You are on page 1of 75

Resultados sobre diversidad sexual

Diseño y formación: Paula Montenegro.


Foto: Antonio Saavedra Rodríguez.
Corrección de estilo: Leonardo Castillo.

© 2011, primera edición.

Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.

Dante 14, col. Anzures,


del. Miguel Hidalgo,
11590 México, D. F.

Se permite la reproducción total o parcial


del material incluído en esta obra, previa autorización
por escrito de la institución.

Ejemplar gratuito: prohibida su venta.

Impreso en México Printed in Mexico


in memoriam: Arturo Díaz Betancourt 1956 -2011
Secretaría de Gobernación Instituciones invitadas

José Francisco Blake Mora María del Rocío García Gaytán


Secretario Instituto Nacional de las Mujeres
Miguel Ángel Carreón Sánchez
Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación Instituto Mexicano de la Juventud
Cecilia Laviada Hernández
Ricardo Antonio Bucio Mújica Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas
Presidente
Alejandro Lucas Orozco Rubio
Instituto Nacional de las Personas
Junta de Gobierno
Adultas Mayores
Representantes del Poder Ejecutivo Federal José Antonio Izazola Licea
en la Junta de Gobierno Centro Nacional para la Prevención y
el Control del VIH/Sida
Felipe Zamora Castro
Secretaría de Gobernación Sergio Medina González
Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia
Gustavo Alberto Nicolás Kubli
Rodrigo Quevedo Daher
Secretaría de Hacienda y Crédito Público Fernando Ernesto Verduzco Padilla
Mauricio Hernández Ávila Secretaría de la Función Pública
Secretaría de Salud
Asamblea Consultiva
Guillermo Bernal Miranda
Secretaría de Educación Pública Mauricio Merino Huerta
Presidente
Patricia Espinosa Torres
Secretaría del Trabajo y Previsión Social Roy Campos Esquerra
Francisco Javier Rangel González
Representantes designados por Adriana Ortiz Ortega
la Asamblea Consultiva Judit Ester Bokser Misses de Liwerant
Martha Sánchez Néstor
Roy Campos Esquerra Miguel Carbonell Sánchez
Francisco Javier Rangel González Katia D’Artigues Beauregard
Katia D’Artigues Beauregard Rossana Fuentes-Berain Villenave
Rogelio Alberto Gómez-Hermosillo Marín Rogelio Alberto Gómez-Hermosillo Marín
Mauricio Merino Huerta Epigmenio Carlos Ibarra Almada
Clara Jusidman Rapoport
José Antonio Peña Merino
Rebeca Montemayor López
Luis Perelman Javnozon
Juan Martín Pérez García
Ricardo Raphael
Regina Tamés Noriega
Fabienne Venet Rebiffé
Yo de chico siempre me sentí el bicho raro, el que no estaba
correcto. Discriminan al que tiene una diferencia: al obeso, al que
usa lentes, al bajito, al que está fuera del estereotipo de la sociedad.
Quien hace esto es para encontrar una justificación a algo que no
entiende, algo que desde su punto de vista, desde su perspectiva, no
es correcto.
Para mí, el haber descubierto que había más homosexuales fue ¡guau,
no soy el único!… Sí tuve apoyo por parte de mi madre y mucha
resistencia por parte de mi padre y en consecuencia, de su familia.
Desafortunadamente, en México no hemos logrado hacer ni encontrar
un grupo de parejas, los que nos hemos relacionado, todos nos
estamos escondiendo; las distancias y la comunicación en esta
ciudad hacen muy complicado que exista un grupo como en otros
países. La comunidad LGBTTTI está en vías de consolidarse.
Sabemos que aún falta mucho, pero está en todos los que formamos
parte de esta comunidad difundir sus principios y valores. Si nos
juzgan, ni modo. ¿Por qué los derechos humanos no habrían de
defendernos también a nosotros?”

Tomado de: Miguel González-Maciel, Aproximación a la percepción de hijos e hijas de


personas de la comunidad LGBTTTI, México, Conapred, 2009, p. 95.
Índice

Presentación, 11

Introducción, 14

Marco jurídico contra la discriminación, 17

Diseño de la investigación y

levantamiento de la encuesta, 19

PArte 1

Percepciones y actitudes sobre

la igualdad y la tolerancia, 25

PArte 2

Percepciones sobre discriminación a

personas homosexuales, 47

Glosario, 67

Para saber más, 71

Referencias a documentos, 73

Presentación

La enadis 2010 se refiere a nosotros y a nosotras. Es un espejo para ver nuestra so­
ciedad desde una perspectiva que guarda relación con muchas otras: la discriminación.
La discriminación se basa en un conjunto de estigmas inmerecidos, prejuicios des­
ventajosos, estereotipos enraizados, y tabúes aceptados acríticamente. Comparte la
sinrazón del machismo, la intolerancia religiosa, el racismo, el antisemitismo, la homo­
fobia, el clasismo y la xenofobia. Disminuye la esperanza de vida, la protección contra
los riesgos y el acceso a los servicios. Fortalece la intolerancia a la diversidad y facilita
los abusos de la autoridad. Promueve la ruptura de las familias y el odio entre los gru­
pos. Legitima la ley del más fuerte. Es caracterización de superioridad y de inferioridad,
11
y negación de igualdad en derechos. Se expresa en maltrato, en abusos, en exclusión,
en miedo y en ruptura del tejido social. La discriminación es negación de la dignidad
humana, afianza la pobreza, es tierra fértil para la violencia y cáncer para la democracia.
La discriminación es un fenómeno complejo. Por ello, es indispensable comprenderla
mejor, y descifrar cómo ha influido en la construcción histórica de esta sociedad, donde
las mujeres y ciertos grupos de población sufren desventajas en todos los campos de la
vida pública y privada. Al lastimar a las personas mediante la exclusión y negación del
reconocimiento como personas sujeto de derechos, la discriminación rebasa el ámbito
de lo individual, y hace imposibles las relaciones interpersonales basadas en el respeto,
la igualdad y el reconocimiento mutuo.
Sin duda, debemos comprender la discriminación en sus aspectos más generales,
pero también debemos conocer sus dimensiones particulares en relación con las muje­
res y los grupos que la han padecido histórica, constante y sistemáticamente, quienes
han enfrentado desigualdades fundamentales a consecuencia de ella. Por esa razón, en
este documento se presentan los resultados de la Enadis relacionados específicamente
con las personas que ejercen la diversidad sexual.
Hombres y mujeres homosexuales, lesbianas y bisexuales viven hoy de manera más
visible y con mayor participación pública; sin embargo, aún enfrentan muchos proble­
mas por su preferencia sexual distinta a la de la mayoría de la población. La discrimi­
nación contra este grupo abarca ámbitos como el educativo, el familiar, el laboral, el de
salud, el legal, el político y el religioso, entre otros. En ocasiones, deben exiliarse de sus
comunidades de origen y migrar a lugares donde el acoso y la persecución sean me­
nores. La homofobia llega a agresiones físicas, burlas, violaciones e incluso deriva en
crímenes de odio. Es injustificada y se basa en prejuicios y estereotipos que deshumani­
zan a las personas homosexuales, gays, lesbianas, bisexuales, travestis, transexuales,
transgénero e intersexuales.
12
Recientemente se han dado avances legales en materia de libertades de las perso­
nas por su preferencia sexual, pero aún hay mucho por hacer para integrar a la diver­
sidad sexual en un marco igualitario de derechos. La Enadis 2010 logra hacer visibles
algunos aspectos fundamentales sobre la situación de desventaja que enfrentan las
personas homosexuales en nuestro país; con ello, evidencia la necesidad de crear herra­
mientas para el acceso y la protección de derechos de este grupo de población; por ejem­
plo, avanzar en un diagnóstico integral de los problemas de la personas homosexuales,
lesbianas, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales.
La Enadis 2010 presenta avances, pese a su modestia. En las respuestas se puede
percibir mayor conciencia sobre los derechos humanos de la que se podría haber en­
contrado hace algunas décadas, sobre el hecho de que todas las personas los tenemos,
también por la preferencia sexual, y que deben respetarse; también hay mayor concien­
cia de que es negativo que algunos grupos no puedan ejercerlos de la misma manera
que el resto de la población. A pesar de esto, parece que aún no hemos logrado pasar del
reconocimiento de la diversidad y de los derechos, al de la igualdad, que se construye a
partir de las diferencias y no de la uniformidad, que supone la eliminación de prejuicios
desde todos los ámbitos de la sociedad y en todos los rincones del país.
Hay mucho por hacer. Debemos analizar a fondo nuestros sistemas y códigos so­
ciales, lograr que la legislación reconozca y garantice la igualdad en el ejercicio de los
derechos, y haga posible su justiciabilidad por medio de acciones afirmativas, y mejorar
los mecanismos de manera que el Estado de derecho sirva a todas las personas por
igual. Desde los gobiernos, los medios de comunicación, las instituciones académicas,
las empresas, las organizaciones de la sociedad civil y las asociaciones religiosas se
debe impulsar el respeto irrestricto a la dignidad de cada persona.
Los resultados de la Enadis 2010 hacen un llamado a no tolerar el trato injusto, inme­
recido e inconstitucional para nadie.
13

