CCAP  Volumen 7 Número 3  1

Estefanía Pinzón Serrano, MD
Obesidad en pediatría
O b e s i d a d e n p e d i a t r í a
Estefanía Pinzón Serrano, MD
Endocrinóloga Pediatra Universidad Nacional Autónoma
de México
Pediatra Universidad Militar Nueva Granada (UMNG)
Profesor Asistente Facultad de Medicina UMNG
Históricamente el peso ha tenido varias con-
notaciones, cambiando según los parámetros
culturales de belleza y posición social: desde
la referencia con deidades en la mitología y la
belleza curvilínea y su relación con la opulencia
en la Europa medieval y renacentista hasta los
patrones casi anoréxicos de la moda actual que
generan, tanto en padres como en niños y ado-
lescentes, la disyuntiva acerca de cuál debe ser el
peso ideal. De la misma forma, los trastornos de
alimentación están cobrando vital importancia
en la población pediátrica pues, tanto el exceso
calórico como la depleción, son factores causales
de alta morbimortalidad.
En el tercer mundo, clásicamente la dispo-
nibilidad de alimentos y situación económica,
han condicionado desnutrición como diagnós-
tico común; ahora estos países se encuentran
en vías de desarrollo, presentándose un nuevo
fenómeno: existe mejor capacidad económica y
disponibilidad de alimentos, a lo que se suma
un mayor número de padres trabajadores, lo
cual facilita en los menores o en sus cuidado-
res, autonomía para el consumo de alimentos,
entrando el sobrepeso y obesidad al escenario
nutricional.
El entendimiento de la fisiopatología de la
obesidad identificando el adipocito como órgano
endocrino
1,2
ha permitido identificarla como
enfermedad inflamatoria y su interacción con
otras enfermedades de este tipo como el asma
y el eczema, con las cuales comparte hoy día
su frecuencia estadística; datos alarmantes, si
tenemos en cuenta que la obesidad es una de las
principales causas de morbimortalidad.
Cuando estos trastornos se presentan en la
edad pediátrica, el impacto es mayor, pues es
una población vulnerable que además tiene la
responsabilidad de hábitos y costumbres sobre
generaciones futuras.
Conceptos clínicos
Se considera sobrepeso en pediatría a la determi-
nación de índice de masa corporal (IMC) mayor
a percentil 85 en las tablas del CDC (anexo),
y obesidad a valores superiores a percentil 95,
con mayor confabilidad en niños mayores
de cuatro años. Las determinaciones de IMC
en edades más tempranas pueden no ser tan
exactas en el diagnóstico de obesidad. En la
presentación de este trastorno, probablemente
sea más fdedigna la correlación del peso para
la talla
3,4
.
También podríamos expresarla de confor-
midad con el peso ideal como la situación en
la cual la relación entre el peso real y el peso
ideal, según la talla, es mayor del 120% para
edad y sexo.
Corresponde al clínico la vigilancia en la
ganancia ponderal del niño, prestando especial
2  Precop SCP
Obesidad en pediatría
atención a aquel que incremente más de tres
kilogramos en un año en etapa prepuberal, tra-
tando de hacer en cada consulta la equivalencia
a la ganancia ponderal anual; por ejemplo, si
en un control trimestral el niño ha ganado 2
kg, la equivalencia corresponderá a 8 kg en
un año, y este será un factor para prevenir en
los padres, iniciando el control de la obesidad
antes que esta se instaure.
Se requiere agudeza clínica para realizar
el correcto enfoque del paciente con respecto
al peso; aunque existen valores percentilares
claros, en el diagnóstico ponderal se deben
tener en cuenta muchos factores para saber
si nos enfrentamos a obesidad, siendo impor-
tante establecer peso y talla al nacer, y talla
medio parental: siempre se deberá comparar
si el percentil en el que se encuentra el peso
se corresponde al percentil en el que se ubica
la talla blanco familiar, pues podemos tener
un peso en percentil 50 con una talla familiar
en percentil 3, probablemente con índice de
masa corporal dentro de rangos “normales”
para la población de referencia por edad y sexo,
pero con complicaciones metabólicas por ser
este un peso excesivo para la programación
genética.
En la última década se ha demostrado
claramente la relación entre obesidad en la
infancia y desarrollo de síndrome metabólico
en el adulto joven determinando mortalidad
temprana
6,7
; así como su asociación con la
presentación temprana de diabetes mellitus
tipo 2. Por esto se está dando importancia a la
definición de síndrome metabólico en pediatría,
y son muchas las definiciones que al respecto
se han dado.
El adecuado diagnóstico y manejo del niño
obeso, implica compromiso en todos los niveles
de atención, pues existen tareas específicas
desde la promoción, prevención, tratamiento
y control, que redundarán en adultos con
peso y hábitos saludables reproducibles en sus
descendientes.
Etiología de la obesidad
Son muchos los factores relacionados con la
obesidad; aunque más del 90% de las causas
están relacionadas con la ingesta calórica,
cada vez se da más importancia a los factores
genéticos y programación intrauterina como
condicionantes de este fenómeno
7,8,9
. La ganancia
de peso materno y la presentación de diabetes
gestacional condicionan mayor ganancia de
peso al momento del nacimiento relacionada
con el fenómeno de hiperinsulinismo, alteración
en el metabolismo de la glucosa y de los ácidos
grasos
8
. Se ha demostrado en poblaciones con
condiciones dietarias y ambientales semejantes
pero orígenes étnicos diferentes
10
, una diferencia
de 1 en 10 vs. 1 en 100 para presentación de
obesidad mórbida, poniendo en evidencia la
determinación genética implícita en la expresión
de obesidad; de la misma forma, se ha demostra-
do en las madres con mayores índices de masa
corporal en el embarazo y/o antecedente de haber
presentado síndrome de ovario poliquístico,
pareciera existir mayor predisposición para hijos
obesos y/o con síndrome metabólico
7,8
.
Los factores psicológicos también han sido
objeto de estudio en el paciente con obesidad.
Mediante un estudio prospectivo se estableció
la mayor presentación de obesidad en niñas
que habían sido objeto de abuso sexual
12
.
También hay varios estudios que identifican
comportamientos compulsivos y ansiosos en
el patrón de alimentación de los niños obe-
sos. Es importante indagar en los aspectos
psicológicos que puedan ser sustrato de una
conducta alimentaria anómala y encauzar estas
observaciones para que el grupo multidiscipli-
nario llegue a la identificación y tratamiento
de los mismos.
Como se evidencia, la etiología de la obesi-
dad es multifactorial y nunca se dará solución o
tratamiento si hacemos el enfoque en una sola
ruta: siempre existen factores ambientales que
modifican condiciones genéticas para expresar o
reprimir la presentación de obesidad, y siempre
CCAP  Volumen 7 Número 3  3
