Espejos Planos

Física II Mayo 12 2011

Es un hecho conocido que una superficie de acero pulida forma un haz reflejado bien definido si le llega un haz incidente, pero una hoja de papel refleja la luz más o menos en todas direcciones (reflexión difusa)

Crédito Imagen: http://www.flickr.com/photos/peaceful-jp-scenery/5511623887/lightbox/

Es sobre todo por la reflexión difusa como vemos en torno de nosotros los objetos no luminosos. La diferencia entre la reflexión difusa y la reflexión especular (la de los espejos) depende de la rugosidad de la superficie; para que se forme un haz reflejado se requiere que la profundidad media de las irregularidades de la superficie del reflector sea suficientemente menor que la longitud de onda de la luz incidente. Este criterio de rugosidad de la superficie tiene diferentes alcances en diferentes regiones del espectro electromagnético.

Así por ejemplo el fondo de una cacerola de hierro fundido es un buen reflector para microondas de longitud de onda de 0.5 cm, pero no un buen reflector para la luz visible (o sea, no podemos usar la cacerola de espejo para acicalarnos). Un segundo requisito para que se forme un haz reflejado es que las dimensiones transversales del reflector sean suficientemente mayores que la longitud de onda del haz incidente. Si llega un haz de luz visible a un disco metálico pulido del tamaño de una moneda, se formara un haz de ondas cortas de radio de, por ejemplo =1m, se dispersará la radiación en todas direcciones a partir dela moneda y no se formará un haz unidireccional bien definido.

¿Entonces qué es un espejo? Un espejo es una superficie que refleja una onda (electromagnética o sonora) de modo que preserva la mayoría de las características que la onda tenía antes de hacer contacto con el espejo.

La ley de reflexión (que el ángulo incidente es igual al ángulo reflejado siempre se cumple)

¿Por qué una superficie áspera dispersa un rayo de luz? Para cada tipo de reflexión, cada rayo obedece la ley de reflexión, sin embargo, la aspereza del material significa que cada rayo tendrá una orientación diferente, la línea normal es diferente en el punto de incidencia para cada rayo, en consecuencia, cuando un rayo individual se refleja en la superficie rugosa se riegan en direcciones distintas.

Aplicaciones de la reflexión especular y difusa Una aplicación interesante de la distinción entre las reflexiones especular y difusa se presenta cuando manejamos por una camino de asfalto, cuando está seco la luz se difunde, pero cuando se moja, el agua llena los espacio y la transforma en una reflexión especular, lo que hace más complicado el manejar en esta situación, por ejemplo cuando las luces del coche que viene en sentido se concentran y devienen cegadores. Una segunda aplicación existe en el campo de la fotografía. Mucha gente ha atestiguado o ha visto una fotografía de una bella escena natural capturada por un fotógrafo que prepara la toma con un cuerpo de agua en calma en primer plano. El agua provee de una reflexión especular al sujeto de la fotografía. La luz del sujeto puede llegar al lente de la cámara directamente o tomar una ruta más larga en la que es reflejada por el agua antes de llegar a la lente. Dado que la luz reflejada experimenta una reflexión especular, los rayos incidentes permanecen concentrados en lugar de regarse. De este modo la luz es capaz de viajar junta hacia la cámara y producir una copia exacta del sujeto que puede apreciarse en la fotografía. http://www.flickr.com/photos/peaceful-jp-scenery/5351269051/lightbox/