podrían estandarizarse también.
Como consecuencia de la concepción modular, sería posible crear
asociaciones de turbinas en serie y paralelo, que, distribuidas por los lugares
más favorables del cauce, maximicen la potencia generada.



3 Antecedentes y productos en el mercado
Antes de comenzar a trabajar en este proyecto desconocía si la idea
sobre la que se basa había sido explorada antes. Los textos de hidráulica,
mecánica de fluidos o máquinas hidráulicas consultados no mencionan nunca
sistemas de este tipo. Todas las turbinas que en ellos se describen se basan
en saltos de agua más o menos altos. A continuación se presenta un resumen
de lo encontrado.
3.1 Aquair
La búsqueda de productos comerciales a través de Internet dio escasos
resultados. El único producto similar encontrado fue “Aquair”, una hidroturbina
sumergible portátil de baja potencia y concebida como fuente de alimentación
en lugares remotos. Este mini generador se apoya en el mismo principio que
las MCHFAC pero existen importantes diferencias entre ambos conceptos: El
Aquair no pretende dar un suministro industrial de electricidad, su posición es
fija y no flota sobre la corriente que aprovecha.
3.2 Amazon Aquacharger
También a través de Internet encontré varios estudios de sistemas de
aprovechamiento cinético de grandes ríos en fase de desarrollo. El “Amazon
Figura 3.1

Aquair sobre la corriente y fuera del agua


16
Aquacharger” es un sistema compuesto de turbina, generador y medios de
control diseñado para ser montado sobre barcos ordinarios de cubierta abierta.
El rotor se instala en al final de un largo brazo-eje que sirve para introducirla y
sacarla del agua manualmente haciéndolo bascular. Está diseñada para
generar potencia en corrientes de entre 0,45 y 1,5 m/s. Este modelo tampoco
está orientado a la producción de energía a nivel industrial sino a cargar
baterías, pero se basa en los mismos principios.


3.3 Prototipo de la Northern Territory University
La Northern Territory University de Australia expone en sus páginas
WEB un resumen de un estudio de viabilidad del uso de una turbina axial para
recuperar parte de la energía de las corrientes marinas o fluviales. Los ensayos
de este proyecto se llevaron a cabo entre junio de 1997 y enero de 1999.
Durante este periodo se utilizó un prototipo instalado en estrecho de Apsley
(Australia) con el que se realizó una extensa batería de ensayos. Se probaron
dos tipos de rotor (de sustentación y arrastre). Sobre ellos se realizaron
variaciones sobre:
- Velocidad de la corriente (de 0.55 m/s a 1.55 m/s).
Figura 3.2

Amazon
Aquacharger


17
- Número de palas del rotor (2 ó 4).
- Angulo de ataque de las palas (10º, 12º ó 14º).
El alternador y multiplicador eran modelos especialmente diseñados
para este tipo de sistema. Este estudio también proporciona interesante
información sobre algunos problemas encontrados durante los ensayos:
crecimiento de algas, colisiones de objetos flotantes...
En los apartados siguientes del proyecto se hará mención o uso de
algunos de las informaciones extraídas de este estudio.
3.4 Tidal Energy
En la página WEB del “Tidal Energy” se proponen diversos
planteamientos para aprovechar las corrientes marinas. De nuevo se trata de
insertar una hélice dentro de una masa de agua en movimiento. La página
ofrece abundantes imágenes digitales (ningún prototipo ha sido instalado
todavía ) de los diferentes planteamientos posibles para aprovechar estas
corrientes.
Arriba: Prototipo de la Northern Territory
University
Derecha: Detalle del rotor.
Figura 3.3



18


Los responsables de este sitio WEB hacen hincapié en las ventajas y
potencial de estos sistemas: densidad del agua unas 1000 veces mayor que la
del aire (para vientos de 12 m/s y corrientes de 2 m/s y una misma potencia la
turbina sumergible tendría un radio de rotor dos veces menor), las corrientes
son mejor conocidas, menos variables y nunca alcanzan valores tan extremos
como para destruir la instalación. También se mencionan algunos
inconvenientes: mayor dificultad de instalación y mantenimiento, de conexión a
la red, mayores requerimientos estructurales debido a los mayores esfuerzos
que produce el agua, problemas de corrosión...
Para minimizar estos inconvenientes se plantea un modelo pivotante
semiflotante. Este sistema acompaña a la corriente en sus cambios de
dirección disminuyendo sensiblemente los esfuerzos soportados en la
cimentación. Al poder ser reflotado a superficie, el mantenimiento y la
construcción se simplifican mucho.
Figura 3.4

Hidrogenerador para aprovechamiento
de corrientes marinas comparado con
aerogenerador de la misma potencia
(1,5 MW)
Modelo fijo con cimentación en el
lecho marino


19


En el “Tidal energy” aparece por primera vez la idea de producción
industrial de electricidad. El planteamiento semiflotante tiene puntos en común
con las MCHFAC pero en todo caso se recurre a los grandes diámetros de
rotor funcionando a bajas velocidades de corriente para alcanzar potencias
importantes.
3.5 Central mareomotriz de La Rance
Debido al pequeño salto aprovechable en centrales mareomotrices,
también reviste interés el estudio de las turbinas empleadas en estos casos. A
día de hoy el ejemplo más destacable (y prácticamente único) es la central
francesa de La Rance. Las turbinas que utiliza esta central, así como algunas
centrales de muy pequeño salto y gran caudal en el Rin y el Ródano, se llaman
grupos bulbo. La imagen siguiente muestra un corte de uno de éstos.
Figura 3.5

Modelo pivotante
semiflotante


20


Los grupos bulbo están compuestos de dos partes: una turbina Kaplan
horizontal de 4 palas y un alternador de 10 MW contenido dentro de la carcasa;
todo ello sumergido en el eje de la corriente. La presa separa una laguna del
resto del mar. Las subidas y bajadas de marea crean diferencias de altura, a
uno y otro lado del muro. Están concebidos para funcionar con el agua
circulando en ambos sentidos (llenado y vaciado). En la imagen se aprecia que
el rodete de la turbina se encuentra en la parte de menor sección (y máxima
velocidad) del conducto de descarga. El conducto se ensancha hacia el lado
del mar y de la laguna funcionando como difusor en ambos sentidos. El
diámetro es el mismo en ambos extremos para no favorecer ninguno de los
modos de operación. Esta característica de su diseño implica que no se busca
aprovechar la energía cinética de la corriente. El agua entra y sale a la misma
velocidad, y no es frenada por la acción de la turbina. Su funcionamiento se
basa en la presión, producida por la diferencia de alturas y no en la energía
cinética.
Aunque vemos que el principio de funcionamiento difiere bastante del de
las MCHFAC, puede resultar interesante estudiar los rendimientos que puede
conseguir un sistema de este tipo.
Sección de un grupo bulbo de la central de La Rance
Figura 3.6



21
Con un salto de:
11m
maxi.
9m 7m 5m 3m
Sentido laguna > mar
Potencia MW 10 10 10 8 3.2
Caudal m
3
/s 110 130 175 260 200
Rendimiento 0.84 0.87 0.83 0.63 0.55
Sentido mar > laguna
Potencia MW 10 10 9.5 5.5 2
Caudal m
3
/s 130 155 230 195 135
Rendimiento 0.71 0.73 0.60 0.58 0.59
3.6 Estado del arte
Por último cabía explorar el estado del arte en el campo de las centrales
de energía cinética. Es posible que una idea que no ha sido llevada nunca a la
práctica esté , sin embargo, patentada. En el Apéndice A se presenta un
resumen de las patentes encontradas en relación con las MCHFAC. De todas
ellas, la última, “River Turbine” persigue el mismo objetivo que las MCHFAC y
sus diseños tienen mucho en común.
Las patentes más antiguas son de origen estadounidense. Datan de
principios del siglo XX. La US1147658 “Water Motor” (1915), consta de un
sistema de flotación construido a partir de dos barcas y de una primitiva turbina
unida al a un alternador mediante poleas. La US1396609 “Current or tide
motor” (1921) y la US1903545 “Current motor” (1931) presentan sistemas no
flotantes con varios rotores.
Las patentes US4524285 “Hydro-current energy converter” (1985) y
US4163904 “Understream turbine plant” (1979) recogen sendos sistemas
dotados de una carcasa que contiene la turbina y el generador. Son sistemas
fijos que se anclan sobre el fondo.
La US4816697 “Portable Hidroelectric power unit” (1989) y la
WO0192719 “Hydroscrew-electric power generating device” (2001) se basan en


22
turbinas de tipo tornillo de Arquímedes. La primera funciona arrastrada por la
corriente y se instala sobre un mástil que le permite subir y bajar en función de
la altura de la corriente y. La segunda puede anclarse sobre el fondo o ser
transportada por un vehículo anfibio diseñado a tal efecto.
La US2501696 “Stream turbine” (1950) desarrolla un modelo de turbina
que se sustenta dentro de la corriente gracias al perfil hidrodinámico del
conjunto.
Las patentes GB2311566 “Colum mounted water current turbine” (1997)
y US5798572 “Underwater Hydro-Turbine energy generator” (1998) son
adaptaciones acuáticas de los aerogeneradores. La principal diferencia para
ambos modelos es la posibilidad de desplazar verticalmente el rotor sobre el
mástil para poder adaptarse a las diferentes alturas de la corriente.
La GB2348249 “Submersible water flow turbine with buoyancy chamber”
(2000) recoge la patente del modelo que propone el Tidal Energy y que se vio
anteriormente. Se trata de un “hidrogenerador” articulado semiflotante y
pivotante que puede adaptarse a los cambios en las condiciones de las
corriente.
Por último la US3986787 “River turbine ” (1976) consta de dos turbinas
contenidas en una carcasa montadas bajo un pontón que soporta al alternador
y que está sustentado por flotadores. Es un concepto muy próximo a las
MCHFAC.



4 Principios teóricos y cálculos
El objeto de esta sección es obtener expresiones que nos permitan
calcular la potencia obtenida con MCHFAC en función de los parámetros
geométricos de ésta (diámetro de captación, forma del conducto, diámetro de
salida...) y de los parámetros cinéticos del río (velocidad de la corriente...)
En general, la potencia cinética de un fluido de densidad ρ que se mueve
a la velocidad uniforme v a través de una sección de superficie A perpendicular
a la corriente es:

3
2
1
Av P ρ = (4.1)
Si suponemos que en la sección donde se instalará la turbina la corriente
es uniforme y laminar, se podría afirmar que si se sitúa un aro en el seno de la
corriente y perpendicularmente a ésta, la potencia cinética que lo atraviesa
sería
max
3
1
2
8
1
3
1
2
2 2
1
) ( P v D v P
D
aro
= = = ρ ρ (4.2)
Donde:
V
1
es la velocidad uniforme de la corriente (lejos de la turbina)
V
V
Distribución de velocidades al atravesar un aro
Figura 4.1



24
D es el diámetro del aro.
En este caso se supone que el aro no representa un obstáculo para el
avance de la corriente ni induce ninguna pérdida de carga, por lo que la
velocidad de ésta es la misma en un punto alejado del aro, a la entrada o la
salida. La potencia que atravesaría un aro de las mismas dimensiones que la
boca de entrada de una turbina situada en idéntico lugar que el aro, supone el
máximo de energía disponible que dicha turbina podría capturar. La expresión
(4.2) nos servirá a partir de ahora como referencia para calcular el rendimiento
de la turbina.
4.1 Teoría de Betz
La teoría de Betz se utiliza, entre otras cosas, para calcular de forma
simplificada el empuje producido por un hélice que gira dentro de un fluido o la
potencia obtenida con un aerogenerador. Se trata en ambos casos de
problemas de fluidos sometidos únicamente a la presión atmosférica y que
atraviesan una máquina sin estar confinados. La similitud entre el problema
asociado a estos últimos y las MCHFAC parece justificar su aplicación en este
estudio. Esta teoría ofrece una primera metodología para calcular la cantidad
máxima de energía que podremos extraer del total disponible en la corriente.
Su enunciado es el siguiente:
Supongamos una corriente desplazándose de izquierda a derecha y que
atraviesa perpendicularmente el plano donde está ubicado el rotor de la turbina.
r
V
2
rotor
1
V
Figura 4.2
Tubo de corriente que atraviesa el rotor
2


25
Llamaremos v
1
a la velocidad del flujo a una distancia suficientemente
grande aguas arriba para que la presencia de la turbina no lo perturbe. La
corriente, partiendo de este punto alejado, pasa por el plano del rotor y se aleja
aguas abajo. Llamaremos v
2
a la velocidad del agua tras atravesar el rotor. En
todo momento imaginaremos que el agua circula dentro de un tubo de corriente
que adapta su sección a las condiciones cinéticas del flujo.
Se puede demostrar que la velocidad en el plano del rotor v
r
es la media
de v
1
y v
2.
2
2 1
v v
v
r
+
= (4.3)
El caudal másico que atraviesa el extremo 1 del tubo de corriente es el
mismo que sale a través del extremo 2 y que atraviesa el plano del rotor
(conservación de la masa). Dicho caudal viene dado por:
2 2
2 1
1 1
2
v A
v v
A v A m
r
ρ ρ ρ = |
.
|

\
| +
= = & (4.4)
Como la densidad del agua permanece constante, se cumple para toda
sección que:

1 1
v A Cte Av Cte v A = = → = ρ (4.5)
A continuación vamos a introducir el parámetro k
i
que representa la
relación entre los diámetros de la sección de entrada y la sección i
i
i cion
entrada
i cion
entrada
k
R
R
= =
sec sec
φ
φ
(4.6)
Por tanto, la relación entre las áreas de la sección de entrada y la
sección i vendrá dada por:
2
2
2
i
i
entrada
i
entrada
k
A
A
R
R
= =
π
π
(4.7)
De las ecuaciones (4.5) y (4.7) se deduce que:


26
1
2
v k v
i i
= (4.8)
Estas expresiones nos ligan las propiedades cinéticas con la geometría
del tubo de corriente. Para que estas relaciones se cumpliesen en todo
momento, habría que “obligar” a la corriente a adaptarse a la forma de este
tubo imaginario. Ese sería el caso de un flujo confinado, pero no exactamente
el de un flujo abierto como el que nos ocupa.
La energía cinética (y por tanto la velocidad) de la corriente disminuyen
al pasar por el rotor. Esta energía es cedida a los alabes de la máquina y es
aprovechada y convertida en electricidad. Para cada unidad de masa el salto
energético será:
( )
2
2
2
1 2
1
v v E
c
− = ∆ (4.9)
Si multiplicamos (4.9) por el caudal másico que atraviesa el rotor (4.5)
obtendremos la potencia cedida.
( )
2
2
2
1
2 1
4
1
2
v v
v v
A P
r
− |
.
|

\
| +
= ρ (4.10)
Cuanto menor sea la velocidad de salida, mayor será la energía cinética
que “roben” los álabes del rotor. Idealmente podríamos frenar completamente
el agua y obtener toda su energía cinética, pero entonces no habría flujo. En el
extremo opuesto, podríamos maximizar el caudal eliminando los obstáculos de
su camino -caso de interponer un aro en lugar de un rotor- pero entonces no
obtenemos potencia alguna.
Para estudiar cuál es la potencia cedida máxima vamos a utilizar el
cociente entre la potencia cedida al rotor y la que atravesaría esa misma
sección si el rotor no estuviese allí. A este cociente se le llama coeficiente de
potencia Cp.
( )
|
|
.
|

\
|
|
.
|

\
|
+
|
|
.
|

\
|
|
.
|

\
|
− =
− |
.
|

\
| +
= =
1
2
2
1
2
2
1
3
1 2
1
2
2
2
1
2 1
4
1
max
1 1
2
v
v
v
v
v A
v v
v v
A
P
P
Cp
r
r
ρ
ρ
(4.11)


27
En función del parámetro k:
( )( )
2 4
2
1
max
1 1 k k
P
P
Cp + − = = (4.12)
Si representamos esta relación en función de (v
2
/ v
1
) se observa que el
valor máximo de P/P
max
es de 0.59 y se obtiene para v
2
/v
1
=1/3, (k=1/√ 3 ,el
radio del tubo de corriente aumente de un factor 1.73)
P/P0 en función de V2/V1
16/27
0
1/20
1/10
3/20
1/5
1/4
3/10
7/20
2/5
9/20
1/2
11/20
3/5
13/20
0





1
/
2
4


1
/
1
2


1
/
8



1
/
6



5
/
2
4


1
/
4



7
/
2
4


1
/
3



3
/
8



5
/
1
2

1
1
/
2
4


1
/
2


1
3
/
2
4


7
/
1
2


5
/
8



2
/
3


1
7
/
2
4


3
/
4


1
9
/
2
4


5
/
6



7
/
8


1
1
/
1
2

2
3
/
2
4
1



V2/V1
P/P0

La aplicación de esta teoría nos da una primera cota máxima para el
rendimiento de la turbina. Hasta este momento no se ha tratado todavía ningún
aspecto constructivo, por tanto, el valor de 0.59 será un máximo teórico. En la
práctica este valor deberá estar afectado por los rendimientos de los distintos
componentes de la MCHFAC : Turbina, multiplicador (si lo hay), alternador,
transformador... y por ello no cabría esperar en ningún caso más de un 50%
como rendimiento global.
Este resultado supone una gran diferencia, desde el punto de vista del
rendimiento, con respecto a las centrales hidráulicas convencionales. En éste
tipo de centrales, con un correcto diseño se suele alcanzar sin problemas
rendimientos globales del orden del 80-90%.
Figura 4.3



28
Esta constatación nos lleva a cuestionarnos si un diseño de turbina
“basado” en la teoría de Betz será el más adecuado.
4.2 Otros planteamientos posibles. Sistema con difusor
Antes de explorar otros posibles planteamientos de turbina convienen
recordar el enunciado de la ecuación de Bernouilli que será utilizada
recurrentemente. Su formulación para una línea de corriente en un fluido ideal,
no compresible, en régimen permanente es:
g
v
Z
g
p
g
v
Z
g
p
2 2
2
2
2
2
2
1
1
1
+ + = + +
ρ ρ
(4.13)
Donde:
p
1
,p
2
son las presiones de entrada y salida respectivamente.
v
1,
v
2
son las velocidades de entrada y salida respectivamente.
z
1,
z
2
son las cotas de entrada y salida respectivamente.
Para un tubo de corriente en un fluido real, incompresible, en régimen
permanente:
g
v
Z
g
p
H H
g
v
Z
g
p
t r
2 2
2
2
2
2
2 1
2
1
1
1
+ + = − − + +
− ∑
ρ ρ
(4.14)
Donde:
Σ H
r1-2
representa las pérdidas por rozamiento (primarias y secundarias)
entre 1 y 2 y expresadas en términos de altura .
H
t
es la energía cedida en la turbina que se encuentra entre la entrada y
la salida expresada en términos de altura..
En ambas formulaciones los términos de presión, cota y velocidad
representan las tres formas en que se encuentra “almacenada” la energía en
un fluido en movimiento. Todas están expresadas en unidades de altura: altura


29
de presión, altura geodésica y altura de velocidad. En este nuevo
planteamiento es importante resaltar que el cumplimiento del primer principio
de la termodinámica no se opone a que la energía pueda transformarse de una
a otra forma.
Sea cual sea la forma de la nueva turbina que se plantee estará forzada
a operar en las condiciones siguientes:
z
1
= z
2
(4.15)


La altura geodésica de entrada será igual a la de salida. Es una turbina
axial de eje horizontal.
p
1
=p
2
(4.16)
Como consecuencia de (4.15) y de que la entrada y la salida están a
presión atmosférica.
Parece que la única forma de obtener energía de la masa de fluido en
estas condiciones es alterando su altura cinética y eso nos llevaría de nuevo al
modelo de Betz. La altura disponible a la entrada será:

disponible
H
g
v
=
2
2
1
(5.17)
La correspondencia entre altura y velocidad viene expresada en la tabla
siguiente.
v 0,5 1 1,5 2 2,5 3 3,5 4 4,5 5 5,5
H 0,01 0,05 0,11 0,20 0,32 0,46 0,62 0,82 1,03 1,27 1,54

¿Cómo podríamos “escapar” al límite de los 15/27? Veamos qué es
diferente en las otras turbinas hidráulicas.
Una turbina convencional aprovecha tanto la altura cinética como la
altura de presión. Se busca obtener la velocidad máxima del flujo en la zona de
contacto agua-rodete para garantizar el mejor rendimiento. En ellas se
transforma la altura de presión en velocidad antes de pasar al rodete. En
ocasiones la presión en esta zona alcanza valores negativos. Una vez pasado


30
el rodete, la presión tendrá que adaptarse a la atmosférica para lo cual se
emplea un difusor.
Ahora la cuestión que se plantea es: ¿Como podemos aprovechar la
altura de presión dentro de la turbina si la entrada y la salida se encuentran a la
misma presión? La idea no sería aprovechar la altura de presión sino de
aprovechar la altura de velocidad de forma más eficiente en el paso por turbina
mediante una doble conversión de presión->velocidad->presión.
Imaginemos el rotor montado en la sección más estrecha de un sistema
tobera-difusor.

La velocidad de cada sección viene fijada por la geometría del conducto
como ya vimos en 4.8
1
2
v k v
i i
= . En estas circunstancias no es el rotor del
“hidrogenerador” quien fija la velocidad de la corriente del agua, sino la
geometría del tubo. Si trasladamos estos resultados a la expresión de la
potencia cinética que atraviesa la entrada y el cuello del conducto se obtiene:
p
∆v
v
∆p
Figura 4.4

p
∆v
v
∆p

2
1
Conjunto tobera-difusor


31
1
4 3
1
6
2
1 3
2
3
1 1 1
c r
r
r cr
c
P K v k
k
A
v A P
v A P
= = =
=
ρ ρ
ρ
(4.18)
De (4.19) se desprende que con una tobera en que se reduce el
diámetro de paso a la mitad podemos multiplicar por 2
4
=16 la potencia cinética.
A primera vista parecería que una simple tobera puede multiplicar la potencia
de una corriente sin aportar trabajo alguno. En realidad la energía proviene del
termino de presión. La energía total se conserva.

( )
( )
1 1
4
2
1
1
4
2
1
1
1
2
1
2
v A K
v
p v A p P
cuello el en nima mí hace se presión la K
v
p p
r r r pr
r
|
|
.
|

\
|
− + = =
− + =
ρ
ρ
(4.20)
Mediante esta transformación de energía de presión en energía de
velocidad llevamos al fluido a las condiciones idóneas para extraer su energía
mediante una turbina.
Usando una metodología similar a la que se utilizó con la teoría de Betz,
pero sin analizar cómo la turbina extrae la energía, vamos a evaluar cuanta
energía es extraíble con este segundo sistema.
Llamemos v
1,
v
2
a las velocidades de entrada y salida de la tobera-
difusor. La diferencia de energías entre la entrada y la salida por unidad de
masa será:
( )
2
2
2
1 2
1
v v E
c
− = ∆ (4.21)
Como ya se vio en (4.4) El caudal másico que atraviesa el extremo 1 del
tubo de corriente es el mismo que sale a través del extremo 2:
2 2 1 1
v A v A m ρ ρ = = & (4.22)
La potencia cedida por la corriente.
( )
2
2
2
1 1 1 2
1
· v v v A P − = ρ (4.23)


32
En este punto necesitamos definir cual sería la nueva potencia máxima
de referencia del flujo con respecto a la nueva turbina. Como la sección de
paso es variable, parece razonable considerar el área de la sección de
captación como referencia.
Debido a que la turbina produce una región de remanso delante de ella,
no sería correcto considerar la velocidad v
1
en la entrada como la que contiene
una potencia máxima. Lo correcto sería tomar la velocidad de la zona no
perturbada: v

.
Si llamamos ζ < 1 a un coeficiente de remanso tal que:


= v v ·
1
ζ (4.23)
Podemos definir la potencia máxima como:
3
3
1
1 2
1
3
1 2
1
max
ζ
ρ ρ
v
A v A P = =

(4.24)
El cociente entre potencia cedida y máxima queda:
( )
|
|
.
|

\
|
|
.
|

\
|
− =

= =

2
1
2
3
3
1 2
1
2
2
2
1 1 1 2
1
max
1 ·
·
v
v
v A
v v v A
P
P
Cp ζ
ρ
ρ
(4.25)
En función del parámetro k:
( )
4 3
max
1 k
P
P
Cp − = = ζ
(4.26)
Si representamos de nuevo esta relación en función de (v
2
/v
1
) para el
caso ζ =1:


33
P/P0 en función de V2/V1
0
0,1
0,2
0,3
0,4
0,5
0,6
0,7
0,8
0,9
1
1,1
0
,
0
0
0
,
0
4
0
,
0
8
0
,
1
3
0
,
1
7
0
,
2
1
0
,
2
5
0
,
2
9
0
,
3
3
0
,
3
8
0
,
4
2
0
,
4
6
0
,
5
0
0
,
5
4
0
,
5
8
0
,
6
3
0
,
6
7
0
,
7
1
0
,
7
5
0
,
7
9
0
,
8
3
0
,
8
8
0
,
9
2
0
,
9
6
1
,
0
0
V2/V1
P/P0

A primera vista podría parecer que con este sistema podríamos obtener
el cien por cien de la energía fijando las condiciones de salida con la geometría
de la tobera-difusor. En realidad habría que considerar otros muchos aspectos:
- Remanso: Este grafico esta hecho para ζ=1. Por muy leve que sea el
remanso el efecto del coeficiente ζ será importante ya que interviene elevado al
cubo. Por ejemplo, para una pérdida de velocidad del 10% (v
1
= 0.9v

) el
rendimiento máximo se verá afectado en un -27%.
- Pérdidas de carga: Este sistema es mucho más aparatoso que un
simple rodete interpuesto en la corriente. Las pérdidas por rozamiento
(primarias) y debidas a la forma del conducto (secundarias) serán importantes.
- Rendimiento mecánico del rodete: De momento habíamos
considerado que toda la potencia que entraba en 1 y no salía en 2 era captada
como potencia útil. No solo se perderá una parte por rozamiento sino que la
turbina que insertemos en el cuello tendrá un rendimiento menor que la unidad.
Estos dos últimos aspectos son comunes a cualquier otro tipo de central
hidroeléctrica.
Figura 4.5



34
- Tamaño del difusor: Para conseguir una deceleración importante del
fluido saliente hará falta un difusor que se ensanche mucho. Esto introduce
nuevos problemas de desprendimiento de capa limite que conllevan una
pérdida de rendimiento. El tamaño del difusor también puede afectar
negativamente a la hora de emplazar o transportar una de estas MCHFAC.
Teniendo todo esto en cuenta, parece claro que para que este sistema
nos permita alcanzar rendimientos superiores al 59% del “método Betz” será
necesario diseñar todos los componentes con extrema atención.
Haciendo uso de la segunda formulación del teorema de Bernouilli (4.14)
t r
H H
g
v v
= −

− ∑ 2 1
2
2
2
1
2
(4.27)
Se aprecia que deberemos buscar la máxima deceleración de la
corriente (maximizar diferencia v
1
-v
2
), con el mínimo remanso posible, a la vez
que se minimiza el término de rozamientos.
Además de éstos efectos de pérdida de rendimiento habrá otros que no
se han mencionado porque son comunes a las dos posibles soluciones
propuestas: Una vez que la potencia útil ha sido transmitida al eje del rodete
todavía hay que llevarla al alternador (pérdidas mecánicas), transformarla en
electricidad (pérdidas en el alternador) y llevarla a la red (pérdidas de
transporte).
4.2.1 Pérdidas de carga
Se producirán pérdidas de carga primarias por contacto con las paredes
y secundarias debidas al cambio de sección de la parte convergente y a la
parte divergente. Empecemos por evaluar lar primarias:
A falta de fórmulas más adaptadas, aproximaremos las pérdidas de
carga primarias de la tobera-difusor como si se tratase de un tubo recto.
Utilizamos la ecuación de Darcy-Weisbach:


35

disponible rp
H
D
L
g
v
D
L
H λ λ = =
2
2
(4.28)
Donde:
L es la longitud de la tubería
D es el diámetro de la tubería
v es la velocidad media del fluido
λ es el coeficiente de pérdida de carga primaria. λ es adimensional y
depende de v, D, ρ, η, y la rugosidad relativa K que se define como el cociente
de la altura de las rugosidades dividida por el diámetro del tubo. λ toma valores
muy distintos dependiendo de el régimen (laminar o turbulento) del flujo. Lo
más simple es utilizar el diagrama de Moody ya que en el se recogen los
valores de H
rp
para todos los casos posibles. Para leer en este diagrama es
necesario obtener el número de Reynolds, Re, y el parámetro K. Supondremos
la geometría siguiente:
Y que el fluido es a agua a 20 º, moviéndose a 3 m/s.

6
10 * 5 . 4 = =
η
ρ vD
e R (4.29)
( )
4 3
10 1 , 10 1
− −
∈ x x K (4.30)
Así:

disp rp
H x x H <<< ∈
− −
) 10 9 , 10 9 (
4 5
(4.31)
D=1,5
Figura 4.6

Asimilación de la tobera-difusor por un tubo
L= 3


36
Calculados de este modo las pérdidas primarias son del orden del 0,01%
de la altura disponible a la entrada. Veamos a continuación las pérdidas
secundarias:
La parte más conflictiva es la del difusor. Es ahí donde más riesgo se
corre de desprendimiento de capa límite y de la consiguiente caída del
rendimiento. Utilizaremos la fórmula de la pérdida de carga para un difusor
cónico de ángulo α que enlaza suavemente dos secciones de diámetro d y D
respectivamente.
disponibl disponible
dif dif
rs
H H
K
m
g
v
K
m
g
v v
m H ξ =

|
|
.
|

\
|
− =

|
|
.
|

\
|
− =

=
2
2
2
1
2
2
2
2 1
1
1
2
1
1
2
) (
(4.32)
El coeficiente m se toma de la tabla siguiente:
αº 2.5 5 7.5 10 15 20 25 30 Æ 90
M 0.18 0.13 0.14 0.16 0.27 0.43 0.62 0.81 Æ1
El ángulo α es el ángulo cónico que se representa en la siguiente figura:
Como la forma del difusor no esta definida tomaremos el valor del ángulo
que minimice las pérdidas (α ≈ 7 º) y después ajustaremos el diseño a este
valor.
Figura 4.7

D
d
α


37
El valor de K del difusor fijará la velocidad de salida del agua. Como
queremos mejorar el resultado que proporciona la teoría de Betz, veamos la
pérdida asociada a K
2
=3. Tenemos:

disponible rs
disponible disponible
dif
rs
H H
H H
K
m H
· 03 . 0
3
1
1 · 14 . 0
1
1
2
2
2
=
|
.
|

\
|
− =

|
|
.
|

\
|
− =
(4.33)
El cálculo de las pérdidas de carga en la tobera se hace siguiendo una
metodología similar. Por ser ésta convergente, el riesgo de desprendimiento es
menor y el ángulo óptimo podrá ser algo mayor. En primera aproximación se
puede considerar que las pérdidas de la tobera serán del mismo orden de
magnitud que las del difusor. Así en total:
disponible rs
H H 07 . 0 = (4.34)
4.2.2 Efecto de remanso
Ya hemos visto que el efecto de remanso afecta a la potencia disponible
a través del parámetro ζ elevado al cubo. Para entender mejor esto miremos la
expresión de la potencia que entra en la turbina:
{ 3 2 1 43 42 1 3 2 1
& &
c
c E m E m
v v A v v A v A P
2
1 2
1
2
1
2
1 2
1
1 1
3
1 1 2
1
· · ζ ρ ζ ρ ρ

= = = (4.35)
Se observa que el efecto cúbico del coeficiente de remanso se puede
descomponer en dos términos. En termino lineal que interviene en el caudal
másico que atraviesa la turbina: debido al remanso pasa ζ veces menos masa
por segundo. El termino cuadrático afecta a la cantidad de energía que
transporta dicho caudal: la altura cinética disponible es ζ
2
veces menor de lo
que podría ser.
Nos interesa ahora saber evaluar el coeficiente ζ en función de los
parámetros del problema así como idear los medios para disminuirlo al mínimo.


38
Ninguna teoría simple basada enpérdidas de carga puede predecir el
valor del remanso producido por una estructura tan compleja como la
MCHFAC. Sería necesario recurrir al ensayo de modelos o a la simulación por
ordenador para evaluarlo. Sin embargo, intuitivamente se puede prever que
factores del diseño influyen en dicho valor:
- Los bordes de ataque de la tobera así como la forma de los perfiles de
todo el conjunto deberán tener formas lo más “hidrodinámicas” posibles.
- En ninguna sección los ángulos cónicos se apartaran del óptimo (α
siempre menor de 7º)
- Las partes estructurales que se encuentren el la zona de paso del flujo
deberán ser las mínimas imprescindibles y tener formas suaves.
4.2.3 Rendimiento del rotor
Para poder estimar el rendimiento del rotor deberíamos conocer de
antemano sus características. Debido a las peculiaridades de las MCHFAC la
primera cuestión que surge es qué tipo de rotor que se debería utilizar.
Existen diagramas de elección para el rotor de centrales hidráulicas
convencionales. Son diagramas de triple entrada: altura del salto, caudal y
potencia.

Figura 4.8



39
Con esos tres datos y en función del área del diagrama en que nos
encontremos elegiremos uno u otro tipo de rodete. El problema con el que se
topan las MCHFAC es que siempre se encuentran fuera de rango. Todos estos
diagramas comienzan en alturas de 2 m. o superiores. Incluso los grupos bulbo
instalados en La Rance o en centrales fluyentes trabajan bajo un cierto salto.
Se podría pensar que se trata simplemente de una cuestión de altura
cinemática insuficiente. Eso no es cierto. La cota de los dos metros de altura
(en la que comienzan todas las tablas) se alcanza a partir de velocidades de
unos 6 m/s. Una corriente a esta velocidad, o de incluso la mitad, tiene un
potencial energético muy considerable: 108 y 13,5 Kw/m
2
para 3 y 6 m/s
respectivamente. El problema es de otro tipo: simplemente este tipo de rotores
no son aptos para turbinar un flujo libre. En las centrales convencionales el
agua esta obligada a pasar por la turbina, es un flujo forzado y sometido a
presión, mientras que en las MCHFAC una partícula de fluido siempre podrá ir
por el interior de la turbina o pasar al lado.
Este razonamiento nos reenvía al apartado anterior, al efecto de
remanso. Una turbina convencional, incluso las Kaplan o Bulbo utilizadas para
los saltos más pequeños, supone un obstáculo demasiado grande para una
corriente libre. Este tipo de rodetes produciría un remanso importante a la
entrada de la tobera. Incluso siendo máquinas muy eficientes en si mismas,
harían bajar el rendimiento global de forma importante.
¿Dónde encontrar la solución? A la vista de las similitudes de
funcionamiento entre los rotores de los aerogeneradores y el rodete de las
MCHFAC parece lógico inspirarse en este campo. Veamos ahora que
rendimiento cabe esperar para este tipo de rotores.
En condiciones óptimas los rotores de un aerogenerador tiene un Cp
máximo de entorno a 0,45. En nuestro caso, la presencia de un conducto que
confina el flujo, mejora el rendimiento del rotor de varias formas:
El límite teórico para un rotor simplemente confinado por un conducto
cilíndrico recto puede aumentar hasta 0,66. El conducto evita el estrechamiento
del tubo de corriente antes de la entrada aumentando el caudal másico.


40
Otro efecto beneficioso para el rendimiento de un rotor confinado es que
las pérdidas debidas a las turbulencias generadas por la punta de las aspas se
minimizan. Estas pérdidas son de entre el 4% y el 6% en los aerogeneradores.
Por otro lado, el difusor de salida nos permite ,teóricamente, ralentizar la
corriente tanto como queramos. En principio se podría aspirar al 100% del total
de la energía cinética disponible si utilizásemos un difusor infinitamente largo.
4.2.4 Tamaño del difusor
Gracias al difusor podemos disminuir la velocidad de salida de la
corriente y retener más energía de la que marca el limite de Betz. La velocidad
de salida solo depende del diámetro de la boca de salida. Recordemos que:
s
s cion
entrada
s cion
entrada
k
R
R
= =
sec sec
φ
φ
(4.36)
1
2
v k v
s s
= (4.37)
Si agrupamos todos los parámetros que intervienen en una tabla:
K 2/5 9/20 1/2 11/20 3/5 13/20 7/10 3/4 4/5 17/20 9/10 19/20 1
Cp
max
0,974 0,959 0,938 0,908 0,870 0,821 0,760 0,684 0,590 0,478 0,344 0,185 0,000
V
s
/V
1
0,160 0,203 0,250 0,303 0,360 0,423 0,490 0,563 0,640 0,723 0,810 0,903 1,000
A
s
/A
1
6,25 4,94 4,00 3,31 2,78 2,37 2,04 1,78 1,56 1,38 1,23 1,11 1,00
Φ
s

1
2,50 2,22 2,00 1,82 1,67 1,54 1,43 1,33 1,25 1,18 1,11 1,05 1,00
Longitud/R
1
12,22 9,95 8,14 6,66 5,43 4,39 3,49 2,71 2,04 1,44 0,90 0,43
Por ejemplo para K =11/20 tenemos Cp=0,908, el radio de salida del
difusor será 1,82 veces mayor que el de entrada y la velocidad de salida será
de un 30% de la velocidad de entrada. Para un difusor cónico de angulo 7º la
longitud será 6,66 veces superior al radio de entrada o 3,33 veces superior al
diámetro de entrada. En los apartados siguientes se tratará de definir las
características del modelo propuesto.


41
4.3 Diseño del Rotor
Como ya se explicó en el apartado 4.2.3, el rotor que utilizará la
MCHFAC se inspira en la tecnología de los aerogeneradores. Los principios
que se explican a continuación son válidos tanto para un aerogenerador como
para una MCHFAC, pero hay que tener presente que las curvas, los resultados
numéricos o las geometría final del rotor podría diferir de las predichas en los
puntos siguientes.
La primera clasificación que se puede hacer de este tipo de máquinas y
que influye considerablemente en el rendimiento, concierne al tipo de fuerzas
que se utilizan para producir el par mecánico.
Cualquier cuerpo inmerso en fluido en movimiento experimenta una
fuerza que puede descomponerse con respecto a la dirección del flujo. Se
llama arrastre (drag) a la componente en la dirección del flujo y sustentación
(lift) a la componente en la dirección perpendicular. El coeficiente Cp depende
enormemente de si el rotor aprovecha el arrastre o la sustentación para girar.
4.3.1 Dispositivos basados en el arrastre
El sistema más simple de conversión de la energía cinética se consigue
con superficies de arrastre puro. El fluido impacta en la superficie A con una
velocidad v
f
haciendo moverse la superficie a velocidad v.
Arrastre
Sustentación
Angulo de ataque
Velocidad
del flujo

Figura 4.9



42

La potencia capturada puede expresarse como:

( ) v v v v D P
f r r
− = ⋅ =
(4.38)
Donde D es la fuerza de arrastre y v
r
es la velocidad relativa, velocidad
que realmente siente la superficie A. D se puede expresar empleando el
coeficiente aerodinámico de arrastre c
D
:

( ) A v v c D
f D
2
2
− =
ρ
(4.39)
La potencia así obtenida resulta:

( )
r f D
v A v v c P
2
2
− =
ρ
(4.40)
Si utilizamos el mismo razonamiento que ya utilizamos para calcular Cp
en la teoría de Betz:

( )
3
2
1
2
2
max f
r f D
Av
v v v A c
P
P
Cp
ρ
ρ

= =
(4.41)
De nuevo el máximo se obtiene para v/vf =1/3 y vale:

D D
c c Cp 148 . 0
27
4
max
= =
(4.42)
Si se tiene en cuenta que una superficie curva cóncava perfectamente
alineada con el flujo tiene apenas un c
D
de 1.3 entonces:

2 . 0
max
≈ Cp
(4.43)
D

V

V
f
Figura 4.10



43
Este valor es apenas un tercio del limite indicado por la teoría de Betz.
Algunos ejemplos cotidianos de la utilización de sistemas de arrastre son las
velas de los barcos o las aspas de los antiguos molinos de viento y de río.
4.3.2 Dispositivos de sustentación
Utilizando la componente de sustentación se pueden conseguir valores
muy superiores de Cp. Los perfiles aerodinámicos modernos que se utilizan
tanto en la ingeniería aeronáutica como en el campo de los aerogeneradores
tienen un ratio sustentación/arrastre muy favorable. Este cociente puede
alcanzar valores de entre 100 y 150. Usando el mismo tipo de razonamientos
empleados anteriormente se deduce que un rotor de sustentación nos permitirá
acercarnos mucho más al rendimiento máximo teórico.
Las teorías en que se apoya el estudio de la geometría óptima del rotor
son demasiado compleja para entrar en detalles aquí. Nos conformaremos con
introducir una de ellas brevemente y utilizar sus resultados.
4.3.3 Modelo de corona de rotor.
La teoría de Betz basada en un flujo bidimensional que atraviesa un
disco “convertidor de energía” nos servirá de punto de partida. En ese
planteamiento el flujo es decelerado y las líneas de corriente deflectadas al
atravesar el disco.
En realidad un convertidor rotativo, un rotor, pone en rotación el flujo
saliente aguas abajo. La estela adquiere un movimiento helicoidal. La energía
empleada en producir este movimiento de rotación reduce la cantidad de
energía aprovechable por el rotor. La primera consecuencia es que el máximo
predicho por la teoría de Betz será mayor que el máximo real. La segunda es
que para que se mantenga el equilibrio de fuerzas, el par recuperado por el
rotor deberá ser igual al par ejercido sobre la estela: A partir de ahora, el
coeficiente de potencia Cp pasa a depender del cociente entre la proporción
energía de rotación y de translación. Este ratio se determina utilizando el
cociente de la velocidad lineal del la punta de un alabe y la velocidad del flujo


44
no perturbado. El parámetro que la mide es el TSR (tip speed ratio), ratio de
velocidad de punta .
λ =

= = =
∞ ∞
v
R
v
u
TSR punta de velocidad de Ratio (4.44)
Donde:
U = ΩR = Velocidad del extremo del aspa (de radio máximo R)
V

= Velocidad del flujo no perturbado.
Con la teoría de la corona de rotor se pueden determinar las velocidades
y las fuerzas aerodinámicas que aparecen en un elemento diferencial del aspa
que gira a una distancia r del eje. Por simplicidad se asume que las coronas
concéntricas no interfieren unas con otras.
Se toma como elemento diferencial del aspa a una porción de anchura
dr y de longitud igual a la cuerda del perfil a distancia r del eje de giro. Para
dicha distancia r la cuerda del perfil forma un ángulo θ (ángulo de calado o
pitch) con la velocidad de rotación y un ángulo α (de incidencia o ataque) con la
velocidad relativa perfil / fluido.
Utilizando los coeficientes de arrastre y sustentación del perfil elegido y
las velocidades locales en cada punto podemos calcular una distribución de
Arrastre
Componente
tangencial
Componente
axial
Sustentación


dr
V
r

θ

α
v relativa
Ωr

V fluido
Figura 4.11


45
fuerzas axiales y tangenciales a lo largo del aspa. En la distribución de fuerzas
axiales habrá que incluir una componente proveniente del buje (r = 0) y otra
proveniente de laspérdidas de punta de aspa (r = R). Ambas suponen pérdidas
de rendimiento del rotor y se calculan por otros medios.
Integrando las componentes tangenciales a lo largo del aspa se obtiene
el par motor resultante. Conocida la velocidad de rotación ya conocemos el
valor teórico de Cp. Del mismo modo, la integración de las componentes
axiales nos permitirá obtener una resultante que utilizaremos para dimensionar
las estructuras que deberán soportar dicho empuje.
Este cálculo teórico de Cp nos da una buena aproximación de su valor y
nos permite representar su dependencia con λ para diferentes configuraciones.
4.3.4 Curvas características del rotor.
Este planteamiento teórico nos ofrece una relación entre la configuración
y geometría del rotor y sus características de potencia. Utilizando Cp la
potencia puede expresarse como.
A v Cp P
3
2 ∞
=
ρ
(4.45)
Si realizamos series de cálculos de Cp para diferentes valores de λ
obtenemos las llamada curva característica del rotor. Esta gráfica nos permite
prever la potencia de salida del rotor para diferentes velocidades del viento y de
rotación. También nos permite saber el valor óptimo de λ para maximizar la
producción energética. Conseguir el λ óptimo será el objetivo de los medios de
control de la central una vez puesta en funcionamiento.


46

Si el rotor cuenta con un sistema de control del calado de sus aspas
también se podrá obtener la curva característica en función de los diferentes
calados.

Figura 4.12

Figura 4.13



47
Del mismo modo podemos estudiar las curvas características para toda
una gama de variables. Los principales parámetros que influyen en la curva
son:
4.3.4.1 Número de aspas
La influencia del número de aspas es relativamente pequeño. Los
rotores con menor número de aspas girarán más rápido de forma que pueden
compensar la menor superficie de aspas.

La figura muestra como el paso de 2 a 3 aspas solo mejora el
rendimiento máximo de un 3 a un 4 por ciento y apenas un 2 por ciento más al
pasar a 4 aspas. A pesar de que Cp no varíe marcadamente, si lo hace el TSR
óptimo. Como ya se ha mencionado la TSR aumenta para compensar la menor
superficie de aspas. A medida que el Cp máximo mejora con el número de
aspas, la amplitud del intervalo de TSR para el cual el rotor funciona en
condiciones óptimas se estrecha. La adición de un aspa añade algo al
rendimiento pero empeora el rango de velocidades de la corriente en el que la
turbina funciona mejor.
Figura 4.14



48
La elección final del número de aspas saldrá de un compromiso entre el
coste de añadir un aspa suplementaria y la ganancia energética resultante.
4.3.4.2 Forma de las aspas
El objetivo que deben cumplir las aspas en cada punto del radio del rotor
es deflectar la corriente axial de entrada de forma que su velocidad de salida
sea la deseada (un 30% de la velocidad de la corriente no perturbada, por
ejemplo). Este objetivo se puede conseguir torsionando el aspa a lo largo de su
longitud y haciendo que el producto del coeficiente de sustentación multiplicado
por la cuerda sigan una distribución hiperbólica a lo largo del aspa. Esta función
hiperbólica nos da el valor óptimo de la cuerda a lo largo del aspa, así queda
definido el contorno óptimo.

Desde el punto de vista de la fabricación, esta forma hiperbólica es muy
difícil de realizar. Se busca aproximarlas por líneas rectas. Un buen
compromiso de simplicidad y rendimiento se obtiene con una geometría
trapezoidal con ambos bordes rectos.
Figura 4.15

Número de palas


49


La parte del aspa más próxima al buje, la raíz, es la que menos
contribuye al par motor. En esta zona se pueden sacrificar algunos aspectos
aerodinámicos a favor de la solidez y la resistencia del conjunto.
Variación de Cp para diferentes formas de aspa
Figura 4.16



50

Por el contrario, las puntas de aspa, son las que más aportan al par
motor. La aparición de turbulencias en la punta aumenta significativamente el
valor del coeficiente de arrastre. La adición de un alerón en el extremo de las
aspas, similar al que llevan los aviones modernos en los extremos de sus alas,
reduce significativamente este efecto.


En el caso de la MCHFAC este efecto se consigue y se amplia al estar el
rotor contenido en un “tubo”.
Extremo de un aspa de aerogenerador
Figura 4.18

Figura 4.17



51
4.3.4.3 Torsionado de las palas
La velocidad relativa que “ven” las aspas aumenta de la raíz a las
puntas. Para mantener el ángulo de incidencia, el ángulo de calado debe
decrecer hacia las puntas. El resultado es que las aspas quedarán torsionadas.

4.3.4.4 Propiedades del perfil aerodinámico empleado
La eficiencia del rotor esta determinada en gran medida por las
propiedades dinámicas del perfil empleado en la construcción de las aspas. La
característica del perfil utilizado que más influye en el rendimiento es su ratio
de sustentación / arrastre. De forma general puede representarse como:
Influencia del torsionado en Cp
Figura 4.19



52

Como era de esperar, cuando el ratio S/A cae, el máximo de Cp también
lo hace y empuja al óptimo de Cp hacia valores más bajos del TSR. Cuando
S/A y el TSR son altos el número de aspas tiene poca importancia. Para los
valores más bajos de S/A el número de aspas adquiere mayor importancia. En
otras palabras, los rotores de bajo TSR necesitan más aspas, pero las
características del perfil no son decisivas. Los rotores de alto TSR pueden
alcanzar el óptimo con menos aspas pero las propiedades del perfil tienen una
importancia crucial.
Influencia del ratio Sustentación/Arrastre y el nº de aspas en Cp
Figura 4.20



53

Los perfiles utilizados en el cálculo de estos gráficos tienen su origen en
la industria aeronáutica pero también existen perfiles adaptados a la industria
naval. Así como existe un paralelismo entre los requerimientos de las aspas de
un aerogenerador y las alas de un planeador, las aspas de una MCHFAC
podrían compararse a las alas de un hidrofoil.
A estos perfiles se les llama laminares. Su principal característica es que
la capa limite permanece laminar a lo largo de la mayor parte de la superficie
del aspa. Estos perfiles tienen un coeficiente de arrastre extremadamente bajo
para un cierto rango de ángulos de incidencia. Su principal punto débil es su
gran sensibilidad a la rugosidad de la superficie del aspa.
A continuación se muestran las características del perfil NACA 4415,
muy utilizado en el campo de la energía eólica. Más abajo se muestra el Eppler
817 utilizado en la construcción de alerones de hidrofoil. Se observa que los
ratios S/A son muy similares para ambos.
Influencia del uso de diferentes perfiles en Cp
Figura 4.21


54



55


La elección de un perfil u otro no cambian en nada el coste de la
máquina y si se hace correctamente puede mejorar en mucho su rendimiento
global. Es de gran importancia que esta elección se haga correctamente.

Figura 4.23


5 Modelo propuesto
Una vez repasados los problemas teóricos presentes en la concepción
de una MCHFAC podemos plantear un diseño que responda de la mejor
manera posible a estos problemas.
5.1 Visión General
La MCHFAC constará de dos turbinas (1) girando en sentido contrario
para compensar el momento de vuelco que se generarían si girasen en el
mismo. Los rotores de dichas turbinas estarán montadas sobre ejes
horizontales y completamente sumergidas bajo el nivel del río. Se encontrarán
a una profundidad suficiente para que las olas de la superficie no dejen nunca
la entrada o la salida al descubierto. La potencia transmitida a los ejes del rotor
será transmitida por los medios adecuados a un multiplicador y posteriormente
al alternador. Las turbinas estarán montadas debajo un chasis (2) que hará de
soporte para ellas, los patines y el resto de componentes de la MCHFAC.
Sobre dicho chasis estarán el alternador (3) y el extremo móvil de la línea de
conexión a tierra. En tierra un transformador se encargará de hacer la
conversión a la tensión necesaria. Dicho chasis dispondrá de espacio suficiente
para que una persona pueda circular por el y acceder a todos los equipos. La
flotación del conjunto se consigue por medio del hueco interior del tubo difusor
(4) y los patines (5) situados a ambos lados. Dichos patines tienen dos
posiciones: operación y protección. La posición operación utiliza la parte
mínima indispensable del patín para garantizar la flotación y no perturbar la
corriente. La posición protección proporciona suficiente capacidad de flotación
para sustentar todos los equipos, turbinas incluidas, fuera del agua. El izado de
las turbinas se realizara mediante un mecanismo (6) capaz de sacar del agua
las partes sumergidas al mismo tiempo que se voltean los patines a su posición
de protección.


57



Figura 5.1

Figura 5.2

Figura 5.3

(2)

(1)

(3)
(4)
(5)
(6)
(4)
Vista desde abajo en posición
de funcionamiento
Vista desde arriba en
posición de funcionamiento
Vista desde arriba en
posición de protección


58
5.2 Rotor
Como en muchas otras áreas de la ingeniería, el diseño del rotor en su
conjunto no es una tarea que pueda resolverse a través de un planteamiento
matemático. En la práctica se trata de encontrar los mejores compromisos
entre muchos aspectos y esto se consigue mediante un proceso iterativo.
En el campo de la energía eólica se llevan construyendo grandes
prototipos desde antes de la segunda guerra mundial pero sólo hace unos años
que los grandes molinos empiezan a ser fiables y económicamente rentables.
Ha hecho falta décadas de investigación y desarrollo para conseguir diseños
que realmente funcionen y el rotor es quizá la parte de la central que requiera
un diseño más fino.
Teniendo en cuenta estas limitaciones se propone un modelo para el
rotor. Su geometría se basa en los resultados obtenidos con la teoría de la
corona de rotor (4.3.3).
5.2.1 Número de aspas.
La velocidad de la corriente es muy baja comparada con las habituales
en el campo de la energía eólica. Para poder conseguir el TSR óptimo sin que
el rotor deba girar demasiado rápido es necesario aumentar la solidez: se
utilizará un rotor de 4 aspas.
5.2.2 Geometría de las aspas.
Las aspas de un aerogenerador tienen longitudes del orden de la decena
de metros y se fabrican del mismo modo que las alas de un avión. En el centro
hay una barra o tubo que aporta la resistencia y sobre este tubo se apoyan
unas “costillas” que tienen la forma del perfil seleccionado. Debido a la
complejidad de la construcción se renuncia a utilizar la geometría óptima
teórica y se aproxima por formas trapezoidales.
Las aspas del rotor de la MCHFAC se fabricarán por fundición, de la
misma forma que las hélices de un barco. En este caso utilizar la forma y


59
torsionado óptimos no supone ningún coste suplementario ya que una vez
realizado el molde se podría repetir las veces que se quiera. Las forma prevista
por la teoría de la corona de rotor para un TSR de entorno a 5 con 4 aspas es:


Existe una diferencia muy importante entre las aspas de un
aerogenerador y una MCHFA: la configuración de las puntas. Por un lado esta
es la parte del aspa que más aporta al par motor. Por otro lado son la fuente de
las turbulencias de punta que reducen el rendimiento global.
El origen de estas turbulencias es la diferencia de presión que existe
entre las caras de succión presión de un perfil de sustentación. En virtud de
dicha diferencia se produce un flujo no deseado que, “salta” el borde de la
punta y va de de una cara a la otra. Al estar la punta del aspa confinada dentro
de la carcasa o incluso insertando todo el rotor dentro de una corona, la
aparición de las turbulencias de punta quedarán muy reducidas. Esto nos
Figura 5.4

N=1

N=2 N=3 N=4

Ensanchamiento de las puntas
Figura 5.5



60
permite ensanchar el extremo final para dar más superficie captación en la
zona de mayor producción de par.
5.2.3 Perfil.
El rotor utilizará un perfil de tipo laminar con un alto ratio de
sustentación/arrastre. Un perfil adecuado sería el Eppler-818 o el Eppler-874.

5.2.4 Ensamblaje.
Las cuatro aspas estarán montadas sobre un buje en su parte interior.
Dado el tamaño de las aspas parece más razonable construirlas por separado
que fundir todo el rotor de una pieza. Esto además permitirá el recambio de un
Figura 5.6



61
aspa en caso de deterioro sin tener que sustituir la totalidad del rotor. Este tipo
de sistema existe ya para pequeñas hélices propulsoras de barco.

En la parte exterior, las aspas estarán montadas sobre una corona. En la
cara interior, la corona formará parte de la carcasa del rotor y en su cara
exterior estarán los medios de transmisión del par al alternador.

5.2.5 Tamaño.
Las MCHFAC se crean con la vocación de es existir en una gama de
tamaños estandarizados. Sería imaginable construir tres modelos de 1.5, 2 y 4
metros de diámetro de rotor. La potencia nominal (aproximada) de cada uno de
estos modelos si suponemos que el régimen nominal se alcanza a una
velocidad de 3,5 m/s serán:


Figura 5.7

Sistema de ensamblaje
de las aspas en el buje.
Rotor montado entro de
una corona con
engranajes en el exterior.
Figura 5.8



62
Modelo
Potencia
Nominal (Kw)
Caudal
Nominal (m
3
/s)
Φ1,5 m 60 6.5
Φ 2 m 100 11
Φ 4 m 380 44
Básicamente los mismos razonamientos son válidos para todos los
tamaños y se trataría simplemente de dilatar o contraer sus componentes. Para
fijar ideas, en el resto de este proyecto se trabajará sobre el modelo más
pequeño.
5.3 Carcasa del rotor. Difusor
En algunos de los apartados anteriores se analizó la importancia de este
componente para el rendimiento global de la MCHFAC así como la
problemática asociada. En este capítulo se definirá la geometría de la carcasa
del rotor teniendo en cuenta lo que ya se expuso.
El estudio de los conductos forzados que llevan el agua a las turbinas de
las centrales convencionales nos llevó a plantear un conducto convergente
divergente similar al de las turbinas bulbo. En estas centrales el objetivo de
este conducto es conseguir la velocidad máxima del caudal en la sección
donde se encuentra la turbina. El rendimiento de estas máquinas depende de
la velocidad de paso del agua.
Posteriormente, el estudio de las características de un rotor en flujo libre
mostró que, para estos dispositivos de sustentación, el rendimiento no depende
de la velocidad del flujo sino del ratio de las velocidades de las aspas y la
corriente.
Por otro lado vimos que las pérdidas de carga más importantes son las
secundarias, producidas en la parte convergente y divergente del conducto.
Estas pérdidas eran en el mejor de los casos del orden de un 3% para la tobera
y otro tanto para el difusor. La parte convergente también tendrá un efecto
negativo en el coeficiente de remanso.


63
También quedó claro en los primeros apartados que el máximo
rendimiento alcanzable con un rotor confinado en un conducto viene dado por
la disminución de la velocidad que produce el conducto. El único parámetro que
determina la velocidad de salida es el cociente de los radios de entrada y
salida.
A la vista de todo esto parece más razonable proponer un sistema tubo-
difusor en lugar del sistema tobera-difusor. Este sistema nos evita laspérdidas
de la parte convergente y el aumento del remanso producido por el obstáculo
que supone la tobera. Esta modificación supone también una mayor simplicidad
de la geometría del conducto y una mayor facilidad de construcción.
5.3.1 Tubo-difusor
Para comenzar a definir la geometría del tubo-difusor veamos de nuevo
la tabla que resume todos los parámetros.
K 2/5 9/20 1/2 11/20 3/5 13/20 7/10 3/4 4/5 17/20 9/10 19/20 1
Cp

0,974 0,959 0,938 0,908 0,870 0,821 0,760 0,684 0,590 0,478 0,344 0,185 0,000
V
s
/V
1
0,160 0,203 0,250 0,303 0,360 0,423 0,490 0,563 0,640 0,723 0,810 0,903 1,000
A
s
/A
1
6,25 4,94 4,00 3,31 2,78 2,37 2,04 1,78 1,56 1,38 1,23 1,11 1,00
Φ
s

1
2,50 2,22 2,00 1,82 1,67 1,54 1,43 1,33 1,25 1,18 1,11 1,05 1,00
Longitud/Φ
1
6,11 4,97 4,7 3,33 2,71 2,20 1,75 1,35 1,02 0,77 0,45 0,21 0
Queremos conseguir el difusor con las características de la columna
resaltada. Este difusor tendrá un radio de salida 1,82 veces mayor que la
entrada y un área se salida 3,3 veces mayor que la entrada. El agua pierde el
70% de su velocidad y el 90% de su energía. Si tuviese forma de cono sería
3,33 veces mas largo que el diámetro de entrada (utilizando el ángulo cónico
de 7º que minimiza las pérdidas de carga).
Intentando cumplir estas premisas geométricas podemos plantear un
primer modelo completamente simplificado.



64
Este Modelo nos sirve de base para plantear varias mejoras
5.3.2 Forma hidrodinámica.
Los bordes afilados y las aristas angulosas son fuente de turbulencias e
irreversibilidades. La primera mejora que podríamos aplicar al modelo es
suavizar las líneas a lo largo del conducto intentando que localmente se cumpla
la condición de ángulo cónico de 7º.
Figura 5.10

2
1
Tubo-difusor. Primer enfoque

Φ1
Φ1
1,82Φ2
3,33Φ1
Figura 5.11

2
1

Φ1
Φ1
1,82Φ2
3,33Φ1


65
5.3.3 Borde de ataque y borde de salida.
Para evitar en la medida de lo posible la formación de turbulencias a la
entrada de la corriente en la turbina y la consiguiente pérdida de rendimiento se
debe diseñar convenientemente el borde de ataque del tubo-difusor. Se
persigue el mismo objetivo que en el borde de ataque de cualquier perfil
laminar y podríamos inspirarnos en ellos para darle forma.
A la salida se producirá el encuentro de dos corrientes: la interior, que ha
perdido el 70% de su velocidad y la exterior, que circula a la velocidad de la
corriente no perturbada. Un borde afilado similar al de los perfiles de ala
favorecerá la correcta integración de ambos caudales.
Los mismos principios deben aplicarse al diseño del buje que soporta las
aspas.
Φ1
1,82Φ
p
∆v
v

Figura 5.12

p
∆v
v
∆p

2
1
7
Φ1
3,33 Φ1


66
5.3.4 Estator
La corriente no perturbada tiene una velocidad puramente axial. A su
paso por el rotor la corriente adquiere un movimiento de rotación. Para el caso
de flujo libre una parte de la energía entrante se convierte en energía de
rotación y no puede ser aprovechada. Esta es una de las razones por las que
no se puede alcanzar el límite de Betz como se explicó en el apartado 4.3.3.
Esta energía de rotación que se “tira” a la salida podría ser recuperada
situando un estator aguas arriba del rotor.
La función de este estator sería la de poner la corriente en “pre-rotación”
de forma que a la salida del rotor el flujo fuera de nuevo axial. Si ahora se hace
un balance energético entre la entrada y la salida del tubo-difusor, laspérdidas
por energía de rotación en el escape quedan anuladas.

v∞
Sin estator aparece una componente axial (no aprovechable) en la velocidad
Figura 5.3.4-1
El estator compensa la componente axial de la velocidad
va
Vr
v∞
va
Vr
Estator Rotor
Rotor
Va2


67
Las aspas del estator estarán unidas a la estructura de la carcasa y al
buje. Si las aspas del rotor tienen un mecanismo de control del calado, las
aspas del estator también tendrán que tenerlo.
El estator también tiene una importante función estructural. Si el par
motor se transmite de forma periférica, a través de la corona que contiene al
rotor, la estructura del estator puede encargarse de absorber parte del empuje
axial y radial. El par de rozamiento que genera el empuje radial y axial será
mucho menor si es absorbido cerca del centro, por un eje axial soportado por el
estator. De esta forma la se simplificarán los medios de transmisión situados en
la periferia.

5.3.5 Tobera-Venturi
El principal inconveniente del modelo de tubo-difusor planteado es su
tamaño. Para aprovechar una profundidad Φ
1
necesitaremos una corriente que
sea al menos 1,82Φ
1
veces más profunda. Esto afecta muy negativamente al
número de lugares en que podría utilizarse la MCHFAC. Por ejemplo, para el
modelo de MCHFAC más pequeño, con un diámetro de entrada de 1,5 metros
necesitaremos corrientes de al menos 2,73 metros de profundidad.
La razón de ser del difusor es devolver el fluido que pasa por la turbina a
la presión atmosférica. Convertimos parte de la altura cinética del agua
Figura 5.14



68
turbinada en altura de presión para poder eyectarla en la salida. Esta
transformación requiere un difusor ancho y largo. Una posible solución sería la
siguiente.

En lugar de recuperar la presión atmosférica para poder eyectar el fluido
turbinado, preparamos una porción no turbinaza a baja presión mediante un
Venturi para eyectar la porción turbinada.
Para que el sistema funcione la presión del hilo exterior en la sección Ae
debe ser igual o un poco inferior a la presión en el hilo interior en Ai. De este
modo la corriente interior puede incorporarse o incluso ser succionada por la
corriente exterior. En otras palabras lo que este sistema hace es utilizar la
potencia contenida en la corona de corriente que circula por el Venturi para
“bombear” la corriente turbinada hasta las condiciones atmosféricas.
Línea de corriente interior
Figura 4.15

Sistema tobera-Venturi
Línea de corriente exterior
p-i
p-e
v-e
v-i
Φ2
2
1
Φ1
∆v
Ai
Ae


69
5.4 Flotación
Quizás la característica más específica de las MCHFAC es su
flotabilidad. Se podrían imaginar sistemas de aprovechamiento de la energía
cinética de los ríos fijados de otros modos: Mediante mástiles, reposando sobre
el fondo, etc. Las razones para preferir un sistema flotante se esbozaron
anteriormente:
• Si montamos las turbinas de la MCHFAC bajo una estructura flotante
podremos conseguir posicionarlas justo en el punto de máxima velocidad de
la corriente
• Una estructura flotante puede ser fácilmente transportada por río (si éste es
navegable). Fácilmente reubicada si las condiciones del cauce cambian.
Fácilmente llevada a la orilla si las condiciones del río pone en peligro su
integridad.
• Se evitan los posibles impactos producidos por rocas o similares
arrastradas por la corriente al no estar en contacto con el fondo.
Los elementos de flotación principal son los dos patines laterales. Estos
patines están concebidos de forma que puedan trabajar en dos posiciones. Su
perfil está formado a partir de dos perfiles tipo canoa separados 90º. En la
posición de operación , es el perfil pequeño el que sustenta la MCHFAC. Su
inserción en la corriente debe ser la mínima y su empuje vertical el suficiente
para soportar el peso de todos los elementos menos el equivalente al empuje
de las turbinas.
Girando 90 grados los patines e izando las turbinas se pasa a la posición
de protección. En esta configuración es el perfil grande (y en menor medida el
pequeño) quien se encarga de soportar todo el peso.
Estos patines pueden ser fabricados utilizando la técnica y materiales
propios de la industria naval. El casco deberá ser resistente a la corrosión para
garantizar una vida suficientemente larga y resistente a los posibles impactos
de objetos o con el fondo. El espacio interior de estos patines estará relleno de


70
un material de baja densidad que impida que se inunden en caso de fisura o
bien separados en varios compartimentos estancos.
Por razones que se explicarán en el apartado 5.9 cada patín estará
sobredimensionado para proporcionar el doble del empuje necesario para
mantener a flote una MCHFAC aislada.
Un segundo elemento que puede ser utilizado en la flotación es el
espacio hueco de las carcasas de la turbina. Estos perfiles, similares a alas de
avión, tienen importantes espacios vacíos. sería posible utilizar estos
compartimentos para aumentar la flotabilidad.
5.5 Transmisión y multiplicador
La función de la transmisión es llevar el par motor al eje de la máquina
que lo vaya a utilizar. La máquina que recoge el par de la transmisión será un
multiplicador cuya función será adecuar el número de revoluciones por minuto
al valor requerido por el alternador.
Los medios utilizados para transmitir el par recuperado por el rotor serán
muy distintos dependiendo de si se transmite a partir del eje o de la periferia del
rotor. Una transmisión que parta desde el eje tendrá que atravesar el tubo-
Patín en posición de protección Patín en posición de operación
Figura 4.16



71
difusor y supondrá un obstáculo para la corriente. Una transmisión periférica
deja libre el conducto del rotor pero conlleva mayores dificultades de diseño.
5.5.1 Transmisión desde el eje.
Para este caso se presentan dos posibilidades: hacer pasar los medios
de transmisión a través de la corriente turbinada procurando perturbarla lo
menos posible o bien partir la corriente en dos dejando un espacio vacío en
medio para la transmisión.
En el primer caso se podría utilizar un eje horizontal que arrastra
mediante un piñón una cadena de transmisión que discurriría por el interior de
un brazo hueco y con forma exterior hidrodinámica. Dicho brazo servirá a la vez
de conducto para la cadena de transmisión y de soporte para el rotor. Este es
el sistema que fue empleado satisfactoriamente en la construcción del prototipo
de flujo libre de la “Northern Territory University”.
Otra posibilidad sería utilizar un eje vertical que engranaría mediante un
piñón cónico con el eje horizontal. Este sistema podría utilizar el mismo sistema
de brazo hueco y soporte situado aguas abajo del rotor.
Figura 5.18

Soporte y conducto
para la transmisión
A
A’
Sección AA’


72
En ambos casos en el diseño del brazo se tendrán muy en cuenta los
aspectos hidrodinámicos. Este brazo tendrá una sección similar a uno de los
perfiles laminares que ya se han mencionado y que se utilizaron en el perfilado
del buje, las aspas del estator y el rotor.

Si optamos por partir la corriente se ganaría mucho en simplicidad ya
que la máquinaria empleada no estaría en contacto con el agua y se podría
utilizar tecnología convencional. También mejoraría mucho la accesibilidad de
los equipos ya que podría llegar a ellos incluso cuando la central está en
funcionamiento.

División del canal para
simplificar el acceso a la
maquinaria
Figura 5.18

Soporte y conducto
para la transmisión
Sección AA’
A A’
Figura 5.19


73
Para que la corriente no varíe su velocidad a causa de la bifurcación
tendrá que cumplirse que la suma del área de ambas secciones sea igual al
área del conducto no bifurcado. Este diseño simplifica la transmisión, pero
complica la construcción y dificulta el paso del agua. Su efecto sobre el
coeficiente de remanso sería negativo.
El caso extremo sería el de los grupos bulbo. En estos grupos la
transmisión, el multiplicador y el alternador se encuentran dentro de una
cápsula estanca en medio de la corriente. Debido a su gran volumen, no sería
una solución práctica para las MCHFAC.

5.5.2 Transmisión desde la periferia.
Utilizando esta forma de transmisión dejamos totalmente despejado el
camino a la corriente y mejorará el rendimiento. El principal problema de un
mecanismo así es el la absorción de los esfuerzos generados.
Estos esfuerzos provienen principalmente de la acción del agua en el
sentido axial y de la acción del mecanismo de transmisión en sentido radial.
Sería muy complejo y muy costoso fabricar rodamientos u otros medios de
deslizamiento que actuasen en toda la zona circular de contacto entre la corona
Grupo bulbo de la central
mareomotriz de La Rance
Figura 5.20 Figura 5.20


74
exterior del rotor y el tubo difusor. Aún si consiguiésemos idear este tipo de
rodamientos, el par de frenado resultante sería muy superior al generado en un
eje central ya que el par de frenado producido por las fuerzas de rozamiento
crece linealmente con el radio ( M
f
=r x F
r
).
Una solución posible ya se insinuó en el apartado del estator. Se podría
utilizar esta estructura para soportar esos empujes. Veamos cualitativamente
como serían estos esfuerzos.
Si usamos un eje central con un solo apoyo en el estator, se reduce el
esfuerzo radial trasmitido por la corona exterior ya que parte es absorbida por
el estator y el esfuerzo axial podría ser soportado íntegramente por el estator.
El problema de esta configuración “asimétrica” es que aparece un momento
flexor en el eje.
Si utilizamos un eje central con un apoyo anterior y otro posterior, el
esfuerzo radial sobre la transmisión disminuye aún más. El empuje axial se
repartirá entre ambos apoyos. Esta configuración no genera un momento flexor
sobre el eje.
El segundo apoyo será de características similares al estator pero no
estará inclinado. Utilizará también un perfil hidrodinámico laminar y será lo
menos “obstrusivo” posible.
Fuerzas ejercidas por el rotor sobre la estructura
Azul: Radial
Rojo: Axial
Verde: Momento
Con estator y
soporte aguas abajo
Con estator Sin estator
Figura 5.21



75

Con esta configuración, las acciones que ejerce el rotor pasan a la
estructura de la MCHFAC a través de las aspas del estator y de la estructura
trasera. Se evita así que dichas acciones se ejerzan directamente por contacto
en la periferia.
Una vez garantizada la absorción de esfuerzos por la estructura
podemos plantear el mecanismo de transmisión en si mismo.
5.5.2.1 Mediante cadena o correa.
Para conseguir una transmisión síncrona podemos acoplar un perfil
dentado al exterior de la corona sobre la que están montadas las aspas del
rotor. La rueda dentada así formada podría arrastrar una correa sincronía o una
cadena de transmisión.
La MCHFAC tendrá un alternador para cada dos rotores, por esto, el par
procedente de ambas turbinas tendrá que converger sobre un solo eje. En un
primer paso se podría llevar el par hasta dos ejes paralelos y simétricos, que al
estar engranados girarían solidariamente. Uno de estos ejes sólo hace de
soporte para su piñón y el otro, más grueso, transmitirá el par motor “conjunto”
al alternador. Todas estas correas y maquinaria estarán cubiertas y protegidas
por una envolvente adecuada para que no queden expuestas al contacto del
agua o los operarios.
Figura 5.21


76

5.5.2.2 Mediante engranaje.
Este montaje es muy similar al anterior, en este caso la periferia externa
del rotor se pone en contacto con un engranaje en lugar de con una cadena.
Después habrá que hacer converger sobre el eje del reductor los pares de
salida de ambos rotores. Esto se puede lograr mediante acoplamientos de
cambio de dirección. Requiere menos espacio que las correas o cadenas pero
conlleva más pérdidas energéticas y un mayor coste.

5.5.3 Multiplicador
La MCHFAC está pensada para conectarse a la red eléctrica y por tanto
deberá cumplir ciertas condiciones de sincronismo con la frecuencia de la red.
Esta condición de sincronismo impone una velocidad de giro del alternador.
Eje secundario
Figura 5.23

Eje principal
Figura 5.23
Transmisión desde la
periferia mediante un
tren de engranajes


77

Velocidad de sincronismo del generador (rpm)
Número de polos 50 Hz 60 Hz
2 3000 3600
4 1500 1800
6 1000 1200
8 750 900
10 600 720
12 500 600
La velocidad de giro del rotor es muy inferior a estos valores, incluso
para un alternador con gran número de polos. Para conseguir la velocidad de
rotación adecuada en la entrada del alternador es necesario un multiplicador.
Estas máquinas convierten la rotación de salida del rotor de muy bajas rpm y
alto par a bajo par y altas rpm.
La velocidad de giro del rotor es directamente proporcional al TSR y a la
velocidad de la corriente e inversamente proporcional al radio del rotor.
( )
R
v
RPM
60
2πλ
ϖ = (5.1)
Donde:
λ es el TSR
V es la velocidad de la corriente
R es el radio del rotor
Para un rotor de 4 aspas el TSR óptimo hallado para el prototipo
mencionado en el apéndice A es de entorno a 4. El óptimo previsto por la teoría
de la banda de rotor es aproximadamente 6. Con una velocidad de corriente de
entorno a 3 m/s y un diámetro de 1,5 m. el rotor girará a unas 150 rpm (para el
TSR de 4). Para alcanzar un valor de, por ejemplo, 1500 necesitamos un
mecanismo multiplicador con un factor 10.
La solución adoptada en la industria de los aerogeneradores es insertar
un multiplicador en el eje del rotor entre el buje y el alternador. Estos
componentes no realizan su función con un 100% de eficiencia. Consumen


78
entorno a un 2% de la potencia generada además son una fuente importante
de ruidos y suponen entorno al 5% del coste total.
La forma en que se realiza la transmisión en las MCHFAC nos podría
permitir eliminar este componente. En el diseño propuesto para la MCHFAC el
par motor se transmite mediante una cadena desde la periferia del rotor. Si esta
cadena se engrana en un piñón de menor diámetro que el rotor, estaremos
produciendo una multiplicación. El factor de dicha multiplicación viene dado por
la relación de los diámetros.

piñon
rotor
N
φ
φ
= (5.2)
Si la MCHFAC es la más pequeña (1,5 m de diámetro de rotor) sería
necesario un piñón de 15 cm. de diámetro para conseguir el factor de
multiplicación deseado. Este tamaño parece perfectamente posible para el
rango de potencias en que trabaja este modelo. Este piñón estará montado en
el eje de entrada del alternador y de este modo conseguimos conectar
directamente el rotor con el alternador. Hemos simplificado a una sola etapa la
transmisión y la multiplicación.
Para dar mayor versatilidad al sistema se podrían montar sobre el eje de
entrada una serie de piñones de diferente número de dientes de forma que
engranando uno u otro pudiéramos ajustar el valor de N a las condiciones de la
corriente.
Si en lugar de la transmisión por cadena se utilizase la transmisión
mediante engranaje, el resultado sería el mismo. El engranaje en contacto con
la periferia del rotor tendría que tener un diámetro de 15 cm y obtendríamos
directamente el mismo grado de multiplicación.
5.6 Alternador
El alternador se encarga de transformar el par transmitido a su eje de
entrada en una corriente eléctrica utilizable. Esta función se puede realizar
empleando máquinas de varios tipos y conectándolas a la red en varias


79
configuraciones diferentes. A continuación se explican diferentes modalidades
así como sus ventajas y limitaciones.
5.6.1 Alternadores Asíncronos en conexión directa.
Desde el punto de vista del principio físico-eléctrico utilizado, los
generadores trifásicos pueden ser síncronos o asíncronos. Ambas máquinas
comparten el mismo tipo de diseño en los arrollamientos del estator. La
diferencia se encuentra en como se genera el campo eléctrico en el rotor.
En el rotor del generador asíncrono el campo se induce mediante un
movimiento relativo entre rotor y estator llamado slip. Cuando hay sincronismo
perfecto el generador no produce energía.

ncronismo si
mecánico ncronismo si
n
n n
s

= (5.3)
El par mecánico inducido entre el rotor y el estator depende del valor del
slip. Este parámetro nos da la capacidad de “desfase” del movimiento del rotor
con respecto a la corriente de la red.
Es ésta posibilidad de funcionar con un ligero desfase positivo con
respecto a la frecuencia de la red la que hacen este tipo de máquina la más
común en las mini hidráulicas y en los aerogeneradores. En este tipo de
aplicaciones el par generado es variable y el alternador debe poder soportar
estas oscilaciones.
El rotor de un generador asíncrono es del tipo “jaula” (está en
cortocircuito). El valor máximo de s depende de la resistencia del circuito del
rotor. Se puede concebir un rotor con resistencia variable y en el que podamos
controlar el slip. El aumento del slip mejora el rango de desfases en el que el
generador puede operar, pero disminuye el rendimiento del sistema.