Estefanía Pinzón Serrano, MD
Tabla 1. Causas relacionadas con obesidad en la infancia
Causas relacionadas con obesidad
en la infancia. Diagnósticos diferenciales.
• Alteraciones endocrinológicas
• Síndrome de Cushing
• Hipotiroidismo
• Deficiencia de hormona de crecimiento
• Hiperinsulinemia
• (Pseudo)hipoparatiroidismo (distrofia hereditaria de
Albright)
• Alteraciones en el sistema nervioso central/daño
cerebral
• Tumor hipotalámico
• Cirugía
• Trauma
• Posinflamación
• Posquimioterapia
• Síndromes genéticos
• Prader-Labhard-Willi
• Alstrom
• Bardet Biedl
• Carpenter
• Síndrome de Cohen
• Medicamentos
• Glucocorticoides
• Ácido valpróico
• Ciproheptadina
• Progestágenos
• Primaria (simple/‘exógena’)
• Incremento de las actividades sedentarias: hábito de
ver TV, videojuegos
• Disminución de actividad física
• Disponibilidad de comidas rápidas, preempacadas con
alto contenido calórico y de azúcares
• Soledad, aislamiento social
• Urbanización
• Factores psicológicos y familiares
• Multifactorial, susceptibilidad multigenética
• Mutaciones en péptidos orexígenos y anorexígenos
• Pequeño para edad gestacional
Adaptado de: Speiser P, Rudolf M, Anhalt H, et al. Consensus statement:
childhood obesity. (J Clin Endocrinol Metab 90: 1871-1887,2005)13
Aunque el diagnóstico de la obesidad en más
de un 95% corresponde a factores alimentarios
exógenos, es importante evaluar la posibilidad
de alteraciones genéticas, endocrinológicas o
medicamentosas que la condicionen. Por lo
tanto, se obliga la exclusión de diagnósticos
diferenciales mediante la realización de una
buena historia clínica. En la tabla 1 se relacionan
las principales causas endógenas relacionadas
con obesidad.
Fisiopatología
Existe una regulación hipotalámica del peso
corporal, y hoy día se encuentran descritos los
principales neurotransmisores implicados en
la regulación del apetito y el gasto energético
existiendo señales orexígenas y anorexígenas
descritas en la tabla 2.
Tabla 2. Factores críticos en la regulación
del apetito y el balance de energía
Centros del SNC que comandan el apetito:
núcleos ventromedial y paraventricular.
Área lateral hipotálamo
Supresores del
apetito
Estimulantes del apetito
Proteína relacionada
con Agouti
Regulador de la trascripción de
cocaína y anfetaminas (CART)
GABA
Hormona liberadora de
corticotrofina (CRH)
Galanin Dopamina
Glutamato
Receptores de melanocortina
(MC3R-MC4R)
MHC
Hormona estimulante de
melanocitos (MSH)
Neuropéptido Y POMC
Norepinefrina Neurotensina
Opioides (β-
endorfinas, dinorfina,
metencefalinas)
Serotonina (5HT)
Orexinas
Hipocretinas
Adaptado de: Speiser P, Rudolf M, Anhalt H, et al. Consensus statement:
childhood obesity. (J Clin Endocrinol Metab 90: 1871-1887,2005)13
En la señalización y balance energético hay
sustancias generadas en el adipocito conocidas
como adipocitocinas y péptidos intestinales.
el adecuado soporte psicológico del paciente y
su familia permitirá el mantenimiento en peso
saludable a través de la modificación de hábitos
y solución de alteraciones comportamentales si
las hubiere.
4  Precop SCP
Brevemente enumeraremos las características
de cada uno
14,15,16
.
Adipocitocinas
Leptina: desde que se describió el gen Ob
y posteriormente la leptina, se ha entendido
gran parte de la fsiopatología de la obesidad
9
;
es una adipocitocina de 167 aminoácidos con
mayor expresión en el tejido adiposo, pero
también se ha documentado su expresión en
los ovarios, músculo esquelético, estómago
hipófsis e hígado. Juega un papel importante
en la acumulación de grasa en el organismo,
actúa como un aferente en la señalización de
la saciedad. Es codifcada en el gen 7q31.3. Su
defciencia congénita es exótica y se ha descrito
como causa de obesidad temprana asociada
a hiperfagia y resistencia a la insulina. Sus
niveles séricos están directamente relacionados
con el porcentaje de grasa corporal. En pocas
palabras se puede describir como un regulador
del peso corporal, por informar el estado de
reserva energética al hipotálamo, generando
disminución en la ingesta.
Adiponectina: es la más prometedora de las adi-
pocitocinas en cuanto a terapéutica de obesidad.
Consta de 247 aminoácidos. Circula en el plasma
en concentraciones entre 5 a 30 µg/ml. Los niveles
circulantes de adiponectina dependen del sexo,
son más bajos en hombres que en mujeres. Se
ha demostrado que los andrógenos disminuyen
la secreción de adiponectina in vitro. En cuanto
a masa corporal, se ha demostrado una relación
inversa entre IMC y adiponectina
2
.
Es ampliamente secretada y expresada en el
adipocito. El tejido adiposo intraabdominal es el
mayor productor de adiponectina y ácidos grasos
libres. La adiponectina aumenta el efecto de la
insulina sobre la inhibición de la producción
hepática de glucosa. Estas condiciones hacen que
su función mejore la sensibilidad de la insulina y
disminuya el riesgo aterogénico y cardiovascular
y que se reporten niveles plasmáticos bajos en
sujetos hipertensos y diabéticos. Las funciones
de la adiponectina hacen que la expectativa
terapéutica en obesidad se encuentre centrada
en buscar agonistas de su función.
FNT-α: también llamado caquectina, se produce
en los macrófagos y en el tejido adiposo donde
genera una acción in situ relacionada con resis-
tencia a la insulina por la activación de cinasas-
serina que compiten con el receptor de insulina
por la fosforilación de sus sustratos
13,15.
Resistina: se ha propuesto como el péptido
implicado en la secuencia patogénica adipocito-
obesidad-resistencia a la insulina
13
.
Visfatina: fue aislada por Fukuhara en el 2004,
en tejido adiposo de humanos y roedores, tiene
un peso molecular de 52 Kda y contiene 491
aminoácidos; cuando es administrada a roedores
tiene la capacidad de disminuir los niveles de
glucosa en forma semejante a la insulina. Apa-
rentemente tiene la capacidad de interactuar
directamente con el receptor de la insulina
pero no con el receptor de IGF-1. Sus acciones
terapéuticas se encuentran en investigación
13
.
Péptidos gastrointestinales
Ghrelina: producido en más del 70% en las
células oxínticas del estómago, es un potente
orexígeno. Tiene un comportamiento circadia-
no y alcanza máximos niveles en horas de la
mañana, pero ese pico máximo de secreción se
produce justo antes de las comidas, como si se
tratara de un iniciador de la ingesta
13
.
Péptido YY: su mayor producción está rela-
cionada con la ingesta de comidas grasas.
Su administración parenteral ha demostrado
propiedades anorexígenas tanto en individuos
obesos como delgados
13
.
Evaluación del paciente obeso
Siempre es vital realizar una extensa historia
clínica en la que se resaltan los siguientes
aspectos:
Obesidad en pediatría
CCAP  Volumen 7 Número 3  S
Estefanía Pinzón Serrano, MD

