Estimados Sres.: Leo con absoluto asombro este apasionante debate.

Asombro, ante todo, por el hecho de que AL FIN se nos ha dado la oportunidad de expresar públicamente lo que pensamos de ese proyecto llamado JOSVa. Felicidades en primer lugar a "El día de Valladolid" por proporcionarnos, y no censurar, este debate cultural tan necesario. El hecho de que haya 77 comentarios (y subiendo)muestra a las claras las enormes ganas acumuladas que teníamos muchos músicos de Valladolid de manifestar nuestra más firme protesta ante determinados hechos que son sencillamente intolerables. Me explicaré, y vaya por delante que no conozco al Sr. Monsalve, ni me mueve nada personal contra él. Mi protesta se dirige a las instituciones vallisoletanas fundamentalmente. Han sido ya demasiados los años en los que muchos músicos de esta ciudad, con formación y con ilusión (al menos tantas como las que no dudo que tenga Ernesto Monsalve), hemos visto caer uno tras otro los proyectos que proponíamos a Ayuntamiento o Diputación. Años, en los que no nos quedaba más que "mendigar" alguna miserable limosna en forma de carteles o programas de mano para algún concierto, en gradas para los coros, en sillas para las orquestas, en autobuses para desplazamientos... y eso con suerte y dando infinidad de "gracias". Durante mucho tiempo yo pensé que eso era así y ya está, y que era así para todos. Siempre se nos argumentaba falta de presupuesto o la tan manida "crisis" para echar por tierra todas nuestras ilusiones. Pero entonces comprobé que había en Valladolid una entidad para la que sí había todos esos presupuestos (y más, muchos más) que a los demás se nos negaban. Y entonces me pregunté: ¿Quiénes son esos que consiguen que se les abra la Catedral, el Auditorio, que viajan a Bélgica, todo en tan poco tiempo? Todo eso cuesta muchísimo dinero, ¿de dónde sale? Y ahí descubrí a la Joven Orquesta Sinfónica de Valladolid, y pensé que era un proyecto público de la Ciudad (a imagen de lo que sucede en muchas ciudades españolas, por poner dos ejemplos, León y Granada), con una selección de sus miembros, con un director profesional elegido por oposición pública, etc. Y me alegré, me pareció estupendo que por fin nuestra ciudad apostara por gente de aquí (y no siempre por los de fuera, como desgraciadamente sucede). Pero entonces, descubrí la terrible verdad: ni proyecto público, ni selección de sus miembros, ni profesionalidad de su director (mucho menos lo de la oposición pública, claro), y aún así pensé que entonces sería una asociación privada de una incuestionable calidad musical, y por eso desde las entidades públicas se les ofrecía todo lo que a los demás se nos había negado sistemáticamente. Y entonces escuché a la JOSVa... y me dije que aquello no era posible. Mi indignación fue tal, que me cuesta explicarlo. Todos los miles y miles de euros que han costado sus conciertos servirían para subvencionar a la totalidad de las asociaciones musicales vallisoletanas durante años. Y todo ese dineral, para una única asociación de aficionados (sin ánimo peyorativo, entendiendo aficionado como "no profesional"), sin ningún mérito, ni ninguna calidad superior a muchas asociaciones ya existentes, más bien al contrario. No seré yo quien critique la actividad del Sr. Monsalve o de su orquesta. Me parece admirable que una serie de personas dediquen su tiempo y esfuerzo a la cultura, y que quieran mejorar. Ese es el espíritu que recorre todas las asociaciones muisicales, y a eso me dedico yo también. Pero lo que es de todo punto intolerable es que sólo a una de ellas se le abran todas las puertas y todos los presupuestos, mientras los demás seguimos

cuya plaza debería cubrirse mediante oposición pública. Es verdaderamente lamentable y triste vivir con ese temor. y podamos poner fin a este sinfín de abusos que venimos sufriendo. sino por un verdadero pánico a perder incluso esas migajas que recibimos. el hecho de que la mayoría de los músicos que nos estamos expresando en este foro lo hagamos de forma anónima no es por cobardía. Ánimo.alimentándonos de las migajas. firmado por todos. Un afectuoso saludo. tal vez podamos salir del anonimato sin temor a represalias. . pero esa es la realidad ahora mismo. y más aún en la de su director. Sólo así. Si en algún momento se planteara la creación y financiación de una Joven Orquesta Sinfónica de Valladolid. 2. debe hacerse con todos los criterios de calidad y transparencia en la selección de sus miembros. 3. atendiendo al menos a un criterio de calidad. Por cierto. Que sus ayudas se repartan de manera justa entre todas las asociaciones. Y precisamente en este punto quiero lanzar mi propuesta: quisiera que este debate no se quedara aquí. y animo a sus impulsores a tomar una iniciativa aún más ambiciosa. con el fin de fomentar la cultura en nuestra ciudad y representarnos fuera de ella. pero absolutamente vital para evitar que esto siga sucediendo: creo que los músicos de Valladolid deberíamos intentar hacer llegar un escrito al Ayuntamiento. o similares. para exigir tres cosas fundamentales: 1. llevando a engaño a mucha gente sobre su naturaleza y sus fines. pero que nos son tan necesarias para desarrollar nuestro trabajo. si nos unimos todos. Que ninguna asociación privada se apropie del nombre de nuestra ciudad. o Joven Orquesta "Ciudad de Valladolid".

Related Interests