ricardo Bucio Mújica


Presidente del Consejo
Nacional para Prevenir la Discriminación
Introducción

Primero las malas noticias: me tocó escuchar por radio la transmisión del famoso
partido clasificatorio México-Francia en la reciente copa mundial de futbol en Sudáfri­
ca, que fue el momento de mayor gloria y orgullo nacional porque la selección mexica­
na, el Tri, le ganó al ex campeón. Uno de los dos locutores preguntó qué era lo que gri­
taba tan enardecidamente la porra conformada por miles de mexicanos en el estadio
cada vez que el portero de Francia controlaba el balón. Su compañero dudó mucho en
decirlo, pero ante la insistencia finalmente dijo: “Es el nombre del perro de Disney sin
la ‘L’ ”. No se volvió a mencionar el tema.
Esta historia resume mucho de lo que se puede ver en la Encuesta Nacional sobre
14
Discriminación (Enadis) levantada ese mismo año, 2010. La discriminación por pre­
ferencia u orientación sexual sigue siendo de las que más mitos, falsedades, generali­
zaciones y demonizaciones evoca; al mismo tiempo, es factor de unión, de jocosidad,
de burla, de promoción de odio y de violencia socialmente justificada y hasta exaltada,
que aún prevalece en la cultura de nuestro país.
¿Desde cuándo se aprenden estos conceptos sobre las personas homosexuales o bi­
sexuales? Desde la más tierna infancia. ¿Dónde? En la casa, en la escuela, en el trabajo,
con los vecinos, en los medios de comunicación. Por un lado, los conceptos alrededor de
la homosexualidad se consideran vergonzantes, humillantes o terribles, y por el otro la
mayoría de la gente y muchos profesionales aún creen firmemente que esta preferencia
es más un comportamiento que se aprende o que se practica por influencia, como vicio
o mala maña, y que se puede llegar a evitar de alguna manera. Por eso, los padres, con la
mejor intención, rechazan a los hijos cuando les comparten esa noticia o a veces incluso
recurren a charlatanes que prometen curar la homosexualidad. Por eso no se cuestionan
los chistes que humillan o caricaturizan a las personas homosexuales; para asegurar
que a nadie se le ocurra elegir o hacer “eso”. Por eso también la oposición a la adopción,
a pesar de los múltiples estudios científicos y determinaciones de las principales autori­
dades mundiales en materia de salud que desmienten estas creencias.
Mucha gente piensa que todas las personas homosexuales quieren ser del otro
sexo. Se confunde homosexualidad (atracción erótico-afectiva) con transgeneridad
(sentirse hombre o mujer en un cuerpo que no corresponde). La discriminación por
transexualidad o transgeneridad, que sabemos que es aún más cruel, todavía no está
debidamente identificada y cuantificada en las encuestas.
La mayoría las personas que padecen discriminación por otros motivos tienen por
lo menos un espacio seguro, la familia, pero para gran parte de las personas homo­
sexuales o transgénero éste es uno de los sitios menos seguros.
15
Ahora las buenas noticias: estamos en medio de grandes cambios, de una revolución
en actitudes hacia la homosexualidad. Cada vez más personas “salen del clóset” y cada
vez lo hacen más jóvenes (la edad promedio en que descubren su orientación hetero­
sexual, bisexual u homosexual es alrededor de los diez años); hoy por hoy estas personas
son más visibles, y con su testimonio están rompiendo paradigmas. Hace diez años no
nos hubiéramos imaginado la situación legal, cultural, social que se ha desarrollado ahora
en México. Casi todas las personas conocen y aprecian a alguien que no es heterosexual.
Hoy sabemos que la reducción del rechazo y, más aún, el apoyo y la aceptación de
los padres a sus hijos gays, lesbianas, bisexuales y transgénero es uno de los princi­
pales factores protectores para promover la salud y bienestar de estos últimos, para
reducir la posibilidad de suicidio, de uso de drogas, de caer en depresión, de buscar
prácticas sexuales de riesgo (Caitlin Ryan, Proyecto Aceptación Familiar, San Francis­
co, Estados Unidos).
También se sabe ahora que la orientación o preferencia sexual no se elige, que no
tiene que ver con influencias después de nacer, que es como ser zurdo o diestro y
que a través de ella se expresa la misma humanidad, la misma dignidad, el mismo
amor; por ello, las familias que se establecen son igual de válidas y tienen los mismos
derechos. El debate legal ya terminó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación el
año pasado. En la medida que más gente asimila esta información básica basada en
evidencia, más se reduce el prejuicio.
El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación ha sido punta de lanza en el
tema, y es de los contados organismos gubernamentales en lucha contra la homofo­
bia, en congruencia con su disposición para hacer valer la Ley Federal para Prevenir
y Eliminar la Discriminación. Ahora, con la Enadis 2010, logra poner números a la dis­
criminación, con los cuales se pueden hacer mayores y mejores análisis. A partir de
estas cifras se puede apreciar que, en general, las personas jóvenes de hoy tienen me-
16
nos prejuicios sobre la homosexualidad que sus padres, madres, abuelos o abuelas, lo
cual es muy alentador.
Ojalá pronto todas y todos los habitantes de este país podamos ser nosotras y no­
sotros mismos, para poder ser más felices y dignos, en vez de gastar tanta energía y
recursos en la lucha por sobrevivir a la discriminación.