Curso de la gestación: complicaciones maternas
y fetales. Ganancia total de peso de la madre y/o
presentación de diabetes gestacional. Peso y talla
al nacer. Se prestará especial atención a los niños
pequeños para edad gestacional o macrosómicos
por los fenómenos de programación intrauterina.

Historia familiar de obesidad, y/o síndrome me-
tabólico, síndrome de ovario poliquístico.

Hábitos saludables: ejercicio, patrón de sueño,
grado de actividad metabólica.

Hábitos de riesgo: sedentarismo, tiempo dedicado
a televisión y videojuegos. Alimentación escolar.

Examen físico completo:
- Peso-talla-IMC, circunferencia de la cintura, rela-
ción cintura-talla.
- Frecuencia cardíaca-tensión arterial.
- Presencia de acantosis nigricans.
- Tiromegalia.
- Características fenotípicas o antropométricas espe-
ciales.
- Estado de desarrollo puberal, etc.

Revisión por sistemas
- Historia de estreñimiento, piel seca, caída del ca-
bello o algún dato de disfunción endocrina.
- Irregularidades menstruales, acné, hiperandroge-
nismo.
- Tiempo en el que se ha dado la ganancia ponderal.
Una vez realizada la historia clínica y con
las herramientas antropométricas se evaluará la
posibilidad de diagnósticos diferenciales y si no los
hubiere, la de compromiso metabólico secundario
a la obesidad: se solicitarán los estudios confirma-
torios y se iniciará el manejo interdisciplinario,
enfatizando al paciente y su familia la necesidad
del compromiso y modificación de hábitos para
todo el grupo con el fin de garantizar el éxito y
prevención de complicaciones o reversión de las
mismas si ya las hubiere.
Implicaciones metabólicas
de la obesidad
Lejos de ser solo un problema estético o psicoló-
gico para el adolescente, la obesidad ha demos-
trado serias implicaciones metabólicas patentes
en la infancia y con severas complicaciones
Tabla 3. Implicaciones sistémicas
de la obesidad en pediatría
Implicaciones sistémicas de la obesidad.
• Alteraciones endocrinológicas
• Síndrome metabólico
• Dislipidemia
• Hipertensión arterial
• Resistencia a la insulina
• Diabetes mellitus tipo 2
• Síndrome de ovario poliquístico
• Hiperandrogenismo
• Pubertad temprana
• Sistema cardiovascular
• Hipertensión arterial
• Hipertensión pulmonar (relacionada con apnea
obstructiva)
• Lesión endotelial – incremento formación de placa
ateromatosa
• Sistema respiratorio
• Asma
• Apnea obstructiva del sueño
• Hipertensión pulmonar
• Sistema gastrointestinal
• Hígado graso no alcohólico.
• Mayor riesgo de colelitiasis
• Sistema osteomuscular
• Deslizamientos epifisiarios
• Genu valgo, tibia vara
• Espondilolistesis
• Escoliosis
• Osteoartritis
• Piel y anexos
• Acantosis nigricans
• Estrías
• Mayor predisposición intertrigo candidiásico
• Queratosis pilaris
• Sistema nervioso central
• Pseudotumor cerebri
• Hipertensión endocraneana idiopática
• Implicaciones psicológicas
• Baja autoestima
• Riesgo de trastornos de alimentación
• Aislamiento social
Adaptado de: Speiser P, Rudolf M, Anhalt H, et al. Consensus statement:
childhood obesity. (J Clin Endocrinol Metab 90: 1871-1887,2005)13
en la adultez. Se ha descrito el síndrome
metabólico en pediatría, de tal manera que su
diagnóstico y tratamiento se convierte en el
pilar en la prevención de mortalidad a mediano
plazo
17,18,19
.
6  Precop SCP
de riesgo metabólico y cardiovascular según
la edad en la que se presenta (tabla 5).
Es importante que desde la consulta de
pediatría se traten de establecer las condiciones
clínicas y paraclínicas que midan el riesgo y
una vez establecido el diagnóstico se refiera a
la consulta de endocrinología pediátrica.
Se han tratado de identificar los factores pre-
dictores del síndrome metabólico y se observa, en
la actualidad, especial interés por la correlación de
la circunferencia de la cintura en relación con la
talla. Se demuestra que valores superiores a 0,48
en niñas y 0,50 en niños están correlacionados con
sobrepeso y pueden ser predictores de dislipidemia,
hipertensión y diabetes, por lo cual es otro punto
antropométrico para tener en cuenta como parte
de la evaluación del niño obeso
24,25,26
.
En la tabla 3 se resumen las principales
complicaciones descritas con relación a la obe-
sidad. A partir de ello, podemos inferir el papel
preponderante del pediatra en la identificación
y manejo inicial de esta enfermedad, tanto
en la prevención de complicaciones a corto,
mediano y largo plazo, como en la creación de
hábitos saludables, benéficos para el paciente
y su núcleo familiar.
El síndrome metabólico es la más impor-
tante complicación de la obesidad en pedia-
tría, en la actualidad, por ser el predictor
fundamental de las complicaciones en la vida
adulta
19,20,21
. Muchos autores han presentado
clasificaciones en pediatría, estas han sido
resumidas recientemente por la Federación
Internacional de Diabetes (IDF)
22
, (tabla 4)
entidad que ha propuesto además los factores
Obesidad en pediatría
Tabla 4. Criterios diagnósticos de síndrome metabólico en pediatría
Cook y cols. De Ferranti y cols. Cruz y cols. Weiss y cols. Ford y cols.
Tres o más de los
siguientes:
• Intolerancia a la
glucosa (criterios
ADA)
• Intolerancia a la
glucosa (criterios
ADA)
• Glucosa en ayuno
> 100 mg/dl
• Glucosa en ayuno >
110 mg/dl
• Glucosa en ayuno
> 110 mg/dl
• PC > p90
para edad y sexo
(NHANESIII)
• IMC Z-Score >
2.0 DS para edad
y sexo
• PC > p90
para edad y sexo
(NHANESIII)
• PC > p90 para edad y
sexo (NHANESIII)
• PC > p75 para
edad y sexo
• TGC > p90
para edad y sexo
(NHANESIII)
• TGC > p95 para
edad y sexo (NGHS)
• TGC > 110 mg/dl
(NCEP)
• TGC > 110 mg/dl
(NCEP)
• TGC > 100 mg/dl
• HDL < p10
para edad y sexo
(NHANESIII)
• HDL < p5 para
edad y sexo
• HDL < 40 mg/dl
(NCEP)
• HDL < 40 mg/dl
(NCEP)
• HDL < 50 mg/dl
• TA > p90 para
edad sexo y peso
(NHBPEP)
• TA > p95 para
edad sexo y peso
(NHBPEP)
• TA > p90 para
edad sexo y peso
(NHBPEP)
• TA > p90 para edad
sexo y peso (NHBPEP)
• TA > p90 para
edad sexo y peso
PC: Perímetro de cintura, TGC: triglcéridos, IMC: Índice de masa corporal, NCEP: National Cholesterol Education
Program, ADA: American Diabetes Asociation
NGHS: National Growth and Health Study, NHBPEP: National High Blood Pressure Education Program
Adaptado de: The metabolic syndrome in children and adolescents – an IDF consensus report. (Pediatric Diabetes 2007:8:299-306)
22
CCAP  Volumen 7 Número 3  7
Estefanía Pinzón Serrano, MD
Tratamiento de la
obesidad en pediatría
Una vez establecido el diagnóstico de obesidad
y/o sus complicaciones metabólicas, se debe
iniciar manejo multidisciplinario con perso-
nal entrenado en esta área: médico pediatra
y/o endocrinólogo según sea el diagnóstico,
psiquiatra o psicólogo infantil, nutricionista y
rehabilitador.
Se deben identificar en la familia posibles
factores de riesgo para no lograr el descenso de
peso: núcleo familiar obeso, personas al cuidado
del niño que no representan figura de autoridad
y/o son laxas con el suministro de alimentos
(abuelos, maestros, etc.), menú escolar exclusivo
en el transcurso del día, no introspección sobre
malos hábitos alimentarios, autopercepción de
baja ingesta “el niño casi no come”, etc.
Con base en esto se debe establecer el tipo
de enfoque teniendo en cuenta las diferentes
etapas de crecimiento: lactante, preescolar,
escolar y adolescente. Las recomendaciones no
pueden ser universales en lo referente a dieta y
ejercicio, aunque sí lo son para la modificación
de hábitos familiares como por ejemplo:

Horarios establecidos para la toma de alimentos
en lugares en los que no se interfera el proceso
de alimentación (no televisores o distracciones
externas).

Preferir alimentos no procesados, como los pre-
empacados, comidas rápidas, embutidos, así
Tabla 5. Definiciones de la IDF sobre grupos de riesgo y síndrome metabólico en niños y adolescentes
Grupo de edad Obesidad (PC) TGC HDL TA Glucosa
6-10 años > p90
10-16 años >p90 o punto
de corte para
los adultos
> 150 mg/dl < 40 mg/dl > 130 mmHg
sistólica > 85
mmHg diastólica
Glucosa en ayuno
> 100 mg/dl o Dx
conocido de DMT2
16 años o más PC > 94 cm en
hombres y > 80
cm mujeres
> 150 o tener
tratamiento para
híper TGC
< 40 mg/dl en
hombres y <50
mg/dl en mujeres
> 130 mmHg
sistólica > 85
mmHg diastólica
o tratamiento para
HTA
Glucosa en ayuno
> 100 mg/dl o Dx.
conocido de DMT2
Adaptado de: The metabolic syndrome in children and adolescents – an IDF consensus report. (Pediatric Diabetes 2007:8:299-306)
22
como tampoco los que cuenten con alta carga
calórica pese a su poco volumen (gaseosas, “agua
de panela”, fritos, salsas, grasas).

Favorecer realización de actividad física aeróbi-
ca por lo menos media hora diaria; siempre se
recomendará realizar acondicionamiento físico;
no se debe sugerir desde el inicio deportes de
alto rendimiento, el paciente debe estar en ca-
pacidad física para ello. Usualmente se puede
iniciar con una caminata vigorosa de 30 minu-
tos diarios sin pausas.

Toda la familia debe estar comprometida con el
cambio de los hábitos: el paciente no está “castiga-
do”, si se ha restringido un alimento para él, de la
misma forma deberá estarlo para toda la familia.
Desde la etapa antenatal debe evaluarse la
historia de diabetes gestacional materna o retra-
sos en el crecimiento intrauterino con rápido
reatrapaje. La alimentación con leche materna
ha demostrado ser un factor protector.
En pacientes en edad escolar se espera la
implementación de políticas de salud pública
relacionadas con los alimentos suministrados a
los menores en las cafeterías escolares y máqui-
nas dispensadoras de alimentos, supervisando
los menús y orientando a estos sobre una ade-
cuada realización de actividad física.
En lo referente al ejercicio se debe establecer
una periodicidad de por lo menos de tres veces
por semana, en intervalos de 30-45 minutos de
actividad física aeróbica intensa, para asegurar
adecuado consumo metabólico.
8  Precop SCP
Obesidad en pediatría
La administración de medicamentos para
obesidad es un tópico exclusivo del endocrinó-
logo pediatra, pues se analiza para cada caso el
estado de desarrollo, implicaciones metabólicas,
riesgos de toxicidad y/o dependencia a que haya
lugar con el paciente.
Anexo 1
Tablas percentilares de cintura
Valores percentilares de cintura estimados para niños México-Americanos de acuerdo con el género.
Tomado de: Fernández JR, Redden DT, Pietrobelli A, Allison DB 2004 Waist circumference percentiles in nationally representative samples of African-
American, European-American, and Mexican-American children and adolescents. J Pediatr 145:439-444
24
.
CCAP  Volumen 7 Número 3  9
Estefanía Pinzón Serrano, MD
Tomado de: www.cdc.gov.growcharts
Anexo 2
Tablas percentilares peso-talla CDC
10  Precop SCP
Obesidad en pediatría
Tomado de: www.cdc.gov.growcharts
CCAP  Volumen 7 Número 3  11
Estefanía Pinzón Serrano, MD
Bibliografía
1. Maffeis C, Silvagni D, Bonadonna R, et al. Fat cell size, insulin
sensitivity, and inflammation in obese children. J Pediatr
2007;151:647-52.
2. Takashi K, Toshimasa Y. Adiponectin and adiponectin
receptors. Endocrine Reviews 2005;26:439-451.
3. Wells J, Fewtrell M. Measuring body composition. Arch Dis
Child 2006;91:612-617.
4. Centers for Disease Control and Prevention. CDC growth
charts for the United States: Methods and development. Vital
Health Statistics, Series 11 2002;246:1-201.
5. Freedman DS, Khan LK, Serdula MK, et al. Inter-Relationships
Among Childhood BMI, Childhood height, and adult obesity:
the Bogalusa Heart Study. Int J Obes Relat Metab Disord
2004;28:10-16.
6. Morrison J, Aronson FL, Wang P, Glueck C. Metabolic
syndrome in childhood predicts adult metabolic syndrome
and type 2 diabetes mellitus 25 to 30 years later. J Pediatr
2008;152:201-6.
7. Boney CM, Verma A, Tucker R, Vohr BR. Metabolic syndrome
in childhood: association with birth weight, maternal obesity,
and gestational diabetes mellitus. Pediatrics 2005;115:e290-
e296.
8. Nathanielsz P, Poston L, Taylor P. In utero exposure to
maternal obesity and diabetes: animal models that identify
and characterize implications for future health. Clin Perinatol
(34):2007;515-526.
9. Whitaker RC, Wright JA, Pepe MS, et al. Predicting obesity in
young adulthood from childhood and parental obesity. N Engl
J Med 1997;337:869-873.
10. Goulding A, Grant A, Taylor R, et al. Ethnic differences in
extreme obesity. J Pediatr 2007;151:542-4.
11. Oken E, Gillman M. Fetal origins of obesity. Obesity Res
2003;(11):496-506.
12. Noll J, Zeller M, Trickett P, Putnam F. Obesity risk for female
victims of childhood sexual abuse: a prospective study.
Pediatrics 2007;120:e61-e67.
13. Speiser P, Rudolf M, Anhalt H, et al. Consensus statement:
childhood obesity. J Clin Endocrinol Metab 2005;90:1871-
1887.
14. Haslam D, James P. Obesity. Lancet 2005;366:1197-209.
15. Kiess W, Bluher S, Kapellen T, Garten A. Physiology of
obesity in childhood and adolescence. Current Paediatrics
2006;16:123-131.
16. Mendivil C, Sierra E. Avances en obesidad. Rev Fac Med Univ
Nac Colomb 2004;52(4):270-286.
17. 2002 Third report of the National Cholesterol Education
Program (NCEP) Expert Panel on Detection, Evaluation,
and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults (Adult
Treatment Panel III) final report. Circulation 2002;106:3143-
3421.
18. Cruz ML, Goran MI. The metabolic syndrome in children and
adolescents. Curr Diab Rep 2004;4:53-62.
19. De Ferranti SD, Gauvreau K, Ludwig DS, Neufeld EJ,
Newburger JW, Rifai N. Prevalence of the metabolic syndrome
in American adolescents: findings from the Third National
Health and Nutrition Examination Survey. Circulation
2004;110:2494-7.
20. Viner RM, Segal TY, Lichtarowicz-Krynska E, Hindmarsh P.
Prevalence of the insulin resistance syndrome in obesity. Arch
Dis Child 2005;90:10-4.
21. Weiss R, Dziura J, Burgert TS, et al. Obesity and the metabolic
syndrome in children and adolescents. N Engl J Med
350:2004;2362-237.
22. Zimmet P, Alberti K George MM, Kaufman F. The metabolic
syndrome in children and adolescents – an IDF consensus
report. Pediatric Diabetes 2007;8:299-306.
23. Lee S, Bacha F, Gungor N, Arslanian S, Comparison of
different definitions of pediatric metabolic syndrome: relation
to abdominal adiposity, insulin resistance, adiponectin, and
inflammatory biomarkers. J Pediatr 2008;152:177-84.
24. Fernández JR, Redden DT, Pietrobelli A, Allison DB. Waist
Circumference Percentiles In Nationally Representative
Samples Of African-American, European-American, And
Mexican-American Children And Adolescents. J Pediatr
2004;145:439-44.
25. Lee S, Bacha F, Arslanian S, Waist Circumference, Blood
Pressure, And lipid components of the metabolic syndrome. J
Pediatr 2006;149:809-16.
26. Maffeis C, Banzato C, Talamini G. Waist-to-Height Ratio, a
useful index to identify high metabolic risk in overweight
children. J Pediatr 2008;152:207-13.
Lecturas recomendadas
1. Alemzadeh R, Rising R, and Lifshitz F. Obesity in Children in
Lifshitz F. Pediatric Endocrinology 5 Ed. Informa Healthcare
USA, Inc;2007:1-25.
2. Botero D, and Lifshitz F. Treatment of Pediatric Obesity in
Lifshitz F. Pediatric Endocrinology 5 Ed. Informa Healthcare
USA, Inc;2007:26-37.
3. Gibson Hassink S, A clinical guide to pediatric weight
management and obesity. Lippincott Williams & Wilkins.
2007.
4. Gungor N, Arslanian S. Nutritional disorders in Sperling
M. Pediatric Endocrinology. 2 Ed. Elsevier Science (USA);
2002:689-724.
5. Sarria A, Bueno M. Obesidad, En: Pombo M. Endocrinología
Pediátrica. 3° Ed. McGraw Hill- Interamericana; 2002:1247-
1258
6. Sothern M, Gordon S, T Kristian von Almen. Handbook of
pediatric obesity: clinical management. Taylor & Francis
Group, LLC. 2006.
e
x
a
m
e
n

c
o
n
s
u
I
t
a
d
o
12  Precop SCP
Obesidad en pediatría
1. Se define obesidad en
pediatría como:
A. presentación de peso en percentil > 95
para edad y sexo
B. presentación de talla/peso > 120%
C. presentación de IMC percentil > 95
D. IMC > 30 independiente de la edad
E. peso para edad > 120%
2. La principal causa de obesidad
en pediatría es:
A. exógena (ingesta calórica)
B. medicamentosa
C. genética
D. endocrinológica
E. alteración en SNC
3. Son péptidos orexígenos,
excepto:
A. serotonina
B. CRH
C. dopamina
D. POMC
E. neuropéptido Y
4. Las siguientes áreas
están relacionadas con
el balance de consumo
energético excepto:
A. ventromedial
B. paraventricular
C. área lateral del hipotálamo
D. cerebelo
E. hipotálamo
e
x
a
m
e
n

c
o
n
s
u
I
t
a
d
o
CCAP  Volumen 7 Número 3  13
Estefanía Pinzón Serrano, MD
5. Es una adipocitocina
relacionada con el
contenido graso del
cuerpo y la sensación de
saciedad:
A. adiponectina
B. leptina
C. neuropéptido Y
D. FNT-α
E. resistina
6. Son factores de riesgo para
obesidad en la infancia
excepto:
A. historia familiar de obesidad
B. pequeño para edad gestacional
C. sedentarismo (TV- videojuegos)
D. antecedente familiar de DMT1
E. macrosomía fetal
7. Son criterios actuales para
el diagnóstico de síndrome
metabólico en pediatría
excepto:
A. ácido úrico elevado
B. perímetro de cintura > p90 o punto de
corte para los adultos
C. TA: > 130 mmHg sistólica > 85 mmHg
diastólica
D. triglicéridos > 150 mg/dl
E. glucosa en ayuno > 100 mg/dl o Dx
conocido de DMT2
8. Dentro de las
recomendaciones para el
manejo de la obesidad en
pediatría se encuentran:
A. ejercicio tres veces por semana
B. dieta cetogénica
C. modificación hábitos familiares
D. manejo exclusivo por endocrinología
pediátrica
E. metformina e hipolipemiantes en todos los
casos de hiperlipidemia y resistencia a la
insulina

pareciera existir mayor predisposición para hijos obesos y/o con síndrome metabólico7. siendo importante establecer peso y talla al nacer. así como su asociación con la presentación temprana de diabetes mellitus tipo 2. cada vez se da más importancia a los factores genéticos y programación intrauterina como condicionantes de este fenómeno7.7. alteración en el metabolismo de la glucosa y de los ácidos grasos8. Etiología de la obesidad Son muchos los factores relacionados con la obesidad. aunque existen valores percentilares claros. pero con complicaciones metabólicas por ser este un peso excesivo para la programación genética. 1 en 100 para presentación de obesidad mórbida. Se ha demostrado en poblaciones con condiciones dietarias y ambientales semejantes pero orígenes étnicos diferentes10. pues podemos tener un peso en percentil 50 con una talla familiar en percentil 3. Se requiere agudeza clínica para realizar el correcto enfoque del paciente con respecto al peso. Los factores psicológicos también han sido objeto de estudio en el paciente con obesidad.Obesidad en pediatría atención a aquel que incremente más de tres kilogramos en un año en etapa prepuberal. y este será un factor para prevenir en los padres. y siempre   Precop SCP . probablemente con índice de masa corporal dentro de rangos “normales” para la población de referencia por edad y sexo.8. que redundarán en adultos con peso y hábitos saludables reproducibles en sus descendientes. tratamiento y control. si en un control trimestral el niño ha ganado 2 kg. tratando de hacer en cada consulta la equivalencia a la ganancia ponderal anual. También hay varios estudios que identifican comportamientos compulsivos y ansiosos en el patrón de alimentación de los niños obesos. una diferencia de 1 en 10 vs. poniendo en evidencia la determinación genética implícita en la expresión de obesidad. se ha demostrado en las madres con mayores índices de masa corporal en el embarazo y/o antecedente de haber presentado síndrome de ovario poliquístico. aunque más del 90% de las causas están relacionadas con la ingesta calórica. Por esto se está dando importancia a la definición de síndrome metabólico en pediatría. por ejemplo. iniciando el control de la obesidad antes que esta se instaure. de la misma forma. pues existen tareas específicas desde la promoción. la etiología de la obesidad es multifactorial y nunca se dará solución o tratamiento si hacemos el enfoque en una sola ruta: siempre existen factores ambientales que modifican condiciones genéticas para expresar o reprimir la presentación de obesidad. Mediante un estudio prospectivo se estableció la mayor presentación de obesidad en niñas que habían sido objeto de abuso sexual12. La ganancia de peso materno y la presentación de diabetes gestacional condicionan mayor ganancia de peso al momento del nacimiento relacionada con el fenómeno de hiperinsulinismo. Como se evidencia.9. prevención. El adecuado diagnóstico y manejo del niño obeso. la equivalencia corresponderá a 8 kg en un año. y talla medio parental: siempre se deberá comparar si el percentil en el que se encuentra el peso se corresponde al percentil en el que se ubica la talla blanco familiar.8. Es importante indagar en los aspectos psicológicos que puedan ser sustrato de una conducta alimentaria anómala y encauzar estas observaciones para que el grupo multidisciplinario llegue a la identificación y tratamiento de los mismos. y son muchas las definiciones que al respecto se han dado. implica compromiso en todos los niveles de atención. en el diagnóstico ponderal se deben tener en cuenta muchos factores para saber si nos enfrentamos a obesidad. En la última década se ha demostrado claramente la relación entre obesidad en la infancia y desarrollo de síndrome metabólico en el adulto joven determinando mortalidad temprana6.

Consensus statement: childhood obesity. Causas relacionadas con obesidad en la infancia Causas relacionadas con obesidad en la infancia.2005)13 Estimulantes del apetito Regulador de la trascripción de cocaína y anfetaminas (CART) Hormona liberadora de corticotrofina (CRH) Dopamina Receptores de melanocortina (MC3R-MC4R) Hormona estimulante de melanocitos (MSH) POMC Neurotensina Serotonina (5HT) En la señalización y balance energético hay sustancias generadas en el adipocito conocidas como adipocitocinas y péptidos intestinales. videojuegos • Disminución de actividad física • Disponibilidad de comidas rápidas. Diagnósticos diferenciales. Fisiopatología Existe una regulación hipotalámica del peso corporal. (J Clin Endocrinol Metab 90: 1871-1887. Área lateral hipotálamo Supresores del apetito Proteína relacionada con Agouti GABA Galanin Glutamato MHC Neuropéptido Y Norepinefrina Opioides (βendorfinas. Anhalt H.2005)13 Aunque el diagnóstico de la obesidad en más de un 95% corresponde a factores alimentarios exógenos. et al. • Alteraciones endocrinológicas • Síndrome de Cushing • Hipotiroidismo • Deficiencia de hormona de crecimiento • Hiperinsulinemia • (Pseudo)hipoparatiroidismo (distrofia hereditaria de Albright) • Alteraciones en el sistema nervioso central/daño cerebral • Tumor hipotalámico • Cirugía • Trauma • Posinflamación • Posquimioterapia • Síndromes genéticos • Prader-Labhard-Willi • Alstrom • Bardet Biedl • Carpenter • Síndrome de Cohen • Medicamentos • Glucocorticoides • Ácido valpróico • Ciproheptadina • Progestágenos • Primaria (simple/‘exógena’) • Incremento de las actividades sedentarias: hábito de ver TV. Tabla 2. preempacadas con alto contenido calórico y de azúcares • Soledad. (J Clin Endocrinol Metab 90: 1871-1887.Estefanía Pinzón Serrano. Factores críticos en la regulación del apetito y el balance de energía Centros del SNC que comandan el apetito: núcleos ventromedial y paraventricular. se obliga la exclusión de diagnósticos diferenciales mediante la realización de una buena historia clínica. y hoy día se encuentran descritos los principales neurotransmisores implicados en la regulación del apetito y el gasto energético existiendo señales orexígenas y anorexígenas descritas en la tabla 2. Consensus statement: childhood obesity. Por lo tanto. CCAP  Volumen 7 Número 3   . susceptibilidad multigenética • Mutaciones en péptidos orexígenos y anorexígenos • Pequeño para edad gestacional Adaptado de: Speiser P. aislamiento social • Urbanización • Factores psicológicos y familiares • Multifactorial. metencefalinas) Orexinas Hipocretinas Adaptado de: Speiser P. Rudolf M. Anhalt H. Rudolf M. endocrinológicas o medicamentosas que la condicionen. dinorfina. et al. MD el adecuado soporte psicológico del paciente y su familia permitirá el mantenimiento en peso saludable a través de la modificación de hábitos y solución de alteraciones comportamentales si las hubiere. es importante evaluar la posibilidad de alteraciones genéticas. Tabla 1. En la tabla 1 se relacionan las principales causas endógenas relacionadas con obesidad.