80

5.6.2 Alternadores síncronos y conexión mediante inversores
de frecuencia.
EL rotor de los alternadores síncronos se compone de un conjunto de
electroimanes excitados mediante corriente continua. El rotor gira a la misma
frecuencia que el campo eléctrico del estator, es decir ,de la red eléctrica. Un
punto del rotor siempre ve el mismo valor del campo del estator, sin embargo el
rotor puede estar adelantado o atrasado un ángulo llamado ángulo de carga
que depende del par soportado.
La necesidad de sincronismo exacto con la red hace que estas
máquinas solo puedan trabajar por ellas solas en un pequeño rango de
velocidades de la corriente y que ejerzan grandes cargas sobre el mecanismo
multiplicador. En la práctica este tipo de alternadores funcionan a velocidad
variable y se conectan a la red a través de inversores de frecuencia.
Los inversores de frecuencia son sistemas que utilizan electrónica de
potencia para pasar de corriente alterna de frecuencia variable (debida a
fluctuaciones de la corriente) a corriente continua y de nuevo a alterna con la
frecuencia de la red.


81
Los generadores síncronos tienen mejores rendimientos que los
asíncronos pero esa diferencia se pierde casi por completo al realizar esta
doble conversión.
5.6.3 Criterios de elección
Comportamiento al conectarse a la red
La conexión del alternador a una red con una frecuencia fija fuerza al
alternador a girar a una velocidad constante. En el otro extremo, el rotor quiere
seguir las variaciones de la corriente. Entre medias se encuentra el
mecanismo de multiplicación. La consecuencia son grandes solicitaciones en el
multiplicador y fluctuaciones en la potencia generada. Para reducir estos
efectos se necesita un cierto grado de libertad entre la velocidad de la corriente
y la del alternador. La experiencia en le campo de la energía eólica indica que
un 2 a 3 por ciento de “elasticidad” sería suficiente. Estos valores son
alcanzables mediante el slip de un generador asíncrono.
Rango de velocidades
Esta elasticidad es suficiente para relajar las cargas soportadas por el
multiplicador, pero no bastan para maximizar la producción de energía
adaptándose a todo el rango de velocidades de la corriente que se pretende
aprovechar. Esa amplitud en variabilidad solo podría alcanzarse utilizando un
alternador síncrono de velocidad variable con inversores.
Disponibilidad
Los motores asíncronos están muy extendidos en todos los campos de
la industria por lo que existe una enorme gama de modelos para todos los
rangos de potencia. Estos motores pueden ser utilizados como generadores
con variaciones mínimas en su diseño. Estos motores o generadores son muy
robustos, relativamente económicos y requieren muy poco mantenimiento. Los
motores síncronos también están muy extendidos pero su coste y sus
requerimientos de mantenimientos son mayores
Sincronismo e interferencias con la red


82
Los generadores asíncronos se adaptan sin ningún problema a la
frecuencia de la red. Esto no es así para los síncronos, quienes además
introducen harmónicos parásitos en la red a causa de las conversiones
realizadas por los inversores.
Rendimiento
La diferencia de rendimiento para alternadores asíncronos con bajo slip
y generadores síncronos es pequeña, del orden del 2%. Si incluimos
laspérdidas producidas por los sistemas electrónicos, el rendimiento de ambas
soluciones es prácticamente igual.
Coste
La electrónica de potencia se abarata constantemente a la vez que la
calidad y el rendimiento de los componentes aumenta. Hace un par de años el
inversor costaba más que el propio alternador síncrono y hoy en día la
situación ya no es la misma. El sistema síncrono con inversores es alrededor
de un 50% más caro que el asíncrono pero permite capturar energía de un
rango más amplio de velocidades de la corriente. De nuevo el compromiso es
difícil.
Aunque estas consideraciones vienen del estudio de la tecnología
utilizada en la industria de la energía eólica, los razonamientos sirven
perfectamente para la elección del alternador de las MCHFAC.
Para el caso de las MCHFAC habrá que tener en cuenta algunas
diferencias:
-Menor variabilidad en la corriente. Esto implica una menores
solicitaciones del mecanismo multiplicador y menores requerimientos de
elasticidad.
-Condiciones de operación más severas: medio acuático, constantes
oscilaciones de la MCHFAC... La robustez será de enorme importancia.


83
-Potencia nominal por central menor que en el campo de los
aerogeneradores. El coste del alternador se reparte entre menos Kwh
producidos. El precio será también un factor decisivo.
Por todo ello la opción más adecuada sería un alternador asíncrono
elegido entre los utilizados en aplicaciones marinas. Se buscaría un valor bajo
del slip para mantener un rendimiento alto y se podría conectar directamente a
la red.
5.7 Protección
En este apartado se trata la forma en que debe protegerse la MCHFAC
para evitar que sufra daños tanto ante condiciones de funcionamiento
excepcionales y extremas como ante pequeñas agresiones cotidianas.
Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta un aerogenerador
es su autoprotección. La velocidad del viento varía dentro de un rango muy
amplio y la parte superior de ese rango es tan energética que podría destruirlo
si permaneciese en funcionamiento. Para las MCHFAC estas circunstancias
son menos graves. La velocidad del agua de un río varía menos y lo hace
dentro de un intervalo mucho más estrecho, donde los máximos se conocen de
forma precisa y son, comparativamente, “menos extremos”. Además la
velocidad del agua vendrá dada por las precipitaciones, esto genera un retardo
entre la causa y el efecto de días , para el agua, o meses , para la nieve.
La ultima ventaja de las MCHFAC en este aspecto se puede resumir asi:
Un aerogenerador no se puede “sacar del viento” pero una MCHFAC si se
puede sacar del agua.
Teniendo todo esto en cuenta se ha diseñado el sistema de flotación de
forma que permita extraer el tubo-difusor fuera del río. El funcionamiento de
este sistema de protección ya se explicó en el apartado 5.4


84
5.7.1 Rejillas
Además de estar protegida contra posibles estados extraordinarios de la
corriente, la MCHFAC debe estar protegida contra incidencias cotidianas como
los impactos de objetos arrastrados por la corriente.
Para evitar que estos puedan entrar en el tubo-difusor se colocará una
rejilla delante de la entrada de ambas turbinas. Estas rejillas deben ser capaces
de cumplir su función entorpeciendo lo menos posible el flujo del agua. Al
mismo tiempo deben estar construidas con un ángulo tal que las posibles
suciedades sean deflectadas en lugar de quedar “pegadas” a la reja impidiendo
el paso del agua.
Los cables o varillas finas de acero resisten muy bien en tracción pero
pandean fácilmente en compresión. Aprovechando este hecho se plantea una
configuración de rejillas basada en cables pretensados de acero, muy poco
obstrusiva que además cumplirá la función de sujeción de la MCHFAC.
La idea consiste en crear un cono de cables que unirán el borde
delantero del tubo-difusor a un vértice común. De dicho vértice partirá el cable
de anclaje que se encarga de posicionar la MCHFAC en la corriente.
La fuerza que mantendrá tensos estos cables será la suma de todas las
acciones axiales del agua sobre la turbina y el resto de partes sumergidas.
La velocidad a la que impactan los objetos arrastrados será proporcional
a la velocidad del agua y las fuerzas de arrastre crecen como el cuadrado de
dicha velocidad, esto asegura que la tensión será siempre suficiente para
contener los impactos.
Otra ventaja de este sistema de rejilla flexible pretensada reside en su
indeformabilidad: Después de un impacto los cables volverán a su sitio bajo la
acción de la tensión.
El inconveniente del sistema reside en su incapacidad de trabajar en
condiciones de compresión. Si a causa de algún tipo de turbulencia o algún
movimiento brusco los cables dejan de estar tensos, la rejilla perdería su


85
eficacia o podría incluso introducirse ella misma en el conducto de la turbina y
ocasionar graves daños. Para evitar que los cables puedan quedar sin tensión
se podrían insertar tres o cuatro “radios” rígidos intercalados entre los cables.
La rejilla quedará aproximadamente así.

La configuración de tubo-difusor favorece la prevención de entrada de
objetos flotantes. Puesto que el eje es horizontal y su forma más o menos
cónica, la entrada estará a mayor profundidad que la salida. De este modo,
solo objetos muy grandes o semihundidos llegarán a la boca delantera.
5.7.2 Refugio
Extraer de la corriente las turbinas no nos garantiza un 100% de
seguridad. La MCHFAC está pensada para trabajar en aguas rápidas y en el
caso de una gran crecida éstas pueden volverse muy turbulentas o arrastrar
objetos muy contundentes. Una vez izadas las turbinas por encima del nivel del
agua deberíamos poder apartar la MCHFAC de la zona de máximas
velocidades donde opera habitualmente, para protegerla. Desplazando el punto
de enganche de la MCHFAC sobre su cable de anclaje se podría acercar a la
orilla sin necesidad de abordarla.
Una construcción sencilla y poco costosa en la orilla servirá de refugio
en las aguas menos rápidas. Si las variaciones de nivel del río son poco
marcadas se podría pensar en una estructura de tipo fijo:

Figura 5.24

Barra rígida
Cable


86
Si las variaciones de nivel son muy importantes la protección debe ser
flotante y poder desplazarse arriba y abajo con el nivel del río.
5.7.3 Balizas y señalización
En ríos con tráfico fluvial podrían producirse choques entre las
embarcaciones y la MCHFAC o sus medios de anclaje. Para evitarlo las
MCHFAC deberán estar balizadas adecuadamente. Este tipo de boyas se
utilizan normalmente en grandes ríos para separar el trafico ascendente y
descendente e indicar los lugares de paso cuando el calado es pequeño. Estas
balizas están pintadas de colores vivos y emiten luz de forma intermitente
durante la noche.
En los lugares en que los cables de amarre crucen el cauce tanto por el
aire como bajo el agua, deberá indicarse a que altura se encuentran con
respecto a la superficie del agua de forma que las embarcaciones sepan si
Figura 5.25

Refugio
Campo de velocidades
a lo ancho del río
Figura 5.26

Campo de velocidades a
lo ancho del río
Pontón-refugio
Carriles de
subida y
bajada


87
podrían llegar a tocarlos. Sería algo similar a la preseñalización que se utiliza
en los puentes o entradas a subterráneos para avisar a los vehículos altos.
5.8 Anclaje y conexión a tierra
Las MCHFAC están concebidas para trabajar en los puntos más rápidos
de ríos caudalosos. Uno de los problemas que esto presenta es la concepción
de sistemas capaces de posicionarlos y mantenerlos en su lugar de operación.
Dependiendo del tipo de río, los medios de anclaje deberán también ser
capaces de acompañar las subidas y bajadas de nivel o de no entorpecer el
tráfico fluvial. Estos sistemas de amarre, paralelamente, tendrán que cumplir la
labor de transporte de la energía producida.
El cono de cables que forma la rejilla representa el primer tramo del
sistema de amarre. Además de cumplir la función de protección veremos que
también son una sujeción eficaz: La resultante de las fuerzas de axiales que
sufre la MCHFAC se puede descomponer a groso modo en:
-Dos componentes iguales y paralelas centradas en el eje de cada rotor
debidas al empuje axial que soporta el rotor y al arrastre del tubo-difusor.
-Una tercera componente centrada en el eje de la MCHFAC debida al
arrastre del resto de componentes sumergidos (patines, estructuras de
soporte...)
Si el amarre se hace desde el vértice de la rejilla cónica, las dos
primeras componentes serán transmitidas sin provocar un par de
levantamiento.
Figura 5.27

Par debido al arrastre del
resto de los componente
sumergidos


88
La tercera componente, al tener su punto de aplicación por encima del
eje del amarre, provocaría un par de levantamiento. El valor del arrastre que
sufren los patines es muy inferior al empuje axial de ambos rotores por lo que
en principio dicho levantamiento podría considerarse despreciable en
condiciones de operación.
A partir de cada vértice del cono de protección sale el verdadero cable
de amarre. El problema que se presenta ahora es como y dónde sujetar este
cable. Las condiciones que deberá cumplir este amarre son:
• No entorpecer el trafico fluvial si lo hubiese. Los cables deberían
pasar por encima de la máxima cota o por debajo del máximo
calado de los barcos que por él circulan. Para cada río estos
datos son conocidos.
• Si no hubiese tráfico, los medios de amarre tampoco deberían ser
un obstáculo para los objetos que pueda arrastrar la corriente.
(ramas, árboles ....). Un estudio del río debería darnos datos
sobre el tamaño de estos objetos y así poder establecer una cota
mínima por encima o debajo del agua para los cables.
• Ser capaz de acompañar las subidas y bajadas del nivel de las
aguas sin tener que modificar el punto de anclaje. Respetar los
dos primeros puntos para cualquier altura de crecida o estiaje.
Teniendo en cuanta estas premisas se pueden plantear varios sistemas
de amarre. Cada uno tendrá ventajas sobre los otros dependiendo de las
condiciones del río.
Figura 5.28

Cota máxima barcos
Nivel máximo del agua
Nivel mínimo del agua
Corte del valle
Fondo
Cota mínima barcos
Cota mínima objetos


89
5.8.1 Anclaje al fondo con cable paralelo a la corriente
Los cables procedentes del cono de protección bajan en diagonal hasta
un punto fijo de anclaje en el fondo del río. Dicho punto deberá clavarse o
cimentarse convenientemente en el lecho del río de forma que soporte todos
los esfuerzos transmitidos por el cable desde la MCHFAC.
Este sistema no afecta al trafico ni intercepta objetos arrastrados porque
el cable está dispuesto en paralelo a la corriente. También puede adaptarse a
los cambios de nivel simplemente cambiando el ángulo del cable .
Las dificultadas que presenta este tipo de anclaje son:
La necesidad de realizar trabajos de cimentación bajo el agua y sobre
suelos “difíciles”.
Si en esta configuración se quisiese utilizar un refugio en la orilla sería
necesario soltar el enganche del fondo para poder aproximarlo a la orilla.
La línea de salida de la corriente deberá unir el punto de anclaje con la
orilla y circular sobre el fondo. De esta forma queda expuesta a los impactos de
las rocas y su acceso se dificulta mucho.
5.8.2 Cable transversal aéreo
En esta configuración se dispone un cable que atraviesa la corriente de
orilla a orilla por encima de la cota máxima de paso de barcos (si los hay) o de
objetos arrastrados. El cable que parte del vértice de la rejilla cónica se
engancha a este cable de forma que pueda deslizar transversalmente sobre él.
Figura 5.29

Nivel máximo
Nivel mínimo


90
Este diseño permite la adaptación a diferentes niveles del río , permite el
paso de embarcaciones y de objetos arrastrados. Además permite fácilmente el
desplazamiento lateral de la MCHFAC así como la instalación en paralelo de
varias unidades utilizando el mismo cable transversal. El transporte de la
corriente eléctrica producida es totalmente aéreo.
Este tipo de disposición solo precisa de trabajos en tierra firme, pero las
estructuras que soportan el cable transversal son más complicadas que en el
primer caso.
Si las orillas del río son lo suficientemente escarpadas el anclaje del
cable vertical se podría hacer directamente sobre las paredes del valle. En el
caso contrario sería necesario construir torres para que el cable transversal
esté por encima de la cota máxima de paso de los barcos.
Este tipo de construcciones utilizará tecnología similar a la que se
emplea para construir líneas de alta tensión, o puentes colgantes. Otra
estructura muy similar es la utilizada en las estaciones de aforo directo de los
ríos. En ellas, un velocímetro lastrado toma medidas para diferentes
profundidades sobre toda la anchura del cauce suspendido de un cable
transversal.
Figura 5.30

Nivel mínimo


91

5.8.3 Cable transversal sumergido.
Esta configuración es similar a la anterior. El cable transversal en lugar
de estar por encima de la cota máxima de paso de los barcos se encuentra
bajo el agua, por debajo de la cota mínima de calado de barcos u objetos
arrastrados.
Este cable sumergido también permite la adaptación a diferentes niveles
del río , permite el paso de embarcaciones y de objetos arrastrados. Además
permite fácilmente el desplazamiento lateral de la MCHFAC así como la
instalación en paralelo de varias unidades utilizando el mismo cable
transversal. La corriente eléctrica tendrá que llegar hasta la orilla mediante
cables sumergidos.
Las obras de construcción de los puntos de anclaje se realizarían cerca
de la orilla y se podría aprovechar la época de estiaje para trabajar en seco.
Figura 5.31



92
Figura 5.32

Nivel máximo
El sistema de anclaje elegido dependerá del tamaño de la MCHFAC de
la orografía del vale, de la importancia y frecuencia de las crecidas, del trafico
fluvial...
Para ríos muy anchos o MCHFAC muy grandes sería preferible el
sistema de cable paralelo a la corriente debido a la dificultad de disponer
cables transversales. Para pequeños ríos, sobre todo en valles escarpados ,
parece que la opción que presenta más ventajas es la de cable transversal
aéreo o sumergido.
También se podría pensar en sistemas mixtos como anclaje al fondo con
cable paralelo a la corriente y salida aérea transversal para la electricidad o
incluso en el uso como puntos de amarre de estructuras ya existentes, como
puentes.
5.9 Modularidad
Las potencias generadas por una MCHFAC no son muy elevadas. En
corrientes de 3.5 m/s el modelo más pequeño producirá del orden de los 60 kw.
Será muy difícilmente económico realizar las obras de conexión y de anclaje
para una potencia tan baja. Si un determinado emplazamiento presenta buenas


93
condiciones de corriente y hay espacio suficiente, parece más razonable
construir un “parque” de centrales que compartan varios de los sistemas.
5.9.1 Asociación en paralelo
Aprovechando un solo cable de anclaje transversal podrían amarrarse
una batería de MCHFAC. Para dar rigidez y compacidad esta asociación se
podrían montar de forma que las MCHFAC contiguas compartan un patín. De
este modo una MCHFAC que se encuentre entre otras dos solo dispone de ½ +
½ del empuje de los patines sobre los que se apoya. Esta es la razón por la
que los patines deberán estar sobredimensionados al doble de sus
requerimientos en funcionamiento aislado.
Todo este conjunto de centrales podría compartir también un solo cable
de conexión a tierra y un solo transformador.
5.9.2 Asociación en serie
Uniendo unas MCHFAC a otras en el sentido de la corriente podríamos
formar una cadena de unidades que comparten un solo punto de anclaje. En
caso de haber tráfico fluvial, esta disposición no supone un obstáculo para su
paso. Si se utiliza la asociación en serie deberá procurarse que las distancia
entre unidades sea suficientemente grande para que la estela generada por
una no afecta a la que se encuentra aguas abajo.

Asociación en paralelo. 2 X ½ patín por unidad
Figura 5.33


94
Ambos tipos de asociación pueden combinarse como convenga para
adaptarse lo mejor posible a las condiciones del emplazamiento elegido.

5.10 Mantenimiento
Al no existir apenas experiencias previas en este campo es difícil
aventurar los requerimientos de mantenimiento de la MCHFAC. Algunos de sus
componentes no son de uso exclusivo en la MCHFAC y sus requerimientos de
mantenimiento podrían extrapolarse de otras aplicaciones en las que trabaje en
condiciones similares. El alternador que genera la corriente necesaria para el
funcionamiento de un barco puede ser del mismo tipo que e de la MCHFAC y
trabaja en circunstancias similares.

Combinaciones de asociaciones mixtas serie y paralelo.
Figura 5.34



95
Otros componentes son específicos de la MCHFAC pero tienen cierta
analogía con los componentes de otras aplicaciones. El rotor de una MCHFAC
está expuesto al mismo tipo de condiciones que las hélices de un barco. Los
patines de la MCHFAC tienen cierta similitud con los patines de un hidroavión o
con los cascos de un catamarán.
Finalmente hay componentes para los que sólo la experiencia podrá
darnos indicaciones de su comportamiento. Las rejillas de protección basadas
en la tensión de los cables de anclaje podrían ser un punto conflictivo, por
ejemplo.
En cualquier caso es posible prever algunos de los problemas que
pueden aparecer durante la operación de la MCHFAC.
5.10.1 Corrosión
Debido al entorno acuático en el que opera, los componentes de la
MCHFAC estarán muy expuestos a la corrosión. Será necesario elegir
materiales resistentes para su construcción y será necesario realizar paradas
periódicas para repintar las partes protegidas de esta forma.
5.10.2 Crecimiento de algas
Las partes sumergidas de la MCHFAC se verán afectadas por las algas.
En algunas, como los patines o el exterior del tubo difusor, esto no supone un
problema. En otras, estas algas pueden afectar negativamente el rendimiento.
El rotor de la MCHFAC es un dispositivo de sustentación, aprovecha las
propiedades hidrodinámicas del perfil empleado en sus aspas. Estos perfiles
laminares con alto ratio L/D son muy sensibles al estado superficial del aspa.
Cualquier irregularidad hace descender mucho su rendimiento. Para mantener
las aspas limpias será necesario limpiarlas periódicamente.
5.10.3 Enganche de materiales
Aunque las medidas de protección descritas en el capítulo 5.7 funcionen
perfectamente y se eviten todos los impactos de objetos, siempre quedará la


96
posibilidad de que objetos pequeños y flexibles (ramas, hojas, plásticos...)
queden enganchados en algún lugar. Si ese lugar es una parte vital como el
rotor o la cadena de transmisión el efecto sobre el rendimiento global será muy
marcado. Si monitorizamos la energía generada por cada unidad podremos
detectar este tipo de incidentes y actuar con celeridad. En función de la
frecuencia con que se presenten estos hechos podría llegar a ser necesaria la
presencia de personal dedicado.
5.10.4 Accesibilidad
Para poder llevar a cabo las acciones de mantenimiento anteriormente
citadas es necesario que todos los componentes de la MCHFAC sean
accesibles. Gracias al diseño de la flotación con dos posiciones será posible
extraer de la corriente todos las partes de la MCHFAC utilizando la posición de
protección. Si además fuese necesario mantener en reposo la central bastaría
con llevarla a su refugio si lo hay o si no llevarla a la orilla modificando el
amarre.
El chasis sobre el que se montan todos los equipos de la central tendrá
suficiente espacio libre para que una persona pueda moverse entre los
componentes de la central mientras ésta flota. Desde esta zona transitable se
podrá llegar a las partes aéreas cuando la central está funcionando y también a
todas las partes sumergidas cuando la central esté en protección.




6 Planos


7 Aspectos económicos, viabilidad
Para determinar la viabilidad económica de las MCHFAC es necesario
estimar su producción energética anual así como el coste de fabricación,
instalación y mantenimiento de la central. Una vez estimados estos datos y
conocido el horizonte temporal en el que se prevé que funcione la MCHFAC se
podrá estudiar desde la perspectiva de un proyecto de inversión.
7.1 Costes
El problema principal de todos los sistemas que aprovechan la energía
solar (de forma más o menos directa) es el coste del dispositivo que la captura.
Debido a la baja densidad en que esta se presenta son necesarios “colectores”
complejos y caros. La cuestión central es conseguir sistemas suficientemente
baratos para que gracias al ahorro de combustible el sistema pueda ser
económico. En este sentido, como ya se vio, las MCHFAC tienen ventaja con
respecto a los aerogeneradores debido a la gran densidad del agua.
La estimación del coste global de la MCHFAC y de los costes unitarios
de sus componentes será muy difícil ya que no existen antecedentes ni
prototipos previamente construidos. Algunas partes de de la MCHFAC son
asimilables a las que existen en otros campos de la ingeniería, pero también
hay componentes importantes que tendrían que ser diseñados y construidos a
partir de cero.
En los primeros años de desarrollo de la energía eólica a escala
industrial los costes de las instalaciones eran muy superiores a las que se
construyen en serie hoy en día. Además, había grandes discrepancias a las
hora de evaluar su rentabilidad. Una gran parte del coste total provenía de la
investigación y desarrollo que era financiada por muchos organismos y
realizada por varias instituciones y universidades . . .
Las MCHFAC tienen vocación de fuente industrial de energía eléctrica.
Para hacer una evaluación de costes consideraremos que se ha alcanzado una
etapa de producción en serie. Siendo conscientes de lo grosero de la


99
aproximación, nos apoyaremos en los costes de componentes similares de la
industria de los aerogeneradores y las mini hidráulicas.
7.1.1 Comparación con mini hidráulicas y eólicas
El coste por Kw instalado para las mini hidráulicas es de unos 1000-1200
€. Para los parques eólicos más recientes dicho coste ronda también los 1000
€. Evidentemente estos parámetros solo tienen valor orientativo y varían mucho
en función de las características de cada emplazamiento.
El factor de capacidad “normal” para un parque eólico ronda el 25 – 30
%. Para una central mini hidráulica este parámetro es mucho más variable y
depende mucho del tipo de cauce en el que se encuentre ubicada. El uso de un
embalse permite almacenar el agua en momentos de abundancia y liberarla en
momentos de escasez. Las centrales mini hidráulicas más parecidas en este
sentido a las MCHFAC son las de tipo fluyente, ya que no tienen capacidad de
almacenamiento. Se podría dar un rango de entre un 25 un 45% para el factor
de capacidad.
A la vista de numerosos ejemplos tanto de centrales mini hidráulicas
como parques eólicos podemos promediar un par de centrales tipo de potencia
similar. De ellas estudiaremos la estructura de costes: Cuánto cuestan las
estructuras, los sistemas auxiliares y la maquinaria de producción de energía
propiamente dichas. Apoyándonos en este análisis propondremos una
estructura de costes para la MCHFAC.


Central Mini Hidráulica Fluyente

Potencia 1,2 MW Euros/Kw instalado 1145
Salto 8 m Factor de Capacidad 45%
Caudal 20 m3/s Producción Anual (Kw·h) 4730400




100

Elemento
Variable
Característica
Coste
unitario (€)
Número
Unidades
Coste del
elemento (€)
% del total
Presa Altura 5m. 2400 170 408000 26,24%
Toma, compuertas y
rejas
q=20 m3/s 30000 1 30000 1,93%
Canal derivación q=20 m3/s 180 600 108000 6,95%
Edificio de la Central P=1,2 MW 250000 1 250000 16,08%
Turbina y regulación P=1,2 MW 420000 1 420000 27,01%
Alternador P=1,2 MW 60000 1 60000 3,86%
Transformador P=1,2 MW 30000 1 30000 1,93%
Sistema Eléctrico y
automatismos
P=1,2 MW 15000 1 15000 0,96%
Línea
Media
tensión/llano
13 5000 65000 4,18%
Accesos Llano 20 3000 60000 3,86%
Ingeniería 7% total 108838,7097 1 108838,7097 7,00%
TOTAL 1554838,71 100,00%

Parque Eólico


Potencia 1,2 MW Euros/Kw instalado 949
Velocidad Media del viento 7,8 m/s Factor de capacidad 27%
Producción Anual (Kw·h) 2838240

Elemento Variable
Característica
Coste
unitario
Número
Unidades
Coste del
elemento
% del total
Aerogeneradores 150 Kw 102000 8 816000 72%
Cimentaciones 150 Kw 11000 8 88000 8%
Transformador
BT/MT
P=1,2 MW
25000 1 25000 2%
Sistema Eléctrico y
automatismos
P=1,2 MW
24000 1 24000 2%
Línea Media
tensión/llano
25 4000 100000 9%
Accesos Llano 20 900 18000 2%
Ingeniería 6% total 68361,70213 1 68361,70213 6%
TOTAL 1139361,702 100%



101
Mini Hidraúlica: estructura de costes
Turbina y
generador
35%
Obra civil
50%
Equipos electricos
8%
Ingeniería
7%

Parque eólico: Estructura de costes
Aerogeneradores
72%
Obra civil
9%
Equipos electricos
13%
Ingeniería
6%

A pesar de que el coste por Kw instalado es similar en ambos ejemplos
se aprecia claramente que este coste se reparte de formas muy distintas.
Una central hidroeléctrica, por pequeña que sea, requiere de importantes
obras civiles y este es el componente más importante del coste (≈50%). La
siguiente partida corresponde a los equipo que producen la energía (≈35%).
Estos equipo son relativamente baratos dado que una vez retenida el agua y
Figura 7.1

Figura 7.2



102
generado el salto, la densidad de potencia contenida en ella es muy alta y es
más fácilmente extraíble.
En el caso de un parque eólico el componente más importante es con
diferencia el de los aerogeneradores (≈75%). Los aerogeneradores son en si
mismos unidades acabadas y autónomas y no necesitan adaptar el “cauce” del
viento, simplemente requieren ser colocados en el lugar adecuado. La
importancia de la obra civil (cimentación y accesos) cae con respecto al caso
anterior.
Puesto que ambas centrales son de la misma potencia, las partidas
dedicadas a ingeniería y equipos eléctricos son comparables.
Para poder continuar este tipo de análisis sobre una instalación basada
en MCHFACs será necesario conocer en primer lugar el precio de cada unidad.
Para hacerlo habrá que entrar en la estructura de costes de los propios equipos
de generación. Como introducción podemos hacer lo propio con la estructura
una aerogenerador comercial tipo.
Aerogenerador Tipo: 150KW, Φ20 m.

Elemento Coste % del total
Aspas 26640 24%
Buje 6105 6%
control de calado 6660 6%
Eje 4440 4%
Freno y multiplicador 8880 8%
Barquilla 13320 12%
Alternador y sistema eléctrico 19980 18%
Torre 18870 17%
Ensamblaje 5550 5%
TOTAL 110445 100%


103
Aerogenerador: Estructura de costes
Aspas
24%
Buje
6%
control de calado
6%
Eje
4%
Freno y
multiplicador
8%
Barquilla
12%
Alternador y
sistema electrico
18%
Torre
17%
Ensamblaje
5%
Barquilla
y sistemas
mecánicos

Al haber muchos elementos en común entre un aerogenerador y una
MCHFAC sus estructuras de costes deben asemejarse. A continuación se
desglosan los sistemas de la MCHFAC a los que debe ponerse precio.
7.1.2 Estructura de costes de la MCHFAC
MCHFAC

Elemento
Variable
Característica
Coste unitario
Número
Unidades
Coste del
elemento
% del total
Patines 2X700Kg 5,5 1400 7700 10%
Tubo difusor
φ1.5 m.// φ
2.73 m. 5400 2 10800 14%
Chasis
Estructura
Barras
soldadas 2,5 450 1125 1%
Cables 150m 8 200 1600 2%
Rotor - Buje -
Estator φ1.5 m. 6700 2,8 18760 24%
Transmisión 100 KW 3000 1 3000 4%
Alternador y
sistema eléctrico 100 KW 10000 1 10000 13%
Ensamblaje
8 personas * 1
semana 300 8 2400 3%
Varios
Otros +
recubrimiento 23736,42857 1 23736,42857 30%
TOTAL 79121,42857 100%
Figura 7.3



104
MCHFAC: Estructura de costes
Patines
10%
Tubo difusor
14%
Chasis Estructura
1%
Cables
2%
Rotor - Buje -
Estator
24%
Transmisión
4%
Alternador y
sistema electrico
13%
Ensamblaje
3%
Varios
29%
Otros
36%

Veamos como se ha calculado cada una de estas componentes:
7.1.2.1 Patines
Los patines de la MCHFAC son una estructura que tiene más que ver
con la industria naval que con la ingeniería civil. Se trata de dos cascos huecos,
cerrados y de forma no demasiado compleja que podrían construirse de acero.
El componente más similar en un aerogenerador sería la torre de sujeción. Sin
embargo su función es dar flotabilidad, no soportar grandes esfuerzos
mecánicos. Además su tamaño es muy inferior.
Para estimar el coste de éste elementos se utilizan valores tabulados de
precios por Kg de estructuras tipo. Así , para cascos de barco se tiene:
-Cascos simples en series grandes: 5 – 6 €/kg
La masa de los patines se obtiene de sus medidas reflejadas en los
planos y considerando que se construyen a partir de chapa de acero de 3mm
de espesor.
7.1.2.2 Tubo-difusor
El tubo difusor debido a su forma hueca y compleja de contorno
hidrodinámico se asemeja a un ala de avión o un aspa de aerogenerador. A
diferencia de estás, sin embargo, no estará sometida a grandes esfuerzos
Figura 7.4



105
dinámicos. La punta del aspa de un aerogenerador puede moverse a
velocidades próximas a la del sonido, mientras que el tubo difusor permanece
estático y simplemente canaliza el flujo. Su tamaño es similar para potencias
similares pero la simetría de revolución del tubo difusor parece menos compleja
que el perfil torsionado de un aspa.
7.1.2.3 Chasis-Estructura
La estructura y chasis de la MCHFAC se construirán a partir de
estructuras de barras reticuladas. De nuevo podemos hacer uso de valores
tabulados de precios para este tipo de estructuras:
- Estructuras de acero reticulado: 2,5 €/kg
Solo queda estimar la masa de acero necesaria a partir de los planos de
la central.
7.1.2.4 Cables
La cantidad y grosor de los cables necesarios dependerá en gran
medida del emplazamiento y tipo de agrupación que se utilice. En todo caso
habrá una parte fija correspondiente a los conos-rejilla. Se puede dar también
un precio promedio para estos componentes.
- Cable 4φ-16φ: 8 €/m
7.1.2.5 Rotor-Buje-Estator
Este es uno de los componentes centrales de la MCHFAC. A nivel
industrial el elemento más similar son las hélices de grandes barcos. Existen
modelos diseñados para funcionar dentro de un tubo en lugar de en flujo libre.
Para un diámetro de 1,5 m tenemos:
Diametro (mm) Precio (€)
1200 4565
1400 5885
1600 7425
1800 8965
Φ1500 ≈ 6700 €
Figura 7.5



106
Era de esperar que el rotor de una MCHFAC sea mucho más barato que
el de un aerogenerador de potencia equivalente por varias razones: La mayor
densidad del fluido hace que sea mucho más pequeño. Las aleaciones
inoxidables de que se construye son muy caras pero la fabricación se realiza
por fundición y colado. Esto supone que una vez construido el molde la
cantidad de trabajo necesaria para construir una unidad adicional es mínima.
Las aspas de un aerogenerador se construyen manualmente y esto supone
gran cantidad de horas de trabajo.
El buje es geométricamente mucho más simple que el rotor. Se podria
decir que su coste es del 10% del valor de éste. Las aspas del estator y de la
sujeción trasera del buje son de la misma naturaleza que el rotor pero más
simples. Se podría suponer que su coste es de un 30% del precio del rotor.
7.1.2.6 Transmisión
A pesar de no ser un multiplicador estándar podemos aproximar el coste
de la cadena de transmisión periférica y el sistema de engranajes por el coste
de un multiplicador capaz de soportar potencias similares.
7.1.2.7 Alternador y sistema eléctrico
Este sistema no difiere apenas del utilizado por un aerogenerador de la
misma potencia y que funcione con un generador asíncrono. Parece justificado
utilizar el coste de este componente en un aerogenerador. Asi:
- Alternador asíncrono e inversores (100 KW): 9000 - 11000 €
7.1.2.8 Ensamblaje
Es difícil saber la cantidad de mano de obra que hará falta cuando no se
conoce exactamente el diseño ni la forma en que este se realiza. considerar
que se requieren 8 personas durante una semana parece una aproximación
conservadora. Este valor nos da un porcentaje en el coste total similar al de un
aerogenerador.


107
7.1.2.9 Varios
Como la descripción de la MCHFAC no ha sido muy detallada se supone
que algunos subsistemas o elementos han escapado a la descomposición
anterior. Por otro lado el apartado de varios sirve de factor de recubrimiento
para tener en cuenta que la imprecisión en los cálculos.
Parece suficientemente conservador considerar que hay que sumar un
10% por los elementos olvidados y otro 20% para compensar la posible
infravaloración.
7.1.3 Parque de MCHFAC
Del mismo modo que analizamos una mini hidráulica tipo y un parque de
aerogeneradores ahora analizaremos un parque de MCHFAC con la misma
potencia que los casos anteriores.
Parque de
MCHFAC


Potencia 1,2 MW
Factor de
Capacidad 27%
Velocidad Media
Corriente 1,83m/s
Euros/Kw
instalado 996,83

Elemento
Variable
Característica
Coste
unitario
Número
Unidades
Coste del
elemento
% del
total
MCHFAC 100 Kw 79121,42857 12 949457,1429 79%
Anclajes
5% coste
MCHFAC 47472,85714 1 47472,85714 4%
Transformador
BT/MT P=1,2 MW 25000 1 25000 2%
Línea
Media
tensión/valle 30 3000 90000 8%
Accesos Valle 25 500 12500 1%
Ingeniería 6% total 71772,12766 1 71772,12766 6%
TOTAL 1196202,128 100%



108
Parque MCHFAC : Estructura de costes
MCHFAC
79%
Obra civil
5%
Equipos
electricos
10%
Ingeniería
6%

Veamos el origen de cada una de estas cantidades:
7.1.3.1 Obra civil-Anclajes
Vimos que los cimientos de los aerogeneradores suponían entre un 6-
8% del coste total de un parque eólico. Estas construcciones son muy caras y
masivas y tienen que soportar tanto el peso del aerogenerador como los
momentos generados por la carga del viento. Los puntos de anclaje
simplemente tienen que soportar la tracción transmitida por los cables y serán
mucho menores que los cimientos de un aerogenerador. Sin embargo también
podría ser necesario que los puntos de anclaje soporten mástiles en el caso de
un cable aéreo trasversal. Por ello se ha tomado como valor promedio para los
anclajes el 5% del coste de las MCHFAC.
Para el coste de los caminos de acceso se han tomado valores similares
a los de la central mini hidráulica.
7.1.3.2 Equipos eléctricos
Los equipos eléctricos del parque consisten en los transformadores y las
líneas eléctricas. Puesto que la potencia es la misma que en el caso de la mini
hidráulicas y la situación con respecto a un río parecida, hemos tomado los
valores del proyecto hidráulico como válidos para este parque.
Figura 7.6



109
7.1.3.3 Ingeniería
Para esta partida se ha considerado un porcentaje (6%) del coste total
de forma similar a lo que se hizo en los anteriores casos.
7.2 Estimación de la producción eléctrica
Para evaluar la producción eléctrica necesitaremos datos estadísticos de
la corriente en la que pretende instalarse la MCHFAC. Este tipo de datos son
similares a los que se requieren para evaluar un proyecto hidroeléctrico
convencional pero la metodología de calculo tiene más en común con la
empleada en los proyectos de energía eólica.
Por otro lado necesitaremos datos de funcionamiento de la MCHFAC.
Para cada velocidad posible de la corriente necesitaremos saber en que
medida puede la central aprovechar la potencia contenida en la corriente.
7.2.1 Contenido energético de la corriente
Las MCHFAC pueden producir cantidades importantes de energía a
pesar de su reducido tamaño gracias a la elevada densidad del agua. A
continuación se muestra en dos gráficos la potencia por metro cuadrado
contenida en sendas corrientes de aire y agua. Los valores de velocidad
(abscisas) para los que se han calculado estos gráficos no son los mismos. La
potencia de cada fluido se representa dentro del rango de velocidades
esperables en la atmósfera y dentro de un río caudaloso.