Luis Perelman Javnozon


Sexólogo educador
Presidente de la Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología, A.C.
Miembro de la Asamblea Consultiva del Conapred
Marco Legal contra
la discriminación por
preferencia sexual
en ámbito internacional el estado mexicano, a partir de la reforma del artículo 1°
constitucional en agosto de 2001, ha sostenido y apoyado la aprobación de instrumen­
tos internacionales que consideran la orientación o preferencia sexual como motivo de
discriminación. Ejemplo de esto en la Organización de las Naciones Unidas (onu) es la
negociación del proyecto de resolución sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o
arbitrarias en el que se incluye el término orientación sexual como uno de los motivos
17
de tales actos: durante las votaciones para incluir el término orientación sexual en esa
resolución en el Tercer Comité y la Asamblea General de la onu, México votó a favor de
que se incluyera expresamente. Otro ejemplo es que México respaldó la presentación
en el mismo órgano la propuesta de Declaración sobre Derechos Humanos, Orienta­
ción Sexual e Identidad de Género, el 22 de diciembre de 2008.
En los últimos años se ha ido creando normatividad sobre la discriminación por
orientación sexual a nivel regional e internacional, que también es compromiso del Es­
tado Mexicano. En cuanto a la región, se puede mencionar la aprobación de tres resolu­
ciones sobre Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género en el seno
de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA); también es­
tán los Principios y Buenas Prácticas sobre la Protección de las Personas Privadas de
Libertad en las Américas, de la OEA, que contemplan la orientación sexual como una 1
Véase A/63/635, 22 de diciembre de
de las causas prohibidas de discriminación contra las personas privadas de la libertad. 2008.
El Comité de Derechos Humanos de la ONU ha emitido jurisprudencia sobre el tema,
donde ha concluido que a pesar de que el término orientación sexual no se incluye en
el artículo 2.1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos como motivo de
discriminación, la frase “cualquier otra condición” sí lo incluye.
En diciembre de 2009 se reformó el Código Civil del Distrito Federal para permitir
los matrimonios de personas del mismo sexo. En agosto de 2010, la Suprema Corte de
Justicia de la Nación aprobó la constitucionalidad de la reforma y aclaró que aunque
cada entidad de la federación es libre en su capacidad legislativa, los efectos de un ma­
trimonio celebrado en la ciudad de México, como en cualquier otro estado, son legales
en los demás, como cualquier acto civil, como lo es un acta de nacimiento.
La Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación (2003) regula el derecho a
la no discriminación. En el artículo 4° se hace explícita la prohibición de la discriminación
por “preferencias sexuales”. Además, el artículo 138 del Código Penal del Distrito Federal
18
penaliza los crímenes de odio por orientación sexual e identidad de género (2009).
En México, el marco jurídico sobre el tema se ha ido construyendo poco a poco. En
marzo de 2011 se reformó el artículo 1º constitucional, y ahora se prohíbe explícita­
mente la discriminación por preferencias sexuales. En 2010 se decretó en México el 17
de mayo como Día de la Tolerancia y el Respeto a las Preferencias en conmemoración
de que en esa fecha, en 1990, la Organización Mundial de la Salud retiró la homosexua­
lidad de su lista de enfermedades mentales.
En 17 entidades federativas se cuenta con leyes contra la discriminación; de ellas 15
consideran como discriminación la anulación, exclusión o restricción de derechos basa­
da en la orientación o preferencia sexual e identidad de género. Las leyes estatales rigen
en: Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Distrito Federal,
Durango, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Yucatán y Zacatecas.
Tamaulipas y el Estado de México no hacen explícita la discriminación por esta causa.
Diseño de la investigación
y levantamiento de la encuesta
el diseño de la encuesta Nacional sobre Discriminación 2010 implicó el uso de métodos
de análisis cuantitativo y de técnicas de diversas disciplinas, como la psicología social,
el derecho, la antropología, la estadística y la sociología para conocer y registrar las per­
cepciones y actitudes discriminatorias. La combinación de técnicas para la obtención y
recopilación de información permitió construir una visión completa del tema estudiado.
Del 14 de octubre al 23 de noviembre de 2010 se visitaron 13 751 hogares, que
arrojaron información de 52 095 personas. Los hogares se seleccionaron de las 32
entidades federativas del país, en 301 municipios y 1 359 puntos de arranque. La
19
muestra utilizada para la selección fue aleatoria, polietápica, estratificada, por conglo­
merados y, en general, las unidades primarias de muestreo fueron seleccionadas con
probabilidad proporcional a su población.
Los resultados permiten la comparación entre 11 regiones geográficas, 10 zonas
metropolitanas de mayor población, 4 tipos de localidad y 4 zonas fronterizas del país.
Tales características permitieron obtener estimaciones generales que, considerando
95% de confianza, tienen margen máximo de error de +/- 1.1 puntos porcentuales.
Para la investigación, se aplicaron los siguientes instrumentos:
• Un cuestionario de hogar para conocer las características de los hogares seleccio­
nados y sus condiciones de vida.
• Un cuestionario de opinión aplicado a algún integrante del hogar seleccionado alea­
toriamente para conocer los valores, las actitudes y las prácticas relacionadas con
la discriminación.
• Diez cuestionarios para grupos en situación de vulnerabilidad dirigidos a las perso­
nas pertenecientes a grupos que pueden ser discriminados, para recoger sus per­
cepciones, actitudes y valores sobre la discriminación y las condiciones de su grupo.
• Un cuestionario de victimización para registrar las experiencias de discriminación
en la población perteneciente a alguno de los grupos vulnerables.
Además de contar con un cuestionario para mujeres, los grupos de población se­
leccionados fueron: niñas y niños, jóvenes, personas adultas mayores, migrantes, mi­
norías religiosas, étnicas o culturales, minorías sexuales, trabajadoras del hogar y per­
sonas con discapacidad. La presencia de los grupos en situación de vulnerabilidad se
midió en términos ordinales, lo que permitió agrupar a los grupos conforme a su nivel de
presencia en la población. Con este propósito se elaboró una tabla de selección para la
aplicación de los módulos pertinentes a la población de estos grupos dentro del hogar:
a. Grupos en situación de vulnerabilidad cuya población representa menos de 3% de
la población nacional (trabajadoras domésticas, personas extranjeras, afrodescen­
dientes): 50 puntos.
b. Grupos en situación de vulnerabilidad cuya población representa entre 3 y 7% de la
población nacional (personas con discapacidad, personas homosexuales, bisexua­
les): 20 puntos.
c. Grupos en situación de vulnerabilidad cuya población representa entre 7 y 15% de
la población nacional (indígenas, migrantes): 10 puntos.
d. Grupos en situación de vulnerabilidad cuya población representa entre 15 y 30% de
la población nacional (niños y niñas, jóvenes, personas adultas mayores, personas
no católicas): 5 puntos.
e. Población que representa más de 30% de la población nacional (mujeres): 1 punto.
El objetivo fue entrevistar a la persona cuyo puntaje fuera mayor (la selección aleatoria
sólo aplicó cuando hubiera dos o más personas dentro del hogar con el mismo puntaje). La
persona seleccionada contestaría las secciones de todos los grupos en situación de vulne­
rabilidad a los que perteneciera. En caso de que todos los potenciales informantes tuvieran
0 puntos de puntaje,1 se aplicó el cuestionario de experiencias de discriminación. Como
para algunos no hay estimaciones previas suficientemente confiables, fue necesario es­
perar los resultados de la prueba piloto para determinar de forma definitiva esa sección.
Hay que notar que el reducido número de personas travestis, transexuales, transgé­
nero e intersexuales en la población en general hizo imposible su inclusión en la presente
encuesta, en razón del porcentaje mínimo de población que se requiere por el tamaño
de la muestra para obtener información estadísticamente significativa. Para analizar las
1
Éste sería el caso, por ejemplo, al
percepciones sobre y de este grupo específico de población, se requiere de otro tipo de
entrevistar a un hombre nacido en
análisis, que Conapred está diseñando. México, heterosexual, de entre 30 y
El estudio pretende obtener resultados que permitan hacer diferenciaciones entre 64 años de edad, que no habla lengua
indígena o no tiene un origen cultural
regiones del país, las principales zonas conurbadas y el grado de urbanización de las distinto al mexicano, sin discapacidades, 21
localidades del país. Los dominios de estudio antes descritos se estructuraron de la ni religión distinta a la católica.
siguiente manera:

reGioNeS eNtiDADeS que LA forMAN tiPoS De LoCALiDADeS PoBLACióN totAL


1. Estados con un nivel de urbanización muy baja Chiapas, Guerrero y Oaxaca Localidades rurales Menor a 15 mil habitantes
2. Urbanización baja región Península Campeche, Quintana Roo y Yucatán
Localidades semiurbanas Con más de 15 mil
3. Urbanización baja región Centro Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala y menos de 100 mil
4. Urbanización baja región Golfo Tabasco y Veracruz habitantes
5. Urbanización baja región Norte Durango, San Luis Potosí y Zacatecas Localidades urbanas Con más de 100 mil y
6. Urbanización media baja región Centro Aguascalientes, Guanajuato y Querétaro menos de 500 mil
7. Urbanización media alta región Península Baja California y Baja California Sur habitantes
8. Urbanización media alta región Norte Chihuahua, Sinaloa y Sonora Localidades con alto nivel Con más de 500 mil
9. Urbanización media alta región Centro Colima, Jalisco, Michoacán y Nayarit de urbanización habitantes
10. Urbanización alta región Norte Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas
11. Urbanización muy alta Distrito Federal y Estado de México
Las zonas metropolitanas estuvieron conformadas por: Ciudad Juárez, León, Puebla,
Querétaro, Tijuana, Toluca, Torreón, Guadalajara, Monterrey y México. Las zonas fronteri­
zas en la zona sur por Tapachula y Tenosique, y en el norte por Ciudad Juárez y Tijuana.
Los investigadores del Área de Investigación Aplicada y Opinión del Instituto de In­
vestigaciones Jurídicas agradecen a los doctores María Villanueva Sagrado (Instituto
de Investigaciones Antropológicas-unam), Natividad Gutiérrez (Instituto de Investiga­
cionaes Sociales-unam), Enrique Serrano y Fernando Urrea Giraldo (Universidad del
Valle, Colombia) cuya colaboración fue indispensable para la medición de los tonos de
piel de la población mexicana. También se debe reconocer a la maestra Ana Saiz y a los
doctores Ricardo Pozas, Rosa María Ruvalcaba, al actuario Roy Campos y a los miem­
bros de la Asamblea Consultiva del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación
por sus valiosos comentarios para enriquecer este documento.
El diseño de la investigación estuvo a cargo de los investigadores Julia Isabel Flo­
22
res, Mauricio Padrón, Carlos Silva, Salvador Vázquez del Mercado, Omar Alejandre, Erika
Tapia Nava y Eliza Osorio Castro; el diseño de la muestra y el análisis estadístico son de
Guillermo Javier Cuevas; el apoyo para el análisis estadístico, Iván Núñez Antonio, Cé­
sar Hernández León, Silvia Vergara Pascual, Yazmín Licona Villanueva; el apoyo técnico
de cómputo, Daniel Patlán e Israel Romero, y el apoyo logístico, Navorina Díaz Pineda.
Colaboró en el levantamiento de esta encuesta la empresa Licea Sinop, A.C. bajo la
dirección del licenciado Juan Carlos Licea Aguilar.

Julia isabel flores


Investigación Aplicada y Opinión
Instituto de Investigaciones Jurídicas-unam
Bueno, yo creo que somos una sociedad
que ha evolucionado en cuanto a la aceptación de la
homosexualidad […] Hay evidencias indirectas como
puede ser la aceptación del público a las marchas del
orgullo. Yo me acuerdo hace veinte años cuando eran
rechiflas, eran burlas, eran cosas y en esta última o en las
dos últimas ya vemos que el público aplaude, que el público
sonríe, que el público dice algo de apoyo y hay muchas
menos evidencias de rechazo. También vemos por ejemplo
24 que en las ciudades de Mérida, de Yucatán se hacen
marchas, que en Puebla se hacen marchas y ya no hay esta
represión ni oficial ni pública a estas manifestaciones.”

Tomado de: Julia Flores, Estudio sobre la diversidad sexual y los retos de la igualdad y
la inclusión, México, Conapred, 2005, p. 91.
Parte 1
Percepciones y actitudes
sobre la igualdad y la tolerancia
en este apartado se exponen los resultados correspondientes a preguntas
del cuestionario de opinión aplicado a alguna persona adulta del hogar
seleccionada aleatoriamente, para conocer los valores, las actitudes y las
prácticas de la población adulta en México con respecto a la discriminación.

25
Siempre hay diferencias entre la gente que vive en un mismo lugar,

¿qué tanto cree usted que… provoque divisiones entre la gente?


