RESUMEN : POR MATEO GOMEZ matgog@hotmail.

com EL SEÑOR DEL TIEMPO - EL INICIADO LOUISE COOPER

Introducción • El iniciado es el primer libro de la trilogía del señor del tiempo. Es una historia escrita por Louise Cooper, una escritora inglesa nacida el 12 de Mayo de 1952.

En el universo existen dos tipos de fuerzas, dos fuerzas las cuales son las que dan balance al mundo y que a su vez es lo opuesto lo una de la otra. En la historia tendremos las fuerzas del “Orden” y del “Caos”. Las fuerzas del orden y del caos, representadas por Señores, (Dioses) se han debatido desde los inicios por el control del mundo para dominar así toda la vida existente y establecer sus doctrinas como régimen para el mundo; pero en esta ocasión, el único vencedor de esta contienda fueron las fuerzas del orden, que lograron exiliar a los dioses del Caos a su reino. Los seguidores de las fuerzas del orden, con su poder más militar que místico, lograron desterrar todos los vestigios del caos y a su orden de hechicerías, llamados “Los Ancianos”. Así fue como pudieron formar una sociedad profundamente ordenada y dogmática, regida bajo los principios impuestos por Aeoris, dios supremo de las fuerzas del Orden. Los seguidores del orden son una sociedad altamente clasista, que divide a su pueblo mediante clanes. Estos clanes adquieren prestigio dado el rango o el papel que desempeñe cada uno de sus miembros. Sin embargo, todos estos clanes deben rendir culto y respeto a 3 importantes órdenes que están en la cima jerárquica de esta Sociedad. Ellas son representadas por: Los adeptos (o iniciados) que pertenecen al alto círculo; Son una orden sumamente misteriosa la cual se dice que poseen grandes poderes mágicos y lo referente con el ocultismo. Se ubican en un Inmenso castillo negro localizado en la punta de la península de la estrella, la cual es desconocida para la mayoría del mundo. La Hermandad de Aeoris, una orden compuesta únicamente de mujeres las cuales se encargan de preservar las tradiciones del orden. El Alto Margrave, señor de todos los margraves provinciales tiene por así decirlo el poder absoluto sobre las decisiones políticas de la sociedad.

Personajes Principales

Tarod:

Al inicio de la historia, Tarod es un joven de 12 años el cual no posee clan, ya que fue concebido por su madre sin ésta estar casada con un hombre que perteneciera a un clan, cosa que es signo de estatus en su sociedad. Éste joven posee mucho interés por los iniciados y todo lo que tiene que ver con el alto círculo de magos. Lleva una vida bastante inquietante llena de rechazos por parte de los demás miembros de la sociedad excepto por su primo, quien es su mejor amigo. Posteriormente, su vida cambia drásticamente luego de que por medio de un accidente diese muerte a su primo Torán, descubriendo así que posee grandes poderes mágicos. De ahí es transportado al castillo del Alto círculo en donde se convierte un adepto de alto nivel. Durante la historia se descubre que Tarod es la misma encarnación de un Señor del Caos. Su descripción física sería la de un joven alto y robusto de largos cabellos negros y de unos ojos verdes penetrantes. • Keridil:

Es el hijo de Jerek, el sumo iniciado y por lo tanto, su heredero inmediato. Con la llegada de Tarod al castillo, muestra gran curiosidad por el joven y forma rápidamente un gran vínculo de amistad, así como también una especie de rivalidad. Tras la muerte de su padre, Keridil sucede su cargo, y a partir de ese momento su relación con Tarod cambia completamente de una profunda amistad a un tremendo odio, esto empujado por la envidia y el odio al Caos. • Temila:

Temila es una iniciada de bajo nivel que vive en el castillo del círculo. Su habilidad como consejera es muy apreciada en su entorno, principalmente por Tarod y Keridil, a quien quiere como sus propios hijos. Al comienzo de la historia, atiende a Tarod durante su convalecencia en el castillo, en donde le cuida y le ayuda durante su crecimiento. Esto hace que Tarod la sienta a ella como a su propia madre. Su descripción física corresponde a una mujer de unos cincuenta años. • Jerek:

