NUTRICIÓN MINERAL DE PLANTAS: ELABORACIÓN DE SOLUCIÓN NUTRITIVA Y CORRECTIVA Pedro R.

Furlani1 Al contrario que los animales y los microorganismos, los elementos químicos esenciales que son necesarios para las plantas superiores son exclusivamente de naturaleza inorgánica. Bajo condiciones ambientales favorables, una planta es capaz de desarrollarse y completar su ciclo vital si se le proporcionan los elementos químicos carbono (C), hidrógeno (H), oxígeno (O), nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (K), calcio (Ca), magnesio (Mg), azufre (S), boro (B), cloro (Cl), cobre (Cu), hierro (Fe), manganeso (Mn), molibdeno (Mo) y zinc (Zn). Recientemente, el níquel (Ni) ha sido incorporado a la lista de elementos esenciales debido a su relación con la enzima ureasa que actúa en el metabolismo de compuestos nitrogenados en plantas. A excepción de los nutrientes no minerales C, H y O, que se incorporan al metabolismo vegetal por medio del agua, del gas carbónico (CO2) y del oxígeno (O2) de la atmósfera, los demás nutrientes minerales son absorbidos por las raíces, provenientes de los minerales o de la materia orgánica descompuesta. Además de estos nutrientes otros elementos químicos se consideran beneficiosos para el crecimiento de las plantas, sin que atiendan a los criterios de esencialidad. Se citan como ejemplo el sodio (Na) para las plantas halófilas, el silíceo (Si) para algunas gramíneas y el cobalto (Co) para plantas leguminosas fijadoras de nitrógeno atmosférico. Generalmente en cultivos hidropónicos la absorción es proporcional a la concentración de nutrientes en la solución más próxima a las raíces y está mucho más influenciada por los factores del ambiente como salinidad, oxigenación, temperatura y pH de la solución nutritiva, intensidad de luz, fotoperiodo, temperatura y humedad del aire (ADAMS, 1999). En lo que se refiere al análisis de las necesidades nutricionales de plantas en relación al cultivo hidropónico se deben enfocar las relaciones entre las concentraciones de nutrientes en la masa seca de las plantas pues esta es una indicación de la relación de extracción del medio de crecimiento. En el cultivo hidropónico las cantidades totales absorbidas por las plantas presentan importancia secundaria ya que en este sistema se deben proporcionar soluciones nutritivas diluidas y procurar mantener relativamente constantes las concentraciones de los nutrientes en el medio de crecimiento. La composición ideal de una solución nutritiva no depende solamente de las concentraciones de los nutrientes, sino que también de otros factores relacionados con el cultivo, inclusive del tipo de sistema hidropónico, los factores ambientales, la época del año (duración del periodo de luz), el periodo fenológico, la especie vegetal y el cultivar en consideración. En general, las concentraciones de nutrientes se encuentran en los siguientes rangos (mg L ): nitrógeno (70-250), fósforo (15-80), potasio (150-400), calcio (70-200), magnesio (15-80), azufre (20-200), hierro (0,8-6), manganeso (0,5-2), boro (0,-0,6), cobre (0,05-0,3), zinc (0,-0,5) y molibdeno (0,05-0,15).
1

-1

Investigador Científico, Conplant - Consultoria, Treinamiento, Pesquisa y Desarrollo Científico Ltd., R. Francisco Andreo Aledo, 22, Campinas, SP, Brasil, CEP 13084.200. Email: pfurlani@conplant.com.br.