es una adipocitocina de 167 aminoácidos con mayor expresión en el tejido adiposo. como si se tratara de un iniciador de la ingesta13. generando disminución en la ingesta.Obesidad en pediatría Brevemente enumeraremos las características de cada uno14. se ha demostrado una relación inversa entre IMC y adiponectina2. Tiene un comportamiento circadiano y alcanza máximos niveles en horas de la mañana. Se ha demostrado que los andrógenos disminuyen la secreción de adiponectina in vitro. Es ampliamente secretada y expresada en el adipocito. Aparentemente tiene la capacidad de interactuar directamente con el receptor de la insulina pero no con el receptor de IGF-1. se ha entendido gran parte de la fisiopatología de la obesidad9. Resistina: se ha propuesto como el péptido implicado en la secuencia patogénica adipocitoobesidad-resistencia a la insulina13. en tejido adiposo de humanos y roedores. pero ese pico máximo de secreción se produce justo antes de las comidas. Evaluación del paciente obeso Siempre es vital realizar una extensa historia clínica en la que se resaltan los siguientes aspectos:   Precop SCP . La adiponectina aumenta el efecto de la insulina sobre la inhibición de la producción hepática de glucosa. Sus niveles séricos están directamente relacionados con el porcentaje de grasa corporal. Adiponectina: es la más prometedora de las adipocitocinas en cuanto a terapéutica de obesidad. El tejido adiposo intraabdominal es el mayor productor de adiponectina y ácidos grasos libres.15. En pocas palabras se puede describir como un regulador del peso corporal. por informar el estado de reserva energética al hipotálamo. estómago hipófisis e hígado. Péptido YY: su mayor producción está relacionada con la ingesta de comidas grasas. Estas condiciones hacen que su función mejore la sensibilidad de la insulina y disminuya el riesgo aterogénico y cardiovascular y que se reporten niveles plasmáticos bajos en sujetos hipertensos y diabéticos. FNT-α: también llamado caquectina. actúa como un aferente en la señalización de la saciedad. En cuanto a masa corporal. Circula en el plasma en concentraciones entre 5 a 30 µg/ml. son más bajos en hombres que en mujeres. Sus acciones terapéuticas se encuentran en investigación13. tiene un peso molecular de 52 Kda y contiene 491 aminoácidos. Adipocitocinas Leptina: desde que se describió el gen Ob y posteriormente la leptina. Juega un papel importante en la acumulación de grasa en el organismo. Su deficiencia congénita es exótica y se ha descrito como causa de obesidad temprana asociada a hiperfagia y resistencia a la insulina. se produce en los macrófagos y en el tejido adiposo donde genera una acción in situ relacionada con resistencia a la insulina por la activación de cinasasserina que compiten con el receptor de insulina por la fosforilación de sus sustratos13.16.3.15. Consta de 247 aminoácidos. músculo esquelético. Su administración parenteral ha demostrado propiedades anorexígenas tanto en individuos obesos como delgados13. Péptidos gastrointestinales Ghrelina: producido en más del 70% en las células oxínticas del estómago. Los niveles circulantes de adiponectina dependen del sexo. Las funciones de la adiponectina hacen que la expectativa terapéutica en obesidad se encuentre centrada en buscar agonistas de su función. es un potente orexígeno. Es codificada en el gen 7q31. cuando es administrada a roedores tiene la capacidad de disminuir los niveles de glucosa en forma semejante a la insulina. pero también se ha documentado su expresión en los ovarios. Visfatina: fue aislada por Fukuhara en el 2004.

acné. et al. Se prestará especial atención a los niños pequeños para edad gestacional o macrosómicos por los fenómenos de programación intrauterina. • Mayor riesgo de colelitiasis • Sistema osteomuscular • Deslizamientos epifisiarios • Genu valgo. piel seca. Anhalt H.Tiempo en el que se ha dado la ganancia ponderal. etc. grado de actividad metabólica. de tal manera que su diagnóstico y tratamiento se convierte en el pilar en la prevención de mortalidad a mediano plazo17.Estefanía Pinzón Serrano. tibia vara • Espondilolistesis • Escoliosis • Osteoartritis • Piel y anexos • Acantosis nigricans • Estrías • Mayor predisposición intertrigo candidiásico • Queratosis pilaris • Sistema nervioso central • Pseudotumor cerebri • Hipertensión endocraneana idiopática • Implicaciones psicológicas • Baja autoestima • Riesgo de trastornos de alimentación • Aislamiento social Adaptado de: Speiser P. Consensus statement: childhood obesity. Examen físico completo: . patrón de sueño. tiempo dedicado a televisión y videojuegos. Ganancia total de peso de la madre y/o presentación de diabetes gestacional.Historia de estreñimiento. . Tabla 3. . Implicaciones metabólicas de la obesidad Lejos de ser solo un problema estético o psicológico para el adolescente. hiperandrogenismo.Irregularidades menstruales.Frecuencia cardíaca-tensión arterial.18. . relación cintura-talla. Hábitos saludables: ejercicio. caída del cabello o algún dato de disfunción endocrina. circunferencia de la cintura.Peso-talla-IMC. la de compromiso metabólico secundario a la obesidad: se solicitarán los estudios confirmatorios y se iniciará el manejo interdisciplinario. . Historia familiar de obesidad. y/o síndrome metabólico. .Tiromegalia. Implicaciones sistémicas de la obesidad en pediatría Implicaciones sistémicas de la obesidad. Peso y talla al nacer. (J Clin Endocrinol Metab 90: 1871-1887. Alimentación escolar. en la adultez. Revisión por sistemas . la obesidad ha demostrado serias implicaciones metabólicas patentes en la infancia y con severas complicaciones CCAP  Volumen 7 Número 3   .Presencia de acantosis nigricans.2005)13 • • • • • • • • • • • • • . MD • • • • • Curso de la gestación: complicaciones maternas y fetales. Una vez realizada la historia clínica y con las herramientas antropométricas se evaluará la posibilidad de diagnósticos diferenciales y si no los hubiere. síndrome de ovario poliquístico.19. Se ha descrito el síndrome metabólico en pediatría. Alteraciones endocrinológicas Síndrome metabólico Dislipidemia Hipertensión arterial Resistencia a la insulina Diabetes mellitus tipo 2 Síndrome de ovario poliquístico Hiperandrogenismo Pubertad temprana Sistema cardiovascular Hipertensión arterial Hipertensión pulmonar (relacionada con apnea obstructiva) • Lesión endotelial – incremento formación de placa ateromatosa • Sistema respiratorio • Asma • Apnea obstructiva del sueño • Hipertensión pulmonar • Sistema gastrointestinal • Hígado graso no alcohólico. Rudolf M.Estado de desarrollo puberal. .Características fenotípicas o antropométricas especiales. enfatizando al paciente y su familia la necesidad del compromiso y modificación de hábitos para todo el grupo con el fin de garantizar el éxito y prevención de complicaciones o reversión de las mismas si ya las hubiere. Hábitos de riesgo: sedentarismo.

