La deserción en algunos países Iberoamericanos: MEXICO En México, de acuerdo con “Educación Superior en Iberoamérica: Informe 2007”, que cita

fuentes oficiales, de cada 100 personas que iniciaban las licenciaturas, 40 no culminaban. De acuerdo con la misma publicación, el periodo de mayor abandono de los estudios se producía en los primeros semestres. La Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE) aseguró que México ha incrementado la matrícula en educación superior y media superior, pero no ha logrado que los estudiantes concluyan sus estudios. De acuerdo con el informe “Panorama de la Educación 2008”, cuatro de cada 10 estudiantes que ingresan a la universidad no terminan sus estudios, lo que ubica a México por debajo del promedio de la organización, donde sólo 3 de cada 10 desertan. En tanto, el porcentaje de estudiantes mexicanos que concluyen sus estudios de bachillerato es de los más bajos. Sólo 6 de cada 10 estudiantes logran obtener un certificado; en tanto que la tasa de egreso en Alemania y Grecia es del 100 por ciento. Ante las altas tasas de deserción entre los alumnos de bachillerato, la OCDE determinó que 38 por ciento de los jóvenes entre 15 y 24 años no estudian ni trabajan. “En la mayoría de los países, los jóvenes están en la escuela o realizan ambas actividades, pero el sistema educativo tiene un papel importante; por eso el hecho de que en México sea tan grande, revela un desafío que tienen las autoridades educativas para ese país”. La OCDE reconoce que en 10 años México ha experimentado un crecimiento, pero aún se mantiene con niveles bajos en educación. ARGENTINA En Argentina, “un estudio efectuado en 1998, consideró a los ingresantes a las universidades hasta 1983 y determinó que, en un lapso de más de 15 años, la tasa de graduación era del 57 por ciento y la de deserción del 43 por ciento; también se observaba que entre las primeras cohortes consideradas (1964) y las últimas se producía un crecimiento de la deserción. Es lícito suponer que ese crecimiento de la deserción se haya profundizado en los años con la expansión del ingreso a las universidades nacionales a partir de 1983. Investigaciones en ese país, señalan el ejemplo de una institución de educación superior de enorme prestigio en este hemisferio en la que el fenómeno hace de las suyas. “El caso de la universidad de Buenos Aires es emblemático. Para entrar en esa universidad no hay que hacer examen de ingreso, solo se debe presentar el certificado de graduado de educación básico. Pero, ¿qué pasa? ¿Cuál es la retención? Entran 1.000 en el primer año, en el segundo hay 200 y en el tercero hay 50”. Un experto argentino en educación, atribuye esta situación a la baja calidad de la educación básica y secundaria que reciben los habitantes que se encuentran en condiciones de pobreza en Argentina y, en general, de América Latina y el Caribe. Añade, que los pocos habitantes que logran acceder a la educación superior se ven obligados a trabajar porque ninguna institución estatal, ni privada, les otorga créditos, ni becas, para costear los estudios. “Nuestros alumnos tienen la presión de seguir trabajando unido a una mala preparación. Cuando se cruzan estas dos variables, la deserción perjudica a los hijos de los pobres. Según los anuarios de la Cepal se ve que la pobreza en América Latina no ha mejorado. El 50 por ciento de latinoamericanos esta en esta condición. Mientras no mejoren