110


La utilización de la velocidad media de una corriente nos podría llevar a
un error muy grave a la hora de estimar la potencia contenida en ella. Si
dijésemos que la potencia media se puede hallar como el cubo de la velocidad
media estaríamos cometiendo una subestimación de entorno al 100% del
potencial. Por ejemplo, un río cuya velocidad se mantenga en 5 m/s durante
diez días produciría tanta energía como un río a 2 m/s durante 150 días.
A la vista de esto queda claro que es de gran importancia conocer la
frecuencia o la probabilidad con la que ocurre cada velocidad.
7.2.2 Espectro de velocidades de un río.
Llamaremos espectro de velocidades de un río en un punto a la función
que nos de la probabilidad de aparición de cada velocidad en dicho punto. Está
función es imprescindible para poder estimar la producción energética del río.
Para el caso del viento, esta función se aproxima mucho a la función de
Weibull. Sabemos a priori que las mediadas de viento realizadas deben
ajustarse a esta curva y eso simplifica la definición del espectro. Además,
debido a que los tiempos característicos de variación del viento son mucho
menores que los del agua, los periodos de muestreo pueden ser también más
cortos.
Potencia de una corriente de agua (Kw/m2)
0,00
20,00
40,00
60,00
80,00
100,00
120,00
0
,
2
5
0
,
7
5
1
,
2
5
1
,
7
5
2
,
2
5
2
,
7
5
3
,
2
5
3
,
7
5
4
,
2
5
4
,
7
5
5
,
2
5
5
,
7
5
Velocidad del agua (m/s)
P
o
t
e
n
c
i
a

(
k
w
/
m
2
)
Potencia de una corriente de aire (Kw/m2)
0,00
1,00
2,00
3,00
4,00
5,00
6,00
7,00
8,00
9,00
1 3 5 7 9
1
1
1
3
1
5
1
7
1
9
2
1
2
3
Velocidad del aire (m/s)
P
o
t
e
n
c
i
a

(
k
w
/
m
2
)
Figura 7.7



111
En el caso del agua la función de probabilidad solo puede ser obtenida
experimentalmente mediante medidas in-situ. Para que las medidas sean
representativas deberán extenderse en un periodo de tiempo suficientemente
largo. Hay que pensar que entre un año seco y uno lluvioso la información
recogida podría ser radicalmente distinta.
7.2.2.1 Estaciones de aforo
Las confederaciones hidrográficas de cuencas fluviales (al menos las
españolas) registran los caudales de forma continua en muchos puntos del río
y de los afluentes de la cuenca.
Estas medidas se realizan en las llamadas estaciones o puntos de aforo.
En ellas sólo queda registrada la variable altura de la lámina de agua. Para
obtener la relación entre dicha altura y el caudal se realizan los llamados
“aforos directos”: Se realizan mediciones puntuales altura/velocidad del flujo en
diversos puntos de la sección del cauce. En base a esta “discretización” de la
masa de agua se obtienen pares de valores altura/caudal que pueden ser
sumados para obtener el caudal total.
Los aforos directos se realizan periódicamente con objeto de controlar la
variabilidad de la relación altura/caudal con el tiempo motivada por posibles
modificaciones en el cauce o las condiciones de medida.
El apéndice C contiene el conjunto de datos recogidos en un aforo
directo del Ebro a su paso por Zaragoza.
Mediante el procesado de los aforos directos puede llegarse a la
definición de las curvas de gasto de cada uno de los puntos de control.
La curva de gasto pueden definirse como la relación entre la altura de
lamina y el caudal para una sección del cauce y un periodo de tiempo en el que
se asume que no existe un cambio significativo del comportamiento hidráulico
de dicho tramo.


112
7.2.2.2 Obtención de velocidades
Como se acaba de explicar se puede establecer la relación siguiente
para un determinado punto:
Perfil + Velocidad Æ Caudal Æ Altura de lamina.
Una vez obtenida la curva de gasto para un determinado punto
también podríamos utilizarla en el sentido contrario:
Altura de laminaÆ Caudal Æ Perfil + Velocidad.
De este modo podríamos obtener datos de velocidades a partir de
conjuntos de datos históricos muy bien documentados de los caudales.
El principal problema de esta metodología es que la estadística de
velocidades así obtenida sería solo válida para esa sección exacta del río y no
sería extrapolable a otro lugar. Sin embargo, cualquier punto aguas arriba
después del ultimo afluente significativo o aguas abajo antes del primer
afluente significativo transportará prácticamente el mismo caudal. A partir de
este dato bastaría con calcular la curva de gasto para los puntos más
interesantes (rápidos) del tramo y realizar las estadísticas correspondientes a
partir de la altura de lámina.
7.2.2.3 Datos existentes
Con todos los datos recogidos en las estaciones de aforo se realizan
numerosos análisis estadísticos encaminados a representar los recursos
disponibles en la red hidrográfica de los ríos. Se estudian los máximos y las
medias a nivel mensual, anual e interanual. Con todo ello se generan informes
que están disponibles para el uso del publico en general.
Los ríos potencialmente más interesantes, es decir aquellos poco
explotados y muy caudalosos se encuentran generalmente en países en vías
de desarrollo y no es de esperar que existan este tipo de registros detallados.
La metodología explicada anteriormente tampoco puede ser utilizada en todas


113
las circunstancias con lo que habría que contar con la posibilidad de hacer
estudios directos.
La misma metodología y aparatos que se emplean en los aforos directos
servirían para medir las velocidades de cualquier corriente. Una vez
identificada una zona de un río potencialmente interesante se trataría de tomar
directamente medidas durante el periodo necesario y realizar las estadísticas
convenientes.
Otro camino posible partiendo de los datos de caudales sería la
simulación del flujo para obtener las velocidades mediante modelos hidráulicos.
7.2.2.4 Curva de caudales clasificados.
El objetivo de este punto era la obtención de una función de probabilidad
para las velocidades. A continuación veremos como la integral de la función
buscada existe para la variable caudal. Utilizando la relación existente entre
caudales y velocidades podríamos llegar a la función deseada.
La curva de caudales clasificados es aquella que relaciona los distintos
caudales del río con el número total de días que se superan en un año
hidrológico (Octubre-Septiembre).

JALÓN: CAUDALES DIARIOS CLASIFICADOS (1913-1991)
0
0,5
1
1,5
2
2,5
3
3,5
4
4,5
5
5,5
6
6,5
7
7,5
8
8,5
9
9,5
10
10,5
11
11,5
12
12,5
13
13,5
14
14,5
15
15,5
16
16,5
17
17,5
18
18,5
19
19,5
20
0 25 50 75 100 125 150 175 200 225 250 275 300 325 350 375
PROBABILIDAD EN DÍAS DEL AÑO DEQUEEL CAUDAL SUPEREA Q
C
A
U
D
A
L
D
IA
R
IO
(
m
3
/s
)
Figura 7.8



114
Si giramos 90 grados en sentido horario la gráfica anterior y
normalizamos a 1 el eje de abscisas (dividiendo por 365) obtenemos la función
de probabilidad acumulada (la integral) de la función de probabilidad de los
caudales.
( ) ( ) ( ) dy y P x Q P x F
x

∞ −
= ≤ =
La derivada numérica de esta función nos daría histograma de las
frecuencias relativas de cada caudal. Ese histograma, obtenido para
velocidades en lugar de caudales, es exactamente la curva que nos interesa.
7.2.3 Curva de potencia de la MCHFAC
La curva de potencia de una MCHFAC es un gráfico que indica cual es
la energía eléctrica producida por la central para cada valor de la velocidad de
la corriente. Esta gráfica es muy utilizada para los cálculos de parque eólicos. A
continuación se muestra la curva típica de un aerogenerador de 600 Kw.

La curva de potencia se dibuja a partir de medidas directas de la
corriente. Se coloca un anemómetro suficientemente lejos para no ser afectado
por la presencia de la central y suficientemente cerca como para que los datos
recibidos sean significativos de la corriente en esa zona. Cada dato de
Figura 7.9

Curva de potencia


115
velocidad se empareja con la potencia de salida de la MCHFAC y así
obtenemos el grafico anterior.
A la vista del gráfico anterior podría pensarse que la potencia del viento
crece muy rápidamente para luego saturarse. Es falso. La potencia del viento
sigue creciendo como el cubo de la velocidad pero es la central la que deja de
capturar eficientemente esta potencia cuando se alcanza el valor de diseño. Se
evita así saturar la capacidad del alternador o los límites mecánicos de la
maquinaria.
7.2.3.1 Coeficiente de potencia Cp
El coeficiente de potencia nos dice con que eficiencia transforma la
central la energía del agua en electricidad. Simplificando al máximo podríamos
definirla como el cociente de la potencia eléctrica de salida y el contenido
energético de la corriente.
La relación entre este coeficiente y la curva anterior es clara. Si
multiplicamos el contenido energético de la corriente por el valor de Cp
obtenemos la potencia para cada velocidad. El rotor esta concebido de forma
que Cp caiga rápidamente a partir del valor de velocidad en que se alcanza la
potencia nominal. De este modo el crecimiento cúbico del contenido energético
se compensa con una eficiencia decreciente y permite que la central funcione a
la máxima potencia sin saturarse. A continuación se muestra dicha curva para
el caso de un aerogenerador.

Figura 7.10

Coeficiente de potencia


116
Se aprecia que la eficiencia mecánica es máxima para velocidades de
entorno a 9 m/s. Esto es una elección deliberada de los ingenieros. A bajas
velocidades la eficiencia no es muy importante porque tampoco hay mucho que
capturar. A muy altas velocidades tampoco importa debido a que es necesario
que la eficiencia caiga para no rebasar los limites de diseño. Es por esto que la
eficiencia es más importante en la zona en que se espera capturar la mayor
parte de la energía.
7.2.4 Producción anual
Una vez conocidos las curvas de potencia y probabilidad así como el
factor de disponibilidad, estimar la producción anual es muy simple.
Para cada intervalo de, digamos, 0,1 m/s de la velocidad multiplicamos
la probabilidad de de ese intervalo de velocidades por el valor correspondiente
de la curva de potencia. Si sumamos todas estas contribuciones infinitesimales
obtenemos la potencia media de un año. Si multiplicamos el valor obtenido por
24 y por 365 tenemos la producción energética anual en Kw·h producida por la
MCHFAC. Solo falta afectar el valor obtenido por el coeficiente de
disponibilidad y obtendremos el resultado buscado. En términos matemáticos:
( ) ( ) dv v Pot v ob r P FD año h Kw PA · · 365 · 24 · ) / · (

+∞
∞ −
=
7.2.5 Factor de capacidad
Otra forma de abordar la producción energética anual se obtiene
utilizando el factor de capacidad. Este factor de define como el cociente de la
producción anual y la producción máxima anual posible (si las máquinas
estuviesen funcionando al 100% 365X24 horas al año).
Para los aerogeneradores este valor suele estar comprendido alrededor
de un 20 o 30 por cien. Este valor no significa que la central solo haya estado
produciendo el 20 0 30 por cien del año, sino habría producido la misma
energía si hubiese producido esa fracción del tiempo a plena potencia.


117
Conocida la potencia nominal de una máquina y su factor de capacidad
es inmediato obtener la producción anual.
7.3 Proyecto de inversión
Para poder determinar si un parque de MCHFAC es rentable o no
necesitaremos evaluarlo desde la perspectiva de un proyecto de inversión.
Para ello necesitamos los datos obtenidos en los puntos anteriores así como
algunos parámetros más, como el horizonte temporal en el que se evalúa, los
costes de mantenimiento, el precio de la electricidad producida ...
En el análisis que se realiza a continuación se sacrifican muchos
factores necesarios para un estudio detallado de la inversión en pro de una
mayor simplicidad. Realizaremos dicho estudio basándonos en el parque tipo
utilizado hasta ahora.
7.3.1 Horizonte temporal
Es difícil conocer a priori la resistencia de este tipo de maquinarias.
Podríamos tomar como modelo lo que se hace en la industria naval ya que el
deterioro de la MCHFAC seguirá un ritmo similar al de un barco. Con esa
premisa parece razonable considerar una vida útil de 20 años.
7.3.2 Coste de operación y mantenimiento
De nuevo nos encontramos ante un dato sobre el que no existe todavía
un estudio histórico para poder evaluarlo correctamente. De nuevo usaremos
como referencia los parques de aerogeneradores. En este caso se destina
cada año entorno al 1,5% del coste de las turbinas a su mantenimiento y
operación.
El medio acuático es mucho más problemático que la atmósfera. Las
MCHFAC estarán expuestas a corrosión severa, crecimiento de algas y otros
organismos, impactos y ensuciamiento en general. Es de esperar que las
MCHFAC requieran mucha más atención y mantenimiento que los molinos.
Parece razonable considerar que un 3% anual del coste inicial debería bastar.


118
7.3.3 Tarifas eléctricas
Para poder calcular el importe de las ventas de electricidad es necesario
conocer el precio de venta de la electricidad. Para este tipo de centrales existen
varios sistemas de tarifación. En uno de ellos el precio depende del momento
del día en que se suministra energía (punta , valle o llano), y también de la
prima aportada por el estado. La ley también permite renunciar a la prima y
vender la energía producida a un precio constante a cualquier hora del día.
En España este precio es de:
• 62.145 €/GWh para energía eólica.
• 64.909 €/Gwh para la mini hidroeléctrica.
Estos precios dependerán obviamente del país en que se instale la
central.
7.3.4 Fondos generados
Para calcular los fondos generados por las ventas de la electricidad
multiplicamos los Kw·h aportados a la red por su precio de venta.
Para calcular la energía producida se construye una curva de caudales
clasificados con una forma similar a la de ríos conocidos. De esta curva se
extraen de velocidades de la corriente. La energía producida se calcula como
la “suma inferior” de la integras de dicha curva.


119
Caudal(m3/s)
0
1000
2000
3000
4000
5000
6000
7000
0
%
1
0
%
2
0
%
3
0
%
4
0
%
5
0
%
6
0
%
7
0
%
8
0
%
9
0
%
% del año en que se supera

7.3.5 Tasa de actualización
La tasa de actualización necesaria para calcular el valor actual neto de
los fondos generados en el futuro depende de los tipos de interés del momento
y del nivel de riesgo de la inversión. Es imposible saber a priori que nivel de
riesgo se atribuiría a este proyecto. Cabe esperar que fuese bastante alto para
% del año que
se supera
Caudal
(m3/s)
Velocidad
(m/s)
Potencia
(KW)
Producción
Energía (KW·h)
0 6450 4,78 1200,00 525600,00
5 4300 4,54 1200,00 525600,00
10 3280 3,56 1200,00 525600,00
15 2720 3,28 929,04 406918,97
20 2360 2,86 614,63 269207,00
25 2070 2,51 419,67 183817,19
30 1770 2,16 266,10 116550,63
35 1550 1,90 180,84 79209,57
40 1340 1,65 118,39 51854,61
45 1140 1,41 73,97 32397,06
50 1020 1,27 53,51 23438,99
55 870 1,08 33,69 14754,12
60 780 0,98 24,52 10737,61
65 680 0,85 16,45 7203,00
0,7 640 0,81 13,79 6038,04
75 560 0,71 9,35 4093,92
80 500 0,63 6,72 2943,85
85 470 0,60 5,61 2458,77
90 440 0,56 4,63 2029,36
95 410 0,52 3,77 1652,39
Medias/totales 1667,5 1,83 6374,66 2792105,091
Figura 7.10



120
los primeros parques y que descendiera a los niveles empleados para evaluar
los parques eólicos si las MCHFAC demuestran ser eficaces.
En este análisis utilizaremos un valor común para los parque eólicos: 7%
7.3.6 Flujos de caja

Caudal medio (m3/s) 1667,5
Velocidad media (m/s) 1,83
Producción Anual (Kw·h) 2792105,091
Factor Capacidad 26,56%
Precio Kwh (€) 0,069

Inversión inicial 1196202,128
Fondos Generados/año 192655,2513
Fondos Absorbidos/año -28483,71429
Tasa de actualización 1,07

Año
Fondos
Absorbidos
Fondos
Generados
Cash Flow
neto
Factor de
descuento
Cash Flow
actualizado Acumulado
0 -1.196.202 € 0 € -1.196.202 € 100,00% -1.196.202 € -1.196.202 €
1 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 93,46% 153.431 € -1.042.771 €
2 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 87,34% 143.394 € -899.377 €
3 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 81,63% 134.013 € -765.364 €
4 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 76,29% 125.246 € -640.118 €
5 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 71,30% 117.052 € -523.066 €
6 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 66,63% 109.394 € -413.672 €
7 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 62,27% 102.238 € -311.434 €
8 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 58,20% 95.549 € -215.885 €
9 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 54,39% 89.298 € -126.586 €
10 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 50,83% 83.456 € -43.130 €
11 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 47,51% 77.997 € 34.867 €
12 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 44,40% 72.894 € 107.761 €
13 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 41,50% 68.125 € 175.886 €
14 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 38,78% 63.669 € 239.555 €
15 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 36,24% 59.503 € 299.058 €
16 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 33,87% 55.611 € 354.669 €
17 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 31,66% 51.973 € 406.641 €
18 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 29,59% 48.572 € 455.214 €
19 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 27,65% 45.395 € 500.608 €
20 -28.484 € 192.655 € 164.172 € 25,84% 42.425 € 543.033 €




121
Cash Flow acumulado (miles)
-1.400 €
-1.200 €
-1.000 €
-800 €
-600 €
-400 €
-200 €
0 €
200 €
400 €
600 €
800 €
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Año

Los resultados finales de la inversión planteada son:
Valor Actual Neto 543.033 €
Tasa Interna de Retorno 12,40%
Payback 11,5 años
Con los parámetros utilizados la inversión es rentable, sin embargo los
resultados son muy sensibles tanto al factor de disponibilidad como a la tasa de
actualización:
- El VAN se vuelve negativo para valores del factor de capacidad
inferiores al 19%.
- El VAN se vuelve negativo para valores de la tasa de actualización
superiores al 12,40%

Figura 7.11



8 Emplazamientos
Desde el principio se ha considerado que las MCHFAC producen
cantidades industriales de energía con diámetros de captación pequeños. Para
que esto sea posible son necesarios emplazamientos con grandes caudales y
fuertes velocidades de la corriente. Dichos emplazamientos existen, pero no
necesariamente en la parte del mundo en la que se está escribiendo este
proyecto.
8.1 Europa
En el ejemplo de parque de MCHFAC que se ha planteado en el
apartado económico se utilizaban 12 unidades de 100 KW. Cada una procesa
11 m
3
/s en régimen nominal. Las 12 requieren aproximadamente 140 m
3
/s para
lo cual sería necesario un río que transporte al menos el triple, unos 500 m
3
/s
en los momentos de aguas más altas.
Los ríos con esos caudales no abundan en Europa. En nuestro
continente solo 10, el Volga (8000 m
3
/s), Danubio (6300 m
3
/s), Rin (2100 m
3
/s),
Ródano (1700 m
3
/s) , Po (1540 m
3
/s), Elba (1500 m
3
/s), Vistula (950 m
3
/s),
Loira (850 m
3
/s), Garona (630 m
3
/s) y Sena (520 m
3
/s) superan la barrera de
los 500 m
3
/s de media anual. Por supuesto debe haber muchos más con un
caudal de pico por encima de 500 m
3
/s.
Pero no sólo es un problema de cantidad. Para que las MCHFAC sean
rentables estos grandes caudales deben fluir también a gran velocidad. La
regla general indica que los grandes caudales se alcanzan en los cursos bajos
y que en estas zonas las velocidades suelen ser pequeñas debido a la poca
pendiente del terreno.
Para complicar más las cosas, los datos de velocidades son difíciles de
encontrar. Del mismo modo que los caudales medios aparecen en cualquier
enciclopedia, los datos de velocidades raramente existen. Cuando aparecen
solo lo hacen como valor numérico, en ningún caso están sistematizados en
forma de estadísticas. Puede ser útil para estimar de modo orientativo la


123
velocidad de ríos conocidos compararla con velocidades de la escala humana.
Así, una persona andando a buen ritmo puede alcanzar unos 6 ó 7 Km/h ( 1,6 –
1,9 m/s ), corriendo despacio unos 11 km/h (≈ 3 m/s) y sprintando unos 6 m/s.
Afortunadamente y a pesar de la escasez de datos se pueden encontrar
excepciones. Por ejemplo sobre el Ródano, muy caudaloso desde sus orígenes
en los Alpes, se puede leer:
“Antes de su canalización el Ródano era un río rápido, caracterizado por
velocidades de 2m/s en época normal y de 3 a 4 m/s en época de crecida. Una
velocidad así es comparable a la del Arve, un torrente de montaña....”


El Ródano sería pues un buen candidato para el uso de MCHFAC y se
asemeja bastante al río utilizado para el ejemplo económico anterior ya que
tiene el mismo caudal medio anual.
8.2 Resto del mundo
Cualquier otro de los continentes con excepción quizá de Australia
presenta más oportunidades para la utilización de las MCHFAC que Europa.
Me centraré en Asia por ser el que mayor potencial hidroeléctrico del mundo, el
menos explotado y por ser el único que conozco personalmente.
Figura 8.1

Orografía montañosa del valle del Ródano cerca de los Alpes


124
Tres de los mayores ríos del mundo están en este continente: el
Mekong, el Huang He (Río Amarillo) y el Chang Jiang (YangTse). Los tres
nacen en la meseta de Tibet. La meseta del Tibet ocupa una extensión
comparable a unas cuatro veces la Península Ibérica. Su elevación media es
de más de 4000m. Recoge enormes cantidades de agua en forma de nieve y
lluvia.


El Chang Jiang mide más de 6400 Km, sólo el Nilo y el Amazonas lo
superan en longitud. Es el sexto del mundo en caudal medio (más de 20.000
m
3
/s). Nace a unos 6000m de altura y su caudal es importante desde el
principio. En su curso alto el río discurre por gargantas de gran pendiente. Los
datos encontrados hablan de velocidades de hasta 60 Km/h (16 m/s) en esta
zona. La foto que se muestra a continuación fue tomada a unos 3300 m. de
altura, todavía en el curso alto. Se aprecia que tanto la velocidad como el
caudal son monstruosos (en la parte inferior izquierda se pueden ver varias
personas que observan el río)
Tibet
Figura 8.2

Meseta del Tibet


125


Unos kilómetros aguas a bajo está el primer trasbordador que permite
cruzarlo. El barco navega a toda potencia en contra corriente a la vez que se
aproxima a la orilla opuesta. A pesar de realizar la travesía en el punto más
remansado de la comarca el barco termina varios cientos de metros aguas
abajo del punto en que la comienza y tienen que remontar después pegándose
a la orilla opuesta. A pesar de no poder contar con datos cuantitativos, estos
emplazamientos sería sin duda muy adecuados. Para estas velocidades habría
que equipar las MCHFAC con alternadores de mayor potencia y desplazar la
velocidad nominal de operación hacia valores más altos .
En su curso medio-bajo también existen numerosos emplazamientos
que podrían ser adecuados, por ejemplo, entre las ciudades de Chongqing y
Yichand el Yangtse discurre en a través de Las Tres Gargantas. Es un conjunto
de valles muy abruptos donde el río alcanza gran velocidad. Este tramo mide
unos 600 Km y tendría enormes posibilidades de aprovechamiento cinético. La
imagen siguiente esta tomada desde un ferry que cubre el recorrido entre las
dos ciudades. Se puede apreciar el tamaño del cauce en comparación con el
ferry de 5 plantas que va delante.
Figura 8.3

El Yangtse junto a Lijiang a unos 3300m sobre el nivel del mar


126


Es esta parte del curso la que empezará a quedar anegada este año
debido a la construcción de la gran presa de las Tres Gargantas. Este proyecto
hidroeléctrico producirá 19.000 MW de potencia cuando este acabado. El lago
artificial que se formará medirá más de 600Km. Las dos ciudades antes
mencionadas serán cabeza y cola de lago respectivamente.


Con la inundación de estos valles y la formación del lago se perderá la
posibilidad de aprovechamiento cinético. No es este el mayor inconveniente del
proyecto: un millón y medio de personas tendrán que emigrar, decenas de
Figura 8.4

El Yangtse en Las Tres Gargantas
Obras de la presa de Las Tres Gargantas. Un ferry pasa por el espacio todavía abierto.
Figura 8.5



127
ciudades desaparecerán bajo las aguas, se perderán algunos de los
emplazamientos arqueológicos más importantes de China y se teme que la
acumulación de sedimentos acabe inutilizando este proyecto en un plazo muy
corto. El Yangtse, sin embargo, sigue teniendo numerosos lugares aptos para
el uso de esta tecnología.
Mientras que el Yangtse es llamado la “Vía Principal de China” al Huang
He (río Amarillo) se lo conoce como la “Pena de China”. El curso medio-alto de
este río discurre sobre terrenos de un finísimo sedimento llamado loes. Es esta
tierra la que le da su color amarillo y la que lo convierte en el río con más barro
en sus aguas del mundo. Tras milenios de transporte y sedimentación de este
loes, el curso medio-bajo del río Amarillo se encuentra a menudo por encima
del nivel del tierras que lo rodean. Es por esta razón que sus desbordamientos
son muy frecuentes y muy destructivos. La otra consecuencia de esta orografía
particular es la imposibilidad de utilizar centrales hidroeléctricas
convencionales. Esta desventaja deja las puertas abiertas al uso de las
centrales de aprovechamiento cinético.
8.3 Emplazamientos marinos
A pesar de que las MCHFAC están pensadas para operar en río también
podrían tener una aplicación marina. En algunas bahías muy cerradas en
puntos de la costa con fuertes mareas aparecen corrientes periódicas de
llenado y vaciado que se repiten dos veces al día. Estos movimientos de agua
pueden ser bastante violentos y las velocidades alcanzadas pueden ser mucho
mayores que las de muchos ríos.
El medio marino presenta además algunas ventajas:
-Aguas más limpias, menos sedimentos, menor transporte de objetos
contundentes que puedan dañar las central.
-Profundidades mayores que permiten instalar unidades más grandes
con las consiguientes economías de escala.
-Periodicidad perfectamente conocida


128
Un punto donde estos fenómenos son muy marcados es por ejemplo en
la costa Pacifica de la Isla de Vancouver en Canadá.


En este lugar se llegan a alcanzar velocidades que superan los 30 Km/h
(8.33 m/s).
Otro lugar con características similares se encuentra en La Bahía Talbot
en Australia.
Línea de costa de la isla de Vancouver
Figura 8.6



9 Modificaciones y mejoras
En este apartado se pretende introducir algunas ideas que se alejan del
planteamiento inicial de la MCHFAC pero que podrían suponer una mejora de
su funcionamiento.
9.1 Eje vertical
En el campo de los aerogeneradores existen modelos de eje vertical
aunque están casi en desuso ya que su rendimiento máximo no supera el 40%
(ver figura 4.22).

A pesar de su bajo rendimiento un rotor de tipo H podría aportar algunas
ventajas al diseño de la MCHFAC:
- El eje vertical transmitiría directamente el par motor a la superficie.
- La sección de captación es un rectángulo en lugar de un círculo: se
podrían barrer áreas muy grandes incluso en lugares con poco calado usando
un solo rotor bajo y muy ancho.


130
9.2 Modificaciones en el cauce
Una de las bazas de la MCHFAC es su escaso impacto sobre el río en el
que opera. Siempre se ha dicho la única obra civil necesaria era la de anclaje.
Cabría, sin embargo, plantear la posibilidad de “reformar” los fondos y
las orillas del tramo en el que se instalen las MCHFAC para conseguir mayor
velocidad y un flujo más laminar. Las rugosidades en las paredes del cauce son
la principal causa de frenado del agua. Si un tramo del río se convirtiese en un
canal de paredes lisas el funcionamiento de la MCHFAC mejoraría
notablemente. El impacto de este tipo de obras sería en cualquier caso menor
que el producido por una presa.
9.3 Rendimiento contra coste
Puesto que en estas centrales el combustible es gratis, el camino de la
alta eficiencia energética no es quizá el más adecuado. La mejor turbina no es
necesariamente la que mayor producción consigue. Lo que realmente cuenta
es el coste de extraer un Kwh del río durante los próximos 20 años
Se ha diseñado la MCHFAC buscando aumentar el Cp mediante un
diseño muy complejo y caro de fabricar. Quizá se podrían conseguir mejores
resultados económicos a partir de un modelo más simple pero menos eficiente.


10 Conclusiones
10.1 Resultados
El objetivo de este proyecto es tantear las posibilidades tecnológicas y
económicas de producir electricidad aprovechando la energía cinética de los
grandes ríos. El análisis que se ha realizado en estas páginas no es el proyecto
de una instalación concreta. Todavía queda mucha ingeniería de detalle por
hacer antes de construir un primer prototipo, sin embargo, aunque
aproximados, los cálculos han sido rigurosos y los resultados positivos.
Desde el punto de vista tecnológico parece posible construir turbinas
capaces de capturar en torno al 65 por ciento de la energía cinética de la
corriente turbinada.
Desde el punto de vista económico sería posible construir parques
hidráulicos rentables basados en esta tecnología.
10.2 Limitaciones
La energía eólica captó el interés de los científicos y empresas desde el
comienzo de su desarrollo. Hicieron falta décadas de investigación y mejora
paulatina de los prototipos de aerogeneradores hasta llegar al estado del arte
actual. En esa tarea han trabajado y traban muchas empresas y organismos
públicos.
El interés generado hasta la fecha por la energía cinética hidráulica es
puramente anecdótico. No es imaginable que se alcance un estado de
desarrollo y explotación industriales en el contexto actual. Las MCHFAC tienen
muchos aspectos en común con los aerogeneradores modernos, pero los
primeros ya han demostrado su eficacia y las segundas no. Otra desventaja de
las MCHFAC es que todos los países cuentan con algún emplazamiento de
fuertes vientos pero no necesariamente con un río apropiado par instalar las
MCHFAC.


132
Por todo esto no parece que en un futuro inmediato esta fuente de
energía se desarrolle industrialmente. El soporte imprescindible para el
despegue de esta tecnología sería un estudio serio del potencial hidroeléctrico
cinético mundial que justifique o no la puesta a punto de MCHFAC.
10.3 Trabajos futuros
Además de la ya mencionada evaluación del potencial de esta
tecnología; desde el punto de vista técnico está casi todo por hacer:
• Simulación numérica o ensayo con maquetas del comportamiento
real de la MCHFAC.
• Optimización de los componentes principales (tubo-difusor, rotor,
transmisión)
• Concepción de sistemas de control adaptados.
• Evaluación del impacto del medio fluvial real sobre la MCHFAC.
• Evaluación del impacto de las MCHFAC sobre el entorno
...y muchos otros. Creo que estos estudios serían interesantes
independientemente de la implantación futura que logren las MCHFAC.


133

11 Apéndice A




12 Apéndice B



13 Bibliografía
[1] Claudio Mataix. “Mecánica de fluidos y máquinas hidráulicas”. Oxford
University Press, España,1982.
[2] Sébastien Candel. ”Mecanique des fluides”. Bordas, Paris, Francia,
1995
[3] Claudio Mataix. “Turbomáquinas hidráulicas”. Publicaciones ICAI,
España,1975.
[4] Grupo de Formación de Empresas Eléctricas. ”turbomáquinas
hidráulicas” . Paraninfo, Madrid, 1994.
[5] Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía. ”Minicentrales
Hidroeléctricas”. Cinco Dias-IDEA, Madrid, 1992.
[6] Erich Hau. ”Wind-turbines”. Springer, Alemania, 2000.
[7] Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía. ”Energía Eólica”.
Cinco Días-IDEA, Madrid, 1992.
[8] Ervin Bossanyi y otros.”Wind energy handbook”.Wiley, Reino Unido,
2001.
[9] Manuel Muñoz Torralbo y otros. “Turbomáquinas térmicas”. Sección de
publicaciones de la ETSII, España, 2001.
[10] Gérard Lacroix. “Lagos y ríos”. Ediciones Plural, España,1992.
[11] Miguel Arenillas Parra. “Guías de España, Los Ríos”. Alianza Editorial,
España, 1987.


14 Sitios WEB
[1] http://www.marlec.co.uk/products/prods/amozon.htm : Amazon
Aquacharger.
[2] http://www.windpower.org/tour/ : Energía eólica
[3] http://www.chez.com/frequencerance/partienico.htm : Central
mareomotriz de la Rance
[4] http://www.european-patent-office.org/espacenet/info/index.htm : Oficina
europea de patentes
[5] http://www.windenergy.co.uk/framestidal.htm : Tidal Energy
[6] http://www.itee.uq.edu.au/~aupec/aupec99/swenson99.pdf : Prototipo de la
Northern Territory University
[7] http://www.chebro.es/ : Confederación Hidrográfica del Ebro
[8] http://www.chguadalquivir.es/ : Confederación Hidrográfica del
Guadalquivir
[9] http://www.chtajo.es/ : Confederación Hidrográfica del Tajo
[10] http://www.chduero.es/ : Confederación Hidrográfica del Duero
[11] http://www.cedex.es : Centro de experimentación de obras públicas
[12] http://hercules.cedex.es/ : Centro de estudios Hidrográficos
[13] http://www.rnde.tm.fr/ : Red nacional de datos sobre el agua, Francia
[14] http://www.nasg.com/index-e.html : Base de datos sobre aerofoils e
hidrofoils.
[15] http://www.valeport.co.uk/indexlayers.htm : Material para la realización
de aforos directos.
[16] http://www.retscreen.net/fr/menu.php : Energías renovables.

Abstract
The goal of this project is to study of the possibilities of capturing a part of the kinetic energy contained in the moving water masses to produce electricity in industrial scale. The first part of the project explains the design of the proposed floating hydro plant. This plant is has two horizontal axis rotors placed inside of a diffuser tube and completely submersed inside the current. Those tubes are hanging from the lower part of a supporting structure which floats thanks to the buoyancy provided by two side buoy skids. An electric generator, a multiplier gear box and the origin of the electric line are placed on the out water part of this structure. This floating design allows to place the hydro plant on the maximum velocity point of the water current and simplifies transportation. Those plants will not need any kind of dam or any other obtrusive civil works that would modify the natural course of the water. Only an anchoring point is required. The second part of the project studies the applicability of those hydro plants by exploring it’s economical aspects and the existence of suitable sites to be installed.

2

Agradecimientos

Me gustaría agradecer su ayuda y colaboración a D. Alfonso Palma y D. Pedro Fernández del CEDEX, D. José Carlos Tejedor de la Confederación Hidrográfica del Duero, al servicio de hidrología de la Confederación Hidrográfica del Ebro, a D. Manuel Floriano de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, a D. Antonio Crespo, Catedrático de Mecánica de Fluidos, y muy especialmente a mi tutor D. José Antonio Fernández Benítez . También me gustaría agradecer su apoyo a mi familia y amigos.

3

2.3 RENDIMIENTO DEL ROTOR 4.1 Índice 1 2 2. SISTEMA CON DIFUSOR 4.2 ÍNDICE INTRODUCCIÓN ORÍGENES DEL PROYECTO CARACTERÍSTICAS DE LAS MCHFAC 4 9 11 13 13 14 14 15 15 15 16 17 19 21 23 24 28 34 37 38 40 41 41 43 2.3.4 TAMAÑO DEL DIFUSOR 4.2.5 ANTECEDENTES Y PRODUCTOS EN EL MERCADO AQUAIR AMAZON AQUACHARGER PROTOTIPO DE LA NORTHERN TERRITORY UNIVERSITY CENTRAL MAREOMOTRIZ DE LA RANCE 3.3 3.2.2.2 3.1 3.2 EFECTO DE REMANSO 4.1 PÉRDIDAS DE CARGA 4.4 TIDAL ENERGY 3.1 4.1 DISPOSITIVOS BASADOS EN EL ARRASTRE 4.2 DISPOSITIVOS DE SUSTENTACIÓN 4 .1 POR QUÉ FLOTANTE? 2.6 ESTADO DEL ARTE 4 PRINCIPIOS TEÓRICOS Y CÁLCULOS 4.3.3 DISEÑO DEL ROTOR 4.2 TEORÍA DE BETZ OTROS PLANTEAMIENTOS POSIBLES.2 VENTAJAS DE LA SUPRESIÓN DEL AZUD. 2.2.3 MODULAR Y COMPACTA 3 3.1 2.2.2.

4.1 ALTERNADORES ASÍNCRONOS EN CONEXIÓN DIRECTA.3. DIFUSOR 5.1 4.3 4.3 CARCASA DEL ROTOR.3.3 CRITERIOS DE ELECCIÓN 76 78 79 5.4 ESTATOR 5. 5.3 BORDE DE ATAQUE Y BORDE DE SALIDA.3 MODELO DE CORONA DE ROTOR.5.2 MODELO PROPUESTO VISIÓN GENERAL ROTOR 56 56 58 58 58 60 60 61 62 63 64 65 66 67 69 70 71 73 75 76 5.3.3. 5.2.3. 5.4 ENSAMBLAJE.2.5.2.4 5.5 TOBERA-VENTURI 5. MEDIANTE ENGRANAJE.3.6.2.6.2 MEDIANTE CADENA O CORREA.5.2.5 FLOTACIÓN TRANSMISIÓN Y MULTIPLICADOR 5.4.2 TRANSMISIÓN DESDE LA PERIFERIA.1 NÚMERO DE ASPAS.5. 4. 5.3. 80 5.1 TRANSMISIÓN DESDE EL EJE.6.3.5 TAMAÑO. 5.6 ALTERNADOR 5. 5.3 PERFIL.4.2. 5.4. 5. 81 5 .3. 5.2 ALTERNADORES SÍNCRONOS Y CONEXIÓN MEDIANTE INVERSORES DE FRECUENCIA.2 GEOMETRÍA DE LAS ASPAS.2 4.1 5.2.1 5.3.3 MULTIPLICADOR 5. 4.3.4 NÚMERO DE ASPAS FORMA DE LAS ASPAS TORSIONADO DE LAS PALAS PROPIEDADES DEL PERFIL AERODINÁMICO EMPLEADO 43 45 47 48 51 51 5 5.4.1 TUBO-DIFUSOR 5.2 FORMA HIDRODINÁMICA. 5.5.4 CURVAS CARACTERÍSTICAS DEL ROTOR.