(tabla 4) entidad que ha propuesto además los factores de riesgo metabólico y cardiovascular según la edad en la que se presenta (tabla 5). estas han sido resumidas recientemente por la Federación Internacional de Diabetes (IDF)22.26. Muchos autores han presentado clasificaciones en pediatría. • Glucosa en ayuno > 100 mg/dl • PC > p90 para edad y sexo (NHANESIII) • TGC > 110 mg/dl (NCEP) • HDL < 40 mg/dl (NCEP) • TA > p90 para edad sexo y peso (NHBPEP) • HDL < 50 mg/dl • TA > p90 para edad sexo y peso PC: Perímetro de cintura. • Intolerancia a la glucosa (criterios ADA) • PC > p90 para edad y sexo (NHANESIII) • TGC > p90 para edad y sexo (NHANESIII) • HDL < p10 para edad y sexo (NHANESIII) • TA > p90 para edad sexo y peso (NHBPEP) Weiss y cols. NHBPEP: National High Blood Pressure Education Program Adaptado de: The metabolic syndrome in children and adolescents – an IDF consensus report. por lo cual es otro punto antropométrico para tener en cuenta como parte de la evaluación del niño obeso24. NCEP: National Cholesterol Education Program. mediano y largo plazo. tanto en la prevención de complicaciones a corto.50 en niños están correlacionados con sobrepeso y pueden ser predictores de dislipidemia. Cruz y cols.48 en niñas y 0. Tabla 4. en la actualidad. TGC: triglcéridos.Obesidad en pediatría En la tabla 3 se resumen las principales complicaciones descritas con relación a la obesidad. A partir de ello. Se han tratado de identificar los factores predictores del síndrome metabólico y se observa. • Intolerancia a la glucosa (criterios ADA) • IMC Z-Score > 2.21.0 DS para edad y sexo • TGC > p95 para edad y sexo (NGHS) • HDL < p5 para edad y sexo • TA > p95 para edad sexo y peso (NHBPEP) Ford y cols. como en la creación de hábitos saludables. ADA: American Diabetes Asociation NGHS: National Growth and Health Study. hipertensión y diabetes. especial interés por la correlación de la circunferencia de la cintura en relación con la talla. IMC: Índice de masa corporal.25. El síndrome metabólico es la más importante complicación de la obesidad en pediatría. Tres o más de los siguientes: • Glucosa en ayuno > 110 mg/dl • PC > p90 para edad y sexo (NHANESIII) • TGC > 110 mg/dl (NCEP) • HDL < 40 mg/dl (NCEP) • TA > p90 para edad sexo y peso (NHBPEP) • Glucosa en ayuno > 110 mg/dl • PC > p75 para edad y sexo • TGC > 100 mg/dl De Ferranti y cols.20. Es importante que desde la consulta de pediatría se traten de establecer las condiciones clínicas y paraclínicas que midan el riesgo y una vez establecido el diagnóstico se refiera a la consulta de endocrinología pediátrica. benéficos para el paciente y su núcleo familiar. Se demuestra que valores superiores a 0. podemos inferir el papel preponderante del pediatra en la identificación y manejo inicial de esta enfermedad. en la actualidad. por ser el predictor fundamental de las complicaciones en la vida adulta19. Criterios diagnósticos de síndrome metabólico en pediatría Cook y cols. (Pediatric Diabetes 2007:8:299-306)22   Precop SCP .

Definiciones de la IDF sobre grupos de riesgo y síndrome metabólico en niños y adolescentes Grupo de edad 6-10 años 10-16 años Obesidad (PC) > p90 >p90 o punto de corte para los adultos > 150 mg/dl < 40 mg/dl > 130 mmHg sistólica > 85 mmHg diastólica > 130 mmHg sistólica > 85 mmHg diastólica o tratamiento para HTA Glucosa en ayuno > 100 mg/dl o Dx conocido de DMT2 Glucosa en ayuno > 100 mg/dl o Dx. aunque sí lo son para la modificación de hábitos familiares como por ejemplo: • • como tampoco los que cuenten con alta carga calórica pese a su poco volumen (gaseosas. Favorecer realización de actividad física aeróbica por lo menos media hora diaria. grasas).Estefanía Pinzón Serrano. supervisando los menús y orientando a estos sobre una adecuada realización de actividad física. escolar y adolescente. así  . psiquiatra o psicólogo infantil. no introspección sobre malos hábitos alimentarios. Con base en esto se debe establecer el tipo de enfoque teniendo en cuenta las diferentes etapas de crecimiento: lactante. el paciente debe estar en capacidad física para ello. fritos. de la misma forma deberá estarlo para toda la familia. autopercepción de baja ingesta “el niño casi no come”. etc. Usualmente se puede iniciar con una caminata vigorosa de 30 minutos diarios sin pausas. Las recomendaciones no pueden ser universales en lo referente a dieta y ejercicio. Preferir alimentos no procesados. conocido de DMT2 TGC HDL TA Glucosa 16 años o más PC > 94 cm en > 150 o tener hombres y > 80 tratamiento para cm mujeres híper TGC < 40 mg/dl en hombres y <50 mg/dl en mujeres Adaptado de: The metabolic syndrome in children and adolescents – an IDF consensus report. “agua de panela”. en intervalos de 30-45 minutos de actividad física aeróbica intensa. nutricionista y rehabilitador. no se debe sugerir desde el inicio deportes de alto rendimiento. En pacientes en edad escolar se espera la implementación de políticas de salud pública relacionadas con los alimentos suministrados a los menores en las cafeterías escolares y máquinas dispensadoras de alimentos. comidas rápidas. siempre se recomendará realizar acondicionamiento físico. como los preempacados. si se ha restringido un alimento para él. menú escolar exclusivo en el transcurso del día. para asegurar adecuado consumo metabólico. etc. preescolar. La alimentación con leche materna ha demostrado ser un factor protector. En lo referente al ejercicio se debe establecer una periodicidad de por lo menos de tres veces por semana. personas al cuidado del niño que no representan figura de autoridad y/o son laxas con el suministro de alimentos (abuelos. MD Tabla 5. se debe iniciar manejo multidisciplinario con personal entrenado en esta área: médico pediatra y/o endocrinólogo según sea el diagnóstico. Toda la familia debe estar comprometida con el cambio de los hábitos: el paciente no está “castigado”. CCAP  Volumen 7 Número 3  • • Horarios establecidos para la toma de alimentos en lugares en los que no se interfiera el proceso de alimentación (no televisores o distracciones externas). Desde la etapa antenatal debe evaluarse la historia de diabetes gestacional materna o retrasos en el crecimiento intrauterino con rápido reatrapaje. embutidos. (Pediatric Diabetes 2007:8:299-306)22 Tratamiento de la obesidad en pediatría Una vez establecido el diagnóstico de obesidad y/o sus complicaciones metabólicas. Se deben identificar en la familia posibles factores de riesgo para no lograr el descenso de peso: núcleo familiar obeso. salsas. maestros.).

Tomado de: Fernández JR.Obesidad en pediatría La administración de medicamentos para obesidad es un tópico exclusivo del endocrinólogo pediatra. pues se analiza para cada caso el estado de desarrollo. riesgos de toxicidad y/o dependencia a que haya lugar con el paciente. J Pediatr 145:439-44424. European-American. and Mexican-American children and adolescents.   Precop SCP . Anexo 1 Tablas percentilares de cintura Valores percentilares de cintura estimados para niños México-Americanos de acuerdo con el género. Redden DT. implicaciones metabólicas. Pietrobelli A. Allison DB 2004 Waist circumference percentiles in nationally representative samples of AfricanAmerican.

cdc.gov. MD Anexo 2 Tablas percentilares peso-talla CDC Tomado de: www.Estefanía Pinzón Serrano.growcharts CCAP  Volumen 7 Número 3   .

growcharts 0  Precop SCP .gov.Obesidad en pediatría Tomado de: www.cdc.

