³INCIDENCIA DEL LENGUAJE Y METALENGUAJE EN LAS NORMAS JURÍDICAS TRIBUTARIAS´

Marisa Araya Zárate Alexis Castro Saravia Estudiantes de Derecho UAC. I.- Tema: ³Lenguaje y Metalenguaje´ A) Planteamiento del problema: ³Inciden, El lenguaje y el metalenguaje, en la formulación de las proposiciones contenidas en las normas jurídicas del derecho tributario´ si la interrogante anterior es afirmativa, se determinará el contenido de dicha incidencia, es decir, si tiene un carácter directo o indirecto en su vinculación con la norma jurídica tributaria, posteriormente y a la luz del análisis determinar el grado de incidencia en su estructura interna estableciendo la complejidad de de dicha norma. II.- Introducción: El Autor Paulo De Barros Carvalho, plantea ³(«) donde exista derecho habrá siempre normas jurídicas y donde existan normas jurídicas habrá, ciertamente, un lenguaje que le sirva de vehículo de expresión´ 1. De la mano de esta reflexión podemos asegurar que el lenguaje al que se hace referencia no es el lenguaje lego, si así fuera no habría nada más que decir y menos aún que analizar, puesto que -sería el lenguaje jurídico- inteligible para todos sus destinatarios y como no es este el caso, nos abocaremos a desentrañar la compleja relación entre el lenguaje y el metalenguaje desde una perspectiva jurídica, utilizando para ello un ejemplo de fácil entendimiento con el que podamos finalmente establecer un paradigma que nos permita llegar a otro tipo de análisis, pero esta vez referido en especifico a la norma jurídica del Derecho Tributario. III.- Desarrollo: El lenguaje en su concepto más genérico, es un conjunto de signos articulados con que el hombre expresa lo que siente y piensa. Más sucintamente, el lenguaje es un verdadero código de comunicación que permite establecer relaciones entre las señales y los significados y expresar esa relación de acuerdo a las necesidades de cada uno de los integrantes de una determinada convención, a esto último, estudiosos tales como, el matemático y filósofo, Alfred Tarski, lo ha llamado ³Lenguaje Objeto´. Por otro lado, el lenguaje en el que hablamos sobre

1

De Barros Carvalho, Paulo; Derecho Tributario, Fundamentos jurídicos de la incidencia , Buenos Aires, Editorial Ábaco de Rodolfo de Palma, 2º edición, 2004, pag.50.

también distinguiremos estos mismos niveles de lenguaje. altera el mundo social pero desde una perspectiva del derecho puesto que él advierte sobre conductas intersubjetivas. si formulamos esta otra proposición: . Según Barros carvahalo esto seria posible. Cuando se trata de distinguir entre el ³lenguaje objeto´ y la descripciones que éste lenguaje hace de la realidad. Esta claro que sobre estos tres niveles del lenguaje teórico. Para Ricardo guivorg ³una buena teoría debe servir para mejorar e interpretar la realidad. donde aparece el lenguaje como lenguaje sobre nivel o metalenguaje separando profundamente lo social con lo jurídico. -lenguaje y metalenguaje.cuando una investigación se realiza en un determinado lenguaje. estamos refiriéndonos a un nivel superior de lenguaje. no entrarían en el campo de la acción sino de en el campo de la moral o de la religión. tanto el uno como el otro van a estar referidas a expresiones lingüísticas y por eso decimos que estamos frente a dos niveles de lenguaje. en suma el lenguaje reduce al mundo y en cambio el sobre lenguaje lo separa desde una perspectiva de la realidad y de la sociedad. por otro lado una buena practica es capaz de examinar resultados para promover la revisión de la teoría.³ µlas hormigas se arrastran por la tierra¶ es un oración bien construida del idiomas español´. practico. Cuando hablamos del lenguaje-objeto remitiéndonos a realidades . para guardad eficazmente la practica hasta los objetivos fijados. establece que es la prescriptiva de conductas. En lo referido al sistema normativo jurídico. A continuación expliquemos esto con un ejemplo muy sencillo: Si enunciamos: ³Las hormigas se arrastran por la tierra´ esta proposición la estamos expresando en ³lenguaje objeto´. (tiene referente en la realidad) pero. Ahora bien. La relación que postula Barros respecto al lenguaje es la siguiente: el lenguaje teórico tiene como soporte a la experiencia y desemboca en un lenguaje práctico. llamamos a este lenguaje µobjeto de la investigación¶ y al lenguaje en el cual los resultados de esta investigación se formulan lo vamos a llamar µmetalenguaje¶. A este respecto lo que nos interesa a nosotros es establecer de que manera el lenguaje y el metalenguaje actúa en las interrelaciones lingüísticas entre los sujetos. por que su objetivo sería alterar los comportamientos en vista a valores que determina la sociedad.el primero (lenguaje objeto) se llama ³metalenguaje" y posee un mayor poder expresivo puesto que es el lenguaje hablando del lenguaje. estamos utilizando metalenguaje. de tal modo que ambos por los del conocimiento se auxilian para el avance del conjunto´2. experiencial. Cuando hablamos de metalenguaje estamos expresando algo que va más allá del lenguaje. Como puede verse el uso de las comillas hace que los signos entrecomillados no sean considerados según su referencia directa a objetos sino como parte de un lenguaje objeto. las intrasubjetivas. las otras. incide el lenguaje prescriptivo del derecho positivo y es a partir de allí. Referida a la función pragmática que conviene al lenguaje del derecho. mediante una capa intermedia de lenguaje que permita o que sirva de unión entre teoría y practica aunque ambos lenguaje tanto el de la teoría como el de la practica van concadenados y son uno respecto del otro imprescindibles al conocimiento solo se realizara plenamente mediante una tercera dimensión del lenguaje y esta es la de la experiencia. El lenguaje de las normas para Barros Carvalho.