8.2.8.1 ANCLAJE AL FONDO CON CABLE PARALELO A LA CORRIENTE 5.10.2.5 7.8 7.2.2.1.1.1.3 BALIZAS Y SEÑALIZACIÓN 5.4 7.7.1 7.4 ACCESIBILIDAD 6 7 7.2.1.1 ASOCIACIÓN EN PARALELO 5.2 CABLE TRANSVERSAL AÉREO 5.1.7 PROTECCIÓN 83 84 85 86 87 89 89 91 92 93 93 94 95 95 95 96 97 98 98 99 103 104 104 105 105 105 106 106 106 107 5.2 REFUGIO 5.6 7.1 PATINES TUBO-DIFUSOR CHASIS-ESTRUCTURA CABLES ROTOR-BUJE-ESTATOR TRANSMISIÓN ALTERNADOR Y SISTEMA ELÉCTRICO ENSAMBLAJE VARIOS OBRA CIVIL-ANCLAJES 7.3 CABLE TRANSVERSAL SUMERGIDO.2 7. VIABILIDAD COSTES 7.1.2.2 CRECIMIENTO DE ALGAS 5.1 CORROSIÓN 5.7 7.9 MODULARIDAD 5.2.1.1.2 ASOCIACIÓN EN SERIE 5.1 PLANOS ASPECTOS ECONÓMICOS.9 7.2.1.10.9.8.2.1 COMPARACIÓN CON MINI HIDRÁULICAS Y EÓLICAS 7.9.2 ESTRUCTURA DE COSTES DE LA MCHFAC 7.1.1.10.1.3 PARQUE DE MCHFAC 107 108 6 .3 ENGANCHE DE MATERIALES 5. 5.7.8 ANCLAJE Y CONEXIÓN A TIERRA 5.10.10 MANTENIMIENTO 5.3.7.1 REJILLAS 5.5.1.3 7.

3 10 EMPLAZAMIENTOS EUROPA RESTO DEL MUNDO EMPLAZAMIENTOS MARINOS MODIFICACIONES Y MEJORAS EJE VERTICAL MODIFICACIONES EN EL CAUCE RENDIMIENTO CONTRA COSTE CONCLUSIONES 116 116 117 117 117 118 118 119 120 122 122 123 127 129 129 130 130 131 7 .3 9 9.2.3.3.2 7.2.3 TARIFAS ELÉCTRICAS 7.2.3.1 8.2.2.3.2 7.1 9.2 8.6 FLUJOS DE CAJA 8 8.2 ESPECTRO DE VELOCIDADES DE UN RÍO.2.3 7.3.3.2.5 FACTOR DE CAPACIDAD 7.2 9.3.3 EQUIPOS ELÉCTRICOS INGENIERÍA 108 109 7. 7.1 CONTENIDO ENERGÉTICO DE LA CORRIENTE 7.2 COSTE DE OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO 7.7.5 TASA DE ACTUALIZACIÓN 7.1.1 HORIZONTE TEMPORAL 7.2.2.3.2 ESTIMACIÓN DE LA PRODUCCIÓN ELÉCTRICA 109 109 110 111 112 112 113 7.2.3.4 FONDOS GENERADOS 7.4 ESTACIONES DE AFORO OBTENCIÓN DE VELOCIDADES DATOS EXISTENTES CURVA DE CAUDALES CLASIFICADOS.2.2.3 CURVA DE POTENCIA DE LA MCHFAC 7.1.3 PROYECTO DE INVERSIÓN 7. 7.1 COEFICIENTE DE POTENCIA CP 114 115 7.2.4 PRODUCCIÓN ANUAL 7.1 7.2.

10.1 10.2 10.3 RESULTADOS LIMITACIONES TRABAJOS FUTUROS 131 131 132 133 134 135 136 11 APÉNDICE A 12 13 14 APÉNDICE B BIBLIOGRAFÍA SITIOS WEB 8 .

1) . A lo largo del viaje que ese kilogramo de agua realiza en el cauce de un río pierde su energía al descender de cota. Independientemente de este hecho. En este primer descenso se pierde una parte de la energía acumulada por la fricción de las gotas con el aire en su caída hacia la tierra. sólo se aprovechará el equivalente a la suma de las alturas de todas las presas que encuentre en su camino del total de la energía potencial inicial.2 Introducción En la actualidad. Utilizando las tecnología hidroeléctrica actual. Con las lluvias una fracción de esta agua cae en zonas elevadas de los continentes. El vapor producido. podríamos expresar de forma aproximada la potencia total generable por un río como: Z nacimiento aprovechada en forma de Eptotal = Z desembocadura & ∫ m( z )·g·z· dz (1. El contenido energético de un kilogramo de agua precipitado dependerá de su elevación con respecto al nivel del mar (considerado éste como la cota de potencial nulo). el aprovechamiento energético que se hace de los ríos se basa exclusivamente la “acumulación” de energía potencial. Otra parte queda “almacenada” en la corriente de agua y se emplea en recorrer el camino que separa el punto de precipitación sobre el continente hasta el mar. asciende. Si tenemos en cuenta el aumento del caudal en el curso del río en función de la cota. En un punto determinado del curso hay aportaciones provenientes de cotas diferentes. sólo una mínima parte del salto total (Cotanacimiento – Cotadesembocadura) está embalse. Una parte de la energía solar que llega a la superficie de la tierra se emplea en evaporar grandes cantidades del agua que se encuentra en estado líquido en la superficie. forma nubes y gana energía potencial. Por supuesto el caudal del río aumenta a medida que se aleja de sus fuentes.

al producir la erosión. en turbulencias etc. sin embargo.2) Para la mayoría de los grandes ríos se cumple que: Pinstalada <<< Ptotal Este hecho podría representarse gráficamente de la siguiente forma: Cota aprovechada Cota aprovechable Cota Cota aprovechada Perfil del río Cota aprovechada Distancia al nacimiento Figura 2. sino más bien lo contrario. ¿Dónde va a parar la energía entonces?: Se pierde en forma de rozamientos con los fondos. en el arrastre de sedimentos.1 El resto de la energía máxima disponible se va transformando en energía cinética a medida que la corriente avanza. no crece indefinidamente. 10 . La velocidad de la corriente. Se pretende obtener algún provecho energético de los amplios intervalos de los cursos fluviales en los que por diversas razones no se deba o no se pueda embalsar el agua para su aprovechamiento energéticopotencial. El objeto de este proyecto es la concepción y estudio de la aplicabilidad de un sistema capaz de “capturar” una parte la energía cinética contenida en la corriente de los ríos. La experiencia nos indica que los ríos no se embalan.Y la potencia instalada en forma de centrales y minicentrales hidráulicas sería: Epinstalada = Altura presas ∫ & m ( z ) gz dz = Pr esas & ∑ m ( z ) g ∆z i i (1.

una corriente de agua será mil veces más energética que una de aire. . geología o morfología. -Inviabilidad económica. 11 . -Impacto ecológico.1 Orígenes del proyecto La observación de varios hechos conduce a la idea de partida de las Mini Centrales Hidroeléctricas Flotantes de Aprovechamiento Cinético (MCHFAC de ahora en adelante) : 1.El auge del aprovechamiento de la energía eólica: Se ha logrado construir aerogeneradores capaces de producir cantidades importantes de electricidad. Estas máquinas también “extraen” la energía cinética de una masa de fluido en movimiento. . -Rechazo social. dificultades para construir la cimentación .Algunas de estas razones son. -Impacto en la navegación.Cauces demasiado planos en los que sería difícil obtener un salto importante y que anegarían extensas zonas de sus riberas de ser embalsados. El aire es unas mil veces menos denso que el agua. . 2. Etc. Si se da la igualdad en el resto de variables. por ejemplo: .Ausencia de un emplazamiento adecuado para ubicar el azud a causa de: terrenos con una sismología. adversas. a precios competitivos y capaces de conectarse a la red general de distribución sin distorsionarla.

La existencia de centrales mini hidráulicas que son rentables: a pesar de sus pequeñas potencias. es mejor conocida de forma histórica y puede ser predicha a partir de los datos de las precipitaciones. Estas centrales son capaces de aprovechar pequeñas potencias muy dispersas hasta sumar una componente importante del total hidráulico instalado.5 5 5.5 3 3. También es cierto que la velocidad de un río permanece mucho más constante en el tiempo.2 Hace falta matizar esto pues no es imaginable utilizar superficies de captación en los ríos tan monstruosas como las que se utilizan hoy en día para el viento.Potencia cinetica del agua que atraviesa una seccion circular en funcion de su diametro y la velocidad de la corriente 1100 1000 900 800 700 600 500 400 300 200 100 0 5 4 3 V el o cid ad ( m/ s) 2 1 D iamet ro ( m) Figura 2. de su ubicación a veces difícil o de las grandes distancias a un punto de conexión a la red. 12 Potencia (Kw) 1 1. 2. Por otra parte las velocidades de los cauces que se quieren aprovechar es bastante menor y este factor que interviene elevado al cubo en la expresión de la potencia.5 4 4. Por todo ello parece razonable pensar en “hidrogeneradores” con potencias del aprovecha el mismo orden de magnitud que los aerogeneradores si se efecto positivo del factor densidad y se seleccionan emplazamientos de fuertes corrientes.5 2 2.5 .

La posibilidad de producir electricidad allá donde haya una corriente que cumpla una combinación de requisitos de caudal y velocidad. flotabilidad y el no necesitar azud. podremos conseguir posicionarlas justo en el punto de máxima corriente independientemente del 13 . se aprecia que Distribución de velocidades en el cauce de un río Figura 2. 2. flotante convenientemente anclada.2 Características de las MCHFAC Las principales características de las MCHFAC son: compacidad. Si montamos las turbinas de la MCHFAC bajo una estructura nivel del río.3. Incluso en el caso de que este tipo de centrales no fuesen económicamente interesantes todavía sería interesante estudiarlo como fuente de energía autónoma limpia e inagotable para de regiones ribereñas aisladas. Fácilmente reubicada si las condiciones del cauce cambian y fácilmente llevada a la orilla si una crecida muy importante pone en peligro su integridad.1 Por qué flotante? Si observamos el perfil del velocidades típico de un río. modularidad. Una estructura flotante puede ser fácilmente transportada por río (si éste es navegable).2. 2.3 las velocidades máximas del curso se encuentran en el centro de su cauce y justo bajo la superficie.

No modifica el cauce del río. maximicen la potencia generada. instalación de las unidades. que. La obra de anclaje será mínima en comparación con la construcción de un azud o el empotramiento de mástiles en el lecho del río. 2. Como consecuencia de la concepción modular. La obra civil necesaria se reduce mucho. sería posible crear asociaciones de turbinas en serie y paralelo.3 Modular y compacta Al igual de lo que sucede con los aerogeneradores. Impacto medioambiental mínimo. ni el movimiento natural de los sedimentos ni las migraciones de las especies acuáticas. 2. Estos modelos podrían ser producidos en serie de forma que los costes variables se reducirían considerablemente. sería razonable imaginar una gama de turbinas de diferentes radios y potencias. Se podría estudiar una metodología común de transporte.Al no estar en contacto con el fondo se evitan los posibles impactos producidos por rocas o similares arrastradas por la corriente. montaje. no altera el paisaje. No supone un obstáculo mayor ni para la navegación.2 Ventajas de la supresión del azud.2. no conlleva la inundación de parte alguna de la ribera. El mantenimiento y las reparaciones podrían estandarizarse también. 14 .2. distribuidas por los lugares más favorables del cauce.

Aquair sobre la corriente y fuera del agua Figura 3. Todas las turbinas que en ellos se describen se basan en saltos de agua más o menos altos. A continuación se presenta un resumen de lo encontrado.3 Antecedentes y productos en el mercado Antes de comenzar a trabajar en este proyecto desconocía si la idea sobre la que se basa había sido explorada antes. una hidroturbina sumergible portátil de baja potencia y concebida como fuente de alimentación en lugares remotos.2 Amazon Aquacharger También a través de Internet encontré varios estudios de sistemas de aprovechamiento cinético de grandes ríos en fase de desarrollo. El único producto similar encontrado fue “Aquair”. El “Amazon . Este mini generador se apoya en el mismo principio que las MCHFAC pero existen importantes diferencias entre ambos conceptos: El Aquair no pretende dar un suministro industrial de electricidad. Los textos de hidráulica. su posición es fija y no flota sobre la corriente que aprovecha. 3.1 3.1 Aquair La búsqueda de productos comerciales a través de Internet dio escasos resultados. mecánica de fluidos o máquinas hidráulicas consultados no mencionan nunca sistemas de este tipo.

55 m/s). 16 . Los ensayos de este proyecto se llevaron a cabo entre junio de 1997 y enero de 1999. Está diseñada para generar potencia en corrientes de entre 0. Este modelo tampoco está orientado a la producción de energía a nivel industrial sino a cargar baterías. generador y medios de control diseñado para ser montado sobre barcos ordinarios de cubierta abierta.Aquacharger” es un sistema compuesto de turbina.Velocidad de la corriente (de 0. Se probaron dos tipos de rotor (de sustentación y arrastre).2 3. Sobre ellos se realizaron variaciones sobre: . pero se basa en los mismos principios. Durante este periodo se utilizó un prototipo instalado en estrecho de Apsley (Australia) con el que se realizó una extensa batería de ensayos.55 m/s a 1. El rotor se instala en al final de un largo brazo-eje que sirve para introducirla y sacarla del agua manualmente haciéndolo bascular.5 m/s.45 y 1.3 Prototipo de la Northern Territory University La Northern Territory University de Australia expone en sus páginas WEB un resumen de un estudio de viabilidad del uso de una turbina axial para recuperar parte de la energía de las corrientes marinas o fluviales. Amazon Aquacharger Figura 3.

. El alternador y multiplicador eran modelos especialmente diseñados para este tipo de sistema. De nuevo se trata de insertar una hélice dentro de una masa de agua en movimiento. .Angulo de ataque de las palas (10º. En los apartados siguientes del proyecto se hará mención o uso de algunos de las informaciones extraídas de este estudio.4 Tidal Energy En la página WEB del “Tidal Energy” se proponen diversos planteamientos para aprovechar las corrientes marinas. La página ofrece abundantes imágenes digitales (ningún prototipo ha sido instalado todavía ) de los diferentes planteamientos posibles para aprovechar estas corrientes.3 3.. 17 .Número de palas del rotor (2 ó 4). colisiones de objetos flotantes. Figura 3.. Arriba: Prototipo de la Northern Territory University Derecha: Detalle del rotor. 12º ó 14º). Este estudio también proporciona interesante información sobre algunos problemas encontrados durante los ensayos: crecimiento de algas.

de conexión a la red.4 Los responsables de este sitio WEB hacen hincapié en las ventajas y potencial de estos sistemas: densidad del agua unas 1000 veces mayor que la del aire (para vientos de 12 m/s y corrientes de 2 m/s y una misma potencia la turbina sumergible tendría un radio de rotor dos veces menor). Al poder ser reflotado a superficie. Este sistema acompaña a la corriente en sus cambios de dirección disminuyendo sensiblemente los esfuerzos soportados en la cimentación. 18 . mayores requerimientos estructurales debido a los mayores esfuerzos que produce el agua.5 MW) Modelo fijo con cimentación en el lecho marino Figura 3. el mantenimiento y la construcción se simplifican mucho. Para minimizar estos inconvenientes se plantea un modelo pivotante semiflotante. problemas de corrosión.Hidrogenerador para aprovechamiento de corrientes marinas comparado con aerogenerador de la misma potencia (1. menos variables y nunca alcanzan valores tan extremos como para destruir la instalación. También se mencionan algunos inconvenientes: mayor dificultad de instalación y mantenimiento. las corrientes son mejor conocidas...

así como algunas centrales de muy pequeño salto y gran caudal en el Rin y el Ródano. Las turbinas que utiliza esta central. El planteamiento semiflotante tiene puntos en común con las MCHFAC pero en todo caso se recurre a los grandes diámetros de rotor funcionando a bajas velocidades de corriente para alcanzar potencias importantes. también reviste interés el estudio de las turbinas empleadas en estos casos. 19 . 3.5 Central mareomotriz de La Rance Debido al pequeño salto aprovechable en centrales mareomotrices. A día de hoy el ejemplo más destacable (y prácticamente único) es la central francesa de La Rance.Modelo pivotante semiflotante Figura 3. se llaman grupos bulbo.5 En el “Tidal energy” aparece por primera vez la idea de producción industrial de electricidad. La imagen siguiente muestra un corte de uno de éstos.

puede resultar interesante estudiar los rendimientos que puede conseguir un sistema de este tipo. todo ello sumergido en el eje de la corriente.6 Los grupos bulbo están compuestos de dos partes: una turbina Kaplan horizontal de 4 palas y un alternador de 10 MW contenido dentro de la carcasa. Las subidas y bajadas de marea crean diferencias de altura. Aunque vemos que el principio de funcionamiento difiere bastante del de las MCHFAC. Están concebidos para funcionar con el agua circulando en ambos sentidos (llenado y vaciado). Su funcionamiento se basa en la presión. El diámetro es el mismo en ambos extremos para no favorecer ninguno de los modos de operación. En la imagen se aprecia que el rodete de la turbina se encuentra en la parte de menor sección (y máxima velocidad) del conducto de descarga.Sección de un grupo bulbo de la central de La Rance Figura 3. El agua entra y sale a la misma velocidad. La presa separa una laguna del resto del mar. producida por la diferencia de alturas y no en la energía cinética. El conducto se ensancha hacia el lado del mar y de la laguna funcionando como difusor en ambos sentidos. a uno y otro lado del muro. Esta característica de su diseño implica que no se busca aprovechar la energía cinética de la corriente. y no es frenada por la acción de la turbina. 20 .

5 230 0.63 3. patentada. La US1396609 “Current or tide motor” (1921) y la US1903545 “Current motor” (1931) presentan sistemas no flotantes con varios rotores.87 10 175 0. consta de un sistema de flotación construido a partir de dos barcas y de una primitiva turbina unida al a un alternador mediante poleas.55 3.59 10 110 0.5 195 0. Datan de principios del siglo XX. 9m 7m 5m 3m Sentido laguna > mar Potencia MW Caudal m3/s Rendimiento Sentido mar > laguna Potencia MW Caudal m3/s Rendimiento 10 130 0. sin embargo.6 Estado del arte Por último cabía explorar el estado del arte en el campo de las centrales de energía cinética.60 5.58 2 135 0.83 8 260 0. “River Turbine” persigue el mismo objetivo que las MCHFAC y sus diseños tienen mucho en común. Es posible que una idea que no ha sido llevada nunca a la práctica esté .71 10 155 0. La US1147658 “Water Motor” (1915). En el Apéndice A se presenta un resumen de las patentes encontradas en relación con las MCHFAC.73 9. la última. De todas ellas. Las patentes más antiguas son de origen estadounidense. Son sistemas fijos que se anclan sobre el fondo. La US4816697 “Portable Hidroelectric power unit” (1989) y la WO0192719 “Hydroscrew-electric power generating device” (2001) se basan en 21 .Con un salto de: 11m maxi.84 10 130 0. Las patentes US4524285 “Hydro-current energy converter” (1985) y US4163904 “Understream turbine plant” (1979) recogen sendos sistemas dotados de una carcasa que contiene la turbina y el generador.2 200 0.

La US2501696 “Stream turbine” (1950) desarrolla un modelo de turbina que se sustenta dentro de la corriente gracias al perfil hidrodinámico del conjunto. La primera funciona arrastrada por la corriente y se instala sobre un mástil que le permite subir y bajar en función de la altura de la corriente y.turbinas de tipo tornillo de Arquímedes. La principal diferencia para ambos modelos es la posibilidad de desplazar verticalmente el rotor sobre el mástil para poder adaptarse a las diferentes alturas de la corriente. Las patentes GB2311566 “Colum mounted water current turbine” (1997) y US5798572 “Underwater Hydro-Turbine energy generator” (1998) son adaptaciones acuáticas de los aerogeneradores. Se trata de un “hidrogenerador” articulado semiflotante y pivotante que puede adaptarse a los cambios en las condiciones de las corriente. La segunda puede anclarse sobre el fondo o ser transportada por un vehículo anfibio diseñado a tal efecto. Por último la US3986787 “River turbine ” (1976) consta de dos turbinas contenidas en una carcasa montadas bajo un pontón que soporta al alternador y que está sustentado por flotadores. La GB2348249 “Submersible water flow turbine with buoyancy chamber” (2000) recoge la patente del modelo que propone el Tidal Energy y que se vio anteriormente. Es un concepto muy próximo a las MCHFAC. 22 .

diámetro de salida.. la potencia cinética de un fluido de densidad ρ que se mueve a la velocidad uniforme v a través de una sección de superficie A perpendicular a la corriente es: P = 1 ρ Av 3 2 (4. se podría afirmar que si se sitúa un aro en el seno de la corriente y perpendicularmente a ésta.) En general.1 Paro = 1 ρ ( D ) 2 v13 = 1 ρD 2 v13 = Pmax 2 2 8 Donde: V1 es la velocidad uniforme de la corriente (lejos de la turbina) (4.) y de los parámetros cinéticos del río (velocidad de la corriente. la potencia cinética que lo atraviesa sería V V Distribución de velocidades al atravesar un aro Figura 4...4 Principios teóricos y cálculos El objeto de esta sección es obtener expresiones que nos permitan calcular la potencia obtenida con MCHFAC en función de los parámetros geométricos de ésta (diámetro de captación..1) Si suponemos que en la sección donde se instalará la turbina la corriente es uniforme y laminar. forma del conducto.2) .

La similitud entre el problema asociado a estos últimos y las MCHFAC parece justificar su aplicación en este estudio. La potencia que atravesaría un aro de las mismas dimensiones que la boca de entrada de una turbina situada en idéntico lugar que el aro.2) nos servirá a partir de ahora como referencia para calcular el rendimiento de la turbina.D es el diámetro del aro. V 1 r 2 rotor Tubo de corriente que atraviesa el rotor V2 Figura 4. por lo que la velocidad de ésta es la misma en un punto alejado del aro.2 24 . En este caso se supone que el aro no representa un obstáculo para el avance de la corriente ni induce ninguna pérdida de carga. a la entrada o la salida. La expresión (4.1 Teoría de Betz La teoría de Betz se utiliza. Esta teoría ofrece una primera metodología para calcular la cantidad máxima de energía que podremos extraer del total disponible en la corriente. para calcular de forma simplificada el empuje producido por un hélice que gira dentro de un fluido o la potencia obtenida con un aerogenerador. entre otras cosas. 4. Su enunciado es el siguiente: Supongamos una corriente desplazándose de izquierda a derecha y que atraviesa perpendicularmente el plano donde está ubicado el rotor de la turbina. Se trata en ambos casos de problemas de fluidos sometidos únicamente a la presión atmosférica y que atraviesan una máquina sin estar confinados. supone el máximo de energía disponible que dicha turbina podría capturar.

En todo momento imaginaremos que el agua circula dentro de un tubo de corriente que adapta su sección a las condiciones cinéticas del flujo. Dicho caudal viene dado por: v +v  & m = ρ A1v1 = ρ Ar  1 2  = ρ A2 v2  2  (4. Se puede demostrar que la velocidad en el plano del rotor vr es la media de v1 y v2. vr = v1 + v2 2 (4. la relación entre las áreas de la sección de entrada y la sección i vendrá dada por: 2 π Rentrada Aentrada = = ki2 2 Ai π Ri (4.4) Como la densidad del agua permanece constante.5) y (4. partiendo de este punto alejado. se cumple para toda sección que: ρ A v = Cte → Av = Cte = A1v1 (4.Llamaremos v1 a la velocidad del flujo a una distancia suficientemente grande aguas arriba para que la presencia de la turbina no lo perturbe. Llamaremos v2 a la velocidad del agua tras atravesar el rotor. La corriente.6) Por tanto. pasa por el plano del rotor y se aleja aguas abajo.5) A continuación vamos a introducir el parámetro ki que representa la relación entre los diámetros de la sección de entrada y la sección i φentrada R = entrada = ki φsec cion i Rsec cion i (4.3) El caudal másico que atraviesa el extremo 1 del tubo de corriente es el mismo que sale a través del extremo 2 y que atraviesa el plano del rotor (conservación de la masa).7) se deduce que: 25 .7) De las ecuaciones (4.

A este cociente se le llama coeficiente de potencia Cp. Para cada unidad de masa el salto energético será: 2 ∆Ec = 1 2 v12 − v2 ( ) (4. Idealmente podríamos frenar completamente el agua y obtener toda su energía cinética. Para que estas relaciones se cumpliesen en todo momento.11) 26 .5) obtendremos la potencia cedida.9) Si multiplicamos (4. habría que “obligar” a la corriente a adaptarse a la forma de este tubo imaginario.10) Cuanto menor sea la velocidad de salida. La energía cinética (y por tanto la velocidad) de la corriente disminuyen al pasar por el rotor.vi = k i2 v1 (4. mayor será la energía cinética que “roben” los álabes del rotor. Ese sería el caso de un flujo confinado.9) por el caudal másico que atraviesa el rotor (4. podríamos maximizar el caudal eliminando los obstáculos de su camino -caso de interponer un aro en lugar de un rotor. Para estudiar cuál es la potencia cedida máxima vamos a utilizar el cociente entre la potencia cedida al rotor y la que atravesaría esa misma sección si el rotor no estuviese allí.8) Estas expresiones nos ligan las propiedades cinéticas con la geometría del tubo de corriente. P= 1 4 ρ Ar   v1 + v 2  2 2  v1 − v 2 2   ( ) (4. 1 4 P = Cp = Pmax ρ Ar   v1 + v 2  2 2  v1 − v 2 2  v    v 2  2  1  2 1 + = 2 1−  1   v1    v1 ρ Ar v13    2  ( )     (4. pero no exactamente el de un flujo abierto como el que nos ocupa. Esta energía es cedida a los alabes de la máquina y es aprovechada y convertida en electricidad.pero entonces no obtenemos potencia alguna. En el extremo opuesto. pero entonces no habría flujo.

desde el punto de vista del rendimiento.59 y se obtiene para v2/v1=1/3.3 La aplicación de esta teoría nos da una primera cota máxima para el rendimiento de la turbina. En éste tipo de centrales. con un correcto diseño se suele alcanzar sin problemas rendimientos globales del orden del 80-90%. 27 . (k=1/√ 3 .. Hasta este momento no se ha tratado todavía ningún aspecto constructivo.12) Si representamos esta relación en función de (v2/ v1) se observa que el valor máximo de P/Pmax es de 0.. transformador. multiplicador (si lo hay). alternador.73) P/P0 en función de V2/V1 P/P0 13/20 3/5 11/20 1/2 9/20 2/5 7/20 3/10 1/4 1/5 3/20 1/10 1/20 0 0 1 23/24 11/12 13/24 1/ 2 11/24 19/24 3/ 4 17/24 2/3 1/ 12 1/24 1/ 8 5/24 1/ 6 7/ 24 1/4 1/ 3 5/12 3/ 8 5/8 7/12 7/ 8 5/6 16/27 V2/V1 Figura 4. por tanto. En la práctica este valor deberá estar afectado por los rendimientos de los distintos componentes de la MCHFAC : Turbina.el radio del tubo de corriente aumente de un factor 1.En función del parámetro k: Cp = P = Pmax 1 2 (1 − k )(1 + k ) 4 2 (4. Este resultado supone una gran diferencia. y por ello no cabría esperar en ningún caso más de un 50% como rendimiento global. el valor de 0. con respecto a las centrales hidráulicas convencionales.59 será un máximo teórico.

z1.. en régimen permanente: v2 p v2 p1 + Z1 + 1 − ∑ H r1−2 − H t = 2 + Z 2 + 2 ρg 2g ρg 2g Donde: (4. en régimen permanente es: p1 v2 p v2 + Z1 + 1 = 2 + Z 2 + 2 ρg 2 g ρg 2g Donde: p1. incompresible. z2 son las cotas de entrada y salida respectivamente. En ambas formulaciones los términos de presión. cota y velocidad representan las tres formas en que se encuentra “almacenada” la energía en un fluido en movimiento.2 Otros planteamientos posibles. (4. Su formulación para una línea de corriente en un fluido ideal. Todas están expresadas en unidades de altura: altura 28 . Sistema con difusor Antes de explorar otros posibles planteamientos de turbina convienen recordar el enunciado de la ecuación de Bernouilli que será utilizada recurrentemente. v1.13) Para un tubo de corriente en un fluido real. v2 son las velocidades de entrada y salida respectivamente. no compresible.p2 son las presiones de entrada y salida respectivamente. 4.14) Σ Hr1-2 representa las pérdidas por rozamiento (primarias y secundarias) entre 1 y 2 y expresadas en términos de altura .Esta constatación nos lleva a cuestionarnos si un diseño de turbina “basado” en la teoría de Betz será el más adecuado. Ht es la energía cedida en la turbina que se encuentra entre la entrada y la salida expresada en términos de altura.

Parece que la única forma de obtener energía de la masa de fluido en estas condiciones es alterando su altura cinética y eso nos llevaría de nuevo al modelo de Betz.27 1. p1=p2 (4. v H 0.01 0.5 4 4.5 5 5. altura geodésica y altura de velocidad.17) La correspondencia entre altura y velocidad viene expresada en la tabla siguiente.05 0. Es una turbina axial de eje horizontal. En ocasiones la presión en esta zona alcanza valores negativos.15) y de que la entrada y la salida están a presión atmosférica.46 0.54 ¿Cómo podríamos “escapar” al límite de los 15/27? Veamos qué es diferente en las otras turbinas hidráulicas. Una turbina convencional aprovecha tanto la altura cinética como la altura de presión.11 0.03 1.5 1 1. Sea cual sea la forma de la nueva turbina que se plantee estará forzada a operar en las condiciones siguientes: z1 = z2 (4.5 2 2.de presión.32 0. La altura disponible a la entrada será: v12 = H disponible 2g (5.15) La altura geodésica de entrada será igual a la de salida.20 0.16) Como consecuencia de (4. Se busca obtener la velocidad máxima del flujo en la zona de contacto agua-rodete para garantizar el mejor rendimiento. En este nuevo planteamiento es importante resaltar que el cumplimiento del primer principio de la termodinámica no se opone a que la energía pueda transformarse de una a otra forma.5 0.5 3 3.82 1.62 0. En ellas se transforma la altura de presión en velocidad antes de pasar al rodete. Una vez pasado 29 .

Ahora la cuestión que se plantea es: ¿Como podemos aprovechar la altura de presión dentro de la turbina si la entrada y la salida se encuentran a la misma presión? La idea no sería aprovechar la altura de presión sino de aprovechar la altura de velocidad de forma más eficiente en el paso por turbina mediante una doble conversión de presión->velocidad->presión. sino la geometría del tubo.el rodete. En estas circunstancias no es el rotor del “hidrogenerador” quien fija la velocidad de la corriente del agua.4 p v ∆v ∆p La velocidad de cada sección viene fijada por la geometría del conducto 2 como ya vimos en 4. la presión tendrá que adaptarse a la atmosférica para lo cual se emplea un difusor.8 vi = ki v1 . 2 1 Conjunto tobera-difusor Figura 4. Imaginemos el rotor montado en la sección más estrecha de un sistema tobera-difusor. Si trasladamos estos resultados a la expresión de la potencia cinética que atraviesa la entrada y el cuello del conducto se obtiene: 30 .

v2 a las velocidades de entrada y salida de la toberadifusor.Pc1 = ρ A1v13 3 Pcr = ρ Ar v2 = ρ A1 6 3 k v = K 4 Pc1 2 r 1 kr (4.22) ( ) 31 (4. 2 P = 1 ρ A1v1 · v12 − v 2 2 (4. A primera vista parecería que una simple tobera puede multiplicar la potencia de una corriente sin aportar trabajo alguno. La diferencia de energías entre la entrada y la salida por unidad de masa será: ∆Ec = 1 2 (v 2 1 2 − v2 ) (4. Llamemos v1. vamos a evaluar cuanta energía es extraíble con este segundo sistema.21) Como ya se vio en (4. pero sin analizar cómo la turbina extrae la energía.19) se desprende que con una tobera en que se reduce el diámetro de paso a la mitad podemos multiplicar por 24=16 la potencia cinética.20) Mediante esta transformación de energía de presión en energía de velocidad llevamos al fluido a las condiciones idóneas para extraer su energía mediante una turbina.4) El caudal másico que atraviesa el extremo 1 del tubo de corriente es el mismo que sale a través del extremo 2: & m = ρ A1v1 = ρ A2 v2 La potencia cedida por la corriente. Usando una metodología similar a la que se utilizó con la teoría de Betz. En realidad la energía proviene del termino de presión. v12 (1 − K 4 ) la presión se hace mí nima en el cuello 2   v12 Ppr = pr Ar vr =  p1 + ρ (1 − K 4 ) A1v1   2   pr = p1 + ρ (4. La energía total se conserva.18) De (4.23) .

Como la sección de paso es variable. parece razonable considerar el área de la sección de captación como referencia. Lo correcto sería tomar la velocidad de la zona no perturbada: v∞.24) El cociente entre potencia cedida y máxima queda: 2 2 2 1  v P   3  2 ρ A1v1 · v1 − v 2 2  = = ζ · 1−  Cp = 3 1   v1   Pmax ρ A1v∞   2  ( ) (4. Si llamamos ζ < 1 a un coeficiente de remanso tal que: v1 = ζ ·v∞ Podemos definir la potencia máxima como: (4.26) Si representamos de nuevo esta relación en función de (v2/v1) para el caso ζ =1: 32 . Debido a que la turbina produce una región de remanso delante de ella.23) Pmax = ρ A v = ρ A1 1 2 3 1 ∞ 1 2 ζ3 v13 (4. no sería correcto considerar la velocidad v1 en la entrada como la que contiene una potencia máxima.En este punto necesitamos definir cual sería la nueva potencia máxima de referencia del flujo con respecto a la nueva turbina.25) En función del parámetro k: Cp = P = ζ 3 1− k 4 Pmax ( ) (4.

P/P0 1.4 0. Rendimiento mecánico del rodete: De momento habíamos considerado que toda la potencia que entraba en 1 y no salía en 2 era captada como potencia útil.Remanso: Este grafico esta hecho para ζ=1.29 0.08 0.54 0.2 0.63 0.96 0.8 0.21 0.42 0. .13 0.7 0. Por muy leve que sea el remanso el efecto del coeficiente ζ será importante ya que interviene elevado al cubo.04 0. En realidad habría que considerar otros muchos aspectos: .Pérdidas de carga: Este sistema es mucho más aparatoso que un simple rodete interpuesto en la corriente.50 0.9v∞) el rendimiento máximo se verá afectado en un -27%.88 0.33 0.5 0.3 0.75 0.38 0.92 0.1 1 0. Estos dos últimos aspectos son comunes a cualquier otro tipo de central hidroeléctrica. para una pérdida de velocidad del 10% (v1 = 0. 1.00 V2/V1 Figura 4.17 0. Las pérdidas por rozamiento (primarias) y debidas a la forma del conducto (secundarias) serán importantes.1 0 P/P0 en función de V2/V1 A primera vista podría parecer que con este sistema podríamos obtener el cien por cien de la energía fijando las condiciones de salida con la geometría de la tobera-difusor.58 0.9 0. Por ejemplo.71 0.6 0.25 0.46 0. No solo se perderá una parte por rozamiento sino que la turbina que insertemos en el cuello tendrá un rendimiento menor que la unidad.79 0.83 0.5 33 .67 0.00 0.

Además de éstos efectos de pérdida de rendimiento habrá otros que no se han mencionado porque son comunes a las dos posibles soluciones propuestas: Una vez que la potencia útil ha sido transmitida al eje del rodete todavía hay que llevarla al alternador (pérdidas mecánicas). Teniendo todo esto en cuenta. parece claro que para que este sistema nos permita alcanzar rendimientos superiores al 59% del “método Betz” será necesario diseñar todos los componentes con extrema atención. a la vez que se minimiza el término de rozamientos. aproximaremos las pérdidas de carga primarias de la tobera-difusor como si se tratase de un tubo recto. El tamaño del difusor también puede afectar negativamente a la hora de emplazar o transportar una de estas MCHFAC.. Empecemos por evaluar lar primarias: A falta de fórmulas más adaptadas. Utilizamos la ecuación de Darcy-Weisbach: 34 . transformarla en electricidad (pérdidas en el alternador) y llevarla a la red (pérdidas de transporte). 4.2.Tamaño del difusor: Para conseguir una deceleración importante del fluido saliente hará falta un difusor que se ensanche mucho. Esto introduce nuevos problemas de desprendimiento de capa limite que conllevan una pérdida de rendimiento.1 Pérdidas de carga Se producirán pérdidas de carga primarias por contacto con las paredes y secundarias debidas al cambio de sección de la parte convergente y a la parte divergente.27) Se aprecia que deberemos buscar la máxima deceleración de la corriente (maximizar diferencia v1-v2). Haciendo uso de la segunda formulación del teorema de Bernouilli (4. con el mínimo remanso posible.14) 2 v12 − v2 − ∑ H r1− 2 = H t 2g (4.

η.6 Y que el fluido es a agua a 20 º. λ toma valores muy distintos dependiendo de el régimen (laminar o turbulento) del flujo. ρ. Re = vDρ η = 4. moviéndose a 3 m/s.5 *10 6 (4.30) H rp ∈ (9 x10 −5 . Para leer en este diagrama es necesario obtener el número de Reynolds.29) K ∈ ( 1x10 −3 . Re. y el parámetro K. y la rugosidad relativa K que se define como el cociente de la altura de las rugosidades dividida por el diámetro del tubo. Lo más simple es utilizar el diagrama de Moody ya que en el se recogen los valores de Hrp para todos los casos posibles.1x10 −4 Así: ) (4.5 L= 3 Asimilación de la tobera-difusor por un tubo Figura 4.31) 35 . λ es adimensional y depende de v. D. Supondremos la geometría siguiente: D=1.28) L es la longitud de la tubería D es el diámetro de la tubería v es la velocidad media del fluido λ es el coeficiente de pérdida de carga primaria.9 x10 −4 ) <<< H disp (4.H rp = λ Donde: L v2 L = λ H disponible D 2g D (4.

14 10 0.32) El coeficiente m se toma de la tabla siguiente: αº M 2.43 25 0.13 7. Veamos a continuación las pérdidas secundarias: La parte más conflictiva es la del difusor.27 20 0. 36 .5 0.16 15 0.62 30 0.   1 2  v 2 (v1 − v2 )2   1 =m Hrs = m = m 1−   2g   Kdif   2g   2   1 2    Hdisponible= ξ Hdisponibl 1−    Kdif      2 (4.01% de la altura disponible a la entrada.Calculados de este modo las pérdidas primarias son del orden del 0. Utilizaremos la fórmula de la pérdida de carga para un difusor cónico de ángulo α que enlaza suavemente dos secciones de diámetro d y D respectivamente.81 90 1 d α D Figura 4.18 5 0.5 0. Es ahí donde más riesgo se corre de desprendimiento de capa límite y de la consiguiente caída del rendimiento.7 El ángulo α es el ángulo cónico que se representa en la siguiente figura: Como la forma del difusor no esta definida tomaremos el valor del ángulo que minimice las pérdidas (α ≈ 7 º) y después ajustaremos el diseño a este valor.