Nada
12.5% 26.6% 59.5%
Poco
La riqueza Mucho
19.5% 31.2%
46.9%
Los partidos políticos
18.7%
35.1%
La educación 44.4%
23.0%
La repartición de apoyos del gobierno 33.3%
40.9%
24.3%
Las preferencias sexuales 32.2%
40.0%
Las ideas políticas 20.3%
36.3%
26 39.2%
Los valores 24.8%
34.8%
La religión 38.1%
24.8%
37.5%
La etnia 26.5% 35.6%
La gente que llega de afuera 36.0%
29.4%
30.4%
* La gráfica no presenta los porcentajes
39.9%
26.8% no sabe y no contestó.

Seis de cada diez personas en nuestro país consideran que la riqueza es el factor
que más divide a la sociedad, seguido por los partidos políticos y la educación.
No obstante, cuatro de cada diez señalan que las preferencias sexuales también
provocan divisiones entre la gente.
Siempre hay diferencias entre la gente que vive en un mismo lugar,

¿qué tanto cree usted que las preferencias sexuales provoquen divisiones entre la gente?

Distribución por edad

44.3%
41.6%

40.1%
39.3%

39.1%

38.8%
34.9%

34.3%
32.5%
30.2%

30.1%
26.9%

26.1%
25.9%

25.5%

22.9%

22.4%
22.1%
7.2%
3.0% 3.4% 4.2%
2.3% 2.7% 27

12-17 años 18-29 años 30-39 años 40-49 años 50-59 años 60 y más

Mucho Poco Nada No Sabe (NS) y No Contestó (NC)

La opinión de que la preferencia sexual provoca mucha división entre la gente se

mantiene prácticamente en cuatro de cada diez personas, sin importar el rango de

edad. Esto es válido para los cuatro grupos de edad que comprenden población entre

los 12 hasta los 49 años de edad.

Es interesante observar un leve aumento en el porcentaje para la población de

sesenta años y más.

Siempre hay diferencias entre la gente que vive en un mismo lugar,

¿qué tanto cree usted que las preferencias sexuales provoquen divisiones entre la gente?

Distribución por zona metropolitana

53.4%

50.5%

46.4%
44.8%
43.6%

39%

38.1%
37.4%
37.6%
37.6%

36.5%

36.2%
36.3%

33.7%

33.3%

30.6%
30.4%

29.3%
29.2%
29.4%

29.3%
26.8%
25.3%

24.2%

23.8%
23.8%
23.3%

20%

15.4%
14.1%
28

Juárez León Puebla ­ Querétaro Tijuana Toluca Torreón Guadalajara Monterrey Ciudad
Tlaxcala de México

Mucho Poco Nada * La gráfica no presenta los porcentajes de no sabe y no contestó.

En las zonas metropolitanas de Puebla-Tlaxcala y Toluca cinco de cada diez personas


opinan que la preferencia sexual genera mucha división entre la gente. Comparten esa
opinión cuatro de cada diez personas en las zonas metropolitanas de León y Torreón.
En la zona metropolitana de Ciudad Juárez se encuentra el menor porcentaje de
personas que opinan en el mismo sentido: sólo dos de cada diez personas afirman
que las preferencias sexuales dividen mucho a la gente.
¿Qué tan de acuerdo o en desacuerdo está usted con las siguientes frases?
A las parejas de hombres homosexuales se les debería permitir adoptar niños
Distribución por grupo de edad

3.7%

81.5%

60 y más 6.7%
8.0%
1.4%

79.6%

50-59 años 8.1%


10.9%
2.4%
76.9%

40-49 años 9.2%


11.4%

29
3.0% Ocho de cada diez personas
71.5%
de más de 50 años opinan
30-39 años 9.9%
15.5%
estar en desacuerdo y muy
2.7% en desacuerdo con que a
65.6%
18-29 años 10.1% las parejas de hombres
21.5%
homosexuales se les
3.8%
66.4%
debería permitir adoptar
12-17 años 6.4%
23.3%
niñas y niños. Siete de
cada diez personas que se
encuentran entre los 30 y
NS y NC En desacuerdo y muy en desacuerdo 49 años de edad opinan lo
Depende Muy de acuerdo y de acuerdo mismo.
¿Qué tan de acuerdo o en desacuerdo está usted con las siguientes frases?

A las parejas de hombres homosexuales se les debería permitir adoptar niños

Distribución por zona metropolitana

77.8%

75.9%

75%

73.7%

72%
71.4%
68%
67.3%

60.4%

53.8%

29.4%
22.7%

30

21%

20.7%
17.6%

18%
16.7%

16.3%
15%
15%
12.4%

14.3%
10.4%

12.1%
7.4%

9.9%

7.9%

6.2%

6.2%

4.7%
Ciudad Monterrey Guadalajara Torreón Toluca Tijuana Querétaro Puebla - León Juárez
de México Tlaxcala
En desacuerdo y muy en desacuerdo Depende Muy de acuerdo y de acuerdo

* La gráfica no presenta los porcentajes de no sabe y no contestó.

En la observación por zona metropolitana, se advierte que en las de León, Puebla-


Tlaxcala, Querétaro, Toluca, Torreón y Guadalajara siete de cada diez personas están
en desacuerdo y muy en desacuerdo con el hecho de que a las parejas de hombres
homosexuales se permita adoptar niños y niñas. En Tijuana, Monterrey y la Ciudad de
México seis de cada diez personas opinan lo mismo.
¿Qué tan de acuerdo o en desacuerdo está usted con las siguientes frases?

A las parejas de mujeres lesbianas se les debería permitir adoptar un niño

Distribución por grupo de edad


3.1%
60 y más
8.8% 76.6%
11.5%

2.5%

Siete de cada diez


50-59 años personas de más de 40
9.5% 73.8% años opinan estar en
14.2%
desacuerdo y muy en
2.8%
desacuerdo con permitir
40-49 años 10.1% 72.4%
que parejas de mujeres
14.6%
lesbianas adopten niñas
2.5% 31
y niños. Seis de cada
30-39 años 67.6%
10.8% diez personas que se
19.1% encuentran en los rangos
2.7%
60.7%
de edad de entre los 12
18-29 años 11.3% y los 39 años tienen
25.3% la misma opinión. La
2.6%
61.5%
población en México
12-17 años muestra más tolerancia
5.7%
30.3% a la adopción por parte
de las parejas de mujeres
lesbianas frente a una
NS y NC En desacuerdo y muy en desacuerdo pareja de hombres
Depende Muy de acuerdo y de acuerdo homosexuales.
¿Qué tan de acuerdo está usted con las siguientes frases? …a las parejas de
mujeres lesbianas se les debería permitir adoptar un niño
Distribución por zona metropolitana

73.8%
71.6%

62.9%
68.9%

59%
71.8%

67.1%
63.7%

59%
47.2%

25.8%
23.9%
38.9%

32

15.8%

9.8%
16.1%
17.7%
19.6%

7.8%
22.3%
24.3%

18.5%

15.8%
13.1%

9.7%
Ciudad
20.2%

11.3%

Guadalajara Monterrey de México


8%

Torreón
12.3%

Toluca
6%

Querétaro Tijuana
Puebla -
León Tlaxcala
Juárez

Muy de acuerdo y de acuerdo Depende En desacuerdo y muy en desacuerdo


* La gráfica no presenta los porcentajes de no sabe y no contestó.

En las zonas metropolitanas de León, Torreón, Guadalajara y Toluca siete de cada diez
personas están en desacuerdo y muy en desacuerdo con permitir la adopción a parejas
de mujeres lesbianas. Les siguen con seis de cada diez las zonas metropolitanas de
Puebla-Tlaxcala, Querétaro, Tijuana, Monterrey y la Ciudad de México.
¿Estaría dispuesto o no estaría dispuesto a permitir que en su casa vivieran…?

74.5%
12.5%
11.0%
Personas con discapacidad
24.2% 64.7%
De otra religión 9.8%

23.3%
De otra raza 10.7% 63.9%
23.4%
Con una cultura distinta 13.7%
60.2%
26.6%
Personas Extranjeras 12.5%
58.3%
Con ideas políticas distintas a las suyas 25.9%
13.2% 33
58.0%
Personas con VIH/sida 11.2% 35.9%

Homosexuales 49.2%
11.2% 43.7%
Lesbianas 10.4%
42.5%
44.1%
41.8%

* La gráfica no presenta los porcentajes de no sabe y no contestó. No Sí, en parte Sí

La Enadis 2010 revela que cuatro de cada diez mexicanas y mexicanos no estarían
dispuestos a permitir que en su casa vivieran personas homosexuales. Tres de cada
diez afirman lo mismo en el caso de personas que viven con vih/sida.
¿Estaría dispuesto o no estaría dispuesto a permitir que en su casa
vivieran personas homosexuales?
Distribución por edad
60.2%
60 años y más 36.6%
48.9%
50-59 años
49.4%

40-49 años 45.3%


52.7%
30-39 años 39.2%
57.7%
34 18-29 años 34.0%

12-17 años 62.8%


50.2%
48.0%

No Sí y sí en parte * La gráfica no presenta los porcentajes de no sabe y no contestó.