La deserción en el Perú. “Tomar una decisión vocacional es muy complejo y se le pide a los jóvenes a muy temprana edad que definan lo que van a hacer profesionalmente el resto de la vida. En el Perú. pero lo realmente difícil. en gran medida.los indicadores de pobreza. señala Virginia Seyler. donde muchas veces sus carreras no eran lo que esperaban o no se tenían las aptitudes necesarias. siendo en todas las carreras mayor la deserción de los varones”.edu. y un 22% no sabe por qué eligió esa especialidad. “Muchos estudiantes no tienen claro si realmente tienen vocación por lo que estudian. esta tasa era inferior al 20 por ciento y alcanza el 12 por ciento. Es decir. no van a mejorar los indicadores de deserción y retención. Dice el dicho “empezar algo es fácil. es mantenerse”. alrededor de un 50% no está totalmente conforme con la decisión tomada. ya que les dicen elige lo que quieras. Una encuesta hecha por la Universidad de Chile a jóvenes pronto a entrar al primer año de estudios. además. Por su parte. Estos cálculos fueron hechos con base en el seguimiento a las cohortes en cada uno de los países. Chile. Pobreza y deserción están directamente ligados menciona el experto”. la deserción en las instituciones inscritas en el Sistema Universitario Boliviano.pe) ha sido el pionero en la investigación. cada vez más los motivos de deserción se deben a la falta de una adecuada orientación vocacional.logros. cuantificación y valorización de la deserción universitaria. arrojó como resultado que el 30% de ellos entraría a una carrera por vocación. en el 2005. psicóloga del Departamento Psicopedagógico del Preuniversitario Pedro de Valdivia. según Logros. que agrupa a los principales países desarrollados. mientras en Italia es cercana al 60 por ciento. y llega alrededor del 17 por ciento. 38 por ciento para Ingeniería y del 32 por ciento para Medicina. el desencanto que muchos jóvenes chilenos sufren al ingresar a la universidad. Hay una dinámica un poco perversa. En este estudio. Estas cifras pueden explicar. En la región también se han realizado acercamientos a la deserción por tipo de programas educativos. BOLIVIA Y URUGUAY En Bolivia. SUB. sin embargo. Logros. que no se presentan diferencias sustantivas entre hombres y mujeres. Estos chicos ingresan a la universidad esperanzados en que realmente disfrutarán lo que . realizado por Rafael Plasencia. rondaba entre el 50 y 60 por ciento. pero recién están saliendo del cascarón”. CHILE Un estudio del Consejo Superior de Educación ha revelado que la deserción de los estudiantes universitarios alcanza en Chile alrededor del 30 por ciento en los dos primeros años de estudios superiores. en Uruguay. PERU La deserción en Perú es inferior al 20 por ciento. Según cifras de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OECD). Los datos señalan. En España es algo superior al 20 por ciento. sin ser lo que realmente les gusta. 28% porque es la opción que más se acerca a sus intereses. se deben básicamente a dos factores: vocacional y económico. El portal del postulante (www. Los resultados mostraron que “la deserción es del orden del 40 por ciento para Derecho. en Estados Unidos la deserción a lo largo del ciclo del "college" está en torno al 35 por ciento. se señala que cada año en el Perú se pierden más de 100 millones de dólares por el abandono de las aulas y además indica que en la próxima década se podrían perder más de 2 mil 100 millones de dólares si no se toman las medidas adecuadas.

Los porcentajes más elevados de deserción se dan en Ciencias Puras y en Ciencias Humanas. lo que hace que la brecha de la deserción se haga cada año mucho más grande.han elegido. El número de ingresantes aumenta considerablemente cada año y el número de egresados también. lo que representa una reducción en la oferta de cupos en el primer año. la tasa deserción promedio en una persona con altos ingresos es del 40 por ciento. con una deserción tan alta. Entonces. y la diferencia de 30% a universidades estatales. División de Programación Económica. que contrató para tal fin al Centro de Estudios de Desarrollo Económico (CEDE) de la Universidad de los Andes. por ejemplo. Porque imagínese. COLOMBIA Los esfuerzos por visibilizar la deserción universitaria han sido esporádicos y específicos a lo largo de la historia de la educación colombiana. que la deserción en la educación superior en Colombia fluctúa entre el 45 y 50 por ciento. En 1969. La realizó el Ministerio de Educación Nacional. entre 1961 y 1965. pero luego sufren una profunda decepción al encontrar que lo que estudian no es lo que esperaban. porque las personas que pueden ingresar al sistema son mucho menores. pero. una sociedad que tiene una capacidad instalada y unos gastos recurrentes permanentes. mientras que esta tasa para un estudiante de bajos ingresos es . Entre 40 y 50 mil jóvenes abandonan sus estudios universitarios cada año. Solo algunas instituciones y facultades han realizado investigaciones para medir lo que pasa dentro de sus espacios académicos. Entonces. La investigación fue realizada por la Oficina de Planeación. se ubicó en el rango del 50 y 70 por ciento. el factor que discrimina más la deserción es el de la potencialidad o preparación académica de los estudiantes que va a ingresar a la universidad. Para los colombianos. Desde 1962 sobrepaso el 60 por ciento. La deserción es más elevada en las Sedes regionales”. A finales de la década de los sesenta se publicó la primera aproximación al fenómeno y a sus causas. La tendencia en el sistema universitario privado va en ascenso. el 70% corresponde a estudiantes de universidades privadas. estas cifras “tienen unas implicaciones económicas y por supuesto sociales. el estudio mostró que esta “discrimina” menos que la razón académica. Respecto a la causa económica. en la Universidad Nacional de Colombia se realizó un estudio titulado: Deserción Estudiantil: Análisis Cuantitativo.” puntualizó Rafael Plasencia. a un ritmo mucho más lento. el costo de la educación superior resulta ser mayor al que se necesita. lo que representa no menos de cien millones de dólares desperdiciados por los padres de familia. Para dentro de diez años el monto acumulado por la deserción será no menor a 2 mil cien millones de dólares. El periodo con menor deserción fue el comprendido entre 1961 y 1965 con un 52. que estableció que la deserción. con la consecuente frustración que ello representa para ellos mismos y sus hijos. Entre los principales resultados que reveló la investigación se destaca que “más del 50 por ciento de los matriculados utiliza más tiempo que el previsto para finalizar sus carreras. De estos. producir un graduado es mucho más costoso porque todos los que se retiran dejan cupos vacíos”. los más bajos se dan en Ciencias de la Salud. Según los colombianos. En la presente década (2004) se llevó a cabo la primera gran medición del fenómeno de la deserción en el sistema de educación superior del país. La mayor tasa de deserción se da en los dos primeros años. Entre un año y el siguiente se retiran de la Universidad Nacional mil estudiantes.6 por ciento. entre otros resultados. El Spadies arroja.