Por ser ésta convergente.El valor de K del difusor fijará la velocidad de salida del agua. 37 . Como queremos mejorar el resultado que proporciona la teoría de Betz.03·H disponible El cálculo de las pérdidas de carga en la tobera se hace siguiendo una metodología similar. En primera aproximación se puede considerar que las pérdidas de la tobera serán del mismo orden de magnitud que las del difusor. veamos la pérdida asociada a K2=3. Así en total: H rs = 0.35) Se observa que el efecto cúbico del coeficiente de remanso se puede descomponer en dos términos.2 Efecto de remanso Ya hemos visto que el efecto de remanso afecta a la potencia disponible a través del parámetro ζ elevado al cubo.14·1 −  H disponible   3  2 (4. El termino cuadrático afecta a la cantidad de energía que transporta dicho caudal: la altura cinética disponible es ζ2 veces menor de lo que podría ser. Tenemos:   1 H rs = m 1 −    K dif       2 2   1  H disponible = 0. En termino lineal que interviene en el caudal másico que atraviesa la turbina: debido al remanso pasa ζ veces menos masa por segundo.33) H rs = 0.34) 4.07 H disponible (4. Nos interesa ahora saber evaluar el coeficiente ζ en función de los parámetros del problema así como idear los medios para disminuirlo al mínimo.2. Para entender mejor esto miremos la expresión de la potencia que entra en la turbina: P = 1 ρ A1v13 = ρ A1v1 · 1 v12 = ζ ρ A1v∞ ·ζ 2 1 v12 2 2 1 3 { 1 24 123 2 2 4 3 & m Ec & m Ec (4. el riesgo de desprendimiento es menor y el ángulo óptimo podrá ser algo mayor.

Sin embargo. 4. Existen diagramas de elección para el rotor de centrales hidráulicas convencionales. Son diagramas de triple entrada: altura del salto.Los bordes de ataque de la tobera así como la forma de los perfiles de todo el conjunto deberán tener formas lo más “hidrodinámicas” posibles.Ninguna teoría simple basada enpérdidas de carga puede predecir el valor del remanso producido por una estructura tan compleja como la MCHFAC. Debido a las peculiaridades de las MCHFAC la primera cuestión que surge es qué tipo de rotor que se debería utilizar.3 Rendimiento del rotor Para poder estimar el rendimiento del rotor deberíamos conocer de antemano sus características. caudal y potencia. Figura 4.2.Las partes estructurales que se encuentren el la zona de paso del flujo deberán ser las mínimas imprescindibles y tener formas suaves. . Sería necesario recurrir al ensayo de modelos o a la simulación por ordenador para evaluarlo.En ninguna sección los ángulos cónicos se apartaran del óptimo (α siempre menor de 7º) .8 38 . intuitivamente se puede prever que factores del diseño influyen en dicho valor: .

El problema con el que se topan las MCHFAC es que siempre se encuentran fuera de rango. Todos estos diagramas comienzan en alturas de 2 m. El problema es de otro tipo: simplemente este tipo de rotores no son aptos para turbinar un flujo libre. El conducto evita el estrechamiento del tubo de corriente antes de la entrada aumentando el caudal másico. Una turbina convencional. ¿Dónde encontrar la solución? A la vista de las similitudes de funcionamiento entre los rotores de los aerogeneradores y el rodete de las MCHFAC parece lógico inspirarse en este campo. Este tipo de rodetes produciría un remanso importante a la entrada de la tobera. o de incluso la mitad. Eso no es cierto. Incluso siendo máquinas muy eficientes en si mismas.45.5 Kw/m2 para 3 y 6 m/s respectivamente. harían bajar el rendimiento global de forma importante. es un flujo forzado y sometido a presión.Con esos tres datos y en función del área del diagrama en que nos encontremos elegiremos uno u otro tipo de rodete. o superiores. En nuestro caso. Se podría pensar que se trata simplemente de una cuestión de altura cinemática insuficiente. 39 . la presencia de un conducto que confina el flujo. Este razonamiento nos reenvía al apartado anterior. La cota de los dos metros de altura (en la que comienzan todas las tablas) se alcanza a partir de velocidades de unos 6 m/s. Veamos ahora que rendimiento cabe esperar para este tipo de rotores. al efecto de remanso. En condiciones óptimas los rotores de un aerogenerador tiene un Cp máximo de entorno a 0. tiene un potencial energético muy considerable: 108 y 13. Una corriente a esta velocidad. mejora el rendimiento del rotor de varias formas: El límite teórico para un rotor simplemente confinado por un conducto cilíndrico recto puede aumentar hasta 0. incluso las Kaplan o Bulbo utilizadas para los saltos más pequeños. supone un obstáculo demasiado grande para una corriente libre. En las centrales convencionales el agua esta obligada a pasar por la turbina.66. mientras que en las MCHFAC una partícula de fluido siempre podrá ir por el interior de la turbina o pasar al lado. Incluso los grupos bulbo instalados en La Rance o en centrales fluyentes trabajan bajo un cierto salto.

11 1.94 4.821 0.25 1.95 8.04 1.938 0.14 6.723 0.640 0. 4.250 0.00 1.160 0.50 2.66 5.185 0.54 1.37) Si agrupamos todos los parámetros que intervienen en una tabla: K Cpmax Vs/V1 As/A1 Φs/Φ1 2/5 9/20 1/2 11/20 3/5 13/20 7/10 3/4 4/5 17/20 9/10 19/20 1 0. ralentizar la corriente tanto como queramos.360 0.31 2.000 0.344 0.2.903 1.00 2. En principio se podría aspirar al 100% del total de la energía cinética disponible si utilizásemos un difusor infinitamente largo. el radio de salida del difusor será 1.684 0.38 1.36) (4.303 0.00 3.teóricamente.760 0.67 1.000 6.05 1.18 1.78 2.82 veces mayor que el de entrada y la velocidad de salida será de un 30% de la velocidad de entrada.78 1.66 veces superior al radio de entrada o 3.04 1. Recordemos que: R φ entrada = entrada = k s φsec cion s Rsec cion s vs = k s2 v1 (4.870 0. Para un difusor cónico de angulo 7º la longitud será 6.44 0.4 Tamaño del difusor Gracias al difusor podemos disminuir la velocidad de salida de la corriente y retener más energía de la que marca el limite de Betz.22 9.423 0.90 0.33 veces superior al diámetro de entrada.908 0.71 2.43 4.908.563 0.974 0.810 0.490 0.82 1.56 1.00 Longitud/R1 12.49 2. el difusor de salida nos permite . Por otro lado.11 1.37 2. La velocidad de salida solo depende del diámetro de la boca de salida.25 4.43 1.590 0.Otro efecto beneficioso para el rendimiento de un rotor confinado es que las pérdidas debidas a las turbulencias generadas por la punta de las aspas se minimizan.203 0.22 2.959 0. 40 .478 0. En los apartados siguientes se tratará de definir las características del modelo propuesto.33 1. Estas pérdidas son de entre el 4% y el 6% en los aerogeneradores.43 Por ejemplo para K =11/20 tenemos Cp=0.23 1.39 3.

Los principios que se explican a continuación son válidos tanto para un aerogenerador como para una MCHFAC. Se llama arrastre (drag) a la componente en la dirección del flujo y sustentación (lift) a la componente en la dirección perpendicular.3. 41 . concierne al tipo de fuerzas que se utilizan para producir el par mecánico. Cualquier cuerpo inmerso en fluido en movimiento experimenta una fuerza que puede descomponerse con respecto a la dirección del flujo. La primera clasificación que se puede hacer de este tipo de máquinas y que influye considerablemente en el rendimiento. los resultados numéricos o las geometría final del rotor podría diferir de las predichas en los puntos siguientes.1 Dispositivos basados en el arrastre El sistema más simple de conversión de la energía cinética se consigue con superficies de arrastre puro.4. El coeficiente Cp depende enormemente de si el rotor aprovecha el arrastre o la sustentación para girar. el rotor que utilizará la MCHFAC se inspira en la tecnología de los aerogeneradores.2. pero hay que tener presente que las curvas. Sustentación Angulo de ataque Arrastre Velocidad del flujo Figura 4.9 4.3 Diseño del Rotor Como ya se explicó en el apartado 4. El fluido impacta en la superficie A con una velocidad vf haciendo moverse la superficie a velocidad v.3.

42) Si se tiene en cuenta que una superficie curva cóncava perfectamente alineada con el flujo tiene apenas un cD de 1.40) Si utilizamos el mismo razonamiento que ya utilizamos para calcular Cp en la teoría de Betz: Cp = P = Pmax ρ 2 c D A (v f − v ) v r 2 1 2 ρ Av 3 f (4.Vf V D Figura 4.38) Donde D es la fuerza de arrastre y vr es la velocidad relativa.3 entonces: Cp max ≈ 0.10 La potencia capturada puede expresarse como: P = D ⋅ vr (v r = v f − v) (4. D se puede expresar empleando el coeficiente aerodinámico de arrastre cD: D = cD ρ 2 (v f − v) A 2 (4.41) De nuevo el máximo se obtiene para v/vf =1/3 y vale: Cp max = 4 27 c D = 0.148 c D (4. velocidad que realmente siente la superficie A.2 (4.43) 42 .39) La potencia así obtenida resulta: P = cD ρ 2 (v f − v ) A vr 2 (4.

Algunos ejemplos cotidianos de la utilización de sistemas de arrastre son las velas de los barcos o las aspas de los antiguos molinos de viento y de río. el coeficiente de potencia Cp pasa a depender del cociente entre la proporción energía de rotación y de translación. Nos conformaremos con introducir una de ellas brevemente y utilizar sus resultados. un rotor.3. La estela adquiere un movimiento helicoidal.3 Modelo de corona de rotor. Los perfiles aerodinámicos modernos que se utilizan tanto en la ingeniería aeronáutica como en el campo de los aerogeneradores tienen un ratio sustentación/arrastre muy favorable. La energía empleada en producir este movimiento de rotación reduce la cantidad de energía aprovechable por el rotor. En ese planteamiento el flujo es decelerado y las líneas de corriente deflectadas al atravesar el disco. Usando el mismo tipo de razonamientos empleados anteriormente se deduce que un rotor de sustentación nos permitirá acercarnos mucho más al rendimiento máximo teórico.3. Este ratio se determina utilizando el cociente de la velocidad lineal del la punta de un alabe y la velocidad del flujo 43 . pone en rotación el flujo saliente aguas abajo. 4. 4. La segunda es que para que se mantenga el equilibrio de fuerzas.Este valor es apenas un tercio del limite indicado por la teoría de Betz. En realidad un convertidor rotativo. La teoría de Betz basada en un flujo bidimensional que atraviesa un disco “convertidor de energía” nos servirá de punto de partida. el par recuperado por el rotor deberá ser igual al par ejercido sobre la estela: A partir de ahora. La primera consecuencia es que el máximo predicho por la teoría de Betz será mayor que el máximo real. Este cociente puede alcanzar valores de entre 100 y 150.2 Dispositivos de sustentación Utilizando la componente de sustentación se pueden conseguir valores muy superiores de Cp. Las teorías en que se apoya el estudio de la geometría óptima del rotor son demasiado compleja para entrar en detalles aquí.

11 Se toma como elemento diferencial del aspa a una porción de anchura dr y de longitud igual a la cuerda del perfil a distancia r del eje de giro. Por simplicidad se asume que las coronas concéntricas no interfieren unas con otras. Utilizando los coeficientes de arrastre y sustentación del perfil elegido y las velocidades locales en cada punto podemos calcular una distribución de 44 . Componente axial Ω Sustentación V r Arrastre Componente tangencial Ωr θ dr V fluido α v relativa Figura 4. El parámetro que la mide es el TSR (tip speed ratio). Ratio de velocidad de punta = TSR = u ΩR = =λ v∞ v∞ (4.44) Donde: U = ΩR = Velocidad del extremo del aspa (de radio máximo R) V∞ = Velocidad del flujo no perturbado. Para dicha distancia r la cuerda del perfil forma un ángulo θ (ángulo de calado o pitch) con la velocidad de rotación y un ángulo α (de incidencia o ataque) con la velocidad relativa perfil / fluido. Con la teoría de la corona de rotor se pueden determinar las velocidades y las fuerzas aerodinámicas que aparecen en un elemento diferencial del aspa que gira a una distancia r del eje.no perturbado. ratio de velocidad de punta .

Del mismo modo.3. Este planteamiento teórico nos ofrece una relación entre la configuración y geometría del rotor y sus características de potencia. Conseguir el λ óptimo será el objetivo de los medios de control de la central una vez puesta en funcionamiento. la integración de las componentes axiales nos permitirá obtener una resultante que utilizaremos para dimensionar las estructuras que deberán soportar dicho empuje. Este cálculo teórico de Cp nos da una buena aproximación de su valor y nos permite representar su dependencia con λ para diferentes configuraciones. Integrando las componentes tangenciales a lo largo del aspa se obtiene el par motor resultante. 45 .4 Curvas características del rotor. 3 P = Cp ρ v∞ A 2 (4. También nos permite saber el valor óptimo de λ para maximizar la producción energética. Utilizando Cp la potencia puede expresarse como. Ambas suponen pérdidas de rendimiento del rotor y se calculan por otros medios. 4. En la distribución de fuerzas axiales habrá que incluir una componente proveniente del buje (r = 0) y otra proveniente de laspérdidas de punta de aspa (r = R). Conocida la velocidad de rotación ya conocemos el valor teórico de Cp.fuerzas axiales y tangenciales a lo largo del aspa. Esta gráfica nos permite prever la potencia de salida del rotor para diferentes velocidades del viento y de rotación.45) Si realizamos series de cálculos de Cp para diferentes valores de λ obtenemos las llamada curva característica del rotor.

13 46 .Figura 4.12 Si el rotor cuenta con un sistema de control del calado de sus aspas también se podrá obtener la curva característica en función de los diferentes calados. Figura 4.

Los principales parámetros que influyen en la curva son: 4.1 Número de aspas La influencia del número de aspas es relativamente pequeño. La adición de un aspa añade algo al rendimiento pero empeora el rango de velocidades de la corriente en el que la turbina funciona mejor. A pesar de que Cp no varíe marcadamente.3. si lo hace el TSR óptimo. Figura 4. Los rotores con menor número de aspas girarán más rápido de forma que pueden compensar la menor superficie de aspas.4.14 La figura muestra como el paso de 2 a 3 aspas solo mejora el rendimiento máximo de un 3 a un 4 por ciento y apenas un 2 por ciento más al pasar a 4 aspas. Como ya se ha mencionado la TSR aumenta para compensar la menor superficie de aspas.Del mismo modo podemos estudiar las curvas características para toda una gama de variables. A medida que el Cp máximo mejora con el número de aspas. la amplitud del intervalo de TSR para el cual el rotor funciona en condiciones óptimas se estrecha. 47 .

Figura 4.3. esta forma hiperbólica es muy difícil de realizar. así queda definido el contorno óptimo. Se busca aproximarlas por líneas rectas. Esta función hiperbólica nos da el valor óptimo de la cuerda a lo largo del aspa. 48 .4. 4.15 Número de palas Desde el punto de vista de la fabricación. Este objetivo se puede conseguir torsionando el aspa a lo largo de su longitud y haciendo que el producto del coeficiente de sustentación multiplicado por la cuerda sigan una distribución hiperbólica a lo largo del aspa. Un buen compromiso de simplicidad y rendimiento se obtiene con una geometría trapezoidal con ambos bordes rectos.La elección final del número de aspas saldrá de un compromiso entre el coste de añadir un aspa suplementaria y la ganancia energética resultante. por ejemplo).2 Forma de las aspas El objetivo que deben cumplir las aspas en cada punto del radio del rotor es deflectar la corriente axial de entrada de forma que su velocidad de salida sea la deseada (un 30% de la velocidad de la corriente no perturbada.

49 . es la que menos contribuye al par motor. la raíz. En esta zona se pueden sacrificar algunos aspectos aerodinámicos a favor de la solidez y la resistencia del conjunto.Variación de Cp para diferentes formas de aspa Figura 4.16 La parte del aspa más próxima al buje.

50 . Extremo de un aspa de aerogenerador Figura 4. reduce significativamente este efecto.18 En el caso de la MCHFAC este efecto se consigue y se amplia al estar el rotor contenido en un “tubo”. similar al que llevan los aviones modernos en los extremos de sus alas. las puntas de aspa. son las que más aportan al par motor.Figura 4. La aparición de turbulencias en la punta aumenta significativamente el valor del coeficiente de arrastre.17 Por el contrario. La adición de un alerón en el extremo de las aspas.

4 Propiedades del perfil aerodinámico empleado La eficiencia del rotor esta determinada en gran medida por las propiedades dinámicas del perfil empleado en la construcción de las aspas.3 Torsionado de las palas La velocidad relativa que “ven” las aspas aumenta de la raíz a las puntas. La característica del perfil utilizado que más influye en el rendimiento es su ratio de sustentación / arrastre. El resultado es que las aspas quedarán torsionadas. De forma general puede representarse como: 51 . Para mantener el ángulo de incidencia.3.4.4.19 4.4. Influencia del torsionado en Cp Figura 4. el ángulo de calado debe decrecer hacia las puntas.3.

Los rotores de alto TSR pueden alcanzar el óptimo con menos aspas pero las propiedades del perfil tienen una importancia crucial. el máximo de Cp también lo hace y empuja al óptimo de Cp hacia valores más bajos del TSR.20 Como era de esperar. Cuando S/A y el TSR son altos el número de aspas tiene poca importancia. cuando el ratio S/A cae.Influencia del ratio Sustentación/Arrastre y el nº de aspas en Cp Figura 4. Para los valores más bajos de S/A el número de aspas adquiere mayor importancia. 52 . los rotores de bajo TSR necesitan más aspas. pero las características del perfil no son decisivas. En otras palabras.

Más abajo se muestra el Eppler 817 utilizado en la construcción de alerones de hidrofoil. Su principal característica es que la capa limite permanece laminar a lo largo de la mayor parte de la superficie del aspa.21 Los perfiles utilizados en el cálculo de estos gráficos tienen su origen en la industria aeronáutica pero también existen perfiles adaptados a la industria naval. A continuación se muestran las características del perfil NACA 4415. Se observa que los ratios S/A son muy similares para ambos. Estos perfiles tienen un coeficiente de arrastre extremadamente bajo para un cierto rango de ángulos de incidencia. Así como existe un paralelismo entre los requerimientos de las aspas de un aerogenerador y las alas de un planeador.Influencia del uso de diferentes perfiles en Cp Figura 4. 53 . muy utilizado en el campo de la energía eólica. A estos perfiles se les llama laminares. Su principal punto débil es su gran sensibilidad a la rugosidad de la superficie del aspa. las aspas de una MCHFAC podrían compararse a las alas de un hidrofoil.

54 .

55 .23 La elección de un perfil u otro no cambian en nada el coste de la máquina y si se hace correctamente puede mejorar en mucho su rendimiento global.Figura 4. Es de gran importancia que esta elección se haga correctamente.

La posición operación utiliza la parte mínima indispensable del patín para garantizar la flotación y no perturbar la corriente. El izado de las turbinas se realizara mediante un mecanismo (6) capaz de sacar del agua las partes sumergidas al mismo tiempo que se voltean los patines a su posición de protección. 5. fuera del agua. Las turbinas estarán montadas debajo un chasis (2) que hará de soporte para ellas. Dichos patines tienen dos posiciones: operación y protección.5 Modelo propuesto Una vez repasados los problemas teóricos presentes en la concepción de una MCHFAC podemos plantear un diseño que responda de la mejor manera posible a estos problemas.1 Visión General La MCHFAC constará de dos turbinas (1) girando en sentido contrario para compensar el momento de vuelco que se generarían si girasen en el mismo. La flotación del conjunto se consigue por medio del hueco interior del tubo difusor (4) y los patines (5) situados a ambos lados. . Los rotores de dichas turbinas estarán montadas sobre ejes horizontales y completamente sumergidas bajo el nivel del río. En tierra un transformador se encargará de hacer la conversión a la tensión necesaria. Se encontrarán a una profundidad suficiente para que las olas de la superficie no dejen nunca la entrada o la salida al descubierto. los patines y el resto de componentes de la MCHFAC. turbinas incluidas. La posición protección proporciona suficiente capacidad de flotación para sustentar todos los equipos. Dicho chasis dispondrá de espacio suficiente para que una persona pueda circular por el y acceder a todos los equipos. Sobre dicho chasis estarán el alternador (3) y el extremo móvil de la línea de conexión a tierra. La potencia transmitida a los ejes del rotor será transmitida por los medios adecuados a un multiplicador y posteriormente al alternador.

Figura 5.3 Vista desde arriba en posición de protección 57 .2 Vista desde arriba en posición de funcionamiento (4) Figura 5.1 Vista desde abajo en posición de funcionamiento (6) (3) (4) (2) (5) (1) Figura 5.

5.2 Rotor
Como en muchas otras áreas de la ingeniería, el diseño del rotor en su conjunto no es una tarea que pueda resolverse a través de un planteamiento matemático. En la práctica se trata de encontrar los mejores compromisos entre muchos aspectos y esto se consigue mediante un proceso iterativo. En el campo de la energía eólica se llevan construyendo grandes prototipos desde antes de la segunda guerra mundial pero sólo hace unos años que los grandes molinos empiezan a ser fiables y económicamente rentables. Ha hecho falta décadas de investigación y desarrollo para conseguir diseños que realmente funcionen y el rotor es quizá la parte de la central que requiera un diseño más fino. Teniendo en cuenta estas limitaciones se propone un modelo para el rotor. Su geometría se basa en los resultados obtenidos con la teoría de la corona de rotor (4.3.3).

5.2.1 Número de aspas.
La velocidad de la corriente es muy baja comparada con las habituales en el campo de la energía eólica. Para poder conseguir el TSR óptimo sin que el rotor deba girar demasiado rápido es necesario aumentar la solidez: se utilizará un rotor de 4 aspas.

5.2.2 Geometría de las aspas.
Las aspas de un aerogenerador tienen longitudes del orden de la decena de metros y se fabrican del mismo modo que las alas de un avión. En el centro hay una barra o tubo que aporta la resistencia y sobre este tubo se apoyan unas “costillas” que tienen la forma del perfil seleccionado. Debido a la complejidad de la construcción se renuncia a utilizar la geometría óptima teórica y se aproxima por formas trapezoidales. Las aspas del rotor de la MCHFAC se fabricarán por fundición, de la misma forma que las hélices de un barco. En este caso utilizar la forma y

58

torsionado óptimos no supone ningún coste suplementario ya que una vez realizado el molde se podría repetir las veces que se quiera. Las forma prevista por la teoría de la corona de rotor para un TSR de entorno a 5 con 4 aspas es:

N=1

N=2
Figura 5.4

N=3

N=4

Existe una diferencia muy importante entre las aspas de un aerogenerador y una MCHFA: la configuración de las puntas. Por un lado esta es la parte del aspa que más aporta al par motor. Por otro lado son la fuente de las turbulencias de punta que reducen el rendimiento global.

Ensanchamiento de las puntas

Figura 5.5

El origen de estas turbulencias es la diferencia de presión que existe entre las caras de succión presión de un perfil de sustentación. En virtud de dicha diferencia se produce un flujo no deseado que, “salta” el borde de la punta y va de de una cara a la otra. Al estar la punta del aspa confinada dentro de la carcasa o incluso insertando todo el rotor dentro de una corona, la aparición de las turbulencias de punta quedarán muy reducidas. Esto nos

59

permite ensanchar el extremo final para dar más superficie captación en la zona de mayor producción de par.

5.2.3 Perfil.
El rotor utilizará un perfil de tipo laminar con un alto ratio de sustentación/arrastre. Un perfil adecuado sería el Eppler-818 o el Eppler-874.

Figura 5.6

5.2.4 Ensamblaje.
Las cuatro aspas estarán montadas sobre un buje en su parte interior. Dado el tamaño de las aspas parece más razonable construirlas por separado que fundir todo el rotor de una pieza. Esto además permitirá el recambio de un

60

las aspas estarán montadas sobre una corona.5. 2 y 4 metros de diámetro de rotor. Figura 5.2.5 Tamaño. En la cara interior. Sería imaginable construir tres modelos de 1. Las MCHFAC se crean con la vocación de es existir en una gama de tamaños estandarizados.8 5. Figura 5. Este tipo de sistema existe ya para pequeñas hélices propulsoras de barco. Rotor montado entro de una corona con engranajes en el exterior. la corona formará parte de la carcasa del rotor y en su cara exterior estarán los medios de transmisión del par al alternador. La potencia nominal (aproximada) de cada uno de estos modelos si suponemos que el régimen nominal se alcanza a una velocidad de 3.aspa en caso de deterioro sin tener que sustituir la totalidad del rotor. En la parte exterior.5 m/s serán: 61 .7 Sistema de ensamblaje de las aspas en el buje.

En este capítulo se definirá la geometría de la carcasa del rotor teniendo en cuenta lo que ya se expuso. en el resto de este proyecto se trabajará sobre el modelo más pequeño.Modelo Φ1. El estudio de los conductos forzados que llevan el agua a las turbinas de las centrales convencionales nos llevó a plantear un conducto convergente divergente similar al de las turbinas bulbo. En estas centrales el objetivo de este conducto es conseguir la velocidad máxima del caudal en la sección donde se encuentra la turbina. el rendimiento no depende de la velocidad del flujo sino del ratio de las velocidades de las aspas y la corriente. Posteriormente.3 Carcasa del rotor. Para fijar ideas. 62 . Por otro lado vimos que las pérdidas de carga más importantes son las secundarias. Estas pérdidas eran en el mejor de los casos del orden de un 3% para la tobera y otro tanto para el difusor. producidas en la parte convergente y divergente del conducto. 5. Difusor En algunos de los apartados anteriores se analizó la importancia de este componente para el rendimiento global de la MCHFAC así como la problemática asociada.5 11 44 Básicamente los mismos razonamientos son válidos para todos los tamaños y se trataría simplemente de dilatar o contraer sus componentes. La parte convergente también tendrá un efecto negativo en el coeficiente de remanso.5 m Φ2m Φ4m Potencia Nominal (Kw) 60 100 380 Caudal Nominal (m3/s) 6. para estos dispositivos de sustentación. el estudio de las características de un rotor en flujo libre mostró que. El rendimiento de estas máquinas depende de la velocidad de paso del agua.

723 0.11 4. Este difusor tendrá un radio de salida 1.250 0.000 0.684 0.303 0.31 1.82 veces mayor que la entrada y un área se salida 3.43 1.04 1.82 3.959 0.77 1.05 0.35 1.23 1. A la vista de todo esto parece más razonable proponer un sistema tubodifusor en lugar del sistema tobera-difusor.870 0.78 1. Este sistema nos evita laspérdidas de la parte convergente y el aumento del remanso producido por el obstáculo que supone la tobera. Esta modificación supone también una mayor simplicidad de la geometría del conducto y una mayor facilidad de construcción.423 0.938 0.11 0.160 0.563 0.821 0.50 2.38 1.33 1.203 0.760 0.903 1.20 1.3. El único parámetro que determina la velocidad de salida es el cociente de los radios de entrada y salida.490 0. K Cp Vs/V1 As/A1 Φs/Φ1 2/5 9/20 1/2 11/20 3/5 13/20 7/10 3/4 4/5 17/20 9/10 19/20 1 0.22 2.640 0.56 1.71 2.00 2.02 0. 5.97 Queremos conseguir el difusor con las características de la columna resaltada.478 0. 63 .974 0.000 6.590 0.25 1.1 Tubo-difusor Para comenzar a definir la geometría del tubo-difusor veamos de nuevo la tabla que resume todos los parámetros.37 2. El agua pierde el 70% de su velocidad y el 90% de su energía.33 veces mas largo que el diámetro de entrada (utilizando el ángulo cónico de 7º que minimiza las pérdidas de carga).185 0.344 0.00 4.También quedó claro en los primeros apartados que el máximo rendimiento alcanzable con un rotor confinado en un conducto viene dado por la disminución de la velocidad que produce el conducto. Intentando cumplir estas premisas geométricas podemos plantear un primer modelo completamente simplificado.3 veces mayor que la entrada.7 3.25 4.21 1.11 1.18 2.75 1.810 0.00 1.45 1.94 4.78 2.908 0.67 1. Si tuviese forma de cono sería 3.33 2.00 0 Longitud/Φ1 6.54 1.360 0.

3.11 64 .82Φ2 Φ1 1 2 Figura 5.10 Este Modelo nos sirve de base para plantear varias mejoras 5.82Φ2 Φ1 1 2 Tubo-difusor. Los bordes afilados y las aristas angulosas son fuente de turbulencias e irreversibilidades.33Φ1 Φ1 7º 1.3. La primera mejora que podríamos aplicar al modelo es suavizar las líneas a lo largo del conducto intentando que localmente se cumpla la condición de ángulo cónico de 7º. 3.2 Forma hidrodinámica.33Φ1 Φ1 7º 1. Primer enfoque Figura 5.

Para evitar en la medida de lo posible la formación de turbulencias a la entrada de la corriente en la turbina y la consiguiente pérdida de rendimiento se debe diseñar convenientemente el borde de ataque del tubo-difusor. Los mismos principios deben aplicarse al diseño del buje que soporta las aspas.3. que ha perdido el 70% de su velocidad y la exterior.33 Φ1 Φ1 7 2 1 1. 3.12 65 .82Φ Φ1 p v ∆p ∆v Figura 5.3 Borde de ataque y borde de salida. Se persigue el mismo objetivo que en el borde de ataque de cualquier perfil laminar y podríamos inspirarnos en ellos para darle forma. que circula a la velocidad de la corriente no perturbada.5. A la salida se producirá el encuentro de dos corrientes: la interior. Un borde afilado similar al de los perfiles de ala favorecerá la correcta integración de ambos caudales.

3. La función de este estator sería la de poner la corriente en “pre-rotación” de forma que a la salida del rotor el flujo fuera de nuevo axial. A su paso por el rotor la corriente adquiere un movimiento de rotación. Para el caso de flujo libre una parte de la energía entrante se convierte en energía de rotación y no puede ser aprovechada. Vr va v∞ Rotor Sin estator aparece una componente axial (no aprovechable) en la velocidad v∞ Va2 Vr va Estator Rotor El estator compensa la componente axial de la velocidad Figura 5. Esta es una de las razones por las que no se puede alcanzar el límite de Betz como se explicó en el apartado 4.3.5. laspérdidas por energía de rotación en el escape quedan anuladas. Esta energía de rotación que se “tira” a la salida podría ser recuperada situando un estator aguas arriba del rotor.3.4 Estator La corriente no perturbada tiene una velocidad puramente axial.4-1 66 . Si ahora se hace un balance energético entre la entrada y la salida del tubo-difusor.3.

3. por un eje axial soportado por el estator. Esto afecta muy negativamente al número de lugares en que podría utilizarse la MCHFAC.82Φ1 veces más profunda.14 5. Si el par motor se transmite de forma periférica. De esta forma la se simplificarán los medios de transmisión situados en la periferia.73 metros de profundidad.5 Tobera-Venturi El principal inconveniente del modelo de tubo-difusor planteado es su tamaño.Las aspas del estator estarán unidas a la estructura de la carcasa y al buje.5 metros necesitaremos corrientes de al menos 2. Para aprovechar una profundidad Φ1 necesitaremos una corriente que sea al menos 1. El estator también tiene una importante función estructural. la estructura del estator puede encargarse de absorber parte del empuje axial y radial. El par de rozamiento que genera el empuje radial y axial será mucho menor si es absorbido cerca del centro. para el modelo de MCHFAC más pequeño. a través de la corona que contiene al rotor. con un diámetro de entrada de 1. las aspas del estator también tendrán que tenerlo. Si las aspas del rotor tienen un mecanismo de control del calado. Por ejemplo. Figura 5. Convertimos parte de la altura cinética del agua 67 . La razón de ser del difusor es devolver el fluido que pasa por la turbina a la presión atmosférica.

Esta transformación requiere un difusor ancho y largo. 68 . Una posible solución sería la siguiente.turbinada en altura de presión para poder eyectarla en la salida. preparamos una porción no turbinaza a baja presión mediante un Venturi para eyectar la porción turbinada. En otras palabras lo que este sistema hace es utilizar la potencia contenida en la corona de corriente que circula por el Venturi para “bombear” la corriente turbinada hasta las condiciones atmosféricas. De este modo la corriente interior puede incorporarse o incluso ser succionada por la corriente exterior.15 v-i v-e ∆v p-i p-e En lugar de recuperar la presión atmosférica para poder eyectar el fluido turbinado. Línea de corriente exterior Línea de corriente interior 1 Ae 2 Φ1 Ai Φ2 Sistema tobera-Venturi Figura 4. Para que el sistema funcione la presión del hilo exterior en la sección Ae debe ser igual o un poco inferior a la presión en el hilo interior en Ai.

Los elementos de flotación principal son los dos patines laterales. reposando sobre el fondo. El casco deberá ser resistente a la corrosión para garantizar una vida suficientemente larga y resistente a los posibles impactos de objetos o con el fondo. Las razones para preferir un sistema flotante se esbozaron anteriormente: • Si montamos las turbinas de la MCHFAC bajo una estructura flotante podremos conseguir posicionarlas justo en el punto de máxima velocidad de la corriente • Una estructura flotante puede ser fácilmente transportada por río (si éste es navegable). Fácilmente llevada a la orilla si las condiciones del río pone en peligro su integridad. Su inserción en la corriente debe ser la mínima y su empuje vertical el suficiente para soportar el peso de todos los elementos menos el equivalente al empuje de las turbinas. Estos patines pueden ser fabricados utilizando la técnica y materiales propios de la industria naval. Se podrían imaginar sistemas de aprovechamiento de la energía cinética de los ríos fijados de otros modos: Mediante mástiles. • Se evitan los posibles impactos producidos por rocas o similares arrastradas por la corriente al no estar en contacto con el fondo. En esta configuración es el perfil grande (y en menor medida el pequeño) quien se encarga de soportar todo el peso. etc. Su perfil está formado a partir de dos perfiles tipo canoa separados 90º. Estos patines están concebidos de forma que puedan trabajar en dos posiciones. es el perfil pequeño el que sustenta la MCHFAC. En la posición de operación . Girando 90 grados los patines e izando las turbinas se pasa a la posición de protección. Fácilmente reubicada si las condiciones del cauce cambian. El espacio interior de estos patines estará relleno de 69 .4 Flotación Quizás la característica más específica de las MCHFAC es su flotabilidad.5.

sería posible utilizar estos compartimentos para aumentar la flotabilidad.9 cada patín estará sobredimensionado para proporcionar el doble del empuje necesario para mantener a flote una MCHFAC aislada. similares a alas de avión. La máquina que recoge el par de la transmisión será un multiplicador cuya función será adecuar el número de revoluciones por minuto al valor requerido por el alternador. tienen importantes espacios vacíos.16 un material de baja densidad que impida que se inunden en caso de fisura o bien separados en varios compartimentos estancos. Estos perfiles. 5. Los medios utilizados para transmitir el par recuperado por el rotor serán muy distintos dependiendo de si se transmite a partir del eje o de la periferia del rotor. Una transmisión que parta desde el eje tendrá que atravesar el tubo- 70 . Un segundo elemento que puede ser utilizado en la flotación es el espacio hueco de las carcasas de la turbina.Patín en posición de operación Patín en posición de protección Figura 4. Por razones que se explicarán en el apartado 5.5 Transmisión y multiplicador La función de la transmisión es llevar el par motor al eje de la máquina que lo vaya a utilizar.

Dicho brazo servirá a la vez de conducto para la cadena de transmisión y de soporte para el rotor. En el primer caso se podría utilizar un eje horizontal que arrastra mediante un piñón una cadena de transmisión que discurriría por el interior de un brazo hueco y con forma exterior hidrodinámica.difusor y supondrá un obstáculo para la corriente.1 Transmisión desde el eje. Soporte y conducto para la transmisión A A’ Figura 5. 71 .18 Sección AA’ Otra posibilidad sería utilizar un eje vertical que engranaría mediante un piñón cónico con el eje horizontal.5. Este es el sistema que fue empleado satisfactoriamente en la construcción del prototipo de flujo libre de la “Northern Territory University”. Este sistema podría utilizar el mismo sistema de brazo hueco y soporte situado aguas abajo del rotor. Para este caso se presentan dos posibilidades: hacer pasar los medios de transmisión a través de la corriente turbinada procurando perturbarla lo menos posible o bien partir la corriente en dos dejando un espacio vacío en medio para la transmisión. 5. Una transmisión periférica deja libre el conducto del rotor pero conlleva mayores dificultades de diseño.

División del canal para simplificar el acceso a la maquinaria Figura 5.En ambos casos en el diseño del brazo se tendrán muy en cuenta los aspectos hidrodinámicos. Este brazo tendrá una sección similar a uno de los perfiles laminares que ya se han mencionado y que se utilizaron en el perfilado del buje.18 Si optamos por partir la corriente se ganaría mucho en simplicidad ya que la máquinaria empleada no estaría en contacto con el agua y se podría utilizar tecnología convencional. También mejoraría mucho la accesibilidad de los equipos ya que podría llegar a ellos incluso cuando la central está en funcionamiento.19 72 . las aspas del estator y el rotor. Soporte y conducto para la transmisión A A’ Sección AA’ Figura 5.

20 5.5. Sería muy complejo y muy costoso fabricar rodamientos u otros medios de deslizamiento que actuasen en toda la zona circular de contacto entre la corona 73 . El caso extremo sería el de los grupos bulbo. pero complica la construcción y dificulta el paso del agua. El principal problema de un mecanismo así es el la absorción de los esfuerzos generados.Para que la corriente no varíe su velocidad a causa de la bifurcación tendrá que cumplirse que la suma del área de ambas secciones sea igual al área del conducto no bifurcado. el multiplicador y el alternador se encuentran dentro de una cápsula estanca en medio de la corriente. Este diseño simplifica la transmisión. Su efecto sobre el coeficiente de remanso sería negativo. Debido a su gran volumen.2 Transmisión desde la periferia. En estos grupos la transmisión. Estos esfuerzos provienen principalmente de la acción del agua en el sentido axial y de la acción del mecanismo de transmisión en sentido radial. no sería una solución práctica para las MCHFAC. Grupo bulbo de la central mareomotriz de La Rance Figura 5. Utilizando esta forma de transmisión dejamos totalmente despejado el camino a la corriente y mejorará el rendimiento.

