Métodos Diagnósticos El síndrome de hipertensión intracraneal se sospecha inicialmente por el cuadro y la historia clínica.

Muchas veces la única manifestación es la cefalea, siendo importante reconocer las características de la misma para realizar las pruebas radiológicas oportunas para su correcto diagnóstico. La presencia de focalidad neurológica orienta hacia la localización topográfica de la lesión. Cuando se sospecha una lesión, el paso siguiente a realizar es un estudio de neuroimagen mediante TAC, RNM, PET y/o punción lumbar. La Tomografía Axial Computarizada (TAC) craneal realizada de forma urgente, basal y con contraste, permite el diagnóstico de la mayoría de las lesiones intracraneales de origen tumoral causantes de hipertensión intracraneal, así como de otras alteraciones intracraneales que contribuyan al cuadro clínico, como edema peritumoral, hidrocefalia o procesos hemorrágicos. Es un procedimiento de gran utilidad diagnostica y de rápida realización. Tomografía viene del griego tomos que significa corte o sección y de grafía que significa representación gráfica, la palabra axial significa relativo al eje. El TAC, aplicado al estudio del cuerpo humano, obtiene cortes transversales a lo largo del cuerpo. Este reconstruye los datos radiográficos tomados desde varias direcciones, para reproducir secciones transversales de cualquier parte del cuerpo que se desee. Utiliza radiación X, la información que proporcionan sus imágenes es fundamentalmente anatómica y poco revelan el estado funcional o fisiológico de los órganos internos. La Resonancia Magnética (RNM) con contraste paramagnético (gadolinio) es superior al TAC en el diagnóstico de lesiones en fosa posterior, en su resolución y en la capacidad de obtención de imágenes multiplanares. Permite la identificación anatómica de la lesión intracraneal y una valoración del flujo sanguíneo cerebral. La RNM consiste en obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo, procesando las ondas de radio que pasan por la zona del cuerpo sometida a un campo magnético. Las ondas de radio que emite el equipo pasan por la zona del organismo y son captadas en un receptor que las transforma e imágenes, mediante un procesador (ordenador). La RNM permite distinguir de un modo bastante fino, entre tejido sano y enfermo, en especial en el tejido blando, de pobre representación a la radiación X. La tomografía por emisión de positrones (PET) también se ha manifestado útil en el diagnóstico inicial y en la reaparición de tumores cerebrales, poniendo de manifiesto el metabolismo de las lesiones cerebrales. La Tomografía por emisión de Positrones es una técnica de diagnóstico no invasiva que permite realizar imágenes que muestran el metabolismo y el funcionamiento de tejidos y órganos. Los positrones salen del núcleo e interaccionan con electrones presentes en la corteza del átomo. Este fenómeno da lugar a dos radiaciones gamma que se emiten en un ángulo de 180º. La detección simultánea de estas radiaciones mediante detectores colocados en

es/salud/anales/textos/vol27/sup3/suple16a. Esta sustancia se llama Fluorodesoxiglucosa.net/fisipato13/14-hipertension-intracraneal . no es metabolizada por la vía glicolítica quedando atrapado en la célula. o FDG. es decir. estableciendo así el punto del organismo del que provienen las radiaciones permitiendo saber donde se acumula el contraste inyectado al paciente. que son los isótopos emisores de positrones. http://www.html http://www. Este contraste está formado por glucosa. Este trazador es captado y luego fosforilado por la hexoquinasa pero. a diferencia de la glucosa. uno frente a otro.slideshare.cfnavarra. permite localizar el origen de las mismas. unida a una sustancia que permite su localización desde el exterior.coincidencia. normalmente el Flúor-18.