Llevando en consideración el rango normal de pH de soluciones nutritivas (5. que intentar mantener el pH en un rango estrecho de valores por medio del uso de ácidos (sulfúrico. Es más conveniente mantener la solución nutritiva equilibrada en cationes y aniones. lo que hace que la solución sea más tamponada. El volumen de solución nutritiva en el cultivo hidropónico disminuye proporcionalmente al crecimiento de las plantas. Las variaciones de pH que ocurren en la solución nutritiva durante el crecimiento de las plantas son un reflejo de la absorción diferenciada de cationes y de aniones. . En el caso del zinc tanto el DTPA como el EDTA tienen capacidades semejantes de quelación. mientras que en el caso del Mn. Sin embargo la disminución del volumen de solución no es acompañada por una disminución proporcional de las concentraciones de nutrientes. En lo referente a los macronutrientes solo las formas disponibles de Ca y de P se ven afectadas negativamente por los aumentos de pH de la solución nutritiva. con el fin de atender la demanda de la planta.0. la quelación solamente del cobre aunque en proporción menor que con otros agentes quelantes como el DTPA y el EDTA. Distinto a lo que ocurre en el suelo. en parte. Por ejemplo cuando el nitrógeno se adiciona en la forma nítrica la absorción de aniones es mayor que la de cationes provocando la elevación del pH.2 En la preparación de la solución nutritiva se usa.0 y 6. el quelato de Fe-EDDHA es el más estable que el de Fe-DTPA y este a su vez más estable que el Fe-EDTA. cualquier sal soluble con tal de que proporcione el nutriente requerido y que no contenga elementos químicos que puedan perjudicar el desarrollo de las plantas. La mayoría de las soluciones nutritivas no tienen poder tampón y el pH varia continuamente sin mantenerse en un rango ideal. fosfórico. normalmente. Valores de pH diferentes a estos causan alteraciones en las formas libres y complejadas de los nutrientes. nítrico o clorhídrico) y/o de bases fuertes (hidróxido de sodio o de potasio o de amonio) con el fin de disminuir o aumentar el pH del medio de crecimiento. en este caso el rango ideal de pH debe estar entre 5.0. respectivamente. Por esta razón se recomienda adicionar parte del nitrógeno en la forma amoniacal (NH4+). Esto ocurre debido a la capacidad de absorción selectiva de nutrientes por las plantas y depende de la especie y del cultivar.5). La adición del quelato Fe-EDDHA como fuente de Fe a una solución nutritiva favorecerá. Deben ser observados algunos cuidados en la preparación de las soluciones nutritivas destinadas a la producción comercial: a) conocer la calidad del agua en lo que se refiere a sus características químicas (cantidad de nutrientes y concentración salina) y microbiológicas (coliformes fecales y patógenos). el EDTA es superior al DTPA en su poder de quelación. aunque con importancia significativa solo en pHs superiores a 7. b) Observar la relación de costo por unidad de nutriente y su solubilidad al escoger las sales fertilizantes. Con el hierro y los otros cationes micronutrientes las alteraciones de las formas libres y complejadas son dependientes del pH así como del quelato de hierro utilizado.5 – 6.

La tolerancia al potencial osmótico del medio de crecimiento varía entre especies e incluso entre cultivares dentro de una misma especie.5 a 4. . cm-1. se puede estimar el volumen mínimo de esa solución nutritiva en 10 litros para que no ocurra la deficiencia de ese nutriente durante su crecimiento. Las hortalizas de hojas toleran CE de 1. cm-1 y realizadas con equipamientos portátiles de fácil manejo.3 La necesidad de reponer nutrientes cuando se cultiva una especie de planta viene determinada por la relación entre lo disponible en la solución nutritiva y lo requerido por la planta. pero la mayoría de las plantas toleran valores situados entre –0. Suponiéndose que una solución nutritiva con inicialmente 200mg.L-1 de nitrógeno y que la planta test sea la lechuga. Sin embargo en la práctica las estimaciones del potencial osmótico son realizadas por las medidas de conductividad eléctrica (CE) expresadas en mS. En cultivos comerciales el volumen de solución nutritiva por planta se sitúa entorno a 1.5 mS. cm-1 mientras que hortalizas de frutos toleran CE de 2.0 a 2.0 atm. cuya necesidad de N está entre 700 y 1000 mg de N.0 L y en esta situación el mayor desafío de los productores hidropónicos es conseguir que la reposición de nutrientes durante el desarrollo de las plantas no afecte la relación entre sus concentraciones en la solución nutritiva. Las soluciones nutritivas deben ser formuladas y manejadas para proporcionar de forma equilibrada los nutrientes requeridos por las plantas sin ocasionar ningún daño salino a las raíces debido al aumento del potencial osmótico.0 mS.5 y –1.