Jerek se le conoce como el Sumo Iniciado del Alto Círculo, al comienzo de la historia introduce a Tarod en la vía de los iniciados, dándole consejos. Su cargo consiste en velar por los asuntos del castillo y realizar los rituales para entender la naturaleza de los Warps

y otros fenómenos. Tiempo después muere por la voluntad de Yandros, salvando así la vida de Tarod. • Yandros:

Yandros es uno de los Señores del Caos el cual utiliza su poder e influencia para tener el control de Tarod y llevarlo así hacia su destino. Llama hermano a Tarod e intenta convencerlo de liberarse de sus ataduras para entrar al Caos. Cuando Tarod se da cuenta de la naturaleza de Yandros, decide invocarlo en la habitación de Mármol en donde éste le revela muchas de las verdades acerca de su procedencia, incluyendo la noticia de que Tarod es uno de los señores del Caos. Finalmente es desterrado por Tarod, pero incluso así su influencia sigue vigente.

Sashka:

Ella es una novicia de la hermandad de Aeoris. Pertenece a un clan muy prestigioso y de mucho poder, por esto es que busca casarse con un miembro del Alto círculo que tenga buen estatus. Conoce a Tarod durante el nombramiento como Sumo Iniciado de Keridil, ahí ella entabla una Relación con Tarod y planea casarse con él, pero luego de descubrir la naturaleza de él, le traiciona entregándolo a la justicia del Círculo. Decepcionada por este suceso, seduce a Keridil y se compromete con este.

Cyllan:

Cyllan es una joven campesina criada en un ambiente rural, en donde mantener el ganado y los caballos hace parte de sus labores diarias. Su aparición en la historia comienza cuando encuentra a Tarod en un viaje cuando él buscaba la raíz de la planta Rompiente. Tiempo después, durante la ceremonia de nombramiento de Keridil se vuelve a encontrar con Tarod, donde se revela una especie de atracción que ella siente por él. Lo cierto es que a pesar de su procedencia y apariencia humilde y simple, Cyllan posee poderes de vidente; Tarod pensó que si su procedencia hubiese sido diferente, ella hubiese tenido la oportunidad de pertenecer a la hermandad de Aeoris en donde se aprovecharían sus poderes.

Riman:

Es un iniciado de nivel intermedio que pertenece al castillo. Esta persona siente gran envidia por Tarod, lo cual hace que le mire con malos ojos y que siempre critique sus acciones frente al consejo. Durante el juicio en el que se incrimina a Tarod por aliarse con el Caos incita a su ejecución, y posteriormente intenta asesinarle, pero en su lugar asesina a Temila apuñalándola, desencadenando así la furia de Tarod, que cobra su venganza usando sus poderes.

Erminet:

La hermana Erminet es una anciana perteneciente a la Hermandad de Aeoris. Es una experta en el manejo de las plantas para la fabricación de narcóticos y somníferos. Luego de la captura de Tarod en los edificios de la hermandad le mantiene drogado hasta que es llevado al castillo y sentenciado a su ejecución. Sin embargo ella siente una curiosa empatía por Tarod al sentirse identificada por la situación que vivió Tarod con Shaska, un mal de amor.

Kael Amion:

La hermana Kael Amion es una vidente que pertenece a la hermandad de Aeoris en donde posee un alto rango. Su rol en la historia yace en llevar a Tarod al castillo luego de que éste la salvase y quedase moribundo. Posteriormente Tarod acude a ella para tratar de esclarecer el misterio de sus pesadillas, pero se asusta misteriosamente y abandona el castillo.

Grevard:

Grevard es el médico del castillo. Aunque no posee poderes mágicos ni es adepto, es respetado y juega un papel importante al ser aquel que rescate a Tarod de la muerte cuando niño. También tiene conocimientos herbológicos aunque no muy desarrollados.