explicar o hablar del lenguaje jurídico mismo. Leído el articulo 2° por cualquier sujeto no inserto en la convención jurídica. de las implicancias. Por una parte. . que la imposición de una norma que tiene carácter de obligatoriedad no pueda ser formulada de manera tal que no sólo los juristas la entiendan. Artículo 4°. lo hacemos desde una perspectiva del lenguaje técnico que expresa un cierto carácter de especialidad resultante de expresiones lingüísticas que sólo son manejadas o entendidas por individuos que hablan en ese tipo de lenguaje. b) Un metalenguaje descriptivo 3: por otra parte. las propias normas destinadas a mandar. se requiera de un metalenguaje para interpretar. estaremos en presencia de un metalenguaje.³Las normas de este Código sólo rigen para la aplicación o interpretación del mismo y de las demás disposiciones legales relativas a las materias de tributación fiscal interna a que se refiere el artículo 1º.semántico-jurídicas.no se justifica entonces. por el cual se rige LA LEY TRIBUTARIA CHILENA. interpretación o validez de otros actos. permitir o prohibir ciertas conductas. No se justifica que el lego tenga que recurrir a un docto para que interprete la norma prescriptiva que él. y de ellas no se podrán inferir. que efectivamente el lenguaje y el metalenguaje tiene una significativa implicancia para la proposición y formulación de las normas tributarias. sino que pudieran entenderla precisamente sus destinatarios. todo enunciado jurídico expresado en un lenguaje objeto aparece también manifestado como un metalenguaje que describe normas. Este artículo señala que el lenguaje del Código Tributario es un lenguaje exclusivo y excluyente de cualquier otro lenguaje y tiene para su interpretación los propios sistemas de signos considerados como códigos privativos de las normas que se comentan. por ejemplo: el articulo 2° del Código Tributario establece en su tenor literal: Artículo 2°. Por otro lado. a) Un metalenguaje prescriptivo2: que habla acerca de las normas. requerirá necesariamente que este ³lenguaje objeto´ sea interpretado por un especialista en la materia y ante ese acto de interpretación. se aplicarán las normas de derecho común contenidas en leyes generales o especiales´. este lenguaje a más de una vez deberá ser susceptible de interpretación y para ello deberemos recurrir a dos clases de metalenguaje referidos expresamente a las normas. Respecto a este tema podemos usemos como ejemplo el articulo 4° del Código Tributario que es una clara descripción de las características. contratos o leyes´. si bien es cierto. consecuencias para la aplicación. en un sentido determinativo.³En lo no previsto por este Código y demás leyes tributarias. el lenguaje legal o jurídico no puede dejar de ser técnico y a veces.. constituyen en sí misma un determinado tipo de ³lenguaje objeto´ cuyo referente ciertamente está en la realidad.. consideraciones y contexto. esto es: normas que preceptúan o establecen métodos para crear o modificar e interpretar otras normas y la proposición estará expresada en una suerte de lenguaje perentorio. debe tener por conocida y que bajo esta perspectiva. por lo tanto concluimos en este primer apartado. incomprensible para el ciudadano común -ya que los juristas piensan y escriben para juristas. salvo disposición expresa en contrario.

quien es el destinatario de dichas normas tributarias. Puede afirmarse. Es imposible concebir la formulación de proposiciones normativas sin que en ella se incida tanto el lenguaje como el metalenguaje. podemos afirmar. IV. que encuentra sentido en su propia lectura.Conclusión: Desde la perspectiva del lenguaje y del metalenguaje como métodos de análisis tanto para la formulación de la proposiciones de una norma jurídica tributaria y para la interpretación de éstas. circunscribirlo además. El Articulo 4° es un ³lenguaje objeto´ en la medida en la que se esté refiriendo a una realidad interna. entonces que el grado de incidencia de estas dimensiones lingüísticas no solo son imprescindibles sino que están dentro de la esencia no solo de las normas tributarias sino de todo el sistema jurídico normativo formulado en cualquier sistema de signos o código. es decir. que existe una positiva incidencia tanto del lenguaje como del metalenguaje en la proposición y formulación de una Norma Jurídica Tributaria.. de tal modo. es el lenguaje tributario hablando de sí mismo e interpretándolo a fin de darle una caracterización que permita reconocer su ámbito de aplicación. al tenor del problema planteado. en otros actos contratos y leyes no de índole tributarias. ello se desprende de su estructura lingüística interna en relación con el ³lenguaje objeto´ y la explicación e interpretación que utiliza como instrumento metodológico al "metalenguaje´ para satisfacer la necesidad del sujeto de derecho. este esfuerzo interpretativo nos va a permitir reconocer signos que pueden ser considerados válidos en un referente externo. Sólo se percibirá su trascendencia en virtud de la interpretación por vía del metalenguaje.Este artículo describe su propio lenguaje. a todo otro lenguaje cuyo referente sea la Ley de tributación fiscal. .