en gran medida. las estadísticas muestran que el abandono estudiantil en las universidades afecta principalmente al hombre. debido a las falencias educativas de los estudiantes en los niveles básico y secundario. El primer paso dado por los colombianos para combatir la deserción es la divulgación de los resultados del estudio. los niveles tienden a nivelarse. aunque. según lo revela el estudio. tienen un alto grado de motivación. que le permite a las instituciones. no por recursos. se ha recurrido a una herramienta tecnológica de software. en el último tiempo. Indica que es necesario tener en cuenta que la mayor ampliación de cobertura de los últimos 8 años se ha focalizado en el sistema público. “Les ha permitido a las universidades detectar el problema y tomar medidas preventivas. Los colombianos se han mostrado sorprendidos por algunos de los hallazgos. Al comparar a un estudiante con altos ingresos y uno con bajos ingresos. que el primer motivo de abandono estudiantil era lo académico. Frente a estos resultados. De acuerdo con los resultados del estudio. como medicina. si no por falta de capacidad académica”. específicamente en Matemáticas y Lenguaje. como es el caso de la principal causa de deserción. realmente es un problema que tiene que atenderse”. la diferencia no supera los 5 puntos porcentuales. “Lo primero y tal vez lo más importantes es poner de presente que hay un problema serio en la educación superior de Colombia y es el tema de la deserción. ha expresado su pública preocupación. Esto los ha obligado a hacer un acto de contrición. En cuanto a la naturaleza de las instituciones de educación superior. a que los estudiantes que estudian carreras. Por género. Posición del Gobierno Colombiano. la . las mujeres tienen menos riesgo de abandonar.del 60 por ciento. El 37 por ciento del total de desertores de las instituciones lo hace en el primer semestre y más de la mitad de quienes abandonan se ha ido en los tres primeros semestres. el menor abandono estudiantil se registra en ciencias de la salud. Consideran que esta campaña de sensibilización de los diferentes sectores de la comunidad contribuirá a la visibilización del problema. conocer minuciosamente los niveles de deserción en su interior y hacer seguimiento particular a cada uno de los casos de mayor riesgo. contrariamente a lo que pensaba. destacó el fortalecimiento de los programas de Bienestar Universitario en el sistema de educación superior. En contraste. Cuando tenemos una deserción por cohorte cercana al 50 por ciento. “Lo que más les prendió las alarmas es que es un problema que viene de atrás. La segunda causa descubierta es la económica y la tercera está relacionada con problemas en el ámbito familiar. Con este software. Entre las medidas que ha emprendido el Ministerio para contrarrestar el abandono estudiantil. Han detectado. El éxito de esta campaña se ha traducido en la propuesta que hizo el Grupo Columbus de la Comunidad Económica Europea de recibir asesoría colombiana en la realización de un estudio de este tipo para América Latina y el Caribe. La mayoría de los muchachos colombianos se va. en Colombia la deserción es mayor en las instituciones de tipo privado que en las públicas. En el Programa Spadies. la deserción es superior en las áreas como Ingeniería y Arquitectura. Por áreas del conocimiento. debido. Dijo que esta herramienta está siendo obsequiada a las universidades. el ministerio de Educación Superior. Otra cifra mostró que el momento en el que se presenta mayor deserción es al comienzo de los programas.

la razón puede ser esta y mire a ver qué medidas se toman.Universidad puede saber qué estudiante está en riesgo de deserción y consecuentemente buscar prevenir este problema a través de tutorías. este muchacho está en riesgo de desertar. . de créditos y de cursos remediales. El software le dice a la Universidad. Y es ahí es donde entra a tallar la Dirección de Bienestar”.