La historia comienza con Estenya, una mujer curiosamente repudiada por el clan al que pertenecía al haber engendrado un hijo bastardo, del que su padre nada se sabía. Su hijo fue criado sin un clan, por lo tanto, repudiado por la sociedad. Este niño era un joven de cabellos negros y de ojos intensamente verdes. Él sentía un gran interés por todas las historias que había escuchado de los iniciados, pues según los rumores populares, estos eran seres de poderes ilimitados que infundían temor y a la vez respeto. El día en que se celebraba la llegada de la primavera ocurrió un incidente mortal mientras Tarod jugaba con su primo Corán, ya que sin querer, una fuerza sobrenatural brotó de él y carbonizó el cuerpo de su primo. Tarod fue acusado de asesinato y de utilizar artes endemoniadas relacionadas con el caos, por lo tanto sentenciado a la lapidación. A punto de ser linchado por la multitud se sintió la llegada de un Warp, (definidas como misteriosas tormentas de carácter succionador que según se presumía son el último vestigio que queda de las fuerzas del caos en el mundo), así que en vez de quedarse a ver como lo lapidaban, decidió correr y arrojarse al Warp, pues cabía la esperanza de que no muriese sino que fuera arrastrado a otro sitio. Tarod se levantó bastante lastimado por su salida del Warp, pues la tormenta lo había arrojado fuertemente, sumando además las heridas causadas por los aldeanos de su pueblo. Tras recomponerse un rato, observó cómo se acercaban varias personas montadas a caballo, eran varias mujeres. También observó como detrás de unos arbustos unos bandidos se preparaban para tender una emboscada a aquellas mujeres. Los bandidos saltaron encima de los viajeros con intención de matarlos, todo esto mientras Tarod observaba; pero no podía quedarse quieto, entonces se levantó y sintió un poder que brotaba de su mano (de la cual el anillo que llevaba empezó a centellear) y destruía a uno de los bandidos. El resto de los bandidos corrieron despavoridos. Las viajeras eran integrantes de la Hermandad de Aeoris, e iban acompañadas por un escolta llamado Tanuan. Tarod se encontraba moribundo, pero los viajeros le encontraron y pudieron socorrerle. En el castillo se sometió a Tarod a un interrogatorio para averiguar acerca de su procedencia, se sorprendieron al saber que éste no tenía clan, pero la demostración de poder que había dado con los bandidos era una prueba más que suficiente. Con esto a

Tarod se le ofreció vivir en el castillo y ser educado como Iniciado. Se encontraba muy satisfecho con la decisión. Durante 10 años, Tarod vivió en el castillo, allí recorrió el camino de los iniciados y logró el nivel más alto posible mucho antes que cualquier otra persona hubiese podido. Ahora Keridil era su mejor amigo, y éste sufría por las arduas obligaciones que tenía y por ello envidiaba un poco a Tarod, además de que su padre Jerek le había comprometido con una mujer la cual poco o nada le interesaba llamada Inista Jair. Una de las preocupaciones de Tarod eran las constantes pesadillas que asediaban su sueño; en estas pesadillas escuchaba voces las cuales le decían que volviera y que recordara, pero Tarod no podía encontrarle sentido a estos sueños y se sentía bastante frustrado. Había investigado en toda la biblioteca pero no pudo encontrar algo que ayudara a solucionar sus dudas, así que decidió realizar un ritual de traslación de conciencia a un plano astral, y con esto salió de dudas: era asechado por una entidad posiblemente maligna que invadía sus pensamientos. Decidió entonces hablar con Kael Amion acerca de sus sueños, ya que sabía de sus notables habilidades videntes. Sin embargo Kael Amion no dio la respuesta que Tarod se hubiera esperado, al contrario dio una respuesta con el efecto contrario, pues dejó en Tarod una duda grandísima. Kael solo había dicho una palabra “Maldad”. Entonces Tarod optó por la última alternativa que tenía, que era encontrar la planta de la Rompiente, lo había leído en uno de los libros de la biblioteca. Era una pequeña planta que crecía en los acantilados de la costa noroccidental, y era uno de los narcóticos más fuertes que se conocían. Tarod abandonó discretamente el castillo encaminado en una yegua hacia la provincia de la tierra Oeste. Ya llegando al fin de su viaje se encontró con una forastera con extraños ropajes. Era una vaquera llamada Cyllan, y lo asistió en la búsqueda de la planta que tanto esmeraba encontrar, luego de encontrada la planta Tarod dio las gracias y retomó su camino de regreso al Castillo. Una vez Tarod regresó al castillo, procuró que nadie le viera para evitar incómodas intromisiones en su plan, así que se encerró en su habitación y comenzó inmediatamente la destilación de la esencia de la planta. Una vez obtenida la esencia, la consumió con la única esperanza de que le diera alivio a su desesperada situación con sus pesadillas. Tarod se dio cuenta del tremendo error que había cometido al tomar la sustancia, pues ahora se encontraba terriblemente envenenado. Su única esperanza era pedir auxilio, y aun tambaleándose pudo llegar caminando a la biblioteca en donde fue auxiliado por Temila y Keridil, pero en su locura por el veneno, Tarod intentó matar a Keridil con un cuchillo que encontró, aunque en su estado no logró mucho y cayó desfallecido. En su delirio, Tarod pudo ver cómo se le manifestó el ser que irrumpía en sus pensamientos, y esta vez lo hizo completamente. Este ser se llamaba Yandros, y era la manifestación del Caos. Mediante una apuesta para salvarle la vida, Tarod aceptó servirle