Tres de cada diez personas de entre 25 y 34 años no estarían dispuestas a permitir


que en su casa vivieran personas homosexuales, mientras que entre los 40 y 44 son
cuatro de cada diez personas. Cinco de cada diez tampoco estarían dispuestas entre
los 15 y 17 años, y entre los 60 y más.
¿Estaría dispuesto o no estaría dispuesto a permitir que en su casa
vivieran personas homosexuales?
Distribución por nivel económico


No

68.7%
NS y NC

59.7%
54.6%
50.5%
48.8%

43.9%

37.9%
35
2.7%

30%

1.5%
2.4%
Muy bajo 1.3%
Bajo
Medio
Medio alto /
Alto
Siete de cada diez personas de nivel económico alto y medio alto estarían dispuestos
a vivir en la misma casa con personas homosexuales. Cinco de cada diez personas de
nivel económico muy bajo no estarían dispuestas a hacerlo. Para las personas de los
niveles bajo y medio esta proporción es de cuatro y tres respectivamente.
¿Estaría dispuesto o no estaría dispuesto a permitir que en su casa
vivieran personas homosexuales?
Distribución por regiones

42%
Tabasco y Veracruz 55.6% No
39.7% Sí y sí en parte
Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala 56.6%
31.9%
Durango, San Luis Potosí y Zacatecas 66.5%
43.9%
Distrito Federal y Estado de México
53.8%
Chihuahua, Sinaloa y Sonora 32.4%
65.9%
Chiapas, Guerrero y Oaxaca 42.5%
54.1%
36 Colima, Jalisco, Michoacán y Nayarit 52%
46.2%
Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas 51.7%
43.7%
46.1%
Campeche, Quintana Roo y Yucatán
52.1%
44.6%
Baja California y Baja California Sur
53.5%
Aguascalientes, Guanajuato y Querétaro 53.3%
44.4%

La opinión más favorable a que una persona homosexual pueda vivir en la propia casa
es mayor en estados del norte del país, como Durango, San Luis Potosí, Zacatecas,
Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Sinaloa y Sonora, aunque también es
alta en Tabasco y Veracruz. La menor es en el Bajío, especialmente en Aguascalientes,
Guanajuato y Querétaro.
¿Estaría dispuesto o no estaría dispuesto a permitir que en su casa
vivieran personas homosexuales?
Distribución por escolaridad

Sí y sí en parte
64.3%

No

72.0%
68.2%
64.7%
56.0%

55.8% NS y NC
41.7%
31.3%

40.9%
4.3%

33.1%
2.4%

3.3%

37

29.9%
2.2%

26.5%
2.0%
Ninguna
Primaria

1.5%
Secundaria
Bachillerato
Licenciatura
Posgrado

A menor escolaridad se incrementa la intolerancia hacia las personas homosexuales.


Seis de cada diez personas sin escolaridad no estarían dispuestos a permitir que en
su casa vivieran personas homosexuales. Esta proporción va disminuyendo a medida
que aumenta la escolaridad, como se advierte en la gráfica. Con nivel primaria, son
cinco de cada diez personas; con secundaria, cuatro de cada diez; con bachillerato
y licenciatura, tres de cada diez, y con posgrado únicamente dos de cada diez. La
actitud más tolerante se incrementa conforme el nivel de escolaridad.
En su opinión, ¿qué tanto se justifica para usted oponerse

a que dos personas del mismo sexo contraigan matrimonio?

Mucho
67.8% Algo y poco
Nada
NC y NC

38

21.1%

6.8%

4.3%

Casi tres de cada diez personas en México consideran que se justifica mucho, algo y
poco oponerse a que dos personas del mismo sexo contraigan matrimonio.
En su opinión, ¿qué tanto se justifica para usted oponerse

a que dos personas del mismo sexo contraigan matrimonio?

Distribución por edad

75.7%

72.6%

69.1%
65.9%

65.9%
64.8%

39
17.1%

17.0%
16.5%

11.1%
13.1%

12.7%

12.7%
13.0%
13.1%

15.2%

8.7%
9.8%
12-17 años 18-29 años 30-39 años 40-49 años 50-59 años 60 años y más

Mucho y algo Poco Nada * La gráfica no presenta los porcentajes de no sabe y no contestó.

El porcentaje de personas que opinan que es justificable oponerse al matrimonio


de dos personas del mismo sexo tiene algunas variaciones menores en cuanto a
mucho/poco. Es interesante observar que no necesariamente esta justificación está
asociada con las personas de mayor edad.
En su opinión, ¿qué tanto se justifica para usted oponerse

a que dos personas del mismo sexo contraigan matrimonio?

Distribución por regiones

3.8% 58.8% NC y NS
Tabasco y Veracruz 15.1%
6.8%
22.3% Nada
58.7%
Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala 15.7% Poco
18.9%
1% 75.2%
Durango, San Luis Potosí y Zacatecas Mucho y Algo
12.1%
11.7%
4.5%
Distrito Federal y Estado de México 65%
14.5%
1.6%
15.9%
Chihuahua, Sinaloa y Sonora 13.4%
71.8%
4.2% 13.3%
40 Chiapas, Guerrero y Oaxaca 13% 69%
6% 13.9%
Colima, Jalisco, Michoacán y Nayarit 11.4% 71.5%
3.6% 11.1%
Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas 8.8% 74.9%
5.4% 12.9%
Campeche, Quintana Roo y Yucatán
13.1% 71.1%
2.3% 10.5%

Baja California y Baja California Sur


8% 11.7%

8.8% 78.1%
Aguascalientes, Guanajuato y Querétaro
12.1%
10.9% 68.3%

Al observar el comportamiento en las regiones, se advierte que en Tabasco-Veracruz


e Hidalgo-Morelos-Puebla-Tlaxcala dos de cada diez personas justifica oponerse al
matrimonio de personas del mismo sexo.
Por lo que usted piensa, ¿qué tan positivo es para la sociedad que esté compuesta

por personas con diferentes orientaciones o preferencias sexuales?

Distribución por edad

36.8%
33.0%
37.7%

30.3%
37.8%

24.7%
41.1%

27.5%
29.6%
25.5%
28.9%

23.7%

41
60 años y más
50 - 59 años
40 - 49 años * La gráfica no
30 - 39 años presenta los
18 - 29 años
Muy positivo y positivo porcentajes de,
12 - 17 años no sabe y no
Negativo y muy negativo contestó.

Tres de cada diez personas mayores de 40 años consideran que es negativo y muy
negativo que la sociedad esté compuesta por personas con diferentes orientaciones
o preferencias sexuales. Se advierte que esta relación es inversamente proporcional
al hecho de que tres de cada diez personas jóvenes, de entre 18 y 39 años, lo
consideran positivo. Las niñas, niños y jóvenes entre 12 y 17 años consideran que es
algo positivo y muy positivo.
Por lo que usted piensa, ¿qué tan positivo es para la sociedad que esté compuesta
por personas con diferentes orientaciones o preferencias sexuales?
Distribución por nivel económico

Muy positivo y positivo

38.5%
Negativo y muy negativo
35%

34.9%
32.2%
32.3%

28.1%

21.7%

22.1%
42

Muy bajo
Bajo
Medio
Medio alto / * La gráfica no presenta los porcentajes

Alto de otra, no sabe y no contestó.

En el nivel económico muy bajo se observa el mismo porcentaje de personas que


consideran que es positivo que haya diversidad sexual en la población y quienes opinan
que es negativo y muy negativo. En los niveles de bajo hasta medio alto y alto, el porcentaje
de quienes lo consideran muy positivo y positivo aumenta. En cambio, el porcentaje
de quienes lo consideran como algo negativo es menos a medida que aumenta el nivel
socioeconómico.
Por lo que usted piensa, ¿qué tan positivo es para la sociedad que esté compuesta
por personas con diferentes orientaciones o preferencias sexuales?
Distribución por escolaridad

Positivo
43.4%

Ni positivo, ni negativo

41.7%
38.1%
35.8%
Negativo
34.2%

39.4%
34.2%
31.4%

36.2%
28.1%

33.1%
28.1%

NS y NC

32.7%
25.8%
20.2%

25.6%
8.3%

25.4%
6.3%

19.8%
43
4.2%

3.3%
Ninguna

2.2%
Primaria

2.6%
Secundaria
Bachillerato
Licenciatura
Posgrado

Cuatro de cada diez personas sin escolaridad consideran negativo que la sociedad
esté compuesta por personas con diferentes orientaciones o preferencias sexuales.
Con nivel primaria, tres de cada diez personas opinan lo mismo, y con niveles de
secundaria y hasta posgrado son dos de cada diez personas quienes lo consideran
negativo. En particular, a nivel licenciatura cuatro de cada diez personas opinan
que es positivo que la sociedad esté compuesta por personas con diferentes
orientaciones o preferencias sexuales
¿Con cuál de las siguientes frases está usted más de acuerdo? Respetar sus preferencias,

Que oculten sus preferencias, Que cambien sus preferencias


Distribución por edad

16.4% Que cambien sus preferencias


60 años y más 15.3% Que oculten sus preferencias en público
64.0% Respetar sus preferencias
15.8%
50-59 años 10.7%
70.6%
14.4%
40-49 años 10.4%
72.6%
44 11.7%
30-39 años 11.1%
72.9%
9.8%
18-29 años 10.3%
76.3%
10.3%
12-17 años 7.8% * La gráfica no presenta los porcentajes
79.4% de otra, no sabe y no contestó