J Clin Endocrinol Metab 2005. Lippincott Williams & Wilkins. Bluher S. Tucker R.366:1197-209. J Pediatr 2006. 5. Rev Fac Med Univ Nac Colomb 2004.8:299-306. Circulation 2002. Newburger JW. and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults (Adult Treatment Panel III) final report. Ethnic differences in extreme obesity. Prevalence of the insulin resistance syndrome in obesity. Wright JA.52(4):270-286. Pediatric Endocrinology 5 Ed. Fat cell size. Bueno M. Aronson FL.152:207-13. Botero D. Informa Healthcare USA. European-American. Redden DT. Predicting obesity in young adulthood from childhood and parental obesity. Goulding A. Consensus statement: . The metabolic . et al. 2007. Obesity risk for female . Current Paediatrics 2006.115:e290e296. Comparison of different definitions of pediatric metabolic syndrome: relation to abdominal adiposity. Lecturas recomendadas 1. and Lifshitz F. A clinical guide to pediatric weight management and obesity.106:31433421. J Pediatr 2007. victims of childhood sexual abuse: a prospective study. Gibson Hassink S. Noll J.151:542-4. Obesity Res 2003. Gauvreau K. 24. et al. Prevalence of the metabolic syndrome in American adolescents: findings from the Third National Health and Nutrition Examination Survey. 2 Ed. Serdula MK. Obesity in Children in Lifshitz F.110:2494-7. Oken E. Inc. 16. 14. 13. Metabolic . 10.90:10-4. and adult obesity: the Bogalusa Heart Study. Gillman M. 11. J Pediatr 2008. Endocrine Reviews 2005. maternal obesity and diabetes: animal models that identify and characterize implications for future health. And lipid components of the metabolic syndrome. et al. Pediatric Endocrinology 5 Ed. and gestational diabetes mellitus. Toshimasa Y. Wells J. 26.246:1-201. Grant A. Treatment of Pediatric Obesity in Lifshitz F. The metabolic syndrome in children and adolescents. 2. Weiss R.91:612-617. Ludwig DS. Whitaker RC. Nathanielsz P Poston L. Waist Circumference Percentiles In Nationally Representative Samples Of African-American. Fetal origins of obesity. a useful index to identify high metabolic risk in overweight children. N Engl J Med 350:2004. Boney CM. Arch Dis Child 2005. Mendivil C. childhood obesity.90:18711887. 4. Pepe MS. 2002:689-724. 6. James P Obesity.152:201-6. 22. N Engl J Med 1997. De Ferranti SD. Bacha F. Kiess W.149:809-16. Circulation 2004. J Pediatr 2007. 18. Lichtarowicz-Krynska E. Alemzadeh R. Silvagni D. maternal obesity. et al. Anhalt H. Centers for Disease Control and Prevention. LLC.515-526.Interamericana. Pediatrics 2007.151:647-52. Avances en obesidad. 2002 Third report of the National Cholesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection. syndrome in childhood predicts adult metabolic syndrome and type 2 diabetes mellitus 25 to 30 years later. Pediatric Endocrinology. Waist-to-Height Ratio. Dziura J. Maffeis C. Goran MI. Metabolic syndrome in childhood: association with birth weight.2007:26-37. Hindmarsh P . 2. Burgert TS.120:e61-e67. Gordon S. Childhood height. Rifai N. 3. Handbook of pediatric obesity: clinical management. Pediatric Diabetes 2007. CCAP  Volumen 7 Número 3   . Rising R. Banzato C. Cruz ML. Kapellen T.(11):496-506.16:123-131. Obesidad. Zimmet P Alberti K George MM. Arslanian S. Waist Circumference. Physiology of obesity in childhood and adolescence. 25. syndrome in children and adolescents – an IDF consensus report. And Mexican-American Children And Adolescents. Clin Perinatol (34):2007. Pietrobelli A.Estefanía Pinzón Serrano. Khan LK. Nutritional disorders in Sperling M. Bacha F. T Kristian von Almen. Arch Dis Child 2006. Pediatrics 2005. 6. Series 11 2002. Viner RM. Obesity and the metabolic syndrome in children and adolescents. 4. and inflammation in obese children. Blood Pressure.152:177-84.2007:1-25. et al. Fewtrell M. 3° Ed. Arslanian S. Neufeld EJ. CDC growth charts for the United States: Methods and development. Lee S. 2002:12471258 Sothern M. J Pediatr 2008. Segal TY. Trickett P Putnam F. Int J Obes Relat Metab Disord 2004. 2006.28:10-16. 8.26:439-451. Informa Healthcare USA. J Pediatr 2004. Morrison J. 5. Sierra E. Taylor P In utero exposure to . Vital Health Statistics. Bonadonna R. 20. and inflammatory biomarkers. Sarria A. Curr Diab Rep 2004. Zeller M. Elsevier Science (USA). Lancet 2005. Vohr BR. Inter-Relationships Among Childhood BMI. 12. Arslanian S. Allison DB. 3. 19. adiponectin. insulin sensitivity. McGraw Hill. Inc. Wang P Glueck C. Verma A. Gungor N. Taylor R.145:439-44. Maffeis C. 7. . Adiponectin and adiponectin receptors. Taylor & Francis Group. Evaluation. 9. Garten A. Speiser P Rudolf M. . 23. J Pediatr 2008. Fernández JR. Gungor N. Freedman DS. Kaufman F. Takashi K. insulin resistance.337:869-873. 21. Measuring body composition. Haslam D. MD Bibliografía 1. and Lifshitz F. 17. 15. Endocrinología Pediátrica. Lee S. et al. En: Pombo M. Talamini G.4:53-62.2362-237.

Se define obesidad en pediatría como: A. ventromedial B. La principal causa de obesidad en pediatría es: A. área lateral del hipotálamo D. IMC > 30 independiente de la edad E. exógena (ingesta calórica) B. endocrinológica E. genética D. serotonina B. excepto: A.Obesidad en pediatría examen consultado 1. presentación de IMC percentil > 95 D. Son péptidos orexígenos. medicamentosa C. cerebelo E. alteración en SNC 3. POMC E. CRH C. peso para edad > 120% 2. paraventricular C. presentación de peso en percentil > 95 para edad y sexo B. dopamina D. presentación de talla/peso > 120% C. Las siguientes áreas están relacionadas con el balance de consumo energético excepto: A. hipotálamo   Precop SCP . neuropéptido Y 4.

macrosomía fetal 7. adiponectina B. metformina e hipolipemiantes en todos los casos de hiperlipidemia y resistencia a la insulina CCAP  Volumen 7 Número 3   .Estefanía Pinzón Serrano.videojuegos) D. TA: > 130 mmHg sistólica > 85 mmHg diastólica D. MD examen consultado 5. perímetro de cintura > p90 o punto de corte para los adultos C. triglicéridos > 150 mg/dl E. manejo exclusivo por endocrinología pediátrica E. dieta cetogénica C. glucosa en ayuno > 100 mg/dl o Dx conocido de DMT2 8. ácido úrico elevado B. resistina 6. Es una adipocitocina relacionada con el contenido graso del cuerpo y la sensación de saciedad: A. antecedente familiar de DMT1 E. sedentarismo (TV. leptina C. ejercicio tres veces por semana B. Son criterios actuales para el diagnóstico de síndrome metabólico en pediatría excepto: A. Son factores de riesgo para obesidad en la infancia excepto: A. historia familiar de obesidad B. neuropéptido Y D. FNT-α E. pequeño para edad gestacional C. Dentro de las recomendaciones para el manejo de la obesidad en pediatría se encuentran: A. modificación hábitos familiares D.