a Yandros cuando éste lo necesitase, pero le engañó al no decirle que una vida sería arrebatada a costar de salvar la suya propia. Esta vez, Jerek el sumo Iniciado Murió intercambiando así su vida y preservando la de Tarod, y por decreto Keridil heredaría el título de Sumo Iniciado de su Padre. Tiempo después empezarían las fiestas de celebración en honor al nuevo Sumo Iniciado, en las cuales multitudes de personas de todo el país irían el castillo a dar sus felicitaciones al electo. Una de aquellas delegaciones era la caravana de la hermandad de Aeoris, dirigida por Sashka Veyyil, una arrogante joven la cual había venido con pretensiones de buscar pareja, ya que se encontraba en sus 20, edad en la que según en su región, las jóvenes deberían buscar un esposo. Entró al castillo cruzando por las muchas tiendas y alojamientos que ahora rodeaban el castillo. Luego de que Keridil pronunciase un discurso de inauguración y que fuese declarado sumo Iniciado se dio apertura a las celebraciones, en las cuales Tarod tuvo la oportunidad de conocer a Sashka, la cual encontró muy interesante y atractiva, de hecho el sentimiento fue mutuo, ya que para Sashka un hombre con un título tan alto como el de Tarod era demasiada tentación. Y así comenzó una semana de intenso romance entre Tarod y Sashka que terminó con propuesta de matrimonio. Durante esa semana varios Margraves recurrían al Sumo Iniciado en busca de consejo, y todos afirmaban que se habían alterado los hábitos normales, pues había crecido el número de bandidos y los Warps estaban apareciendo con más frecuencia. Fue luego de eso cuando Sashka abandonó el castillo con el motivo de dar las buenas nuevas a la superiora de la Hermandad, y prometió a Tarod que volvería para así consumar su matrimonio. Tras esto, Tarod entró en un periodo en el cual parecía que volvería a la oscuridad de sus pesadillas, y por esto consultó a Temila y a Keridil para comentarles sus sospechas y pensamientos acerca de Yandros. Decidió entonces que tenía que eliminar la influencia que Yandros tenía sobre él, y para esto planeaba invocarlo. Tarod convocó a Temila y a Keridil a la biblioteca, lugar del que luego pasarían a la habitación de Mármol, lugar en el que normalmente se realizaban los rituales. En ese momento se sintió la presencia de un Warp que llegaba al castillo, se pensó entonces que era un presagio. En la habitación de Mármol; Tarod, Temila y Keridil se posicionaron en modo para realizar el ritual, y Tarod era poco explicativo en lo referente a qué haría el ritual. Al inicial el ritual, Tarod entró en una extraña concentración con la cual pudo invocar a Yandros con un solo grito de ese nombre, en ese momento apareció el Señor del caos el cual los saludó. Yandros les explicó muchas de las verdades acerca de la naturaleza del Caos y la naturaleza de Tarod(refiriéndose a él como un hermano señor del Caos), aunque siempre en un tono burlesco. Yandros también reveló la realidad de su pacto con Tarod y cómo esto había desencadenado la muerte de Jerek, rompiendo desde acá el fuerte lazo de amistad que Keridil sentía hacia Tarod. Sin embargo, Tarod no aceptó aquellas cosas que

