Desarrollo Histórico de la Libre Asociación Por.

Ángel Ortiz Guzmán

La Carta de las Naciones Unidas consagra en su Artículo 1.2 el derecho a la libre determinación de los pueblos, al reconocer como propósito fundamental "fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de libre determinación de los pueblos” La Carta de Naciones Unidas contiene además en su capítulo XI, Artículo 73, una Declaración relativa a los territorios no autónomos. La misma obliga a los Miembros de las Naciones Unidas que tengan o hayan asumido la responsabilidad de administrar

territorios a "asegurar, con el debido respeto a la cultura de los pueblos respectivos su adelanto político, económico, social y

educativo..." Además se obligan a "desarrollar el gobierno propio, a tener debidamente en cuenta las aspiraciones políticas de los pueblos, y a ayudarlos en el desenvolvimiento progresivo de sus libres instituciones políticas, de acuerdo con las circunstancias especiales de cada territorio, de sus pueblos y de sus distintos grados de adelanto..." En el Artículo 74 los miembros de las Naciones Unidas convienen igualmente en que, su política con respecto a los territorios, deberá fundarse en el principio general de "la buena vecindad". Desde la aprobación misma de la Carta constitutiva de las Naciones Unidas ha quedado claro el deseo de respetar el derecho a la libre determinación de los pueblos así como la eventual

descolonización para aquellos que no han alcanzado la plenitud del

gobierno propio. Sin embargo, no ha sido tarea fácil alcanzar estos objetivos. Ha tomado varias décadas clarificar las diversas alternativas que tienen los pueblos coloniales a su disposición para alcanzar su plenitud de gobierno propio. Es dentro de este marco de referencia que surgen las siguientes interrogantes: ) Constituye la libre asociación una fórmula política reconocida por el Derecho Internacional por las vigente? )Es una opción )Es una de status fórmula

reconocida

Naciones

Unidas?

descolonizadora? )Constituye la libre asociación una alternativa válida para la solución del problema del "status" de Puerto Rico? Mediante esta reflexión nos proponemos contestar estas preguntas. La Libre Asociación ha sido reconocida ampliamente por varias Resoluciones de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas. A saber, por las Resoluciones 648 (VII) de 1952, 742 (VIII) de 1953; 1541 (XV) de 1960 y 2625 (XXV) de l970. En el caso específico de Puerto Rico, el Comité de Descolonización de la ONU reconoció la aplicabilidad de la libre asociación en su Resolución del 12 de septiembre de 1978. El doctor Juan R. Fernández en su artículo titulado "Evolución del Concepto de Libre Asociación en las Naciones Unidas", ha señalado correctamente que "el concepto de libre asociación no es uno de reciente cuño en el campo de las relaciones internacionales sino que, por el contrario, ha tenido un prolongado desarrollo histórico" durante la vida de las Naciones Unidas. En 1952, la Asamblea General de Naciones Unidas designó, en 1952, una comisión ad hoc, y otra nueva en 1953, con el propósito de estudiar cuáles eran los factores que indicaban el logro de la

plenitud del gobierno propio. Los trabajos de estas comisiones fueron aprobados por la Asamblea General en la Resolución 648 (VII) del 10 de diciembre y de los 1952. En dicha adversarios resolución, los

Estados

colonialistas

del

colonialismo,

estuvieron de acuerdo en que la independencia no era la única forma posible de alcanzar la plenitud de gobierno propio. Es en esta Resolución de 1952 donde se menciona por primera vez la libre asociación como una de las alternativas para lograr la plenitud de gobierno propio. Sin embargo, adolece esta resolución, de no

lograr distinguir claramente entre la asociación y la integración, creando así confusión entre ambas. No sería hasta más tarde con la adopción de la Resolución 742 (VIII) de 1953, que la misma sería resuelta. Es a través de la Resolución 742 (VIII), adoptada por la Asamblea General, el 27 de noviembre de 1953 que se reconocen y clarifican las alternativas políticas disponibles para que un

territorio, no autónomo, pusiese fin a su status territorial. En esta resolución los factores son mejor elaborados. En ella, la Asamblea General consideró "que los territorios podían llegar a ser plenamente autónomos primordialmente por la independencia", aunque reconocieron también que podía alcanzarse el gobierno

propio mediante la asociación con otro Estado si este acto se realiza libremente y sobre una base de igualdad. En la tercera parte de los factores se indican los referentes a la libre asociación: 1. Que la opinión de la población sea expresada libremente, con conocimiento y por medios democráticos, acerca del

cambio de ese status político. 2. Es necesaria la libertad del pueblo de un territorio no autónomo que se haya asociado con el país metropolitano para modificar ese status mediante la expresión de su voluntad por métodos democráticos. 3. La asociación debe ser en virtud de un tratado o acuerdo bilateral que modifique el status político del territorio. El desarrollo de la Libre Asociación tiene su mayor importancia en la década de los sesenta ya que dicha década es considerada como la etapa decisiva y de mayor importancia en el proceso

descolonizador de las Naciones Unidas. Durante estos años fueron admitidos dieciséis (16) Estados nuevos, en su mayoría africanos, propiciando así que la descolonización se impulsara a sí misma. Esta nueva situación permitió romper con el aparente estancamiento de años anteriores, dando nuevo auge e ímpetu a la terminación del colonialismo mundial. El 14 de diciembre de 1960, la Asamblea General adoptó la Resolución 1514 (XV), "Declaración sobre Concesión de la

Independencia a los Países y Pueblos Coloniales", la cual es considerada como la "Carta Magna de la Descolonización" y

constituye un hito en el proceso de cambio experimentado por esa organización y la sociedad internacional. La misma se señala que "la continuación del colonialismo impide el desarrollo social, cultural y económico de los pueblos dependientes y milita en contra de la paz universal de las

Naciones Unidas". Además indica que "el proceso de liberación es irresistible e irreversible...".

La Resolución también expone que "la sujeción de los pueblos a una subyugación, de nación y explotación extranjeras, constituye una denegación de los derechos fundamentales ...". Esta Resolución es de importancia significativa en la discusión y lucha por la descolonización de Puerto Rico. En ella se sostiene que "todos los pueblos tienen el derecho a la libre determinación, en virtud de este derecho, determinan libremente su desarrollo económico,

social y cultural". Al día siguiente de aprobada la Resolución 1514 (XV), la Asamblea General aprobó la Resolución 1541 (XV) titulada

"Principios que Deben Servir de Guía a los Estados Miembros para Determinar Si Existe o No la Obligación de Transmitir la

Información Que Se Pide en el Inciso E del Artículo 73 de la Carta", la cual marcó un avance importante y decisivo en el

desarrollo del concepto de libre asociación como una alternativa válida y reconocida en el ámbito internacional. La Resolución 1541 (XV) no solo clarificó la controversia en cuanto a la determinación de la obligación de transmitir

información bajo el Artículo 73 E de la Carta, sino que fue más allá y desarrolló definiciones y criterios específicos de aquellas alternativas que constituyen fórmulas de plenitud de gobierno

propio. De este modo, la posibilidad de obtener la plenitud de gobierno propio por otros medios distintos al de la independencia quedó debidamente reconocida. Expresamente la Resolución señala que puede considerarse que "un territorio propio: no autónomo ha alcanzado la plenitud del gobierno

a) Cuando pasa a ser un Estado independiente y soberano; b) cuando establece una libre asociación con un Estado independiente; o c) cuando se integra a un Estado independiente."

EL principio VII de la Resolución 1541 (XV) destaca dos requisitos básicos para una libre asociación. Estos son: a) La libre asociación debe ser el resultado [de una] libre voluntaria expresada elección con de los pueblos de del causa territorio por y

interesado

conocimiento

procedimientos

democráticos. En esa asociación se debe respetar la individualidad y las características culturales del territorio y de sus pueblos, y reservar a los pueblos del territorio que se asocian a un Estado independiente, territorio la libertad la de modificar de su el estatuto por de ese

mediante

expresión

voluntad

medios

democráticos y con arreglo a los procedimientos constitucionales. b) El territorio que se asocia debe tener derecho a determinar su constitución interna sin ninguna injerencia exterior, de

conformidad con los debidos procedimientos constitucionales y los deseos libremente expresados de su pueblo. Este derecho que no sean

excluirá la posibilidad de celebrar las

consultas

apropiadas o necesarias con arreglo a las condiciones de la libre asociación que se haya concertado. En términos de reconocimiento internacional para la libre asociación, la Resolución 1541 (XV) es, a nuestro juicio, la de mayor importancia. Una década después de aprobada la Resolución 1541 (XV) la

libre

asociación

recibió

reconocimiento

adicional

con

la

aprobación de la Resolución 2625 (XXV) del 24 de octubre de 1970, conocida como "Declaración Referentes a sobre las los Principios de de Derecho y la

Internacional

Relaciones

Amistad

Cooperación entre los Estados de Conformidad con la Carta de las Naciones Unidas". Esta Resolución reconoce el derecho a la libre determinación de los pueblos, consagrado en la Carta de las Naciones Unidas así como que todos los pueblos tienen el derecho de determinar

libremente, sin injerencia externa, su condición política. Además reconoce que el establecimiento de un Estado independiente, la libre asociación o integración con un Estado independiente o la adquisición decidida por de un cualquier pueblo, otra condición formas política del libremente del

constituyen

ejercicio

derecho de libre determinación de ese pueblo. La Resolución 2625 (XV) confirmó así el reconocimiento, que a través de resoluciones anteriores, había dado la comunidad

internacional a la libre asociación como fórmula para alcanzar la plenitud del de gobierno esta propio. El proceso que terminó a la con la

aprobación

última

resolución,

convirtió

libre

asociación "en una alternativa aceptable y debidamente reconocida para poner fin a casos de dependencia política" como es el caso de Puerto Rico.