Aforismos sobre el hombre El hombre, es transito y no meta, como lor propuso Federico nietshe, de manera que, el hombre que

vemos en la actualidad, es tan salolo la sombra del super hombre a su vez iluminado por la luza de la razón y la sin razón, proyectando para nosotros lo que conocemos como hombre real. Una vaga figurila que camina de un llado para otro, corriendo y afanándose toda su vida para ser alguien en la vida, trabajando sin cesar para nunca parar de ser un ser que es útil a la sociedad, hacia esto camina lo que es un hombre supuestamente hinesto, pero esto no es mas que una vaga y terrible mentira, el que realmente es un caballero honesto, es quien a pesar de vivir una existencia totalmente miserable, lo asume y lo utiliza como manera de vivir, aceptando de todo coraxon su miseria pero reconociendo que puede ser una persona, un yo, algo que existe y que participa de la conciencia, ellos entienden que la vida no vale nada y por lo tanto la viven, pero quien valora tanto la existencia, parten de una premisa equivocada puesto que la vida solo no puede tener un valor, la vida es vida cuando hay un ser que la vive, cuando hay una marionesta del destino que camina y dirige su carne hacia el vacio de la muerte, ese hombre que cree en el valor de la vida considera que vale la pena el simple hecho de vivir, y esta es precisamente la mentira que quiero desenmascarar, la vida no vale nada si no hay un ser humano que ha experimentado el dolor y el llanto lo que lo capacita para el goze y el disfrute, es el ser humano el que llena de contenido la vida, es el hombre que vive quien decide el valor que tiene la vida por lo cual el suicidio no es una alternativa para todos pues la medida de valor que le ponene a cada vida depende del azar de la genética y del ainfluencia del constexto en que esta masa de reacciones quiemicas que es el hombre se desarrolla y evolucioa, puesto hay quienes creen que la intelectualida humana actual no es mas que un estadio supremamnete inferior de una rasa futura.

Somos un vestigios de dios, somos partículas de nada que se traslucen por la influencia del vacio, somo una mentra que hemos imaginado colectivamente somos el sueño de una multidtud de voluntades, somos el recuerdo que nadie sabe donde se encuentra, somos tan solo un accidente del universo, somos un impreciso de sarollo de la evolución, somos la paradoja de la evolución puesto que aunque no involucionamos, es decir, no decendimos en la escala evolutiva, nuestra raza de humanos egoístas ha tomado un camino que no puede medirse que la medida que lleva la línea de escala evolutiva puest que el camino de la raza humana avanza hacia su desaparición, lo cual es avanzar hacia atrás, es decir, la pardoja del dicho.