Una de cada diez personas de todas las edades representadas en la gráfica considera
que las personas homosexuales deben cambiar sus preferencias, y una de cada diez
piensa que deben ocultarlas. Las personas cuyas opiniones implican no respetar las
preferencias de las personas homosexuales alcanzan mayores porcentajes a partir
de los 40 años.
¿Con cuál de las siguientes frases está usted más de acuerdo? Respetar sus preferencias,

Que oculten sus preferencias, Que cambien sus preferencias

Distribución por zonas metropolitanas

Una de cada diez


10.4%
Ciudad de México 7.6% personas está de acuerdo
79.8% con que las personas
12.4%
Monterrey 9.1% homosexuales cambien
74.8% sus preferencias en
17.5%
Guadalajara 6.7% siete de las zonas
73.1% metropolitanas: Ciudad
18.9%
Torreón 9.3% Juárez, Puebla-Tlaxcala,
45
6.9% 68.6% Tijuana, Torreón,
Toluca 14%
Guadalajara, Monterrey y la
14.5%
Tijuana 7.1% 75.8% ciudad de México. Por otra
7.9% parte, una de cada diez
Querétaro 11.4% 77.4% piensa que las personas
Puebla - Tlaxcala
12%
12.1%
deben ocultar sus
79.5%
2.5% preferencias en las zonas
León 5.8%
74.9% metropolitanas de Puebla-
Juárez 6.7%
18% Tlaxcala, Querétaro, Toluca,
90% Torreón y Monterrey.
72.5%

* La gráfica no presenta los porcentajes


Que cambien sus preferencias Que oculten sus preferencias en público Respetar sus preferencias de otra, no sabe y no contestó
46
Parte 2
Percepciones sobre discriminación a
personas homosexuales
este apartado corresponde a preguntas que forman parte de uno de los diez
cuestionarios para grupos en situación de vulnerabilidad, diseñado específicamente
para personas homosexuales, con la finalidad de recoger sus percepciones, actitudes y
valores sobre la discriminación y las condiciones de su grupo identitario.

47
A muchas compañeras les ha pasado, que la
familia cuando se entera que son lesbianas […] les dicen
“Hubiera preferido que fueras puta” […] pero se les dice no,
mejor hubieras sido puta, mejor drogadicta, mejor borracha,
mejor lo que sea, menos lesbiana, mejor te mueres que ser
lesbiana, porque, porque así ya no enfrento a una sociedad
que me va a decir “Ahí va la mamá de la lesbiana”; prefiero
mejor verte muerta, para que digan “Mira pobrecita allí
va la mamá de la muertita, o pobrecita allí va la mamá
48 de la drogadicta. ¡Ay, pobrecita, cuánto sufre con la hija!,
que no sabe ni qué hacer”, o “Mira le salió mala la hija, se
le volvió puta”, eso les da cierta ganancia secundaria a
algunas familias, pero que tengas una lesbiana en la casa,
dime quién te consiguiera novio, al contrario te señalan,
como híjole qué barbaridad, además está como asociada
la orientación sexual con la depravación, lesbianas con
homosexuales igual a violadores abusadores, promiscuos.”
Tomado de: Julia Flores, Estudio sobre la diversidad sexual y los retos de la igualdad y
la inclusión, México, Conapred, 2005, p. 99.
¿Cuál cree que es el principal problema para los homosexuales,
lesbianas y bisexuales en México hoy en día?

Discriminación
52%

Falta de aceptación 26.2%

Críticas/burlas 6.2%

49
Respeto 6.1%

Otro 6%

NS y NC 3.5%
* Pregunta abierta, las respuestas no suman 100%.

Una de cada dos personas lesbianas, homosexuales o bisexuales considera que


el principal problema que enfrenta es la discriminación, seguida de la falta de
aceptación y las críticas y burlas.
¿Cuál cree que es el principal problema para los homosexuales,
lesbianas y bisexuales en México hoy en día?
Distribución por sexo

Hombre
56.8% Mujer

36.2%

50 24.8%

18.7%
20.1%

Falta de
aceptación 4.1%
Discriminación
* Pregunta abierta, las respuestas no
Respeto suman 100%.

Es notable la diferencia de opinión según la distribución por sexo. Las mujeres


homosexuales opinan que el mayor problema para los homosexuales y bisexuales
en México es la falta de aceptación (tres de cada diez), mientras que los hombres
(cinco de cada diez) consideran que el principal problema es la discriminación.
¿Cuál cree que es el principal problema para los homosexuales,

lesbianas y bisexuales en México hoy en día?

Distribución por edad

11.4%
75-79 años

50-54 años
84.7%

40-44 años
19.4% 70.7%

51
35-39 años 0.1%
44.6%

La discriminación es el pricipal problema


32.6% para las personas homosexuales y
30-34 años 12.7%
bisexuales según las propias personas
11.2% que pertenecen a grupos distintos al
70.5%

25-29 años heterosexual. Así lo confirman ocho de


41.3%
cada diez personas homosexuales de
18-24 años 29.9% entre 50 y 54 años, siete de cada diez de
44.1%
entre 30 y 34 años y entre 40 y 44 años,
15-17 años y cuatro de cada diez entre 15 y 29 años y
45.2%
entre 35 y 39 años.

Discriminación Críticas/burlas Falta de aceptación * Pregunta abierta, las respuestas no suman 100%.
¿Cuál cree que es el principal problema para los homosexuales,
lesbianas y bisexuales en México hoy en día?
Distribución por nivel económico

Falta de aceptación
25.9%
Muy bajo 1.3% Críticas/burlas
Discriminación
58.5%

12.3%
Bajo 11.7%

57.7%
52
Medio 30.9%

43.5%

Medio alto/Alto
61.2%
37.4% * Pregunta abierta, las respuestas no suman 100%.

Seis de cada diez personas homosexuales que pertenecen a niveles económicos altos
considera que los principales problemas de las personas homosexuales y bisexuales son
los relacionados con la falta de aceptación. Mientras que las personas homosexuales de
niveles económicos menores, piensan que principal problema es la discriminación.
¿Cuál es el principal problema de usted?
Distribución por nivel económico

Críticas
45.8%

Discriminación
Falta de aceptación

32.5%

30.7%

34%
53

14.8%
14%
12.6%
4.4%
3%

2.9%

11.7%
Muy bajo
Bajo
Medio
Medio alto /
Alto * Pregunta abierta, las respuestas no suman 100%.

La discriminación es el problema más grave para cuatro de cada diez personas


homosexuales con un nivel económico muy bajo. Las que pertenecen a niveles
económicos altos, consideran que su principal problema consiste en la falta de
aceptación (tres de cada diez).
¿Cuál es el principal problema de usted?
Distribución por sexo

Hombre
Mujer

23.9%
24.7%

54 17%
9.7%

6.5%

Falta de
Discriminación Aceptación
3.5%
Críticas * Pregunta abierta, las respuestas no suman 100%.

Dos de cada diez hombres homosexuales consideran que sus principales problemas
son la discriminación y la falta de aceptación, mientras que para una de cada diez
mujeres homosexuales lo son las críticas.
¿Le ha comunicado usted su orientación sexual a…?

Sí, a todos

74.7%
A algunos
70.9% No

62.9%
65.7%

44.4%

37.5%
55

24.5%
32.2%

28.3%

22.6%

12.6%

9.4%
2.7%
* La gráfica
Su comunidad contiene
La gente con porcentajes de
quienes trabaja religiosa o
A sus amigos respuestas como
Madre o estudia congregación no aplica, no sabe
Padre y no contestó.

Siete de cada diez personas sí han comunicado su orientación y preferencia sexual a


su madre y a sus amigos, seis lo han comunicado a su padre y a la gente con quienes
trabajan o estudian. Sólo cuatro de cada diez lo han comunicado a su comunidad
religiosa o congregación.
67.7%

¿Le ha comunicado usted su orientación sexual a…?