Se podría utilizar esta estructura para soportar esos empujes. Esta configuración no genera un momento flexor sobre el eje.exterior del rotor y el tubo difusor. el par de frenado resultante sería muy superior al generado en un eje central ya que el par de frenado producido por las fuerzas de rozamiento crece linealmente con el radio ( Mf=r x Fr ).21 Si usamos un eje central con un solo apoyo en el estator. Una solución posible ya se insinuó en el apartado del estator. El empuje axial se repartirá entre ambos apoyos. Sin estator Con estator Fuerzas ejercidas por el rotor sobre la estructura Azul: Radial Rojo: Axial Verde: Momento Con estator y soporte aguas abajo Figura 5. El problema de esta configuración “asimétrica” es que aparece un momento flexor en el eje. se reduce el esfuerzo radial trasmitido por la corona exterior ya que parte es absorbida por el estator y el esfuerzo axial podría ser soportado íntegramente por el estator. Si utilizamos un eje central con un apoyo anterior y otro posterior. el esfuerzo radial sobre la transmisión disminuye aún más. 74 . El segundo apoyo será de características similares al estator pero no estará inclinado. Aún si consiguiésemos idear este tipo de rodamientos. Veamos cualitativamente como serían estos esfuerzos. Utilizará también un perfil hidrodinámico laminar y será lo menos “obstrusivo” posible.

5. 75 . En un primer paso se podría llevar el par hasta dos ejes paralelos y simétricos.Figura 5. Para conseguir una transmisión síncrona podemos acoplar un perfil dentado al exterior de la corona sobre la que están montadas las aspas del rotor. transmitirá el par motor “conjunto” al alternador. que al estar engranados girarían solidariamente. Una vez garantizada la absorción de esfuerzos por la estructura podemos plantear el mecanismo de transmisión en si mismo. Uno de estos ejes sólo hace de soporte para su piñón y el otro. el par procedente de ambas turbinas tendrá que converger sobre un solo eje.2. las acciones que ejerce el rotor pasan a la estructura de la MCHFAC a través de las aspas del estator y de la estructura trasera. La rueda dentada así formada podría arrastrar una correa sincronía o una cadena de transmisión. Todas estas correas y maquinaria estarán cubiertas y protegidas por una envolvente adecuada para que no queden expuestas al contacto del agua o los operarios.21 Con esta configuración.5.1 Mediante cadena o correa. Se evita así que dichas acciones se ejerzan directamente por contacto en la periferia. por esto. La MCHFAC tendrá un alternador para cada dos rotores. más grueso.

Eje principal Eje secundario Figura 5. en este caso la periferia externa del rotor se pone en contacto con un engranaje en lugar de con una cadena. 76 .3 Multiplicador La MCHFAC está pensada para conectarse a la red eléctrica y por tanto deberá cumplir ciertas condiciones de sincronismo con la frecuencia de la red. Esto se puede lograr mediante acoplamientos de cambio de dirección.2.2 Mediante engranaje.5. Requiere menos espacio que las correas o cadenas pero conlleva más pérdidas energéticas y un mayor coste. Transmisión desde la periferia mediante un tren de engranajes Figura 5. Esta condición de sincronismo impone una velocidad de giro del alternador.23 5.5. Después habrá que hacer converger sobre el eje del reductor los pares de salida de ambos rotores.23 5. Este montaje es muy similar al anterior.

Velocidad de sincronismo del generador (rpm)
Número de polos 2 4 6 8 10 12 50 Hz 3000 1500 1000 750 600 500 60 Hz 3600 1800 1200 900 720 600

La velocidad de giro del rotor es muy inferior a estos valores, incluso para un alternador con gran número de polos. Para conseguir la velocidad de rotación adecuada en la entrada del alternador es necesario un multiplicador. Estas máquinas convierten la rotación de salida del rotor de muy bajas rpm y alto par a bajo par y altas rpm. La velocidad de giro del rotor es directamente proporcional al TSR y a la velocidad de la corriente e inversamente proporcional al radio del rotor.

ϖ (RPM ) =
Donde:

2πλv 60 R

(5.1)

λ es el TSR
V es la velocidad de la corriente R es el radio del rotor Para un rotor de 4 aspas el TSR óptimo hallado para el prototipo mencionado en el apéndice A es de entorno a 4. El óptimo previsto por la teoría de la banda de rotor es aproximadamente 6. Con una velocidad de corriente de entorno a 3 m/s y un diámetro de 1,5 m. el rotor girará a unas 150 rpm (para el TSR de 4). Para alcanzar un valor de, por ejemplo, 1500 necesitamos un mecanismo multiplicador con un factor 10. La solución adoptada en la industria de los aerogeneradores es insertar un multiplicador en el eje del rotor entre el buje y el alternador. Estos componentes no realizan su función con un 100% de eficiencia. Consumen

77

entorno a un 2% de la potencia generada además son una fuente importante de ruidos y suponen entorno al 5% del coste total. La forma en que se realiza la transmisión en las MCHFAC nos podría permitir eliminar este componente. En el diseño propuesto para la MCHFAC el par motor se transmite mediante una cadena desde la periferia del rotor. Si esta cadena se engrana en un piñón de menor diámetro que el rotor, estaremos produciendo una multiplicación. El factor de dicha multiplicación viene dado por la relación de los diámetros.

N=

φrotor φ piñon

(5.2)

Si la MCHFAC es la más pequeña (1,5 m de diámetro de rotor) sería necesario un piñón de 15 cm. de diámetro para conseguir el factor de multiplicación deseado. Este tamaño parece perfectamente posible para el rango de potencias en que trabaja este modelo. Este piñón estará montado en el eje de entrada del alternador y de este modo conseguimos conectar directamente el rotor con el alternador. Hemos simplificado a una sola etapa la transmisión y la multiplicación. Para dar mayor versatilidad al sistema se podrían montar sobre el eje de entrada una serie de piñones de diferente número de dientes de forma que engranando uno u otro pudiéramos ajustar el valor de N a las condiciones de la corriente. Si en lugar de la transmisión por cadena se utilizase la transmisión mediante engranaje, el resultado sería el mismo. El engranaje en contacto con la periferia del rotor tendría que tener un diámetro de 15 cm y obtendríamos directamente el mismo grado de multiplicación.

5.6 Alternador
El alternador se encarga de transformar el par transmitido a su eje de entrada en una corriente eléctrica utilizable. Esta función se puede realizar empleando máquinas de varios tipos y conectándolas a la red en varias

78

configuraciones diferentes. A continuación se explican diferentes modalidades así como sus ventajas y limitaciones.

5.6.1 Alternadores Asíncronos en conexión directa.
Desde el punto de vista del principio físico-eléctrico utilizado, los generadores trifásicos pueden ser síncronos o asíncronos. Ambas máquinas comparten el mismo tipo de diseño en los arrollamientos del estator. La diferencia se encuentra en como se genera el campo eléctrico en el rotor. En el rotor del generador asíncrono el campo se induce mediante un movimiento relativo entre rotor y estator llamado slip. Cuando hay sincronismo perfecto el generador no produce energía.
s= nsincronismo − nmecánico nsincronismo

(5.3)

El par mecánico inducido entre el rotor y el estator depende del valor del slip. Este parámetro nos da la capacidad de “desfase” del movimiento del rotor con respecto a la corriente de la red. Es ésta posibilidad de funcionar con un ligero desfase positivo con respecto a la frecuencia de la red la que hacen este tipo de máquina la más común en las mini hidráulicas y en los aerogeneradores. En este tipo de aplicaciones el par generado es variable y el alternador debe poder soportar estas oscilaciones. El rotor de un generador asíncrono es del tipo “jaula” (está en

cortocircuito). El valor máximo de s depende de la resistencia del circuito del rotor. Se puede concebir un rotor con resistencia variable y en el que podamos controlar el slip. El aumento del slip mejora el rango de desfases en el que el generador puede operar, pero disminuye el rendimiento del sistema.

79

80 . EL rotor de los alternadores síncronos se compone de un conjunto de electroimanes excitados mediante corriente continua.2 Alternadores síncronos y conexión mediante inversores de frecuencia. La necesidad de sincronismo exacto con la red hace que estas máquinas solo puedan trabajar por ellas solas en un pequeño rango de velocidades de la corriente y que ejerzan grandes cargas sobre el mecanismo multiplicador. sin embargo el rotor puede estar adelantado o atrasado un ángulo llamado ángulo de carga que depende del par soportado. Los inversores de frecuencia son sistemas que utilizan electrónica de potencia para pasar de corriente alterna de frecuencia variable (debida a fluctuaciones de la corriente) a corriente continua y de nuevo a alterna con la frecuencia de la red. es decir .de la red eléctrica. Un punto del rotor siempre ve el mismo valor del campo del estator.6.5. En la práctica este tipo de alternadores funcionan a velocidad variable y se conectan a la red a través de inversores de frecuencia. El rotor gira a la misma frecuencia que el campo eléctrico del estator.

Para reducir estos efectos se necesita un cierto grado de libertad entre la velocidad de la corriente y la del alternador. pero no bastan para maximizar la producción de energía adaptándose a todo el rango de velocidades de la corriente que se pretende aprovechar. Estos motores pueden ser utilizados como generadores con variaciones mínimas en su diseño. Entre medias se encuentra el mecanismo de multiplicación. Disponibilidad Los motores asíncronos están muy extendidos en todos los campos de la industria por lo que existe una enorme gama de modelos para todos los rangos de potencia. La consecuencia son grandes solicitaciones en el multiplicador y fluctuaciones en la potencia generada. Los motores síncronos también están muy extendidos pero su coste y sus requerimientos de mantenimientos son mayores Sincronismo e interferencias con la red 81 .6. Estos valores son alcanzables mediante el slip de un generador asíncrono.Los generadores síncronos tienen mejores rendimientos que los asíncronos pero esa diferencia se pierde casi por completo al realizar esta doble conversión. Esa amplitud en variabilidad solo podría alcanzarse utilizando un alternador síncrono de velocidad variable con inversores. Rango de velocidades Esta elasticidad es suficiente para relajar las cargas soportadas por el multiplicador. el rotor quiere seguir las variaciones de la corriente. La experiencia en le campo de la energía eólica indica que un 2 a 3 por ciento de “elasticidad” sería suficiente.3 Criterios de elección Comportamiento al conectarse a la red La conexión del alternador a una red con una frecuencia fija fuerza al alternador a girar a una velocidad constante. relativamente económicos y requieren muy poco mantenimiento. Estos motores o generadores son muy robustos. 5. En el otro extremo.

Esto implica una menores solicitaciones del mecanismo multiplicador y menores requerimientos de elasticidad. La robustez será de enorme importancia.. Aunque estas consideraciones vienen del estudio de la tecnología utilizada en la industria de la energía eólica. quienes además introducen harmónicos parásitos en la red a causa de las conversiones realizadas por los inversores. constantes oscilaciones de la MCHFAC. De nuevo el compromiso es difícil. del orden del 2%. el rendimiento de ambas soluciones es prácticamente igual. Hace un par de años el inversor costaba más que el propio alternador síncrono y hoy en día la situación ya no es la misma. El sistema síncrono con inversores es alrededor de un 50% más caro que el asíncrono pero permite capturar energía de un rango más amplio de velocidades de la corriente. Rendimiento La diferencia de rendimiento para alternadores asíncronos con bajo slip y generadores síncronos es pequeña. Esto no es así para los síncronos.. 82 . Para el caso de las MCHFAC habrá que tener en cuenta algunas diferencias: -Menor variabilidad en la corriente. los razonamientos sirven perfectamente para la elección del alternador de las MCHFAC. -Condiciones de operación más severas: medio acuático. Coste La electrónica de potencia se abarata constantemente a la vez que la calidad y el rendimiento de los componentes aumenta. Si incluimos laspérdidas producidas por los sistemas electrónicos.Los generadores asíncronos se adaptan sin ningún problema a la frecuencia de la red.

para el agua. Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta un aerogenerador es su autoprotección. esto genera un retardo entre la causa y el efecto de días . para la nieve. El precio será también un factor decisivo. Además la velocidad del agua vendrá dada por las precipitaciones. “menos extremos”. Teniendo todo esto en cuenta se ha diseñado el sistema de flotación de forma que permita extraer el tubo-difusor fuera del río. Se buscaría un valor bajo del slip para mantener un rendimiento alto y se podría conectar directamente a la red.-Potencia nominal por central menor que en el campo de los aerogeneradores. Por todo ello la opción más adecuada sería un alternador asíncrono elegido entre los utilizados en aplicaciones marinas. donde los máximos se conocen de forma precisa y son. El coste del alternador se reparte entre menos Kwh producidos. 5. o meses . La velocidad del agua de un río varía menos y lo hace dentro de un intervalo mucho más estrecho. El funcionamiento de este sistema de protección ya se explicó en el apartado 5.4 83 . comparativamente. La velocidad del viento varía dentro de un rango muy amplio y la parte superior de ese rango es tan energética que podría destruirlo si permaneciese en funcionamiento. Para las MCHFAC estas circunstancias son menos graves.7 Protección En este apartado se trata la forma en que debe protegerse la MCHFAC para evitar que sufra daños tanto ante condiciones de funcionamiento excepcionales y extremas como ante pequeñas agresiones cotidianas. La ultima ventaja de las MCHFAC en este aspecto se puede resumir asi: Un aerogenerador no se puede “sacar del viento” pero una MCHFAC si se puede sacar del agua.

esto asegura que la tensión será siempre suficiente para contener los impactos. De dicho vértice partirá el cable de anclaje que se encarga de posicionar la MCHFAC en la corriente. Si a causa de algún tipo de turbulencia o algún movimiento brusco los cables dejan de estar tensos. El inconveniente del sistema reside en su incapacidad de trabajar en condiciones de compresión. Estas rejillas deben ser capaces de cumplir su función entorpeciendo lo menos posible el flujo del agua. Al mismo tiempo deben estar construidas con un ángulo tal que las posibles suciedades sean deflectadas en lugar de quedar “pegadas” a la reja impidiendo el paso del agua. la rejilla perdería su 84 . La fuerza que mantendrá tensos estos cables será la suma de todas las acciones axiales del agua sobre la turbina y el resto de partes sumergidas. Los cables o varillas finas de acero resisten muy bien en tracción pero pandean fácilmente en compresión.7. La velocidad a la que impactan los objetos arrastrados será proporcional a la velocidad del agua y las fuerzas de arrastre crecen como el cuadrado de dicha velocidad.1 Rejillas Además de estar protegida contra posibles estados extraordinarios de la corriente. Para evitar que estos puedan entrar en el tubo-difusor se colocará una rejilla delante de la entrada de ambas turbinas. la MCHFAC debe estar protegida contra incidencias cotidianas como los impactos de objetos arrastrados por la corriente. La idea consiste en crear un cono de cables que unirán el borde delantero del tubo-difusor a un vértice común. Aprovechando este hecho se plantea una configuración de rejillas basada en cables pretensados de acero.5. muy poco obstrusiva que además cumplirá la función de sujeción de la MCHFAC. Otra ventaja de este sistema de rejilla flexible pretensada reside en su indeformabilidad: Después de un impacto los cables volverán a su sitio bajo la acción de la tensión.

Una construcción sencilla y poco costosa en la orilla servirá de refugio en las aguas menos rápidas. solo objetos muy grandes o semihundidos llegarán a la boca delantera. para protegerla.24 La configuración de tubo-difusor favorece la prevención de entrada de objetos flotantes. Si las variaciones de nivel del río son poco marcadas se podría pensar en una estructura de tipo fijo: 85 . 5. Para evitar que los cables puedan quedar sin tensión se podrían insertar tres o cuatro “radios” rígidos intercalados entre los cables. la entrada estará a mayor profundidad que la salida. La rejilla quedará aproximadamente así.7. Una vez izadas las turbinas por encima del nivel del agua deberíamos poder apartar la MCHFAC de la zona de máximas velocidades donde opera habitualmente.2 Refugio Extraer de la corriente las turbinas no nos garantiza un 100% de seguridad. De este modo. Puesto que el eje es horizontal y su forma más o menos cónica. Desplazando el punto de enganche de la MCHFAC sobre su cable de anclaje se podría acercar a la orilla sin necesidad de abordarla. La MCHFAC está pensada para trabajar en aguas rápidas y en el caso de una gran crecida éstas pueden volverse muy turbulentas o arrastrar objetos muy contundentes. Cable Barra rígida Figura 5.eficacia o podría incluso introducirse ella misma en el conducto de la turbina y ocasionar graves daños.

Campo de velocidades a lo ancho del río Refugio Figura 5. En los lugares en que los cables de amarre crucen el cauce tanto por el aire como bajo el agua. Estas balizas están pintadas de colores vivos y emiten luz de forma intermitente durante la noche.3 Balizas y señalización En ríos con tráfico fluvial podrían producirse choques entre las embarcaciones y la MCHFAC o sus medios de anclaje.26 5. deberá indicarse a que altura se encuentran con respecto a la superficie del agua de forma que las embarcaciones sepan si 86 .7.25 Si las variaciones de nivel son muy importantes la protección debe ser flotante y poder desplazarse arriba y abajo con el nivel del río. Campo de velocidades a lo ancho del río Carriles de subida y bajada Pontón-refugio Figura 5. Este tipo de boyas se utilizan normalmente en grandes ríos para separar el trafico ascendente y descendente e indicar los lugares de paso cuando el calado es pequeño. Para evitarlo las MCHFAC deberán estar balizadas adecuadamente.

8 Anclaje y conexión a tierra Las MCHFAC están concebidas para trabajar en los puntos más rápidos de ríos caudalosos.27 87 .) Si el amarre se hace desde el vértice de la rejilla cónica. tendrán que cumplir la labor de transporte de la energía producida. Además de cumplir la función de protección veremos que también son una sujeción eficaz: La resultante de las fuerzas de axiales que sufre la MCHFAC se puede descomponer a groso modo en: -Dos componentes iguales y paralelas centradas en el eje de cada rotor debidas al empuje axial que soporta el rotor y al arrastre del tubo-difusor. Sería algo similar a la preseñalización que se utiliza en los puentes o entradas a subterráneos para avisar a los vehículos altos. Uno de los problemas que esto presenta es la concepción de sistemas capaces de posicionarlos y mantenerlos en su lugar de operación.. El cono de cables que forma la rejilla representa el primer tramo del sistema de amarre..podrían llegar a tocarlos. paralelamente. Dependiendo del tipo de río. los medios de anclaje deberán también ser capaces de acompañar las subidas y bajadas de nivel o de no entorpecer el tráfico fluvial. las dos primeras componentes serán transmitidas sin provocar un par de levantamiento. Estos sistemas de amarre. -Una tercera componente centrada en el eje de la MCHFAC debida al arrastre del resto de componentes sumergidos (patines. 5. Par debido al arrastre del resto de los componente sumergidos Figura 5. estructuras de soporte.

al tener su punto de aplicación por encima del eje del amarre. Respetar los dos primeros puntos para cualquier altura de crecida o estiaje. Un estudio del río debería darnos datos sobre el tamaño de estos objetos y así poder establecer una cota mínima por encima o debajo del agua para los cables.. provocaría un par de levantamiento.28 88 . El problema que se presenta ahora es como y dónde sujetar este cable... Los cables deberían pasar por encima de la máxima cota o por debajo del máximo calado de los barcos que por él circulan. (ramas. El valor del arrastre que sufren los patines es muy inferior al empuje axial de ambos rotores por lo que en principio dicho levantamiento podría considerarse despreciable en condiciones de operación. Corte del valle Cota máxima barcos Nivel máximo del agua Cota mínima objetos Nivel mínimo del agua Cota mínima barcos Fondo Figura 5. • Si no hubiese tráfico. Cada uno tendrá ventajas sobre los otros dependiendo de las condiciones del río. Para cada río estos datos son conocidos.). árboles . Las condiciones que deberá cumplir este amarre son: • No entorpecer el trafico fluvial si lo hubiese. A partir de cada vértice del cono de protección sale el verdadero cable de amarre.La tercera componente. • Ser capaz de acompañar las subidas y bajadas del nivel de las aguas sin tener que modificar el punto de anclaje. Teniendo en cuanta estas premisas se pueden plantear varios sistemas de amarre. los medios de amarre tampoco deberían ser un obstáculo para los objetos que pueda arrastrar la corriente.

1 Anclaje al fondo con cable paralelo a la corriente Los cables procedentes del cono de protección bajan en diagonal hasta un punto fijo de anclaje en el fondo del río.8. La línea de salida de la corriente deberá unir el punto de anclaje con la orilla y circular sobre el fondo.2 Cable transversal aéreo En esta configuración se dispone un cable que atraviesa la corriente de orilla a orilla por encima de la cota máxima de paso de barcos (si los hay) o de objetos arrastrados. Dicho punto deberá clavarse o cimentarse convenientemente en el lecho del río de forma que soporte todos los esfuerzos transmitidos por el cable desde la MCHFAC. Si en esta configuración se quisiese utilizar un refugio en la orilla sería necesario soltar el enganche del fondo para poder aproximarlo a la orilla.5. Este sistema no afecta al trafico ni intercepta objetos arrastrados porque el cable está dispuesto en paralelo a la corriente.8. Las dificultadas que presenta este tipo de anclaje son: La necesidad de realizar trabajos de cimentación bajo el agua y sobre suelos “difíciles”. De esta forma queda expuesta a los impactos de las rocas y su acceso se dificulta mucho.29 5. Nivel máximo Nivel mínimo Figura 5. 89 . También puede adaptarse a los cambios de nivel simplemente cambiando el ángulo del cable . El cable que parte del vértice de la rejilla cónica se engancha a este cable de forma que pueda deslizar transversalmente sobre él.

30 Este diseño permite la adaptación a diferentes niveles del río . Si las orillas del río son lo suficientemente escarpadas el anclaje del cable vertical se podría hacer directamente sobre las paredes del valle.Nivel mínimo Figura 5. En ellas. 90 . El transporte de la corriente eléctrica producida es totalmente aéreo. pero las estructuras que soportan el cable transversal son más complicadas que en el primer caso. Este tipo de disposición solo precisa de trabajos en tierra firme. Este tipo de construcciones utilizará tecnología similar a la que se emplea para construir líneas de alta tensión. permite el paso de embarcaciones y de objetos arrastrados. En el caso contrario sería necesario construir torres para que el cable transversal esté por encima de la cota máxima de paso de los barcos. Además permite fácilmente el desplazamiento lateral de la MCHFAC así como la instalación en paralelo de varias unidades utilizando el mismo cable transversal. un velocímetro lastrado toma medidas para diferentes profundidades sobre toda la anchura del cauce suspendido de un cable transversal. Otra estructura muy similar es la utilizada en las estaciones de aforo directo de los ríos. o puentes colgantes.

La corriente eléctrica tendrá que llegar hasta la orilla mediante cables sumergidos. Esta configuración es similar a la anterior. Además permite fácilmente el desplazamiento lateral de la MCHFAC así como la instalación en paralelo de varias unidades utilizando el mismo cable transversal. 91 . Las obras de construcción de los puntos de anclaje se realizarían cerca de la orilla y se podría aprovechar la época de estiaje para trabajar en seco. por debajo de la cota mínima de calado de barcos u objetos arrastrados.31 5.Figura 5.8. El cable transversal en lugar de estar por encima de la cota máxima de paso de los barcos se encuentra bajo el agua.3 Cable transversal sumergido. Este cable sumergido también permite la adaptación a diferentes niveles del río . permite el paso de embarcaciones y de objetos arrastrados.

Para pequeños ríos. del trafico fluvial.Nivel máximo Figura 5. sobre todo en valles escarpados .. También se podría pensar en sistemas mixtos como anclaje al fondo con cable paralelo a la corriente y salida aérea transversal para la electricidad o incluso en el uso como puntos de amarre de estructuras ya existentes.32 El sistema de anclaje elegido dependerá del tamaño de la MCHFAC de la orografía del vale. Si un determinado emplazamiento presenta buenas 92 . de la importancia y frecuencia de las crecidas.. Para ríos muy anchos o MCHFAC muy grandes sería preferible el sistema de cable paralelo a la corriente debido a la dificultad de disponer cables transversales. Será muy difícilmente económico realizar las obras de conexión y de anclaje para una potencia tan baja. 5. En corrientes de 3. parece que la opción que presenta más ventajas es la de cable transversal aéreo o sumergido. como puentes.9 Modularidad Las potencias generadas por una MCHFAC no son muy elevadas.5 m/s el modelo más pequeño producirá del orden de los 60 kw.

9. parece más razonable construir un “parque” de centrales que compartan varios de los sistemas. 2 X ½ patín por unidad Figura 5.33 Todo este conjunto de centrales podría compartir también un solo cable de conexión a tierra y un solo transformador. De este modo una MCHFAC que se encuentre entre otras dos solo dispone de ½ + ½ del empuje de los patines sobre los que se apoya.2 Asociación en serie Uniendo unas MCHFAC a otras en el sentido de la corriente podríamos formar una cadena de unidades que comparten un solo punto de anclaje. En caso de haber tráfico fluvial.9. 93 .condiciones de corriente y hay espacio suficiente. 5. Esta es la razón por la que los patines deberán estar sobredimensionados al doble de sus requerimientos en funcionamiento aislado. Si se utiliza la asociación en serie deberá procurarse que las distancia entre unidades sea suficientemente grande para que la estela generada por una no afecta a la que se encuentra aguas abajo. esta disposición no supone un obstáculo para su paso. Asociación en paralelo. Para dar rigidez y compacidad esta asociación se podrían montar de forma que las MCHFAC contiguas compartan un patín.1 Asociación en paralelo Aprovechando un solo cable de anclaje transversal podrían amarrarse una batería de MCHFAC. 5.

Figura 5. 94 .34 5. Combinaciones de asociaciones mixtas serie y paralelo.Ambos tipos de asociación pueden combinarse como convenga para adaptarse lo mejor posible a las condiciones del emplazamiento elegido.10 Mantenimiento Al no existir apenas experiencias previas en este campo es difícil aventurar los requerimientos de mantenimiento de la MCHFAC. El alternador que genera la corriente necesaria para el funcionamiento de un barco puede ser del mismo tipo que e de la MCHFAC y trabaja en circunstancias similares. Algunos de sus componentes no son de uso exclusivo en la MCHFAC y sus requerimientos de mantenimiento podrían extrapolarse de otras aplicaciones en las que trabaje en condiciones similares.

Otros componentes son específicos de la MCHFAC pero tienen cierta analogía con los componentes de otras aplicaciones.2 Crecimiento de algas Las partes sumergidas de la MCHFAC se verán afectadas por las algas. como los patines o el exterior del tubo difusor. 5. siempre quedará la 95 .10. Finalmente hay componentes para los que sólo la experiencia podrá darnos indicaciones de su comportamiento. Para mantener las aspas limpias será necesario limpiarlas periódicamente. aprovecha las propiedades hidrodinámicas del perfil empleado en sus aspas. 5. esto no supone un problema. El rotor de la MCHFAC es un dispositivo de sustentación. por ejemplo. En cualquier caso es posible prever algunos de los problemas que pueden aparecer durante la operación de la MCHFAC.10. Las rejillas de protección basadas en la tensión de los cables de anclaje podrían ser un punto conflictivo. En otras. Estos perfiles laminares con alto ratio L/D son muy sensibles al estado superficial del aspa.1 Corrosión Debido al entorno acuático en el que opera. Será necesario elegir materiales resistentes para su construcción y será necesario realizar paradas periódicas para repintar las partes protegidas de esta forma.10. los componentes de la MCHFAC estarán muy expuestos a la corrosión. Los patines de la MCHFAC tienen cierta similitud con los patines de un hidroavión o con los cascos de un catamarán. Cualquier irregularidad hace descender mucho su rendimiento. El rotor de una MCHFAC está expuesto al mismo tipo de condiciones que las hélices de un barco.7 funcionen perfectamente y se eviten todos los impactos de objetos.3 Enganche de materiales Aunque las medidas de protección descritas en el capítulo 5. En algunas. 5. estas algas pueden afectar negativamente el rendimiento.

) queden enganchados en algún lugar. hojas. El chasis sobre el que se montan todos los equipos de la central tendrá suficiente espacio libre para que una persona pueda moverse entre los componentes de la central mientras ésta flota.10.posibilidad de que objetos pequeños y flexibles (ramas. 5. Si además fuese necesario mantener en reposo la central bastaría con llevarla a su refugio si lo hay o si no llevarla a la orilla modificando el amarre.. Gracias al diseño de la flotación con dos posiciones será posible extraer de la corriente todos las partes de la MCHFAC utilizando la posición de protección. Desde esta zona transitable se podrá llegar a las partes aéreas cuando la central está funcionando y también a todas las partes sumergidas cuando la central esté en protección. plásticos.4 Accesibilidad Para poder llevar a cabo las acciones de mantenimiento anteriormente citadas es necesario que todos los componentes de la MCHFAC sean accesibles.. 96 . Si ese lugar es una parte vital como el rotor o la cadena de transmisión el efecto sobre el rendimiento global será muy marcado. En función de la frecuencia con que se presenten estos hechos podría llegar a ser necesaria la presencia de personal dedicado. Si monitorizamos la energía generada por cada unidad podremos detectar este tipo de incidentes y actuar con celeridad.

6 Planos .

. Una gran parte del coste total provenía de la investigación y desarrollo que era financiada por muchos organismos y realizada por varias instituciones y universidades . Las MCHFAC tienen vocación de fuente industrial de energía eléctrica. había grandes discrepancias a las hora de evaluar su rentabilidad. En los primeros años de desarrollo de la energía eólica a escala industrial los costes de las instalaciones eran muy superiores a las que se construyen en serie hoy en día. En este sentido. . pero también hay componentes importantes que tendrían que ser diseñados y construidos a partir de cero. Siendo conscientes de lo grosero de la . Debido a la baja densidad en que esta se presenta son necesarios “colectores” complejos y caros. 7. Para hacer una evaluación de costes consideraremos que se ha alcanzado una etapa de producción en serie. las MCHFAC tienen ventaja con respecto a los aerogeneradores debido a la gran densidad del agua. Además. viabilidad Para determinar la viabilidad económica de las MCHFAC es necesario estimar su producción energética anual así como el coste de fabricación. Una vez estimados estos datos y conocido el horizonte temporal en el que se prevé que funcione la MCHFAC se podrá estudiar desde la perspectiva de un proyecto de inversión. instalación y mantenimiento de la central. como ya se vio.1 Costes El problema principal de todos los sistemas que aprovechan la energía solar (de forma más o menos directa) es el coste del dispositivo que la captura. La estimación del coste global de la MCHFAC y de los costes unitarios de sus componentes será muy difícil ya que no existen antecedentes ni prototipos previamente construidos. La cuestión central es conseguir sistemas suficientemente baratos para que gracias al ahorro de combustible el sistema pueda ser económico.7 Aspectos económicos. Algunas partes de de la MCHFAC son asimilables a las que existen en otros campos de la ingeniería.

aproximación. Para los parques eólicos más recientes dicho coste ronda también los 1000 €. Las centrales mini hidráulicas más parecidas en este sentido a las MCHFAC son las de tipo fluyente. Apoyándonos en este análisis propondremos una estructura de costes para la MCHFAC.1. El uso de un embalse permite almacenar el agua en momentos de abundancia y liberarla en momentos de escasez. Central Mini Hidráulica Fluyente Potencia Salto Caudal 1. El factor de capacidad “normal” para un parque eólico ronda el 25 – 30 %. ya que no tienen capacidad de almacenamiento.1 Comparación con mini hidráulicas y eólicas El coste por Kw instalado para las mini hidráulicas es de unos 1000-1200 €. Para una central mini hidráulica este parámetro es mucho más variable y depende mucho del tipo de cauce en el que se encuentre ubicada. Se podría dar un rango de entre un 25 un 45% para el factor de capacidad. A la vista de numerosos ejemplos tanto de centrales mini hidráulicas como parques eólicos podemos promediar un par de centrales tipo de potencia similar. De ellas estudiaremos la estructura de costes: Cuánto cuestan las estructuras. los sistemas auxiliares y la maquinaria de producción de energía propiamente dichas.2 MW 8m 20 m3/s Euros/Kw instalado Factor de Capacidad Producción Anual (Kw·h) 1145 45% 4730400 99 . nos apoyaremos en los costes de componentes similares de la industria de los aerogeneradores y las mini hidráulicas. Evidentemente estos parámetros solo tienen valor orientativo y varían mucho en función de las características de cada emplazamiento. 7.

93% 6.7097 1 600 1 1 1 1 1 5000 3000 1 30000 108000 250000 420000 60000 30000 15000 65000 60000 108838.95% 16.2 MW Media tensión/llano Llano 7% total 30000 180 250000 420000 60000 30000 15000 13 20 108838.93% 0.7097 1554838.00% 100.01% 3.71 1.2 MW P=1.2 MW P=1. 2400 170 408000 26.70213 1139361.24% q=20 m3/s q=20 m3/s P=1.08% 27.86% 7.2 MW 7.70213 Número Unidades 8 8 1 1 4000 900 1 Coste del elemento 816000 88000 25000 24000 100000 18000 68361.Elemento Presa Toma. compuertas y rejas Canal derivación Edificio de la Central Turbina y regulación Alternador Transformador Sistema Eléctrico y automatismos Línea Accesos Ingeniería TOTAL Variable Coste Número Coste del % del total Característica unitario (€) Unidades elemento (€) Altura 5m.2 MW P=1.2 MW P=1.96% 4.00% Parque Eólico Potencia Velocidad Media del viento 1.18% 3.8 m/s Euros/Kw instalado Factor de capacidad Producción Anual (Kw·h) 949 27% 2838240 Elemento Aerogeneradores Cimentaciones Transformador BT/MT Sistema Eléctrico y automatismos Línea Accesos Ingeniería TOTAL Variable Característica 150 Kw 150 Kw P=1.86% 1.702 % del total 72% 8% 2% 2% 9% 2% 6% 100% 100 .2 MW Media tensión/llano Llano 6% total Coste unitario 102000 11000 25000 24000 25 20 68361.2 MW P=1.

por pequeña que sea. Una central hidroeléctrica. La siguiente partida corresponde a los equipo que producen la energía (≈35%).2 A pesar de que el coste por Kw instalado es similar en ambos ejemplos se aprecia claramente que este coste se reparte de formas muy distintas.1 Parque eólico: Estructura de costes Ingeniería 6% Equipos electricos 13% Obra civil 9% Aerogeneradores 72% Figura 7. Estos equipo son relativamente baratos dado que una vez retenida el agua y 101 .M ini Hidraúlica: e structura de coste s Ingeniería 7% Turbina y generador 35% Equipos electricos 8% Obra civil 50% Figura 7. requiere de importantes obras civiles y este es el componente más importante del coste (≈50%).

las partidas dedicadas a ingeniería y equipos eléctricos son comparables. Puesto que ambas centrales son de la misma potencia. Como introducción podemos hacer lo propio con la estructura una aerogenerador comercial tipo. Los aerogeneradores son en si mismos unidades acabadas y autónomas y no necesitan adaptar el “cauce” del viento. En el caso de un parque eólico el componente más importante es con diferencia el de los aerogeneradores (≈75%). Aerogenerador Tipo: 150KW. La importancia de la obra civil (cimentación y accesos) cae con respecto al caso anterior. la densidad de potencia contenida en ella es muy alta y es más fácilmente extraíble. Para hacerlo habrá que entrar en la estructura de costes de los propios equipos de generación. Elemento Aspas Buje control de calado Eje Freno y multiplicador Barquilla Alternador y sistema eléctrico Torre Ensamblaje TOTAL Coste 26640 6105 6660 4440 8880 13320 19980 18870 5550 110445 % del total 24% 6% 6% 4% 8% 12% 18% 17% 5% 100% 102 . Φ20 m.generado el salto. simplemente requieren ser colocados en el lugar adecuado. Para poder continuar este tipo de análisis sobre una instalación basada en MCHFACs será necesario conocer en primer lugar el precio de cada unidad.

7.5 5400 2.2 Estructura de costes de la MCHFAC MCHFAC Elemento Patines Tubo difusor Chasis Estructura Cables Rotor . A continuación se desglosan los sistemas de la MCHFAC a los que debe ponerse precio.8 1 1 8 1 Coste del elemento 7700 10800 1125 1600 18760 3000 10000 2400 23736.3 Al haber muchos elementos en común entre un aerogenerador y una MCHFAC sus estructuras de costes deben asemejarse.42857 % del total 10% 14% 1% 2% 24% 4% 13% 3% 30% 100% 103 .5 m. 100 KW 100 KW 8 personas * 1 semana Otros + recubrimiento 5.1.5 8 6700 3000 10000 300 23736.73 m.Aerogenerador: Estructura de costes Torre 17% Ensamblaje 5% Buje 6% control de calado 6% Eje 4% Alternador y sistema electrico 18% Barquilla y sistemas mecánicos Freno y multiplicador 8% Barquilla 12% Aspas 24% Figura 7.Buje Estator Transmisión Alternador y sistema eléctrico Ensamblaje Varios TOTAL Variable Coste unitario Característica 2X700Kg φ1.// φ 2.5 m.42857 Número Unidades 1400 2 450 200 2. Barras soldadas 150m φ1.42857 79121.

1. El componente más similar en un aerogenerador sería la torre de sujeción.1.Alternador y sistema electrico 13% MCHFAC: Estructura de costes Ensamblaje 3% Chasis Estructura 1% Cables 2% Transmisión 4% Rotor . Sin embargo su función es dar flotabilidad. 7. cerrados y de forma no demasiado compleja que podrían construirse de acero.1 Patines Los patines de la MCHFAC son una estructura que tiene más que ver con la industria naval que con la ingeniería civil. Se trata de dos cascos huecos.4 Veamos como se ha calculado cada una de estas componentes: 7. A diferencia de estás.2 Tubo-difusor El tubo difusor debido a su forma hueca y compleja de contorno hidrodinámico se asemeja a un ala de avión o un aspa de aerogenerador. Para estimar el coste de éste elementos se utilizan valores tabulados de precios por Kg de estructuras tipo.Buje Estator 24% Otros 36% Varios 29% Tubo difusor 14% Patines 10% Figura 7. para cascos de barco se tiene: -Cascos simples en series grandes: 5 – 6 €/kg La masa de los patines se obtiene de sus medidas reflejadas en los planos y considerando que se construyen a partir de chapa de acero de 3mm de espesor. no soportar grandes esfuerzos mecánicos. Además su tamaño es muy inferior. Así .2. no estará sometida a grandes esfuerzos 104 . sin embargo.2.

De nuevo podemos hacer uso de valores tabulados de precios para este tipo de estructuras: Estructuras de acero reticulado: 2.1.1. Existen modelos diseñados para funcionar dentro de un tubo en lugar de en flujo libre. La punta del aspa de un aerogenerador puede moverse a velocidades próximas a la del sonido. A nivel industrial el elemento más similar son las hélices de grandes barcos.1. Su tamaño es similar para potencias similares pero la simetría de revolución del tubo difusor parece menos compleja que el perfil torsionado de un aspa. Cable 4φ-16φ: 8 €/m 7.4 Cables La cantidad y grosor de los cables necesarios dependerá en gran medida del emplazamiento y tipo de agrupación que se utilice.3 Chasis-Estructura La estructura y chasis de la MCHFAC se construirán a partir de estructuras de barras reticuladas.2. mientras que el tubo difusor permanece estático y simplemente canaliza el flujo.dinámicos. 7. Se puede dar también un precio promedio para estos componentes.5 Rotor-Buje-Estator Este es uno de los componentes centrales de la MCHFAC.5 m tenemos: Diametro (mm) 1200 1400 1600 1800 Precio (€) 4565 5885 7425 8965 Φ1500 ≈ 6700 € Figura 7. En todo caso habrá una parte fija correspondiente a los conos-rejilla.5 €/kg Solo queda estimar la masa de acero necesaria a partir de los planos de la central. 7.2. Para un diámetro de 1.5 105 .2.

El buje es geométricamente mucho más simple que el rotor.1. Asi: .2.Alternador asíncrono e inversores (100 KW): 9000 . 7.2. considerar que se requieren 8 personas durante una semana parece una aproximación conservadora. Se podria decir que su coste es del 10% del valor de éste.7 Alternador y sistema eléctrico Este sistema no difiere apenas del utilizado por un aerogenerador de la misma potencia y que funcione con un generador asíncrono.1. Esto supone que una vez construido el molde la cantidad de trabajo necesaria para construir una unidad adicional es mínima.2. Se podría suponer que su coste es de un 30% del precio del rotor. 7.8 Ensamblaje Es difícil saber la cantidad de mano de obra que hará falta cuando no se conoce exactamente el diseño ni la forma en que este se realiza.1. Este valor nos da un porcentaje en el coste total similar al de un aerogenerador.11000 € 7. Parece justificado utilizar el coste de este componente en un aerogenerador.6 Transmisión A pesar de no ser un multiplicador estándar podemos aproximar el coste de la cadena de transmisión periférica y el sistema de engranajes por el coste de un multiplicador capaz de soportar potencias similares.Era de esperar que el rotor de una MCHFAC sea mucho más barato que el de un aerogenerador de potencia equivalente por varias razones: La mayor densidad del fluido hace que sea mucho más pequeño. 106 . Las aleaciones inoxidables de que se construye son muy caras pero la fabricación se realiza por fundición y colado. Las aspas del estator y de la sujeción trasera del buje son de la misma naturaleza que el rotor pero más simples. Las aspas de un aerogenerador se construyen manualmente y esto supone gran cantidad de horas de trabajo.

Por otro lado el apartado de varios sirve de factor de recubrimiento para tener en cuenta que la imprecisión en los cálculos.85714 25000 90000 12500 71772.1.83 Coste del elemento 949457.12766 Factor de Capacidad Euros/Kw instalado Número Unidades 12 1 1 3000 500 1 27% 996.1.3 Parque de MCHFAC Del mismo modo que analizamos una mini hidráulica tipo y un parque de aerogeneradores ahora analizaremos un parque de MCHFAC con la misma potencia que los casos anteriores.2 MW Media tensión/valle Valle 6% total 25000 30 25 71772. 7.9 Varios Como la descripción de la MCHFAC no ha sido muy detallada se supone que algunos subsistemas o elementos han escapado a la descomposición anterior.2.42857 5% coste MCHFAC 47472. Parque de MCHFAC Potencia 1.1429 47472.7.128 % del total 79% 4% 2% 8% 1% 6% 100% 107 . Parece suficientemente conservador considerar que hay que sumar un 10% por los elementos olvidados y otro 20% para compensar la posible infravaloración.85714 P=1.12766 1196202.2 MW Velocidad Media Corriente 1.83m/s Elemento MCHFAC Anclajes Transformador BT/MT Línea Accesos Ingeniería TOTAL Variable Coste Característica unitario 100 Kw 79121.

7. Por ello se ha tomado como valor promedio para los anclajes el 5% del coste de las MCHFAC.1. Puesto que la potencia es la misma que en el caso de la mini hidráulicas y la situación con respecto a un río parecida. 108 . hemos tomado los valores del proyecto hidráulico como válidos para este parque. Los puntos de anclaje simplemente tienen que soportar la tracción transmitida por los cables y serán mucho menores que los cimientos de un aerogenerador.2 Equipos eléctricos Los equipos eléctricos del parque consisten en los transformadores y las líneas eléctricas.Parque MCHFAC : Estructura de costes Ingeniería 6% Equipos electricos 10% Obra civil 5% MCHFAC 79% Figura 7.6 Veamos el origen de cada una de estas cantidades: 7. Estas construcciones son muy caras y masivas y tienen que soportar tanto el peso del aerogenerador como los momentos generados por la carga del viento. Para el coste de los caminos de acceso se han tomado valores similares a los de la central mini hidráulica. Sin embargo también podría ser necesario que los puntos de anclaje soporten mástiles en el caso de un cable aéreo trasversal.3.1.3.1 Obra civil-Anclajes Vimos que los cimientos de los aerogeneradores suponían entre un 68% del coste total de un parque eólico.

Este tipo de datos son similares a los que se requieren para evaluar un proyecto hidroeléctrico convencional pero la metodología de calculo tiene más en común con la empleada en los proyectos de energía eólica. 109 . 7.7. Para cada velocidad posible de la corriente necesitaremos saber en que medida puede la central aprovechar la potencia contenida en la corriente.2.3 Ingeniería Para esta partida se ha considerado un porcentaje (6%) del coste total de forma similar a lo que se hizo en los anteriores casos. Los valores de velocidad (abscisas) para los que se han calculado estos gráficos no son los mismos.2 Estimación de la producción eléctrica Para evaluar la producción eléctrica necesitaremos datos estadísticos de la corriente en la que pretende instalarse la MCHFAC. A continuación se muestra en dos gráficos la potencia por metro cuadrado contenida en sendas corrientes de aire y agua.3.1. Por otro lado necesitaremos datos de funcionamiento de la MCHFAC. 7. La potencia de cada fluido se representa dentro del rango de velocidades esperables en la atmósfera y dentro de un río caudaloso.1 Contenido energético de la corriente Las MCHFAC pueden producir cantidades importantes de energía a pesar de su reducido tamaño gracias a la elevada densidad del agua.

Sabemos a priori que las mediadas de viento realizadas deben ajustarse a esta curva y eso simplifica la definición del espectro. los periodos de muestreo pueden ser también más cortos. Si dijésemos que la potencia media se puede hallar como el cubo de la velocidad media estaríamos cometiendo una subestimación de entorno al 100% del potencial. Por ejemplo.00 40.00 0.00 Figura 7. esta función se aproxima mucho a la función de Weibull. 25 5.7 La utilización de la velocidad media de una corriente nos podría llevar a un error muy grave a la hora de estimar la potencia contenida en ella.00 7.2. 7. A la vista de esto queda claro que es de gran importancia conocer la frecuencia o la probabilidad con la que ocurre cada velocidad.00 100. 75 1. 25 0. un río cuya velocidad se mantenga en 5 m/s durante diez días produciría tanta energía como un río a 2 m/s durante 150 días.00 1. 25 1. 75 3. 75 4.00 Potencia (kw/m2) 5.2 Espectro de velocidades de un río.00 Potencia (kw/m2) 3 5 7 9 11 13 15 17 19 21 Velocidad del aire (m /s) 6. 75 5. 25 4.00 80. debido a que los tiempos característicos de variación del viento son mucho menores que los del agua. 25 3.00 Potencia de una corrie nte de agua (Kw /m 2) 120. 110 0.00 20. Está función es imprescindible para poder estimar la producción energética del río.Potencia de una corr iente de aire (Kw /m 2) 9.00 2. Además. 75 2. Llamaremos espectro de velocidades de un río en un punto a la función que nos de la probabilidad de aparición de cada velocidad en dicho punto. 75 Velocidad del agua (m /s) 1 23 . 25 2. Para el caso del viento.00 8.00 3.00 4.00 60.00 0.

Mediante el procesado de los aforos directos puede llegarse a la definición de las curvas de gasto de cada uno de los puntos de control. Los aforos directos se realizan periódicamente con objeto de controlar la variabilidad de la relación altura/caudal con el tiempo motivada por posibles modificaciones en el cauce o las condiciones de medida.1 Estaciones de aforo Las confederaciones hidrográficas de cuencas fluviales (al menos las españolas) registran los caudales de forma continua en muchos puntos del río y de los afluentes de la cuenca. 111 . Para que las medidas sean representativas deberán extenderse en un periodo de tiempo suficientemente largo.2.En el caso del agua la función de probabilidad solo puede ser obtenida experimentalmente mediante medidas in-situ. 7. Hay que pensar que entre un año seco y uno lluvioso la información recogida podría ser radicalmente distinta. En ellas sólo queda registrada la variable altura de la lámina de agua. Estas medidas se realizan en las llamadas estaciones o puntos de aforo.2. Para obtener la relación entre dicha altura y el caudal se realizan los llamados “aforos directos”: Se realizan mediciones puntuales altura/velocidad del flujo en diversos puntos de la sección del cauce. La curva de gasto pueden definirse como la relación entre la altura de lamina y el caudal para una sección del cauce y un periodo de tiempo en el que se asume que no existe un cambio significativo del comportamiento hidráulico de dicho tramo. En base a esta “discretización” de la masa de agua se obtienen pares de valores altura/caudal que pueden ser sumados para obtener el caudal total. El apéndice C contiene el conjunto de datos recogidos en un aforo directo del Ebro a su paso por Zaragoza.

3 Datos existentes Con todos los datos recogidos en las estaciones de aforo se realizan numerosos análisis estadísticos encaminados a representar los recursos disponibles en la red hidrográfica de los ríos. De este modo podríamos obtener datos de velocidades a partir de conjuntos de datos históricos muy bien documentados de los caudales. 7.7. Se estudian los máximos y las medias a nivel mensual.2. Con todo ello se generan informes que están disponibles para el uso del publico en general. Una vez obtenida la curva de gasto para un determinado punto también podríamos utilizarla en el sentido contrario: Altura de lamina Caudal Perfil + Velocidad. Los ríos potencialmente más interesantes. La metodología explicada anteriormente tampoco puede ser utilizada en todas 112 . es decir aquellos poco explotados y muy caudalosos se encuentran generalmente en países en vías de desarrollo y no es de esperar que existan este tipo de registros detallados. anual e interanual.2.2.2. El principal problema de esta metodología es que la estadística de velocidades así obtenida sería solo válida para esa sección exacta del río y no sería extrapolable a otro lugar.2 Obtención de velocidades Como se acaba de explicar se puede establecer la relación siguiente para un determinado punto: Perfil + Velocidad Caudal Altura de lamina. cualquier punto aguas arriba después del ultimo afluente significativo o aguas abajo antes del primer afluente significativo transportará prácticamente el mismo caudal. Sin embargo. A partir de este dato bastaría con calcular la curva de gasto para los puntos más interesantes (rápidos) del tramo y realizar las estadísticas correspondientes a partir de la altura de lámina.

las circunstancias con lo que habría que contar con la posibilidad de hacer estudios directos.2.5 9 1 9 1 . Utilizando la relación existente entre caudales y velocidades podríamos llegar a la función deseada.5 8 7.5 0 1 0 9 .5 4 3 . Otro camino posible partiendo de los datos de caudales sería la simulación del flujo para obtener las velocidades mediante modelos hidráulicos.5 1 0 .5 4 1 4 1 .8 113 . Una vez identificada una zona de un río potencialmente interesante se trataría de tomar directamente medidas durante el periodo necesario y realizar las estadísticas convenientes.5 2 CAUDAL DIARIO (m3/s) 1 2 1 .5 1 7 1 .5 9 8 .5 5 4 .5 2 1 . La misma metodología y aparatos que se emplean en los aforos directos servirían para medir las velocidades de cualquier corriente. JALÓN: CAUDALES DIARIOS CLASIFICADOS (1913-1991) 20 1 .2. La curva de caudales clasificados es aquella que relaciona los distintos caudales del río con el número total de días que se superan en un año hidrológico (Octubre-Septiembre).4 Curva de caudales clasificados.5 6 1 6 1 5.5 8 1 8 1 7.5 1 5 1 . A continuación veremos como la integral de la función buscada existe para la variable caudal. 7.5 3 1 3 1 .5 0 0 25 50 75 100 125 150 175 200 225 250 275 300 325 350 375 PROBABILIDAD EN DÍAS DE AÑO DE QUE E CAUDAL SUPERE A Q L L Figura 7.5 7 6 .5 6 5.5 1 1 1 1 . El objetivo de este punto era la obtención de una función de probabilidad para las velocidades.5 3 2 .

9 La curva de potencia se dibuja a partir de medidas directas de la corriente. obtenido para velocidades en lugar de caudales. Esta gráfica es muy utilizada para los cálculos de parque eólicos. Cada dato de 114 . A continuación se muestra la curva típica de un aerogenerador de 600 Kw. F ( x ) = P(Q ≤ x ) = −∞ ∫ P( y ) dy x La derivada numérica de esta función nos daría histograma de las frecuencias relativas de cada caudal.2.3 Curva de potencia de la MCHFAC La curva de potencia de una MCHFAC es un gráfico que indica cual es la energía eléctrica producida por la central para cada valor de la velocidad de la corriente. Ese histograma.Si giramos 90 grados en sentido horario la gráfica anterior y normalizamos a 1 el eje de abscisas (dividiendo por 365) obtenemos la función de probabilidad acumulada (la integral) de la función de probabilidad de los caudales. 7. es exactamente la curva que nos interesa. Curva de potencia Figura 7. Se coloca un anemómetro suficientemente lejos para no ser afectado por la presencia de la central y suficientemente cerca como para que los datos recibidos sean significativos de la corriente en esa zona.

Se evita así saturar la capacidad del alternador o los límites mecánicos de la maquinaria.1 Coeficiente de potencia Cp El coeficiente de potencia nos dice con que eficiencia transforma la central la energía del agua en electricidad. A la vista del gráfico anterior podría pensarse que la potencia del viento crece muy rápidamente para luego saturarse. Simplificando al máximo podríamos definirla como el cociente de la potencia eléctrica de salida y el contenido energético de la corriente.3. Coeficiente de potencia Figura 7. El rotor esta concebido de forma que Cp caiga rápidamente a partir del valor de velocidad en que se alcanza la potencia nominal.velocidad se empareja con la potencia de salida de la MCHFAC y así obtenemos el grafico anterior. De este modo el crecimiento cúbico del contenido energético se compensa con una eficiencia decreciente y permite que la central funcione a la máxima potencia sin saturarse. La relación entre este coeficiente y la curva anterior es clara. Es falso. 7.10 115 . A continuación se muestra dicha curva para el caso de un aerogenerador.2. Si multiplicamos el contenido energético de la corriente por el valor de Cp obtenemos la potencia para cada velocidad. La potencia del viento sigue creciendo como el cubo de la velocidad pero es la central la que deja de capturar eficientemente esta potencia cuando se alcanza el valor de diseño.

Para los aerogeneradores este valor suele estar comprendido alrededor de un 20 o 30 por cien. estimar la producción anual es muy simple. A bajas velocidades la eficiencia no es muy importante porque tampoco hay mucho que capturar. Solo falta afectar el valor obtenido por el coeficiente de disponibilidad y obtendremos el resultado buscado. Es por esto que la eficiencia es más importante en la zona en que se espera capturar la mayor parte de la energía.2. 116 .2. Esto es una elección deliberada de los ingenieros. digamos. Este factor de define como el cociente de la producción anual y la producción máxima anual posible (si las máquinas estuviesen funcionando al 100% 365X24 horas al año).5 Factor de capacidad Otra forma de abordar la producción energética anual se obtiene utilizando el factor de capacidad. A muy altas velocidades tampoco importa debido a que es necesario que la eficiencia caiga para no rebasar los limites de diseño. Si multiplicamos el valor obtenido por 24 y por 365 tenemos la producción energética anual en Kw·h producida por la MCHFAC. Para cada intervalo de.1 m/s de la velocidad multiplicamos la probabilidad de de ese intervalo de velocidades por el valor correspondiente de la curva de potencia. sino habría producido la misma energía si hubiese producido esa fracción del tiempo a plena potencia.4 Producción anual Una vez conocidos las curvas de potencia y probabilidad así como el factor de disponibilidad.Se aprecia que la eficiencia mecánica es máxima para velocidades de entorno a 9 m/s. Si sumamos todas estas contribuciones infinitesimales obtenemos la potencia media de un año. En términos matemáticos: PA( Kw·h / año) = FD ·24·365 ∫ Prob(v )· Pot (v )·dv −∞ +∞ 7. 0. 7. Este valor no significa que la central solo haya estado produciendo el 20 0 30 por cien del año.

Parece razonable considerar que un 3% anual del coste inicial debería bastar. 7. Con esa premisa parece razonable considerar una vida útil de 20 años.. Para ello necesitamos los datos obtenidos en los puntos anteriores así como algunos parámetros más. impactos y ensuciamiento en general. Las MCHFAC estarán expuestas a corrosión severa. 7. el precio de la electricidad producida .2 Coste de operación y mantenimiento De nuevo nos encontramos ante un dato sobre el que no existe todavía un estudio histórico para poder evaluarlo correctamente.1 Horizonte temporal Es difícil conocer a priori la resistencia de este tipo de maquinarias. como el horizonte temporal en el que se evalúa.3. Realizaremos dicho estudio basándonos en el parque tipo utilizado hasta ahora. Podríamos tomar como modelo lo que se hace en la industria naval ya que el deterioro de la MCHFAC seguirá un ritmo similar al de un barco.3. De nuevo usaremos como referencia los parques de aerogeneradores. 117 . El medio acuático es mucho más problemático que la atmósfera.. los costes de mantenimiento. crecimiento de algas y otros organismos.Conocida la potencia nominal de una máquina y su factor de capacidad es inmediato obtener la producción anual. En el análisis que se realiza a continuación se sacrifican muchos factores necesarios para un estudio detallado de la inversión en pro de una mayor simplicidad.5% del coste de las turbinas a su mantenimiento y operación. Es de esperar que las MCHFAC requieran mucha más atención y mantenimiento que los molinos. En este caso se destina cada año entorno al 1. 7.3 Proyecto de inversión Para poder determinar si un parque de MCHFAC es rentable o no necesitaremos evaluarlo desde la perspectiva de un proyecto de inversión.

909 €/Gwh para la mini hidroeléctrica. 118 .7.4 Fondos generados Para calcular los fondos generados por las ventas de la electricidad multiplicamos los Kw·h aportados a la red por su precio de venta. y también de la prima aportada por el estado. Para calcular la energía producida se construye una curva de caudales clasificados con una forma similar a la de ríos conocidos.3.3. La ley también permite renunciar a la prima y vender la energía producida a un precio constante a cualquier hora del día.145 €/GWh para energía eólica. 7. valle o llano). Para este tipo de centrales existen varios sistemas de tarifación. En España este precio es de: • • 62. En uno de ellos el precio depende del momento del día en que se suministra energía (punta . Estos precios dependerán obviamente del país en que se instale la central. De esta curva se extraen de velocidades de la corriente. 64. La energía producida se calcula como la “suma inferior” de la integras de dicha curva.3 Tarifas eléctricas Para poder calcular el importe de las ventas de electricidad es necesario conocer el precio de venta de la electricidad.

97 269207.79 9.27 1.57 51854.61 4.52 1.67 266.00 929.84 118.99 14754.83 Potencia (KW) 1200.54 3.52 16.19 116550.98 0.04 4093.77 2029.78 4.10 180.00 1200.00 6038.35 6. Cabe esperar que fuese bastante alto para 119 90 % 0% .45 13.06 23438.86 2.63 3.% del año que se supera 0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 55 60 65 0.41 1.92 2943.00 525600.00 525600.66 Producción Energía (KW·h) 525600.00 1200.71 0.10 7.72 5.51 2.63 0.97 53.63 79209.77 6374.56 0.65 1.69 24.60 0.00 183817.85 2458.63 419.28 2.39 73. Es imposible saber a priori que nivel de riesgo se atribuiría a este proyecto.12 10737.81 0.85 0.00 406918.04 614.51 33.5 Velocidad (m/s) 4.5 Tasa de actualización La tasa de actualización necesaria para calcular el valor actual neto de los fondos generados en el futuro depende de los tipos de interés del momento y del nivel de riesgo de la inversión.36 1652.091 Caudal(m 3/s) 7000 6000 5000 4000 3000 2000 1000 0 10 % 20 % 30 % 40 % 50 % 60 % 70 % 80 % % del año en que se supera Figura 7.3.56 3.61 7203.39 2792105.61 32397.7 75 80 85 90 95 Medias/totales Caudal (m3/s) 6450 4300 3280 2720 2360 2070 1770 1550 1340 1140 1020 870 780 680 640 560 500 470 440 410 1667.16 1.08 0.90 1.

394 € -28.484 € 192.71429 1.484 € 192.196.608 € 543.172 € 33.655 € 164.128 192655.484 € 192.238 € -28.377 € -765.484 € 192.202 € -1.997 € -28.013 € -28.655 € 164.669 € -28.63% 109.484 € 192.24% 59.196.484 € 192.655 € 164.885 € -126.172 € 76.042.655 € 164.202 € 0 € -1.572 € -28.39% 89.78% 63.394 € -28.655 € 164.364 € -640.867 € 107.34% 143.484 € 192.586 € -43.07 Año 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 Fondos Fondos Cash Flow Factor de Cash Flow Absorbidos Generados neto descuento actualizado -1.395 € -28.2513 -28483.761 € 175.484 € 192.202 € -28.894 € -28.172 € 38.6 Flujos de caja Caudal medio (m3/s) Velocidad media (m/s) Producción Anual (Kw·h) Factor Capacidad Precio Kwh (€) Inversión inicial Fondos Generados/año Fondos Absorbidos/año Tasa de actualización 1667.172 € 66.87% 55.484 € 192.46% 153.118 € -523.655 € 164.456 € -28.65% 45.5 1.655 € 164.052 € -28.40% 72.431 € -28.172 € 25.172 € 93.los primeros parques y que descendiera a los niveles empleados para evaluar los parques eólicos si las MCHFAC demuestran ser eficaces.484 € 192.655 € 164.00% -1.484 € 192.066 € -413.973 € -28.033 € 120 .484 € 192.214 € 500.069 1196202.172 € 29.655 € 164.246 € -28.484 € 192.434 € -215.196.172 € 31.30% 117.655 € 164.66% 51.771 € -899.172 € 47.655 € 164.59% 48. En este análisis utilizaremos un valor común para los parque eólicos: 7% 7.125 € -28.655 € 164.172 € 36.641 € 455.484 € 192.655 € 164.172 € 44.29% 125.484 € 192.669 € 406.298 € -28.655 € 164.672 € -311.83 2792105.3.196.202 € 100.83% 83.484 € 192.484 € 192.655 € 164.56% 0.172 € 87.172 € 50.172 € 41.484 € 192.555 € 299.20% 95.425 € Acumulado -1.655 € 164.611 € -28.091 26.655 € 164.655 € 164.172 € 71.655 € 164.484 € 192.655 € 164.51% 77.172 € 54.172 € 27.484 € 192.63% 134.886 € 239.503 € -28.172 € 81.172 € 58.27% 102.130 € 34.84% 42.172 € 62.058 € 354.549 € -28.50% 68.

sin embargo los resultados son muy sensibles tanto al factor de disponibilidad como a la tasa de actualización: El VAN se vuelve negativo para valores del factor de capacidad inferiores al 19%. El VAN se vuelve negativo para valores de la tasa de actualización superiores al 12.400 € Año Figura 7.40% 11.200 € -1.40% 121 .Cash Flow acumulado (miles) 800 € 600 € 400 € 200 € 0€ -200 € 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 -400 € -600 € -800 € -1.5 años Con los parámetros utilizados la inversión es rentable.11 Los resultados finales de la inversión planteada son: Valor Actual Neto Tasa Interna de Retorno Payback 543.000 € -1.033 € 12.

8. Para que esto sea posible son necesarios emplazamientos con grandes caudales y fuertes velocidades de la corriente. Las 12 requieren aproximadamente 140 m3/s para lo cual sería necesario un río que transporte al menos el triple. Ródano (1700 m3/s) . Para complicar más las cosas. Para que las MCHFAC sean rentables estos grandes caudales deben fluir también a gran velocidad.8 Emplazamientos Desde el principio se ha considerado que las MCHFAC producen cantidades industriales de energía con diámetros de captación pequeños.1 Europa En el ejemplo de parque de MCHFAC que se ha planteado en el apartado económico se utilizaban 12 unidades de 100 KW. Vistula (950 m3/s). unos 500 m3/s en los momentos de aguas más altas. Pero no sólo es un problema de cantidad. Dichos emplazamientos existen. pero no necesariamente en la parte del mundo en la que se está escribiendo este proyecto. Elba (1500 m3/s). el Volga (8000 m3/s). La regla general indica que los grandes caudales se alcanzan en los cursos bajos y que en estas zonas las velocidades suelen ser pequeñas debido a la poca pendiente del terreno. Po (1540 m3/s). Garona (630 m3/s) y Sena (520 m3/s) superan la barrera de los 500 m3/s de media anual. Rin (2100 m3/s). los datos de velocidades raramente existen. En nuestro continente solo 10. los datos de velocidades son difíciles de encontrar. Danubio (6300 m3/s). Por supuesto debe haber muchos más con un caudal de pico por encima de 500 m3/s. Puede ser útil para estimar de modo orientativo la . Del mismo modo que los caudales medios aparecen en cualquier enciclopedia. Cuando aparecen solo lo hacen como valor numérico. Loira (850 m3/s). Cada una procesa 11 m3/s en régimen nominal. Los ríos con esos caudales no abundan en Europa. en ningún caso están sistematizados en forma de estadísticas.

velocidad de ríos conocidos compararla con velocidades de la escala humana. Así, una persona andando a buen ritmo puede alcanzar unos 6 ó 7 Km/h ( 1,6 – 1,9 m/s ), corriendo despacio unos 11 km/h (≈ 3 m/s) y sprintando unos 6 m/s. Afortunadamente y a pesar de la escasez de datos se pueden encontrar excepciones. Por ejemplo sobre el Ródano, muy caudaloso desde sus orígenes en los Alpes, se puede leer: “Antes de su canalización el Ródano era un río rápido, caracterizado por velocidades de 2m/s en época normal y de 3 a 4 m/s en época de crecida. Una velocidad así es comparable a la del Arve, un torrente de montaña....”

Orografía montañosa del valle del Ródano cerca de los Alpes

Figura 8.1

El Ródano sería pues un buen candidato para el uso de MCHFAC y se asemeja bastante al río utilizado para el ejemplo económico anterior ya que tiene el mismo caudal medio anual.

8.2 Resto del mundo
Cualquier otro de los continentes con excepción quizá de Australia presenta más oportunidades para la utilización de las MCHFAC que Europa. Me centraré en Asia por ser el que mayor potencial hidroeléctrico del mundo, el menos explotado y por ser el único que conozco personalmente.

123

Tres de los mayores ríos del mundo están en este continente: el Mekong, el Huang He (Río Amarillo) y el Chang Jiang (YangTse). Los tres nacen en la meseta de Tibet. La meseta del Tibet ocupa una extensión comparable a unas cuatro veces la Península Ibérica. Su elevación media es de más de 4000m. Recoge enormes cantidades de agua en forma de nieve y lluvia.

Tibet

Meseta del Tibet

Figura 8.2

El Chang Jiang mide más de 6400 Km, sólo el Nilo y el Amazonas lo superan en longitud. Es el sexto del mundo en caudal medio (más de 20.000 m3/s). Nace a unos 6000m de altura y su caudal es importante desde el principio. En su curso alto el río discurre por gargantas de gran pendiente. Los datos encontrados hablan de velocidades de hasta 60 Km/h (16 m/s) en esta zona. La foto que se muestra a continuación fue tomada a unos 3300 m. de altura, todavía en el curso alto. Se aprecia que tanto la velocidad como el caudal son monstruosos (en la parte inferior izquierda se pueden ver varias personas que observan el río)

124

El Yangtse junto a Lijiang a unos 3300m sobre el nivel del mar

Figura 8.3

Unos kilómetros aguas a bajo está el primer trasbordador que permite cruzarlo. El barco navega a toda potencia en contra corriente a la vez que se aproxima a la orilla opuesta. A pesar de realizar la travesía en el punto más remansado de la comarca el barco termina varios cientos de metros aguas abajo del punto en que la comienza y tienen que remontar después pegándose a la orilla opuesta. A pesar de no poder contar con datos cuantitativos, estos emplazamientos sería sin duda muy adecuados. Para estas velocidades habría que equipar las MCHFAC con alternadores de mayor potencia y desplazar la velocidad nominal de operación hacia valores más altos . En su curso medio-bajo también existen numerosos emplazamientos que podrían ser adecuados, por ejemplo, entre las ciudades de Chongqing y Yichand el Yangtse discurre en a través de Las Tres Gargantas. Es un conjunto de valles muy abruptos donde el río alcanza gran velocidad. Este tramo mide unos 600 Km y tendría enormes posibilidades de aprovechamiento cinético. La imagen siguiente esta tomada desde un ferry que cubre el recorrido entre las dos ciudades. Se puede apreciar el tamaño del cauce en comparación con el ferry de 5 plantas que va delante.

125

5 Con la inundación de estos valles y la formación del lago se perderá la posibilidad de aprovechamiento cinético. decenas de 126 . No es este el mayor inconveniente del proyecto: un millón y medio de personas tendrán que emigrar. Obras de la presa de Las Tres Gargantas. Este proyecto hidroeléctrico producirá 19.El Yangtse en Las Tres Gargantas Figura 8. Las dos ciudades antes mencionadas serán cabeza y cola de lago respectivamente. El lago artificial que se formará medirá más de 600Km. Figura 8.000 MW de potencia cuando este acabado.4 Es esta parte del curso la que empezará a quedar anegada este año debido a la construcción de la gran presa de las Tres Gargantas. Un ferry pasa por el espacio todavía abierto.

La otra consecuencia de esta orografía particular es la imposibilidad de utilizar centrales hidroeléctricas de las convencionales. Tras milenios de transporte y sedimentación de este loes. -Periodicidad perfectamente conocida 127 . Esta desventaja deja las puertas abiertas al uso centrales de aprovechamiento cinético. sin embargo. El medio marino presenta además algunas ventajas: -Aguas más limpias. En algunas bahías muy cerradas en puntos de la costa con fuertes mareas aparecen corrientes periódicas de llenado y vaciado que se repiten dos veces al día.3 Emplazamientos marinos A pesar de que las MCHFAC están pensadas para operar en río también podrían tener una aplicación marina. sigue teniendo numerosos lugares aptos para el uso de esta tecnología. se perderán algunos de los emplazamientos arqueológicos más importantes de China y se teme que la acumulación de sedimentos acabe inutilizando este proyecto en un plazo muy corto. -Profundidades mayores que permiten instalar unidades más grandes con las consiguientes economías de escala. menor transporte de objetos contundentes que puedan dañar las central. Es esta tierra la que le da su color amarillo y la que lo convierte en el río con más barro en sus aguas del mundo. Es por esta razón que sus desbordamientos son muy frecuentes y muy destructivos. Mientras que el Yangtse es llamado la “Vía Principal de China” al Huang He (río Amarillo) se lo conoce como la “Pena de China”.ciudades desaparecerán bajo las aguas. El Yangtse. El curso medio-alto de este río discurre sobre terrenos de un finísimo sedimento llamado loes. 8. menos sedimentos. Estos movimientos de agua pueden ser bastante violentos y las velocidades alcanzadas pueden ser mucho mayores que las de muchos ríos. el curso medio-bajo del río Amarillo se encuentra a menudo por encima del nivel del tierras que lo rodean.

33 m/s). Otro lugar con características similares se encuentra en La Bahía Talbot en Australia. Línea de costa de la isla de Vancouver Figura 8.Un punto donde estos fenómenos son muy marcados es por ejemplo en la costa Pacifica de la Isla de Vancouver en Canadá.6 En este lugar se llegan a alcanzar velocidades que superan los 30 Km/h (8. 128 .

La sección de captación es un rectángulo en lugar de un círculo: se podrían barrer áreas muy grandes incluso en lugares con poco calado usando un solo rotor bajo y muy ancho. . 9. .1 Eje vertical En el campo de los aerogeneradores existen modelos de eje vertical aunque están casi en desuso ya que su rendimiento máximo no supera el 40% (ver figura 4.9 Modificaciones y mejoras En este apartado se pretende introducir algunas ideas que se alejan del planteamiento inicial de la MCHFAC pero que podrían suponer una mejora de su funcionamiento.El eje vertical transmitiría directamente el par motor a la superficie.22). A pesar de su bajo rendimiento un rotor de tipo H podría aportar algunas ventajas al diseño de la MCHFAC: .

3 Rendimiento contra coste Puesto que en estas centrales el combustible es gratis. 130 . Las rugosidades en las paredes del cauce son la principal causa de frenado del agua. La mejor turbina no es necesariamente la que mayor producción consigue. El impacto de este tipo de obras sería en cualquier caso menor que el producido por una presa. Lo que realmente cuenta es el coste de extraer un Kwh del río durante los próximos 20 años Se ha diseñado la MCHFAC buscando aumentar el Cp mediante un diseño muy complejo y caro de fabricar. Quizá se podrían conseguir mejores resultados económicos a partir de un modelo más simple pero menos eficiente. plantear la posibilidad de “reformar” los fondos y las orillas del tramo en el que se instalen las MCHFAC para conseguir mayor velocidad y un flujo más laminar. 9.9. sin embargo.2 Modificaciones en el cauce Una de las bazas de la MCHFAC es su escaso impacto sobre el río en el que opera. Siempre se ha dicho la única obra civil necesaria era la de anclaje. Cabría. Si un tramo del río se convirtiese en un canal de paredes lisas el funcionamiento de la MCHFAC mejoraría notablemente. el camino de la alta eficiencia energética no es quizá el más adecuado.

. Otra desventaja de las MCHFAC es que todos los países cuentan con algún emplazamiento de fuertes vientos pero no necesariamente con un río apropiado par instalar las MCHFAC. El análisis que se ha realizado en estas páginas no es el proyecto de una instalación concreta. pero los primeros ya han demostrado su eficacia y las segundas no. Todavía queda mucha ingeniería de detalle por hacer antes de construir un primer prototipo. sin embargo.10 Conclusiones 10.1 Resultados El objetivo de este proyecto es tantear las posibilidades tecnológicas y económicas de producir electricidad aprovechando la energía cinética de los grandes ríos. Desde el punto de vista tecnológico parece posible construir turbinas capaces de capturar en torno al 65 por ciento de la energía cinética de la corriente turbinada.2 Limitaciones La energía eólica captó el interés de los científicos y empresas desde el comienzo de su desarrollo. En esa tarea han trabajado y traban muchas empresas y organismos públicos. El interés generado hasta la fecha por la energía cinética hidráulica es puramente anecdótico. No es imaginable que se alcance un estado de desarrollo y explotación industriales en el contexto actual. los cálculos han sido rigurosos y los resultados positivos. 10. aunque aproximados. Hicieron falta décadas de investigación y mejora paulatina de los prototipos de aerogeneradores hasta llegar al estado del arte actual. Desde el punto de vista económico sería posible construir parques hidráulicos rentables basados en esta tecnología. Las MCHFAC tienen muchos aspectos en común con los aerogeneradores modernos.

3 Trabajos futuros Además de la ya mencionada evaluación del potencial de esta tecnología. rotor. Evaluación del impacto del medio fluvial real sobre la MCHFAC. 10.Por todo esto no parece que en un futuro inmediato esta fuente de energía se desarrolle industrialmente.. El soporte imprescindible para el despegue de esta tecnología sería un estudio serio del potencial hidroeléctrico cinético mundial que justifique o no la puesta a punto de MCHFAC.. Creo que estos estudios serían interesantes muchos independientemente de la implantación futura que logren las MCHFAC. • Optimización de los componentes principales (tubo-difusor. 132 .y Concepción de sistemas de control adaptados. Evaluación del impacto de las MCHFAC sobre el entorno otros. desde el punto de vista técnico está casi todo por hacer: • Simulación numérica o ensayo con maquetas del comportamiento real de la MCHFAC. transmisión) • • • .

11 Apéndice A 133 .

12 Apéndice B .

”Energía Eólica”. Springer. Madrid. Sección de Ervin Bossanyi y otros. [6] [7] Erich Hau. Cinco Días-IDEA. Paraninfo. ”turbomáquinas Bordas. “Guías de España. Madrid. España. 2000. Miguel Arenillas Parra. Ediciones Plural. [4] Grupo de Formación de Empresas Eléctricas.”Wind energy handbook”.1992. “Lagos y ríos”.Wiley. España. ”Minicentrales Hidroeléctricas”. ”Mecanique des fluides”. 1995 [3] Claudio Mataix. 1992. “Turbomáquinas hidráulicas”. 1992. España. “Mecánica de fluidos y máquinas hidráulicas”. Francia. Los Ríos”. . Publicaciones ICAI. Alemania. Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía. 1994. [5] Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía. 1987. [9] Manuel Muñoz Torralbo y otros.1982.1975. [10] [11] Gérard Lacroix. España. Reino Unido. Cinco Dias-IDEA. [8] 2001. España. Oxford University Press. hidráulicas” . Paris. Alianza Editorial.13 Bibliografía [1] Claudio Mataix. “Turbomáquinas térmicas”. [2] Sébastien Candel. publicaciones de la ETSII. Madrid. 2001. ”Wind-turbines”.

fr/ : Red nacional de datos sobre el agua.org/tour/ : Energía eólica http://www.co.chguadalquivir.european-patent-office.co.itee.htm : Material para la realización de aforos directos.com/index-e.14 Sitios WEB [1] http://www.php : Energías renovables.es/ : Confederación Hidrográfica del Ebro http://www.edu. [2] [3] http://www.marlec.uk/framestidal. [15] http://www.net/fr/menu.chebro.au/~aupec/aupec99/swenson99.uk/products/prods/amozon.pdf Northern Territory University [7] [8] http://www. Francia http://www.co.html : Base de datos sobre aerofoils e hidrofoils.tm.windpower.es/ : Confederación Hidrográfica del Guadalquivir [9] [10] [11] [12] [13] [14] http://www.es/ : Centro de estudios Hidrográficos http://www.htm : Oficina europea de patentes [5] http://www.chduero.chtajo.uk/indexlayers.com/frequencerance/partienico.uq.cedex.valeport.htm : Amazon Aquacharger.es : Centro de experimentación de obras públicas http://hercules.htm : Tidal Energy : Prototipo de la [6] http://www.cedex.chez.es/ : Confederación Hidrográfica del Tajo http://www.nasg.es/ : Confederación Hidrográfica del Duero http://www. [16] http://www.windenergy. .rnde.retscreen.org/espacenet/info/index.htm : Central mareomotriz de la Rance [4] http://www.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful