At. Martín Prieto Responsable Greenpeace Argentina.

De mi consideración: Me dirijo a Usted para solicitarle tenga a bien leer el breve resumen de hechos que adjunto, y se relacionan con lo sucedido el miércoles 4 de mayo pasado, día en que el Senado de la Nación otorgó media sanción al proyecto de Ley de Tratamiento de Residuos Eléctricos y Electrónicos (RAEE). En esa jornada se me entregó el texto del dictamen de Comisión de Medio Ambiente, que se había firmado un rato antes, recién a las 14, 30 hs. Procedí a leerlo comprobando con agrado que estaban incluidas varias modificaciones que en mi caso había observado en noviembre pasado. En esa inteligencia decidí votar favorablemente el flamante dictamen. Sin embargo, antes incluso de contar con ese texto, Greenpeace Argentina, en base a una información errónea, convocó a sus seguidores a enviar el siguiente mensaje a mi celular privado y al de uno de mis asesores: “Estenssoro, dejá de estorbar la sanción de la ley de basura electrónica”. Tratándose de un espacio de intimidad protegido legalmente, toda vez que sí es de libre acceso público el teléfono de línea de mi despacho y mi mail oficial, me sorprendió ese destrato para con quienes siempre hemos sido entusiastas impulsores de la legislación ambiental. En mi caso particular, presido la Fundación Equidad que reutiliza y recicla miles de computadoras (RAEE) anuales que son entregadas a escuelas y organizaciones comunitarias, y además ya ha capacitado en esa cultura ambiental y solidaria a miles de personas en cursos cuatrimestrales. Mayor fue mi desagrado por tratarse de un supuesto falso. No solamente no estorbé la media sanción que voté luego favorablemene en general, sino que colaboré con mis objeciones de noviembre pasado a que el dictamen definitivo sea mejorado, a favor de mejores resultados ambientales. Esa es la posibilidad que brinda el debate democrático en un parlamento. El breve archivo que adjunto, como respuesta a esa ingrata publicación de Grennpeace Argentina, contiene una relación más detallada de los hechos, y también adjunto la versión taquigráfica de mi intervención en la sesión del miércoles 4 pasado. Como no hemos recibido respuesta alguna de Eugenia Testa, con quien intentamos vanamente comunicarnos desde entonces y a la que dejamos varios mensajes en su celular, decidi dirigirme a usted. Espero que tengan a bien publicar en la página Facebook de Greenpeace Argentina el error cometido, publicando la versión taquigráfica y el texto adjunto, y subsanar así la errónea información que -supongo sin mala intención- ofrecieron a sus multitudinarios seguidores, de los cuales varios miles procedieron a enviarnos ese injusto imperativo.

Cordialmente María Eugenia Estenssoro Senadora Nacional
 

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful