VIERNES 25 DE SEPTIEMBRE DE 2009

TEMA: LA ESCENA DEL CRIMEN Y LA CADENA DE CUSTODIA EN EL NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL DEL PERÚ.
I. INTRODUCCIÓN.En cuanto a la perpetración de un delito, en la etapa de las investigaciones, consideramos muy importante la determinación de la escena del crimen, es decir, del lugar, ubicación o espacio donde se cometió el delito así como también determinar y establecer las evidencias que hayan sido dejadas ya sea consciente o inconscientemente por el autor o autores, y las que pudieran permanecer en el lugar, para ello también consideramos importante seguir los procedimientos adecuados y establecidos legalmente con el fin de dotar de seguridad a la escena del crimen y encontrar, recoger, asegurar, custodiar, proteger, identificar, rotular y analizar las evidencias físicas y cualquier otra , mediante una eficaz y eficiente cadena de custodia. Para ello, producido y conocido un hecho delictivo ó ilícito, personal policial se constituye a la escena del delito con la intervención del representante del Ministerio Público o dando aviso inmediato a éste último, resultando positivo, aislar el lugar de la escena del crimen y proceder luego a recoger las evidencias físicas y cualquier otra evidencia aprovechable para la investigación entre ellas por ejemplo: huellas, rastros, armas, proyectiles, vello púvico, cabello, piel, semen o cualquier otro elemento que pudiera resultar significante para contribuir a la investigación, siguiéndose para ello el procedimiento establecido y normado por el artículo 220 inciso 2 del nuevo Código Procesal Penal[1] en concordancia con lo enunciado por los artículos 8 y 15 del Reglamento de Cadena de Custodia contenido en la Resolución Número 729-2006-MP-FN[2],de forma tal que no se arriesgue la significancia probatoria de las evidencias que pudieran utilizarse ya sea para la identificación del autor o para establecer la forma como se materializó el delito y demás situaciones o para el esclarecimiento del hecho delictivo. Debemos aditar a lo enunciado, que en algunas ocasiones, resulta común apreciar en algunos medios de comunicación como, a través de éstos la policía, exhibe en conferencias de prensa evidencias y elementos de prueba de la comisión de delitos, como: armas, municiones, billetes, monedas, drogas etc., que son considerados como elementos probatorios, con el consecuente riesgo de que ante el Nuevo Modelo Procesal Penal cuya característica es acusatorio, adversarial, contradictorio - puedan ser cuestionados en la etapa judicial, al no verificarse una adecuada

cadena de custodia o que hayan sido manipulados, restando mérito a su valor probatorio legalmente, afectando el desarrollo del proceso y la determinación final. Concluimos esta introducción afirmando que la cadena de custodia es todo un conjunto de procedimientos de seguridad, orientados principalmente a garantizar que los elementos materiales objetos de prueba o evidencia física, identificados, fijados, embalados y rotulados sean los mismos que se encontraron en el lugar de la escena del crimen, previamente aislada, encontrándose en iguales condiciones, en comparación con el hallazgo primigenio. II. CONCEPTO DE ESCENA DEL CRIMEN Mal llamada así a nuestro modesto entender, puesto que consideramos que su denominación correcta debe ser “Escena Del Delito”, Es aquel espacio en el que se ha llevado a cabo la comisión de un acto calificado como delito, el mismo que puede o no dejar como resultado evidencias físicas, las que a su vez pueden o no estar focalizadas en ese mismo lugar[3], concepto que es tomado de nuestro Profesor Pablo Rodríguez Regalado y que compartimos por su convincente explicación en los extremos Para conceptuar adecuadamente lo que se denomina ESCENA DEL DELITO, deben acreditarse lo siguientes elementos: DEBE EXISTIR NECESARIAMENTE UN ESPACIO.- En efecto, se tiene como elemento fundamental, que el hecho delictivo se haya llevado a cabo en un lugar determinado el mismo que puede estar representado por una área pequeña ó extensa; EL ACTO DE ENCONTRARSE CALIFICADO NECESARIAMENTE COMO DELITO.- Para que esta denominación resulte propia, el hecho debe encontrarse comprendido dentro de los alcances del código penal, resultando que el examen de la escena sea consecuencia de un acto criminal que requiera la aplicación del conocimiento criminalístico; QUE PUEDAN QUEDAR O NO EVIDENCIAS.- Este elemento resulta de importancia en el concepto de escena del delito, puesto que en un supuesto ilícito pueden o no quedar rastros del mismo o evidencias ya sean físicas o de otra índole, la explicación recae en el sentido de que no en todos los delitos se puede obtener evidencias, como por ejemplo en el caso de la instigación al suicidio, ya que en algunos casos no suelen quedar evidencias;