Yandros dijo acerca de su naturaleza como señor del Caos y haciendo uso de sus poderes y de su Gema pudo desterrar a Yandros Luego de esto, Keridil se vio en la obligación de invocar un consejo para analizar qué haría el círculo ante una situación como esta, que significaba la llegada otra vez del Caos al mundo. Durante el consejo el cual Keridil dirigió, Riman, un iniciado opositor de Tarod lo acusó fuertemente de ser un enviado del caos y propuso que éste debería ser ejecutado para librar el mundo completamente del Caos, sin embargo Keridil aplazó ésta decisión pues necesitaba analizarla un poco más. A la salida del consejo, Riman siguió a Tarod y le acusaba con más fuerza aún, y Tarod debía contenerse para no descargar su ira contra él. Pero el hecho que sucederá a continuación marcará el futuro de Tarod, pues Riman cegado por la ira, desempuñó su espada y emprendió contra Tarod, pero Temila al ver esto se interpuso y cayó mortalmente herida por la espada de Riman. Fue llevada inmediatamente con Grevard para intentar salvar su vida, pero por más esfuerzos que se intentaron nada se pudo hacer. La ira de Tarod era infinita, una sombra extraña había poseído su cuerpo y en su apariencia exterior ya no se veía como un humano; en cuando encontró a Riman quien se encontraba discutiendo con Keridil acerca del incidente con Temila. y lo asesinó con su rayo mortal llevando a cabo su venganza. En ese instante Keridil prometió ayudarle e incubrir su asesinato, pero era impulsado más por el miedo que por el sentido de la amistad, y así fue como traicionó a Tarod. Tarod huyó del castillo y viajó hasta donde pensaba se encontraba su promedita Sashka, pero no encontró sino traición, pues al infiltrarse en su casa y tratar de contarle todos los hechos y toda la verdad, Sashka lo desmayó de un golpe y lo entregó a las autoridades al darse cuenta de que todo lo que le habían dicho sus superioras era verdad. (le habían dicho que Tarod se había aliado con el Caos) Cuando Tarod fue traído de vuelta al castillo ya se estaba planeando su ejecución, se encontraba miserable, y sabía que todos lo habían traicionado, incluso su prometida la cual amaba tanto lo había abandonado e incluso ahora, se había emparejado con Keridil. Para la ejecución de Tarod, debía hacerse un ritual complejo, ya que debía ser una ejecución ejemplar que mostrara que el Caos no podía volver a nacer en ese mundo, y se realizaría en la habitación de mármol en donde habitaban las estatuas del Orden Tarod había sido puesto en un pedestal el cual existía desde tiempos antiguos en los que se había ejecutado los antiguos servidores del Caos, ahora Tarod reviviría esa tradición. Estaba bastante malherido y su gema le había sido removida de su mano, pero aún le quedaba poder para hacer un intento desesperado por salvar su vida, que consistía en detener el tiempo intentando llegar al último de los planes astrales, que correspondía al del tiempo. Él logró detener el tiempo en el castillo, al regreso de su conciencia de los planos astrales, ésta no llego precisamente al lugar exacto donde se encontraba la gema

y quedó atrapado en el castillo, puesto que una barrera invisible le impedía acceder a esa habitación y volver a poner el tiempo en marcha. Estaba atrapado en el castillo.