You are on page 1of 4

INFORME RENOVATORIO

- SEPARACIÓN ENTRE PROFESORES Y
CATEDRÁTICOS

renovatorio@gmail.com

El equipo renovatorio
Elena Aguilar Gasulla – 628 55 67 24
María Bernat Berenguer – 618 86 02 02
José Luis Miralles Bono - 653 86 80 93
Separación entre Profesores y Catedráticos
PROBLEMA
En la mayoría de cuerpos docentes del estado hay un sistema de gradación en base al que
primero se accede como Profesor, y con el tiempo, y superando unas pruebas específicas se
puede adquirir el status de Catedrático.

Esto no es así en el Cuerpo de Profesores de Música y Artes Escénicas, puesto que está
separado completamente del de Catedráticos de Música y Artes Escénicas.

¿En base a que criterios se produce tal situación?

La respuesta se fundamenta en el origen de la separación de enseñanzas musicales en dos
tipologías de centros.

1. Primero, todos los conservatorios podían impartir los tres niveles de enseñanzas
artísticas, antiguamente denominadas: elementales, medias y superiores.

2. Los catedráticos eran una evolución natural de los profesores y eran los encargados
(preferentemente) de impartir las enseñanzas musicales a los alumnos de cursos
superiores, mientras que los profesores (según plantilla) a los de cursos elementales
y medios.

3. Con la LOGSE (1990), los conservatorios se dividieron en dos tipologías; los que
impartían elementales y profesionales, y los que únicamente podían impartir
enseñanzas superiores, y en esta separación, también se produjo la separación de
cuerpos. Catedráticos para Conservatorios Superiores y Profesores para
Conservatorios Profesionales.

CONSECUENCIAS

Problemas que genera esta situación en los Conservatorios Profesionales:

➢ Imposibilita la evolución dentro del cuerpo, ya que ni los que son profesores
pueden acceder a catedráticos,

➢ Obliga a cambiar de centro, destino y labor docente para que un profesor pueda
adquirir la condición de catedrático, cosa impensable en secundária.

➢ No se puede tener en cuenta la condición de Catedrático en el Concurso General
de Traslados, puesto que ningún docente de enseñanzas no superiores podrá serlo.
➢ Desvirtúa la enseñanza profesional y elemental al considerar que los Catedráticos
sólo son dignos de impartir clase en los niveles superiores.

➢ Gran parte del profesorado ha emigrado a los Conservatorios Superiores (las
horas de docencia directa son menores y se cobran mayores retribuciones) en
Comisiones de Servicios indefinidas, dejando sus plazas vacantes, pero sin dejar
de ocuparlas, por lo que esas plazas están cubiertas por: interinos, provisionales
(gente que ha aprobado una oposición, pero aun no tiene destino definitivo) o
comisiones de servicios. Pero ningún funcionario puede ocuparlas en propiedad.

Esta última cuestión parece algo baladí, pero genera una gran cantidad de problemas
asociados. Como estas plazas están ocupadas por docentes que desde hace años están en
comisión en los Conservatorios Superiores (centros en los que realmente querrían tener
sus destino) no pueden salir a Concurso de Traslados, así que:

➢ Profesores que querrían acceder a dichas plazas en el Concurso de Traslados no
pueden, y su estabilidad laboral se retrasa muchos años.

➢ Funcionarios de carrera sin destino definitivo deben esperar del orden de 3 a 10
años para poder conseguir una plaza en propiedad.

➢ Los años en los que el Concurso de Traslados es Nacional, no se ofertan plazas, ya
que como hay pocas, la Administración prefiere reservarlas para la gente de la
Comunidad.

➢ No se convocan oposiciones, porque si se denegaran todas las comisiones de
servicios al superior, apenas habrían sitios suficientes para todos los funcionarios de
carrera.

Y si por alguna extraña razón algún día todas las comisiones de servicio al superior
volvieran al “inferior” prácticamente la mitad del profesorado de Conservatorios de la
Comunidad se vería desplazado de los destinos que actualmente ocupan de manera
provisional.

Problemas que genera esta situación en los Conservatorios Superiores

➢ Todo el mundo debe ser Catedrático; incluidos los interinos, creándose el
paradójico cuerpo de Catedráticos Interinos.

➢ Imposibilita la evolución dentro del cuerpo, ya que se entra directamente como
catedráticos y no se tiene ningún nivel superior al que acceder.

➢ Como no se puede “Catedratizar” a todo el mundo, no hay suficientes
convocatorias de plazas de Catedrático en oposiciones (por no decir ninguna,
desde hace años) y por lo tanto prácticamente nadie tiene plaza en propiedad en el
superior.

➢ No hay estabilidad laboral para los docentes, ni estabilidad de plantillas para el
centro.

➢ Debido a la falta de gente con plaza en propiedad, siendo los catedráticos los únicos
elegibles para ello en el superior; para no tener que llenar los centros superiores de
personal interino se permite a los docentes del cuerpo de Profesores pedir Comisión
de Servicios para trabajar temporalmente en el Superior.

PROPUESTAS
La normalización de dicha situación, asimilándola a la de los demás cuerpos docentes,
con la unificación de Profesores y Catedráticos como dos gradaciones de un mismo
cuerpo.
Si los centros están separados (Conservatorios Profesionales y Conservatorios Superiores)
también lo debería estar su profesorado, es decir, habría que tener:
➢ Cuerpo de Profesores de Música y Artes Escénicas de Enseñanzas Profesionales

➢ Cuerpo de Catedráticos de Música y Artes Escénicas de Enseñanzas Profesionales

➢ Cuerpo de Profesores de Música y Artes Escénicas de Enseñanzas Artísticas
Superiores

➢ Cuerpo de Catedráticos de Música y Artes Escénicas de Enseñanzas Artísticas
Superiores

De esa forma no se infravaloraría la labor docente de las Enseñanzas Profesionales, y se
permitiría a su profesorado acceder a la condición de Catedrático de una manera natural, y
al mismo tiempo se podrían convocar plazas de profesores para los Conservatorios
Superiores con normalidad, y que toda la gente que actualmente está en comisión de
servicios o en interinidad pueda obtener una plaza en propiedad.

+ info en: www.renovatorio.wordpress.com