Distribución porComunican
sexo su orientaciónComunican
sexual a lasugente con quienes
orientacion sexualtrabaja o estudia
al padre
Comunican su orientación sexual a sus amigos
Mujer Hombre Hombre
Mujer
Mujer Hombre
Comunican su orientacion sexual al padre Comunican su orientación sexual a la madre Com
4.4% Mujer Hombre 12.7%
Mujer Hombre
No No No 45.1%
2.4% 12.6%
30.1%

nos 21.6%No 45.1% No 15.9%


Si
A algunos 43.6%
22.8% 30.1% 26.1% 25.7% 52.5%

* Los porcentajes67.7% Aa
dos Si Si Sí, a todos
52.5% no suman 100%
54.2%
74.1% porque se 71.4%
dejó
fuera la categoría
Sí,
67.7% 61.7%
74.8% 73.3%
algunos.
56

Comunican su orientación sexual a sus amigos


Las mujeres con preferencia sexual distinta a la
Mujer Hombre heterosexual comunican en menor porcentaje que los
Comunican su orientación sexual a la madre
hombres, su orientación sexual a la madre y al padre
4.4% (cuatro de cada diez no se lo han dicho Mujer Hombre
a ninguno). Seis
No 2.4%
Comunican su orientación sexual a la madre Comunican
de cada diez hombressu orientacion sexual a su
con preferencia comunidad
sexual religiosa o congregación
distinta
21.6%
Mujer Hombre a la heterosexual
No
se lo comunican alMujerpadre, siete a la
Hombre
A algunos 43.6%
22.8% madre. Cinco de cada diez mujeres lo comunican tanto a
26.1%
uno como al otro.No
No Sí, a todos Si 45.9%
26.1%
43.6% Siete hombres y siete mujeres de cada diez 54.2%
comunican
36.2%
74.1% su orientación sexual a 2.6%
A algunos todos sus amigos, y dos de cada
Si 74.8% diez lo comunican a algunos
10.5% amigos. 73.3%
54.2%
Sí, a todos
24%
73.3%
Comunican su orientación sexual a la gente con quienes trabaja o estudia
Mujer Hombre

Comunican su orientación sexual a la gente con quienes trabaja o estudia


12.7%
No
12.6% Mujer Hombre

A algunos 15.9%
12.7%
No 25.7%
12.6%
Sí, a todos
A algunos 15.9%
25.7% 71.4%
61.7%
Sí, a todos
71.4%
61.7%

En el ámbito laboral o escolar, la proporción


57
de quienes sí lo han comunicado es de
siete de cada diez mujeres, y seis de cada
Comunican su orientacion sexual a su comunidad religiosa o congregación
diez hombres.
Mujer Hombre
En la comunidad religiosa o congregación,
se aprecia de manera interesante una
Comunican su orientacion sexual a su comunidad religiosa o congregación
No 45.9% fuerte disminución de la confianza -sobre
Mujer Hombre
36.2% todo de las mujeres- para comunicar su
2.6%
A algunos orientación sexual, dado que sólo dos de
10.5%
No 45.9% cada diez mujeres lo ha comunicado, y sólo
Sí, a todos 36.2% cuatro de cada diez hombres lo ha hecho.
2.6% 24%
A algunos
10.5%
47.7% * Las gráficas contienen porcentajes de respuestas como no
Sí, a todos aplica, no sabe y no contestó.
24%

47.7%
¿Cuál frase se acerca más a su forma de pensar?
Distribución por sexo

Es mejor que las personas hagan


pública su preferencia sexual
82.7%
Es mejor que las personas no hagan
73.2% pública su preferencia sexual

58
25.7%

16.4%
Hombre
Mujer * La gráfica no presenta los porcentajes de ninguna, otra y no sabe.

Ocho de cada diez mujeres homosexuales piensan que es mejor que las personas hagan
pública su preferencia sexual, mientras que siete de cada diez hombres homosexuales
coinciden con ese planteamiento. En sentido contrario, una de cada diez mujeres
homosexuales piensa que es mejor que no hagan pública su preferencia sexual y dos de
cada diez hombres homosexuales también lo piensan así.
¿Cuál frase se acerca más a su forma de pensar?
Distribución por nivel económico

Es mejor que las personas hagan


pública su preferencia sexual
97.1%
Es mejor que las personas no hagan
pública su preferencia sexual

77.4%

61.8%

2.4% 59
55.1% 36.6%

44.7% 20.6%

Medio alto /
Alto
Medio
Bajo

Muy bajo * La gráfica no presenta los porcentajes de ninguna, otra y no sabe.

Por nivel socioeconómico, las personas homosexuales de nivel económico más alto

piensan que es mejor que se haga pública su preferencia sexual: nueve de cada diez

apoyan esa idea. Conforme disminuye el nivel económico, disminuye también la

proporción de las personas que lo consideran así.

¿Está usted de acuerdo o en desacuerdo con la siguiente idea?

En México no se respetan los derechos de los homosexuales y bisexuales

Totalmente de acuerdo

45.5% De acuerdo en parte


Ni de acuerdo ni en desacuerdo
Desacuerdo en parte
Totalmente en desacuerdo
NS y NC
27.2%

60

9.8%
9%
6.7%
1.9%

La encuesta revela que siete de cada diez personas homosexuales y lesbianas


señalan estar totalmente de acuerdo y de acuerdo en parte en que en México no se
respetan los derechos de los homosexuales y bisexuales. Una de cada diez considera
no estar ni de acuerdo ni en desacuerdo.
¿Está usted de acuerdo o en desacuerdo con la siguiente idea?
En México no se respetan los derechos de los homosexuales y bisexuales
Distribución por región geográfica

90%

Aguascalientes, Guanajuato y Querétaro 8.3% 62.9%


1.7%
Baja California y Baja California Sur 37.1%
63.6%
Campeche, Quintana Roo y Yucatán 36.4% 82.7% En la mayoría de las
99.2% regiones de nuestro país
Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas 17.3%
las personas lesbianas,
Colima, Jalisco, Michoacán y Nayarit
0.8%
97.3% homosexuales o
bisexuales manifiestan
Chiapas, Guerrero y Oaxaca
88.2% 61
2.7% estar totalmente de
Chihuahua, Sinaloa y Sonora 11.8%
acuerdo y de acuerdo en
44.1% parte en que en México no
Distrito Federal y Estado de México 45.9% se respetan sus derechos.
8.8% 98.6%
En la región de Hidalgo-
Durango, San Luis Potosí y Zacatecas 1.4% Morelos-Puebla-Tlaxcala la
28.3% mitad de los entrevistados

Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala 10.8%

50.3% señaló estar totalmente en


96.5%
desacuerdo y desacuerdo
Tabasco y Veracruz en parte.
3.5%

Totalmente de acuerdo / De acuerdo en parte. Ni de acuerdo ni en desacuerdo


* La gráfica no presenta los porcentajes
Totalmente en desacuerdo / Desacuerdo en parte. de no sabe y no contestó.
En su opinión, ¿qué tan tolerante o intolerante es…
con los homosexuales, lesbianas y bisexuales?

42.8%
La policía Intolerante
23.5% 22.8%
20% 25% Ni tolerante ni intolerante
El Gobierno del Estado 43.7%
Tolerante
19.4% 25.2%
El Gobierno Federal 44%
11.4% 20.9%
Los servicios de salud 57.7%
15.2% 22.6%
Los medios de comunicación 52.3%
62 39.8%
La gente de su iglesia o congregación 24.7% 27.3%
19.8%
La gente de su colonia o barrio 26.3%
51.5%
7.5%
Sus amigos 7.3%
82.8%
10.7%
Su familia 9.8% * La gráfica no presenta los porcentajes
75.3% de no sabe y no contestó.

Los entrevistados perciben más intolerancia de la policía y la gente de su iglesia


o congregación, en contraste con la que percibe de su familia, sus amigos y los
servicios de salud.
En su opinión, ¿qué tan tolerantes o intolerantes son los servicios de salud
con los homosexuales, lesbianas y bisexuales?
Distribución por sexo

59.4% Hombre
Mujer

46.2%

34%
63
19%

16.7%
10.6%
Tolerante 11%
Ni tolerante
ni intolerante Intolerante 3%
NS y NC

Una de cada diez mujeres homosexuales opina que los servicios de salud son
intolerantes. Lo mismo sucede con uno de cada diez hombres homosexuales. No
obstante, si se observa por porcentajes, es levemente mayor esta apreciación entre
las mujeres.
En su opinión, ¿qué tan tolerante o intolerante es la policía
con los homosexuales, lesbianas y bisexuales?
Distribución por sexo

Hombre
44.1% Mujer
43.6%

37.5%

25.4%
19.7%
64

10.7%
11.3%
Tolerante
Ni tolerante 7.7%
ni intolerante Intolerante
NS y NC

De las diferentes respuestas, la policía fue la institución que se percibe como la más
intolerante contra las personas homosexuales, superando a la familia. Se advierte
que los hombres homosexuales perciben más intolerancia de parte de la policía que
las mujeres homosexuales.
65
A mí mismo me tocó, yo trabajé en la clínica para niños
con problemas, y cuando empecé a participar públicamente,
en la marcha del orgullo, en las manifestaciones en contra de
la violencia contra la mujer, y estas cosas, empezó a salir mi
imagen, en diarios y demás. La dirección de la clínica no me dijo
nada, pero de tener un horario de las seis de la mañana a las
siete de la noche con una hora escasa para comer al mediodía,
de repente apareció una semana mi horario de trabajo con una
terapia a las siete de la mañana, a las once, a la una, a las dos
66 de la tarde, inexplicablemente disminuyó. Claro que como yo
era el más antiguo de la empresa y había capacitado a todo el
personal de rehabilitación, de terapia, pues los compañeros de
contabilidad se sintieron cuestionados y fueron citados por la
dirección de la institución a una junta en donde les explicaron
que me estaban tratando de orillar para que yo renunciara y no
manchara la imagen de la institución por mi orientación sexual y
mi compromiso social ante esta orientación.”
Tomado de: Julia Flores, Estudio sobre la diversidad sexual y los retos de la igualdad y
la inclusión, México, Conapred, 2005, p. 101.
Glosario

Bifobia: Miedo irracional a la bisexualidad o las personas género: hombres o mujeres, heterosexuales, homo­

con orientación o preferencia bisexual que se expresa sexuales o bisexuales. Individualidades transgénero,

en rechazo, discriminación, ridiculización y otras for- transexual, travesti, intersexual, etc., que existen en

mas de violencia. la especie humana.

Bisexualidad: Orientación/preferencia sexual de las per­ estereotipo de género: Permisos, obligaciones y prohibi­
sonas con atracción sexual y afectiva a personas de ciones que en cierto grupo social se asignan a hom­
ambos sexos. bres o a mujeres u otro grupo.

Derechos sexuales: Incluyen el derecho de todas las per­ expresión o rol de género: Actuación del papel socialmen­
67
sonas, libres de coerción, discriminación y violencia te asignado a hombres o a mujeres en cada cultura.
a: el más alto estándar de salud sexual, incluyendo el
acceso a servicios de cuidado a la salud sexual y re­ expresiones comportamentales de la sexualidad: Re­
productiva; la búsqueda, recepción y otorgamiento de querimiento o gustos que matizan las formas de
información relacionada con la sexualidad; la educa­ expresar el erotismo de las personas, y que son in­
ción sobre la sexualidad; el respeto por la integridad dependientes de su preferencia; las expresiones pue­
física; escoger a una pareja; decidir ser sexualmente den suponer la presencia de objetos, características o
activo o no; al matrimonio consensuado; a decidir te­ situaciones peculiares.
ner o no hijos y cuándo; y a ejercer una vida sexual
satisfactoria, segura y placentera. Gay: Expresión alternativa a ‘homosexual’ (de uso más
bien médico). Algunos hombres y algunas mujeres
Diversidad sexual: Es el conjunto de expresiones, pre­ prefieren este término por su contenido político y uso
ferencias u orientaciones, identidades sexuales y de popular.
Género: Masculino o femenino; diferencias culturales y miento se denomina ‘transexualidad’. La identidad de
sociales entre hombres y mujeres. Estas diferencias género no determina la orientación sexual ni la expre­
han cambiado en el tiempo y la geografía. sión social del género.

Heterocentrismo: La creencia irracional de que la hete­ intersexual: Persona que presenta simultáneamente ca­
rosexualidad es la norma, y es superior a cualquier racterísticas anatómicas de ambos sexos. No todas
otra forma de sexualidad humana, y que estas son las personas intersexuales presentan ambigüedad
consideradas anormales, antinaturales o enfermeda­ en los genitales. Es diferente al hermafroditismo, que
des, además unida al sexismo, de que lo femenino es estrictamente se refiere a tener maduro tejido testi­
siempre inferior a lo masculino. cular y tejido ovárico.

Homofobia: Miedo irracional a la homosexualidad o a las Lesbiana: Mujer que se siente atraída erótica y/o afec­
personas con orientación o preferencia homosexual, o tivamente por mujeres. Mujer a la que le gustan las
68
que parecen serlo, que se expresa en rechazo, discri­ mujeres. Mujer homosexual.
minación, ridiculización y otras formas de violencia.
LGBttti: Siglas que se emplean para describir a la pobla­
Homosexualidad: Es la preferencia/orientación sexual ción lésbica, gay, bisexual, transgénero, transexual,
de las personas que sienten una atracción sexual, travesti e intersexual.
emocional, afectiva… especialmente a personas de
su mismo sexo. Desde el 17 de mayo de 1990 la Orga­ Lesbofobia: Miedo irracional a la lesbiandad o a las muje­
nización Mundial de la Salud retiró la homosexualidad res lesbianas, o las que parecen serlo, que se expresa
de su catalogo de enfermedades mentales. en rechazo, discriminación, ridiculización y otras for-
mas de violencia.
identidad de género: Convicción personal de pertenecer
al género masculino o femenino. Es inmodificable, orientación sexual: Atracción erótico-afectiva hacia
involuntaria y cuando es diferente al sexo de naci­ hombres, mujeres o ambos. No se elije, se descubre
y no puede cambiarse. No se debe a factores exter­ Salud sexual: La salud sexual es un estado persistente
nos, familiares o experiencias. Básicamente hay de bienestar físico, mental, emocional y social en re­
tres orientaciones: homosexualidad (atracción por lación con la sexualidad. No se trata simplemente de
el mismo sexo), heterosexualidad (atracción por el la ausencia de enfermedades o disfunciones. Requie­
otro sexo) y bisexualidad (por ambos). De acuerdo re de un enfoque positivo y respetuoso de las distin­
con la Organización Mundial de la Salud ninguna de tas formas de expresión de la sexualidad y las rela­
las tres es enfermedad. Personas con preferencia ho­ ciones sexuales, así como de la posibilidad de tener
mosexual, heterosexual o bisexual tienen la misma experiencias sexuales placenteras, seguras, dignas,
capacidad reproductiva. Para efectos legales es sinó­ libres de coerción, de discriminación y de violencia.
nimo de ‘preferencia sexual’. Para que la salud sexual se logre, es necesario que
los derechos sexuales de las personas se conozcan,
Preferencia sexual: Véase Orientación Sexual. se respeten y se garanticen.
69
Sexo: Diferencias biológicas entre mujeres y hombres. Sexualidad humana: Es un aspecto central de la existen­
cia humana que incluye el sexo, la identidad de género
Salud reproductiva: Estado de bienestar físico, mental y sus modos de expresión, la orientación o preferen­
emocional y social, no sólo se refiere a la ausencia de cia sexual, el erotismo, el placer sexual, los vínculos
enfermedades o dolencias relacionadas con el siste­ afectivos y la reproducción. Se puede expresar como
ma reproductivo y sus funciones y procesos. En con­ pensamientos, fantasías, deseos, convicciones, acti­
secuencia, la salud reproductiva incluye la libertad de tudes, opiniones, valores, comportamientos, prácti­
elegir el momento adecuado para procrear, así como cas, miedos, interacciones entre personas, etc.
la libertad de decidir, hacerlo o no hacerlo, cuándo y
con qué frecuencia. Es sólo uno de los aspectos de transexualidad*: Condición humana por la que la perso­
la salud sexual ya que no es la única meta al tener na transexual, por necesidad, opta por modificar sus
relaciones sexuales. caracteres sexuales primarios y secundarios de ma­
nera permanente, a través del reemplazo hormonal,
intervenciones quirúrgicas u otras, a fin de adaptar manierismos, etc., que en una determinada sociedad
su anatomía a su identidad sexogenérica y, por con­ se consideran propios del género opuesto. Esta con­
secuencia, requiere ajustar su situación jurídica a ducta puede ser permanente, frecuente o esporádica.
dicha identidad sexogenérica. Hay permanencia en la
vivencia del rol de género con que se identifica.

transfobia: Miedo irracional a la transexualidad, transge­


neridad, o travestismo o las personas transexuales,
transgénero o travesti que se expresa en rechazo,
discriminación, burla y otras formas de violencia.

transgeneridad*: Condición humana por la que la per­


sona transgenérica, por necesidad o deseo, trastoca
70
o transgrede el género que se le ha asignado social-
mente asociado a su sexo biológico de nacimiento, y
opta por modificar sus caracteres sexuales secunda­
rios de manera permanente, a través del reemplazo
hormonal, intervenciones quirúrgicas u otras, a fin de
adaptar su anatomía a su identidad sexogenérica y
que, por consecuencia, requiere ajustar su situación
jurídica a dicha identidad sexogenérica. Hay perma­
nencia en la vivencia del rol de género con que se
identifica.

trasvestismo*: El travestismo es una expresión huma­ * Estas definiciones fueron dialogadas en el seno del Grupo Intergubernamental de la
na caracterizada por el uso de vestimenta, lenguaje, Diversidad Sexual.
Para saber más
Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación
http://www.conapred.org.mx

Letra S, suplemento sobre Salud, Sexualidad y Sida


http://www.letraese.org.mx

Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología, A.C.


http://femess.org.mx/

Federación Latinoamericana de Sociedades de Sexología y Educación Sexual


71
http://www.flasses.net/

Sociedad Unida por el Derecho al Matrimonio entre Personas del Mismo Sexo
http://www.sociedadunida.org/

Familias por la Diversidad


http://www.familiasporladiversidad.org/

El Armario Abierto
http://www.elarmarioabierto.com/

International Lesbian, Gay, Bisexual, Trans and Intersex Association


http://www.ilga.org
Referencias a documentos

Estudios de Conapred
Flores, Julia, Estudio sobre la diversidad sexual y los retos de la igual­
dad y la inclusión, México, Consejo Nacional para Prevenir la Dis­
riminación, 2005.

González-Maciel, Miguel, Aproximación a la percepción de hijos e hijas


de personas de la comunidad LGBTTTI, México, Consejo Nacional
para Prevenir la Disriminación, 2009.
73
Encuesta Nacional sobre Discriminación en México, Enadis 2010.

Resultados sobre Diversidad Sexual, se terminó de imprimir en mayo de

2011 en los talleres de Corporación Mexicana de Impresión S. A. de C.

V., General Victoriano Zepeda 22, col. Observatorio, del. Miguel Hidalgo,

11860 México, D. F. Para la composición se utilizó la fuente ConduitITCStd

12:15. El tiro fue de 1 500 ejemplares.