PROYECTO

3
Tubo de plástico (aislante)

CONSTRUCCIÓN DE UN MOTOR ELÉCTRICO
Los extremos de la bobina tienen el esmalte lijado

Tornillo sobre el que descansa el eje Si enrollamos una tira de papel sobre la tabla, la bobina se podrá sacar con facilidad. Eje de alambre

Delgas construidas con la chapa del polo de una pila de petaca

Unión con hilo y pegamento Escobilla construida con un tubo metálico

Imán

Corcho o madera

El motor que describimos en esta página se llama motor Gaviña (el nombre de su creador), y te lo ofrecemos como adivinanza. ¿Sabrías explicar cómo funciona? Datos para tu reflexión: un cable de la pila va al tornillo de abajo, en el que descansa el eje. El otro cable va a la escobilla que sobresale por debajo de los imanes. Los extremos de la bobina tocan en las dos del gas que sobresalen por arriba.

2 Construir uno de los motores eléctricos que se describen en estas páginas.ENTRENAMIENTO PREVIO 1 Construir un electroimán. El motor Dragón II. 2 Emplear dicho motor para mover uno o varios mecanismos. diferente de los que se describen en el texto. . PROPUESTA DE TRABAJO 1 Diseñar y construir un motor eléctrico.

Figura 2. Figura 1. Como nunca podemos asegurar nuestra puntería. El motor Dragón I. 2). pero no del todo. de los que se emplean para sujetar puertas de armario poco pesadas. en los motores de corriente continua el rotor está hecho con bobinas. es decir. no obstante. el Dragón I funciona muy bien. la pieza de alambre debe ser plana. conviene que en el centro quede alguna zona curva (lo ideal es que tenga forma de S) y que cumpla las condiciones siguientes: a) A pesar de sus curvas. La siguiente tarea consiste en partir por la mitad cada uno de los trozos de ferrita. al menos la zona central debe ser plana. aunque serviría cualquier alambre fuerte. y. Figura 3. Si tienes dificultades para lograrlo. Enderezamos el alambre. 1). Normalmente. dar un golpe seco en el centro. y los imanes se sitúan en la parte estática (estator). Para la construcción del rotor vamos a necesitar tres imanes corrientes. b) La S debe ser un poco más pequeña que las chapas de hierro que estaban en contacto con la ferrita magnética antes de desmontar el imán. Si los tienes que comprar. pero en este caso se va a hacer a la inversa. Un buen procedimiento consiste en apoyar los extremos de la pieza sobre dos objetos iguales. Como eje.PROYECTO 3 ENTRENAMIENTO PREVIO Antes de diseñar y construir tu propio motor vas a realizar una labor de entrenamiento que consiste en la construcción la versión sencilla del motor Dragón. por ejemplo dos trozos de cartón. brillante y desprovisto de esmalte o pintura. vamos a utilizar el alambre de un imperdible grande. c) Los tramos rectos deben formar parte de la misma recta. no es de construcción complicada y las medidas y la colocación de las piezas no influyen demasiado en el resultado. es decir. a continuación. . que no es obligatorio que realices. deben ser uno prolongación del otro. El motor Dragón II arranca mejor y tiene más fuerza. no parece mal procedimiento colocar un martillo pequeño en el centro del trozo de ferrita y golpear sobre él con un martillo mayor (fig. Se trata de un material bastante duro que se partirá bien si lo preparamos todo convenientemente. elige imanes que se puedan desmontar. de manera que si la dejamos sobre una mesa toda ella toque en la superficie de apoyo. aquellos cuya carcasa de plástico permita extraer con facilidad la ferrita magnética de su interior (fig. CONSTRUCCIÓN DEL ROTOR El rotor es la parte del motor que da vueltas. Decimos la versión sencilla puesto que luego se describirá otra versión un poco más compleja (el motor Dragón II).

Con esto queda terminado el rotor. tres trozos de imán por cada lado. como ocurre con el aluminio.. para evitar que los imanes del rotor sean atraídos por los soportes y ello lo frene un poco en su rotación. Este es el momento de doblar el alambre para formar la manivela (figura 6). procuramos que estos cortes queden hacia el lateral (fig. El agujero para el eje se puede practicar con ayuda de un clavo y un martillo. los imanes deben ponerse tal y como ellos tienden a juntarse. 5). de madera. no pase hacia el interior.. Figura 8. En estas condiciones. Para que las roturas del imán no corten la cinta adhesiva. con el fin de que la bobina no engorde demasiado: con el mismo cable entran menos espiras en una bobina gorda y hueca que en otra bien ordenada y apretada. habrá que repetir varias veces la operación de introducir el clavo para evitar que el agujero se cierre o que se formen nuevas rebabas. de diámetro un poco inferior a medio milímetro) alrededor de un clavo. Otro elemento importante del estator es el electroimán. 6). bien remachándolas. una pistola de pegamento termofusible y dos de los rectángulos de hierro antes citados. Ciertamente. con soporte de hierro (hojalata) el motor también funciona. bien limando. La fuerza del electroimán depende del número de espiras y no de la longitud del cable utilizado. el cobre. CONSTRUCCIÓN DEL ESTATOR Los soportes van a estar formados por dos piezas de lámina metálica. Figura 6. es decir. por ejemplo. para que exista buen contacto entre las tres piezas. Los soportes se pueden pegar. puesto que él mismo se separaría de los demás. pegamos el electroimán de modo que quede lo más cerca posible de los imanes. Hasta que el pegamento se enfríe. Con ayuda de ese pegamento formamos un sandwich con los dos hierros y la S. Es bueno eliminar las rebabas que se formen. preferiblemente iguales y con un agujero en el extremo. torciendo el alambre que se encuentra entre los soportes. superponemos. Figura 4. ampliando el sandwich. Figura 5. Servirá cualquier metal que no sea atraído por los imanes. Siempre se deben tocar entre sí polos contrarios. Se debe procurar que esta lámina sea de un metal que no contenga hierro. en espera sólo de un doblez en forma de manivela que realizaremos preferentemente cuando el eje ya esté colocado en sus soportes (fig. Enrollamos no menos de 10 metros de cable con las espiras bien ordenadas.Para el siguiente paso necesitaremos un tornillo de banco. Manivela Figura 7. lo mantenemos bajo presión con ayuda del tornillo. sería imposible colocar alguno de los imanes en cualquier otra posición. uno de los polos del rotor se dirigirá hacia el electroimán. atornillar o clavar a una base. de manera que todo el alambre que sobresale parece estar en línea recta. Lo podemos fabricar enrollando cable (el ideal es el cable esmaltado. Nos ayudaremos de unos alicates. Una vez fabricado. el latón. para retener el alambre de manera que el doblez. que realizaremos con los dedos. . entre dos soportes que hayamos preparado previamente. Hay que tener en cuenta que si se remachan. A continuación. pero evitando que cuando giren con mucha velocidad quepa la posibilidad de que rocen con el clavo. El conjunto se fija con cinta adhesiva bien apretada. pero baja un poco su rendimiento y nuestras posibilidades de control sobre él.

Para ello conectamos los cables de la manera siguiente: un cable del electroimán a la pila. Es bastante complicado colocar bien la escobilla. Figura 10. será importante comprobar cuál es la posición de la escobilla en la que tiene mejor rendimiento. uno va a la pila y con el otro tocamos suavemente en la manivela. para ello pelaremos unos 12 cm de cable que.. Escobilla Figura 11. No es mal recurso utilizar cable monofilar recubierto de plástico. y si aun así no arranca. de forma que las escobillas puedan permanecer en vertical cuando el motor gira a máxima velocidad.. sino solamente en la mitad de su recorrido. Si ocurriese que el motor no hace el más mínimo conato de moverse y no se ve ninguna chispa en la zona del colector (escobilla y manivela) deberíamos comprobar. Cuando ya funcione el motor. Figura 9. Probamos con la escobilla en posición horizontal. con ayuda de una bombilla (situada entre la escobilla y la manivela). COLOCACIÓN DE LAS ESCOBILLAS Ya se puede considerar terminado el Dragón I. uniones internas del cable esmaltado no peladas. el colmo del éxito se logra cuando se consigue dejar la escobilla apoyada en la base y aun así funciona. el otro. Cuando se conoce bien la inclinación ideal de una escobilla. Pronto se verá cuál es la presión óptima que se debe ejercer con este cable y cuál es el mejor ángulo de inclinación de la escobilla. etc. a continuación. El último tramo no se enrolla. con escobillas en diferentes posturas de inclinación. 9). . Si el motor no arranca le damos un pequeño giro inicial al rotor. 10). Se pueden utilizar pinzas de cocodrilo para asegurar estas conexiones. con la escobilla vertical. enrollaremos para formar un cable grueso. y será la zona encargada de rozar con la manivela (fig. sin embargo. que no hay fallos de conducción: cable esmaltado mal pelado.PROYECTO 3 PRUEBA DEL MOTOR Después de construir el rotor y el estator. cambiamos los polos de la pila. puesto que se debe conocer cuál es el ángulo óptimo para su inclinación y lograr la presión más adecuada. a uno de los soportes metálicos (fig. siempre procurando que la escobilla no toque todo el tiempo la manivela. estamos en condiciones de probar el motor. Un tercer cable tiene pelados dos de sus extremos. soportes de material no conductor. parece preferible doblar el eje intentando evitar que se nos parta el alambre.

Debe evitarse que las dos escobillas toquen simultáneamente la manivela. imanes y clavo en línea recta) este punto muerto se puede evitar poniendo una plaquita de hierro debajo de la cabeza del electroimán. lo que desplazará un poco a los imanes del rotor y el arranque espontáneo mejorará considerablemente. • El otro cable toca a la vez un polo de cada pila (son polos contrarios). (movimiento por atracción) con lo que el rendimiento del motor mejora considerablemente y debe arrancar siempre de forma espontánea. y a veces no arranca bien. Figura 13. El rendimiento del motor mejora asombrosamente si añadimos un poco de grasa o aceite en la zona de las escobillas y en el eje. .El motor Dragón I gira a base de repulsiones entre el electroimán y el imán. En el dibujo se aprecia que la instalación de las dos pilas es así: • Un cable del electroimán toca el soporte. Dependiendo de las holguras. • El polo sobrante va desde una pila a una escobilla. puede ser bueno conectar entre sí los dos soportes con un cable. Si queremos asegurarnos de que este motor va a arrancar cuando sea conectado a la corriente. puesto que el imán se queda orientado perfectamente hacia la cabeza del clavo del electroimán y al querer arrancar se encuentra en punto muerto (eje. con lo cual aparecen fenómenos de doble repulsión en cada ciclo. Figura 12. a fin de mejorar la unión eléctrica entre los soportes y el eje manivela. EL MOTOR DRAGÓN II Está provisto de dos escobillas y dos pilas. procuraremos que se pare en la posición de repulsión y no en su contraria. • El sobrante va desde la otra pila a la otra escobilla. Cualquier tipo de separador entre las escobillas nos puede asegurar que nunca llegarán a tocarse. puesto que eso provoca un cortocircuito que gasta rápidamente las dos pilas.