QUE LA ESCENA DEL DELITO SE ENCUENTRE FOCALIZADA O NO.- Existen casos de delitos cuyo lugar de perpetración puede ser fácilmente focalizado o determinado pero, también existen algunos otros delitos en los cuales el lugar de comisión no puede ser determinado o focalizado así como por ejemplo los delitos informáticos en los que resulta muy complicado focalizar el lugar, son todas estas razones las que también nos llevan al convencimiento de que el concepto vertido sobre escena del delito, es la mas apropiada a nuestro modesto entender. Ahora bien, para determinar, precisar y trabajar en la escena del delito debemos tomar como pautas a seguir las siguientes: II.1. COMPROBACIÓN DEL HECHO DELICTIVO.- Por lo general en la mayoría de los casos es la policía, quien toma conocimiento de la ocurrencia de un hecho delictivo, por lo que su labor deberá estar orientada en primer lugar, a verificar el contenido de la información, por ello su actuación deberá ser inmediata, poniendo en conocimiento del hecho en forma también inmediata al representante del Ministerio Público, entendiendo que la demora en su actuación e intervención, puede afectar el resultado de la investigación preliminar. II.2. DELIMITACIÓN, AISLAMIENTO Y SEGURIDAD DE LA ESCENA DEL DELITO.-Presente la policía en el lugar del ilícito, debe proceder a enmarcar un perímetro que delimite el lugar de la escena del delito, para ello por lo general si es espacio abierto, se colocan cintas distintivas o si es espacio perfectamente delimitable a través de un lugar cerrado, se aísla el mismo, protegiendo de esta forma los indicios y evidencias que puedan encontrarse dentro de esta zona delimitada, informando a su dependencia policial y al Ministerio Público lo verificado y actuado en el lugar de los hechos, debiendo asumir las seguridades del caso, para el resguardo de la escena hasta que se hagan cargo los especialistas en la investigación del delito. II.3 COMUNICACIÓN AL MINISTERIO PÚBLICO Y PERITOS.- La policía especializada a cargo de la investigación del hecho delictivo, comunicará al Ministerio Público su intervención, constituyéndose al lugar para hacerse cargo de las investigaciones, contactándose de inmediato con la dependencia de criminalística, solicitando la presencia de los especialistas peritos para el examen de la escena a cargo de un responsable y con la dirección del Ministerio Público.

II.4 TRASLADO AL LUGAR DE LA ESCENA DEL DELITO.- Todas las personas comprometidas con las investigaciones y exámenes deben asistir en conjunto al lugar de la escena en forma inmediata, debiendo conformar el equipo correspondiente para atender las diligencias necesarias. II.5 DILIGENCIAS PERIFÉRICAS.- Entendida como parte de la criminalística de campo, el investigador criminal a cargo de la investigación, deberá entrevistarse con el personal policial a cargo de la seguridad de la escena del delito, tomando conocimiento de lo actuado, tratando de obtener información complementaria para tener un mejor y mayor panorama del hecho materia de investigación, ya sea mediante entrevistas a testigos, identificándolos para una posterior declaración, indagar sobre la presencia de personas u otros aspectos que contribuyan a la investigación. II.6 INGRESO DEL OPERADOR A LA ESCENA DEL DELITO.Presente el operador que puede ser perito, experto, técnico u otro, debe efectuar una observación panorámica del escenario del delito, para ello deberá detenerse en el punto de ingreso por breves momentos, apreciando tanto el largo, ancho y altura del lugar de la escena del delito, evitando el escape de algún detalle, tratando de apreciar este escenario como un todo, es decir, en forma conjunta. II.7 BÚSQUEDA, IDENTIFICACIÓN Y MARCACIÓN DE INDICIOS Y EVIDENCIAS.- Es la etapa en la cual el operador que puede ser único ó también los operadores especialistas; biólogo, médico, químico se avocan a la búsqueda de evidencias físicas, químicas y/o biológicas. II.8 RECOJO, ROTULACIÓN Y CADENA DE CUSTODIA.- una vez identificado el indicio o evidencia se procederá al recojo de la misma teniendo especial cuidado para no alterarla ni destruirla, de forma que pueda ser recogida y examinada tal como fue hallada, con el objeto de que en tal estado, sea posteriormente examinada por el especialista, empleando los medios mas adecuados al tipo de muestra, evitando la mezcla de sus componentes y colocándola en el envase mas adecuado de acuerdo a su naturaleza, resulta indispensable que cada muestra recogida sea debida y plenamente identificada, precisando de que lugar es recogida, a que

corresponde, quien la recoge, cantidad, volumen o peso contenido, datos que serán consignados en una tarjeta de evidencia que será agregada a cada una de las muestras, garantizando esta información con la firma del funcionario policial y el operador de la escena que interviene, así como la del representante del Ministerio Público y el testigo debidamente identificado, de ser el caso, levantándose además un acta de recojo de muestras en la que se consigne la cantidad de muestras recogidas de la escena del delito. Luego del recojo y la identificación y rotulación de la evidencia se procede a la cadena de custodia que será materia de análisis a continuación. III. CADENA DE CUSTODIA.CONCEPTO.- Para entender lo que se conceptúa por cadena de custodia vamos a recopilar el concepto vertido por el doctor Angulo Arana quien manifiesta que: “La cadena de custodia es un procedimiento que se encuentra establecido por la normatividad jurídica, que tiene el propósito de garantizar la integridad, conservación e inalterabilidad de elementos materiales de prueba como documentos, muestras (orgánicas e inorgánicas), armas de fuego, proyectiles, armas blancas, estupefacientes etc.,entregados a los laboratorios criminalísticos o forenses por la autoridad competente a fin de analizar y obtener, por parte de los expertos, técnicos o científicos un concepto pericial “[4] ,por lo cual hallado un instrumento del delito en la escena, una vez comprobado el hecho y su utilización, opera la cadena de custodia, ya que este instrumento considerado como elemento material del delito, servirá para demostrar la comisión de un delito, relacionar al sospechoso con la víctima o escena del delito, establecer las personas asociadas con el delito, corroborar el testimonio de una víctima, definir el modo de operación del agresor, debiendo seguir el procedimiento establecido en el nuevo Código Procesal Penal a fin de que los elementos materiales y evidencias físicas sean debidamente evaluadas, debiendo ser incorporadas en la investigación preparatoria, admitidas en la etapa intermedia y valoradas en el juicio oral, resultando la cadena de custodia, la que garantiza que aquello que es incorporado al proceso es lo mismo que se encontró en la escena del delito. PRINCIPIOS DE LA CADENA DE CUSTODIA.- Los principios que rigen la cadena de custodia se encuentran enunciados por el artículo cuatro del reglamento de cadena de custodia y son:

IV.

A)

El control de todas las etapas, desde la recolección o incorporación de los elementos materiales, evidencias y bienes incautados hasta su destino final, controlando también la actuación de los responsables de la custodia. La preservación de los elementos materiales y evidencias así como de los bienes incautados para garantizar su inalterabilidad, evitar confusiones o daño de su estado original, así como un indebido tratamiento o incorrecto almacenamiento. La seguridad de los elementos materiales y evidencias, así como de los bienes incautados con el empleo de medios y técnicas adecuadas de custodia y almacenamiento en ambientes idóneos de acuerdo a su naturaleza. Mínima intervención de funcionarios y de personas responsables en cada uno de los procedimientos, debiendo registrar siempre su identificación. La descripción detallada de las características de los elementos materiales y de las evidencias físicas, además de los bienes incautados o incorporados en la investigación de un hecho punible, del medio en el que se hallaron, de las técnicas utilizadas, de las pericias, de las modificaciones o alteraciones que se generen y otros, estos principios deben ser observados con el objeto de demostrar que los elementos materiales probatorios y la evidencia física han sido detectados, fijados, recogidos, obtenidos y embalados técnicamente, en observancia de lo prescrito por nuestra Constitución Política y los tratados internacionales sobre derechos humanos vigentes.

B)

C)

D)

E)

V.

SUPERVISIÓN DE LA CADENA DE CUSTODIA.- El artículo IV del Título Preliminar del NCPP impone al Ministerio Público el deber de la carga de la prueba , imponiéndole así mismo el deber de garantizar la autenticidad de los elementos materiales y evidencias físicas, para lo cual habrá de habilitar ambientes adecuados y adoptar las medidas necesarias para evitar que se alteren de cualquier forma, contando con el apoyo de la Policía Nacional del Perú, por tanto, la tarea de velar por una eficiente cadena de custodia, resulta importante ya que debe formar convicción en el juzgador, de no ser así cualquier duda o sospecha , respecto a la indemnidad o integridad de la evidencia, o su manejo adecuado, puede

repercutir negativamente en la presentación del caso del Ministerio público. VI. PROCEDIMIENTO DE LA CADENA DE CUSTODIA.- La cadena de custodia debe ser permanente en todos los procedimientos utilizados en la técnica criminalística, también en la medicina legal y en las ciencias forenses, teniendo en consideración la diversidad de escenas del delito, permitidas por la propia tipicidad de los delitos enunciados en el Código Penal, Por lo que deben seguirse las siguientes etapas: PRIMERA ETAPA: Producido un hecho delictuoso, los primeros en constituirse a la escena del delito son los efectivos policiales de la zona, los mismos que verificarán y confirmaran la noticia criminal, comunicando al fiscal para que se constituya al lugar de la escena del delito conjuntamente con los efectivos especializados de la Policía competentes, procediendo a asegurar y fijar el área a ser aislada, acordonando el lugar mediante cuerdas, cintas u otros, a fin de evitar la pérdida o alteración de los elementos materiales o evidencias físicas que pudieran encontrarse en el lugar. SEGUNDA ETAPA: Constituidos en la escena del delito, el fiscal y los especialistas correspondientes de la PNP, solicitarán información previa de la persona que dio a conocer el hecho, efectuando un registro cronológico de todo lo que realizarán para proceder a la búsqueda de los elementos materiales y las evidencias físicas, bajo un método que dependerá de las características del lugar y circunstancias de la escena del delito, debiendo registrar toda la información obtenida. TERCERA ETAPA: Detectados los elementos materiales y las evidencias físicas en la escena del delito se procederá a perennizarlo ,con las seguridades del caso, ello, antes, durante y después de recolectar, embalar, rotular y etiquetar utilizando, fotografías, video o topográficamente en la forma mas adecuada, clasificándolo acorde con su clase, naturaleza y estado, observando las condiciones de bio-seguridad y protección como por ejemplo el uso de guantes, tapabocas, gorros, caretas, gafas, fundas para zapato y equipos convenientes, de acuerdo a la naturaleza del elemento material o evidencia física encontrados o aportados, observando las condiciones de preservación y seguridad que sirvan para garantizar la integridad, continuidad, autenticidad, identidad y registro teniendo en consideración su naturaleza y clase.

CUARTA ETAPA: Obtenidos los elementos materiales así como las evidencias físicas, el fiscal determinará su remisión a los laboratorios criminalísticos correspondientes a fin de que sean examinados y analizados, para luego, efectuado el análisis y estudio correspondiente, emitir el informe pericial y en caso de que no requiera de análisis o de estudio inmediato, procederá enviarlo al almacén de evidencias, ya sea en uno u otro caso deberá extremarse las precauciones para que exista un remanente o sobrante a efecto de que en el futuro se pueda constatar el análisis o estudios sobre los referidos elementos materiales o evidencias físicas, siendo importante que todo el personal que tuviera contacto con los elementos materiales o evidencias físicas, precise en el formato de cadena de custodia el lugar, la fecha y la hora, para poder establecer en algún momento dado su identificación, esto, teniendo en consideración que el sistema de cadena de custodia, es parte del proceso penal en sus diferentes fases estando establecidas las etapas o pautas que deben seguirse durante la cadena de custodia desde su inicio ( hallazgo ), hasta su finalización. VII. FINALIZACIÓN DE LA CADENA DE CUSTODIA: La cadena de custodia finaliza una vez precisado el destino final de los elementos materiales o evidencias físicas que fueron encontrados y estudiados o analizados, decisión que compete a la fiscalía o juez competente, dependiendo de la etapa en que se encuentre el proceso pudiendo disponer finalmente la conservación o custodia definitiva, su devolución, su destrucción o incineración, su libre disposición o remate tanto de los elementos materiales o evidencias físicas sometidas a la cadena de custodia. VIII. CONCLUSIONES: Primera.- La escena del delito, mal llamada escena del crimen es todo aquel espacio delimitable o no, en el cual se ha efectuado la comisión de un ilícito penal, siendo importante su ubicación para efectuar la búsqueda de elementos materiales o evidencias físicas aprovechables para la investigación del delito. Segunda.- Con el nuevo modelo procesal penal resulta muy importante ejecutar correctamente la cadena de custodia, siguiendo los reglamentos y disposiciones correspondientes ya que de ello dependerá la valoración del medio probatorio en el desarrollo del proceso, siendo responsabilidad

del Ministerio Público su correcta aplicación desde el recojo de la evidencia o elemento material hasta su finalización. Tercera.- Debe efectuarse una total reingeniería en los sistemas educativos y de capacitación de la policía nacional en procedimientos criminalísticos capacitando adecuadamente al personal que apoyará al Ministerio Público en las investigaciones y eventos criminalísticos para evitar la contaminación , deterioro o ineficacia legal de los elementos materiales y evidencias físicas. Cuarta.- Debe demostrarse durante el curso del proceso, principalmente en la etapa de juzgamiento, que el elemento material o evidencia física presentada en el proceso para acreditar algún hecho, sea la misma que se encontró en el lugar del suceso, o la que fue recuperada a través de la intervención de algún testigo, o que haya sido entregada por la víctima u otras personas, para ello, es importante, mantenerla en un lugar seguro, protegerla de los elementos que puedan alterarla y no permitir el acceso a esta evidencia o elemento material a personas que no se encuentren autorizadas. IX. BIOGRAFÍA:- Código Procesal Penal, Edición Actualizada, Año 2008, Juristas Editores E.I.R.L.- Reglamento de la cadena de custodia de elementos materiales, evidencias y administración de bienes. Resolución No.729-2006-MP-FN .- Rodríguez Regalado, Pablo: Carpeta de trabajo de criminalística, Postgrado,2009.Angulo Arana, Pedro.2006.La investigación del delito en el nuevo Proceso Penal . Lima, Gaceta Jurídica. [1] “Los bienes objeto de incautación debe ser registrados con exactitud y debidamente individualizados, estableciéndose los mecanismos de seguridad para evitar confusiones o alteración de su estado original; igualmente se debe identificar al funcionario o persona que asume la responsabilidad o custodia del material incautado” – Código Procesal Penal, Edición Actualizada, Año 2008, Juristas Editores E.I.R.L. Pag. 481. [2] “La cadena de custodia se inicia con el aseguramiento, inmovilización o recojo de los elementos materiales y evidencias en el lugar de los hechos, durante las primeras diligencias o incorporados en el curso de la investigación preparatoria; y, concluye con la disposición o resolución que establezca su destino final” –Ministerio Público-. Reglamento de la cadena de custodia de elementos materiales, evidencias y administración de bienes Resolución No.729-2006-MP-FN (Art.8º.) [3] Rodríguez Regalado, Pablo: Carpeta de trabajo de criminalística, Postgrado,2009.[4] Angulo

Arana, Pedro.2006.La investigación del delito en el nuevo Proceso Penal .Lima, Gaceta Jurídica S.A. 175p.